Las regiones biogeográficas de España
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Las regiones biogeográficas de España

  • 618 views
Uploaded on

TEMA 7. Las regiones biogeográficas de España. ...

TEMA 7. Las regiones biogeográficas de España.
1. Factores de la diversidad biogeográfica.
2. Características de las regiones biogeográficas.
3. Formaciones vegetales de la España peninsular e insular.
4. La intervención humana y sus consecuencias geográficas.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
618
On Slideshare
591
From Embeds
27
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
10
Comments
0
Likes
0

Embeds 27

http://geotiza.blogspot.com.es 19
https://www.blogger.com 8

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 TEMA 7. LAS REGIONES BIOGEOGRÁFICAS DE ESPAÑA. 1. Factores de la diversidad biogeográfica. 2. Características de las regiones biogeográficas. 3. Formaciones vegetales de la España peninsular e insular. 4. La intervención humana y sus consecuencias geográficas. 0. Introducción La Península Ibérica se caracteriza por una extraordinaria diversidad en lo que a flora y fauna se refiere. La riqueza de especies existentes, a la que hay que añadir la propia del archipiélago canario, es consecuencia de su condición de encrucijada y lugar de convergencia de las influencias atlántica y mediterránea, sahariana y europea. La mayor parte de la superficie está desprovista de la vegetación originaria. Por ello, cuando nos referimos a la vegetación debemos distinguir entre la cubierta vegetal, realmente existente, y la vegetación potencial, es decir, aquella que existiría en condiciones naturales sin intervención humana. La diferencia entre una y otra es una huella palpable de la acción humana sobre el medio y tiene notables repercusiones en la fauna. 1. Factores de la diversidad biogeográfica de España. Con frecuencia, aludimos a la cubierta vegetal en términos poco diferenciados, hablando indistintamente de flora y de vegetación. La flora es el conjunto de especies vegetales existentes en un espacio geográfico, mientras que la vegetación es la disposición de las mismas sobre la superficie geográfica. Así, un país como España puede tener abundante flora pero escasa vegetación y viceversa. Cuando la vegetación de una zona es el resultado exclusivo de la incidencia de factores naturales, se denomina climax o potencial. La vegetación está integrada por formaciones vegetales o grupos de vegetación individualizados por su tamaño y aspecto. Hay tres tipos básicos: el bosque, el matorral y el prado. 1
  • 2. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 En España existen unas 6000 especies, fruto de la variedad de factores que inciden sobre ella: 1.1. Factores físicos • El clima, cada planta necesita unas condiciones específicas de temperatura y humedad. • El relieve, al ser muy diverso da lugar a especies diferentes en función de la altura, de la orientación a barlovento o a sotavento y de la ubicación en la solana o en la umbría. • El suelo, dado que cada especie prefiere un tipo determinado de suelo. • La posición de puente de la Península. • La originalidad de la vegetación canaria, causada por la insularidad. De estos factores hemos estudiado el clima y el relieve, la posición de la Península, la insularidad de Canarias, pero nos falta estudiar el suelo que desarrollaremos a continuación. El suelo es la capa superficial de la corteza terrestre. Se compone de elementos en los tres estados: sólidos (partículas minerales procedentes de la erosión de las rocas y la materia orgánica viva o en descomposición); líquidos (agua) y gases (CO2). La edafología es la ciencia que estudia los suelos. Es el resultado de la alteración del roquedo por el clima y los seres vivos. En su formación y evolución intervienen una serie de factores: • La roca madre influye en la textura, estructura, permeabilidad y acidez. Hay suelos silíceos (sueltos y permeables), calizos (pastosos y permeables) y arcillosos (compactos e impermeables). • El clima es el factor más influyente, pues las temperaturas y precipitaciones influyen en los procesos químicos y biológicos. Las precipitaciones condiciona el lixiviado (disolución y arrastre de los materiales de la capa superficial hacia las capas bajas). Los suelos pueden ser zonales o clímax, si su origen está estrechamente unido al clima; o azonales e intrazonales, cuando dependen de otros factores como la naturaleza del roquedo, el encharcamiento, etc. • La topografía. • Los seres vivos. • El tiempo, pues el proceso de formación de un suelo requiere siglos. Así hay suelos jóvenes o incipientes y suelos evolucionados. Los suelos están