Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Hora santa amor
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Hora santa amor

  • 4,071 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
4,071
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
25
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. HORA SANTA – 1º JUEVES  DE ABRIL 2006<br />1. GUÍA: Estamos reunidos para orar por las vocaciones, en este 1º jueves de mes. Nos encaminamos decididamente a celebrar el misterio central de nuestra fe: el misterio Pascual de Jesucristo en la próxima Semana Santa. En esta Pascua, Jesucristo nos llama a vivir como él, Muertos al pecado y vivos para Dios. Jesús nos llama a renovar nuestra consagración bautismal. Nos llama a decir que sí a su amor, nos llama a vivir como hijos de Dios, hermanos suyos y de todos los hombres. Y quiere que le respondamos con generosidad, con la entrega de la propia vida, edificando su Reino, como sacerdotes, consagrados, matrimonios, laicos, padres de familia, considerando al “hermano, como don de Dios para mí” (Canto de adoración, exposición del Santísimo) <br />2. Exposición del Santísimo (Bendito y alabado  sea... se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria)<br />3. GUÍA: Señor Jesús, adoramos tu presencia entre nosotros y te damos gracias por haberte hecho nuestro hermano y salvador. Gracias por haberte quedado presente en la Eucaristía. Gracias por tu pasión y muerte redentora. Gracias por tu resurrección. Gracias por hacernos hijos de Dios y hermanos.  Señor Jesucristo, hijo obediente del Padre Dios, que has entregado tu vida en la cruz por amor a todos los hombres, haz que muchos jóvenes, hombres y mujeres quieran consagrar sus vidas en el sacerdocio y la vida consagrada para actualizar tu entrega de amor por todos. (Silencio)<br />4. Canto:  “Señor, Tú me llamas por mi nombre, desde lejos....” <br />5. PALABRA DE DIOS: Evangelio según San Mateo 26,26-29<br />6. GUÍA: El misterio pascual de Pasión, muerte y resurrección de Jesús se hace presente de forma muy viva en el ministerio sacerdotal. De hecho, Jesús instituye el sacerdocio cristiano en la última cena, juntamente con la Eucaristía y la caridad.  Jesús es el buen Pastor anunciado;  Aquel que conoce a sus ovejas una a una, que ofrece su vida por ellas y que quiere congregar a todos en " un solo rebaño y un solo pastor" Es el Pastor que ha venido " no para ser servido, sino para servir" , el que, en la escena pascual del lavatorio de los pies, deja a los suyos el modelo de servicio que deberán ejercer los unos con los otros, a la vez que se ofrece libremente como cordero inocente inmolado para nuestra redención. Con el único y definitivo sacrificio de la cruz, Jesús comunica a todos sus discípulos la dignidad y la misión de sacerdotes de la nueva y eterna Alianza. (Silencio) <br />7. Canto: “Llegada la hora del retorno al Padre, sabiendo que iba........” <br />8. PALABRA DE DIOS:  Lectura de la 1º Carta del apóstol San Pedro 5, 1 – 4  <br />9. GUÍA:  Los presbíteros son, en la Iglesia y para la Iglesia, una representación sacramental de Jesucristo, Cabeza y Pastor, proclaman con autoridad su palabra; renuevan sus gestos de perdón y de ofrecimiento de la salvación, principalmente con el Bautismo, la Penitencia y la Eucaristía; ejercen, hasta el don total de sí mismos, el cuidado amoroso del rebaño, al que congregan en la unidad y conducen al Padre por medio de Cristo en el Espíritu. En una palabra, los presbíteros existen y actúan para el anuncio del Evangelio al mundo y para la edificación de la Iglesia, personificando a Cristo, Cabeza y Pastor, y en su nombre. Dice el Prefacio de la Misa Crismal: " Constituiste a tu único Hijo Pontífice de la Alianza nueva y eterna por la unción del Espíritu Santo, y determinaste, en tu designio salvífico, perpetuar en la Iglesia su único sacerdocio. Él no sólo ha conferido el honor del sacerdocio real a todo su pueblo santo, sino también, con amor de hermano, ha elegido a hombres de este pueblo, para que, por la imposición de las manos, participen de su sagrada misión. Ellos renuevan en nombre de Cristo el sacrificio de la redención, y preparan a tus hijos al banquete pascual, donde el pueblo santo se reúne en tu amor, se alimenta de tu palabra y se fortalece con tus sacramentos. Tus sacerdotes, Señor, al entregar su vida por Ti y por la salvación de los hermanos, van configurándose a Cristo, y así dan testimonio constante de fidelidad y amor" .