Your SlideShare is downloading. ×
Jornadas Teletrabajo 1
Jornadas Teletrabajo 1
Jornadas Teletrabajo 1
Jornadas Teletrabajo 1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Jornadas Teletrabajo 1

705

Published on

Documento preparado por Comisión teletrabajo

Documento preparado por Comisión teletrabajo

Published in: Business, Career
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
705
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 2° Foro de Teletrabajo Cruzando Fronteras Buenos Aires, 13 de octubre de 2009 El Segundo Foro de Teletrabajo "Cruzando Fronteras" surge a partir de la valiosa expe- Ministerio de Trabajo, riencia del primer encuentro realizado en octubre de 2008, donde se discutió y Empleo y Seguridad debatió Social acerca de los mitos que han acompañado históricamente al Teletrabajo. Con el análisis llevado a cabo surge una realidad que nos enorgullece porque justamente la conforman los proyectos que se lideran desde la Coordinación en forma transversal con todas las Coordinación de Teletrabajo áreas del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. i¡Muchas gracias por compartir esta experiencia con nosotros!! Repliquemos el uso de las TIC para una mejor calidad de vida, cruzando las fronteras del conocimiento. Dra. Viviana Laura Díaz, Eliana Loiacone, María Agustina Rodríguez Estrella, Rodrigo Marcos Coordinación de Teletrabajo . Teletrabajo, el futuro de las organizaciones ¿desafío o realidad? Sin lugar a dudas fue el físico Jack Nilles quien nos introdujo en el mundo del Teletrabajo. De hecho este concepto moderno nació en 1973 en los Estados Unidos, cuando el "futurista" Nilles comandó una exhaustiva investigación sobre la aplicación de las tecnologías disponibles en aquel entonces. La propuesta consistía en reducir el traslado de los trabajadores a las oficinas, de manera que ellos llevarán la información necesaria para poder realizar sus tareas desde sus hogares o centros de Teletrabajo próximos a sus domicilios. Esta organización del trabajo debía traer aparejado (aplicado a una escala conveniente) reducciones del tránsito vehicular en horas pico y consecuentemente disminuir la emisión de gases dañinos para el medio ambiente. Los proyectos piloto de Teletrabajo fueron realizados en la ciudad de Los Angeles (USA), ciudad que padecía de altos índices de tránsito y de contaminación ambiental. Durante los años siguientes, la experiencia del Teletrabajo fue arrojando resultados positivos no sólo en los campos mencionados, sino que además otros factores se veían impactados positivamente, generando mayores beneficios para las empresas, los empleados y la comunidad. . ¿Las TIC generan más autoempleo y menos relación de dependencia? La era de la información sin lugar a dudas cambio el acceso al conocimiento, mientras que a su vez los desarrollos tecnológicos produjeron cambios no sólo en el ámbito del trabajo sino también sobre las pautas que influyen en la forma de vivir de la sociedad. Esta nueva tendencia está transformando, poco a poco, los actuales esquemas de producción y el trabajo, ya que beneficia no sólo a las corporaciones (reducción de costes y aumento de la productividad) sino también a los trabajadores, a quienes se les facilita elegir dónde vivir, cómo organizar su tiempo y además ahorrar buena parte del salario. El Teletrabajo conlleva un cambio estructural en las relaciones entre trabajadores y empleadores, porque el jefe ya no se encuentra físicamente presente para supervisar que el trabajador cumpla con sus responsabilidades. Dicha situación requiere que la comunicación sea constante -mediante correo Mitos sobre teletrabajo l'
  • 2. electrónico o teléfono-, con el fin de esclarecer dudas o formular preguntas necesarias para la reali- zación de las tareas diarias. En la oficina existen jefes y compañeros que, de una u otra forma, estimulan y presionan para terminar las tareas, pero cuando una persona trabaja sola en casa debe encontrar la manera de lograr el entusiasmo y fuerza interior para progresar. En épocas de crisis el Teletrabajo permite conservar los puestos de trabajo. Somos protagonistas de un cambio de paradigma, una nueva cultura en la organización de los recursos humanos que impli- ca el acomodamiento del escenario de las relaciones laborales. . ¿Es necesaria una norma de Teletrabajo? El Teletrabajo ideológicamente ha planteado fuertes debates en torno a su conceptualización y ámbitos de estudio. La posibilidad de deslocalizar