formados por horizontes, que son capas individualizadas por sus rasgos físicos, químicos y biológicos. El conjunto de horizontes se llama perfil. - En profundidad se encuentran los horizontes D (roca madre) y C (roca madre alterada). - En superficie se encuentra el horizonte A que tiene una capa A0, formada por la hojarasca; una capa A1, oscura, formada por humus o materia orgánica en descomposición; y una capa A2, más clara que es una zona de lixiviación o de pérdida de sustancias que son arrastradas por las precipitaciones a las capas inferiores. - Entre ambos se sitúa el horizonte B de color más intenso, que tiene una capa de alteración en contacto con el horizonte C y una capa de acumulación de sustancias lixiviadas del horizonte A. 2
  • 3. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 Hay varios tipos de suelos: a) Los suelos zonales. • Los suelos zonales de clima oceánico son evolucionados, ricos en materia orgánica y ácidos: - Sobre roquedo silíceo, la acidez aumenta. Pueden ser la tierra parda húmeda (pastizales) y los rankers (pastos, bosques) - Sobre roquedo calizo se da la tierra parda caliza (cultivos de judías o maíz, prados) y la terra fusca (forestal) • Los suelos zonales de clima mediterráneo se encuentran muy alterados por la erosión y la acción humana. - En las rocas silíceas se da la tierra parda meridional, de poca acidez, (dehesas de encinas y pastizales pobres, o cereales cuando se encala y abona). - En el roquedo calizo, los suelos tienen un horizonte arcilloso por la disolución de la caliza y color rojizo por el óxido de hierro. Hay dos tipos: el suelo rojo mediterráneo, excelente para todo tipo de cultivos y la terra rossa que al estar sobre la roca madre es frecuente que aflore esta dificultando la mecanización, por ello, suele dedicarse a matorrales o bosques adehesados y cultivos arbóreos como olivo y almendro. - En las arcillas y margas surgen los vertisuelos o tierras negras. Son los más fértiles, usados para todo tipo de cultivo, excepto los arborescentes. Son propios del valle del Guadalquivir, la Tierra de Barros en Badajoz y la cuenca de Pamplona. -En las áreas esteparias predomina el suelo gris subdesértico o serosem. En regadío es bastante fértil, aunque se saliniza fácilmente por la acusada evaporación. b) Los suelos azonales e intrazonales se encuentran en cualquiera de las áreas climáticas. • Los azonales no tienen un perfil característico, por ser jóvenes o estar en pendientes pronunciadas. • Los intrazonales tiene perfil definido y que contrasta con los de su entorno. Los más habituales son los pardo-calizos y rendzinas; los aluviales; los encharcados; los arenosos; los salinos; los volcánicos. 1.2. Factores humanos, como la introducción de especies interesantes por su valor 3
  • 4. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 económico, o la degradación de la cubierta vegetal existente. Cuando la vegetación de una zona es el resultado de la intervención humana, se denomina vegetación secundaria. 2. Características de las regiones biogeográficas. La vegetación o flora es el conjunto de especies vegetales de un territorio. En la Tierra existen grandes conjuntos florísticos denominados reinos florales, que se subdividen en regiones. La Península Ibérica forma parte del reino holoártico, que comprende las tierras continentales al norte del trópico de Cáncer y consta de tres regiones florales: • La región boreoalpina (zonas más elevadas de montañas como los Pirineos y la Cordillera Cantábrica). • La región eurosiberiana (norte de la Península y algunos sectores del Sistema Central y del Sistema Ibérico). • La región mediterránea (resto de la Península). En Canarias se encuentra la región macaronésica. 2.1. La región boreoalpina. En la montaña, la vegetación se dispone en pisos con formaciones vegetales distintas en función de la altura y de la orientación. Así se suceden el bosque, los matorrales (a partir de la altura donde el frío impide el crecimiento de los árboles), los prados y las plantas rupícolas adaptadas a vivir en las rocas. 2.2. La región eurosiberiana. Se caracteriza por una vegetación exuberante, como corresponde a un clima de temperaturas suaves y humedad abundante y bien distribuida a lo largo del año. Estas condiciones, unidas a las características del suelo, permiten el desarrollo de un bosque caducifolio que alcanza de 25 a 30 metros de altura y cuya frondosidad reduce considerablemente el acceso de la luz solar hasta el suelo, dificultando el desarrollo de los estratos arbustivo y herbáceo. 