El Autismo, Janeth Esparza Nieto

12,430
-1

Published on

0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
12,430
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
182
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Autismo, Janeth Esparza Nieto

  1. 1. 1
  2. 2. INDICE PROBLEMA……………………………………………………………………………………………… 1 MARCO DE REFERENCIA………………………… ……………………………………………… 2 ANTECEDENTES…………………………………………………………………………………….. 20 HIPOTESIS…………………………………………………………………………………………….. 23 IDENTIFICACION DE VARIABLES……………………………………………………………. 23 METODOLOGIA……………………………………………………………………………………… 24 BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………………………………… 25 2
  3. 3. FUNDAMENTOS DE INVESTIGACION Lic.: Hugo G. García Guerra. Alumna: Janeth Esparza Nieto. Grado y Grupo: 2° B. Carrera: Administración. PROYECTO INSTITUTO TECNOLOGICO DE NUEVO LAREDO. 3
  4. 4. EL PROBLEMA Curas del autismo Como se puede tener una vida normal cuando se tiene esta discapacidad, o si habrá métodos o medicamentos que lo controlen. El objetivo de esta investigación se hace con el fin de encontrar la mejor manera de tratar el autismo y saber como es que esas personas llevan su vida normal. El tema ha investigar se investiga por curiosidad y el saber mas sobre esta “enfermedad” y porque se conoce a una persona que tal vez tenga autismo. Mi fuente de datos es el internet y algunos programas de televisión de ahí parte mi hipótesis, el tiempo asignado fueron 4 meses para llevar a cabo nuestra investigación. 4
  5. 5. MARCO DE REFERENCIA El autismo es un desorden del desarrollo del cerebro que puede comenzar en niños antes de los tres años de edad y que deteriora su comunicación e interacción social causando un comportamiento restringido y repetitivo. Puede clasificarse de diversas formas, como un desorden en el desarrollo neurológico o un desorden en el aparato psíquico. Las personas con autismo clásico muestran distintos tipos de síntomas: interacción social limitada, problemas con la comunicación verbal y no verbal. Las características del autismo por lo general aparecen durante los primeros tres años de la niñez (con frecuencia no se nota antes de los 2 ó 3 años de edad) y continúan a lo largo de toda la vida. Aunque no existe una quot;curaquot;, el cuidado apropiado puede promover un desarrollo relativamente normal y reducir los comportamientos considerados inapropiados. Las personas con autismo tienen una esperanza de vida normal. El autismo varía grandemente en severidad. Los casos más severos se caracterizan por una completa ausencia del habla de por vida, comportamiento extremadamente repetitivo, no usual, auto dañino y agresivo. Este comportamiento puede persistir por mucho tiempo y puede ser muy difícil de cambiar, siendo un reto enorme para aquéllos que deben convivir, tratar y educar a estas personas. Las formas más leves de autismo (típicamente autismo de alto rendimiento) pueden ser casi imperceptibles y suelen confundirse con timidez, falta de atención y excentricidad. Cabe notar que una persona autista puede ser de alto funcionamiento en ciertas áreas y de bajo funcionamiento en otras. Por ejemplo, existen personas autistas que carecen de habla pero pueden comunicarse por escrito muy elocuentemente. Las causas del autismo se desconocen en una generalidad de los casos, pero muchos investigadores creen que es el resultado de algún factor ambiental que interactúa con una susceptibilidad genética. 5
  6. 6. Harris Coulter, director del Center for Empirical Medicine en Washington, D.C., e historiador, ha hecho el cargo inicial que mucho del autismo fue causado por la administración en la niñez temprana de la vacuna contra la tosferina de célula completa. En dos libros recientes (DPT: quot;A Shot in the Darkquot;, por Harris Coulter y Barbara Fisher, publicado por Harcourt Brace Jovanovich en 1985 y quot;Vaccination, Social Violence, and Criminalityquot;, publicado en 1990 por Nort Atlantic Books), Coulter ha reunido importante y abrumadora evidencia circunstancial en contra de la vacuna anti- tosferínica y ha clamado por la realización de estudios para esclarecer su relación causal con el autismo inducido por encefalitis, el daño cerebral y la muerte por apnea (paro respiratorio) conocido comúnmente como quot;muerte súbita del lactantequot; (en inglés, SIDS). . Su cargo ha generado también una explicación a la mayor incidencia del autismo en los varones por su desarrollo más lento que las niñas, siendo por tanto sus cerebros más vulnerables a las edades en las que la inoculación DPT normalmente se lleva a cabo. Causas estructurales: Los estudios de personas autistas han encontrado diferencias en algunas regiones del cerebro, incluyendo el cerebelo, la amígdala, el hipocampo, el septo y los cuerpos mamilares. En particular, la amígdala e hipocampo parecen estar densamente poblados de neuronas, las cuales son más pequeñas de lo normal y tienen fibras nerviosas subdesarrolladas. Estas últimas pueden interferir con las señales nerviosas. También se ha encontrado que el cerebro de un autista es más grande y pesado que el cerebro promedio. Estas diferencias sugieren que el autismo resulta de un desarrollo atípico del cerebro durante el desarrollo fetal. Sin embargo, cabe notar que muchos de estos estudios no se han duplicado y no explican una generalidad de los casos. Otros estudios sugieren que las personas autistas tienen diferencias en la producción de serotonina y otros neurotransmisores en el cerebro. A pesar de que estos hallazgos requieren más estudios. 6
