I                                                             e                                                 la        ...
Para Emily y Jane                                              iNDlCE                                                     ...
PRÓLOGO: RÉQUlEM POR LA elUDADMarshall McLuhan, 1967: "La ciudad ya no existe, salvo comoespejismo cultural para turistas"...
8                                                                   e-topia      Prólogo: réquiem por la ciudad           ...
10                                                                e-topia     Prólogo: réquiem por la ciudad              ...
12                                                           e-topia    Prólogo: réquiem por la ciudad                    ...
1    LA MARCHA DE LAS MEGA-REDES¿Decimos que queremos una revolución? ¿Deseamos la tecnolo-gía digital para tener nuevas y...
16                                                           e-topía   La marcha de las mega-redes                        ...
18                                                         e-tapia   La marcha de las mega-redes                          ...
20                                                            e-topia    La marcha de las mega-redes                      ...
22                                                        e-tapia    La marcha de las mega-redes                          ...
24                                                          e-tapia   La marcha de las mega-redes                         ...
26                                                           e-topia    La marcha de las mega-redes                       ...
28                                                         e-tapia    La marcha de las mega-redes                         ...
30                                                          e-tapia    La marcha de las mega-redes                        ...
32                                                          e-tapia    La marcha de las mega-redes                        ...
La marcha de las mega-redes                                     3534                                                      ...
2    LA TELEMÁnCA TOMA EL MANDOr Todas las redes crean lugares privilegiados en sus intersecciones    y puntos de acceso.L...
38                                                         e-topía    La telemática toma el mando                         ...
40                                                          e-topia    La telemática toma el mando                        ...
42                                                            e-topía     La telemática toma el mando                     ...
44                                                          e-topia    La telemática toma el mando                        ...
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Mitchell, william   e topia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Mitchell, william e topia

2,359

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,359
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
72
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Mitchell, william e topia"

  1. 1. I e la VIDA URBANA, J1M, PERO NO LA QUE NOSOTROS CONOCEMOS" W1LL1AM J. M1TCHELL Traducción de Fernando Val derramaEditorial Gustavo Gili, SA08029 Barcelona Roselló, 87-89. Te!. 322 81 61México, Naucalpan 53050 Valle de Bravo, 21. Te!. 560 60 11 GG~
  2. 2. Para Emily y Jane iNDlCE PRÓLOGO: RÉQU1EM POR LA CIUDAD 7 1 LA MARCHA DE LAS MEGA-REDES 15 2 LA TElEMÁnCA TOMA El MANDO 37 3 El PROGRAMA: El NUEVO GENlO DEL LUGAR. . . . . . . . . . 49Título original 4 ORDENADORES PARA HABITAR 57E-tapia: "Urban lite, Iím-but not as we know it" 5 VIVIENDAS Y BARRIOS 77Diseño de la cubierta: Toni Cabré/Editorial Gustavo Gili, SA 6 LUGARES DE ENCUENTRO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 7 REDISEÑANDO El LUGAR DE TRABAJO 105 8 LA CIUDAD TElESERVlDA 119 9 ECONOMíA DE PRESENCIA 137 10 ECONOMíA Y ECOLOGíA 155 NOTAS. . . . . . . .. . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . .. 165 AGRADECIM1ENTOS 189 íNDICE DE NOMBRES 190cultura Libre© 1999 Massachusetts Institute of Technology© Versión castellana, Fernando Valderrama, 2001y para la presente edición© Editorial Gustavo Gili, SA, Barcelona, 2001Printed in SpainISBN: 84-252-1816-0Depósito legal: B-50.933-2000Fotocomposición: Orrnograf SA, BarcelonaImpresión: Gráficas 92, SA, Rubí (Barcelona)
  3. 3. PRÓLOGO: RÉQUlEM POR LA elUDADMarshall McLuhan, 1967: "La ciudad ya no existe, salvo comoespejismo cultural para turistas". Lo sé, lo sé: es una metáfora familiar -la muerte de Dios, lamuerte del sujeto, la muerte del autor, la muerte del drive-in, elfin de la historia, el agotamiento de la ciencia, y tantos otros-oPero resultó estar en lo cierto, aunque varias décadas por delan-te de su debido momento, como siempre. Ahora ya es evidente. La ciudad, tal como la entendieron losteóricos urbanos desde Platón y Aristóteles hasta LewisMumford y Jane Jacobs, ya no es capaz de mantener su cohesiónni de cumplir su función como ocurría anteriormente-. Es acausa de los bits; ellos la han matado. El modelo urbano tradi-cional no puede coexistir con el ciberespacio. No obstante, ¡viva la nueva metrópolis unida por la red de laera electrónica digital!Prtrnera lamentaciónIngresó cadáver en el año 2000. ¿Qué le ocurrió a la dudad que conoce-mos actualmente? Lesvaya contar la historia. Hace mucho tiempo, había un pueblo en el desierto que tenía unpozo en el centro. Las casas se agrupaban dentro de la distancia a laque podia transportarse cómodamente un ánfora de agua. Por la tarde,cuando refrescaba, los habitantes se acercaban al pozo para recoger el
  4. 4. 8 e-topia Prólogo: réquiem por la ciudad 9suministro de agua para el día siguiente y se quedaban un rato para te. Es extraordinariamente eficiente, pero elimina también las oportuni-intercambiar noticias y realizar negocios entre ellos. El pozo suminis- dades que ofrecía el hipódromo para establecer contactos, relacionarse,traba un recurso escaso y necesario, convirtiéndose al mismo tiempo en crear confianza y hacer tratos.el centro social, el lugar de reunión que mantenía unida a la comu- Una vez más, necesitamos innovar, reinventar los espacios públicos,nidad. los pueblos y las ciudades para el siglo XXl. Un dia llegó el suministro de agua por tuberías. ¿Quién podría negarlas ventajas prácticas? Era más cómodo y los niños ya no contraían elcólera. La población creció y el pueblo se expandió hasta convertirse en Segunda lamentaciónuna gran ciudad, ya que podia llevarse agua a las casas allí donde pudie-ran llegar las tuberías. Yeso no es todo. La comunicación digital recrea también el ritmo tradi- Las viviendas ya no tenían que concentrarse en el antiguo centro y cional de la vida cotidiana.los habitantes dejaron de reunirse en el pozo, ya que podian tener agua Hace no mucho tiempo, una familia del norte vivia en una estupen-en cualquier momento y lugar. Asi, el espacio alrededor del pozo perdió da casa de madera. Tenia una chimenea en el centro y, para mantener elsu antigua función comunal y la gente inventó sitios nuevos para rela- calor, los muros formaban un sencillo recinto alrededor. Los miembros decionarse socialmente, más modernos y especializados -una plaza, un la familia se reunian en invierno alrededor de la chimenea, que era lamercado o un café. única fuente de luz y calor. Alli estudiaban los niños, los padres inter- La historía se repite, esta vez porque el sistema de suministro de cambiaban las noticias del día y la abuela trabajaba en sus bordados. Elinformación ha cambiado. Antes, teníamos que ir a lugares para hacer hogar mantenía unida a la familia. cosas; íbamos a trabajar. a casa, al teatro, a conferencias, al bar de la Un dia se instalaron conductos para el transporte de energía: la red esquina o salíamos por ahí, sin más. Ahora tenemos tuberías para bits, eléctrica y la calefacción central. Los miembros de la familia podían tener redes digitales de gran capacidad para transportar información cuando y en cualquier sitio calor y luz para leer. El fuego ya no se encendía, salvo donde queramos. Esto nos permite hacer muchas cosas sin tener que ir a como una especie de entretenimiento nostálgico en ocasiones festivas. ninguna parte; por tanto, los antiguos lugares de reunión ya no nos los niños se retiraron a sus habitaciones para hacer los deberes y escu- atraen; las organizaciones se fragmentan y dispersan; los centros urbanos char sus equipos de música. Los padres empezaron a trabajar en distintos no se mantienen; da la impresión de que la vida pública va desapare- turnos y se dejaban mutuamente notas malhumoradas en la puerta del ciendo. frigorífico. La abuela se volvió aburrida y maniática y se trasladó pronto Tomemos algo tan simple pero tan elocuente como un día en las a una residencia de ancianos con aire acondicionado cerca de Phoenix, carreras. Antes de las telecomunicaciones suponia acercarse hasta el hipó- donde podía jugar al bingo con compañeras de su edad, marginadas de dromo, mezclarse en las tríbunas con los demás espectadores, hacer las la mísma manera. El círculo de la hoguera ya no servía como unificador apuestas en el mostrador con los corredores, seguir a los caballos con social. nuestros propios ojos y liquidar las ganancias cara a cara. Más tarde, La informatización está siguiendo estrechamente los pasos de la cuando llegaron la radio y el teléfono, las carreras se empezaron a electrificación, con consecuencias sociales igualmente profundas. A retransmitir, florecieron las apuestas fuera de la pista, legales o ilegales, medida que los ingenieros van asumiendo la tecnología y los agentes y los días de carreras se podian seguir desde distintos sitios, como bares y del capital riesgo mantienen en marcha las salidas a Bolsa, diminutos garítos de apuestas. Actualmente, el siempre emprendedor Jockey Club de dispositivos de telecomunicaciones y de procesado de información se Hong Kong ha reconfigurado el sistema una vez más introduciendo dis- están convirtiendo en algo tan popular como las bombillas o los moto- positivos electrónicos manuales, conectados en red, que permiten hacer res eléctricos. Desde un teléfono móvil digital se puede hablar con cual- las apuestas desde cualquier parte de la ciudad y en cualquier momento quiera, en cualquier parte dei mundo y en cualquier momento. Se del día. Sólo es necesaría una conexión de teléfono o un enlace inalám- pueden recibir noticias digitalmente vía satélite en la televisión de la brico para acceder al sistema, y éste liquida las cuentas automáticamen- habitación del hotel, durante las veinticuatro horas del día. Se puede