(Silencio) 10. Canto: “Para que mi amor no sea un sentimiento,... Más allá de mis miedos más allá...” <br />11. PALABRA DE DIOS: Lectura de la 1º carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1, 18 – 31 <br />12. GUÍA: En la contemplación de Cristo crucificado se inspiran todas las vocaciones; también, la vida consagrada. Después de María, Madre de Jesús, Juan, el discípulo que Jesús amaba, el testigo que junto con María estuvo a los pies de la cruz, recibió este don. Su decisión de consagración total es fruto del amor divino que lo envuelve, lo sostiene y le llena el corazón. Juan, al lado de María, está entre los primeros de la larga serie de hombres y mujeres que, desde los inicios de la Iglesia hasta el final, tocados por el amor de Dios, se sienten llamados a seguir al Cordero inmolado y viviente, dondequiera que vaya. La persona consagrada, en las diversas formas de vida suscitadas por el Espíritu a lo largo de la historia, experimenta la verdad de Dios Amor de un modo tanto más inmediato y profundo cuanto más se coloca bajo la Cruz de Cristo. Aquel que en su muerte aparece ante los ojos humanos desfigurado y sin belleza hasta el punto de mover a los presentes a cubrirse el rostro, precisamente en la Cruz manifiesta en plenitud la belleza y el poder del amor de Dios. La vida consagrada refleja este esplendor del amor, porque confiesa, con su fidelidad al misterio de la Cruz, creer y vivir del amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. <br />13. Canto: “Señor, toma mi vida nueva, antes de que la espera....”<br />14. Guía: La Vida consagrada contribuye a mantener viva en la Iglesia la conciencia de que la Cruz es la sobreabundancia del amor de Dios que se derrama sobre este mundo, el gran signo de la presencia salvífica de Cristo. Y esto especialmente en las dificultades y pruebas. Es lo que testimonian continuamente y con un valor digno de profunda admiración un gran número de personas consagradas, que con frecuencia viven en situaciones difíciles, incluso de persecución y martirio. Su fidelidad al único Amor se manifiesta y se fortalece en la humildad de una vida oculta, en la aceptación de los sufrimientos para completar lo que en la propia carne " falta a las tribulaciones de Cristo" , en el sacrificio silencioso, en el abandono a la santa voluntad de Dios, en la serena fidelidad incluso ante el declive de las fuerzas y del propio ascendiente. De la fidelidad a Dios nace también la entrega al prójimo, que las personas consagradas viven no sin sacrificio en la constante intercesión por las necesidades de los hermanos, en el servicio generoso a los pobres y a los enfermos, en el compartir las dificultades de los demás y en la participación solícita en las preocupaciones y pruebas de la Iglesia. (Silencio) <br />15. Canto: “Cuanto he esperado este momento.... Pues nadie te ama como yo....”<br />15. Preces: (de la estampa el sacerdote y el guía)  " Señor Jesús, que mostrando a tus discípulos...<br />16. Oración por las vocaciones: Guía: Todos juntos rezamos de la estampa la oración de Pablo VI. “Oh Jesús, divino pastor de las almas....”<br />17. Canto Eucarístico o  Tantum ergo.<br />18. Aclamaciones eucarísticas. Bendición final. Canto a la Virgen: “Junto a Ti, María, como un niño.....”<br />N.B.: recuerden que este es sólo un esquema indicativo, pueden usarlo de la mejor manera que se adecue a su comunidad. <br />PRECES POR LAS VOCACIONES.(De la estampa de Obra de Vocaciones - Tucumán)<br />SACERDOTE: Señor Jesús, que mostrando a tus discípulos los campos llenos de mieses, les mandaste orar pidiendo al dueño de la mies que envíe obreros a su heredad; escucha benigno nuestras súplicas y concédenos muchas vocaciones y santos sacerdotes.