Reseña Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas

  • 3,141 views
Uploaded on

 

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
3,141
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
34
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esDATOS BIBLIOGRÁFICOSTítulo Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de MasasEditores K. B. Jensen y N. W. JankowskiLugar BarcelonaEditorial Bosch Casa Editorial, S.A.Páginas 324ISBN 84-7676-241-0SUMARIOIntroducción: El cambio cualitativo; 1. Erudicción humanística como cienciacualitativa: contribuciones a la investigación sobre la comunicación de masas; 2. Latradición cualitativa en la investigación sobre las ciencias sociales: contribuciones a lainvestigación sobre la comunicación de masas; 3. Métodos cualitativos en el estudio delas noticias; 4. La creación del drama televisivo; 5. El estudio interdisciplinario de lasnoticias y el discurso; 6. Análisis textual del contenido de ficción de los medios decomunicación; 7. El análisis de la recepción: la comunicación de masas comoproducción social de significado; 8. Comunicación y contexto: la perspectivaetnográfica en los sondeos de opinión; 9. Investigación cualitativa y medios de lacomunidad; 10. Enfoques históricos a los estudios de la comunicación; 11. Estudiar losacontecimientos en sus marcos naturales; 12. Medios de Comunicación, educación ycomunidades.RESUMENDe acuerdo a los compiladores de esta obra, la investigación cualitativa ha cambiado losconvencionales métodos empíricos que prevalecían en las Ciencias Sociales y haaportado algunos de los más incisivos análisis sobre cambio social y cultural. En estemanual, se presenta el estado actual de la investigación cualitativa en los fenómenos decomunicación en 1993. Incluye aportaciones de estudiosos, la mayoría de elloseuropeos, sobre temas como producción de noticias, audiencia en los medios,investigación cualitativa, una aproximación histórica a la comunicación de masas ytelevisión y drama.Se parte de la siguiente pregunta, a modo de premisa o hipótesis: “¿Puede ofrecer lainvestigación cualitativa análisis más penetrantes sobre los medios de comunicación?”A partir de aquí, con este manual tanto el profesional de la comunicación comoprofesores y estudiantes poseen una valiosa herramienta para comprender el valor y lautilidad de las metodologías cualitativas en el estudio de la comunicación de masas.El libro se estructura en tres bloques, cada uno de ellos con sus respectivos capítulos:Historia, Sistemática y Pragmática. Efectivamente, en primer lugar nos encontramosMetodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 1
  • 2. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.escon una introducción firmada por Klaus Bruhn Jensen y titulada “El cambiocualitativo”. Dicha introducción es más que pertinente ya que permite al lector unaprimera aproximación acerca de la aplicación de métodos de investigación cualitativa alestudio de los procesos sociales y culturales, especialmente en el caso de lainvestigación de la comunicación de masas. Explica Jensen que en este cambiocualitativo han interactuado dos series diferentes de circunstancias históricas. En primerlugar, desde la propia comunidad científica se ha comprobado como una gran parte deasuntos fundamentales relativos a la investigación no pueden examinarse de formaadecuada con métodos hipotéticos-deductivos y valorarse con respuestas cuantificables.Pero además, apunta el autor que en segundo lugar este cambio cualitativo es productode factores de la historia social, externos a la ciencia. Es decir, que los enfoquescualitativos pueden verse como medios científicos de convivencia con una nueva formade realidad social, la sociedad posmoderna.Según Jensen, el objetivo es “colocar la investigación sobre la comunicación de masasen un amplio marco de investigación que se concentre en el papel del lenguaje humano,la conciencia y la práctica cultural en la vida social y cotidiana”.Como ya hemos avanzado, la primera parte se dedica a la historia. En ella se relatan losorígenes de los planteamientos cualitativos en distintas disciplinas científicas ytradiciones analíticas así como las raíces de los estudios cualitativos sobre lacomunicación de masas. Jensen nos propone un su capítulo titulado “Erudiciónhumanística como ciencia cualitativa: contribuciones a la investigación sobre lacomunicación de masas” una visión muy interesante según la cual fue en el siglo pasadocuando la información y la comunicación se convirtieron en palabras clave dentro de lashumanidades y de las ciencias sociales. Esto es, que en las humanidades ese cambiocualitativo al que ya hemos hecho referencia significó, sobre todo, un cambiocomunicativo. Si consideramos correcta la definición de comunicación como la de “laproducción social de significado” entendemos