  5. 5. 10 e-topia Prólogo: réquiem por la ciudad 11recoger el correo electrónico cuando se quiera y desde cualquier cone- distribución de textos, tanto sagrados como seculares. Dichos sistemasxión telefónica. Se puede conseguir dinero en efectivo en cualquier tomaron múltiples formas y escalas: había bibliotecas nacionales, mona-cajero automático, a cualquier hora. Los electrodomésticos incluyen cales, universitarias, de suscripción, bibliotecas municipales gratuitas,microprocesadores y progresivamente requerirán conexiones a la red, bibliotecas con sucursales suburbanas, bibliotecas Cameqie, salas de lec-tanto como a la instalación eléctrica o a la de agua corriente. El coche tura de la Ciencia Cristiana, estudios forrados de libros, clubs del libro yestá repleto de la electrónica más sofisticada y el individuo que lo repa- bibliotecas-móviles. La calle principal tenía sus librerías y sus kioscos dera necesita tanto un ordenador como una llave inglesa. La primitiva era prensa. Las sajas de espera tenían sus montones de revistas con las esqui-industrial de mecanismos pasivos se ha terminado; ahora los objetos nas dobladas. Los negocios dependían de pedidos, libros de contabilidadpiensan y se conectan incansablemente, veinticuatro horas al día. siete y facturas. Las oficinas estaban desbordadas de archivadores, los portafo-días a la semana. lios reventaban de papeles e incluso los bolsillos contenían notas, tarje- Hoy en día, las omnipresentes redes de telecomunicaciones, las tas, fotografías y billetes. Toda esta "tinta sobre celulosa" se trasladabamáquinas y los edificios inteligentes se integran con el suministro de de sitio mediante sistemas de correo. La información se movilizó y elagua y la recogida de basuras, con la distribución de energía y los siste- acceso a ella fue descentralizado.mas de transporte, para crear un mundo interconectado globalmente en Hoy en día, los textos y las imágenes fluyen libres, incluso del papel,todo momento y lugar. El viejo tejido social, ligado mediante una obli- y son bombeados a velocidad asombrosa a través de las redes informáti-gatoria convivencia de lugar y de tiempo, ya no es coherente. cas. Tenemos bases de datos en linea, sitios web, FAQs (listas de pregun- ¿Qué 10 reemplazará? tas más frecuentes) y sistemas de búsqueda. El correo electrónico está sustituyendo rápidamente al correo "tortuga". En nuestra era tecnológi- ca, los buscadores de cultura ya no tienen que embarcarse en pesados via-Tercera lamentación jes hacia lejanas fuentes de información, ni siquiera tienen que ir a su biblioteca local. Librerías, kioscos de prensa, estanterías de revistas, tea-Un día Ruda estaba sentado bajo una higuera. Sus discípulos se reunie- tros, templos e iglesias (incluso higueras) tienen su equivalente virtual.ron a la sombra para escuchar su voz. Para aprender debían acercarse Los estudiantes navegan por enciclopedias electrónicas, los profesoreslo suficiente para oír. Y en aquel lugar formaron su comunidad de cre- publican sus clases en la red. Los minoristas ponen catálogos y órdenesyentes. de compra en linea. Los mercados de valores pasan las cotizaciones elec- No existía otra forma de hacerlo. trónicamente a las pantallas de los operadores. Más tarde sus palabras fueron recogidas por escrito. Primero, los ; El trabajo mental ya no necesita esfuerzo físico: El comercio no selibros sagrados, laboriosamente escritos a mano, se guardaron en biblio- ve impedido por la distancia. La comunidad no tiene que depender de lostecas monacales, donde los seguidores podían acudir a leer. Mucho lazos de parentesco. Los contactos entre las personas se producen detiempo después de la muerte de Ruda los fieles podian viajar hasta formas inimaginables hasta ahora.aquellas comunidades creadas alrededor de los libros, tal y tomo sus Es posible que este nuevo ligamento social pueda convertirse en unapredecesores se habían acercado una vez hasta la higuera. Después, los ventaja. Quizá las viviendas y los lugares de trabajo, los sistemas de trans-libros se imprimieron y la palabra pudo ser difundida por todo el mundo porte y la naciente infraestructura de las telecomunicaciones digitales separa quien la buscara. Ocurrió lo mismo con las demás religiones. pueden volver a conectar y reorganizar para crear relaciones, procesos yAunque viajar hasta los lugares sagrados sobrevivió como ejercicio espi- modelos urbanos renovadores que posean las cualidades sociales y cultu-ritual, y los lugares como Santiago de Compostela y La Meca conserva- rales que deseamos para el siglo xxi. Quizás exista otro camino, un cami- ron su magnetismo, el peregrinaje perdió su función más directa y prác- no atractivo, sostenible y liberador. tica. ¡Dos brindis de prueba por la aldea global! A medida que los libros impresos proliferaban y la alfabetización se dífundía, surgieron por todas partes elaborados sistemas de almacenaje y
  6. 6. 12 e-topia Prólogo: réquiem por la ciudad 13Mondo Post-2000 Para continuar con esta agenda de forma efectiva debemos ampliar las definiciones de arquitectura y de urbanismo para in-¿Cómo acabará todo esto? ¿Y qué debemos hacer? cluir los lugares virtuales además de los físicos, los programas Los edificios, barrios, pueblos y ciudades que surgen de la además del equipamiento, la interconexión mediante enlaces derevolución digital que se está desarrollando conservarán mucho telecomunicaciones además de la debida a la proximidad y a losde lo que nos es familiar actualmente. Pero, superpuesta a los sistemas de transporte. Y tenemos que reconocer que la malla fun-residuos y a los remanentes del pasado, como las más recientes damental de las relaciones entre hogar, lugar de trabajo y fuen-estructuras neuronales sobre nuestro viejo cerebro de lagarto, tes de servicios y suministros diarios, los vínculos esenciales queexistirá una estructura global de conexiones de telecomunicacio- mantienen unidas las ciudades, puede venir conformada ahoranes de alta velocidad, lugares inteligentes y aplicaciones infor- por sistemas nuevos y poco ortodoxos.máticas cada vez más indispensables. Creo que es el momento de reinventar el diseño y el des- Esta última capa cambiará las funciones y valores de los ele- arrollo de las ciudades y de redefínir el papel de la arquitectura.mentos urbanos existentes y reconstruirá radicalmente sus rela- El beneficio es alto y también el riesgo. Pero no tenemos elec-ciones. El nuevo tejido urbano resultante se caracterizará por ción: si somos realistas, no podemos desentendemos. Debemoshogares para vivir y para trabajar, comunidades activas las vein- aprender a construir e-topias, ciudades servidas electrónicamen-ticuatro horas. configuraciones remotas, suavemente entreteji- te y conectadas globalmente para el amanecer del milenio.das, de lugares de reunión soportados electrónicamente, sistemasde producción, comercialización y distribución descentralizadosy flexibles, y servicios solicitados y entregados electrónicamente.Todo ello redefinirá la tarea intelectual y profesional de los arqui-tectos, los urbanistas y el resto de profesionales que se ocupan delos espacios y lugares en los que transcurre nuestra vida diaria.Haciendo la tarea Esta nueva agenda se separa de fOITIla natural en varios niveles distintos, que dan lugar a los temas de los capítulos sucesivos.·lDebemos establecer la necesaria infraestructura de las telecomu- nicaciones digitales, crear lugares inteligentes innovadores a par" tir del equipamiento electrónico, además de los elementos de arquitectura tradicionales, y desarrollar los programas que acti- ven dichos lugares y los hagan útiles. Finalmente, debemos ima- ginar configuraciones espaciales regionales, urbanas, vecinales y arquitectónicas que sean sostenibles y que tengan sentido eco- nómica, social y culturalmente en un mundo interconectado electrónicamente que ha encogido, un mundo en el que la dis- tancia ha perdido algunos de sus antiguos inconvenientes, pero también mucha de su capacidad para mantener las amenazas y los desafíos cómodamente alejados.
