Osteopatias

2,061 views
1,965 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,061
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
303
Comments
0
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Osteopatias

  1. 1. OSTEOPATÍA:una ayuda para su hijo• Un tratamiento suave sin efectos secundarios.• Cómo actúa frente a los achaques másfrecuentes.• Lo que uno mismo puede hacer.Christoph NewigerBirgit BeinbornEDITORIALPAIDOTRIBO01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 1
  2. 2. Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titularesdel copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducciónparcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidosla reprografía y el tratamiento informático y la distribución de ejemplares de ellamediante alquiler o préstamo públicos.Título original de la obra: Osteopathie: So hilft sie Ihrem Kind© Trias Verlag im Georg Thieme Verlag, Stuttgart, GermanyTraducción: Eva Nieto SilvaRevisión técnica: Inés Ramirez (Fisioterapeuta)Director de colección: Antoni Cabot© 2002, Editorial PaidotriboC/ Consejo de Ciento, 245 bis, 1º, 1ª08011 BarcelonaTel. 93 323 33 11 – Fax 93 453 50 33http: www.paidotribo.come-mail: paidotribo@paidotribo.comPrimera edición:ISBN: 84-8019-631-9Maquetación: Editor Service, S.L.Diagonal, 299 – 08013 BarcelonaImpreso en España por A & M Gràfic S.L.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 2
  3. 3. Los autores:Christoph NewigerEste periodista y autor (nacido en 1963) ejerce comoprofesional liberal en Múnich, donde gestiona su pro-pio despacho periodístico. Se ocupa desde hace años detemas médicos y sanitarios. Christoph Newiger es elautor del primer libro de divulgación científica publica-do en el ámbito de habla alemana sobre Osteopatía.Birgit Beinborn D.O. M.R.O.Esta osteópata diplomada (nacida en 1962) es la orgu-llosa madre de un niño y dispone, por tanto, de una ex-periencia propia y viva que corretea cerca de sus pies.Birgit Beinborn estudió Osteopatía en el College Sut-herland, la mayor escuela de Osteopatía de Alemania, yconsta con su nombre de soltera como colaboradora deun libro especializado en medicina osteopática.Reconocimientos:Agradecemos cordialmente a Etienne Cloet, D.O. M.R.O.1(B), Rob Muts,D.O. M.R.O. (NL), Fermand Schallier, D.O. M.R.O. (B) y StefanieGeldschläger su valiosa y profesional asistencia para la elaboración de es-te libro.También vaya nuestro mayor agradecimiento a los niños Lisa-Marie, An-nika, David y Noah, cuyas fotografías han hecho posible la publicacióndel presente volumen.1D.O. M.R.O. (Diplom der Osteopathie, Mitglied im Register der Osteopathen = Diplomadoen Osteopatía, Miembro del Registro de Osteópatas) (N. de la T.)01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 3
  4. 4. Esta página dejada en blanco al propósito.
  5. 5. ÍNDICESobre este libro 11Prólogo (1) 13Prólogo (2) 15¿Qué es la Osteopatía? 17Así nació la Osteopatía 18Entender la Osteopatía 19• La vida es movimiento 19• Estructura y función 20• Las fuerzas de curación espontánea del cuerpo 20• El organismo como unidad indivisible 21• Sistema vascular y vías de conducción 22Enfermedades desde el punto de vista osteopático 23• Cómo se originan los trastornos funcionales 23• Cómo se compensa el cuerpo 24• Cuándo aparece una enfermedad 24Osteopatía infantil 25• Tratamiento preventivo 25• Medicina sin medicamentos 26501 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 5
  6. 6. Osteopatía, medicina naturista y medicina convencional 29Las posibilidades y los límites de la Osteopatía 30• Fundamento científico 30• Integral e individual 30• La acción de las manos 31• El movimiento respiratorio primario 31Lo que nos ofrece la medicina naturista 32Medicina convencional y Osteopatía 33El desarrollo infantil 35El feto 36• El desarrollo en el cuerpo de la madre 37• Las huellas de un embarazo 37• Problemas durante el embarazo 38El parto 39• Desarrollo anatómico correcto 40• Las huellas de un parto normal 40• La pelvis 41El recién nacido y el lactante 41• El primer año de vida 42• Exámenes preventivos 43• Recién nacidos y lactantes en el osteópata 44El niño pequeño 45• Emociones, inteligencia y comportamiento 46• Enfermedades infantiles e infecciones 47El escolar 486 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 6
  7. 7. • Educación y trato 49Cómo examinar la salud de su hijo 49• Observar y comprobar 50Prevención y tratamiento osteopático 59El área de la cabeza 60• Inflamación de los ojos (oftalmia) 60• Osificación de la sutura craneal (cierre de las fontanelas) 61• Oclusión defectuosa 62• Fisura palatina 64• Deformidades craneales 65• Tortícolis congénita 66• Estrabismo 67• Inflamación del oído medio (otitis) 69• Sinusitis 71• Dolor de cabeza 72• Migraña 74• Meningitis 75• Desviación del tabique nasal 79Las vías respiratorias 80• Bronquitis aguda 80• Bronquitis crónica 81• Pulmonía 83• Asma 84• Difteria laríngea (crup, falso crup) 86• Amigdalitis (anginas) 87Índice 701 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 7
  8. 8. La digestión 89• Vómitos 89• Estreñimiento 90• Diarrea 92• Catarro gastrointestinal 94• Cólico de los tres meses 95• Niño gritón 97• Niño que regurgita 100• Apendicitis 101• Hernia inguinal 102• Invaginación intestinal 104• Oclusión intestinal 106• Gastritis 107• Hepatitis 108• Diabetes mellitus 110• Disfunciones de la glándula tiroides 111El sistema inmunológico 113• Neurodermitis (dermatitis atópica) 113• Fiebre del heno 115• Erupción cutánea 117• Incompatibilidad con alimentos 119• Artritis reumática (artritis crónica juvenil) 120El sistema nervioso 121• Epilepsia (ataques cerebrales) 122• Convulsiones febriles 123• Parálisis del plexo (paresia del plexo superior e inferior) 1248 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 8
  9. 9. El corazón 126• Fallos cardíacos 126• Alteraciones del ritmo cardíaco 127El abdomen 128• Infecciones de las vías urinarias 128• Inflamación de los riñones (nefritis) 130La conducta 132• Comportamiento agresivo 133• Orinarse (enuresis) 133• Tartamudeo 134• Trastornos del sueño 135• Bajos rendimientos parciales (disfunción cerebral mínima) 137• Hiperactividad (ADHD) 138Enfermedades infantiles clásicas 141El aparato locomotor 142• Displasia de cadera, luxación de la articulación de la cadera 142• Deformidades del pie 143• Rotación interior de las piernas 145• Piernas en O y en X 148• Cifosis (espalda curvada) 149• Escoliosis 152• Bloqueo de la cabeza del radio 154• Fracturas de huesos 155Índice 901 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 9
  10. 10. Apéndice de consultas 157Lo que uno mismo puede hacer:• Inhalación 157• Solución de glucosa y electrolitos 157• Enema de infusión de manzanilla 157• Lavado de las fosas nasales 158• Infusión para la vejiga y los riñones 158• Compresa para los riñones (saquitos de flor de heno) 158• Compresas o envolturas de requesón 158• Compresas de pantorrilla (compresas de vinagre) 159• Compresas de cebolla 159Cómo encontrar un osteópata cualificado 159• Tratamiento osteopático 160Bibliografía recomendada 161Índice alfabético 16310 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 10
  11. 11. Sobre este libroEl presente volumen pretende mostrar cómo puede ayudar la Osteopatíacuando nuestro hijo enferma. Para ello se han recopilado y descrito 60enfermedades infantiles diferentes, así como la manera en la que un os-teópata procede ante cada una de ellas. El diagnóstico y el tratamiento sesitúan en un primer plano. Puesto que la mayoría de las enfermedadespueden originarse de múltiples maneras, se han presentado como ejem-plos sólo algunas de las posibles causas, habiendo renunciado, por elcontrario, a una descripción de cada una de las técnicas osteopáticas(manipulación o maniobras con la mano). Por un lado porque presupo-nen unos conocimientos muy precisos de anatomía y, por otro, porquesegún el contexto causal de cada enfermedad se pueden utilizar técnicasmuy diferentes.Para poder valorar mejor la efectividad y las posibilidades de la Osteopa-tía hemos descrito, también, cómo trata la medicina académica o con-vencional cada una de las enfermedades. De este modo es fácil poder es-tablecer una comparación. Los avisos finales denominados “Lo que unomismo puede hacer” contienen, la mayoría de las veces, consejos dentrodel área de la medicina naturista que uno mismo puede aplicar.Es importante para nosotros que no se entienda la Osteopatía comouna “medicina alternativa”, lo cual convierte en superfluas otras for-mas de la ciencia médica. La Osteopatía es ante todo una rama de lamedicina que guarda estrecha relación con la medicina académica y lamedicina naturista. Justamente ahí es donde estriba una de sus venta-jas. Para ella lo que cuenta es la salud de nuestros hijos y no la formadel tratamiento.Hemos dividido el libro en cinco capítulos. El primero nos introduceen la Osteopatía. Aclara cómo funciona y qué ventajas ofrece paranuestro hijo. El segundo capítulo muestra qué lugar ocupa dentro de laciencia médica. El tercero describe la evolución del niño desde un pun-to de vista osteopático. Aquí encontramos también indicaciones conrespecto a los diferentes pasos del desarrollo del niño, así como senci-Sobre este libro 1101 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 11
  12. 12. llos tests de reacción con los que se puede examinar el desarrollo sen-somotor infantil. El cuarto capítulo contiene más de 60 sintomatolo-gías típicas de enfermedades y señala la forma de tratarlas. En el últimocapítulo aparece una serie de indicaciones prácticas, como por ejemplocómo localizar un buen osteópata y lo que nos puede costar un trata-miento osteopático.12 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 12
  13. 13. Prólogo 1¿A qué niños puede ayudar la Osteopatía y cuáles son las afecciones fren-te a las que se obtienen buenos resultados? En EE.UU., patria de la Os-teopatía, se exploró desde un punto de vista osteopático a 1.250 reciénnacidos. Apenas un diez por ciento de los niños presentó unos trastornosclaros, otro diez por ciento podría definirse como sano. ¿Qué ocurre conel ochenta por ciento restante? Precisamene en estos últimos se centra laatención de los osteópatas; los niños que, en un sentido tradicional, noestán enfermos, pero quizá “trastean” más que los otros, son más grito-nes, regurgitan después de comer, no pueden conciliar el sueño, siempreestán resfriados, etc.Las causas de estos trastornos pueden ser muy diferentes, hasta tal pun-to que un osteópata no siempre puede descubrirlas. Pero en muchos ca-sos puede averiguar las limitaciones del movimiento en el niño, que talvez sean la causa de los trastornos. El osteópata puede solucionar estaslimitaciones en el movimiento. Para ello utiliza sus amplios conocimien-tos anatómicos y fisiológicos y realiza con sus manos las adecuadas téc-nicas osteopáticas. El resultado es, a menudo, asombroso y los trastornospueden desaparecer en muy poco tiempo.No todo trastorno exige siempre un tratamiento osteopático. A veces untrastorno se limita, simplemente, a “desaparecer”. El niño sale entoncespor sí mismo –y con esto nos remitimos al estudio arriba reseñado– delconjunto del ochenta por ciento y se sitúa dentro del grupo del diez porciento de los niños sanos. Si el trastorno no desaparece puede conducir, enel peor de los casos, a enfermedades serias. Entonces el niño se encuentrade repente sumergido en el pequeño grupo con problemas llamativos.Cuando un osteópata trata a un niño, actúa a menudo de una manerapreventiva: evita que pequeños trastornos se traduzcan en enfermedadesreales. Ésta es una de las dos grandes ventajas de la Osteopatía.Como padres y lectores es deseable querer conocer exactamente cómopuede la Osteopatía ayudar a nuestro hijo en ciertos tipos de enfermeda-Prólogo 1301 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 13
