• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Victor Jara Habla y Canta [1978]
 

Victor Jara Habla y Canta [1978]

on

  • 3,381 views

COMPILACIÓN: Roberto Contreras Lobos, del Comité Chileno de Solidaridad con la Resistencia Antifascista, en colaboración con el Departamento de Música de la Casa de las Américas

COMPILACIÓN: Roberto Contreras Lobos, del Comité Chileno de Solidaridad con la Resistencia Antifascista, en colaboración con el Departamento de Música de la Casa de las Américas

Statistics

Views

Total Views
3,381
Views on SlideShare
3,204
Embed Views
177

Actions

Likes
4
Downloads
80
Comments
0

5 Embeds 177

http://periodig05.wordpress.com 108
http://www.educagratis.org 47
https://twitter.com 19
http://introduccioncms.wordpress.com 2
http://www.nuestrocanto.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Victor Jara Habla y Canta [1978] Victor Jara Habla y Canta [1978] Document Transcript

    • habla y cantaVÍCTOR JARA
    • COMPILACIÓN: Roberto Contreras Loboa, cM ComitéChileno de Solidaridad con la Resistencia Antifascista, encolaboración con el Departamento de Música de laCasa de las América».DISEÑO: Umberto PeñaEDICIÓN: Maria del Carmen PérezTRANSCRIPCIÓN DE CANCIONES: Jesús OrtegaCASA DE LAS AMERICAS, 3RA. Y G, EL VEDADO, CIUDAD DE LA HABANA. CUBA
    • AL LECTORDe lo que dijo y cantó, de lo que expuso con palabras y música, trata el presente libro,con el cual, el Departamento de Música de la Casa de las Américas, y en esta ocasión enqué se celebra en La Habana la mayor fiesta universal de la juventud, inaugura una nue-va serie de publicaciones. El porqué haber escogido la palabra y la música de Víctor Jara no necesita de mayor ex-plicación para nuestros lectores. Estos materiales han sido publicados repetidas veces.Ahora se brindan en una particular selección y engarce, tras un cuidadoso análisis de las fuentes más dispersas, hasta brindar un perfil del arte y pensamiento del chilenoVíctor Jara, el cantor asesinado sobre una guitarra, el cantor muerto sobre su canto. Laactitud que asume el artista es la consecuente de lo que fue el niño, de lo que sintió eladolescente y sufrió el joven. Los vericuetos que se han seguido en la juventud ilustranacerca de cómo se forja un cantor. Lo autobiográfico huye un tanto de la anécdota co-tidiana para convertirse en símbolo del hombre de nuestro continente. Lo personal estádado a puertas abiertas, en mostración objetiva de la lucha que se entabla en lo profundodel hombre. Y su caso, que va desde Chillan a Santiago, en un duro trajinar de vidas ymuertes, lo vemos repetirse una y mil veces en el genio del pueblo.Trazó Víctor Jara la radicalización que experimentó aquel canto popular, que acompañósiempre al pueblo chileno cuando se lanzó a conquistar sus derechos, al tomar la can-ción como bandera. Víctor se la devolvería al pueblo como arma.Víctor narra, para ejemplificarnos su caso, de su niñez feliz por las constantes preocu-paciones de la madre, cantora ella, tocadora de guitarra, animadora de fiestas y velo-rios, pero luchadora incansable contra el medio. Después de la muerte de la madre, el
    • usual deambular por entre esfuerzos e intentos fallidos, y la lucha exacerbada y ano-nadante, y las más disímiles e incongruentes formas de arrancar unas monedas parano morir. Hasta las vocaciones artísticas ocultadas por prejuicios provincianos, y denuevo la lucha; pero que es la fragua que paradójicamente devuelve a la sociedad elhombre que la representa.Todo esto queda calzado, en la presente compilación, por el vivo retrato que de sí mismotraza Víctor Jara: de su persona, de sus gustos y temores, de sus anhelos y sus amo-res y, desde luego, sus hijas, su mujer, y la presencia de la madre; y esto es lo querevela, además, las referencias que él mismo hizo de las canciones que se han compi-lado para este libro, las que se han recogido en discos, o como aparecen en sus pa-labras dichas al presentarse en conciertos. A la ilustración de su canto se añaden lastranscripciones de cuatro de sus canciones: Canción del minero, Las casitas del barrioalto, Plegaria a un labrador, y Te recuerdo Amanda.Los compiladores de estos materiales han añadido una referencia cronológica de la viday obra de Jara, así como el primer intento de una catalogación de la misma, y la dis-cografía que recoge las principales grabaciones de él. La lista de las fuentes consul-tadas permitirá oportunidades para ampliar las referencias así hilvanadas, y donde loslectores encontrarán un campo de ideas más hondas y largamente explicativas acercadel pensamiento y el canto de Víctor Jara, el revolucionaro artista chileno que, por serloen su más absoluta integridad, logró el premio de la muerte en aras del canto a lapatria. Argeliers León Abril de 1978
    • entretenimientos fue el de palpar el instrumento, aunque de él no sacara sonidos musicales espe- ciales. Además, arrendábamos una pieza al profe- sor de la escuela. Él tocaba guitarra y a mí me gustaba oírlo. Paralelo a esto, estaba la música de la naturaleza misma. Fui un niño rebelde. Nadie sabía — d e pronto— dónde estaba: me iba a la loma de un cerro a mirar el color, la forma y los sonidos naturales.intérprete de la naturaleza Después mi mamá se vino a Santiago y se empleóy el hombre como cocinera en un restaurante. Como era tan habilidosa le fue bien acá y nos trajo a vivir con ella. Remató un restaurante en la Vega PonienteMis padres trabajaban como i n q u i l i n o s y vivíamos y así alcanzó a darnos educación a tres de noso-cerca de un pueblito que se llama la Quinquina, tros. Al principio vivíamos en la población Losa doce kilómetros de Chillan Viejo. Éramos seis Nogales, en una mejora de piso de tierra, y enhermanos. Cuando comíamos carne era una fiesta. una cama dormíamos varios, porque no había másYo no sabía por qué, después, supe... Los invier- hueco. Pero estábamos acostumbrados porque ennos se prolongaban y no había bastante ropa para el campo era igual...escapar del frío. Éramos muy pobres. Después nos f u i m o s a v i v i r al barrio Pila y alláLas cosas no fueron muy bien allí porque mi padre murió mi mamá cuando yo tenía quince años. Mise fue a un fundo de Lonquén, allá metido en los padre desapareció de la casa y yo me quedé vi- 9cerros de M e l i p i l l a para adentro. Parece que era viendo con mi hermana, María, que ya estaba ca-de un señor Prieto porque yo siempre oía hablar sada. Yo estudiaba en el Comercial porque mide «el patrón Prieto». A veces recuerdo cuando mamá quería que fuera contador, pero cuando ellami padre rastreaba los potreros y yo iba detrás, murió no fui nunca más, porque ello significó lasobre la rastra, viendo cómo se realizaba el tra- disolución de la familia. Fue una época t e r r i b l e ;bajo. Él era analfabeto y no quería que nosotros yo era muy joven y sufría mucho. Era muy místicofuéramos al colegio para que así pudiéramos tra- y me espantaba el pecado y todo ese asunto. Es-bajar con él y ayudar en la casa. Pero mi mamá tuve dos años en el seminario de San Bernardo.sabía algo de leer y así, desde el principio, insistió Sí, quería ser sacerdote. Fue algo muy serio. Aho-para que por lo menos aprendiéramos las letras. ra, mirando hacia atrás, pienso que fue la soledad,Era una mujer luchadora y valiente. Trató de en- el desencuentro con un mundo que de repente megañarnos para que fuéramos f e l i c e s . Fui un niño pareció vacío. Yo me refugié prácticamente allífeliz gracias a ella. buscando otros valores, otros afectos, tal vez algo que llenara ese vacío. Fueron dos años de muchoSiempre hubo en mi casa una guitarra y desde estudio, de mucha concentración. Ahí fue dondemuy niño yo recuerdo haber tenido una vivencia aprendí música; había un coro, y por supuestomuy fuerte de la música. Mi mamá tocaba, era cantaba ahí. Así que en el seminario empecé a«cantora», como decimos los chilenos, y cada vez cantar. Claro que a los dos años me di cuenta queque tenía que ir a alegrar una fiesta o un velorio, la decisión era muy seria y que yo no debía se-allá partía con el más chico de los seis que era guir, que no tenía real vocación para sacerdote yyo. Los rasguidos de su guitarra penetraban en que estaba ahí motivado por muchas otras cosas.mí; recuerdo que me quedaba detenido frente aella escuchando la guitarra. Después, uno de mis Después trabajé un tiempo en un hospital —hacía
    • tarjetas en una oficina—, y luego, tuve que hacer el Servicio Militar. Imagínate, pasaba del conven- to, como quien dice, al regimiento. ¿Te das cuen- ta? Después de dos años fuera del mundo, caes al Servicio Militar. Al comienzo me sentía remal. El primer día del Servicio, todos en pelotita a ba- ñarse... Puchas, yo venía de un lugar donde el cuerpo era así como pecado, entonces te puedes dar cuenta lo brusco de) cambio. Claro que no me costó mucho ponerme en la honda de mis compa- ñeros... Por todo esto es que siento mucho res- peto por quienes tienen un sentimiento, una fe... Al poco tiempo conseguí entrar en la Escuela de Teatro. Le escondíamos a mi cuñado —que era obrero— que yo estaba estudiando teatro. Pero cuando lo supo armó un escándalo en la casa, así es que yo me fui para que mi hermana no sufriera. No tenía dónde irme pero me fui. Al principio me escondía en la Escuela y dormía ahí, pero al final estaba tan mal que hablé con el director y me consiguieron una beca. Con eso yo podía pa- gar una pieza. Y comía queso caritas y pan.10 Cuando a mi amigo Nelson Villagra le llegaba una encomienda del Sur, comíamos como locos. Nos íbamos al parque Cousiño y no parábamos de co- mer hasta que nos enfermábamos. Después ya pude hacer algunos trabajos en el mismo Instituto del Teatro y al poco tiempo ya estaba dirigiendo. Con todas las vivencias que ocuparon gran parte de mi vida, es natural que haya sido un artista donde las cosas de !a naturaleza y del hombre —del campesino—, están muy arraigadas a la sangre.
