Cuáqueros            1
CuáquerosINTRODUCCIÓNLínea dinámica del tiempoGeorge Fox comienza sus predicaciones Sociedad de los Amigos, nombre de una ...
Cuáqueros3 SUS ORÍGENESPara buscar sus orígenes hay que remontarse a la época de la Reforma.Muchas de las doctrinas de los...
Cuáquerosresultado de estas divergencias, dentro de la comunidad surgió un espíritunuevo. La mayoría de ellos abandonaron ...
Cuáqueros→Rechazo absoluto del servicio militar, el juramento, el diezmo, elteatro, el baile, y todas las diversiones mund...
CuáquerosPlymouth                                               (Massachusetts).Más tarde, se le unió un grupo de radicale...
Cuáqueroscristianismo, otras, en tiempo muy reciente, sobre todo en la segunda mitaddel siglo XX, han tomados formas aleja...
Cuáquerostodo era un obstáculo humano a la libertad del Espíritu.Frente a estas cosas, Fox coloca la "luz interior". Esta ...
Cuáqueroses espeluznante el ver las atrocidades que se cometieron contra él y susseguidores. Nada nuevo bajo el sol. A los...
Cuáquerosespíritu de tolerancia de esas gentes. Tened en cuenta que siemprebuscaban la inspiración del Espíritu para soluc...
Cuáqueros1661, sus seguidores se contaban por decenas de millares. Esos seguidoresfueron también perseguidos (por los "pro...
Cuáquerosera      taladrar        la        lengua     de      los       cuáqueros. Por supuesto, todo en el nombre de Dio...
CuáquerosDios, en las últimas décadas los cuáqueros tradicionales vuelven a levantarla bandera que hace tres siglos fue al...
Cuáquerosbuscando consuelo en momentos de pérdida y pena personal. Allí es quepodemos volver cuando luchamos con los retos...
CuáquerosMientras preparaba este mensaje me di cuenta de que sería imposibleabarcar todos los aspectos del tema. Me doy cu...
Cuáquerosadoración. Casi sin excepción (¡y benditas sean las excepciones!) latradición evangélica ha reemplazado el sacerd...
CuáquerosApología de Barclay o el Testamento de Devoción de Kelly, la respuestasería bastante pobre.Últimamente alguien me...
Cuáqueroscapítulo del Apocalipsis, en la cual se nos dice que nuestra relación conCristo debe ser igual a nuestro primer a...
Cuáqueros            Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto en el esperaré.            Bueno es Jehová a los que en...
Cuáqueroscompromiso en esta empresa, y del papel de Dios, me comprometí a ayunardurante 24 horas cada semana hasta que se ...
Cuáquerosa escucharnos los unos a los otros dentro de la Sociedad Religiosa de LosAmigos. Supongo que estoy predicando a l...
Cuáquerosindividualista. Pero todas sirven igualmente a la comunidad de adoracióncomo al Amigo o Amiga de manera individua...
Cuáquerosmomentos cuando no parece nada claro, Dios está allí. Muchas veces hedescubierto que muy al final de mi búsqueda ...
Cuáquerosun compromiso a medias. Simplemente su Iglesia no necesita los que dansólo medio corazón.Los Amigos, los cuáquero...
Cuáqueroslos libros sagrados o la autoridad de los sacerdotes. Fox y sus seguidoresveían la Biblia como una hermosa crónic...
Cuáquerosauxiliares y médicos durante la Primera Guerra, primero en Francia yRusia, y después de la guerra. en Alemania. E...
CuáquerosUna buena parte de los esfuerzos del CSAA ha sido destinada a laprotección de refugiados y víctimas de la guerra ...
Cuáquerosde vivienda adecuada, o de personas desempleadas y sin hogar,ayudándoles a identificar sus problemas y buscar sol...
CuáquerosReproduzco el capítulo dedicado a los cuáqueros que se encuentra en elsegundo volumen de "Historia del cristianis...
Cuáquerosseguir para encontrar a Dios (inexplicablemente, el profesor Justo Gonzálezno señala que los cuáqueros creen que ...
Cuáqueros"casa con campanario", interrumpiendo el culto y proclamando su mensaje.El número de sus seguidores creció rápida...
Cuáquerosproblema. Eso era más efectivo que una simple votación)Las prédicas y prácticas de Fox y los suyos no eran del ag...
CuáquerosEsos seguidores fueron también perseguidos (por los "protestantes").Repetidamente se les encarcelaba, acusándoles...
Cuáquerospara no eliminar a los que no eran de la religión "oficial" del estado). Loque ahora Penn se proponía hacer era u...
Cuáquerosvano, el sistema penitenciario norteamericano, cuyas cárceles eran pocomenos que lugares indignos para las ratas,...
Cuáqueros   Comité Internacional de PlaneaciónContenido   páginaCómo utilizar este folletoAtendiendo fielmente a Dios Davi...
Cuáqueros   11Testimonio Anne Thomas JA de Canadá   12Proclamando las buenas nuevas Dan Cammack JA Noroeste   13Vigilia po...
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Cuaqueros.doc
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Cuaqueros.doc

1,206
-1

Published on

Apuntes sobre los cuáqueros

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,206
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cuaqueros.doc

  1. 1. Cuáqueros 1
  2. 2. CuáquerosINTRODUCCIÓNLínea dinámica del tiempoGeorge Fox comienza sus predicaciones Sociedad de los Amigos, nombre de una comunidad de cristianosprotestantes, más conocidos como cuáqueros. La base de su fe está en creerque la revelación divina es inmediata e individual y que todas las personaspueden sentir la palabra de Dios en sus almas si hacen todos los esfuerzospara oírla y actuar conforme a ella; esta revelación puede recibir el nombrede "luz de adentro", "Cristo dentro" o "luz interior". Los primeroscuáqueros identificaban este espíritu con el Cristo histórico. Estaban encontra de un credo formal, cuyo culto se basa en el silencio; tampocoquerían apoyarse sólo en el clero, un grupo alejado del mundo y a quienesademás debían pagar, considerando que cualquier participante podía serreceptor de la palabra de Dios.2 CREENCIASDado su convencimiento de que existe algo de Dios en cada persona, loscuáqueros hacen especial hincapié en la bondad del ser humano. Sinembargo, al mismo tiempo reconocen la existencia de la maldad humana, ytrabajan lo más posible para eliminarla. El cuaquerismo es una forma devida en la que sus adeptos viven de acuerdo con los principios cristianos.La verdad y la sinceridad son palabras que pueden considerarsesinónimas del ser cuáquero. En su intento por emular a Cristo, loscuáqueros tratan de eliminar todo tipo de lujo y buscan la simplicidaden el vestir, en sus modales y en su hablar. Hasta los últimos años delsiglo XIX mantuvieron ciertas formas de expresión, más informales, cuyoempleo servía para nivelar el trato entre las distintas clases sociales, ydemuestra el verdadero sentimiento de compañerismo integral que estabaimpreso en las enseñanzas de los cuáqueros.Tanto en el plano administrativo como organizativo, no hay ningunadiscriminación entre los sexos dentro de la sociedad. La calificación delos miembros se basa en sus principios morales y religiosos, y en ladisposición del candidato para aceptar y realizar sus obligaciones comomiembro de la comunidad. Sostienen reuniones para la celebración delculto, por lo general una o dos veces por semana; con ellas buscan ayudar asus miembros a sentir la presencia de Dios, y que ésta se transforme en unaguía espiritual en sus vidas. 2
  3. 3. Cuáqueros3 SUS ORÍGENESPara buscar sus orígenes hay que remontarse a la época de la Reforma.Muchas de las doctrinas de los cuáqueros fueron tomadas de gruposreligiosos más antiguos, sobre todo de los anabaptistas y de losindependientes, grupos que creen en el liderazgo de los laicos, en lascongregaciones independientes y en la total separación de la Iglesia y delEstado. Sin embargo, esta sociedad, a diferencia de muchos de suspredecesores, no comenzó como una organización religiosa formal. En unprincipio, los cuáqueros eran seguidores de un predicador laico, el inglésGeorge Fox, quien en 1647, comenzó a predicar la doctrina de "Cristodentro"; más adelante, este concepto se fue desarrollando y enfocando máshacia la idea de "luz interior". A pesar de que Fox no buscaba estableceruna entidad religiosa independiente, muy pronto sus seguidorescomenzaron a agruparse y a formar una organización autónoma,haciéndose llamar por nombres tales como los de Hijos de la Luz, Amigosde la Verdad y, más adelante, Sociedad de los amigos. El nombre decuáqueros, por el que fueron popularmente conocidos, lo recibieron por losagitados movimientos que realizaban antes de sus momentos de revelacióndivina (en inglés to quake significa temblar). La primera exposicióncompleta que hubo de la doctrina de la "luz interior" fue escrita por elcuáquero escocés Robert Barclay en Apología de la verdadera divinidadcristiana y en adelante, lo mismo es sostenido y predicado por la gentellamada despreciativamente cuáqueros (1678), considerada como el trabajoteológico más importante de esta sociedad.La Sociedad de los amigos fue víctima de persecuciones desde que seformaron como grupo. Interpretaban de forma literal las palabras de Cristoen las escrituras, en especial las siguientes "No juréis de ningunamanera" (Mt. 5,34) y "No resistáis al mal" (Mt. 5,39). De acuerdo conellas, estaban en contra de prestar juramentos, predicaban en contra de laguerra, incluso el no devolver con agresión las agresiones recibidas, ycon bastante frecuencia encontraban motivos para estar en contra de laautoridad de la Iglesia o del Estado. Dado que rechazaban todaorganización religiosa, no pagaban el diezmo a la Iglesia de Inglaterra, esmás, se reunían en público para celebrar el culto, una contravención delActa Conventual de 1664, que prohibía las reuniones de culto en otro lugarque no fuera la Iglesia de Inglaterra. A pesar de ello, hubo cientos depersonas que se sintieron atraídas por las enseñanzas de los cuáqueros,tanto en Europa como en América.Durante el siglo XIX, surgieron ciertas diferencias de opinión respecto a ladoctrina central, problemas que con el tiempo se fueron afianzando. Como 3
  4. 4. Cuáquerosresultado de estas divergencias, dentro de la comunidad surgió un espíritunuevo. La mayoría de ellos abandonaron sus extrañas formas de vestir y dehablar, como también su actitud hostil hacia las artes y la literatura, asuntosque hasta entonces eran considerados mundanos. Los cuáqueros handestacado siempre por su espíritu solidario. En 1947 los comités británicoy estadounidense del Socorro Cuáquero Internacional, recibieron el PremioNobel de la Paz.En cuanto a su número de miembros, siempre han constituido un gruporeducido. A comienzos de la década de 1980, el número total de miembrosera de unos 200.000, distribuidos en 30 países. El grupo más importante seencuentra en los Estados Unidos donde, según los últimos cálculosestadísticos, la sociedad contaba con unas 1.100 congregaciones quealbergaban más o menos 117.000 miembros. A continuación se encuentrala Reunión Anual en África, con unos 39.000, y luego Gran Bretaña eIrlanda con unos 21.000 miembros. Hay otros grupos en América Central,Australia, Canadá y Nueva Zelanda. El Comité Mundial de Consulta de losAmigos constituye la organización internacional de esta sociedad.HISTORIALos cuáqueros fueron fundados en Inglaterra por Jorge Fox (1624-1691).Al principio se llamaron " Amigos". Después el pueblo los llamó cuáqueroso " Tembladores", porque en un juicio su fundador le dijo al juez, "Quake"es decir "Tiembla" ante la Palabra de Dios.Se extendieron en Estados Unidos por obra de Guillermo Penn,especialmente en Pennsylvania. Su número queda muy reducido,comparado con otros grupos protestantes. Son esencialmente pacifistas, concostumbres severas y sencillas y fuerte exaltación religiosa.En México sostienen algún centro de beneficencia y proselitismo.DOCTRINAEl ideal de este grupo es llegar a una religión sin creencias fijas ni culto.→No se necesita ningún sacramento.→Cristo ilumina directamente al alma y le proporciona elconocimiento de las verdades religiosas. 4
