Autobiografia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Autobiografia

on

  • 2,342 views

Mi nombre es Nohemi Medina, y esta es mi autobiografía.

Mi nombre es Nohemi Medina, y esta es mi autobiografía.

Statistics

Views

Total Views
2,342
Views on SlideShare
2,340
Embed Views
2

Actions

Likes
3
Downloads
15
Comments
0

1 Embed 2

https://twitter.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Autobiografia Autobiografia Presentation Transcript

  • AUTOBIOGRAFIANohemí medina Zazueta
  • Mi nombre es Nohemí ynací en la Paz, BajaCalifornia Sur, el lunesveintisietede junio de1994. Soy la hija menorde Víctor Medina eIracema Zazueta. Tengodos hermanos mayores,Víctor y Paul.
  • Era una niña muy risueña, llena de vida ycon una facilidad para socializar increíble. Yaunque de aspecto de ángel era toda unadiablilla. View slide
  • Mi papá nunca quisouna, una que otra vez mimadre lo descubrióespiando desde el marcode la puerta cuando ellaestaba bañándome oalimentándome. Quizásno hubiera pedido unaniña, pero una vez aquí,me amo mucho, claro, asu manera. View slide
  • ¡Cuando pequeñasolía meterme enmuchos problemas ysituacionescomplicadas!
  • En una ocasión presentamosuna obra en el preescolar, elcascanueces, yo estabamolesta porque me habíandado el papel de la bruja.Cuando fue mi turno desalir, me encerré en unacasita que era parte de laescenografía. Patalee yaruñe a todo el que intentosacarme. Al final tuvieronque ir mis hermanos por mi.
  • ¡MI GRADUACIÒN!
  • La vida en la colonia en la que me crié fue muy divertida. Es una colonia muy unida, y éramos muchos niños yjóvenes de las mismas edades. En las navidades solíamos pedir un permiso, el papá de una amiga era policía, y cerrábamos la calle.O en el verano salíamostodos con botes derefrescos o de shampoollenos de agua a jugarguerritas. O solía ir a casade una de mis amigas ajugar a las barbies.
  • Mis amigas en ese entonces eran Carla yAdriana quienes ellas eran mayores que yo pordos años, después llego Alexia cuando yo tenía ocho, ella es menor que yo por dos años y eshasta la fecha como una hermana para mí. Mi mejor amiga, mi confidente.
  • Cuando tenía nueve conocí a Cynthia una hermana de la iglesia joven, que tenía una hermosa bebé blanca como la nieve, con unacabecita llena de rizos cafés claros como sus ojos. Era bellísima, y muy pronto mi mamá y ella se hicieron amigas.
  • En ocasiones Cynthia solía dejarnos a Annette y nosotras nos la llevábamos al Centro o acomprar el mandado. La gente creía que Annetteera hija de mi mamá y es que si daba la pinta, las tres chinas, con el pelo color castaño claro y los ojos del mismo color y piel blanca. Prácticamente crecí con Annette, yorápidamente le agarre cariño pues siempre había querido tener una hermana. Y luego la relacióncon Cynthia se dio de tal forma que se volvió una segunda mamá para mí y una gran amiga para mi mamá.
  • Annette pasaba mucho tiempo en mi casa. Y luegonació Pablo cuando Annette tenía dos años y luegonació Camila cuando faltando poco para que cumplierasiete. La relación con ellos cambió pero siempre parabien, de cuidarlospase a ir a su casasimplemente porqueestar con ellos mehacia feliz, son comomis hermanos, sonmis bebés y los amo.
  • La secundaria fue una época que me marcó mucho, ya no era una niña, así que no podíacomportarme como tal, pero tampoco tenía lacapacidad de ser una adulta. Adolecente tenía que ser.
  • Además aquí fue dónde conocí a mis mejores amigos,amigos que aun hoy en día conservo. Nadia y Leslyefueron las primeras. Lo cierto es que Nadia es pormucho una de mis mejores amigas, y con Leslyesiempre me he sentido a gusto, es como una hermanapara mí.
  • Y también están Magnolia, Nelly, Laura y Andrea quienes junto con Nadia y yo somos un desastre. Pero somos muy buenas amigas. Un chistosito por ahí nos llamo un día “laschicas anime” y resulto darle al clavo. A Nelly, Laura, Andrea y a mí nos gustaba mucho y el nombre quedaba. ANNIME, cada letra es la inicial de nuestros nombres, y desde entonces cada año celebramos en noviembre nuestro cumpleaños como amigas.