    • Qué bonito el angelito qué glorioso y qué divino. Tan diferente a su paire y tan parecido al padrino. Y el otro, cuando se supone que el angelito se despide de su madre, que dice: Adiós pues, maire querida, no llore tanto por Dios Su primer camino: el teatro acuérdese del reumatismo y del mal del corazón. Mucha gente me conoce como cantante, pero no / . A partir de aquella obra continué mi carrera de saben que dirijo teatro. La verdad es que en- director y obtuve el Premio de la Crítica en 1965 1958 me inicié como folclorista en el conjunto por La maña, de Ann Jellicoe. También dirigí En- Cuncumén, y estando ahí, ingresé en la Escuela tregarnos a Mr. Slow, Antígona, en versión de de Teatro de la Universidad de Chile. M i actividad Brecht, La remolienda, de Sieveking, y acepté di- se inició en forma paralela, respondiendo a nece- rigir Viet Rock, de Megan Terry. Esta obra me pa- sidades que uno quiere desarrollar. reció fascinante por lo aprovechable. Provocaba nuevos desafíos a la imaginación de un director. Realicé con este conjunto de folclor una gira por La autora no sobrepasa un p r i m i t i v o pacifismo12 Europa; éramos nueve integrantes; iba junto con norteamericano. No ve al imperialismo de su país nosotros Margot Loyola, y visitamos países so- con los ojos con que lo vemos los chilenos y lati- cialistas como Polonia, Checoslovaquia, Bulgaria, noamericanos, amén de muchos compatriotas y la Unión Soviética. Al regreso me, dediqué por suyos. En muchas escenas tuve que invertir prác- entero al estudio de dirección teatral y por razones ticamente a interpretación ideológica de Megan de estudio debía permanecer en la escuela todo Terry. Nosotros no somos norteamericanos y no el día, por lo que debí retirarme del Conjunto de tenemos por qué incurrir en las distorsiones de Canto y Danza Cuncumén. la autora. Entre los años 1962-1963 terminé mis estudios de En el primer acto Megan Terry quería, en la esce- dirección de teatro, y el Instituto de Teatro de la na del encuentro entre yanquis con población sud- Universidad de Chile me contrató para su equipo vietnamita, que las mujeres nativas se fueran de directores. colgadas de los cuellos de los soldados extran- Mi examen final en la Escuela de Teatro fue el jeros. He aquí la primera diferencia ideológica montaje de la obra Ánimas de día claro, para la que tuvimos con el texto. Al final del primer acto, cual compuse la música. en la escena del tribunal de investigaciones nor- Una historia s i m p l e . Como la guitarra campesina. teamericanas, el original presentaba al testigo in- Como una figurita pintada de Talagante. Como un dio aullando con la mano en la boca, como en los camino, un álamo, una flor... Una historia de nues- bodrios de Hollywood. Luego, Megan Terry que- tro pueblo. De este pueblo que en todas sus ma- ría que el testigo negro fuera un superfanfarrón. nifestaciones, aun en las más trágitías, introduce Lo ridiculiza cruelmente. La testigo madre-vietna- elementos graciosos y hasta divertidos. Como el mita es diseñada por Terry como una señora que verso popular cantado al niño muerto, que d i c e : se presenta muda ante el tribunal restregándose
    • minuciosamente las palmas, hasta que un yanqui hubiera sido la primera. Me encontré con una ciu-le pregunta si quiere lavarse las manos. Todo dad agitada interiormente, con desánimo y frus-esto podría ser resentimiento racial o concesión tración, pese a ser prototipo de urbe correspon-al fascismo inficionado en la mente del norteame- diente a una sociedad de consumo.ricano medio. Para nosotros, constituyó funda- Los amantes del folclor y de la canción popularmentalmente una posición ideológica errónea y llegaban a averiguar «si el director de teatro chi-perversa, sin importarnos si era inocente o inge- leno es el m i s m o que canta folclor», y se encontra-nua. En Chile no lo íbamos a dejar pasar. Pero ban con que efectivamente, era el m i s m o . Yo nola escena más pérfida es aquella en que un co- sabía que era tan conocido. Realmente me sor-mandante vietcong y su amante torturan a un prendieron los conocimientos que tiene el público«pobre» norteamericano. El colmo de la falacia argentino sobre los artistas chilenos.histórica. Todo eso fue desterrado y puesto en sulugar. Hay norteamericanos aparentemente pro-^ Tuve contactos con artistas plásticos, con estu-gresistas que no pueden liberarse de su visión diantes de teatro y otras facultades de artes, contorcida — y en el fondo imperialista— del tercer cantantes. Esto me permitió darme cuenta quemundo. los estudiantes están impulsando un movimiento importante en cuanto a sus reivindicaciones y a laEl setenta y cinco por ciento del reparto estaba lucha por el poder junto con los trabajadores. Meintegrado por actores jóvenes, recién egresados di cuenta de que el Encuentro de los argentinosde la escuela. Alicia Ouiroga —una de las traduc- sembró semillas que germinarán. La experienciatoras de Viet Rock— da un ejemplo de amor al chilena también está latiendo y las organizacionesteatro y disciplina al sumarse a la homogeneidad buscan su camino propio. Por otra parte, los artis-del conjunto. En cuanto al teatro chileno, creo que tas uruguayos con los que tuve contacto, revelanhasta ahora hemos sido excesivamente miedosos. que en su patria están decididos a luchar j u n t o s .Es hora de que nuestro teatro encarne escénica-mente la violencia de la lucha de clases en Chile. Ellos manifestaron su anhelo de intercambio y ha-Ojalá se escribiera una buena obra sobre la ma- blaron de las experiencias de los artistas chilenossacre de Puerto Montt. Debemos encarar la lucha con muchas alabanzas y muy objetivamente. Tam-de clases en forma definitiva, f i r m e y audaz. No bién están convencidos de que la cultura es armaquiero montar un espectáculo burgués para pseu- muy poderosa de lucha y toma de conciencia quedointelectuales. El teatro en Chile debe tomar par- se debe poner en manos del pueblo. Las organi-tido claramente; no podemos seguir al margen de zaciones del Encuentro Nacional de los Argenti-la política. Fui invitado al Primer Encuentro nos, que va a tener su segunda asamblea a nivelde Teatro Latinoamericano efectuado en Buenos nacional, solicitaron concretamente la participa-Aires [ 1 9 7 0 ] , que fue realmente positivo para ción de una muestra artística chilena muy ampliatodo el continente. Como resultado esperamos que incluye al ballet popular, al t e a t r o , los artis-realizar una unión y contactos permanentes para tas plásticos, la canción, etcétera.lograr un teatro verdaderamente nacional y latino-americano. Nos sirvió para darnos cuenta cabal Los uruguayos nos hicieron una petición motiva-que el proceso revolucionario está en marcha en da por algo muy apremiante que requiere solida-todos los países hermanos, que es un fenómeno ridad: el teatro El Galpón pasa por un período irreversible. Y no sólo entre la gente de teatro, crítico. Necesita recaudar fondos para sostenersino en todos los niveles culturales y sociales del la sala que posee. Hay poderosas fuerzas intere- pueblo. sadas en que El Galpón la pierda. Este es uno de los grupos teatrales más interesantes de AméricaMe asombró mi visita a Buenos Aires como si Latina por su larga t r a y e c t o r i a , en cuyo quehacer
    • artístico se ven reflejadas las ideas progresistasy las concepciones teatrales renovadoras. A esteteatro pertenece Atahualpa del Cioppo, quien re-cibió del Encuentro Teatral una medalla por reco-nocimiento latinoamericano a su labor. Es un hom-bre que nos pertenece a todos. Un gran maestro integro, con ímpetu de trabajo yclaridad asombrosa. Tiene edad, pero es muyjoven. El Encuentro de Teatro fijó como sede San-tiago para su nueva reunión, en junio de esteaño [1970], con motivo de los treinta años delInstituto de Teatro de la Universidad de Chile. El teatro chileno no debe abandonar, sino ahondar en la idiosincracia chilena, justamente en el senti-do de la palabra folclor, que significa saber delpueblo. En otras palabras, a través del folclor elteatro puede tocar hondo en el alma del pueblo.
    • La dramaturgia chilena no ha pescado la esencia triunfo del Gobierno Popular, y creo que la labor de la dramaturgia europea. Resulta artificial y su- política y artística tiene una repercusión mucho perficial tomar la forma y adaptarla a la realidad más directa con la guitarra y la canción. Esto sin chilena. Nuestra realidad tiene su esencia, su quitar valor al teatro como arte de masas, sinocontenido y su forma. Aquí hay problemas esen- por las posibilidades de desplazamiento y agilidadciales, como los de la juventud que debe incor- de acción que permite este otro campo.porarse a las luchas del pueblo. A las luchas delas mayorías, en el sentido de ver objetivamente las causas por las cuales nuestro subdesarrollo hacreado raíces tan hondas. Ahora estoy trabajandocon la creación de Los siete estados, junto al com-positor Celso Garrido-Lecca y el coreógrafo Patri-cio Bunster. Está basado en la leyenda clásica deljovencito que tiene que pasar siete pruebas paracasarse con la hija menor del rey. Acá las sietepruebas son siete momentos del acontecer latino-americano actual. La hija del rey es una cautiva,símbolo de la libertad que está cautiva para mu-chos hombres latinoamericanos. Ha sido una expe-riencia muy interesante.Quiero hacer una obra de real alcance popular.Tenemos que crear las obras que necesitamosconcordes con nuestra realidad, crear nuestro pro-pio método de actuación e interpretación teatral.Entre las piezas que me gustaría llevar a la escenaestán las de Shakespeare, Brecht y Chejov.No sé si soy un buen director de teatro. Paraserlo se necesitan mucha experiencia y una granmadurez como ser humano. En el teatro sientouna realización colectiva, porque el teatro es unarte colectivo. Soy más bien melancólico. Dicenque temperamental, porque de repente cambio dehumor. Trabajar en teatro pone tenso, hay queser psicólogo, papá y mamá de unas veinte per-sonas. Nunca he pensado abandonar el teatro. La cuestiónes de tiempo, y del tiempo que me conceda laoportunidad de elegir. Todavía puedo continuar ha-ciendo las dos cosas y todas aquellas que involu-cran el perfeccionamiento de ambas... Solicité per-miso en el Departamento de Teatro por algún tiem-po. Lo necesito para dedicarme más intensamen-te a la campaña y también a la labor musical. Eneste período lo fundamental es trabajar por el
    • ción para saber entregarle lo que le pertenece. Esta afirmación, para muchos, puede resultar po- lémica; para otros aclaratoria. Pero la verdad es que yo comprobé lo que significa mostrarle al pue- blo su verdadera raíz cultural. Para el intérprete esto no puede ser producto de la espontaneidad o buena intención de los artistas. Por el contra- rio, debe ser todo un plan organizado y subven-Al pueblo hay que ascender cionado por el Estado, por eso sostengo que sólo mediante el socialismo eso se puede lograr.y no descender No hacemos negocio con la canción revoluciona- ria, porque si lo hiciéramos tendríamos auto últi-No creo que el ser cantor revolucionario signifi- mo modelo, casa con piscina y llegaríamos a can-que sólo cantar canciones políticas. Profunda- tar en el festival de San Remo. Pero no somos-mente revolucionario es salvar los valores de ídolos. Nuestra actitud es totalmente opuesta.nuestros pueblos de la penetración imperialista. Ser revolucionario de la canción no significa an-El canto quechua, el canto mapuche, el canto ai- dar harapiento, ser muy flaco y vivir en un cam-mará, tienen tareas que cumplir en las transfor- pamento. El compromiso es cuestión de princi-maciones de nuestro continente. pios, y uno no tiene compromiso si no adopta una posición ideológica en la vida.La responsabilidad de ser un intérprete del hom-bre, de su vida, me hace pensar en lo insondable Trato de ser consecuente con lo que digo. Pro-que es el tema humano, que uno como creador fundizar ideológicamente, estando siempre en 17debe abordar para llegar a lo más puro, a lo más contacto con trabajadores y tratando de pulir, cadatransparente, que un hombre de nuestro campo o vez más, mi material de expresión. Y mi canto "un trabajador de la ciudad merece. Se juega mu- es una forma de comunicarme con el pueblo. Decho con la palabra artista. Se la ha comerciali- buscar una integración. De proyectar la necesidadzado. Para mí, artista es el auténtico creador y por de ser mejores. Quien quiera interpretar real-lo tanto es, en su esencia, un revolucionario. Debe mente el alma del pueblo debe recorrer muchosmostrar al mundo, la naturaleza, el hombre, en su caminos. Y estos caminos no deben ser la bús-fase más digna. No sujeto a regímenes que lo queda de soluciones conflictivas personales, sinooprimen, no sujeto a la miseria, a la guerra. la búsqueda y el hallazgo de sentirse un ser hu- mano útil para los demás. Sentirse compañeroA veces quisiera ser diez personas para hacer de la mujer que lava, de los hombres que hacendiez cosas que el pueblo necesita. Pero hay que lazos, del que abre surcos, el que baja a la mina,atenerse a los hechos y hacer lo que es posible. el que tiende redes en el mar, con su propia com-El arte no es patrimonio de los comprometidos, pañera, con sus hijos y compañeros de trabajo.pero el compromiso te hace ver mucho más hondo Sentir que así como nos une la canción, tambiéncuáles son las raíces de nuestro mal, te impulsa nos une el anhelo de construir una vida mejor,a estudiar y analizar las cosas, para darle mayor más justa, más humana.autenticidad y proyección a nuestro lenguaje. Alpueblo hay que ascender y no descender. Digo Yo canto a los que no pueden ir a la universidad^esto porque muy a menudo los intelectuales y los a los que viven penosa y duramente de su traba-artistas caemos en actitudes paternalistas o me- jo, a los que son engañados por los demás. Todossiánicas frente al pueblo, lo que constituye un pro- esos que se llaman pueblo, con toda la magnifi-fundo error ideológico, además de una desorienta- cencia que encierra esa palabra.