los puestos de trabajo hace que las delimitaciones entre el trabajo subordinado y el autónomo sean más difusas. Por tal motivo sobreviene la discusión de si es necesaria o no una regulación específica o modificación de las leyes laborales vigentes en cada país que contemplen los aspectos propios que distinguen al Teletrabajo. Los viejos moldes legales del trabajo a domicilio y el auge de nuevas realidades originan ineludibles cambios en el régimen jurídico aplicable; reflejo de ello es el proyecto de Ley de Teletrabajo en Relación de Dependencia. Fue elevado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Argentina, por medio de la Coordinación de Teletrabajo, para su tratamiento legislativo. Los proyectos legislativos de Teletrabajo en la Argentina y en Colombia ponen énfasis en la inclusión social, la calidad del empleo y en los niveles de desempleo en tanto no se mencionan motivos vinculados al tránsito, como por ejemplo en Estados Unidos. . ¿El Teletrabajo es sólo patrimonio de los jóvenes? La sociedad argentina durante la década de los '90 se vio afectada por un fenómeno masivo de desempleo que alcanzó a millones de personas. La consecuencia de la flexibilización laboral se ve hoy reflejada en los adultos mayores de 45 años desempleados y desplazados del mercado laboral. Paralelamente, el desarrollo tecnológico fue avanzando y quienes no se adaptaron ni adecuaron a los cambios laborales producidos por esta nueva manera de trabajar quedaron aislados del mercado del trabajo. Esto originó obviamente un nuevo requisito para acceder al empleo: la tecnología. Esto ocasionó que los adultos mayores de 45 años se vieran perjudicados. Es cierto que el Teletrabajo no es para todos, no sólo por una cuestión de actitud y de responsabili- dad, sino porque el perfil del teletrabajador responde a quien puede autogestionar su tiempo de tra- bajo sin la presencia de su superior. La experiencia laboral es un punto importante a la hora de seleccionar a la persona que adhiera a este tipo de modalidad; la confianza y el aprendizaje son valores previos que ayudan a un mejor desempeño del trabajo a distancia. Desde el punto de vista de las TIC, los jóvenes, por su aptitud y socialización, son quienes disfrutarían de las ventajas de la sociedad de la información por el simple hecho de ser jóvenes. Sin embargo, se ha constatado, con preocupación, que de acuerdo a un informe realizado por la OIT existen 22 millones de jóvenes en la región de América latina y el Caribe que no trabajan ni estudian y que, por ello, están ajenos a los mecanismos de socialización más importantes. Las TIC pueden impactar en forma muy importante y deberían destinarse a ellas recursos que luego se ahorrarán en los costes de seguridad, salud, etc. Por ello en nuestro país el Programa de Teletrabajo para Jóvenes apunta a la franja de desempleados entre 18 y 24 años que no tienen el primario y/o el secundario completo. Mitos sobre teletrabajo 12
  • 3. . Mundo virtual: ¿hay un nuevo estito de comunicación? Las organizaciones modernas se encuentran condicionadas por una doble coyuntura que determina su desarrollo. Por un lado, la creciente importancia que se le da, como corresponde, al factor humano y, por otro, la progresiva expansión de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) que están cambiando la estructura y la cultura de las empresas e instituciones, tanto públicas como privadas. El nuevo fenómeno tiene como nombre organización red. Es lógico que a esta nueva tipología le corresponda un nuevo tipo de comunicación. De hecho las TIC su- _ ponen un cambio sustancial en la forma de entender la comunicación interna en las organizaciones, tanto por su influencia directa sobre la gestión, sobre la cultura corporativa y sobre la comunicación externa de las mismas, como por el hecho de constituir en sí mismos canales nuevos de relación con y entre los públicos internos. A partir de ahí se prevé un nuevo modelo de gestión de la comunicación que toma como eje central los portales corporativos, que se plantean como los repositorios que han de definir a los tres grandes contenidos que ha de reportar la comunicación interna: información operativa, información ad intra e información ad extra. Cabe concluir que sin lugar a dudas los avances tecnológicos han generado una nueva forma de comunicación, con caracteres propios e innovadores, a la que debemos aggiornarnos para poder ser partes de este nuevo paradigma. . ¿Puede implementarse el