  • Luego llego Dinorah, Luis, Mauro, Delia, Shamir, etc.Éramos un grupo bastante grande y en el receso éramos todo un caos.
  • Recuerdo que en una ocasión compramos globos en lapapelería de la escuela, los llenamos de agua y comenzóuna guerra. Las risas y uno que otro globo volando por losaires o estrellándose en el piso no faltaron ese día, y unbuen sermón por parte de la subdirectora. Yo era tan feliz.Cuando salíamostemprano nos íbamos ala plaza que estabaenfrente de la escuela oíbamos al CREA, uncentro de deportes quequedaba al costado de laescuela.
  • Un día me invitaron a ser maestra de Jardín en la iglesiacentral, yo acepte encantada pues siempre me hagustado mucho trabajar con niños.Un día Cynthia, me pregunto que si podía ayudarles conel cuartito de primarios, pues eran pocos hermanos enla filial y necesitaban a alguien que les ayudara. Yo lecomente que ya eramaestra de jardín, pero ellame dijo que en la iglesiacentral había suficientespersonas como para quealguien se hiciera cargopero la filial necesitabamanos y yo era miembrode la iglesia de Los Olivos.
  • En agosto del 2009 ingrese a la preparatoria Mtro. MarceloRubio Ruiz. Fue una época maravillosa para mí.
  • Al fin encontré mi nombre en la lista del salón numero 4,era el primero del edificio central, en la planta baja. Mesenté al frente y espere como todos los demás a que elprimer profesor llegara, a mi lado se sentó Lupita, en ese momento no la conocía pero a partir de ese día nos haríamos inseparables hasta el día en que se regreso a su pueblo, cerca de Ciudad constitución. Formamos equipo ese primer día y después de eso lo seguiríamos haciendo por los siguientes dos años.
  • Esa primera semana se formaron los grupitos en el salóny se forjaron nuevas amistades, Lupita y yo conocimos aCristhian, él venía de Santa Rosalía. Al principio tanto aLupita como a mi nos gusto, ya saben cosa de chicas.Pero con el tiempo se volvió nuestro mejor amigo.
  • En ese año comencé a volverme más independiente, y me saltealgunas cuantas reglas, nada grave. Cuando salíamos tempranode clases Lupita, Cristhian y yo nos íbamos a casa de la hermanade Lupita, donde ella vivía. Ella y yo solíamos cocinar mientrasCristhian rebuscaba entre las películas alguna que no noshubiéramos visto ya y la ponía en el DVD. A veces solo éramoslupita y yo.
  • Lo que me recuerda una ocasión muy chistosa. Cierto díasalimos dos horas antes, así que le hable a mi mamá y lepedí permiso para ir a casa de Lupita. Cuando llegamosteníamos mucha, pero mucha hambre. Pero decidimosaguantarnos un poco para prepararnos una comidadecente. Espagueti, mmmmm…. Una vez que todo estuvolisto apagamos la flama y probamos la pasta por ultimavez, no estaba mal pero le faltaba algo de pimienta, graveerror. Resulta ser que la pimienta tenía huevecillos decucaracha. ASCO. Ya había pasado una hora desde quesalimos de la escuela, teníamos hambre, ya no habíapasta y teníamos hambre. Hubo que improvisar.Sándwich de pollo con mucho queso y jamón. Al final noestuvo tan mal, dos sándwiches y una hoya de pasta en labasura después estábamos más que satisfechas.
  • En mi segundo año tenia que elegir una materia extra ya fueracontabilidad o informática. Lupita, Cristhian y yo elegimoscontabilidad. Al principio a todos aquellos que eligieron contabilidadse les hiso el pero error de su vida.Pero a mí nunca me gusto mucho la informática y las matemáticasme gustaban así que aunque la materia era dura y la profesoraestricta, le agarre gusto.
  • Ese año también conocí a nuevas personas pues los salones se acomodaban ahora dependiendo de la capacitación que elegiste. Contabilidad en unos, informática en otros. Conocí a Ceceña,Quintana, Will y Estivaliz, nos hicimos muy buenos amigos, también me rencontré con Patito, una amiga de la secundaria. Junto con Cristhian y Lupita siempre hacíamos equipo.
