• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Amores míticos hero y leandro
 

Amores míticos hero y leandro

on

  • 535 views

 

Statistics

Views

Total Views
535
Views on SlideShare
535
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Amores míticos hero y leandro Amores míticos hero y leandro Presentation Transcript

    • mluzcc
    • HERO Y LEANDRO Hero, sacerdotisa deKız Kulesi (Maidens Tower), Estambul, Afrodita, vivía enantes llamada “Torre de Hero y Leandro” Sestos, en la costa europea del estrecho de los Dardanelos; Leandro, su amante, cruzaba cada noche a nado el Helesponto para verla, pues él vivía en Abidos, en la costa asiática del mismo estrecho. mluzccLa torre aparece en la película de James Bond “El mundo nunca essuficiente”
    • Para no perderse entre las olas, enmedio de la oscuridad, Hero le guiabacon una lámpara que manteníaencendida en lo alto de la torre. Una noche de tormenta, Hero se quedó dormida y no se dio cuenta de que la lámpara se había apagado con el viento. La última mirada de Hero Frederic Leighton mluzcc
    • Desorientado, Leandro luchó A la mañana siguiente,contra el mar embravecido, Hero vio su cadáver al piepero cuando las fuerzas le de la torre y, desesperada,abandonaron, murió se arrojó al vacío .ahogado. mluzcc
    • PERVIVENCIA POSTERIOR •Sir Walter Raleigh alude a esta El mito romántico de Hero y historia, en su The Oceans Love to Leandro ha sido muy usado en Cynthia la literatura y el arte: •Ovidio lo trató en sus Heroidas 18 y 19, como un intercambio de cartas entre los amantes. •Christopher Marlowe, poeta renacentista, inició una extensa versión de la historia que fue terminada por George Chapman.Nicholas Regnier (1591-1667), c1626. NationalGallery of Victoria, Australia. mluzcc
    • •La obra de Ben Jonson, Bartholomew Fair presenta unteatro de títeres de Hero y Leandro trasladado a Londres, conel Támesis sustituyendo al Helesponto.•W. Shakespeare hace una breve alusión a la historia enMucho ruido y pocas nueces, también en El sueño de unanoche de verano. Pero la más famosa alusión es en Comogustéis.•Hero y Leandro es el título de uno de los primeros trabajospreservados de la literatura asturiana, escrito por Antón deMarirreguera.•Es también el tema de una novela de Milorad Pavić.•Campoamor y Garcilaso también les dedican sus poemas: mluzcc
    • Ramón de Campoamor• A Hero Leandro adoraba, y, por verla, enamorado el Helesponto cruzaba todas las noches a nado. Y, según la fama cuenta, Hero una luz encendía que en las noches de tormenta de faro al joven servía. Una noche a Hero cansada de mirar hacia Bizancio, rendida, aunque enamorada, la hizo dormirse el cansancio. Y esto su amor no mancilla, pues todas, lo mismo que Hero, tienen el cuerpo de arcilla Leandro nadando a través del Helesponto. Detalle de aun teniendo el alma de acero. una pintura de Bernard Picart mluzcc
    • Y lo más triste es que, apenas Y cuando muerto le vio, la pobre Hero se durmió, Hero, cual Leandro fiel, cuando un aire desde Atenas, se arrojó al agua y murió como él, por él y con él. la luz, soplando, apagó. ¡Que ellas, fuertes en amar Viendo él la luz apagada, y flacas en resistir, sintió aquel olvido tanto, si duermen para esperar, que, maldiciendo a su amada, despiertan para morir! abrasó el mar con su llanto. Y queriendo, o sin querer, de pena se dejo ahogar, sin que él pudiese saber si le ahogó el llanto o la mar. Lo cierto es que al desdichado, al rayo del sol primero la tormenta le echó, ahogado, al pie de la torre de Hero.mluzcc
    • Soneto XXIX de Garcilaso de la VegaPasando el mar Leandro el animoso,en amoroso fuego todo ardiendo,esforzó el viento, y fuese embraveciendoel agua con un ímpetu furioso.Vencido del trabajo presuroso,contrastar a las ondas no pudiendo,y más del bien que allí perdía muriendo,que de su propia muerte congojoso,como pudo, esforzó su voz cansada,y a las ondas habló desta maneramas nunca fue su voz de ellas oída:«Ondas, pues no se excusa que yo muera,dejadme allá llegar, y a la tornadavuestro furor ejecutad en mi vida» Plato del Getty Museum. Vemos a Leandro tres veces: a punto de tirarse al agua, nadando y ahogado. mluzcc