Your SlideShare is downloading. ×
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ponencia marxismo y la cuestión de la mujer.

1,260

Published on

Ponencia realizada en Maracay en el seminario Sólo Marx en reivindicación a la vigencia del Marxismo.

Ponencia realizada en Maracay en el seminario Sólo Marx en reivindicación a la vigencia del Marxismo.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,260
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Congreso Solo “Marx” Ponencia del Movimiento de Mujeres Ana Soto: Marxismo y la cuestión de la mujer.Comencemos por definir al marxismo: como una guía para el avance revolucionario de laclase explotada y oprimida. Y seguimos por exponer que aunque el Congreso trata sobre lavisión de Marx, es necesario en nuestros tiempos al tocar el tema de la Mujer no sólo hablarde la visión del marxismo en cuanto a este tema, sino hablar del marxismo-leninismo, quees aplicado no como un dogma sino como una herramienta científica permitiéndonos concada libro, con cada clásico marxista comprender lo que una vez fue la concepción de Marxy Lenin del mundo, que ahora no es más que la visión de toda una clase, que en lascondiciones de su tiempo y entregada completamente a la causa del proletariadointernacional logra develarnos la historia de la humanidad. Marx y Engels con sólo unafrase, en una de sus grandes obras, una frase que nos revoluciona la vida cada vez que laleemos y que nuestra conciencia se identifica más con su clase cada vez que lopronunciamos, “la historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia dela lucha de clases” tomada del Manifiesto del Partido Comunista.Con esta gran frase queremos entrar en el tema que nos mueve hoy, La Mujer. Yprecisamente este fragmento del manifiesto ya nos dice mucho sobre el tema de la Mujer,porque todo en este mundo está concatenado, porque ningún suceso ni fenómeno ocurreaislado, porque la historia de la humanidad no puede por menos distar de la historia de laMujer, porque si la historia de la humanidad es la de la lucha de clases, entonces la historiade la mujer también lo es, y esa es nuestra primera premisa para enfocar el trabajo en lasmasas femeninas. Porque he ahí nuestro norte que NO permitirá desviación, porque asícomo la sociedad actual y las anteriores divididas en clases sociales, obedecen a una baseeconómica fundada en la explotación y opresión de una minoría sobre la gran mayoría, lahistoria de opresión y explotación de la mujer, nuestra historia como mujeres que somos lamitad del mundo inserta en esta realidad, se ha movido por intereses económicos y haavanzando en el seno de la lucha de clases.Importantísimo destacar que entre las obras de Marx no conseguiremos textos dedicadosespecíficamente hacia la mujer, o al menos hasta el momento en nuestra investigación nolos hemos conseguido aún. Sin embargo si entendemos al Marxismo como una guía,entonces algunas respuesta conseguiremos en sus planteamientos y aquí citamosnuevamente uno de sus planteamientos en el manifiesto, porque al parecer Marx no tuvo elreparo o quizás el tiempo o quizás lo deja simplemente entre líneas para que se entendierala necesidad de tratar este tema, lo cierto es que si el no se permitió escribirespecíficamente de la mujer, estará claro que no se olvido de su condición de oprimida yexplotada, de su llamado a integrarse a la lucha como mujer, de su sometimiento a lainferioridad en las sociedades, de los opresores y explotadores de las femeninas viéndolascomo un instrumento más que debe es avasallado por el gran monstruo del lucro. Marx
