CONTENIDOPODER Y CONOCIMIENTOCIENTÍFICO:NUEVAS TENDENCIAS                              MAURICIO NIETOEN HISTORIOGRAFÍA DE ...
PODER Y CONOCIMIENTO CIENTÍFICO:   NUEVAS TENDENCIAS EN HISTORIOGRAFÍA DE LA CIENCIA.                      Mauricio Nieto....
años sesenta y setenta y que harían de la historia de                         Uno de los trabajos menos leídos pero más im...
La noción de paradigma debe ser entendida en                        Sociología y conocimiento científicoestrecha relación ...
de Edimburgo (Barry Barnes, David Bloor y Steve                         rigido de toda actividad humana se mantendrá in-Sh...
la experiencia como tampoco en la ciencia misma.                         una celebración de los logros de la ciencia occid...
historiador del conocimiento. Y finalmente que es                       confinada a sus lugares de origen, y que a pesar d...
justificación en lo que Foucault llamaría "episte-                            ción de una planta nuclear, o una fábrica de...
ciencia y la tecnología occidentales puede también                      sa de Newcastle (1623-1673) quien escribió sobreco...
ca y social de la mujer en nuestra cultura. Hasta el                  y análisis estadístico, desde comienzos de siglo con...
minismno Ilustrado, la cual tiene como fin corregir                        del conocimiento no pretendería ningún tipo del...
ciertas naciones o grupos sociales, también puede         economía o el conocimiento. Cualquier otra alter-contribuir a de...
El viejo sueño de viajar a la luna, lo realizó por primera vez en el cine George Méliés, en 1902,con la película Le Voyage...
TECNOGRAFIA DE LA CIENCIA                                 Manuel Medina Universidad de Barcelona / InvescitEl término "tec...
ción de sustancias experimentan grandes avances,           planteamiento y la resolución operativa degracias a la especial...
El modo de prueba característicamente teórico, la       de homogeneidad.prueba de enunciados a partir de otros enunciadosa...
de la fidelidad de la imagen y para la precisión de       sultados son analizados numéricamente con vistaslas antiguas bal...
seedores, por otro, de amplios conocimientos e in-         Newton en un programa de expansión teórica, detereses técnicos....
ción tecnológica de laboratorio y el tratamiento teó-         Así, el análisis y sistematización teórica de lasrico de sus...
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Revista
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Revista

1,913

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,913
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista

  1. 1. CONTENIDOPODER Y CONOCIMIENTOCIENTÍFICO:NUEVAS TENDENCIAS MAURICIO NIETOEN HISTORIOGRAFÍA DE LA CIENCIATECNOGRAFÍA MANUEL MEDINADE LA CIENCIAHACIENDO CIENTÍFICOS E INGENIEROSPARA PROPÓSITOS JUAN LUCENANACIONALES EN USA: Y GARY LEEDESDE LA GUERRA FRÍA HASTA LA COMPETITIVIDADECONÓMICAEL APORTEDEL DIPLOMÁTICO SUECOHANS JACOB GAHN (1748 -1800)A LA FORMACIÓN JOSE A. AMAYADE LA BIBLIOTECA DE HISTORIA NATURALDE JOSÉ CELESTINO MUTIS(1732 - 1808)LECTIO, DISPUTATIO, DICTATIO" EN EL OLGA RESTREPO F.NOMBRE DE LA CIENCIA: UNAPOLÉMICA EVOLUCIONISTA ENCOLOMBIA
  2. 2. PODER Y CONOCIMIENTO CIENTÍFICO: NUEVAS TENDENCIAS EN HISTORIOGRAFÍA DE LA CIENCIA. Mauricio Nieto. Profesor Departamento de Historia, Universidad de los Andes.Historia como justificación entre estos. El interés filosófico en la práctica cien-L a gran mayoría, si no la totalidad de los trabajos en historia y filosofía de la ciencia publicadosantes de la segunda guerra mundial parecían tener tífica y en los procesos y actividades que generan conocimiento y tecnología, hasta hace muy poco se había limitado a esfuerzos aislados, i.e., Ludwikel propósito de legitimar y enaltecer el método y los Fleck (1935) o Thomas Kuhn (1962). Nuestras creen-logros de la ciencia occidental. La historia de la cias, nuestra relación con la naturaleza, nuestrasciencia, generalmente escrita por científicos profe- necesidades e intereses, nuestra salud y el bienestarsionales se había interesado en rescatar aquellos del planeta parecen depender de los logros y fraca-episodios o individuos que habían contribuido a sos de la ciencia y la tecnología. Sin embargo, lasconstruir las teorías modernas, y más que una in- complejas relaciones entre el conocimiento científi-vestigación sobre la naturaleza del conocimiento y co, la tecnología y la sociedad parecían excluirse desu relación con la sociedad, se trataba de una reseña la posibilidad de una comprensión crítica.de los "errores" de nuestros antepasados y una ce-lebración del triunfo de las teorías del presente. Hacia una historia social del conocimiento Gracias a los trabajos de un grupo de historia- La filosofía de la ciencia que dominó las prime dores, sociólogos y filósofos con quienes los ánimosras décadas del siglo XX estaba obsesionada por de justificación y legitimación se transformaron enencontrar criterios formales de demarcación que, una actitud más crítica, que se proponía dilucidarde una vez y para siempre, nos permitiera recono el papel de la ciencia en la sociedad, pronto se hizocer el conocimiento científico de otro tipo de espe evidente que las propuestas tanto del Circulo deculaciones menos sólidas. El Positivismo Lógico, los Viena como las del mismo Popper, y sus criteriosmiembros del Circulo de Viena y pensadores de formales y a-históricos, eran impropiados paraenorme influencia como Karl Popper agotaron sus describir el desarrollo del conocimiento científico.esfuerzos por encontrar una definición formal deconocimiento científico, la cual, sobra decir, serviría La imagen convencional del trabajo científico,de bandera para la racionalidad de la cultura occi como una actividad puramente intelectual ajena adental. Ninguno de ellos vio la necesidad de acudir un contexto social e independiente de interesesa la historia para iluminar sus investigaciones sobre ideológicos, políticos o económicos, comenzó a serel método científico. reavaluada sistemáticamente. Algunos historiado- res con una sólida formación en filosofía, iniciaron La filosofía de la ciencia ha mostrado muy poco una tradición de investigaciones epistemológicasinterés por las prácticas en laboratorios, por los desde una perspectiva histórica. Un buen ejemploinstrumentos utilizados o por el quehacer diario de de este tipo de investigadores es Alexander Koyrélos científicos y su contorno cultural. La filosofía se (1892-1964) y sus investigaciones sobre el siglo XVII,ha concentrado en los resultados finales del queha- notablemente su Estudios Guiñéanos de 1939. Koyrécer científico, particularmente en sus productos se convertiría en un modelo intelectual para variosconceptuales: las teorías, los hechos y la relación investigadores que publicarían sus trabajos en los
  3. 3. años sesenta y setenta y que harían de la historia de Uno de los trabajos menos leídos pero más im-la ciencia una controvertida y creciente disciplina. portantes en historia de la ciencia es el libro de Ludwik Fleck, Génesis and development ofa scientific Las innovaciones culturales de los años sesenta, fact. Se trata de un trabajo que se anticipa, en susque no podemos desligar de la guerra de Vietnam, conclusiones más radicales a Thomas S. Kuhn -la cultura hippie, la revolución estudiantil y un quien tuvo acceso a los trabajos de Fleck desde 1949.creciente temor en una vida dominada por la tecno- Exponer la riqueza analítica del trabajo de Fleck nología y las leyes deterministas, generaron profun- entra en los propósitos de esta reseña. Señalaremos,das preguntas sobre la entonces actual autoridad de sin embargo, que la novedad de su argumento,la ciencia y el poder de las instituciones con respal- brillantemente ilustrado con un detallado estudiodo científico. El éxito y el progreso de la ciencia se histórico de la sífilis y particularmente de los logrosconvirtieron en temas candentes que incluían una clínicos de Wasserman, radica en concluir, como suactitud desconfiada en los ideales ilustrados de ésta titulo lo dice, que los hechos científicos tienen unacomo fuente incuestionable de poder y progreso. génesis, y que tienen lugar dentro de comunidades que manejan una serie de prácticas y conceptos que En el ámbito académico surgiría un grupo de permiten, por medio de un proceso de "colectiviza-pensadores influyentes tales como Thomas S. ción", la construcción tanto de hechos como de des-Kuhn, Impre Lakatos y Paul Feyerabend, quienes cubrimientos.2entre otros, persuadieron con cierto éxito a la filo-sofía de reconocer la urgencia de una revisión his- Kuhn, por su parte, y en buena medida siguien-tórica, tanto de las teorías, instituciones científicas do a Ludwik Fleck, expondrá el problema de unacomo de su entorno cultural. forma más sistemática en su celebre libro La estruc- tura de las revoluciones científicas. De esta manera, epistemólogos, filósofos y so-ciólogos del conocimiento se vieron notablemente Para Kuhn, la historia de la ciencia, lejos deenriquecidos por una detallada inspección de la responder a un progreso lineal y acumulativo, estágénesis y el desarrollo de las prácticas científicas. marcada por discontinuidades. En su descripciónDesde entonces, como bien lo señalaría Lakatos, del desarrollo científico encontramos períodos es-(parafraseando a Kant), "la filosofía de la ciencia sin tables en los que un conjunto de logros científicoshistoria es vacía, y la historia de la ciencia sin filo- universalmente reconocidos proveen un modelo -sofía es ciega".1 paradigma - para tratar problemas conocidos. Difi- cultades acumuladas, sin embargo, sugiere Kuhn, Las repetidas historias de grandes descubri hacen que dichos paradigmas entren en crisis obli-mientos, individuos geniales y experimentos cru gando a que ocurra un cambio de paradigma, unaciales, tienden a ser reemplazadas por una descrip revolución científica. La más polémica y controver-ción de los mecanismos e intereses sociales sobre los tida de sus contribuciones consiste en haber insi-que se legitima el conocimiento. Comienza a ser nuado que dichos paradigmas o tradiciones cientí-evidente que el historiador tradicional, acostum ficas, una vez separados por una revoluciónbrado a convertir los cánones de racionalidad con conceptual se tornan inconmensurables. Es decirtemporánea en criterios de juicio absolutos en las que sus lenguajes se hacen intraducibies, y sus con-controversias del pasado, termina silenciando y ceptos y su validez tienen completo sentido única-empobreciendo la historia. Se señala, una y otra vez, mente dentro de un marco teórico y social específi-que los criterios de selección de episodios con im cos. El concepto de masa que encontramos en laportancia histórica, que descansan en la supuesta física newtoniana, por ejemplo, tiene un contenidolegitimidad de las prácticas contemporáneas, con muy distinto al concepto de masa en la física deducen a recostrucciones anacrónicas e idealizadas Einstein. La idea de movimiento en la física aristo-que opacan el verdadero carácter de la ciencia y la télica, a la luz de la física moderna, se hace ininteli-tecnología. gible, al igual que la idea moderna de inercia es sencillamente impensable en la cosmología aristo- télica.1. I. Lakatos, "La historia de la ciencia y sus reconstrucciones racionales" en: lan Hacking (Ed.) Revoluciones científicas, Fondo de CulturaEconómico, Madrid, 1981.2. Ludwik Fleck, Génesis and development of a scientific fact, University of Chicago Press, 1979. (Edición original, Entstehung und Entwicklung einer wissenschaítlichen Tatsache: Enfuhrung in die Lehre von Denkstil und Dekkollective, 1935)
