Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Coro...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Jesucristo

585 views
494 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
585
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Jesucristo

  1. 1. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre ColombiaJESUCRISTO: EL HIJO DEL REYDAVIDUna Verdad Ignorada por MillonesEn Mateo 1:1 se registra que Jesucristo es el hijo de David. Puesbien, ¿Qué importancia tendría que Jesús descienda del célebre reyDavid? La mayoría de cristianos no tiene ni la menor idea del porquéde esto, y aún los más entendidos yerran. Es hora que los verdaderoscristianos comprendan el verdadero significado de esta casta real, puespor algo lo menciona el evangelista y apóstol San Mateo. ObviamenteJesucristo es de “sangre azul”, un príncipe de Judá, un sucesor yheredero del rey David.Pues bien, siendo que Jesús es el descendiente del rey David, él sinduda tiene el derecho de heredar su reino cuando éste se restaure enJerusalén a su regreso en gloria, y acompañado de sus ángeles (Mateo25:31). Aceptemos que Dios efectivamente restaurará el reino de Daviden Israel, y que Cristo estuviese en la tierra para ese entonces: ¿a quiénpondría Dios sobre el trono de David? A Jesús, ¿no le parece? Además,con los excelentes pergaminos que ostenta Jesucristo, Dios notitubearía en asignarlo o nombrarlo como el nuevo rey judío. Puessorpréndase: ¡Dios ya lo asignó como tal hace 2 mil años! Tome nota delo que dijo Pedro al respecto: “Sepa, pues, ciertísimamente toda lacasa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios leha hecho Señor y Cristo” (Hechos 2:36).Ahora vayamos por partes aquí: ¿Qué significa el hecho de queJesús haya sido hecho por Dios: Señor y Cristo? Aquí nuevamentelos más de los cristianos vuelven a fallar. Sus respuestas suelen ser tanvariadas y contradictorias. Y cuando se les pregunta específicamente alos creyentes “cristianos” acerca del significado de la palabra CRISTO,ellos generalmente no responden de la misma forma cómo estáexplicado en la Biblia. Esto es sorprendente e inaudito entre aquellosque dicen ser de “Cristo”.
  2. 2. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre ColombiaEl Significado de la Palabra CRISTOEn Lucas 23:2 leemos: “Y comenzaron a acusarle, diciendo: A éstehemos hallado que pervierte a la nación, y que prohíbe dar tributo aCésar, diciendo que él mismo es el Cristo, un rey”. Pues bien, aquíestá la verdadera explicación de lo que significa Cristo, es decir: UNREY. En el caso de Cristo: “el gran rey” (Mateo 5:33-35). Por tanto,cuando Pedro dice que Dios hizo a Jesús---CRISTO, lo que quiso decirera que lo hizo REY, un rey que aún no reina en el reino de David, puesJesús mismo afirmó que su reino no era de este mundo o era maligna(Juan 18:36). Como dice The Zondervan Pictorial Enciclopediaof the Bible col. 1, pág.171: “...Porque era costumbre ungir a losreyes, la frase “el ungido del Señor” llegó a ser sinónimo de rey”.También es interesante leer Marcos 15:32, donde dice: “ElCristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz”. También Juan1:41,49. Cristo, por tanto, se asocia con el término rey.La palabra Cristo, del hebreo Mesías, significa “el ungido”. Elagente ungido de Jehová: Los reyes de Israel fueron ungidos con aceiteen el nombre de Dios, que simbolizaba su investidura con el Espíritu deDios. El término Mesías fue usado más tarde para determinar a un“rey venidero”, a un esperado líder majestuoso de la descendencia deDavid que restauraría el reino a Israel. Un rey que haría todas las cosasnuevas, consagrado como el vicegerente de Jehová (Yahweh) enIsrael. Este hijo de David, quien era esperado con expectativa por lanación judía, era el Mesías (Cristo) por excelencia, un término que hasido interpretado en griego por Cristos. (Ver The New AmericanBible Dictionary & The Zondervan Pictorial Enciclopedia pfthe Bible vol.2, pág.344).
