FORO “ALISHEA DREAMS”   ALAS EN LA OSCURIDAD   1
FORO “ALISHEA DREAMS”                          ALAS EN LA OSCURIDAD   2                        Sinopsis        En un mundo...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            3                               ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                           ALAS EN LA OSCURIDAD     4                               C...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            5-Nunca lo encontrarás y si así ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           6de tener que casarme, y la presi...
FORO “ALISHEA DREAMS”                              ALAS EN LA OSCURIDAD         7preguntaré después de que el sol salga. Y...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           8                            Capí...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD            9durante el día son hacía ella...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                      ALAS EN LA OSCURIDAD            10no sea una buena cazadora. Pe...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            11era su hermano y esa tal Erika...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            12-¿Nazan está aquí? – La incred...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                   ALAS EN LA OSCURIDAD           13                           Capítu...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                    ALAS EN LA OSCURIDAD           14-¿por qué te paras así? ¿que pas...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD            15reí, una risa baja y sensual...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                      ALAS EN LA OSCURIDAD            16mio y su respiración me rozab...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD            17Entonces ocurrió, al cerrar ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD            18puerta de un movimiento y se...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           19afilados, siguió bajando hasta ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           20parecido relajante y en cuanto ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD         21                             Ca...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           22hacer sufrir a todo el mundo. C...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            23nueva para míElla siguió besán...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           24- No me dan miedo tus amenazas....
FORO “ALISHEA DREAMS”                                        ALAS EN LA OSCURIDAD             25menos de 1 minuto de lucha...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                      ALAS EN LA OSCURIDAD            26Se levanto lentamente del sue...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                      ALAS EN LA OSCURIDAD            27hambre- ¿eso lo había dicho m...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           28                            Cap...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           29quemazón dulce y erótica. – Yo ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                        ALAS EN LA OSCURIDAD             30- Virgin, Loren – Las nomb...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            31- ¿Estás bien?- Me dijo acercá...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            32no lo aborrecía como lo hacía ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                    ALAS EN LA OSCURIDAD           33compostura, necesitaba una confe...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD            34que su hermana se liberaba de ...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           35                            Cap...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                    ALAS EN LA OSCURIDAD           36era que no hubiera sido capaz de...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                        ALAS EN LA OSCURIDAD         37-¿Qué ha pasado?-pregunté inte...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD          38-Ni una palabra-me ordenó- Tan...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                     ALAS EN LA OSCURIDAD           39Mi vida se complicaba demasiado...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                      ALAS EN LA OSCURIDAD            40no me fallaba, su belleza era...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                       ALAS EN LA OSCURIDAD             41incluso sabiendo el resulta...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                    ALAS EN LA OSCURIDAD           42amor, y también todos y cada uno...
FORO “ALISHEA DREAMS”                                    ALAS EN LA OSCURIDAD           43                            Capí...
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Alas en la oscuridad --caryangel y rous
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Alas en la oscuridad --caryangel y rous

1,777

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,777
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
96
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Alas en la oscuridad --caryangel y rous

  1. 1. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 1
  2. 2. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 2 Sinopsis En un mundo donde los seres sobrenaturales existen, nos encontraremos con que el amor puede con todo y todos. Erika futura reina del trono de los vampiros e Izan un ángel vengador de 400 años de edad son por su raza enemigos de nacimiento. ¿Pero qué pasará cuando se den cuenta de que en realidad están hechos el uno para él otro? ¿Qué pasará cuando se den cuenta de que con quién habían estado soñando toda su vida en realidad en su enemigo mortal? Un maleficio les unirá en el amor, todo lo demás les querrá separar.
  3. 3. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 3 Prefacio ERIKA- No tienes por qué hacerlo.- Su mirada me atrapaba. Sus palabras salieron comosimples susurros, pero llegaron a mis oídos como si estuviera junto a mí. Así le sentí.Estábamos tan lejos y a la vez tan cerca, parecía poder tocar su bella cara. Nunca habíavisto una imagen más bella. Su pelo estaba alborotado, su cara llena de tierra, sucamisa sangrante y sudorosa, y aún así eso no hacía más que aumentar mi amor por él.Que estuviera ahí, en el mismo lugar en el que hubiera enfrentado a la muerte con lacabeza bien alta, no hacía más que partirme más el corazón. - No te condenes por mí. IZAN- No tienes por qué hacerlo.- Se lo dije solo a ella. Nuestras miradas estaban atrapadasen un torbellino de emociones compartidas. Su figura a la luz de la luna era lo másbonito que había visto en mucho tiempo. Eso solo me hizo desearla aún más. Sucuerpo desnudo con esa misma luz debería ser penado con la muerte. A nuestroalrededor no existía nada más. Ya no había una muerte inminente, ni una bodainesperada, ni un hermano vampiro. Solo nosotros dos.- No te condenes por mí.
  4. 4. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 4 Capítulo 1 Caza y sangreY hay íbamos Gina, Killian y yo, Erika. Estábamos de caza como siempre, Y de repentealgo brillante paso por delante de nosotros.- ¡¡¡Cojéelo!!!- le grite a Killian. Pero se le escapo. Así que corrí y lo atrape.-¿Dónde está?- le pregunte. Era un ángel no de mucho rango pero un ángel al fin y alcabo. Mmm su sangre era deliciosa aunque un poco empalagosa pero me gustaba. Élno respondió así que le atravesé un ala con mi espada. -¿Estás sordo maldito ángel?dime donde esta o te corto las alas aquí mismo y te uso para cenar.-Era un chico con el pelo blanco y ojos ámbar, claro a los ojos de los humanos no se venasí, solo unos cuantos tienen don para verlos y por supuesto son vampiros. Al igual queellos, los Ángeles, nos distinguen a nosotros por un pequeño tatuaje que tenemostodos en la nuca. Que los humanos no ven, pero ellos sí. El mío era diferente al de losdemás los demás tenían una estrella y yo tenía una especie de alas, un poco raras perome gustaban. Tengo el pelo largo negro como la noche y los ojos verdes como laspiedras preciosas, tengo un buen cuerpo musculado y de buena estatura, lo que mehacia ser una de las mejores cazadoras de la hermandad. Llevaba tiempo buscando aun ángel de alto rango, que por encima de él solo estaba Dios. Así que lo quería, teníaque quitarlo de en medio. Me estorbaba a mí y a mi hermandad.Nunca lo había visto, pero si capturaba a un ángel o un hada o un brujo o bruja blanca,los torturaría hasta que me dijeran donde se esconde. Pero estos malditos seres nuncatraicionarían a Izan, que así se llama. Pero lo encontraré y cuando eso suceda desearáno haberse escondido tanto tiempo.El ángel no hablaba así que le mordí en el cuello. Mmm... Pensaba que me iba adesmayar, que dulce su sangre… y que olor a luz, agua, tierra.-Vamos a haber, dime donde está -se intentó poner en pie.
  5. 5. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 5-Nunca lo encontrarás y si así fuera ten en cuenta que no pasara nada de lo queplaneas.- no me lo creo un ángel diciéndome lo que me pasará. - Basta, ya me he cansado de tanto juego. Dile a Izan que Erika lo busca, que seesconda bien- puso cara de alivio cuando le di el mensaje para Izan. -Bueno espera unmomento, mejor no le digas nada, que tengo más hambre.- Su cara se puso pálida y elcolor de sus ojos cambio a marrón y dejo de brillar, bueno que me importaba unomenos, y yo había quedado satisfecha.-Mira que eres mala. Jajajaja - me dijo Gina.-¿Yo? ¿Por qué? Solo tenía hambre--Eres una glotona te encanta la sangre de ángeles--Pues si además tenía hambre. jajajaja-Killian me miraba mientras hablaba con Gina. Él es muy guapo. Ya habíamos tenidonuestro momento, pero no quería nada serio con él. Él es guapo, ya lo creo, morenocon ojos negros como el azabache, una piel blanca como el marfil. Además me gustabaque me mirara cuando pensaba que yo no lo veía, me hacia recordar los momentosque habíamos tenido juntos en mi cama de día, de noche, a todas horas.-Erika cada día me gustas mas-me dijo Killian acercándose a mí. -¿Sí? ¿y por qué?-le pregunté.-Por esa maldad que tienes, esos ojos, ese cuerpo. Todavía sueño con que me aceptespara compartir la eternidad contigo.-Me dijo.-Ah, eso no lo he pensado. –-Pues deberías. Tu madre dijo que después del baile de la noche de la hermandadtendrías que tener un candidato.-Dijo Gina-Lo sé, pero es que no se si quiera pasar la eternidad con nadie y sustituir a mi madre.-Pues ve pensándolo, sabes cuál es el castigo.- Y Gina se fue.Mierda no me acordaba del baile de la noche, mi madre Issabella Marconi, y mi padreMarcus Angio, tenían una tradición familiar. Cuando su hija cumplía 18 le cederían supuesto de líderes de la hermandad. No había ninguna familia más poderosa. Eso sí conmarido incluido por supuesto para pasar toda la eternidad juntos. Al menos podíaelegirlo yo, menos mal, pero aun así de no aceptar el castigo es claro, pena de muerte.Creo que por eso me estaba volviendo más despiadada. Nunca es que haya sido unaniña buena. Se me conoce por mi crueldad, y eso me gusta. Aun que por la frustración
  6. 6. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 6de tener que casarme, y la presión de tener que dejar de cazar, eso no me gusta y esoera algo que no podía permitirme, por lo menos hasta que tuviera a Izan.-Oye esperadme, ¿no?-pero cuando mire ya se habían ido.¿Un momento quien es ese? Pensé. No lo había visto nunca. Es un vampiro, ¿Qué haráaquí? voy a preguntarle, pero eso si espada en mano por supuesto, no me fio dealguien que no conozco.-Hola, ¿qué haces por aquí?- le pregunte con la espada en su garganta.-Soy Nazan y solo estoy de paso--Pues ya te estás largando de mi territorio.- Su cara empezó a ponerse más blanca y amirarme con ojos que me decían que iba a tener que pelear, bueno estaba dispuesta.-No he venido a pelearme, he venido por ti.- Dijo mirándome de arriba abajo con carade querer quitarme la ropa.-¿Por mí? ¿Por qué? -Estaba un poco asombrada. Dios era guapo hasta la saciedad,moreno con ojos azules casi transparentes como el océano. Y por lo que podía vertenia músculos que se le marcaban por debajo del jersey.-Porque estás buscando a mí hermano.--Yo no cazo vampiros, deberías saberlo.--Lo sé mi hermano es un ángel, su nombre es Izan.- Joder no puede ser un vampiro yun ángel hermanos. No puede ser, ¿Como había podido caer mi raza tan bajo?-No me mientas, no me gusta que jueguen conmigo. Déjate de tonterías y dime laverdad, o te mato aquí mismo.-Le dije con mi espada penetrando en su pecho. Salía unpoco de sangre pero no mucha, todavía.-No miento, es cierto y lo busco por la misma razón que tú. Para matarlo. Y así poseerétodo lo que él tiene. Y para encontrar a la chica con la que sueña, la haré mía y él loverá. Lo mantendré delante viendo como la poseo mientras el agoniza.--Wow, creo que nos llevaremos bien tú y yo. Y por tu bien espero que no me mientas olo que te haré será algo con lo ni siquiera has soñado en hacerle a tu hermano cuandolo cojas.-Le dije. Saqué mi espada de su pecho y me quede mirándolo de cerca. Nopuede ser, tiene el mismo tatuaje que yo, unas alas pero ¿Cómo es posible? Le
  7. 7. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 7preguntaré después de que el sol salga. Y debo dejar la caza para mañana. Peromañana, no sé porqué, pero creo que tendré suerte con izan.