  4. 4. La noción de paradigma debe ser entendida en Sociología y conocimiento científicoestrecha relación con una comunidad y una tradi- La década de los setenta presenció el nacimien-ción científica que se siente cómoda en una red de to de una nueva aproximación a la ciencia. Desdesupuestos y creencias que trascienden el campo entonces la Sociología del Conocimiento Científicoconvencionalmente entendido como puramente (SCC) constituye un programa de investigación crí-científico. La continuidad de dicha red de conceptos tico y en franca oposición con anteriores esfuerzosy prácticas sobre los que tácitamente descansa el de la filosofía por explicar la naturaleza del conoci-conocimiento, como han insistido algunos herede- miento.ros de las ideas de Kuhn, se ramifica por fuera delámbito científico en un contexto cultural mucho A diferencia de la filosofía de la ciencia, la so-más amplio, que incluye tradiciones cargadas de ciología no se interesó por analizar los productosideología, e intereses políticos, económicos y reli- terminados del conocimiento sino el proceso de sugiosos. Así, se busca explicar cómo nuestro saber y fabricación; más que buscar criterios formales denuestras convenciones sociales se refuerzan el uno demarcación y legitimación, la sociología del cono-al otro en un sistema que sostiene y mantiene el cimiento científico se propuso explicar de maneraorden.3 causal la existencia de todo tipo de saber.6 En con- traposición a la sociología clásica7, estas nuevas Posiciones más radicales y críticas no se hacen investigaciones no se limitaron a hacer referencia aesperar. Paul Feyerabend, por ejemplo, asume una factores sociales externos que afectan el trabajoposición deliberadamente anarquista frente al co- científico, sino que por principio entendieron elnocimiento. Para Feyerabend una teoría se hace conocimiento y la tecnología, en todas sus posiblesracional sólo después de que partes incoherentes de expresiones, como fenómenos sociales. De lo queella han sido utilizadas durante largo tiempo, y su algunos han llamado "sociología del error" pasamoslegitimidad no depende de su riqueza empírica ni a una sociología del conocimiento que de formade su coherencia lógica, sino de un proceso de simétrica e imparcial busca explicar todo tipo depropaganda y aprobación institucional. No hay, creencias sin emitir juicios sobre su veracidad, fal-nos repite Feyerabend, un comportamiento cientí- sedad, racionalidad o irracionalidad.fico ideal, ni hay un método único para hacer cien-cia y el modelo canónico de ciencia no es más que Dentro de esta tradición han aparecido nume-una fabricación que nos ofrece cierta seguridad in- rosos estudios de caso que parecen tener una basetelectual.4 Sin embargo, el radical relativismo y la común, que a pesar de su importancia parece noactitud aparentemente destructiva de Feyerabend haber sido comprendida en su totalidad, i.e., que elparecen tener una justa causa: "... la intención del conocimiento científico es una construcción social.relativismo es proteger individuos, grupos o cultu- Pero ¿qué se quiere decir con esto? simplementeras de las acciones de aquellos que creen haber que no hay nada extraordinario ni sagrado al res-encontrado la verdad".5 pecto, que como toda actividad social, la ciencia está sujeta y depende de convenciones y negociaciones, Las críticas a la ingenuidad del empirismo no de los intereses de individuos y comunidades espe-son para nada nuevas en la historia de la filosofía, cíficas, y que dichas convenciones e intereses pue-sin embargo, en este caso nos encontramos con una den y deben ser explicados.serie de estudios de carácter histórico concentradosen las ciencias naturales. Sin necesidad de enredar- Aunque en su mayoría comparten los plantea-se en las profundidades del idealismo alemán, los mientos planteados anteriormente, dentro de la di-trabajos en historia y sociología de las ultimas dé- versidad que encontramos en SCC, existen distintoscadas, que se ocuparon de eventos concretos de la programas o escuelas que vale la pena mencionar.historia de la ciencia, empezaron a revaluar siste- Entre las tendencias más influyentes e interesantesmáticamente los presupuestos epistemológicos de están los trabajos del "Programa Fuerte de Sociolo-legitimidad y progreso del conocimiento científico. gía del Conocimiento Científico", o Strong Program3. Ver por ejemplo: Thomas S. Kuhn, The structure of scientific revolutions, The University Press, Chicago, 1962; The essential tensión: Selected studies in scientific tradition and change, The University Press, Chicago, 1977.4. Ver: Paul Feyerabend, Against Method, Verso, Londres, 1988; Farwelt to reason, Verso, Londres, 1988.5. Feyerabend, Three dialogues on knowledge, Basil Blackwell, Oxford, 1991.6. Ver: Bruno Latour, Science in action: how to foliow scientists and engineers through society, Open University Press, Milton Keynes, 1987.7 Entre los cuales podriamos mencionar los trabajos de Emile Durkheim y Karl Mannheim.
  5. 5. de Edimburgo (Barry Barnes, David Bloor y Steve rigido de toda actividad humana se mantendrá in-Shapin), la Escuela de París (Bruno Latour y Mi- completa.chael Callon), el grupo de Bath (Harry Collins ySteven Yearley), y el grupo norteamericano de la Para David Bloor y los otros miembros deletnometodología (Harold Garfinkel y Michael "Strong Program", un genuino análisis del conoci-Lynch). Por otra parte, las contribuciones de corte miento requiere que la distinción entre creencia yfeminista que se han ocupado de problemas de conocimiento, o entre creencias racionalmente jus-género y conocimiento,8 al igual que algunos inves- tificadas y creencias irracionales, desaparezca portigadores dedicados a problemas de imperialismo completo. De esta manera cualquier convicción, noy ciencia, entre otros, son aportes de enorme impor- importa su origen, debe ser explicada de formatancia dentro de la variedad de los estudios sociales imparcial y simétrica, es decir, sin emitir juicios desobre ciencia. valor y manteniendo una imparcialidad con respecto a su veracidad.El Programa Fuerte Las publicaciones de un grupo de sociólogos La distinción entre creencia y conocimiento -británicos, concentrados en Edimburgo, Barnes, entendiendo conocimiento como creencias justifi-Bloor y Shapin parecen haberle dado forma a un cadas o verdaderas - es común en todas las culturas.programa de investigación cuyos fundamentos, tal Sin embargo, diferentes culturas reconocen creen-y como los presentaría David Bloor (1976), podría- cias distintas, y lo que se considera como conoci-mos resumir en cuatro supuestos o principios me- miento en un contexto particular puede ser meratodológicos. 1. Causalidad: sus estudios buscarían creencia en otro.exponer las causas que permiten la existencia deuna creencia o conducen a cierto tipo de conoci- El conocimiento, siempre ligado a una tradición ymiento; 2. Imparcialidad: independientemente de su dependiente de prácticas y rituales, no puede serveracidad o falsedad, racionalidad o irracionalidad, para el historiador o sociólogo más que un sistemaéxito o fracaso, todo tipo de conocimiento se estu- de creencias válidas por consenso y autoridad dediaría imparcialmente; 3. Simetría: cualquier tipo de manera similar en cualquier cultura. En este ordencreencia, verdadera o falsa, estaría sujeta a el mismo de ideas, una comunidad científica debe ser enten-tipo de análisis y no se establecería ninguna distin- dida como una subcultura y debe ser estudiadación entre las causas de una u otra; y 4. Reflexividad: como un mecanismo de justificación sin ningúneste tipo de análisis se aplicaría a la sociología mis- privilegio epistemológico, el cual "negocia" la vali-ma, y los trabajos del "Strong program" o cualquier dez de su discurso. El sociólogo o historiador delotro tipo de estudio sociológico, deben estar sujetos conocimiento debe estar en capacidad de asumir laa ser explicados por su misma metodología.9 actitud de un explorador de culturas extrañas. Este distanciamiento con nuestra propia cultura, estaVeamos un poco más en detalle las consecuencias suspensión de nuestra certidumbre y arrogancia,de dichos presupuestos metodológicos. Las nos permite ubicarnos en un relativismo sin marcoconvenciones sobre las cuales se sostienen las prác- de referencia único, y así dejar de pensar con nues-ticas científicas deben entenderse por referencia a tras creencias y supuestos, para pensar sobre ellos.causas concretas. Las personas sostienen o abando-nan sus creencias cuando lo ven conveniente; es Antes de abandonar a los sociólogos de Edim-decir que los fines y los intereses tienen que formar burgo me parece fundamental aclarar un punto queparte de nuestro estudio o evaluación del conoci- suele ser motivo de malas interpretaciones con res-miento. De manera que para entender el desarrollo pecto del sentido de un estudio social de la ciencia.histórico de los cuerpos de conocimiento existentes Como nos lo quiere aclarar Barry Barnes, "No sela sociología del conocimiento debe recurrir a los trata de desconocer los logros de la ciencia... elfines y a los intereses que los generan. Una reflexión punto es mostrar que las cosas podrían haber sidosobre la historia del conocimiento que no toma en diferentes, que la gente no está obligada y reprimidacuenta el carácter profundamente intencional y di- en sus actos y sus creencias, ni en la razón ni en8. Sandra Harding, Whose science whose knowledge?, Open University Press, Miiton Keynes, 1991; Donna Haraway, "Sex, mind and profit: from" human engeneering to sociobiology" en: Radical History Review, 20(1979): 206-237; L.J. Jordanova, "Natural facts: a historical perspective on science and sexuality" en: Nature, culture and gender, Cambridge, 1980; Anne Fausto-Sterling, Myths of gender: biological theories about women and men, Basic Books, New York, 1985.9. David Bloor, Knowledge and social imagery, University of Chicago Press, 1976. pp.3-8.
