Your SlideShare is downloading. ×
Software libre para la economía popular
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Software libre para la economía popular

320
views

Published on

La industria del software demuestra ser un pujante sector mano de obra intensivo y de valor agregado creciente. El tipo de licenciamiento de estos sistemas plantea un debate profundo acerca de nuestra …

La industria del software demuestra ser un pujante sector mano de obra intensivo y de valor agregado creciente. El tipo de licenciamiento de estos sistemas plantea un debate profundo acerca de nuestra soberanía, la inclusión social, la difusión del conocimiento y finalmente la apropiación del valor agregado. ¿Continuamos bajo un sistema productivo colonialista de pago de patentes -royalties- o promovemos un sistema de inclusión social con tecnologías abiertas?

Published in: Technology

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
320
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Software libre para la economía popular: ¿22.000 millones para Bill Gates o 2.800 millones para los trabajadores argentinos? La industria del software demuestra ser un pujante sector intensivo en mano de obra y de valor agregado creciente. El tipo de licencia de estos sistemas plantea un debate profundo acerca de nuestra soberanía, la inclusión social, la difusión del conocimiento y, finalmente, la apropiación del valor agregado. ¿Continuamos bajo un sistema productivo colonialista de pago de patentes –royalties– o promovemos un sistema de inclusión social con tecnologías abiertas? Por Sebastián Nader. nadersebastian@gmail.com La importancia de los sistemas En Argentina, la tecnología ocupa un lugar importante, especialmente en lo referente a las tecnologías de la información. Nuestro país tiene el mayor porcentaje de habitantes de la región conectados a Internet, con 28 millones de usuarios; dicho de otra forma, cerca del 70% de los argentinos usa Internet1. Esta proporción es del 39% para los brasileños, por citar un ejemplo. Los esfuerzos del Estado Nacional en la materia también son importantes: el programa Conectar Igualdad ya entregó más de 2,5 millones de computadoras portátiles a docentes y estudiantes; el plan Argentina Conectada prevé el 100% de conectividad en las escuelas públicas para el año 2015; la Oficina Nacional de Tecnologías de la Información impulsa un desafiante Plan de Gobierno Electrónico, etc. Es posible continuar nombrando ejemplos acerca de la importancia y el peso del sector; sin embargo, alcanza con los ejemplos anteriores para demostrar que el país acompaña la creciente tendencia mundial en el uso de computadoras, sean de escritorio o móviles (computadoras portátiles, tabletas y teléfonos inteligentes). Cada vez que adquirimos y encendemos uno de estos dispositivos, estamos consumiendo software: un sistema operativo y diferentes aplicaciones (procesadores de texto, navegadores, reproductores de música, etc.). Sin estos sistemas, los dispositivos carecen de utilidad y por este motivo, los mercados de software y hardware guardan una relación proporcional directa en el tiempo2. Fuente: Observatorio Permanente de la Industria del Software y Servicios Informáticos. 1 http://www.argentinaconectada.gob.ar/notas/2815-siete-cada-diez-argentinos-usa-internet 2 Observatorio Permanente de la Industria del Software y Servicios Informáticos. http://www.cessi.org.ar/descarga-institucionales-1263/documento2-3ba42c6a34f1f4486a9ba254f2788cf3
  • 2. Cada vez que consumimos software, le generamos ingresos a una industria intensiva en mano de obra, transversal y de valor agregado creciente. En otros términos, estamos generando puestos de trabajo, incentivando a un sector que presta servicios a los restantes sectores de la economía y además, fomentando la inversión en una industria que, a diferencia de las industrias atadas a los recursos naturales, genera un valor agregado creciente, y en donde los rendimientos decrecientes a escala todavía no están a la vista. En Argentina, 70.000 trabajadores informáticos producen 13.000 millones de pesos, esto es $185.000 por trabajador por año. En comparación, en el sector automotriz3, 90.000 trabajadores producen 88.000 millones de pesos4: casi $1.000.000 por trabajador. Dicho de otra manera, el sector automotriz solo requiere un trabajador para generar $1.000.000 en ventas, mientras que la industria del software requiere 5 trabajadores para el mismo nivel de ventas. Fuente: Observatorio Permanente de la Industria del Software y Servicios Informáticos. En una economía mundial con tasas récord de desempleo que equivalen a más de 200 millones de personas sin trabajo5, la importancia del software trasciende una simple moda para posicionarse como un pujante sector industrial. El