  5. 5. Cuáqueros→Rechazo absoluto del servicio militar, el juramento, el diezmo, elteatro, el baile, y todas las diversiones mundanas.→El culto es muy sencillo y se reduce a la oración en silencio.Los principales motivos por los que su inconformismo de conciencia loshizo susceptibles a las penas de la ley fueron: 1. Su resolución cristiana de reunirse públicamente para el culto a Dios de la forma más conforme a su conciencia. 2. Su rechazo a pagar diezmos, que consideraban una ceremonia judía, abrogada por la venida de Cristo. 3. Su testimonio en contra de las guerras y de las luchas, cuya práctica consideraban inconsecuente con el mandamiento de Cristo: «Amad a vuestros enemigos,» Mt 5:44. 4. Su constante obediencia al mandamiento de Cristo: «No juréis de ninguna manera,» Mt 5:34. 5. Su rechazo a pagar tasas o valoraciones para edificar y reparar casas de culto con las que ellos no estuvieran de acuerdo. 6. Su uso del lenguaje apropiado y escriturario, «tú» y «ti», para una persona individual; y su dejación de la costumbre de descubrirse la cabeza como homenaje a un hombre. 7. La necesidad en que se encontraron muchos de publicar lo que creían ser la doctrina de la verdad; y ello a veces en los lugares designados para el culto nacional público.Historia Después de la reforma protestante en Inglaterra, algunos miembrosde la Iglesia de Inglaterra, o Anglicana pensaban que la reforma en el paísno era muy radical a la hora de purgar ceremonias como arrodillarse ante elaltar, usar la cruz en los bautismos, o llevar la vestimenta clerical. Éstos,que más tarde se llamaron puritanos, eran conocidos por su defensa de laregeneración personal, las oraciones familiares y la estricta moralidad. Bajolos reinados de Isabel I, Jaime I y Carlos I de Inglaterra, los puritanosfueron perseguidos pero siguieron reclamando una iglesia de orientaciónmás calvinista. Un pequeño grupo quiso separarse totalmente de la Iglesiade Inglaterra y fue castigado duramente por la Corona.En 1620, unos 120 separatistas, conocidos como los Padres Peregrinos,zarpó hacia Norteamérica para crear una nueva Inglaterra y se estableció en 5
  6. 6. CuáquerosPlymouth (Massachusetts).Más tarde, se le unió un grupo de radicales, menos puritanos, queadoptaron su forma congregacionista que daba el poder eclesiástico a laasamblea de cada iglesia local.El puritano inglés más conocido fue John Bunyan (1628-1688), queescribió «El viaje del peregrino», durante su reclusión de doce años en lacárcel de Bedford, por negarse a abandonar su prédica bajo el reinado delos Estuardo.Por otra parte, Menno Simons (1496-1561) fue un predicador itineranteanapbatista. Este fue un movimiento nacido en Zurich, en la década de1520, cuyo nombre significa «rebautizador», aunque rechazaban estadenominación porque se oponían al bautismo de los niños y noconsideraban válidos los propios bautismos recibidos sin consentimiento.Creían en el bautismo de los adultos, voluntario, y en formas radicales devivir el Evangelio: redistribuir la riqueza, pacifismo y separación total deIglesia y Estado.CuáquerosLos cuáqueros (llamados también Sociedad de Amigos o simplementeAmigos, una forma abreviada de Amigos de la Verdad) proceden de lospuritanos ingleses radicales de mediados del siglo XVII y el nombre derivade «temblar de pavor» ante la palabra de Dios.Eran especialmente teatrales en sus predicaciones y, verdaderamente,oyendo a algunos, se acababa temblando. Su líder era George Fox (1624-1691) que, por haber pasado seis años de su vida la cárcel, por su oposiciónal cristianismo imperante, instó a los cuáqueros a defender la causa de lajusticia social. Fox, sobre todo místico, subraya la importancia de buscar la«luz interior» del Cristo viviente que existe en todo ser humano.Para escapar de la persecución, los cuáqueros se trasladaron aNorteamérica, donde uno de sus líderes, William Penn, estableció lacolonia de Pensilvania. Los cuáqueros fueron de los primeros que seopusieron a la esclavitud en Norteamérica, siempre han sido pacifistas ydirigen algunas de las escuelas más prestigiosas del país.Rechazan todos los sacramentos, se visten y hablan con sencillez, ypractican una forma especial de meditación. El florecimiento de estascomunidades en el nuevo mundo es un fenómeno imparable que dura hastanuestros días. Mientras unas siguen fieles a los principios básicos del 6
  7. 7. Cuáqueroscristianismo, otras, en tiempo muy reciente, sobre todo en la segunda mitaddel siglo XX, han tomados formas alejadas del Evangelio, hasta constituirverdaderos grupos destructivos, aislados totalmente del entorno,fanatizados, con estructuras piramidales y líderes indiscutibles queimpulsan la manipulación y el lavado de cerebro de los adeptos, algunascon influencia de seudorreligiones orientales, ciencia ficción, etc. quetienen su último exponente en la New Age, un movimiento no estructurado,especie de «puré de guisantes» de retorno a la naturaleza y teoríasvariopintas sobre la energía, donde hay un poco de todoReproduzco el capítulo dedicado a los cuáqueros que se encuentra en elsegundo volumen de "Historia del cristianismo", escrito por Justo L.González, y publicado por Unilit. Creo que, como introducción a loscuáqueros, os será suficiente. Entre paréntesis introduciré alguna aclaraciónque yo crea importante.JORGE FOX Y LOS CUÁQUEROSJorge Fox nació en una pequeña aldea de Inglaterra en 1624, el mismo añoen que murió Boehme (Jacobo Boheme fue quizás el primer"espiritualista", pero estaba más cerca al ocultismo que al cristianismo enmuchos aspectos). Sus padres, de origen humilde, lo hicieron aprendiz dezapatero. Pero a los diecinueve años, disgustado con las costumbres dealgunos de sus compañeros, y sintiéndose impulsado por el Espíritu deDios, abandonó su oficio y se dedicó a vagar por el país, asistiendo aasambleas religiosas de diversas sectas (es decir, distintas denominaciones)y buscando la iluminación de lo alto, al tiempo que se dedicaba a estudiarlas Escrituras hasta el punto que se decía que las sabía de memoria (cosaque suelen ignorar los que le acusan de no basar sus doctrinas en la Bibliasino en la "inspiración" divina). Poco a poco se fue convenciendo de que,no sólo la religión tradicional de los católicos, sino también la de losmuchísimos grupos protestantes, de jaba mucho que desear, y que buenaparte de ella le repugnaba a Dios.Andando de lugar en lugar, a veces pasando hambre, otras en medio deangustias internas, y otras alentado e inspirado por sus experienciasreligiosas, Fox fue formando sus convicciones contra todas las diversassectas que pululaban entonces en el país. (De hecho Fox fue el "azotedivino" contra los ranters, los cuales creían, entre otras barbaridades, quetodo cristiano era como Dios) Si Dios no habita en casas hechas de manos¿por qué llamar "iglesias" a esos edificios en que las gentes se reúnen? Foxlos llamaba entonces "casas con campanarios". Y todos los pastores querecibían salarios no eran sino "sacerdotes", por muy protestantes quefuesen, y "asalariados", aunque se llamasen pastores. Los himnos, losórdenes de culto, los sermones, los sacramentos, los credos, los ministros, 7
  8. 8. Cuáquerostodo era un obstáculo humano a la libertad del Espíritu.Frente a estas cosas, Fox coloca la "luz interior". Esta luz es una semillaque existe en los seres humanos, y es el verdadero camino que debemosseguir para encontrar a Dios (inexplicablemente, el profesor Justo Gonzálezno señala que los cuáqueros creen que esa luz interior es realmente Cristo,o al menos la luz que Cristo pone en cada corazón humano, como vemos enJuan 1:9). La doctrina calvinista de la corrupción total de la humanidad leparecía una negación del amor de Dios y de su propia experiencia. Alcontrario, decía él, en toda persona queda una luz interna, por muyeclipsada que esté por el momento. A su vez, esto quiere decir que, graciasa ella, los paganos pueden salvarse (por supuesto, siempre que acepten aesa luz, que no es otro que Cristo, como guía de sus vidas). Empero esa luzno ha de confundirse con el intelecto ni con la conciencia. No se trata deuna razón natural, como la de los deístas, ni tampoco de una serie deprincipios de conciencia que señalen hacia Dios. Se trata más bien de algoque hay en nosotros que nos permite reconocer y aceptar la presencia deDios. Es por la luz interna que reconocemos a Jesucristo como quien es(como he señalado, Cristo es la luz que ilumina a todo hombre); y estambién gracias a ella que podemos creer y entender las Escrituras (estoestá relacionado con lo que se nos enseña en 1 Cor 2 y, sobre todo, con 1Juan 2:27. Este último versículo ha sido uno de los pilares básicos de loscuáqueros). Luego, en cierto sentido, la comunicación con Dios mediante laluz interna es anterior a todo medio externo (Una de las historias más bellasde la Biblia y más clarificadora de la doctrina cuáquera sobre la "luzinterior" y sobre la capacidad de un no-creyente de conocer a Dios, es laque se nos relata en Hechos sobre Cornelio). Aunque sus más allegadosconocían algo del fuego interno que consumía a Fox, durante varios añoséste se abstuvo de proclamar lo que creía haber descubierto acerca delverdadero sentido de la fe cristiana. Era la época en que existía enInglaterra la multitud de sectas a que nos hemos referido anteriormente, yFox asistía a muchas de sus reuniones sin sentirse a gusto en ninguna. Porfin, en una asamblea de bautistas, se sintió movido por el Espíritu ycomenzó a exponer sus opiniones. Pronto tuvo varios seguidores, y no faltóquien tuviera visiones acerca de la gran misión que Dios tenía reservadapara el nuevo profeta (más bien eran visiones sobre lo que iba a significarel nuevo movimiento que sobre el propio Fox, aunque también Fox eraprotagonista de varias de aquellas visiones. Aquellas visiones se vieroncumplidas con creces, lo que da fe de su origen divino). Repetidamente,Fox se sintió movido por el Espíritu a hablar u orar en alguna asambleareligiosa. Frecuentemente de tales intervenciones surgían debates, en losque se mostraba firme y convincente (fruto de su dominio de lasEscrituras). En ocasiones (muchísimas), sus palabras no eran bienrecibidas, y lo golpeaban o echaban a pedradas (leyendo su autobiografía, 8
  9. 9. Cuáqueroses espeluznante el ver las atrocidades que se cometieron contra él y susseguidores. Nada nuevo bajo el sol. A los primeros cristianos les pasabantambién cosas así). Pero esto no le arredraba, y pronto se encontraba en otra"casa con campanario", interrumpiendo el culto y proclamando su mensaje.El número de sus seguidores creció rápidamente. Al principio se daban a símismos el nombre de "hijos de la luz" (1ª Tes 5:5). El propio Fox preferíadarles sencillamente el título de "amigos" (así es como gustan de llamarselos cuáqueros -Hech 27:3, Juan 15:14). Pero el pueblo, viendo que suexaltación religiosa era tal que temblaban, dio en llamarles "cuáqueros" -del inglés quake, temblar-, a la postre ése fue su nombre más común (Nohay quien, no sin razón, opina que los cuáqueros eran los pentecostales deaquella época.) Puesto que Fox y los suyos creían que toda estructura en elculto podía obstaculizar la obra del Espíritu, el culto de los "amigos" secelebraba (y se celebra) en silencio. Si alguien se sentía llamado a hablaro a orar, lo hacía. Cuando el Espíritu las impulsaba a ello, las mujerestenían tanto derecho a hablar o a orar en voz alta como los hombres . Elpropio Fox no iba a tales reuniones preparado a decir un discurso, sino quesencillamente dejaba que el Espíritu lo moviera (no creáis que Pablo hacíaalgo muy diferente en muchas ocasiones). En ocasiones, aun cuando habíanumerosas personas reunidas para escucharlo, se negó a hablar, o a orar envoz alta, porque no se sentía movido por el Señor. De igual modo, loscuáqueros no creían en los sacramentos, pues decían que el agua delbautismo, y el pan y el vino de la comunión, hacían centrar la atenciónsobre lo material, y ocultaban a Dios en lugar de revelarlo (respecto albautismo, su opinión era, y es, que somos bautizados en el Espíritu, adiferencia del bautismo en agua practicado por Juan el bautista y susseguidores). Este fue el principal punto de conflicto entre los cuáqueros ylos boehmistas, quienes continuaban usando de los sacramentos aunquellamándolos "ordenanzas". (Yo creo que las coincidencias entre loscuáqueros y los boehmistas son meramente tangenciales). Al mismotiempo, Fox sabía que su énfasis en la libertad del Espíritu podía llevar a unindividualismo excesivo. Repetidamente en la historia del cristianismo sehan dado movimientos que han subrayado hasta tal punto la libertad delEspíritu para hablar en cada persona, que a la postre se han disuelto, puessus miembros insistían en ir cada cual por su lado. Frente a ese peligro, Foxrespondió subrayando la importancia de la comunidad y del amor. En lasreuniones de los amigos no se sometían a votación los asuntos que sediscutían. Si no se llegaba a un acuerdo, se posponía la decisión, a vecesvolviendo al silencio hasta que alguien recibiera una inspiración queresolviera la dificultad, y otras dejando el asunto para otra ocasión. De esemodo, cuando había algún desacuerdo, lo que se hacía no era ver qué bandolograba más votos, sino buscar una solución aceptable para todos. (Esaactitud de los cuáqueros es absolutamente admirable y es un testimonio del 9