  7. 7. Las características evolutivas del síndrome autista son: Primer año: (lactante) - Bebé menos alerta a su entorno. - No se interesa por su entorno. - Permanece en la cuna por horas sin requerir atención. - No responde al abrazo de la madre. - Son difíciles de acomodar en los brazos. - La sonrisa social (cuatro meses) no aparece. - Puede parecer contento, pero su sonrisa no es social. - Rara vez ve el rostro materno. - No diferencia a los familiares. - Está desinteresado por las personas en general. - Los juegos le resultan indiferentes. - Lloran largo rato sin causa alguna. Segundo y tercer año: (avanzan las conductas anormales) - Falta de respuesta emocional hacia los padres. - Falta de lenguaje (ausencia de comunicación verbal). - No hay contacto visual. - Producen movimientos repetitivos (mecerse, golpearse la cabeza, aletear las manos - Tienen carencia de dolor. - Se asustan de los ruidos. 7
  8. 8. - Llanto desconsolado sin causa aparente. - No usan juguetes. - No usan carritos, los voltean y hacen girar las ruedas. - Tienen un retraso en la adquisición del cuidad personal. - No controlan esfínteres. Niñez: ( continúan los mismo trastornos de conducta que en los primeros años pero se acentúan más, se hacen cada vez más evidentes, se diferencian de los niños de su misma edad). - No se visten solos. - No se relacionan con los niños. - Prefieren jugar solos. - No presentan experiencias ni vivencias propias. - El lenguaje es defectuoso. - Presentan ataques violentos, agresivos y sin provocación alguna. Adolescencia – adultez: En esta etapa los trastornos son similares a los de individuos retardados mentales, ya que el funcionamiento del autismo adolescente o adulto dependerá de factores como: - Lenguaje: factores determinantes para manifestar sus necesidades. - Hábitos de autoayuda: pretende llevar una vida independiente, debe saberse capaz de autoayudar en normas de higiene personal, alimentación, vestimenta. Puede abastecerse solo si es educado desde pequeño, lleva mucho tiempo en entrenarse y resulta una tarea muy difícil. 8
  9. 9. CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DSM-IV DEL TRASTORNO AUTISTA. Para darse un diagnóstico de autismo deben cumplirse seis o más manifestaciones de del conjunto de trastornos (1) de la relación, (2) de la comunicación y (3) de la flexibilidad. Cumpliéndose como mínimo dos elementos de (1), uno de (2) y uno de (3). Trastorno cualitativo de la relación, expresado como mínimo en dos de las siguientes manifestaciones: Trastorno importante en muchas conductas de relación no verbal, como la mirada a los ojos, la expresión facial, las posturas corporales y los gestos para regular la interacción social. Incapacidad para desarrollar relaciones con iguales adecuadas al nivel evolutivo. Ausencia de conductas espontáneas encaminadas a compartir placeres, intereses o logros con otras personas (por ejemplo, de conductas de señalar o mostrar objetos de interés). Falta de reciprocidad social o emocional. Trastornos cualitativos de la comunicación, expresados como mínimo en una de las siguientes manifestaciones: Retraso o ausencia completa de desarrollo del lenguaje oral (que no se intenta compensar con medios alternativos de comunicación, como los gestos o mímica). En personas con habla adecuada, trastorno importante en la capacidad de iniciar o mantener conversaciones. Empleo estereotipado o repetitivo del lenguaje, o uso de un lenguaje idiosincrásico. Falta de juego de ficción espontáneo y variado, o de juego de imitación social adecuado al nivel evolutivo. Patrones de conducta, interés o actividad restrictivos, repetidos y estereotipados, expresados como mínimo en una de las siguientes manifestaciones: 9
  10. 10. Preocupación excesiva por un foco de interés (o varios) restringido y estereotipado, anormal por su intensidad o contenido. Adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos y no funcionales. Estereotipias motoras repetitivas (por ejemplo, sacudidas de manos, retorcer los dedos, movimientos complejos de todo el cuerpo, etc.). Preocupación persistente por partes de objetos. Las características asociadas al autismo se dividen en tres categorías: 1. Comunicación: (biológico) las habilidades de comunicación de las personas con síndrome autista son unas de las de mayor dificultades. El lenguaje expresivo y receptivo son de gran importancia, pero en una persona autista esto parece no serlo ya que ellos no se comunican con los otros, están como sumergidos en su propio mundo, tienen una incapacidad para establecer una comunicación, sus respuestas están afectadas por sus sentidos. Más del 50% no tiene lenguaje verbal. 