  • 2. escribió estas pequeñas frases por su forma, pero grandes en contenido ideológico, político,económico, social y revolucionario.En el capítulo Proletarios y Comunistas del Manifiesto del Partido Comunista, Marxescribe lo siguiente cuando habla de lo que acusan los burgueses a aquellos quepretenden construir una Nueva sociedad:“¡pero es que vosotros, los comunistas, queréis establecer la comunidad de las mujeres!-nosgrita a cono toda la burguesía.Para el burgués, su mujer no es otra cosa que un instrumento de producción. Oye decir quelos instrumentos de producción deben ser de utilización común y, naturalmente, no puedepor menos de pensar que las mujeres correrán la misma suerte de la socialización.No sospecha que se trata precisamente de acabar con esta situación de la mujer comosimple instrumento de producción.Nada más grotesco, por otra parte, que el horror ultramoral que inspira a nuestros burguesesla pretendida comunidad oficial de las mujeres que atribuyen a los comunistas. Loscomunistas no tienen necesidad de introducir la comunidad de las mujeres: casi siempre haexistido.Nuestros burgueses, no satisfechos con tener a su disposición las mujeres y las hijas de susobreros, sin hablar de la prostitución oficial, encuentran un placer singular en seducirsemutuamente las esposas.El matrimonio burgués es, en realidad, la comunidad de las esposas. A lo sumo, se podríaacusar a los comunistas de querer sustituir una comunidad de las mujeres hipócritamentedisimulada, por una comunidad franca y oficial. Es evidente, por otra parte, que con laabolición de las relaciones de producción actuales desaparecerá la comunidad de lasmujeres que de ella se deriva, es decir, la prostitución oficial y no oficial.”En el capítulo I del Manifiesto del Partido Comunista: Burgueses y Proletarios.Hablando del desarrollo de la industria en el capitalismo.“Cuanto menos habilidad y fuerza requiere el trabajo manual, es decir, cuanto mayor es eldesarrollo de la industria moderna, mayor es la proporción en que el trabajo de loshombres es suplantado por el de las mujeres y los niños. Por lo que respecta a la claseobrera, las diferencias de edad y sexo pierden toda significación social. No hay más queinstrumentos de trabajo, cuyo coste varía según la edad y el sexo.”La sagrada Familia-capítulo VIII-Sección que toca Marx :"El cambio de una época histórica puede determinarse siempre por la actitud de progreso dela mujer ante la libertad, ya que es aquí, en la relación entre la mujer y el hombre, entre el
  • 3. débil y el fuerte, donde con mayor evidencia se acusa la victoria de la naturaleza humanasobre la brutalidad. El grado de la emancipación femenina constituye la pauta natural de laemancipación general."Nada menos que esperar de Marx, cómo sin necesidad de enfocarse específicamente en eltema de la mujer y dedicarle un libro, no deja de lado la importancia de tocar la necesidadde acabar con la condición a la que se somete a la Mujer. Toca temas fundamentales comola visión de la burguesía sobre la mujer, que es la ideología dominante en nuestra sociedady la introducción de la mujer en el aparto productivo. Toca también que en la condición dela mujer se ve reflejado el avance y desarrollo de la sociedad en general.Pero así como hemos dicho antes que el Marxismo es un guía para el avance, entonces nonos quedemos sólo con lo que ha dicho Marx sino tomemos también lo que plantearonaquellos que continuaron enriqueciendo y desarrollaron sus planteamientos.Hablemos de Engels, gran Amigo y Camarada de Marx, que esencialmente en sulibro: “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado”, trata el tema de lamujer más detallado, el mayor contenido del tema femenino en el libro está en elcapitulo IX- llamado “Barbarie y civilización”, hace un breve esbozo sobre eltranscurso de las distintas sociedades hasta la sociedad actual: “La división del trabajo en la familia había sido la base para distribuir la propiedad entre elhombre y la mujer. Esta división del trabajo continuaba siendo la misma, pero ahoratrastornaba por completo las relaciones domésticas existente por la mera razón de que ladivisión del trabajo fuera de la familia había cambiado. La misma causa que habíaasegurado a la mujer su anterior supremacía en la casa (su ocupación exclusiva en laslabores domésticas), aseguraba