  14. 14. des. Por ello hemos señalado y descrito en este libro toda una serie de en-fermedades y trastornos frecuentes en la edad infantil y cómo son trata-dos desde el punto de vista osteopático. Sin embargo, hay que conside-rar que sólo se ha podido tomar en cuenta un pequeño número de en-fermedades y que no hemos podido dar cabida a un grupo mucho mayorde trastornos no clarificados, así como de alifares. Para la curación de es-tos últimos puede ayudar, también en este ámbito, la medicina osteopá-tica.Los autores14 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 14
  15. 15. Prólogo 2Con la publicación de su primer libro, Osteopathie. Sanftes Heilen mit denHänden2, Christoph Newiger realizó un importante trabajo para una me-jor comprensión general de la Osteopatía en Alemania. Ya por aquel en-tonces me impresionó mucho que se le dedicara una especial atención yreconocimiento al tema del tratamiento. Por regla general, la asistenciapediátrica suele ser excelente. La zona oscura para los padres comienzaa causa de las diferentes interpretaciones que se pueden hacer de untrauma en el nacimiento, partiendo de los posteriores retrasos en el des-arrollo locomotor e intelectual, hasta que se elige una terapia adecuada.En el futuro se apostará por el reconocimiento de los primeros síntomasy por su tratamiento prematuro, por ejemplo, inmediatamente despuésdel nacimiento.Marina Ch. Fuhrmann D.O M.R.O.Directiva VODWiesbadenPrólogo 152Véase bibliografía recomendada al final de la presente publicación (N. de la T.)01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 15
  16. 16. 01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 16
  17. 17. ¿Qué es laOsteopatía?La Osteopatía es una formaintegral de la medicina. Sirveprincipalmente para reconocer ytratar los trastornos funcionales.El diagnóstico y la terapia seefectúan con técnicas propias deesta disciplina y solamente serealizan con las manos.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 17
  18. 18. Así nació la OsteopatíaUn médico inició la Osteopatía en EE.UU. Su nombre: Andrew TaylorStill (1828-1917, véase figura 1). Su padre fue predicador ambulante,granjero y doctor, y de él aprendió su oficio. Durante la guerra civil ame-ricana, Still trabajó como cirujano para el ejército de caballería. Eranotros tiempos, también para la medicina: se tenían escasos conocimien-tos sobre bacterias y esterilización. La anestesia acababa de descubrirse.Muchos pacientes fallecían a pesar de que su operación se había desa-rrollado con éxito satisfactorio, lo cual constituía una frustrante expe-riencia para cualquier médico. Después de la guerra civil, Still se estable-ció con su familia en Kansas City, donde estudia en el Colegio de Médi-cos y Cirujanos. En la ciudad brotó una epidemia de meningitis y Still,en su condición de médico, tuvo que presenciar cómo morían tres de sushijos, uno de ellos adoptado. Los medicamentos no sirvieron y fracasa-ron las ideas que por aquel entonces existían sobre la medicina.18 Osteopatía: una ayuda para su hijoFigura 1: Andrew Taylor Still,padre de la Osteopatía.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 18
  19. 19. Still empezó la búsqueda de una nueva forma de entender la salud, la en-fermedad, el cuerpo humano y lo que debía ser la medicina. Se ocupó delos huesos, músculos y tendones; analizó sus movimientos y su funcio-namiento combinado. Investigó la sangre y dedujo rápidamente la im-portancia del buen funcionamiento del sistema vascular. Still descubrióque el cuerpo disponía de fuerzas de curación espontánea que, cuando seestimulaban adecuadamente, podían curar enfermedades. Le fascinó elhecho de poder provocar esta estimulación mediante la suave presión desus manos. Still desarrolló un conocimiento mecánico del cuerpo, parael cual todo está en movimiento y todo se relaciona.Así apareció, en 1874, la Osteopatía como una nueva forma decuración que renunciaba totalmente a los medicamentos. Unamedicina que no trataba síntomas, sino que buscaba las causasde las enfermedades. Una medicina que no curaba enfermeda-des, sino que ayudaba al cuerpo a curarlas él mismo.Entender la OsteopatíaLa vida es movimientoEl principio de la Osteopatía es sencillo: la vida es movimiento. Si algoestá vivo, se mueve. Esto sirve tanto para nosotros, los seres vivos, comopara cada una de las estructuras de las que se compone nuestro organis-mo. Es igual que giremos la cabeza, cerremos los ojos, que nuestro cora-zón bombee la sangre por el cuerpo o que el intestino empuje, mediantemovimientos peristálticos, el bolo alimenticio a través de su propio inte-rior; cada una de las estructuras de nuestro cuerpo vive, tiene la capaci-dad de moverse y se mueve.Si una estructura tiene un trastorno en su función, cambian sus movi-mientos. La medida, la dirección, el ritmo o la situación de la tensión semuestran de forma alterada.La Osteopatía utiliza esta conexión, pues reconoce los trastornos funcio-nales desde la base de los movimientos alterados en cada una de las es-tructuras.¿Qué es la Osteopatía? 1901 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 19
  20. 20. Sin embargo, no es suficiente con eso; la Osteopatía permite también eltratamiento de trastornos funcionales. Para ello, el osteópata aplica téc-nicas propias que realiza con las manos, y ayuda a la estructura afectadapara que vuelva a tomar los movimientos correctos. Si se acepta esta ayu-da, la estructura tratada puede funcionar otra vez de forma correcta.Estructura y funciónCada una de las estructuras de nuestro cuerpo, ya sea hueso, articula-ción, órgano o tejido, sirve para realizar determinadas funciones. A la in-versa, una función también puede influir en una estructura.Ilustremos esto con un ejemplo:La mayoría de los músculos posibilitan un movimiento. Su estructuradetermina su función. Los niños que se mueven mucho y, por ejemplo,practican mucho deporte obtendrán una musculatura más fuerte. Lafunción aumentada forma por lo tanto la estructura. El efecto de inter-cambio entre estructura y función constituye un principio de la Osteo-patía que dice:La estructura determina la función y la función forma la estruc-tura.La dependencia recíproca de estructura y función sirve no sólo para ca-da una de las áreas del cuerpo, sino también para el organismo como to-talidad. Sólo cuando las numerosas y diferentes estructuras tienen unefecto conjunto de manera armónica con su propias y específicas funcio-nes puede trabajar el organismo en su totalidad.Las fuerzas de curación espontánea del cuerpoEn la Osteopatía, las fuerzas de curación espontánea desempeñan unimportante papel. Con las fuerzas de curación espontánea están relacio-nados todos los mecanismos propios el cuerpo, los reflejos y los proce-sos que ayudan al organismo a curarse. En este proceso cuenta la capa-cidad de coagulación de la sangre, al igual que la activación del sistemainmunológico durante una infección, la cicatrización después de una20 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 20
  21. 21. herida o la regeneración del hueso después de una rotura. El osteópatatrabaja conscientemente con estas fuerzas de autocuración espontánea,él las apoya en su constante esfuerzo para mantener o recuperar la saludfísica.El osteópata no cura, sino que ayuda al cuerpo a curarse por símismo.El organismo como unidad indivisibleA los osteópatas les gusta comparar el cuerpo humano con el mecanismode un reloj. De manera individual cada uno de los tornillos, muelles yengranajes no son capaces de nada. Sólo su trabajo en conjunto lleva alreloj a un correcto funcionamiento.Para que un trastorno funcional no lleve a todo “el mecanismo” a una si-tuación de inmovilidad, el cuerpo tiene una capacidad de compensación:una estructura mitiga las consecuencias de los trastornos funcionales deotra. El problema radica en que la estructura que acude en ayuda de otrasno puede realizar su propia función en toda su plenitud. Pero entoncesaparece otra estructura y se crea una nueva compensación.De esta manera, a menudo una causa provocada arrastra toda una cade-na de compensaciones hasta que en algún lugar o en algún momento lacompensación no puede sostenerse más. Entonces aparece un nuevotrastorno funcional. Ésta es una de las razones por las que la etiología delas enfermedades se pueden situar en un lugar totalmente diferente al delas afecciones que las provocan.Cuando la Osteopatía busca las causas de las enfermedades re-corre en sentido inverso, y en la medida de lo posible, la cadenade compensación. Éste es un viaje que le puede conducir por to-do el cuerpo.Volviendo a nuestro mecanismo de relojería, al igual que las partes me-cánicas de un reloj están dentro de una carcasa, las envolturas de los te-jidos conjuntivos, las llamadas fascias o aponeurosis, encierran y reco-rren todos los órganos del cuerpo. Estas aponeurosis pasan unas pordentro de las otras formando una gran aponeurosis corporal.¿Qué es la Osteopatía? 2101 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 21
  22. 22. En la Osteopatía las aponeurosis desempeñan un papel relevante. Su si-tuación de tensión indica al osteópata el trastorno de la función. Cuan-do éste sigue con sus manos la tracción de la aponeurosis, puede detec-tar a partir de los dolores las propias causas de los síntomas.Sistema vascular y vías de conducciónPara que cada uno de los órganos del cuerpo pueda funcionar, tiene queabastecerse ininterrumpidamente. El abastecimiento y el transporte seefectúa gracias a los sistemas vasculares y las vías de conducción. Si lacirculación es estorbada o se interrumpe, el área afectada enferma. Lascausas de una circulación deficiente incluyen factores graves, como pue-de ser, por ejemplo, un fallo cardíaco, pero también se pueden dar de-sencadenantes muy simples, como tensiones, extensiones o compresio-nes en el tejido que circunda los vasos.También aquí es recíproca la dependencia. Así como por una parte lossistemas vasculares y las vías conductoras posibilitan la función y losmovimientos de las estructuras, por otro lado, los movimientos limita-dos obstaculizan los sistemas vasculares y las vías de conducción en sufunción.Se dan entonces circunstancias agravantes para las fuerzas de curaciónespontánea propias del cuerpo. Puesto que éstas utilizan el camino de lossistemas vasculares y de las vías conductoras para poder causar efecto enel lugar, si su circulación se obstaculiza, no pueden realizar su cometido.Exactamente en este punto es donde interviene la Osteopatía.La técnica de la OsteopatíaCon sus técnicas manuales la Osteopatía intenta recuperar los movimientos que sehan perdido. De esta manera pueden funcionar mejor los sistemas vasculares y lasvías de conducción, así como el abastecimiento y la evacuación, y las fuerzas decuración espontánea pueden ser útiles para el organismo.22 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 22
