EL HUERTO ESCOLAR

78,299 views
77,945 views

Published on

UNA EXPERIENCIA MUTUA ENTRE COMPAÑEROS FUE UNA EXCELENCIA DE CALIDAD

0 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
78,299
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
33
Actions
Shares
0
Downloads
439
Comments
0
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

EL HUERTO ESCOLAR

  1. 1. PROYECTO FINAL DEL HUERTO COMUNITARIO<br />I INTRODUCCIÓN <br />Los proyectos comunitarios son considerados de gran importancia por cuanto permite integrar a toda la comunidad en general, padres, representantes en el campo educativo, es un instrumento esencial en la planificación de la comunidad educativa, se ejecuta mediante un proceso de construcción colectiva de detección de situaciones favorecedoras y/o problemáticas para la toma de decisiones, con la finalidad de incidir en el entorno de la escuela, la familia y la comunidad.<br />La preparación del proyecto conlleva a un incremento de la comunicación entre los integrantes de la institución, de la comunidad educativa y la comunidad local, implica un proceso permanente de discusión de las prácticas habituales, de los problemas institucionales y comunitarios, de los propósitos y de las necesidades, planteados a nivel personal y colectivo.<br />Para muchas personas es un autentico placer cultivar sus propias verduras y hortalizas. Constituye una actividad, saludable y útil. Obtiene productos frescos y sabrosos, incluso más que los que compras en las tiendas. Es una gran sensación cultivar para el consumo propio.<br />El arroyo de dinero es considerable, aunque eso sí, exige tiempo y dedicación, pero no demasiado. A medida que vayas ganando en experiencia y aprendiendo de tus errores, la producción irá aumentando.<br />El seguimiento del proyecto huerto escolar ha sido realizado a través de una visita al sector del castillo en donde pudimos observar las condiciones de vida y costumbres de sus habitantes detectando problemas y necesidades que demandan soluciones a corto, mediano y largo plazo, con todos estos datos logramos hacer en diagnostico de la comunidad y decidimos dar el seguimiento del huerto escolar en lo posterior realizamos otra visita y aplicamos encuestas para conocer y determinar qué productos podríamos sembrar y cuales darían con éxito en la zona.<br />También se llevara a cabo las respectivas reuniones y capacitaciones en donde se dio a conocer de la importancia nutricional y las diferentes utilidades gastronómicas de los productos despertando el interés de los presentes. Nos manifestaron sus agradecimientos y se comprometieron a cuidar el huerto para que de esta forma se mantenga por mucho tiempo.<br />Nosotros los estudiantes del paralelo “A” nos sentimos muy satisfechos con realización de este huerto ya que esto beneficiara a muchas personas de esta comunidad. <br />II JUSTIFICACIÓN<br />Justificación e Importancia <br />El huerto escolar es un pequeño terreno donde se cultivan hortalizas y plantas para el consumo de la comunidad. Generalmente funciona en terrenos disponibles cerca de la escuela.<br />En el huerto escolar pueden cultivarse plantas cuyas semillas, raíces, hojas o frutos son comestibles, también árboles frutales como limoneros y naranjos, si existe el espacio suficiente.<br />Ya que de esa manera involucra la familia, escuela y comunidad, otro aspecto importante que es el docente conozca la importancia del huerto escolar y así reforzar la información a los niños y a toda la comunidad.<br />El huerto escolar les brindara a los niños y niñas la oportunidad de adquirir más conocimientos y nuevas experiencias al desarrollar actividades en ese espacio, lo que implica la oportunidad de colocar al niño y la niña frente a experiencias significativas con el medio físico, social y natura que lo rodea facilitándole un mejor desarrollo, tanto en lo cognoscitivo, psicomotor, social y natural.<br />Es por lo antes expuesto que se justifica que los estudiantes del I Ciclo “A” de enfermería de la Universidad Estatal de Bolívar tomaron como Proyecto el Sector castillo.<br />Además otro aspecto que se debe destacar para la justificación de la investigación, es que este trabajo servirá como línea de investigación para futuros trabajos relacionados con el tema.<br />Por consiguiente, resulta bastante claro inferir que el huerto escolar es una preparación para la vida adulta; en la medida en que se ejerce para lograr algo, hay que proponer, exigir, ceder, pautar reglas claras, establecer estrategias. El huerto es una fuente de aprendizaje para la comunidad de padres y representante, niñas y niños. <br />III OBJETIVOS <br />III.1 OBJETIVO GENERAL<br />Incentivar a la población la importancia que tiene el cultivo y mantenimiento del huerto escolar para lograr una alimentación balanceada y mejorar su calidad de vida.<br />III.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS <br />Determinar la importancia que tiene la construcción de un huerto escolar en el Castillo.<br />Explicar los beneficios que ofrece el huerto escolar <br />Estructurar un plan para involucrar a los padres, representantes y a la comunidad en general para dicho proyecto.<br /> Analizar las distintas actividades y estrategias que genera la construcción en un huerto escolar para el desarrollo integral de la Comunidad.<br />Identificar los productos que pueden sembrarse en la zona.<br />Motivar a la comunidad para que trabajen en la realización de un huerto en sus hogares.<br /> <br />V PROCEDIMIENTOS <br />En la preparación de un huerto, se toma en cuenta los siguientes pasos: <br />Escoger el terreno que esté disponible del Centro Educativo.<br />Limpiar el terreno, eliminando cualquier material de desecho, piedras, maleza u otros.<br />Labrar el terreno a unos 20 o 25 cm de profundidad.<br />Desmoronar y triturar muy bien la tierra.<br />Fertilizar el terreno preferiblemente con abono natural. Es recomendable utilizar fertilizantes naturales, para evitar la contaminación de la tierra.<br />Después de que el terreno está preparado, se hacen cursos y se colocan en ellos las semillas previamente seleccionadas, dejando el espacio necesario entre ellas. Se deben investigar lo que necesita cada planta. <br />Regar con abundante agua, sin excederse, para favorecer los procesos de germinación y desarrollo. Este riego es preferible hacerlo, en horas de la tarde o en la mañana antes de que salga el sol. <br />331470512826025641305128260<br />Las herramientas que utilizamos para el trabajo del huerto son:<br /> Pala<br />Azadón<br />Pico<br />Costales<br />Machete<br />Rastrillo<br />Carretilla<br />Manguera<br />Se prepara del minino modo, como se prepara un jardín. El terreno debe labrarse profundamente, de ésta manera, se afloja la tierra y así el agua penetrará fácilmente. Es recomendable cambiar cada año el tipo de planta que se va a cultivar. Es decir, un año se siembran plantas con raíces largas y otro año plantas de raíces cortas, así las capas de suelo se aprovechan y se utilizan mejor los componentes del suelo, ya que los nutrientes se agotan cuando se mantiene por mucho tiempo el mismo cultivo.<br />Luego de esto realizamos la fumigación para la cual utilizamos RANGER.<br />Una vez concluida la preparación del terreno procedemos a dividir el huerto en tres partes iguales: el mismo que cuenta con las siguientes dimensiones 7 metros de largo por cuatro metros de ancho.<br />7 metros 4 metros<br />Las mismas que fueron distribuidas de la siguiente manera.<br />ColVerdeCol Morada LechugaApio Nabo RemolachaAcelgaZanahoria <br />Las plantas se sembraron en una hilera a u espacio de 25 a 30 cm de planta a planta, el # de planta utilizada fueron.<br />Col verdeCol moradaLechugaApioNaboRemolachaacelgaZanahoria <br />Los estudiantes del I Ciclo Paralelo “A” escogimos sembrar estas hortalizas por la siguiente razón: <br />Gran parte del alimento diario de la familia está compuesto por verduras y hortalizas que al cultivarlas en casa se asegura que las hortalizas son sanas bien cuidados y que no están cargadas de químicos.<br />Incentivar una nueva alternativa de sembrío en la comunidad.<br />VI MARCO TEORICO<br />QUE ES EL HUERTO <br />Un huerto o huerta es un cultivo de regadío, muy frecuente en las vegas de los ríos por ser un tipo de agricultura que requiere riego abundante, aunque el sistema de riego por goteo, muy apropiado en las parcelas de horticultura, economiza una enorme cantidad de agua.<br />Los principales cultivos de las huertas suelen ser las hortalizas, verduras, legumbres y, a veces, árboles frutales. Suelen recibir por ello el nombre genérico de cultivos hortícolas.<br />El huerto escolar<br />En el campo se pueden observar sembradíos de hortalizas: zanahorias, papas, repollo, entre otras. Los sembradíos que no ocupan espacios muy grandes se llaman huertos y los sembradíos en terrenos mucho más grandes se llaman huertas.<br />El huerto y sus enemigos<br />El bachaco es el mayor enemigo del huerto, porque, usando sus fuertes mandíbulas, deshoja arbustos y corta los tallos de las plantas pequeñas que luego se secan. Se combate con sustancias venenosas e inundado sus cuevas con agua.