Las netbooks en_el_aula- Carmen salvarredy

1,488 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,488
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
535
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Las netbooks en_el_aula- Carmen salvarredy

  1. 1. Las Netbooks en el aula, ¿estoy preparad@? Diez consejos prácticos para poder seguir trabajando en el aula sin morir en el intentoPor Carmen Salvarredy Los jóvenes de hoy viven en un mundo de información instantánea, de comunicación, de entretenimiento, de conectividad, y así, la sociedad de la información y las nuevas tecnologías también inciden de manera significativa en todos los niveles del mundo educativo. Se ha hechoevidente la naturaleza comunicativa del proceso de enseñanza yaprendizaje […]1. Con estas palabras comienza el audio que se iniciaautomáticamente cuando ingresamos a la página principal del ProgramaConectar Igualdad, destinado a todos los alumnos y docentes de escuelassecundarias, de educación especial y de institutos de formación docente. Hasta el momento, sabía que todas las escuelas técnicas y agrotécnicas del país estaban recibiendo minicomputadoras para todos los alumnos del ciclo superior. Pero ahora ya no se trata sólo de las escuelas quedependen del INET (Instituto Nacional de Educación Técnica); el Programa Conectar Igualdad comenzó a distribuirnetbooks en todo el país para tres millones de estudiantes y doscientos mil docentes. También enviarán servidores yrouters para las escuelas, lo que implica que tendremos en el aula ¡a todos los alumnos con una computadoradelante y conexión WiFi! ¡Y esto es sólo el principio! Seguramente después van a aparecer nuevos programas que entreguen netbooks a losniños de la escuela primaria. ¿Se imaginan a ustedes mismos tratando de explicar algo a veinticinco chicos y chicascon el MSN abierto, mirando fotos y haciendo comentarios en Facebook o actualizando su estado en Twitter? ¡Quéhorror! ¡No quiero ni imaginármelo porque entro en pánico! Me veo gritando como loca, ¡no chateen!, ¡hagan loque les digo! ¡escriban el texto argumentativo que les pedí! Hasta me imagino quitándoles la netbook a algúnalumno y los posteriores problemas con los padres, con los asesores pedagógicos y hasta con los supervisores. Enmis peores pesadillas dejo las horas para no tener que volver a compartir el espacio áulico con esos monstruosconstantemente conectados. Colegas, ¡debemos estar alertas! De un día para otro nos van a decir que enseñemos Lengua, Matemáticas,Ciencias Naturales o Ciencias Sociales en ese escenario desquiciado. Me parece que están tratando de que volvamosa casa, ¡nos quieren asustar con esas maquinitas! Pretenden acorralarnos para que presentemos nuestra renuncia ydejarnos desempleados, ¡pero no lo vamos a permitir! Tenemos que tener pensada una estrategia para ganarles demano a los que quieren terminar con nosotros, los docentes. Por eso, investigué como una condenada para tratar deaveriguar qué cosas podemos hacer para estar preparados, armados hasta los dientes para el contraataque. Leí a especialistas y recorrí portales educativos internacionales para brindarles una apretada síntesis de lo quetenemos que hacer. La buena noticia es que no parece TAN complicado –y hasta puede resultar divertido- perotenemos que empezar ya. Si no pueden hacerlo solos, pidan asistencia a esos seres denominados nativos digitales,que pueden ser sus hijos, sus amigos, sus vecinos o sus alumnos, y realicen las siguientes actividades sin saltearseninguna: 1) Quítense de la cabeza frases tales como “esto no es para mí”, “yo no puedo”, “para enseñar, me alcanza con la tiza y el pizarrón”, “para aprender está el libro”. Mientras caminan o hacen yoga visualícense felices frente a un monitor. 2) Averigüen de qué se trata Facebook. Parece que es muy importante para poder comunicarnos con nuestros adversarios. 3) Indaguen sobre la web 2.0. Para eso, escriban en Google “qué es la web 2.0” y van a tener muchísima información. Lean, seleccionen lo relevante y hagan un resumen. ¡Ojo!, nada de copiar y pegar porque así no van a aprender nada.1 Disponible en: www.conectarigualdad.com.ar
  2. 2. 4) De la mano del nativo digital que hayan logrado conseguir para que los asista, ingresen a Google Earth y visiten ese lugar que siempre quisieron conocer y nunca pudieron por lo poco que cobramos los docentes. Vayan a Egipto, a Grecia, a París. Después busquen el techo de su casa, la escuela donde trabajan, la casa de su novio/a, etcétera.5) Siéntense frente a la computadora, ingresen a www.youtube.com y busquen videos en español de la web 2.0, Google Docs y qué es una wiki. Esto de los videos está buenísmo porque los que los desarrollaron logran explicar en cuatro minutos lo que a uno le llevaría dos horas. De todas maneras, les recomiendo mirarlos dos o tres veces a cada uno.6) Para aprender a utilizar estas herramientas –o cualquiera de la web 2.0- sólo escriban en el buscador “tutorial para…” ¡y van a encontrar instructivos paso a paso! Nunca imaginé que hubiera tanta gente dispuesta a compartir lo que sabe y que, además, supiera de didáctica.7) Busquen en el diccionario términos como postear, blog, entornos virtuales, lectura hipertextual, aprendizaje colaborativo, etiquetar, redes sociales, interactividad. Hay cientos de nuevos términos relacionados con la web que es necesario incorporar a nuestro vocabulario.8) Investiguen sobre un programa que se llama Cmap Tools. ¿Cómo? Bueno, ya lo expliqué, ingresen a Google y escriban “qué es Cmap tools”. Me imagino que no voy a tener que escribirles todas las veces lo mismo, ¿no?9) Si llegaron hasta acá, ¡ya están en condiciones de seguir aprendiendo solos! Se están convirtiendo en inmigrantes digitales, en docentes actualizad@s. Ahora se trata de hacer lo mismo que hacen los adolescentes, navegar, buscar, curiosear, prueba y error.10) Practiquen, practiquen, practiquen. ¿No es lo mismo que les decimos constantemente a nuestros alumnos?Querid@s colegas, espero haberlos ayudado. Después no digan que no les avisé.

×