2. Comportamiento: (psicológico) Sus conductas son involuntarias, experimentan dificultades sensoriales por una inadecuada respuesta a los estímulos externos. Tiene algunas conductas extrañas como: no temer a los peligros, no suelen tener miedo a nada, no expresan sus emociones, no tienen imaginación, tienen movimientos repetitivos (aplaudir, mecerse, aletear las manos, etc.) , tienen la mirada perdida, evitan el contacto con la vista, gritan sin causa, no tienen principio de realidad. No tienen formado su estructura psíquica. No es raro que el autista no muestre interés en aprender. El aprende de acuerdo con sus percepciones y sus intereses, pero le es difícil compartir nuestro modelo pedagógico, basado en la introyección de unas motivaciones y intereses en adquirir habilidades cognitivas y conocimientos. La capacidad intelectual del autista puede ser buena, incluso alta, pero su direccionalidad y utilización no necesariamente sigue el curso que se impone en el entorno escolar. Una característica muy común es la ignorancia del peligro. El niño normal aprende que se puede hacer daño porque se lo enseñan sus padres; le explican lo que no debe hacer, para evitar lesionarse. Pero el autista, puede ser que no adquiera más que una noción muy simple del sentido de protección. 10
  11. 11. 3. Socialización: (social) esta categoría es la más dificultosa porque no se relacionan con los demás, no se dan cuenta de las diferentes situaciones sociales ni de los sentimientos de los otros, prefieren estar solos. Se relacionan mejor con los objetos que con las personas. El síntoma más típico del autismo es la falta de reciprocidad en la relación social. Las claves de la empatía están ausentes o son rudimentarias. El autista observa el mundo físico, ha veces con una profundidad y intensidad no habitual. La realidad audible y visible es el mundo que él entiende y que quizás le resulta coherente. Esta realidad puede ser para el autista placentera o ingrata, pero no puede compartir las sensaciones que experimenta con sus semejantes. Por ello, en ocasiones resultan crípticos su alegría o su enfado. El juego interactivo, es suplantado por una actividad dirigida por su peculiar percepción del entorno. El autista suele prescindir del movimiento anticipatorio de brazos que suelen hacer los niños cuando detectan que los van a tomar en brazos. En ocasiones evitan las caricias y el contacto corporal; aunque a veces, por el contrario, lo buscan y desean ardientemente, como si esta fuera su forma de comunicación con las personas que siente como seres extraños. No es raro que las personas sean contempladas como objetos, y como tales tratadas. El autista utiliza el adulto como un medio mecánico que le satisfaga sus deseos. La disociación del mundo social que experimenta el autista, es frecuentemente referida por padres y educadores con frases como:quot;vive en su mundoquot;. En el colegio, e incluso antes, en el jardín maternal, el autista se evade de la interacción social que establecen los niños entre sí. Su conducta es quot;distintaquot;. No comparte los intereses de la mayoría, sus acciones no parecen tener objetivo, o este es constantemente cambiante. Otros rasgos de conducta: 1. Movimientos. Incluyen: tamborilear con los dedos, aletear con los brazos y manos, saltar de arriba abajo, girar la cabeza, balancearse de pie, caminar de puntas como los más importantes. 2. Respuestas a estímulos sensoriales. Incluyen: temor y/o interés a ciertos ruidos, hiperselectividad alimenticia, interés y/o desagrado por ciertas texturas, alteraciones del sueño, resistencia al dolor, tendencia a oler todo, como las más importantes. 3. Ansiedad y miedos especiales. Estos pueden ser a objetos inanimados o a situaciones reales. 4. Atención y motivación. Mantienen su atención y concentración por largos periodos de tiempo a actividades que les interesan, mostrándose intolerantes a aquellas actividades que no son de su interés. 11
  12. 12. 5. Habilidades especiales. Sorprenden con destrezas motoras, cognitivas y de la vida diaria que se presupone no puedan realizar. (caminar sobre espacios reducidos, realizar dibujos de un solo trazo, armar rompecabezas complejos, utilizar aparatos electrónicos con gran destreza) 6. Conducta inadecuada. Su comportamiento es difícil de predecir o de entender, mostrando en ocasiones berrinches ante situaciones nuevas o cuando se cambian sus rutinas, siendo difícil poderlos controlar de manera inmediata. Tratamientos y Terapias Se han intentado diferentes tratamientos tradicionales y alternativos para reducir la conducta autista. A algunas personas se les administra medicamentos para mejorar su bienestar general, pero no hay ningún fármaco que haya demostrado eficacia contrastada para tratar los síntomas del autismo. La medicación más frecuentemente administrada a los niños autistas es Rubifen® (Metilfenidato), que es un estimulante que se utiliza para tratar los