Presentación ponencias flacso 2012

302 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
302
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Presentación ponencias flacso 2012

  1. 1. Título de la ponencia Democracia y Posmodernidad: ¿Crisis de la democracia? Área de trabajo Teoría política Autor: María Isabel Puerta R. Correo electrónico: mpuerta2@uc.edu.veTrabajo preparado para su presentación en el VI Congreso Latinoamericano de Ciencia Política, organizado por la Asociación Latinoamericana de Ciencia Política (ALACIP). Quito, 12 al 14 de junio de 2012. Junio 2012
  2. 2. PostmodernidadDemocracia Orden en Caos
  3. 3. Caída del Muro de Berlín 1989 Democratización en el Tercer Mundo La Democracia en América 1835 Revolución Francesa 1789 Independencia de EUA 1776 La Ilustración: S. XVIIDEMOCRACIA enAtenas: 5 A. C.
  4. 4. Democracia Antigua Democracia Representativa Democracia Participativa Democracia Global ¿Postdemocracia?
  5. 5. … cuando la democracia llega a regiones del mundo anteriormente gobernadas por regímenesP autoritarios, el término se utiliza para englobar toda la gama de los valores modernos: libertad,O ciertamente; igualdad, que Tocqueville fue el primero en llamar democracia, y, más recientemente,S fraternidad. El término <<democracia>> se convierte así en sinónimo de buena sociedad, y tambiénT esto es un desagradable error.M … La democracia es la voz del pueblo que crea instituciones, las cuales controlan el gobierno y hacenO posible cambiarlo sin violencia. En este sentido el <<demos>>, el pueblo, es el soberano que daD legitimidad a las instituciones de la democracia. (Dahrendorf, 2002:10).E En Derrida la concepción de democracia es vista como una promesa, que busca reducir la distancia queR hay entre lo que es y a lo que aspira (Corcuff: 146)N El concepto de postdemocracia nos ayuda a describir aquellas situaciones en las que el aburrimiento, laO frustración y la desilusión han logrado arraigar tras un momento democrático, y los poderosos intereses de una minoría cuentan mucho más que los del conjunto de las personas corrientes a la hora de hacer que el sistema político las tenga en cuenta; o aquellas otras situaciones en las que las élites políticas han aprendido a sortear y manipular las demandas populares y las personas deben ser persuadidas para votar mediante campañas publicitarias. (Crouch, 2004:35) La democracia [en referencia a la de los Estados Unidos] es efímera, en lugar de representar un sistema estable; prefiere denominarla democracia fugitiva para acentuar su naturaleza esporádica, relacionándola directamente con la noción aristotélica. Por ello resulta mucho más conveniente hablar de formas de democracia en lugar de una sola, es esa multiplicidad la que deviene en política anti-totalitaria (Wolin, 2004: 603).
  6. 6. Lipovetsky (2008), advierte que la noción de democracia está acompañada de decepción, de unP desencanto, de un escepticismo que tiene que ver con la incapacidad de la clase política de cumplir conO sus promesas, porque le han dado prioridad a sus intereses particulares, lejos de aquellos que lesS llevaron al poder, pero además, la democracia al vencer la amenaza comunista y los nacionalismos, seT quedó sin mayores desafíos.M “Las revoluciones políticas modernas, ya sean democráticas o comunistas, parecieran perder su dinámicaO una vez que tienen éxito” (Wolin, 2004:400)D El problema es que la democracia representativa ya no nos satisface, y por ello reclamamos “MásE democracia”, lo que quiere decir, en concreto, dosis crecientes de directismo, de democracia directa. YR así, dos profetillas del momento, los Toffler, teorizan en su “tercera ola” sobre una democraciaN semidirecta. De modo que los referendos están aumentando y se convocan cada vez más a menudo, eO incluso el gobierno de los sondeos acaba siendo, de hecho, una acción directa, un directismo, una presión desde abajo que interfiere profundamente en el problemsolving, en la solución de los problemas. Ésta representará una mayor democracia. Pero para serlo realmente, a cada incremento de demo-poder debería corresponderle un incremento de demo-saber. De otro modo la democracia se convierte en un sistema de gobierno en el que son los más incompetentes los que deciden. Es decir, un sistema de gobierno suicida. (Sartori, 2008: 128) El problema de la democracia es que cae en las redes corporativas, en sectores organizados que representan los intereses de grupos que son protegidos por encima del pueblo. De una relación desigual, no puede menos que producirse la desafiliación que no es sólo un rasgo del Estado postdemocrático sino post-representativo (Wolin, 2004: 601).
  7. 7. “Paradoja de la época: cuanto más crece la decepción, más se consolida la adhesión masiva a losP valores democráticos. La queremos, pero sin pasión. Y la queremos sobre todo cuando tenemos laO sensación de que está en peligro” (Lipovetsky, 2008: 80), porque no deja de ser la mejor opción queS tenemos.T El análisis cumplido por Tocqueville hace cien años se ha cumplido plenamente. Bajo el monopolioM privado de la cultura acontece realmente que "la tiranía deja libre el cuerpo y embiste directamenteO contra el alma. El amo no dice más: debes pensar como yo o morir. Dice: eres libre de no pensar comoD yo, tu vida, tus bienes, todo te será dejado, pero a partir de este momento eres un intruso entreE nosotros". Quien no se adapta resulta víctima de una impotencia espiritual del aislado. Excluido de laR industria, es fácil convencerlo de su insuficiencia. (Adorno, 1985: 192).N El sistema llega a convertirse en una Videocracia, en opinión de Sartori (2008), cuando a través de losO mecanismos del cibermundo es que se desenvuelven los individuos que tienen el control de las decisiones, desarrollándose una alta dependencia de los sondeos de opinión, que orientan las respuestas del sistema a las demandas. La democracia en este contexto luce disminuida, debilitada por ser la promesa, la oferta que no llega a concretarse, sobre la cual se constituye un entramado institucional, que no termina de convencer a todos de manera similar, porque llega a ser incapaz de complacer a todos los sectores con los mismos niveles de eficiencia.
  8. 8. POSTDEMOCRACIA El concepto de postdemocracia nos ayuda a describir aquellas situaciones en las que el aburrimiento, la frustración y la desilusión hanlogrado arraigar tras un momento democrático, o aquellas otras situaciones en las que y los poderosos intereses de una las élites políticas han aprendido aminoría cuentan mucho más que los sortear y manipular las demandas del conjunto de las personas populares y las personas deben ser corrientes a la hora de hacer que el persuadidas para votar mediantesistema político las tenga en cuenta; campañas publicitarias (Crouch, 2004:35).

×