• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Es las virtudes_de_la_lectura_del_coran_durante_ramadan
 

Es las virtudes_de_la_lectura_del_coran_durante_ramadan

on

  • 258 views

 

Statistics

Views

Total Views
258
Views on SlideShare
258
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Es las virtudes_de_la_lectura_del_coran_durante_ramadan Es las virtudes_de_la_lectura_del_coran_durante_ramadan Document Transcript

    • Las virtudes de la lectura del Corán durante Ramadán [ Español – Spanish – �‫] إﺳﺒﺎ‬ Muhammad ibn Salih Al-Uzaimin 2011 - 1432
    • ‫﴿ إﻛﺜﺎر ﻗﺮاءة اﻟﻘﺮآن ﻓ ﺷﻬﺮ رمﻀﺎن ﴾‬ ‫» ﺑﺎلﻠﻐﺔ اﻹﺳﺒﺎﻧﻴﺔ «‬ ‫�ﻤﺪ ﺑﻦ ﺻﺎﻟﺢ اﻟﻌﺜﻴﻤ�‬ ‫2341 - 1102‬
    • Primer Jutba: Alabado sea Al-lah, Quien bendijo a Sus siervosestableciendo temporadas en las que el bien desborday Quien, gracias a Su ayuda, hizo que muchos de ellosaprovecharan estas oportunidades haciendo unsinnúmero de obras de bien, para que no fueran comolos otros que desperdician estas dádivas y al final noles queda más que lamentarse por su descuido einiquidad. Atestiguo que nada ni nadie mereceadoración sino Al-lah, Único y sin asociados, el Señorde la tierra y los cielos, y El más bondadoso, generosoy dador de todo bien. Y atestiguo que Muhammad fueSu siervo, Mensajero y el mejor de todas Sus criaturas.Que Su paz y bendiciones sean sobre él, sobre susfamiliares, sobre todos sus discípulos y sobre todoaquel que les siga de buena manera hasta el fin deltiempo. Musulmanes y musulmanas, teman a Al-lahdedicando más tiempo a la lectura del Corán en estegrandioso mes, de esta manera Él, Altísimo sea, los 3
    • recompensará enormemente. Esto, porque en cadaletra que se lea del Libro de Al-lah se recibirán diezHasana (recompensa por buenas acciones). En cuantoa las virtudes de la lectura del Corán, existe una seriede textos de la Sunna que confirman los beneficios queeste acto tiene de forma general, y algunos Suras lohacen de forma particular. En Sahih Muslimencontramos que se registró: “Ciertamente Gabriel ledijo al Mensajero de Al-lah, que la paz y lasbendiciones de Al-lah sean con él: ‘Alégrate, pues se teconcedieron dos luceros que no fueron dados a otromensajero antes de ti: Sura Al Fatiha (La Apertura) ylas dos últimas aleyas de Sura Al Baqara (La Vaca), yaque serás recompensado por cada letra que leas y sete responderán las súplicas que hay en ellas’”. Por suparte el Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Satanás no entra en la casa en la que se leetodo Sura Al Baqara”. [Muslim y Ahmad] Usaid Ibn Hadir, que Al-lah esté complacido conél, le comentó al Mensajero de Al-lah, que la paz y lasbendiciones de Al-lah sean con él, que en la noche 4
    • había estado leyendo el Sura de Al Baqara, de repentenotó que su caballo se agitó, así que dejó de recitar yeste se calmó; continuó con su recitación, pero elcaballo nuevamente se inquietó, por lo que se alejó, yaque a su lado estaba su hijo y temió que el caballo logolpeara. De repente elevó su mirada al cielo, y lanoche estaba muy oscura, y notó que había unaespecie de luz en él. El Profeta Muhammad, sal-lal-lahu‘alaihi wa sal-lam, le dijo: “¿Sabes qué era esa luz?”,Usaid le respondió que no. Entonces el Mensajero deAl-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean conél, le informó: “Eran los Ángeles que al escuchar turecitación descendieron a tal punto que se podíavisualizar su presencia. Si hubieras seguido recitando,ellos hubieran permanecido hasta la mañana sinesconderse y la gente hubiera podido verlos”. El Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wasal-lam, informó que el favor que recibe quien recitaSura Al Baqara y Sura Al-‘Imran (La Familia de ‘Imran,número 3), es que estos dos Suras le harán sombra elDía del Juicio –día en el que el sol se aproximará 5
