La industria en España
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

La industria en España

  • 194 views
Uploaded on

Tema 15. La industria en España ...

Tema 15. La industria en España
1. El proceso de industrialización y sus hitos más recientes.
2. Factores de la actividad industrial.
3. Principales sectores industriales en la actualidad.
4. Distribución geográfica de la industria en España.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
194
On Slideshare
194
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
3
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 1 Tema 15. La industria en España 1. El proceso de industrialización y sus hitos más recientes. 2. Factores de la actividad industrial. 3. Principales sectores industriales en la actualidad. 4. Distribución geográfica de la industria en España. 0. Introducción La actividad industrial se basa en la transformación de unas materias primas orgánicas y minerales mediante el uso de las fuentes de energía en productos elaborados o semielaborados. 1. El proceso de industrialización y sus hitos más recientes. La Revolución Industrial se inició en España con retraso respecto a otros países europeos por la escasez de recursos energéticos, humanos y tecnológicos y por la inestable situación política y la pérdida de las últimas colonias a fines del siglo XIX. Etapas 1ª 1855-1975 2ª 1975-1985 3ª Desde 1985 Coyuntura - Retraso en el inicio de la industrialización. - Crecimiento en el primer tercio del siglo XX. - Estancamiento: 1936-1960 - Desarrollo: 1960-1975 -Encarecimiento energético. -Agotamiento del ciclo tecnológico. -Competencia de los NPI. - Deficiencias estructurales internas. - Coyuntura histórica desfavorable. Recuperación como resultado de: - La incorporación a la Comunidad Europea. -La adopción de los cambios de la tercera Revolución Industrial Producción - Sectores básicos: siderurgia, petroquímica, construcción naval. - Bienes de consumo. - Escasez de bienes de equipo - Crisis de los sectores maduros -Predominan los sectores maduros -Sectores dinámicos dependientes del exterior en capital y tecnología. - Retraso en sectores industriales punta. Estructura -Sistema fordista y tradicional. - Pequeñas y grandes empresas. - Atraso tecnológico. - Dependencia técnica, -Crisis del fordismo. - Cierres de empresas. - Aumento del paro. -Sistemas descentralizados y flexibles. -Tamaño empresarial inadecuado. -Mano de obra cualificada, terciarizada y desregularizada. - Investigación y tecnología insuficientes y
  • 2. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 2 financiera y energética. dependientes. Localización industrial - Determinada por factores clásicos. - Tendencia a la concentración - Inicio de nuevos factores: importancia de la innovación y del territorio. -Determinada por factores nuevos. - Tendencia a la difusión de los sectores maduros y a la concentración de las actividades innovadoras. Áreas industriales - Costa cantábrica, mediterránea y Madrid. - A partir de 1960: difusión industrial: periferias metropolitanas, ejes del Ebro y del Mediterráneo, enclaves aislados. - Declive de las áreas industriales especializadas en sectores maduros en crisis. - Desarrolladas: Madrid y Barcelona. - En expansión: coronas metropolitanas, franjas periurbanas, ejes industriales, áreas rurales. -En declive: Asturias y Cantabria. Política industrial - Proteccionismo. - Intervención estatal. - Políticas de promoción para corregir los desequilibrios territoriales en la distribución industrial y en el desarrollo. - Reconversión de los sectores más afectados por la crisis. - Reindustrialización: ZUR, para recomponer el tejido industrial modernizándolo aplicando nuevas tecnologías. - Apertura exterior. - Disminución de la influencia estatal. - Medidas frente a los problemas sectoriales, estructurales, territoriales y medioambientales. A partir de 1985 la industria española inició la recuperación de la crisis interrumpida brevemente por la crisis internacional de 1990-1994 (debida a las alteraciones monetarias derivadas de las medidas adoptadas por la UE para preparar la unión económica y monetaria; el estancamiento de la demanda interna y externa; el