Los nacionalismos europeos en el siglo xix

  • 546 views
Uploaded on

Los nacionalismos destinado a 4º de la ESO

Los nacionalismos destinado a 4º de la ESO

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • Muy bueno, e sirvió mucho!
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
546
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
1
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 2.  REGIONALISMO Y LOS NACIONALISMOS.  Uno de los fenómenos más destacados durante la Restauración, especialmente durante la regencia, fue la aparición de diversos movimientos nacionalistas y regionalistas en Cataluña, el País Vasco y, de forma incipiente, en Galicia.  Por regionalismo entendemos un movimiento que reivindica el reconocimiento de la identidad diferencial de una región, ya sea cultural, económica o administrativa, a través de un estado descentralizado o federal; cuando este movimiento reivindica cotas más altas de autogobierno, basándose en el principio de las nacionalidades (a cada nación, un estado), se define como nacionalismo.  El origen de estos movimientos en España se debió a distintos factores dependiendo del caso, pero todos ellos defendían el particularismo lingüístico, cultural, institucional e histórico frente a las tendencias uniformadoras y centralistas del Estado liberal. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 3. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 4. La formación del catalanismo político en los años ochenta tiene su origen, por un lado, en el renacimiento cultural o Renaixença iniciado en los años treinta, que pretendía recuperar la lengua y las señas de identidad de los catalanes, y, por otro lado, en los cambios económicos experimentados a lo largo del siglo XIX, que alejaron los intereses de la oligarquía centralista de los de la burguesía catalana.  Las primeras formulaciones catalanistas de contenido político corresponden a Valentí Almirall, un republicano federal decepcionado, que intentó aglutinar las dos corrientes más destacadas del catalanismo, la de herencia republicana y progresista y la más conservadora, tradicional y católica, con la creación del “Centre Catalá” (1882) que reclamaba la autonomía para Cataluña dentro del Estado español. Igualmente, promovió en 1885 la presentación a Alfonso XII del llamado “Memorial de Greuges” (Memorial de Agravios) que denunciaba la opresión de Cataluña y defendía el proteccionismo industrial, lo que supuso la aproximación al mismo de la burguesía industrial catalana.  Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 5. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 6.  El fracaso de Almirall dio paso al predominio del catalanismo conservador, católico y antirrepublicano con la fundación de la “Lliga de Catalunya” (1887) por Enric Prat de la Riba, que se convertiría en 1891 en la “Unió Catalanista”. Esta elaboró, bajo la inspiración de Prat de la Riba, el primer programa político del catalanismo, conocido como las “Bases de Manresa” (1892), donde se proponía un reparto de funciones entre el poder estatal central y poder regional autónomo, al que correspondería ejercer la soberanía interior; el catalán sería la lengua oficial y se restablecerían las instituciones tradicionales de Cataluña (Audiencia y Cortes), que debían ser escogidos por sufragio corporativo, con una total ausencia de referencias a los derechos y libertades.  La identificación de la burguesía industrial catalana con el catalanismo político, abandonando a los partidos dinásticos, se alcanza a finales del siglo, tras la pérdida del mercado colonial americano en 1898 y la crisis del sistema político de la Restauración, lo que se evidencia en la formación y triunfo en las elecciones de 1901 de la Lliga Regionalista, liderada por Francesc Cambó y Prat de la Riba . Esta formación va a mantener durante el primer cuarto del siglo XX, hasta la dictadura de Primo de Rivera, el predominio en la vida política de Cataluña, con repetidos éxitos electorales. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 7. Prat de la Riba Cambó Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 8. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 9. El desarrollo del nacionalismo vasco está vinculado a los cambios políticos y económicos experimentados durante la Restauración:  La abolición de los fueros en 1876, después de la tercera guerra carlista, originó un movimiento de defensa de las instituciones suprimidas y de recuperación de la lengua y cultura vascas.  La rápida e intensa industrialización afectó enormemente a la sociedad vasca, en especial a la vizcaína, formándose una poderosa burguesía industrial y financiera, vinculada al sistema canovista, y registrándose la llegada de numerosos inmigrantes a las minas y empresas siderúrgicas.  