Your SlideShare is downloading. ×
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Metodos y sistemas de intervencion de sordos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Metodos y sistemas de intervencion de sordos

3,915

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,915
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
20
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CAPÍTULO VI .- MÉTODOS Y SISTEMAS DE INTERVENCION 6.1 INTRODUCCION Antes de hablar de los diferentes sistemas de intervención, es necesario realizar una distinción clara entre “sordo” e “hipoacúciso”. Una de las definiciones más clara y antigua del término “sordera”, la formuló el Comité de Nomenclatura de la Conferencia de Ejecutivos de Escuelas Americanas para sordos, para dicho comité: - “Sordo es la persona cuya audición no es funcional para la vida ordinaria” - “Hipoacúsico es aquella persona cuya audición, aunque deficiente, es funcional con prótesis o sin ellas”. En las hipoacúsias aparece el lenguaje oral, que presentará determinadas alteraciones en función del grado de pérdida auditiva y cuya intervención rehabilitadora, se encaminará hacía la corrección de estas alteraciones, necesitando con frecuencia la intervención de personal especializado, pero no supondrá en la mayoria de los casos, una modificación profunda de los procesos educativos, por lo que, estos niños no deben presentar demasiados problemas para su integración en un centro educativo ordinario. El verdadero problema, lo encontramos en niños con sorderas profundas, donde no existe lenguaje oral y donde no se ha establecido un código de comunicación, que nos permita interactuar comunicativamente con el sujeto. Es en estos casos, donde es necesario una intervención específica y planificada, no se trata de una educación diferenciada, sino de aportar una forma diferente para acceder a la educación, ya que la pérdida auditiva le impide adquirir el lenguaje oral de manera espontánea y por tanto tendremos que buscar fórmulas para que el sordo pueda estructurar su pensamiento y adquirir un lenguaje interior, que será la base fundamental de todo el trabajo educativo. Por tanto, a la hora de abordar en este capítulo los diferentes métodos o sistemas de intervención, estaremos haciendo referencia a los procesos rehabilitadores con niños sordos y no con hipoacúsicos, si bien muchas de las técnicas que se expondrán, son aplicables en el tratamiento de hipoacúsias graves o severas. Desde la aparición del primer tratado sobre la educación del sordo (J. Pablo Bonet 1.620) se han propuesto y aplicado infinidad de métodos, sin que ninguno de ellos haya obtenido resultados totalmente satisfactorios. De ahí la controversia y la diversidad metodológica que nos encontramos a la hora de afrontar la práctica educativa con estos alumnos. Simplificando las diferentes tendencias, podemos afirmar que son tres las aproximaciones metodológicas que se nos ofrecen: Oral, gestual, mixto. Actualmente y como terapia para niños implantados cocleares de esta utilizando la terapia auditiva verbal, cuyos fundamentos difieren del resto al entender que, “el canal auditivo es funcional” con el Impalnte Coclear. En el esquema siguiente (fig. 6.1) y basado en Torres Monreal, S (1.988) se reflejan de manera esquemática y simplificada los diferentes métodos de rehabilitación. En este capítulo intetaremos desarrollar mínimamente los fundamentos de algunos de los más significativos, dado que sería muy extenso el desarrollo de la totalidad y poco productivo, ya que muchos de ellos no han encontrado eco entre los profesionales de nuestro país.