aumento de los costes laborales que redujo los beneficios y la inversión de las empresas. El resultado fue una pérdida de competitividad de las empresas españolas y un gran aumento del paro). En esta recuperación influyeron la entrada de España en la Comunidad Europea en 1986 (integración en un mercado muy competitivo y adopción de la normativa industrial comunitaria) y la progresiva adopción de los cambios de la tercera revolución industrial, consolidada desde los 70 (se basa en la innovación y aplicación de la revolución científica y tecnológica a la obtención de nuevos productos, al proceso de producción, a la organización y al marketing. Estos cambios ha impulsado nuevos sectores industriales denominados de “alta tecnología” (telématica, automatización, instrumentos de precisión, nuevos materiales,
  • 3. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 3 modernos medios de transporte, biotecnología, láser y las energías renovables y también han rejuvenecido sectores industriales tradicionales.  Cambios en el sistema de producción. Las nuevas tecnologías favorecen la descentralización (sustituyendo a la gran fábrica y al sistema fordista) y la flexibilización de la producción (fabricar pequeñas series de productos diferentes a precios rentables).  Los cambios en el sistema de producción favorece el cambio del tamaño de las empresas (aumento de las pymes y reducción del tamaño medio de las fábricas).  Cambios en el empleo industrial que podemos resumir en cualificación (trabajadores cualificados aumentan), terciarización (I+D, diseño, gestión en fases previas a la producción y en fases posteriores (marketing, control de calidad, servicio posventa) y desregulación (la exigencia de flexibilización reduce el número del mercado primario, regulado mediante la negociación colectiva y con cierta estabilidad; y aumenta el de trabajadores del mercado secundario, sin regulación y precariedad –contratos temporales, autoempleo, trabajo a domicilio, a destajo, etc.) En España sigue desempeñando un papel esencial a pesar de que disminuye su aportación al PIB y a la ocupación a favor del sector terciario. Siguen teniendo un peso destacado las industrias de sectores tradicionales con baja intensidad tecnológica, los sectores más dinámicos cuentan con una fuerte presencia de capital extranjero y en cuánto a los sectores de alta tecnología tienen menor implantación que en otros países europeos. La política industrial española sigue las directrices que emanan de la Unión Europea integrándolas con sus iniciativas y las de las comunidades autónomas e intenta corregir los graves desequilibrios territoriales. Los objetivos de la política industrial española son:  Aumentar la competitividad de la industria actuando sobre los factores de los que depende, especialmente la innovación.  Lograr un reparto más equilibrado en el territorio.  Garantizar la sostenibilidad, corrigiendo los problemas medioambientales. Para alcanzarlos se llevan a cabo políticas encaminadas a corregir los problemas sectoriales (finalizar la reconversión y la reindustrialización; la creación de observatorios industriales, apoyar a los sectores más expuestos a la competitividad exterior), estructurales (apoyo a las pymes y grandes empresas, fomento de la I+D+i “Plan Nacional I+D+i 2008-2011”, “Programa CENIT”, “Programa Eureka”, etc.), territoriales (Ley de Incentivos Regionales, el SODI, Agencias de Desarrollo Regional y Local…) y medioambientales (prevenir, investigar, corregir, firma de compromisos de Kioto…) de la industria española. Estos son algunos ejemplos de las políticas y acciones que se llevan a cabo para el desarrollo de una industria sostenible, competitiva y con una distribución equilibrada. 2. Factores de la actividad industrial. Los factores que condicionan la industria en España son las materias primas y las fuentes de energía. 2.1. Las materias primas son los recursos que la industria transforma en productos elaborados o semielaborados. Pueden ser de origen orgánico o mineral.  Las materias primas de origen orgánico pueden proceder de la actividad agrícola (algodón, lino), ganadera (carne, piel, lana, grasa) y forestal (madera, caucho).