trastornos por déficit de atención e hiperactividad, pero no hay ensayos que hayan demostrado su eficacia en los individuos que sufren de autismo. Los dos tratamientos que han recibido mayor atención son: • Modificación de la conducta. Reforzamiento positivo para aumentar las conductas “apropiadas” e inhibir las “inapropiadas”, mejorar la conducta de comunicación y conducta social, etc. • Uso de vitamina B6 con suplementos de magnesio. Aumenta el bienestar general y la concentración en el 45% de los niños. Se ha sugerido que esta combinación reduce las conductas obsesivo/compulsivas en los autistas. Existen varios informes recientes que indican que la dimetilglicina, un suplemento alimenticio, posee efectos sobre el bienestar general e incrementa las capacidades de comunicación, mejora del lenguaje verbal y la capacidad de atención. Otros tratamientos que se aplican para intentar mejorar los síntomas son: Fenfluramina. Un medicamento que disminuye la concentración de la serotonina en la sangre. Algunos autistas presentan una concentración alta de serotonina y este medicamento se ha experimentado para ver si los síntomas de estas personas mejoran. 12
  13. 13. Ciproheptadina. Es otro medicamento que disminuye la serotonina. Anafranil® (clomipramina). Un antidepresivo que puede mejorar algún síntoma de autismo. Aremis®, Besitran® (Sertralina). Estudios recientes revelan que con estos antidepresivos hay una mejora significativa de las conductas profundas y otros síntomas autistas, como la inhibición social, la rigidez de comportamiento, etc. MEDICINA ALTERNATIVA Dieta sin Gluten. Diversos estudios sugieren que ciertos alimentos pueden intervenir en diferentes procesos neurológicos en los niños y ser responsables de determinados comportamientos autistas. Estos alimentos son los que contienen gluten (trigo, avena, cebada, avena) y caseína (proteína de la leche). Algunos grupos consideran que al no tener riesgos esta dieta debería seguirse cuanto antes para ver si mejoran los síntomas. Entrenamiento de Integración Auditiva (AIT). Es un método que modifica la sensibilidad de las personas a los sonidos de diferentes frecuencias. Fue inicialmente desarrollado para combatir la aparición de algún tipo de sordera, pero fue aplicada a una niña autista y la curó. Desde entonces no se ha informado de ninguna otra curación, pero se le acredita algún tipo de mejoría de algunos síntomas autistas. Se recomienda especialmente a los autistas que muestran un especial desagrado o incluso aversión por algún tipo de sonido en particular. Terapia de Integración Sensorial. Es un método para ayudar a los autistas con hipersensibilidad en los 5 sentidos aplicándoles experiencias sensoriales diferentes como puede ser con técnicas de balanceo, rodamientos, vueltas, saltos, etc. 13
  14. 14. Terapia Conductista. También conocido como quot;Método Lovaasquot;, quot;Análisis Conductual Aplicadoquot; (ABA) o quot;Enseñanza de Ensayos Increméntalesquot; (DTT). Lovaas y otros psicólogos lo adaptaron como un método de terapia educacional para los niños autistas; tiene muchos adeptos que proclaman que es el único que posee un estudio completo con grupos de control que documenta el éxito. Sus detractores argumentan que las personas utilizadas no eran realmente autistas y los métodos utilizados son inhumanos y severos, con castigos y represiones para reducir los comportamientos autoagresivos. Tratamiento conductual (quot;Pivotal Response Trainingquot;). Lentes Irlen Desarrollado para tratar la dislexia y otros trastornos parecidos. El empleo del color para el tratamiento de ciertas enfermedades tiene una larga historia no siempre avalada por el rigor científico. Irlen propuso una gama de cristales coloreados y una técnica personal para elegir y suministrar los cristales presuntamente adecuados en cada caso. En la actualidad, el sistema se conoce como MRC System for Precision Ophthalmic Tinting (Sistema MRC para el tintado de precisión de lentes oftálmicas). Se basa en el uso de un aparato que utiliza un sistema patentado de mezcla de colores que permite modificar de forma independiente y continua los parámetros de tono y saturación manteniendo constante el brillo. De esta forma, puede determinarse cuál es el color preciso que mejora los problemas de distorsión en la percepción y las molestias visuales. Una vez seleccionado el ajuste de color idóneo para el paciente (cromaticidad), puede reproducirse combinando varias lentes, diseñadas para reducir la influencia de la fuente de iluminación. El paciente prueba la combinación de lentes y se afina el color hasta dar con el que mejor aliviar los síntomas. La combinación definitiva sirve para fabricar las lentes del color idóneo para el paciente. Los resultados de los primeros estudios parecen prometedores, pero este es un terreno en el que resulta particularmente difícil objetivar los datos y extraer conclusiones, por lo que es prudente esperar a que el conjunto de resultados sea más amplio y sólido. Además, la utilización de lentes coloreadas para corregir dificultades de la visión en individuos con autismo en bastante reciente (1994). 14