    • tremendamente a la gente y no habrá más sombra quela que hace el Trono de Al-lah–, y además, serántestigos a su favor durante su juicio. Como tambiénmencionó que cuando fue revelado el Sura Al An’am(Los Ganados, número 6) en la Meca, 70 mil ángelesdescendieron con este Sura glorificando a Al-lah ensusurros que hacían vibrar la tierra. Al sentir ypresenciar este noble suceso, el Profeta de Al-lah, quela paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decía:“Subhanal-lahi-l ‘Adhim” (Alabado sea Al-lah elMajestuoso). El Profeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wasal-lam, dijo: “Un Sura del Corán de 30 aleyasintercedió por quien lo leía constantemente, este Suraes Tabarak Al-ladhi bi Iadihil Mulk” (se refería al Sura elReino, el número 67). Además, se confirmó que quienlea este Sura, entendiendo su significado y aplicandosus enseñanzas, le servirá como protección del castigoen la tumba. Se reportó también, que el Mensajero deAl-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean conél, dijo: “Ciertamente el Sura Qul Huwal-lahu Ahad 6
    • (Sura el Monoteísmo, el número 112) equivale a unatercera parte del Corán (por el tema que trata: elmonoteísmo absoluto de Al-lah, y el significado queencierra)”. Un hombre le dijo: “A mí me gusta esteSura”, le replicó: “Tu gusto por este Sura te hizomerecedor del Paraíso”; entonces, otra persona le dijo:“Este Sura menciona una de las característicasprincipales de Al-lah, y por eso me gusta recitarla”, elProfeta de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam,expresó: “Díganle que Al-lah lo ama por esto”. Y enotro relato se reporta que el Profeta Muhammad, quela paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le dijo asus Sahaba (discípulos): “Quieren que les enseñe dosSuras, que son los mejores que puede recitar unapersona: Qul A’udhu Bi Rabbil Falaq y Qul A’udhu BiRabbin Nas” (Sura La Alborada y Sura Los Humanos, lasnumero 113 y 114). Así que lean el Corán, y al hacerlo reflexionensobre cada aleya que recitan, traten de entender susignificado y de aplicarlo en la medida de lo posible. Encada aleya que lean en la que se mencione la 7
    • misericordia de Al-lah, pídanle que les conceda más deella. Si recitan una en la que se encuentra la mencióndel castigo o las tribulaciones que vendrán, refúgienseen Su señor de ese castigo y terribles tribulaciones.Cuando pasen por un verso en el que se ordena As-Suyud (la postración) o se señala que se hizo tal acto –como señal de confirmación de la fe en Al-lah y elrechazo de la incredulidad y el politeísmo–, póstrense,no importa la hora, puede hacerse en cualquiermomento sin excepción, porque este Suyud hace parteen sí de la misma lectura. Cuando se postren por estemotivo, hagan Takbir (decir Al-lahu Akbar: Al-lah estápor encima de todo), mientras están en esta posicióndigan: Subhana Rabbial A’la (gloria a mi Señor elAltísimo), y al levantarse de este Suyud no hagan ni elTakbir ni tampoco saluden como se hace al finalizaruna oración, sólo levántense y nada más; porque hacerel Takbir y saludar luego, al levantarse del Suyud por larecitación de una aleya en la que se menciona lapostración, no fue un acto del que se conozca registroalguno en las enseñanzas del Enviado de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam. Solamente es permitido hacerlo 8
    • cuando se está en la oración misma y se recita una deestas aleyas. Dice Al-lah, Altísimo sea: “Por cierto quequienes recitan el Libro de Al-lah, practican la oracióny hacen caridades de aquello que les proveemos, enpúblico o en secreto, aguardan mediante ello lo queno les defraudará [la complacencia divina]”. Siervos y siervas de Al-lah, aprovechen todaslas épocas en las que el bien es más latente para haceracciones que los acerquen a su Señor. Tengan muchocuidado con el tiempo y la forma en que lo invierten,para que no lo desperdicien en actos que no traennada bueno consigo o simplemente dejándolo pasarsin hacer nada, porque después se arrepentirán dehaber perdido esta oportunidad y ya no podrán hacernada por recuperar el tiempo que despilfarraron. Hermanos y hermanas, quien no se haceacreedor de la inmensa recompensa que hay en estemes bendito, el de Ramadán, ¿cuándo lo harán? Quienvive sumido en el descuido, no le importa dejar pasarel tiempo y perder las oportunidades que Al-lah le da, 9