  23. 23. Enfermedades desde el puntode vista osteopáticoEmpecemos con el objetivo de cualquier tratamiento: la salud. Ésta sedeja describir fácilmente como aquella situación en la que se encuentrael organismo cuando tiene la posibilidad de realizar óptimamente todassus funciones.Desde el punto de vista osteopático, la salud consiste en la capa-cidad del cuerpo de equilibrar influencias. Influencias o influjosque tienen efecto desde dentro y desde fuera, y son importantespuesto que nuestro cuerpo las necesita para vivir. Para las in-fluencias fundamentales hemos desarrollado incluso órganossensoriales. Cuando vemos, olemos, escuchamos o sentimos al-go, estamos percibiendo influjos que nos llegan del exterior.La salud depende de los influjos externos e internos y de la forma en queel organismo reacciona ante ellos. La salud no representa, pues, ningúnobjetivo que se deba alcanzar, sino más bien un camino a lo largo delcual nos movemos.Nuestro organismo se beneficia de muchas influencias como puede ser,por ejemplo, una alimentación sana. Ésta, por así decirlo, ensancha el ca-mino de la salud a fin de evitar que éste salga fácilmente de él.Sin embargo, las influencias pueden atacar por sorpresa al organismo,como ocurre, por ejemplo, con las lesiones. El influjo tiene entoncestal violencia que la estructura afectada sufre daños y el organismo en-ferma.Eso no impide que, en la mayoría de los casos, el organismo sepa de-fenderse perfectamente del ataque de prácticamente todas las influen-cias. La defensa puede realizarse en un corto plazo o necesitar de muchotiempo, no tener consecuencias o bien dejar huellas tras de sí.Cómo se originan los trastornos funcionalesCuando un influjo deja una huella, ésta se muestra como “impronta” locual, aun cuando no varíe inmediatamente la estructura, por lo menos¿Qué es la Osteopatía? 2301 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 23
  24. 24. perjudica su función. Un trastorno funcional es casi siempre el comien-zo de una enfermedad y se considera también como una afección osteo-pática. El osteópata lo identifica en forma de movimientos limitados:medida, dirección, ritmo de los movimientos o variación en la tensión.Cómo se compensa el cuerpoEl cuerpo reacciona frente a un trastorno funcional de manera compen-satoria en la medida de lo posible. Otra estructura, que está anatómica yfisiológicamente en condiciones, suaviza los efectos de la estructura da-ñada. Esta compensación, sin embargo, sólo representa una solución deemergencia, pues favorece exclusivamente a la estructura compensada ydelimita sus propias funciones. Por ello, la capacidad total de funciona-miento del cuerpo desciende en sus funciones. Si el cuerpo no puede ejer-citar sus funciones totalmente, se reducen también sus posibilidades deequilibrar los influjos o de defenderse de ellos sin sufrir consecuencias.Las compensaciones se pueden alinear, como ya se ha descrito, en suce-sivas cadenas. Éstas a menudo tienen vigencia si, por su parte, desenca-denan nuevos trastornos funcionales. Luego se juntan como gotas deagua en una cuba para recoger el agua de la lluvia. Cuanto más suba elnivel del agua, menos margen de maniobra le queda al cuerpo para reac-cionar frente al influjo.Cuándo aparece una enfermedadCuando el cuerpo no puede compensar un trastorno funcional, apareceun trastorno estructural que, de ordinario, es designado con el nombre deenfermedad. Sin embargo, el organismo no se rinde. Concentra sus fuer-zas de curación espontánea sobre el área afectada y reduce el resto de lasdemás funciones que no sean consideradas importantes por el momento.Por eso, cuando estamos enfermos, nos encontramos a menudo cansadosy sin fuerzas y corremos el riesgo de “atrapar” otras enfermedades.La Osteopatía trata la enfermedad como un trastorno funcional.Busca su causa y devuelve, mientras le sea posible, a la estructu-ra afectada sus movimientos originales. Si los movimientos de laestructura vuelven a ser correctos, dicha estructura puede ha-24 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 24
  25. 25. cerse cargo de sus funciones de manera renovada. El trastornoen la estructura lo pueden corregir sólo las fuerzas de curaciónespontánea.Osteopatía infantilLa Osteopatía no establece diferencias de edad. Sin embargo es muyapropiada para los niños. Las razones saltan a la vista: en ninguna otraépoca distinta de la que transcurre entre el nacimiento y la pubertad tie-nen tanto efecto las influencias externas e internas. Como ninguna otraetapa, la infancia se caracteriza por el movimiento durante la fase de cre-cimiento. En ninguna otra fase del desarrollo realiza el organismo tangrandes cambios anatómicos, fisiológicos y psíquicos. La infancia apare-ce con el nacimiento. Éste cuenta como un precedente traumático en lavida de una persona, aun cuando ya no nos acordemos –o quizá por eso.Ya con el nacimiento pueden aparecer trastornos funcionales y compen-saciones que, decenios después, pueden llevar a la aparición de síntomaso favorecer enfermedades.Cuando observamos la infancia, debemos tener muy presente su origen;ya el desarrollo embrional en el vientre de la madre marca de manera de-cisiva al niño y, posteriormente, a la persona adulta.Tratamiento preventivoRepitamos otra vez el camino de formación de una enfermedad desde elpunto de vista osteopático. Los influjos pueden desencadenar trastornosfuncionales. El organismo reacciona contra ellos al tiempo que pretendebuscar compensaciones. Si no puede mantener la compensación, apare-ce un nuevo trastorno funcional. Si no puede compensar el trastornofuncional, éste conduce a un trastorno estructural. Por último, apareceuna enfermedad.La Osteopatía ofrece, sobre todo en los niños, la gran ventaja depoder reaccionar de manera preventiva. En el momento en quelos trastornos funcionales y las compensaciones son reconocidosy tratados antes de que desemboquen en trastornos estructurales¿Qué es la Osteopatía? 2501 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 25
  26. 26. y en daños, es cuando la Osteopatía actúa de manera preventiva:evita, en lo posible, la aparición de posteriores enfermedades.En el tratamiento de las enfermedades infantiles la Osteopatía puede re-presentar grandes éxitos. Su conocimiento integral del organismo huma-no y de la aparición de enfermedades le permiten descubrir y tratar al-gunas causas que la medicina académica apenas podría sospechar. Sinembargo, la Osteopatía no se debería malinterpretar como una alternati-va a la ciencia de la curación infantil, sino como un complemento deayuda a la misma.26 Osteopatía: una ayuda para su hijoFigura 2: Especialmente indicado para los niños: tratamiento suave y sinmedicamentos.Medicina sin medicamentosAl contrario que la medicina académica, la Osteopatía se desarrolla sinmedicamentos, lo que representa una gran ventaja, sobre todo en el tra-tamiento de niños, ya que apenas existen medicamentos infantiles y, por01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 26
  27. 27. motivos éticos, no se permite realizar experimentación de medicamentoscon los niños. Así, esta población infantil recibe la mayoría de las vecesmedicamentos que han sido concebidos para los adultos. A pesar de queen los primeros meses de vida, y debido a su metabolismo aún no total-mente desarrollado, los niños reaccionan de manera completamente di-ferente que los adultos ante la acción de los medicamentos. La dosifica-ción correcta y la administración de los medicamentos sólo las puedendeterminar los médicos experimentados –se trataba, por decirlo de algu-na manera, de una investigación artificial de medicamentos, pues losprospectos, en un 80 por ciento de los casos, no contienen ninguna re-ferencia sobre este tema.Los niños no pueden beneficiarse de los nuevos avances farma-céuticos porque éstos los excluyen. En este libro recomendamosuna medicina, que, dentro de sus propios límites, se conduce sinnecesidad de utilizar medicamentos.¿Qué es la Osteopatía? 2701 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 27
  28. 28. 01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 28
  29. 29. Osteopatía,medicinanaturista ymedicinaconvencionalLa Osteopatía unifica en símisma la ciencia de la medicinaacadémica o convencional ytodo el principio de la medicinanaturista, y esto fija suefectividad. Si no actúa sola,puede hacerlo a menudo encombinación o acompañando aotros métodos curativos.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 29
  30. 30. Las posibilidades y los límites de la OsteopatíaYa hemos presentado una de las ventajas fundamentales de la Osteopa-tía, y es que trata principalmente los trastornos funcionales. Cuando és-tos demarcan el principio de la enfermedad, entonces la Osteopatía reac-ciona de manera preventiva: su objetivo es evitar las enfermedades. Sinembargo, la Osteopatía tiene otros muchos beneficios que ofrecer.Fundamento científicoLa Osteopatía se constituye dentro de las áreas de la Anatomía y la Fisio-logía dentro de la medicina académica. Gracias a ello los osteópatas dis-ponen de un buen conocimiento de la medicina académica. Lo tienenque tener, ya que el que quiera tratar las estructuras corporales sólo conlas manos, debe conocer hasta el menor detalle del organismo. Por eso,los osteópatas son excepcionales anatomistas y fisiólogos. Conocen conexactitud la organización del cuerpo humano y saben cómo funciona.Sin los conocimientos científicos del organismo humano la Osteopatíano puede funcionar. Esto la diferencia de otros métodos de curación na-tural.Integral e individualLa Osteopatía se entiende como una medicina integral porque contem-pla al cuerpo como una unidad funcional.Gracias a su conocimiento de las enfermedades y a su formación, la Os-teopatía trata al paciente siempre de manera individual, pues cada pa-ciente es único en cuanto a las influencias que constituyen su salud y elhistorial de sus enfermedades.En esto se diferencia la Osteopatía de la medicina académica. Donde elmédico “disgrega” al paciente en áreas individuales, la Osteopatía integracada una de las afecciones en un cuadro global; donde se tratan enfer-medades aisladas, la Osteopatía trata al conjunto de la persona; donde elpaciente se tiene que adaptar a un concepto reglado de tratamiento, laOsteopatía decide ese tratamiento dependiendo de las características in-dividuales de cada paciente.30 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 30
  31. 31. La acción de las manosEs difícilmente imaginable que un osteópata, sólo palpando con susmanos, pueda conseguir el correcto funcionamiento de los órganos in-ternos. Sin embargo, el osteópata, de modo parecido al de un pianistao un escultor, ha aprendido esta capacidad a lo largo del transcurso desus muchos años de formación. Ha ejercitado sus manos para que seconviertan en instrumentos sensibles, su sentido del tacto se ha agudi-zado y se ha desarrollado una sensibilidad de profundidad y de espacio.Por ello puede, gracias a sus exactos conocimientos anatómicos y fi-siológicos, captar los trastornos y tratarlos con ayuda de técnicas oste-opáticas.En la Osteopatía se complementan la ciencia y la habilidad artís-tica manual para la consecución de una forma propia y efectivade la medicina.La renuncia a instrumentos y aparatos para la formalización de los diag-nósticos y para el tratamiento reduce posibles fallos en determinadas cir-cunstancias. El osteópata se “comunica” directamente mediante sus ma-nos con el organismo del paciente, sin necesitar “intérpretes” técnicos.El movimiento respiratorio primarioEl alumno más destacado de Still, William Garner Sutherland (1873 –1954), descubrió un fenómeno hasta entonces desconocido, el movi-miento respiratorio primario. De modo parecido al latido del corazón oa la respiración, el movimiento respiratorio primario representa uno delos automatismos del cuerpo humano. Se muestra en forma de movi-mientos suaves y un osteópata puede percibirlos en todo el cuerpo.Conforme a esa teoría, estos movimientos se originan gracias a la re-constitución del fluido cerebroespinal en los ventrículos cerebrales. Lareconstitución se efectúa de ocho a doce veces por minuto. Conduce acambios mínimos de presión que se transfieren a las meninges y desdeallí a los huesos móviles del cráneo. Si éstos, debido a un difícil naci-miento, están bloqueados o se han desplazado, se ejerce una repercu-sión sobre el mecanismo del movimiento respiratorio primario y conello sobre todo el organismo.Osteopatía, medicina naturista y medicina convencional 3101 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 31