  7. 7. 1 LA MARCHA DE LAS MEGA-REDES¿Decimos que queremos una revolución? ¿Deseamos la tecnolo-gía digital para tener nuevas y mejores ciudades? Bien, ya losabemos, la mayoría de las promesas hechas por los digerati nohan llegado hasta aquí con libertad, igualdad y fraternidad. ¿Teléfonos móviles digitales diminutos?: juguetes clasistaspara niños muy crecidos. ¿Televisión de alta definición?: graninvento, sin duda, pero la basura en pantalla grande sigue sien-do basura. ¿Películas a la carta?: beneficio social marginal, comomucho. ¿Videojuegos de realidad virtual?: diversión para cincominutos. ¿Página propia en la red?: vanidad con edición electró-nica. ¿Resultados deportivos bajo demanda?: ¡por favor! el conec-tado a la última de hoy será el tecno-aburrido de mañana. Así que no busque aquí más profecías tecno-triunfalistas,macho-milenarias sobre un ciberfuturo avanzado y fastuoso.Pero, del mismo modo, no espere tampoco una inversión dog-mática y determinista de estas visiones, al estilo de Chicken Little,una repetición de aquellas aseveraciones, que ahora parecen tris-tes, de que la revolución digital tiene que reproducir inevitable-mente los peores modelos preexistentes de poder y privilegio,pisoteando al mismo tiempo las más apreciadas tradiciones.Digitofilia versus digitofobiaConocemos ya el aburrido y predecible trasfondo ideológico deestas posturas extremas. Por parte de la derecha radical guber-
  8. 8. 16 e-topía La marcha de las mega-redes 17namental nos llega la opinión de que la tecnología digital puede Esta especie de insurrección propulsada a silicio, basadamejorar nuestra suerte y, por tanto, lo hará ~siernpre y cuando en la red y dirigida por los ilustrados contra el orden estableci-no nos metamos con el mercado-o Desde la titu beante política de do, tuvo su 1789, su octubre, su 4 de Mayo -puede poner el lec-izquierdas replican que los ricos y poderosos son siempre los pri- tor su fecha favorita- alrededor de 1993, con el despegue de lameros en beneficiarse de las nuevas tecnologías y que el merca- World Wide Web y la aparición de la revista Wired. Resultabado no acoge a los marginados; por tanto es precisa una rigurosa obvio para cualquier observador que los sistemas habitualesintervención gubernamental para garantizar que la informática estaban siendo barridos por procesos simultáneos, causalmen-y las telecomunicaciones no acaban generando una enorme divi- te relacionados, de innovación tecnológica, movilización desión digital entre los que tienen y los que no. Y, por supuesto, los capitales, reorganización social y transformación cultural.neo-luditas están firmemente convencidos de que, en cualquier Al igual que las enormes transformaciones que han jalona-caso, todos tenemos mucho que perder y poco que ganar; así que do nuestro pasado (las revolucíones agrícola y urbana a partirdeberiamos limitarnos a atrincheramos y resistir. de la invención del arado y la rueda, y la revolución industrial Sin embargo, los cada vez más aburridos digitófilos y di- que surgió a partir de la Ilustración científica), las dinámicasgitáiobos, con sus visiones contrapuestas de utopía y distopía, sociales posrevolucionarias han adquirido una velocidad apa-están palpando a ciegas diferentes partes del elefante. Haría- rentemente imparable. Han sacudido nuestras instituciones ymos mucho mejor si esquivamos la consabida trampa del de- zarandeado nuestro entorno, han creado nuevas oportunidadesterminismo tecnológico ingenuo, renunciando a las simétricas y han cerrado algunas anteriores; sus efectos no serán siempreformas de fatalismo propuestas por los papanatas de la tecno- como anuncia la publicidad, no serán totalmente positivos nicracia y por los tecno-bufones cascarrabias y comenzamos, por se dístríbuirán con uníformidad, pero no pueden ser ígnora-el contrario, a desarrollar una perspectiva amplia, crítica, en- dos.focada a la acción, sobre la realidad tecnológica, económica, Para entender esta particular trayectoria de transforma-social y cultural de lo que está pasando en realidad a nuestro ción debemos reconocer que no es en realidad el resultado dealrededor y en estos momentos. Puesto que los nuevos sistemas un único suceso drástico -al igual que los anteriores grandestecnológicos son construcciones sociales complejas, debemos momentos de los libros de historia-o Tampoco es consecuenciacomprender las nacientes opciones, elegir cuidadosamente de ninguna invención específica aislada. Por el contrario, apa- nuestros fines y construir bícn-, Nuestra misión es diseñar el rece como producto de la convergencia gradual de diversosfuturo que queremos, no predecir su trayectoria predetermi- procesos prolongados. Hasta hace poco, estos procesos ibannada. avanzando en paralelo, pero cuando se han juntado ha ocurri- do como cuando se mezclan los componentes, inocuos por separado, de la nitroglicerina. En ese momento, la World WideDespués de la revolución (digital) Web encendió la chispa y el resultado fue una explosiva expan- sión exponencial, un Big Bang que es el comienzo de algo ge-Empecemos a mirar a nuestro alrededor. Nuestros propios ojos, nuinamente nuevo.así como la acumulación de pruebas de las ciencias sociales, En concreto, los elementos cruciales de este brebaje incen-deben convencernos rápidamente, si todavía no lo estamos, de diario han sido el equipo para el almacenamiento, transmisión,que la revolución digital no puede ser desechada como mera conexión en red y procesado de la información digital, junto conhipérbole y exageración. Esta transformación tecnológica anun- los programas y los interfaces correspondientes. Los productosciada a bombo y platillo, de la que se asegura que "ha sacudido y servicios basados en estas diversas tecnologías se producen ynuestras vidas como si fuera un tifón bengalí", es realmente muy distribuyen ahora en un frente económico extenso -rnediante lascierta. industrias del teléfono, radio y televisión, televisión por cable,
  9. 9. 18 e-tapia La marcha de las mega-redes 19semiconductores, ordenadores, aparatos electrónicos de consu- proceso continuado de innovación tecnológica, de construcciónmo, programas, editoriales y de entretcnimiento-, estas industrias de nuevas infraestructuras, de la reutilización y adaptación deson cada vez más interdependientes y están más interrelacio- las ya existentes, de alianzas y fusiones entre compañias de tele-nadas. La información ha llegado a ser incorpórea e intangible; comunicaciones y de nuevas fórmulas de los sistemas regula-ahora viaja volando por el mundo a velocidad de vértigo y en can- dores. .tidades inimaginables a través de las redes informáticas. Y este En un planeta lleno de ordenadores, con el tiempo, se re-inmenso proceso global sólo está empezando. cogerá información de todo tipo y será transportada a donde queramos a través de un único canal digital. Los objetos coti- dianos, desde un reloj de pulsera hasta paneles de anuncios,Inforrnactón, infraestructura y oportunidad serán cada vez más inteligentes y nos servirán de interfaz con el omnipresente mundo digital. Y, paradójicamente, alli dondeLas líneas generales de nuestro futuro electrónico están cada vez tomemos contacto con esta inmensa construcción colectivamás claras, aunque no los detalles. De una u otra forma, depen- parecerá tener la misma intimidad de la ropa interior. diendo de los resultados eventuales de la carrera tecnológica, de En lugar de establecer nuevas relaciones entre personas Y1las batallas comerciales y de los debates políticos públicos del lugares de producción, como en la revolución agrícola, o entrefinal de milenio, estos desiguales ingredientes se mezclarán fi- personas y máquinas en la revolución industrial, el mundo digi-nalmente para producir una infraestructura de la información tal global reconstituirá relaciones entre personas e información;digital a escala mundial. Las ventajas potenciales son tan gran- será cada vez más la clave para la oportunidad y el desarrollo ydiosas y su impulso se genera a tal velocidad que no habrá nada posibilitará nuevas construcciones sociales y modelos urbanos.que se interponga realmente en su camino. La inversión, los puestos de trabajo y el poder económico pare- Este nuevo sistema combinará la cobertura integral geográ- cen determinados a emigrar a los barrios, ciudades, regiones yfica y la capacidad de conexión entre personas y lugares que naciones que sean capaces de poner rápidamente en marcha lacaracteriza al actual sistema telefónico con los enlaces de alta infraestructura y de explotarla. con eficacia. Jvelocidad y las posibilidades multimedia de la televisión porcable. y añadirá al combinado la capacidad de almacenamientoy de procesamiento del chip de silicio, virtualmente ilimitada. Nuevas redes y transformación urbanaLos prefijos que describen todos los aspectos de estas capacida-des seguirán pasando de kilo a mega, a giga, a tera e incluso a Los observadores con mentalidad histórica no podrán evitar depeta y más allá. anticipar que, esta última ola de interconexión de infraestruc- Físicamente, será una construcción compleja de mecanis- turas urbanas jugará en gran manera el papel que desempeña-mos de computación, hilos de cobre, cables coaxiales, fibra ópti- ron sus predecesores en las anteriores eras de la metamorfosisca, diversos sistemas de transmisión inalámbrica y satélites de a través de la tecnología -en la época de los romanos, las cal- telecomunicaciones. En el aspecto lógico, se mantendrá unida zadas y los acueductos; en el floreciente siglo XVIII, la navega- mediante convenciones y protocolos universalmente aceptados ción y los canales; en el apogeo del siglo XIX, los capitalistas sincon acrónimos imposibles de pronunciar como TCP/IP, HTTP, escrúpulos del ferrocarril; y en los expansivos años del siglo XX, FDDI YADSL. Económicamente, significará la creación conjun- la red de suministro eléctrico y las autopistas interestatales-. ta de innumerables negocios ampliamente distribuidos y de ins- ¡El sistema digital de telecomunicaciones será para las ciudades1 tituciones públicas con diferentes tipos de participación en el del siglo XXI lo que los canales y la fuerza de trabajo fueron sistema y diversas formas de ganar dinero con él. Se está crean- para Amsterdam, Venecia y Suzhou, lo que las vías, traviesas y do de forma creciente y desordenada, a través de un complejo trenes a vapor fueron para el Oeste americano, lo que los túne-