<br />El uso de la fumigación es muy común, aunque es importante saber que cuando se fumiga un huerto o sembradío, no se puede cosechar inmediatamente después, pues los alimentos estarán contaminados con los químicos de la fumigación.<br />También hay otros enemigos del huerto, como las orugas de muchas mariposas, que perjudican gravemente los cultivos, ya que ellos comen hojas tiernas. También podemos mencionar los grillos, los conejos, las gallinas y otros animales domésticos.<br />Huerto urbano <br />Este tipo de cultivo procede en los albores de la agricultura durante la Revolución Neolítica de las prácticas de siembra de las mujeres, que sembraban semillas alrededor de la cueva o vivienda donde vivían, con lo cual llegaron a desarrollar e inventar un modo de economía más seguro, ya que las plantas de cultivo le permitían guardar gran parte de la cosecha para las épocas de escasez.<br />Más recientemente, la práctica de los huertos familiares correspondía a los jardines en las casas urbanas de las afueras de la ciudad. Las casas de la clase terrateniente en los Estados Unidos en el siglo XIX (por ejemplo, Mount Vernon, el hogar de Jorge Washington) tenían un huerto bastante grande que se conocía como The Kitchen Garden (el jardín de la cocina). Pero modernamente, la práctica de mantener pequeños huertos urbanos se está extendiendo entre las familias de escasos recursos, generalmente habitantes de zonas urbanas marginales.<br />Muchas veces la finalidad de estos huertos, propiciados por entidades gubernamentales y ONG, no es la de suplir una cantidad importante de alimento sino que más bien la de promover una diversificación de los hábitos alimentarios.<br />En el huerto orgánico frecuentemente se aplican técnicas orgánicas, evitando el uso de biocidas (herbicidas, insecticidas, acaricidas, etc.), recreando un ecosistema que se sostiene con la diversidad de los cultivos, la rotación de los mismos y el aporte de abonos orgánicos.<br />Los huertos se encuentran muchas veces relativamente distantes del pueblo o ciudad, y en estos casos, en cada parcela suele existir una especie de refugio o almacén utilizado para guardar los aperos de cultivo y para guarecerse en caso de lluvias (pueden verse algunos de estos pequeños refugios en la imagen de satélite) aunque a veces se convierten en vivienda permanente o semipermanente en casos de los tengan inmigrantes sin techo. <br />La agricultura urbana brinda un marco en el cual la familia, vecinos, o grupos afines pueden aprender a observar y facilitar los procesos naturales (siembra, crecimiento, cuidados, floración-reproducción, injertos, cosecha, poda, conservación, elaboración de alimentos, resiembra...). Además de tener propósitos productivos, tiene un contenido educativo y reconstructivo, ayuda a fortalecer la integración y el trabajo en equipo y recuperar la autoestima, como así también promover hábitos nutricionales saludables. Se tiende a lograr un sistema de producción continua en el que se aporta trabajo y conocimiento todo el año y se obtienen hortalizas frescas, frutas y hierbas aromáticas para la ingesta diaria. En muchas ocasiones, estas parcelas las alquilan muchas personas jubiladas, que pueden hacer rendir con mucho provecho económico a esas micro parcelas. Tal es el caso de los alrededores de muchas ciudades alemanas, inglesas, norteamericanas, españolas (ver imagen de satélite de Martorell) y de muchos otros países. Para una persona jubilada, no sólo puede ser una tarea gratificante y provechosa sino también un estímulo a la necesidad de cualquiera de sentirse útil. <br />También es un medio de compensación a las épocas de crisis económicas; por ello las cooperativas en el medio rural y las asociaciones de personas mayores deberían fomentarlas y organizarlas.<br />Los huertos urbanos a menudo reciben el nombre de huertos vacacionales o de fines de semana. Es el caso de aquellos huertos que quedan lejos de las poblaciones y son posteriores a la construcción de una casa de veraneo o chalet. En el chalet como se entiende en España y algunos países no centroeuropeos resulta una vivienda secundaria en la que casi siempre se desarrolla alguna actividad agrícola que sirve de pasatiempo.<br />TIPOS DE HUERTO <br /> Huertos familiares<br />Cultivar salud <br />No existe en el mercado un libro hecho con tanto amor sobre la agricultura ecológica como esta guía práctica del cultivo sano escrita por el polifacético Mariano Bueno. Una persona, que en el mundo de la agricultura ecológica ha sabido labrarse su propio espacio como uno de los expertos más importantes del país.<br />Curiosamente, este libro lleva ya tres ediciones lo que lo convierte en un verdadero bestseller de la materia. Como dice la contraportada es un libro de cabecera para todos aquellos que quieren cultivar un huerto ecológico con éxito y desean vivir en equilibrio con la naturaleza y disfrutar de plena salud.<br />El huerto familiar ecológico ofrece toda la información necesaria para llevar adelante un huerto y obtener buenos resultados: desde cómo preparar diferentes tipos de suelo, hasta cómo conocer los ciclos climáticos, pasando por los útiles consejos para planificar la siembra, controlar las plagas, usar las herramientas adecuadas y conocer los fertilizantes naturales. <br />Además incluye una extensa guía de las especies más comunes de cultivos hortícolas, árboles frutales y plantas medicinales y aromáticas, con explicaciones sobre cada una de ellas y sus principales variedades, los cuidados que requieren, las asociaciones más favorables y toda la información necesaria para cultivarlas. Con más de 500 imágenes y dibujos paso a paso, la guía del cultivo natural no deja dudas sobre lo que expone.<br />Esta obra se centra en la posibilidad de producir por nosotros mismos la mayor cantidad de alimentos básicos para una alimentación sana en el contexto del huerto familiar. Se apuesta por los alimentos que nos aporten salud. Sin embargo, el huerto es también una forma creativa y participativa de obtener alimentos indispensables para nutrirnos y mantenernos sanos. <br />Quizás no sea fácil salirse del yugo de las multinacionales de la alimentación que además promueven las semillas transgénicas y los agroquímicos. La agricultura convencional está contaminando las aguas subterráneas por los excesos de nitratos y de otras sustancias más persistentes como los plaguicidas, algunos de los cuales como el DDT, a pesar de estar prohibido desde hace décadas todavía se encuentra en los tejidos vivos. El huerto ecológico es una alternativa muy válida para iniciarse en el camino de la felicidad el bienestar obteniendo alimentos saludables y potenciando el contacto íntimo con la naturaleza. <br />Una actividad en la cual el ejercicio físico, la creatividad y el entretenimiento se entrelazan de forma magistral en la saludable práctica del huerto familiar ecológico. La vida está en nuestras manos y ellas son la mejor herramienta de que disponemos, tanto, en el huerto como en cualquier actividad cotidiana. <br />La misma mano que cuida y mima cada planta, llegado el día, también recogerá los frutos. El huerto familiar ecológico no deja lagunas en su texto ágil y fácil de comprender con ilustraciones que refuerzan lo escrito. Vaya por delante pues que la cosecha ecológica, después de leer y seguir los consejos de este libro, está garantizada. Ahora sólo queda iniciarse. Para los que disponen de poco espacio o viven en un piso con una pequeña terracita, los contenedores de cultivo tipo horturba también son una alternativa para la que el libro de Mariano Bueno puede ser un buen consejero en muchos aspectos.<br />Huertos comerciales<br />Las huertas comerciales son comunes en las regiones con buenas vías de transporte, donde responden a oportunidades de mercado identificadas. Para satisfacer regularmente la demanda, en particular la referida a hortalizas de hoja - ensaladas y otras - o de flores frescas que son productos altamente perecederos, los empresarios deben escalonar las fechas de siembra para garantizar la cosecha cotidianamente o semanalmente, a veces durante todo el año. Las necesidades en mano de obra son más elevadas que en los otros tipos de huerta, sin embargo, las posibilidades de empleo son mayores en virtud de las actividades de pos cosecha y no agrícolas como la limpieza, la clasificación y el embalaje de productos así como el transporte y la entrega en los mercados. <br />Algunos de esos mercados tienen como principal eje la producción estacional. En ocasión de días festivos o del año nuevo lunar, los hortelanos del Asia oriental cortan las ramas llenas de brotes de durazneros y de cerezos, especialmente podados a ese efecto y venden kumkuat y arbustos de cítricos con frutos anaranjados vendidos en macetas. <br />Cierto capital inicial es necesario, aunque la contratación de la mano de obra se limita al período que precede la cosecha y durante la misma. Algunos agricultores se especializan en cultivos estacionales como las frutas y las flores de alto valor. Como se trata de productos destinados a los sectores de altos ingresos de los mercados urbanos, la calidad del producto y los sistemas de distribución empleados para su venta, deben responder a los más altos estándares aceptados en este tipo de negocio.