<br />GUÍA:            Respondemos: “Danos muchas vocaciones y santos sacerdotes”<br />Para que no deje de celebrarse la Eucaristía, fuente de nuestra vida cristiana. Danos muchas... <br />Para que siempre escuchemos la Palabra de Dios, luz y fortaleza en nuestro caminar. Danos muchas... <br />Para que alcancemos el perdón de nuestros pecados, reconciliándonos con Dios y nuestros hermanos. Danos muchas... <br />Para que todos sepamos compartir el pan, la vida y la esperanza. <br />Para que vivifiques nuestras comunidades cristianas, puestas en medio del mundo como signo de tu Redención. Danos muchas... <br />Para que a los pobres, a los enfermos, a los niños, a los ricos, a los jóvenes, a todos los hombres, llegue la Buena Nueva. Danos muchas... <br />SACERDOTE:           Señor Jesucristo, concédenos lo que te pedimos: muchas vocaciones y santos sacerdotes; alienta la generosidad de los jóvenes, aviva la conciencia y la responsabilidad de todos, haciéndonos comprender que la Iglesia vive por tus ministros y que no podemos hacer obra mejor que ayudarla a tenerlos. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.<br />ORACIÓN POR LAS VOCACIONES <br /> <br />¡Oh Jesús!, divino pastor de las almas, que llamaste a los apóstoles para hacerlos pescadores de hombres: atrae hacia Ti las almas ardientes y generosas de los jóvenes para hacerlos tus seguidores y ministros.Hazlos partícipes de tu sed de redención universal, por la cual renuevas tu sacrificio sobre tus altares.Descúbreles el horizonte del mundo entero donde la silenciosa súplica de tantos hermanos pide la luz de la verdad y el calor del amor, para que respondiendo a tu llamado prolonguen aquí en la tierra tu misión, edifiquen tu Cuerpo Místico, la Iglesia, y sean sal de la tierra y luz del mundo.Extiende, Señor, tu llamado a muchas almas generosas e infúndeles el ansia de la perfección evangélica y de la entrega al servicio de la Iglesia y de los hermanos necesitados de asistencia y caridad. Amén.  Pablo VI<br />ORACIÓN POR LAS VOCACIONES“El llamado a la vida consagrada”   Juan Pablo II (1997) <br />Padre santo y providente, tú eres el Dueño de la vid y de la mies y a cada uno das el trabajo y la justa   recompensa. En tu designio de amor llamas a los hombres a colaborar contigo en la salvación del mundo. Te damos gracias por Jesucristo, tu Palabra viva, que nos ha redimido de nuestros pecados y está entre  nosotros para socorrernos en nuestra pobreza.  Guía la grey a la que has prometido el Reino. Manda  nuevos obreros a tu mies e infunde en los corazones de los pastores fidelidad a tu proyecto de salvación, perseverancia en la vocación y santidad de vida.  Cristo Jesús, que en las riberas del mar de Galilea  llamaste a los Apóstoles y los constituiste fundamento de la Iglesia y portadores de tu Evangelio, sostén en este momento de la historia a tu pueblo en camino. Infunde valor a aquellos que has llamado a seguirte en la senda del sacerdocio y de la vida  consagrada, para que puedan fecundar el campo de Dios con la sabiduría de tu Palabra. Hazlos instrumentos dóciles de tu amor en el servicio diario a los hermanos.  Espíritu de santidad, que infundes tus dones en todos los creyentes y, particularmente, en los llamados  a ser ministros de Cristo, ayuda a los jóvenes a descubrir el atractivo de la llamada divina. Enséñales el verdadero camino de la oración, que se nutre con la Palabra de Dios. Ayúdales a escrutar los signos de los tiempos, para ser intérpretes fieles del Evangelio y portadores de salvación. María, Virgen de la escucha y del Verbo hecho carne en tu seno, ayúdanos a estar disponibles a la Palabra del Señor, para que, acogida  y meditada, crezca en nuestro corazón. Ayúdanos a vivir como tú la bienaventuranza de los creyentes y a dedicarnos con incansable caridad a la evangelización de los que buscan a tu Hijo. Ayúdanos a servir a cada hombre, haciéndonos agentes de la Palabra escuchada, para que permaneciéndole fieles encontremos nuestra felicidad en practicarla. ¡Amén! <br />HORA SANTA-06<br />MONICIÓN DE ENTRADA: <br /> CANTO:<br />+Si conocieras cómo te amo, si conocieras cómo te amo, dejarías de mendigar <br />cualquier amor. +Si conocieras cómo te amo, si conocieras cómo te amo, dejarías de vivir sin amor. +Si conocieras cómo te amo, cómo te amo serías más feliz. <br />+Si conocieras cómo te busco, si conocieras cómo te busco dejarías que te hablara al corazón. +Si conocieras cómo te busco, cómo te busco, escucharías más mi voz. <br />+Si conocieras cómo te sueño, si conocieras cómo te sueño, me preguntarías <br />lo que espero de ti. +Si conocieras cómo te sueño, si conocieras cómo te sueño buscarías lo que he pensado para ti. +Si conocieras cómo te sueño, cómo te sueño, Pensarías más en mí. <br />1º MEDITACIÓN: SI CONOCIERAS CÓMO TE AMO. <br />SILENCIO. <br />CANTO: ME HAS SEDUCIDO, SEÑOR. <br />1.