ahora la preponderancia del hombre en el hogar: el trabajodoméstico de la mujer perdía ahora su importancia comparado con el trabajo productivo delhombre; este trabajo lo era todo; aquél, un accesorio insignificante. Esto demuestra ya quela emancipación de la mujer y su igualdad con el hombre son y seguirán siendo imposiblesmientras permanezca excluida del trabajo productivo social y confinada dentro del trabajodoméstico, que es un trabajo privado. La emancipación de la mujer no se hace posible sinocuando ésta puede participar en gran escala, en escala social, en la producción y el trabajodoméstico no le ocupa sino un tiempo insignificante. Esta condición sólo puede realizarsecon la gran industria moderna, que no solamente permite el trabajo de la mujer en vastaescala, sino que hasta lo exige y tiende más y más a transformar el trabajo domésticoprivado en una industria pública.”De esto se ratifica que las condiciones de sometimiento de la mujer obedecen a un ordeneconómico. Tanto por cómo se dio en su inicio, como por lo que ha obedecido a través de lahistoria y por lo que obedece ahora. Si es cierto que gran cantidad de mujeres están insertasen el terreno laboral, su liberación no ha sido completa, simplemente estas condiciones de
  • 4. avance en su desarrollo en el trabajo, en la educación, en su participación en latransformación de la sociedad, no han hecho más que incrementar su trabajo, si es ciertoque algunas han salido del “claustro del hogar” como lo llamó Lenin, no se ha dado el pasoa la sociedad nueva, y la situación de la Mujer está aún en una gran contradicción que cadadía la hace avanzar más, pero también la hace cumplir con una doble y hasta triple jornada,porque sale del hogar a trabajar pero sigue encargada a solas de las labores del mismo,porque sólo en casos excepcionales reciben ayuda, toda la carga de los quehaceres delhogar está en los hombros de la mujer.Seguimos con los planteamientos de Augusto Bebel: “Camarada de Marx, militante delPartico Comunista Alemán”, tuvo la fortuna para él y para nosotras y nosotros de escribir,hace más de 100 años, sobre el tema de la Mujer de manera más específica y detallada.Escribió un libro bastante extenso que llamo “La Mujer y el Socialismo” que trata sobretodo el desarrollo histórico de la situación de la mujer con la visión de clase. En esteinteresante libro, Bebel divide uno de sus tomos en tres partes y lleva el nombre de – “Lamujer en el pasado, en el presente y en el porvenir”. De este autor no me permitiré citarmucho porque terminaría citando todo el libro, sin embargo recomendamos afanadamentesu lectura a aquellas y aquellos interesados en el tema de la lucha femenina. Bebel tocaentre tantos temas, la prostitución, la religión, la homosexualidad, la monogamia, lapoligamia, la poliandria, las leyes que apoyaban la opresión de la mujer, el caso particularde la mujer de oriente, derecho materno, la herencia, la propiedad privada, matriarcado,rapto de mujeres, la no humanización de la mujer, matrimonio, patriarcado, aborto, lahistoria de la mujer en la lucha política, entre otros.De aquí por ahora entre tantas frases nos permitiremos citar las siguientes a modo dereflexión de lo que plantea Bebel:“Si he dicho que la mujer y el trabajador tenían por dote común, desde tiempo inmemorial,el ser oprimidos, he de acentuar esta declaración respecto de la mujer. La mujer es el primerser humano victima de servidumbre. Ha sido esclava incluso antes de que hubieseesclavos”.“No se crea que todos los socialistas sean emancipadores de la mujer; los hay para quienesla mujer emancipada es tan antipática como el socialismo para los capitalistas.”Por eso es necesaria la presencia constante tanto en la activación como en la discusiónsobre el tema de La Mujer de los compañeros y Camaradas para ir avanzando en conjuntosobre las soluciones en cuanto al tema de la lucha femenina. En una de nuestras tareas elorientar a los hombres sobre la situación de la mujer y la necesidad de su lucha.Con esto pasamos, a los escritos V.I Lenin, continuador de la teoría marxista y fue más allá,pues, desarrolló la teoría y la táctica para hacer la revolución. Y por eso hoy se hablamosdel marxismo-leninismo, como una herramienta científica que nos orienta en la lucha