<br />La información colectada permite identificar los mercados para los productos frescos, o los productos procesados. Los cultivos comerciales, como el café o la vainilla, pueden venderse más caros si han sido correctamente procesados y secados, lo cual puede ser realizado por la propia familia, o por contrato con empresas de otra aldea que posean los materiales necesarios para su realización. Los hortelanos hacen sus primeras experiencias de mercadeo en los mercados de su propia comunidad. Una vez que están familiarizados con los mismos y que perciben un ingreso monetario, pueden concebir agrandar sus huertas para aprovisionar mercados más importantes y más distantes.<br />Huerto Casero <br />Sistema de producción en pequeña escala que provee plantas y animales para el consumo y enseres utilitarios que no pueden ser conseguidos debido a la falta de capital o de accesibilidad a los merca-dos, parcelas agrícolas, cacería, recolección pesca o trabajo pagado. Los huertos caseros tienden a estar ubicados cerca de la residencia por motivos de seguridad, conveniencia y cuidado especial.<br />Sistema de producción agrícola basado en una parcela permanente que incluye una residencia, y que es trabajado por miembros del complejo residencial. La producción del huerto casero suple-menta la alimentación de los usuarios. (Brownringg 1985)<br />Sistema de uso de la tierra en el cual hay un manejo deliberado de árboles de uso múltiple y arbustos en asociación íntima con cultivos agrícolas anuales, perennes y, generalmente, animales. Todo incluido en el compuesto residencial y manejado intensivamente por mano de obra familiar. (Fernández y Nair 1986)<br />Anexo a la residencia que son seleccionados no solo por su producción de frutas comestibles, sino también porque proveen usos medicinales, ornamentales y otros (Rico-Gray et al 1990 *)<br />Ocupan tierra marginal para cultivos agrícolas y mano de obra marginal para las actividades económicas principales de la familia. Incluyen especies ecológicamente adaptadas y especies exóticas, y se caracterizan por las bajas inversiones de capital y tecnologías simples que se utilizan en ellos (Niñez 1987)<br />Conjunto de especies vegetales de utilidad humana deliberadamente escogidas combinadas de manera que imiten a un sistema natural. El sistema comienza con especies anuales, y se desarrolla a través de diferentes etapas de siembras hacia un ecosistema conformado por árboles económicamente valiosos y una alta diversidad de cultivos en el dosel inferior (José y Shanmugaratnam 1993).<br />Sistema de producción suplementario y en pequeña escala, para (y manejado) por los miembros de un hogar y que simula el ecosistema natural con sus múltiples estratos (Hoogerbrugge y Fresco 1993).<br />DIMENSIONES NORMALES DE UN HUERTO <br />Para plantar por ejemplo (depende de la dificultad, claro) porque soy novata: pimientos, tomates (si no puedo normales pues cherri), lechugas, cebollas. Principalmente para ensalada y si puedo algo más pues mejor.<br />Suponiendo que quiera plantar para propio consumo lechugas, tomates y pimientos ¿Cuanto espacio necesito?? Tengo unos 3m2 aprox. en mente ¿son pocos? A parte de esos posibles 2 o 3 m2 de huerto iría un limonero y otro frutal que aún no he decido <br />Mide 1.50 m2 puesto con trozos de traviesas y piedras, para añadir buena tierra y tengo:<br />3 tomateras raf<br />3 tomatera cherry<br />3 pimentera y rematando alrededor, 50 cebolletas que voy sacando poco a poco para revueltos<br />Adaptarse a las condiciones<br />Aunque las dimensiones pequeñas del huerto permitan tomar medidas correctoras con mayor facilidad, y a menor coste, que en el caso de otro de grandes dimensiones, la solución más racional es, también en este caso, adaptarse a la situación existente.<br />Esto significa analizar el tipo de terreno en cuanto a su naturaleza y resistencia y tener muy en cuenta los aspectos climatológicos imperantes. Ambos factores nos permitirán sacar el máximo provecho de las hortalizas cultivadas.<br />Cada región reúne una serie de condiciones en cuanto a suelos (calizos, graníticos, arenosos, etc.), niveles de pluviosidad y temperaturas medias que permiten cultivar una buena parte de la gran variedad de especies existentes. Seleccionando las más apropiadas (un experto local nos puede asesorar al respecto), se facilita mucho el trabajo y se logran resultados más satisfactorios.<br />Es cierto que al ser menor la cantidad de suelo disponible es posible corregir sus características, pero pretender hacer un huerto " contra natura" supone a menudo tantos trabajos y gastos que el resultado, si se produce, no compensa los esfuerzos.<br />Seleccionar el tipo de huerto<br />Lo dicho en el apartado anterior puede servirnos como directriz general. Las dimensiones del huerto serán uno de los condicionantes principales a la hora de hacer la selección y planificación finales, pero habrá que tener igualmente en cuenta los gustos personales.<br />El conjunto de estos elementos nos dará el tipo de huerto al que dedicaremos nuestros esfuerzos. Si el terreno es muy pequeño, no tiene sentido destinarlo a especies que ocupen excesivo espacio, pues nos impedirán el cultivo de otras también interesantes, o que requieran mucho tiempo para crecer, y que por el mismo motivo mantendrán ocupada la parecía sin dar lugar a plantar otras hortalizas.<br />VENTAJAS DE UN HUERTO DE HORTALIZAS<br />Ventajas del huerto<br />La creación de un huerto es aprovechable en la escuela y también en casa, pues es una ayuda económica para la alimentación sana de la familia. Si se desarrolla en casa, se presentan tres grandes ventajas:<br />Es un medio de ingreso, pues si se cuida con amor y se aprovechan sus frutos, el dueño puede vender sus productos a pequeña escala. <br />Gran parte del alimento diario de la familia está compuesto por verduras y hortalizas frescas, al cultivarlas en casa se asegura que las verduras son sanas, bien cuidadas y no están cargadas de químicos.<br />Al usar los desperdicios orgánicos como abono, se reduce la producción de basura, contribuyendo a un planeta menos contaminado y ahorrando el gasto de comprar abono.<br />No cabe duda de que las verduras son una gran fuente de sales minerales, fibras y vitaminas, totalmente imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo.<br />La mínima merma de propiedades de las hortalizas recién cortadas, a diferencia de las que se comercializan, que llevan cosechadas mucho más tiempo y se han desprendido ya de buena parte de sus nutrientes.<br />A esto se suma el sabor, que evidentemente no es comparable entre unas y otras. <br />El ahorro económico es otro aliciente, además de la sana y saludable tarea que resulta cuidar el huerto, apta y recomendable para cualquier componente de la familia.<br />COL VERDE<br />La Col Verde (Kale) es una planta comestible de fuerte y característico sabor considerado antiguamente como " alimento para los pobres" . En Castellano se le conoce con diversos nombres: col rizada, Col Verde (Kale), Col crespa, Berza col, etc. En ingles se le denomina Kale.<br />Se dice que una taza de Col Verde (Kale) a la semana puede ayudarle a su salud enormemente ya que tiene nutrientes y fotoquímicos suficientes como para ayudarle a su salud y retardar los procesos normales de envejecimientos. Los vegetales verdes y en especial la Col Verde (Kale) podrían ser la fuente de la eterna juventud.<br />La col verde (con denominación latina Brassica oleácea combar. Acephala var. Sabellica) es una Brassica oleracea del grupo acephala, tiene en castellano las denominaciones de Col crespa, Berza col. Se trata de una planta comestible de fuerte y característico sabor considerado antiguamente como " alimento para los pobres" . Esta planta alcanza entre los 30 y 40 cm de altura y tiene hojas verdes características muy rizadas.<br />Cultivo <br />Se cultiva mayoritariamente en el norte de Europa y en algunos estados del norte de Norteamérica. Su cultivo es sencillo y requiere un clima frío, la densidad de cultivo alcanza a 5-7 plantas por metro cuadrado y tiene una textura apropiada para el consumo si se corta a las 14 o 20 semanas de su cultivo (96-140 días). Se suele recolectar cuando hace bastante frío, que suele ser en los meses de Diciembre o Enero (Su consumo está relacionado de alguna manera en estos países con la Navidad). En la comarca de Oldenburg (Alemania), por ejemplo, es costumbre recolectarla los días en los que ha caído una helada o ha nevado.<br />Composición <br />La col verde es rica en vitamina C (100mg/100g), A, calcio y β-caroteno, además de tener un alto contenido de fibra, algo muy común en las Brassicaceae.<br />Usos <br />El uso es exclusivamente gastronómico y está relacionado con una cultura gastronómica muy especial. En la cocina alemana, por ejemplo, es muy popular en ciudades de la comarca Oldenburg y se denomina Grünkohlessen. Con la llegada de las primeras heladas sobre los campos (diciembre, comienza la época de la col verde. Es costumbre en esta zona jugar en la calle o en campo completamente nevado a juegos tradicionales (Boßeln que es un juego con boliches (bolos) y el Klootschießen es el lanzamiento de una escoba) y beber aguardiente de trigo hasta que el apetito obliga a ir a una cantina a comer " col verde con Pinkel" , la Pinkelwurst es una salchicha ahumada. Suele ser habitual elegir un rey de la col verde entre los comensales que mayor cantidad han ingerido. Es habitual encontrarla por estas fechas en los mercados siempre rodeada de hielo picado, o nieve.