  • Este fue el ultimo año que estuve con Lupita, aun mantenemoscomunicación. Es solo que ella era una de mis mejores amigas, cuandose fue yo me sentí un poco solo, pero no era la única al principioCristhian también lo resintió, pero él es hombre y pronto se contento,solo en ciertos momento como cuando comíamos bajo nuestro árbolse daba cuenta de que falta alguien.Supongo que a él le sirvió eltener experiencia previa conrelaciones a distancia, ybueno esas a mi nunca se mehan dado bien.
  • Mi segundo año también fue clave para aumentar migusto por la lectura, entre este y el año que vendría fue latemporada en la que más libros leí.Este también me vimuy involucrada enla sociedad dejóvenes y en lasfesjas.Principalmentesociedad de jóvenespues mi compañeraMaría ya no asistíaa la iglesia.
  • Los últimos meses del cuartosemestre nos enviaronorientadores para que nosayudaran a saber nuestro perfil ycuál era la carrera que queríamosestudiar. Para esto yo sabía quequería ser maestra pero no sabíade qué. De primaria… no se meantojaba tanto. De preparatoriacomo que no era lo mío.Quedaban secundaria ypreescolar, me inclinaba más porpreescolar, pero también lasclases de español y literatura quecurse en primer y segundo año depreparatoria me habíanplanteado la Lic. en Lengua yLiteratura española.
  • Fue cuando hablando con Chibi, una hermana de la iglesia que me conoce desde pequeña y que ha sido maestra de cuna y jardín desde que entro a la iglesia ya hace mucho tiempo, que ella me dijo que yo debía elegir una carrera donde pudiera servir a Dios y que, ¿Qué mejor que inculcarle a un niño desde pequeño a amar a Dios? Lo que yo les enseñara a ellos a esa edad, ellos jamás lo iban a olvidar.Decidí que quería ser maestra de preescolar.
  • Un día llegaron unos colpoltores a La Paz, que eran amigos nuestros, venían de Navojoa. Hablando con ellos me invitaron a ir a estudiaren Navojoa, y yo me emocione. Pero cuando me puse a investigar me di cuenta que no había carrera para educadora, ni de preescolar ni de primaria.
  • Pero surgió otro problema, launiversidad era muy cara, pero esono fue un obstáculo y con ayuda deun pastor, esposo de unaamiga, me prepare para colportar.Él me ayudo mucho, me explicotodo, me dio técnicas de colportajey me levo a practicar. El colportajeresulto ser pesado, pero cada vezque salía a colportar orabapidiéndole a Dios que tomara mimano y no me soltara. Mientrascaminaba llevaba mi manoizquierda en puño, segura de queDios la sujetaba.
  • Mi tercer año de preparatoria llego y yo estaba muy feliz, tenia buenos amigos, una buena relación con Dios, mi familia estaba bien. Todo parecía ir marchando correctamente.
  • Este año también cambiamos de salones porque cadauno debía elegir un paquete de materias. Yo elegí elpaquete cuatro, ciencias sociales y humanidades.Principalmente porque era el paquete que más serelacionaba con la carrera que yo quería estudiar,educadora.
  • Pasaba mucho tiempo en casa de Cynthia con los niños, especialmente porque yo sabía que me iba ir y queríaaprovecharlos al máximo. Cynthia solía bromear que solo me faltaba mi propio cuarto en su casa.
  • Mi felicidad llego a supunto máximo cuandosupe que mi hermano iba aser papá. Toda mi vidahabía querido unahermanita o hermanito.Y aunque la novia de mihermano no era de miespecial agrado alprincipio, ella me hiso muyfeliz sin saberlo. Así que ledi una oportunidad. Secasaron y el 5 de mayonació mi hermoso bebe.Víctor Alejandro, idéntico ami hermano pero con losojos de su mamá.
  • En ese tiempo mi mamá y yo ya estábamos viendo lo de launiversidad, yo todavía seguía con la idea de irme a estudiar a laUniversidad de Montemorelos. Mi papá estaba firme con que noiba ir, y en una que otra ocasión tuvimos problemas por eso, peroyo tampoco cedía, sabía que eso era lo que Dios quería para mí yyo también lo quería. Él quería que me quedara a estudiar en LaPaz, allí hay una normal, pero el examen era en sábado y yo yahabía puesto mis ojos en Montemorelos. Al final terminoapoyándome, supongo que se dio cuenta cuan en serio ibacuando no presente el examen en la Normal.
