Bilinguismo y cerebro implicaciones para la educación

  • 1,210 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,210
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
22
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Bilingüismo y Cerebro: Implicaciones para la Educación Bilingualism and Brain: Implications for Education Antonieta Cendoya Marten Aprendizaje y Desarrollo. Madrid Resumen. Se revisan someramente las políticas europeas y locales para entender lo que se pretende alcanzar con el bilingüismo en el campo educativo; se mencionan algunos concep- tos que se refieren al aprendizaje de una segunda lengua como método didáctico, para, final- mente, revisar los procesos neuropsicológicos que intervienen en el bilingüismo. Implicaciones para la enseñanza de una segunda lengua. Palabras clave: enseñanza segunda lengua, aprendizaje y adquisición bilingüe, neurocien- cias de la educación, neuroplasticidad, cerebro bilingüe. Abstract. In this paper, local and European education policies concerning bilingualism are reviewed. A number of concepts are used regarding the learning of a second language as educational method. Then, neuro-psychological processes underlying bilingualism are reviewed. Finally, their implications for learning a second language are addressed. Key words: second-language training, bilingual learning and acquisition, educational neuro- sciences, neuro-plasticity, bilingual brain.Introducción un campo donde los psicólogos educativos comien- zan a preguntarse sobre la implementación de estos El bilingüismo es un hecho social que interviene aprendizajes y, por tanto, sobre el conocimiento decomo factor de transformación acelerada del mundo los procesos subyacentes que lo determinan, unamoderno en la capacidad para comunicar ideas –en genuina disciplina interdisciplinar que actualmentela telecomunicación– y especialmente en el medio se denomina neurociencias de la educación.más fácilmente accesible: Internet. Recientemente, En este artículo revisamos someramente las polí-el aumento en el número de personas que hablan ticas europeas y locales para entender lo que se pre-más de una lengua (más del 50% de la población tende alcanzar en el campo educativo; haremosmundial), además del creciente interés por las mino- mención de algunos conceptos que se refieren alrías, ha convertido este hecho en un importante foco aprendizaje de una segunda lengua como métodode atención. didáctico, para luego comentar los procesos neuro- El fenómeno ha adquirido una relevancia tal que psicológicos que intervienen en el bilingüismo.se ha convertido en una preocupación de las políticas Finalmente, se mencionarán algunas implicacioneseducativas y, al mismo tiempo, en objetivo de inves- para la enseñanza de una segunda lengua.tigación ligada al funcionamiento cerebral en la bús- En 1995, la Comisión Europea contemplabaqueda de los correlatos anatómicos y neurofisiológi- como objetivo prioritario que los ciudadanos euro-cos de funciones específicas del lenguaje que inter- peos tengan competencia en dos lenguas de lavienen en él. En ambos casos se convierte también en Unión, además de la propia. De esta manera queda- ban claros los objetivos para un futuro europeo, no La correspondencia sobre este artículo puede enviarse la autora al tan sólo bilingüe sino multilingüe, a través de meto-siguiente correo electrónico: direccion. ad@gmail.com dologías adecuadas. Esto conlleva, tanto en EspañaCopyright 2009 by the Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid Psicología EducativaISSN: 1135-755X Vol. 15, n.° 1, 2009 - Págs. 39-44