    • Entre los platos prefiero el curanto hecho en la tierra, y entre los licores, pues... la mistela y la chicha de manzana. Me gusta la ropa más cómoda y duradera. La moda, sí, me gusta la moda- Es la parte frivola de mi personalidad. Me gusta la mo- da alegre y de inspiración latinoamericana. A mi señora le sugiero ideas en colores y textu- ras. Colores primitivos y puros. A veces resul- tan unas cosas muy densas... En familia Pienso que la mujer no es una esclava, es igual al hombre y tiene los mismos derechos. Pedirle a la mujer pureza y dedicación al hogar, y al hom- Creo que tengo un compromiso con todo lo que bre no, es ser esclavista. El hombre no es nada hago. No sólo en el campo artístico, sino tam- sin la mujer. bién en el plano familiar, en la vida cotidiana. De otra forma mi posición sería muy dudosa. Ella se llama Joan Turner, es inglesa... es lo me- jor que me ha ocurrido en la vida: rubia, alta, delgada, ojos azules; es preciosa, yo la encuen- tro preciosa. Llegó a Chile contratada por elon Ballet Nacional y se nos enredaron las vigas. Es bailarina, profesora de ballet y coreógrafa. El matrimonio es la cosa más maravillosa del mundo... Cuando dos seres humanos se aceptan La canción: un arma de lucha como son y se integran totalmente. Pero es di- fícil, sí, es difícil. La canción nace junto al hombre y su necesidad Estamos tan llenos de temores y de angustias. de expresar una interioridad subjetiva y hacerla Nos han hecho así, listos para defendernos y para universal, mediante un acto de comunicación y creer que siempre tenemos la razón.»»-.A pesar de participación. Es por eso que la canción no hace todo, Joan y yo somos muy felices. Es mi primero sino mostrar aquello que el hombre es, y desde y último matrimonio. sus orígenes tiene una estrecha relación con la Tenemos dos hijas, Manuela y Amanda, por las problemática del existir y el medio ambiente en el que confieso total y absoluta debilidad. que se desarrolla esa existencia. Así, por ejem- plo, las manifestaciones musicales del hombre pri- Amanda es más parecida a mi mujer. Afortuna- mitivo están ligadas a lo mágico-religioso, a lo damente, porque a mí me gusta más ella. Salió mítico, demostrando que la canción nace como rica, rica. una necesidad y no como un mero entretenimien- En mi día ideal estaría todo el día en la casa, to, sino que por el contrario, lleva consigo ya en no habría fuerza que me hiciera salir. Me dedica- sus orígenes una finalidad que sirve a la aclara- ría a trabajar en el jardín, a hacer aseo, a contem- ción de su conflicto de hombre vivo y libre sobre plar muchas cosas que por falta de tiempo no la tierra. El hombre cantó, y hasta hoy este canto puedo contemplar ahora... A jugar con mis hijas. persiste en la tradición folclórica de los pueblos,
    • para fortalecerlo frente al mal y las fuerzas con- amor como único refugio del hombre. trarias que oprimen su vida. Cantó para f r u c t i f i - La canción protesta es un hecho, una realidad y car la cosecha, para estimular sus energías en el una necesidad del hombre de nuestros días. Per- trabajo, para beneficiar sus frutos en la caza, para seguida y censurada, vuela más allá de las barre- llamar a la lluvia y espantar las tormentas. ras y se transforma en lenguaje común de la j u - ventud del mundo. Los incas usaban el sonido de sus quenas para apaciguar y reunir su rebaño en las soledades Frente a la canción protesta, se alza la sociedad andinas. En el llano venezolano los indígenas burguesa, con sus medios de información corro- cantaban en la cosecha del maíz, cantos alusivos sivos y alienantes para el espíritu del pueblo. Dia- a su trabajo, y con la música llevaban el ritmo rios, revistas, radios y canales de t e l e v i s i ó n , diri- del cuerpo y de las manos mientras molían la gidos por un m i s m o amo, diariamente envenenan mazorca. En Chile, los araucanos reunían al pue- la conciencia de las masas, con sus falsos valores blo en el «guillatún», donde todos cantaban por y sus ídolos falsos, para encauzar por esas equi- la fertilidad de la tierra. vocadas vías cualquier inquietud de libertad o expresión, inherente al hombre. La publicidad, la En la actualidad la canción protesta surge con propaganda y los cantantes «populares», por otra ímpetu poderoso, vitalizando los valores esencia- parte, son jugosos incentivos que empujan al hom- les del canto. Los pueblos oprimidos por países bre a su evasión, actuando como drogas adorme- extranjeros, con su canto, se rebelan, combaten cedoras de la lógica rebeldía frente a la miseria. y denuncian a los culpables de su opresión. La canción efectúa una verdadera acción de limpieza Por sus medios de información, la burguesía le del cáncer que han inoculado al pueblo los inva- dicta a la masa falsos patrones de vida e ideales2 2 sores. Les habla de su tierra y la necesidad de deformados, que se basan en el ideal de vida nor- recuperar todo aquello que les ha sido robado. teamericana, en el c o n f o r m i s m o , el anticomunis- Les habla de la libertad y de aquellos que luchan mo y en la mediocridad. De tal modo se pretende en todo el mundo por alcanzarla. Junto a la labor crear un hombre tipo, que responda como un robot combativa de los más lúcidos, que guían & los a las exigencias de la máquina dictatorial que lo pueblos a su liberación, la canción protesta co- gobierna, anulando toda individualidad e iniciativa munica masivamente esta labor liberadora. Por creadora. En esa situación el hombre queda aisla- eso en su temática aparece el pueblo cubano, do y sin poder comunicarse con los demás. La estrella guía de la revolución que vive actualmen- canción protesta destruye estos mitos y esta ac- te Latinoamérica; el hombre que en la montaña ha ción enajenante del capitalismo y es por eso que empuñado el fusil para luchar por la dignidad del juega un papel importantísimo en la reivindicación hombre. Millones de voces se han alzado en todo del hombre. el mundo para cantar la vida y la muerte del comandante Ernesto Che Guevara, asesinado por La música nuestra, llamada Nueva Canción, surgió el imperialismo yanqui en la selva boliviana. Se como una necesidad de todos los campesinos, la canta al campesino cuya sangre y lágrimas riegan clase obrera y el estudiantado. los campos que no le pertenecen, perteneciéndo- les solamente a ellos. Canta al obrero de la fá- No nació como una cosa de intelectuales, ni tam- brica, que en la ciudad muere cada día un poco, poco de una discusión de artistas. Surgió porque aplastado por el capitalismo. La canción protesta, tenía que surgir, porque el pueblo la necesitaba. en todo el mundo, canta al heroico pueblo vietna- Surgió y estalló porque también de atrás venían mita y a la victoria que ya se acerca necesaria- cosas; porque ya a comienzos del s i g l o , cuando mente. En una sociedad deshumanizada, canta al Luís Emilio Recabarren entendió el problema de la lucha contra el imperialismo a través de la cul-
    • tura, creó conjuntos teatrales, conjuntos corales desde las bases, desde ese lenguaje, desde esaen las masas de los trabajadores, formados por tradición cultural, de esa identidad que se llamalos propios trabajadores. folclor y es el lenguaje más puro de cada pueblo, es desde ahí donde debe iniciarse nuestra lucha.Lo entendió así después Violeta Parra, que vivió Así lo entendimos, así lo estamos haciendo. Fui-los mejores años de su vida junto a los pescado- mos abriendo brecha contra viento y marea. Me-res, junto a los mineros, junto a los campesinos, diante el contacto directo y vivo con las masasjunto a los artesanos, junto a los indígenas de la denunciamos la penetración cultural del imperia-precordillera nortina, j u n t o al c h i l o t e en el más lismo, que en los países subdesarrollados conti-extremo sur. Vivió con ellos, se hizo piel de núa su labor de colonización cultural.ellos, se hizo sangre de ellos. Así solamentepudo Violeta crear canciones como «Qué dirá el No es una casualidad que los textos de nuestrasSanto Padre», «Al centro de la injusticia», o can- composiciones sean hoy más comprometidos queciones que quedarán en la historia de nuestro país antes. El pueblo necesita que el artista le presen-con el surgimiento de una canción nueva, musical te el espejo de la vida tal cual es. La Nuevay poéticamente valiosa, auténticamente popular. Canción Chilena es la nueva vida que el hombreNinquno de nosotros podía decir, cuando vivía, que chileno y latinoamericano anhela. Siendo un cantoVioleta era una artista del pueblo, nadie, ninguno comprometido con el pueblo, es algo más que lade nosotros. Hasta cuestionábamos a Violeta Pa- simple recreación de un estado de ánimo; consti-rra. Porque, quien va a ser artista del pueblo el tuye un arma esencial de aporte, en su medida, alt i e m p o lo dirá, y el pueblo; porque él es, en cambio revolucionario de que tanto hablamos. Endefinitiva, quien va a hacer a revolución de la mi país, como cantante, soy conocido gracias a lacultura. clase obrera y al estudiantado; se me ha criticado mucho ser un cantante político; para la reacciónCon el ejemplo de Violeta, varios compositores es fácil poner un rótulo. Yo canto mis propiasjóvenes e intérpretes adoptamos ese lenguaje, composiciones, también la canción autóctona, yporque lo impulsa el pueblo m i s m o , la lucha del estoy muy interesado en los compositores latino-pueblo chileno. Y pintores, bailarines, hacen lo americanos, los cuales siento que están en la mis-m i s m o : salen a las calles y empiezan a luchar ma lucha; así canto también canciones de otrospor obtener un triunfo popular. Violeta mostró compositores latinoamericanos.el camino y su canción fue definitiva para losjóvenes. Durante la campaña de la Unidad Popu- Llego al pueblo cantando en sindicatos, en fiestaslar, en 1970, esta canción se manifestó en plena campesinas, en grupos de mineros. Aunque seanmadurez. Su bandera era la que defendía el pue- analfabetos, entienden sin analizar y se emocionanblo: antimperialista, antioligárquica, contra la in- a favor o en contra. Se abren frente a mí, mejusticia y la explotación. cuentan sus problemas, su dolor. Confieso que me halagan la vanidad con su f e , pero también meA r t i s t a s de la música culta se acercaron a los impulsan hacia adelante.músicos populares y entendieron perfectamente,humildemente, que el sonido de una quena puede Fundamentalmente la canción protesta no es unser tan universal como una sinfonía o un cuarteto hecho comercial, sino una especie de revelaciónde cuerdas. Y han entendido, tal vez, que el sonido artística que debe tocar el pueblo y quedarse ende una quena, o el sonido de un charango o una él, pero creo que no puede limitarse sólo a la pro-guitarra, es mucho más útil para nuestro proceso testa. La canción nace de un hecho que hay querevolucionario y quizás para el proceso revolucio- analizarlo y sacar una conclusión de é l , dándolonario de todo el continente. Porque nosotros en- a conocer con una enseñanza de tal modo que sir-tendimos desde un principio que es desde ahí, va de guía. Protestar por protestar a través de
    • una canción sin señalar caminos, es como un ata- gico de participación. Y nuestra juventud necesitaque de histeria que nunca va a formar conciencia. participar, quiere participar. La música, nuestro folclor, nuestras canciones, son elementos inte-El pueblo, cuando lucha y avanza, avanza también gradores, efectivos y reales.con su cultura. La canción, como parte de estafuerza, ha conquistado un sitio y desde allí conti- Algunas de nuestras canciones pueden ser cali-núa desarrollándose. Anteriormente hemos dicho ficadas de panfletos, pero también creo que esque la canción popular ahora pertenece a todos. cuestión de no tenerle miedo al término panfleto.Cuando afirmamos esto, nos referimos a lo que Puede ser un panfleto de contenido. ¿Cuántos pan-está sucediendo en el seno de los trabajadores y fletos sobre el amor escuchamos a diario? Lo in-estudiantes. teresante es que el panfleto despierte interés, que no sea trivial. Quien se asusta por esto, puedeVivimos un proceso musical muy rico. En mis úl- ser por inseguridad de lo que hace.timos recitales, en sindicatos, escuelas o univer-sidades, ofrezco la guitarra al público para que La canción sigue siendo un arma de lucha. La can-también diga y exprese lo que siente. La respues- ción auténtica, la revolucionaria, tiene que cam-ta es formidable. La música tiene un hálito má- biar al hombre para que éste cambie el sistema.
    • Este intento de búsqueda de los compositores si-gue estando comprometido con la realidad. Hayque seguir profundizando. Cuando vamos a serescuchados debemos elaborar nuestra categoríapor medio de estímulos y elevar el nivel de lospueblos.Nuestra canción es comprometida en cuanto laobra y la acción del creador se identifican conlos sentimientos populares. Es revolucionariaporque lucha contra la penetración cultural impe-rialista y busca rescatar y revitalizar los valoresculturales que nos son propios y nos dan una iden-tidad como país. Y es nueva, porque, sumergidaen el ámbito de estos valores, también está des-tinada a crear una nueva sociedad, donde la mú-sica deje de ser comercio y realce, en forma ycontenido, las modificaciones más nobles de lafamilia humana. Se da el caso de que con el éxito que se puede obtener con este tipo de canto es muy fácil que el imperialismo empiece a coquetearlo. Lo compra hasta que termina siendo instrumento de la indus- 27tria del disco. Eso ha pasado con cantantes la-tinoamericanos que han surgido del pueblo y de pronto ya son «ídolos» que no van a su fuentede origen. Nosotros, yo personalmente, no soy deesos cantantes de protesta, porque el términoprotesta es ambiguo, está industrializado, mane-jado por el imperialismo...Nosotros cuestionamos toda la terminología crea-da por la burguesía: música culta, música popu-lar, música folclórica. Para nuestra canción ya te-nían un término: «música política», pero peyorati-vamente para que no estuviera en el plano artís-tico creativo, porque para la burguesía jamás artey política han sido sinónimos de cultura.La penetración cultural, de la cual una de sus ma-nifestaciones es la canción, constituye un árbolfrondoso que nos oculta el que podamos ver nues-tro propio sol, cielo y estrellas.Por lo tanto, nues-tra lucha para ver el cielo que nos cobija es porcortar este árbol de raíz. El imperialismo nortea-mericano entiende la magia de la comunicabilidad
    • en la música, e insiste en penetrar en nuestra los artistas de una misma tendencia se unieron. juventud con tipos de música como la hindú, o la En este sentido los comités de Unidad Popular guajira de Santana o los sirolillos populares que cumplieron un papel primordial. Este contacto, crea para sus intereses. Como hábil profesional, este conocimiento personal, esto de saberse ami- ha tomado sus determinaciones: primero, la indus- go en la lucha, lo logró el pintor abstracto, el trialización de la canción protesta y su comercia- bailarín de la danza moderna, el investigador del lización; segundo, ha levantado ídolos del canto folclor puro, tanto como el intérprete de la can- protesta, que le sirven a sus intereses para ador- ción revolucionaria. mecer la rebeldía innata de la juventud. Son ído- los que sufren las mismas alternativas de los Sentimos que éramos seres humanos y que jun- otros ídolos de la canción consumo: subsisten un tos podíamos trabajar mucho por lo que antes era instante para después desaparecer. Por eso so- sólo un pensamiento, un deseo, y que se convirtió mos más bien cantantes revolucionarios que de en una fuerza de acción. protesta, porque ese término ya nos parece am- biguo y porque ya está utilizado por el imperia- A mi juicio nuestra actividad después del triunfo lismo. de Allende se va desarrollando positivamente, por- que el triunfo y esta conjunción de ¡deas comu- Con respecto a Latinoamérica, hay que luchar por nes despertó en muchos artistas la inquietante tener una verdadera relación con quienes están pregunta de «qué es lo que hay que hacer ahora». utilizando la guitarra como un arma. Los nombres Al analizar las experiencias anteriores se vio el de Silvio Rodríguez en Cuba, Daniel Viglietti en el panorama presente y comenzó la necesidad de de- Uruguay, Mercedes Sosa en Argentina, son nom- finirlo en forma coherente y ponerse en marcha. bres muy importantes en la confraternidad del Lo que antes fue impulso espontáneo, hoy tiene28 canto americano. que convertirse en acción organizada y planificada. Está de más decir qué anhela el pueblo en lo que A diferencia de nosotros, los cazadores de dine- a cultura se refiere. ro —autores de boleros o baladas, autores del rock and roll, protestadores a yeyé— nunca com- Hay que entregarle al pueblo las armas para que prenderán que el canto es como el agua que pu- se convierta en creador. rifica la piedra, el viento que purifica el fuego que Eso se consigue con planes bien definidos. Hay se apaga y permanece aquí en el fondo de no- que dejar instalado en cada lugar donde se actúa sotros, para mejorar. Para ellos cuenta sólo el un centro de creación, un taller. Los artistas te- aroma fugaz de los aplausos, el fulgor de los nemos una gran responsabilidad en nuestro pro- flashes, la publicidad que anuncia el «descubri- pio país, porque, junto al pueblo, tenemos que miento». construir una nueva patria. La mejor respuesta del canto es el canto como La proyección de los artistas más allá de nues- respuesta. tras fronteras, es muy importante, pues habla bien A los artistas populares chilenos lo más importan- del país en sí. Sin cortar el cordón umbilical con te que nos sucedió fue trabajar y unir esfuerzos su tierra, el artista puede proyectar su labor en por conquistar un gobierno popular. Este afán co- otros países dejando estímulo y experiencia, sin mún nos permitió el conocimiento físico entre los ir a buscar gloria y fama. Nuestros artistas com- artistas de diferentes áreas. Casi siempre el ai- prometidos tienen una responsabilidad colectiva tista ha sido un ser cuyas búsquedas y hallazgos en el extranjero. No los miran como a individuos, son individuales, cuyos problemas, a lo más se sino como a Chile. Esto nos compromete más conversan en el taller. Pero, como nunca, en 1970 para conocer la realidad y la participación en ella.
