La pedagogía de dios
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La pedagogía de dios

on

  • 139 views

 

Statistics

Views

Total Views
139
Views on SlideShare
130
Embed Views
9

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 9

http://www.raspanti.campusinstituto.com.ar 9

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La pedagogía de dios La pedagogía de dios Presentation Transcript

  • LA PEDAGOGÍA DE DIOS UNA PEDAGOGÍA DE AMOR FRANCIS CHINAZZO-FORO PEDAGOGÍA CATEQUÍSTICA-PROF. OSVALDO
  • PEDAGOGÍA DEL DON Dios toma la iniciativa de revelarse(mostrarse, abrirse, darse a conocer). PEDAGOGÍA DEL DIÁLOGO En esta revelación Dios invisible, movido por el amor, habla a los hombres como amigos para invitarlos y recibirlos en su compañía (DV 2). El Dios de la Biblia es el Dios Señor de la historia que restaura, purifica, restablece y salva a los hombres en la misma historia humana, que así por puro don de Dios se convierte en historia de salvación.
  • “DIOS QUISO EN SU BONDAD Y SABIDURÍA REVELARSE A SÍ MISMO Y MANIFESTAR EL MISTERIO DE SU VOLUNTAD: POR CRISTO Y CON EL ESPIRÍTU… PUEDEN LOS HOMBRES PARTICIPAR DE LA NATURALEZA DIVINA,”
  • PEDAGOGÍA GRADUAL  Esta revelación respeta las características propias del hombre y de los pueblos, es gradual y progresiva.  De esta forma progresiva y activa, de reconstrucción de la humanidad y de la creación, El Dios trinitario, el Hijo Encarnado y el Espíritu han desarrollado modos de acercamiento y un estilo de educar conocidos con el nombre de Pedagogía Divina (DV 15)
  •  Dios educa a su pueblo a través de “hechos y palabras” En el Antiguo Testamento se encuentran ejemplos de como Dios despliega su pedagogía a lo largo de la historia de salvación. Yahvé –Dios conduce a los hombres a Cristo a través de la función pedagógica de la Ley. “la ley fue nuestro pedagogo hasta Cristo” (Gal 3,24). Después de la Alianza, aceptada por el pueblo, en pacto de amistad, comienza una nueva etapa de las relaciones divino-humanas dentro del proyecto salvador de Dios.
  •  Esta pedagogía desplegada por Dios, en obras y palabras (mediante la Ley, los profetas), preparó al pueblo a acoger el Evangelio del Reino.  Pedagogía con tres características:  Exigente: señala el ideal de vida obligatorio  Condescendiente: se acomoda a la situación interior del pueblo.  Progresiva: con sus avances y retrocesos. LA PACIENCIA DIVINA SE MOSTRO EN PLENITUD.
  • En el nuevo testamento Cristo que nos conduce a sus seguidores al amor del padre, de los demás y de la Creación, bajo el impulso del Espíritu. CRISTO ES EL PEDAGOGO DIVINO. Lleva a la plenitud la obra salvadora de Dios Trinitario a favor del todo género humano: la rehabilitación de todos los hombres y mujeres en calidad de “hijos de ¨Dios” y “hermanos de todos en Cristo Jesús”.
  • Dios emplea abundantes mediaciones que favorecen su encuentro con los hombres y la revelación de su proyecto de salvación y comunión para con toda la humanidad:
  • Mediaciones personales: los profetas Mediaciones históricas: los acontecimientos fundantes de la Historia de la Salvación. Mediaciones rituales: las fiestas, las celebraciones, los ritos y gestos litúrgicos, los objetos de culto… Mediaciones literarias: los relatos religiosos, las alegorías, los testimonios personales, la poesía, las plegarias… Mediador por excelencia: su Hijo, Jesús. Estas mediaciones ayudan a los israelitas a sentirse unidos al Dios de la alianza , conducen de los hechos – acontecimientos, al misterio de Dios Salvador – hoy.
  • EL SUEÑO DE DIOS Fue allá, en los tiempos eternos. en una de esas mateadas de amanecer en el seno mismo de la Santísima Trinidad. Porque hay que saber que en Dios también existe una vida íntima. Dicen que es un diálogo de amor entre el Tata, el Hijo y el Espíritu Santo.
  • De eso nada sabríamos, si no fuera porque el Hijo, cuando vivió entre nosotros, nos lo reveló. Los viejos cristianos que hablaban griego, solían llamar a esta conversa, con el nombre de perijóresis. Mientras que los que hablaban en latín la conocían como Procesiones ad intra. Maneras de llamar a eso que nos resulta muy difícil de comprender, pero que existe de verdad. Bueno: en una de esas conversas que Dios tiene consigo mismo, Tata Dios comentaba medio entristecido:
  • “¡Mal la veo, che! Mala tos le siento al gato. Fíjate que creamos al hombre para que fuera feliz en la tierra, obedeciendo a nuestra palabra. Y resulta que el hombre y su mujer, mal anoticiados por Mandinga, prefirieron hacerle caso a él, y agarraron nomás por mal camino. De nada sirvió echarlos del paraíso. No comprendieron ni se corrigieron. Les mandamos el diluvio, y de entre los pocos que se salvaron, volvió a renacer la mala semilla. Los desparramamos en la torre de Babel... y nada, sino peor. Ya no sé qué hacer. No puedo seguir castigándolos. Pareciera que aunque vean clarito la buena senda, no tienen la fuerza para seguirla. ¡Qué hacer! ¿A quién enviaré?” Parece que entonces, el Espíritu Santo le inspiró al Hijo la respuesta: “¡Ofrécete vos, che! Ofrécete Vos.”
  • y el Hijo, inspirado por el Espíritu, se puso a disposición del Tata para lo que se ofreciera: “¡Aquí estoy para hacer su voluntad! ¡Envíeme!” Y, como cuentan los ancianos, de esta manera nació lo que llamaron la economía de la salvación. Es decir, el proyecto por el cual el Tata mandó a la tierra a su Hijo para que cumpliera plenamente su voluntad y nos la enseñara también a nosotros. Y no sólo eso: sino que llegara, por obediencia, a dar su propia vida para que nosotros tuviéramos la gracia y la fuerza para seguir la buena senda que nos devolviera a la casa paterna. De ese lugar de vida de donde nos habíamos apartado por la desobediencia. Luis Collantes Segura