2.3. La región mediterránea El principal rasgo de la vegetación es su carácter perennifolio, que deriva de las exigencias de adaptación al medio que impone el clima. El clima mediterráneo presenta una sequía estival muy acusada a la que se han adaptado las plantas desarrollando mecanismos para reducir la evapotranspiración y alcanzar la humedad del suelo. Por eso, la vegetación mediterránea tiene hojas pequeñas y de color cobre, y una raíz extensa y profunda que se hunde vigorosamente en el sustrato. 2.4. La región macaronésica Sus principales rasgos son la variedad florística y la elevada proporción de endemismos. Esta diversidad procede de la unión en el archipiélago de las influencias del mundo holártico y mediterráneo con las africanas, mientras que la insularidad ha fortalecido los caracteres autóctonos. 4
  • 5. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 3. Formaciones vegetales de la España peninsular e insular. Las formaciones vegetales se disponen en comunidades, cuyo conjunto forma el paisaje vegetal de un área. Al ser el clima uno de los factores que más influyen en la vegetación, vamos a estudiar los paisajes vegetales de España por áreas climáticas. Como hemos estudiado en el tema anterior hay otros factores condicionantes de las formaciones vegetales: el relieve (altitud y orientación), los suelos y la acción antrópica (por ejemplo, la deforestación, actuación llevada a cabo sobre todo a partir de la Edad Media). Los tres tipos básicos son el bosque, el matorral y el prado o estepa. Bosques: áreas en las que la vegetación dominante son árboles. Matorrales: campos en los que predomina una vegetación arbustiva que a menudo comprende prados y plantas herbáceas. Estepas: territorios llanos en los que predomina una vegetación herbácea, propia de climas con escasas precipitaciones. 3.1.Tipos, características y distribución geográfica. 3.1.1. El paisaje vegetal de clima oceánico. Corresponde a la región floral eurosiberiana. Las formaciones vegetales son el bosque caducifolio, la landa y el prado. A) El bosque caducifolio está formado por árboles altos, de tronco recto y liso y hoja grande y caduca. Las especies más características son el roble (o carvallo) y el haya. En el sotobosque crecen helechos y musgos, en un ambiente sombrío por las copas de los árboles. 1. El haya tolera mal el calor y muy bien el frío, necesita mucha humedad, por lo que solemos encontrarlo en las montañas. Se adapta a los suelos calizos y silíceos, aunque prefiere los primeros. Es de crecimiento lento. Su madera dura y de gran calidad se emplea para fabricar muebles y utensilios. Forma bosques específicos (hayedos) o mixtos con el roble. Se encuentra principalmente en la cordillera Cantábrica y el Pirineo navarro. 2. El roble no soporta veranos calurosos, tiene menor tolerancia al frío y exige menos humedad que el haya, por lo cual se sitúa a cotas más bajas. También es de crecimiento lento. Su madera es dura y se emplea en la construcción y en la 5
  • 6. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 fabricación de muebles y barcos. Se extiende sobre todo por Galicia y la cordillera Cantábrica. 3. El castaño es una formación vegetal secundaria que ha ganado terreno a costa del roble. Permite el aprovechamiento de su fruto y de su madera. Otras especies secundarias son el fresno, el tilo, el olmo y el avellano. 4. Más al sur aparecen otras especies secundarias como el rebollo y el quejigo, junto a árboles menos altos que mantienen sus hojas secas hasta que nacen los nuevos brotes. Se han perdido grandes área de caducifolios, debido al uso tradicional de su madera en la construcción, barcos, fabricación de aperos, como combustible, quemas incontroladas para la obtención de pastos y los incendios forestales. Actualmente se han repoblado grandes áreas con árboles de crecimiento rápido y buen aprovechamiento económico, como el pino (madera y resina) y el eucalipto (celulosa y pasta de papel). Estas repoblaciones han sido muy criticadas porque contribuyen a acidificar el suelo y porque arden con facilidad. B) La landa y el prado. • La landa es una vegetación densa de matorral, que puede ser baja o alcanzar los cuatro metros. Las especies principales son el brezo, el tojo, y la retama. La landa aparece como degradación del bosque caducifolio o como vegetación supraforestal. Suele usarse para cama de animales y luego como abono. • El prado está formado por una vegetación herbácea que ocupa grandes extensiones en los paisajes oceánicos. 3.1.2. El paisaje vegetal de clima mediterráneo Corresponde a la región floral mediterránea. Las formaciones vegetales características son el bosque perennifolio y el matorral mediterráneo (la maquia, la garriga y la estepa). Estas formaciones xerófilas se han adaptado a la sequía estival mediante diversos sistemas: • Desarrollo de raíces muy extendidas en superficie o en profundidad para captar el agua. • Hojas perennes y esclerófilas (duras y coriáceas). • Diversos sistemas para disminuir la transpiración, como el pequeño tamaño. • Pilosidades. • Revestimientos protectores de resina, cera o goma. • Formación de espinas. • Etc. A) El bosque perennifolio. Está formada por árboles de mediana altura, tronco no rectilíneo, grueso y rugoso, y hoja 6
