Your SlideShare is downloading. ×
Vocabulario Trinitario<br />TérminoDefinición Fuente originalTeología-Es la reflexión creyente (fe) y sistemática sobre la...
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
4. vocabulario trinitario
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

4. vocabulario trinitario

1,005

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,005
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
36
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "4. vocabulario trinitario"

  1. 1. Vocabulario Trinitario<br />TérminoDefinición Fuente originalTeología-Es la reflexión creyente (fe) y sistemática sobre la revelación y la salvación de Dios en la historia. Doctrina que busca el saber de Dios en sí mismo.- Es la actividad de los creyentes que tratan de comprender más profundamente la Palabra de Dios y de exponerla de manera ordenada y sistemática, en base a las Sagradas Escrituras, la Tradición de la Iglesia y la razón humana iluminada por la fe. La teología presupone la fe en el Dios Vivo de la revelación, es la fe que busca evidencias y razones y su materia prima es la revelación, no es un acto individual, sino es una tarea la interior de la iglesia, de una comunidad. La teología es la ciencia en la que la razón del creyente, guiada por la fe teologal se esfuerza por comprender mejor los misterios revelados en sí mismo y en sus consecuencias para la existencia humana.-La teología se ocupa de dar razón de Dios o del sentido de Dios. Dar razón es algo ya metódico, científico y coordinado. Los argumentos van en línea de la razón.-Exposición clase profesor Juan Alberto Casas Ramírez (Seminario Villa Paúl, Funza); estudios en filosofía y teología del Seminario Mayor de Bogotá, Licenciado en Ciencias Religiosas. Diplomado en Pastoral Educativa y Diplomado en Espiritualidad del docente universitario de la Pontificia Universidad Javeriana. Estudios en lenguas bíblicas del Instituto Bíblico Pastoral Latinoamericano (IBPL) de la corporación Universitaria Minuto de Dios y de Religiones Históricas del Centro de Estudios Teológicos y de la Religión (CETRE) de la Universidad del Rosario. Actualmente candidato a Magister en Teología y profesor e investigador de la Universidad javeriana.-José a. Morales. Introducción a la Teología. Pp.22- 32-Juan Alberto Casas Ramírez. Intr. Aproximación a las racionalidades teológicas especializadas y a sus métodos. (Curso Misterio de Dios).Henoteísmo “Es la creencia religiosa según la cual se reconoce la existencia de varios dioses, pero sólo uno de ellos es suficientemente digno de adoración por parte del fiel.Históricamente, el henoteísmo ha aparecido en pueblos politeístas que, por ciertas circunstancias de carácter espiritual, han alcanzado el monoteísmo”. El henoteísta no es un politeísta ni un monoteísta en sentido estricto. El henoteísmo comparte con el politeísmo la creencia en varios dioses, aunque no los considera tan dignos de veneración como el dios propio del henoteísta. Y comparte con el monoteísmo la creencia de que sólo un único dios es merecedor de adoración, aunque no niega frontalmente la existencia de otros dioses.- La Biblia no enseña que solo exista un Dios (monoteísmo), sino la existencia de muchos dioses (politeísmo), porque el Dios Padre es el Dios DE DIOSES (Dt.10:17), incluso los jueces de Israel eran llamados dioses, ya que eran hombres con gran poder y autoridad dentro de Israel (Sal.82:1, 6, Jn.10:3436). La Biblia enseña la existencia de muchos dioses y señores en el cielo y en la tierra (1Co.8:5), pero siendo el Dios Padre el Dios supremo y el único que es adorado en espíritu y en verdad (Jn.17:3, 4:23-24). Por lo tanto, la verdadera teología bíblica es el henoteísmo monolatría, es decir, la creencia en la existencia de muchos dioses en el cielo y en la tierra, pero siendo el Padre el único Dios supremo y el único que es adorado. El monoteísmo y el trinitarismo son, por tanto, dos conceptos teológicos totalmente antibíblicos y falsos que se han apartado de la verdadera enseñanza bíblica.-La teología trinitaria contemporánea [en línea]. Dirección URL:< http://cristianosbiblicos.wordpress.com/2010/04/04/henotesmo-monolatra-nuestra-creencia-de-cristianos-bblicos/ >-http://embajador.diarioblog.com/1207272840/ [Consulta: 09 de noviembre de 2010].-Henoteísmo. [en línea]. Dirección URL: < http://es.wikipedia.org/wiki/Henote%C3%ADsmo>. [Consulta: 08 de noviembre de 2010].-Henoteísmo. [en línea]. Dirección URL: < http://cristianosbiblicos.wordpress.com/2010/04/04/henotesmo-monolatra-nuestra-creencia-de-cristianos-bblicos/>. [Consulta: 08 de noviembre de 2010].