  • 4. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 4 España es deficitaria en algodón, lino, lana de calidad, cuero fino y madera.  Las materias primas minerales se extraen de yacimientos o áreas con elevadas concentraciones de mineral. Pueden ser: - Minerales metálicos (hierro, cinc, plomo, cobre) se destinan a la industria básica y mecánica. En España, su producción es hoy escasa, al haberse cerrado minas de hierro (Riotinto), cinc (Reocín), plomo (Linares-La Carolina) y mercurio (Almadén). Por ello es necesario importarlos. - Minerales no metálicos o industriales (caolín, espato-flúor, feldespato, magnesita, celestina, sal marina y sal gema) se destinan a la construcción y a la industria química. Su producción ha aumentado y se localiza en las formaciones paleozoicas y en las cuencas terciarias. - Rocas de cantera (sílices, caliza, arcilla, arena y grava, talco, yeso y piedra natural u ornamental –granito, pizarra y mármol) se emplean en la construcción. Ha aumentado su producción y España se encuentra entre los primeros productores y exportadores mundiales de algunas de ellas, como el yeso y las piedras ornamentales. Su localización está repartida por todo el territorio español. 2.2. Las fuentes de energía son los recursos que proporcionan la fuerza necesaria para realizar un trabajo. España es un ejemplo de desequilibrio y dependencia energética ya que el consumo supera con creces a la producción interior. El consumo aumentó en los inicios de la industrialización a mediados del siglo XIX; se aceleró en los 60 con el desarrollo industrial, urbano y del transporte, y sigue incrementando, debido al crecimiento económico y del nivel de vida. Por sectores, la industria presenta una tendencia a reducir y ahorrar energía, pero se dispara en el transporte (más por carretera), en los hogares y en el sector servicios. La producción interior procede principalmente de la energía nuclear y del carbón, dada la pobreza en hidrocarburos y la escasa participación de las renovables. El autoabastecimiento energético es muy bajo (18,6% en 2007), lo que obliga a caras importaciones, que suponen una dependencia externa en un sector estratégico para el país. 2.2.1. Principales fuentes de energía primarias (se usan tal y como se encuentran en la naturaleza):  El carbón fue la fuente de energía de la primera Revolución Industrial y el consumo y la producción aumentaron gracias al proteccionismo frente a la competencia de carbones extranjeros más baratos. Su expansión se prolongó hasta la posguerra por el aislamiento español tras la Guerra civil que dificultó el uso de nuevas tecnologías. Al final de la autarquía se empezó a sustituir por el petróleo y su consumo bajó tanto que hubo que cerrar minas. A partir de 1984 el consumo se mantiene pero la producción desciende y seguirá así por los problemas que presenta su la minería del carbón: yacimientos agotados o de baja calidad, reducción de la demanda doméstica e industrial, su explotación es cara, la entrada en la Comunidad Europea liberalizó los precios frente al proteccionismo tradicional con lo cual se hizo una reconversión que llevaría al cierre de minas. La producción se localiza en trece grandes cuencas entre las que destacan la asturiano- leonesa-palentina y la de Teruel. Sin embargo es insuficiente y resulta necesario importar de Estados Unidos, la República Sudafricana, Australia e Indonesia. El carbón se usa en las industrias siderúrgica y cementera; las calefacciones domésticas, y sobre todo en la
  • 5. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 5 producción de electricidad en centrales térmicas (80%).  El petróleo se adoptó como fuente de energía principal en 1960 por su bajo coste. La subida de su precio en 1973 no redujo el consumo hasta 1979 (2ª crisis) y la primera mitad de los 80, debido al aumento del uso del carbón. Desde entonces su consumo ha crecido progresivamente por la gran demanda del transporte, a pesar de las continuas oscilaciones de su precio. Este crecimiento seguirá, aunque a menor ritmo por el aumento del uso del gas en la producción eléctrica y de los biocarburantes en el transporte. La producción interior es insignificante y se localiza en la costa mediterránea (Tarragona) y en Burgos (Ayoluengo). Debemos importar de Oriente Medio (Arabia Saudí, Libia, Irán, Irak), África (Nigeria), América Latina (México y Venezuela) y Europa (Reino Unido y Rusia). El destino para centrales térmicas se redujo notablemente a partir de la crisis de 1975. Las centrales de fueloil se localizan en la costa peninsular e insular, dado que el petróleo llega por mar. Actualmente su destino principal es la obtención de derivados para el transporte y la industria en refinerías (gasoil, gasóleo, gasolina, fueoil, nafta, keroseno, aceites lubricantes, asfalto) y productos químicos en industrias petroquímicas (azufre, amoníaco, acetona). Las refinerías se localizan en la costa peninsular, Puertollano y Tenerife.  