  32. 32. La medicina académica conoce la neoformación cíclica del fluido cere-broespinal, pero cuestiona la movilidad de los huesos del cráneo, al me-nos en los adultos.El osteópata utiliza los suaves movimientos del movimiento res-piratorio primario, así como el médico emplea el pulso o la pre-sión sanguínea, como un medio de diagnóstico importante.Aquél puede sentir si son fuertes o débiles, si se producen demanera armónica y regular, y gracias a ello sacar conclusionessobre las compensaciones y los trastornos funcionales o estruc-turales. El osteópata usa los movimientos del mecanismo pri-mario de respiración como instrumento para el tratamiento, ycon este instrumento puede verificar su éxito.Los límites de la OsteopatíaCon todas sus ventajas, la Osteopatía no es un remedio universal. Sus fronteras es-tán allí donde las fuerzas de curación espontánea corporal no se muestran sufi-cientes para sanar el organismo. Las enfermedades graves y agudas pueden sertratadas de forma acompañada, pero pertenecen al campo de los cuidados de unmédico convencional. La Osteopatía no es una medicina de urgencia, que puedasalvar vidas en situaciones extremas. Sólo puede ayudar cuando las causas de lasenfermedades están condicionadas orgánicamente. Las enfermedades psíquicas,con o sin causas somáticas, deberían ir acompañadas de la colaboración en el tra-tamiento por parte de un psicoterapeuta. A veces se encuentran cuerpos extrañoso sedimentos en el organismo, los cuales no tienen por que empezar a “ponerse enmovimiento” debido a un tratamiento. El osteópata tiene que saberlo antes del tra-tamiento para poder decidir si ese tratamiento es o no el adecuado.Un osteópata capacitado conoce exactamente sus límites y en caso necesario en-vía a sus pacientes al doctor en medicina general o al especialista.Lo que nos ofrece la medicina naturistaLa medicina naturista se distingue por incluir factores naturales –tam-bién los podemos llamar influencias– para la prevención y el tratamien-to de las enfermedades. Además de estos factores hay que contar con los32 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 32
  33. 33. estímulos físicos, como el agua, la luz y el aire, la alimentación y deter-minadas dietas, y naturalmente también los medicamentos. El paso ha-cia la medicina convencional es fluido.Sin embargo, la medicina naturista no es ninguna parte de la práctica dela medicina que se entiende como convencional, sino que cuenta conmétodos alternativos de curación. Éstos se distinguen por sus caracterís-ticas, iguales que las de la Osteopatía: todo el principio y el apoyo de lasfuerzas para una curación espontánea o autocuración. El método natu-rista identifica al paciente como un individuo y hace de ese hallazgo elprincipio de su tratamiento.La verdadera diferencia con respecto a la medicina académica hay quebuscarla en otro lugar: los métodos alternativos de curación se basan lamayoría de las veces en conceptos que han sido explorados científica-mente de modo insuficiente o que (hasta ahora) no han podido demos-trarse. Por eso se cuenta dentro de la llamada medicina experimental conmuchos métodos alternativos de curación, como la homeopatía y la acu-puntura. Su efectividad justifica su uso. Rechazarlas sólo porque no hansido explicadas científicamente no tiene sentido desde el punto de vistadel paciente.Medicina convencional y OsteopatíaLa medicina practicada desde el punto de vista científico puede demos-trar grandes éxitos en todas las áreas relacionadas con la salud. Si se tra-ta de casos urgentes, de enfermedades graves o agudas, o bien de dañosestructurales condicionados por un traumatismo como fracturas, que-maduras o heridas, la medicina académica es insustituible. Pero ya queestos daños estructurales siempre tienen que ver con trastornos funcio-nales, un osteópata puede tratar estos trastornos de forma compartida.Esto acelera la curación –siempre que ésta sea posible. Si los daños no seremedian, la Osteopatía ayuda a sobrellevar mejor la situación.La Osteopatía se concibe como una forma de medicina independienteque se complementa a la perfección con la medicina académica conven-cional.Osteopatía, medicina naturista y medicina convencional 3301 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 33
  34. 34. 01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 34
  35. 35. El desarrolloinfantilEl desarrollo del niñodesempeña frecuentemente unpapel decisivo en la aparición delas enfermedades.El osteópata conoce lascaracterísticas de un crecimientonormal. Cuando está tratando aun niño se informa sobre sudesarrollo e investiga conespecial atención los datosindividuales en relación con losaspectos de lo que se considerauna evolución normal.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 35
  36. 36. El fetoHan pasado cinco días desde la concepción. El pequeño grupo de célulasque se ha desarrollado a partir de una célula fecundada viaja hacia al úte-ro y anida en la túnica mucosa. Se liberan hormonas y desaparece el pe-riodo menstrual. A partir de la segunda semana del embrión se transfor-ma el embrión en tres estratos celulares, las llamadas hojas blastodérmi-cas. A partir de estas tres “hojas” se origina el individuo. Dentro de las si-guientes seis semanas esas células empiezan a desempeñar diferentesfunciones. Así aparece cada una de las estructuras corporales.A partir de la hoja blastodérmica exterior se generan todos los órganos,que después van a estar en contacto con el mundo exterior. Aquí secuentan todos los órganos de los sentidos, la piel con sus poros pilosos,el esmalte de los dientes, las glándulas sudoríferas y, en la mujer, las glán-dulas mamarias. También el sistema nervioso central, es decir, el cerebroy la espina dorsal, así como el sistema nervioso periférico, tienen su ori-gen en la hoja blastodérmica exterior.Desde la hoja blastodérmica media se originan los músculos, los huesosy los cartílagos, así como las aponeurosis que envuelven a todos los ór-ganos y que revisten las cavidades corporales. Aquí se forman los siste-mas vasculares sanguíneo y linfático, los tabiques del corazón, el bazo,los riñones y las glándulas germinativas con sus conductos excretores ylos órganos sexuales.En la hoja blastodérmica interna se desarrollan las envolturas interioresde los órganos, es decir, las mucosas del aparato digestivo y el sistemarespiratorio, así como el revestimiento de la vejiga urinaria, las glándulastiroides, las amígdalas, el hígado, el páncreas y el timo.El organismo como una unidad funcionalEl conocimiento preciso de un origen común de las diferentes estructuras ayuda alosteópata en la búsqueda de las causas de enfermedades y trastornos y pone enclaro los motivos por los que el organismo siempre tiene que observarse como unaunidad funcional.36 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 36
  37. 37. El desarrollo en el cuerpo de la madreSe desarrolla la cabeza; la base y la cubierta craneal se desarrollan a par-tir de la hoja blastodérmica media, el cerebro y los órganos sensoriales apartir de la hoja blastodérmica exterior. El embrión se hace más grande.A partir de la séptima semana de embarazo, el embrión tiene un tamañode 1,5 cm y se muestran los ojos como unos puntos oscuros, así como losprincipios de lo que constituirá la boca y la nariz. Al segundo mes co-mienza a latir el corazón y toma el abastecimiento propio gracias al cor-dón umbilical. La cabeza y el cerebro son los que más rápido se desarro-llan y forman una tercera parte del cuerpo. Al final del tercer mes la for-mación de los órganos está casi completada. A partir de la decimocuartasemana están descartados casi todos los peligros de un aborto; el feto y elorganismo de la madre se han adaptado entre tanto de la manera másadecuada. Se forman los órganos de los sentidos y de los puntos oscurosque antes se citaban aparecen los ojos, que todavía permanecen cerrados.En cambio el feto ya pronto podrá oír. Después de cuatro meses y mediolas extremidades están completamente desarrolladas, las manos puedenagarrar y las piernecillas pueden dar patadas. Con 23 semanas ya es ca-paz de sobrevivir como prematuro, sin embargo no se ha completado lamadurez necesaria.A partir del sexto mes el bebé sueña; un mes más tarde abre los ojos y pue-de percibir luz a través de la piel del vientre de la madre. El bebé se ali-menta aún mediante el cordón umbilical, pues todavía se prepara para larespiración y practica los movimientos respiratorios necesarios a partir dela semana 29. Un mes más tarde, con un peso de más de 2.000 gramos yuna longitud de más de 30 cm, el bebé se da la vuelta y se coloca con lacabeza hacia la pelvis de la madre. En caso contrario el médico ayuda pormedio de una versión externa. A partir de la semana 37 el bebé está total-mente desarrollado. Ahora sólo hacen falta las reservas necesarias deenergía para el parto. El bebé aumenta de 20 a 30 gramos diarios.Las huellas de un embarazoPara que se produzca un sano desarrollo desde el milimétrico embrión albebé de más de tres kilos, el niño necesita dos cosas: espacio y una ópti-ma alimentación. El espacio lo consigue por sí mismo. El útero, del ta-El desarrollo infantil 3701 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 37
  38. 38. maño de una pera, aumenta durante el embarazo hasta alcanzar el volu-men de un balón de baloncesto. Al mismo tiempo, el feto empuja cadavez más los órganos internos en la cavidad estomacal –junto con el cam-bio hormonal, ésta es, a menudo, una razón añadida para los problemasde estómago y digestivos.También los dolores de espalda pueden aparecer de esta manera; los ór-ganos que se han trasladado de su posición normal se han estabilizado alos lados de la columna vertebral y la pelvis. Su tensión puede causar do-lores.El creciente peso del niño puede, además, sobrecargar la columna verte-bral. Cambia el centro de gravedad corporal y el comportamiento delmovimiento de la madre.El suministro arterial, venoso y nervioso del niño lo asumen los sistemasvasculares y las vías de conducción que discurren a la altura de las vérte-bras lumbares inferiores y del hueso sacro. Si estas áreas indican trastor-nos funcionales, pueden perjudicar el desarrollo del niño.Es recomendable seguir las pautas osteopáticas del embarazo.Así se podrán tratar afecciones preexistentes o esporádicas quepueden afectar al desarrollo normal del niño.Problemas durante el embarazoLos trastornos funcionales del niño pueden tener su causa en un emba-razo complicado. Así, por ejemplo, un útero demasiado pequeño de lamadre impide un correcto desarrollo del niño, sobre todo de las extremi-dades. En caso de gemelos, naturalmente, el espacio se hace más estre-cho y pueden perjudicarse mutuamente en su desarrollo normal.Si el niño se ha girado, la cabeza descansa en el borde de la pelvis duran-te el resto del embarazo. Las asimetrías de la pelvis pueden perjudicar alcráneo del niño.Los estudios más recientes nos muestran lo importante que es una ali-mentación sana, la renuncia a fumar y tratar de evitar el estrés. Así, la fal-38 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 38