  8. 8. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 8 Capítulo 2 Eterna EsperaMe levanté sobresaltado. Otra noche en la que no había podido dormir bien, y ya vancon esta 3 siglos.Mi nombre es Izan y soy un ángel. Realmente tengo alas y resplandezco, soy ese tipode ángel en el que todavía cree la humanidad. Pero están tan ciegos que ellos no loven, me ven como una persona normal. Ningún humano me ve en mi verdaderanaturaleza, ya que los ojos de la humanidad están cegados por el egoísmo, la avaricia ypropio placer. Aunque siempre hay alguien que ve más allá, que tiene algún tipo defuerza extrasensorial que notan que no soy realmente como ellos.Pero ellos no son realmente mi problema. Por mucho que a veces me molesten a lolargo de mi existencia, mi cometido es protegerlos. Soy un ángel vengador. Unverdadero cliché.Mi problema son los vampiros, si otro cliché. Vampiros que matan humanos paraalimentarse, ellos son mi objetivo desde hace 400 años, y llevo matándolos desdeentonces en todos las zonas del mundo. Siempre la misma rutina, la misma guerra y lasmismas muertes a asesinos de personas inocentes. Quizá por la misma razón de rutinallevo 300 años soñando con lo mismo. Soñando con la misma chica, con la misma caray los mismos ojos. Y aún que no sé quién, es conozco las líneas de su cara, su cuerpo,como las mías. En mi sueño, ella solo me mira, no se intenta comunicar conmigo, no esun sueño angustioso ni una pesadilla. En mi sueño solo estamos mirándonos durantehoras, intentando descifrarnos mutuamente. Y eso me está matando.Como ángel que soy, mi raza tiene prohibido el amor. No es que no tengamos queenamorarnos, es que no podemos enamorarnos. Tampoco podemos físicamente tenerimpulsos sexuales. Cuando habitamos en la tierra nuestro cuerpos se adaptan, una denuestras adaptaciones es la pérdida del lívido y con ello los sentimientos relacionadoscon el amor.Eso me está matando, estoy enamorado de la chica de mis sueños. Imagínate ver lamisma persona cada día durante toda tu vida. Tengo sentimientos por ella quebiológicamente mi cuerpo no debería de ser capaz de producir. Lo que siento por ellava más allá de todo razonamiento humano. Y continuamente mis pensamiento
  9. 9. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 9durante el día son hacía ella, hacía una chica que no sé ni siquiera si existe. ¿Ves lofrustrante que es todo esto? Por un lado no puedo enamorarme y me enamoro. Peroque encima de enamorarme, me enamoro de una chica que visita mis sueños durante303 años. Si no fuera porque la existencia de mi raza es un misterio, diría que eso no esposible.Mi raza… si somos un misterio para las demás criaturas sobrenaturales. Ellos si nospueden ver como realmente somos, al igual que nosotros podemos saber lo que ellosson. Los vampiros, como he dicho antes, son mi verdadero problema, nos estáncazando. Pero no nos confundamos, no todos ellos, sino la hermandad oscura.Desde hace unos años la guerra se ha hecho más visible, los ángeles aniquilábamos alos vampiros sin piedad, hasta ahora. De unos pocos años acá un grupo de vampiros,con las mejores técnicas de lucha, se agrupó. Todos ellos forjaron lo que se conoce conel nombre de Hermandad oscura, haciendo competencia a los seres que formamos lahermandad de la luz.Me levanté de la cama y me puse mis pantalones vaqueros y una camiseta elástica. Esetipo de camiseta que se adapta al contorno del cuerpo, por lo que todos mis músculosse resaltaban con ella. No voy a mentir, los ángeles somos bellos por naturaleza.Debería de no ser así, ya que destacamos entre los humanos. No sé realmente comodescribirlo, una vez, una humana, me había dicho que poseía una bellezasobrehumana. La verdad, no iba muy desencaminada. No nos podíamos comparar connada humano, ya que las bellezas que destacaban entre ellos, en realidad no eranhumanos. Eran brujas o brujos, hadas…Ya salía el sol, y por alguna extraña razón tenía el impulso de salir de noche. El impulsose agudizaba después de mi dosis de sueños con la chica, una secuela de no dormirbien supongo. Pero era un impulso descabellado sabiendo que no podía salir. Muchaoscuridad me hacía daño y mis poderes se debilitaban en ella, eso era algo que no mepodía permitir. Ya que debido a muchas casualidades y circunstancias, soy el guardiánde los secretos de mi mundo y el de los demás seres de la luz. Guardo las ubicacionesde los portales mágicos ubicados en todas las ciudades de la luz. Mi único deber comoguardián es no dejarme atrapar, parece sencillo, pero es algo difícil. Y es debido a quelos cazadores de la hermandad de la luz, me persiguen desde hace aproximadamente300 años. Casi el mismo tiempo que me lleva persiguiendo mi hermano nazan. Él es unvampiro despiadado, que no se detiene ante nada. Algo así como Erika la vampira queme busca, aunque pienso que él no es tan creativo como lo es ella.-Izan, ¿por qué estás aquí?-me pregunto Nala, cuando salía de mi casa. Nala es micompañera de caza. Aunque, la verdad sea dicha, prefiero cazar solo. Y no es porque
  10. 10. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 10no sea una buena cazadora. Pero somos pocos los que cazamos ya que los tatuajes conlos que identificamos a los vampiros son difíciles de ver, no todos podemos.- ¿Y dónde se supone que tengo que ir? – Le pregunté con interés.-Sabes lo que le paso a Joel anoche, no deberías de estar aquí. – Me miró con caraapenada, sus ojos brillaban a punto de desbordarse por las lágrimas. Nala al igual quetodos los ángeles tiene una belleza pura. Pero en ella se ve realzada, ya que aunteniendo 134 años, todavía posee rasgos de una niña. Su cara es redonda e inspirainocencia, sus ojos son marrones enmarcados por unas pestañas espesas y alargadas.Su cabello, aquí viene lo extraño, es pelirrojo. No he conocido nunca en toda miexistencia ni un ángel con el color de pelo que posee Nala. Eso la hace, aún más bellaque los demás, su cabello pelirrojo ondulado y largo, sumado a su blanca piel, leconferían una apariencia característica más de las hadas que de un ángel.-Sí me entere que encontraron su cuerpo. Se alimentaron de él hasta desangrarlo,¿Verdad?-- Sí, por eso no debes exponerte a que te cojan. Izan si te cogen sabes que será nuestrofin, sin ti se perdería todo. Y además su muerte habrá sida en vano.- Su voz se quebróen esa última frase.Habíamos estado andando mientras hablábamos. La ciudad era un hervidero enmovimiento. La ciudad estaba despertándose literalmente. A nuestro alrededor semovían numerosas personas, con estilos totalmente distintos, desde personas contraje de ejecutivo, hasta chicos con mochilas. Otro nuevo día en sus cortas vidas.En el fondo les envidiaba su libre albedrío, poder elegir cuando salir, cuando entrar,que hacer y a donde ir. Yo condenado por toda la eternidad a ser el guardián de lossecretos y un ángel vengador. Sin ningún otra salida. Condenado a la soledad durantela noche y a la caza durante el día, para siempre.-Lo sé, pero eso es imposible. Quiero coger a esa tal Erika, y darle su merecido. Sí creeque se va a salir con la suya, va desencaminada. Quién me busc…--¿Has visto eso?-me preguntó en un chillido y sobresaltándome.-No ¿¡qué pasa ¡?--Izan, creo que vamos a tener suerte esta noche, quizá podamos vengar a Joel.-Me dijoNala. Mientras observaba un forma en un callejón. Entendía su sed de venganza, Joel
  11. 11. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 11era su hermano y esa tal Erika que me buscaba, lo mató anoche, literalmente se locomió.Por fin era la hora, el sol acaba de despuntar entre los edificios, en su punto justo. Ypodíamos ir a por ese vampiro. Tenía poco tiempo pero esperaba aprovecharlo bien,muy bien.-¡Nala tírale una daga y que no se mueva! - Le grité corriendo hacia ella. Las dagas quetenemos no son simples dagas. Éstas están hechas en la ciudad de la luz y bendecidaspor el sumo sacerdote.Pero aún así no me quería arriesgar, así que, con uno de los poderes que poseo,sondeé el terreno con mi mente haber si había alguien más. Pero hoy teníamos suerte,estaba solo él. Así que este no era un cazador. Los cazadores suelen salir de caza detres en tres. Me daba igual, era un vampiro menos y listo.-Vaya, vaya, un chupasangre-Le dije con mis puñales en su cuello-Vaya, vaya, un ángel vengador, que sorpresa.- Es increíble que estos vampiros aunestando en peligro de muerte siguen dándose aires de grandeza. Deben de pensarsolo en beber sangre de nosotros y de los humanos, en las fiesta, y en el sexo sobretodo ellos. Son como animales. Qué asco.-¿A dónde se supone que ibas pasando por aquí? Sabes que este es nuestro territorio.-Le dijo nala que estaba a punto de clavarle la espada en el corazón. Mientras, yo seguíacon la daga en su cuello y apretándole sobre la pared.-Vaya eres una angelita muy guapa, ¿No te gustaría tener un rato de pasión conmigo?-Nala lo miro con cara de asco. Pero el llevaba razón ella estaba preciosa con esevestido blanco hasta las rodillas. Se hacía verse tan bien, destacaba su cabellera. Creoque no debería de estar pensando en esto y ni siquiera sintiendo lo que ahora sentíacuando la estaba mirando. Y no, sobre todo, cuando teníamos un vampiro entre lasmanos.-¿Por qué estás aquí?-le pregunte mirándole fijamente a los ojos.-Estaba buscando a alguien. Mira por donde lo he encontrado sin problemas. – Me dijodevolviéndome la mirada.- Me manda tu hermano Izan. Solamente quería saber siestabas en la ciudad.- Sonría mientras me lo decía, una sonrisa maligna y llena depromesas dolorosas.- Por fin lo sabe, el puede ver todo lo que yo veo. -El dijoriéndose.
  12. 12. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 12-¿Nazan está aquí? – La incredulidad se reflejo en mi voz.- No puede ser. Él estaba enEspaña. – Dije como para mí. Le volví a mirar y le pregunté con mis dagas en su cuello.-¿Cuánto hace que está aquí en Italia?--No te preocupes, él está bien acompañado.- Dijo con una risa socarrona.- Está conErika, te suena el nombre ¿verdad? Se encontraron por la noche.No me pude resistir le pegué en la cara lo más fuerte que pude. Pero el continuóhablando como si no le hubiera pegado.- Al final te cogerán. Ahora ya saben donde estas, Izan. Y ahora me puedes matar siquieres, ya he terminado mi trabajo.- Pero no fui yo quien lo hizo, tan pronto comoterminó de hablar, Nala le cortó la cabeza, llenándose su blanco vestido de un rojointenso, a juego con su cabello. Estaba sexy con el vestido pegado a su cuerpo y supelo suelto, algo despeinado por culpa de la carrera para coger al vampiro. Pero “OHdios en que estoy pensando” se supone que yo no siento estas cosas. Como noencuentre pronto a la chica de mis sueños no sé cómo va a acabar mi vida.
  13. 13. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 13 Capítulo 3 El EncuentroLe daba vueltas en mi cabeza a la misión de nazan, ¿por que buscaba a suhermano?¿por que lo queria muerto?¿Como es posible que un ángel tenga unhermano vampiro? Me preguntaba todo esto mientras le observaba de reojo.En el fondo todo esto me da lo mismo. Yo solo quería encontrar a Izan, si el podíaayudarme a encontrarlo, pues bien. Ibamos caminando por la calle. Aunque él más queandar parecía que estaba desfilando en una pasarela de moda. Las chicas que noscruzabamos no podían dejar de observarle, aunque la expresión correcta seriacomérselo y desnudarle con los ojos.Por supuesto Nazan era la belleza reencarnada, si lo observabas demasiado tiempo esabelleza te eclipsaba y te atrapaba. Su olor también era de otro mundo, te hacíaplantearte como sería si ese olor impregnara en tu propia piel al tocarlo. Cuando lomiraba me imaginaba a los dos, piel con piel en mi cama, tocándonos cada centímetrode nuestra cuerpo, sudando y… por supuesto la fantasía cambió. Ya no estaba conNazan, estaba con “el chico”. Siempre con el mismo chico. Sus ojos medio azulesmedio verdes, y con un matiz de color almendra me observaban. Esos ojos… mevolvían como loca, me hacían ser un fiera, y me calentaban por dentro y por fuera, mehacían arder en deseo. Oh por favor esos ojos eran mi perdición, como no encuentre alque se mete en mis fantasías pronto… voy a tener que hacer algo con Nazan, aunquepor otra parte lo que le haría no nos disgustaría a ninguno de los dos.-¿Dime en que piensas?-me preguntó mientras me miraba con eso ojos azules. Creoque me estaba derretiendo por dentro. Es como si sus ojos se derramaran en miinterior.-eh… en nada. – Dije mientras me sacudía de mi ensoñación y de su mirada. - ¿Te hasdado cuenta de cómo te miran las chicas?-Le pregunte con picardía, para desviar suatención.-Si pero no me interesan las mortales, solo me gustan las de mi especie-y de repentese paro enfrente mio.