  10. 10. 20 e-topia La marcha de las mega-redes 21les del metro fueron para Londres, lo que el motor de combus- tura de estaciones de seguimiento de los satélites, enlaces de mi-tión interna y la autopista de hormigón fueron para las zonas croondas y parques de desarrollo de programas; a través de ellasuburbanas del sur de California y lo que la electrificación y el se ha convertido en un próspero centro de industria exporta-aire acondicionado fueron para Phoenix". dora de programas. Las empresas de programas de Bangalore Sin embargo, como sus predecesores de tuberias y cables, pueden competir eficazmente en el mercado mundial emplean-las redes digitales de telecomunicaciones no van a crear mode- do conexiones electrónicas de alta velocidad para importar ma-los urbanos completamente nuevos a partir de la nada; transfor- teria prima intelectual, para exportar los productos acabados demarán los que ya existen. En el pasado, generalmente, las nuevas programación y para relacionarse con sus clientes, aprovechan-redes urbanas comenzaban conectando núcleos de actividad ya do al mismo tiempo un equipo local experto, pero relativamenteexistentes, que habían sido construidos y sostenidos por redes barato.anteriores -después de todo, ¿qué otra cosa se podría conectar?- Se trata de un viejo guión representado por nuevos actores.Más tarde, como parásitos que se apropian de sus huéspedes, El silicio representa el acero moderno e Internet es el nuevotransformaron el funcionamiento de los sistemas sobre los que ferrocarril.se habían asentado, redistribuyeron las actividades dentro de di-chos sistemas y finalmente los ampliaron de tal forma que nohallamos precedentes. Las grandes tuberías Fue así como la llegada del ferrocarril transformó el pree-xistente asentamiento de Chicago en un centro nacional, funda- Las nuevas infraestructuras urbanas tienden a ser versionesmental a medida que el Oeste se iba abriendo; posteriormente Viagra de sus viejas y cansadas predecesoras, que ya no son casilas carreteras y el transporte aéreo volvieron a cambiarlo todo. capaces de cumplir su misión. Su potencia impulsora marca unaEn el sur de California, un extenso sistema ferroviario ponía en diferencia cualitativa. Cuando las tuberías sustituyen a los pozoscontacto inicialmente una serie de pequeñas ciudades dispersas se consigue un mayor flujo de agua y es posible disfrutar de lar-a lo largo de los valles; más tarde, la red de autopistas las volvió a gas duchas calientes; cuando las autopistas reemplazan a los.conectar, fomentó el desarrollo de los espacios entre ellas y, fi- caminos de tierra se puede vivir en las afueras y usar el cochenalmente, entretejió el modelo que ahora conocemos como la diariamente para ir a trabajar; y cuando las telecomunicacionesmoderna región metropolitana de Los Ángeles. Y, en el siglo XXI, digitales de alta velocidad suceden al telégrafo y al teléfono, sela nueva infraestructura de telecomunicaciones digitales de alta obtienen cambios socialmente significativos en todas las actua-velocidad reformará los modelos urbanos que surgieron a partir ciones diarias. Resulta que cuantos más bits por segundo puedende las redes del transporte, suministro de agua y retirada de circular por un canal de comunicaciones, más complejos y sofis-basuras, energía eléctrica y teléfono de los siglos XIX y XX. ticados son los intercambios y transacciones que pueden efec- Ya se puede ver este tipo de transformación, por ejemplo, tal tuarse sobre el mismo.y como se desarrolla en la agradable ciudad hindú de Bangalore. Esto ha sido evidente desde el mismo principio de las co- Bangalore creció inicialmente sobre un antiguo asentamiento municaciones electrónicas. El telégrafo transmitía puntos y lí-como capital del magnífico estado de Mysore. Después, en la neas de un solo tono sobre un alambre de hierro, lo cual resul-época británica, se convirtió en un centro ferroviario. A partir de taba terriblemente lento y muy caro; sus limitaciones nos han la segunda mitad del siglo XIX su accesibilidad y agradable clima, dejado la palabra "telegráfico" para describir el estilo lacónico yjunto con su entorno frondoso y sugerente, atrajo actividades abreviado del discurso textual que engendraba. La gama de fre- administrativas, industria, instituciones educativas y de investi- cuencias necesaria para la transmisión del habla requería un gacíón y, con el tiempo, una gran población de profesionales mayor ancho de banda y el sistema telefónico utilizó hilos de bien formados. Alrededor de 1990 poseía una nueva infraestruc- cobre para proporcíonarlo",
  11. 11. 22 e-tapia La marcha de las mega-redes 23 En el extremo inferior de las telecomunicaciones digitales megabits por segundo hasta el ordenador personal, y hay siste-modernas está el mundo de las comunicaciones a un kilobit por mas más rápidos que funcionan a lOO megabits por segundo.segundo, como el de los primeros módems y el sistema francés Para distancias más largas, las líneas arrendadas a los provee-Minite1. A esta velocidad, o menos, resulta factible intercambiar dores de telecomunicaciones han suministrado servicio T 1mensajes cortos, Esto es suficiente para establecer relaciones (1,54 megabits por segundo) y T3 (45 megabits por segundo).comerciales, educativas y sociales limitadas a través del correo En la escala de los megabits y gigabits no es necesario elimi-electrónico, para concertar reuniones; realizar transacciones ru- nar las sutilezas expresivas como los tonos de voz, el lenguajetinarias como enviar pedidos. comprobar inventarios y estados corporal y demás, ya que normalmente requieren telecomunica-de cuentas y pagar facturas; crear sencillos formularios de tex- ciones de menor ancho de banda. Además¡ se puede proporcio-to de espacio público virtual, como tablones de anuncios, grupos nar una gran cantidad de contexto utilizable en forma de vídeo,de noticias Usenet, MUDs y MOOs. acceso compartido a herramientas y materiales de trabajo y Avancemos uno o dos órdenes de magnitud: a decenas o mundos virtuales compartidos, de la misma manera en que uncentenas de kilobits por segundo, como las que proporciona un escenario arquitectónico. como una oficina o un aula, propor-módem de 28.8 kilobits por segundo o una conexión RDSI (Red ciona un contexto apropiado para las actividades que alberga.Digital de Servicios Integrados) a 128 kilobits por segundo, se Así, la telepresencia puede empezar a competir eficazmente conpueden transmitir a una velocidad adecuada grandes archivos la presencia física en situaciones en las que el contexto y el matizde texto y gráficos en color de alta resolución. Este nivel de son críticos como, por ejemplo, negociar un contrato, discutirconexión estaba ampliamente disponible a mediados de la déca- una propuesta de diseño o realizar un examen médico.da de los noventa. Junto con la espina dorsal de alta velocidad Cuando se llega a estas altas escalas, las redes pueden fun-de Internet, diseñada para funcionar entre 45 y 155 megabits cionar realmente a velocidades comparables a las de los proce-por segundo, permitió que la World Wide Web creciera a un sadores y canales internos del ordenador. En consecuencia,ritmo notable. Al proporcionar una contrapartida en línea a los éste empieza a perder su identidad espacial diferenciada.libros impresos, a las revistas y a los catálogos, la web abrió el Cualquier grupo aislado de procesadores y dispositivos decamino a la edición, la publicidad y la venta en línea a una esca- memoria interconectados puede convertirse en el equivalentela significativa. Las librerias y los kioscos virtuales comenzaron funcional de un ordenador personal en una caja. Como dice ela competir con sus equivalentes físicos y fueron apareciendo eslogan popularizado -un poco antes de tiempo- por Suncentros comerciales y universidades virtuales. Pero los gráficos Microsystems: "La red es el ordenador". Ahí es donde vamos ade la primitiva web eran generalmente en dos dimensiones y la terminar.navegación se limitaba a apuntar y hacer click. Pasemos ahora a la escala del megabit: a velocidades demegabits y decenas de megabits por segundo es posible lograr Conectado a la espina dorsaluna buena imagen y un buen sonido, los gráficos pueden sermuy sofisticados y se pueden crear mundos virtuales compar- Este sistema digital integrado generará nuevas conexiones entretidos, muy elaborados, en tres dimensiones. Esta velocidad de ciudades y dentro de las ciudades; y sus componentes urbanos etransmisión se ha proporcionado a los hogares desde hace interurbanos deben diferenciarse cuidadosamente. Para empe-tiempo a través de las cadenas de televisión por cable, pero sólo zar, existen significativas diferencias técnicas y económicasen una dirección, del proveedor al consumidor, sin simetría. entre redes de área local, de área metropolitana y de larga dis-También la han suministrado las redes de área local (LANs) y tancia. Pero, lo que es más importante, difieren en su repercu-las conexiones a Internet de las universidades y de las grandes sión sobre la vida y la forma urbanas.empresas. Se han suministrado normalmente alrededor de 10 Las conexiones de larga distancia entre ciudades se forman
  12. 12. 24 e-tapia La marcha de las mega-redes 25 al conectar las grandes centrales de conmutación mediante blecida que podría adaptarse para transmitir información digi- cableado de fibra óptica, enlaces por microondas o enlaces por tal, y esto ha hecho la situación más complicada. Podemos con- satélite de alta capacidad, a fin de establecer espinas dorsales de seguir conexión digital casi en cualquier parte, normalmente de telecomunicaciones digitales. Las centrales de conmutación se varios suministradores que compiten, pero la velocidad, el coste conocen normalmente como POPs -paints o]presence o "puntos y el nivel de fiabilidad pueden variar ampliamente. de presencia"-. Si están en espinas dorsales que funcionan a velocidad de gigabits, se llaman gigaPOPs. Y las grandes centra- les erigidas alrededor de las estaciones terrestres de enlace con Nueva interdependencia global satélites se han denominado a veces como telepuertos", Cualquiera que sea la forma que adopten, estos núcleos de El efecto general más espectacular de esta infraestructura en conmutación en las espinas dorsales sirven, como antes los puer- telecomunicaciones digitales de larga dístancia es la creación de tos y los aeropuertos, como puntos de contacto hacia un mundo nuevos tipos de interdependencia entre regiones y poblaciones más amplio y como creadores de actividad económica en las aisladas. Por ejemplo, las empresas han descubierto que la cone- regiones de su entorno. Será vital económicamente tener cerca xión de voz y vídeo de alta calidad y bajo coste permite la entre- un POP eficiente en la espina dorsal de alta velocidad; será una ga de ciertos servicios de consumo a larga distancia. Estar en la ventaja competitiva cada vez más importante si tenemos uno y zona horaria correcta, hablar el idioma adecuado, tener los pro- los competidores no lo tienen. Consideraciones de equidad van a gramas necesarios y ser competitivos en un mercado de trabajo motivar políticas públicas que impulsen una distribución exten- global puede ser más importante que estar en la misma área me- sa y equitativa de POPs. tropolitana. Este modelo es más claro en países en desarrollo, donde la Así, una central de llamadas de teléfono o vídeo de Sydney introducción de un POP en una región con pocos servicios hasta puede atender a clientes que quieran reservar billetes de avión el momento puede suponer una repentina y vívida diferencia. desde Hong Kong. De forma similar, un taquígrafo de Hydera-rPor ejemplo, a lo largo de las décadas de los ochenta y los noven- bad puede transcribir el dictado de un médico de Chicago, apro- ta el gobierno de la India invirtió en estaciones terrestres por vechando la diferencia de huso horario para realizar el trabajo satélite de alta velocidad en Bangalore, Hyderabad, Pune, Noida, por la noche; un delineante de Manila puede realizar planos por Bhubaneshwar, Thiruvananthapuram y Chandigarh, que pro- ordenador para una empresa de arquitectura e ingeniería de porcionaron contacto internacional continuo a los parques de Londres y un trabajador de salario ínfimo en África puede obser- desarrollo de programas cercanos que contenían áreas de traba- var monitores de vídeo conectados a cámaras de seguridad en jo para empresas de aplicaciones, convirtiéndose así en punto Nueva York. central de la floreciente industria exportadora de programas". Tal interdependencia no es, por supuesto, un fenómeno sin En menos de una década, la India llegó a ser el mayor exporta- precedentes. Ciudades vecinas han comerciado frecuentemente dor mundial de teleservicios y el segundo exportador más impor- entre ellas y las nuevas infraestructuras han creado en el pasado tante de prograrnas". Puesto que existía poca infraestructura sistemas en expansión de poblaciones interdependientes cultu- terrestre de alta velocidad, los efectos se hicieron sentir sobre ral, política y económicamente. En Estados Unidos, por ejemplo, todo en el entorno inmediato, como mucho en veinte o treinta la red interurbana que mantiene unida a la nación comenzó por kilómetros a la redonda, el alcance típico a través de la conexión una serie de ciudades portuarias a lo largo de la costa atlántica, por microondas desde una torre de transmisión. En realidad, luego alcanzó el Mississippi hacia el oeste a medida que se de- crearon oasis digitales. sarrollaban nuevas ciudades a lo largo de las vías fluviales, tierra En los países desarrollados, la revolución digital ha evolu- adentro, y finalmente se extendió de costa a costa en la época cionado en el contexto de una infraestructura telefónica ya esta- del ferrocarril y el telégrafo". Incluso la globalización econó-