  10. 10. Cuáquerosespíritu de tolerancia de esas gentes. Tened en cuenta que siemprebuscaban la inspiración del Espíritu para solucionar cualquier problema.Eso era más efectivo que una simple votación) . Las prédicas y prácticas deFox y los suyos no eran del agrado de muchos. Los jefes religiosos (cualnuevos fariseos) no gustaban de estos "fanáticos" capaces de interrumpirsus servicios religiosos para discutir sobre las Escrituras o para orar en vozalta (Esos líderes ignoraban conscientemente que precisamente eso es loque hacía Pablo cuando, al llegar a una nueva ciudad, lo primero que hacíaera visitar la sinagoga de aquel lugar. Y no olvidemos la "interrupción" enel mismísimo Templo de Jesucristo). Los poderosos veían la necesidad deescarmentar a estos "amigos" que se negaban a pagar diezmos (Gál 5:4),a prestar juramentos (Mat 5:33-37), a inclinarse ante sus "mejores"(Santg 2:1-4), o a descubrirse ante cualquiera que no fuese Dios (latípica imagen del cuáquero era la de un hombre con sombrero, que no se loquitaba ante nadie). Además, decían los cuáqueros, si tratamos de "Tú" aDios, ¿por qué mostrar más respeto hacia nuestros semejantes? Ladificultad estaba en que muchos de esos semejantes estaban acostumbradosa que se les rindiera pleitesía (Lucas 20:46), y la ausencia de ella lesparecía una falta de respeto y una insubordinación intolerables. Enconsecuencia, Fox fue maltratado repetidamente, y pasó un total de seisaños en prisión. La primera vez fue encarcelado por interrumpir a unpredicador que decía que la verdad última estaba en las Escrituras, yargüiré que estaba más bien en el Espíritu Santo que las había inspirado(fantástico argumento, por cierto). Otras veces se le encarceló porblasfemo, y otras se le acusó de conspirar contra el gobierno. En algunoscasos se intentó librarle mediante un perdón por parte de las autoridades, yen esas ocasiones se negó a aceptarlo, diciendo sencillamente que no eraculpable, y que aceptar un perdón sería por tanto faltar a la verdad (algosimilar pasó en Hechos 4:18-20). En otra oportunidad, cuando estaba apunto de cumplir una condena de seis meses por blasfemia, se le invitó aunirse al ejército republicano. Fox se negó, pues no creía que un cristianodebía apelar a otras armas que las de índole espiritual (que era exactamentelo mismo que pensaban los cristianos hasta que llegó Constantino). Laconsecuencia fue una nueva pena de seis meses de prisión (por tanto, unaño en total). A partir de entonces los cuáqueros se han distinguido por lafirmeza de sus convicciones pacifistas. Cuando no estaba preso, Foxpasaba parte del tiempo en su casa de Swarthmore, que vino a ser el cuartelgeneral de los amigos. Pero el resto lo pasaba viajando por Inglaterra y elextranjero, visitando asambleas de cuáqueros y llevando su mensaje anuevas regiones. Primero fue a Escocia, donde se le acusó de sedicioso;después a Irlanda; más tarde pasó dos años en el Caribe y Norteamérica; ypor último hizo dos visitas al continente europeo (a Holanda y Alemania).En todos estos lugares el movimiento se extendía, y a la muerte de Fox, en 10
  11. 11. Cuáqueros1661, sus seguidores se contaban por decenas de millares. Esos seguidoresfueron también perseguidos (por los "protestantes"). Repetidamente se lesencarcelaba, acusándoles de ser vagabundos, de blasfemar, de incitar amotines, o de no pagar los diezmos (comparar con las acusaciones contraCristo). Cuando, en 1664, Carlos II prohibió las asambleas religiosas, otrosgrupos continuaron reuniéndose en secreto. Pero los cuáqueros decidieronhacerlo en público, y millares de ellos fueron encarcelados. Cuando, en1689, Jaime II promulgó la tolerancia religiosa, los cuáqueros contaban convarios centenares de mártires, que habían muerto en la cárcel. (Como veis,no sólo Roma es culpable)El más famoso de los seguidores de Fox, fue Guillermo Penn, cuyo nombrelleva el actual estado norteamericano de Pennsylvania. Penn era hijo de unalmirante británico, quien se esforzó en proveerle la mejor educaciónposible. Pero mientras era estudiante, el joven Guillermo se hizo puritano.Después su madre lo mandó a Francia, donde estudió bajo célebresmaestros hugonotes. De regreso a Inglaterra se hizo cuáquero en 1667.Algún tiempo más tarde, su enfurecido padre lo echó de la casa. Pero Pennno se arredró, sino que continuó dando muestras de sus conviccionescuáqueras, y hasta tuvo que pasar siete meses preso en la Torre de Londres.Se dice que en esa ocasión le hizo llegar al Rey un mensaje en el sentido deque la Torre era el peor de los argumentos para tratar de convencerlo, yaque, no importa quién tenga la razón, quien usa de la fuerza por motivosreligiosos está necesariamente errado (lo cual es una verdad como untemplo de grande). Por fin, gracias a la intervención de su padre y de otraspersonas de prestigio, fue libertado, y entonces pasó varios años viajandopor Europa, escribiendo tratados en defensa de los amigos, y estableciendoun hogar.Empero sus argumentos en pro de la tolerancia religiosa no eran bienrecibidos y hasta se llegaba a decir que era jesuita, y que lo que deseaba erasencillamente devolverles a los católicos los privilegios que habían perdido(desde luego, algunos hacían el ridículo con esas acusaciones tan absurdas).Fue entonces que Penn concibió la idea de lo que llamó su "experimentosanto". Algunos amigos le habían hablado de Nueva Jersey, enNorteamérica. Puesto que la corona le debía una fuerte suma de dinero, yno estaba deseosa de pagarla en metálico, Penn logró que Carlos II leconcediera territorios en lo que hoy es Pennsylvania.Su propósito era fundar una nueva colonia en la que hubiera completalibertad religiosa. Anteriormente otros ingleses habían fundado variascolonias en Norteamérica. Pero, excepto Rhode Island, la intoleranciareinaba por doquier. En Massachusetts, la más intolerante de todas, seperseguía a los cuáqueros, y se les condenaba a destierros, mutilaciones yhasta muerte (como botón de muestra os diré que una de las torturas típicas 11
  12. 12. Cuáquerosera taladrar la lengua de los cuáqueros. Por supuesto, todo en el nombre de Dios. Si eliminaban sin ningúnmiramiento a los nativos, no había ninguna razón para no eliminar a los queno eran de la religión "oficial" del estado).Lo que ahora Penn se proponía hacer era una nueva colonia en la que cadacual pudiera adorar como mejor le pareciera. Pero había otro elemento deese "experimento santo" que lo hacía parecer todavía más descabellado.Aunque la corona inglesa le había concedido esas tierras, Penn se proponíacomprárselas a los indios, que según él creía eran sus legítimos dueños, yestablecer con ellos relaciones tan cordiales que no hubiera necesidad defuerzas armadas para defender a los colonos (desde luego, si el modelocuáquero hubiese sido el modelo a seguir en el resto de Norteamérica lascosas hubieran sido muy diferentes. Pero no fue así, sino todo lo contrario.No es extraño que prácticamente los únicos que tenían éxito evangelizandoa los nativos fueron los cuáqueros).La capital del santo experimento llevaría el nombre de "Filadelfia", quequiere decir "amor fraternal".Por muy descabellado que algunos dijeran ser el experimento de Penn,pronto hubo gran número de personas, no sólo en Inglaterra, sino tambiénen otros países de Europa, dispuestas a tomar parte en él. Muchos de elloseran cuáqueros, y por tanto los seguidores de Fox dominaron la vidapolítica de la nueva colonia por algún tiempo. Pero no faltaron gentes dediversas persuasiones. Bajo la dirección de Penn, quien fue el primergobernador de la nueva colonia, las relaciones con los indios fueronexcelentes, y durante largo tiempo se pudo cumplir el sueño de Penn, deuna colonia sin fuerzas armadas. Cuando, tres cuartos de siglo después defundada la colonia -es decir, en 1756- el Gobernador les declaró la guerra alos indios, los cuáqueros se retiraron de sus cargos públicos. Pero latolerancia religiosa que era parte fundamental del "santo Experimento" dePenn pasó a formar después parte de la Constitución norteamericana, ytambién de las de muchas otras naciones. (Lástima que no sirviera paraevitar la legitimación del espíritu de violencia que podemos ver en laenmienda que permite a todos los norteamericanos poseer armas de fuego) .Ahí acaba el capítulo dedicado a los cuáqueros en el libro anteriormentenombrado. La evolución en los siglos posteriores de los amigos ha sidomuy desigual. Hubo grupos de cuáqueros que acabaron dando cada vezmás importancia a las "revelaciones" espirituales, en detrimento de lasEscrituras. Incluso cuando esas revelaciones iban claramente en contra dela Biblia, se decía que había que creer en las revelaciones del Espíritu. Coneso, lo único que hacían era ignorar el hecho de que el mismísimo Foxutilizó la Biblia como legitimadora de todas sus doctrinas. Esos cuáquerosson lo que ahora se llama el ala liberal del cuaquerismo. Pero, gracias a 12
  13. 13. CuáquerosDios, en las últimas décadas los cuáqueros tradicionales vuelven a levantarla bandera que hace tres siglos fue alzada por un hombre de Dios. Quierotambién destacar que los cuáqueros han recibido por dos veces el premioNobel de la Paz y que su labor social de ayuda a los necesitados y dedefensa de los derechos humanos es mundialmente reconocida. No envano, el sistema penitenciario norteamericano, cuyas cárceles eran pocomenos que lugares indignos para las ratas, fue modificado gracias a la laborde una mujer que era cuáquera.Los cuáqueros.⇒La fe de la Sociedad Religiosa de los Amigos (Cuáqueros) se basa en losprincipios de igualdad, verdad, simplicidad, y el pacifismo. Los Cuáqueroscrean que la Luz Divina se refleja a través de cada persona y que nuestrocamino religioso está marcado con la búsqueda para la Luz interior adentrode nosotros y otros.⇒Recibiendo abiertamente las ideas y las opiniones para llegar adecisiones en unidad demuestra no solo como los Cuáqueros conducen susasuntos de negocios, pero también sus vidas personales.⇒Siendo Cuáquero significa algo diferente para cada persona, pero unelemento constante es que el Cuaquerismo es mucho más que una religión,es un estilo de vida.⇒Se lleva a cabo la Reunión de Adoración semanal en silencio para haceruna conexión abierta entre los presentes en el espíritu del fe. En ocasiónalguien hablará, dando testimonio o compartiendo una reflexión espiritual.Mensaje a la Sesión Plenaria de la Junta Trienal delComité Mundial de Consulta de Los Amigospor Simón C. Lamb23 - vii- 2000Geneva Point, New Hampshire, EE.UU.Hay un punto de sosiego, en el meollo de nuestro ser, en el fondo del alma.Es el lugar donde se encuentran Dios y lo humano. Es en ese lugar que, altratar de comprender y conocer a Dios, buscaremos razón a pesar de lapobreza y del hambre alrededor de la tierra. Es allí que nos refugiamos 13