  6. 6. la experiencia como tampoco en la ciencia misma. una celebración de los logros de la ciencia occiden-Las acciones humanas son siempre, en cierto senti- tal.do, acciones que entrañan una decisión libre. Las Algunas publicaciones recientes en historia decostumbres y las convenciones son entendidas la ciencia, europeas y norteamericanas han sido elcomo creaciones humanas, negociadas y sostenidas producto de investigadores conscientes de la im-activamente bajo el control colectivo de aquellos portancia de una revisión crítica de la difusión deque inicialmente las negociaron y que posteriore- la ciencia y la tecnología. Sin embargo, desde lamente las sostienen."10 publicación del famoso artículo de George Basalla, "The spread of Western science" en 1967 hasta algu- La historia de la ciencia que se ha apoyado en nos de los más recientes y reconocidos trabajos conla nueva sociología, los trabajos del Programa Fuer- un interés concreto en la difusión de la cienciate o las publicaciones de Bruno Latour, entre mu- occidental, como es el caso de Lewis Pyenson, loschos otros, han hecho visibles las relaciones entre historiadores del conocimiento científico han mos-conocimiento y poder y han facilitado la aparición trado poco interés en problemas de apropiación,de novedosos estudios relacionados con temas dominación y explotación.como imperialismo, género y raza en la historia dela ciencia. Ya que dichos trabajos nos pueden mos- Los historiadores provenientes del general-trar nuevas herramientas para una comprensión mente llamado "Tercer Mundo", si acaso son leídos,crítica de la historia de la ciencia y la tecnología en en su mayoría han sido entrenados en universida-países menos industrializados, vale la pena que nos des europeas o norteamericanas y su reconocimien-ocupemos en seguida de las prácticas científicas to y prestigio académico depende en gran medidacomo formas de poder y control social. de instituciones y publicaciones extranjeras. Pero el problema no es simplemente la falta de oportuni-Las prácticas científicas y el Tercer Mundo dades para investigadores tercermundistas de pre- Las recientes investigaciones de un número sentar sus propias versiones. De hecho, muchos deconsiderable de sociólogos e historiadores de la ellos han sido los gestores de los trabajos más apo-ciencia, no sólo de Europa y Norteamérica sino de logéticos y reverenciales con respecto al caráctermuchos otros continentes, han puesto en evidencia intrínsecamente benefactor de la ciencia y la tecno-el papel central que las prácticas científicas han logía. Aun más urgente, es una revisión de las for-tenido en la historia política de occidente. Las dife mas tradicionales de describir las practicas científi-rentes contribuciones de dichos investigadores han cas en general.permitido revaluar los esquemas tradicionales sobre el carácter de la ciencia y su papel en la historiade los imperios occidentales y sus colonias.11 Sin Para aproximarnos al problema dé una formaembargo, la discusión actual sobre ciencia e impe más concreta quisiera concentrarme en cuatro pun-rialismo, a pesar de su innegable importancia, per tos básicos: Primero, que la filosofía de la ciencia enmanece dominada por nociones convencionales so su forma tradicional, la búsqueda de criterios debre el carácter progresivo y liberador de la ciencia demarcación formales y a-históricos, la demandaoccidental. por un método único para las ciencias y en general el carácter prescriptivo y legitimador de la filosofía El mundo académico, notoriamente dominado de la ciencia, más que iluminar el camino, lo obsta-por investigadores de habla inglesa, parece culiza. Segundo, la concepción maniquea de cienciaestar atrapado en una visión eurocentrica y mar- y sociedad, la tendencia a ver el conocimiento cien-cadamente centralizada de la historia. Con la ex- tífico operando en un espacio autónomo, (el mundocepción de algunos casos aislados, los trabajos en tres de Karl Popper) ha impedido un genuino en-historia del conocimiento se han concentrado en tendimiento de las raíces sociales del conocimiento.los individuos y centros geográficos comúnmente Tercero, que los conceptos de poder y control social,reconocidos como productores de adelantos cien- comúnmente restringidos a los campos de la políti-tíficos, y no ha dejado de ser, de una forma u otra, ca, la milicia y las leyes, entorpece la labor del10.Barry Barnes, Scientific Knowledge and social theory, Routledge and Kegan Paul, 1980.11.Entre las más importantes publicaciones sobre ciencia e imperialismo, podriamos mencionar: Nathan Reingoid y Marc Rothenberg, (Eds) Scientific colonialism: a cross-cultural comparison, Washington: Smithsonian Institution Press, 1987; Patrick Petitjean et al., (eds) Science and Empire, Boston: Kluwer Academic Publishers, 1991; Antonio Lafuente et al., (Eds) Mundialización de la ciencia y cultura nacional, Madrid: Doce Calles, 1993; Patrick Petitjean, et al. (Eds.) Science andEmpires, Boston Studies in the philosophy of science, 1992.
  7. 7. historiador del conocimiento. Y finalmente que es confinada a sus lugares de origen, y que a pesar de todas tas dificultades o deficiencias de nuestra concep las limitaciones ya mencionadas, Basalla es, en gran medida, ción del quehacer científico pueden ser superadas responsable de haber incluido la historia de la ciencia en la más concretamente, algunas de las propuestas historia de la expansión de occidente. en sociología del conocimiento científico de las ultimas décadas nos dan la posibilidad Una de las principales razones por las cuales las practicas desarrollar una investigación más efectiva. científicas no han tenido, para el historiador tradicional, un papel importante en los procesos de conquista y Veamos algunos de los problemas a los que dominación de otras culturas, consiste en que los modelos se han enfrentado los trabajos sobre la difusión que pretenden explicar la difusión de la ciencia occidental de la ciencia occidental: La publicación de George tienden a ser lineales y progresivos, es decir que suponen Basalla "The diffusion of Western science" ha sido una serie de fases que van no sólo de entonces a ahora, sino objeto de variadas críticas y el punto de partida del obscurantismo a la ilustración, de equivocaciones a de un prolongado debate entre historiadores de hechos, de pobreza a riqueza y de lo erróneo a lo correcto.13 la ciencia.12 Se ha dicho que la búsqueda de un Como bien lo señalaría Roy Macleod, "la ciencia occidental único modelo para describir la difusión de la ha sido tradicional-mente vista como benevolente, apolítica ciencia es inútil debido a la complejidad del y neutral; y su extensión como una incuestionable contribu- problema y que el modelo de Basalla es ción al progreso material y a la civilización"14 Nuestra tarea - demasiado general y abstracto para explicar casos como lo sugeriría Macleod- es estudiar la ciencia no en la particulares y sus idiosincrasias. Algunos historia imperial sino como historia imperial comentadores han señalado que las tres fases de Basalla pueden ofrecer un marco teórico Para darle un contenido real a la ecuación Cien- adecuado para discutir el desarrollo científico en cia=Poder, nos vemos obligados a revisar concepciones países como los Estados Unidos, Rusia o Japón; tradicionales de la idea de poder, dominación e pero que sus propuestas se muestran inadecuadas imperialismo que por lo general se han limitado a formas cuando pretendemos explicar la historia de la de dominación política, militar o legal. Como lo ha ciencia en países no industrializados. La tercera señalado en repetidas ocasiones Michel Foucault, autoridad fase del modelo de Basalla, "Ciencia Nacional" si y poder son convencio-nalmente vistas como fuerzas es que se ha dado, no garantiza independencia represivas que un individuo o un grupo reducido de de un control foráneo sobre las prácticas personas, desde una posición central, ejerce sobre otros. científicas de un país en vías de desarrollo. El caso de Latinoamérica es un claro ejemplo de dichas Dicha tendencia a identificar el poder con el estado limitaciones. imperial, el gobierno o la corona ha facilitado la fabricación de ilusiones de libertad y autonomía cuando dicha artificial Pero el problema fundamental de modelos concepción del poder es reemplazada o negada. Viejos como el de Basalla está no tanto en incapacidad clichés que identifican la ilustración y el saber occidental de explicar la historia de la difusión científica con ideales de libertad, sobre los cuales descansa gran parte en su totalidad, sino en la carencia de un método de la historia colonial, nos encierra en una historiografía efectivo que nos permita ilustrar los intereses y reverencial y servilista. mecanismos que hacen de las prácticas científicas formas de apropiación y control, La idea de verdad y conocimiento, como lo afirmaría tanto de la naturaleza cómo de seres humanos. Foucault, es siempre el resultado de múltiples formas de represión y restricción. El sentido y la validez del Sin embargo, no sería justo desconocer que discurso científico encuentra su "The spread of Western science" fue publicado en 1967, cuando la historia de la ciencia aun estaba12. El modelo de Basalla para explicar la difusión de la ciencia occidental consiste de tres estadios consecutivos; una primera fase caracterizada por la ausencia de conocimiento científico en la cual la sociedad o nación no europea es una fuente de estudio para la ciencia europea; una segunda fase de ciencia colonial completamente dependiente de las practicas europeas; y una tercera y ultima fase en la cual la sociedad logra establecer una ciencia nacional independiente.13. David Wade Chambers, Locality and science: myths of centre and periphery", en A. La fuente et al., Mundialización de la ciencia, p. 315.14. Roy Macleod, "On visiting the moving metrópolis: Reflexions on the architecture of imperial science" en: Nathan Reingold y Marc Rothenberg (Eds.) Scientific colonialism: a cross cultural comparison, Smithsonian Institution Press, 1987.