El consumo de gas se inició en 1969 y desde 1976 ha tenido un gran crecimiento: tiene un alto poder calorífico, es más barato y contamina menos al carecer de azufre. Su consumo seguirá creciendo para la producción de electricidad y en los hogares. La producción interior es insignificante y se encuentra en Huelva y Sevilla, por tanto es necesario importar. Se importa en forma líquida en grandes barcos metaneros procedentes del Golfo Pérsico, Argelia, Libia, Nigeria y Egipto, y en forma gaseosa a través de los gasoductos que se conectan a yacimientos internacionales: Argelia (a través de Tarifa), Noruega (a través de Larrau) y Portugal (a través de Tuy y Badajoz). El destino es el uso calorífico en la industria y en los hogares, la obtención de derivados en la industria petroquímica (propileno, naftas, etileno), y, sobre todo, la producción de electricidad, en centrales térmicas convencionales o de ciclo combinado, o por cogeneración. Las centrales térmicas de gas se localizan en los puertos importadores y a lo largo de los principales gasoductos.  La energía nuclear de fisión es la que usamos actualmente. Su uso empezó en 1969 y aumentó a partir de la crisis del petróleo. Desde 1984 su expansión se paralizó (moratoria nuclear) por la oposición de la opinión pública por la dependencia externa en el abastecimiento de uranio y la tecnología, el riesgo de accidentes y el almacenamiento de residuos radiactivas de prolongada actividad [cementerio de la mina de El Cabril (Córdoba)]. Su futuro es incierto, hay centrales anticuadas que habría que desmantelar y existe un debate entre partidarios y detractores. La producción se realiza con uranio importado de Níger, tras el cierre de las minas de Saelices en Salamanca, y abastece el 100% de las necesidades nacionales. Su destino principal es la producción de electricidad en ocho centrales nucleares, cuya localización obedece a razones políticas. Además se emplea en medicina (radiología y radioterapia).  La energía nuclear de fusión está en experimentación. Consiste en la unión de isótopos ligeros de hidrógeno (deuterio o tritio). El problema es que la fusión necesita temperaturas de cien millones de grados centígrados y no se ha resuelto el inicio y el control de la reacción nuclear. Desde 1998 hay una instalación
  • 6. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 6 experimental en Madrid y además España participa en el proyecto internacional ITER de construir un reactor capaz de producirla y de ser viable económicamente. 2.2.2. La producción y consumo de electricidad. El uso de la electricidad en España empezó en 1875 y hasta 1925 se producía en pequeñas centrales térmicas para la iluminación urbana. Entre 1925 y 1960 se construyeron numerosos embalses que aumentaron la producción excepto durante la Guerra Civil y la posguerra. Entre 1960 y 1985 el crecimiento fue espectacular gracias a la construcción de grandes centrales hidroeléctricas, térmicas y nucleares para atender a la industria, la demanda urbana y la doméstica. Desde entonces sigue en aumento pero su obtención ha ido variando y ahora han cobrado importancia la cogeneración y las energías renovables y la forma de consumirla, en la que se ha impuesto el aumento de su eficacia. La producción de electricidad se realiza mediante una turbina conectada a un generador. En las centrales térmicas, la turbina se mueve con vapor. En las centrales nucleares, mediante la fisión del uranio. En las hidroeléctricas y eólicas, se mueve directamente por la fuerza del agua o del viento. En las fotovoltaicas la luz solar se convierte directamente en electricidad. Las principales comunidades autónomas productoras de electricidad son Asturias, Galicia, Castilla y León y Extremadura. El consumo de electricidad se utiliza para mover motores, producir calor o frío y transmitir electrónicamente la información. Las diferencias entre comunidades dependen de su población, su equipamiento industrial y su renta por habitante. Tienen un consumo relativamente alto Cataluña, Asturias y el País Vasco. 2.3. Problemas y política energética. Los problemas energéticos de España son los mismos que los de la mayoría de los países de la Unión Europea:  Elevada dependencia externa (importamos el 80%)  Reducción de la competitividad económica debido al gasto energético.  Fuerte impacto medioambiental La política energética actual la realiza el Estado de acuerdo con las comunidades autónomas y está marcada por las directrices de la Unión Europea (Estrategia Española de Ahorro y Eficiencia energética 2004-2012). Los objetivos son conseguir una energía segura, competitiva y sostenible. 3. Principales sectores industriales en la actualidad. Los sectores industriales los podemos dividir en maduros (tradicionales), dinámicos y los de alta tecnología o punta. 3.1. Los sectores industriales maduros están afectados por la reducción de la competitividad, por la reducción de la demanda o por la necesidad de llevar a cabo procesos de reconversión. Son los siguientes:  La metalurgia básica y de transformación metálica. Se compone de dos subsectores: la siderurgia y la industria de transformados metálicos. - La siderurgia integral obtiene acero a partir del mineral de hierro en el alto horno. Tras un duro proceso de reconversión solo se mantiene en Asturias formando parte de un grupo multinacional que lidera la producción mundial de acero. La no integral obtiene acero a partir de la chatarra en horno eléctrico y se localiza en empresas de menor tamaño del País Vasco, Cantabria, Navarra y Cataluña.