  3. 3. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre ColombiaEl Significado de la Palabra SEÑOREl término Señor en el caso de Cristo es indicativo tambiénde REY. Por ejemplo: En 1 Samuel 24:8 leemos lo siguiente: “TambiénDavid se levantó después y saliendo de la cueva dio voces detrás deSaúl diciendo: ¡Mi Señor el rey!”.También el término Señor para Jesús es sinónimode Rabí (Maestro). Hay un ejemplo excelente en Juan 4:11. Aquí hayuna mujer Samaritana que conoce recientemente a Jesús, pero él no sepresenta aún como el Mesías. Ella lo ignora totalmente. Sin embargoella se dirige a Jesús como Kyrios (Señor).“La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla y el pozo eshondo”.La palabra en este pasaje es Kyrios. Es aplicada a Jesús, y esusada como señal de respeto, como Señor.Habiendo hecho estas dos necesarias atingencias, vamos areseñar cómo las Escrituras nos presentan a Jesús como el Rey quevendrá a la tierra para restaurar el reino suspendido del rey David. Esnecesario que los cristianos (o mesiánicos), retomen su expectativaen el Mesías venidero, y prediquen su esperanza mesiánica a todos loshombres de la tierra. Cuando decimos “esperanza mesiánica” nosreferimos a la esperanza de la venida de nuestro rey que reinará (oregirá) en el mundo desde la ciudad capital de Jerusalén. Comencemosprimero con una promesa que Dios le hizo al rey David haceaproximadamente tres milenios.El Pacto de Dios con el Rey DavidDios le anunció el evangelio o buenas noticias a David porintermedio del profeta Natán, diciendo: “Y cuando tus días seancumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti auno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré sureino. El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré parasiempre el trono de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será ami hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y conazotes de hijos de hombres; pero mi misericordia no se apartará de él
  4. 4. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre Colombiacomo la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti. Y seráafirmada tu casa y tu reino para siempre delante de turostro, y tu trono será estable eternamente” (2 Samuel 7:12-16).Esta profecía es dual a todas luces. Nótese que Dios le aseguraa David que Él afirmará su reino. También le dice que afirmará el tronode su reino, el cual será estable eternamente. Ahora bien, en estaprofecía se hace alusión a Salomón por un lado, quien se encargó deedificar casa a Su nombre (el de Dios). Esto lo hizo Salomón al edificarel templo---“el templo de Salomón”. Este fue magnífico y esplendoroso.A este rey castigaría Dios si no le fuere leal y recto.El otro lado de la moneda es que el trono de David aún no havenido a ser estable eternamente. La prueba la tenemos cuando vemosque ya no existe el trono de David en Jerusalén. Salomón mismo cayóen pecado y fue reprochado por Dios. Al morir él, sus hijos disputaronsu trono, el cual produjo la división del reino en dos: Las tribus delnorte y las del sur. Más adelante el templo sería destruido. Pero nóteseel dualismo profético. Aquí aparece un personaje que será Hijo deDios, y cuyo trono y reino verdaderamente serán estables eternamente.Esto nos lleva a concluir que el reino davídico “resucitará” o serárestaurado nuevamente como antaño. No hay otra salida posible.Una Profecía Bíblica Pasada por AltoLa prueba bíblica que confirma la restauración del reino deDavid la encontramos en Ezequiel 21:25-27. Esta fue una profecíadeclarada al último rey davídico impío que tuvo Israel en el año 586A.C. Dice Así: “Y tú, profano e impío príncipe de Israel, cuyo día hallegado ya, el tiempo de la consumación de la maldad, así ha dichoJehová el Señor: Depón la tiara, quita la corona; esto no será másasí; sea exaltado lo bajo, y humillado lo alto. A ruina, a ruina, a ruinalo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es elderecho, y yo se lo entregaré”. Compare con Lucas 1:32,33.Esta profecía nos lleva a la conclusión de que aparecerá undescendiente de David que retomará el trono, el reino, y la ciudad deDavid para reinar sobre el pueblo hebreo. Este personaje será el Hijode Dios y el hijo de David. A este Mesías (Ungido), repito, se le dará el