  • 2. 40 BILINGÜISMO Y CEREBRO: IMPLICACIONES PARA LA EDUCACIÓNcomo en otros países, un replanteamiento de los sis- Tampoco tienen claras las reglas de combinación,temas educativos de enseñanza de las lenguas sino que despliegan un “sentido o intuición” de loextranjeras. correcto. Otras formas de llamarlo serían aprendiza- En este sentido, desde el Ministerio de Educación je implícito, aprendizaje informal o natural.(MEC) y, posteriormente, desde las distintas La otra forma de alcanzar la competencia bilingüeComunidades Autónomas se han ido elaborando es aprendiendo la lengua. En este proceso el alum-proyectos para la optimización del aprendizaje de no está consciente de las reglas de construcción ylenguas extranjeras. La iniciación en la Educación uso y puede hablar de ellas (reglas gramaticales).Infantil y la incorporación de una segunda lengua en Sería un tipo de aprendizaje explícito y formal.Educación Primaria son algunas de estas propuestas, Algunos teóricos han asumido que los niños adquie-que incluye un importante cambio metodológico ren y los adultos aprenden, pero esta hipótesis sos-con la adopción del sistema bilingüe de enseñanza tiene, además, que la habilidad para adquirir unaen los centros educativos públicos. Esta última ini- segunda lengua no desaparece con la pubertad. Lociativa implica que el personal docente acredite el cual no significa que los adultos podrán accederadecuado conocimiento del idioma que va a impar- como lo hacen los niños; por ejemplo, corregir unatir, donde normalmente debe realizar una prueba de frase errónea se asume como la vía para que el alum-práctica oral que certifique su aptitud, pero que en no repita el enunciado correctamente, pero las inves-ningún caso incluye un acabado conocimiento de la tigaciones en la adquisición infantil de la lenguadidáctica ni de los procesos neuropsicológicos que materna muestran que los padres corrigen una por-subyacen. La escasez de este tipo de profesorado ción muy pequeña de ese lenguaje (problemas dehan convertido la aplicación de esta metodología en articulación ocasionales, tiempos verbales…y pala-una carga adicional de formación docente que inclu- brotas). Los padres atienden mucho más al conteni-ye cursos, seminarios e incluso, estancias en centros do de verdad en la expresión verbal que a la forma,educativos europeos y un importante problema de en un intento constructivo de invitar –sobretodo– aformación para las autoridades educativas. la comunicación. Continuando con la idea inicial de considerar las De modo que, los dos aspectos mencionadosaportaciones de la neurociencias en este campo, intervienen de maneras específicas: la adquisiciónconviene resumir algunos conceptos que se refieren “inicia” nuestras emisiones en la segunda lengua ya la propia didáctica de una segunda lengua. es responsable de la fluidez; el aprendizaje sólo tiene una función: es el editor que corrige antes o después de que sea “producido” por el sistemaAdquirir o aprender una segunda lengua adquirido. Krashen da gran importancia, además, a la hipó- Stephen D. Krashen, teórico de la didáctica bilin- tesis del input, por su aplicabilidad e impacto en lagüe, cree que la hipótesis adquisición-aprendizaje es enseñanza. La pregunta es, naturalmente, ¿entonces,fundamental para entender los fenómenos básicos cómo adquirimos una segunda lengua? Continuandoque se dan en la práctica docente. Establece que los con el argumento anterior, la adquisición sería cen-adultos pueden acceder a dos formas distintas e inde- tral y el aprendizaje sólo periférico, de modo que lapendientes en el desarrollo de la competencia bilin- pedagogía de una segunda lengua debería estimulargüe. La primera es la adquisición, proceso similar, precisamente la adquisición. Si es así, para avanzarsino idéntico, a la forma en que los niños desarrollan de un nivel ya adquirido a otro superior, es decir, della habilidad de su lengua materna: no son conscien- actual competencia a la siguiente, una condicióntes de que están adquiriendo una lengua sino de que necesaria (pero no suficiente) sería que el alumnoestán utilizando el lenguaje para comunicarse. comprendiera el input que contiene, en parte, len-Psicología Educativa Copyright 2009 by the Colegio Oficial de Psicólogos de MadridVol. 15, n.° 1, 2009 - Págs. 39-44 ISSN: 1135-755X