  • 2. MÉTODOS PARA LA REHABILITACIÓN DEL SORDO UNISENSORIALES .- Método Verbotonal Terapia Auditiva Verbal Sistema Fonológico de Ling METODOS MULTISENSORIALES Sistema Multisensorial de Calvert ORALES Método reflexivo de Van Uden AUDIORALES El abecedario silábico de Hongtai BASADOS EN LA El alfabeto de Kinemas asistidos ( AKA) LABIOLECTURA La Palabra Complementada (Cued Speech) Dactilología pura METODOS GESTUALES Lenguaje de signos (LSE) Comunicación Bimodal METODOS MIXTOS Bilingüismo Figura 6.1 6.2 LA METODOLOGÍA VERBOTONAL Dentro de los métodos oralistas, el sistema que actualmente está más extendido y goza de una mayor reconocimiento y aceptación es el Método Verbotonal. El Sistema Verbotonal es sin duda uno de los métodos más elaborado y comprobado y sus bases científicas residen en las investigaciones fonéticas de su autor (Petar Guberina), cuyo punto de partida son la percepción y la comprensión auditiva. Según P. Guberina “el oído patológico no representa una destrucción caótica, sino un sistema nuevo de audición”. En la persona sorda, siempre quedan zonas frecuenciales (generalmente frecuencias graves) en las que existe una mayor sensibilidad y posibilidades de escucha. Estas zonas en las que la audición se encuentra mejor conservada se denomina “Campo Óptimo de la audición”. Para Guberina, “las zonas frecuenciales limitadas son suficientes para entender el habla bajo condiciones determinadas. Por consiguiente, no es necesario percibir todas las frecuencias que comprenden un campo auditivo normal, para poder comprender el lenguaje oral, incluso las zonas más estrechas permiten lograr una comprensión satisfactoria”. Para conseguir esas determinadas condiciones, la metodología Verbotonal, realiza una amplificación no lineal del habla, filtrando el mensaje para
  • 3. ajustarlo al campo óptimo de audición de cada sujeto. Para facilitar esta percepción auditiva utiliza los aparatos SUVAG. Los aparatos SUVAG (fig. 6.2) son unos amplificadores (intensidad max. 140 dB), que pueden dejar pasar un espectro fecruencial amplio (0,5 a 20.000 Hz.) y que estan compuestos por una serie de filtros (LP, HP, PB) con posibilidades de atenuación hacia las frecuencias altas o bajas, posibilitando la creación de un ilimitado número de campos óptimos de la audición. Figura 6.2 – Aparatos SUVAG ( SUVAG IT-2 y SUVAG – II ) El Método Verbotonal abarca cuatro procedimientos de trabajo que dan base a la tarea rehabilitadora. Estos procedimientos son: • • • Tratamiento individual Ritmos fonéticos (Ritmo Corporal y Ritmo Musical) Clase Verbotonal (Método Audiovisual Estructuroglobal y dramatizaciones) Tratamiento individual El tratamiento individual se realiza con los aparatos SUVAG y es necesario cuanto antes realizar una valoración audiofonolingüística del sujeto, para determinar mediante la audiometría verbotonal y otras técnicas, el “Campo Optimo de Audición” de dicho sujeto. El tratamiento individual requiere de varias fases en las sesiones diarias: tratamiento a través del campo óptimo (con aparato SUVAG), tratamiento a través de los audífonos del niño y tratamiento a través del oído (sin aparatos). La programación del trabajo abarca tres objetivos esenciales: Progresión fonética - Obtener y fijar una buena voz y un registro normal. - Corregir todos los elementos prosódicos. - Corregir los fonemas que tiene y fijarlos. - Provocar los fonemas que no tiene. Progresión lingüística - Enriquecer su vocabulario y hacer que lo use correctamente en todas las situaciones comunicativas. - Aumentar su capacidad de comprensión con preguntas básicas y lograr que él sea capaz de formularlas.