    • ¿en qué otro mes reaccionará? Quien haya dejado delado las obras de bien y el cumplimiento de susdeberes, ¿Cuándo cambiará y cumplirá con susobligaciones como se debe? Así que deben esforzarsepara lograr las bendiciones de este inigualable mes yaprovechar la oportunidad que nuevamente Al-lah lesestá dando, antes de que sea demasiado tarde.Protéjanse a sí mismos de caer en todo lo que los llevea la infelicidad y perdición. ¿Es que no se dan cuentaque los días de este maravilloso mes iniciaron sucuenta regresiva desde el mismo día en que comenzó?Sus noches y días valiosos, están a punto de finalizar,por lo que deben sacar provecho del resto que quedade este mes y sumirse en el arrepentimiento por todassus faltas, pequeñas y grandes, y además, esmerarsepor realizar todo tipo de actos de bien, voluntarios yobligatorios. Recuerden que la validez de las obras querealizamos y su aceptación dependen de cómo seculminan, así que cierren este mes con las mejoresobras. Aprovechen las diez últimas noches deRamadán –las mejores noches de todo el año–, parafinalizar este mes de la mejor manera. Entréguense en 10
    • ellas a la adoración, humildes y sometidos a lavoluntad de su Señor. Suplíquenle al Altísimo todo elbien que necesiten y que deseen, y que los libre delterrible castigo que tiene preparado para eldesobediente e incrédulo. No olviden nunca que Al-lah es el másGeneroso y el más Misericordioso de todos, Él Mismoes Quien dijo: “Y si Mis siervos te preguntan por Mí[¡Oh, Muhammad!, diles] ciertamente estoy cerca deellos. Respondo la súplica de quien Me invoca. Queme obedezcan pues, y crean en Mí que así seencaminarán”. Él es Quien desde lo más altodesciende al cielo más cercano a nosotros todas lasnoches, en la tercera parte de la noche, antes del alba,y les ofrece a Sus siervos toda Su bondad, generosidady perdón, diciéndoles: “¿Quién Me está suplicandopara responderle?, ¿quién Me está pidiendo algo paraconcedérselo? Y ¿quién se está arrepintiendo ypidiendo perdón para absolverlo? 11
    • Durante estas diez últimas noches, hay una queno se compara con ninguna otra noche, día o periodode tiempo, se trata de Lailatul Qader (la Noche delDecreto). En ella, todo asunto se determina consabiduría, se decreta lo que va a suceder durante elaño que viene, obviamente con la anuencia de Al-lah,los ángeles descienden del cielo y en ella el bien, lasdádivas y la misericordia de Al-lah se difunde por todaspartes. Quien reza, recuerda a Al-lah, lee el Corán yhace todo tipo de obras de bien, durante la mayorparte de esta noche, con fe y esperanza en larecompensa que recibirá por estos actos realizados, leserán perdonados todos los pecados que hayacometido. Mientras que el que el que la deja pasar yno la aprovecha, ese es el que lo ha perdido todo, elarruinado de verdad. Al-lah, Altísimo sea, dispuso queesta noche fuera cualquiera de las últimas deRamadán, no especificó cuál de todas ellas era, paraque el creyente se esforzara en todas estas nochescumpliendo con todo tipo de actos de adoración,esperando ser bendecido al coincidir su esfuerzo conesta noche. Además, lo hizo así, para que se pudiera 12