  • 3. ANTONIETA CENDOYA 41guaje ya dominado y otra porción del nivel lingüís- llo –de fácil acceso para los profesionales no espe-tico siguiente. Aquí comprender significa que el cializados– con el objetivo de “estimular la colabo-alumno se centra en el significado y no en la forma ración de las ciencias del aprendizaje y del cerebro,del mensaje, haciendo un esfuerzo por integrar lo por una parte, y de investigadores y políticos, por laadquirido con la entrada de la nueva información. otra”. Aunque Krashen y Vygotsky pueden ser categori- Se trata de considerar aquellos avances neuro-zados en posiciones muy distintas –uno es un teóri- científicos en funciones tales como la percepción,co de la didáctica de una segunda lengua, el segun- cognición y emoción relevantes para el desafío dedo psicólogo–, incluso en lo concerniente a sus posi- aprender, no como una solución definitiva sino paraciones epistemológicas, las aplicaciones de sus teo- contribuir con nuevas perspectivas desconfirmando,rías a la práctica de la enseñanza comparten simili- a su vez, antiguas creencias.tudes. De acuerdo con Vygotsky, la interacción En el presente número de esta revista se incluye elsocial es indispensable en el proceso de aprendizaje trabajo del Prof. Rodríguez Santos (“Neurociencia yy propuso así la zona de desarrollo próximo, como Educación”), donde se hace un análisis detallado deelemento donde los aprendices construyen el len- los procesos y funciones cerebrales que permiten elguaje –y todo aprendizaje– mediado por la interac- aprendizaje. Aquí nos remitimos a su exposición y,ción social. De forma similar a la que propone al mismo tiempo, subrayamos algunos conceptosKrashen. Según éste, su hipótesis predice que el aula relevantes para la comprensión del bilingüismo.puede ser el entorno por excelencia para la adquisi- El cerebro cambia continuamente a lo largo delción de una segunda lengua, por lo menos hasta un ciclo vital, guiado por la propia biología y la expe-nivel intermedio. Para los principiantes el aula riencia. Las tendencias genéticas interactúan conpuede ser más apropiada que el mundo real, ya que esa experiencia para determinar la estructura y fun-ésta les proporciona inputs poco comprensibles y, ción del cerebro en un momento dado, por ello cadapor tanto, desmotivantes. De este modo, en el aula cerebro es único y de allí la importancia de conside-sería posible establecer una hora diaria de inputs rar las diferencias individuales en la enseñanza.accesibles (zona de desarrollo próxima), que proba- Además, dispone de unas características precisasblemente sea más adecuada que lo que el aprendiz relacionadas con la edad –cambios madurativos quepuede encontrar en su entorno cotidiano. guían el desarrollo– y que pueden tener importantes Otro aspecto que subraya con especial interés es consecuencias para el diseño didáctico más apropia-el filtro afectivo, que relaciona con el proceso de do y eficaz.adquisición de una segunda lengua. Hay una serie de El cerebro aprende, porque es flexible y disponevariables afectivas determinantes en el logro de la de una potente capacidad para responder a lasadquisición de una segunda lengua, que para el psi- demandas del entorno. Lo hace creando y consoli-cólogo educativo ya son cuestiones sabidas: la moti- dando conexiones neurales relevantes mientras eli-vación, como proceso integrado con la cognición y mina las inútiles (“poda”). Este aspecto es familiar ala confianza en sí mismo o autorregulación, rela- los enseñantes, quienes han comprobado prácticascionada también con el control de la ansiedad (ya como la de aprender haciendo. Este idea respondesea ésta individual o colectiva). a la implicación activa (funcionalidad) de los apren- dices en la interacción con su entorno social y mate- rial, basado en la idea de que esta forma de aprendi-Bilingüismo y funcionamiento cerebral zaje conduce a una integración más profunda de la información que la mera percepción. Más adelante En 2007, la Organización para la Cooperación y veremos la importancia de esta idea en el aprendiza-el Desarrollo (OECD) publicó un extenso cuaderni- je bilingüe, sobretodo a edades tempranas.Copyright 2009 by the Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid Psicología EducativaISSN: 1135-755X Vol. 15, n.° 1, 2009 - Págs. 39-44