  8. 8. justificación en lo que Foucault llamaría "episte- ción de una planta nuclear, o una fábrica de automes" i.e; las condiciones en las que el pensamiento móviles no están simplemente interactuando cones posible teniendo en cuenta un contexto determi- intereses externos. Estas practicas constituyen unnado. Foucault insiste en mostrar cómo el conoci- ejercicio activo de poder y la diseminación de dimiento depende fundamentalmente de mecanis- chas actividades es la diseminación de mecanismosmos de poder e instituciones con control social. Sus de control.reflexiones sobre la historia parecen traer un men-saje de liberación : "... se trata de cortar a cuchillo La retórica que ha marcado una clara distinciónlas raíces del pasado, de borrar las veneraciones entre ciencia e ideología, ciencia y religión, cienciatradicionales, a fin de liberar al hombre y no dejarle y política, ha sido parte de la cultura por siglos. Sinotro origen que aquel en el que tuviera a bien reco- embargo, como ya lo habíamos señalado, la recientenocerse.15 discusión entre sociólogos del conocimiento cientí- fico ha abierto nuevas alternativas que nos ayudan El poder, debemos suponer, se ejerce a través a evadir dicha visión maniquea del conocimiento yde prácticas sociales concretas tales como la historia la cultura.natural, la taxonomía, la elaboración de mapas,cartas estelares y de navegación, practicas médicas Las prácticas científicas y su importanciao la implantación de una nueva tecnología. política han sido subestimadas por los historiadores y es claro que la periodización de la El poder no es un atributo exclusivo de reyes, historia de Latinoamérica no tiene ningunapapas o ministros. El control y la dominación se relación con la historia de la ciencia en dichoshacen visibles únicamente cuando practicas socia- países. Los períodos históricos convencionalesles concretas son examinadas. han sido demarcados desde el punto de vista de la historia política europea. Para ilustrar este punto Imperialismo no es otra cosa que la apropiación veamos rápidamente el caso de Latinoaméricay control de tierra habitada por otros. Si examina- donde el período indígena o precolombino finalizamos la función de la ciencia durante los siglos XVH en 1492, y el período colonial en 1810 (oy xvín, cuando Europa vive un creciente proceso de cualquier fecha que los historiadores le quieranexpansión y control sobre la naturaleza y otras cul- dar a la independencia de las distintas nacionesturas, nos encontramos con que esa es la función americanas). Si por ejemplo examinamos elexplícita de la historia natural. El naturalista reco- concepto de "colonialismo" y tenemos en cuentalectando, clasificando y representando objetos na- elementos relacionados con el desarrollo de laturales establece cierta relación con la naturaleza ciencia, al igual que factores económicos yque se traduce en posesión y por ende en poder. culturales,nos veríamos obligados a extender el período colonial hasta el día de hoy. . La distinción sistemática entre los intereses delestado -generalmente relacionados al comercio, la La noción tradicional de ciencia que hemos des-religión, poder político, etc.-, y la ciencia, común- crito nos impide ver que las prácticas científicasmente vista como opuesta a, o reprimida por for- contienen a la vez elementos progresivos y regresi-mas de poder externas a ella, ha permitido la apa- vos. La identificación del saber científico con pro-rición de algunos estudios importantes sobre greso, racionalidad y beneficios para la humanidadinstituciones, mecenazgo, políticas estatales e inte- entera ha sido universalmente reconocido por si-reses económicos y políticos ligados a prácticas glos y sería necio sostener que la ciencia es siemprecientíficas. Pero esta distinción entre factores inter- y en todo lugar un elemento intrínsecamente alie-nos y externos en la descripción de la actividad nador y opresivo; pero seria igualmente tonto sos-científica termina distorcionando el verdadero ca- tener que es únicamente en su abuso o mal manejorácter social e histórico de la ciencia, para así, una que ésta sirve como herramienta de control y domi-vez más, reforzar la imagen idealizada del conoci- nación.miento científico. Como lo ha señalado Sandra Harding, " La Las practicas científicas, la clasificación de ciencia occidental también ha contribuido a el es-plantas y animales, la elaboración de mapas, la tancamiento de "otros". En la categoría de otrosbúsqueda de una cura para la malaria, la construc- Harding incluye la mujer, la naturaleza y los habi- tantes del tercer mundo.16 La implantación de la15. Michel Foucault, Nietzhe, la genealogía, la historia, Pre-textos, 1988.
  9. 9. ciencia y la tecnología occidentales puede también sa de Newcastle (1623-1673) quien escribió sobrecontribuir al despojo de los nativos del control de filosofía natural; el caso de Rosalind Franklin en elsus propios recursos, restándoles poder de forma "descubrimiento" de la estructura del ADN; y otrossistemática. nombres que, naturalmente no hemos oído nunca.Genero y raza en la historia de la ciencia Estos trabajos biográficos nos han permitido El interés del feminismo por la ciencia coincide entender mejor la naturaleza de la estructura decon un momento de creciente escepticismo sobre poder institucional del conocimiento científico delos beneficios que ésta y la tecnología le pueden dar occidente y han sido útiles para revaluar nocionesa la sociedad; pero también ocurre cuando la ciencia tradicionales sobre la producción de conocimientoy la tecnología ganan más y más apoyo y poder en científico como el fruto de algunos individuos ais-la educación superior y en las políticas de estado en lados, Aristóteles, Copernico, Galileo, Newton yel mundo industrializado. Einstein; y mostrar que por el contrario el conoci- miento es el resultado de una actividad colectiva. Pienso que sus tesis -menos conocidas entrenosotros- no solo han enriquecido los estudios so- Sin desconocer la pertinencia de dichos trabajos,ciales sobre ciencia, sino que presentan una alterna- encuentro mucho más interesante y efectivo otro tipotiva crítica a SCC, y que pueden ser de particular de análisis en los cuales el interés ya no es rescatar laimportancia para nuestro trabajo en países conven- labor de algunas mujeres o narrar sus luchas porcionalmente vistos como periféricos. La posición ingresar a universidades, sociedades o institucionesfeminista frente a la ciencia está necesariamente científicas, sino examinar el contenido mismo del saberrelacionada con problemas de clase, raza e imperia- científico, ocupándose de la mujer no comolismo cultural. Sus reflexiones han generado impor- productora sino como objeto del conocimiento paratantes conclusiones sobre la naturaleza de las prác- mostrar que el contenido del conocimiento -y no soloticas científicas, que nos permiten, una vez más, sus instituciones- han tenido un carácterrevisar la idea tradicional del conocimiento cientí- androcéntrico.fico como neutro, universal, apolítico, progresivo yliberador. Cómo punto de partida vale la pena recordar que la ciencia occidental, tradicionalmente presentada El feminismo académico es un esfuerzo por como racional y objetiva, en oposición a lo afectivo,identificar, entender, criticar y cambiar los medios emocional y pasional tiende a reconocerse con loque han permitido la fabricación y justificación de masculino. La naturaleza, por su parte, misteriosa ynuestras concepciones de lo femenino y lo masculi- pasiva tiende a ser identificada con lo femenino.no, y así mostrar que las nociones de género en Cómo literalmente lo han expresado filósofos denuestra cultura son construcciones sociales que fo- enorme influencia como Francis Bacon, el papel de lamentan y apoyan una condición universalizada de ciencia es conquistar, dominar, controlar y penetrardesigualdad. los secretos de la naturaleza. Creo que suficiente se ha escrito sobre metáforas andro-céntricas que definen el Son varios los motivos por los cuales el feminis- papel de la ciencia en Occidente, y preferiríamo se ha interesado por la ciencia: la actividad concentrarme en estudios de caso más concretos quecientífica ha sido, y en gran medida sigue siendo, revelan a la ciencia como un agente de poder ypatrimonio de hombres que pertenecen a grupos dominación.sociales y raciales específicos. Algunas escritoras sehan interesado en rescatar figuras femeninas que no Un buen numero de reveladores trabajos hanhan tenido un debido reconocimiento en la historia hecho evidente como la medicina, la fisiología, lade la ciencia occidental. Podríamos mencionar los genética y la antropología han presentado comotrabajos de Margaret Alie y su Historia de la mujer en natural y han contribuido a preservar una estructurala ciencia desde la antigüedad haste el siglo xix. Alie nos social jerarquizada.habla de mujeres como Hildegard of Bingen (1089-1179) y sus trabajos en Historia natural y medicina; Desde Aristóteles las ciencias naturales han te nidoLady Anne Conway (1631-1679) quien produjo una mucho que decir sobre la naturaleza de femenino ycosmología vitalista, Margaret Cavendish, Duque- lo masculino y sobre la función biológi-16. Sandra Harding, Whose science? Whose knowledge? Milton Keynes: Open University Press, 1980, p.