  • 7. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 7 - La industria de transformados metálicos fabrica productos metálicos y maquinaria. Se concentra en el triángulo Barcelona-País Vasco-Madrid.  La fabricación de electrodomésticos de línea blanca se encuentra en un proceso de reorganización de la producción (aumento de la especialización), de la empresa (tendencia a la concentración) y del mercado (crecimiento y diversificación). Las principales se localizan en Navarra, Aragón, Cantabria y País Vasco.  La construcción naval, sufre una dura reconversión debido a la falta de competitividad con países más baratos. Está centrada en la reducción de su capacidad y de su plantilla, y especializarse en otras actividades como las reparaciones. Sector muy concentrado en Galicia, Cantabria, País Vasco y Andalucía.  La industria textil y de la confección se localiza en Cataluña y la Comunidad Valenciana. La rama de fibras químicas, con fuerte componente tecnológico está en manos de empresas grandes con importante inversión de capital extranjero. La rama de la confección se caracteriza por el minifundismo empresarial, la dispersión y el abundante empleo de mano de obra; sufre la competencia de países más baratos y procesos de deslocalización, que tratan de atajarse con la inversión en intangibles (diseño, marcas, moda). 3.2. Los sectores industriales dinámicos son las ramas industriales caracterizadas por la alta productividad y especialización, demanda asegurada (alto mercado interior y gran potencialidad exportadora). Es muy importante la presencia de capital extranjero. Los más destacados son el del automóvil, el químico y el agroalimentario.  El sector del automóvil ha superado un proceso de reconversión y recuperado su dinamismo. Las plantas industriales pertenecen a multinacionales y la producción se exporta en gran parte, siendo España el tercer país exportador de Europa. Sin embargo el sector se encuentra amenazado por la deslocalización de las plantas de vehículos y de las industrias de componentes. Destacan las fábricas de Palencia, Valencia, Valladolid, Zaragoza y Madrid.  El sector químico es una de las bases de la industria española, a pesar de que tiene problemas como la fuerte presencia extranjera y la escasa capacidad investigadora. Lo forman dos subsectores: la petroquímica o química de base y la química de transformación. - La petroquímica se organiza en grandes complejos integrados, con refinerías (Puertollano, Cartagena, Algeciras, Huelva y Santa Cruz de Tenerife). - La química de transformación se estructura en pequeñas empresas de colorantes, pinturas, barnices, perfumes, material fotográfico, fertilizantes, productos farmacéuticos y papel. Se localiza en el País Vasco, el litoral catalán y Madrid.  El sector agroalimentario formado por industrias pequeñas y dispersas aunque también tienen peso las multinacionales. Sus objetivos de futuro son aumentar las ventas en el mercado interior y fomentar las exportaciones, con mayor nivel de elaboración y de transformación del producto. Destacan Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana. 3.3. Los sectores industriales punta o de alta tecnología son ramas industriales con una elevada intensidad tecnológica, fuerte diferenciación de los productos y alta demanda. Destacan los sectores de material eléctrico y electrónico, ordenadores,
  • 8. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 8 instrumentos ópticos y de precisión, etc.  En España estos sectores se han impulsado con retraso y tienen menor desarrollo que en otros países europeos debido a la dependencia del exterior en investigación y en tecnología, al predominio de pymes de competitividad escasa y a la falta de adaptación de la mano de obra y del sistema educativo a las demandas empresariales.  