  39. 39. ta de yodo hasta la duodécima semana de embarazo parece perjudicar ala inteligencia del niño, y el estrés y la alimentación descuidada puedenprovocar en el posterior adulto una hipertensión arterial, diabetes y en-fermedades cardíacas.Ningún motivo de preocupaciónEl ginecólogo conoce todos los consejos necesarios y puede indicarnos todas lasrecomendaciones adecuadas para un embarazo sano. Por eso hay que tomar muyen serio todos los reconocimientos prescritos. A través de ecografías, análisis yexámenes de sangre, seguidos de un examen del líquido amniótico, el ginecólogopuede descubrir y tratar a tiempo los posibles trastornos.El partoEl hambre es lo que trae al niño al mundo. En las últimas semanas antesdel nacimiento el niño desarrolla una demanda insaciable de oxígeno, vi-taminas y azúcar. El organismo del niño reacciona ante el inminente de-sabastecimiento y libera una hormona que estimula el apetito. Esto em-peora, intencionadamente, la situación. En el útero de la madre el ham-bre no puede aplacarse. Por eso el cerebro libera una hormona de estrés.Cuando ésta alcanza un determinado nivel, se produce el estrógeno. Unade sus consecuencias es que comienzan los dolores y se dilata la abertu-ra uterina. Empieza el viaje hacia el mundo.El niño se desplaza desde su posición hasta la entrada de la pelvis. La granpresión en el útero forma al cráneo aún blando y flexible, para que éstepase a través del canal del parto. En niños que han nacido con presenta-ción facial, a menudo ocurren grandes derrames de sangre en la cara.Para protegerse mejor de la fatiga, se liberan grandes cantidades deadrenalina y de noradrenalina. Éstas impulsan la circulación sanguíneay la respiración, y se ocupan de que el niño esté despierto después delnacimiento. La criatura es empujada a través de la entrada de la pelvishacia la cavidad pelviana y, dado que este canal está en ángulo recto, elniño tiene que girarse. Primero presiona viniendo desde arriba contra elcóccix de la madre y luego, debido a la resistencia del perineo, se gira endirección a la salida de la pelvis. En la salida, la cabeza del niño se apo-El desarrollo infantil 3901 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 39
  40. 40. ya fuertemente por debajo del hueso púbico, delante o detrás según seala presentación del niño. Luego se gira la cabeza generalmente hacia laderecha y con ella el cuerpo. Los hombros están ahora situados trans-versalmente con respecto a la pelvis y salen al exterior con el resto delcuerpo.Ahora el niño puede respirar y acallar su hambre en el pecho de sumadre.Desarrollo anatómico correctoLa mayoría de los nacimientos se efectúan, como se ha descrito, median-te una presentación craneal. Lo primero que sale es la cabeza. Aquí sepuede diferenciar entre presentación cefálica con la cabeza inclinada ha-cia delante, presentación facial con la cabeza inclinada hacia atrás y la in-termedia presentación de frente. Mucho más rara es la presentación deextremidad pélvica con las piernas encogidas o estiradas, y la presenta-ción transversa; ambas sirven de indicación, en términos generales, parallevar a cabo una cesárea.Para el niño (y naturalmente también para la madre) el nacimiento re-presenta un esfuerzo extremo. El cuerpo del niño utiliza para ello unagran fuerza física. Desde el punto de vista anatómico, el niño está muybien preparado. El tronco blando y moldeable permite, incluso en suparte más ancha, entre los hombros, una compresión moderada queno deja secuelas. La fontanela, en la elástica cubierta craneal, posibili-ta una deformación de la cubierta craneal según la posición en el par-to. El hueso facial, con un maxilar superior apenas desarrollado y sindientes, es demasiado pequeño como para ofrecer resistencia. Bastan-te más consistente es la base del cráneo en el cuello que, con ayuda delas membranas, dan a la flexible cabeza una imprescindible estabi-lidad.Las huellas de un parto normalA pesar de ello, el esfuerzo físico que se exige en un alumbramiento nor-mal puede llegar a dejar auténticas huellas. A fin de cuentas el útero dela madre presiona el cerebro del niño hasta llegar a darle una forma có-40 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 40
  41. 41. nica de hasta dos centímetros de diámetro. La resistencia del perineo enel giro en la cavidad de la pelvis hace que cada uno de los huesos cranea-les se empujen. De esta manera se pueden producir derrames sanguíneoslocales en los lugares donde las meninges han quedado laxas.El paso de la cabeza a través de la estrecha salida de la pelvis puede dis-locar los huesos de la base craneal y con ello las múltiples vías nerviosasy sanguíneas. Si los huesos de la base craneal no vuelven a su posicióninicial, a menudo quedan afectadas las vías nerviosas y sanguíneas.Los hombros, que aparecen después de la cabeza, pueden conducir a in-clinaciones o giros violentos del cuello con efecto sobre la columna ver-tebral, los músculos y las aponeurosis.Aun cuando estas fuerzas afectan sobre todo al área de la cabezay del cuello, pueden tener consecuencias en sus diferentes es-tructuras y en sus funciones, desde el cráneo pasando por la co-lumna vertebral hasta en la pelvis.La pelvisLa mayor influencia en el parto la tiene, naturalmente, la madre. Las es-tructuras y funciones de la pelvis pueden facilitar mucho el parto. Paraello los músculos que revisten la pelvis y los ligamentos que la unen conel útero tienen que ser flexibles y estar relajados. También los huesos dela pelvis deben tener una determinada movilidad para facilitar el pasopor el canal de parto. De este modo la flexión del sacro hace que la en-trada de la pelvis se ensanche, mientras que a su vez también se ensan-cha la salida de la misma. Las hormonas que el cuerpo libera al mismoinstante ayudan a esto, pues relajan los ligamentos que hay entre cadauno de los huesos de la pelvis y posibilitan que ésta aumente de tamañodurante el parto.El recién nacido y el lactanteEl niño ya está con nosotros, ahora el mundo ejercerá su influencia sobreél. La protección contra las enfermedades la obtiene a partir de la leche ma-terna, que es deseable que el recién nacido empiece a tomar poco despuésEl desarrollo infantil 4101 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 41
  42. 42. del nacimiento. En los primeros días la leche se presenta en forma de ca-lostro, un valioso líquido con glóbulos blancos cargados de grasa que ac-túan contra los posibles causantes de enfermedades. Luego sigue la verda-dera leche materna, rica en inmunoglobulinas protectoras de infecciones.El organismo de los recién nacidos tiene que madurar. En primer lugar,con el nacimiento la circulación sanguínea comienza a trabajar indepen-dientemente, los pulmones deben empezar a tomar oxígeno y el tractodigestivo debe tolerar la leche materna. Lo que antes en el cuerpo de lamadre sólo se “ensayaba”, tiene ahora “que llevarse a cabo” para que fun-cione durante toda una vida.Por lo general, cada uno de los órganos se adapta a las nuevas circuns-tancias. Así, es normal que, al comienzo, no todo funcione sin dificulta-des. La temperatura corporal puede oscilar, la respiración puede ser irre-gular, el peso del cuerpo puede bajar en los primeros cinco días hasta enun diez por ciento. La fase de recién nacido termina después de las pri-meras cuatro semanas. Luego le sigue la fase lactante hasta el final delprimer año de vida.El grado de madurez del pequeñoEl médico tiene diferentes posibilidades de descubrir la madurez de nuestro reciénnacido. La explicación viene dada por la fecha de nacimiento (prematuro, maduroo posmaduro), el peso (por debajo, normal, sobrepeso) y diferentes característicascomo pabellones auditivos duros, vello en la parte superior de los hombros, largaslíneas en la planta de los pies y, en los chicos, testículos caídos (descendentes).El primer año de vidaEl bebé se desarrolla muy rápido, del recién nacido dormilón y gritón allactante y al niño que, trasteando, descubre el mundo y dice “papá” y“mamá”, y empieza a desarrollar su propia personalidad y a edificar susrelaciones sociales. Aumenta el tamaño corporal, el peso y el perímetrocraneal. El bebé aprende a moverse contra la acción de la fuerza de lagravedad y a coordinar su propio cuerpo. Los múltiples reflejos a los quereacciona en un principio, se pierden con el tiempo o se instalan en losdiferentes modelos de comportamiento. Los órganos, como por ejemploel estómago, crecen debido al aumento de trabajo que deben desempe-42 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 42
  43. 43. ñar. Los huesos se consolidan, el maxilar superior se desarrolla gracias ala respiración y al ejercicio propiciado por la lactancia y, posteriormen-te, por la masticación. Las fontanelas craneales se cierran hacia el finaldel segundo año, mientras que el tamaño del cerebro se triplica en estetiempo.Exámenes preventivosLa prevención es la mejor medicina. Con una adecuada profilaxis, deter-minadas enfermedades ni siquiera tienen por que aparecer. Desde elpunto de vista de la medicina académica la prevención significa tambiénreconocer las enfermedades a tiempo, para tratarlas mejor y eliminar opaliar sus consecuencias.En Alemania, los pediatras realizan exámenes preventivos voluntarioscon niños de hasta trece años de edad. La mayoría de las exploracionespreventivas, seis de cada diez, se dan a lo largo del primer año de vida.El desarrollo infantil 43Figura 3: Desde la conformación de las piernas hasta la migraña; no sólo los lactantes,sino también los niños pequeños, reaccionan notablemente ante los tratamientososteopáticos.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 43
  44. 44. Cada uno de los exámenes preventivos tiene diferentes puntos como ob-jetivo esencial. En conjunto, satisfacen las necesidades combinadas queconlleva el crecimiento del niño. Sus resultados se constatan en la carti-lla de reconocimiento infantil que las madres deben conservar. Es muyrecomendable mantener la continuidad de la práctica de estos exámenespreventivos.Recién nacidos y lactantes en el osteópataDe manera parecida a las exploraciones preventivas del pediatra, la visi-ta al osteópata sirve sobre todo para la prevención. Los trastornos fun-cionales que pu dan aparecer debido al embarazo o al nacimiento tienenque reconocerse y tratarse a tiempo.Naturalmente, pueden aparecer nuevas influencias durante las primerassemanas que conduzcan a afecciones que necesiten de un tratamiento(véase el capítulo siguiente, Prevención y tratamiento osteopático, página59).Al comienzo del tratamiento osteopático hay que realizar un extenso his-torial sobre los antecedentes. El comienzo está en manos de la propiamadre, ya que su historia clínica y las posibles afecciones en el área de lacolumna vertebral o de la pelvis pueden haber tenido efectos en el em-barazo, en el nacimiento y, con ello, en el hijo. El osteópata tiene que co-nocer cómo ha transcurrido el embarazo y el parto, así como la situacióndel niño después del nacimiento y su posterior crecimiento.Ya durante la anamnesis el osteópata va a observar al niño con muchaatención, va a hablar con él y a acariciarle. Como en los pacientes adul-tos, es importante que el pequeño le otorgue su confianza. La presenciadel padre o de la madre, aun cuando no sean imprescindibles, puedenayudar considerablemente.44 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 44
  45. 45. Cuando el osteópata explora al niño con las manos, lo hace conmucha tranquilidad y buscando la situación más cómoda para elniño. Puede hacerse en brazos de la madre, en las rodillas del os-teópata o en la camilla. Independientemente de los posibles sín-tomas, el osteópata va a examinar todo el organismo, pues la Os-teopatía es una forma integral de la medicina. Una cosa más: conrelativa frecuencia los recién nacidos y los lactantes se quedandormidos durante el reconocimiento.El niño pequeñoA partir de un año el niño ya se sienta a la mesa. Una alimentación nor-mal (baja en sal y poco condimentada) ha sustituido a la leche maternay al complemento adicional de alimentación. Para crecer, el niño necesi-ta sustancias nutritivas y las vitaminas y minerales que contienen los ali-El desarrollo infantil 45Figura 4: A los osteópatas les gusta tratar con niños. El trabajo con ellos a menudoconlleva resultados impresionantes y puede aportar grandes alegrías.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 45