  • 4. - Desarrollar su capacidad de expresarse con claridad y de forma gramaticalmente correcta. Progresión auditiva - Encontrar el campo óptimo del sujeto con el aparato SUVAG. - Desarrollar su capacidad de discriminación auditiva, a través de aparatos de amplificación, su prótesis y a campo libre. - Desarrollar su capacidad auditiva en cada oído por separado. - Ampliar su campo auditivo funcional. Ritmo Corporal La finalidad del Ritmo Corporal, es vivenciar las caracteristicas estructurales del habla (tensión, tiempo, intensidad,...) mediante movimientos globales del cuerpo, de manera que estos faciliten la producción expontánea y natural de los movimientos fonoarticulatorios. Estos movimientos globales son “macromovimientos”, cuyas características se corresponden con los “micromovimientos” articulatorios de la fonación. Si un movimiento fonatorio es breve, el movimiento global del cuerpo debe de ser igualmente breve; sí el micromovimiento es tenso, el macromovimiento tendrá que ser tenso. Intentamos que el sujeto interiorice los parámetros de, espacio, intensidad, ritmo, tiempo y tensión, presentes en el habla, mediante movimientos corporales con caracteristicas semejantes a los parámetros indicados. Nunca trabajamos los fonemas aislados sino logotomas que se acompañan de movimiento y juegos sencillos, que en ocasiones son de carácter simbólico y deben ser el fundamento, para crear situaciones ordinarias de comunicación. Por ejemplo,andando los niños marcarán fuertemente los pasos al golpear el suelo y pronunciarán PA PA PA. Acariciando suavemente un peluche o su propio brazo, prununciarán MA MA MA. Con el tronco ligeramente flexionado hacia delante y los brazos caidos, realizan un balanceo de los brazos a derecha e izquierda, pronunciando BA BA BA. El trabajo se fundamenta en los logotomas, para ir paulatinamente introduciendo palabras o frases simples: ba, ba, ba, mamá va ba, ba, ba, papá va bota, bota, la pelota bom, bom, bom Para trabajar la pronunciación de una pequeña frase, es necesario trabajar con anterioridad su estructura rítmica y lograr que el niño asimile dicha estructura mediante el movimiento y el juego. Los ejercicios rítmicos son necesarios para unir el movimiento corporal con la parte fonética. Ritmo Musical El Ritmo Musical se encuentra intimamente ligado al Ritmo Corporal y juntos constituyen los llamados Ritmos Fonéticos. Ahora bien, ni los movimientos corporales ni los ritmos musicales, tienen objeto en sí mismo. No se trata de enseñar a los niños a bailar o a cantar. El objetivo de los Ritmos fonéticos es el de contribuir mediante las estimulaciones rítmicas, a la correcta articulación de los sonidos del habla.
  • 5. Todos los niños poseen en su interior una capacidad natural para captar el ritmo, pero el niño que carece de audición, tiene esta capacidad deformada o deteriorada por su deficiencia y no tiene los patrones sonoros del resto de los niños. Por ello, los estímulos sonoros y el juego rítmico deben de ser introducidos tempranamente en el proceso de rehabilitación del niño sordo. El Ritmo Musical desarrolla ejercicios sencillos de percepción, discriminación y producción de secuencias rítmicas, facilitando al niño patrones de entonación correctos. El Ritmo musical establece una medida, armoniza el movimiento corporal, marca la composición de una canción, se caracteriza por su regularidad y cumple siempre un orden establecido. Todo ello influirá en la adquisición del automatismo y permitirá al niño, tomar conciencia de su esquema corporal. Con los juegos rítmicos pretendemos que el niño cree su propio ritmo interior, que le facilitará el habla (melodia, entonación, tiempo). Comenzaremos el trabajo con ritmos básicos, para intentar de manera progresiva conseguir pequeñas canciones infantiles Clase Verbotonal La Clase Verbotonal consta de tres actividades específicas: la situación, la dramatización y el Método Estructuroglobal Audiovisual. El lenguaje en el niño aparece y se desarrolla ante situaciones de imitación de la vida real, por tanto es necesario crear en el aula, situaciones que favorezcan el lenguaje espontáneo. La “situación”, es necesario planificarla en función del grado de madurez de los alumnos y de sus intereses, creando contextos que provoquen el deseo de participación comunicativa. La planificación se realizaría en las siguientes etapas: - El profesor con un objeto, crea una situación atrayente para el alumno de manera natural. Podemos aprovechar para ello, cualquier juguete, animal u objeto que los alumnos suelen traer al colegio. En un primer momento, es el profesor, el que participa en la situación, pero tenemos que intentar incluir al niño lo antes posible, provocando su reacción. - En este segundo paso el niño participa en la situación, formando parte de ella y asume un determinado papel de actor en la misma. La producción del habla del alumno, estará a su nivel y no necesariamente deben ser palabras o frases, especialmente en las primeras etapas del niño. Lo importante es la intención comunicativa y la participación activa en la situación creada. - Entre el niño el profesor se crea un juego de actuación en el cual cada actor juega su papel.