  14. 14. Cuáquerosbuscando consuelo en momentos de pérdida y pena personal. Allí es quepodemos volver cuando luchamos con los retos de la realidad en laexperiencia del Cristo viviente, interior. Porque es ahí en el lugar calladoque hallamos el silbo apacible.El año pasado he estado explorando y tratando de comprender las ideas dela Iglesia primitiva celta, la que originándose en Irlanda entre los siglos V yVII después de Jesucristo, envió misioneros a todas partes de Europa,transmitiendo el Evangelio en la época que se conoce ahora como la EdadMedia Baja o Edad Bárbara. Hombres y mujeres como Patricio, Columba,Hilda y Cutberto nos parecen personas de tan honda convicción, que suejemplo me resulta un desafío personal. Hay bastante de su teología con lacual no estoy de acuerdo y hasta una parte que se basa puramente en lasuperstición, pero no obstante sus flaquezas, veo aquí un grupo algoreducido de gente que trataba de publicar el mensaje de Cristo haciendohincapié en muchos de los valores que Los Amigos hemos ensalzadodurante los últimos 350 años. Aceptaban el liderazgo espiritual de lasmujeres. Ponían atención a las necesidades de los humildes y los pobres.Creían que el vivir en sencillez era requisito para el bienestar espiritual. Y ala vez que reconocían los poderes políticos que los rodeaban, estos monjesy monjas se daban cuenta de que el poder mundanal no valía nada encomparación con la autoridad de Dios. Es triste que en el Sínodo de Whitbyde 664, Roma recuperó la autoridad sobre esta rama disidente de la iglesiacristiana y desde entonces muchos de los valores de la tradición celtacomenzaron a desaparecer.Les digo todo esto porque aunque todos ellos eran mujeres y hombres deacción, su esfuerzo se basaba en una vida de disciplina espiritual. Suinfluencia pudo haberse sentido en toda Europa, y hay quienes reclaman afray Brendan el irlandés como el primer europeo en llegar a América, milaños antes de Colón. Pero el énfasis que ponían en la oración y lacontemplación era la esencia de quiénes eran. Cutberto es buen ejemplo.Aunque era el obispo de Lindisfarne y posiblemente el predicador másestimado de su tiempo, y aunque se preocupaba tanto por los más pobresque de los más pudientes del mundo, también pasó muchos años viviendocomo ermitaño en unas pequeñas isletas de la costa del norte de Inglaterrapara buscar la voluntad del Todopoderoso.Es probable que esta clase de vida, los que habitamos esta edad moderna nola podemos ni imaginar. Es probable que muchos en el mundo actualprotestarían que eso no tiene cabida hoy. Pero es aquí que yo quiero quecomencemos a explorar el lema de nuestra reunión: «Los Amigos: unPueblo llamado a escuchar ». 14
  15. 15. CuáquerosMientras preparaba este mensaje me di cuenta de que sería imposibleabarcar todos los aspectos del tema. Me doy cuenta perfecta de cuántasvoces distintas hay que escuchar en el mundo de hoy - ojalá algunas esténrepresentadas aquí y se escuchen durante las plenarias. Aquí me heconcentrado en la Voz Única que tiene que escucharse antes de todas lasdemás en la vida de un cuáquero: la voz de Dios.Si los Amigos vamos a considerar cómo mejor escuchar, debemospreguntarnos antes: - ¿Qué se nos brinda como ministerio y alientoespiritual para que valga la pena escuchar?Hoy en día en el mundo de los medios electrónicos se espera recibir elsaber en "sound bites" - «bocadillos de sonidos» que son una clase detrocitos de información, chiquitos y fáciles de tragar. Es más: se espera quetodo se presente en un lenguaje suave y en un contexto social que noscomplazca. Es triste que así sea tanto en la Iglesia como en el resto denuestro mundo . Luchamos para meter en un paquete cómodo cualquiermensaje que ofrezcamos, poniéndolo en un estilo que ni espera ni exigemucho del público. Esta tendencia que se sigue intensificando durante laépoca de la Internet es un dilema que los Amigos han enfrentado desdehace por lo menos un siglo.Mientras que el problema se arraiga desde mucho antes, durante este sigloque se cierra creo yo que las tradiciones principales del cuaquerismo se hancontentado con un producto de baja calidad: una forma y experiencia devida religiosa de segunda clase. En mi propia tradición evangélica, se hamantenido el enfoque en las Escrituras y la doctrina incuestionable. Losevangélicos hemos adoptado en un grado alto un énfasis muy calvinista enla palabra escrita que los Amigos primitivos rechazaron. Parece que hemosolvidado esas maravillosas palabras escritas como posdata a la epístolaemitida por la primera Junta de Ancianos en Balby, Inglaterra, en 1656: Muy queridos Amigos, estas cosas no os las imponemos como una regla o forma según la cual debéis caminar, sino a fin de que todos seáis guiados con la medida de Luz que es pura y santa; y de esta manera caminando y permaneciendo en la Luz, podáis cumplir estas cosas en el Espíritu - no según la letra, ya que la letra mata, sino en el Espíritu que da vida.Nos hemos atado al texto en vez de a la experiencia del Verbo. Y nosolamente eso. Con raras excepciones como mi propia Junta Anual y talvez unos cuantos Amigos más, hemos establecido una forma de cultobasada en el pastor para asegurar un ministerio consistente y confiable en la 15
  16. 16. Cuáquerosadoración. Casi sin excepción (¡y benditas sean las excepciones!) latradición evangélica ha reemplazado el sacerdocio de todos los creyentespor el sacerdocio de unos pocos.Pero no sólo los evangélicos tenemos problemas.Dentro de la tradición liberal, con el curso del siglo, se ha reemplazado laclaridad espiritual de Rufus Jones o John Wilhelm Rowntree por unaincertidumbre que perturba y es nociva. Ese afán entre los liberales deacomodarse al más amplio espectro de expresión espiritual ha resultado enconfusión y falta de dirección. Ha producido una enseñanza muy diluida delas doctrinas de los Amigos primitivos, hasta tal punto que supongo dentrode muchas juntas anuales causaría una enorme incomodidad la carta deJorge Fox al Gobernador de Barbados. He aquí un extracto de la carta: Y confesamos y creemos en Jesucristo, Su Hijo amado y unigénito, en quien se complace, concebido por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen María. En Él tenemos redención por su sangre hasta el perdón de todo pecado, y Él es la imagen exacta del Dios invisible, el primero de todas las criaturas, por quien todo lo que hay en los cielos y en la tierra fue creado, lo visible e invisible, sean tronos o dominios o principados o poderes, por Él fueron todos creados.Lo interesante es que mientras que la epístola de Balby es muy aceptable alos Amigos liberales, la carta a Barbados reconforta a los Amigosevangélicos. Creo firmemente que nos hace falta tanto el énfasis en laespiritualidad basada en la experiencia expresada en Balby como elfundamento doctrinal que proporciona la carta de Barbados. Una JuntaAnual que pueda vivir conforme con las dos declaraciones es una juntaanual con madurez espiritual. Si va a valer la pena escuchar el ministerio denuestras juntas e iglesias debemos empezar a desarrollar estos dos aspectosde nuestra fe. ¿Y qué mejor manera que la de aprender los unos de losotros?Esto no disminuye la necesidad del crecimiento y alimento espiritual de laiglesia, sino lo enfatiza. Los Amigos programados dirán que ya tienen unsistema de Escuela Dominical para Adultos, y que en el culto el pastor lesda doctrinas muy bien fundadas. Los Amigos no-programados insistiránque su forma de adoración exige y permite un compromiso más personal alestudio. Algo hay de verdad en las dos ideas. No obstante, sospecho que sise le preguntara a los miembros de su junta cuántos habrán leído la Bibliaentera o estudiado con cuidado los Diarios de Fox y Woolman, o la 16
  17. 17. CuáquerosApología de Barclay o el Testamento de Devoción de Kelly, la respuestasería bastante pobre.Últimamente alguien me comentó durante un grupo de estudio decuaquerismo en nuestra junta que el Señor me había dado mucha libertadpara hablar abiertamente sobre los principios básicos de los Amigos: porejemplo, de nuestra actitud hacia los sacramentos, o la Luz del CristoInterior. Sin embargo, creo que al Señor no le resulta más fácil emplear alos que están bien preparados. Si de veras reconocemos el sacerdocio detodos los fieles, pues tenemos que preparar a todos los miembros paraservir en ministerio. Esto nos exige disciplina, tanto individualmente comoen la comunidad de adoración. La pereza espiritual no justifica nada.Dejarlo que lo haga el Espíritu Santo o la Luz Interior no sirve de excusa.Esperar que el pastor o los ancianos lo atiendan todo no sirve de excusa. Siqueremos que la iglesia o la junta sea un grupo que de verdad sabeescuchar, entonces también tenemos que prepararnos para un ministeri oeficaz.Si es cierto que Fox definitivamente dijo que para él ‘el Espíritu era másfuerte que el Libro’, también se ha dicho de él que si todas las Biblias deInglaterra hubieran sido destruidas, él habría podido volver a escribirla. Esoes lo que yo llamo la preparación espiritual.Ahora vayamos a la cuestión del escuchar. He encontrado un número dedisciplinas esenciales que me han sido muy útil en la tarea de escuchar a lavoz de Dios. Descubrí muchas de ellas y las exploré por primera vezcuando era estudiante. Unos cuantos años después me topé con elmaravillosos libro de Richard Foster La celebración de la disciplina, y medi cuenta que él también había explorado estas cuestiones de manera muycuáquera. Recomiendo este libro plenamente. Repasa estos principios deforma más amplia de lo que se puede esperar en este breve discurso. Sinembargo intentaré compartir con ustedes algunos pensamientos acerca de loque más me ha ayudado a escuchar a Dios.Creo que la oración es la médula de la disciplina espiritual de escucharplenamente. La oración es vital para el bienestar espiritual.Lamentablemente muchos la ven sólo como una forma de desahogarnos denuestras preocupaciones entregándoselas al Todopoderoso. Sin duda Cristoprometió cargar nuestras penas, pero la oración nos ofrece una oportunidadmucho más amplia. La oración debe establecer una relación de doble vía.No sólo nos sirve para comunicarnos con nuestro Dios, sino que es unadisciplina que exige que esperemos, que escuchemos, y que seamosobedientes a la Luz del Cristo Interior. A menudo me acuerdo de laspalabras de la carta a la Iglesia de Laodicea que encontramos en el tercer 17