<br />En Holanda se come en un plato considerado plato nacional de invierno denominado stamppot boerenkool que es una mezcla de col verde y patatas servida con una salchicha denominada Gelderse rookworst igualmente ahumada. En España, en la zona de los Pirineos de Puigcerda, se celebra cada año la " Festa del Trinxat" en la que se sirve un plato de col verde con patatas y panceta frita como estrella principal.<br />Es muy frecuente oír a la gente del norte de Europa decir que las heladas nocturnas transforman y mejoran, haciéndolo más dulce, y mencionan que las heladas de la noche transforman el almidón de las hojas en azúcares y de esta forma se obtiene un gusto más agradable. Pero no es la helada la responsable última de dividir las cadenas largas de almidón en sus componentes del azúcar, esta operación la realizan los enzimas existentes en la planta. Los mecanismos que hacen a la col verde más dulce con el tiempo frío procede de los mecanismos metabólicos de la planta que van más lentamente, en parte debido a que la col necesita menos de su combustible natural: el azúcar. <br />Los enzimas (Fosfofructoquinasa) se frenan fuertemente con las bajas temperaturas mientras que al mismo tiempo la fotosíntesis sigue produciendo las azúcares. De esta forma la planta se hace más dulce. Este enriquecimiento de glucosa en el tejido sólo puede funcionar, mientras la col está plantada, si ha cosechado la fotosíntesis se detiene.<br />COL MORADA<br /> <br />La col es una hortaliza originaria de Europa occidental o meridional. Su cultivo es relativamente fácil, se adapta a casi todo tipo de suelos, siempre y cuando exista buena presencia de materia orgánica (HUMUS). Los climas fríos y húmedos son más adecuados para la col. Pertenece a la familia de las Crucíferas. <br />Es de tallo corto y las hojas imbricadas forman una pella o cabeza más o menos compacta. La temperatura promedio considerada óptima es de 15°C con máximas de 23°C y mínimas de 5°C. Entre las propiedades que se le atribuyen se encuentra su poder anti cancerígeno por la cantidad de sustancias antioxidantes que contiene. También se recomienda para el cuidado de las arterias y el corazón, previene la pérdida de estrógenos y ayuda a fijar el calcio. Rica en vitamina C. Recomendable en el tratamiento de diabetes, obesidad, ácido úrico, reumatismo y artritis. Antiácido natural con alto contenido en fibra.<br />Beneficios de la col morada<br />Enviado el 15 de August del 2008 a las 12:48 am por José Alfredo Andaluz Prado - Imprimir Noticia<br />Este difamado alimento tiene muy buena reputación dentro de la medicina tradicional.<br />Se dice que alivia la úlcera gástrica debido a que contiene una sustancia llamada s-metilmetionina.<br />También ayuda a acelerar el metabolismo de estrógenos en la mujer, lo que ofrece cierto grado de protección contra los cánceres.<br />Aporta muy pocas calorías (20-25 calorías por cada 100 gramos) debido a su bajo contenido de hidratos de carbono.<br />Es rica en compuestos de azufre, vitamina C y ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de dicha vitamina.<br />Así mismo, aporta una cantidad considerable de fibra (celulosa) lo que le confiere propiedades laxantes.<br />Dada su composición, es fuente importante de antioxidantes: antocianinas (le proporcionan el color rojizo o morado), beta-carotenos o provitamina A, vitamina C y compuestos sulfurosos.<br />Está fresca si se aprecia que está bien prieta y mantiene vivo su color característico: morado o rojizo.<br />ACELGA<br />La acelga es una planta que se incluye dentro de la familia de las Quenopodiáceas, a la que también pertenecen unas 1.400 especies de plantas propias de zonas costeras o de terrenos salinos templados. Otras verduras como las espinacas y las remolachas de mesa comparten parentesco con la acelga.<br />ORIGEN Y VARIEDADES<br />Se tienen referencias escritas que sitúan a la acelga en las regiones costeras de Europa y del norte de África bañadas por el mar Mediterráneo, dotadas de un clima templado adecuado para una planta a la que le perjudica bastante los cambios bruscos de temperatura. Existen documentos que prueban que ya en el siglo V a.C. los griegos utilizaban la acelga como un alimento en su dieta. Desde Europa se ha expandido a distintos países del mundo y en la actualidad presenta una amplia difusión, de manera especial en América y Asia.<br />Una teoría sugiere que la acelga (variedad cicla) se origino por hibridación a partir de la especie Beta marítima, de la cual parte también la remolacha de mesa (variedad vulgaris).<br />Parece ser que fueron los árabes quienes, a partir de la Edad Media, comenzaron a cultivarla y descubrieron las auténticas propiedades medicinales y terapéuticas de esta planta. Resulta curioso que la acelga, una verdura tan utilizada como planta medicinal desde hace siglos por árabes, griegos y romanos, se considere en la actualidad una verdura ordinaria, de pobre categoría. Las razones de este desprestigio pueden obedecer a la facilidad de su cultivo, a su abundancia en el mercado o al precio asequible al que se vende.<br />En la Península Ibérica, el cultivo de esta verdura se extiende por la mayoría de las regiones del este, norte y centro. Cataluña y Valencia destacan como principales comunidades productoras. A nivel mundial, países de Europa central y meridional (Italia, Francia, Holanda, Bélgica y Alemania, así como las Islas Británicas) y América del Norte son los principales productores.<br />La acelga presenta una diversidad limitada. Esto se refleja en el escaso número de variedades cultivadas. Su clasificación se establece en función del color, el tamaño de sus hojas y peciolos o pencas, el grosor de la penca y la recuperación rápida en el corte de las hojas. Las más conocidas, cultivadas y apreciadas por su calidad y gusto son:<br />Amarilla de Lyon: de hojas grandes, onduladas, de color verde amarillento claro y penca de color blanco muy desarrollada, con una anchura de hasta 10 cm. Son las de mayor comercialización. De hojas grandes, onduladas, de color verde amarillento claro y penca de color blanco muy desarrollada, con una anchura de hasta 10 cm. Son las de mayor comercialización.<br />Verde con penca blanca Bressane: hojas muy onduladas, de color verde oscuro y pencas muy blancas y anchas (hasta 15 cm).<br />Entre una y otra variedad garantizan la presencia de esta verdura en los mercados a lo largo de todo el año.<br />SU MEJOR ÉPOCA<br />La acelga, aunque depende de la variedad, es una verdura cultivada durante todo el año. No obstante, la mejor época para su consumo va desde finales de otoño a principios de primavera.<br />La industria agroalimentaria ofrece acelga procesada de distintas maneras: cortada similar a la espinaca, fresca, en conserva o congelada; por pencas, por hojas o combinada con otros vegetales.<br />CARACTERÍSTICAS<br />Forma: las hojas de la acelga son grandes, de forma oval, ligeramente acorazonada, con marcadas nervaduras que nacen de la mitad del tallo. El peciolo o penca es ancho, largo y carnoso.<br />Tamaño y peso Tamaño y peso: la acelga se suele recolectar cuando pesa entre 750 gramos y 1 kilo. La longitud, de 20 a 30 cm, y anchura, de 15 a 20 cm, de las hojas también es un indicador del momento de la cosecha. Las pencas suelen ser de gran tamaño, de 3 a 4 cm de ancho y de 15 a 20 cm de largo, muy carnosas y suculentas.<br />Color: el color de la hoja difiere según variedades entre verde oscuro, verde claro y amarillo. Las pencas son de color blanco, crema o amarillo, aunque también las hay de color rojo.<br />Sabor: el sabor de las hojas de acelga es similar al de las espinacas. Las pencas resultan muy carnosas y suculentas con un sabor vegetal muy suave.<br />Cómo Elegirla y Conservarla<br />Se han de seleccionar las acelgas de hojas frescas, tiernas e intactas, de color verde uniforme y brillante y de pencas duras. Las acelgas con hojas muy grandes, ásperas, de color verde amarillento y con tallos fibrosos advierten de que la planta ya ha florecido o está a punto de hacerlo, lo que hace que sus pencas desarrollen un sabor muy amargo. Rechace también las hojas blandas (señal de deterioro) o marchitas o las que presentan evidencia de daño causado por insectos.<br />La acelga es una verdura de vida corta. Por ello, conviene consumirla en 2 ó 3 días desde su recolección. Guardada en el verdulero del frigorífico se conserva unos días más. Si se compra la acelga fresca y se desea congelar, se ha de escaldar previamente durante 2-3 minutos en agua hirviendo.