  • 6. - En este punto, el profesor y el alumno hablan de la situación creada, más como observadores de la misma que como participantes, analizando lo ocurrido. - En este último y más complejo paso, el niño describe su propia situación, intentado hacer variaciones sobre la situación anterior o describiendo situaciones nuevas. El principal objetivo, es provocar en el niño reacciones espontáneas, ante situaciones concretas o imaginarias, favoreciendo de manera natural la utilización del lenguaje aprendido y que sea capaz de trasladarlo a situaciones semejantes Superada la tercera etapa de la planificación, los niños deben de comenzar con la “dramatización o juego dramático”. El juego dramático les ayuda a expresar sus deseos, experiencias, sentimientos y crea en ellos las bases psicológicas y vivenciales que le facilitarán la expresión lingüística. La dramatización le permite descubrir situaciones nuevas, identificarse con personas o animales asumiendo su papel, enriquecer sus experiencias y potenciar su comunicación verbal. El Método Estructuroglobal, presenta a los alumnos unidades completas de diálogo, que puden darse en la vida cotidiana, y su presentación se realiza con diapositivas o mediante series de dibujos sencillos, fundamentandose en los siguientes principos básicos: - El aprendizaje de la lengua se realiza a través del habla al igual que sucede en la vida cotidiana. - Cada dibujo o diapositiva va acompañado de una unidad rítmica hablada, percibiendo la secuencia mediante la audición y la visión. - La pronunciación se aprende de manera prioritaria a través del ritmo y la entonación. - La gramática se aprende como parte de la situación y aparece dentro del diálogo. - El método esta diseñado para el trabajo en grupo y el éxito del trabajo, dependerá de la capacidad dinamizadora del profesor, que debe en todo momento interpretar el texto, ajustandose de la forma más exacta posible al ritmo, la entonación y la pronunciación. El procemiento consta de las siguientes etapas: 1) Exploración de la diapositiva.- En un primer momento se le presenta a los alumnos las diapositivas que se van a trabajar en esa sesión. Posteriormente se les vuelve a mostrar toda la secuencia, pero acompañada de los correspondientes diálogos. 2) Repetición.- El objetivo de esta etapa es la correcta entonación y el ritmo de la pronunciación. Para ello, proyectaremos nuevamente la secuencia de diálogo, pidiendo a los alumnos que repitan todos juntos cada fragmento o grupo semántico. Si algún alumno no articula adecuadamente o comete errores de entonación o ritmo, el profesor deberá de repetir la secuencia hablada, y solicitar de dicho alumno la pronunciación correcta. Con esta correción fonética conseguimos que el alumno preste más atención al mensaje hablado, ya que no puede realizar la corrección, si previamente no escucha de manera adecuada. 3) Comprensión.- En esta etapa debemos desarrollar la comprensión de los diálogos, no se trata ahora de pronunciar adecuadamente los textos, sino de comprender el significado de los mismos. 4) Utilización.- Por último es necesario que los alumnos sean capaces de participar en el diálogo sin la actuación del profesor, para lo que será necesario la memorización del texto. La utilización de la dramatización es primordial y cada alumno representará a un personaje de la historia, escenificando toda la situación. A modo de ejemplo podemos ver en la siguiente gráfica (Fig. 6.3) el desarrollo de una clase audiovisual.