software libre y el software privativo Es importante clasificar el software según el tipo de licencia (derecho de uso) que posee. Para simplificar, coexisten dos tipos de software fuertemente opuestos en su concepción filosófica: el software libre6 (Linux, Android, Firefox, etc.) y el software de código cerrado, privado o privativo (Windows, Windows Phone, Explorer, etc.). El software libre es aquel que, a diferencia del privativo, respeta la libertad del usuario, su seguridad informática y la solidaridad social de su comunidad. Existen cuatro libertades que permiten definirlo: ● La libertad de usar el programa, con cualquier propósito. ● La libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo, adaptándolo a las propias 3 http://www.mrecic.gov.ar/userfiles/automotriz.pdf 4 http://www.afip.gob.ar/genericos/informeSectorial/documentos/AUTOMOTORES2010.pdf 5 http://www.cnbc.com/id/100394338 6 http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Comparaci%C3%B3n_de_licencias_de_software_libre
  • 3. necesidades. ● La libertad de distribuir copias del programa, con lo cual se puede ayudar al prójimo. ● La libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie. El fundador del movimiento del software libre, Richard Stallman, lo define de la siguiente manera: “Con el software hay dos posibilidades: o los usuarios tienen el control del programa o el programa tiene el control de los usuarios. El primer caso se llama software libre. [En el segundo caso] el dueño tiene el control del programa, y a través de él, somete a los usuarios. Entonces un programa no libre es un yugo, es injusto y no debería existir”7. Recomendamos escuchar la entrevista brindada el 9 de septiembre de 2011 en el marco de la Conferencia Internacional del Software Libre8. Desde el otro lado, la filosofía del software privativo se asemeja al patentamiento del ADN de las variedades genéticas de las semillas, captando el valor de la producción por medio de patentes y generando un mercado cautivo. Las patentes representan el mayor costo en este tipo de software: en el caso de Windows Vista (tristemente recordado por la desesperación de los usuarios en regresar al antiguo Windows XP), su desarrollo le insumió a Microsoft el fruto de 10.000 trabajadores por un total de 10.000 millones de dólares9, y obtuvo una ganancia cercana a los 60.000 millones, que incluye, además de Vista, otros productos de la línea Microsoft10. Está claro que los beneficios por 50.000 millones no se generaron solamente por el pago de patentes del Windows Vista; pero también está claro que ese número no es marginal. La generación de mercados cautivos puede comprobarse al ingresar a cualquier comercio informático y observar cuál es el software presente en esas máquinas. No es casualidad el hecho de que Microsoft llegó a cobrar impuestos a los productores que vendían computadoras sin su software11, a tal punto que comprar una computadora sin Windows es –casi– ilegal12. El sector público es otro de los mercados cautivos de Microsoft. Es extraño que en el contexto actual, los medios periodísticos opositores no se pregunten por qué esta empresa se adjudica las licencias de las computadoras del Estado: hasta las netbooks del plan Conectar Igualdad tienen a Windows como sistema operativo predeterminado. Esto ocurre en Argentina y en casi todo el mundo. ¿No es esto una conducta fraudulenta, o al menos monopólica? El software libre y la economía popular Ante este panorama, las tecnologías libres ofrecen una alternativa a la opresión monopólica de los productores de software privativo con importantes beneficios para la economía local. En primer lugar, con el software libre se elimina el pago de patentes, y en segundo lugar, se generan oportunidades en el mercado de trabajo para diseñadores, programadores, comunicadores, administradores, etc., que adaptan el software a las necesidades particulares de las personas y 7 http://alt1040.com/2012/11/entrevista-richard-stallman 8 http://cisl.org.ar/blog/2013/05/16/debaten-el-papel-del-software-libre-y-las-libertades-ciudadanas- richard-stallman/ 9 http://seattletimes.com/html/businesstechnology/2003460386_btview04.html 10 http://www.microsoft.com/en-us/news/press/2008/jul08/07-17fy08Q4earnings.aspx 11 http://socrates.berkeley.edu/~scotch/DigitalAntitrust/Microsoft%20DC%20Circuit%202001.pdf 12 http://www.theregister.co.uk/2000/11/28/ms_its_nearly_illegal/
