La precaria atención se evidencia en el padecimiento de las personas pararecibir una atención digna y oportuna. - Foto: AF...
(demostrado por el Consejo de Estado con base en las investigaciones de laContraloría).La segunda opción propone otra refo...
de pago de las personas, más allá de la atención de la enfermedad. 2) Laorganización del sistema a cargo del Estado en el ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Propuesta para un nuevo sistema de salud

320 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
320
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
23
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Propuesta para un nuevo sistema de salud

  1. 1. La precaria atención se evidencia en el padecimiento de las personas pararecibir una atención digna y oportuna. - Foto: AFPPropuesta para un nuevo sistema de saludSep. 08 de 2012Por:Mario Hernández Álvarez, Médico y profesor del Departamento de SaludPública, Facultad de Medicina - Universidad Nacional de ColombiaLa solidaridad y una visión universalista de los derechos podrían ayudara superar la crisis del sector. Los congresistas no tendrán otra opciónque responder a estas exigencias, en medio de su cuestionadalegitimidad.¿Qué duda cabe sobre la profundidad de la crisis de la salud en Colombia? Losactores del sistema y los analistas coinciden sobre los problemas, pero nosobre las causas ni, por lo tanto, las soluciones. Se presentan tres opciones,reconocidas por el exdirector del Doctorado en Salud Pública Saúl Franco de laUN en un artículo publicado recientemente en la revista Razón Pública:continuar con ajustes puntuales, sin entrar en una nueva reforma; efectuar una,pero solo de manera superficial; o pasar a un nuevo sistema. La decisión no essolo técnica o financiera, dependerá también de la dinámica sociopolíticaactual.La primera opción consiste en unas “medidas de salvamento”, entre las cualesestán: la oferta de “créditos” del Estado a las empresas promotoras de salud(EPS); la “nacionalización” transitoria, para recapitalizar a las que tenganproblemas de liquidez y después devolverlas a sus dueños; la disminución delnúmero de competidores; y la agilización del flujo de recursos.Esta propuesta, inaceptable por la sociedad colombiana, fue planteada por lasenadora Piedad Zuccardi y es avalada por el Gobierno nacional, laAsociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) –queagrupa a las EPS más grandes del régimen contributivo– y Fedesarrollo. Antesque nada, el Estado debería exigir a todas las EPS la devolución de losrecursos públicos apropiados indebidamente, como en el caso de Saludcoop
  2. 2. (demostrado por el Consejo de Estado con base en las investigaciones de laContraloría).La segunda opción propone otra reforma del Sistema General de SeguridadSocial en Salud para ajustar algunos aspectos de su funcionamiento. Lideradospor los senadores Jorge Eliécer Ballesteros y Roy Barreras, variosparlamentarios de la Unidad Nacional radicaron el proyecto de ley estatutarian.º 48 de 2012 y el proyecto de ley ordinaria n.º 52 de 2012 que locomplementa.La ley estatutaria pretende reglamentar el derecho a la salud, en el marco delactual esquema, como un “plan de beneficios”, en apariencia, muy amplio, perocon prestaciones “costo-efectivas de valor terapéutico demostrables ydeterminadas como estrictamente necesarias en el marco de guías yprotocolos de atención”, aunque supuestamente respeta la autonomía médica(Proyecto de ley estatutaria n.º 48 de 2012, arts. 8.º y 9.º, parágrafo).Como correlato, la iniciativa resalta la corresponsabilidad de las personas y lasfamilias, tanto en el cuidado propio como en el de los miembros másvulnerables, niños y niñas, personas mayores y discapacitados (Proyecto deley estatutaria n.º 48 de 2012: art. 6.º). Esto implica que quien haya fumado yrequiera oxígeno permanente tendrá que pagar por él. La propuesta de laUnidad Nacional mantiene los dos regímenes, los trámites y los mecanismosde autorización de las EPS y pretende cambiar la acción de tutela por una“acción de protección de la salud”, con jueces especializados. Más de lo mismoy no la “gran reforma” que se anunció.Finalmente, la alternativa de un nuevo sistema se ha venido construyendodesde finales de los años noventa, cuando se hizo evidente que el modelo deaseguramiento implantado por la Ley 100 de 1993 mostraba pésimosresultados e inequidades. El Movimiento Nacional por la Salud y la SeguridadSocial (MNSSS), conformado desde 2001, y la Coalición de Movimientos yOrganizaciones Sociales de Colombia han avanzado en una campaña demovilización social denominada “Octava papeleta: ¡voz y voto por tus derechos!Salud y seguridad social, derecho fundamental”, en la que 78.310 ciudadanos yciudadanas han expresado su deseo de un nuevo esquema.Derecho fundamentalAdicionalmente, la Comisión de Seguimiento de la Sentencia T-760/08 y deReforma Estructural del Sistema de Salud y Seguridad Social (CSR) (avaladapor la Corte Constitucional y conformada por académicos, asociacionesprofesionales, de pacientes, el MNSSS y varias ONG, como la CorporaciónViva la Ciudadanía) elabora, junto con la recién conformada Alianza Nacionalpor un Nuevo Sistema de Salud, un proyecto de ley desde la sociedad civil queserá radicado formalmente en la Comisión Primera del Senado porparlamentarios de diferentes partidos políticos.La propuesta se basa en tres ejes fundamentales. 1) La declaración de la saludcomo un derecho fundamental, de carácter universal y no atado a la capacidad
  3. 3. de pago de las personas, más allá de la atención de la enfermedad. 2) Laorganización del sistema a cargo del Estado en el recaudo y manejo de losrecursos, sin intermediación financiera ni de EPS y con perspectiva poblacionaly territorial. 3) El desarrollo de un nuevo modelo de atención que permitadesarrollar una verdadera perspectiva preventiva, integral, intersectorial yuniversal.Se organizaría a partir del financiamiento público, integrado por cotizaciones eimpuestos; y su asignación equitativa a nivel territorial se haría mediantefondos territoriales administrados conforme a las necesidades de las personas.En los departamentos se integrarían las redes de servicios y se desarrollaría laestrategia de atención primaria en salud (APS), que ha demostrado ser unagran herramienta para mejorar condiciones de vida y para prevenir y controlar atiempo las enfermedades.La cédula sería suficiente para ser atendido. No habría planes de beneficios,sino tres límites razonables del derecho a la atención: los servicios suntuarios ocosméticos, los bienes y servicios en experimentación y los que sean prestadosen el exterior, pero se puedan prestar en el país.Los hospitales públicos se fortalecerían con una planta de trabajadores yprofesionales estable y de buena calidad, que serían el eje de la prestación deservicios. El sector privado se dedicaría a complementar los productosprestados por la red pública y habría políticas de control de precios demedicamentos y tecnologías, de formación de personal en todos sus niveles,así como de ciencia, tecnología en innovación, a través de redes universitariasde servicios de salud en los territorios.Un nuevo sistema podría superar las verdaderas causas de la crisis actual. Losrecursos disponibles pueden utilizarse si se ponen al servicio de lasnecesidades de las personas y no del lucro de unos agentes dominantesprotegidos por el Estado.Pero la decisión depende de grandes pactos políticos promovidos por sectoresorganizados de la sociedad. Si esos sectores le apuntan a la solidaridad y auna visión universalista de los derechos, los congresistas no tendrán otraopción que responder a sus exigencias, en medio de la crisis de legitimidad quelos agobia.Edición:UN Periódico Impreso No. 159

×