que Jensen afirme que probablemente lacontribución clave de las humanidades a la investigación cualitativa sea “uncompromiso enfático sobre el estudio del lenguaje de texto y géneros específicos en suescenario histórico”.Especialmente útil es el establecimiento que hace Jensen sobre los tres constitutivosbásicos del proceso comunicativo que serían, desde una perspectiva humanística, eldiscurso, la subjetividad y el contexto. Dice este autor que a través del lenguaje larealidad deviene social. Del mismo modo, es a través del lenguaje como la realidad seconvierte en intersubjetiva y accesible al análisis. De ahí que en la investigacióncualitativa el lenguaje representa tanto un objeto como una herramienta fundamental deanálisis. Pero, además, Jensen afirma que la herramienta fundamental de investigaciónes, sin duda, la capacidad interpretativa del estudioso. De este modo, se explica laimportancia del contexto social de los factores sociales y psicoanalíticos para lacomprensión y el análisis.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 2
  • 3. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esCon todo lo dicho, no nos extraña que Jensen defienda una semiótica social que difierade la semiótica de Saussure y del estructuralismo francés, puesto que, más allá de lacomprensión contemplativa de los textos, las humanidades pueden proporcionar unconocimiento de la comunicación y de la cultura a través del lenguaje.En el segundo capítulo de esta primera parte, N. J. Jankowski y Fred Wester y losestudios en los que estos autores se basan vienen a afirmar que la investigación sobre lacomunicación de masas orientada cualitativamente está empezando a ser predominanteen este campo. Este capítulo es, pues, de gran utilidad al lector, ya que podrá comprobarla evolución y la diversidad de los métodos cualitativos y su contribución a lainvestigación cualitativa sobre los medios. Igualmente, destacamos dentro de estecapítulo los dos últimos apéndices anteriores a la conclusión. El primero de ellos,titulado “Investigación social interpretativa” expone y explica de forma sencilla lasdistintas variedades de investigación interpretativa, sus perspectivas metodológicas yteóricas. Estas variedades van desde el interaccionismo simbólico a la investigacióninterpretativa, pasando por etnometodología y la etnografía.En el apéndice titulado “El proceso de investigación cualitativa” estos autores adviertenque una de las críticas más frecuente en cuanto a la investigación cualitativa ha sido laausencia de procedimientos de investigación cualitativa. No obstante, estudios recienteshan comenzado a perfilar un proceso de investigación cualitativo sistemático. Tras hacerun breve repaso de estos procedimientos según la etapa de la evolución histórica de lainvestigación cualitativa, se señalan de forma detallada los diferentes métodos ytécnicas que se usan en la investigación cualitativa. Si bien, las aportaciones de Jensenson amplias, incluimos aquí un breve resumen de cada una de ellas.En primer lugar, hemos de considerar el método primario de recopilación de datos quese emplearán en la investigación cualitativa. Ello conlleva una variedad de técnicasentre las que se incluyen la entrevista en profundidad, el análisis de documentos y lasobservaciones no estructuradas. Aunque normalmente se alude a estas técnicas comoobservación participante, el autor indica que tal asimilación es algo confusa. Lo queocurre es que la definición propuesta por Becker y Geer (1957:28), una de las máscitadas, para la observación participante incluye casi todo tipo de forma deinvestigación y recopilación de datos con lo cual se vuelve difícil la diferenciación. Noobstante, señala este autor, la observación participante es más idónea, si la comparamoscon los diseños analíticos o experimentales, para la investigación interpretativa sobreinteracción social a partir de la perspectiva del agente que se ve implicada.Por su parte, se analiza también la importancia del empleo del método múltiple, mejorconocido bajo el término de triangulación, puesto que, en palabras de Web (1966:174)“la investigación más fructífera para la validez procede de una serie combinada dediferentes medidas, cada una de ellas con su debilidad idiosincrásica y señalando unahipótesis simple”. Pero no por ello, el investigador cualitativo debe abandonar odescartar el trabajo interpretativo.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 3