  46. 46. mentos normales. El tamaño aumenta anualmente de cinco a siete centí-metros, el peso, de dos a tres kilos. Sin embargo, las proporciones varían,pues el cuerpo no crece por igual. Al principio, con un año, el perímetrodel pecho empieza a superar al del cráneo, comienza lo que se denominala transformación. Si la cabeza del recién nacido significa un cuarto de lalongitud total del cuerpo, en un adulto es de un octavo, mientras que laspiernas miden la mitad de la longitud del cuerpo comparándolo con eltercio del niño.Crecen los dientes. Los primeros dientes aparecen como muy tarde al co-mienzo del segundo año, en muchos niños a veces mucho antes. A laedad de tres años se ha completado la dentadura de leche con 20 dientes.Unos tres años después comienza el cambio dental.Así examina el médico el crecimientoAun cuando el crecimiento ocurre de manera individual, su desarrollo se efectúade manera muy similar en la mayoría de los niños. El médico examina el creci-miento mediante los llamados somatogramas. Estas tablas contienen valores re-glados que establecen una comparación entre la edad y el peso y tamaño corporalque les corresponde. Así, el médico puede diferenciar entre crecimiento alto o ba-jo, sobrepeso y peso bajo, delgadez y adiposidad.Emociones, inteligencia y comportamientoEl crecimiento se muestra en el desarrollo emocional de los niños. Laformación de una personalidad propia aparece con el esfuerzo de conse-guir una independencia y, a menudo, se expresa por medio de reaccionesobstinadas. El niño supera pronto el primario miedo natural a la separa-ción. Los amigos y otras personas de referencia fuera del ámbito familiarganan importancia.Evoluciona el lenguaje. Éste aparece por imitación y presupone una in-tensa observación. Los sonidos silábicos que pronunciaba el niño vansiendo sustituidos por palabras. Se forma un pequeño vocabulario que seva ampliando continuamente y permite al niño, a partir aproximada-mente de los tres años, intercambiar palabras. La capacidad de entenderel lenguaje se desarrolla más rápido que el propio acto de hablar. Si laevolución del lenguaje va por detrás de los propios pensamientos y de los46 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 46
  47. 47. deseos, podría ocurrir que el niño comenzara a tartamudear. Ésta es unaaparición circunstancial que la mayoría de las veces desaparece cuandose alcanza la edad escolar.La inteligencia aumenta. Ya de lactantes los niños aprenden que paraconseguir un fin existe un medio probado: llorar cuando se necesita al-go. La inteligencia se muestra también a partir de una experimentaciónactiva con los propios juguetes. El juego exige una concentración y esti-mula la fantasía. Pronto el pensamiento se hace más complejo. El pensa-miento lógico y causal se solapan y forman un requisito para la posteriorestancia en la escuela.El desarrollo corporal y emocional de los niños no ocurre de forma es-pontánea. Requieren de la actuación de influencias, lo mismo que suce-de con el tema de la higiene personal. Entre los dos y los tres años los ni-ños aprenden a vaciar conscientemente el intestino y la vejiga. Sólo en-tonces pueden mostrar su efecto las medidas de educación que se les ha-ya deseado inculcar.Enfermedades infantiles e infeccionesLa edad infantil es un tiempo propicio para los enfriamientos y las enfer-medades infecciosas. En el descubrimiento del mundo que le rodea el ni-ño se encuentra a la fuerza con bacterias y virus. La mayoría de las en-fermedades infantiles se adquieren por contagio. El organismo reaccionafuertemente, a veces con fiebre, erupciones cutáneas e inflamaciones.Las complicaciones son posibles, pero relativamente raras. El tratamien-to se limita por ello a los síntomas que las acompañan. Sólo en caso deinfecciones bacterianas (por ejemplo, la escarlatina) el médico prescribi-rá antibióticos.Ante cada infección el cuerpo reacciona con la formación de las llamadasMemory-cells (células de memoria). Si aparece el mismo agente patóge-no, éstas se “acuerdan” de la anterior infección y se ocupan de que la de-fensa corporal sea más rápida y efectiva. De este modo cada infección re-fuerza las propias defensas. Por ello, no hay que preocuparse demasiadosi al niño, por ejemplo, le gotea a menudo la nariz, ya que las pequeñasinfecciones ayudan a construir el sistema inmunológico infantil. Si el ni-El desarrollo infantil 4701 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 47
  48. 48. ño sufre de una infección durante una semana sin que ésta desaparezca,entonces hay que consultar a un médico y, una vez vencida la infección,a un osteópata para que examine sistemáticamente las funciones de de-fensa.Vacunaciones preventivas: sí o noLos médicos académicos advierten muchas veces de las posibles complicacionesy de los trastornos permanentes de las enfermedades infantiles. Por ello aconsejanlas vacunaciones preventivas. Muchos médicos naturistas ven, por el contrario, lasenfermedades infantiles como circunstancias que acompañan de forma normal aldesarrollo, y por ello actúan vigilando sobre las posibles consecuencias de losefectos secundarios de la vacuna preventiva.Hay que consultar con el pediatra y el osteópata sobre los pros y los contras de ca-da una de las vacunas preventivas, y dejarse instruir y aconsejar de la forma másplena posible. Sólo de esta manera se puede tomar una decisión responsable queactúe positivamente sobre el niño (véase página 141).El escolarEl gran cambio llega con el comienzo de la ida al colegio, ya que a partirde ese momento el niño se encuentra con una serie de imposiciones enel ámbito físico, intelectual y psíquico que, generalmente, le llegan deprocedencia externa. Para ello necesita de la seguridad de sus padres altiempo que persigue una independencia personal. Ésta es una contradic-ción que lleva a algunos conflictos.El médico escolar es el que debe concluir si el niño está en plenas condi-ciones para la asistencia al colegio, es decir, es “susceptible de escolari-zación”. Básicamente los niños tienen que mostrar madurez para cum-plir con los requisitos que exige el colegio y que suponen un desarrollofísico y psíquico, así como las necesarias experiencias que obtienen de laasistencia al colegio desde la infancia. Sin embargo, no sirve de nada lacapacidad de aprender si el niño no da indicios de querer ir al colegio ysi no dispone del correspondiente desarrollo del lenguaje.48 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 48
  49. 49. El colegio y la OsteopatíaEl organismo del niño se ha “adaptado” hasta este momento. Se han superado lasenfermedades infantiles sin problema, mientras que los grandes cambios hormo-nales de la pubertad aún están reprimidos. Ahora sin embargo se exige mucho ala psique. Como muy tarde es en el colegio cuando su hijo comienza a tener ex-periencias negativas y positivas con el mundo que crecientemente se va haciendoreal. Todas estas influencias actúan en el niño.Recordemos el principio de la Osteopatía: es una forma integral de la medicina; tra-ta el cuerpo, pero tiene siempre en cuenta el intelecto y el espíritu del paciente.Con estas influencias se puede originar algún conflicto psíquico que, si no se re-conoce a tiempo y se soluciona, conduce a cambios en el comportamiento o a en-fermedades psicosomáticas.Educación y tratoLa mayor influencia sobre el niño la tienen los padres. La forma en queeduquen a su hijo y traten con él condicionará su desarrollo y lo marca-rá durante toda la vida.Por suerte se han superado los tiempos en los que se exigía al hijo unaobediencia ciega y, si era necesario, se le recordaba tal precepto con elbastón. Por el contrario, una educación enfrentada contra toda autoridades igualmente un fracaso.El “dorado camino central” está entre ambas situaciones: los niños nece-sitan por un lado una atención total y el amor de sus padres y, al mismotiempo, una imprescindible medida de consecuencia y claridad en sueducación. Los padres constituyen, por así decirlo, la cubertería con laque su hijo va a tomar la necesaria “alimentación emocional”.Cómo examinar la salud de su hijoNUESTRO CONSEJOConfíe en su propia intuición cuando se trate de la salud de su hijo. Nadie conocey entiende al niño mejor que sus padres. El niño depende formalmente de la ma-dre, sobre todo cuando está condicionado por la edad y aún no puede decir si lepasa algo y dónde.El desarrollo infantil 4901 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 49
  50. 50. Observar y comprobarLos padres disfrutan de una ventaja con respecto al pediatra y al osteó-pata; ellos son los que mejor conocen al niño porque pasan la mayor par-te del tiempo con él. La madre ama, alimenta, cuida y educa a su hijo, yobserva, además, la evolución de su salud. El niño crece, aumenta de ta-maño y de peso. Aprende a moverse, a coordinar su propio peso (desa-rrollo sensomotor), y va madurando su personalidad según su voluntadpropia (desarrollo emocional).Cuando aparecen síntomas agudos y alarmantes, hay que buscar conse-jo y, dado el caso, llamar a un médico. Pero también son importantes lospequeños y menos llamativos trastornos y modos de comportamiento, alos que hay que prestar la necesaria atención.¿Es el niño fundamentalmente activo o se muestra más bien perezoso?¿Mueve ambos brazos de igual modo o antepone una parte del cuerpo?¿Cómo reacciona al contacto? ¿Se deja acariciar la cabeza o se aparta?¿Se agarra a menudo una oreja con la mano?Hay que preguntar al médico y al osteópata todo lo que nos venga a laimaginación. Como ya se ha comentado, hay también que confiar en lapropia intuición. Con ella, la mayoría de las veces se acertará.La succión del dedo pulgar¿Hemos caído en la cuenta de que los niños se chupan de modo dife-rente el pulgar? Éste puede meterse enteramente en la boca o bien que-darse en los labios o chuparse más hacia la parte derecha que hacia la iz-quierda del maxilar. Algunos niños prefieren el dedo medio o el anular;unos se chupan los dedos durante años, y otros lo hacen sólo duranteun tiempo.Chuparse los dedos es el resultado de una necesidad de succionar y estáasociado a un comportamiento muy normal entre los lactantes y los ni-ños pequeños. Para el pediatra, el chuparse los dedos sólo se convierte enun problema cuando se prolonga por encima del tercer año de edad.Otro significado para el osteópata lo aportan las diferentes formas dechuparse los dedos, pueden dar importantes indicaciones con respecto a50 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 50
  51. 51. posibles trastornos funcionales. Mediante la distinta posición del pulgar,el niño se puede adaptar a menudo instintivamente a un trastorno fun-cional. Chupa de tal manera que su propio organismo tiene menores pro-blemas posibles frente a un trastorno funcional existente. De esta mane-ra el niño apoya inconscientemente sus propias fuerzas de curación es-pontánea.Pero esto no debe constituir motivo de preocupación. No siempre tienepor qué haber un trastorno funcional detrás de la manera de chuparse elpulgar. El osteópata lo examinará.Pasos del desarrolloEl desarrollo infantil no se efectúa de una forma continuada, sino por pa-sos sucesivos. La mayoría de los niños alcanza cada nivel de desarrollomás o menos al mismo tiempo. Sin embargo, éste se realiza de manera in-dividual. El acceso más o menos tardío a un determinado nivel no es nin-gún síntoma de un trastorno existente. Si, por ejemplo, el bebé prefiereestar tumbado decúbito supino, probablemente aprenderá antes a sen-tarse. Por el contrario, si el bebé prefiere estar tumbado en decúbito pro-no empezará antes a gatear. La siguiente tabla enumera una serie de ni-veles de desarrollo que el niño debería alcanzar en el plazo de un año.El desarrollo infantil 5101 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 51