  13. 13. 26 e-topia La marcha de las mega-redes 27mica y cultural precedió ampliamente al ordenador y a los__ ~a­ Para los individuos, esta conexión POP-puerta de casa ofre-télites de telecomunicaciones, como han hecho notar muchos ce una salida parcial a la antigua necesidad de elegir entre, porobservadores. un lado, una comunidad local familiar, protectora, aunque a La cuestión, sin embargo, es que la infraestructura de comu- veces restrictiva y, por otro, las oportunidades que parecen inse-nicaciones digitales incrementa enormemente la densidad de las parables del anonimato y el aislamiento de las grandes ciudadesconexiones dentro de los sistemas de ciudades, y puede difun- -Gemeinschait frente a Gesellschait, según la famosa fórmula dedirlos mundialmente. La interconexión electrónica de los comer- Ferdinand Tonnies-!". Se trata de una elección geográfica: unciantes en divisas para formar un sistema de comercio global de tipo de lugar u otro. Sin embargo, en una época de redes digita-alta velocidad es la ilustración más espectacular, pero en reali- les interconectadas se puede vivir en una pequeña comunidad ydad es sólo un primer indicio del tema digital". Hay mucho más .rnantener contactos efectivos con un mundo mucho más amplioen marcha todavía. y diverso -con cierta ironía podríamos denominarlo como una Gesellschaft virtual-. A la inversa, se puede emigrar a una gran ciudad, o estar continuamente de viaje, y mantener contacto fre-Del POP hasta la puerta cuente con la propia ciudad y familia -una Gemeinschaft mante- nida electrónicamente.En general, cuando se crea una red local y se conecta a otra de No todo es bueno, sin embargo. Esas mismas conexioneslarga distancia, difunde las ventajas de la conexión a distancia liberadoras generan competencia entre los proveedores de bienesentre los habitantes de su área de servicio, Cuando se conecta un y servicios locales y los de fuera, y pueden hacer temblar las basessistema local de suministro de agua a un acueducto se transpor- culturales y económicas de una comunidad; recordemos que losta directamente el agua desde una fuente lejana hasta los hoga- pozos de los pueblos caen en desuso cuando llega el suministrores. Si se conectan carreteras locales a las autopistas, se facilita de agua por tuberías, Cuando los clientes empiezan a tomar laque el comercio de las pequeñas ciudades se beneficie del tráfi- autopista para ir a los grandes centros comerciales de la zona, losco generado -y por el contrario, si la autopista pasa de largo, comercios locales cierran. Los programas locales de radio y tele-puede ser un desastre para esas ciudades-, Y si se engancha una visión tienen que competir con las ofertas de las grandes cadenas,red digital local a POPs de alta velocidad, las espinas dorsales de que llegan a una audiencia mucho más amplia y que pueden per-larga distancia ponen a toda una población en contacto directo mitirse las más grandes estrellas y producciones más lujosas. Ycon el mundo. cuando la red digital local se engancha a la espina dorsal, desa- Crear los circuitos locales desde el POP hasta las viviendas y parece gran parte de la familiar protección de aislamiento y delempresas es una tarea costosa y que lleva tiempo, dado que son coste de transporte y los proveedores remotos pueden obtenermuy numerosos y que el suministro implica normalmente le- grandes ventajas de las oportunidades resultantes.vantar las calles. Los proveedores afrontan lo que suelen llamarel problema de la "primera milla" y de la "última milla"!", ¿Cómose enganchan los clientes potenciales al POP más cercano? ¿Có- La ciudad en red extendidamo consiguen llegar los proveedores desde sus POPs hasta todosesos consumidores potenciales? ¿Quién paga los circuitos loca- La conexión intraurbana digital favorece la larga evolución deles y cómo se recupera la inversión? Los proveedores intentan las poblaciones humanas desde agrupaciones aisladas de vivien-resolver estos problemas no sólo instalando nuevas infraestruc- das más o menos independientes hasta las ciudades conectadas,turas locales, sino adaptando también las líneas existentes de altamente integradas, en las que múltiples infraestructuras deteléfono, televisión por cable, e incluso la red eléctrica, a la nue- carreteras, tuberías y cables suministran servicios centrales a losva tarea de las telecomunicaciones digitales. edificios y eliminan los residuos.
  14. 14. 28 e-tapia La marcha de las mega-redes 29 La incipiente ciudad en red es claramente visible en las rui- Well, del área de la bahía de San Francisco, y Echo, en Nuevanas de Pompeya, con su depósito cívico en la ladera, su red de York-".tuberías de suminístro de agua bajando hacía la ciudad y su sís-tema de drenaje de aguas residuales por gravedad. En el períodosiguiente a la revolución industrial, las ciudades elaboraron en ¿El fin del aislamiento rural?gran manera sus redes mejorando las calles para admitir másvolumen de tráfico, añadiendo tranvías para satisfacer la deman- Sin embargo, las redes digitales pueden extenderse mucho másda de una población más amplia y dispersa, estableciendo el allá que las redes del pasado, tanto que pueden llegar a compro-suministro municipal de agua y el tratamiento de aguas residua- meter las diferencias largamente establecidas entre zonas urba-les para mejorar la higiene, creando empresas de electricidad y nas y rurales.gas para distribuir la energía y, finalmente, añadiendo redes tele- Hubo un tiempo en que esta distinción parecía estar muyfónicas locales para la comunicación". El sistema digital de dis- clara. Muchas representaciones antiguas de escenas urbanas,tribución de datos será pronto tan omnipresente en las ciudades como los famosos paneles de Pietro y Ambrogio Lorenzetti titu-como la red eléctrica o la telefónica, transmitirá multitud de lados El buen y el mal gobierno, del Palazzo Pubblico de Siena,tipos distintos de información y suministrará algún día -quizás muestran vívidamente cómo los límites de la ciudad estabanmuy pronto- alta capacidad a bajo coste. definidos por sus murallas. En el exterior estaba el campo, con Desde el punto de vista de las empresas con ofertas que se sus pueblerinos, sus ermitaños y toda clase de incomodidades ypueden solicitar o distribuir electrónicamente, las nuevas redes peligros. La expansión urbana se llevaba a cabo, en caso de nece-digitales intraurbanas dan lugar a unos mercados de consumo sidad, encerrando alguna zona adicional; se pueden ver clara-muy fáciles de alcanzar". Así, son cruciales para las compañías mente los incrementos del crecimiento en el trazado de las callesde noticias y entretenimiento, editores. bancos y comercio mi- de muchas viejas ciudades europeas.norista en línea, No es sorprendente, por tanto, que se hayan Aunque no siempre era tan sencillo, incluso en la antigüedad.convertido rápidamente en crueles y competitivos campos Atenas, por ejemplo, fue durante mucho tiempo una comunidadde batalla y objeto de estudio de las escuelas de negocios más de de granjeros independientes que vivían fuera de las murallas emoda, Al mismo tiempo constituyen una poderosa alternativa a iban a la ciudad de vez en cuando. Los lugares de encuentro ylos puntos locales de distribución intermedios, como kioscos de otras instalaciones comunes se concentraban en el centro, y unaprensa, tiendas de vídeo, cines y sucursales bancarias -es posi- red de caminos y carreteras se extendía hacia el territorio ex-ble, por supuesto, que amenacen la propia existencia de estos terior.elementos tan aparentemente bien establecidos de la comu- Las ciudades de los siglos XIX y xx, con unas redes muchonidad. más elaboradas, prescindieron totalmente de las murallas y cre- Visto desde la diferente perspectiva de las organizaciones cieron de forma caracteristica, extendiendo sus infraestructuras.locales culturales y educativas, agencias del gobierno, activistas Sobrepasar los límites metropolitanos significaba estar fuera delcomunitarios y políticos, estas mismas redes intraurbanas ofre- alcance de las líneas del tranvía, del sistema de suministro decen potencialmente una versión actualizada del ágora y el foro agua y del alcantarillado. Estas redes tendían a ir desaparecien-de la antigüedad, un nuevo medio de interacción fortalecedora do gradualmente, no de repente, a medida que se incrementabadentro de las comunidades y un mecanismo para la discusión y la distancia desde el centro urbano.la organización. De manera que han impulsado el sueño de una Como consecuencia, resultó que la infraestructura de cablesdemocracia jeffersoniana robustecida, han producido un movi- (la red eléctrica y el sistema telefónico) podía extenderse conmiento de "redes comunitarias" a nivel de base y han favorecido especial facilidad hacia las zonas rurales más cercanas y densa-la aparición de puntos de encuentro populares en línea, como mente pobladas. En el siglo xx, por tanto, los sistemas de elec-