  14. 14. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 14-¿por qué te paras así? ¿que pasa?-le pregunte con incredulidad. EL se había colocadode tan forma que sentía el calor de su pecho en el mio. Mis pechos se elevaban a uncentímetro escaso de su torso.-Puedo leer la mente de todos los humanos que hay cerca,- me lo dijo repasando micara con sus ojos.- Todos los hombres de está calle solo tienen un pensamiento enmente, quieren tener sexo contigo- Me quede helada, yo no podia leer la mente de losmortales solo la de los vampiros. Sus ojos seguían observando esperando mi reacción.-No me interesan lo mortales. Solo los chicos de mi especie.- Lo dije quitándoleimportancia al asunto, pero mientras le contestaba observe disimuladamente mialrededor. Sin lugar a dudas los hombres me observaban. Siempre olvidaba que a losojos humanos somos bellezas andantes, cierto yo era hermosa. No es que sea creída oalgo así, pero era obvio, tenía una belleza un poco extraña, no era tanto como losdemás vampiros. Mi belleza tocaba lo absurdo en lo referente a que tenía una bellezacasi angelical. Y digo que tocaba lo absurdo ya que ¿Cómo se podía tener una bellezaangelical cuando era un vampiro malvado que mataba ángeles?- Así que los de tu especie ¿eh? Me alegro de que contestaras eso.-y cuando me dicuenta su cuerpo se había movido hacía mí y me encontraba entre mi coche y sucuerpo.- ¡Ehhh! No tan rápido. ¿Que te piensas que soy?, ¿Te crees que me voy a acostarcontigo?- Su cuerpo estaba pegado al mio, sentía su calor a través de la camiseta. Mispechos estaban aplastados en su torso y se movían al son de nuestras respiraciones.-Eres increible te conozco de hace 20 minutos. De verdad que haces honor a la famaque tenéis los vampiros. Sois incontrolables. Solo pensáis en buscar y encontrar elplacer para vosotros mismos. Siento decirte que estas muy equivocado conmigo. -Laverdad creo que estaba desvariando un poco. Con sus ojos fijos en los mios, en elfondo sabía que me atraía. Pero ¿a quién voy a engañar? Yo antes era tal y como haceunos segundos le había descrito a él. Solo podía pensar en el placer sexual, sobretodocuando veía a Killian.-No te enfades solo quería besarte, además podria obligarte y entonces… - fuediciendo mientras inclinaba su cara hacía la mia- yo disfrutaría mas-me dijo con unavoz juguetona.-Tu no sabes quien soy yo ¿verdad?- le dije enfrentándole- ¿Sabes que te pasaria si mehicieras algo? Tengo muchas formas de matar a alguien, ya sea vampiro, hada, bruja oángel. Y por si no lo has notado mi espada apunta directamente a tu entrepierna.-Y me
  15. 15. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 15reí, una risa baja y sensual, su cara cambio del placer a la angustia. Pues sí que teníamiedo de mi, pensé. En aquel momento sentí una presencia familiar detrás de mí.Killian acababa de llegar, por lo que no tenía miedo de mí sino de Killian-Suéltala o te rompo el cuello gilipollas - Pero que se creían ambos. Killian secomportaba como si no pudiera defenderme y Nazan como si realmente no fuera unaamenaza para él. Cuando yo no era famosa precisamente por dejar vivir a la gente.-¿y quién lo dice eso?, ¿el novio despechado?- pregunto Nazan a killian con una notade burla en la voz.-Basta killian – le dije con mi voz más autoritaria- ¿Te crees que no puedo con él?Acaso has visto donde está mi espada?--No la ví en tu espalda y decidí intervenir para ayudarte, pensé… --Has pensado que la había perdido- le dije mientras seguía mirando fijamente a Nazan-Pues no la he perdido está es tu entrepierna, como te me acerques más tendrás unverdadero problema o quizá tendrás un problema menos, ¿Quién sabe?--Perdona erika yo solo kieria protejerte- Me dijo bajando la voz a tono dearrepentimiento.-Vaya tenemos todo un caballero aquí- Le dijo nazan a killian con su voz más burlona.Ahora se sentía muy seguro de si mismo, por que killian se había tranquilizado perotodavía recordaba como antes se había puesto tan blanco como la nieve.-y tu quitate de encima de mí- Le dije a Nazan mientras le miraba fijamente- me estasaplastando. Si lo prefieres me abro paso con mi espada- Todo esto acomañado de misonrisa más burlona era lo que más podía hacer, a no ser que siguiera mis propiaspalabras. El sabía que solo con un par de golpes con la espada, nunca podría matarlo,pero eso no significa que no duela. No podía matarlo a no ser que le cortara la cabeza.Pero aún así a los seres de la luz el simple roce de nuestras armas los debilitaba, asiquele dejaría unos minutos herido.-Vale, vale Erika. Solamente jugaba contigo. – Bajo su tono de voz hasta una vozcargada de promesas de placer-Me gustas mucho. Y claro que se quién eres, eres ErikaAngio. Famosa por lo despiada que eres.- Me lo dijo al oído, el sonido de su voz meatraveso como agujas, buscado el deseo en mi y lo encontró. Pero de reojo vi a killian,se tensaba y él me miraba con cara de sorprendido. Entonces cai en que todavía teníaa Nazan medio encima mia. Sus piernas adheridas a las mias, su torso recostado con el
  16. 16. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 16mio y su respiración me rozaba el cuello. Todo el peso de su cuerpo me seguíapresionando contra el coche. Reuniendo todas el autocontrol que pude encontrarempuje a Nazan lejos de mí, y me suvi en mi coche. Por favor tenía que llegar a casapronto o me daría un colapso.-Me voy killian, lleva a nazan a la hermandad, y si es posible no lo mates por el camino-no estaba segura de si llegarian vivos los dos pero yo me tenia que ir. Además estabaamaneciendo, el sol salía ya.-No prometo nada erika,- se acerco hasta mi y se inclino hacía mi -¿puedo ir a verteluego?- me pregunto killian al oído.-por supuesto que sí Killian -le conteste. En un impulso le di un beso en los labios.Mmm se sentian calientes como siempre, eso me gustaba. Nazan me mirabasorprendido, estaba blanco como la nieve- No temas nazan, no te matará, por ahora-y me fui.En cuanto estuve a solas en mi coche respire profundamente. No me había dadocuenta de que había estado aguantando la respiración durante casi todo elenfrentamiento. Me sentía casi enferma, eso es raro, los vampiros nunca enfermamos.Las únicas veces que podemos sufrir es a causa de las heridas de armas. Pero aunsabiendo que no era posible, no me encontraba bien del todo.Nunca me había sentido igual por lo que no sabía lo que tenía. Me sentía ardiendo, ypor mucho que pusiera el aire acondicionado, la sensación de quemazón no disminuía.Se había desencadenado a raíz del acercamiento de Nazan, no se porque pero teníaesa impresión. Me había dejado un dolor palpitante, era como si su poder me hubierarozado y el mio le hubiera correspondido. Era totalmente absurdo, quizá estabadesvariando por la quemazón. Quizás tenía lo que los humanos llamaban fiebre yestaba delirando. Pero por más que lo pensaba sabía que tenía razón. Algo que poseíaNazan había arrancado algo que yo tenía profundamente encerrado.Llegué a mi casa, me abrí paso a través de la puerta hasta el baño. Puse en marcha elagua del grifo y me quité la ropa mientras el agua fría caía lentamente en la bañera.Sentía como mi piel ardía.Tan pronto me quité la ropa me introduje en el agua helada. El agua en contraste conmi piel caliente se sentó bien. Me recosté en mi gran bañera, esperando a que sellenara.
  17. 17. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 17Entonces ocurrió, al cerrar los ojos lo volví a ver. Mi chico de ojos verdes y azules. Eracomo si nunca hubiera cerrado los ojos, estaba de pie encima de mi alfombra,mirándome con cara de satisfacción. Como sí por el simple hecho de mirarme fuera unverdadero placer para él. No hizo amago de acercarse, ni de hablar. Solo me observabacon verdadero deleite. Claro recordé que estaba totalmente desnuda. Mi mente mejuega malas pasadas, ¿que hombre que estuviera en su misma situación no me miraríacon el mismo deseo?Tenía que dejar de pensar en esos ojos, quizás así dejaría de tener fantasías con él.Desde que tuve mi primer pensamiento sexual mi imaginación me dio su imagen. Ydigo imaginación porque nunca le he visto, por más que intente recordarlo se quenunca me he cruzado con alguien así, si lo hubiera hecho lo sabría.Aquí me tenéis, a la vampiresa más cruel, a la cazadora que es recordada por lodespiadada, mirando con deleite a un humano. Si esto se supiera… No se cuantotiempo estuve mirando esos ojos, pero me perdí en ellos. Esos ojos me hacían débil,confusa y cachonda, muy muy cachonda. Sin ni siquiera planteármelo, y mientras lemiraba fijamente a la cara, comencé a tocarme.Pase mis manos por mis pechos, por mis pezones duros por la excitación. Baje una delas manos hasta el ombligo al que acaricie la piel a su alrededor formando un circulo. Yseguí bajando hasta mi sexo acariciando la piel con movientos lentos y circulares. Sumirada se fue estremeciendo, hasta que realmente, pude ver que en sus faccioneshabía dolor. En el fondo me daba satisfacción tener tanto poder sobre él. Pero susufrimiento iba más allá del puramente humano. En el momento en que quiselevantarme para llegar a su lado, sonó el timbre de la puerta.Abrí los ojos y me dí cuenta de que realmente si que me estaba tocando. La quemazónhabía desaparecido, pero en cambió tenía un calentón de otro tipo. Mis manosdescansaban ahora flácidas una sobre mi pecho y la otra sobre mi sexo. Apagué el aguadel grifo, me levante me puse la toalla anudada al pecho y salí rumbo a la puerta.Amplie mi poder para sentir quién estaba en mi puerta. Entonces le sentí, era Killian yvenía solo. En cuanto abrí la puerta me aparte de la luz solar. Debo de decir que no medaña del todo pero si que me debilita. En cuanto le deje entrar supe que era un error.Con todo el caos de antes yo le había besado. Para que supiera que yo sabía que en elfondo su intención del enfrentamiento con Nazan eran buenas y se que en el fondotambién lo había hecho para molestar a Nazan. Pero él me había malinterpretado. Yaquí estaba yo, húmeda, cachonda por mis fantasías, desnuda y otra vez con laquemazón. Eso sumado a que Killian siempre me había atraído, y que él podía oler mideseo al igual que yo podía oler el suyo. Fue un gran detonante, para que cerrara la
  18. 18. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 18puerta de un movimiento y se diera la vuelta para enfrentarme.- No quiero verte otra vez así. – Me dijo con toda la tranquilidad de la que era capaz.- ¿Cómo en toalla? ¿Prefieres que me la quite? – No lo pude remediar, sabíaperfectamente a lo que se refería. Pero no quería enfrentarme a ello. Sí dejaba que memostrara sus celos, esto significaba que era algo más que un rollo. Yo no queríacomplicarlo, tenía un calentón y quería quitármelo, punto. No quería máscomplicaciones, ni novios celosos. Bastante tendría ya cuando dentro de unos díastuviera que elegir un marido,por que si no lo encuentro yo lo elejiran en contra de mivoluntad y casarme con él. Solo de pensarlo me daban escalofríos.- Sí prefiero que te la quites, pero no es a eso a lo que me refiero y lo sabes. – Su carareflejaba dureza, sus ojos no me derretían. Killian era un bombón, pero estaba muylejos de Nazan. En este momento descubrí la diferencia entre pasión y atracción. Susojos mostraban un sentimiento de posesividad cuando se pasearon por mis curvas,posesión y atracción. Como cualquier otro macho.- Killian basta. No soy tuya. Puedo hacer lo que quiera con quien quiera. No soypropiedad de nadie. – Se acerco lentamente hacía mi. Estaba apoyada contra elmueble de la entrada. Me empujó hasta hacerme sentarme sobre él. Comenzó aacariciarme la pierna por encima de la toalla y a acercar su cara a la mia.- Por poco tiempo. Sabes que soy tu mejor opción como futuro marido. Al menos a míya me conoces y sabes que podemos pasar muy buenos ratos en la cama. Como el deahora.- Hay le concedí un punto. Sabía que tenía que elegir ya a un candidato, perorealmente no podía. En cuanto me planteaba elegirlo sentía que estaba cometiendo unerror garrafal y no podía ponerme de acuerdo conmigo misma.Me rendí a él porque estaba demasiado excitada como para que no me viniera bienque aliviara algo mi agonía. Aunque yo sabía que esa excitación no era enteramentepor él, sino por mi fantasía, y algo en el fondo de mi me dijo que esto no tendría queestar pasando. Pero otro fallo que tengo, en cuanto estoy demasiado excitada no soycapaz de pensar con coherencia.Sus labios buscaron los míos, y su mano se coló por debajo de la toalla, tocándome lapierna de forma muy excitante y preparatoria. Su mano se movió hasta mi parte másíntima, mientras su boca descendía de mis labios a mi cuello. Siguió mordisqueando lapiel sensible de mi cuello. Con la otra mano que me sujetaba por detrás de la cabeza seapañó para desatar la toalla, dejándola caer a mi alrededor. Su boca descendió hastami clavícula dejando todo un regero de pequeños mordisquitos con sus dientes