  10. 10. ca y social de la mujer en nuestra cultura. Hasta el y análisis estadístico, desde comienzos de siglo consiglo XVIII, las teorías de la reproducción habían los famosos trabajos de Cyril Burt, hasta algunasotorgado a los espermatozoides un papel activo y publicaciones recientes han llegado a conclusionesdominante mientras que el óvulo cumplía una fun- similares. Stephen Jay Gould en su brillante trabajoción receptora y pasiva. El estudio embriológico de The mismeasure of man, nos muestra como los dife-la diferenciación sexual también se ha caracterizado rentes esfuerzos por medir científicamente las capa-por describir la formación del feto masculino como cidades humanas son inseparables de los interesesun proceso activo, mientras que el feto femenino sociales de quienes desarrollaron dichos trabajos.parece haberse detenido en su proceso de gesta- Esto no quiere decir que estemos hablando de casosción.17 de fraude o incompetencia científica. Con la excep- ción del caso de Burt se trata del cuidadoso trabajo Con el surgimiento de la teoría de selección de talentosos y honestos hombres de ciencia.natural y el Darwinismo social, el auge de la euge-nesia a comienzos de siglo, la craniometria, el estu- Otro de los temas que ha motivado una revisióndio de la herencia, la obstetricia y la invención del feminista de la historia de la medicina ha sido laconcepto de coeficiente intelectual y los diferentes tendencia por parte de la comunidad médica a de-métodos para medir nuestras capacidades físicas e finir lo femenino en función de su sistema repro-intelectuales, la comunidad científica ha presenta- ductivo, lo cual ha facilitado una explicación natu-do en repetidas ocasiones evidencia "contundente" ral del rol de la mujer como ama de casa, niñera ypara reafirmar diferencias biológicas que tienden a en general como una fábrica de bebes. Como conse-favorecer la idea de que el hombre blanco está cuencia, algunas teorías sobre los efectos de lanaturalmente mejor dotado para asumir el lideraz- menstruación y la menopausia y sus connotacionesgo en la sociedad occidental. patológicas han contribuido, una vez más, a vigori- zar una imagen de la mujer como esclava física y No podemos olvidar que muchas de esas teo- emocional de su sistema reproductivo.rías, que hoy nos pueden parecer inadecuadas, hanafectado a miles de millones de personas a quienes La deconstrucción de estos discursos científi-sistemáticamente se les ha excluido o se han margi- cos, que lamentable no podemos discutir aquí denado ellas mismas de programas educativos y ofi- forma detallada, forman parte de programas decios que parecerían ser más idóneos para mentes y investigación con puntos de vista epistemológicoscuerpos masculinos, oficios que por lo general están diferentes que quisiera mencionar brevemente.relacionados con el poder político y económico. En contraposición con las propuestas de SCC La eugenesia y su obsesión por medir y jerar- a los que me refería al comienzo, El Programaquizar las capacidades humanas, encontraría nu- Fuerte, La Escuela de París, etc., el feminismomerosos hombres de ciencia dedicados a proveer tiene un determinado propósito de emancipaciónargumentos anatómicos, evolutivos, genéticos y fi- que le obliga a asumir una posición claramentesiológicos para legitimar un orden social determi- distinta. Ya no se trata únicamente de desmitificarnado. La craniometria y los elaborados estudios de la universalidad y la neutralidad de la racionalidadGeorge Morton, Louis Agazzi al igual que las me- científica, sino de crear y fundamentar una visióndiciones del peso de cerebros desarrolladas por diferente y defendible de la sociedad y de laPaul Broca, entre otros, popularizarían la idea de naturaleza. El relativismo radical no es suficienteque no sólo el volumen del cráneo era directamente ni útil para un movimiento de emancipaciónproporcional a la capacidad intelectual, sino que el femenina. La pregunta es entonces cómo eshombre blanco presentaba cráneos de mayor tama- posible no sólo restarle credibilidad sino utilizarño que los de indígenas, mongoles, negros y por como un medio de liberación un tipo desupuesto que el cráneo femenino en todas sus razas conocimiento que parece estar tan estrechamenteera significantemente más pequeño.18 enmarcado y determinado por proyectos occidentales, burgueses y masculinos. La invención del concepto de coeficiente inte-lectual y de sofisticados métodos para su medición Podríamos mencionar tres frentes principales: Una primera alternativa que he querido llamar Fe- 17.Ver, Anne Fausto-Sterling, Myths of gender: Biological theories about women and men, Basic Books, New York, 1985, pp.77-85. 18.Uno de los comentarios más divertidos de Broca es que el cerebro de mayor peso jamás examinado, 1,565 gr. curiosamente le pertenecía a una mujer que había asesinado a su marido.
  11. 11. minismno Ilustrado, la cual tiene como fin corregir del conocimiento no pretendería ningún tipo delos errores de algunos científicos, mostrar su objetividad formal y absoluta. Sin embargo,incompetencia y ofrecer una visión de la argumenta Harding, pensar desde el punto de vistanaturaleza y de la mujer más rigurosa y de la mujer, de un habitante del Tercer Mundo o degenuinamente objetiva. Se trata entonces de un un miembro de un grupo racial relegado, nosgrupo de mujeres dedicadas a la ciencia que busca permitiría hacer extraños el significado y sentidocriterios médicos y científicos que nos permitan que parecen familiares y naturales. Esta es, paratener una visión menos viciada, de por ejemplo, Sandra Harding, una posición epistemológicalos efectos de la testosterona en el carácter y privilegiada que nos permitiría ver con máshabilidades de hombres y mujeres, o de los efectos claridad las deficiencias de una cultura que fracasa"patológicos" de la menstruación y la menopausia, en su intento de ser igualitaria y democrática.que le permita a las mujeres recobrar el controlsobre sus cuerpos y sus vidas. "Imaginar una ciencia feminista - admite Har- ding - sería como pedirle a un campesino medieval Una segunda posición, en apariencia más radi imaginar la teoría de la genética". Admite quecal y que he podríamos denominar Feminismo Pos nuestras imágenes están aun incompletas y sintmoderno, encuentra demasiado respetuosa e inge embargo se atreve a soñar y darnos algunas pistasnua la visión anterior de la ciencia y de los ideales de como podría ser esta nueva ciencia: "No seríade la Ilustración. Su tarea se concentraría en elitista ni totalitaria y por lo tanto tendría que sercontextualizar histórica y culturalmente la accesible, física e intelectualmente, a todos losactividad científica para revelar su carácter político interesados. Tendría la capacidad de reconocer quee ideológico. cada "verdad" nueva es parcial y culturalmente determinada. Reconociendo que personas Sin embargo, al igual que SCC, sus trabajos diferentes tienen experiencias y formas de verparecerían estar metodológicamente impedidos distintas; por lo tanto perspectivas, valores epara defender con aspiraciones de objetividad los intereses diferentes. La ciencia feminista buscaríaintereses de un grupo social específico. diversidad cultural entre sus participantes de manera que a través de aproximaciones diferentes Finalmente, encontramos una tercera posición se puedan entender facetas de las realidades que seque podríamos entender como un proyecto de pretenden explicar. Esa diversidad ayudaría aconstruir Una Teoría del conocimiento feminista y asegurar la sensibilidad de la comunidad científicaque han sido defendida por escritoras como Sandra a las diferentes consecuencias de su trabajo y porHarding y Donna Haraway. Ellas siguen viendo en lo tanto incrementaría su responsabilidad sobre losla actividad científica, tal y como la entendemos fines y productos de sus investigaciones."20hoy, al igual que las propuestas de SCC,limitaciones para producir y legitimar un Después de haber escuchado esa utopía femi-conocimiento genuinamente revolucionario. nista, independientemente de si la compartimos o no, si pensamos que es realizable o no, nos enfren- Sin desconocer la importancia de las tamos con un grupo de mujeres que por décadasposiciones anteriores, Harding y Haraway, entre han luchado por incorporar sus puntos de vistaotras, creen que es posible y necesaria la dentro de la tradición científica occidental y que seconstrucción de una epistemología feminista y la han visto obligadas a revisar hasta sus más profun-legitimación de lo que Haraway llama un das raices la naturaleza del conocimiento"conocimiento localizado".19 científico, i.e., mostrar su determinación cultural y sus raices políticas. Los resultados del trabajo científico produceninformación únicamente en la medida en que dicha Conclusióninformación tiene significado. Se trata entonces de La historia y en particular el mundo modernohacer explícito ese significado, de asumir el nos exige asumir una posición ambivalente frente acarácter social del conocimiento, y de hacer de esa la ciencia y la tecnología, nos obliga a reconocerdeterminación cultural un mecanismo de que éstas llevan consigo elementos tantojustificación. Nuestras creencias, universalmente progresivos como regresivos y que si bien suaceptadas o no, tienen su origen en formas institucionaliza-ción puede incrementar el poder yespecíficas de ver el mundo. Una teoría feminista el control de19. Donna Haraway, "Situated Knowledges: The science question in feminism and the priviledge of partial perspective", en: Feminist Studies 14, no.3, 1988. pp. 575-599.20. Sandra Harding, Whose science whose knowledge? Thinking from womens Uves, Open University Press, 1991, p.300.