<br />Composición por 100 gramos de porción comestible<br />Energía (Kcal)28,5<br />Agua (ml)92<br />Hidratos carbono (g)4,5<br />Fibra (g)0,8<br />Potasio (mg)380<br />Magnesio (mg)71<br />Yodo (mcg)40<br />Vitamina A (mcg de Eq. de retinol)183<br />Folatos (mcg)140<br />Vitamina C (mg)20<br />mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)<br />PROPIEDADES NUTRITIVAS<br />La acelga es una verdura con cantidades insignificantes de hidratos de carbono, proteínas y grasas, dado que su mayor peso se lo debe a su elevado contenido en agua. Por ello resulta una verdura poco energética, aunque constituye un alimento rico en nutrientes reguladores, como ciertas vitaminas, sales minerales y fibra. Es una de las verduras más abundantes en Folatos (vitamina que debe su nombre del latín folium, hoja), con cantidades sobresalientes de beta-caroteno (provitamina A) y discretas de vitamina C. Sus hojas verdes más externas son las más vitaminadas.<br />Los Folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.<br />El beta-caroteno es un pigmento natural que confiere el color amarillo-anaranjado-rojizo a los vegetales. El organismo, a medida que lo necesita, lo transforma en vitamina A. En el caso de la acelga, el beta-caroteno está enmascarado por la clorofila, pigmento más abundante. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Además, cuenta con propiedades antioxidantes. También participa en la elaboración de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales.<br />En la acelga, el mineral más abundante con diferencia es el potasio. Sin embargo, esta verdura destaca respecto al resto por su mayor contenido en magnesio, sodio (responsable en parte de su marcado sabor), yodo, hierro y calcio, estos dos últimos de peor aprovechamiento que los que proceden de los alimentos de origen animal (lácteos, carnes y pescados).<br />El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Interviene también en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.<br />El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.<br />El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que produce las hormonas tiroideas. Éstas intervienen en numerosas funciones metabólicas, como el mantenimiento de la temperatura y del metabolismo corporal. Asimismo, el yodo es esencial en el crecimiento del feto y en el desarrollo de su cerebro.<br />LECHUGA<br />La lechuga es una hortaliza consumida a nivel mundial y cuyo cultivo se ha extendido de forma asombrosa. Se duda, no obstante, de su lugar de origen, puesto que algunos investigadores sitúan su punto de partida en la India mientras que otros expertos señalan la cuenca mediterránea, siendo ésta la opción con la que coincide la mayor parte de los estudiosos. Los persas apoyaron la extensión de la lechuga por la costa europea, llegando primero a las tierras griegas y, después, a la floreciente cultura romana hace aproximadamente 2.500 años. De las líneas de costa, su cultivo tomó relevancia en los países del interior.<br />Características<br />Se trata de una planta de carácter autógamo y cuyo cultivo es anual. La familia a la que pertenece es la Compositae y responde al nombre científico de Lactuca sativa.<br />Las partes más importantes de la lechuga son las hojas, dispuestas en roseta; éstas aparecen repartidas en racimos que van desde tonos amarillos hasta verdes; el tallo, ramificado y en forma de cilindro; la raíz, que no sobrepasa los 25 cm, y las semillas.<br />Aunque cada variedad tiene una época determinada de cultivo, la proliferación de invernaderos ha hecho que tengamos todas clases de lechugas durante todo el año. Uno de los aspectos que se está fomentando, es la mejora genética en su cultivo. Los objetivos que se persiguen en la obtención de lechugas es el hecho de alcanzar ejemplares de mayor o menor tamaño.<br />Propiedades nutricionales<br />El aporte de calorías de esta hortaliza es muy bajo, mientras que en vitamina C es muy rica, sobre todo las hojas más externas. También resulta una fuente importante de vitamina K junto con otras como la A y la E. Además, está compuesta en un 94% de agua y aporta mucho potasio, calcio y fósforo.<br />Depura el organismo gracias a la función sobre el hígado y resulta eficaz en la prevención contra el cáncer por su contenido en betacaroteno. También es muy recomendado su consumo por diabéticos porque posee propiedades hipoglucemiantes. Su fibra la convierte en un alimento ideal para combatir el estreñimiento, mientras que palia el dolor con sus cualidades analgésicas.<br />Variedades<br />Existen multitud de variedades de lechuga que se diferencian por la tonalidad de sus hojas y por su tamaño. El tipo de lechuga más consumida en España es la variedad Romana. Sus hojas son oblongas y largas y se disponen de tal forma sobre el tallo que no llegan a formar un cogollo. La variedad más pequeña de esta lechuga, de tamaño muy reducido, recibe el nombre de lechuga Baby.<br />También existen las lechugas acogolladas, denominadas así porque sus hojas se presentan muy apretadas. Dentro de éstas destaca la variedad Iceberg, similar a un repollo y que es aprovechable en su totalidad, así como los famosos cogollos de Tudela, de tamaño pequeño y cuyo centro es crujiente, sabroso y de color amarillo.<br />Muy decorativas resultan las hojas de la especie Batavia, dentro de la cual habrá ejemplares con hojas más o menos rizadas y con una gama de colores que van del marrón al rojizo.<br />¿Cuándo Sembrar?<br />La lechuga de hoja, lechuga romana y cabeza de mantequilla, pueden ser plantadas en cualquier momento en primavera cuando el suelo está seco y se puede rastrillar la superficie del suelo. Dos ó más plantaciones con intervalos entre 10 y 14 días proporcionan cosechas continuas de lechuga. La lechuga no soporta días calientes de verano y cuando se planta en verano debe terminarse por lo menos un mes antes de que los días calientes de verano realmente comiencen. Las plantaciones que comienzan a finales de verano maduran en las temperaturas frescas de otoño. Riego es esencial para la germinación de la semilla y el establecimiento de plantas de semillero. Alguna cortina o sombra puede también beneficiar la siembra de verano. Las variedades tolerantes al calor (principalmente tipos de hojas sueltas) pueden crecer con sombra o en combinación con cultivos altos durante el verano, si se toma cuidado adicional respecto a riego y selección del suelo.<br />La lechuga de cabeza debe ser trasplantada en la mayoría de lugares y requiere más cuidado que otros tipos de lechuga. Para cosechas de primavera, comience a trasplantar en protectores de frío, o interiores protegidos y ponga las plantas en el huerto tan pronto como la temperatura de primavera lo permita (no haya hielo). Ponga los trasplantes al aire libre de modo que se aclimaten a las condiciones bajo las cuales crecerán, pero no permita que se detenga el crecimiento. Las variedades de lechuga romana, cabeza de mantequilla y de hoja, también se pueden trasplantar para cosechas tempranas. Durante el calor del verano, las plantas de semillero de lechuga que se iniciaron en un lugar con sombra o protegidas con cortinas, se pueden trasplantar más tarde a sitios moderados (con temperatura controlada) para tener cierto éxito.<br />Espacio y Profundidad Para Sembrar<br />Siembre semillas de lechuga de 1/4 a 1/2 pulgada de profundidad (10 semillas por pie) en filas individuales, dobles o triples y de 12 a 18 pulgadas de distancia entre filas. Ralee las plantas de semillero hasta dejar 4 pulgadas de distancia entre plantas para lechuga de hoja y 6 a 8 pulgadas para lechuga romana o cabeza de mantequilla. Las plantas de semillero raleadas pueden ser trasplantadas en otro lugar o pueden ser comidas. Transplante lechugas de cabeza dura de 10 a 12 pulgadas de distancia entre filas.<br />Cuidado<br />Debido a que la lechuga tiene raíces superficiales, debe limpiarse con azadón o debe limpiarse cuidadosamente. Riegos ligeros frecuentes causan que las hojas desarrollen rápidamente, dando como resultado lechugas de alta calidad. Sobre riego, especialmente en suelos pesados, puede producir enfermedades, crecimiento lento y escaldaduras o quemaduras de los bordes de las hojas. Los restos orgánicos (mulch) pueden ayudar a moderar la temperatura del suelo y del micro-ambiente para producir lechuga de calidad en condiciones atmosféricas que no son ideales.<br />Cosecha<br />La lechuga de hoja puede ser cortada siempre que sea suficientemente grande para usarse. Cortar una planta cada dos (dejando una en medio) a nivel del suelo, les da a las otras plantas más espacio para crecer. La lechuga de hoja alcanza su tamaño máximo (6 a 12 onzas) en 50 a 60 días. Las variedades de lechuga de cabeza de mantequilla forman cabezas pequeñas, flojas, que pesan de 4 a 8 onzas cuando se cosechan (60 a 70 días). Las hojas internas, que tienden a blanquearse a sí mismas, son bien delicadas. Las variedades de lechuga romana tienen el hábito de crecer verticalmente y formar una cabeza larga, medio-densa.<br />Para almacenar lechuga, lávela, escurra el agua, séquela y póngala en una bolsa plástica en el refrigerador. La lechuga se guarda mejor a 32°F y con alta humedad (96%).<br />Problemas Comunes<br />Áfidos o pulgones — Revise que no se formen colonias de pulgones en el lado inferior de las hojas.<br />Para mayor información sobres pulgones o áfidos, Vea nuestra publicación " Directorio de Insectos" <br />Quemadura de sol es una condición fisiológica que causa la muerte de los bordes de las hojas de la lechuga. Resulta de un cambio en la relación de humedad entre el suelo y la planta. Corte la parte de la hoja de colores cafés y utilice el resto de la hoja. Riegos ligeros frecuentes ayudan a prevenir la quemadura de sol. Algunas variedades son resistentes a esta quemadura.