  • 7. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 perenne. Sus ramas forman copas globulares y amplias, proyectando sombras sobre el suelo para mitigar la insolación y la evaporación. Las especies más características son la encina y el alcornoque. El sotobosque es muy rico ya que los árboles suelen estar muy separados y la luz penetra fácilmente y está formado por el piorno y la retama. • La encina es el árbol más característico y extendido del clima mediterráneo. Resistente a la sequía y adaptado a todo tipo de suelos. Su madera es muy dura y resistente, se usaba para elaborar ruedas, carpintería exterior, utensilios y carbón. Su fruto, la bellota, se usa para alimentar al ganado. Los bosques mejor conservados se encuentran en Sierra Morena, Extremadura y la sierra de Guadarrama. • El alcornoque necesita inviernos suaves, cierta humedad y suelos silíceos. Su madera es muy dura y se aprovecha para hacer toneles y barcos y de su corteza se obtiene el corcho. Se extiende por el suroeste y algunas áreas del sur de Andalucía (de Cádiz a Málaga), en el noreste de Cataluña y en Castellón. • El pino es una formación vegetal secundaria que se adapta a condiciones extremas de frío, calor, humedad y aridez, así como a suelos diversos. Extendido por el hombre por su rápido crecimiento y valor económico (resina, madera para la construcción, muebles, aglomerado y pasta de papel). El bosque perennifolio ha reducido mucho su extensión debido a la pérdida de muchos de sus usos tradicionales, su sustitución por especies de rápido crecimiento y buen aprovechamiento económico, por ser un obstáculo para la mecanización del campo y el regadío móvil, y por los incendios forestales. Actualmente se intenta conservarlo mediante el sistema de dehesa. Consiste en aclarar el bosque de encina y alcornoque y combinar el aprovechamiento de su fruto, leña y madera, así como la protección que ejercen los árboles sobre el suelo, con la agricultura y el pastoreo, que rotan cada cierto número de años. B) El matorral mediterráneo. No es una formación clímax, sino el resultado de la degradación del bosque por el ser humano. 7
  • 8. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 1. La maquia es una formación arbustiva superior a dos metros de altura, muy densa e impenetrable. Las principales especies son la jara, el brezo, el lentisco y la retama. 2. La garriga está formada por arbustos y matorrales de poca altura, que dejan algunas zonas sin cubrir, donde aparece la roca. Destacan el tomillo, el romero y el espliego. 3. La estepa está constituida por hierbas bajas, mezcladas con arbustos espinosos, bajos y discontinuos, que dejan al descubierto unos suelos pobres. Las principales especies son el palmito, el tomillo, el espartal y el espárrago. Es propia de las zonas semiáridas del sureste y del valle del Ebro, donde la sequía impide el desarrollo de los árboles, y de las zonas donde la garriga se ha dagradado por la acción humana. 3.1.3. El paisaje vegetal de ribera. La vegetación de ribera estabiliza los márgenes de los ríos y reduce la erosión fluvial, favorece la sedimentación de materiales y fertiliza el terreno inundado. Modera la temperatura del agua y la luz que le llega, ofrece lugar de refugio, cría y descanso a muchas especies animales y depura las aguas subterráneas y freáticas. En las orillas de los ríos la humedad impregna el suelo y la vegetación presenta rasgos diferentes a la vegetación característica del entorno, sobre todo en las zonas de clima seco. Lo forman especies como alisos, sauces, chopos, álamos, fresnos y olmos. Los de rápido crecimiento y madera blanda (chopo y sauce) se utilizan para embalajes y armazones.Están acompañados de juncos y matorrales (cornejo, madreselva, zarzamora, rosales silvestres, etc.). Su extensión se ha reducido por la acción humana sobre los márgenes y cauces, la extensión de cultivos y urbanizaciones, así como las canalizaciones. Es una grave pérdida sobre todo en la España seca por su riqueza paisajística y su papel ecológico (mitiga la erosión, el riesgo de inundaciones, la evaporación y suaviza las temperaturas). 8