  15. 15. 30 e-tapia La marcha de las mega-redes 31trificación y telefónicos rurales han mejorado mucho las condi- Los antiguos sistemas de satélites geoestacionarios poseían unaciones de vida fuera de los límites de la ciudad. amplia pero limitada huella de servicio y enfocaban su capaci- La infraestructura de comunicaciones digitales está empe- dad principalmente sobre zonas densamente pobladas. Pero loszando ahora a seguir los antiguos cables eléctricos y telefónicos nuevos sistemas LEO (low earth orbit}, lridium y Teledesic, cubreny, en algunos casos, sobre los mismos cables de cobre existentes la tierra uniformemente.(puede incluso utilizar líneas de señales ferroviarias y alambra- A medida que la infraestructura rural de comunicacionesdas existentes). Incluso la más minima infraestructura rural de suministra servicios cada vez más sofisticados en cuanto a edu-telecomunicaciones, estratégicamente distribuida, puede supo- cación, asistencia médica y otros igualmente vitales, la antiguaner un impacto social y económico espectacular. La India, por distinción entre ciudad y campo, entre centro y periferia, se dilu-ejemplo, ha implantado un exitoso programa de suministro de ye cada vez más. Todo esto continúa una transformación queservicio telefónico a zonas rurales a través de líneas pueblo a empezó hace tiempo; en uno de sus más famosos pasajes, Marxpueblo, pequeñas centralitas de gran solidez y teléfonos públicos y Engels observaron que el crecimiento de las grandes ciudadescon operadores que pueden ayudar a aquéllos que no estén fami- industriales había "rescatado a una parte considerable de laliarizados con la tecnologia; ampliar estas instalaciones al fax y población de la simpleza de la vida rural?, Hoy la revoluciónal acceso público a Internet es el siguiente paso natural. El resul- digital está completando el trabajo.tado inmediato es un acceso infinitamente mejor a los serviciosde urgencia. A largo plazo, este nuevo tipo de conexión prometecambiar la vida económica en el medio rural proporcionando alos granjeros acceso directo a los lejanos compradores de sus Zonas marginales desconectadasproductos, y transformar la educación rural suministrando un minimo pero efectivo acceso a los recursos de la World Wide No obstante, la capacidad de telecomunicación seguirá siendoWeb. más escasa en las zonas atrasadas, lejanas, menos desarrolladas Pero, lo que es más importante, los sistemas inalámbricos, y carentes de sistemas de conexión -allí donde vuelan plantas terrestres o por satélite, están ya proporcionando una nueva rodadoras o en las pequeñas islas coralinas de Micronesia- que forma extraordinariamente efectiva de llegar a la población en las sofisticadas áreas urbanas. Y esto traerá aparejados dife- rural". Los enlaces por microondas y el sistema inalámbrico rentes y característicos patrones de uso. celular pueden atravesar grandes tramos de terreno agreste A veces, los habitantes de las zonas rurales necesitan in- simplemente a través de algunas torres de transmisión estra- formación urgente; si precisan respuesta a una consulta médi- tégicamente situadas. Durante las décadas de los ochenta y los ca de emergencia, por ejemplo, la necesitan en es" concreto noventa, por ejemplo, el proveedor de telecomunicaciones momento. Y el trabajo en el desarrollo rural, la ayuda en caso australiano Telstra construyó un extenso sistema de torres de desastres o la rehabilitación, suele requerir información de- repetidoras de microondas alimentadas con energía solar que cisiva y perentoria. En estos casos, lo que se necesita es un ac- cruzaba las desiertas extensiones del Outback. Estas altas ceso rápido al sistema de telecomunicaciones más avanzado torres aparecen a lo largo de las carreteras a intervalos de posible. De modo que puede tener sentido la utilización tempo- unos cincuenta kilómetros, proporcionando a los viajeros una ral de una conexión vía satélite, aunque resulte caro en com- nueva medida de distancia. paración. Los sistemas de telecomunicaciones por satélite no se ven Pero, en muchos otros casos, basta una reducción drástica afectados en absoluto por el terreno y pueden suministrar servi- del tiempo de respuesta -de meses, semanas, días u horas- para cio aún más barato a zonas con muy baja densidad de población que exista una enorme diferencia en la calidad de la atención y de teledensidad (líneas telefónicas por cada cien residentes)". médica, educativa o de otros servicios vitales. Por tanto, existe
  16. 16. 32 e-tapia La marcha de las mega-redes 33 un interés creciente en la utilización de pequeñas cantidades margen de beneficio, de manera que la mayor parte de los im- de capacidad de telecomunicación para suministrar servicios de plicados intentan mejorarlo añadiendo valor al flujo de bits: por mensajería por correo electrónico, en tiempo "suficientemente ejemplo, creando y distribuyendo algún entretenimiento o in- real" y muy baratos, a zonas rurales pobres y aisladas, Un siste- sertando publicidad estratégicamente. La estructura resultante ma llamado Fidonet ha sido un eficaz pionero en esta estrategia, es un servicio heterogéneo, a gran escala, disponible con ubi- utilizando llamadas en horas valle y transmisión diferida de men- cuidad, algo parecido al sistema público de carreteras; de aquí sajes por correo electrónico. la metáfora de las "superautopistas de la información" utiliza- Hoy en día, estos servicios de bajo coste y bajas prestaciones da hasta el aburrimiento. pueden empezar a aprovechar el hecho de que los satélites de Pero también existen muchas redes privadas. Algunas fun- comunicaciones tipo LEO están casi siempre ociosos y por ello cionan en edificios y campus universitarios, como los sistemas tienen capacidad sobrante cuando pasan sobre zonas poco internos de fontanería. Algunas son redes EDI (Electronic Data pobladas. Como ha señalado Nicholas Negroponte, "con LEOs Interchange), altamente especializadas, que conectan unas no hay más remedio que cubrir por completo el mundo para que empresas con otras, como bancos. Y otras son redes privadas de funcione cada parte, así que, de alguna manera, el acceso a zo- larga distancia mantenidas por grandes organizaciones descen-_nas rurales y lejanas es gratis?" tralizadas, que funcionan a través de líneas alquiladas a provee- Incluso con tales mejoras, sin embargo, los residentes en dores de telecomunicaciones. zonas rurales atrasadas y aisladas continuarán sufriendo algu- Algunas de estas redes privadas operan con protocolos espe- nas desventajas debido a la inherente asimetría en las teleco- cializados, pero la mayoría utilizan cada vez más los mismos de municaciones a través de las ondas; suele ser mucho más fácil y la red pública Internet y de la World Wide Web, y usan los mis- barato construir un gran transmisor central para emitir infor- mos programas. Este tipo de redes se han empezado a denomi- mación hacia una extensa zona que distribuir múltiples trans- nar, en un nuevo triunfo de la utilización de prefijos técnicos, misores para enviar información de retorno. Así, es más fácil intranets, Simétricamente, las redes que se usan para consolidar suministrar servicio hacia abajo de alta velocidad a zonas rura- la presencia pública de una organización pueden denominarse les, especialmente desde satélites, que suministrar enlaces hacia extranets. arriba equivalentes. De este modo, los habitantes rurales suelen obtener mucho antes un servicio de emisión y de web hacia abajo, normalmente junto con canales de retomo de baja capa- Tras los cortafuegos y los filtros cidad, que la capacidad de transmitir grandes cantidades de información hacia el resto del mundo. Donde es importante la seguridad, las intranets y otras redes pri- vadas intentan preservar su privacidad a través del aislamiento físico y de un control cuidadoso de los puntos de acceso. Al igual Público y privado que las fortalezas antiguas, tienen varias conexiones con el mundo exterior, conexiones diseñadas para permitir una super- Gran parte de esta infraestructura de telecomunicaciones visión muy rigurosa de todo lo que entre o salga. Pero, en lugar emergente, local y de larga distancia, urbana y rural, la crean y de puertas fortificadas o puestos de guardia, las conexiones mantienen una serie de organizaciones que están en el negocio entre intranets privadas e Internet se componen de ordenadores del transporte de bits. Sin embargo, éste no es por sí mismo un especialmente programados que actúan como "vigilantes" elec- tipo de trabajo especialmente atractivo, perseguido por las trónicos. Estos dispositivos de vigilancia continua determinan empresas del sector privado; las telecomunicaciones digitales cuándo se puede tener acceso desde el exterior, cuándo se pue- son un producto indiferenciado de bajo coste, que genera poco den hacer conexiones hacia fuera desde el interior y qué tipo de
  17. 17. La marcha de las mega-redes 3534 e-topía ¿Qué nuevas ventajas nos podria suponer? ¿Merecen la pena?información puede ir y venir. Con ello se establece una clara dis- ¿Cómo se construirá y se financiará? ¿Cómo afectará a lostinción entre el territorio que está "a este lado del cortafuegos" y modelos urbanos existentes? ¿Quién la controlará? ¿Quién ten-el entorno exterior. drá acceso, y cuándo? ¿Cómo se pueden equilibrar los incentivos La idea de que la información fluye libremente por todas a los empresarios y a los inversores en telecomunicaciones conpartes en un mundo conectado digitalmente es, por lo tanto, un políticas que garanticen la igualdad de acceso? ¿Qué cualidadesmito libertario voluntarista o, si estamos preocupados por man- sociales y culturales queremos que tenga este nuevo mediador detener algún control sobre el acceso a cierta información, una dis- nuestra vida cotidiana?topía innecesariamente oscura. Padres, profesores, empresas y Ha pasado el tiempo y la moda de la retórica de la ansiedad,gobiernos, todos pueden crear entornos en línea estrechamente de "el mundo es nuevo", de "todo es posible". Y resulta que ni noscontrolados, aislándolos detrás de conexiones a la red pública enfrentamos al milenio-desde-ahora-mismo ni a su imagen simé-cuidadosamente supervisadas y definiendo normas y reglamen- trica, el apocalipsis-real-inmediato. Al contrario, se nos presentatos internos". Tales zonas controladas se pueden establecer en la complicada, difícil y prolongada tarea de diseñar y construiruna escala que va desde el ordenador personal hasta una red nuestro futuro bajo unas condiciones posrevolucionarias en per-nacional completa. manente cambio, y tomando algunas decisiones sociales decisi- Las consecuencias son complejas. Una interconexión omni- vas a medida que lo hacemos".presente no significa el final del territorio bajo controlo la eli-minación de diferencias entre lo público y lo privado, pero nosobliga a recrear y reinventar estos conceptos fundamentales enun nuevo contexto. El naciente sistema de límites y puntos decontrol en el ciberespacio no es tan visible como las conocidasfronteras, muros, puertas y entradas del mundo fisico, pero nopor ello es menos real ni menos poderoso políticamente.".La tarea que quedaEste impacto de la infraestructura mundial de telecomunicacio-nes digitales es poderoso y arrollador. Pero afirmar, como exa-geradamente hacen algunos mitómanos cíber-torturadores, quetraerá aparejada la desaparición del concepto de distancia, el findel espacio y la virtualización de prácticamente todo, no hacemás que oscurecer la cuestión. En este aire tórrido todos los sóli-dos se funden. Es más útil y esclarecedor, por el contrario, reco-nocer que las nuevas conexiones resultantes nos proporcionanmedios innovadores para producir y para organizar el espaciohabitado y apropiárnoslo para nuestros variopintos propósitoshumanos". Todos tenemos, por tanto, un interés inmediato y vital enesta "madre de todas las redes", así como en las cuestiones socia-les, políticas, económicas y de diseño que se derivan de ella.