  15. 15. Enseñanza de Habilidades Sociales. Enseñanza mediante lenguaje verbal de las reglas sociales no escritas, los gestos corporales que se utilizan durante la conversación y la interacción social. ASOCIACIONES QUE SE DEDICAN A TRATAR PERSONAS CON AUTISMO INSTITUCIONES DE AUTISMO: - Federación Latinoamericana de Autismo, A.C.-FELAC FELAC agrupa y representa los intereses de las personas con autismo en los países latinoamericanos, constituyendo así el brazo de la Organización Mundial de Autismo (WAO - World Autism Organization) para la región latinoamericana. Todos los padres, profesionales, instituciones y organizaciones interesados en el autismo, deben formar parte de esta organización, para unir esfuerzos en un frente común para el beneficio de las personas con autismo. Los miembros de FELAC tienen: Representación de sus intereses ante los organismos internacionales Información actualizada sobre investigaciones científicas, terapias y tratamientos, así como noticias sobre congresos, conferencias y otros eventos relacionados con el autismo Comunicación con otros miembros, tanto de FELAC, como de la WAO Afíliate a FELAC y forma parte de este movimiento mundial a favor de las personas con autismo. Lorna Wing (1998) define es espectro autista como un trastorno que abarca tres grupos de deficiencias: 1. En la interacción social 2. En la comunicación 3. En el uso de la imaginación. 15
  16. 16. En la interacción social. Define cuatro grupos: 1. El grupo aislado. Son aquellos niños o adultos que no presentan ninguna intención por relacionarse con los demás. Prefieren estar aislados y jugar con lo que encuentran. 2. El grupo pasivo. Estos niños o adultos no están completamente aislados de los demás. Aceptan las aproximaciones sociales y no se alejan, pero no inician la interacción social. 3. El grupo activo pero extraño. Los niños y adultos de este tipo realizan aproximaciones activas a otras personas, pero lo hace de una forma peculiar, unidireccional, para pedir algo o para continuar una y otra vez con las cosas que les interesan. El grupo hiperformal pedante. Este patrón de conducta se observa hasta el final de la adolescencia y en la vida adulta. Se desarrolla en los más capaces y con buen nivel de lenguaje. Son excesivamente formales y educado en su conducta. Se ciñen rígidamente a las normas de interacción social sin embargo no son capaces de entenderlas y tienen dificultades para adaptarse a los cambios repentinos. En la comunicación. Define cuatro grupos: 1. La utilización del habla. En este aspecto podemos encontrar niños y adultos que nunca han hablado, que pronunciaron algunas palabras y dejaron de hacerlo, que presentan ecolalia (repiten lo que escuchan) e inversión pronominal (referirse a ellos mismos en tercera persona). El contenido del habla de aquellos niños y adultos que son capaces de hablar es repetitivo y poco convencional. 2. La comprensión del habla. Algunos niños y adultos no comprenden el lenguaje hablado y no responden cuando se les habla. La mayoría tiene cierta comprensión, pero está limitada a los nombres de objetos familiares o al seguimiento sencillo de instrucciones. Existe una falta de flexibilidad en el significado de las palabras y su interpretación del lenguaje es de manera literal. 3. Entonación y control de la voz. Presentan una entonación de voz extraña que puede ser monótona o de inflexiones inadecuadas. Se les dificulta controlar el volumen del habla que puede ser demasiado alto o demasiado bajo.. La voz puede tener una calidad rara, mecánica, como de robot. 16
  17. 17. 4. La utilización y comprensión de la comunicación no verbal. Se observan tanto en niños como en adultos grandes dificultades para captar, comprender y responder a la comunicación no verbal En la Imaginación. Los niños con trastorno autista no desarrollan los juegos imitativos sociales y las actividades imaginativas del mismo modo que los demás niños. Algunos nunca tienen ningún tipo de juego imaginativo. Manejan los juguetes y otros objetos simplemente por las sensaciones físicas. Actividades estereotipadas repetitivas. Actividades repetitivas simples. Las formas más sencillas de estas actividades están en relación con sensaciones repetitivas. Tocar, oler, sentir, golpear ligeramente o arañar diversas superficies, escuchar ruidos mecánicos, mirar fijamente a las luces o cosas brillantes, retorcer o girar las manos o algún objeto cerca de los ojos, observar cosas desde diferentes ángulos, encender y apagar luces, observar las cosas que giran, son ejemplos de conductas que se observan en personas con trastornos autistas. Actividades repetitivas elaboradas. Estas rutinas se refieren a procesos que ellos mismos inventan, como el dar golpecitos en la silla antes de sentarse o llevar a cabo una secuencia complicada de movimientos corporales. Buscan las mismas rutas para desplazarse a algún sitio sin existir ningún cambio. Pueden apegarse a ciertos objetos y negarse a separarse de ellos. 17