  18. 18. Cuáqueroscapítulo del Apocalipsis, en la cual se nos dice que nuestra relación conCristo debe ser igual a nuestro primer amor, lleno de pasión y compromiso.A pesar de mi fe en la oración, para mí siempre es una lucha continua.Quizás por mi carácter desorganizado y por mi estilo de vida tan atareado,no me es fácil dedicar el tiempo necesario para tan esencial actividad. Perosi no soy capaz de encontrar el tiempo para atender a mi Creador, ¿de quésirve tener tiempo para cualquier otra cosa? Como muchos de los Amigosme justifico diciendo que es comprensible, que trabajo en muchos comitésque hacen buenas obras. Pero en todas partes del mundo los Amigos tienenque tener muy presente que nuestra influencia en el mundo no viene de lacolaboración en comités, ni de las oficinas en la ONU, ni del Premio Nobelde la Paz, ni de todos los hechos magníficos de los Amigos históricos quellamamos nuestra herencia. No, nuestra autoridad viene de la realidad deque el Dios viviente está en medio de nosotros mismos. Esto se fortalece alsaber que cada día podemos co municarnos - y son muchos que lo hacen -con el Príncipe de la Paz. Y otra vez me acuerdo de Jorge Fox y de laspalabras de Willian Penn para describirlo: Pero sobre todo se distinguía en la oración. La interioridad y gravedad de su espíritu, la reverencia y solemnidad en su comportamiento y forma de hablar, la brevedad y cabalidad de sus palabras, con frecuencia admiraron a los desconocidos, y consolaron a los demás. La figura humana más asombrosa, viva y reverente que he visto o sentido, debo decir, era la de él en oración. Y verdaderamente es un testimonio que él conocía al Señor y vivía más cerca de Él que otros humanos, porque los que más lo conocen, más razón tendrán de acercarse con reverencia y temor.No es de maravillarse que Oliver Cromwell, el Rey Carlos II y miles másfueron afectados por las palabras y la naturaleza de este hombre. Este eraun hombre que caminaba en la presencia del Dios viviente. Y lo másemocionante de todo esto es que ese privilegio no es sólo para unos pocos.Se nos ofrece a todos y cada uno mientras luchamos día tras día con lastareas cotidianas.Bien cercana a la oración, y también muy al centro de la adoracióncuáquera es la disciplina de la espera. A través de las escrituras y en losescritos de los primeros Amigos se encuentran referencias continuas a lanecesidad de esperar en Dios. En el libro de Lamentaciones (3: 24-26) selee: 18
  19. 19. Cuáqueros Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto en el esperaré. Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca. Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.Y al referirse al Culto Público, Roberto Barclay en la Apología dijo losiguiente: Cuando os juntáis debe ser la tarea común de todos y cada uno esperar en Dios. Debe ser un tiempo para apartarnos del pensamiento propio y suspender la imaginación para sentir la Presencia del Señor en medio y conocer una unión verdadera en su Nombre según su promesa. Entonces al estar así juntos todos, cuando todos se reúnen tanto en la interioridad del espíritu como en la exterioridad de sus personas, el poder secreto y la virtud de la vida suelen refrescar el alma. Allí es que los movimientos verdaderos y el aliento del Espíritu de Dios se sienten ascender.Hay solamente dos expresiones básicas en el centro mismo delcuaquerismo. ¿Qué más se puede pedir en nuestro intento de escuchar aDios que experimentar el impacto y el soplo del Espíritu Santo de Dios ennuestra vida?Otro instrumento que me ha sido útil en el intento de escuchar a Dios es ladisciplina del ayuno. Ayunar se ha considerado siempre una de lasexpresiones más estrafalarias de la vida religiosa. Pero también tiene unatradición larga y valiosa en el cristianismo, comenzando con Cristo mismo.Yo mismo empecé a ayunar por un motivo muy específico.En 1982, cuando tenía alrededor de veinte años , fui a la Trienal enKaimosí (Kenia), y durante la semana me sentí ilusionado con la idea deuna reunión mundial para jóvenes cuáqueros. Acepté con ganas sevir comocontacto para los Amigos jóvenes de Irlanda, y luego ya no supe nada delasunto durante un año. Pero en junio del 83 el Amigo responsable deorganizar a los Amigos jóvenes europeos consiguió un empleo en Belice.Unos pocos días antes de partir me envió una carta pidiéndome queaceptara esa responsabilidad. No conocía a casi ningún Amigo joven fuerade mi propia junta anual. Aunque me alegré por esta nueva oportunidad, notenía ni la menor idea de lo que tenía que hacer. Durante los mesessiguientes, mientras se integraba este comité que se convertiría en el másfructífero, agradable, y concentrado grupo de trabajo del que hubieratenido el privilegio de formar parte, en seguida me di cuenta de que estaReunión Mundial de Amigos Jóvenes iba a ser una pérdida de tiempo siDios no jugaba el papel principal. Para corroborar la seriedad de mi 19
  20. 20. Cuáqueroscompromiso en esta empresa, y del papel de Dios, me comprometí a ayunardurante 24 horas cada semana hasta que se celebrara el evento. No fue pordeseo de escuchar a Dios más claramente que adopté esta disciplina. Sinembargo, lo que encontré fue que al ayunar continuamente me acordaba dela presencia de Dios. En última instancia los ruidos de mi estómagohambreado no me dejaban olvidarlo. En un mundo demasiado ocupado,¿no es de vital importancia que se nos recuerde que Dios está presente y encontrol, con tan sólo darnos cuenta. Entonces muy a menudo durante losdos años siguientes, mientras nos preparábamos esta reunión, Dios utilizómi ayuno para recordarme que tuviera fe en el plan divi no.Recuerdo estar sentado en el jardín de la Universidad de Guilford laprimera noche de la reunión y haber llorado. Había dado dos años de mivida para realizar este evento. Quedé cansado y me di cuenta de que habíahecho todo lo posible para que el mismo fuera un éxito. Sabía que habíaque entregarlo a todos los Amigos jóvenes que habían llegado de todaspartes del mundo para participar - ya era suyo. Pero aún más importante ymás difícil para uno como yo que disfruta controlándolo todo, era el quetenía que confiar en Dios que su Espíritu Santo estaría trabajando en lareunión. Tenía todavía que aprender que Dios iba a hacer uso de esareunión como a él mismo le placiera. Por medio de un joven Amigobritánico que pasó y se dió cuenta de que estaba llorando, Dios me dio loque faltaba para tranquilizarme.Al reconsiderar esa reunión y el impacto de la misma sobre nuestraSociedad Religiosa, sé que Dios tuvo el control de la misma y que suEspíritu Santo también trabajó en la misma. Esto para mí fue una lecciónsobre la confianza..Al escuchar lo que Dios quiso decirme por medio de aquel Amigo joven esun ejemplo de la última disciplina que quiero considerar. Es la habilidad deoír la voz de Dios en el momento menos esperado. Anque pueda parecerlesextraño, yo creo que esta concientización nos llega como producto de ladisciplina. Como ya he dicho, por experiencia sé que para Dios es más fácilutilizar a una persona bien preparada. En mi propia vida tengo heexperimentado que Dios me habla a través de lo muy místico así como porlo más explícitamente mundano, pero sobre todo, Dios me habla a través dela gente.Con algunas personas, son sus palabras que golpean el corazón;mientras que con otros,Dios usa su manera de vivir sus vidas como retospara mi alma.En este punto quisiera pasar a una cuestión que es relevante no sólo paraeste tema sino a cada uno de Los Amigo/as aquí reunidos. Si nosotrosvamos a aprender de verdad a escuchar a Dios, también debemos aprender 20
  21. 21. Cuáquerosa escucharnos los unos a los otros dentro de la Sociedad Religiosa de LosAmigos. Supongo que estoy predicando a los ya convertidos puesto queustedes todos son los que han venido a esta Trienal. Peo es triste que encasi todas nuestra Juntas Anuales, hay Amigos que quieren distanciarse delos que creen ellos contanimarán su idea del cuaquerismo. Creen en unapolítica de «Salid de entre aquéllos y sed separados». Aunque les sorprendaa algunos de ustedes, creo que el problema es igualmente grande entre losliberales como entre los evangélicos. Un Amigo de la tradición liberal,presente en esta reunión, me comentó una vez: - Los Amigos liberalestoleran a todo el mundo menos a los Amigos evangélicos .La Junta Annual de Irlanda es una cosas muy rara. Según tengo entendido,será tal vez la única Junta Anual en el cuaqerismo de hoy que mantiene alasliberal y evangélica, fuertes y distintas bajo su cuidado. Estas tradicionesdiferentes han luchado a veces para mantenerse en unidad y seguir juntas.En ciertos momentos alguna persona de una u otra tradición ha sentidomiedo de que su grupo sufra amenazas por influencias tanto internas comode afuera de nuestra Sociedad Religiosa. Pero mientras crecía en esta JuntaAnual, he visto que estos temores han sido desafiados por la preocupacióntierna de muchos individuos entre nosotros que de veras aman nuestradiversidad. Comprenden que la uniformidad no es una bendición, que nohay beneficio mayor para el alma, que el que un Amigo desafíe tu posicióny te pide explicar lo que crees. Muy pronto me di cuenta de que si miexperiencia personal con el Cristo vivinete interior era re alidad - como yolo sabía - no tenía nada que temer el que me confnrontaran en esa realidad.Todos necesitamos de vez en cuando una espina en el costado …o hasta unaguijonazo.Nunca creí que se puedan hacer tratosque nos comprometan tanfácilmente.. La fe ganada arduamente no se abandona tan fácilmente. LosAmigos que transan o llegan a acomodos fácilmente suelen ser poco detodo para todos y por lo tanto no valen nada para nadie. Pero hay unanecesidad de que cada Amigo/a escuche con ternura y amor, de qué maneraDios habla en las vidas de otros. Bien puede ser que no corresponde anuestra experiencia; o ciertamente la misma puede ser tan distinta que nosdesanime o nos estorbe. Pero si como Amigos siempre hemos creído, queel Cristo Interior labora en cada uno, entonces tenemos que confiar que elDios viviente trabaja en la vida de todos. Al escuchar a los otros Amigospodemos ser nutridos, animados, desafiados y tranformados por las fuerzasmaravillosas del Espíritu Santo.Antes de cerrar este punto, debo agregar una cosita más: hablando de cadauna de las disciplinas, lo he hecho desde una perspectiva personal e 21
  22. 22. Cuáquerosindividualista. Pero todas sirven igualmente a la comunidad de adoracióncomo al Amigo o Amiga de manera individual..Para concluir con esta parte, quiero dejarles unos pensamientos adicionales:Si nuestra vida de oración sufre una lucha, también sufrirá nuestrahabilidad de escuchar. Si hay límites a nuestra voluntad de obedecer deverdad el llamado de Dios, también se limitará la capacidad de escuchar. Sicreamos un dios que nos convenga para nuestras propias necesidades,entonces el verdadero Cristo viviente que vive adentro mengua y tambiéndisminuye nuestra habilidad de escuchar. Si andamos cargando culpaspasadas y vergüenza de modo que no podamos ni perdonar ni serperdonados, otra vez dañamos la capacidad de escuchar. Dios quiere quetodos seamos liberados de nuestros fardos, liberados de las cadenas detodas las expectativas, de modo que al final quedemos desnudos delante delTodopoderoso, listos y abiertos y dispuestos a oír de verdad lo que tenemosque oír.Y ahora, una advertencia: es importante, al tratar de escuchar la voz deDios, que tengamos cuidado para distinguir esa Voz verdadera de otrospensamientos que vienen de nuestras ideas o de las de otros.Por creer queel Espíritu Santo es la autoridad máxima antes de la escritura, Los Amigostenemos que tener más cuidado que no nos dejemos desorientar pormociones caprichosas del corazón. Tanto la Iglesia primitiva como losprimeros Amigos establecieron unas guías claras y métodos para discernirla voluntad de Dios. No obstante, casi todos los Amigos de hoy o hanabandonado o se han alejado de algunos de estos salva vidas. Si hemos deasegurarnos que las inquietudes y direcciones que sentimos, sea comogrupo, o individualmente, son de Dios, es esencial que probemos estasdirecciones tanto con la Biblia y también por la junta de la comunidad enadoración. Creo que ha surgido bastante confusión en varias Juntas Anualesal pasar los años, simplemente porque los Amigos no quisieron revisarcuidadosamente las guías de esta manera.Ya sabía yo desde el momento que me pidieron dar este mensaje, que metocaba hablar en lo personal. Siempre pienso que debo ser honesto y debocompartir mi propia lucha para oír y escuchar la voz de Dios. Jamás me haresultado una tarea fácil. Aunque me describo como evangélico, no hecomprendido nunca porqué algunos evangélicos presentan nuestra relacióncon el Dios vivo como algo fácil y simple. No me ha parecido así nunca. Aveces sé con gran certeza cuando hay algo específico que Dios quiere demí, mientras en otras ocasiones me pregunto para qué molestarme porqueno encuentro claridad para ver el camino hacia adelante. Sin embargo hedescubierto que hasta en lo más oscuro e incierto de una lucha, en los 22