  • 4. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esEn segundo lugar, se indica el análisis de los datos cualitativos. Si bien se reconoce queno están disponibles métodos de análisis sistemáticos y plenamente desarrollados, elautor señala que sí se han producido desarrollos tanto en ayudas para organizar y dirigirlos análisis como en los procedimientos analíticos.En tercer lugar, se incluyen algunas de las ayudas básicas que el investigador puedeencontrar en su labor, como son, sobre todo, los diferentes libros de texto elementalessobre la mecánica y procedimientos del trabajo de campo. Pero también, una ayuda quehoy es elemental pero que cuando se escribió este libro era todavía incipiente: el uso delordenador. Para ello, citan algunos de los cometidos que pueden realizarse mediante elordenador, según Peters y Wester (1988); no obstante, advierte que la máquina sólo estáfacilitando el proceso de análisis a la hora de organizar y administrar los datos, sobretodo, y que es el investigador el que debe saber sacarle el máximo partido.Así pues, estas ayudas al análisis se deben considerar en relación con losprocedimientos sistemáticos de representación del análisis cualitativo. Dos son losprocedimientos analíticos: la inducción analítica y la teoría fundada. La primera de ellasse refiere a “un examen exhaustivo de casos que tiene por objeto probar lasgeneralizaciones causales y universales” (Manning, 1982:280). El principal problemade la inducción analítica es que exige mucho tiempo y que su aplicación es limitadafuera de los estudios sociológicos exploratorios. Por su parte, la teoría fundada se basaen la necesidad de “nuevas formulaciones teóricas que estén basadas o fundadas endatos empíricos” (Glaser y Strauss, 1967). En este caso, una de sus dificultadesproviene del principio de permanecer cerca de los datos.Por último, y como en cualquier investigación, el paso final es presentar los datos de lainvestigación: el informe final del trabajo. Aunque con demasiada frecuencia esteapartado se pasa por alto, Jensen decide hacer una mención ya que para algunos autores“es durante la descripción de la investigación cualitativa cuando el análisis final de losdatos tiene lugar”. Así, expone las formas de informes sugeridas por diversos autores,Burgess (1984:182), Lofland (1971:5) o Agar (1980:61). También habla sobre laretórica que han de tener los informes científicos y señala las recomendaciones que eneste sentido hacen autores como Maanen (1988) o Rock (1979:21).El segundo gran bloque se establece una sistemática de la investigación en lacomunicación de masas y examina sucesivamente estudios de las diferentes fases delproceso de comunicación. Antes de avanzar, hemos de apuntar que la estructura de loscapítulo de esta Parte II se estructuran en base al modelo laswelliano (1948) decomunicación ya que, se centran o bien en las instituciones (capítulos 3 y 4) o losgéneros de contenido (capítulos 5 y 6) o bien en las audiencias de la comunicación demasas (capítulos 7 y 8). Los capítulos 9 y 10, por su parte, se articulan en torno a loscontextos de los medios de comunicación en la investigación cualitativa y en susenfoques históricos.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 4
  • 5. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esEl capítulo 3 titulado “Métodos cualitativos en el estudio de las noticias” y cuyo autores Gaye Tuchman viene a exponer el género de noticias como el caso arquetípico detextos con funciones y usos sociales específicos en relación con instituciones políticasconcretas. Pero vayamos por partes. En su introducción, Tuchman recomienda una viejaregla a la hora de investigar: “el método que se debería escoger cuando se estáestudiando algún tema, incluyendo las noticias, depende de la pregunta que se quieraresponder”. En este sentido, añade el autor, las cuestiones más interesantes acerca denoticias y organismos de noticias tiene que ver con uno de estos dos aspectos: elproceso como la relación general entre noticias e ideología; y los procesos específicos através de los cuales las noticias reproducen o alteran las ideologías.Hemos de entender, apartándonos de cualquier reduccionismo, las noticias comofenómeno. Esto es, las noticias se enmarcan dentro de un contexto, en un discursopolítico, según Weber, por lo que los periodistas no son solamente informadores sinomás bien “políticos profesionales”. De modo que, y siguiendo a Weber, los periódicosfuncionan como clubs políticos y hablar de noticias es hablar de política en el seno de lasociedad. En este sentido, aunque centrado en el caso estadounidense en la etapa de laemigración de los años 20 y de la creación de las urbanización creciente, Park consideraque las noticias actuaban como elementos de cohesión social construyendo unaidentidad común.En el estudio de las noticias encontramos una evolución en cuanto a sus métodos. Entrelas décadas de los cincuenta y sesenta, especialmente en EEUU, el estudio empírico delas noticias se basó en un examen cuantitativo de “quién decía, qué decía, a quién, enqué canal, con qué efecto”. En los años sesenta los investigadores dirigieron de nuevosu atención hacia los métodos cualitativos con los que poder relacionar las