  52. 52. 52 Osteopatía: una ayuda para su hijoEdad Capacidades adquiridasCon 4 semanas El bebé gira la cabeza de un lado para otro en la posiciónde decúbito supino. Observa caras, responde consonrisas y pronuncia sonidos inarticulados.Con 8 semanas El bebé sostiene la cabeza cuando se le sienta. Puedecontrolar sus manos y, en decúbito supino, pasarse unobjeto de una mano a otra. Sigue con la vista hasta ungiro de 180 grados, ríe y grita.Con 12 semanas El bebé levanta la cabeza en decúbito prono. Alcanzaobjetos que están a su alcance, sonríe espontáneamentey juega con sus dedos.Con 4 meses El bebé se gira por sí mismo desde la posición dedecúbito supino a la de decúbito prono.Hasta 6 meses El bebé se alegra de poderse girar y tiene cambios dehumor. Puede girarse y controlar la posición de la cabeza.Agarra objetos fuera de su propio alcance, puede cogerdos objetos a la vez y se resiste a que le quiten losjuguetes.Del 7º al 8º mes El bebé puede sentarse sólo, se arrastra por el suelo ypuede mantenerse en pie con ayuda ajena. Dice demanera inconexa “mamá” y “papá” e imita sonidos dellenguaje.Del 8º al 9º mes El bebé gatea, se sienta y se levanta sujetándose a algo.Puede golpear juguetes entre sí y aprende a palmear odecir adiós con la mano. El bebé se extraña.10º mes El bebé puede agarrar cosas con el pulgar y los demásdedos (agarre de pinzas) y bebe de una taza.11º mes El bebé puede expresar deseos sin gritar y dicecoherentemente “mamá” y “papá”.A partir del primer año El bebé se levanta por sí mismo y permanece de pie.Agita cosas, tira objetos y muestra alegría ante laspersonas de su confianza.Hasta el 16º mes El bebé puede andar por sí mismo sin ayuda y se agachaa recoger los juguetes.• Tabla 1: Desde el nacimiento hasta ponerse de pie01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 52
  53. 53. Así se comprueban los reflejos y los modos de comportamientoCon los sencillos tests que siguen podemos, independientemente de laedad, comprobar el desarrollo sensomotor de nuestro hijo.Tests en posición de decúbito supino:➤ Reflejo imán (hasta el segundo mes)Presionar con ambos pulgares las plantas de los pies. Alternando, retirardespacio los pulgares. Las piernas del bebé se estiran para mantener elcontacto con los pulgares (véase figura 5).El desarrollo infantil 53Figura 5: Reflejo imán.➤ Reflejo prensil palmar (hasta el quinto mes)Presionar con un dedo sobre la parte interior de la palma del bebé. Lamano agarra el dedo por completo (véase figura 6).01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 53
  54. 54. ➤ Reflejo cervical tónico asimétrico (hasta el sexto mes)Se trata de una simple observación con el bebé tumbado en decúbito su-pino. Si gira la cabeza hacia un lado, la pierna y el brazo del mismo ladose estiran, mientras que en el otro lado, se flexionan.➤ Reflejo cervical tónico simétrico (del noveno al duodécimo mes)Inclinar ligeramente hacia delante la cabeza del bebé, en dirección al pe-cho. El niño estira las piernas y flexiona los brazos. Cuando se le ende-reza otra vez la cabeza, encoge las piernas y estira los brazos.Tests en la posición de decúbito prono:➤ Reflejo de espina dorsal (hasta el segundo mes)Presionar ligeramente con el dedo la columna vertebral lateralmente,aproximadamente a la altura del talle. La espalda se estira como un arco;la pierna y el brazo del correspondiente lado se estiran.54 Osteopatía: una ayuda para su hijoFigura 6: Reflejo prensil palmar.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 54
  55. 55. ➤ Reacción Bauer (hasta el cuarto mes)Presionar con los pulgares las plantas de los pies. El bebé se arrastra al-ternativamente (véase figura 7).➤ Reflejo de posición de laberinto (desde el segundo hasta elduodécimo mes)Tumbar al niño boca abajo. Éste levanta la cabeza, para orientarse.Tests de pie:➤ Reflejo de echar a andar (hasta el segundo mes)Sostener al niño verticalmente de manera que sienta el suelo bajo suspies. Alternativamente mueve el pie que toca el suelo y estira el otro has-ta que éste toca el suelo y vuelve a encogerse (véase figura 8).El desarrollo infantil 55Figura 7: Reacción Bauer.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 55
  56. 56. ➤ Reacción de subida de escalón (hasta el segundo mes)Sostener verticalmente al niño, de manera que con el pie toque ligera-mente un borde. El bebé “sube” ese borde (véase figura 9).➤ Reacción Landau (desde el cuarto hasta el duodécimo mes)Sostener horizontalmente al niño al tiempo que se le sujeta por la partesuperior del tronco. El bebé levanta la cabeza y estira las piernas.56 Osteopatía: una ayuda para su hijoFigura 8. Reflejode echar a andar.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 56
  57. 57. ➤ Disposición al salto (a partir del quinto mes)Sostener al niño con ambas manos, suspendido y en vertical. Las manoslo deben agarrar por la parte superior del tronco. Si ahora se le dirige lacabeza hacia abajo con un movimiento de caída al suelo, el bebé estirarálos brazos para protegerse.El desarrollo infantil 57Figura 9:Reacción desubida de escalón.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 57
  58. 58. 01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 58
  59. 59. Prevención ytratamientoosteopáticoA menudo los osteópatastratan las enfermedades deuna manera diferente a la delos médicos, pues tienen unconocimiento integral delcuerpo humano y ponderande distinta forma determinadostipos de contextos anatómicosy fisiológicos. De este modoconsiguen a menudo, ysin tener que recurrira medicamentos ni aintervenciones invasivas,éxitos en tratamientosde larga duración.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 59
  60. 60. El área de la cabezaFrecuentemente el cráneo dificulta el tratamiento médico en la zona dela cabeza. Esto es diferente para la Osteopatía, cuyas técnicas permitenrealizar un tratamiento a través de este revestimiento, por eso puedecomplementar muy bien a la medicina académica en caso de problemasy trastornos en el área de la cabeza.Inflamación de los ojos (oftalmia)El conducto lagrimal está cerrado, lo cual impide la libre salida de losfluidos lagrimales. Las bacterias se concentran y multiplican, inflamán-dose el saco lagrimal. Sin tratamiento, la inflamación persiste durante se-manas y a menudo vuelve a aparecer de nuevo cuando dejan de utilizar-se los medicamentosIdentificar de manera correctaAparece un lagrimeo de uno o los dos ojos. Se forma pus en el ángulo interno delos mismos. Uno o ambos sacos lagrimales se presentan inflamados.Así procede el médico:El médico presiona sobre el saco lagrimal con el fin de despejar el co-rrespondiente conducto de las lágrimas. Si es necesario, receta gotas con-tra la infección de los ojos. Si reaparece la inflamación se procede a son-dar el canal lagrimal.Así ayuda el osteópata:En caso de una movilidad deficiente de los huesos craneales circundantesy de las membranas, las mucosas del canal lagrimal no tienen un correc-to riego sanguíneo y se dificulta la salida de los fluidos lagrimales. Se pro-duce una inflamación cuando se acumulan y se multiplican las bacterias.El osteópata alivia y recupera con sus manos la deficiencia en la movili-dad, por lo que el fluido lagrimal puede volver a circular libremente. Paraque no vuelva a aparecer la inflamación, busca y trata las causas de la fal-ta de movilidad sobre esta área. Las causas pueden residir en un parto di-60 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 60
  61. 61. fícil, cuando cada uno de los huesos del cráneo o de la cara se “encajan ose vuelven rígidos”. El hecho de “volverse rígidos” puede provenir de al-guna otra causa como, por ejemplo, en el caso de ser transmitida desde lasfascias del cráneo.Lo que uno mismo puede hacer:Lavar el ojo con agua templada, previamente hervida, (1% de soluciónsalina: 2,5 gramos de sal de mesa = 1 cucharilla de café en un cuarto delitro de agua). Realizar un masaje diario en el canal y el saco lagrimales.Resulta muy fácil aprender la técnica que nos puede enseñar el médico.Osificación de la sutura craneal (cierre de las fontanelas)Entre cada uno de los huesos craneales se encuentran las suturas cranea-les. Si éstas se fusionan al crecer antes de tiempo, se habla de una osifi-cación. Las causas de un cierre prematuro de la sutura craneal en la edadinfantil están condicionadas genéticamente en un 10 a un 20 por cientode los casos; en las restantes situaciones las causas son desconocidas.Identificar de la manera correctaEl cráneo crece excesivamente en una dirección. En algunos casos, la creciente pre-sión del cerebro conduce a somnolencia, vómitos y ataques espasmódicos.Así procede el médico:El médico examina el cráneo con rayos X para valorar el grado de osifi-cación y la posible limitación del crecimiento del cerebro. Los padres mi-den regularmente el perímetro craneal. Si el crecimiento sigue un ritmonormal, el médico renuncia a una terapia y sólo en casos excepcionalesse separan, mediante una operación quirúrgica, los huesos craneales a lolargo de la sutura.Así ayuda el osteópata:Desde el punto de vista osteopático, la sutura craneal tiene una funciónPrevención y tratamiento osteopático 6101 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 61
  62. 62. de bisagra, ya que posibilita la movilidad de cada uno de los huesos cra-neales entre sí. Su movilidad es necesaria para un crecimiento normal yun funcionamiento saludable en la edad adulta.Con técnicas propias y manuales, el osteópata intenta despejar la suturacraneal y con ello las tensiones relacionadas en el cráneo y en el cuerpo.Así se aumenta la movilidad de los huesos craneales o, por lo menos, semantiene la movilidad existente para poder evitar un posible enclaustra-miento en el desarrollo físico del cerebro.Oclusión defectuosaLa oclusión defectuosa indica una incorrecta posición relativa entre losmaxilares inferior y superior. A menudo está condicionada hereditaria-mente. Las formaciones defectuosas, como el labio leperino, la boca uhocico de lobo3o la fisura palatina, pueden conducir a una mordeduradefectuosa, al igual que un parto difícil, un accidente o succionarse losdedos durante demasiado tiempo. Las oclusiones defectuosas no sóloafectan a la masticación, sino que también pueden influir en la locucióny la deglución.Identificar de manera correctaClara diferenciación entre la oclusión inferior y superior. El maxilar superior y el in-ferior –observados lateralmente– están nítidamente desplazados y, si se observande frente, se recubren uno al otro.Así procede el médico:Las dentaduras defectuosas las trata el dentista o el ortodoncista. De-pendiendo del tipo y gravedad del defecto de la oclusión, se trata conaparatos dentales o placas fijas o desmontables. Estos aparatos “obli-gan” a que los dientes y los maxilares crezcan en la posición adecua-da. Las dentaduras más defectuosas se tratan también mediante ci-rujía.62 Osteopatía: una ayuda para su hijo3Corresponde al término médico “queilognatopalatosquisis”. (N. de la T.)01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 62