<br />Pudrición del follaje pueden ser un problema, especialmente en estaciones calientes o húmedas. Proveer buena ventilación y drenaje al suelo en el tablón de lechuga, puede ayudar a reducir el daño al mínimo la mayoría de veces.<br />APIO<br /> <br />El apio pertenece a la familia de las Umbelíferas, también denominada Apiáceas, que abarca alrededor de 250 géneros y más de 2.500 especies. La mayoría son plantas propias de las estaciones frías y se reconocen por su abundante contenido en sustancias aromáticas. Normalmente son las semillas las que contienen los aceites esenciales responsables de su sabor. En algunas especies, todas las partes de la planta son aromáticas. Algunas clases de esta familia contienen unos compuestos llamados furanocumarinas que pueden causar dermatitis a las personas sensibles a éstos.<br />ORIGEN Y VARIEDADES<br />El apio silvestre, precursor del apio que hoy conocemos, es una planta sencilla que desde tiempos remotos crece de forma espontánea en áreas pantanosas de clima templado de Europa y del oeste de Asia. Se la considera una planta nativa de las regiones mediterráneas, aunque el origen de esta singular hortaliza es aún motivo de discusión. Existen documentos antiguos en los que consta que el apio o una forma similar de la planta fue cultivado antes del año 850 a.C.<br />Esta hortaliza, muy conocida y utilizada por egipcios, griegos y romanos, era considerada en su origen como una simple planta aromática, sin aprovechamiento culinario ni medicinal, hasta que Hipócrates, médico griego del siglo V a.C., lo elogió como potente diurético. Fue en la Edad Media cuando creció el interés por sus propiedades saludables, se mejoró su productividad y se ensayó su cultivo. Desde entonces, su desarrollo ha sido constante. Hoy día, el apio es muy cultivado en las regiones templadas de todo el mundo, en particular en Europa y del norte de América.<br />Se distinguen cerca de 15 variedades botánicas de la planta. El Apium graveolens var dulce (la variedad que nos ocupa) es el miembro más importante. No obstante, según la localización geográfica, los tipos de apio predominantes varían. La producción de la variedad rapaceum, conocido como apio-nabo, es mayor en consumo de su raíz y, aunque no es muy popular en España, en países como Francia áreas del norte y este de Europa, donde el apio no se adapta. Este último se cultiva para el goza de gran categoría culinaria. El apio-nabo es una gran raíz muy gruesa, esférica y rodeada de pequeñas raíces secundarias que se eliminan para su comercialización. Su color externo es marrón tierra y su carne es dura y compacta de color blanco amarillento, muy suculento y con un acusado sabor a apio, pero más dulce y perfumado.<br />El apio presenta una escasa diversidad, con un número restringido de variedades. La principal diferencia se centra en el color del producto final, clasificándose en dos grandes grupos: apio verde y apio blanquecino o amarillento. Las variedades verdes necesitan la práctica de blanqueo si se quiere obtener pencas blancas, algo que no requieren las variedades amarillas. Además del color de las pencas, existen otros elementos diferenciadores: resistencia al florecimiento, grosor y altura de las pencas, número medio de pencas por planta, peso medio de la planta, etc.<br />Verdes: son variedades rústicas, de fuerte crecimiento y más fáciles de cultivar. Entre las más utilizadas destacan: D´Elne, Pascal, Repager R., Florida y Utah, entre otras.<br />Amarillentas: su cultivo resulta más dificultoso, aunque son más apreciadas en los grandes mercados. Estas variedades se blanquean por sí solas: Blanc de Perpignan, Celebrity, Golden, Light y Dore Chemin son algunas de las más comunes.<br />En los últimos años, la industria agraria, en particular la inglesa, ha mostrado su preferencia por las variedades verde pálido. En cuanto a cifras, el 70% de la producción se destina a apio verde y un 30% a apio blanco. Las exportaciones españolas tienen como principales destinos el Reino Unido (70%) y Francia (10-15%). El resto se dirige a otros países (Alemania, Italia, Suecia, etc.).<br />SU MEJOR ÉPOCA<br />Existen dos épocas de siembra en función de sus dos ciclos productivos, invierno y primavera. Durante estos meses el apio está de temporada, aunque se puede encontrar en el mercado todo el año.<br />CARACTERÍSTICAS<br />Forma: el apio es un tallo grueso, hueco, estriado y alargado que se compone de pencas de forma cilíndrica, recorridas longitudinalmente por un surco profundo, de las que brotan numerosas hojas con apariencia semejante al perejil.<br />Tamaño y peso Tamaño y peso: las pencas suelen tener una longitud de entre 30 y 60 cm en las variedades cultivadas. Sin embargo, el tamaño comercial suele ser de 25 a 30 cm. Tras la cosecha, al apio se le cortan las pencas, se limpian, se lavan, se escurren y se embolsan, sin dejar al descubierto los extremos superiores de los tallos. Tras este proceso, se pierde hasta el 30% del peso inicial de las pencas, y se obtienen piezas de entre 400 y 900 gramos. El peso idóneo se encuentra entre 460 y 720 gramos.<br />Color: si se dejan crecer de forma natural, las pencas adquieren un color que va del verde amarillento al verde oscuro. Si proceden de cultivo, suelen blanquearse durante las etapas finales de crecimiento. Para ello se cubre la planta de modo que sólo las hojas reciben luz. En este caso, las pencas son de color verde claro.<br />Sabor: las hojas tienen un sabor muy intenso, acre, ligeramente amargo y agradable. El sabor del tallo es más suave y tiene cierto gusto anisado y una textura crujiente. El blanqueado, además de eliminar el color verde, también reduce notablemente el sabor amargo.<br />CÓMO ELEGIRLO Y CONSERVARLO<br />Un apio fresco de calidad es aquel de apariencia lustrosa, tallos o peciolos gruesos, compactos, firmes, crujientes y de color verde claro; con las hojas verdes, frescas o levemente marchitas. Deben descartarse los apios blandos, con manchas y puntos secos, con tallos o ramos superiores de color blanco.<br />El apio se puede refrescar sumergiendo la parte inferior de su tallo en agua, aunque el que está marchito nunca recuperará su frescura. Se conserva durante 2 ó 3 días en el frigorífico, mejor envuelto en papel húmedo. Es un vegetal que se puede congelar si se escalda previamente durante unos 3 minutos, aunque al descongelarlo pierde su textura crujiente.<br />Si se guarda en ambientes con una temperatura superior a los 5ºC o junto con frutas de respiración rápida (melocotones, ciruelas, fresas...), que producen abundante etileno, el apio pierde el color.<br />Además del apio fresco, la industria agroalimentaria lo ofrece conservado en agua y sal, en vinagre o deshidratado.<br />Composición por 100 gramos de porción comestible<br />Energía (Kcal)14<br />Agua (ml)94,6<br />Hidratos carbono (g)2,5<br />Fibra (g)1,4<br />Potasio (mg)290<br />Sodio (mg)100<br />Calcio (mg)50<br />Folatos (mcg)14<br />Vitamina C (mcg)7<br />Vitamina E (mcg)0,2<br />mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)<br />PROPIEDADES NUTRITIVAS<br />A pesar de que el apio no es una fuente importante de energía, su consumo resulta saludable y refrescante por su contenido en agua, sales minerales y vitaminas diversas. Por tanto, se puede considerar al apio como un alimento regulador por excelencia.<br />Después del pepino, el apio es la hortaliza de menor valor energético. La variedad de vitaminas (alfatocoferol o vitamina E, beta-caronteno o provitamina A, vitamina C, Folatos) es amplia, aunque la cantidad de estos nutrientes resulta insignificante si se compara con la media de las hortalizas. Lo mismo ocurre con la fibra, de la que el apio es una fuente discreta.<br />La mayoría de propiedades dietéticas y terapéuticas que se atribuyen al apio se deben a su aceite esencial, que contiene, entre otros compuestos, apiol, limoneno, psoralenos o apiina. Éste último abunda más en las hojas y es responsable del olor característico del apio.<br />Su riqueza mineral se refleja en la abundancia de potasio en su composición, así como en cantidades notables de sodio y discretas de calcio, magnesio y zinc.<br />El potasio, muy presente en el apio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Además, interviene en el equilibrio acuoso dentro y fuera de la célula.<br />NABO<br /> <br />El nabo es una hortaliza que se adapta muy bien a los climas fríos. Pertenece a la familia de las Crucíferas, que engloba 380 géneros y unas 3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte. La importancia de esta familia de hortalizas, a la que también pertenecen las coles y los berros, reside en que contienen unos compuestos de azufre considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades.<br />ORIGEN Y VARIEDADES<br />Se cree que el nabo es oriundo de Europa, aunque también se ha propuesto como posible centro de origen Asia Central. Se cree que fue la base de la alimentación de las tribus primitivas que poblaron Europa. Hace casi cuatro milenios se cultivó por vez primera y, con posterioridad, fue muy apreciado por griegos y romanos. Ambas civilizaciones desarrollaron nuevas variedades a partir del nabo silvestre. Durante la Edad Media, el nabo constituyó uno de los alimentos de mayor relevancia. Se consumió casi a diario en Alemania hasta que se vio desplazado por la patata cuando, en el siglo XVIII, ésta llegó a Europa procedente de América. A partir de la Revolución Francesa se cultivaron más patatas y menos nabos en Europa hasta llegar a convertirse en un alimento casi olvidado. Aunque en la actualidad el nabo no es muy apreciado, su cultivo se ha extendido a todo el mundo, sobre todo como alimento para el ganado. Se cultiva en especial en Alemania, en la costa mediterránea del sur de Europa y, en menor proporción, en el sur de Estados Unidos. No obstante, tanto la raíz como las hojas del nabo están volviendo a cobrar protagonismo en nuestros días tras conocerse mejor su composición y propiedades.<br />Las variedades más destacables de nabos son:<br />Nabito de Teltow: es una de las más apreciadas, de tamaño pequeño y color blanco cremoso.<br />Nabo de mayo: tal y como su nombre indica, está disponible en el mercado de mayo a junio. Es de color blanco y tiene forma esférica.<br />Nabo de otoño: variedad que se siembra en verano y se recolecta en otoño. Es de piel roja o verde y carne blanca. Su tamaño es mayor que el del nabo de mayo y su sabor es más fuerte.<br />Nabos Stanis: presenta cuello de color púrpura, hojas medianas y buena textura.<br />Nabos Virtudes-Martillo: estas variedades son de color blanco y forma alargada con un estrechamiento en la zona central. Su carne es blanca, muy tierna y dulce.<br />Nabo Bola de nieve: tiene una forma redonda y es de pequeño tamaño (ocho centímetros de diámetro), con la piel lisa de color muy blanco, tierna y de delicado sabor.<br />Nabo japonés o kabu: su sabor es más intenso que otros nabos y sólo puede encontrarse en tiendas especializadas.<br />SU MEJOR ÉPOCA<br />Debido a las variedades existentes hoy día de nabos se pueden comprar en cualquier época del año, pero es en otoño cuando cobran mayor presencia en nuestros mercados.<br />CARACTERÍSTICAS<br />Forma: puede presentar forma redondeada, aplanada o cilíndrica.<br />Tamaño y peso Tamaño y peso: el tamaño del nabo depende de la variedad, entre 12 y 15 centímetros de longitud. Su peso medio es de unos 100-200 gramos.<br />Color: su carne, de color blanco o amarillento, está cubierta por una piel fina de color amarillo o blanco que, en ocasiones, puede llegar a presentar una coloración roja verde o púrpura en el extremo superior.<br />Sabor: su sabor es similar al del repollo, pero algo más dulce.<br />CÓMO ELEGIRLO Y CONSERVARLO<br />En el mercado deben elegirse nabos de tamaño pequeño o mediano, de piel lisa, redondeados, firmes y pesados con relación a su tamaño, de color blanco a violeta. Si se venden en manojos, los cuellos deberán tener una apariencia fresca de color verde.<br />Por el contrario, se rechazarán los ejemplares de tamaño demasiado grande, con marcas en la piel o que presenten raíces fibrosas. Una vez en casa, conviene eliminar las hojas. Las raíces se conservan en bolsas de plástico perforadas en el frigorífico. En él se pueden mantener en buenas condiciones de una a tres semanas.<br />Se aconseja no lavar los nabos hasta el momento de su consumo para evitar pérdidas nutritivas de vitaminas y minerales. También se pueden conservar congelados, siempre que se escalden con anterioridad en agua hirviendo durante un par de minutos.<br />Composición por 100 gramos de porción comestible<br />Energía (Kcal)24,7<br />Agua (ml) 90,5<br />Proteínas (g)0,8<br />Hidratos carbono (g)5<br />Fibra (g)2,8<br />Potasio (mg)240<br />Yodo (mcg)20<br />Fósforo (mg)34<br />Folatos (mcg)14<br />Vitamina C (mg)23<br />mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)<br />PROPIEDADES NUTRITIVAS<br />El nabo es una hortaliza de escaso aporte calórico porque posee abundante cantidad de agua y un bajo contenido de hidratos de carbono y es buena fuente de fibra.<br />Respecto al contenido vitamínico, aporta una apreciable cantidad de vitamina C y de Folatos, y cantidades discretas de vitaminas del grupo B (B6, B3, B1 y B2). Carece de provitamina A y de vitamina E, abundantes en otras verduras y hortalizas.<br />La vitamina C además de poseer una potente acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos. Asimismo favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.<br />Los Folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.<br />En cuanto a su composición en minerales, el más abundante es el potasio, seguido del calcio, el fósforo y el yodo. El calcio de estas raíces no se asimila apenas en relación con los lácteos y otros alimentos ricos en dicho mineral.<br />El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de regular el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.<br />El yodo es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo.<br />El fósforo juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, al igual que el calcio, y participa en procesos de obtención de energía del organismo.<br />Es importante tener en cuenta que las hojas del nabo o grelos son más nutritivas que el propio nabo. Los grelos aportan casi el doble de proteínas y de fibra que la raíz y mucho calcio. Lo más destacable de los grelos es su composición en vitaminas y minerales. Contiene cantidades varias veces superiores a las del nabo de provitamina A o beta-caroteno, vitamina C y Folatos.<br />El beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita y posee una acción antioxidante. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.<br />REMOLACHA<br />La remolacha es un alimento del que no deberíamos de prescindir. Es una hortaliza muy energética que es muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia debido a su alto contenido en hierro, también es rica en azúcares, vitaminas C y B, potasio y carotenos. El azúcar contenido en la remolacha es la sacarosa.<br />La remolacha o betabel es la raíz profunda, grande y carnosa que crece en la planta del mismo nombre. Pertenece a la familia de las Quenopodiáceas, que comprende unas 1.400 especies de plantas, casi todas herbáceas, propias de zonas costeras o de terrenos salinos templados. Dentro de esta familia se incluyen también otras verduras tan populares y nutritivas como las espinacas y las acelgas.<br />Se puede comer en ensaladas o cocida, pero mantiene mejor las propiedades cuando está cruda, si la cueces, hazlo con la piel y se la quitas después, no es aconsejable comprarla envasada pues ha perdido gran parte de sus propiedades curativas.<br />Es laxante por lo que combate el estreñimiento y las molestas hemorroides. También es un buen remedio para mejorar la función hepática y para las infecciones en la vejiga urinaria.<br />ORIGEN Y VARIEDADES<br />La remolacha común procede de la especie botánica Beta marítima, conocida popularmente como " acelga marina" o " acelga bravía" , planta originaria en la zona costera del norte de África. Su cultivo es muy antiguo, data del siglo II a.C., y dio lugar a dos hortalizas diferentes: una con follaje abundante, la acelga, y otra con raíz engrosada y carnosa, la remolacha. En principio las antiguas civilizaciones sólo consumían las hojas de la remolacha. La raíz de la planta se utilizaba como medicamento para combatir los dolores de muelas y de cabeza. Se sabe que los romanos consumían esta raíz, pero no fue hasta el siglo XVI cuando volvió a la dieta, en este caso, de ingleses y alemanes.<br />A lo largo de los años, el cultivo de la remolacha de mesa fue creciendo y mejorando. En la actualidad, su consumo está muy difundido por todos los países de clima templado, en especial en Europa. Francia e Italia son sus principales productores.<br />Las variedades más importantes de remolacha son la forrajera y la común o roja.<br />Remolacha forrajera: se utiliza sobre todo en la alimentación animal.<br />Remolacha común o roja es la que se consume como hortaliza. Dentro de esta variedad se distinguen a su vez tres tipos en función de su forma y tamaño:<br />Esférica o ilustrada.<br />Larga.<br />Intermedia.<br />SU MEJOR ÉPOCA<br />Las remolachas rojas están disponibles en el mercado durante todo el año. Durante el invierno se producen en las regiones del norte, centro y levante, mientras que en primavera y verano su producción se centra en la zona de Andalucía.<br />CARACTERÍSTICAS<br />Forma: se trata de una raíz casi esférica de forma globosa, en algunas variedades plana o alargada.<br />Tamaño y peso Tamaño y peso: tiene un diámetro de entre 5 y 10 centímetros y puede pesar entre 80 y 200 gramos.<br />Color: variable, desde rosáceo a violáceo y anaranjado rojizo hasta el marrón. La pulpa suele ser de color rojo oscuro y puede presentar en ocasiones círculos concéntricos de color blanco.<br />Sabor: debido a que se trata de una raíz en la que se acumulan gran cantidad de azúcares, su sabor es dulce.<br />CÓMO ELEGIRLA Y CONSERVARLA<br />La remolacha fresca se suele vender en manojos. Es preferible elegir aquellos que posean las raíces del mismo tamaño. Así, todas se cocinarán de un modo uniforme.