  • 7. Figura 6.3 Dibujos de una clase audiovisual – Becerro Puerto – UNED 1.987 1. Vamos a jugar a los médicos 2. Tú eres el doctor 3. Yo soy la madre 4. Tu muñeco es tu hijo 5. ¡Buenos días, Rosa!, ¡Buenos días, Doctor! 6. ¿Quién está enfermo? 7. Mi hijo está enfermo 8. No come ni bebe nada 9. No tiene ganas de comer 10. ¿Tiene fiebre? 11. Sí, tiene fiebre, tiene 40 12. Tiene un termómetro 13. Sí, aquí está 14. Deme una cuchara pequeña, por favor 15. Tómela 16. Su hijo tiene gripe 17. Rápidamente a la cama 18. Dele este jarabe 19. ¿ Volverá mañana? 20. Sí, vendré mañana por la mañana 6.3 TERAPIA AUDITIVA VERBAL El Implante Coclear en los niños sordos ha supuesto un cambio significativo en el abordaje de su terapia, dado que la mayoria de estos niños implantados pueden acceder a los sonidos del habla y su nivel de percepción auditivo medio llega en muchas ocasiones a los 30 dB. para todas las zonas frecuenciales. Uno de los método más apropiados para afrontar el tratamiento rehabilitador de un implantado es la “Terapia Auditiva-Verbal”.
  • 8. Los estimulos del habla y del lenguaje serán siempre los ejes del trabajo de esta terapia, “el objetivo principal del tratamiento es el desarrollo de la percepción del habla con el fin de incrementar las posibilidades de decodificación del lenguaje y su aplicación a la producción del habla. Por tanto si esperamos que el niño aprenda a procesar la información del habla y el lenguaje, los estímulos que debe recibir son estímulos del habla y el lenguaje” (Nevins y Chute, 1996). Las habilidades auditivas de percepción del habla deben de asociarse a la producción del habla, estableciendo un circuito de retroalimentación auditiva y un modelo que no separe ámbas habilidades, ya que corremos el riesgo de obtener una buena discriminación auditiva que sin embargo no se utilice en la comunicación espontánea. Un programa para la habilitación auditiva y la terapia auditivo verbal se fundamenta en tres principios : • Habilidades auditivas • Unidades de estímulo • Niveles de complejidad Habilidades auditivas : Detección, discriminación, identificación/reconocimiento y comprensión. Unidades de estímulo: Rasgos/fonemas, patrones suprasegmentales, palabras, frases/oraciones y discurso conectado. Niveles de complejidad : Tipo de actividad , formato del estímulo, contraste acústico, familiaridad, intensidad, distancia. velocidad, fuente sonora, relación señal/ruido, contexto, posición y facilitación. Se trata de establecer un abordaje o plan de trabajo, donde fijaremos las habilidades auditivas a trabajar y los estimulos que vamos a utilizar en dicho abordaje así como los niveles de complejidad de las actividades en una secuencia creciente. 6.4 LA PALABRA COMPLEMENTADA La Palabra Complementada “es un sistema de apoyo a lectura labiofacial, que elimina las confusiones orofaciales y hace totalmente inteligible el discurso hablado” (Cornett 1.967). Si todos los sonidos del habla se articularan en los labios de manera diferente, los sordos no tendrían demasiados problemas para diferenciar unos de otros, pero muchos fonemas se articulan en los labios de manera idéntica, tienen los mismos “visemas” (imagen visual), lo que hace imposible diferenciarlos en los labios. La Palabra Complementada, mediante la utilización de unos complementos manuales (kinemas), desprovistos por si mismo de significado y en sincronización con los movimientos orofacioales consigue despejar la ambigüedad que supone la lectura labiofacial.