  18. 18. 2 LA TELEMÁnCA TOMA EL MANDOr Todas las redes crean lugares privilegiados en sus intersecciones y puntos de acceso.L Hay fértiles oasis donde las redes de irrigación bombean el agua, en ninguna parte tan claramente como en los espectacula- res circulas verdes creados por los sistemas de riego de tipo pivot en las llanuras del Oeste amerícano. Prósperos negocios se han desarrollado alrededor de los cruces ferroviarios, de las salidas de las autopistas, de los puertos de mar en las rutas mercantiles y de los centros de transporte aéreo. En el siglo XIX se establecieron ciudades del telégrafo, como Alíce Springs y Darwin en asenta- mientos desiertos y remotos. Y actualmente, en los puntos donde nos enchufamos a la infraestructura de telecomunicaciones digi- tales aparecen lugares inteligentes donde tluyen con abundancia los bits y donde el mundo físico y el digital se superponen. Desde el punto de vista de un arquitecto, tales lugares electró- nicos no son nodos uniformes, carentes de dimensiones, como aparecen engañosamente en los abstractos diagramas de redes que dibujan los ingenieros de telecomunicaciones. Tampoco son simples cajas de plástico rellenas de circuitos electrónicos. De hecho, tienen extensión espacial, se relacionan con nuestro cuer- po, están colocados en contextos físicos concretos y su configu- ración espacial y material es importante. Son habitados, usados y controlados por grupos determinados de gente, tienen sus cos- tumbres locales y su cultura, y su carácter va de lo íntimo y pri- vado a lo globalmente público. y no son sólo interfaces: estamos empezando a vivir nuestra vida en ellos.
  19. 19. 38 e-topía La telemática toma el mando 39 No sólo tienen direcciones ¡P, sino también dirección postal. fosforescente de forma rectangular, a veces también en la oscu-No sólo proporcionan conexión electrónica con otros lugares ridad, y contempla una escena iluminada. Incluso las conven-inteligentes, sino también puertas y ventanas hacia los espacios ciones escenográficas para dramas de televisión recuerdan las defísicamente adyacentes. Por tanto, están simultáneamente in- un escenario teatral y, de hecho, el televidente puede tener lategrados y sostenidos por sistemas de circulación física y mate- misma perspectiva sobre la acción que la audiencia de un teatro.rial, comunicación visual y acústica e interconexión remota. En Sobre nuestro escritorio, el ordenador personal -una inma-virtud de todas estas conexiones, trabajando en conjunto, están dura y desgarbada combinación estilo Frankenstein de televi-empezando a crear un nuevo contexto para nuestras actividades sor, máquina de escribir y tocadiscos, que pronto nos parecerácotidianas. tan ridícula como un biplano o un Ford T-, continúa esta tra- Se puede pensar en estos lugares electrónicos como sitios dición en otro contexto más. En los primeros días del ordenadordonde dos dominios antaño distintos, el espacio carnal y el cibe- personal sólo se veía un texto que se desplazaba por una aber-respacio -como tan vívida y provocativamente describió Neuro- tura rectangular y las raíces teatrales de la configuración queda-mancer- o quizá la biomasa y la infomasa, se cruzan y combinan ban ocultas. Más tarde, fue de uso común el ordenador gráficode alguna forma efícaz para sostener una actividad humana par- en dos dimensiones, con objetos dibujados de frente, como enticular-. Son lugares donde, como veremos, una acción física una pintura egipcia. Finalmente, a medida que se hicieron fac-invoca un proceso informático; y donde los procesos infonnáti- tibles los gráficos tridimensionales, se popularizaron espacioscos se manifiestan físicamente. Los mejores poseerán las opor- de charla en línea con escenas en perspectiva y avatares- y eltunas cualidades que valoramos tradicionalmente en nuestro vídeo digital empezó a difuminar las fronteras entre ordenado-entorno físico, junto con las nuevas y sorprendentes ofertas, pro- res personales y televisores, la pantalla volvió a ser claramente porcionadas por una inteligencia y unas telecomunicaciones un proscenio, un agujero a través de la membrana que separa del electrónicas, ampliamente disponibles y económicas. ciberespacio el espacio de nuestro cuerpo y de nuestras cons- trucciones. Se podía mirar la pantalla y extraer información de ella,Proscenio y pantalla pero no se podía entrar. Paul Saffo observó muy lúcidamente: "Existen actualmente dos universos paralelos: un universo ana-En el siglo XVIII, los arquitectos del teatro barroco se enfrenta- lógico cotidiano, en el que vivimos, y un nuevo universo digitalron a la tarea de reunir el espacio para la acción dramática creado por los humanos, pero habitado por máquinas digitales.con el espacio para el público, y lograron tal combinación a Visitamos este universo digital mirando a través del ojo de bueytravés del proscenio. Fue una brillante invención arquitectó- de la pantalla del ordenador, y lo manipulamos con el tecladonica. En el Teatro Farnese de Parma, Giovanni Battista Aleotti y el ratón de forma parecida a un técnico nuclear cuando manejacreó una estructura rectangular de madera con el escenario material radioactivo con cajas de guantes y brazos articulados.en un extremo, las butacas en el otro y una abertura elabora- Nuestras máquinas manipulan el mundo digital directamente,damente enmarcada con un telón en medio. Así establecía la pero apenas son conscientes del mundo analógico que rodea suposibilidad de iluminar el escenario, oscurecer el auditorio y cíberespacío".ofrecer al público la convincente ilusión de estar solos en la Por tanto, la tecnología de la pantalla gráfíca era nueva, nooscuridad, espiando a los personajes a través de una "cuarta su idea arquitectónica. Era una vuelta al Barroco; Aleotti habríapared" virtual. reconocido inmediatamente este tinglado tan poco original. En nuestra sala de estar, el aparato de televisión recrea unarelación sorprendentemente parecida, apropiándose directamentede la idea. Uno se sienta en la parte del público de una pantalla
  20. 20. 40 e-topia La telemática toma el mando 41Tamaño de pantalla: S, M, L Y XXL ción del Memorial Hall de Harvard ha utilizado pantallas de LEDs (diodos electroluminiscentes) como frisos, inscripciones y mura-Aunque esto no fuese nuevo, resultó ciertamente efectivo. Con la les dinámicos 7 •aparición del ordenador personal, el crecimiento de las redes y En esta escala intermedia las pantallas suelen actuar comolos continuos avances en la tecnología de la visualización, se protagonistas electrónicos en interacciones sociales. Por ejemplo,esparcieron por el mundo millones de luminosos rectángulos de un ordenador, un cajero automático o un monitor de videoconfe-cristal que han generado un tejido cada vez más intrincado entre rencia establecen un diálogo persona-máquina biunívoco; en rea-la arquitectura y el ciberespacio. Y resulta que Godzilla tenía lidad, todo el diseño del interfaz de un ordenador personal estárazón: el tamaño importa, y mucho. Y también la posición con pensado para ser utilizado por un usuario individual enfrentadorespecto a nuestro cuerpo. a la pantalla. En un mostrador de líneas aéreas, la pantalla está En la escala más pequeña, por ejemplo, las pantallas de un entre el cliente y el encargado de los billetes; administra informa-reloj de pulsera o de una agenda electrónica de bolsillo ofrecen ción necesaria en la interacción entre cliente y encargado y, comouna conexión personal portátil, espacio inteligente allí donde sólo mira hacia un lado, favorece al encargado. Por el contrario,estés. La pantalla algo más grande de un ordenador portátil per- una pantalla de televisión en un salón o en un bar deportivo sirvemite una especie de electrónica de campaña: puedes escoger como punto de referencia compartido y establece bases muy dis-cualquier sitio -ofícína provisional, habitación de hotel, avión, tintas de conversación e interacción, incluyendo, por supuesto,banco del parque, mesa de café- y ponerte a trabajar allí mismo. las discusiones por el control del mando a distancia. En aulas y En todos estos casos la pantalla está frente a nuestra cara y salas de conferencias, la pantalla de proyección de video sustitu-apreciamos la intimidad a que da lugar; si usted es como yo, ele- ye ya a la pizarra como lugar de demostración; el conferenciantegirá ventanilla en el avión cuando quiera usar el portátil, y así no controla y el público mira.habrá nadie mirando por encima de su hombro. En cambio, si A tamaño mural, la pantalla animada electrónicamente pue-giramos la pantalla hacia el exterior, empieza a funcionar como de cambiar la percepción del propio espacio. La pantalla de pro-un poderoso medio de auto representación; algunos proyectos yección de vídeo con figuras humanas a tamaño natural puededel artista Krzysztof Wodiczko, como Afien Staff y Porte-Parole, crear la ilusión, por ejemplo, de que dos habitaciones muy dis-han explorado esta posibilidad, con la debida atención a sus tanciadas se han unido de repente y de que la superficie de di-dimensiones neo-brechtianas". visión es transparente. Es espectacularmente efectivo, aunque A la escala del mobiliario y de la maquinaria, el ordenador por desgracia recuerda mucho aquellas salas de visita de la cár-en la oficina, el televisor en el salón, la caja registradora en una cel donde la interacción tenía lugar sólo a través de una pantallatienda o el cajero automático en el vestíbulo del banco definen el de cristal.uso y carácter del espacio. Son parte del equipamiento y de la En la década de los ochenta algunos investigadores deldecoración al mismo tiempo, y en gran medida se han asimila- Centro de Investigación Xerox de Palo Alto experimentaron con do a modelos de decoración interior bien conocidos. Así, en la salas de conferencias yuxtapuestas virtualmente y con espacios mansión de Seattle de Bill Gates existen ventanas tradicionales de trabajo. Un poco más tarde, en su sistema Clearboard, Hi- que miran hacia el lago Washington y ventanas electrónicas que, roshi Ishii hizo un uso elegante de la idea para crear tableros de como en un Versalles de nuestros días, ofrecen a este aparente- dibujo "transparentes" para colaboraciones de diseño a distan- mente irónico rey cibernético unas espectaculares vistas del do- cia; veías a tu colaborador "a través" de 10 que parecía ser una minio digital que gobierna". Con perverso ingenio arquitectónico, superficie de dibujo de dos caras". Más recientemente, IBM ha por contraste, Robert Venturi ha dado la vuelta a este futurismo inventado "comedores virtuales", que disponen de mesas dividi- estilo Star Trek asimilando las pantallas a la tradición clásica de das por la mitad mediante pantallas de retroproyección, en las la decoración arquitectónica; en proyectos como la rehabilita- que podemos ver imágenes de vídeo a tamaño natural de los