  5. 5. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre Colombiatrono, la tiara, y la corona de David para que restaure el reino de aquelcélebre rey en Jerusalén. Y recuerde, el reino de David era el reinode Dios. Luego: ¡El Reino de Dios será restaurado a los Israelitas!Compruebe usted cómo la Biblia afirma tajantemente que el reino deDavid era el mismísimo reino de Jehová Dios en 2 Crónicas 28:5.Por tanto, cuando Cristo predicaba el reino de Dios, él estabaanunciando la restauración del reino de David a los Israelitas o judíos(Hechos 1:6,7). El rey venidero de Israel vino a “confirmar laspromesas hechas a los padres”, incluyendo a David (Romanos15:8). Nótese que Pablo dice que Jesús vino a confirmar (revalidar ocorroborar) las promesas de Dios---¡No a cancelarlas o cumplirlas! Sucumplimiento o restauración sería para su segunda venida (Hechos3:20,21).Jesucristo es Hijo de Dios e hijo de DavidMuy pocas personas se han puesto a reflexionar de que Cristo esel Hijo de Dios y también de David, en la carne. También son pocas laspersonas que han reflexionado seriamente en el anuncio completo delángel Gabriel a María, el cual incluía: “Y este será grande, y serállamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono deDavid su padre; y reinará sobre la casa de Jacob parasiempre, y su reino no tendrá fin” (Lucas 1:32,33). ¿Se da cuentausted de la relación que tiene este anuncio angelical, con la promesaque le hizo Dios a David en 2 Samuel 7:12-16? ¡Es claro! Jesús será elrey que restaurará el reino “suspendido” de David en Jerusalén. Jesúsmismo afirmó que Jerusalén ES (no fue) la ciudad del gran rey (Mateo5:33-35). Además, Jesús mismo le había admitió a Pilatos que él habíanacido para ser el verdadero Rey judío o Mesías (Juan 18:37).La Expectativa Mesiánica del Pueblo HebreoDebido a las promesas mesiánicas de una futura restauración delreino davídico en Jerusalén, es lógico esperar que cuando los paisanosy discípulos de Jesús le vieron ingresar a Jerusalén (la ciudad de David,la sede de su trono) empezaran a exclamar con razón:“¡Bendito elreino de nuestro padre David que viene!¡Hosanna en las alturas! Yentró Jesús en Jerusalén...! (Marcos 11:10,11).Estamos viendo que los seguidores de Jesús creían que Cristorestauraría inmediatamente el reino de David en Jerusalén. En
  6. 6. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre ColombiaLucas 19 Jesús se ve precisado a pronunciar la Parábola de la DiezMinas, pues los discípulos creían que el reino se manifestaríainmediatamente. Nótese que el verso 11 de esta parábola NO teníacomo fin recalcar que el reino jamás se restablecería en Jerusalén, sinomás bien, el de enseñar básicamente que dicha anheladarestauración no sería inminente, sino para su segunda venida engloria. Jesús enseñó que primero tenía que ir al cielo para recibir laautoridad del Padre, y luego volver (Lucas 19:12). Volver para regir elmundo desde el trono de David en la tierra prometida a Abraham y a sudescendencia (Ver Génesis 13:15;15:18; Gálatas 3:16,29; Mateo25:31,34).Pero lo más interesante de todo---y que desgraciadamente pocosadvierten--- es la pregunta final de los discípulos a Jesús que estáregistrada en Hechos 1:6. Esta dice así: “Señor, ¿restaurarás elreino a Israel en este tiempo?”