  12. 12. ciertas naciones o grupos sociales, también puede economía o el conocimiento. Cualquier otra alter-contribuir a despojar a otros del control que tienen nativa, cualquier otro camino, a la luz de dichasobre sus vidas. "historia túnel" parece utópica, retrógrada o irreali- zable. Y es precisamente por eso que una visión La historia de la ciencia y la historia en general, renovada y crítica del pasado es tan urgente,en demasiadas ocasiones ha sido un poderoso ins- porque nos permite desvelar los intereses quetrumento para quienes se interesan en legitimar el legitiman las verdades de hoy. Aún máspresente. Es común encontrar reconstrucciones del interesante porque nos hace posible entender elpasado que se nos presentan como una cadena de pasado y el presente como encrucijadas que noshechos que inexorablemente conducen a la ciencia permiten reconocer y considerar opcionesy tecnología modernas. Se nos describe una ruta de diferentes. El punto es mostrar que nuestrasucesivos logros tecnológicos y científicos que cons- historia pudo ser otra y que no hay razón que nostituyen el ascenso del hombre y de paso se legitima impida pensar que las cosas pueden seruna idea de progreso que se suele identificar con la diferentes. No hay fuerzas históricassuperioridad económica de las naciones industria- inquebrantables. Uno de nuestros retos es entonceslizadas. Todo lo que conduce a repetir los procesos explorar nuevas formas de aproximarse al conceptode industrialización que hemos visto crecer -y por de poder que esté más deacuerdo con lasqué no- infestar otras naciones se define como avan- practicas por medio de las cuales algunaszado, sin que se nos permita concebir otras formas personas son controladas por otras y así crear unvalidas para la configuración de la sociedad, la espacio crítico que nos permita elegir libremente.
  13. 13. El viejo sueño de viajar a la luna, lo realizó por primera vez en el cine George Méliés, en 1902,con la película Le Voyage dans la Lune. (Fotografía en Enciclopedia Salvat del Cine, 1979)
  14. 14. TECNOGRAFIA DE LA CIENCIA Manuel Medina Universidad de Barcelona / InvescitEl término "tecnociencia" para designar el com- formas a lo largo de toda la tradición científica.plejo de la ciencia y la tecnología contemporá- Su configuración actual es el resultado de unaneas tiene una carga conceptual especial (Riera, evolución que hay que reconstruir históricamente1994). No sólo indica que con el paso de la si se quiere comprender y evaluar efectivamenteciencia académica a la ciencia gubernamental e la tecnociencia característica de nuestra tiempo.industrial, sobre todo en el siglo XX, ciencia ytecnología han llegado a ser prácticamente CIENCIA Y TÉCNICAS ANTIGUASinseparables en la realidad. También señala una El modo originario del conocimiento es el saberNueva Imagen de la ciencia y la tecnología que operativo, es decir, el saber cómo proceder. Enten-los actuales Estudios de Ciencia y Tecnología diendo como procedimientos o esquemas operativos,han ido elaborando frente a las concepciones podemos decir que la forma fundamental deltradicionales (Medina, 1994). Una de las ideas conocimiento es el dominio de técnicas. Ya en elcaracterísticas es que la ciencia no se puede Paleolítico, el hombre inventa y perfecciona unareducir a los científicos ni la tecnología a los técnica que puede ejercer con sus propios órganos y letecnó-logos, sino que ambas forman parten de un permite despegar del ámbito técnico puramente animal:complejo entramado junto con otros dominios el lenguaje. El lenguaje es decisivo para la transmisiónsociales, económicos, políticos y culturales. Es lo humana de los conocimientos operativos, puesque se conoce como Ciencia, Tecnología y posibilita la representación simbólica del saber y laSociedad. sistematización de operaciones. Pero, quizás, el logro más importante del hombre prehistórico sea la Las complejas interacciones conocidas como emergencia de la propia técnica. Es decir, una técnicaCiencia, Tecnología y Sociedad forman una característicamente humana, consistente en el diseño yunidad de hecho inseparable y un complejo el uso consciente de técnicas dirigidas a realizarentramado que sólo pueden abordarse en el determinadas tareas. La técnica de elaborar técnicas,marco de estudios interdisciplinares. Por razón que constituye la base de la cultura humana.de su misma complejidad, se puede destacar, Una nueva forma de representación simbólica seanalíticamente, algún sub-conjunto de dichas hace posible con la invención de la escritura en el senointeracciones en particular como centro de de las grandes culturas orientales antiguas. La escrituragravedad para un tipo de estudios determinado. encabeza una revolución en el dominio de las técnicasAsí la sociología de la ciencia se centra simbólicas, en la que juegan un importante papel lasespecialmente en el entramado de ciencia y culturas de la antigua Mesopotamia. En la Edad desociedad. De manera análoga, el presente trabajo Bronce las técnicas materiales, es decir, las técnicasquiere contribuir a una nueva modalidad dentro duras relacionadas con la fabricación y modelación dede los estudios de ciencia y tecnología centrada objetos, el empleo de artefactos materiales y laespecialmente en el entramado de ciencia y obtención y transforma--tecnología, que podemos llamar tecnografía de laciencia. Se podría pensar que el actual entramadode ciencia y tecnología, que constituye el núcleode lo que se llama tecnociencia, es exclusivo denuestra época, pero lo cierto es que ha existidocon diferentes
  15. 15. ción de sustancias experimentan grandes avances, planteamiento y la resolución operativa degracias a la especialización artesanal en las grandes problemas que se formulan en términos concretos deconcentraciones urbanas. Pero tanto o más remar- situaciones y objetos de la práctica corriente. Nocable, es el desarrollo de nuevas técnicas organizativas aparecen enunciados asertorios ni principiosque se ponen de manifiesto en la aparición de generales, como tampoco se plantea la necesidad depopulosas ciudades, de los grandes ejércitos de tra- probar los sistemas de reglas y procedimientos. Másbajadores y guerreros y de los vastos imperios, bien, se da por supuesto que funcionan y sugobernados por un monarca de forma autoritaria y comprobación consistiría, en todo caso, en lacentralizada. aplicación de los mismos.Con las nuevas formas de organización social, política Con los primeros filósofos aparece una nueva formay económica surge un nuevo tipo de especialista, los de representar lingüísticamente el saber operativo: lafuncionarios o sacerdotes al servicio real, encargados presentación teórica. En la filosofía jonia se puedende dominar la creciente complejidad de la producción, detectar claramente prototeorizaciones de técnicasla administración y el gobierno. Para este fin, los de transformación, ópticas, mecánicas y neumáticas,nuevos funcionarios revolucionan las técnicas blandas así como de organización social. Estos primeros pasoso procedimientos predominantemente operativos, que de la techne a la theoria son, sin duda, más importantespueden ejercerse con los solos órganos y facultades que el tan mistificado paso "del mito al logos".propios y en los que se opera fundamentalmente conartefactos simbólicos. Las nuevas técnicas simbólicas Donde no cabe duda que nos encontramos ante unaestán destinadas al registro y control de datos, a la nueva formulación del saber, es ante los primerosmedición y cálculo, y, en general, al procesamiento y enunciados teóricos de la geometría griega, atribuidosanticipación de la información. a Tales de Mileto:En este nuevo dominio de saber operativo alcanzan —El círculo queda dividido en dos partes iguales porun sorprendente desarrollo las técnicas me-trológicas cada uno de sus diámetros.básicas. En el cómputo de objetos, que se remonta alPaleolítico, se introduce la numeración convencional —Ángulos opuestos por el vértice son iguales.y la notación posicional, así como tablas y algoritmosde cálculo. Se desarrollan la geometría o medida de —Los ángulos de la base de un triángulo isóceles sonlongitud, área y volumen, la hilometría o medida de iguales.masa, tanto geométrica (por volumen), comomecánica (con la ayuda de balanzas) y la cronometría —Las diagonales de un rectángulo son iguales y seastronómica (mediante calendarios y relojes de sol) y cortan mutuamente por la mitad.mecánica (con el empleo de relojes de agua). —Los ángulos periféricos inscritos en unEn el dominio de las técnicas duras, ejercidas por la semicírculo son rectos.clases dominadas de los artesanos, no se danrepresentaciones ni sistematizaciones simbólicas de Las reglas y procedimientos de configuración,las mismas, debido al monopolio funcionarial de las medida y cálculo de la geometría operativa se hantécnicas blandas. El aprendizaje y la transmisión son transformado en enunciados asertorios generales, in-directos e intuitivos, y se realizan a través de la dependientes de situaciones determinadas y apa-participación operativa y de la comunicación per- rentemente desprovistos de toda finalidad, quesonal. En el marco de las técnicas blandas, en cambio, describen propiedades y relaciones de objetos abs-surge una nueva forma de representar sistemá- tractos ajenos a la práctica.ticamente y de transmitir el saber operativo. Suformulación simbólica consiste en enunciados ope- Esta nueva forma de presentar la geometría tiene,rativos, instrucciones y algoritmos dirigidos a realizar desde sus mismos orígenes, otra caracterísfi-ca: launa determinada tarea. idea de probar los enunciados. Según la tradición, Tales se planteó ya la prueba de los enunciadosEl saber geométrico, p. ej., se fija y transmite geométricos. En estos primeros estadios de lamediante tratados consistentes en el geometría teórica, los procedimientos de prueba tienen un claro carácter operativo, emparentado con las técnicas de configuración geométrica. Así, p. ej., mediante la superposición de dos figuras que coinciden se prueba que éstas son iguales.