La localización de los sectores de la alta tecnología se concentra en parques tecnológicos o científicos, caracterizados por los siguientes rasgos: - Se ubican en el entorno de metrópolis y ciudades medias, situándose en espacios que combinan una elevada calidad ambiental y buena accesibilidad (comunicación con la ciudad próxima, con el aeropuerto y con las redes informáticas). Las parcelas suelen ser reducidas dado el tamaño de las industrias; tienen una baja densidad edificatoria y poseen centros de servicios complementarios (administrativos, telecomunicaciones, salas de reuniones, cafeterías). En ellos suelen existir incubadoras de empresas, edificios destinados a alojar empresas innovadoras durante los primeros años de su desarrollo, mientras se decide si son viables o no. - El objetivo de los parques es que sus industrias innovadoras actúen como locomotoras para el desarrollo local, mediante la atracción de otras empresas y la difusión de las innovaciones en el entorno a través de sus relaciones con otras empresas, con los proveedores y con los clientes. - Los resultados han sido la concentración de la mayoría de los parques y de las empresas innovadoras en el entorno de las grandes ciudades y en los ejes industriales más dinámicos (Madrid, Cataluña, País Vasco, Valencia y Andalucía). Los retos del futuro  Aumento de la competitividad industrial.  Apoyo a la industria de carácter endógeno.  Disminución de la contaminación industrial. 4. Distribución geográfica de la industria en España. Desde la década de 1980 se observan cambios en los factores y tendencias de localización industrial, aunque se mantienen las grandes concentraciones industriales heredadas. Los factores actuales de localización son:  Pierde importancia la proximidad a los recursos naturales ante el abaratamiento del transporte de las materias primas y la creación de sustitutos sintéticos para algunas d ellas y anta la facilidad de transporte de la energía eléctrica. También decrece la importancia de la proximidad al mercado por la mejora del transporte y las comunicaciones y la ampliación de las áreas de venta en el contexto de la globalización.  Mantienen su relevancia el disponer de buenos sistemas de transporte y comunicación y la mano de obra.  Los principales factores actuales son el acceso a la innovación y a la información, y las ventajas competitivas proporcionadas por el territorio. Los cambios señalados han modificado las tendencias de localización industrial: se
  • 9. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 9 acentúa la difusión de parte de la industria hacia espacios periféricos, a la vez que se mantiene el fuerte atractivo de las áreas urbano-industriales más desarrolladas. La industria española se distribuye en torno a los centros industriales, a los nuevos enclaves en el espacio rural y a los ejes industriales que unen las áreas industriales:  Consolidación de Madrid y Barcelona como centros industriales más desarrollados.  Declive de las áreas industriales tradicionales de la cornisa cantábrica.  Se consolidan nuevos espacios en las áreas periurbanas y en los ejes de desarrollo. 4.1. Las áreas industriales actuales. En España la localización industrial mantiene grandes desequilibrios territoriales, que se agravan por la tendencia de los sectores más dinámicos a localizarse en las regiones más avanzadas. A su vez estos desequilibrios son fuente de otros en el reparto de la población; en la riqueza; en la dotación de infraestructuras, equipamientos y servicios; y en el peso político, que afectan negativamente a las regiones menos industrializadas. La localización industrial permite diferenciar entre áreas industrializadas con distinto dinamismo (desarrolladas, en expansión y en declive) y áreas de industrialización inducida y escasa. 4.1.1. Áreas industriales desarrolladas son los espacios centrales de las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. 