  23. 23. Cuáquerosmomentos cuando no parece nada claro, Dios está allí. Muchas veces hedescubierto que muy al final de mi búsqueda de la claridad en dirección,que mi incertidumbre se deb e a los obstáculos que yo mismo he puesto enel camino hacia la Verdad. Me recuerdo a menudo de un cartel que leíafuera de una cuando tan sólo era un estudiante, que decía : «Si te sienteslejos de Dios, adivina quién fué el que se alejó».Para mí una de las luchas más fuertes ha sido con mi propio Yo, con mipropio ego. Como muchos cristianos, tengo una lucha con ese asuntocentral: ¿quién está en control de mi vida? Ya sé bien que en la vida diariatengo la responsabilidad de levantarme y lavarme la cara cada mañana. Nome preocupan estos quehaceres cotidianos. La cuestión a revisar es muchomás fundamental. En esencia me reta de verdad para poner mi confianza enel Dador de la Vida. Muchas veces encuentro entre los Amigos que hacenmucho énfasis en el auto-control. Aunque no quiero de manera algunacuestionar el hecho de que es vital para cada uno de nosotros que debamossentirnos contentos y amarnos por lo que somos, esto tampoco debeimpedir que nos entreguemos en las manos de Dios. En mi propia vida lalucha de comprometerme totalmente, de entregarme completamente en losbrazos de Dios todavía continúa.¿Cómo es que el asunto del control nos atañe a los que queremos escuchar?Es tan simple como esto: ¿de qué sirve esforzarse para escuchar la vocecitacallada de Dios en nuestros corazones si al oírlo no decimos más que «quéinteresante pues,» y seguimos haciendo lo mismo? Poca razon hay para oírla voz de Dios si sólo sirve para divertirse. Más vale mirar televisión. Elpropósito de escuchar espiritualmente es hallar la voluntad de Dios paranuestras vidas y luego para la vida de la comunidad de la que formamosparte. Es de igual necesidad vital que cada junta o iglesia de Amigosbusque como comunidad en adoración el sendero que les ha señalado Dios.Intentando hablar de lo personal, me queda una cosa que puedo decir contoda certidumbre; es algo que lo sé por experiencia. Hay un Dios que esreal y que puede hablarte en el mismo fondo de tu corazón. Y hallarás quehay en ese lugar de sosiego la verdadera Luz del Cristo esperandofielmente, como prometió en el primer capítulo del Evangelio de Juan,esperando con ternura que cada uno responda con obediencia ycompromiso igual que san Patricio o Juan Woolman. Esta Luz de Cristo noes una cosa de comodidad porque además revela las faltas y pecados denuestra vida. Por esta misma razón puede retarnos, sacudirnos, voltearnosal revés. La Luz no se nos impone. Nos espera con paciencia que nosotrosescojamos escuchar su dirección. Ya cuando hayamos decidido seguir laguia del Cristo interior, nos demandará todo lo que somos. Dios no busca 23
  24. 24. Cuáquerosun compromiso a medias. Simplemente su Iglesia no necesita los que dansólo medio corazón.Los Amigos, los cuáqueros en gran medida necesitamos examinar nuestrocompromiso al Cristo interior, ahora más que nunca. Somos, como losHijos de Israel al salir del cautiverio para reconstruir los muros deJerusalén bajo dirección de Nehemías y Esdras, ¿tenemos que volver adedicarnos como un pueblo al Dios viviente?Algunas veces en mis noches de tinieblas del alma cuando no hay direcciónclara y cuando el escuchar me parece un ejercicio inútil, me acuerdo de laspalabras de uno de los grandes jugadores de crikett ingleses, C.T. Studd,que abandonó la fama y bastante fortuna para ir a servir al Señor en China.Cuando se le preguntó por qué hizo tal cosa, simplemente contestó: -- SiCristo mi Dios ha ofrecido morir por mí, no queda nada demasiado grandepara que yo lo haga por él. - Me quedo preguntándome ¿cuánto es micompromiso a Dios? ¿Cuánto anhelo, y con cuánta diligencia me esfuerzopara que el Reino de Dios sea una realidad aquí en la tierra , ahora alcomienzo de un tercer milenio? ¿Dejo revelar la Luz de Cristo claramenteen mí? ¿Todavía escucho?LAS PRÁCTICAS Y CREENCIAS DEL COMITÉ DE SERVICIO DELOS AMIGOS AMERICANOSLa Sociedad Religiosa de los Amigos (conocidos también como cuáqueros1 fue fundada en 1640 por el inglés George Fox. Fox predicaba que eranecesario tener una experiencia religiosa interior, y que Dios le había dadoa cada ser humano una luz interior que es el mismo Espíritu de Dios vivo.Para Fox esa luz interior debe ser la guía suprema de nuestra conducta, y no 24
  25. 25. Cuáqueroslos libros sagrados o la autoridad de los sacerdotes. Fox y sus seguidoresveían la Biblia como una hermosa crónica de la historia del conocimientode Dios por parte de la humanidad, conocimiento que se revela en formaespecial en la vida de Jesús y en sus enseñanzas.A través de los años las características más conocidas de los Amigos hansido: su empeño en expresar sus creencias en las acciones de su vida diaria,su apego a la vida sencilla y su creencia en la meditación silenciosa comouna forma de adoración comunitaria. Desde el principio los Amigos hanestado en contra de la guerra y de la esclavitud. Su historia está llena demomentos en que se han tenido que oponer a las leyes o prácticas que elresto de la sociedad aceptaba, pero que en alguna forma negaban laigualdad de todos los seres humanos o el valor de cada persona.En los Estados Unidos los cuáqueros se han preocupado siempre pormejorar las condiciones de los hospitales para enfermos mentales y lasprisiones, por aliviar el sufrimiento de los desempleados y los desposeídosy por lograr la igualdad racial. A nivel internacional han trabajado parareducir las tensiones globales a través de medios noviolentos.1 "Quakers" que en inglés significa "los que tiemblan".Las creencias se ponen en acciónAl presente hay cerca raza, religión o credo político. de 200,000 cuáquerosen todo el mundo, de los cuales 20,000 viven en Inglaterra e Irlanda,109,000 en los Estados Unidos y Canadá, 43,000 en África y 28,000 eAmérica Latina. También hay grupos pequeños en el resto del mundo.Estos grupos regionales se conectan a través de una organizacióninternacional, el Comité Mundial de Consulta de los Amigos, cuya oficinacentral se encuentra en Londres. El Comité goza de un estatus especialcomo asesor de las Naciones Unidas. El Comité de Servicio de los AmigosAmericanos (CSAA) (the American Friends Service Committee) fuefundado en 1917 por cuáqueros de los Estados Unidos. Se trataba porentonces de ofrecer una alternativa al servicio militar para las personascuyas creencias religiosas les impidieron participar en la Primera GuerraMundial (los "objetantes de conciencia"). Algunos de ellos trabajaronayudando a víctimas civiles de la guerra, por ejemplo.Hoy en día el Comité de Servicio de los Amigos, cuyo centro internacionalse encuentra en Filadelfia, cuenta con nueve oficinas regionales y más de40 programas locales en los Estados Unidos, además de los muchosproyectos de base en todo el mundo. Son pro gramas de servicio,desarrollo, justicia y paz. El trabajo del Comité empezó con servicios 25
  26. 26. Cuáquerosauxiliares y médicos durante la Primera Guerra, primero en Francia yRusia, y después de la guerra. en Alemania. Estos primeros esfuerzos ymuchos otros programas posteriores se llevaron a cabo con la cooperaciónde una organización de Amigos ingleses que ahora se llama Paz y Servicio.Desde entonces el CSAA ha seguido dando asistencia a personasnecesitadas en muchas partes del mundo, sin considerar su raza, religión ocredo político.En 1947 el CSAA, con el Consejo de Servicio de los Amigos de Inglaterra,recibió el Premio Nobel de la Paz por su "ayuda silenciosa y anónima atanta gente anónima".Pero al CSAA se le conoce no solamente por su trabajo humanitario y propaz. Desde sus orígenes ha demostrado un hondo compromiso por defenderla justicia y los derechos humanos en los Estados Unidos, como cuandohace ya tantos años apoyó a las familias de los obreros textiles huelguistasy los mineros desempleados.Para los cuáqueros la autoridad de la conciencia, la experiencia religiosapersonal y el esfuerzo comunitario por buscar la verdad son valores másaltos que los credos y las tradiciones. El CSAA se basa en estos principiosde la Sociedad Religiosa de los Amigos, representada en su mesa directiva.Muchos miembros del personal del Comité de Servicio son cuáqueros.Todos buscan, dentro del CSAA, darle sentido a la exhortación de GeorgeFox: "camina con alegría en la tierra, respondiendo a la presencia de Diosen cada persona con quién te encuentres".La creencia cuáquera en la presencia de Dios en todos los seres humanos esla base del respeto de los Amigos a la diversidad religiosa, racial y cultura¡.Así, el CSAA ha tratado trabajar en maneras que apoyen el carácter únicode cada comunidad y de cada cultura. El personal y los comités asesoresdel CSAA reflejan la maravillosa diversidad de la familia humana. De lamisma forma, esta creencia ha llevado al Comité de Servicio a buscar laigualdad de todas las mujeres, dentro y fuera de la organización.El CSAA cuenta con numerosos comités que asesoran a las más de 400personas del personal. Cientos de voluntarios cooperan con todos susprogramas, y miles de contribuyentes de distintas religiones ayudan asostener el trabajo.Socorro, reconstrucción, desarrollo 26
  27. 27. CuáquerosUna buena parte de los esfuerzos del CSAA ha sido destinada a laprotección de refugiados y víctimas de la guerra a través de programas deemergencia y proyectos de reconstrucción a largo plazo que enfatizan laautosuficiencia de la comunidad.El CSAA tiene fe en las personas y en las comunidades y en su capacidadde responder creativamente. La ayuda del comité a menudo consiste enpropiciar la confianza de la comunidad en su propia habilidad de resolversus problemas. El valor que los cuáqueros dan a cada persona hacen que elCSAA trabaje en situaciones marginales, con gente excluida, con los máspobres, con los que no tienen poder. En África, Asia y América Latina losproyectos suelen iniciar un proceso autónomo de cambio social a partir desituaciones de vida concretas.Hacia una reconciliación internacionalDesde la Segunda Guerra Mundial los representantes cuáqueros hanviajado a las zonas de conflicto con la responsabilidad de evaluar lasituación y tratar de entender los términos de la disputa, buscando mediosnoviolentos de resolución. Su táctica consiste en identificar posicionesmoderadas y establecer puentes entre ellas. Los análisis que estas personasproducen suelen ser recursos muy valiosos para los programas del CSAAen los Estados Unidos.La Oficina Cuáquera para las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva Yorkrepresenta la adhesión de los Amigos al concepto y los principios de laorganización mundial. Su misión es apoyar la labor de las Naciones Unidasorganizando seminarios y reuniones privadas. presentando ponencias antelos diversos comités de la organización y trabajando sigilosamente con losdelegados.Justicia e igualdadUno de los principios cuáqueros que le ha dado más fuerza al trabajo delCSAA en los Estados Unidos es la convicción sobre el valor infinito decada persona humana. Este principio se refleja en la honda participacióndel CSAA en la vida de las comunidades pobres y desposeídas de diversasrazas y culturas.El CSAA defiende los derechos de los trabajadores indocumentados. de losagricultores en pequeño. los trabajadores agrícolas o jornaleros y losrefugiados. Aboga por las necesidades de la gente que sufre hambre o falta 27