  • 9. Es muy simple: los fonemas confundibles en los labios (igual visema), son complementados por figuras distintas de la mano (distinto kinema). Y viceversa, los fonemas distinguibles en los labios (distinto visema) tienen una misma figura en la mano (igual kinema) (Torres Monreal 1.988). La Palabra Complementada hace uso de tres posiciones diferenciadas de la mano (lado, barbilla y garganta) para indicar todas las vocales, así como de ocho figuras de la mano para indicar todas las consonantes (Fig. 6.4). Dentro de estas figuras se agrupan las consonantes de manera que en un mismo grupo no coincidan consonantes con igual imagen visual “visema”. Su aplicación logra despejar las dudas que los fonemas similares tienen, proporcionando al alumno una discriminación visual, que le permitirá una adecuada recepción del mensaje. Figura 6.4 – Torres Monreal – 1.9988 La palabra Complementada o Cued Speech, es un sistema fónetico basado en el contraste visual y como soporte de apoyo a lectura labial es una ayuda complementaria para cualquier método de rehabilitación oral. 6.5 DACTILOLOGÍA La dactilología es la utilización de signos manuales (con una o con las dos manos) para expresar o comunicar una letra, supone sustituir las letras por movimientos hechos con los dedos de las manos. Es como escribir en el aire. Por tanto la dactilología supone un conocimiento previo del lenguaje escrito. Suele usarse con el lenguaje de signos y en métodos mixtos (bimodal), si bien los signantes sordos, solo recurre a ella cuando desean deletrear un neologismo, un nombre geográfico, un apellido u otra palabra que no tienen un signo establecido en la Lengua de Signos. La dactilología o alfabeto manual no es espontáneo ni natural como la mímica, es neceario su aprendizaje.
  • 10. El alfabeto unimanual (Fig. 6.5), en el cual se emplea una sola mano, aparece por primera vez en 1.620 (J.P. Bonet) y en la actualidad es el más extendido. El alfabeto bimanual (Fig. 6.6) aparece en 1.698 y en la actualidad, su utilización prevalece en Gran Bretaña. Figura 6.5 Alfabeto Dactilológico Figura 6.6 Alfabeto Bimanual 6.6 LENGUAJE DE SIGNOS La Comunicación Gestual es el lenguaje más antiguo que se conoce y es el natural en las personas sordas para expresar sus ideas. Fue un sacerdote, Carlos M.L´ Epeé, quien crea en Pría en el año 1.755 la primera escuela publica para sordomudos, comunicándose con sus alumnos por gestos establecidos. El lenguaje mímico fue proscrito en el Congreso de Milán de 1.880 al aprobarse la resolución “El método oral debe ser preferido al de la mímica para la educación e instrucción de los sordomudos”. Pero fue Edward Miner Gallaudet, presente en dicho congreso y único oponente a la resolución, quien introdujo la lengua de signos en Estados Unidos y fue con posterioridad, Rector de la única Universidad del mundo para sordos “La Gallaudet”, que cuenta en la actualidad con más de 2.500 alumnos, cursando diferentes carreras universitarias. El lenguaje de signos (ASL americano, LSE español) que utilizan la mayor parte de los sordos adultos para comunicarse entre ellos, es una lengua en un sentido amplio del término, que posee las funciones características de comunicación, expresión, representación, etc. Tiene sus propias estructuras sintácticas y organizativas plasmadas a través de un canal visual.