  63. 63. Así ayuda el osteópata:La mayoría de las veces los trastornos funcionales del cráneo y en el árealimítrofe del cuello y de la columna vertebral conducen a malformacio-nes de la dentadura. Éstas pueden aparecer fácilmente porque el creci-miento y la posición del maxilar superior dependen de la movilidad delcráneo anterior, y la posición del maxilar inferior depende de la movili-dad del cráneo posterior. Si, por ejemplo, el hueso temporal muestra unamovilidad limitada, este defecto se transfiere al hueso maxilar inferior,que está unido con el hueso temporal por la articulación. La consecuen-cia es un crecimiento alterado del maxilar inferior.El osteópata busca las causas de la limitada movilidad, que pueden si-tuarse en el área de las suturas craneales, maxilares, el cuello, la laringeo en la zona cervical de la columna vertebral. En sintonía y colaboraciónconjunta con un dentista se puede tratar mucho más rápido una denta-dura defectuosa. El tratamiento se debería llevar a cabo antes de los diezaños, porque después de esta edad la mandíbula llega a su completo des-arrollo.Prevención y tratamiento osteopático 63Figura 10: La postura del maxilar inferior y superior se examinan con el niño sentado,puesto que una oclusión defectuosa afecta principalmente al masticar, y masticar sehace casi siempre sentado.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 63
  64. 64. Fisura palatinaEsta malformación en el paladar aparece como media en uno de cada milpartos, y con más frecuencia en los niños que en las niñas. Se da desde latercera a la octava semana de embarazo.Identificar de manera correctaUna fisura congénita en el paladar blando o duro, a menudo junto con una hendi-dura en el labio superior y en el maxilar superior.Así procede el médico:La fisura palatina se cierra muy bien hoy en día por procedimientos qui-rúrgicos. Inmediatamente después del nacimiento, el recién nacido esexaminado por un ortodoncista y por un cirujano maxilar, quienes ela-boran un plan adecuado para la operación. Para estimular el crecimien-to y posibilitar una correcta alimentación, a los lactantes se les colocauna placa en el maxilar superior. Lo primero que se cierra es la fisura delos labios, le siguen el paladar blando y el maxilar superior, el velo pala-tino y el paladar duro.Si es necesario, se realizan posteriores intervenciones correctoras (ope-ración para la restitución del aspecto de las aletas nasales y el puente na-sal, así como la locución).Así ayuda el osteópata:En el caso de una fisura palatina no se puede evitar la intervención qui-rúrgica. El osteópata intentará atenuar al máximo los problemas quepueda originar la operación, porque cada intervención operativa acarreacicatrices que limitan la movilidad en el área craneal y facial. Un trata-miento osteopático entre operación y operación y después de éstas con-seguirá un incremento de la vitalidad del niño y su capacidad de com-pensación. Éste podrá entonces adaptarse mejor a la fisura palatina queha sido operada. De esta manera, se evitan las posteriores operaciones decorrección y se estimula positivamente la capacidad del lenguaje.64 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 64
  65. 65. IMPORTANTEHay que poner énfasis entre la buena colaboración existente entre el ortodoncista,el cirujano maxilar, el pediatra y el osteópata (así como, en el caso de problemasen el habla, el logopeda). Sólo así se puede tratar con éxito la fisura palatina y susconsecuencias.Deformidades cranealesLas deformidades en el cráneo se originan la mayoría de las veces duran-te el embarazo o en el parto. También después se puede deformar el crá-neo si, a causa de un cuello torcido, el niño duerme siempre sobre el mis-mo lado y el correspondiente lateral del cráneo se “aplana”.Identificar de manera correctaEl cráneo muestra una forma asimétrica. Un lado es más alto o más ancho que elotro. Un ojo puede situarse más arriba que el otro, y la nariz puede estar torcida.Así procede el médico:En la mayoría de los casos las deformidades del cráneo desaparecen conel crecimiento del niño. Para el médico no representan ningún trastornoreal, por lo que se limita a controlar un crecimiento adecuado.Así ayuda el osteópata:Desde el punto de vista osteopático las deformidades craneales puedenreducir la movilidad de cada uno de los huesos del cráneo y limitar elmecanismo primario de respiración. A la inversa, una movilidad limita-da de determinados huesos puede desencadenar una deformidad. Porello puede aparecer toda una serie de síntomas, como trastornos de suc-ción, flato y trastornos del lenguaje, o bien se puede retrasar todo el des-arrollo motor. Los síntomas permanecen aun después de la desapariciónde la deformidad craneal. Es por ello importante para el osteópata cono-cer exactamente estas deformidades y localizar las limitaciones de la mo-vilidad, que se pueden encontrar en el área de la base del cráneo, sin quepor ello se tenga que descartar ningún otro lugar del cuerpo. El osteópa-Prevención y tratamiento osteopático 6501 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 65
  66. 66. ta trata estos trastornos funcionales con sus técnicas manuales. Así, ladeformidad craneal se corrige con mayor rapidez y los síntomas provo-cados por ella desaparecen.Tortícolis congénitaPara el médico convencional la tortícolis congénita tiene, en la mayoríade los casos, un origen muscular, y consiste en un desequilibrio de losmúsculos simétricos de giro de la cabeza (esternocleidomastoideos). És-te tiene su recorrido, desde la parte trasera de la cabeza, lateralmente porel cuello hasta el esternón y la clavícula izquierda y derecha.La tortícolis congénita puede originarse durante el embarazo o en el par-to. También las posturas defectuosas o incorrectas de la cabeza puedenconducir a un cuello torcido, por ejemplo cuando el niño no puede oír over correctamente de un lado.Identificar de manera correctaLa mayoría de las veces este trastorno se observa unas semanas después del par-to. El niño tiene tendencia a inclinar predominantemente la cabeza hacia un lado yla gira hacia el lado contrario.Así procede el médico:El médico examina la vista y el oído para determinar un comportamien-to propio de la tortícolis. Puede descartar una posible meningitis a travésde un test y el correspondiente trabajo de laboratorio. Para el tratamien-to de niños pequeños el médico protege la nuca con un cojín para prac-ticar una extensión hacia el lado contrario. Por lo demás, el cuello torci-do condicionado muscularmente se trata con gimnasia. Sólo en pocoscasos se separa el músculo esternocleidomastoideo por procedimientosquirúrgicos para normalizar una postura defectuosa.Así ayuda el osteópata:El osteópata controla si existe un desequilibrio del músculo esternoclei-domastoideo. Si fuera éste el caso, busca la causa del desequilibrio. A66 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 66
  67. 67. menudo, el nervio cerebral que abastece al músculo está irritado. Estenervio cerebral transcurre a través de un orificio o foramen situado entredos huesos craneales. Si éstos están limitados en su movilidad, puedendar lugar a una irritación del nervio cerebral. Los motivos de la rigidezde los huesos son causa de controversia y no se dispone, todavía, de unaexplicación satisfactoria. El osteópata no sólo trata la rigidez, sino quebusca también las causas para tratarla.Los trastornos de otros nervios cerebrales pueden desencadenar tambiénuna tortícolis, al igual que un trastorno funcional entre la parte posteriorde la cabeza y la primera vértebra de la columna.EstrabismoAproximadamente entre un 3 y un 4% de los niños bizquea. La causasuele estar en unos músculos oculares desiguales que conducen a unaPrevención y tratamiento osteopático 67Figura 11: La osteópata “palpa” el músculo que recorre lateralmente la cabeza.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 67
  68. 68. diferente refracción de la luz en los ojos. También la hipermetropía,una paralización de la musculatura ocular, los trastornos de un sistemanervioso central o los tumores pueden provocar estrabismo. Debido ala diferente refracción de la luz se originan imágenes dobles que difi-cultan la visión al niño que, mientras fija la posición de los objetos conun ojo, ejerce la visión con el otro, lo que imposibilita una visión co-rrecta. Si no se trata, el ojo afectado pierde, con el tiempo, la capacidadde visión.Identificar de manera correctaLos ojos no miran paralelamente hacia delante. Un ojo se desvía del eje central ha-cia dentro o hacia fuera.Así procede el médico:El médico examina la causa y el tipo de bizqueo, el ángulo de estrabismoy la posible falta de visión. Con lentes prismáticas valora la diferente re-fracción de la luz. Tapando al ojo más sano se fuerza la vista con el ojomás débil. El tratamiento comienza ya en el primer año de vida, luego,en caso necesario, se complementa con una operación antes de empezara asistir al colegio.Así ayuda el osteópata:Muchos trastornos pueden tener sus causas en una irritación de los ner-vios cerebrales. También el estrabismo. Así, por poner un ejemplo, elsexto nervio cerebral abastece un músculo que mueve el ojo hacia fuera.Si este nervio se irrita en su paso desde el comienzo del hueso temporalhasta el hueso esfenoides (conducto de Dorello), entonces el músculo nopuede trabajar correctamente y el ojo no puede girar hacia fuera.El osteópata busca las causas del estrabismo. Si, como en este caso, la ri-gidez de los huesos conduce a una irritación del nervio cerebral, enton-ces intenta aliviar esa rigidez y la correspondiente irritación. Si el nervioya no está irritado, puede volver a funcionar normalmente el músculodel ojo.68 Osteopatía: una ayuda para su hijo01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 68
  69. 69. Lo que uno mismo puede hacer:Dependiendo de la causa del estrabismo puede hacerse necesaria la colo-cación de parches oculares o gafas. Se debe explicar al niño que estas me-didas son necesarias y sólo transitorias.Inflamación del oído medio (otitis)Los lactantes y los niños pequeños sufren a menudo de inflamaciones enel oído medio. Las causas radican, por regla general, en infecciones bac-terianas o víricas en el ámbito de la faringe y la nariz que, a través de latrompa de Eustaquio, llegan hasta el oído medio. El área se inflama y sehincha. En caso de alergias o amígdalas crecidas, la inflamación del oídomedio aparece con mayor frecuencia.Identificar de manera correctaFuerte dolor en uno o ambos oídos. Fiebre, a veces asociada con gran inquietud yvómitos. Los lactantes a menudo se agarran el oído afectado. Las inflamacionesdel oído medio que tienen una causa bacteriana afectan casi siempre a un oído, lasvíricas, a ambos.Así procede el médico:El médico procede a explorar la cavidad nasofaríngea y los oídos. Encaso de una infección bacteriana, tiene sentido recetar antibióticos ysuministrar gotas antiinflamatorias para la nariz. Contra el dolor y lafiebre sirven de ayuda los zumos y supositorios. El médico procuraevitar que la inflamación del oído llegue hasta el hueso de detrás dela oreja.Así ayuda el osteópata:La mayoría de las veces el oído medio se inflama cuando las mucosas enel área de la trompa de Eustaquio y el oído medio muestran una movili-dad demasiado baja. Entonces la secreción que contiene bacterias y virusno se elimina correctamente y se origina la inflamación.Prevención y tratamiento osteopático 6901 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 69
  70. 70. La limitada movilidad genera a menudo tensiones en el cráneo, porejemplo debido a un parto difícil. La causa, sin embargo, puede ser com-pletamente distinta e incluso traspasarse a través de las fascias al cráneo.Otra causa puede residir en un sistema inmunológico débil.El osteópata localiza las tensiones y busca sus causas para tratar ambosaspectos.Lo que uno mismo puede hacer:Una compresa de cebolla alivia los dolores, como también el calor de ungorro o una bolsa de agua caliente. A veces también puede servir unabolsa de hielo. Los tratamientos con infrarrojos o inhalaciones hacen quebaje la inflamación de la mucosa. ¡En estas actuaciones hay que vigilarconstantemente al niño!70 Osteopatía: una ayuda para su hijoFigura 12: Así se exploran las tensiones en el cráneo y la movilidad de los huesoscraneales.01 Osteopatía pp. 001-169 26/5/03 11:12 Página 70

×