  21. 21. 42 e-topía La telemática toma el mando 43comensales sentados en la mitad opuesta a la nuestra de una exactamente e! tipo de relacíón que deseaban. Sin embargo, eramesa remota. Y e! sistema ALIVE de Bruce Blumberg se presen- un impedimento muy molesto para los autores y directores queta como un enorme "espejo mágico" en el que las imágenes de querían sumergir al público en la acción y crear una mayor sen-vídeo en directo de los habitantes a tamaño natural interactúan sación de participación. Esto ha motivado e! desarrollo y utili-con "mascotas" creadas por ordenador y con otros elementos zación de montajes teatrales alternativos, como los escenariosanimados", abiertos o rodeados parcial o totalmente por los espectadores. Por último, a escala urbana -como en Times Square, Ginza, Por razones similares, algunos investigadores del medio digi-en Tokio, o en los innumerables estadios deportivos- pantallas tal han buscado durante mucho tiempo formas de escapar delgigantes electrónicas funcionan a modo de vallas publicitarias rígido rectángulo de la pantalla de ordenador y sumergimos en laanimadas y se pueden utilizar para dirigirse a grandes multitu- información suministrada electrónicamente, lo cual, aunque nodes. Si no te importa cambiar un montón de bombillas fundidas, es sencillo, se puede hacer. Una posibilidad, en el próximo futurose puede impulsar este tipo de estrategia hasta un extremo super- tecnológico, podría ser utilizar algún tipo de papel-mural, valladeslumbrante; en Las Vegas se ha utilizado una pantalla infor- publicitaria o pintura inteligente, lo que permitiría mucha más matizada de 420 metros, doscientos once millones de bombillas libertad a la hora de configurar una superficie de visualización.y 54.000 vatios de sonido para dotar de un tejado completamen- La idea básica resulta muy simple: emplear alguna clase de te nuevo a la deslucida y vieja Fremont Street. Es la Capilla material que cambie visiblemente de estado bajo estímulo eléc- Sixtina del Vaticano de! dios Dinero. trico, esparcirlo en toda la superficie y calcular algún esquema Cuando las pantallas de diversos tipos, tamaños y formas de dirección punto a punto para el citado estímulo. Por ejemplo, empezaron a colonizar nuestro entorno cotidiano, todas funcio- Joe Jacobson, del MIT Media Laboratory, ha concebido un "papel naban de manera independiente: e! televisor no tenía nada que inteligente" que incorpora bolitas diminutas, blancas por un lado ver con el ordenador personal y la información que ofrecían y negras por e! otro, a las que puede darse la vuelta por medio estos aparatos llegaba a través de canales separados desde fuen- de una carga electroestática", Alternativamente, una superficie tes muy diferentes. Más tarde, el ordenador con el interfaz de inteligente a gran escala podría consistir en puntos individuali- apuntar y hacer click nos familiarizó con la idea de que podría- zables de material brillante en la oscuridad. Y, a menor resolu- mos organizar la información en un ordenador personal de cual- ción, placas inteligentes de cerámica o de cristal podrían crear quier forma deseada. En un futuro no tan lejano, a medida que modelos de mosaico programables. los lugares inteligentes se vuelvan más sofisticados, trataremos cada vez más sus superficies de visualización como interfaces integrados en la corriente de información suministrada por la in- Centro y periferia fraestructura digital. Se podría, por ejemplo, visualizar la retrans- misión de las noticias en la pantalla de un reloj de pulsera, con Las pantallas de inmersión funcionan de forma muy distinta a el tamaño de un sello, y mandarla a una pantalla mural cercana las tradicionales enmarcadas; cuando nos concentramos en una si apareciera algo interesante. pantalla de ordenador, normalmente ésta se convierte en el cen- tro de nuestra atención; todo lo que queda fuera de sus límites es periférico. Sin embargo, cuando se está totalmente inmerso Fuera de la caja en una información que es emitida electrónicamente, solamente se puede enfocar una pequeña parte de ella cada vez y sólo se es Algunos dramaturgos, como Ibsen, quien deseaba presentar el períférícamente consciente del resto. desarrollo de una acción realista como si el público no existiera, La información periférica no es trivial; de hecho, juega un amaban el proscenio. Su implícita pared transparente creaba papel crucial en la determinación del carácter de un lugar y de
  22. 22. 44 e-topia La telemática toma el mando 45nuestra relación con el mismo. Por ejemplo, cuando una habita- Por tanto, romper los límites de la pantalla supone muchoción tiene una ventana proporciona un flujo continuo de infor- más que ofrecer un mayor campo de visualización: abre la posi-mación acerca del entorno exterior -el ciclo del día y la noche, el bilidad de acceder a lugares inteligentes que atrapan nuestrosmovimiento de luces y sombras, la sucesión de momentos despe- sentidos y atraen nuestra atención a múltiples niveles.jados o nublados y la alternancia de lluvia o sol-: pocas veces sele presta atención explícita, pero se tiene conciencia periférica deello y nos sentiríamos penosamente aislados si desapareciera. A propósito de luces De forma similar, en un restaurante lleno prestamos la ma-yor parte de nuestra atención a los comensales más cercanos, Elevar la inteligencia de las superficies cerradas no es la únicapero mantenemos una conciencia periférica del murmullo de forma de sumergir al usuario de un espacio en infonnación emi-fondo de la conversación, del conjunto borroso de caras que nos tida electrónicamente y de crear una información periférica, asírodean y del constante movimiento de los camareros. Si ocurre como un foco central. Donde la geometría de un espacio permi-un cambio perceptible, como un silencio repentino en la conver- ta una proyección libre de obstáculos, o donde no importesación o un estrépito de platos rotos, podemos trasladar momen- mucho que haya sombras, la proyección de láser o vídeo ofrecetáneamente nuestra atención hacia la fuente de perturbación; otra manera efectiva de desplegar información sobre interiorestambién cambia el foco de atención cuando cambian las necesi- arquitectónicos.dades: se empieza a prestar mayor atención al movimiento de Los proyectores se pueden fijar en el sitio, dirigiéndolos, porcamareros cuando la comida está finalizando y queremos pagar tanto, hacia segmentos estrictamente definidos de la pared, ella cuenta. suelo o el techo, o se pueden montar sobre suspensiones, como En el cine, nos concentramos en la acción que se desarrolla las cámaras de vigilancia, de modo que puedan abarcar todo elen la pantalla, pero al mismo tiempo tenemos conciencia perifé- volumen arquitectónico". Así, por ejemplo, en el proyecto Digi-rica de las reacciones del público que nos rodea yeso forma una tal Desk, de Pierre Wellner, un escritorio estándar se completóparte importante de la experiencia. Si alguien gritase: "[fuego!", con un proyector y una cámara de vídeo elevados, de forma quedirigiríamos nuestra atención rápidamente a las salidas. los documentos en papel se mezclasen libremente con los digi- En los entornos digitales de inmersión, las superficies y los tales proyectados!: y en el proyecto metaDE5K, de Hiroshi Ishii, objetos se pueden activar de manera sutil para que presenten el se combinó una proyección desde abajo de imágenes de vídeo mismo tipo de información de fondo. Los niveles fluctuantes de sobre la superficie traslúcida de una mesa con el uso de peque- cantidades potencialmente importantes, como precios de accio- ños modelos físicos y herramientas para controlar los procesos nes, tráfico de redes, cifras de contaminación y consumo ener- informáticos 14. gético de edificios, pueden representarse, por ejemplo, con ruido "Las proyecciones murales de vídeo que se generan de esta ambiental suave -como la lluvia en el tejado-, líneas vibrantes, forma pueden fusionarse prácticamente sin solución de conti- fuentes, remolinos girando en un "viento de bits" y sombras nuidad con la realidad física, presentando imágenes a tamaño ondulantes de agua procedente de una "lluvia de bits":, Además, natural y prolongándolas hasta el borde de la visión periférica mediante la transmisión de información de audio y vídeo se pue- del observador.Los proyectos Videoplace de Myron Krueger fue- den transferir periferias. Así, en puestos de trabajo en colabora- ron los primeros que demostraron de forma convincente esta ción conectados electrónicamente se puede escuchar la mezcla posibilidad; Krueger creó espacios en los que unas "sombras" a de ruido de fondo de actividades en diferentes localizaciones, escala real de personas, proyectadas en vídeo, interactuaban mientras se está pendiente de quién anda por allí mirando de vez entre ellas de formas complejas y a veces sorprendentes". Más en cuando las imágenes de las cámaras web que aparecen en los recientemente, la fusión electrónica de imágenes se ha utilizado bordes del campo normal de visión. para crear "hiper-espejos", grandes murales en video donde imá-

×