  • 11. Desde que Stokoe en 1.965 inició la investigación sobre el ASL, otros muchos investigadores han realizados estudios sobre el lenguaje de signos, si bien en nuestro pais son escasos, entre ellos las investigaciones de Mª Angeles Rodríguez (1.992). Hay que destacar que en los últimos años se han producido un importante aumento de los estudios, investigaciones y publicaciones sobre el lenguaje de signos. Dichos estudios pretenden darle un lugar como lengua y rebatir la creencia de que es un conjunto de gestos desordenados, incompletos y poco estructurados. El lenguaje oral y el lenguaje de signos se rigen por diferentes reglas. En el lenguaje oral los fonemas se combinan para formar palabras y éstas a su vez para formar frases. En el lenguaje de signos no existe una disposición secuencial de los elementos, sino que de manera simultánea se combinan cada uno de los parámetros que lo forman. Estos parámetros formativos (Fig. 6.7 ) son unidades más pequeñas, en las que se puede dividir un signo, al igual que ocurre con las palabras, que se forman a partir de los fonemas. Figura 6.7 Parámetros formativos - CNSE 2.000 Atendiendo a las relaciones semánticas básicas, podemos distinguir tres clases de signos, Lou Royo (1.999): 1.-Signos motivados, son aquellos que guardan relación con su referente y podemos dividirlos en: - Signos icónicos.- Son aquellos que reproducen algún aspecto reconocible del objeto a que hacen referencia. Ejemplo: médico. Pueden representar la forma (pelota, autobús, delgado), el movimiento (caerse, caballo, rápido, carta, romper) o una relación espacial (arriba, abajo, lejos). - Signos deícticos.- Identifican o señalan el referente por medio de un gesto corporal en el contexto espacio/temporal (ojo, yo, aquí, etc.) 2.- Signos intermedios.- Hacen referencia al aspecto dactilológico, para expresar nombres propios de personas, lugares, etc.
  • 12. 3.- Signos arbitrarios.- Son signos que no guardan relación directa con su referente, no pueden ser identificados de manera natural y son totalmente convencionales. Ejemplo: lunes, azul, fácil, nuevo, persona, dolor, etc. Las características que presenta el lenguaje de signos nos pueden suponer algunas dificultades a la hora de abordar el aprendizaje de la lectura. El niño oyente, a medida que aprende la lectura evoca el significado de lo que conoce por el hecho de hablar, al coincidir la lectura con las palabras que ya sabe pronunciar. El niño sordo piensa con gestos, por tanto le resulta imposible analizar un gesto, dado que el mismo, es global en su significado, no tiene partes. Así mísmo, al no coincidir la estructura de la lengua de signos con la estructura de la lengua oral y más concretamente con su organización sintáctico-gramatical, pueden aparecer dificultades significativas en el aprendizaje de la lecto-escritura. La verdadera duda y motivo de controversia entre profesores, psicólogos y otros especialistas, es saber si el lenguaje de signos por si mismo es capaz o no de estructurar y desarrollar el pensamiento de la persona sorda, de la misma manera que el lenguaje oral lo hace en las personas oyentes. 6.7 LA COMUNICACIÓN BIMODAL La comunicación bimodal es un sistema que se basa en la utilización simultánea del lenguaje oral y de apoyos gestuales, incorpora básicamente el vocabulario de la lengua de signos, pero utilizando las estructuras sintácticas de lenguaje oral, realizando la expresión simultanea de ambas. El sistema bimodal no supone la utilización de dos lenguas (LSE y oral) sino que se trata de la emisión de una sola lengua (oral) acompañada de signos. El objetivo de la comunicación bimodal es doble, por un lado facilitar el desarrollo precoz de la comunicación y por otro potenciar la adquisición del lenguaje oral. La experiencia en la educación de los niños sordos y numerosos estudios sobre el tema, confirman que la utilización de la lengua de signos en edades tempranas, produce un efecto positivo tanto en el ámbito cognitivo como conductual y lingüístico, facilitando en el alumno la interacción con sus padres, profesores y en general con el medio que le rodea. La ventaja que presenta la comunicación bimodal, es que el niño puede adquirir a una temprana edad un código de comunicación que le permitirá expresarse con fluidez, facilitando el desarrollo de su personalidad y su pensamiento. En general la comunicación bimodal permite en niños no oralizados, el desarrollo de actividades que difícilmente podríamos desarrollar con una comunicación exclusivamente oral: - Contar cuentos y secuencias lógicas de acción. - Planificar juegos, actividades, dramatizaciones, etc. - Comentar hechos ocurridos en la escuela, en la familia, con los amigos, etc. - Explicar situaciones y hechos cotidianos.