En esta situación se inició un proceso de concienciación del vasquismo, identificado con la lengua euskera, las tradiciones, los fueros, el catolicismo y un cierto ruralismo idealizado como contraposición a una sociedad industrializada y ampliamente castellanizada.  Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 10. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 11.  El primer programa político nacionalista se debe a Sabino de Arana (nacido en una familia carlista), quien afirmó la raza, la lengua, el ultracatolicismo y las tradiciones como elementos diferenciadores de la nación vasca (que incluye todos los territorios vascos hispano-franceses: Vizcaya, Guipúzcoa, Álava, Navarra, Laburdi y Zuberoa), para la que reclama la soberanía, creando en 1895 el Partido Nacionalista Vasco. Este partido, muy conservador y radicalmente opuesto al liberalismo, la industrialización, el españolismo y el socialismo, sólo obtiene sus primeros escaños, tras moderar su radicalismo, en 1898, gracias al voto de las clases medias urbanas y rurales, preocupadas por el creciente peso de los trabajadores inmigrados, identificados generalmente con el socialismo. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 12. Sabino Arana Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 13. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 14.  La conversión del regionalismo gallego en nacionalismo fue más tardía que la de los casos anteriores por la situación de atraso de Galicia y la limitación del gallegismo a una minoría intelectual.  El regionalismo gallego se inicia como un movimiento cultural y literario, el Rexurdimento, con dos tendencias, una tradicionalista, representada por Alfredo Brañas (antiliberal y de orígenes carlistas), y otra, liberal, democrática encabezada por Manuel Murguía.  Sólo entrado el siglo XX, y ante el fracaso de los regionalismos moderados, aparece una opción más progresista y combativa, que da lugar a un movimiento político representado por la figura de Castelao. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 15. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 16.  LOS ORÍGENES: LUDISMO Y ASOCIACIONISMO El movimiento obrero surge, como en el resto de las sociedades capitalistas e industriales, como respuesta a las duras condiciones de trabajo, las desigualdades sociales y la ausencia de legislación laboral. Los inicios del sindicalismo en España están condicionados por el escaso número de obreros industriales (en 1860 se calcula que sólo había 150.000, más de la mitad concentrados en la industria textil catalana), y la represión gubernamental contra la acción organizada de los obreros. Las primeras manifestaciones de protesta obrera fueron de tipo ludita, es decir, movimientos espontáneos y mal organizados de artesanos y obreros fabriles contra las máquinas que eliminaban puesto de trabajo; a partir de 1840, los obreros empezaron a organizarse en asociaciones que agrupaban a trabajadores del mismo oficio y localidad, con fines de ayuda mutua, para socorrer a los asociados en caso de enfermedad, necesidad o huelga, además de defender el derecho de asociación y mejoras laborales (la primera sociedad obrera de este tipo fue la Asociación de Protección Mutua de los Tejedores de Algodón, en Barcelona, que en 1842 ya contaba con 50.000 afiliados). Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 17. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 18. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 19. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 20. El proceso de democratización del sexenio revolucionario (18681874), que incluye la legalización de las organizaciones obreras, permite la expansión del movimiento obrero organizado, que se identifica con el republicanismo federal, pero que va a conectar con las asociaciones europeas que en 1864 habían fundado la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) o Primera Internacional y, por tanto, con las corrientes anarquistas y socialistas.  Giuseppe Fanelli, un anarquista italiano enviado por Bakunin en octubre de 1868, impulsa la creación de la Sección Española de AIT (Congreso de Barcelona, 1870), que llegó a contar con 40000 afiliados en 1873 y más de doscientas federaciones locales. En ella, al contrario de lo ocurrido en el resto de las secciones de la AIT, va a predominar la ideología anarquista, opuesta a la participación política, quedando reducida la opción marxista a la federación madrileña, especialmente después de la estancia de Paul Lafargue, yerno de Marx, en Madrid a partir de 1871. Este grupo, que defiende la conquista del poder político por parte de la clase obrera, es expulsado de la Sección Española de la AIT en 1872, constituyendo la Nueva Federación Madrileña, de carácter netamente marxista, de la que más tarde surgiría el Partido Socialista Obrero Español Martha Rosa Cáceres Mayorga (PSOE). 