  28. 28. Cuáquerosde vivienda adecuada, o de personas desempleadas y sin hogar,ayudándoles a identificar sus problemas y buscar soluciones. Losprogramas del CSAA pueden encontrarse lo mismo en reservacionesindígenas que en escuelas secundarias, zonas rurales, ciudades populosas yprisiones.De esta experiencia directa con las comunidades surge un entendimiento desus situaciones que se utiliza para afectar la opinión pública y las políticasgubernamentales respectivas.La pazLa fe de los Amigos está opuesta a la guerra y propone la reconciliación ylas soluciones noviolentas a los conflictos humanos. En más de 25comunidades por todo el país los programas del CSAA educan al públicosobre la realidad de lugares tan explosivos como el Medio Oriente,Centroamérica, África del Sur, Asia y la región del Pacifico enfocándoseprincipalmente en el papel de la política estadounidense en esas áreaCon frecuencia se trabaja con otros grupos pacifistas u organizacionesreligiosas y comunitarias en al tarea de detener, la intervención militar, elsistema de apartheid, las violaciones de derechos humanos y el crecimientodel presupuesto militar, que ha sobrepasado ya la capacidad de los EstadosUnidos de responder a las necesidades humanas.El personal del CSAA analiza e interpreta los hechos y transmite susperspectivas a las organizaciones religiosas y comunitarias, a los lideresgubernamentales, a las escuelas y al público en general a través deprogramas de diapositivas, los medios masivos de difusión, conferencias, folletos, ponencias y reportes sobre investigaciones originales. De vez en cuando alguien pregunta por el significado de la estrella rojinegra, que ya tiene 117 años de existir. El símbolo fue utilizado por primera vez por el Fondo del Daily News de Londres, que socorría a los campesinos franceses durante laguerra francoprusiana. Al mismo tiempo los vagones de comida y lasambulancias de los Amigos ostentaban por un lado la insignia de la uniónbritánica, y por otra la cruz roja, creando gran confusión. En noviembre de1870 el periódico Daily News invitó a los cuáqueros a compartir suemblema, añadiendo el letrero Fondo de Socorro Cuáquero." Desdeentonces la estrella doble ha sido un símbolo de compasión y auxilio enmedio de muchas catástrofes, El CSAA la adoptó seis meses después de sufundación, en 1917. 28
  29. 29. CuáquerosReproduzco el capítulo dedicado a los cuáqueros que se encuentra en elsegundo volumen de "Historia del cristianismo", escrito por Justo L.González, y publicado por Unilit. Creo que, como introducción a loscuáqueros, os será suficiente. Entre paréntesis introduciré alguna aclaraciónque yo crea importante.JORGE FOX Y LOS CUÁQUEROS.Jorge Fox nació en una pequeña aldea de Inglaterra en 1624, el mismo añoen que murió Boehme (Jacobo Boheme fue quizás el primer"espiritualista", pero estaba más cerca al ocultismo que al cristianismo enmuchos aspectos). Sus padres, de origen humilde, lo hicieron aprendiz dezapatero. Pero a los diecinueve años, disgustado con las costumbres dealgunos de sus compañeros, y sintiéndose impulsado por el Espíritu deDios, abandonó su oficio y se dedicó a vagar por el país, asistiendo aasambleas religiosas de diversas sectas (es decir, distintas denominaciones)y buscando la iluminación de lo alto, al tiempo que se dedicaba a estudiarlas Escrituras hasta el punto que se decía que las sabía de memoria (cosaque suelen ignorar los que le acusan de no basar sus doctrinas en la Bibliasino en la "inspiración" divina). Poco a poco se fue convenciendo de que,no sólo la religión tradicional de los católicos, sino también la de losmuchísimos grupos protestantes, dejaba mucho que desear, y que buenaparte de ella le repugnaba a Dios.Andando de lugar en lugar, a veces pasando hambre, otras en medio deangustias internas, y otras alentado e inspirado por sus experienciasreligiosas, Fox fue formando sus convicciones contra todas las diversassectas que pululaban entonces en el país. (De hecho Fox fue el "azotedivino" contra los ranters, los cuales creían, entre otras barbaridades, quetodo cristiano era como Dios)Si Dios no habita en casas hechas de manos ¿por qué llamar "iglesias" aesos edificios en que las gentes se reúnen? Fox los llamaba entonces "casascon campanarios". Y todos los pastores que recibían salarios no eran sino"sacerdotes", por muy protestantes que fuesen, y "asalariados", aunque sellamasen pastores. Los himnos, los órdenes de culto, los sermones, lossacramentos, los credos, los ministros, todo era un obstáculo humano a lalibertad del Espíritu.Frente a estas cosas, Fox coloca la "luz interior". Esta luz es una semillaque existe en los seres humanos, y es el verdadero camino que debemos 29
  30. 30. Cuáquerosseguir para encontrar a Dios (inexplicablemente, el profesor Justo Gonzálezno señala que los cuáqueros creen que esa luz interior es realmente Cristo,o al menos la luz que Cristo pone en cada corazón humano, como vemos enJuan 1:9). La doctrina calvinista de la corrupción total de la humanidad leparecía una negación del amor de Dios y de su propia experiencia. Alcontrario, decía él, en toda persona queda una luz interna, por muyeclipsada que esté por el momento. A su vez, esto quiere decir que, graciasa ella, los paganos pueden salvarse (por supuesto, siempre que acepten aesa luz, que no es otro que Cristo, como guía de sus vidas). Empero esa luzno ha de confundirse con el intelecto ni con la conciencia. No se trata deuna razón natural, como la de los deístas, ni tampoco de una serie deprincipios de conciencia que señalen hacia Dios. Se trata más bien de algoque hay en nosotros que nos permite reconocer y aceptar la presencia deDios. Es por la luz interna que reconocemos a Jesucristo como quien es(como he señalado, Cristo es la luz que ilumina a todo hombre); y estambién gracias a ella que podemos creer y entender las Escrituras (estoestá relacionado con lo que se nos enseña en 1 Cor 2 y, sobre todo, con 1Juan 2:27. Este último versículo ha sido uno de los pilares básicos de loscuáqueros). Luego, en cierto sentido, la comunicación con Dios mediante laluz interna es anterior a todo medio externo (Una de las historias más bellasde la Biblia y más clarificadora de la doctrina cuáquera sobre la "luzinterior" y sobre la capacidad de un no-creyente de conocer a Dios, es laque se nos relata en Hechos sobre Cornelio).Aunque sus más allegados conocían algo del fuego interno que consumía aFox, durante varios años éste se abstuvo de proclamar lo que creía haberdescubierto acerca del verdadero sentido de la fe cristiana. Era la época enque existía en Inglaterra la multitud de sectas a que nos hemos referidoanteriormente, y Fox asistía a muchas de sus reuniones sin sentirse a gustoen ninguna. Por fin, en una asamblea de bautistas, se sintió movido por elEspíritu y comenzó a exponer sus opiniones. Pronto tuvo varios seguidores,y no faltó quien tuviera visiones acerca de la gran misión que Dios teníareservada para el nuevo profeta (más bien eran visiones sobre lo que iba asignificar el nuevo movimiento que sobre el propio Fox, aunque tambiénFox era protagonista de varias de aquellas visiones. Aquellas visiones sevieron cumplidas con creces, lo que da fe de su origen divino).Repetidamente, Fox se sintió movido por el Espíritu a hablar u orar enalguna asamblea religiosa. Frecuentemente de tales intervenciones surgíandebates, en los que se mostraba firme y convincente (fruto de su dominiode las Escrituras). En ocasiones (muchísimas), sus palabras no eran bienrecibidas, y lo golpeaban o echaban a pedradas (leyendo su autobiografía,es espeluznante el ver las atrocidades que se cometieron contra él y susseguidores. Nada nuevo bajo el sol. A los primeros cristianos les pasabantambién cosas así). Pero esto no le arredraba, y pronto se encontraba en otra 30
  31. 31. Cuáqueros"casa con campanario", interrumpiendo el culto y proclamando su mensaje.El número de sus seguidores creció rápidamente. Al principio se daban a símismos el nombre de "hijos de la luz" (1ª Tes 5:5). El propio Fox preferíadarles sencillamente el título de "amigos" (así es como gustan de llamarselos cuáqueros -Hech 27:3, Juan 15:14). Pero el pueblo, viendo que suexaltación religiosa era tal que temblaban, dio en llamarles "cuáqueros" -del inglés quake, temblar-, a la postre ése fue su nombre más común (Nohay quien, no sin razón, opina que los cuáqueros eran los pentecostales deaquella época.)Puesto que Fox y los suyos creían que toda estructura en el culto podíaobstaculizar la obra del Espíritu, el culto de los "amigos" se celebraba (y secelebra) en silencio. Si alguien se sentía llamado a hablar o a orar, lo hacía.Cuando el Espíritu las impulsaba a ello, las mujeres tenían tanto derecho ahablar o a orar en voz alta como los hombres. El propio Fox no iba a talesreuniones preparado a decir un discurso, sino que sencillamente dejaba queel Espíritu lo moviera (no creáis que Pablo hacía algo muy diferente enmuchas ocasiones). En ocasiones, aun cuando había numerosas personasreunidas para escucharlo, se negó a hablar, o a orar en voz alta, porque nose sentía movido por el Señor. De igual modo, los cuáqueros no creían enlos sacramentos, pues decían que el agua del bautismo, y el pan y el vino dela comunión, hacían centrar la atención sobre lo material, y ocultaban aDios en lugar de revelarlo (respecto al bautismo, su opinión era, y es, quesomos bautizados en el Espíritu, a diferencia del bautismo en aguapracticado por Juan el bautista y sus seguidores). Este fue el principal puntode conflicto entre los cuáqueros y los boehmistas, quienes continuabanusando de los sacramentos aunque llamándolos "ordenanzas". (Yo creo quelas coincidencias entre los cuáqueros y los boehmistas son meramentetangenciales).Al mismo tiempo, Fox sabía que su énfasis en la libertad del Espíritu podíallevar a un individualismo excesivo. Repetidamente en la historia delcristianismo se han dado movimientos que han subrayado hasta tal punto lalibertad del Espíritu para hablar en cada persona, que a la postre se handisuelto, pues sus miembros insistían en ir cada cual por su lado. Frente aese peligro, Fox respondió subrayando la importancia de la comunidad ydel amor. En las reuniones de los amigos no se sometían a votación losasuntos que se discutían. Si no se llegaba a un acuerdo, se posponía ladecisión, a veces volviendo al silencio hasta que alguien recibiera unainspiración que resolviera la dificultad, y otras dejando el asunto para otraocasión. De ese modo, cuando había algún desacuerdo, lo que se hacía noera ver qué bando lograba más votos, sino buscar una solución aceptablepara todos. (Esa actitud de los cuáqueros es absolutamente admirable y esun testimonio del espíritu de tolerancia de esas gentes. Tened en cuenta quesiempre buscaban la inspiración del Espíritu para solucionar cualquier 31