  19. 19. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 19afilados, siguió bajando hasta alcanzar el pecho al que enmarcó con la lengua hastallegar al pezón. Mientrás tanto su otra mano jugaba con mi sexo, me acariciaba elclítoris con movimientos circulares. Una vez se cansó de mi pezón derecho comenzócon el izquierdo. Entonces con dos dedos me penetró, haciéndome cerrar los ojos deplacer. Eso es en lo que falle… al momento en que cerre los ojos la primera imagenfueron sus dos ojos verde azulados. No me pude contener y actué.Con los ojos bien cerrados, busque el cierre de sus pantalones, con un poco de mañame las apañe para quitárselos. Comencé a acariciar su gran bulto. Hay fue en cuantoKillian se desató. Se desgarró el calzoncillo me cogió en volandas y me llevó tiró alsuelo debajo suya.A partir de ese momento tuvimos unas cuantas horas de sexo animal, demasiada furiacomo para que fuera romántico. Es simplemente placer. Nunca había conocido nadadiferente, pero sabía que existía algo diferente por el cine y las novelas. Pero me dioigual, ya que la escena cambiaba en cuanto cerraba los ojos y la dulzura, que no habíaen la realidad, me llenaba con aquellos ojos. Tenía que hacer algo, quizás me estabavolviendo loca, o quizás todo esto era una secuela de la presión por un marido. Quizásal tener que buscar a alguien mi imaginación iba unos pasos adelantada y me daba laimagen de mi hombre perfecto. No lo sabía.- ¿quieres que me valla erika?-me pregunto killian, sacándome de mi ensoñación.Estaba recostada desnuda sobre él. Él me acariciaba con su mano de forma muysensual por las curvas de mi cuerpo. Lo miré, él sin lugar a dudas era guapo, moreno,con esos ojos negros azabache muy profundos, parecía que absorbían la luz de nuestroalrededor, brillaban con cualquier reflejo. Ese cuerpo de dios griego en el que estabarecostada, sintiendo cada músculo que se le marcaba. Además debemos sumar quetiene un culo... Sí, no me voy a mentir me pone muchísimo y me encanta, pero nohabía nada romántico aquí. Solo existía el puro placer, al menos para mí. Y otra veztenía esa mirada insaciable en su cara, la que me decía que quería más de mi.- No hace falta que te vayas si no quieres, pero es hora de dormir tenemos que salir decaza dentro de una horas. Además no te voy a dar más de mí por hoy pequeño. - le dijecon una risita burlona.-Vale como tu quieras Erika. Aunque estaba dispuesto a darte placer durante el restodel día- me dijo mientras se inclinaba para darme un beso. Me beso suavemente en loslabios y se fue rumba al cuarto de baño.Me levanté y me dirigí directamente al sofá, en el que me tumbé bocarriba. En esemomento me llegó el sonido del agua de la bañera. Ese sonido siempre me había
  20. 20. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 20parecido relajante y en cuanto me quise dar cuenta estaba totalmente dormida.Me levanté sobresaltada unas horas más tarde. ¿ Habéis tenido alguna vez un tipo desueño en el que intentas alcanzar algo pero nunca llegas? ¿Corres y corres pero nopuedes moverte del sitio? Pues es el que había tenido. Mi chico me llamaba pero nopodía alcanzarlo, nunca. Él estaba como flotando en el cielo y yo desde la tierra leintentaba alcanzar. Ag, realmente es muy frustrante. Me levanté del sofá con losnervios a flor de piel. No se lo que significaba todo ese sueño pero me había puestosnerviosa.Me vestí rápido con mi ropa de caza, un pantalón de cuero negro y una camiseta negraa juego, que no dejaba nada para la imaginación, muy ajustada. Siempre me lo poníaya que es lo más cómodo para patear culos sobrenaturales. Me calcé con mis botas,cogí me espada y después de cerciorarme en que posición estaba el sol, salí a la calle.Me dirigía hacía el cuartel de la hermandad, pero en vez de coger el coche, decidí irandando. Con un poco de suerte encontraría alguna hada o ángel como cena. Meadentré en el bosque con la cabeza llena de pensamientos. Si no me decidía ya por unhombre… la sanción era pena de muerte. Lo reconozco iba demasiado metida en mispensamientos como para darme cuenta de algo más. Menuda cazadora estoy hecha.Hasta que ¡boom!, choque contra alguien. Iba medio corriendo medio andando, y diríaque al igual que la cosa con la que había chocado, por el golpe que me pegué contra elsuelo.- ¿Qué pasa no sabes mirar por donde va…?- Entonces le miré mientras seguía en elsuelo y hablaba. Pero en el momento en el que le miré… no me lo podía creer. ¡Era él!¡Era el chico de mis sueños!
  21. 21. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 21 Capítulo 4 El HechizoDeje de pensar en ella, me quité mi camisa y cubrí a Nala con ella. Si seguía con elvestido así…-¿Estás bien Nala?- le dije mientras la miraba a la cara, ella me sonreía.-Claro, ¿por qué no iba a estarlo? Solo es un vampiro menos.- Mientras hablaba mirósu ropa manchada. - Vaya mierda, me he manchado mi vestido favorito.- Me dijomientras intentaba sacudirse la sangre, tarea imposible. Lo sé por experiencia. Intentasalir de una pelea, en la que normalmente hay que cortar alguna que otra cabeza, sinninguna mancha. Gracias a mi Dios que en esta época existen las lavadoras. Hace unaños era tarea imposible quitar las manchas de un chupasangre de la ropa.Empezamos a caminar, algo bueno que tenía Nala es que no hacía falta llenar lossilencios. Caminábamos hacía nuestra sede de la hermandad celestial, para que Nala sepudiera cambiar. Ya es raro ver a una mujer tan bella, pero encima verla con unvestido semi-trasparente debido a todas las manchas de sangre era demasiado paralos humanos. No tardamos en llegar.-Te dejo. Voy a seguir con la ronda yo solo.- La dije mientras la dejaba en la puerta.-Izan, ten cuidado. Eres demasiado valioso como para que te juegues la vida por treschupasangre.- Dijo mientras entraba a la sede.Después de dar alguna vuelta sin ningún resultado decidí sondear los alrededores conmi mente. Noté algo familiar. No, no… no podía ser Virgin. Pero estaba totalmenteseguro de que se encontraba muy cerca de mí. ¡Oh, joder, otra vez no! Pero no me diotiempo a reaccionar ya la tenía delante de mí.-Hola izan. ¿Te acuerdas de mí? – Lentamente se fue acercando, cada vez más cerca demí, no podía moverme.Virgin estaba loca en el sentido más amplio de la palabra. Era un hada oscura,despiadada y cruel. Tampoco hay que olvidar que también era y es ardiente, le encanta
  22. 22. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 22hacer sufrir a todo el mundo. Cuando digo todo el mundo me refiero a que le dabaigual que fueran vampiros, ángeles, otras hadas… con tal de que tenga vida y respiré.La observé más atentamente. No podía ser ella después de tanto tiempo. Seguía igualde hermosa. Su cabello negro era una cascada de seda oscura que caía por la espaldahasta la cintura. Sus ojos color púrpura me observaban atentamente esperando mireacción. Mis ojos inconscientemente la evaluaron , pasando desde sus pechos hastasus caderas y sus piernas. Su cuerpo exudaba promesas de placer. Pondría cachondo acualquiera. Si ella quisiera tendría a cualquier hombre, pero ella me quiso a mí.Me sedujo, o al menos lo intento, y casi sucumbí a su encanto. La maldita hada en sudespecho me hechizó. Me condeno a sufrir por toda la eternidad, por no darla lo queella quería, mi cuerpo. Desde entonces tengo impulsos humanos y deseo cosas quenunca debería de desear un ángel.- ¿Cómo olvidarte Virgin?- La dije desafiándola a contradecirme. - ¿Qué haces poraquí?- La hablé alejándome un poco de ella, si seguía ten cerca… se que sucumbiría asus encantos. Maldita hada y malditos impulsos.- Solo pasaba por aquí y te he olido, Izan- Lo dijo con su voz más sexual. – Aún huelescomo la última vez que nos vimos. ¿Lo recuerdas verdad? ¿Hace cuanto? – Siguió consu juego. Sabía perfectamente hace cuanto tiempo, ¿Cómo olvidarlo?. – 300 años sinome falla la memoria, ¿verdad? – Hablaba con esa cadencia propia de las hadas, untono erótico que me invitaba a acercarme más.- Me encanta tu olor, Izan. Todavíarecuerdo nuestro pequeño encuentro frustrado. Y todo por la pesada de mi hermana.-Se siguió acercando lentamente.Todo ocurrió hace 300 años, en una pequeña ciudad al norte de Italia. En esemomento me encontraba de caza. No me dejan salir de Italia por motivos deseguridad, tenía que entretenerme con algo. Entonces me las encontré. Un hadaoscura que intentaba alimentarse de una blanca. Eso nunca iba a ocurrir delante de mí.Asique hice lo que mejor se me da, luchar.Empuje a la hada oscura separándola de la hada blanca temblorosa. En cuanto lasepare salió corriendo. En cambio, la hada oscura me empujo colocándose encima demí y sorprendiéndome. Su cuerpo totalmente pegado al mio. Su calor corporal sefiltraba a través de nuestra ropa. Pero para mi en ese momento era un simple hecho,no me provoca ningún efecto en mi cuerpo. Hasta que me besó. Sus labios buscaronlos mios y la bestia se despertó. No se como lo hizo, pero lo hizo. Mis manos se movíanpor su cuerpo como si tuvieran vida propia. Mi mente estaba en lucha con mi cuerpo.Era un ángel no debería de estar haciendo eso. Pero hay estaba yo, debajo de un hadaoscura disfrutando del tacto de su piel. Ella era la que me guiaba en esta aventura
  23. 23. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 23nueva para míElla siguió besándome con fiereza, a la par, sus manos viajaban por debajo de micamisa deslizandose lentamente hacía mi ombligo. Mis manos subían por sus piernas,lavantandola el vestido. El beso se volvió más fangoso, más seductor. Su vestido estabacasi fuera, sus manos entre mis piernas, nos tocábamos salvajemente. Sabía que siseguía me arrepentiría. En aquel momento como ayuda de mi Dios, apareció unamujer hermosa interrumpiéndonos. Resultó ser su propia hermana, Loren.- Sí Virgin, hace ya 300 años. Nunca olvidaré tu enfado cuando decidí no acabar lo queempezaste.- Pero Izan, eso no volverá a ocurrir. Se que me deseas ahora, igual que me deseastehace 330 años.- Cada vez la tenía más cerca- Quiero que me tomes ahora, mi ángel.- Vaya suerte la tuya, creo que hoy no va a poder ser.- Mientras lo decía observe comoaparecía Loren. Virgin siguió la dirección de mi mirada y la enfrentó, liberándome asíde su encanto.- ¡Oh no!, no me lo puedo creer. ¿Qué haces aquí?- Su voz hace un momento dulce ysensual, se convierto en un alarido.- Deja de seguirme estúpida.- Hermanita no seas tan creída. No te seguía a ti, le seguía a él. – Su mirada cambió deVirgin a mí.- Loren, ya me fastidiaste una vez y no dejare que eso vueva a suceder. Quitaté de enmedio o…- Su cara había tomado toda la apariencia de una hada oscura. Hacía honor asu nombré. Cuando este tipo de hada se enfadaba desprendía brillo apagado, dando lasensación de que estaba rodeada de oscuridad.- ¿O qué?- Siguiendo a su hermana se rodeo de oscuridad.- O acabaré matándote. Me da lo mismo que seas mi hermana. Me has hartado,siempre estas jodiendome los planes. - le dijo mientras lentamente se acercaba a ella.Loren es la hermana menor, pero debe ser solo menor en edad. Sus bellezas estaban ala par. Loren tiene el pelo negro eléctrico, que cuando algún rayo incidía en él,desprendía reflejos azules. Sus ojos son color ambar y al igual que muchas criaturassobrenaturales sus ojos te hipnotizaban y caías rendido a sus pies. Y justo eso lo quedeseaban las dos. Sus planes son que en cuanto caiga rendido a una de ellas, a la quesucumba, podrá robarme mis poderes introduciendosé en mi mente. Se alimentan delpoder de los demás, ya sean vampiros, ángeles, hadas, demonios, lo que sea.