  • 9. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 3.1.4. El paisaje vegetal de montaña. En la montaña la vegetación se dispone en pisos con formaciones vegetales distintas, según la altura y la orientación (barlovento/sotavento, solana/umbría). Se suceden el bosque, los matorrales (donde el frío impide el crecimiento de árboles), los prados y las plantas rupícolas. 9
  • 10. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 A) La montaña alpina o pirenaica. Representada en los Pirineos, tiene cuatro pisos: • El piso basal hasta los 1200 m, incluye encinas y robles. • El piso subalpino entre los 1200 y los 2400 m. reúne coníferas naturales (abeto, pino negro y pino silvestre) sotobosque formado por rododendros y arándanos. • El piso alpino entre los 2400 y los 3000 m, es el dominio del prado, de ciclo vegetativo corto, pues está cubierto de nieve 7 u 8 meses al año. Sobre las rocas desnudas crecen plantas pequeñas adaptadas a vivir en las rocas (rupícolas). • El piso nival se sitúa por encima de los 3000 m. en las zonas planas o de escasa pendiente la nieve se mantiene todo el año y la vegetación es inexistente. En los espacios con fuerte pendiente suelen crecer plantas rupícolas (musgos y líquenes), cuando desaparece la nieve. B) El resto de las montañas peninsulares carece de piso subalpino. 10
  • 11. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 • El piso basal está ocupado por el bosque característico de su clima: ◦ En la zona de clima oceánico, el bosque caducifolio. ◦ En la de clima mediterráneo, el bosque perennifolio en la parte baja y caducifolio o pinares a mayor altitud. • El piso supraforestal incluye pequeños arbustos: ◦ En la zona atlántica, brezo y genista. ◦ En la mediterránea, arbustos y matorrales espinosos. • La cima está dominada por los prados en la zona atlántica y el matorral en la mediterránea. 11
  • 12. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 3.1.5. El paisaje vegetal de Canarias. La vegetación de Canarias es de una gran riqueza, es de origen mediterráneo pero con influencias africanas y del Atlántico sur. La insularidad influye en los endemismos y las reliquias. En las islas con relieve montañoso se suceden los siguientes pisos: • El piso basal hasta los 300-500 m, está marcado por la aridez: matorrales como el cardón y la tabaiba. • El piso intermedio entre los 200 y los 800 m. Está condicionada por el descenso térmico y el aumento de la humedad: palmeras, dragos y sabinas. • El piso termocanario entre los 800 y 1200 m. vegetación adaptada a las nieblas causadas por los alisios, la reducción térmica y la menor insolación. Dos formaciones originales: el bosque de laurisilva –más de 20 especies- y el fayal-brezal, que resulta de la degradación de la laurisilva por el hombre. • El piso canario entre los 1200 y 2200 m: bosque de coníferas –pino canario- que al quedar fuera del mar de nubes se adapta a la aridez y al frío. En las áreas más altas se encuentra en cedro canario. • El piso supracanario está por encima de los 2200 m y solo lo hallamos en Tenerife y en La Palma. La vegetación es prácticamente inexistente, con 12
  • 13. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 pequeñas matas dispersas y una gran riqueza florística (violeta del Teide). 4. La intervención humana y sus consecuencias geográficas. El medio natural influye en la actividad humana a través de los recursos que proporciona y a través de los riesgos que comporta. La acción humana sobre el medio natural tiene una doble dimensión: por una parte ocasiona problemas medioambientales y por otra parte realiza políticas encaminadas a luchar contra ellos y proteger los espacios naturales. El hombre actúa sobre el medio negativamente con la sobreexplotación, la contaminación y la destrucción de elementos medioambientales. Los principales problemas que ocasiona la intervención humana son: • La alteración del relieve continental (industrias extractivas y construcción de infraestructuras). • La contaminación atmosférica (lluvia ácida, el problema del ozono, la campana urbana, el efecto invernadero y el cambio climático). • La contaminación acústica. • Sobreexplotación y contaminación de las aguas. • Deforestación. • Contaminación, erosión y desertificación del suelo. • Los residuos sólidos urbanos. • La reducción de la biodiversidad: por la alteración de los hábitats naturales, su fragmentación mediante las infraestructuras de transporte, que impide los desplazamientos habituales, la selección genética efectuada por la agricultura y la ganadería en favor de las especies más rentables. La erosión es un fenómeno natural, que en gran parte de España se ve acentuado por las acusadas pendientes, la aridez y el carácter torrencial de las