. Aquí vemos la esencia de toda lapredicación de Jesús: La restauración del reino davídico a los Israelitascreyentes en general. Aquí está la pregunta que resume todo loenseñado por Jesús para el futuro. Pero los “cristianos”contemporáneos sostienen que la pregunta de los discípulos estuvoerrada, pues pensaban en un reino nacional y no “espiritual”. ¡PeroJesús nunca los corrigió o amonestó por semejante “inoportuna ytorpe” pregunta! Él sólo se limitó a decirles que el tiempo de la tanesperada restauración nacional del reino davídico sólo Dios lo sabía(Hechos 1:7). Pero desgraciadamente este punto muchos cristianos nolo entienden en verdad debido a sus ideas preconcebidas, y prejuiciosantisemitas. La iglesia Católica es la responsable de ello. Ella hatransferido el reino nacional judío al ámbito de lo “espiritual”. Para loscatólicos el reino es la iglesia misma católica, el cuerpo místico deCristo. Pero para aceptar esto habría que mutilar muchos versículos dela Biblia que hablan de una futura restauración nacional del pueblohebreo y de su reino davídico, resultando así una Biblia ininteligible yrecortada. Pero nosotros creemos que la iglesia es más bien laheredera del reino futuro que se inaugurará en la tierra (Mateo25:34). He aquí algunas razones por las cuales el reino no es la iglesia:Primero, no se puede ingresar en el reino de Cristo con nuestroscuerpos de “carne y sangre” (1 Corintios 15:50); en cambio, a la iglesiade Cristo los hombres sí pueden entrar con cuerpos de “carne ysangre”. Segundo, a la iglesia ingresan los recién bautizados, loscuales aún son “niños espirituales” y que requieren crecer en la fe através de las enseñanzas impartidas por los líderes (Pastores y
  7. 7. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre Colombiamaestros---Hechos 2:41, Efesios 4:11-16). En cambio, para ingresar enel reino milenario de nuestro Señor Jesucristo, es necesariohaber crecido en la fe y haber perseverado hasta elfinal de nuestracarrera cristiana (2 Pedro 1:5-11, Hechos 14:22).La Expectativa de los CristianosLa expectativa de los cristianos es la expectativa que tuvieron losfieles hebreos del Antiguo y Nuevo Testamentos. Ya el apóstol Pablohabía dicho que sólo hay una sola esperanza de nuestra vocación(Efesios 4:4). También él dice: “que son israelitas, de loscuales son (no eran) la adopción, la gloria, el pacto, lapromulgación de la ley, el culto y las promesas” (Romanos 9:4).además Pablo afirma que los injertados (creyentes gentiles) en elbuen olivo (el pueblo israelita) se nutren de su rica savia (lospactos y promesas que Dios hizo con los padres---Romanos 11:17,18).Jesús, por su lado, dijo que “la salvación viene de los judíos” (Juan4:22). Esto significa que los judíos tienen un lugar de preeminenciasobre todos los pueblos, pues dice Pablo: “¿Qué ventaja tiene, pues, eljudío? Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les hasido confiada la palabra de Dios” (Romanos 3:1,2).La Biblia enseña que si bien todos los hombres han pecado(judíos y no judíos), no obstante Dios sigue tratando con su puebloIsrael de manera especial. Pablo afirma que “Dios no ha rechazadoa su pueblo al cual desde antes conoció” (Romanos 11:1,2). Y si bienes verdad que muchos hebreos resultaron infieles, un remanentepermaneció fiel para recibir los pactos que Dios hizo con sus padres deantaño. Pactos que aún están pendientes para cumplirse, entre loscuales están la herencia de la tierra prometida, y la permanencia deltrono de David con Cristo reinando desde Jerusalén con su iglesia.La iglesia Católica siempre mantuvo que Israel, como nación,quedó destituida de todos sus derechos como pueblo elegido de Dios.Enseñaron que la “nueva Israel” es la Iglesia que ellos llaman: “LaSanta Madre Iglesia Católica”. Esto no es verdad, pues trastoca laspromesas hechas a los padres del Antiguo Testamento resumidas enGénesis 13:15;15:18; 2 Samuel 7:12-16, y que fueron confirmadas porJesús (Romanos 15:8)