  24. 24. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 24- No me dan miedo tus amenazas. Yo también le quiero para mí. Y si para ello tengoque luchar con mi propia hermana…- Le dijo poniéndose a la defensiva. ¿Tendría queluchar con ella?. Si luchaba junto a Loren y conseguíamos matar a Virgin… El hechizodesaparecería, y volvería a ser un ángel normal. Sin ningún impulso, sin ningúnsentimiento. Y en ese momento me dí cuenta. Sí el hechizo se iba, quizá la chica de missueños también. Después de 300 años compartiendo mis noches con ella… nose sisería capaz de renunciar antes de saber donde está y quién es.- Vale Loren, si lo quieres primero me tendrás que matar. Llevo tanto tiempobuscándolo...- Volvió la cabeza para mirarme a los ojos. En esa cara había puro deseo ynecesidad. Me hizo estremecer de puro placer. – Eres tan magnífico.- Volvió a mirar aLoren.- Ahora que lo he encontrado no lo voy a dejar ir. Te lo advierto ahora que estása tiempo de dar mediavuelta, no me temblará la mano para matarte pequeñaentrometida, muahahaha. – Su risa malvada resonó en toda la calle desierta.- Bien hermana entonces peleemos. – y justo cuando acabó de hablar se lanzó sobreVirgin daga en mano.Lo que siguió fue una lucha a muerte. Loren era ágil y flexible, pero Virgin era másrápida y además contaba con mucha más experiencia, aunque se moviera con mástorpeza. Virgin iba desarmada, pero eso no la detuvo. Con sus poderes convocó unaespada y esta apareció en su mano. Su lucha estaba llena de ira, de furia, era salvajepero bella. Si no hubiera sido porque en el fondo las dos querían robarme mi energía ymis poderes, todo esto hubiera sido romántico. Dos mujeres luchando por mí. Pero nolo debía de olvidar, en realidad luchaban por mi cuerpo, no por mi en verdad.En ese momento me di cuenta. Podía arriesgarme a que Loren matara a su hermana yse fuera el hechizo, o que ganará Virgin y que nada hubiera cambiado. En esemomento me dí cuenta de lo que tenía que hacer. Quizás si las hería a las dos losuficiente, ninguna moriría, pero estarían tan malheridas que tardarían algún tiempoen volver a por mí.En el fondo sabía que lo que tendría que hacer es matarlas a ambas y todo estoacabaría. Pero yo no soy un ser oscuro, soy un ser celestial, no me podía rebajar a sercomo ellos. En lo que tarde en pensar en ello, ya estaba en la lucha.Me introduje en la pelea de forma limpia, con una daga en cada mano. Me puse al ladode Loren y comencé a atacar a Virgin. Sabía que el siguiente paso que ambas estabanesperando de mí, es que atacará a Virgin, porque era la que me mantenía cautivo en suhechizo. O al menos Loren no se extraño de que peleara junta ella y en contra de suhermana. La fuerza de Virgin no se podía comparar a la de Loren y mia unida, en
  25. 25. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 25menos de 1 minuto de lucha ya la teníamos arrinconada. Loren se preparaba para darel golpe de gracia, pero eso no lo podía permitir, si la mataba…Antes de que ninguna hubiera parpadeado, cambie de posición. Mi cuerpoenfrentandó a Loren y le ataque. En aquel momento sus ojos reflejaron confusión, nose lo esperaba, su expresión fue cambiando de satisfacción a traición. Aún sorprendidacorrespondió a mi ataque. Comenzamos una nueva lucha en el cual Virgin nos mirabasorprendida. Estaba malherida tal y como observe. Tenía la cara ensangrentada, en losbrazos tenía muchas heridas de nuestras pequeñas dagas y alguna que otra puñaladaen el abdomen. Con ella había conseguido mi objetivo, necesitaría algún tiempo paravolver ser la de antes. No hay otra cosa que más le moleste a un hada que tener algunaimperfección en su piel.Loren no era ningún rival para mi, en menos de lo que pensaba la tenía arrinconada.Solo quería hacerla algún que otro daño más y me iría. En ese momento para de luchary me miró a los ojos con una sonrisa burlona. No se lo que tenía en mente pero no megustaba.- “Con lo que más odias soñaras, y sin remedio lo amaras, cuando lo encuentres teserá quitado, y cuando te sea quitado matado será.” - Su voz sonó cadente de vida,ronca y atrayente para todo su poder.En el momento en que dijo esas palabras supe que no debería de estar ahí. Eraabsurdo que estuviera con ellas pudiendo estar en otro lugar. A la carrera lasabandone a ambas. No se donde iba pero sabía que debía de ir a ese sitio. Nunca habíaestado tan seguro de que me sitio era ese, entre el bosque.Llegué allí a la carrera, sofocado y sin respiración. Me dirigí andando hacia el norte. Allíestaba mi lugar estaba seguro.Comencé a correr otra vez, algo tiraba de mí hacia allí.No estaba atento a nada más ya que ni siquiera ví a la chica que chocaba contra míhasta que estábamos los dos en el suelo. El golpe me despejo la cabeza y pude volver apensar. Me sacudí y me levante, ahora la misma fuerza que me había hecho movermeme obligaba a quedarme en aquel sitio, estático. La chica era preciosa, pero no era esolo que me dejo sin respiración- ¿Qué pasa no sabes mirar por donde va…?- Se calló en cuanto me miró a los ojos y sequedó quieta mirandome. Eran esos ojos, los que tanto había mirado durante tantotiempo. Esos ojos verdes me estudiaron y analizaron tal y como hacía cada noche enmi sueño. Pero esto era real, la tenía justo delante de mi y lo único que me atrevía ahacer era a seguir mirándola. Estaba seguro que ni siquiera estaba respirando deforma normal, como si cualquier movimiento brusco fuera a romper la magia.
  26. 26. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 26Se levanto lentamente del suelo y ando hasta ponerse en frente mia. No me hacía faltamirarla a otro sitio que no fuera la cara, me sabía cada curva de su cuerpo como sifuera el mio. Pero algo no encajaba en ella. Mi sexto sentido me estaba intentadoavisar de algo pero no sabía bien de qué. ¿Sería posible que fuera una…? No seguroque no, no iba ni a pensarlo.En cuanto se acerco un poco más el animal que llevaba dentro pedía a gritos hacerlamia. Imponía ese sentimiento de descontrol, esa sed por tocar su cuerpo querealmente me dolía no hacerlo. ¿Como no podía notarlo en mi cara?Sacudí la cabeza intentando salir de mi ensoñación, y en ese momento lo noté. ¡Era denoche!, tenía que salir rápidamente de ahí o me debilitaría hasta desmayarme. ¿Cómose me había hecho tan tarde? Estaba tan oscuro que no era capaz de ver mis manos,soy un angel, la noche no esta hecha para mi a lo único que veía claramente eran susojos que resplandecían. Parecía que habían pasado unos minutos desde la pelea, peroen realidad debieron de ser horas. Esa hada me la iba a pagar, algo me había hecho yaveriguaría el qué.Estaba en estado de shock ¿Cómo era posible que no me sintiera mal si estabatotalmente oscuro? Era capaz de convocar todo mi poder, todo el poder en sutotalidad. Eso era imposible incluso en el amanecer y atardecer, incluso cuando hay luzsolar para prestarme su fuerza.- ¿Qué?- Supongo que era violento que una persona se te quedara mirando fijamentesin ni siquiera parpadear. Pero no podía dejar de mirarla, ni siquiera sabía si era capazde hablar.- ¿Qué estás mirando?- Me dijo mirándome a la cara. No podía dejar demirarla con asombro. 300 años buscándola y estaba a unos metros de mí.- ¿Nunca hasvisto a una chica?-me dijo con una voz que intentaba expresar seguridad, pero en elfondo había un matiz de nerviosismo. Busqué mi voz para contestarla. Si ella queríajugar a la ese juego yo también sabía.-Sí, claro que las he visto, pero no tan torpes como tú.- Al principio la voz salió de míboca insegura pero a medida que la frase avanzaba se hacía más segura.- ¿Por qué nomiras por dónde vas?- Le dije con tono burlón. Realmente estábamos jugando.Nuestros cuerpos estaban muy juntos aunque en el fondo no los veía. Lo único quepodía identificar entre las sombras era el brillo de sus ojos. Esos maravillosos ojos quenunca me cansaré de mirar, que derretirían un iceberg si se lo propusiera. En aquelpreciso instante supe que a lo largo de esos años había desarrollado unos sentimientospor esa chica. Pero que al tenerla ahora cara a cara… no había vuelta atrás para mí. Elamor que yo sentía por ella sin conocerla no se podría comparar a en cuanto la hicieramía. Ese animal me pedía urgentemente hacerla mia. Pero las cosas no se hacen así eneste mundo y menos por un ángel.-Mira tú por dónde vas. – Su voz cambió de arisca a defensiva. - Y no me hagasenfadar, realmente no tengo la mejor noche de mi vida. Además tengo hambre, mucha
  27. 27. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 27hambre- ¿eso lo había dicho mirándome el cuello? Seguro que lo había imaginado.- ¿Tienes hambre? vale pues… te invito a cenar. - Le dije lo primero que se me ocurrió,con mi sonrisa más cálida. ¿Pero de que servía?, si yo no podía ver en la oscuridad , medaba la sensación de que ella me veía a la perfección, pero en realidad no podíaasegurarlo tampoco. Aún así yo no quería darle de cenar, lo que quería era tumbarmesobre ella y darle placer. Y en ese momento caí en que mentalmente hablando mehabía convertido en un maldito vampiro. Siempre pensando en el placer. Me dabaverdadero asco a mí mismo.- Mmm, vale me encantaría cenar. – Lo dijo con una voz tan invitadora que no pudereprimir un escalofrio de placer. Pero había un matiz extraño en esa frase. Sonó másbien como si estuviera pensando en mí como la cena.- Bien pues vamos haya.- Me giré un poco para hacer ademán de moverme para salirdel bosque y entonces las ví. Virgin y Loren andaban hacía nosotros entre losárboles.Empezamos a camirar a paso ligero, las veía aproximandose a nosotros.-¿Cómo te llamas ?- le pregunté mirandola de nuevo.- Eri...- pero no pudo terminar la frase. Antes de darnos cuenta las teniamos encima.Agg, esas dos hermanas no me dejarían tranquilo hasta quee las matase.- Oh joder. ¡corre corre!,¡luego te lo explicaré todo!- No podía permitir que la dañaran.