  • 5. revolucionaria. Lenin dio mucha importancia a la participación de la mujer en la luchapolítica e hizo énfasis por impulsarla a la inserción en el trabajo productivo, para laliberación de la sociedad y de ella misma.Sobre lo que escribió acerca del tema de la mujer hay un compendió llamado “Laemancipación de la Mujer”. Ahí dice en 1919 a dos años de triunfar la Revolución en Rusialo siguiente: “la mujer continua siendo esclava del hogar, a pesar de todas las leyesliberadoras, porque está agobiada, oprimida, embrutecida, humillada por los pequeñosquehaceres domésticos, que la convierten en cocinera y en niñera, que malgastan suactividad en un trabajo, absurdamente improductivo, mezquino, enervante, embrutecedor yfastidioso. La verdadera emancipación de la mujer y el verdadero comunismo nocomenzarán sino en el país y en el momento en que empiece la lucha de masa (dirigida porel proletariado dueño del Poder del Estado) contra esta pequeña economía doméstica, o másexactamente, cuando empiece su transformación en masa en una gran economía socialista.”Lo que nos dice Lenin ratifica, luego de más de 50 años, lo que Marx plantea en unmomento, la verdadera emancipación de la mujer sólo será posible en una nueva sociedad.Y preguntémonos, ¿acaso con todas las reivindicaciones y lo logros de las luchadorasfemeninas, está situación ha cambiado? Pues no camaradas, revisemos las estadísticasvenezolanas y las del mundo, entonces con fundamento podemos afirmar que el marxismo-leninismo sigue teniendo vigencia en sus planteamientos en cuanto a la lucha femenina, sitocamos el tema que nos compete desarrollar a nuestro movimiento hoy.Pero Lenin no sólo se limitó a escribir y a transformar la realidad de la Mujer en Rusia,pues en este mismo libro Clara Zetkin escribe la conversación con Lenin que da pie a launión del Movimiento Femenino Internacional, entre tantas hojas de esta conversaciónLenin y Clara discuten sobre la importancia de la integración de la mujer al trabajotransformador de la sociedad y la humanidad desde la producción y la lucha revolucionaria,de lo fundamental de su papel propulsor de los aportes para la construcción del socialismo,lo necesario para lograr su propia emancipación dentro de la emancipación de lahumanidad. Entre la conversación Lenin hace una crítica sobre varias desviaciones,necesarias abordar para nosotras en este trabajo femenino, los planteamos así.1. Las desviaciones en las reuniones de mujeres organizadas: las compañeras tendían atomar las reuniones como simples momentos para plantear sus problemas maritales ysexuales, cuestión que no encuentra mucho acomodo dentro de la discusión para lograr alhombre y a la mujer nueva, porque los esfuerzos que realizasen las mujeres para reunirse yel tiempo dedicado a su organización debía ser encaminado a visiones más profundas,porque si es cierto que el tema reivindicativo debe ser tomado en cuenta y discutido y losentimientos equivalen a una parte importante de nuestra vida, no debe opacar el trabajo ylos esfuerzos por la organización política, el esfuerzo por aportar al avance colectivo. Yentre tantos problemas que tienen las mujeres en la sociedad a transformar, no debe estar