    • Así dejamos de pertenecer a un limbo, a las cua- de. Significa que el público está preparado paratro paredes del taller o el teatro, y nos integra- éstas canciones. Aunque no tiene el nombre,mos al pueblo que está alcanzando una nueva me- nuestra canción es folclórica, si por folclor seta. Además, en estos momentos cantarles a los entiende el lenguaje popular, el canto del pueblo.pueblos latinoamericanos es como cantarle al res- Es comprometida porque está junto a la lucha deto de Chile. No interesa que a Víctor Jara lo la clase trabajadora y de la juventud obrero-cam-llenen de aplausos, sino interesa que conozcan a pesina, y es de protesta porque conlleva la de-su pueblo y cantando pueda ayudar a que sepan nuncia y la crítica.quiénes somos y el porqué estamos llevando ade-lante este proceso. En este camino y con esta luz, un grupo de jóve- nes decidimos tomar la canción popular como ban-Siempre mis temas fueron censurados por los dera y ya nuestro país conoce nuestro trabajo.montadiscos. Fui un cantante marginado de la Ahora el canto pertenece a todos.radio. Más de alguno dijo que no había públicopara mis canciones, que no estaban preparados. Algún día habrá que cambiar la guitarra por elConsideraban que mi producción no era comercial. fusil:Como si la belleza también pudiera ser comercial. mí verso al valiente agrada,Esto es algo completamente falso; cada vez que mi verso, breve y sincerodoy un recital a obreros o estudiantes universi- es del vigor del acerotarios se me escucha con atención. Se me aplau- con que se funde la espada. José Martí 31
    • El canto como respuesta
    • Los que comercian con el espíritu; los que claudican segundo a segundo con su canto; los tra-gamonedas, sean boleristas o baladistas, rockanrroleros o comprometidos, de protestas y yeyé, nocomprenderán nunca que el canto es como el agua que limpia las piedras, el viento que nos lim-pia, el fuego que nos une, y que queda ahí, en el fondo de nosotros para mejorarnos. Para ellossólo ha de quedar el aroma fugaz de los aplausos, los chispazos de los flasches o los recortes pu-blicitarios de sus «acontecimientos». La mejor respuesta del canto es el canto como respuesta.Violeta dijo: «El canto de ustedes que es mi propio canto...» y sus palabras son eternas como lascumbres, como las piedras de Machu Picchu.
    • había intención alguna de ofender. Bueno, en las Tradiciones peruanas, de Ricardo Palma, vienen muchos versos por el estilo y na- die ha dicho que tan distinguido escritor esté ofendiendo a la Iglesia. Estamos en campaña para remecer a la opinión pública, para que se tome conciencia más amplia de lo que es la canción que nosotros hacemos, la que está prejuiciada, porque no tiene una verda-De la guitarra al disco dera difusión, y si escasamente se la difunde, se la hace negativamente.Cuando hago un disco, no lo puedo escuchar. Me • Te recuerdo. Amanda» es una canción que com-da vergüenza. Es un defecto que tengo que supe- puse en Londres. Ya tenía algo en mi cabeza.rar. Debo ser analítico. Pido muchas opiniones Es la historia de una pareja joven de obreros quea gente que sé que me lo dice con honestidad. A conocí. Me hice amigo de ellos, supe de susveces me dicen cosas bastantes crueles. Es la problemas y sentí cuando se separaron. En elúnica forma de mejorar. Lucho contra la vanidad hotel donde vivía en la capital inglesa, acom-personal y la egolatría, estos son los peores ene- pañado de mi guitarra, di forma a la canción.migos del mejoramiento humano. Cuando me es-cucho en la radio me pongo muy nervioso. Se me • A Cochabamba me voy» es una canción guerri-corta el hilo de lo que estoy haciendo y se me llera. Está inspirada en una carta que leí queturba la mente. enviaba Inti Peredo al general Barrientos. En la «Plegaria a un labrador», ubico el rezo conLa idea de hacer el disco Canto por travesura me la llamada a luchar; conozco la mística de mila sugirió un amigo, que me dijo: «Oye, ¿y cuándo pueblo y sé que gran parte de él es demasiadovas a grabar esas canciones alegres y divertidas, apegado a creencias religiosas, es por eso queque te he escuchado por ahí?» Pensé que tenía hago esta combinación que es una bella forma derazón, que los chilenos somos alegres, dicharache- darse a entender por estos compañeros.ros, con mucho sentido del humor. Después de la última gira por algunos países deMe pareció conveniente hacer un disco con este América, me pasaban por la cabeza miles de ideasmaterial tan chileno, tan nuestro. Además, creo musicales y literarias. Había visto tanto, oído ynecesario recordar que no todo lo chileno es que- vivido tantas emociones imborrables de solidari-na, charango y bombo. Creo que hay mucho del dad con el pueblo chileno. Bueno, siempre heCentro y del Sur que no puede ser olvidado. querido hacer tantas cosas, pero tengo que hacer,«La beata» la incluí en este LP porque creo que sencillamente, lo que puedo hacer.representa un auténtico sabor popular, una ma- En esta tormenta de imágenes me encontrabanera de sentir y de decir auténticamente campe- cuando el Choño Sanhueza me dijo: «¿Por qué nosina. No creo que ofenda a nadie porque hemos escribís algo sobre nosotros los pobladores?» Fuemadurado en el conocimiento de nuestra propia li- el empujón que necesitaba, y comencé a trabajarteratura, de nuestra música, de nuestro folclor. para el disco La población.La primera vez. en 1956. el disco fue prohibidoporque hubo protestas de algunos medios cató- Yo trabajo con grabadora en mano. Para este dis-licos que, entonces, no comprendieron que no co así llegué a Herminda de la Victoria, a la Vio-
    • leta Parra, a la Luis Emilio Recabarren, a Lo Her- Este disco me deja como experiencia que la me- mida, a Los Nogales (la población de mi adoles- jor escuela para el cantor es la vida; pero la vida cencia), a La Victoria, al C o r t i j o , etcétera. de los demás, vivida junto a ellos, y no la vida de los demás vista desde un «taller de creación». Tuve que conversar con mucha gente. El Choño, por ejemplo, me contó la historia de la Agüita de Obras sobre los pobladores pueden ir saliendo la Perdiz, en Concepción. La compañera María y muchas. Pero todas nos exigen mayor rigurosidad también la compañera Amelia, y Norma, me habla- artística y sobre todo, despojarse de los atavíos ron emocionadas de la toma de Herminda, mien- intelectuales que de pronto nos ciegan, no deján- tras nos servíamos un bilz, sonaba la radio y afuera donos ver el árbol en medio del bosque. chillaban alegres los chiquillos. Me describieron con todo detalle los momentos de angustia que Todavía no estoy del todo contento con mi trabajo, vivieron. La señora A m e l i a , cuando me relató la pero creo que Pongo en tus manos abiertas es lo muerte de la guagüita de Herminda, en cuyo re- mejor que he hecho en materia musical grabada. cuerdo lleva el nombre esa población, fue tan Este disco significa para mí una satisfacción muy emocionante que a los dos se nos cayeron las grande, porque sale en un momento muy s i g n i f i - lágrimas. cativo para la juventud, cual es este VI Congreso de los jóvenes comunistas.Yo diría que la mayoría de los pobladores cuentansus experiencias con facilidad, pero otros no. En En diciembre estoy invitado por la Confederaciónla población Los Nogales, por ejemplo, hasta tuve Campesina Ranquil para visitar Lonquimay, Chil-que jugar un partido de fútbol para que con la paco y toda la zona donde ocurrieron los sucesosamistad la historia fuese más espontánea y en que han quedado en la historia del movimientoconfianza. campesino de nuestro país. Espero que en mi gui- 3 5 tarra pueda estar este «toquío». La experienciaMe tuve que documentar bastante sobre la lucha de La población pienso seguirla, aplicada a otrosde los pobladores. campos. Creo, como ya dije, que hay enormes po- sibilidades para los creadores, para los músicos;En esto me ayudó muchísimo la compañera Ana. todo depende de nuestra sensibilidad y nuestraElla me relató varios temas. capacidad de trabajo. Recuerdo en estos momen- tos las palabras de una mujer que combatió en laResulta admirable comprobar el nivel de respon- Sierra Maestra y hoy es directora de la Casa desabilidad y organización que había allí y el enor- las A m é r i c a s , Haydée Santamaría: «Hay músicosme papel que desempeñó el Partido Comunista. que sólo aman su música y músicos que aman alCada toma era una creación de estrategia e ima- Pueblo.»ginación. Además, el papel que las mujeres hanjugado en todo esto es maravilloso. Aunque losmaridos las fueran a sacar a patadas, ellas no semovían con sus hijos del lugar que se había to-mado. Así resistían cuando querían ser desplaza-das por la fuerza pública. Tales son el poder y ladesesperación por tener un pedacito de terrenodonde construir el hogar.Lo único que anhelo es haber sido en mis compo-siciones tan sincero como todos esos pobladoresque abrieron su alma para entregármela.