    • distinguir el perezoso y descuidado, del musulmán queestá activo y pendiente en todo momento, parabeneficiarse de las bondades dadas por su Creador. Sila hubiera señalado, la mayoría de la gente descuidaríalas demás noches virtuosas con las que se clausuraRamadán, y se acordaría de su Señor solamente enella. Así que, siervos y siervas de Al-lah, pídanle a suSeñor con fe y sinceridad que sean bendecidos conesta noche, y si están orando en ella, suplíquenle a Al-lah todo el bien que necesiten y deseen, y refúgienseen Él de ser de los perdedores y arruinados en estavida y la otra. Si están leyendo el Corán en ella, y llegana una aleya en la que se señala la misericordia ygenerosidad de Al-lah, ruéguenle que seaMisericordioso y Bondadoso con ustedes, y si es unaaleya en la que se menciona el castigo infernal,imploren la salvación y la liberación de este terriblefinal. Mientras que estén en la oración y lleguen alRuku’ (la inclinación) incrementen las alabanzas que sedeben hacer en esta posición, mientras que en elSuyud, una vez haya mencionado las alabanzas que sehacen, dedíquense a la súplica, y pídanle a Al-lah todo 13
    • lo que necesiten, porque uno de los momentos en losque el siervo está más cerca de su Señor es durante elSuyud. Las súplicas que vayan a hacer pueden ser porustedes mismos, por sus asuntos personales, por suspadres, sus esposos y esposas, sus hijos, sus familiaresy demás hermanos en la fe. Durante la oración que realicen en esta noche,demórense al estar de pie luego del Ruku’, para quealaben y glorifiquen a Al-lah mucho, igualmente hagancuando se sienten entre los dos Suyud, pues estaposición es especial para suplicar el perdón de Al-lah ySu misericordia. También es recomendable que antesde iniciar la velada de esta noche, la del Decreto, sehagan dos Raka’ (genuflexión), ya que el ProfetaMuhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lahsean con él, nos informó que a la hora de dormir,Satanás le hace tres nudos en la nuca a la persona, yque al despertarse y recordar a Al-lah se deshace elprimero, al hacer el Wudu’ (la ablución) se desamarrael segundo, y al hacer la oración el tercero desaparece.Esto porque uno ha dormido antes de velar la noche, 14
    • pero si se llegó a la mezquita y se encontró con que elImam ya había iniciado la oración, lo que la personadebe hacer es unirse a esta oración, pues seguir laoración con el Imam prima sobre las oracionesvoluntarias. Dijo Al-lah, Altísimo y Alabado sea,mencionando las virtudes y maravillas de LailatulQader: “Por cierto que comenzamos la revelación [delCorán] en la noche del decreto. ¿Y qué te harácomprender [la importancia] de la noche del decreto?[Adorar a Al-lah] La noche del decreto es mejor que[hacerlo] mil meses. Esa noche descienden losÁngeles y el espíritu [el Ángel Gabriel] con laanuencia de su Señor para ejecutar todas Susórdenes. En ella hay paz hasta el comienzo del alba”. Que Al-lah nos bendiga con lo que leamos yentendamos del Corán, y nos beneficie con lacompresión de Sus sabios signos. Le pido a Al-lah perdón por nuestras faltas.Háganlo ustedes también. 15
    • Segundo Jutba: Alabado sea Al-lah, Señor del universo. Pido aAl-lah paz y bendiciones por quien fue enviado comomisericordia para toda la creación, el ProfetaMuhammad, por sus familiares y por todos susdiscípulos. Musulmanes y musulmanas, adoren a su Señor,observen las oraciones prescritas y ayunen el mes deRamadán. Sepan que uno de los beneficios y bondadesdel ayuno, es que esta forma de adoración ayuda alcreyente a ser obediente con su Señor y temerle comose debe, por eso vemos que durante este mes lapersona incrementa la cantidad de obras de bien querealiza, pero además se aleja del haram (lo ilícito). Poreso, quien no deja de hablar el Zur (malas palabras,chisme, mentiras, etc.) y presenciar conversaciones así,que sepa que Al-lah no tiene necesidad de queaguante hambre y sed. 16