  • Nery, una amiga esposa de un pastor, que trabaja en las oficinas de la región estaba organizando todo para un viaje que iban a tener los pastores a la Universidad de Montemorelos para un simposio de teología. Ella nos comento que yo podía irme con ellos y mi mamá y yo estuvimos de acuerdo.Nos dimos a la tarea de alistar todo y de despedirme de mi familia yamigos. Paul comenzó a portarse más cariñoso y sobreprotector que nunca. Y yo disfrute lo más que pude de mis niños y mi sobrino.
  • Hasta ese momento me había mostrado muyemocionada con todo lode irme a la universidad. No me molestaba la distancia ni nada, pero el día que Nery me dio el boleto de avión me solté a llorar, no queríairme y a la vez si. ¡Ojala pudiera traer aMontemorelos a la Paz!
  • El día antes de venirme misamigos de la iglesia sejuntaron con mis amigos de laescuela y me hicieron unafiesta de despedida sorpresa.Comimos pizza, vimospelículas y nos despedimos. Ala mañana siguiente medespedi de Paul y mi papá ymi mamá me llevo alaeropuerto. No habíamosavanzado ni tres cuadrascuando abrazo a mi mamá yme suelto a llorar. No pare dellorar en todo el camino.
  • Al llegar al aeropuerto mientras avanzaba alguien me llamo. Cuando logre encontrar a la persona que me llamaba me encontré a nada menos que Luis y Leslye que habían ido a despedirme al aeropuerto.Conversamos un poco y me acompañaron hasta que llego el momento de subir al avión. En todo ese tiempo no había soltado la mano de Leslye.Cuando me despedí de mi mamá comencé a llorar de nuevo. No puedo evitarlo, la amo demasiado y nunca me habíaseparado de ella tanto tiempo. No al menos desde los cuatro años.
  • Lo más chistoso es que tuve que pasar dos veces por elproceso, pues traía unas cosas liquidas en mi maleta de manoy ya no lo permitían. Así que salí de nuevo donde mi mamá ymis amigos se habían despedido de mi y le explique a mimama lo que pasaba. Ella empezó a sacar las cosas y guardarlas en su bolsa. Tendría que comprarlas llegando a Monterrey. Mientras ella hacia eso yo seguía llorando. Aun después de que el avión despego yo seguía llorando y no pare hasta pasados unos minutos más.
  • El viaje fue muy tranquilo, los pastores que venían eranen total ocho y conmigo éramos nueve. A todos losconocía y ellos trataron de hacerme sonreír.
  • El simposio fue el 4 de julio, la matricula dabainicio hasta el 20 de agosto, me había venido conmucho tiempo de anticipación.Tenía la intención de trabajar en la universidaddurante el mes que faltaba pero no había trabajo,así que me quede con mis tías. Fuero unavacaciones maravillosas, me reencontré confamilia a la que yo no veía desde hacía más de 14años.
  • Disfrute mucho de ellas, el esposo de mi tía me llevo a mí y a mi primo aun viaje que iba a hacer con su familia, iban a ir a Matacanes un rio con una cascada, fue una experiencia tan gratificante, aunque la mayor parte del viaje me llevaronarrastrando, pues había partes donde había que meternos al agua y la corriente me llevaba.
  • Después de eso me fui lo que restaba del mes a casa de una tíahermana de mi mama. No los había visto desde hacía tres años, fue bonito estar con ellos. Ella meapoyo mucho y cuando llego la hora de venir a la universidad me acompaño en todo, ella había estudiado allí, así que supo orientarme.
  • Han pasado muchas cosas desde que entre a la universidad, nuevosamigos, el estar lejos de casa, trabajar y estudiar, tantas personas detantos lugares que comparten mí fe.Pero si de algo estoy segura es que Dios me trajo aquí por algo. Diosme trajo aquí porque él tiene una misión para mi, aun no se cual es,pero tengo cuatro años para descubrirlo, o quien sabe a la mejor aunmás, digo también hay maestría y doctorado.