  • 4. 42 BILINGÜISMO Y CEREBRO: IMPLICACIONES PARA LA EDUCACIÓN La neuroplasticidad es un mecanismo de cambio nes modulan y modifican el tejido neural. En situa-y modificación que opera a distintos niveles, desde ciones de excesivo estrés o miedo, el juicio social yla conexión sináptica a la compensación de funcio- el rendimiento intelectual se ven distorsionados pornes. Los “trazos” dejados por el aprendizaje y la el compromiso de procesos neurales que intervienenmemorización son producto de estas modificacio- en la regulación de la emoción y el afecto. Por ejem-nes, haciendo la salvedad de que en la adquisición/ plo, se ha comprobado que las emociones positivasaprendizaje de una segunda lengua la “huella” per- (alegría, entusiasmo, gratificación, etc.), asociadas amanece en la acción de comunicarse eficazmente, la comprensión de conceptos nuevos es la motiva-no memorizando. El grado de modificación depende ción más potente que empuja a las personas a apren-del tipo de aprendizaje que se busca; el más profun- der, produciendo verdadero placer a quien lo consi-do tiene lugar en el aprendizaje a largo plazo. gue. La capacidad del cerebro para permanecer alerta, Para entender el desarrollo de las funciones psico-dispuesto y especialmente capaz en la resolución de lógicas superiores (memoria, pensamiento, emo-problemas se debe a la plasticidad. Se creía que sólo ción, etc.) el sujeto internaliza una diversidad deel cerebro infantil era plástico, hoy se sabe que exis- operaciones de carácter social y psicológico. Laten “períodos sensibles”, (no críticos) momentos internalización permite un progresivo control, regu-óptimos en el desarrollo para aprendizajes específi- lación y dominio de sí mismo. Y el instrumento máscos (aprendizaje expectante de experiencia) como potente para conseguirlo es el lenguaje.el lenguaje oral a diferencia del dependiente de laexperiencia, como la escritura, que puede llevarse acabo en cualquier momento del desarrollo. Tampoco Bilingüismo y lenguajesignifica que el período sensible sea la única oportu-nidad, más bien es el momento más efectivo, porque Todo niño normal desarrolla un dominio acabadorequiere menos recursos cognitivos. ¿Y el bilingüis- de su lengua materna durante los primeros años demo? ... lo veremos más adelante. desarrollo, de modo que se asume que las estructu- Por otra parte, los componentes emocionales ras neurobiológicas que lo sostienen se encuentransiempre se han ignorado en los programas de educa- intactas. Pero cabe preguntarse lo que sucede en elción, pero los neurocientíficos están revelando la cerebro cuando un individuo habla otra lengua,dimensión emocional del acto de aprender. El conti- aparte de la materna.nuo intercambio de estimulación entre el individuo Por otra parte, el éxito escolar descansa en lay su entorno hace imposible separar los componen- capacidad del niño para integrar la información lin-tes fisiológico, emocional y cognitivo de un com- guística de complejidad creciente más que sobre lasportamiento particular en una interconectividad que habilidades perceptuales, grafomotrices o visoespa-explica muy bien el impacto de los factores emocio- ciales. Debe desarrollar sus aptitudes linguísticas anal y social sobre el aprendizaje. través de producciones orales y escritas, en registros Cada emoción corresponde a un sistema funcio- tanto receptivo como expresivo. Incluso en asigna-nal distinto y dispone de su propio circuito cerebral, turas científicas, donde las funciones no-verbalesque implican estructuras como el sistema límbico, y son indispensables, necesitará también la capacidadestructuras corticales (córtex prefrontal), éste últi- para manipular esquemas y abstracciones de natura-mo el principal regulador de las emociones. leza linguística.Precisamente es el córtex prefrontal el área cerebral Existen varios mitos respecto a la competenciaque madura más tarde en los humanos y su función bilingüe y sus consecuencias en el aprendizaje aautorreguladora se hace especialmente crítica duran- edad temprana, muchos de ellos basados en unate la adolescencia. Se sabe, además, que las emocio- aproximación de “retención” de una de las lenguasPsicología Educativa Copyright 2009 by the Colegio Oficial de Psicólogos de MadridVol. 15, n.° 1, 2009 - Págs. 39-44 ISSN: 1135-755X