precipitaciones. Pero la erosión natural se intensifica con algunas acciones del ser humano: • La deforestación contribuye a la erosión, pues la vegetación fija el suelo con sus raíces y evita el golpe directo de la precipitación contra él. • Algunas prácticas agrícolas perjudican el suelo, como el cultivo sin un descanso suficiente o sobre laderas en pendiente sin adoptar medidas de protección, el excesivo pastoreo en pastos pobres, y el abuso de productos químicos que alteran la estructura del suelo, volviéndolo frágil y erosionable. La consecuencia de la erosión extrema es la desertificación o destrucción de la capa fértil del suelo. En España, un 6% del suelo se encuentra desertificado y un 17'8% se encuentra en riesgo muy alto o alto (2008). Las zonas más afectadas se localizan en la costa mediterránea y en las áreas más áridas y con mayor sobreexplotación de los recursos hídricos de los valles del Guadalquivir y Ebro, ambas Castillas, Extremadura y Canarias. Frente a este problema, España cuenta con estaciones de seguimiento de la erosión y desertificación (Red RESEL). Además, se promueven la reforestación, la gestión sostenible de las actividades agrarias y de los recursos hídricos y la rehabilitación de las áreas donde se ha iniciado la desertificación. Estas actuaciones se llevan a cabo en el marco de los compromisos suscritos con la ONU (Convención de la Lucha contra la Desertificación, 1966), que ha dado lugar al Proyecto LUCDEME (Lucha contra la Desertificación en el Mediterráneo) y al Plan de Acción Nacional contra la 13
  • 14. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 Desertización (PAND). Respecto a las políticas medioambientales, España comenzó a preocuparse por estos temas a finales de los 60 y en 1971 se crea el ICONA. En 1977 se diseña la primera política medioambiental y la Constitución recogió el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado, creándose la figura del delito ecológico. La política actual está determinada por los acuerdos internacionales suscritos, por la política medioambiental de la UE y por las actuaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM). La actual Ley de Conservación de Espacios Naturales y de la Flora y de la Fauna Silvestres de 1989, modificada en 1997, cuyos objetivos son la conservación y restauración de los espacios naturales y la prevención para evitar su deterioro. VOCABULARIO: bosque, matorral, prado, suelo, edafología, endemismo, rupícola, bosque caducifolio, bosque perennifolio, lixiviación, horizontes, perfil, humus, vegetación secundaria, flora, arbusto, bosque de ribera, maquia, garriga, landa, biodiversidad, deforestación, desertificación, laurisilva, reliquia, rupícola, esclerófila, xerófila, coníferas, sotobosque, estepa, pilosidades, endemismo, cliserie*, musgo, líquenes, piso, ... *Cliserie: Cliserie es una distribución escalonada de tipos de vegetación diferentes, los cuales están determinados por variaciones en el clima. ACTIVIDADES 1. En el siguiente mapa se representan las distintas formaciones vegetales de España. Con la información que contiene, conteste a las siguientes preguntas: 14
  • 15. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 A) Diga las Comunidades Autónomas sobre las que se localizan los robledales en general, y el hayedo. Galicia. Principado de Asturias. Cantabria. País Vasco. Comunidad Foral de Navarra. Aragón. Cataluña. Castilla – León. La Rioja. Extremadura. B) Diga las provincias sobre las que se extiende el matorral subdesértico. Granada. Almería. Murcia. C) Explique la relación que existe entre la distribución de las formaciones vegetales citadas y otros elementos del medio natural. Los elementos del medio natural a los que se adaptan las formaciones vegetales citadas son el clima, el relieve y la litología peninsular. Robles y hayas se encuentran en las zonas montañosas de domino climático oceánico formando bosques de tipo caducifolio. Adaptadas ambas especies arbóreas a temperaturas suaves y a la abundante humedad que provoca un régimen de precipitaciones distribuidas regularmente a lo largo del año. El haya tiene preferencia por los suelos silíceos y calizos mientras el roble prefiere los silíceos y se dispone a menor altitud al soportar peor la humedad que el haya. Por otro lado, y dentro de la región florística mediterránea encontramos formaciones arbustivas de matorral. En el caso concreto del SE peninsular, la escasez de agua favorece el desarrollo de la estepa; con formaciones herbáceas en la que predomina el esparto. En zonas del SO de Murcia es fácil encontrar plantas como el peral espinoso y plantas de áloe. 15
  • 16. TEMA 7 GEO2 MHR 2013-2014 16