  • 4. empresas que los usan. El software libre es producido por una comunidad mundial que cree en las cuatro libertades antes mencionadas. En esta comunidad, opera un círculo virtuoso en donde las personas toman el software desarrollado por otras, le realizan modificaciones o mejoras y las dejan disponibles para que otros puedan seguir mejorándolas o modificándolas. El caso insignia es Linux, sobre cuya base se desarrolló Android, el sistema operativo utilizado en el 70% de los teléfonos vendidos en la actualidad13. Fuente: Gartner Pero el software libre no se limita a los grandes mercados masivos. Existe un sinfín de aplicaciones que brindan soluciones particulares a empresas e individuos: sistemas de gestión de clientes, navegadores, casillas de correo, sistema de manejo de stock, sistemas de facturas, sistemas de seguimiento satelital, etc. La lista es interminable y crece constantemente. Dado que las necesidades de los usuarios de software, sean individuos o empresas, son diferentes, el software libre disponible brinda una solución genérica que no alcanza a satisfacer a todas ellas por completo. Esto mismo pasa con el software privativo: Microsoft Word presta una solución genérica para procesar texto, pero no permite, por ejemplo, editar de manera simultánea con otros participantes, o realizar una videollamada mientras se escribe. El software libre, al ser de código abierto, permite que pueda realizarse cualquier acción imaginable, siempre y cuando se posean los recursos necesarios para efectuar esas modificaciones. Estos recursos pueden ser conocimiento y tiempo, si los cambios corren por cuenta del interesado, o dinero, si se necesita que alguien más los realice. En otras palabras, analizado desde el lado de la demanda, el software libre permite pagarle a un trabajador informático para desarrollar la aplicación que se requiere sin necesidad de pagar patentes, y por un costo mucho menor al del software privativo. Por el lado de la oferta, les permite a los emprendedores realizar aplicaciones de prueba a bajo costo y testear su viabilidad rápidamente en el mercado. Veamos un ejemplo en números tomando precios de Mercado Libre. Al comienzo, expusimos que en Argentina existen actualmente 28 millones de computadoras. Si todas usan Windows a un costo de licencia promedio de $800 pesos, eso representa un mercado de $22.4000 millones de pesos. Si en vez de usar Windows esas máquinas usaran Linux, el costo de la licencia sería $0, pero tendrían un costo de instalación de $100 por máquina, representando un mercado de $2.800 millones de pesos. 13 http://www.tech-thoughts.net/2012/12/smartphone-market-share-trends-by- country.html#.Uce6AfY6V3Y
  • 5. Este es el corazón del modelo de negocio del software libre: la ganancia no está en las licencias, sino en las horas que los trabajadores dedican a desarrollar, instalar o adaptar aplicaciones que ya existen y que son de libre uso, modificación y distribución. Es también el corazón de la filosofía preguntarnos: ¿quién debería apropiarse del valor agregado? ¿Bill Gates por intermedio de sus patentes o los trabajadores? Está claro que la economía popular debe caminar por la senda del software libre. También está claro que es necesario realizar acciones para promover el uso de estas tecnologías y que debe hacerse con la fuerza necesaria para romper las cadenas que nos atan al colonialismo y que nos hacen dependientes tecnológicos de los monopolios informáticos. En este sentido, es importante adoptar las siguientes medidas: 1) Crear conciencia y difundir. La población debe conocer las implicancias del software sobre la soberanía y la difusión del conocimiento tal como lo planteó el Presidente de Ecuador, Rafael Correa en el año 201214. El software libre también debe ser promovido entre los trabajadores, la industria y las familias en los medios y a través de eventos como la Conferencia Internacional de Software Libre15. 2) Legislar. Impulsar leyes que promuevan el uso de estas tecnologías comenzando por el Estado. El proyecto de ley de Estándares Abiertos para el Estado16 es un ejemplo en esta dirección. 3) Capacitar y brindar herramientas para los trabajadores. Es importante el desarrollo de programas que permitan la formación de los trabajadores para utilizar estas tecnologías, proporcionándoles acceso a un mercado laboral digno y sustentable. El programa Conectar Igualdad, así como el Cluster, de Software Libre en la provincia de Entre Ríos, son buenos ejemplos a seguir. Por ahora, contamos con la bondad de la Gates Foundation, cuya última donación en la Argentina fue de un millón de dólares a la Biblioteca del Congreso Nacional en el 2001, y otro tanto en el 2003 a la fundación Ronald McDonald, casa del prolijo payaso de los arcos de oro. Es evidente que los sistemas libres son nuestra mejor opción, como individuos y como argentinos. El colonialismo digital ha sido muy fuerte, y se requiere mucho tiempo y esfuerzo para erradicarlo. 14 http://www.softwarelibreconcfk.com.ar/el-software-libre-es-un-asunto-de-soberan%C3%AD 15 http://cisl.org.ar/ 16 http://goblab.org/2013/04/se-presento-el-proyecto-de-ley-de-estandares-abiertos/

×