    • americanos estamos alienados, porque estamos colonizados intelectualmente desde hace muchos años. Por eso debemos unirnos, para cambiar y formar un continente diferente. Cada país va a adoptar su propio camino. Pero tiene que ser pron- to; están las cartas sobre la mesa. Algunos ele- girán la guerrilla; otros la vía democrática. Segu- ramente costará muchas vidas. Los matices que se adopten para transformar las estructuras en nuestro continente, no son sinoLa patria grande: América Latina muestras claras de la continua y siempre nueva creatividad que tiene el hombre para liberarse del imperialismo norteamericano. Y el artista,Creo que lo que tengo que hacer, lo debo hacer siendo un trabajador más, deberá poner el armaaquí, en mi país, donde hay mucho que hacer. de su talento al servicio del proceso revolucio-Mucho que construir. Mucho que luchar aún. Toda nario. Fidel dice que a veces «una canción valela maldad sembrada en años anteriores debe ser más que diez discursos».desterrada para siempre, los semidioses del di-nero han corrompido mi tierra a punto de tener Yo anhelo la formación del hombre nuevo, parauno de ios porcentajes más altos de mortalidad que en un sistema diferente, ias cosas se digan,infantil. Espero tener vida para celebrar la gran no tengamos miedo a la verdad y la digamos paravictoria que nuestro país y todo el continente cele- mejorar nuestro hacer y el de los demás. Quierobre, al derrotar el analfabetismo, lograr abolir cantar con las manos estrechadas por todos noso- 37la esclavitud y la explotación, y derrotar por fin tros y contra aquellos que aún insisten en seguiral imperialismo norteamericano y toda la maffia apartados. Lo entregado por Violeta Parra y loque lo susfenta bajo la máscara de la «democra- que nosotros estamos haciendo tiene validez con-cia» y la «libertad». tinental y a la vez seguidores. La canción revo- lucionaria es un arma revolucionaria, y esto rigePero en Latinoamérica quieren saber de Chile, en- para todos los países del tercer mundo...tonces mi responsabilidad como artista y ciuda-dano es dar a conocer todo lo que aquí sucede.Espero cumplirlo. Pero no quiero que se conten-ten con el artista solamente. Quiero que conoz-can al chileno, al hombre, a mi pueblo. Por eso.si mi labor en Chile me lo permite, viajaré. No voya lucirme. Voy como un reflejo de la realidad demi país. Porque me invitan por eso y no a con-quistar al mundo. Latinoamérica nos necesita.Tenemos los mismos objetivos. América Latinadebe ser una gran casa, aunque hay piezas se-lladas por los fascistas, debemos penetrar enellas, abrirlas. La unión debe ser fuerte. Integrar-nos para discutir, para ver qué vamos a hacer ycómo lo vamos a hacer. Toda nuestra concienciadebe estar puesta en este cometido. Los latino-
    • Mientras los niños jugaban y me mostraban sus tareas, conversamos de todo: casas, hijos, Perú, Chile, revolución, cambios, etcétera. Luego me mostraron la casa. Se notaba el cariño y el esfuerzo de un hombre y una mujer en cada centímetro de cemento, en cada tabla y clavo de este hogar, humilde tal vez. pero con un calor humano que las grandes mansiones envidiarían.Las raíces del canto Salazar me confesó que él siempre pensó que yo iría a su casa. Que no había tenido vergüenzaSalazar, un obrero limeño, me vio cantar. Distinto al invitarme: «Porque yo cantaba para ellos y éla otras gentes que se acercan para pedir autó- sintió que yo era para ellos...» Les contaré quegrafos, a mirarlo a uno de cerca para ver si es no es la primera vez que me ocurre. Esto mereal, dijo: «Me gustaría que usted conociera don- estimula muy profundamente. A veces uno creede vivo, mi casa, mi mujer, mis hijos, en fin. la haber desviado el camino, que otro tipo de inte-gente que vive con nosotros...» reses van minando la conciencia y separándolo a uno de lo cotidiano, de lo sencillo... y esto meSu invitación fue tan directa y sincera, que fortalece. Me hace sentir que es válido lo queacepté. hago y cómo lo hago.Fuimos en una micro hacia las afueras de Lima.La micro llena. Un día gris (igualito que el vals). En el Cuzco, en una Liga Campesina, canté paraLlegamos a Coimas, un pueblo joven, como quien un grupo de campesinos. Algunos de ellos condice aquí, la población José María Caro. Muchos sus ponchos, chullos, ojotas. Me miraban comoniños jugando a la pelota. Eran las 16 horas. Co- sorprendidos. Yo también estaba sorprendido.menzamos a caminar y me fue explicando lo de Tantos años de historia se me venían encima allos trabajos comunitarios (trabajos voluntarios), el estar junto a ellos. Las canciones comenzaron aagua potable, el alumbrado, lugares para que jue- brotar una tras otra. ,Les hablé de Chile, del Surguen los niños, y subíamos calles estrechas. De araucano, de Angelita Huenumán. de nuestrospronto me volví y a la distancia se divisaban los campos, de la Reforma Agraria. Les conté adivi-edificios del centro de la ciudad y a mi alrededor nanzas. Algunos de ellos sonreían tímidamente.los cerros cubiertos de casitas que forman una El sol era diáfano y cerca se oía el rumor delcomunidad de pueblos jóvenes en ese sector. Apurímac. Había contención. Como esas lágrimasPasamos a un almacén y Salazar compró pan y que se quieren escapar y no las dejamos fluir.huevos. Yo compré chocolate para sus hijos. Con- Cuando terminé de cantar, se acercó uno de ellos,tinuamos subiendo. No paraba de contarme cosas. me habló en quechua y cantó:Parece que siempre nos hubiéramos conocido. Alllegar a su casa, me presentó a su mujer, morena,simpática, se puso muy nerviosa. Daba la coin- Has munaymancidencia que recién me estaba escuchando en la Sirwanaradio y le parecía demasiado sorpresivo que este Chequíwanay quitachileno apareciera en su casa. Nos entendimos Sirwanarápidamente y tomamos once con huevos fritos. Chequiytatuquspa
    • Yo s.entí que nos habíamos dado un apretón demanos.Con este estado de exaltación y nostalgia, deamargura y júbilo, escuché el canto quechua. Can-to con sentido antiguo de cumbres y lírico comolos ríos.El canto es una soga que puede unir los senti-mientos o los puede ahorcar.No hay otra alternativa.
    • encuentro con Pablo Milanés. Es algo que pro- duce una inmensa felicidad el conocer y descu- brir a las personas en todo su aspecto humano y artístico. Es cosa que se puede detectar con ma- yor claridad cuando uno es visita y tiene oportu- nidad de ser atendido por los dueños de casa. Era la primera vez que iba a la isla y el primer hecho que pude apreciar fue ese tenaz afán del pueblo cubano por construir su propia dignidad. Allí las cosas saltan a la vista como hechos tan-En tierras de solidaridad gibles, reales, indiscutibles. La juventud estudia y trabaja con optimismo. Pude verlo cuando can- té para la brigada juvenil «Tania la Guerrillera»,Llegué a Cuba invitado por la Unión de Jóvenes en la cual militaban muchachas de 16 y 17 añosComunistas y por el Consejo Nacional de Cul- que trabajaban en la zafra.tura [1972], lo que me permitió tener un verda-dero contacto con el pueblo cubano. En esta pri- En Cuba han surgido excelentes cantantes y au-mera visita a la isla participé en las labores mis- tores populares. Pablo Milanés, Silvio Rodríguezmas de producción. Actué para los trabajadores y Noel Nicola, entre otros. Cantan al amor, alde una cooperativa de pesca, de una maestranza combate, a la lucha diaria.ferroviaria y también para los trabajadores delcampo y del ministerio de las Fuerzas Armadas Traje sus canciones, que voy a difundir y a grabarRevolucionarias. en Chile. Es probable que pronto estén entre nosotros, en una gira que ya se estudia. Además,En general, en todas las actuaciones fui tratado los artistas, incluso escritores y pintores, traba-muy bien por el público, pero hay algunas que re- jan diariamente en la zafra, formando la brigadacuerdo con especial cariño, ya que tienen un ca- «Sierra Maestra».rácter especial para mí. En Santiago de Cuba, porejemplo, hice una presentación en un sindicato Algo interesante que vi en Cuba y que deberíade pescadores que se convirtió en una verdadera practicarse en Chile es la superación del centra-relación de amistad con los oyentes. Es emocio- lismo: hay que llevar el arte en todas sus formasnante poder palpar el grado de solidaridad que a los lugares más apartados del país.existe con Chile, no sólo a nivel de relaciones po- No tuve la oportunidad de ver a Fidel, pero sí alíticas, sino a nivel poblacional. Comencé cantan- Nicolás Guillen. Es como conocer a una gloria dedo mi repertorio y terminé escuchando y apren- la Revolución cubana. Es tan grande y sencillo aldiendo interpretaciones de ellos dedicadas a mismo tiempo...nuestro proceso. Hay una verdadera identificacióndel pueblo cubano con lo nuestro. Otra de las ac- Después de casi un mes en Cuba partí con mituaciones que recuerdo con especial afecto fue el familia a la Unión Soviética. Debía cumplir unrecital que di en la Casa de las Américas, donde intenso programa. Desgraciadamente no se pudotomé contacto con Santiago Álvarez, un gran ci- cumplir más que en parte a causa de mi operaciónneasta. de la garganta, en la cual me mejoraron hasta la voz. Pero aunque parezca extraño, los nueve díasUna de mis experiencias, digna de destacarse, fue que permanecí en el hospital resultaron una expe-el haber actuado para la Columna Juvenil del Cen- riencia importantísima para mí. Estuve en unatenario, grupo de jóvenes cortadores de caña, y el sala común donde mi cama se transformó en el
    • centro de reunión de todos los enfermos. El idio-ma no significó ningún obstáculo y en la sala seformaban tales achoclonamientos que médicos yenfermeras llegaban de inmediato a ver qué pasa-ba. Yo no tenía muchos familiares que me visi-taran, pero recibía constantemente regalos anó-nimos, como manzanas, galletas o libros, queencontraba misteriosamente en mi cama.
    • El odio quedó atrás no vuelvas nunca, mira hacia el mar tu canto es río sol y viento pájaro que anuncia la paz amigo, tu hijo va hermano, tu madre va van por el ancho camino galopando por el trigo van. El canto libre de Victor Jara Ven conmigo, ven ven conmigo, ven Le agradezco la presencia de ustedes y la opor- llegó la hora del viento tunidad que la Casa de las Américas me brinda reventando los silencios, ven... para decirles, compañeros, hermanos de la tierra maravillosa de Cuba, algo de nuestras canciones, Los trabajadores más sufridos de mi país, junto de nuestra música, algo de mi pueblo, de ese con los mineros de la pampa salitrera, son los pueblo que hace que nosotros cantemos, de ese caras negras, como se les dice, los compañeros que nos da la vida, que nos nutre con su sabidu- mineros del carbón. En Chile, ya se nacionalizaron ría, que nos da todos los temas, toda la poesía, las minas de carbón. En Lota, donde están la ma- para que cantemos en cualquier otro lugar, para yoría de ellas, la parte más verde y hermosa le44 cualquier hombre. Porque el pueblo chileno en pertenecía a los técnicos extranjeros, y la parte este momento está tratando de hacer algo que us- más baja y sórdida a los trabajadores. Las minas tedes ya han logrado en gran parte. de carbón en Chile son muy profundas, subterrá- neas, y van por debajo del mar, y aiií un turno que Y vayan todas estas canciones como saludo, como está al final de una veta tiene que caminar unos cariño, de ese cariño incontenible que se volcó a treinta kilómetros por bajo el mar, allí estuvo las calles, cuando recibimos la visita tan impor- Fidel también con su casco, y su traje especial tante para nosotros, como fue la visita del com- y lo hicieron llegar hasta una veta... «Canción del pañero Fidel. minero». Esta canción se titula «Vamos por ancho camino». Voy, vengo, subo, bajo Ven conmigo ven, todo para qué Ven, conmigo ven, nada para mí vamos por ancho camino minero soy nacerá un nuevo destino a la mina voy ven. a la muerte voy minero soy. Ven conmigo, ven Abro, saco, sudo, sangro ven conmigo, ven todo pa el patrón al corazón de la tierra nada pa el dolor germinaremos con ella minero soy ven. a la mina voy
    • a la muerte voyminero soy.Mira, oye, piensa, gritanada es lo peortodo es lo mejorminero soya la mina voya la muerte voyminero soy.
    • Bueno, nosotros seguimos cantando, inventando latifundistas y traficantescanciones, creando canciones como ésta que voy abogados y rentistasa cantarles ahora, que trata de un lugar que hay y todos visten polycronen Santiago. Recorriendo Latinoamérica me di juegan bridge, toman Martini-drycuenta que ese lugar se repite en otras ciudades, y los niños son rubiecitoslugares que generalmente están puestos en co- y con otros rubiecitoslinas muy suaves donde el aire es más limpio, van juntitos ai colegio high.donde no hay contaminación atmosférica, dondelas áreas verdes son más hermosas. Entonces Y el hijito de su papiclaro, para estar de acuerdo con el lugar, las ca- luego va a la Universidadsas que se construyen son más lindas, más comenzando su problemáticaespaciosas, con ventanales maravillosos, desde y la intríngulis social.donde se domina la ciudad, y a veces más allá Fuma pítidos en Austin minide la ciudad. En la canción se dice una palabra: juega con bombas y con política«resipol», que en Chile es un líquido que pega asesina a generalescualquier cosa, hasta las ¡deas las pega, y hay una y es un ganster de la sedición.tela que se llama «prolem», y según la televisión: Y las gentes de las casitas«Prolem» viste para triunfar, jAh!, es decir, uno se sonríen y se visitanviste con un traje «prolem» y triunfa en la vida, van juntitos al supermarkety si tiene un auto marca Peugeot, que es una mar- y todos tienen un televisor.ca francesa, con un modelo lindísimo, ¡ah!. y un Hay rosadas, verdecitasterno de este «prolem», bueno solucionó el pro- blanquitas y celestitasblema de su vida y logró los objetivos fundamen- las casitas del Barrio Altotales. Así como estos señores dicen que hay que todas hechas con resipol.vestir con «prolem» y tener un Peugeot, buenoasí también manejan las universidades como lu- No soy ese tipo de compositor que va a los fes-gares, para (os más privilegiados, o para sus hijos. tivales. No me gusta, pero cuando io del Festi-Esta canción se llama «Las casitas del Barrio val de la Nueva Canción era una cita muy parti-Alto», y está inspirada en la canción «Littie Bo- cular. La Universidad Católica llamó a doce com-xes», de Pete Seeger. positores. Doce compositores de diversos géne- ros, de diversas formas de pensar y de componer,Las casitas del Barrio Alto de ambas cosas. Bueno, nos dispusimos y fuimoscon rejas y antejardín a hacer un festival, y empezamos a discutir yuna preciosa entrada de autos llegamos por fin al nombre de Nueva Canción.esperando un Peugeot Tuvimos que presentar una composición inédita, yhay rosadas, ver decitas yo presenté «Plegaria a un labrador». Resultó queblanquitas y celestitas se llevó el primer premio. Pero eso fue lo delas casitas deJ Barrio Alto menos. Lo importante fue que el Primer Festivaltodas hechas con resipol. de la Nueva Canción Chilena fue un impacto den- tro de nuestra lucha contra la música comercialY las gentes de las casitas y el siiencio. E festival tuvo un gran éxito y ase sonríen y se visitan los señores de la prensa, de la radio y de la TVvan juntitos al supermarket no les quedó otro remedio que hablar de él. Ade-y todos tienen un televisor más era noticia, porque estábamos dentro de lahay dentistas, comerciantes Universidad Católica. A veces, por mostrar su
    • máscara de libertad y democracia, a la reacciónle sale el tiro por la culata... «Plegaria a un la-brador».Levántate y mira la montañade donde vieneel viento, el sol y el agua.Tú que manejas el curso de los ríostú que sembraste el vuelo de tu alma,levántate y mírate las manos,para crecer estréchalas a tu hermano,juntos iremosunidos en la sangre,hoy es el tiempo que puede ser mañana.Líbranos de aquel que nos dominaen la miseria,tráenos tu reino de justiciae igualdad,sopla como el viento la flor de la quebrada limpia con el fuego el cañón de mi fusil. Hágase por fin tu voluntad 51aquí en la tierra,danos tu fuerza y tu valoral combatir,sopla como el vientola flor de la quebrada,limpia como el fuegoel cañón de mi fusil. Levántate y mírate las manos,para crecer estréchalas a tu hermano,juntos iremosunidos en la sangre,ahora y en la horade nuestra muerteamén.