  • 21. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 22. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 23.  Con la llegada de la Restauración, las organizaciones obreras conocieron una dura represión y tuvieron que actuar en la clandestinidad, pero cuando en 1881 el gobierno de Sagasta autorizó nuevamente las organizaciones internacionalistas, comenzó un período de intensa actividad propagandística y organizativa obrera en torno a las corrientes anarquista y socialista:  el anarcosindicalismo: Dentro del obrerismo español se mantuvo el predominio de la corriente anarquista, que defiende una sociedad sin autoridad pública ni propiedad privada (que debe colectivizarse), a conseguir tras una revolución que destruya el estado burgués rechazando cualquier participación en el juego político (partidos y elecciones). En 1881 los anarquistas cambian el nombre de la Sección Española de la AIT por el de Federación de Trabajadores de la Región Española, que tiene su mayor implantación en Cataluña y Andalucía, y conoce inmediatamente la división entre los partidarios de una acción exclusivamente sindical, de masas, con la revolución social como un objetivo a medio plazo, y los defensores de la “acción directa”, con la organización de grupos autónomos que atentasen contra los pilares básicos del capitalismo: el Estado, la burguesía y la Martha Rosa Cáceres Mayorga Iglesia.
  • 24. Atentado a Martínez Campos Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 25. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 26.  Durante la etapa 1893-1897 se produjeron los episodios más destacados del terrorismo anarquista: atentados contra Martínez Campos y Cánovas; bomba en el Liceo de Barcelona, entidad represiva de la burguesía industrial, o contra la procesión del Corpus, símbolo de la Iglesia. Los atentados fueron seguidos de una represión indiscriminada contra los anarquistas, que alcanzó su máxima expresión en los procesos de Montjuïc (1897), con más de 4000 detenidos y cinco ejecuciones. Esta situación lleva a un reforzamiento de las posiciones anarcosindicalistas, que culminan con la creación de la Solidaridad Obrera en 1907 y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en 1910, convirtiéndose este último en el principal sindicato anarquista del mundo.  el socialismo: La Nueva Federación Madrileña, de carácter marxista, se transformó en 1879 en la Agrupación Socialista Madrileña, fundada por Pablo Iglesias, que se convirtió en el núcleo del Partido Socialista Obrero Español; más tarde, en 1888, aprovechando la ley de asociaciones de 1887, se crea la Unión General de Trabajadores. Ambas organizaciones tienen en Madrid, Vizcaya y Asturias sus principales zonas de influencia, mientras que su presencia en Cataluña o Andalucía fue escasa. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 27. Atentados liceo Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 28. Procesión del Corpus Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 29.  El PSOE se definía como un partido marxista, de orientación netamente obrerista y partidario de la Revolución social; se afilió a la Segunda Internacional y, aunque consiguió tener concejales en algunos ayuntamientos, no consiguió su primer diputado en el Congreso hasta 1910 (el propio Pablo Iglesias).  La UGT respondía al modelo de sindicato de masas que englobaba a todos los sectores de la producción y se organizaba en secciones de oficios en cada localidad. Aunque teóricamente era independiente del PSOE, su vinculación fue muy estrecha. Su modelo sindical era el de lograr mejoras graduales para la condición obrera, lo que le permitió participar en huelgas generales y estar presente en instituciones oficiales como el Instituto de Reformas Sociales. Martha Rosa Cáceres Mayorga
  • 30. Pablo iglesias. Fusilamiento de un anarquista (derecha) Martha Rosa Cáceres Mayorga