Teletrabajo en el sector público? La transformación y modernización del Estado impone la necesidad de combinar la tecnología con esquemas más eficientes de trabajo, que aprovechen al máximo los recursos y mejoren la productividad y calidad de vida de los ciudadanos. Existen funcionarios públicos y trabajadores privados que se movilizan diariamente en diferentes medios de transporte, cuyas actividades laborales pueden ser realizadas desde su domicilio o lugar habilitado. Ello sin requerir el traslado físico a sus respectivos sitios de trabajo, gracias a que las tecnologías digitales son un instrumento fundamental para la simplificación de tareas que incrementan la productividad.lncluso al desempeñar total o parcialmente su jornada de trabajo desde su domicilio o lugar habilitado, ven aumentadas sus posibilidades de conciliación del desarrollo profesional, social y familiar. La implementación del Teletrabajo, aumenta las posibilidades laborales de personas con discapacidad, mujeres o personas que por alguna razón no pueden estar fuera de sus hogares o domicilios por tiempo prolongado. . ¿El Teletrabajo es un motor de inclusión social? Ciertamente el Teletrabajo es una herramienta eficaz para combatir la situación de discriminación que sufren las personas con distintas clases de discapacidad, ya sea motriz, auditiva, visual o por obesidad, entre otras. A través de las TIC, la persona puede sentirse incluida en una red y de esta manera recuperar la confianza en sí misma, apostando a la calidad del empleo en igualdad de condiciones. Asimismo, las TIC y el Teletrabajo pueden ser un arma eficaz para contribuir a la promoción del trabajo decente conformando una herramienta efectiva a la hora de atender necesidades particulares de los grupos vulnerables, con el objetivo de evitar que estas herramientas constituyan nuevos factores de exclusión social. Es por ello que mediante capacitaciones procuramos facilitar la inserción laboral de personas con discapacidad que antes no tenían acceso al conocimiento tecnológico. Mitos sobre teletrabajo 13
  • 4. . ¿Se puede monitorear el Teletrabajo desde el Estado? Un factor para ponderar la legitimación que tiene el Estado para inspeccionar en el caso del Teletrabajo se da por Interjurisdiccionalidad de la prestación de la relación laboraL En esta innovadora modalidad de trabajo podría suceder que el teletrabajador cumpla con su débito laboral en una jurisdicción distinta a donde tiene asiento o sede la empresa a la que le presta el servicio de T eletrabajo, ya sea desde su domicilio real, o desde un lugar distinto. El resultado de la relación laboral habida entre el teletrabajador y la empresa que lo contrató puede llegar a recorrer, ya sea a través de Internet y/o de otras formas de comunicación miles de kilómetros e involucrar a distintas jurisdicciones, locales, provinciales y/o nacionales. En efecto, dicho concepto de la interjurisdiccionalidad en la prestación de la tarea por parte del teletrabajador es lo que habilita la intervención del Ministerio con competencia plena en materia de inspección. Por otra parte, los inspectores tienen facultad para ingresar en todos aquellos lugares donde se desarrolle trabajo humano en sus diversas formas, tal consta en el Convenio OIT 81 Y las Leyes 25.212 y 25.877, de ello cabe concluir que aun con la legislación vigente el Estado tiene absoluta legitimación para monitorear el Teletrabajo como actividad productiva laboral. . ¿Puede ser el Teletrabajo un contenido de los Convenios Colectivos de Trabajo? La influencia que ejercen los desarrollos tecnológicos en el ámbito del trabajo y por ende en el de las re- laciones laborales es bien conocida. Su impacto como un nuevo contenido de la negociación colectiva facilita la conservación de los puestos de trabajo así como la creación de otros nuevos, bajo el consenso de sus protagonistas: los actores sociales. De esta forma y con el propósito de favorecer el encuentro de los gremios y las empresas, es importante desterrar ciertos mitos que acompañaron al Teletrabajo y que hoy pueden ser revertidos desde la realidad. Las cláusulas de Teletrabajo incorporadas a los CCT permiten su tratamiento más allá de la normativa básica prevista en la legislación nacional. El acompañamiento de las entidades gremiales es fundamental y asegura la discusión paritaria de todos los derechos del teletrabajador que permanecen en plano de igualdad con los del trabajador presencial. Mitos sobre teletrabajo 14

×