    • Aprovechen este mes haciendo Dhiker(invocaciones y recuerdo de Al-lah), recitando el Corány observando las oraciones obligatorias y voluntarias.No se olviden de hacer mucho Dua’ (súplicas), hacer elbien a la gente y disculpar a quien les haya ofendido,porque Al-lah ama a quien hace el bien y disculpa laignorancia de los demás. Den de los bienes con los queAl-lah los ha agraciado a los pobres y necesitados, puesAl-lah, Altísimo sea, es Bondadoso y Generoso, y elProfeta de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, eraconocido por ser la persona más bondadosa que hayaexistido, especialmente durante Ramadán, mes en elque descendía el Ángel Gabriel para hacerle repasartodo lo que Al-lah le había revelado del Corán. ElProfeta Muhammad, que la paz y las bendiciones deAl-lah sean con él, era más bondadoso que el vientoque anuncia la llegada de la lluvia sobre la tierra seca. No desprecien ninguna obra de bien, porpequeña que sea, y recuerden que el ProfetaMuhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo:“Teman a Al-lah hasta con la mitad de un dátil”, 17
    • refiriéndose al origen del dinero con el que se compróese dátil, la forma como se consiguió y la razón por laque se está dando como caridad. A la persona que daen caridad algo que para muchos no tiene valor, perolo hace con buena intención y lo ha conseguido demanera halal (lícita), Al-lah le concederá unarecompensa igual a una montaña. Creyentes, tengan presente que en el ayuno sehan decretado una serie de Sunnas, mismas que debenser tenidas en cuenta y aplicadas siempre. Tenemos elSuhur (el alimento que se toma antes del alba) comoejemplo, ya que el Profeta de Al-lah, que la paz y lasbendiciones de Al-lah sean con él, ordenó que setomara este alimento cuando dijo: “Coman el Suhur,pues en él hay bendiciones”. Lo mejor es retrasarlo lomás que se pueda, porque encontramos que elMensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam,dijo: “Mi Umma (Nación) seguirá disfrutando debienestar siempre que sigan retrasando el Suhur”. Enel caso en el que una persona ya haya terminado decomer el Suhur e intencionado el ayuno, pero más 18
    • adelante se antoja de algo, no hay problema de quecoma, siempre y cuando lo haga antes de la llegada delalba, porque Al-lah, Altísimo sea dijo: “… y comed ybebed hasta que se distinga el hilo blanco [la luz delalba] del hilo negro [la oscuridad de la noche]”. Y elProfeta Muhammad, que la paz y las bendiciones deAl-lah sean con él, dijo: “Bilal hace el Adhan (llamado ala oración) cuando aún es noche, así que coman ybeban hasta que Ibn Um Maktum haga el Adhan”, eIbn Um Maktum no lo hacía hasta que entraba el alba.Tenemos entonces que si la persona sabe que haentrado el Fayer (el alba) debe abstenerseinmediatamente de comer o beber cualquier cosa, porlo que se debe tener mucho cuidado con los tiempos,en especial las personas encargadas de hacer elllamado (Mu‘adh-dhin) –en lugares donde haymezquitas, es permitido hacer el Adhan y la gente vivecerca de ellas para escucharlo; si no, uno debeapegarse al horario que le entreguen en la mezquitade la localidad donde uno vive o el que se encuentrede alguna organización conocida–. El supuesto hadizen el que se relata que el Profeta Muhammad, que la 19
    • paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, seprovocaba el vómito al llegar el Fayer si estaba aúnmasticando algo, no se ha registrado en ninguna de lascolecciones auténticas del hadiz, además no es un actoque concuerde con el comportamiento mismo denuestro amado Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam. En cuanto a la intención para ayunar, no esnecesario que se pronuncie: “Oh Al-lah, hago laintención para ayunar desde ahora hasta el ocaso”,primero porque la intención se hace en el corazón, ysegundo porque pronunciar la intención es un actoBid’a (innovación, actos que no se registran del ProfetaMuhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, ni deninguno de sus Sahaba); y como sabemos, todo actode Bid’a es considerado como una desviación yperdición. Al llegar la hora del Iftar (desayuno, romper elayuno) al ocaso, que tome unos dátiles y agua pararomper su ayuno, si no encuentra dátiles, entoncessólo con agua, y si no tiene ni agua, que en su corazón 20