  16. 16. El modo de prueba característicamente teórico, la de homogeneidad.prueba de enunciados a partir de otros enunciadosaparace ya en Hipócrates de Quíos, autor de un tratado Las realizaciones técnicas satisfacen, según sude geometría teórica con el título de Elementos. A la finalidad, las especificaciones o exigencias deidea y la forma de probar enunciados a partir de otros homogeneidad de un modo más o menosenunciados contribuyen, de forma muy importante, los aproximado. En la geometría teórica, las técnicas depropulsores de otra modalidad de la incipiente configuración homogénea, medida y cálculo setradición teórica, la teorización filosófica. Los transforman en enunciados asertorios generalesfilósofos eleáticos dan un giro monológico a las acerca de relaciones y propiedades de figurastécnicas dialógicas de discusión con las que se geométricas. Estas representan conceptualmente unaresolvían los conflictos en las asambleas y los realización, técnicamente inalcanzable, que satisfacejuicios públicos de la democracia griega. El discurso las exigencias de homogeneidad de un modose presenta como una sucesión de enunciados teóricos absoluto e inmejorable .o argumentación, que demuestra la verdad de laproposición sostenida. En consecuencia, ésta ha de ser La conceptualización teórica es la base de unaceptada por cualquier oponente. En las discurso en el que se supone la existencia de objetosargumentaciones eleáticas cristalizan ya las reglas y que poseen idealmente las propiedades objeto delos principios de la lógica clásica (como el tercio realización técnica. El saber geométrico se presentaexcluso), así como una forma de probar enunciados como teoría de las formas homogéneaseminentemente teórica: la prueba indirecta o por fundamentales, conceptualizadas teóricamente en lasreducción al absurdo, que jugará un importante papel definiciones y en los axiomas. La deducción deen la geometría teórica. teoremas equivale a sacar las consecuencias de la realización ideal de los principios de homogeneidad, La geometría griega se perfila cada vez más como en forma de propiedades y relaciones de objetosuna teoría, es decir, como un sistema de enunciados teóricos. Tales teoremas constituyen la versiónestructurados según determinadas relaciones lógicas y teórica de los algoritmos de la geometría operativa,(con excepción de ciertos enunciados primeros o como puede mostrarse, p. ej. en el caso del teoremapostulados) susceptibles de ser probados mediante 47 del libro I de los Elementos, el llamado "teoremainferencias a partir de los postulados o de los de Pitágoras" (Medina, 1985). En su versión teórica,enunciados que, a su vez, han sido probados los procedimientos de medición y cálculo se derivananteriormente. Las teorizaciones de la geometría lógicamente de las técnicas de configuración.servirán de modelo a Platón y Aristóteles paraelaborar su concepción y filosofía de la ciencia como La teorización de la geometría fue fundamentalconocimiento teórico. para la teorización de las demás ciencias clásicas. A partir de ella se extiende la teorización científica a La teorización científica alcanza su primera cumbre otros dominios técnicos, como la óptica y lay paradigma general con los Elementos de Euclides. mecánica. Las ciencias clásicas son el resultado deEste sistematiza en su obra los conocimientos teóricos una teorización derivada, en cuanto que sude la geometría antigua, presentándolos en forma de conceptualización se realiza en términos teóricosuna rigurosa teoría axiomática. La presentación geométricos. Así se establece en la ciencia elteórica de la geometría, sin embargo, tiende a encubrir primado de la metodología geométrica, de la que seel contenido operativo que los términos y enunciados derivan los conceptos científicos basados en lateóricos, aparentemente ajenos a la acción, medida del espacio.conceptualizan y sistematizan. La óptica y la mecánica estática clásicas proceden La antigua geometría operativa de las culturas de la teorización de las correspondientes técnicasorientales desarrolló sofisticados procedimientos de duras, dedicadas a la construcción y uso deconfiguración medición y cálculo para la artefactos, tales como espejos, balanzas, palancasdeterminación de distancias, superficies y volúmenes. etc. Para el funcionamiento de tales artefactos noSu dominio está constituido por realizaciones técnicas sólo son relevantes las propiedades formales, sinomodeladas o configuradas homogéneamente, tales también las propiedades materiales de los mismos.como objetos, construcciones y delimitaciones La capacidad de realizar formas homogéneas fueespaciales. Las formas homogéneas son técnicamente básica tanto para la antigua técnica óptica, comoreproducibles en objetos al disponer de técnicas de para la mecánica En la fabricación de espejos, laconfiguración que conducen siempre a los mismos realización de superficies planas fue de terminanteresultados. El procedimiento en cuestión realiza en losobjetos configurados determinadas especificaciones
  17. 17. de la fidelidad de la imagen y para la precisión de sultados son analizados numéricamente con vistaslas antiguas balanzas lo fue la construcción de brazos a procedimientos operativos, que se plasman enrectos exactamente simétricos. forma de tablas o reglas de proporcionalidad. Tales procedimientos operativos mecánicos son el resul- Las propiedades materiales representan la rea- tado de hacer extensivos los antiguos métodos ba-lización de exigencias adicionales de homogenei- bilónicos del ámbito de los cuerpos celestes incon-dad, dadas determinadas propiedades inherentes trolables, al de los artefactos construibles.al material. Las realizaciones técnicas satisfacen, enmayor o menor grado, las exigencias de homoge- CIENCIA MODERNA Y TECNOLOGÍAneidad formal y material características de un de- El proceso de teorización de la mecánica diná-terminado artefacto. Sin embargo, la imperfección mica, en especial de la balística ingenieril del Rena-de las realizaciones técnicas antiguas no impidió cimiento, será uno de los desencadenantes de laque tanto la óptica como la mecánica clásica alcan- ciencia moderna.Con los artistas-ingenieros rena-zaran resultados precisos. Pues éstas, en último centistas, que se han ido, poco a poco, segregandotérmino, tratan de realizaciones ideales. socialmente de la clase artesanal y han asimilado la ciencia y la técnica antiguas, la tradición técnica A partir del supuesto teórico de la satisfacción ingenieril vuelve a alcanzar un alto grado de desa-ideal de las propiedades formales y materiales, se rrollo.derivan en la sistematización teórica teoremas queenuncian la realización óptima de la función corres- La mecánica de las máquinas de tiro habia ex-pondiente. En la teoría, las propiedades operativas perimentado en la Edad Media importantes avan-de los instrumentos se derivan de sus propiedades ces con la introducción del trabuco o catapulta deformales y materiales, o sea, la función óptima de la contrapeso y del cañón. Dada la importancia políticaconstrucción ideal (Medina, 1985.). de este dominio técnico, la artillería artesanal da paso a la ingeniería militar. A diferencia de la inge- La fecundidad tecnológica de la ciencia antigua niería clásica, centrada en la construcción de poten-radica, precisamente, en la sistematización teórica tes artefactos, la balística ingenieril renacentista sede la relación entre las dos vertientes técnicas de la interesa especialmente por cuestiones relativas alconstrucción y del uso. El tratamiento teórico per- uso, o sea, problemas de tiro.mite derivar, asimismo, del supuesto de una fun-ción óptima para determinadas especificaciones, Aunque se logra una sistematización operativa,exigencias relativas a la realización ideal. Éstas pue- mediante correlaciones entre ángulos de tiro y al-den traducirse, via diseño, en normas para el pro- cance de los disparos, los resultados de los diversosceso técnico de la construcción. Los ingenieros ale- intentos de conceptualización teórica, en términosjandrinos, a caballo de la técnica y de la teoría, de dinámica aristotélica, conducen a resultadosdeben sus mejores logros a la capacidad de reope- poco satisfactorios.rativizar los desarrollos teóricos, con la que nace latecnología (Medina, 1985.). Los problemas de balística movieron a Galileo a ocuparse de la caída de los graves. El problema El alcance de la teorización científica clásica es, teórico de la trayectoria de los proyectiles de artillesin embargo, limitado. En el ámbito de la técnica ría que daría resuelto en su tratado Sobre dos nuevasmecánica, se reduce a la mecánica estática de sólidos ciencias, de las que la primera representa una teoriy líquidos. Técnicas como la balística, la neumática o zación, al modo arquimédico, de la mecánica estála automática —integrantes de una mecánica tica relativa a la resistencia de sólidos. La segundadinámica— permanecen sin conceptualización culmina con la teorización de la técnica balística, alcientífica. No obstante, en el caso de la balística o demostrar como teoremas las reglas de tiro de lostécnica de las máquinas de tiro, los ingenieros ale- artilleros.jandrinos dan el paso que conduce de la mecánicaartesanal a los procedimientos operativos metódi- La ciencia moderna es, pues, el resultado delcos, numéricos y parateóricos propios de la técnica reencuentro renacentista entre la antigua tradi-ingenieril. ción teórica científica y la tradición operativa in- manente en la mecánica ingenieril. Ambas tradi- El ensayo mecánico dirigido al perfecciona- ciones confluyen en los ingenieros-académicosmiento de un artefacto concreto se transforma en un como Galileo, conocedores entusiastas, por unmétodo experimental con variaciones y pruebas lado, de la ciencia antigua y de los tratamientossistemáticas cuantitativamente controladas. Los re- teóricos medievales de cuestiones mecánicas, y po-