  18. 18. CENDA Centro especializado en necesidades diferentes con apoyo y atención CENDAA es un Centro de Atención a la comunidad con necesidades especiales que se originó a principios del año 2000 para darle atención a la población autista preocupados por la falta de Centros especializados de nuestra localidad (Tampico Tamaulipas) En ese entonces no existían instituciones especializadas para su atención, de manera que los niños autistas se recibían en escuelas de educación especial para deficientes mentales o centros de rehabilitación para niños con parálisis cerebral. En CENDAA a medida que ha pasado el tiempo hemos ido ampliando nuestro campo acción, atendiendo también diferentes padecimientos, ya que se observo que al recibir el niño una atención personalizada basada en sus necesidades su desfase reduce significativamente en comparación con los grupos de educación especial en donde se mezclan diferentes padecimientos. :: MISION Habilitar a los niños con capacidades diferentes, por medio de métodos educativos combinados con tratamientos terapéuticos enfocados a disminuir el retraso en cada una de las áreas de su desarrollo para que de esta forma puedan alcanzar su potencial, cualquiera que este sea, logrando así mejorar su calidad de vida, a través de la educación. :: VISION Consolidarnos como un centro líder en el área de la rehabilitación a la comunidad con necesidades diferentes, mantenernos a la vanguardia educativa brindando una atención integral de calidad, creando una nueva forma de impartir la educación especial. ::: PROPOSITO Contribuir a mejorar la calidad de vida de los niños con necesidades diferentes. 18
  19. 19. DEFINICION El autismo es un trastorno del desarrollo en el que se producen alteraciones de diferente gravedad en áreas como el lenguaje y la comunicación, en el campo de la convivencia social y en la capacidad de imaginación. Suele iniciarse en los niños menores de tres años. CAUSAS En pleno auge psicoanalítico se llegó a pensar en el autismo como una forma de esquizofrenia cuyo origen debía buscarse en la influencia de unos padres poco comunicativos, distantes e incapaces de proporcionar el cariño necesario. Actualmente no se puede aceptar la base psicológica del autismo ante la sólida evidencia de su base orgánica, proporcionada por estudios genéticos, neurofisiológicos, neuropatológicos, neuroradiológicos y bioquímicos. Aunque no hay una causa única conocida del autismo, hay pruebas que indican que el autismo puede ser causado por una variedad de problemas: • Influencias genéticas en el autismo. Hay una mayor probabilidad que dos gemelos monocigóticos (idénticos) tengan autismo que dos gemelos dicigóticos. En el caso de los gemelos monocigóticos, hay una coincidencia en el 100% de los genes; mientras que con los gemelos dicigóticos, hay una coincidencia del 50% de los genes, que es la misma que se da entre hermanos que no son gemelos. En un estudio se identificaron a 11 familias en las cuales el padre tenía autismo. En las 11 familias, había un total de 44 hijos, de los cuales 25 fueron diagnosticados con autismo. • Virus. Existe un riesgo aumentado de tener un hijo autista si la madre estuvo expuesta al virus de la rubéola durante el primer trimestre del embarazo. El citomegalovirus también se ha asociado con autismo. Además, se especulaba que los virus asociados con las vacunas como el de la vacuna contra la rubéola y el componente pertussis de la inyección DPT, pueden causar autismo. Un estudio publicado recientemente en una revista médica de enorme prestigio (The Lancet) ha llegado a la conclusión de que no hay evidencias que apoyen la hipotética relación entre la vacuna de la rubéola, viruela y sarampión, y el autismo. 19
  20. 20. • Toxinas y la contaminación ambiental. • Anormalidades físicas. Se han encontrado diferentes anormalidades cerebrales en las personas afectadas por la enfermedad, aunque no se conocen las causas de estas anormalidades y su influencia sobre la conducta. Se realizaron exámenes en cerebros de autistas y se localizaron dos zonas que estaban subdesarrolladas (amígdala e hipocampo) que son las zonas identificadas como responsables de las emociones, la agresividad, los estímulos sensoriales y el aprendizaje. • Alteraciones bioquímicas. Muchos individuos autistas tienen niveles elevados de serotonina en sangre y en líquido cefalorraquídeo pero otros lo tienen disminuido. Es importante saber que otros trastornos, como el síndrome de Down, también se asocian con niveles anormales de serotonina. También algunos individuos autistas tienen niveles elevados de endorfinas, considerada como un analgésico natural, lo que puede provocar una tolerancia aumentada al dolor. • Sistema inmune. Los investigadores han visto que muchas personas autistas tienen una menor cantidad de linfocitos T, que son los que ayudan al sistema inmune a combatir la infección. Creen que una infección viral o una toxina ambiental pueden ser responsables de la enfermedad por los daños al sistema inmune. Con el tiempo podremos estar en una situación en la que todos, o casi todos los casos de autismo demuestren estar asociados a un trastorno biológico. SINTOMAS Es una enfermedad en la que se dan un conjunto de trastornos en el que coexisten tres grupos de manifestaciones: • Alteración en las relaciones sociales. • Trastorno de la comunicación, tanto en la comprensión del lenguaje como de la capacidad de expresión. • Falta de flexibilidad mental, que da lugar a un espectro restringido de conductas y una limitación en las actividades que requieren cierto grado de imaginación. 20