4.1.2. Áreas y ejes industriales en expansión son zonas que están recibiendo implantaciones industriales. Se pueden distinguir varios tipos: a) Las coronas metropolitanas (industrias tradicionales en polígonos industriales; empresas innovadoras en parques tecnológicos). b) Las franjas periurbanas, zona de transición entre el espacio urbano y el rural, han adquirido gran atractivo para relocalizar industrias de las ciudades más próximas o para instalar otras nuevas. Suelen ser pequeñas industrias, poco capitalizadas y necesitadas de trabajo poco cualificado y flexible. Producciones tradicionales (muebles, madera, metalurgia de transformación, confección), subcontratación de tareas o la transformación de los recursos circundantes. Suelen instalarse en polígonos de naves adosadas. c) Los ejes de desarrollo industrial se localizan a lo largo de las principales vías de comunicación a nivel nacional (los del valle del Ebro y del Mediterráneo – Gerona-Cartagena). Atraen a industrias nacionales y multinacionales por la red de autopistas que los conecta con con los principales centros nacionales y del sur de Europa; a nivel regional y comarcal se han desarrollado algunos ejes, como la red en torno a Madrid y los ejes interiores (autovía Tordesillas- Valladolid-Palencia) d) Las áreas rurales bien comunicadas han recibido implantaciones industriales, en general son pequeñas, poco capitalizadas y necesitadas de trabajo poco cualificado, barato y flexible (pequeños talleres de producciones tradicionales, empresas urbanas relocalizadas o empresas promovidas por empresarios autóctonos que aprovechan los recursos del entorno). También surgen empresas innovadoras, gracias a la cooperación empresarial y al apoyo de la administración local.
  • 10. TEMA 15 GEO2 MHR 2013-2014 10 4.1.3. Áreas y ejes industriales en declive. Son zonas que se caracterizan por su declive industrial, localizadas en la cornisa cantábrica y en algunos emplazamientos concretos (Ferrol, Bahía de Cádiz, Puertollano y Ponferrada). Las causas del declive son su especialización en sectores maduros con predominio de la gran fábrica y pymes muy dependientes de estas y que han sufrido muchas de ellas una gran reconversión. La reindustrialización es difícil por la escasa cualificación del mercado laboral, la fuerte conflictividad y el grave deterioro medioambiental. Las consecuencias han sido la desindustrialización, el declive demográfico por emigración y la pérdida de competitividad respecto a otras áreas. En algunas zonas hay ejemplos de revitalización industrial, como en País Vasco a partir de 1995, que reflejan la diferente incidencia de la crisis y de las medidas adoptadas para afrontarla. 4.1.4. Áreas de industrialización inducida y escasa. Son zonas caracterizadas por la existencia de algunas grandes implantaciones industriales aisladas y por el predominio de industrias pequeñas, tradicionales y dispersas. a) Las áreas de industrialización inducida se encuentran en Aragón, Castilla y León y Andalucía. Se crearon algunos enclaves industriales como resultado de las políticas de promoción industrial de 1960. Concentraron las inversiones, la producción y el empleo pero fueron incapaces de difundir la industria hacia áreas próximas, degenerando desequilibrios territoriales. Es el caso de Zaragoza en Aragón, de Valladolid y Burgos en Castilla y León, y del triángulo Sevilla-Cádiz- Huelva en Andalucía. Estas áreas cuentan también con algunas industrias en las capitales provinciales que aprovechan el mercado de consumo urbano, y con industrias tradicionales, dispersas y pequeñas (textil, vitivinícola, conservera, del mueble) relacionadas con los recursos del entorno. b) Las áreas de industrialización escasa son Castilla-La Mancha, Extremadura, Baleares y Canarias, debido a la localización poco competitiva. Las grandes industrias son puntuales y solo Castilla-La Mancha empieza a destacar por la difusión de la industria madrileña. Vocabulario: industria, sectores industriales (industria de base, industria de uso y consumo, industria de equipo), holding, economías de escala, economías externas, economías de gama, empresa, incubadoras de empresas, I+D, GAEI, NPI, ZUR, recursos minerales, reservas minerales, isótopos, cogeneración, materias primas, central de ciclo combinado de gas, fotones, huerta solar, Patrimonio Industrial, Plan de Patrimonio Industrial, bienes Industriales, industria verde, SODI, PITMA II, Programa PIPE 2000, AEI, SEPI, telemática, automatización (robótica), instrumentos de precisión, empresas multiplanta, red de pymes…