  32. 32. Cuáquerosproblema. Eso era más efectivo que una simple votación)Las prédicas y prácticas de Fox y los suyos no eran del agrado de muchos.Los jefes religiosos (cual nuevos fariseos) no gustaban de estos "fanáticos"capaces de interrumpir sus servicios religiosos para discutir sobre lasEscrituras o para orar en voz alta (Esos líderes ignoraban conscientementeque precisamente eso es lo que hacía Pablo cuando, al llegar a una nuevaciudad, lo primero que hacía era visitar la sinagoga de aquel lugar. Y noolvidemos la "interrupción" en el mismísimo Templo de Jesucristo). Lospoderosos veían la necesidad de escarmentar a estos "amigos" que senegaban a pagar diezmos (Gál 5:4), a prestar juramentos (Mat 5:33-37), ainclinarse ante sus "mejores" (Santg 2:1-4), o a descubrirse ante cualquieraque no fuese Dios (la típica imagen del cuáquero era la de un hombre consombrero, que no se lo quitaba ante nadie). Además, decían los cuáqueros,si tratamos de "Tú" a Dios, ¿por qué mostrar más respeto hacia nuestrossemejantes? La dificultad estaba en que muchos de esos semejantes estabanacostumbrados a que se les rindiera pleitesía (Lucas 20:46), y la ausenciade ella les parecía una falta de respeto y una insubordinación intolerables.En consecuencia, Fox fue maltratado repetidamente, y pasó un total de seisaños en prisión. La primera vez fue encarcelado por interrumpir a unpredicador que decía que la verdad última estaba en las Escrituras, yargüiré que estaba más bien en el Espíritu Santo que las había inspirado(fantástico argumento, por cierto). Otras veces se le encarceló porblasfemo, y otras se le acusó de conspirar contra el gobierno. En algunoscasos se intentó librarle mediante un perdón por parte de las autoridades, yen esas ocasiones se negó a aceptarlo, diciendo sencillamente que no eraculpable, y que aceptar un perdón sería por tanto faltar a la verdad (algosimilar pasó en Hechos 4:18-20). En otra oportunidad, cuando estaba apunto de cumplir una condena de seis meses por blasfemia, se le invitó aunirse al ejército republicano. Fox se negó, pues no creía que un cristianodebía apelar a otras armas que las de índole espiritual (que era exactamentelo mismo que pensaban los cristianos hasta que llegó Constantino). Laconsecuencia fue una nueva pena de seis meses de prisión (por tanto, unaño en total). A partir de entonces los cuáqueros se han distinguido por lafirmeza de sus convicciones pacifistas.Cuando no estaba preso, Fox pasaba parte del tiempo en su casa deSwarthmore, que vino a ser el cuartel general de los amigos. Pero el restolo pasaba viajando por Inglaterra y el extranjero, visitando asambleas decuáqueros y llevando su mensaje a nuevas regiones. Primero fue a Escocia,donde se le acusó de sedicioso; después a Irlanda; más tarde pasó dos añosen el Caribe y Norteamérica; y por último hizo dos visitas al continenteeuropeo (a Holanda y Alemania). En todos estos lugares el movimiento seextendía, y a la muerte de Fox, en 1661, sus seguidores se contaban pordecenas de millares. 32
  33. 33. CuáquerosEsos seguidores fueron también perseguidos (por los "protestantes").Repetidamente se les encarcelaba, acusándoles de ser vagabundos, deblasfemar, de incitar a motines, o de no pagar los diezmos (comparar conlas acusaciones contra Cristo). Cuando, en 1664, Carlos II prohibió lasasambleas religiosas, otros grupos continuaron reuniéndose en secreto.Pero los cuáqueros decidieron hacerlo en público, y millares de ellos fueronencarcelados. Cuando, en 1689, Jaime II promulgó la tolerancia religiosa,los cuáqueros contaban con varios centenares de mártires, que habíanmuerto en la cárcel. (Como veis, no sólo Roma es culpable)El más famoso de los seguidores de Fox fue Guillermo Penn, cuyo nombrelleva el actual estado norteamericano de Pennsylvania. Penn era hijo de unalmirante británico, quien se esforzó en proveerle la mejor educaciónposible. Pero mientras era estudiante, el joven Guillermo se hizo puritano.Después su madre lo mandó a Francia, donde estudió bajo célebresmaestros hugonotes. De regreso a Inglaterra se hizo cuáquero en 1667.Algún tiempo más tarde, su enfurecido padre lo echó de la casa. Pero Pennno se arredró, sino que continuó dando muestras de sus conviccionescuáqueras, y hasta tuvo que pasar siete meses preso en la Torre de Londres.Se dice que en esa ocasión le hizo llegar al Rey un mensaje en el sentido deque la Torre era el peor de los argumentos para tratar de convencerlo, yaque, no importa quién tenga la razón, quien usa de la fuerza por motivosreligiosos está necesariamente errado (lo cual es una verdad como untemplo de grande). Por fin, gracias a la intervención de su padre y de otraspersonas de prestigio, fue libertado, y entonces pasó varios años viajandopor Europa, escribiendo tratados en defensa de los amigos, y estableciendoun hogar.Empero sus argumentos en pro de la tolerancia religiosa no eran bienrecibidos y hasta se llegaba a decir que era jesuita, y que lo que deseaba erasencillamente devolverles a los católicos los privilegios que habían perdido(desde luego, algunos hacían el ridículo con esas acusaciones tan absurdas).Fue entonces que Penn concibió la idea de lo que llamó su "experimentosanto". Algunos amigos le habían hablado de Nueva Jersey, enNorteamérica. Puesto que la corona le debía una fuerte suma de dinero, yno estaba deseosa de pagarla en metálico, Penn logró que Carlos II leconcediera territorios en lo que hoy es Pennsylvania. Su propósito erafundar una nueva colonia en la que hubiera completa libertad religiosa.Anteriormente otros ingleses habían fundado varias colonias enNorteamérica. Pero, excepto Rhode Island, la intolerancia reinaba pordoquier. En Massachusetts, la más intolerante de todas, se perseguía a loscuáqueros, y se les condenaba a destierros, mutilaciones y hasta muerte(como botón de muestra os diré que una de las torturas típicas era taladrarla lengua de los cuáqueros. Por supuesto, todo en el nombre de Dios. Sieliminaban sin ningún miramiento a los nativos, no había ninguna razón 33
  34. 34. Cuáquerospara no eliminar a los que no eran de la religión "oficial" del estado). Loque ahora Penn se proponía hacer era una nueva colonia en la que cada cualpudiera adorar como mejor le pareciera. Pero había otro elemento de ese"experimento santo" que lo hacía parecer todavía más descabellado.Aunque la corona inglesa le había concedido esas tierras, Penn se proponíacomprárselas a los indios, que según él creía eran sus legítimos dueños, yestablecer con ellos relaciones tan cordiales que no hubiera necesidad defuerzas armadas para defender a los colonos (desde luego, si el modelocuáquero hubiese sido el modelo a seguir en el resto de Norteamérica lascosas hubieran sido muy diferentes. Pero no fue así, sino todo lo contrario.No es extraño que prácticamente los únicos que tenían éxito evangelizandoa los nativos fueron los cuáqueros). La capital del santo experimentollevaría el nombre de "Filadelfia", que quiere decir "amor fraternal".Por muy descabellado que algunos dijeran ser el experimento de Penn,pronto hubo gran número de personas, no sólo en Inglaterra, sino tambiénen otros países de Europa, dispuestas a tomar parte en él. Muchos de elloseran cuáqueros, y por tanto los seguidores de Fox dominaron la vidapolítica de la nueva colonia por algún tiempo. Pero no faltaron gentes dediversas persuasiones. Bajo la dirección de Penn, quien fue el primergobernador de la nueva colonia, las relaciones con los indios fueronexcelentes, y durante largo tiempo se pudo cumplir el sueño de Penn, deuna colonia sin fuerzas armadas. Cuando, tres cuartos de siglo después defundada la colonia -es decir, en 1756- el Gobernador les declaró la guerra alos indios, los cuáqueros se retiraron de sus cargos públicos. Pero latolerancia religiosa que era parte fundamental del "santo Experimento" dePenn pasó a formar después parte de la Constitución norteamericana, ytambién de las de muchas otras naciones. (Lástima que no sirviera paraevitar la legitimación del espíritu de violencia que podemos ver en laenmienda que permite a todos los norteamericanos poseer armas de fuego)Ahí acaba el capítulo dedicado a los cuáqueros en el libro anteriormentenombrado. La evolución en los siglos posteriores de los amigos ha sidomuy desigual. Hubo grupos de cuáqueros que acabaron dando cada vezmás importancia a las "revelaciones" espirituales, en detrimento de lasEscrituras. Incluso cuando esas revelaciones iban claramente en contra dela Biblia, se decía que había que creer en las revelaciones del Espíritu. Coneso, lo único que hacían era ignorar el hecho de que el mismísimo Foxutilizó la Biblia como legitimadora de todas sus doctrinas. Esos cuáquerosson lo que ahora se llama el ala liberal del cuaquerismo. Pero, gracias aDios, en las últimas décadas los cuáqueros tradicionales vuelven a levantarla bandera que hace tres siglos fue alzada por un hombre de Dios. Quierotambién destacar que los cuáqueros han recibido por dos veces el premioNobel de la Paz y que su labor social de ayuda a los necesitados y dedefensa de los derechos humanos es mundialmente reconocida. No en 34
  35. 35. Cuáquerosvano, el sistema penitenciario norteamericano, cuyas cárceles eran pocomenos que lugares indignos para las ratas, fue modificado gracias a la laborde una mujer que era cuáquera.Recordad que las frases entre paréntesis son comentarios míos y no delescritor del capítulo. Dios os bendiga LuisCómo utilizar este folletoSiendo fieles testigos: sirviendo a Dios en un mundo que cambia es el temade la 21a. Trienal del CMCA. Nos invita a reunir las diferentes formas enque todos/as seguimos el llamado que compartimos, en el contexto denuestras diferentes culturas, experiencias y tradiciones Cuáqueras. Este folleto se ofrece para que lo utilicen los Amigos que piensan asistira la Trienal, los grupos de Amigos que ellos representan, y los Amigos enjuntas e iglesias en todas partes. Contiene catorce reflexiones sobreaspectos del tema por Amigos de una variedad de culturas Cuáqueras. Cadacontribución surge de la experiencia auténtica de un miembro de nuestrafamilia mundial de Amigos, cada uno/a buscando ser fiel según suinspiración personal. Las trienales del CMCA y las conferencias mundialesde los Amigos ofrecen preciosas oportunidades para que los Amigos dedistintas culturas se conozcan en persona, cara a cara para adorar juntos,escucharse unos a otros y compartir lo que significa ser Amigo. Este folletoes una manera de participar en esa oportunidad. Al aprender unos de otrosqué ha sido nuestra experiencia de Dios, nuestra tarea no es juzgar, sinomás bien estar abiertos a la verdad vista desde la perspectiva de nuestros/ashermanos y hermanas. Es posible que esto amplie nuestro entendimiento delo que significa ser Amigo. Se ofrecen estos ensayos para la lectura y reflexión individual o engrupos. Los ha editado y organizado para nosotros David Blamires, editorde Friends Quarterly [Revista Trimestral de los Amigos] y Presidente delComité para las Relaciones Mundiales Cuáqueras de la JA Británica.Esperamos que, junto con las preguntas que los siguen, sirvan de estímulopara la reflexión personal y compartida. Sugerimos que escojan por lomenos un ensayo que refleje una tradición Cuáquera distinta de la suya. Altomar parte en este estudio, los Amigos pueden participar en la Trienal yayudar a sus representantes a prepararse para la experiencia. En la Trienalmisma se alentará a los grupos de adoración y discusión a que pasen algúntiempo trabajando sobre el tema de la Trienal por medio de estos ensayos ypreguntas.Octubre 2002 35
  36. 36. Cuáqueros Comité Internacional de PlaneaciónContenido páginaCómo utilizar este folletoAtendiendo fielmente a Dios David Blamires JA Británica 1Testimonio Elizabeth Yano JA de Bware 2La historia de Nadia Max Carter JA de Carolina del Norte (FUM) 3Siervo/a de Dios Angella Beharie JA de Jamaica 4Testimonio de fidelidad Rachel Muers JA Británica 5El mensaje Cuáquero Helmer Batista JA de Carolina del Norte (FUM) 7Verdades inmutables Phyllis Short JA de Aotearoa/Nueva Zelandia 8Afirmación Susannah Brindle JA de Australia 9Fuego en nuestros corazones Diego Chuyma INELA Bolivia 36
  37. 37. Cuáqueros 11Testimonio Anne Thomas JA de Canadá 12Proclamando las buenas nuevas Dan Cammack JA Noroeste 13Vigilia por la paz Misha Roschin Junta Mensual de Moscú 15Testigos fieles Kenneth Co Junta Mensual de Hong Kong 17Estableciendo las bases parael testimonio fiel Val Liveoak JA Central Sur 18Atendiendo fielmente a DiosDavid Blamires (Editor) Junta Anual Británica Ha sido para mí una tarea amena y provechosa el editar estascontribuciones al estudio del tema de la Trienal, Siendo fieles testigos:sirviendo a Dios en un mundo que cambia. Cada colaborador/a escribedesde su propia experiencia y sus antecedentes culturales Cuáqueros,queriendo dar gracias, alentarse unos a otros, compartir descubrimientos ypreguntas. Debemos dar gracias por estas respuestas perspicaces frente altema de la Trienal. Espero que cada lector pueda apreciar el espíritu alfondo de lo que cada colaborador/a ha escrito, porque hay desafíos paracada uno/a de nosotros/as. Lo que más me ha llamado la atención es el darme cuenta de lo muchoque nos une. Al centro de nuestro testimonio están nuestra búsqueda, 37

×