-Henoteísmo. [en línea]. Dirección URL: < http://embajador.diarioblog.com/1207272840/>. [Consulta: 08 de noviembre de 2010].Monolatría-Se reconoce a Yahvé que es único Dios, pero coexistiendo con otros dioses.-Es el culto a un Dios familiar o de un clan, esto no excluye la existencia de otras divinidades.-Dt 6,4; 32, 8-9. Exposición clase de Juan Alberto Casas.IdolatríaEn el contexto de Israel es la divinización de las grandes potencias, de las riquezas, colocar la confianza en el poderío y la propia sabiduría del hombre, es colocar como fundamento de la vida los bienes terrenales como única meta destronando a Dios. La idolatría es algo que ofende a Dios como esposo.-1S15; 1Re22; Is 8,5-8;28,1-4; Os1,7;8,14;10,13; Miq 5,9-10; Os 5,12-14; 7,8-12;8,8-10; Is30,1-5;Jer2,18.36; Ez16,1-27; Am 6,6. Mt 6, 25.TrinidadSignifica la unidad de Dios. El misterio trinitario no solo es una regresión del monoteísmo hacia el politeísmo, sino una profundización en el primero.Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1389.Trinidad inmanente-La Trinidad "inmanente" se refiere a la Trinidad en sí misma considerada y la expresión Trinidad "económica" es decir, la Trinidad en cuanto manifestada en la historia (mediante las misiones divinas). Las misiones divinas son temporales; es el envío en el tiempo de Hijo y del Espíritu Santo. Dentro de la trinidad “inmanente” y la Trinidad “económica” existe una profunda unidad, de modo que el Dios inmanente es el mismo que se ha revelado, pero no se puede afirmar como cierto el famoso axioma de K. Rahner que dice: "La Trinidad "económica" es la Trinidad "inmanente" y a la inversa". No se puede afirmar que "la Trinidad "inmanente" es la Trinidad "económica", pues ello no pertenece a la fe y nunca ha sido enseñado por la Iglesia, ya que esto implicaría que la manifestación de Dios en el mundo sería por necesidad, cosa que está en contra de lo expresado por la Iglesia (IV Letrán, CV I, etc.). Además hay que señalar que el Verbo eterno viene a la tierra en un estado de "kénosis" (Kenosis) o "abajamiento" e incluso muere, aquí hay algo en la Trinidad "económica" que no es exactamente lo que habría sin la revelación en la historia.-La Trinidad inmanente no se identifica con el desarrollo de la economia de la salvacion ni se disuelve ni se agota en la dispensacion salvadora en la que libre y gratuitamente se comunica.-La teología trinitaria contemporánea. [en línea]. Dirección URL:< http://www.mercaba.org/FICHAS/TRINIDAD/teologia_trinitaria_contemporanea.htm > [Consulta: 10 de noviembre de 2010]. - La Trinidad Inmanente y La Trinidad Económica [en línea]. Dirección URL:<http://mysteriodedios.blogspot.com/2009/04/la-trinidad-emanente-y-la-trinidad.html>[Consulta: 10 de noviembre de 2010].Trinidad económicaEs la contemplación del propósito de salvación del Padre, manifestado en el tiempo por Jesucristo su Hijo, en el espíritu Santo.La trinidad económica según la cual el Dios de la creación y de la alianza envía en la plenitud de los tiempos a su Hijo y luego para proseguir su obra, envía el Espíritu santo que ya antes había hablado por medio de los profetas. Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1390.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pág. 568.Sustancia-Naturaleza(ούσία)El ser mismo de Dios uno y único, es poseído por cada una de las personas divinas. En Dios no existe nada accidental y las tres personas son consustanciales. Según Santo Tomas, el Hijo es engendrado y de laque emana el E.S. La esencia recibe también la denominación de naturaleza divina, en cuanto es principio de acción.-Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1390.Misiones-Cuando a la procesión eterna del Hijo y del espíritu se le asigna un término ad extra, tiene lugar la misión; en la que el Padre envía a su Hijo al mundo; el Padre y el Hijo envía el espíritu Santo a la Iglesia y a los fieles apóstoles y profetas).La presencia de las personas divinas en la historia, es la autocomunicación de la persona a algo distinto de ella. Sólo hay dos misiones conocidas: la del hijo que se encarno para divinizarnos y las del Espíritu Santo que habita entre nosotros para unificar todo y conducir a todo al reino de la trinidad.