  • 5. ANTONIETA CENDOYA 43en primer lugar para disponerse al aprendizaje de entre las edades de 2-9 años logran los fundamentosuna nueva (“hold-back approach”). Algunos de ellos sintácticos y morfológicos de la nueva lengua en elson los siguientes y se distinguen por pertenecer a lo primer año, siempre y cuando sean expuestos deque se ha dado en llamar “ la paradoja del bilingüis- forma extensiva y sistemática en contextos diversosmo” y que revisamos en el apartado si-guiente. y múltiples. (3) Los niños expuestos a dos lenguas – A mayor desarrollo de una nueva lengua hay desde el nacimiento adquieren los hitos de desarro- pérdida de la ya adquirida. llo lingüístico en cada una de ellas al mismo tiempo – Dos lenguas ocupan áreas separadas en el y de forma similar a los monolingües. (4) La intro- cerebro, por lo que el conocimiento no puede ducción de una nueva lengua no daña ni contamina ser transferido. a la lengua materna. – El aprendizaje simultáneo de dos lenguas en la En la misma revisión se analiza el procesamiento infancia retrasa el desarrollo del niño. fonológico del niño con una media de edad de 3 – Se debe alcanzar el dominio de la lengua meses. En tareas que implican percepción visual, materna antes de comenzar el aprendizaje de reconocimiento del habla y percepción fonética en una segunda. nativos y no nativos, a través de una técnica no inva- – Los niños bilingües disponen de una mayor siva: Espectrografía de Infrarrojos Cercano (NIRS) . capacidad intelectual (CI). Se encuentran resultados consistentes en la activa- ción de las áreas de lenguaje ya conocidas, tanto en bebés mono y bilingües.Hallazgos de las neurociencias en el cerebro En los estudios de adultos se investigó el impac-bilingue to de la edad en adultos bilingües a través de la tec- nología de imagen (fMRI, imagen por resonancia En una cuidadosa revisión llevada a cabo por L. magnética funcional). Los adultos bilingües quePettito y K. Dunbar, los investigadores en esta área adquirieron dos lenguas antes de los 5 años, proce-han examinado el impacto en el niño al adquirir una san ambas en áreas del lenguaje que se solapan ensegunda lengua. Dos clases de hipótesis han domi- el hemisferio izquierdo y que coinciden con lasnado este campo de investigación: el sistema unita- áreas del lenguaje activadas en monolingües. Losrio del lenguaje donde se cree que los niños expues- expuestos más tardíamente muestran más activacióntos a dos lenguas desde el inicio disponen de una bilateral, que ocupa tejido frontal más extensamenterepresentación linguítica “fusionada” (no saben que distribuído (memoria de trabajo e inhibición) y fre-están adquiriendo dos lenguas) y comienzan a dife- cuentemente surge más esfuerzo cognitivo, medidorenciarlas alrededor de los 3 años, lo que implica un por el número de errores.retraso en el desarrollo lingüístico. A diferencia del Para comprobar la existencia de períodos sensi-sistema diferenciado del lenguaje que permitiría a bles se comprobó la eficacia del dominio bilingüe enlos niños bilingües diferenciar los inputs linguísticos función de la edad de inicio. Este dominio dismi-correspondientes a las dos lenguas desde el inicio de nuía significativamente si el aprendizaje de unasu exposición a una segunda lengua. segunda lengua se iniciaba en la pubertad, o aún Para entender a qué edad comienza esa diferen- antes. Este es un hallazgo que corrobora una aporta-ciación se investigó en diversos grupos cuya prime- ción clásica de la psicolinguística.ra exposición se realizó en el momento del naci- Para comprobar si los niños bilingües muestranmiento y a las edades de 3, 5, 7 y 9. Se encontró que: mejor capacidad intelectual, se investigó en los pro-(1) antes de los 5 años la exposición linguística es cesos cognitivos de niños bilingües entre 4 y 6 añosóptima para el desarrollo bilingüe y su dominio. (2) comparados con monolingües de la misma edad. SeLos niños monolingües de nacimiento y bilingües encontró que los niños expuestos a un entorno bilin-Copyright 2009 by the Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid Psicología EducativaISSN: 1135-755X Vol. 15, n.° 1, 2009 - Págs. 39-44