noticias, lacultura y la sociedad. En la década de los ochenta esto métodos cualitativos incluíanmétodos de reflexión sistemáticos adicionales, como el análisis del discurso.Pero, como hemos dicho, no se trata sólo de estudiar las noticias sino también susorganismos. La mayoría de los estudios clave utilizaban la observación participanteaunque los investigadores utilizaban esta técnica de formas muy diversas. Así, HerbertGans (1979) complementó sus observaciones y entrevistas con análisis cualitativos decontenido o Glaser y Strauss (1967) con la denominada “teoría fundada”. Sea comofuere, todos estos estudios vinculaban el proceso de noticias a la ideología, como ya lohiciera Weber, por lo que resulta lógico que estos organismos mantengan lazos“especiales” con las fuentes de información centralizada y legitimadas. Tales cuestionesaparecen también en investigaciones cualitativas más recientes centradas en lasinteracciones entre reporteros y fuentes de información.De modo que se concluye con la idea de que las noticias son ideológicas y que losmedios incluyen una “lectura preferida” de sus historias. Pero tales lecturas pueden serrechazadas o polemizadas por los lectores o espectadores. De ahí que haya quecomprender el proceso de elaboración de las noticias, puesto que en tal proceso seencuentra las implicaciones resultantes. Esto es, los periodistas se basan en “marcos” oMetodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 5
  • 6. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.es“símbolos condensadores” (Gamson y Modigliani, 1989:3) que sirven de paraguas parapara la construcción y representación de diferentes paquetes de noticias. Y es que esmediante la reproducción de símbolos como los reporteros y editores proclaman la“lectura preferida” de un texto. La audiencia, a través de otras estrategiasinterpretativas, podrá rechazar esta lectura preferida, pero incluso este rechazo no esmás que una respuesta al marco promulgado por los medios.El capítulo 4, “La creación del drama televisivo”, de Horace M. Newcomb, explora elalcance de la creatividad en el nivel micro de la producción de programas de televisióna la vez que acepta la importancia de distintas macrofuerzas que influyen en laproducción. Nos centraremos, especialmente, en el apéndice de “Métodos y cuestiones”puesto que ofrece recomendaciones ciertamente útiles en el caso de una investigaciónsobre contenidos de televisión, como es el caso. En primer lugar, en cuanto a lospreparativos, Newcomb, el investigador ha de establecer relación con el individuo ogrupo pertinente a través de los protocolos de cortesía comunes. El investigador, por suparte, ha de tener conocimientos específicos sobre los asuntos técnicos, profesionales yorganizacionales. Junto a ello, el acceso puede ser mucho más fácil si se presenta untiming detallado. Por su parte, Newcomb señala que los métodos principales deinvestigación en la producción son la observación participante y las entrevistas. Porúltimo, el investigador ha de tener muy presente durante todo su trabajo al menos cincocategorías temáticas relacionadas con la producción televisiva: cultura, institucional,organizacional, grupal e individual.Teun A. Van Dijk es el autor del capítulo 5, el cual se enmarca dentro de los contenidosde los medios de masas y se titula “El estudio interdisciplinario de las noticias y eldiscurso”. El análisis del discurso se basa en el hecho evidente de que los “mensajes” delos medios son tipos específicos de habla y de texto. Se describe el texto y el habla enfunción de las teorías desarrolladas para los diferentes niveles del discurso (fonético,gráfico, fonológico...). Pero además, “este complejo análisis del discurso no se limita alo textual sino que también da cuenta de, por un lado, las relaciones entre lasestructuras del texto y el habla y, por otro, de sus contextos históricos, culturales,sociales y cognitivos”. De modo que, en el análisis del discurso se encuentran lossiguientess puntos: macroestructura, superestructura, estilo y la retórica, cogniciónsocial y contextos socioculturales.Mientras la macroestructura resume el contenido global, la superestructura representa laforma que adopta el discurso. Mediante la macroestructura semántica vemos la noticiacomo una unidad semántica con una cohesión gramatical y léxica. Las superestructurasson necesarias para adecuar el contenido del texto al contexto comunicativo. De talforma que exista un esquema jerárquico preconcebido y que Van Dijk cataloga como:titulares, noticias más sobresalientes, hechos principales, contexto, historia, reaccionesverbales y comentarios. Además, en el caso de las noticias, tales categorías se expresade forma discontinua como “entregas” por todo el texto. En la asignación deimportancia o relevancia puede haber consecuencias ideológicas.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 6