  28. 28. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 28 Capítulo 5 El Secreto- ¡OH, joder¡ ¡Corre, corre! ¡Luego te lo explicaré todo! – Y en el momento que lo dijocogió mi mano y echamos a correr uno junto al otro. No podía creer en mi suerte,después de tantos quebraderos de cabeza aquí estaba yo, con el chico de mis fantasíasintentando protegerme de dos chaladas. Ésta no era la idea que tenía para los dos,claro que lo que estaba pensando era muchísimo mejor si estábamos a solas.Pero, ¿Qué hacía yo corriendo? Independientemente de que él fuera humano. Nuncahe tenido que huir de ningún enemigo. Yo, la que miraba al miedo a la cara, huyendode dos… En ese instante, las miré para cerciorarme de si nos seguían. En aquelmomento las reconocí como seres sobrenaturales. Pero, ¿que hacía mi chico fantasíaliado con unas…? Las volví a oler. ¿Hadas? Pensé arrugando la nariz. Un momento,también había un trazo de ángel. Pero no podía ser, estábamos solo nosotros cuatro,de eso estaba segura. Estaba realmente hambrienta, el olor de hada y ángel solohabían aumentado mi apetito.Solo corría por estar a su lado, sabía que era una tontería, que tendría que haberparado todo esto hace tiempo. Él no tendría que temer por su vida teniéndome a sulado. Su mano estaba un poco más caliente de lo habitual al contacto con la mía. Soyun vampiro, pero no estoy fría. Mi temperatura corporal es un grado o dos inferior a lade los seres humanos. También sentí su fuerza en nuestras manos unidas. Porsupuesto, le había subestimado. Parecía que poseía mucha más fuerza de la quenormalmente posee un hombre normal de la calle.- ¿Por qué corremos? - Le dije intentando mirarle a los ojos sin caerme, una hazañacasi imposible si teníamos en cuenta que estábamos entre árboles.- ¿Quiénes sonesas?- Ahora mismo no te lo puedo explicar. Sólo hazme caso y corre por tu vida. – Memiraba mientras me hablaba, su mirada era tierna. ¿Pero de qué hablaba? ¿Correr pormi vida? Eso sí que no.- ¡Basta, deja de correr!- Le grité mientras me soltaba de su mano. No podríaenfrentarme a ellas si tenía el tacto de su mano en mi piel. Me dejó en la mano una
  29. 29. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 29quemazón dulce y erótica. – Yo no he corrido por mi vida jamás y no voy a empezarahora. – En ese momento me di la vuelta para hacer frente a nuestros problemas.- Dime, ¿alguna vez te han dicho que eres insufrible? ¿Tienes algún problema con lasórdenes? Bueno, me da lo mismo, hablaremos más tarde.- Esa última frase fueacompañada de una mirada a mi cuerpo que me encendió. Esa mirada prometíaentretenimiento para rato. –Tú lo has querido, pero no te separes de mí.- Se colocódelante mío. Eso me sacó de mi ensoñación.- Muy gracioso guapo, el que no debe separarse eres TÚ de MÍ. – Le dije de formaburlona haciéndo énfasis con mi dedo. Me adelanté y me coloqué a su misma altura.En ese momento las reconocí a ambas.Vaya suerte la mía. Estoy segura de que hay miles de hadas en este mundo,descontando las que había matado, y tenían que ser precisamente ellas. Virgin y Loren.Ambas habían sido desterradas por mi madre Issabella. Alguien que no las conocierapensaría que están dentro de la denominación genérica de hadas oscuras. Pero dentrode esos seres podemos encontrar a Virgin y Loren, lo peor de lo peor. No solo eranvengativas, sino que eran crueles, hipersensibles y se creían las reinas de todosnosotros. Parecía que era contra ellas o muertas por ellas, no existía término medioentre ambos estados. Y, por supuesto, era fácil adivinar en qué punto nosencontrábamos, yo y… ¿Cómo era posible que aún no supiera su nombre?Por supuesto, creerse una reina cuando en realidad no lo eres tenía un inconveniente.Mi madre, la verdadera reina de la Hermandad, convocó como es tradición, a unamultitud de seres de la oscuridad en mi nacimiento para prometerme lealtad. Entreellas, en efecto, se encontraban las dos odiosas hermanas. En un momento de envidiapor mi belleza y futuro lugar en el trono o algo así, me maldijeron. Mi madre, como erade suponer, no se quedó de brazos cruzados y luchó contra ellas. Y a pesar de que ellaes un vampiro, al igual que yo, entre sus muchas facetas destaca la compasión y lesperdonó la vida. En cambio, fueron desterradas. Si en algún momento volvían a pisarItalia morirían.- ¿Qué estáis haciendo aquí? – Les dije mirándoles a ambas. - ¿Por qué habéis venido?-En ese momento me adelanté dejándolo a él detrás de mí.- No te queremos a ti. Venimos a por él. Quiero que me dé todo lo que tiene.- Dijo conuna sonrisa. Entonces las observé. Ambas estaban sangrando aunque no parecían muymalheridas. Lucharía antes que darles a mí chico.
  30. 30. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 30- Virgin, Loren – Las nombré mirándolas con seriedad. Después de unas cuantas luchashabía aprendido alguna que otra técnica de intimidación. – Vais listas si os creéis queos voy a dejar matarlo. No tenéis ni la más mínima oportunidad de tenerlo.- Basta ya preciosa, te podrían matar.- Me dijo mi chico fantasía mientras me agarrabapor los hombros y me colocaba otra vez detrás él. Este chico no tenía remedio. Secomportaba como si fuera capaz de hacer frente a estas dos. No se trataba demachismo, nada de eso, parecía como si realmente pudiera protegerme. No sabía siinsultarle o abrazarle. Me dejó demasiado sorprendida con sus acciones como parareaccionar y eso, sin duda, se reflejaba en mi expresión estupefacta. Pero no sólo fueeso lo que me dejó atónita, sino su siguiente movimiento.En menos de lo que tardé en parpadear, él ya estaba encima de Virgin con una daga encada mano. Definitivamente nada de esto era normal y mucho menos esta noche. ¿Dedónde había sacado esas dagas de la ciudad de la luz? ¿Quién era él? No podíaentretenerme, tenía que aprovechar el factor sorpresa. Saqué mi espada y me lancé deun salto en dirección a Loren. Era rápida, ágil y casi me igualaba en la lucha. Pero casi.Podía perfectamente luchar contra ella y fijarme en la disputa que estaba teniendolugar a escasos metros de nosotras.Eso fue lo que me perdió. Mirarle. Nada en toda mi vida había igualado, ni siquierarozado, la belleza de esa lucha. Era casi un baile. Sin duda Virgin era rápida y astuta- sinolvidar que podía leerle la mente- pero era evidente que no podía igualar la fuerza yrapidez de él.Estaba peleando con Loren y observando a Virgin. En cuánto notara que no pudieracon ella intervendría a favor de él. En ese momento, Loren aprovechó mi distracción yhundió su daga en mi cuello con un movimiento ágil y veloz. Caí lentamente hacíaatrás. Puse una de mis manos en la herida, presionándola, estaba perdiendo sangredemasiado rápido. Tendría que esperar a que la herida se cerrase pero, aún así, habíaperdido mucha sangre. Además, había que sumar que estaba demasiado hambrienta yesto sólo me debilitaba más.Pero parecía que ambos habíamos estado haciendo lo mismo, nos habíamos estadoobservando durante la lucha. Se dio cuenta perfectamente cuando caí al suelo. Sumirada se encontró con la mía y allí, ya no quedaba nada de ternura y pasión, solo ira.Su cara se transformó de una belleza dulce a una belleza oscura, pura rabia encarnada.A su alrededor, apareció una brillante luz y de su ancha espalda unas preciosas alas.Todo ello unido a un gran poder que le rodeaba. Mis ojos se apartaron de su imagencon un doloroso pinchazo. Mi mente no quería aceptar lo que mis ojos veían. Estabatotalmente paralizada.
  31. 31. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 31- ¿Estás bien?- Me dijo acercándose hasta mí.Mi cuerpo permanecía estático, al igual que las dos hadas. Ningún ser oscuro quedabainmune a la belleza de una criatura celestial. ¿Era un ángel? Mi mente comenzaba afuncionar y enviaba mensajes contradictorios. No, no podía ser un ángel. Sabía que meestaba hablando pero no podía contestarle, esa luz eclipsaba todo lo demás. Su camisahabía sido rasgada y quedaba al descubierto todo su torso y en lo único que podíapensar era en que ese cuello tan delicioso tenía que ser mío. Ese olor que desprendía…Estaba perdiendo demasiada sangre, si no me alimentaba pronto entraría en juego miinstinto de supervivencia. Me alimentaría del primero que encontrara. No debía depensar en eso, me tenía que concentrar en la lucha. Bueno, ahora en la no lucha.- Me ha cortado en el cuello pero no te preocupes me curo rápido.- Le dije en cuantofui capaz de pensar con coherencia.Me ayudó a levantarme y en cuanto me tocó, le sentí en mi interior. Sentí esaquemazón, ese poder me acogía entre sus brazos, unida a mi sed, no pude remediarlo,quería urgentemente su sangre. Si seguía mirándole el cuello… No podía. Pero olía tanapetitoso… - Necesito sangre, he perdido demasiada. Además, creo que esa dagaestaba envenenada. La herida no cura como debería.- Sé lo que necesitas.- Dijo como si supiera lo que era ¿Quizá me había visto el tatuajedurante la pelea?- Pero será cuando acabe con ellas.- Y en ese instante arremetiócontra ambas. Pero antes de que llegara a ellas Virgin habló.- Muahahaha, no sabes quién es él ¿verdad?- Dijo clavándome su mirada. Seguíariéndose a lo lejos.- Cállate maldita zorra.- Le dije mientras mi chico-ángel se ponía delante de mi. Esaparte de que el chico fuera un ángel tenía que analizarla más adelante. – Tú y tuhermana me estáis cansando. Iros antes de que me recupere u os mataré a las dos, deaperitivo no sabéis tan mal las hadas oscuras. Aunque claro está, no servís ni para serplato fuerte.- Tenía que ganar tiempo para recuperarme.- Y dime ángel, ¿tú sabes quién es ella?- Loren siguió con la retahíla sin ni siquierainmutarse con mis puyas. Y qué más daba quién fuera quién, no podía ser mucho peorde lo que ya era. Una vampira y un ángel, ¡ja! Ni en un culebrón de esos que aparecenen la televisión humana. Una vampira que tenía fantasías con un ángel, su peorenemigo. Toda esta broma no tenía fin, en mi interior nada había cambiado. Además,
  32. 32. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 32no lo aborrecía como lo hacía con los demás, incluso me seguía gustando. Todo estotenía que ser una secuela de la pérdida de sangre o el veneno. Sí, eso era, solamente loquería por su sangre.- Muahahaha - Las dos hermanas se miraron con complicidad.- No me puedo creer queseáis tan ignorantes. Muahahaha. – Estaban disfrutando de lo lindo con todo esto. Ellay su hermana, la cual también era cómplice de sus risas perversas.- No me puedo creerque llevéis tanto tiempo uno detrás del otro y que ni siquiera sepáis que aspecto tienevuestro propio enemigo.- ¡No podía parar de reírse la muy bruja! Pero no sabía lo queestaba intentando decirnos la muy loca. ¿Qué él era mi enemigo? Claro que lo era, setrataba de un ángel y yo mataba ángeles. Me siguió mirando como esperando unareacción por mi parte. ¿Y si se refería a enemigos de verdad? ¿Podría ser él…?- Estás loca Virgin. Yo lo sabría si él fuera Izan.- Dije dándolo por hecho, totalmenteconvencida de mis palabras. Lo que no esperaba era la reacción de él. Se puso pálidocomo la nieve y dejó de brillar, sus alas desaparecieron de mi vista. Y mi boca cayó desu sitio, sintiéndola abierta.- No, esto realmente no está ocurriendo.- Me miró a los ojos esperando algo de miparte, evaluándome. - ¿Erika? - En cuanto dijo mi nombre un escalofrío recorrió micuerpo y una oleada de calor subió de mi entrepierna. Nunca en mi vida habían dichomi nombre con tantos sentimientos en juego. - ¿Tú eres Erika, la que me buscaba paramatarme? –Erika, esa simple palabra en su bella boca había mostrado dulzura, traición y pasión.¿Cómo podía estar pasándome esto a mí? Toda mi vida buscando a un ángel enconcreto para matarle y ahora resultaba que me enamoraba de él. Que mala suerte lamía. O quizá… Tuve una idea que tomaba forma en mi cabeza. Quizás todo esto erapor cierto maleficio. Demasiada mala suerte. No podía decir nada, sólo pude actuar.Me tiré a por Virgin y, Loren me quiso interceptar, aunque no lo consiguió. Como porarte de magia, Izan la desvió de su trayectoria. La ira explotó en mi interior, una iraasesina, todo esto había sido culpa suya y de su hermana. Iba a matarlas aunque fueralo último que hiciera, aunque antes debía hacer algo. Arrinconé a Virgin, incluso con midebilidad, ella no era rival para un vampiro enfadado. Coloqué mi espada en sugarganta.- Quieta. – Presioné la punta de la espada en su garganta hasta que vi que salía sangrepor el corte. El olor me taponó las fosas nasales y era lo único que podía oler. Mihambre había llegado demasiado lejos, no había comido en horas. – ¡Te voy a matarperra! ¡Dime por qué he estado soñando con él todo este tiempo!- Intenté aguantar la