    • 53
    • 55
    • Bueno, hemos cantado algunas canciones, para los la cosa ya ha comenzadogue vienen de abajo, y acabo de cantar una can- y no piensa recular.ción de esos gue siempre vienen de arriba, perogue de repente se dan un buen costalazo abajo Usted no es nátambién.Vamos a cantar una gue en Chile (atene- ni chicha ni limonámos gue cantar bien a menudo, de pronto, espe- se lo pasa manoseandoramos que ya dejemos de cantarla, es para las caramba y sambapersonas gue no están ni aguí ni allá, nosotros su dignidad.le decimos «ni chicha ni limoná», ustedes conocenese término, aguí se dice también. Bueno, enton- Va déjese de patillasces «Ni chicha ni limoná». venga a remediar su mal si aquí debajito del poncho no tengo ningún puñal y si sigue hociconeandoArrímese usted pacá le vamos a expropiaraquí donde el sol calienta las pistolas y la lenguasi usted ya está acostumbrado y toíto lo demás.andar dando volteretasy ningún daño le hará Usted no es náestar donde las papas queman. ni chicha ni limoná se lo pasa manoseandoUsted no es ná caramba y sambani chicha ni limoná su dignidad.se lo pasa manoseandocaramba y sambasu dignidad. Esta es una canción gue se cantaba por allá, a fines del siglo pasado en Perú, es una canción queLa fiesta ya ha comenzado trata de la esclavitud gue sufrían nuestros her-y la cosa está que arde manos allí en Perú, cuando un señor traía desdeusted que era el más quedao otro continente a gentes para gue los acompaña-se quiere adueñar del baile ran porgue se sentía solo en las grandes exten-total a los olfatillos siones de terrenos que poseía; y esta canción tie-no hay olor que se les escape. ne un poco gue ver con eso gue dice «a la molina no voy más, porgue echan azote sin cesar». LaUsted no es ná molina es el lugar adonde iban los esclavos a de-ni chicha ni limoná jar las cosechas de ese señor, y allá estaba esese lo pasa manoseando señor esperando con un látigo para gue se apura-caramba y samba ran, y cargaran más sacos, es decir, les sugeríasu dignidad. gue se apuraran, y cuando no le hacían caso, él les daba con el látigo, bueno, «A la molina no voySi queremos más fíes toca más».primero hay que trabajary tendremos pa toítos Ba,abrigo, pan y amistad. babababababa,Y si usted no está de acuerdo para, patiri ta,es cuestión de usted no más samurengue.
    • Luca de San Borca Te recuerdo, Amanda,samurengue sa la calle mojadapara ir a zana corriendo a la fábricaay, qué rico está, (bis) dcnde trabajaba Manuel.A la molina no voy ma La sonrisa anchaporque echan azote sin cesa (bis) la lluvia en el pelo; no importaba nada,La comai Tomasa ibas a encontrartey el compai Pascual ccn é l , con é l , con é l .tuvieron treinta hijos¡Jesús! qué barbaridad. Son cinco minutos,Que fueron esclavos la vida es eterna;sin su voluntad en cinco minutospor temor que el amo suena la sirenalos fuera a azota. de vuelta al trabajoA la molina no voy m a . y t ú caminandoporque echan azote sin cesa (bis) lo iluminas t o d o ; los cinco minutos(Hablando.) te hacen florecer.Anda borriquito anda Te recuerdo, Amanda,qué demonio de borrico que partió a la sierra,que no quiere camina que nunca hizo daño,por culpa de este borrico que partió a la sierra,el patrón me va a azota. y en cinco minutos quedó destrozado.Y sufrieron tantolos pobre negrito Suena la sirenacon el poco come de vuelta al trabajo;y el mucho trabaja. muchos no volvieron,Hasta que del cielo tampoco Manuel.vino pa coitosDon Ramón Castilla Te recuerdo, Amanda,santa libertad. la calle mojada corriendo a la fábricaA la molina no voy ma donde trabajaba Manuel.porque echan azote sin cesa, (bis)Bueno, uno casi de pronto ni sabe por qué saleuna canción, ni cómo sale. A veces aparece elrostro de una niña, una calle mojada, un amane-cer, una sirena llamando al trabajo, y de pronto«Te recuerdo, Amanda», se llama esta canción.
    • 61
    • Ahora, una canción, que habla un poco de la con- La usaron para matartingencia política de nuestro país. En Chile están al campesino, al campesinopasando cosas muy interesantes, compañeros. Esta pero hallaron resistenciaes una canción colectiva y habla de la historia de los asesinos, (os asesinos.un pequeño aparatito que puede causar grandescosas. De un aparatito que se llama «La bala». Y Esto que digo señoresdice: no es un ardid, no es un ardid fue lo mismo que ocurrióLa bata se dispara allá en Ranquil, allá en Ranquil.ay se dispara, ay se dispara (Estribillo)(Estribillo) Mucho daño le ha hecho al puebloLa bala se dispara la gente rica, la gente ricaay se dispara, ay se dispara usando el confesionariose disparó. de los curitas, de los curitas.Voy a contarles la historia (Estribillo)ay, de la bala, ay de la balay de lujo de detalles Ahora la cosa ha cambiadovoy hacer gala, voy a ser gala sin aforismos, sin aforismosy le darán la razón porque la Iglesia caminaay si usted se empeña, si usted se empeña hacia el socialismo, hacia el socialismo.en comprender la experienciaque ella le enseña, que ella le enseña. (Estribillo)Póngale mucha atencióna esta copla, a esta copla La bala nos advirtióno vaya a ser que le toque no es la primera, no es la primerauna bala loca, una bala loca. que la vanguardia en la lucha es la clase obrera, la clase obrera.(Estribillo) Y acabando con la balaDe las manos del obrero ella no es mala, ella no es malanació la bala, nació la bala todo depende y de cuandoy en las manos de los ricos quien la dispara, quien la dispara.se hizo mala, se hizo mala. (Estribillo)Muchos pobres han caídoen la represión, en la represión Bien, voy a cantarle a un hombre que está en elvolviendo la bala al nido corazón de toda la juventud del mundo, que ya node su nación, de su nación. les pertenece del todo a ustedes pues también está muy adentro de todos nosotros. «La zamba(Estribillo) del Che», de Rubén Ortiz.
    • Vengo cantando esta zamba va a ser muy buena. He podido apreciar en Cubacon redoble libertario, el tenaz afán del pueblo por construir su propiamataron al guerrillero, dignidad. Aquí las cosas saltan a la vista comoChe Comandante Guevara. hechos tangibles, reales, indiscutibles. La juven- tud estudia y trabaja con optimismo. Estoy muySelvas, pampas y montañas, contento de estar aquí. Quisiera encontrar pa-Patria o Muerte su destino; labras hermosas, pero es que los sentimientos noselvas, pampas y montañas, encuentran ni siquiera una palabra para decir exac-Patria o muerte su destino. tamente lo que yo siento. Ahora, «Una palabra solamente».Que los derechos humanoslos violan en tantas partes, Una palabra solamente, cubanoen América Latina, déjame que interrumpa tu trabajodomingo, lunes y martes. yo sé que tu machete está muy altoNos imponen militares más allá que el futuro de tus manospara sojuzgar los pueblos; más allá que la puerta del destinodictadores, asesinos, más allá que el odio del tiranogorilas y generales. y tan cerca del amor, cubano, tan cerca del amor americano.Explotar al campesino,al minero y al obrero, Así como él vivió, nosotros vivimos¡cuánto dolor su destino, con la piel cargada de heroísmohambre, miseria y dolor! de la Sierra, partióBolívar le dio el camino por sus calles, pasóy Guevara lo siguió: y en cada árbolliberar a nuestro pueblo y en cada cumbre,del dominio explotador. en cada pájaro, vivirá siempre el comandante Guevara.A Cuba le dio la gloriade la nación liberada. Una palabra solamente, cubanoBolívar también le llora déjame que interrumpa tu trabajosu vida sacrificada. yo sé, que tu machete está muy altoSan Ernesto de la Higuera más allá que el futuro de tus manosle llaman los campesinos una palabra solamente:¡selvas, pampas y montañas, hermano.Patria o Muerte su destino!Este Encuentro de Música Latinoamericana quenos reúne en Cuba es muy significativo. Por pri-mera vez en nuestro continente se hace un En-cuentro de esta naturaleza. Porque siempre, claro,ha habido festivales de la canción protesta, fes-tivales de la canción popular —de la populachera,diría yo—, y festivales de música culta. Y ahora,por primera vez nos juntamos todos. Sí, la cosa
    • Córrele, córrele, córrela, córrele que te van a matar. Córrele, córrele, córrela, córrele que te van a matar. Córrele, córrele, córrela.Canciones «Preguntas por Puerto Montt»«El aparecido» Muy bien, voy a preguntar por t i , por t i , por aquel,Abre sendas por los cerros, por ti que quedaste solodeja su huella en el viento; y el que murió sin saber.el .águila le da el vueloy lo cobija el silencio. Muy bien, voy a preguntar por t i . por t i , por aquel,Nunca se quejó del frío, por ti que quedaste solonunca se quejó del sueño; y el que murió sin saberel pobre siente su paso que murió sin saber.y lo sigue como ciego. Murió sin saber por quéCórrele, córrele, córrela, le acribillaban el pechopor aquí, por allí, por allá. luchando por el derechoCórrele, córrele, córrela, de un suelo para vivir.córrele que te van a matar.Córrele, córrele, córrela, Ay, qué ser más infelizcórrele que te van a matar el que mandó a dispararCórrele, córrele, córrela. sabiendo cómo evitar una matanza tan vil.Su cabeza es rematada Puerto Montt, oh Puerto Montt.por cuervos con garra de oro.¡Cómo lo ha crucificado Usted debe responderla furia del poderoso! señor Pérez Zujovic, por qué al pueblo indefensoHijo de la rebeldía contestaron con fusil.lo siguen veinte más veinte;porque regala su vida Señor Pérez, su concienciaellos le quieren dar muerte. la enterró en un ataúd, y no limpiarán sus manosCórrele, córrele, córrela, toda la lluvia del sur,por aquí, por allí, por allá. toda la lluvia del sur.
    • Murió sin saber por qué Huyó, Carmencita murió,le acribillaban el pecho en sus sienesluchando por el derecho la rosa sangró;de un suelo para vivir. partió a encontrar su última ilusión.Ay, qué ser más infeliz La muchacha ignorabael que mandó a disparar que la envenenarían,sabiendo cómo evitar que toda aquella fábulauna matanza tan vil. no le pertenecía,Puerto Montt, oh Puerto Montt. conocer ese mundo de mariguana y piscinas, con Branniff International viajara la alegría. Su mundo era aquel, aquel del barrio Pila, de calles aplastadas,«¿Quién mató a Carmencita?» llenas de gritería, su casa estrecha y baja,Con su mejor vestido ayudar en la cocina.bien planchado iba, Mientras agonizabatemblando de ansiedad, otros enriquecíansus lágrimas corrían. Los diarios comentaron:A los lejos gemidos causa desconocida.de perros y bocinas,el parque estaba oscuro Huyó Carmencita murió,y la ciudad dormía. en sus sienes la rosa sangró;Apenas quince años partió a encontrary su vida marchita, su última ilusión.el hogar la aplastabay el colegio aburría;en pasillos de radiosu corazón latía.Deslumhraban sus ojoslos ídolos del día.Los fríos traficantes «La pala»de sueños en revistasque de la juventud Me entregaron una palaengordan y profitan que la cuidara pa mítorcieron sus anhelos que nunca la abandonaray le dieron mentira paque la tierra regara,la dicha embotellada, despacito, despacito.amor y fantasía.Apenas quince años Y cuando los mocetonesy su vida marchita. me entregaron un arao,
    • que lo empujara con fuerza tu voz sopla, por el centropa que gritara la tierra, y por el sur.despacito, despacito. Árbol de tanta esperanzaLlévalos por los caminos naciste en medio del solcomo llevas tu destino. tu fruto madura y cantaEl trabajo hay que cuidar, hacia la liberaciónellos te darán el pan. Recabarren, Luis Emilio RecabarrenLlévalos por los caminos. simplemente, doy las gracias por tu luzEnyugado por los años, con el viento, con el vientomi cuero ya no da más. de la pampaTodo lo trabajao, tu voz sopla, por el centrotoíto me lo han quitao, y por el sur.despacito, despacito.Malhaya la vida oscuraque he tenío que llevar,pero he visto que la nocheha comenzao a aclarar,despacito, despacito. «Canto libre»Sigue abriendo en los caminos El verso es una paloma 71el surco de tu destino. que busca donde anidar;La alegría de sembrar estalla y abre sus alasn ó t e l a pueden quitar, para volar y volar.la alegría de sembrares tuya de nadie más. Mi canto es un canto libre que se quiere regalar a quien le estreche su mano, a quien quiera disparar. Mi canto es una cadena sin comienzo ni final,«A Luis Emilio Recabarren» y en cada eslabón se encuentra el canto de los demás.Pongo en tus manos abiertasmi guitarra, de cantor Sigamos cantando juntosmartillo de los mineros a toda (a humanidad,arado del labrador que el canto es una palomaRecabarren, Luis Emilio Recabarren que vuela para encontrar,simplemente, doy las gracias estalla y abre sus alaspor tu luz para volar y volar.con el viento, con el vientode la pampa Mi canto es un canto libre...