  • 7. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esEl estilo, según Van Dijk, es “el resultado textual de la elección hecha entre formasalternativas de decir más o menos la misma cosa utilizando palabras distintas o distintaestructura sintáctica”. Un aspecto importante en este sentido es que dichas opcionesestilísticas tienen implicaciones sociales e ideológicas (ej. no es lo mismo decirmuchedumbre que manifestantes).Llegados a este punto, a través de los diferentes niveles de análisis, los de lamacroestructura, la superestructura y el estilo, comprobamos cómo a través de aspectosdiscursivos se puede observar la posición ideológica de una noticia dada sobre lainformación que recoge, ya que “estas estructuras expresan o señalan diversossignificados, opiniones e ideologías subyacentes”. Pero para establecer la manera enque estos significados subyacentes se relacionan con el texto, necesitamos, según esteautor, un análisis del contexto cognitivo, social, político y cultural. Y es que losmodelos y cogniciones sociales son, de alguna manera, “la interfaz entre el texto y elcontexto”.El capítulo 6, escrito por Peter Larsen, estudia la importancia del análisis textual en elestudio de la comunicación visual. Bajo el título “Análisis textual del contenido deficción de los medios de comunicación”, Larsen -al igual que hiciera Kracauer amediados del siglo pasado- defiende la importancia del análisis cualitativo para lacomprensión de la comunicación de masas como fenómeno social y cultural. El texto,concebido como un todo significativo según el argumento esencial de krakuer, precisade interpretación para su análisis. Pero además, el texto no puede concebirse como algocerrado, sino como un “campo indeterminado de significado”, por lo que no sontransmisores de significados únicos, mucho menos de una ideología única o dominante.En este sentido, la labor del investigador pasa por sacar a la luz toda la gama designificados posibles. Sin olvidar el papel de las audiencias y su capacidad deinterpretar, los medios de comunicación, los géneros y sus textos. Consecuencia de estoha sido la proliferación de los estudios de la recepción, como veremos más adelante.Dada la necesidad de un análisis cualitativo de los medios de comunicación de masas,los investigadores cuentan a su favor con los avances que se han hecho desde lasemiología. Más recientemente, estos enfoques estructurales y sistémicos hanpromovido una nueva comprensión de los géneros textuales. La introducción del génerocomo un “nivel medio” de análisis posibilita una reconceptualización de la relaciónentre texto e ideología. Hay que añadir el estudio de la comunicación visual que haaparecido como el aspecto central y más prometedor del análisis de contenido. De ahíque Larsen afirme que, a la vista de la importancia de los medios de comunicaciónvisual en la sociedad contemporánea, “el estudio de la comunicación visual deberíatener una posición central en el futuro análisis cualitativo de contenido”.En el capítulo 7, “El análisis de la recepción: la comunicación de masas comoproducción social de significado”, Klaus. B. Jensen sostiene que la comunicación demasas en las últimas décadas, principalmente la de la televisión en algunos países delmundo, tornase un dominador cultural común de divulgación de la realidad cotidiana yMetodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 7
  • 8. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esun forum para discusión de temas políticos nacionales e internacionales. En un análisisde recepción, definida como un análisis-cum-interpretación, que realizó en Dinamarca,el autor analizó los argumentos de los telespectadores, evaluando los aspectos de ladescodificación que hacían de las noticias de televisión. Antes de realizar el análisis derecepción, en investigación previa, verificó la relación de los hechos noticiados con susorígenes institucionales, los sesgos de sus contenidos, definidos como la forma deargumentación realizada. A continuación, el estudio efectuó el cotejamiento de estoscontenidos con la percepción de las audiencias. Suponiendo que “los periodistas, a finde establecer un ‘asidero o principio de coordinación en una trama, tienden a basarseen un repertorio relativamente fijo de cuestiones, acontecimientos y actores”,sistematizó sus datos en una lista de diez temas (que llamó de “supertemas”)transmitidos por la TV, que caracterizaban la terminología del discurso periodísticocomún.La utilización de este recurso metodológico posibilitó la afirmación de que laconstrucción y la transmisión de la noticia hacen surgir en la percepción de lasaudiencias un “tercer tema”, es decir, un tema distinto que estaría más allá de losvectores iniciales que orientan supuestamente la construcción de la noticia. Este nuevotema, según