  • 6. enfocada principalmente en discutir sólo su situación sentimental, pero es algo quedebemos ir trabajando en nosotras porque la historia de la humanidad y la imposición de laclase dominante, nos ha inducido a estar abstraídas en esos asuntos para dividirnos ydesligarnos de la lucha revolucionaria.2. Lenin también hace el llamado a que la juventud, que tiene una falsa creencia de lalibertad del ser humano y el amor planteada para la nueva sociedad, sobre librarnos deprejuicios pequeños burgueses: lo han tomado por el tema de la promiscuidad y susprincipales conversaciones radican en que la libertad de prejuicios hipócritas impuestos escaer en la promiscuidad. Que lleva al desgaste de nuestra juventud, que debe estar inmersaen estudiar para el avance de nuestra sociedad, proponer políticas que cambie la realidadactual que aún no le da respuesta a la juventud, nutrirse con el deporte, trabajo y el arte.Y eso es aplicable a nuestra sociedad actual, a la sociedad Venezolana y al tema de lamujer.Ahí entramos a la diferencia entre las propuestas de los movimientos femeninos de lasburguesas y los movimientos femeninos de las proletarias.Como bien lo explica Clara en su libro llamado: “La cuestión femenina y el reformismo”.Ella habla de las diferentes visiones, la mujer burguesa busca el poder económico de losmedios para ser también opresora y explotadora no sólo de una mujer sino principalmentede una clase, de nuestra clase, en cambio nuestra lucha, la de las proletarias, es la lucha porlo igualdad, por la justicia para nosotras y para toda la humanidad, la lucha por construiruna nueva sociedad de iguales.No sólo ese ha sido el aporte de Clara, fue también propulsora del Movimiento FemeninoInternacional y propone en una reunión con mujeres representantes de movimientos ypartidos de izquierda internacional en Copehagen-Dinamarca la Conmemoración del DíaInternacional de la Mujer trabajadora en reivindicación de las obreras textiles asesinadaspor su patrón en respuesta a sus protestas por reivindicaciones laborales y mejorascondiciones para trabajar. Propuesta que fue aprobada y es así comienza el 8 de marzo de1911 por primera vez la conmemoración de este día.Kollontai también escribe sobre el tema de la lucha femenina, en un folleto plantea laverdadera visión del día internacional de la mujer trabajadora y las fortalezas que da almovimiento revolucionario general.En pro de retomar la verdadera visión de este día que la burguesía ha desviado en vísperasde su beneficio, como lo hace con todo. Surge desde movimientos de izquierdainternacionales la propuesta de la Conferencia Mundial de Mujeres de Base que se realizódel 4 al 8 de marzo del 2011 en Caracas-Venezuela; con la participación de 1300 mujeresde más de 40 países de 4 continentes; evento que terminó con una gran marcha mundial por
  • 7. las calles de Caracas. Planteamos la importancia de retomar la integración femeninainternacional de izquierda y su accionar en conjunto. Y decimos: ¡Los tiempos estánmaduros para una nueva partida del Movimiento Internacional de Mujeres! Como consignaprincipal.He aquí parte de los planteamientos del marxismo en cuanto al tema de la lucha femenina,y como se fue desarrollando en conjunto al leninismo. Sigue su vigencia, pues seguimos enel mismo sistema capitalista, con la misma base de explotación, fundamentos y principiosque cada día degradan más nuestra sociedad. Y aunque los logros reivindicativos han sidograndes para la Mujer, pueden ser más y mejores, podríamos decir estratégicos que daríanla respuesta integral al problema de la mujer y del mundo.Por eso planteamos que los objetivos de los movimientos, colectivos, organizaciones quereivindican la lucha femenina, deben ir encaminados a la necesidad de concientizar a lamujer sobre su opresión y explotación para insertarla en la activación para cambiar estarealidad, donde comprenderá por su misma práctica y conocimiento que debe ir más allá yproponerse en conjunto con nuestros hermanos de clase transformar la sociedad en generalpara lograr la igual y la justicia. Hermanos que debemos también invitar a la discusión ynuestras actividades para que comprendan de manera consciente la importancia de nuestraliberación y el aporte de nuestra fuerza revolucionaria, y la integración masiva de la mujercomo parte de nuestra clase. Jeisy Gimenez Movimiento de Mujeres Ana Soto Marzo del 2011.

×