  8. 8. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre ColombiaLa Iglesia de CristoEl pueblo de Dios es el pueblo de la fe. Inicialmentelos fieles bíblicos hebreos (de raza) fueron el pueblo de Dios y Sunación escogida. En el Nuevo Testamento vemos a hebreos de raza---convertidos a Cristo---como miembros de la iglesia mesiánica. Estaiglesia mesiánica hebrea era Su pueblo. Luego vinieron los no judíos ala fe y se añadieron a la iglesia Mesiánica Hebrea (o el verdaderopueblo escogido Hebreo). Los no judíos se volvieron hebreos poradopción y por fe (Romanos 2:28,29). El pueblo hebreo escogidoestaba ahora compuesto por hebreos naturales (de raza) yhebreos por adopción o nacionalización. Los creyentes hebreossiguieron siendo Hebreos, y los no Hebreos convertidos a la fe setornaron en Hebreos (o judíos) por adopción. Pablo explica que por lafe, los dos pueblos (judíos y gentiles) son uno, de modo que ambos yapertenecen a la CIUDADANÍA DE ISRAEL (= ciudadaníaJudía)(Efesios 2:11-18). La ciudadanía Israelita no desaparece sino quepermanece, y los no judíos se hacen parte de la ciudadanía Hebreapor la fe en Cristo (Gálatas 3:7,16,29). La nación de Israel sigue vivacomo nación, la cual está ahora compuesta por gentes que seconstituyen en “hijos de Abraham (=hebreos naturales yadoptivos)” por identificarse con su fe (Gálatas 3:7,9,29). Ya dentrode la iglesia o pueblo escogido de los Hebreos, no existe la clásicadistinción de “judíos y gentiles”, pues ambos grupos de creyentes sontodos ahora judíos (o Hebreos) e hijos de Abraham por la fe (Laverdadera Israel de Dios).El punto es que la Israel de Dios (el pueblo de Dios) es un puebloeminentemente judío o Hebreo. Los gentiles son ahora consideradospor Dios como judíos por su fe en Cristo y en las promesas que Diosle hizo a Abraham y a su descendencia (Jesucristo). Los no judíos hansido injertados en el tronco del olivo Hebreo para nutrirse de lapromesas que Dios le hizo a los padres Abraham, Isaac, y Jacob, y alrey David. Los no judíos son considerados como judíos para Dios, y enconsecuencia, tendrán todos parte en el reino mesiánico judío querestaurará el rey judío Jesucristo. La salvación, dijo Jesús, viene de losjudíos (Juan 4:22). Rechazar a los judíos es rechazar la salvación. Sinlos judíos no habría futuro.
  9. 9. Mario Paternina Payares Pagina www.notavallenata.comCorreo mariopaternina@gmail.comTelefonos: 3126110158 – 3013613435 Corozal-Sucre ColombiaJesucristo Volverá para Reinar desde Israel¿Para qué regresa Jesús al mundo? Pues, ¡para sentarse en eltrono del rey David, su ancestro! Esto lo reveló Jesús mismo en Mateo25:31,34. Él dijo que volvería con sus ángeles para sentarse en sutrono de gloria. Él había anunciado ese magno momento en variasocasiones, cuando habló de su parusía o segunda venida. En Juan14:2,3 Jesús habló que volvería para estar con nosotros en el lugardonde estaba antes de partir al cielo. Nótese la frase “para quedonde yo estoy (Jerusalén) vosotros también estéis” (verso 3).Antes Jesús había afirmado que su reino no era de este mundo oera maligna gobernado por el diablo y sus agentes. Por eso, cuando susseguidores estaban esperando el reino mesiánico, Jesús enseñó quepara participar de él, primero era necesario “nacer de nuevo” (Juan3:3,5). Este renacimiento tiene que ver con la transformación denuestros cuerpos mortales. El apóstol Pablo enseñó que “carne ysangre no pueden heredar el reino de Dios” (1 Corintios 15:50). Enbuena cuenta, cada creyente tendría que experimentar la mismatransformación que tuvo Jesucristo al resucitar. El dejó de ser “carney sangre” (=mortal) para convertirse en un serhumano inmortal que no requeriría de sangre para vivir sino delEspíritu de Dios en él. Recordemos que el Jesús resucitado no pudotener sangre pues la había vertido en la cruz del calvario. En realidadJesús sólo tenía “carne y huesos” pero no sangre (Lucas 24:39). Elfue resucitado o vivificado en el espíritu o por el Espíritu de Dios en él(Romanos 8:11).Los cristianos estamos llamados a participar del reino de Cristo(Lucas 12:32, Apocalipsis 3:21, Lucas 22:29), y para lograr esto,primero seremos transformados a la semejanza de Cristo. Loscreyentes esperan con anhelo el retorno de Cristo, pues es la benditaesperanza de todos los mesiánicos (Tito 2:13). Y decimos que es labendita esperanza porque su retorno significará la salvación de todoslos creyentes (Hebreos 9:28; 1 Pedro 1:5). A su vez, la salvaciónsignificará nuestra entrada en el reino milenario de Cristo con vidaeterna (Estudie este texto con cuidado: Lucas 18:18-26).Para reflexionar hoy y mañana….

×