Jensen, guardaría relación directa con los intereses del público y,consecuentemente, con el contexto cultural en que está inserido.El contexto como pieza significativa en la relación de comunicación, tornase asírelevante para la definición de las conclusiones del estudio, haciendo claras lasdiferencias amplias que existen entre los temas de los periodistas y los de losespectadores en relación con el argumento contenido en la noticia, y que estasdiferencias guardan reducidas conformidades con el patrón cultural de las audiencias ycon su repertorio particular.Con relación a la noticia, afirma Jensen que es “supuestamente una fuente importantepara la formación de la conciencia política y de la acción del público-audiencia”. Lanoticia de la televisión facilita cualquier participación significativa por parte del públicotelespectador en los procesos políticos. El público asiste a una determinada noticia ycada individuo tiene su interpretación diferente, pues éstos han vivido situacionesúnicas y diferenciadas puede hasta mismo tener alguna relación con la noticiadivulgada.Basándonos en el estudio de Jensen, clasificamos los supertemas en los los argumentosde las audiencias. Este concepto es definido como temas que están relacionados aimplicaciones de responsabilidad política y de gobierno, que tienen característicasuniversales y que están inseridos en la cultura del espectador, estando subliminalmentepor detrás de una noticia, relacionados al momento de la interpretación. Por ejemplo:una noticia que cuenta el secuestro de la hija de un rey de un país del Oriente Medio enEl Salvador hace surgir en la argumentación de los telespectadores como supertemas lacuestión de la guerra y la cuestión de clase social. “Los supertemas son mecanismosMetodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 8
  • 9. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esútiles para la comprensión del contenido de la noticia, porque establecen una relaciónsignificativa entre el mundo de la política y el mundo de la vida cotidiana”.Con todo lo dicho, podemos afirmar que la argumentación de Jensen viene a subrayarel hecho de que la recepción y la interpretación de la noticia televisiva refleja la marcadel espectador y de sus circunstancias, lo que puede generar repercusiones más ampliaspara la concepción del periodismo televisivo.En línea con los estudios de la recepción se enmarca el capítulo 8 en el que DavidMorley y Roger Silver Stone tratan de potenciar la contribución al estudio de lossondeos de opinión de los medios de comunicación, dada las limitaciones quepresentaban, ofrecidos por los métodos etnográficos de investigación. Para ilustrar talesaportaciones, estos autores utilizan la televisión como eje articulador y ejemplificante.Así, estos enfoques etnográficos se definen como “análisis de contextos de acciónmúltiplemente estructurados y tienen como objeto producir una rica explicacióndescriptiva e interpretativa de las vidas y los valores de aquellos sujetos sometidos ainvestigación”.Así, por ejemplo, si reconocemos la importancia del contexto de recepción, el contextode su ocurrencia, en el caso de la televisión éste suele ser el contexto doméstico. Ahorabien, es objetivo del investigador explicar los aspectos que rigen el proceso de ver latelevisión. Para ello, es preciso que tome una visión antropológica del público y uncompromiso con la etnografía como método empírico con el objetivo de poderidentificar, más que leyes universales, descripciones detalladas de experienciasconcretas. De ahí la necesidad de que el investigador adopte una autoconsciencia oreflexibilidad. De igual forma, el investigador deberá determinar qué elementos delcontexto son necesarios para entender o explicar una cuestión dada.El problema de la interpretación y la posible invalidez de los análisis es un tema quetambién tratan estos autores. Para ellos, el uso de diversas técnicas de “triangulación” yde múltiples fuentes de datos propios de la etnografía dotan a tales resultados de unavalidez ecológica. No obstante, añade que “reconocerr el componente subjetivo de laetnografía es algo de sentido común; la carga de la autoría es ineludible”.Por último, dentro de esta segunda parte, encontramos dos capítulos sobre los contextosde los medios, lo que, de este modo, representa una transición hacia las consecuenciassociales y científicas de la investigación cualitativa que se abordarán en la parte III. Elcapítulo 9 Nicolas W. Jankowski establece la importante relación conceptual entrecomunicación y comunidad. Y es que para este autor, la comunicación “se puedeconsiderar como una de las condiciones para la comunidad”. Así, en este capítulotitulado “Investigación cualitativa y medios de la comunidad”, Jankowski presenta dosestudios de casos sobre los medios de comunicación a pequeña escala: las televisionescomunitarias. El primero de ellos es el estudio de la Leicester University sobre laemisora de televisión comunitaria Swindon Viewpoint, cuyo modelo ha servido de basepara buena parte de la investigación cualitativa sobre estos medios: empelo de laMetodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 9