- Señor, no soy nada. ¿Por qué me has llamado? Has pasado por mi puerta y bien sabes que soy pobre y soy débil. ¿Por qué te has fijado en mí? <br />Me has seducido, Señor, con tu mirada. Me has hablado al corazón y me has querido. Es imposible conocerte y no amarte. Es imposible amarte y no seguirte. ¡Me has seducido, Señor! <br />2.- Señor, yo te sigo, y quiero darte lo que pides, aunque hay veces que me cuesta darlo todo. Tú lo sabes, yo soy tuyo. Camina, Señor, junto a mí Me has seducido, Señor…. <br />3.- Señor, hoy tu nombre, es más que una palabra: es tu voz que hoy resuena en mi interior, y me habla en el silencio. ¿Qué quieres que haga por ti? Me has seducido, Señor…. <br />2º MEDITACIÓN: ¿DE DÓNDE PROCEDE EL AMOR? SILENCIO <br />PROPUESTA DE JESÚS: <br />CANTO: Cerca de ti, Señor, quiero morar, tu grande y tierno amor, quiero gozar. Llena mi pobre ser, limpia mi corazón; hazme tu rostro ver en la aflicción (2) <br />1.-Ama al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente. (Mt 22,37) 2.-Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos” (Mt 5,44-35) <br />3.- Yo soy la luz del mundo; El que siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida. (Jn 8,12) 4.-Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros” (Jn 13,34) <br />5.-”Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al dinero” (Mt 6,24) 6.-”No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, Y con la medida con que midáis se os medirá” <br />(Mt 7,1-2) 7.-”Todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre” (Mt 13,50) 8.-”El que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor” (Mt 20,26) <br />SILENCIO. <br />TERCERA MEDITACIÓN. <br />SALMO 22: <br />CANTO: Os doy un mandato nuevo (2), que os améis, que os améis, como yo os he amado (2). <br />A.-El Señor es mi pastor, nada me falta: En verdes praderas me hace recostar; Me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas; Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. B.- Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: Tu vara y tu cayado me sosiegan. <br />A.-Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos; Me unges la cabeza con perfume y mi copa rebosa. B.-Tu bondad y tu misericordia me acompañan Todos los días de mi vida, Y habitaré en la casa del Señor por años sin término. <br /> SILENCIO. <br />LAS CUATRO VELAS. (MEDITACIÓN) <br />CANTO: NADA ES IMPOSIBLE PARA TI. <br />+¿Por qué tengo miedo… si nada es imposible para Ti? (4) ¿Por qué tengo tristeza, si nada es imposible para Tí? (4) +Por qué tengo dudas, si nada es imposible para Tí...? (4) Enséñame a Amar... porque nada es imposible para Tí...(2) + Enséñame a perdonar, por que nada es imposible para Tí...(2) Nada es imposible para Ti, nada es imposible para Ti. + Tú te hiciste hombre, porque nada es imposible para Tí...(4) +Tú venciste a la muerte, por que nada es imposible para Tí...(2) Tú estás entre nosotros, porque nada es imposible para Tí...(2) +Nada es Imposible para Ti, nada es imposible para Ti. + Por qué tengo miedo, si nada es imposible para Ti (2). Nada es imposible para Ti, nada es imposible para Ti. <br />ALGO MÁS QUE UNAS BONITAS PALABRAS: EL PADRE NUESTRO. <br />1.-No digas PADRE, si cada día no te comportas como un hijo. <br />2.-No digas NUESTRO, si vives aislado en tu egoísmo. <br />3.- No digas QUE ESTAS EN EL CIELO, si sólo piensas en las cosas terrenales <br />4.-No digas SANTIFICADO SEA TU NOMBRE, si no lo honras. <br />5.-No digas VENGA A NOSOTROS TU REINO, si lo confundes con el éxito material. <br />6.- No digas HÁGASE TU VOLUNTAD, si no la aceptas como es, favorable o dolorosa. <br />7.-No digas ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO, si dudas de la existencia del Infierno. <br />8.-No digas EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA, si no te preocupas por la genteque tiene hambre. <br />9.-No digas PERDONA NUESTRAS OFENSAS, si guardas rencor a tus hermanos. <br />10.- No digas LÍBRANOS DEL MAL, si amas a tus pecados favoritos <br />11.-No digas AMEN, si no has entendido o no has tomado en serio las palabras del Padre Nuestro. ¡Con el Padre Nuestro queremos decirte algo más que unas palabras bonitas! <br />SE REZA EL PADRE NUESTRO. <br /> <br />