  33. 33. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 33compostura, necesitaba una confesión. Apreté un poco más la espada contra ella, unreguero de sangre apareció de la punta. Y Virgin pegó un alarido de dolor.- ¿No te lo ha contado Isabella?- Dijo en cuanto pudo hablar. No debe ser muy cómodohablar con una espada en la garganta.- ¿Mi madre qué…? - Tendría que estar ganando tiempo. Si mi madre supiera algo melo hubiera contado.- Recuerda que te lo estoy preguntando a ti y no a mi madre. – Mehabía cansado de esperar. Me deslicé rápidamente colocándome justo detrás de ella,mi espada seguía en su cuello. Desde atrás pegué todo mi torso a su espalda y giré sucabeza para tener su cuello más accesible. Coloqué mi boca en su garganta pero noseguí. Mi mirada estaba fija en Izan y en Loren. Su camisa estaba totalmente rasgadadejando al descubierto todo el torso desnudo. Algo me decía que mis manos deberíande estar recorriendo esa piel, probando la textura con mi lengua, saboreando cadagota de sangre derramada por su cuerpo.- Cuando eras pequeña, yo y mi hermana te hicimos un maleficio. Exactamente elmismo que hicimos a Izan hace trescientos años. Aunque ambos por razonestotalmente distintas.- Con esa frase miró a Izan. Había inmovilizado a Loren entre susbrazos y estaban de cara a nosotras. Observando nuestra conversación.- Fue simplecasualidad que ambos maleficios os hicieran partícipes de ambos a la vez. Ahorasufriréis los dos para toda la eternidad.- Se encogió de hombros. Había olvidado quemis dientes estaban a centímetros de su garganta. Eso solo hizo más patente el olor asangre en mi nariz, mi hambre crecía, me tenía que alimentar ya. – Supimos lo quehabían hecho contigo y con el otro que estaba a punto de nacer. ¿Nunca te hasplanteado porque eres diferente al resto de los de tu especie? Esa es la verdaderarazón por la que tu madre nos desterró.En ese momento no pude aguantar más, el hambre me devoraba por dentro. No podíaapartar la mirada de Izan, un pensamiento llegó a mi mente. Era “mi ángel”. El deseo yel hambre me consumían. La mordí, penetré mis afilados dientes en su fina piel ycomencé a alimentarme. Por alguna extraña razón los ojos de Izan me eclipsaron. Erauna delicia alimentarse, la sangre estaba caliente y salada, mi cuerpo se sacudía conescalofríos de placer. Sentía pequeños orgasmos que no hacían otra cosa queaumentar mi deseo por esos ojos.Izan estaba cegado por mi mirada y yo por la suya. Pude ver la misma expresión en sucara que cuando estaba en mi fantasía, mientras me masturbaba en la bañera. Surostro reflejaba alguna emoción que no reconocía muy bien, ¿Era dolor? En ese precisomomento Loren escapó de los brazos de Izan y corrió hacía mi y su hermana. En eseintento por ayudar a su hermana Virgin, me lanzó una daga justo en el momento en
  34. 34. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 34que su hermana se liberaba de mi agarre y se agachaba acertándome de lleno en elpecho. Cogió a su hermana y ambas desaparecieron.Mi cara debería reflejar sorpresa y dolor, aunque no estaba muy segura de quién delos dos estaba más horrorizado por lo que estaba ocurriendo, si Izan o yo. Caí al suelo.Las pocas fuerzas que había ganado con la sangre del hada las estaba perdiendo amedida que mi sangre abandonaba mi cuerpo. Tumbada en el suelo con los ojoscerrados me arranqué la daga. Escuché unos pasos a mi lado, pero estaba demasiadodébil para abrir los párpados. Necesitaba sangre muy urgentemente.- La daga estaba envenenada.- El sonido de su voz venía de muy cerca. Estaba a tansolo medio metro de mí. Escuché cómo se arrodillaba a mi lado.- No te muevas. –Aunque hubiese querido no hubiera podido. Estaba totalmente indefensa ante mi granenemigo y mi gran amor. ¿Cuál de los dos era el que tenía a mi lado en realidad? Sentícomo colocaba sus manos en mi pecho. ¿Estaba taponando la herida? Aunque lataponara necesitaba sangre urgentemente. Sentí como sus manos, apoyadas en laherida, enviaban pequeñas ráfagas de poder que, en mi interior, notaba comopequeñas ondas de calor. Ese calor me arropó entera y dejé de sentir dolor. Bien, si meiba a matar mejor no sentir nada cuando ocurriera.- Aún estás conmigo ¿verdad?- Me dijo mientras acariciaba mi cara. No podía hablar,demasiado esfuerzo. En cambio, moví la cabeza un poco para intentar comunicarme.Me cogió en sus brazos, medio tumbada encima de él. Escuché el sonido de un corte yel olor a sangre me inundó la boca y la nariz.- Bebe de mí, amor. Llevo trescientos años esperándote.- Me dijo al oído mientrasmovía mi cara hacía su pecho.
  35. 35. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 35 Capítulo 6 La AlianzaNo podía reprimir el deseo, el animal se alzaba y quería hacerla suya. Sentí unapunzada de celos, sus labios en el cuello de Virgin, esos labios que tendrían que estaren mí. Su cara mostraba el placer que estaba sintiendo, y me hipnotizaba. Me sentíacomo una serpiente bailando al son de su música. Sentí un estremecimiento deanticipación por todo el cuerpo mientras que el suyo era traspasado por ondas deplacer. Si no hubiera tenido a Loren delante de mí y no estuviera sujetándola, yahubiera estado junto a ella. Estaba totalmente pegado a Loren, mi entrepierna latíacon su mirada contra el trasero de la hada. En ese momento el animal se alzóhaciéndome sufrir un dolor intenso por todo el cuerpo y paralizándome. La tenía quehacer pronto mía porque sino…En ese mismo momento, Loren escapó de mis brazos y corrió hacía donde seencontraba su hermana y Erika. De la siguiente escena lo único que mi mente pudocaptar fue el cuchillo volando hacia el pecho de Erika. En un simple parpadeo Loren yVirgin se habían esfumado. Erika me miraba con horror y sorpresa mientras caía alsuelo y se quedaba tumbada inerte. En un último esfuerzo se arrancó la daga y la dejóa su lado.Me acerqué lentamente hacia ella, recogí la daga y la olí. Veneno. Tenía que actuarrápido. Teniendo en cuenta la palidez de su piel y su anterior pérdida de sangre, no lequedaba mucho más que aguantar.- La daga estaba envenenada.- Le dije para que al menos escuchara mi voz. Mearrodillé junto a ella y me preparé para sanarla. Estaba seguro que era la primera vezque un ángel usaba sus poderes curativos sobre un vampiro. Pero no podía dejarlamorir. Y cuanto más la miraba más me convencía de ello. – No te muevas.- Sabía quedebería de estarse preguntando que estaba haciendo. Creo que ninguno de los casosde los que se habría imaginado, era lo que estaba a punto de suceder.Coloqué mis manos juntas sobre la piel dónde se encontraba la herida y concentrétodo mi poder en sanarla. Dicho así era muy sencillo, pero se necesitaba convocarmucho poder para ello. En el momento en que noté que mis manos desprendían calorsupe que lo estaba haciendo bien. En el fondo sabía que lo que podía haber ocurrido
  36. 36. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 36era que no hubiera sido capaz de curar a un ser oscuro. En cuanto me aseguré de quehabía cerrado totalmente la herida la miré. Estaba muy quieta.- Aún estás conmigo ¿Verdad?- Le dije mientras le acariciaba su rostro, cosa que nopude resistir. Tenía que tomar una decisión. Estaba mucho más débil de lo quepensaba, necesitaba sangre ya. Movió un poco la cabeza para hacerme saber que aúnestaba conmigo.Aquí, no pensaba como un ángel que estaba jugando con la vida de un vampiro.Pensaba como el hombre que quería salvar a su amor. Sin planteármelo la cogí entremis brazos y con mi propia uña me hice un corte justo por encima de mi pechoizquierdo.- Bebe de mí, amor. Llevo 300 años esperándote. - La guíe hasta mi sangre y no se hizoesperar. En cuanto sus labios notaron mi sangre comenzó a beber de mí.La sensación de sus labios en mi piel, unido al placer que me inundó mientrassuccionaba mi sangre, hizo volver al animal.No lo pude soportar más. Me tumbé sobre el suelo y la coloqué sobre mí, con algo deesfuerzo, a horcajadas. Aún estaba muy débil, lo único que se movía era su boca y sulengua contra mi piel. Oleada tras oleada de placer provocaban en mí pequeñosmovimientos involuntarios de mi cuerpo contra el suyo. Ella comenzó a revitalizarse ytambién comenzó a moverse contra mí. Cuerpo contra cuerpo. Mis manos agarrabansu cabeza para acercarla más a mí aunque sabía que era imposible. Baje una de mismanos hasta su trasero, incitándola a que se moviera más rápido. De mi boca seescapaban pequeños jadeos en forma de gemidos que la hacían estremecerse. Pero amedida que ella ganaba fuerza la mía se iba debilitando. Me encontraba cada vez máscansado, cada vez más profundo, hasta que todo fue oscuridad.Recuerdo haber tenido algunos sueños absurdos y confusos en los que Virginparticipaba junto con una sartén. Al fin desperté en una cama.Abrí los ojos muy despacio. Aún estaba aturdido por la pérdida de sangre, pero todavíasentía en mi piel el deseo. Ese deseo que me consumía y que era incapaz de apagar. Misangre hervía, como si algo muy dentro de mí me impulsase a recordarla…-¿Estás bien?Me asusté. Nala estaba a mi lado, sentada en una silla y tenía sus manos entre lasmías.
  37. 37. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 37-¿Qué ha pasado?-pregunté intentando incorporarme.-Eso vas a tener que decírmelo tú. Cuando te encontramos, tenías a la chupasangreencima…se estaba alimentando de ti - lo dijo con asco, pero yo sabía que había algomás detrás de aquellas palabras…estaba celosa.-Yo…-no me salían las palabras-Yo la alimenté voluntariamente.Sentí el bofetón de Nala por triplicado. Sabía que no debía de haberle dicho nada, perolo había dicho y ella estaba muy, muy enfadada.-¿Serás imbécil?-gritó- ¿Por qué hiciste algo tan estúpido?-Lo siento, ¿vale? Ella estaba muy malherida…La habían envenenado…-¿Y encima le salvaste la vida?-volvió a abofetearme.Realmente estaba furiosa.-Tu madre quiere hablar contigo-dijo de pasada dirigiéndose a la puerta.En el momento en que Nala abrió la puerta, mi madre, Alishea, entró glamurosamenteen el dormitorio.Mi madre era mi superiora en la hermandad celestial. Iba siempre rodeada de un brilloestremecedor, que reflejaba su enorme poder. Tenía el cabello rubio, largo hasta elsuelo y sus ojos eran del color del cielo. Llevaba puesta una túnica ceremonial blanca ysu mirada era intimidante.Realmente no sabía cómo iba a lidiar con ella. Si tenía que contarle lo sucedido conErika…No, no podía decírselo, no quería. Si ella lo supiera…acabaría el trabajo por mí yquería salvaguardar la vida de mi Erika a toda costa, aunque ello significasedesobedecer las órdenes de mi madre.-Madre…-No quiero saber nada. -la autoridad en sus palabras me sorprendió- Solo he venidopor una razón…-Madre…
  38. 38. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 38-Ni una palabra-me ordenó- Tan solo he venido para informarte de la próximaentrevista matrimonial.-¿Entrevista ma…ma…matrimonial?-por dios, no, que no fuera lo que estoy pensando,no…-Hemos tenido un pequeño problemilla con las hadas blancas y necesitamos forjar unaalianza.-¿Y eso qué tiene que ver conmigo?-mis palabras reflejaban terror y lo había dicho enun tono de voz tan alto, que haría a mi madre sospechar que algo grave había pasado.-Tú.-¿Yo?-Tú harás el ritual con Ashn. Ella es el hada blanca que he escogido para ti.-Madre, yo no…-Lo harás-gritó-Hoy la conocerás y cuando llegue el momento, harás con ella el ritual.No aceptare un no por respuesta así que vete preparando.Mientras la vi alejarse en dirección a la puerta, con la boca abierta, volvió a mi menteel rostro de Erika. No me podía casar, no. Mi corazón solo pertenecía a Erika. ¿Ahoraque la había encontrado tenía que renunciar a ella? Ni hablar, no estaba dispuesto aeso. ¿No había otro modo de hacer las cosas?Mi mente estaba trabajando lo más rápido posible intentado darle sentido a todo estelío. El ritual al que se había referido mi madre era un lazo imposible de romper…Claroque no lo era para un hada oscura.Primero tenía que encontrar una salida a todo esto, tenía que haberla. No podíacasarme con ella… pero si me casaba… ¡¡¡No!!! Dios mío, si llegaba el caso en que mecasase con Ashn debería pedirle ayuda a “ella” para deshacer el lazo, y claro está podercasarme con Erika en su momento. Pero llegados hasta aquí sabía que el precio quepedía era demasiado alto.No, no estaba dispuesto a hacerlo, pero tampoco podía desobedecer a mi madre.