    • haga la intención del Iftar cuando el sol se ponga. En elcaso de que sí tenga dátiles o cualquier otro alimentosuave para romper el ayuno, no debe chuparse losdedos al comer o terminar de comer, como dice yenseña la gente que no tiene conocimiento. Esimportantísimo hacer Dua’ cuando se hace el Iftar,pues en ese momento a la persona que ha ayunado nole será rechazada su súplica. Además, se recomiendaque el ayunante diga al momento de romper su ayunolo que se registra del Mensajero de Al-lah, que la paz ylas bendiciones de Al-lah sean con él: “Al-lahummaLaka Sumtu Wa ‘Ala Rizquika Aftartu” (Oh Al-lah, por Tiayuné y con Tú provisión he roto el ayuno). Pídanle a Al-lah, a la hora del Iftar, que aceptesu ayuno y las obras que han realizado, pues sólo Él esel digno de confianza. Recordemos que cuando elProfeta Abraham junto con su hijo Ismael, que la pazsea con ambos, alzaban las bases de la Ka’ba, le pedíana Al-lah que aceptaran sus obras diciendo: “¡Oh,Señor! Acepta nuestra obra, Tú eres Omnioyente,Omnisciente”. Una de las señales que le muestran al 21
    • siervo que sus obras fueron aceptadas es que adquierela Taqwa (temor reverencial de Al-lah), puesciertamente, Al-lah acepta las acciones de lostimoratos. Además, la Taqwa en sí es una garantía dela aceptación, pues quien en público y en privado temaa Al-lah tiene más posibilidades de que todo lo quehaga sea aceptado. Hermanos y hermanas en la fe, comer, beber ytener relaciones sexuales durante el díaintencionadamente son actos que anulan el ayuno.También, anulan el ayuno la Hiyama (extracción desangre por succión), tanto de la persona que sesomete a este tratamiento como de quien lo hace, yprovocarse el vómito. La salida de sangre como poruna hemorragia nasal, la extracción de una muela ycuando no se puede contener el vómito, no invalida elayuno. Igualmente sucede con el uso de gotas para losojos y el oído. La mujer, además, invalida su ayuno si lellega el periodo menstrual durante el día. Si su periodotermina una vez se ha iniciado el día del ayuno, ese díadebe contarlo dentro de los que debe reponer una vez 22
    • finalice Ramadán. En cuanto al Siwak (ramita del árbolArak que se utiliza para cepillar los dientes), quien loutilice no rompe el ayuno, por el contrario, es unaacción recomendada a cualquier hora del día. Pidan bendiciones por el Profeta Muhammad,tal como Dios se los ordena: “Ciertamente Al-lah y SusÁngeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidanbendiciones y paz por él” [Corán 33:56]; y dijo elProfeta Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam:“Quien pide a Al-lah una bendición para mí, Al-lah lorecompensa por esta acción con diez bendiciones”. ¡Oh Al-lah! Da bendiciones y paz a nuestroProfeta Muhammad, a sus familiares, a todos susdiscípulos y a quienes sigan su guía de buena manerahasta el Día del Juicio. ¡Oh Al-lah! Da tu complacenciaa todos los discípulos de Tu Mensajero, de quienesfueron destacados Abu Baker, Omar, ‘Uzman y ‘Ali.Complácete también con todos los seguidores de estasnobles personas, quienes siguen su guía hasta el Día 23
    • del ajuste de cuentas, y con nosotros los presentes,pues Tú eres en verdad el más Clemente. ¡Oh Al-lah! Enaltece y dignifica al Islam y a losmusulmanes, protégenos del mal de nuestrosdetractores, y líbranos de los problemas delencarecimiento de los productos, la propagación deenfermedades, de la usura y el interés monetario, deladulterio y la fornicación, de los terremotos, de lasdificultades y las tribulaciones, y de la perversión ycorrupción oculta y evidente. ¡Oh Al-lah! Perdónanos y perdona a nuestroshermanos creyentes que ya fallecieron, y no hagas queen nuestros corazones se encierre el desprecio y elodio por los que han creído en Ti como se debe. Túeres el más Bondadoso y Misericordioso. 24