  21. 21. A nivel intelectual, el grado de afectación varía enormemente; aunque se considera que en la mayoría de las ocasiones hay una deficiencia intelectual asociada, en algunos casos pueden ser normales o incluso encontrarse por encima de la media. La capacidad intelectual del autista puede ser normal o incluso alta pero la dirección que sigue no necesariamente sigue el curso del resto de los niños. Se realizaron estudios psicométricos en autistas que demostraron que un 75% de ellos tenían un coeficiente intelectual (CI) inferior a 70. Pero si no consideramos únicamente los trastornos autísticos puros y ampliamos el concepto a Trastornos Generalizados del Desarrollo (Pervasive Developmental Disorders en ingles ), la incidencia de retraso mental se reduce a un 20%. Lo más característico de la enfermedad es la falta de reciprocidad en la relación social. El autista generalmente observa el mundo físico con una intensidad no habitual. La realidad que percibe puede ser placentera o infeliz, pero no puede compartir las sensaciones que percibe con sus semejantes. El autista suele evitar el movimiento anticipativo de los brazos que suelen hacer los niños cuando van a cogerles. En ocasiones evitan las caricias y el contacto corporal, aunque puede que lo busquen y deseen, como si esta fuera su forma de comunicación con las personas que consideran extrañas. A menudo ven a las personas como objetos y los tratan como tal. Ya desde la guardería se suelen evadir de la interacción social que establecen los niños entre sí, no comparten los intereses de la mayoría y sus acciones no parecen tener un objetivo o este objetivo cambia constantemente. Al niño autista le resulta muy difícil aceptar una negativa y tolera muy mal la frustración. La imposición de normas le genera una gran ansiedad y funciona como elemento potenciador de una conducta hiperactiva. Aprende con enorme facilidad conductas manipuladoras para conseguir sus objetivos. 21
  22. 22. La mirada del autista suele prescindir de la mirada de las otras personas, como si la mirada directa careciera de contenido comunicativo. En otras ocasiones la mirada es fría, pero debemos descartar la idea que el autista nunca mira a los ojos. La forma de mirar es uno de los elementos que contribuyen a dar a su cara un aspecto inexpresivo. Ni la expresión de su cara ni su conducta nos dará una pista de lo que piensa, de lo que ocurre en su interior. Es probable que nos sintamos ante el autista como él ante nosotros; nosotros no podemos entender su mundo en la misma medida que él no entiende el nuestro. Una característica que se da con mucha frecuencia es la ignorancia del peligro; un niño normal aprende de sus padres que se puede hacer daño y lo que tiene que hacer para evitarlo, pero el autista suele tener un concepto muy rudimentario del sentido de autoprotección. 22
  23. 23. ANTECEDENTES La palabra autismo, del griego auto- de autós, quot;propio, uno mismoquot;, fue utilizada por primera vez por el psiquiatra suizo Eugene Bleuler, en un tomo del American Journal of Insanity en 1912. La clasificación médica del autismo no ocurrió hasta 1943 cuando el Dr. Leo Kanner del Hospital John Hopkins estudió a un grupo de 11 niños e introdujo la caracterización autismo infantil temprano. Al mismo tiempo, un científico Austriaco, el Dr. Hans Asperger, utilizó coincidentemente el término psicopatía autista en niños que exhibían características similares. El trabajo del Dr. Asperger, sin embargo, no fue reconocido hasta 1981 (por medio de Lorna Wing), debido principalmente a que fue escrito en alemán. Las interpretaciones del comportamiento de los grupos observados por Kanner y Asperger fueron distintas. Kanner reportó que 3 de los 11 niños no hablaban y los demás no utilizaban las capacidades lingüísticas que poseían. También notó el comportamiento auto-estimulatorio y quot;extrañosquot; movimientos de aquellos niños. Por su lado Asperger notó, más bien, sus intereses intensos e inusuales, su repetitividad de rutinas, y su apego a ciertos objetos que era muy diferente al autismo de alto rendimiento ya que en el Asperger todos hablan. Indicó que algunos de estos niños hablaban como quot;pequeños profesoresquot; acerca de su área de interés, y propuso que para tener éxito en las ciencias y el arte. Aunque tanto Hans Asperger como Leo Kanner posiblemente NO observaron la misma condición, sus diferentes interpretaciones llevaron a la formulación de Síndrome de Asperger (término utilizado por Lorna Wing en una publicación en 1981) y lo que lo diferenciaba al autismo de Kanner. 23