  39. 39. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 39Mi vida se complicaba demasiado y no tenía ni la más mínima idea de cómo iba apoder impedir el ritual.Cerré nuevamente los ojos y mi dulce princesa apareció, llenándome de felicidad. Missueños eran lo único a lo que podía aferrarme ahora.Sus besos dulces, sus caricias…una fantasía perfecta que esperaba poder hacerrealidad pronto. Fui sumergido con regocijo en un sueño tranquilo y placentero. De esaclase de sueños que uno no puede saber si está soñando o está despierto.Aparecí sobre una gran cama, desnudo, mi cuerpo tapado hasta la cintura con unassábanas de seda dorada. El tejido era suave, y en cuanto me moví, la sábana se movióconmigo. ¿Qué hacía aquí? Apenas unos minutos atrás estaba en otra cama, en mipropia cama. Nada más darme la vuelta supe que no estaba solo.Era una cama realmente grande, con almohadas partidas para cada usuario. Los dosestábamos tumbados cara a cara. Nuestras caras reflejaban la confusión que ambossentíamos.Debía de ser un sueño, pensé, esto no tenía ningún sentido. No iba a permitir otranoche como las de siempre. Levanté mi mano para tocarle la cara, una simple cariciaque sentó tan bien entre nosotros que ya no pude resistirme. Me acerque aún más aella, hasta casi tocarnos con nuestros cuerpos. Sus ojos me miraban y entonces unalágrima se desbordó en ellos. Con mi dedo, muy suavemente tracé el camino húmedoque había dejado hasta la almohada. Sus manos se movieron y acunaron mi cara.-Pensé que te había matado.- Dijo mirándome muy seria. No entendía el significado deeste sueño. Cada noche durante siglos habíamos estado estáticos mirando. Quizás estoera como el botón de un mecanismo, una vez que yo daba el paso el sueño avanzabasolo.- Pues ya ves, estoy vivo mi amor.- Dije atrayéndola hacía mis brazos. Estábamosdesnudos, pero se sentía maravilloso así. Había encontrado por fin la paz en estesueño. Allí entre mis brazos estaba el amor de mi existencia, lo sabía. Solo me faltabasaber, ¿Qué era lo que ella sentía?Mi sueño me llenó de paz y por fin, después de tantos años, pude despertarme conuna sonrisa. Me desperté sudando sobre mi cama, no sabía muy bien dónde estaba.Estaba pletórico y sonriente, hasta que recordé los hechos de hacía apenas unas horas.Todavía retumbaban en mi cabeza las palabras de mi madre, “Alianza” y “hoy”. Eso mehizo cambiar mi estado de ánimo en menos de un segundo.Hacía años que no veía a Ashn. Sabía que se había marchado para viajar por todo elmundo. Creo que ella lo había llamado “Expedición de reconocimiento”. Si mi memoria
  40. 40. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 40no me fallaba, su belleza era increíble, podía hacer caer rendidos a cuantos hombresquisiera. Pero al igual que yo, ella no podría elegir nunca más a otro hombre. Quepuedo decir a mi favor, la belleza no lo es todo. No la quería para pasar la eternidadjunto a mí. Claro que podía haber sido mucho peor.Me vestí con mis mejores ropas, las de la pasada noche habían quedado destrozadas.Lo más complicado era meter la erección que mantenía mi cuerpo en unos vaquerosmuy ajustados. Creo que esa no se iba a ir nunca. En cuanto conseguí vestirme, contodo en su sitio, salí de la habitación rumbo hacía el despacho de mi queridísimamadre.- ¿A dónde vas, calzonazos? ¿A darle de comer a tu nueva ama? ¿O es tu mascota?-Nala estaba delante de mí en el pasillo, cerrándome el paso. Tenía la cara encendida yllena de enfado. Su voz era como un jarro de agua fría sobre mí. Si afirmaba que nuncaen la vida me había hablado ni con la mitad de rabia me iba a quedar corto.-¿Qué te pasa, Nala? ¿Por qué me hablas así?- Le dije mirándola con cara de confusión.No comprendía que le había hecho para que se comportara de esa manera conmigo.- ¿¡Qué!? ¿Qué me pasa dices? ¿Me estás diciendo enserio que no sabes porqué estoyasí?- Me gritó. Su voz y su cara reflejaban su rabia a la perfección. Sus ojos estaban apunto de desbordarse por las lágrimas. Entonces comprendí. Con todo lo que tenía enla cabeza no me había dado cuenta de que lo único que había visto Nala era a Erikaalimentándose de mí. Y tal y como yo le había confesado había sido voluntariamente.- No tienes derecho a ponerte así. Además, tú no sabes nada.- Sí, ya sé que no tengo derecho a ponerme así. Solo me preocupo por ti. Ella te estabautilizando para tomar tu sangre. Que no te matase solo fue un golpe de suerte. Te iba amatar, te iba a desangrar, y ni siquiera habría parpadeado.- Sus ojos ya estabananegados en lágrimas que caían por sus bellas mejillas. La tenía a un solo paso así queme acerque a ella y se las limpie. No era el mismo gesto que había tenido con Erika ymi mente lo sabía.¿Erika me había querido matar? ¿De verdad hubiera llegado tan lejos? Eso me hizorecordar mi sueño, ella me había dicho que pensaba que me había matado. Y aunquehubiera sido así, ella estaba llorando, arrepintiéndose de ello, o al menos así era en misueño. ¿Mi subconsciente había creado ese sueño? Había parecido tan real.- No sabes lo que estás diciendo. Yo le ofrecí mi sangre voluntariamente. Llevaba tantotiempo esperándola…Tienes que entenderlo, no podía dejar que muriera. Creo que
  41. 41. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 41incluso sabiendo el resultado de todo esto lo hubiera hecho de nuevo. – Eso me hizorecordar el intenso placer del que fuimos víctimas los dos. Esos espasmos de placer…Mi cuerpo quería más de ella. Entonces volvió a ocurrir. Mi cuerpo se sacudió de dolor.Tenía que tenerla ya, mi cuerpo estaba duro por ella y la llamaba a voces. No sabía sipodría aguantar mucho más.Tuve que apoyarme en la pared, el dolor me atravesaba y no podía moverme. Queríahundirme ya en Erika o esto me mataría. Nala no me prestó atención, aún estabaasimilando mis anteriores palabras. Sin darme otro vistazo más se marchó.En cuanto me recuperé un poco me dirigí hacia mi destino inicial.- ¿Se puede?- Dije llamando a la puerta. Aún estaba algo débil por el ataque anterior.Pero en ese momento me preocupaba más Nala.- Pasa, Izan. – Escuche la voz de mi madre desde el interior de la habitación. Entré ycerré la puerta detrás de mí. Junto a mi madre Alishea estaba Ashn, la podía sentir. Nome atrevía aún a mirarla. Quería dejar claro que esto no era con mi consentimiento.- Ya estoy aquí, madre.- Dije mirando al suelo. Pero en ese momento la miré. Mimemoria no le había hecho justicia, ella era incluso aún más bella. Su cabello caíacomo una cascada de rizos dorados alternados con rizos violetas hasta la altura de sucintura. Sus ojos grises moteados de negro me evaluaban al igual que los míos lohacían a ella.- Hola, Izan. Me recuerdas, ¿Verdad?- Había olvidado el timbre de su voz y lo sencilloque era hablar con ella.- Claro, Ashn. ¿Qué tal tu “expedición de reconocimiento”?- Eso la hizo arrancar unasonrisa de sus labios. En uno de sus dientes llevaba, tal y como vi, un brillantito de esosque últimamente estaban tan de moda. Eso solo hacía aumentar su deslumbrantebelleza. Pero en ese momento su sonrisa se apagó y agachó la cabeza.- Bueno chicos, ya veo que os conocéis. Mejor os dejo solos. – Antes de quepudiéramos decir nada ya estaba saliendo por la puerta. Era una encerrona pura ydura.Ashn no me miraba ni se movía. ¿En qué estaría pensando con tanta intensidad? Sabíaque no debía hacerlo. Pero estaba algo cansado de estar siempre comportándomebien. Así que reuní mi poder y ahondé en sus pensamientos. En ellos pude ver pasión,
  42. 42. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 42amor, y también todos y cada uno de los lugares que había recorrido durante susviajes. Todas las personas que había conocido. Pero había uno que se repetía bastante.Era algo íntimo, pero no pude detenerme. Quizás era la erección que reclamaba algode espacio en el pantalón o simple curiosidad morbosa, pero descubrí un encuentrosexual. Ashn y un chico moreno se estaban besando en alguna cama de algún hotel. Noera el primer encuentro que tenían, eso estaba claro. Cada uno conocía las curvas delotro. Cada mano estaba en un sitio y en el siguiente. Sus cuerpos estaban entrelazadossin problemas. Se besaban con hambre, con pasión y con amor. Ella estaba enamoradade él, eso se notaba en la mirada. Ella le buscaba desde su último encuentro cuando leabandonó para buscar a su hermano.Fue ese momento en el que vi el tatuaje. Él era un vampiro. ¿Pero qué clase de tatuajeera ese? ¿Dos alas? Ellos seguían entrelazándose más y más. En el momento en que élla penetró, sus caras se separaron soltando un gemido de placer. Y fue cuando pudeverle la cara al vampiro. No, no, no podía ser…O me estaba volviendo loco o era mihermano Nazan, él que estaba haciéndole el amor a mi futura esposa.
  43. 43. FORO “ALISHEA DREAMS” ALAS EN LA OSCURIDAD 43 Capítulo 7 Confesiones (1ª parte)Mi instinto entró en juego, aunque de ninguna forma me hubiera resistido a ese olor.El tacto de su sangre llegó a mis labios, mi lengua fue a su encuentro casi de formainconsciente. En cuanto su sabor me llenó la boca, sentí la explosión de placer queestábamos sintiendo. Mi cuerpo se sentía aún cansado y débil. De su boca salíanpequeños gemidos de placer que me estaban llevando a la locura. En un arrebato meencontré sentada a horcajadas sobre él, pero en ningún momento paré de beber susangre.Una de sus manos me instaba a beber más de él y la otra, recorrió mis curvas hasta mitrasero. Su cuerpo estaba sometido a pequeños movimientos contra el mío. Estábamossiendo esclavos de nuestras pasiones y deseos. Mi garganta seguía tomando eseexquisito líquido de su cuerpo. Su sangre era…”excepcional”, era… “única”. Llena de sufuerza, su poder, su placer…Realmente, ahora me doy cuenta de que no estaba pensando coherentemente. Suentrepierna rozaba la mía en cada movimiento. Mi cuerpo no se quedó impasivo, unavez que me había recuperado, mis caderas seguían el movimiento de las suyas y salíana su encuentro. Pero no podía parar de beber de él. Esa sangre me estaba llevando alclímax. Sé que debía de parar pero tal era el placer del que estábamos siendo presosque nuestras partes racionales estaban en un segundo plano. Nuestros cuerposquerían placer y ésta era la forma de conseguirlo.Entonces Izan dejó de moverse, dejó caer sus manos de mi cuerpo. Se quedó inmóvil.Mi parte racional seguía sin responder. No encontraba ningún sentido a su acción. ¿Porqué había dejado de moverse? ¿Ya no le gustaba?En ese momento algo me empujó y tiró al suelo. Abrí los ojos y miré a mí alrededor.Una pelirroja estaba agachada examinando a Izan. Su bella cara de ángel estaba páliday no tenía buen aspecto. Claro, lo había olvidado, los ángeles pierden todos suspoderes si se enfrentan a la oscuridad. ¿Cómo era posible que Izan no los hubiera

×