• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
El Cuento
 

El Cuento

on

  • 1,142 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,142
Views on SlideShare
580
Embed Views
562

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

1 Embed 562

http://blocs.xtec.cat 562

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El Cuento El Cuento Presentation Transcript

    • Érase una vez en una mañana soleada de primavera, mientras los pájaros cantaban y las flores despertaban alegres, apareció una gran nube gris que se puso delante del sol. Dentro de esa nube vivía la gota Xica.
    • Xica vivía feliz con sus otras hermanas, pero un día de repente, se oyó un ruido muy fuerte: - ¡CHOF, PAF, PUF! – y se puso a llover a cantaros.
    • La gota Xica no sabía que pasaba, no entendía nada, y sin darse cuenta se vio inmersa en un charco al lado de algunas de sus hermanas: - ¿Qué hacemos aquí? – preguntó la gota Xica a una de sus hermanas. - No lo sé- contestó ella.
    • Y así pasaron todo el día, preguntándose que había pasado. Por la mañana siguiente, cuando se levantaron, escucharon un ruido muy fuerte en el cielo: -¡PAF, CHAF, POF!- y empezó a llover de nuevo. Poquito a poco, se volvió a llenar el charco y se formó un pequeño riachuelo, que empezó a bajar montaña a bajo. - ¡¡Yupi!!- chillo la gota Xica. - ¡Esto sí que es divertido! ¡Me gusta mucho!
    • Reía y jugaba hasta que llegó a un inmerso lago, que había al final de la montaña. Una vez allí, todo volvió a estar tranquilo y volvió a salir el sol. - ¿Qué hacemos aquí?- volvió a preguntar. - ¡No lo sé!- contestó una gota más grande. –Pero... si buscas a la gota Sabia seguro que te lo puede contestar. - ¿Y dónde está la gota Sabia? - Vive en la otra punta del lago.- Contestó la gota más grande.
    • La gota Xica fue a buscar a la gota Sabia, y cuando la encontró le volvió a preguntar: - Gota Sabia, me han dicho que tú me puedes explicar qué es lo que hacemos aquí y por qué vamos de un lado a otro. - Esto lo descubrirás tu misma bien pronto. Tú mira, observa y aprende, y pronto volveremos a vernos. No tuvo tiempo a preguntar nada más, pues volvía a llover y una fuerte corriente de aire se la llevaba hacia la orilla del lago. Allí, se estaba formando un remolino, que se la tragó, conduciéndola hacia el río que bajaba entre las rocas y las piedras.
    • Después de un largo viaje lleno de aventuras, vio una gran extensión de agua, cada vez más cercana. De golpe y porrazo, se encontró en medio de aquella agua tan cristalina y azul meciéndose arriba y abajo. - ¡Ostras!- dijo. - ¡Qué guay! ¡Ahora el agua está salada! - ¡Pues claro!- dijo una gota mayor. - ¡Estamos en el mar! - ¡Qué bien! ¡Es muy divertido!
    • Los días iban pasando y la gota Xica se lo pasaba muy bien. Hacía mucho sol, y un día la gota Xica dijo: -¡Caramba! No sé qué me pasa... Parece que esté volando. Miró hacia abajo y vio que efectivamente estaba volando. De repente la gota Xica volvía a estar dentro de la barriga de una gran nube gris. Volvió a oírse un fuerte ruido en el cielo: -¡PAF, CHOF, PUF!
    • La gota Xica, lo entendió todo y se puso muy contenta ya que muy pronto volvería a repetir aquel viaje tan maravilloso y lleno de aventuras.