  • 10. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esobservación participante, compilación de estudios de casos descriptivos, discusiónteórica y contribución al debate político.El segundo de los estudios es un proyecto realizado por el propio autor en el que seseleccionaron seis televisiones comunitarias de Holanda con el fin de examinar el papelque los medios de comunicación electrónicos podrían ejercer en el interior de lascomunidades. Durante un periodo de cuatro años se realizó la observación participanteen estas emisoras, lo cual derivó en ciertas tensiones entre el equipo de investigación yel personal de la emisora. Efectivamente, se trata de la delicada relación que seestablece entre el investigador y lo investigado en los estudios cualitativos.A pesar de presentar estos estudios, Jankowski advierte que “la mayoría de lainvestigación cualitativa empírica acerca de los medios de comunicación comunitariostodavía están sin hacer”. La importancia de estos estudios -Jankowski habla detelevisión comunitaria, hoy con el avance de las nuevas tecnologías podríamos hablarde televisión local o televisión en red- radica en investigar cómo acceso por parte delpúblico en general y la comunidad local a estos medios de comunicación interactivosfomenta la democratización de la comunicación.Michael Schudson plantea en el capítulo 10, “Enfoques históricos a los estudios de lacomunicación”, que los estudios sobre la historia de la comunicación son ciertamenteescasos y vagos. La causa de esto hay que buscarla en el hecho de que los medios decomunicación son considerados, la mayoría de las veces, como meros transmisores; noobstante, “existen aspectos en los que el medio se convierte en el mensaje”.Se pueden diferenciar tres clases de trabajos en el ámbito de la historia de lacomunicación: la macrohistoria, la historia propiamente dicha y la historia de lasinstituciones. Cada una de ellas plantea una pregunta diferente. Así, la macrohistoriarelaciona los medios de comunicación con la evolución humana por lo que intentaráresponder a la pregunta ¿de qué modo la historia de la comunicación esclarece lanaturaleza humana? Por su parte, la historia propiamente dicha aborda la relación de losmedios de comunicación con la historia, cultural, política, económica o social a partirde la pregunta ¿de qué modo influencian los cambios en la comunicación y cómo seven influidos por otros aspectos del cambio social? Por último, la historia de lasinstituciones considera el desarrollo de los medios de comunicación atendiendo a ellosmismos por lo que se pregunta ¿de qué modo se desarrolló esta (o aquella) instituciónde la comunicación de masas?Tras presentar algunos ejemplos específicos de métodos y casos sobre este tipo deestudios, Schudson concluye con la afirmación de que “el principal problema al que seenfrenta la historia de la comunicación no se encuentra en sus métodos sino en elalcance de sus ideas”. Esto es, la visión teórica estrecha de lo que es la comunicaciónapenas planteada como: algo esencial o problemático; donde la tecnología y la formacultural son inseparables; relacionada con cuestiones centrales del cambio social,económico, político y cultural.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 10
  • 11. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esLlegamos ya a la tercera y última parte de este manual en la que se recoge lapragmática de las metodologías cualitativas. Dos capítulos componen este bloque, elcapítulo 11 más enfocado hacia la construcción de la teoría a partir de la investigacióncualitativa, y el capítulo 12 centrado en los aspectos y usos sociales que se plantean enla investigación cualitativa.Como hemos avanzado, en el capítulo 11, “Estudiar los acontecimientos en sus marcosnaturales”, Kurt Lang y Gladys Engel Lang plantean que para la determinación de unsignificado en situaciones sociales complejas el investigador se basa de manera especialen el contexto. La observación directa en los escenarios naturales es, pues,fundamental. En este sentido, el investigador cuenta con dos enfoques diferentes de laenumeración: observación múltiple y observación de masas. La primera de ellas se basaen el registro de acontecimientos “objetivos” de la realidad estudiada, por lo que exige“neutralidad” al investigador. En la observación de masa, por su parte, el investigadorse desdobla en observador y participante. En ambos casos la metodología para sacarinferencias presenta dos etapas: primero se ha de inferir los estados mentales subjetivosque subyacen