<br />A la hora de la compra, se recomienda escoger ejemplares lisos, firmes, redondos y carnosos, sin manchas ni magulladuras y de color rojo intenso. Conviene que el manojo seleccionado contenga hojas verdes, ya que indica que la raíz es joven. A pesar de que las hojas estén mustias o blandas, la raíz está en buenas condiciones si se la siente firme al tacto. Si se desea hacer uso de las hojas de la remolacha, éstas, además de verdes, deben estar tiernas. Por el contrario, deben rechazarse las alargadas y de piel escamosa en la parte superior porque resultarán duras, fibrosa y de sabor fuerte.<br />Una vez en el hogar, las remolachas frescas se han de mantener en el frigorífico y en el interior de una bolsa de plástico y así duran de dos a tres semanas. Las hojas de la remolacha, por separado, también han de conservarse en una bolsa de plástico, sin lavarlas. De este modo y en refrigeración pueden mantenerse de tres a cinco días.<br />No es recomendable congelar la remolacha cruda porque se reblandece, salvo que sean de pequeño tamaño, tras hervirlas en agua salada y nunca más de dos horas. Después se sumergen en agua fría para facilitar su pelado. Una vez peladas se pueden cortar y congelarlas en un recipiente hermético.<br />Composición por 100 gramos de porción comestible<br />Energía (Kcal)30<br />Agua (g)88,8<br />Proteinas (g)1,3<br />Hidratos carbono (g)6,4<br />Fibra (g)3<br />Potasio (mg)300<br />Yodo (mcg)40<br />Sodio (mcg)66<br />Folatos (mcg)90<br />Vitamina B3 (mcg de Eq. de retinol)0,4<br />Vitamina C (mg)5<br />mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)<br />PROPIEDADES NUTRITIVAS<br />La remolacha es un alimento de moderado contenido calórico, ya que tras el agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante, lo que hace que ésta sea una de las hortalizas más ricas en azúcares. Es buena fuente de fibra.<br />De sus vitaminas destaca los Folatos y ciertas vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3 y B6. Por el contrario, la remolacha es, junto con la berenjena o el pepino, una de las verduras con menor contenido en provitamina A y en vitamina C.<br />Los Folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico.<br />La vitamina B2 o riboflavina se relaciona con la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos y colabora en la producción de energía y en el mantenimiento del tejido epitelial de las mucosas, mientras que la niacina o vitamina B3 colabora en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.<br />La vitamina B6 participa en el metabolismo celular y en el funcionamiento del sistema inmunológico.<br />En relación con los minerales, es una hortaliza rica en yodo, sodio y potasio. Están presentes en menor cantidad, el magnesio, el fósforo y el calcio. El calcio de la remolacha no se asimila como el que procede de los lácteos u otros alimentos que son fuente importante de este mineral. En sus hojas abunda el beta-caroteno y minerales como el hierro y el calcio.<br />El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo, mientras que el potasio y el sodio son necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso, la actividad muscular, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.<br />ZANAHORIA<br />La zanahoria es una verdura que tiene bastantes ventajas en la alimentación de todas las personas, sin importar su edad.<br />Además de ser un rico alimento, es uno de los recursos terapéuticos más valiosos para tratar los padecimientos. La zanahoria es la más mineralizante y vitaminizante de todas las raíces, es recomendada para cualquier clase de enfermos, sin ninguna contraindicación.<br />El comerse cruda además de tener un excelente sabor, ayuda a fortalecer los dientes y encías. Es muy saludable también comerla cocida, aunque no tanto en este estado para fines medicinales.<br />Debido a las sustancias aromáticas que posee la zanahoria, es muy buena para estimular el apetito y muy usada para la gente que padece anemia o depresión.<br />Es muy útil para eliminar los cólicos y disipa los gases que emite el organismo, debido a ello es recomendable ingerirla después de las comidas. Ayuda a quienes padecen de estreñimiento y tienen dolor de estómago a causa de una intoxicación, por lo que en este caso es recomendable comer seis zanahorias crudas ralladas, racionándolas durante todo el día.<br />Este magnífico vegetal es diurético, es decir que agiliza el proceso de orinar, es emenagogo (agiliza la menstruación en las mujeres) y ayuda a la desintegración de los cálculos renales.<br />Es rica es fósforo, por lo que es un excelente vigorizante, útil para las mentes cansadas y como restauradora de los nervios.<br />Tiene además propiedades naturales para mejorar la vista, es antioxidante y un eficaz protector de la piel, ayuda a la secreción de leche materna.<br />En jugo la zanahoria tiene importantes cualidades como:<br />Antiséptico.<br />Normalizador de la sangre.<br />Combate el cabello y ojos débiles.<br />Ayuda en los desórdenes digestivos.<br />Ayuda a adelgazar.<br />Disminuye la acidez.<br />Es muy bueno para las personas que tienen reumatismo.<br />Para quienes tienen anemía.<br />En la mala nutrición.<br />Es muy recomendable en los casos de impotencia y esterilidad (para que haga efecto, se tiene que tomar por tiempo prolongado).<br />El jugo de la zanahoria mezclado con miel y jugo de limón es muy bueno para:<br />Las enfermedades respiratorias.<br />Afecciones del pecho.<br />Asma.<br />Catarros bronquiales.<br />Estas son solo algunas de las propiedades que tiene este vegetal, por lo que siempre deberá estar presente en su mesa; ya sea crudo o cocido, prepare con los deliciosos platillos.<br />IV. 1 ANTECEDENTES <br />DIAGNOSTICO DE LA COMUNIDAD DE CASTILLO FOTO DEL CASTILLO <br />IV.1 DESCRIPCIÓN DE LA COMUNIDAD <br />Es una comunidad perteneciente al Cantón Guaranda Provincia Bolívar sus límites son:<br />Norte: Paltabamba el Erazo<br />Sur: Paltabamba Quillenisha<br />Este: Montaña Yanahurco<br />Oeste: Rio Guaranda <br />En 1976 la comunidad conocida como el Castillo se empezó a poblar con distintos familias que empezaron a llegar de distintos lugares no existe una definición exacta el por qué lleva este nombre se cree porque ahí vivía Wasipungo de apellido Castillo y al morir esta persona en su honor toma el nombre la comunidad del Castillo El Castillo jurídicamente se fundó el 28 de agosto del 2005 con el nombre de Corporación de Desarrollo Comunitario El Castillo, existen en la actualidad unas 700 personas con 140 familias aproximadamente.<br />IV.2 SERVICIOS BÁSICOS<br />Agua Entubada <br />Luz<br />Vialidad de Segunda Orden<br />IV.3 ORGANIZACIÓN <br />Está formada por una directiva.<br />Presidente:Sr. Estalin Manobanda<br />Vicepresidente:Sr. Carlos Ponce <br />Secretario:Sr. Oswaldo Yasama<br />Tesorero:Sr. Angel Manobanda<br />Secretaria de la Mujer: Ortencia Yasama<br />Secretaria de la Educación: Cesar Yasama <br />Secretaria de la Juventud y deporte: Jorse Yasuqui<br />Para ser un líder necesita<br />Honestidad<br />Transparencia <br />Facilidad de Expresión<br />Gozar del respeto y admiración <br />A demás tiene una comisión especial que actúa en momentos necesarios (Anti cuatrera).<br />IV.4 INSTITUCIONES QUE FORMAN EN LA COMUNIDAD<br />Escuela <br />Guardería<br />Cooperativa de Ahorro y Crédito Curiwasi Ltda.<br />Capilla Cristiana<br />IV. 5 SALUD<br />En la comunidad existen curanderos comadronas en que sus intervenciones utilizan limpias con cuyes, velas, pomadas como mentol, manteca, de cacao, plantas medicinales como sábila, tilo, llantén entre otras. En caso de presentar una enfermedad Grave acuden al Subcentro de Vinchoa o al Hospital de Guaranda.<br />IV.6 EDUCACIÓN <br /> La escuela se fundó en el año de 1980 por el Gobierno y lleva el nombre de Ángel Miguel Arregui cuenta con 60 estudiantes y 4 Profesores.<br />IV.7 FUENTE ECONÓMICA<br />La principal actividad de subsistencia económica es la fabricación del ladrillo que la realiza la mayoría de habitantes de este recinto el mismo que es colaborado de una manera primitiva teniendo gran demanda dentro y fiera de provincia para el sector de la construcción.<br />IV.8 TRADICIÓN <br />Es el carnaval que dura 8 días y visitan casa por casa con distintos programas y se extienden a las comunidades vecinas.<br />La principal actividad de subsistencia económica es la fabricación del ladrillo que realiza la mayoría de los habitantes de este recinto que es elaborado de una manera primitiva teniendo una gran demanda dentro y fuera de la provincia para el sector de la construcción. <br />IV.9 PRODUCCIÓN AGRÍCOLA <br />La actividad agrícola se basa en el cultivo de maíz, trigo, papas, y últimamente con el cultivo de hortalizas para la comercialización agropecuaria, impera la intermediación las transacciones comerciales se las hace directamente en los centros poblados como Guaranda.<br />IV.10 LENGUA.<br />Su lengua natal es quichua <br />IV.11 RELIGIÓN <br />Un porcentaje significativo pertenece a la religión católica y un mínimo pertenece a otras sectas religiosas evangélicos, testigos de Jehová etc. <br />VII TIPO DE ESTUDIO<br />De intervención <br />Trabajo de campo <br />VIII TÉCNICAS DE RECOLECCIÓN<br />Observación <br />Encuestas <br />

×