  • 6. 44 BILINGÜISMO Y CEREBRO: IMPLICACIONES PARA LA EDUCACIÓNgüe desde el nacimiento desplegaban una “ventaja materna, así como en el procesamiento neural delcognitiva” relacionada con el control atencional, cerebro. Asimismo, los niños que llegan más tardeinhibición y flexibilidad cognitiva (switching tasks). al contexto bilingüe también consiguen el dominioDe modo que ser bilingüe facilita la ejecución de en la nueva lengua, siempre y cuando se veanmultitareas. expuestos a entornos linguísticos sistemáticos y Como síntesis, tanto en estudios comportamenta- múltiples, que implican el hogar y la comunicaciónles como de imagen cerebral, la exposición a un social, de modo que no es posible alcanzar un aca-entorno bilingüe muestra un impacto significativo bado bilingüismo exclusivamente en el aula.en el dominio simultáneo de dos lenguas. Se subra-ya el resultado positivo en distintos aspectos del des-arrollo del niño: lingüístico, cognitivo y en tareas de Referenciaslectoescritura (que aquí no se incluyen). Los niños que experimentan una exposición tem- Bialystok, E. (1999). Cognitive complexity andprana, sistemática y extensiva a dos lenguas, rápi- attentional control in the bilingual mind. Childdamente logran el dominio de sus aspectos básicos Development, 70, 636-644.de un modo idéntico a aprendices monolingües. Boletín de la Unión Europea. Suplemento 5 (1995).Como adultos , además, procesan las dos lenguas de El libro blanco sobre educación y formación.una manera similar a los adultos monolingües. Enseñar a aprender: hacia la sociedad del cono- cimiento. CERI. Dulay, H. y Burt, M. (1977). Viewpoints on EnglishImplicaciones para la enseñanza as a second language. NY: Regents.y la investigación Houwer, Annick de, (1996). Bilingual language acquisition en Fletcher, P. Y Mc. Whinney, B.: Aunque en el mundo real el bilingüismo en el The Handbook of Child Language. Blackwell.niño no es habitualmente simultáneo y equilibrado, Vygotsky, L. (1979). El desarrollo de los procesosrestan algunas conclusiones inequívocas. psicológicos superiores. Ed. Grijalbo, Bar-celona. El estudio de los niños bilingües puede contribuir OECD. (2007). Understanding the brain: the birthen importante proporción a las teorías de la adquisi- of a Learning Science. CERI.ción, ya que la adquisición bilingüe esclarece los lími- Pettito, L., Dunbar, K. (2004). New findings fron edu-tes en la adquisición del lenguaje y, al mismo tiem- cational neuroscience on Bilingual Brains, Scientificpo, nos muestra el potencial de aprendizaje lingüísti- Brains and the Educated Mind. En K. Fischer & T.co en edades tempranas (Houwer, Annick de, 1996). Katzir (Eds.), Building Usable Knowledge in Mind, La edad de exposición al bilingüismo es un factor Brain and Education. CUP, 2004.que impacta de forma directa y clara en el logro de Stephen D. Krashen (1995). Principles and practicela fluidez lingüística y la lectura en la lengua no in second language acquisition. OUP, 1995. Manuscrito recibido: 09/10/2009 Revisión recibida: 17/11/2009 Manuscrito aceptado: 27/11/2009Psicología Educativa Copyright 2009 by the Colegio Oficial de Psicólogos de MadridVol. 15, n.° 1, 2009 - Págs. 39-44 ISSN: 1135-755X
  • 7. Copyright of Psicologia Educativa is the property of Colegio Oficial de Psicologos de Madrid and its contentmay not be copied or emailed to multiple sites or posted to a listserv without the copyright holders expresswritten permission. However, users may print, download, or email articles for individual use.