    • «A Cuba» Si quieres conocer a Martí y a Fidel, a Cuba, a Cuba, a Cuba iré.Si yo a Cuba le cantara, Si quieres conocer los caminos del Che,le cantara una canción, a Cuba, a Cuba, a Cuba iré.tendría que ser un son, Si quieres tomar ron, pero sin coca-colaun son revolucionario, a Cuba, a Cuba, a Cuba iré.pie con pie, mano con mano, Si quieres trabajar en la caña de azúcarcorazón a corazón, corazón a corazón; a Cuba, a Cuba, a Cuba iré.pie con pie, mano con mano, En un barquito se va el vaivéncomo se le habla a un hermano; a Cuba, a Cuba, a Cuba iré.si me quieres aquí estoy, Si quieres conocer a Martí y a Fidel,qué más te puedo ofrecer, a Cuba, a Cuba, a Cuba iré.sino continuar tu ejemplo,Comandante compañero,viva tu revolución.Si quieres conocer a Martí y a Fidel,a Cuba, a Cuba, a Cuba iré. «El alma llena de banderas»Si quieres conocer los caminos del Che,a Cuba, a Cuba, a Cuba iré. AhíSi quieres tomar ron, pero sin coca-cola Debajo de la tierraa Cuba, a Cuba, a Cuba iré. No estás dormido hermano, compañeroSi quieres trabajar en la caña de azúcar, Tu corazón oye brotar la primaveraa Cuba, a Cuba, a Cuba iré. Que como túEn un barquito se va el vaivén, Soplando irá en los vientosa Cuba, a Cuba, a Cuba iré.Si quieres conocer a Martí y a Fidel Ahía Cuba, a Cuba, a Cuba iré. Enterrado cara al sol La nueva tierra cubre tu semilla La raíz profunda se hundiráSi yo a Cuba le cantara, Y nacerá la flor de! nuevo díale cantara una canción, A tus pies heridos llegarántendría que ser un son, Las manos del humilde llegaránun son revolucionario, Sembrando.pie con pie, mano con mano, Tu muerte muchas vidas traerácorazón a corazón, Que hacia donde tú ibas marcharancomo yo no toco el son, Cantando.pero toco la guitarra,que está justo en la batalla Allí,de nuestra revolución Donde se oculta el criminalserá lo mismo que el son, Tu nombre brinda al rico muchos nombresque hizo bailar los gringos, El que quemó tus alas al volarpero no somos guajiros: No apagará el fuego de los pobresnuestra sierra es la elección. Aquí
    • Hermano, aquí sobre la tierra Tiene corazón de tierra El alma se nos llena de banderas y alas de palomita. Que avanzan Es como el agua bendita, Contra el miedo, Santiaguas glorias y penas. ¡Venceremos! Aquí se encajó mi canto como dijera Violeta. Guitarra trabajadora Con olor a primavera. Que no es guitarra de ricos. Ni cosa que se parezca, «El derecho de vivir en paz» Mi canto es de los andamios Para alcanzar las estrellas. El derecho de vivir, poeta Ho Chi Minh, Que el canto tiene sentido que golpea de Vietnam Cuando palpita en las venas a toda la humanidad Del que morirá cantando ningún cañón borrará, Las verdades verdaderas. el surco de tu arrozal el derecho de vivir en paz. No las lisonjas fugaces Ni las famas extranjeras74 Indochina es el lugar Sino el canto de una lonja más allá del ancho mar Hasta el fondo de la tierra. donde revientan la flor con genocidio y napalm; Ahí donde llega todo la luna es una explosión Y donde todo comienza que funde todo el clamor, Canto que ha sido valiente el derecho de vivir en paz. Siempre será canción nueva. Tío Ho, nuestra canción es fuego de puro amor es palomo palomar olivo del olivar es el canto universal cadena que hará triunfar el derecho de vivir en paz. «Manifiesto» Yo no canto por cantar Ni por tener buena voz, Canto porque la guitarra Tiene sentido y razón.
    • «Vientos del pueblo» «Estadio Chile»De nuevo quieren manchar Somos cinco milMi tierra con sangre obrera en esta pequeña parte de la ciudad.Los que hablan de libertad Somos cinco milY tienen las manos negras ¿Cuántos seremos en totalLos que quieren dividir en las ciudades y en todo el país?A la madre de sus hijos Solo aquí,Y quieren reconstruir diez mil manos que siembranLa cruz que arrastrara Cristo. y hacen andar las fábricas.Quieren ocultar la infamia ¡Cuánta humanidadQue legaron desde siglos con hambre, frío, pánico, dolor,Pero el color de asesinos presión moral, terror y locura!No borrarán de su caraYa fueron miles y miles Seis de los nuestros se perdieronLos que entregaron su sangre en el espacio de las estrellas.Y en caudales generososMultiplicaron los panes. Un muerto, un golpeado como jamás creí se podría golpear a un ser humano. Los otros cuatro quisieron quitarse todos losAhora quiero vivir uno saltando al vacío, [temoresJunto a mi hijo y mi hermano otro golpeándose la cabeza contra el muro,La primavera que todosVamos construyendo a diario pero todos con la mirada fija de la muerte.No me asusta la amenazaPatrones de la miseria. ¡Qué espanto causa el rostro del fascismo!La estrella de la esperanza Llevan a cabo sus planes con precisión arteraContinuará siendo nuestra. sin importarles nada. La sangre para ellos son medallas. La matanza es acto de heroísmoVientos del pueblo me llaman ¿Es este el mundo que creaste, dios mío?Vientos del pueblo me llevanMe esparcen el corazón ¿Para esto tus siete días de asombro y de trabajo? En estas cuatro murallas solo existe un númeroY me avientan la garganta que no progresa,Así cantará el poetaMientras el alma me suene que lentamente querrá más la muerte.Por los caminos del pueblo Pero de pronto me golpea la conciencia y veo esta marea sin latido,Desde ahora y para siempre. pero con el pulso de las máquinas y los militares mostrando su rostro de matrona lleno de dulzura. ¿Y México, Cuba y el mundo? ¡Que griten esta ignominia! Somos diez mil manos menos que no producen.
    • ¿Cuántos somos en toda la Patria? La sangre del compañero Presidente golpea más fuerte que bombas y metrallas. Así golpeará nuestro puño nuevamente. ¡Canto qué mal me sales Cuando tengo que cantar espanto! Espanto como el que vivo como el que muero, espanto. De verme entre tanto y tantos momentos del infinito en que el silencio y el grito son las metas de este canto. Lo que veo nunca v i , Lo que he sentido y lo que siento hará brotar el momento...1 1 Última canción compuesta por Víctor Jara, escrita en el Estadio Chile. Existen distintas versiones: esta fue entre- gada por Joan Jara.78
    • 1961-1963 Por invitación de obreros y estudiantes canta en fábricas, sindicatos, escuelas, minas, teatros, universidades, estadios y peñas a todo lo largo de Chile. Además realiza recitales auspiciados por el Instituto de Extensión Musical de la Universidad de Chile. Se presenta por los ca- nales de televisión en Chile, Argentina, Perú. 1962 Se integra al Instituto de Teatro de la Univer- sidad de Chile (ITUCH), como director teatral. 1963 Dirige Los invasores, de Egon Wolf. para el Instituto de Teatro; Dúo, de Raúl Ruiz, para la compañía de los Cuatro y Parecido a la felici- dad, para el canal 9 de TV.cronología 1963-1968 Dirige la academia de Folclor en la Casa de la Cultura de Nuñoa. Funda allí un grupo folcló- rico y con él viaja por el norte de Chile; es- 1938 Nace en Chillan Viejo, de padres campesinos. tudia cantos y danzas locales que posterior- mente interpreta con el conjunto en escenarios 1956 Se incorpora a la Compañía de mimos Nols- de la capital. Realiza investigaciones folclóricas vander. en las zonas campesinas alrededor de Santiago. 1957 Ingresa en el coro de la Universidad de Chile. 1964 Trabaja como ayudante de Atahualpa del Cioppo, Conoce a la gran folclorista Violeta Parra, quien director uruguayo invitado por el Instituto del lo estimula como intérprete y le enseña varias Teatro, en el montaje de El círculo de Tiza de sus canciones. Caucasiano, de Bertolt Brecht. Realiza gira por Argentina, Paraguay y Uruguay y participa en1957-1960 Estudia actuación e interpretación teatral en la el Primer festival de Teatro Internacional, en Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Atlántida, con la obra Animas de día claro. 1958 Se integra al conjunto Cuncumén; en él se de- 1964-1967 Profesor de interpretación teatral en la Escuela sarrolla como intérprete solista y adquiere ex- de Teatro de la Universidad de Chile. Profesor periencia en la recopilación e investigación del de la Academia de teatro de la Casa de la folclor chileno. Cultura de Nuñoa, Santiago. 1959 Dirige la obra Parecido a la felicidad del autor 1965 Dirige La remolienda de A. Sieveking, para el chileno Alejandro Sieveking. ITUCH.1960-1961 Estudia Dirección teatral en la Escuela de Tea- Dirige La maña, de Ann Jellicoe para el Grupo tro de la Universidad de Chile. Teatral ITUCH. Dirige La mandragora de Maquiavelo. Recibe el premio «Laurel de O r o . —basado en Realiza gira por varios países latinoamericanos. votación popular e instituido por el diario El Trabaja como director artístico del conjunto Clarín y Radio Pacífico—. al mejor director tea- Cuncumén. tral del año en Chile por La maña y La remo- Tiene su primera experiencia como compositor lienda. Mejor dirección por La maña, Premio con -Paloma, quiero contarte». Viaja con el con- Anual de la crítica, Círculo de Periodistas, San- junto a Checoslovaquia, Polonia, Bulgaria, URSS, tiago de Chile. Holanda y Francia. 1966 Ayudante de William Olíver, director invitado 1961 Egresa como director teatral con óptimas cali- por el Instituto del Teatro, en el montaje de ficaciones. El montaje de la obra Animas de Marat-Sade de Peter Weiss. día claro, de Alejandro Sieveking, con los alum- Dirige La casa vieja del autor cubano Abelardo nos de la Escuela de Teatro, lo consagra como Estorino, para el ITUCH y La remolienda para director ante la crítica especializada. el canal 9 de TV.