  18. 18. seedores, por otro, de amplios conocimientos e in- Newton en un programa de expansión teórica, detereses técnicos. cuya realización en los diversos dominios se encar- gan filósofos y científicos. La interpretación natura- El método experimental, latente en los proce lista de la mecánica desemboca, en último término,dimientos operativos artesanales y aplicado siste en la visión tecnomecánica de la naturaleza, delmáticamente por los ingenieros ya en la época cosmos, del hombre y de la sociedad. La cosmovi-antigua, es objeto de reflexión y sistematización sión moderna no sólo consolida la posición de lasexplícita. El diseño y la construcción de dispositi técnicas ingenieriles y hace justicia a su relevanciavos experimentales, las modificaciones y pruebas política, sino que además promueve y legitima lasistemáticas bajo control métrico y la repre transferencia de los procedimientos experimentalessentación matemática se constituyen, junto con la de la invención y el control mecánico a todos losteorización científica, en el procedimiento funda ámbitos de la investigación y de la vida ordinaria.mental de la investigación. Asimismo se propaga el programa baconiano En contraposición a la ciencia clásica, no son dirigido a modelar uniformemente la práctica cien-técnicas blandas, como la geometría, sino técnicas tífica conforme al modo de intervención experi-mecánicas las desencadenantes del proceso de teo- mental. La investigación debe dar lugar sólo a teo-rización que dará lugar a la "nueva ciencia". El rías que reporten capacidades de controlarcarácter y desarrollo de la misma estarán marcados procesos al modo mecánico. A diferencia de la cien-por el modelo de la mecánica, al igual que las cien- cia predominantemente teorizante en la antigüe-cias antiguas fueron configuradas por la teorización dad, cuyo objeto de teorización son resultados deparadigmática de la geometría. técnicas precientíficas (la de la ciencia antigua), la ciencia moderna se apropia el procedimiento expe- La importancia de Galileo para el desarrollo de la rimental de la construcción mecánica. De esta for-ciencia moderna no reside sólo en haber llevado a ma, la investigación científica se hace con un campocabo el proceso de teorización de la mecánica de producción tecnológica propia, que cultiva conbalística, sino también en sus planteamientos pro- relativa autonomía. Ello no impide que continúengramáticos. Galileo combate decididamente la se- siendo objeto de teorización científica y desarrolloparación teórica entre el dominio de la técnica me- tecnológico resultados técnicos ingenieriles, comocánica y el de la naturaleza, y aboga por la se pone de manifiesto en el caso de la máquina deequiparación de mecánica teórica y la física o teoría de vapor, las técnicas energéticas y las teorías termo-la naturaleza. Con ello quiere legitimar la trans- dinámicas. En química, la práctica científica trans-ferencia de los procedimientos de la producción forma, mediante el tratamiento experimental siste-mecánica, o sea, del método experimental a todos mático, procedimientos tradicionales, para luegolos ámbitos de la ciencia. sistematizar los resultados en el marco de teorías científicas. Contrariamente a la doctrina aristotélica, laciencia de la naturaleza deviene definitivamente TECNOCIENCÍAuna ciencia que teoriza los resultados de la experi- Con la ciencia moderna la experimentación sis-mentación mecánica. Los artefactos mecánicos no temática unida a la conceptualización y sistemati-serán ya contra natura ni constituirán un engaño de la zación teóricas y al tratamiento metrológico y ma-naturaleza con astucia (maquinación) en provecho temático revolucionan progresivamente los demáspropio, como quería Aristóteles, sino que, por el dominios técnicos. Con Boyle y su bomba de vacíocontrario, los dispositivos mecánicos pondrán de los laboratorios científicos se establecen como ins-manifiesto los principios naturales. tancia suprema para decidir disputas sobre cuestio- nes de hechos. Los fenómenos producidos y contro- Los alegatos teóricos de Galileo en favor de una lados mediante instrumentos de construccióntransferencia generalizada de los procedimientos mecánica en el curso de experimentos reproduci-experimentales mecánicos, preparan el camino bles y accesibles a todo el mundo, constituyen lospara la extrapolación —iniciada ya en su obra— de la hechos científicos. Los hechos construidos por lateoría de la mecánica a los demás dominios. La práctica técnica científica representan los fenóme-nueva mecánica teórica se extrapola en la teoriza- nos genuinos de la naturaleza moderna, claramenteción de técnicas dirigidas a la anticipación de pro- contrapuesta y separada de la sociedad, al igual quecesos naturales, como la astronomía, para culminar en el conocimiento científico lo está de la política (Sha-la síntesis newtoniana de la mecánica terrestre y la pin/Schaffer, 1985; Latour, 1990). La ciencia moder-astronómica. El éxito convierte a la teoría de na se configura como la conjunción de la produc-
  19. 19. ción tecnológica de laboratorio y el tratamiento teó- Así, el análisis y sistematización teórica de lasrico de sus sistemas tecnológicos. propiedades físicas de los materiales en términos de átomos, partículas elementales y estructuras atómicas El desarrollo de su propio campo de producción se entrelaza con la física atómica experimental en lotecnológica por parte de la ciencia moderna que son las tecnologías nucleares, de la misma forma(Bohme/Daele /Krohn, 1978) y la interacción entre que, en química, las teorización de las propiedadesdicha producción y su tratamiento teórico en el seno químicas en términos de estructuras moleculares esde la investigación científica dará lugar en el siglo inseparable y está al servicio de tecnologías de síntesisXIX a una revolución tecnocientífica. Una nueva química. Las disciplinas de la física y de la químicafísica surge a partir de las innovaciones tecnológicas contemporánea no son fundamentalmente otra cosacientíficas en el dominio de la transformación y que nuevas tecnologías, es decir, tecnocienciassíntesis de substancias y en el de la producción de (Gleich, 1991.). Desde principios de siglo laefectos y procesos energéticos. Con la metodología y las teorías físico-químicas se vantecnocientificación de dichos dominios se transfiriendo al campo de la investigación biológica,institucionalizan como disciplinas científicas la donde se quiere encontrar, detrás de la diversidad dequímica sintética y la nueva física centrada en la los logros y capacidades operativas de la nuevatermodinámica, la electricidad, el magnetismo y, biología tecnocientífica, los últimos componentes queposteriormente, en los efectos radiactivos. Ambas -al igual que los átomos en la física- puedanconstituyen originariamente la tecnociencia. Con ella presentarse teóricamente como los responsables de lasse instaura una nueva ciencia de la naturaleza en la propiedades orgánicas (Brush, 1988). De esta formaque las interacciones físico-químicas desplazan a las se llegan a "descubrir" los genes y las estructurasmecánicas de su posición de preeminencia y las genéticas y se desarrolla la biología molecular, con laelaboraciones teóricas están al servicio de los consiguiente avalancha de las nuevas biotecnologías yresultados tecnológicos. la ingeniería genética. A partir dé la revolución tecnodentífica, las Como dice el famoso físico von Weizsacker, unanuevas tecnologías de transformación y síntesis ley natural "es, cada vez más, una descripción de laquímica, nuclear y genética desplazan el predominio posibilidad y del resultado de experimentos —una...mecánico. Al igual que en el caso originario de la ley de nuestra habilidad para producirmecánica, a medida de que los distintos dominios de fenómenos"(von Weizsacker, 1971). Lasla acción humana y sus entornos van siendo regularidades investigadas de forma experimental yconformados por las nuevas tecnologías, éstas pasan controladas cuantitativamente, se provocan,a ocupar el puesto de "técnicas de control de la mantienen y reproducen-: tecnológicamente y cadanaturaleza" dominantes. La cosmovisión científica se procedimiento e instruí mentó de medida es, enmodifica correspondientemente y se pasa de la definitiva, un producto: tecnológico.concepción mecánica de la naturaleza a su interpre-tación en términos de la química, la termodinámica y Sin embargo, en la presentación teórica, el con-;la nueva física. tenido operativo de la investigación y de los resul- tados científicos acostumbra a quedar camuflado La investigación tecnocientífica se ocupa, cada vez como "observación" y "aplicaciones" de la ciencia. Elmás, de procesos provocados y controlados en los know hmu se presenta teóricamente como "saberlaboratorios por el mismo investigador como efectos que". Por otra parte, las elaboraciones teóricas más:reproducibles de construcciones que, a su vez, son abstractas de los diversos resultados de laresultados tecnológicos de producción científica, investigación se extrapolan para interpretar procesostales como generadores eléctricos y radioactivos, naturales, cósmicos o sociales al margen de cualquieraceleradores de partículas, láseres o recombinados de control experimental del investigador. La capad-dadADN. Procedimientos tecnológicos y tratamiento de dominio tecnológico se sublima, en últimoteórico están estrechamente entrelazados en la extremo, como explicación teórica de la naturaleza yinvestigación y el desarrollo tecnocientíficos de del cosmos.laboratorio, que se basan, característicamente, en laconstrucción experimental, en la descomposición y Las extrapolaciones teóricas recurren, comoaislamiento de elementos y en la manipulación, justificación, a las leyes científicas, que el investiga-reemplazo y recombinación, con el fin de reproducir dor, presuntamente, descubre en su búsqueda de laa voluntad y controlar completamente los procesos verdad. Estas, constatadas en las disposiciones ex-deseados mediante la eliminación de perturbadores perimentales, rigen para cualquier otro dominio sinen las disposiciones experimentales (Gleich, 1991).

×