la conducta social de los actores para, después, establecer un modeloteórico más abstracto que explique este patrón de relaciones.Estos autores abogan por la posibilidad de construir una teoría a partir de los casos deestudio ideográfico de acontecimientos concretos. Si bien las estructuras conceptualesque se hallan detrás de estos actos cotidianos no son por sí mismas explicacionescientífico-sociales, sí proporcionan el material de base a partir del cual se construyenlas teorías.El capítulo 12 se titula “Medios de Comunicación, educación y comunidades” y en élMichael Green apunta que la investigación cualitativa en la comunicación de masastiene gran cantidad de aplicaciones sociales, muchas de ellas aún sin explorar. Esteautor se centra especialmente en el ámbito de la educación y en el de la vidacomunitaria. El autor habla de una meta-comunicación como la reflexibilidad sobre lospropósitos y estructuras de la comunicación de masas. Si la comunicación de masarepresenta un foro cultural amplio (Newcomb y Hirsch, 1984), los usuarios de estosmedios “precisan de las habilidades de la metacomunicación que se adquieren en loscontextos educativos”.Según este autor, podemos diferenciar tres elementos de la educación a través de losmedios de comunicación: la producción, el análisis y la interpretación. Los estudiantespueden, a través de la producción, descubrir las técnicas y los códigos de lacomunicación de masas. Del mismo modo, a través del análisis de textos, losestudiantes pueden empezar a abordar y evaluar los discursos tanto de los medios decomunicación como de la investigación. Por último, la interpretación que losestudiantes como audiencia puedan hacer. Es decir, si muchos han criticado la visión deMacLuhan, según la cual el medio es el mensaje, este autor dice que “la audiencia esel mensaje”. Finalmente, este proceso de metacomunicación puede desembocar en unaretroalimentación de los medios de comunicación a través del debate público.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 11
  • 12. Noelia García Estévez noeliagarcia@us.esCon el presente ensayo Green esboza la necesidad de la implicación adicional de losinvestigadores según la cual éstos, “al igual que los usuarios de los medios decomunicación, necesitan comprometerse en la reflexión y la metacomunicación acercadel propósito y la condición de su propio discurso”.ALGUNAS CONCLUSIONESEl conocimiento científico de los medios de comunicación, de su proceso e influenciaen la sociedad ha constituido uno de los principales retos del desarrollo de las cienciassociales en los últimos cincuenta años. Observar, analizar, describir, planificar,experimentar, explicar y comprender los medios de comunicación y su impacto socialson acciones esenciales que nos permiten crear un conocimiento fundamental paracomprender una sociedad democrática.Este manual ofrece un extenso e innovador marco para la comprensión del papel claveque desempeñan los medios de comunicación de masas en la producción social designificado. Klaus Bruhn Jensen se inspira en las posturas clásicas sobre la relaciónentre las comunicaciones y la sociedad y también en las recientes obras de los camposde las ciencias humanas y sociales. En particular, une las tradiciones de la investigaciónsemiótica del contenido de los medios de comunicación, la imagen y el discurso, con lainvestigación actual de la comunicación sobre la audiencia como participante activo enla interpretación de los significados transmitidos. Basándose en la variedad detradiciones de los estudios culturales y de los medios de comunicación, esboza las basesde una teoría sociosemiótica de la comunicación de masas.Las observaciones del autor están basadas en un nuevo planteamiento de los elementosde la teoría de la comunicación de masas y su relación con los propósitos más ampliosde la teoría social y la epistemología en la investigación de la comunicación. Enespecial, señala posibles vías para una nueva investigación y aboga por la necesidad deque los investigadores dominen la teoría y las herramientas del trabajo cualitativo,puesto que la investigación sobre la comunicación de masas se ha vuelto máscualitativa con el fin de abarcar y comprender los entornos de los nuevos medios demasas. No se trata, pues, de rechazar la investigación cuantitativa, sino de comprenderque tanto la metodología cualitativa como cuantitativa puede ofrecer respuestas yexplicaciones a objetos de estudios concretos y cuya complementariedad se hace cadavez más pertinente.De tal forma que consideramos imprescindible la lectura de este libro para losprofesionales y estudiosos de la comunicación de masas y para todos aquellos que seinteresan por la semiótica, los estudios culturales y la teoría social de la comunicaciónde masas.Metodologías Cualitativas de Investigación en Comunicación de Masas pág. 12