    • 1966-1969 Director artístico del conjunto Quilapayún. ex- de terrenos en la población Herminda de la ponente de la nueva canción chilena. Victoria. Los campesinos de Ranquil lo invitan Actúa como cantante solista en la Peña de los a realizar una investigación con los sobrevi- Parra, en Santiago. vientes de la masacre realizada allí durante los años 30, con el fin de que haga una obra mu- 1967 Miembro de la delegación de las Juventudes sical. Convive con ellos y escucha de fuente Comunistas de Chile, al Congreso de la Juven- directa los relatos que les ofrecen; comienza tud Comunista del Uruguay. a trabajar en dicho material. Visita a Cuba invitado por la Unión de Jóvenes Comunistas 1968 Realiza gira teatral por California y Nueva York. (UJC) y el Consejo Nacional de Cultura. Ofrece Dirige Entreteniendo a Mr. Sloane, de Joe Orton, recitales y graba para la TV cubana. Visita la para la Compañía de los Cuatro y obtiene Pre- URSS, invitado por el Konsomol. mio de la crítica, Círculo de Periodistas, a la Ofrece recitales y graba para la TV soviética. mejor dirección. Recibe Premio Disco de Plata, Invitado por el Centro Latinoamericano de la 6ello Odeón. Universidad de Londres visita Inglaterra, y ofre- ce recitales y programas para la TV inglesa. 1969 Viaja a Gran Bretaña invitado, como director Visita Cuba nuevamente, invitado por la Casa teatral, por el Consejo Británico. de las Américas, para participar en el Encuen- Dirige Viet Rock, de Megan Terry para ITUCH. tro de Música Latinoamericana. Ofrece reci- Dirige Antígona, de Sófocles, para la escuela tales. de teatro de la Universidad Católica de Chile. Invitado como autor y cantante asiste al En- cuentro de las Juventudes por Vietnam en 1973 Dirige un ciclo de programas, por Televisión Nacional de Chile, donde expone los horrores Helsínski, Finlandia. de la guerra civil y el fascismo, con participa- Primer premio en el Primer Festival de la Nueva ción de músicos, bailarines y actores. El Ins- Canción Chilena auspiciado por la Universidad tituto Nacional de Cultura de Lima, Perú, le Católica, con la canción «Plegaria a un labrador-. invita a ofrecer recitales en el país. 1970 Asiste como director de teatro al Encuentro In- Tras haber sido apresado el día 11 de septiem- ternacional de Teatro, en Berlín, RDA. Participa bre, entre el 12 y el 15 del propio mes es ase- en el Primer Encuentro de Teatro Latinoameri- sinado por la Junta fascista en el Estadio Chile. cano en Buenos Aires. Inicia sus investigaciones sobre los instrumen- tos indígenas: los colecciona, estudia detallada- mente y llega a desarrollar el uso de cada uno de ellos en sus composiciones musicales. Realiza gira como autor e intérprete por Ar- gentina y Uruguay. 1971 Dicta un seminario sobre danza folclórica en la Escuela de danza de la Universidad de Chile. Forma parte de la Embajada Cultural del Go- bierno Popular que visita países latinoamerica- nos: recitales en México, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Perú, Argentina. Recibe el «Laurel de Oro» como el mejor compositor del año.1971-1973 Ingresa en el departamento de comunicaciones de la Universidad Técnica del Estado, como in- térprete. 1972 Dirige el homenaje a Pablo Neruda en el Estadio Nacional de Chile, al regreso del escritor a su país, después de recibir el Premio Nobel de Literatura. Realiza trabajo de investigación sobre la toma
    • composiciones I. Canciones con texto y música de Victor Jara 1961 «Paloma, quiero contarte- •Acurrucadita, te estoy mirando» • La canción del minero» 1964 «¿Qué saco con rogar al cielo?» •Deja la vida volar» 1965 «El cigarrito» «El arado» •Ojitos verdes» • El carretero» 1966 -El pimiento» • Somos pájaros libres» • La luna siempre es muy linda» • El soldado- • No puedes volver atrás» 1967 -Gira. gira, girasol* • El amor es un camino que de repente aparece» • El lazo» «Canción de cuna para un niño vago» • En algún lugar del puerto» • El aparecido» 1968 «Te recuerdo. Amanda» • Preguntas por Puerto Montt» «Mobil Oil Speclal» «Cochabamba me voy» 1969 «¿Quién mató a Carmencita?» •La pala- • La plegaria a un labrador» •A Luis Emilio Recabarren»
    • 1970 Caminando, caminando» •Canto libre» •Angellta Huenumán» • A Cuba» • El alma llena de banderas»1971 «El derecho de vivir en paz» •Abre la ventana» «NI chicha, ni limoná» •Como cambian los tiempos, compadre» • Los trabajos voluntarios»1972 «Venían del desierto» «Muchachas del telar» •Oigan pues, mhijita» • La población»: (texto dé Víctor Jara y Alejan- dro Sieveking) a.—Lo único que tengo b.—En el río Mapocho c.—Luchín d.—La toma e.—La carpa de los coligulllas f.—El hombre es un creador g.—Sacando pecho y brazo h.—Marcha de loe pobladores i.—Herminda de la Victoria1973 «El encuentro» • La diuca» •Cuando voy al trabajo» • Manifiesto» •Vientos del pueblo»Canciones con música de Víctor Jara1968 -Conejí.» Texto: Soledad Prendes1971 «El niño yuntero.» Texto: Miguel Hernández1972 -Poema 15.» Texto: Pablo Neruda1973 «Aquí me quedo.» Texto: Pablo NerudaCanciones con texto de Víctor Jara1968 «La cueca triste.» Música: Eduardo Carrasco1971 «Vamos por ancho camino.» Música: Celso Ga- rridc-Lecca «Brigada Ramona Parra.» Música: Celso Garrl- do-LeccaPiezas instrumentales de Víctor Jara1965 Música incidental para la obra de teatro La remolienda
    • 1968 «La partida.» Tema para la presentación en te- • Casi, casi» „ •• levisión de la Compañía de mimos de Nois- vander. «Ay, mi palomita» «A la molina no voy más» Perú 1970 «Ventolera.» Instrumental utilizado como tema para un ballet. Música para el ballet Los siete estados, del • La palmatoria» Chile coreógrafo chileno Patricio Bunster en colabo- ración con el músico Celso Garrido-Lecca. para •Vengan a mi casamiento» el Ballet Nacional Chileno. La «Doncella encantada» instrumental basado •La fonda» „ en uno de los motivos de Los siete estados. Característica musical para el canal 7 de TV • La edad de la mujer» Nacional: «Churagua» y variaciones sobre Cha- ragua. •La cafetera» • Iba yo para la fiesta» 1972 Tema de danza para los niños. «Homenaje a Pablo Neruda.» • Por un pito ruin» .• » 1973 «Calcaifilú.» «La beata» •• <• Característica musical para el canal 7 de Tele- •El chicolito» visión Nacional: nuevo tema y variaciones. •«La cocinerita» •• »V. Obras inconclusas •Corrido de Pancho Villa» México 83 1973 a. Una obra instrumental con la colabo- Peru ración del músico Mariano Casanova, .Ingu» que pretendía describir en cuadros sucesivos la atmósfera de distintas re- • La Tinkú» Bolivia giones de Chile, usando al máximo las posibilidades sonoras de los instru- «Duerme, duerme negrito» Caribe mentos indígenas. Existen grabacio- nes de dos cuadros: «Arauco» y «La «Doña María le ruego» Violeta Parra oficina abandonada» que se refiere a las oficinas salitreras del norte de «Décimas por el nacimiento» » Chile, como Chacabuco. «Canción al árbol del olvido» Ginastera-Silvia Vdz. b. Texto inconcluso de la obra «Ranquil». «A desalambrar» Daniel Viglietti c. «Estadio Chile», último poema com- «Juan sin tierra» Saldaña puesto en dicho estadio antes de su muerte. «Camilo Torres» Daniel Viglietti «El martillo. Pete SeegerVI. Canciones folclóricas y temas grabados por Víctor Jara como intérprete Rubén 0rtiz «Zamba del Che» «Qué alegres son las obreras» Chile. Anónimo «Ya parte el galgo terrible» Neruda-Ortega «Despedimiento del angelito» • Las casitas del barrio alto» Malvina Reynolds.
    • discografía1959 Solista en Conjunto Cuncumén, Villancicos chilenos. Sello Odeón.1961 Participa en el disco Folklore, Conjunto Cuncumén, Sello Odeón.1962 Solista y compositor de su primera canción -Paloma, quiero contarte» y C a n c i ó n del minero» en el disco Folklore de Chile Vol. 9. Conjunto Cuncumén: Geo- grafía Musical de Chile, Sello Odeón.1966 L.P. Víctor Jara, Sello Demón. Primer Álbum como compositor, intérprete y solista.1967 L.P. Víctor Jara, Sello Odeón. L.P. Canciones Folklóricas de América: Víctor Jara y los Ouilapayún. Sello Odeón.1969 L.P. Pongo en tus manos abiertas, Sello Dicap (Dis- coteca del Cantar Popular)1970 L.P. Canto Libre, Sello Odeón.1971 L.P. El derecho de vivir en paz. Sello Dicap.1972 L.P. La población, Sello Dicap.1973 L.P. Canto por travesura, Sello Dicap.1974 (Postumos) Manifiesto. Trasatlantic Records. Londres. Recibe premio del Daily Telegraph de Londres, «Me- jor álbum folclórico del año» y «Prix Dimant: Gran Prix du Disque», para el mejor álbum folklórico, Festival Internacional de Montreux, Suiza.1975 Víctor Jara, presente, Dicap, París.
    • Vidal, Virginia: «No sólo de pan...». El Siglo, Santiago de Chile, 1970. Cataldo. Francisco: «Un militante de su compromiso», H Siglo, Santiago de Chile. 1971. Cataldo, Francisco: «Víctor Jara: m¡ viaje es una muestra de solidaridad». Cultura y Espectáculos, El Siglo, Santiago de Chile,1971. «Elogios en México para Víctor Jara», El Siglo, Santiago de Chile. 1971.fuentes consultadas Grande, Carmen: «El canto, un arma de lucha», La Nación, Santiago de Chile, enero 24 de 1971.Programa de -Animas de día claro» de Alejandro Sieveking,ITUCH, Santiago de Chile, XXII. Temporada oficial, 1962. -La diplomacia de la guitarra», Onda, Santiago de Chile, no- viembre 26 de 1971.Programa de «Quilapayún», Santiago de Chile, Sala La Re-forma, agosto 7 de 1962. Recital Víctor Jara. Santiago de Chile. DICAP. abril de 1971. -Donde las papas queman». Ramona, Santiago de Chile, n. 45.Programa de «Los Invasores», de Egon Wolff. ITUCH, San- septiembre 5 de 1972.tiago de Chile, XXII Temporada, 1962. Intervención de Víctor Jara en el Encuentro de Música Lati-Garcés, Marcel: «El folklorista está ligado a la realidad», noamericana, celebrado en la Casa de las Américas, LaEl Siglo, Santiago de Chile. 1967. Habana, 1972.Monteemos, Yolanda: «Un chileno ante el vital fenómeno Maldonado. Carlos: «La mejor escuela para el canto es ladel teatro británico», Ecrán, Santiago de Chile. 1968. vida». El Siglo, Santiago de Chile, 1972.«Un artista completo y un hombre valiente», Ultima Hora, «Víctor Jara, experiencia en dos mundos», El Siglo, Santia-Santiago de Chile, junio 22 de 1969. go de Chile. 1972.Cataldo, Francisco: -Víctor Jara cantará mañana en el «Víctor Jara: la nueva canción chilena es un hecho», El Musi-I.E.M.», El Siglo, Santiago de Chile, 1970. quero, Santiago de Chile. 1972.Chamorro, Jaime: -Cultura sin paternalismo», El Siglo, San- Campos, Mario: «Víctor Jara: hora cero». Estampa, Revistatiago de Chile. 1970. de Expreso, Lima, octubre 21 de 1973.«Dice Víctor Jara: La canción chilena es grito y plata afue- • El canto libre de Víctor Jara», Boletín de Música, N. 40,ra», Puro Chile, Santiago de Chile, noviembre 3 de 1970. Casa de las Américas, La Habana, 1973.Jara, Víctor: «La canción-protesta», El Siglo, Santiago de García, Ricardo: -Víctor Jara canta por travesura», Ramona,Chile, abril 30 de 1970. Santiago de Chile, 1973.Sepúlveda, Ramiro: «El canto libre de Víctor Jara», El Siglo, • Hoy más que nunca se crean canciones que ayudan al pro-Santiago de Chile, 1970. ceso», El Siglo, Santiago de Chile, mayo 25 de 1973. Sepúlveda, Ramiro: «Víctor Jara pregunta», Puro Chile, • La clase obrera peruana agradece visita de Víctor Jara», El Santiago de Chile, junio 5 de 1970. Siglo, Santiago de Chile, agosto 22 de 1973. Sierra, Malú: «Víctor Jara, un trovador que le canta a su Mansilla, Luis Alberto: «Víctor Jara, el combate de la gui- pueblo», Gente, Santiago de Chile, 1970. tarra», Onda, Santiago de Chile, 1973.
    • Gargurevich, Juan: «He venido, señores, para cantar., Ex-preso, Lima, octubre 26 de 1975.Programa -Víctor Jara Ouilapayún-, Santiago de Chile, Teatrodel Instituto de Extensión Musical (IEM), diciembre, s.a. SOLIDARIDAD CON CHILE 87 Víctor d a r á Asesl nddc el 18 de Sept. 1973 per lacínula Militar FdCisld de Chile Circulo Musical Víctor clara Frente d e T r a b a j a d e r e s d c l a Cultura de Panamá •tt de sept. 1974
    • Í N D I C EAl l e c t o r / 5Intérprete de la naturaleza y el hombre / 9Su primer camino: el teatro /12A l pueblo hay que ascender y no descender /17En familia / 2 0La canción: un arma de lucha / 2 0El canto como respuesta / 3 2De la guitarra al disco / 3 4La patria grande: América Latina / 3 7Las raíces del canto / 3 9En tierras de solidaridad / 4 1El canto libre de Víctor Jara / 4 4Canciones /69Cronología / 7 9Composiciones /81 Canciones con texto y música de Víctor Jara / 8 1 Canciones con música de Víctor Jara / 8 2 Canciones con texto de Víctor Jara / 82 Piezas instrumentales de Víctor Jara / 8 2 Obras inconclusas / 8 3 Canciones folclóricas y temas grabados por Víctor Jara como intérprete / 8 3Discografía / 8 5Fuentes consultadas / 8 6
    • Este libro ha sido impreso por laEmpresa Productora Gráfica «EvelioRodríguez Curbelo», en el mes. deJunio de 1978. -Año del XI Festival».