  • 13. El sistema se centra en la adquisición del lenguaje oral, pero facilita al niño sordo un sistema (gestual) que le es asequible y con el que puede expresar desde sus primeros años, sus deseos, necesidades, preguntas, en resumen, que le permita comprender y expresarse e interacionar con los demas. El niño sordo podrá rápidamente utilizar la parte gestual de la comunicación bimodal para mantener una comunicación satisfactoria y si se realiza una buena rehabilitación, el niño de forma natural irá acompañando sus gestos de habla espontánea con palabras simples en un principio y más correctas e inteligibles después. El bimodal aparece como un modelo conciliador entre ambos lenguajes, intentando cubrir las lagunas cognitivo-lingüísticas que el oralismo presenta. El bimodal como otros métodos, tiene sus lagunas y limitaciones, pero facilita al niño y a su entorno educativo y familiar un sistema de comunicación eficaz y fluido. 6.8 BILINGÜISMO Las últimas tendencias ante la opción razonable de la utilización conjunta del lenguaje oral y del lenguaje de signos, están desembocando en un modelo claramente bilingüe. El modelo bilingüe plantea el aprendizaje de la lengua de signos como primera lengua y el lenguaje oral como segunda lengua. Su primer objetivo es que el alumno alcance un alto nivel de competencia en lengua de signos. Este modelo, comenzó implantándose en algunos países escandinavos, con resultados positivos, siendo el más conocido el “Modelo sueco”,que empezo a practicarse en Estocolmo a partir de 1.980. Dicho modelo supone el aprendizaje progresivo de la lengua de signos, la lengua escrita y la lengua oral.
  • 14. Las propuestas de educación bilingüe suponen la incorporación de la lengua de signos (LS) como lengua vehicular para la comunicación y el aprendizaje del niño sordo, manteniendo la lengua oral como materia curricular. Los defensores del bilingüismo fundamentan su postura, en investigaciones realizadas con niños sordos, hijos de sordos, que vienen a demostrar la superioridad de éstos en los procesos de aprendizaje. El Método bilingüe inicia la enseñanza del lenguaje oral a los 5 o 6 años, como ocurre con el aprendizaje de una lengua extranjera en la enseñanza ordinaria, lo que supone desaprovechar los primeros años de vida para el aprendizaje de la lengua oral. La incorporación de un modelo bilingüe al Sistema Educativo Español supondría profundos cambios estructurales y normativos, cuyo proceso sería complejo, especiálmente en la escuela ordinaria. No así en los Centros específicos para sordos, donde los enfoques bilingües pueden tener más posibilidades de aplicación. En España se han iniciado en los últimos años varias experiencias bilingües en Centros Educativos de la Comunidad de Madrid y Cataluña (C.P. de Sordos de Madrid, Instituto Hispano Americano de la Palabra de Madrid, CEIPM Tres Pins de Barcelona, Escuela Josep Pla de Barcelona y el CEE de sordos CRAS de Sabadell) con resultados positivos. Para saber más: • • • • • • • • Ferrández Mora, J. –Atención educativa de los alumnos con n.e.e. derivadas de una deficiencia auditiva – Conselleria de Educació de la Generalit Valenciana 1.996 - Pag. 130 a 149. Torres Monreal, S. – Deficiencia auditiva. Aspectos psicoevolutivos y educativos - Ediciones Aljive 1.995 – Pag. 127 a 188. Becerro Puerto, L.- Educación del niño sordo en integración escolar – UNED 1.987 Torres Monreal, S. – La palabra Complementada (Cued Speech) - CEPE 1.988 Martinez Sánchez, F. y otros – Apuntes de lingüística de la Lengua de Signos Española – CNSE 2.000 Fernández Viader, M.P. – La comunicación de los niños sordos – CNSE 1.996 - Pag. 41 a 47 Gajic, K. – Habla y audición – Método Verbotonal - Nau Llibres 1.985 Furmannski, Hilda M. – Implantes Cocleares en niños- Terapia auditiva verbal –Nexus Ed. 2.003

×