  24. 24. Aspectos cognoscitivos Anteriormente se creía que el retraso mental se presentaba con frecuencia en individuos autistas. Uno de los problemas de esta determinación es que se basa en una medición del cociente intelectual (CI), la cual no es factible ni fiable en ciertas circunstancias. También se ha propuesto que puede haber individuos sumamente autistas que sin embargo son muy inteligentes y por lo tanto capaces de eludir un diagnóstico de autismo. Esto hace que sea imposible hacer una determinación exacta y generalizada acerca de las características cognitivas del fenotipo autista. Sin embargo, se sabe que los niños superdotados tienen características que se asemejan a las del autismo, tales como la introversión y la propensión a las alergias. Se ha documentado también el hecho de que los niños autistas, en promedio, tienen una cantidad desproporcionada de familiares cercanos que son ingenieros o científicos. Todo esto se suma a la especulación controvertida de que figuras históricas como Albert Einstein e Isaac Newton, al igual que figuras contemporáneas como Bill Gates, tengan posiblemente Sindrome de Asperger. Observaciones de esta naturaleza han llevado a la escritora autista Temple Grandin, entre otros, a especular que ser genio en sí quot;puede ser una anormalidadquot;. Hay quienes proponen que el fenotipo autista es independiente de la inteligencia.Es decir, se pueden encontrar autistas con cualquier nivel de inteligencia. Aquellos con inteligencia por debajo de lo normal serían los que tienden a ser diagnosticados. Aquellos con inteligencia normal o superior serían los que ganan notoriedad, según este punto de vista. 24
  25. 25. Rimland (1978) encontró que 10% de los autistas tienen quot;talentos extraordinariosquot; en campos específicos (comparado con un 0,5% de la población general). Brown y Pilvang (2000) han propuesto el concepto del quot;niño que esconde conocimientoquot; y han demostrado por medio de cambios en las pruebas de inteligencia que los niños autistas tienen un potencial que se esconde detrás de su comportamiento. Argumentan también que la falta de optimismo que promueve gran parte de la literatura científica sobre el tema puede empeorar la situación del individuo autista. Dawson (2005), una investigadora autista, ha realizado comparaciones cognitivas entre individuos autistas y no autistas; encontró que su rendimiento relativo en las pruebas de Wechsler y RPM son inversos. Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio encontró que los autistas tienen mejor rendimiento en pruebas de memoria falsa. Happe (2001) hizo pruebas a hermanos y padres de niños autistas y propuso que el autismo puede incluir un quot;estilo cognitivoquot; (coherencia central débil) que confiere ventajas en el procesamiento de información. En la actualidad, los neuropsicólogos clínicos están llevando a cabo terapias cognitivas y evaluación e investigación sobre la implicación del lóbulo frontal en el autismo, planteando unas posibilidades terapéuticas muy interesantes. Por tanto, el tratamiento neuropsicológico se plantea como necesario, siempre y cuando se pueda obtener efectividad. 25
  26. 26. HIPOTESIS De primer grado: El autismo no se cura pero existen terapias y medicina alternativa para sobrellevar este trastorno mental. De segundo grado: gracias a las terapias que ofrecen varias asociaciones se obtiene una mejora en la vida de cada persona con autismo. IDENTIFICACION DE VARIABLES No se encontró ninguna cura pero al menos existen terapias y medicina alternativa para sobrellevar el autismo también existen asociaciones que te ayudan a tener una mejor calidad de vida. 26
  27. 27. METODOLOGIA (estadística) El dictamen precisa que en México hay un niño autista por cada 500 nacimientos, por lo que en la actualidad poco menos de 40 mil niños padece esta enfermedad, además la incidencia incrementa 17 por ciento al año, alcanzando proporciones epidémicas. Indica que a pesar de que las cifras oficiales hablan de un autista por cada 10 mil personas en el mundo, la Asociación Vida y Autismo señala que en realidad es uno por cada 166 y que cada 17 minutos nace un niño con esta condición. En México la Secretaría de Salud sólo atiende a 250 menores, ya que el desconocimiento y la falta de información sobre el padecimiento se convierte en grave dificultad para que las familias puedan orientar a los menores. Precisó que más de 65 por ciento de personas con autismo presentan limitaciones importantes que requieren atención especial de por vida y que el costo del tratamiento puede ser de hasta 5 mil pesos mensuales 27
  28. 28. BIBLIOGRAFIA Fuentes bibliográficas consultadas: http://www.cendaa.org/principal.htm http://www.felaac.org/autismo.html http://www.monografias.com/trabajos13/elautis/elautis.shtml#DIAGN http://es.wikipedia.org/wiki/Autismo http://desarrollo.diputados.gob.mx/camara/content/view/full/171839 28

×