IBM Y EL HOLOCAUSTO Nerea Álvarez y Cristina Míguez 2ºBACH.
  <ul><li>Cada persona internada en los campos de exterminio nazi tenía una ficha informática. Se trataba de tarjetas perf...
  <ul><li>Estos dispositivos permitieron que los elementos más domésticos de los Nazis funcionaran a la perfección (rutas,...
<ul><li>Al comenzar la segunda guerra Mundial en 1939, IBM, bajo el manejo de su duro jefe Thomas Watson, controlaba ya el...
  <ul><li>La firma siempre se presentó a sí misma como “una empresa de soluciones”. Lo que nunca dijo fue que en sus inici...
  <ul><li>El primer presidente de IBM dejó muy conformes a sus clientes alemanes. Resultó tan eficiente que en 1937 fue ag...
  <ul><li>Edwin Black, ex periodista e hijo de sobrevivientes del Holocausto, escribió: &quot;IBM y el Holocausto. La alia...
  <ul><li>Black llega a la siguiente conclusión: “Sin IBM el Holocausto hubiera sido, como fue en muchos episodios, un asu...
 
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Ibm y el holocausto

288 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
288
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ibm y el holocausto

  1. 1. IBM Y EL HOLOCAUSTO Nerea Álvarez y Cristina Míguez 2ºBACH.
  2. 2.   <ul><li>Cada persona internada en los campos de exterminio nazi tenía una ficha informática. Se trataba de tarjetas perforadas, el material avanzado de la época. Si el interno era judío, su numero clave era el 8. Si era homosexual, el 3. Si era gitano, el 12. Esas tarjetas, que permitieron al régimen de Adolf Hitler identificar, localizar y clasificar a millones de víctimas, eran fabricadas por IBM en Estados Unidos. Y los directivos de la compañía sabían perfectamente cual era su uso en Alemania. </li></ul>
  3. 3.   <ul><li>Estos dispositivos permitieron que los elementos más domésticos de los Nazis funcionaran a la perfección (rutas, cámaras de gas, laboratorios médicos, burocracia del gobierno) </li></ul><ul><li>Las perforadoras de tarjetas fueron diseñadas en los Estados Unidos en  1884 por un germano americano, de nombre Herman Hollerith, para propósitos benignos. Hollerith vendió su compañia, la cual se transformó en IBM. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Al comenzar la segunda guerra Mundial en 1939, IBM, bajo el manejo de su duro jefe Thomas Watson, controlaba ya el mercado internacional de perforadoras de tarjetas.  La alemania Nazi fue el cliente más grande de IBM, un protagonista ansioso en éste precedente de la  &quot;automatización de la destrucción humana&quot;. Watson hizo entusiastamente negocios con los nazis desde el comienzo del régimen de Hitler hasta el ingreso de los Estados Unidos en la guerra en 1941. </li></ul>
  5. 5.   <ul><li>La firma siempre se presentó a sí misma como “una empresa de soluciones”. Lo que nunca dijo fue que en sus inicios también brindó sus servicios a la llamada “solución final”. Es decir, al exterminio sistemático de judíos en campos de concentración. </li></ul>
  6. 6.   <ul><li>El primer presidente de IBM dejó muy conformes a sus clientes alemanes. Resultó tan eficiente que en 1937 fue agasajado en Berlín por el mariscal Hermann Goering y condecorado por el propio führer. Watson recibió la Cruz al Mérito del Águila germana, la segunda condecoración en importancia del Tercer Reich y la más alta distinción que se podía dar a un extranjero. </li></ul>  Las relaciones amistosas entre IBM y la Alemania nazi se deterioraron desde junio de 1940, cuando Watson le devolvió a Hitler su medalla con la explicación de que ya no podía seguir apoyando &quot;la política de su gobierno&quot; .
  7. 7.   <ul><li>Edwin Black, ex periodista e hijo de sobrevivientes del Holocausto, escribió: &quot;IBM y el Holocausto. La alianza estratégica entre la Alemania nazi y la más poderosa compañía norteamericana&quot;, libro en el que afirma que &quot;cuando Alemania quiso una lista de los judíos, IBM le mostró cómo hacerla ; cuando el Reich quiso usar esa información para empezar programas de expulsión social y expropiación, IBM proveyó los medios; cuando los trenes tenían que llegar a tiempo a los campos de concentración, IBM le ofreció soluciones. En última instancia, no hubo nada que IBM no estuviera dispuesta a hacer por un Reich dispuesto a pagar bien”. </li></ul>
  8. 8.   <ul><li>Black llega a la siguiente conclusión: “Sin IBM el Holocausto hubiera sido, como fue en muchos episodios, un asunto de simples fusilamientos, de marchas de la muerte y masacres organizadas con lápiz y papel. La automatización y la tecnología fueron cruciales en los fantásticos números que Hitler logró asesinar”. </li></ul>

×