- Las misiones: partimos del principio de la vida íntima de la trinidad, se manifiesta del actuar en la historia, por la trinidad económica, conocemos a la trinidad por la encarnación del verbo principalmente y por la actuación es la historia.Misión: antes del vaticano II, cuando la misa terminaba el “ite misa est”=misión=misión y su raíz es mitto. Mitere=enviar=entonces misión es un envió.Cuando el diácono decía vayan y hagan lo que acabamos de hacer….yo los envió a hacer, realizar un encargo que me han enviado.Misiones trinitarias, es en envió de una persona fuera de la trinidad, en orden a una dimensión salvadora, la persona se dona al ser enviada, por las misiones se hace presente en el Hijo=encarnación, redención y él en Espíritu y su actualización de la salvación.Las distintas misiones nos muestran las misiones de la trinidad: el Padre envía pero no es enviado. Desde las misiones se puede ingerir las procesiones: las misiones divinas condicen a la vida interior de Dios procesión=indica el hecho de que una persona recibe su origen de otra, se llama el orden.-Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1391.-Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).ProcesionesIndica la procedencia de las personas, la procedencia eterna del Hijo respecto al Padre y la emanación del Espíritu respecto al Hijo y al Padre.Del Hijo y del Espíritu Santo se producen y se concluyen en Dios. Manera y orden según el cual una persona procede de la otra, en la trinidad existen dos procesiones: la generación del Hijo y la espiración del espíritu Santo.-Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1391.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 578-579.-Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).-Exposición clase Juan Alberto Casas.GeneracionesLa primera procesión se llama generación, aquel que procede es llamado Hijo y consustancial al Padre, la generación tiene lugar por vía intelectual y el engendrado es llamado Verbo; memoria-inteligencia-voluntad: engendrado por vía de voluntad procede como impulso y espíritu, por lo que se llama espíritu y amor.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 578-579EspiracionesEs el acto por medio del cual Padre junto con el Hijo, hacen proceder a la persona del Espíritu Santo (según los latinos) como de un único principio. Los griegos hacen proceder al Espíritu solamente del Padre y del Hijo o del Padre a través del Hijo.-Boff, Leonard. “Glosario Trinitario”. [en línea]. Dirección URL: <http://www.mercaba.org/FICHAS/TRINIDAD/Boff/glosario>. [Consulta: 08 de noviembre de 2010].RelacionesSon la paternidad, la filiación, la espiración activa y la espiración pasiva. La paternidad se identifica con el Padre, la filiación con la persona del Hijo y la espiración pasiva con la persona del espíritu Santo. En cada procesión se establece una relación entre aquel que procede respecto a su principio y entre este principio y el que procede él (la relación de paternidad y filiación), las personas divinas están mutuamente la una en la otra, la trinidad de las personas subsisten en virtud del principio.-son las conexiones que existen entre las personas divinas. El Padre con relación al Hijo posee la paternidad; el Hijo con relación al padre posee la filiación y el Padre y el Hijo con respecto al Espíritu posee la espiración. Con la relaciones se distinguen las personas unas de la otra.-Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1391.-Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 5679-580.-Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).Persona Se utiliza la palabra griega prósopon para hablar de personas, con un equivalente a hablar en términos de hipóstasis y sustancia. Para Agustín hipóstasis sería lo que nosotros llamamos persona (mía ousía treîs hipostáseis, “una esencia y tres hipóstasis).El término persona no aparece en la escritura, el termino persona se puede aplicar a Dios por lo que designa aquello que hay más perfecto en el universo.-Es lo que distingue en Dios, es decir las personas del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. La persona inida una individualidad concreta, así el Padre es distinto al Hijo (existencia en sí) aunque esta siempre volcado al Hijo y al Espíritu Santo. -Rovira, Josep. “Trinidad: Padre, Hijo y E. S. En: Pikaza Xavier (Ed. Ediciones. Diccionario Teológico del Dios cristiano. Salamanca: Secretariado trinitario, 1992. Pág. 1390.-Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 580-581.-Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).Propiedades nocionalesSon los modos de subsistir distintos del Padre, el Hijo y al Espíritu como personas divinas bajo la misma esencia divina, de modo que las Personas están dotadas de propiedades, es decir, de algo propio que se puede predicar de una de ellas, pero no de las otras. Por lo tanto, lo propio del Padre, es su doble propiedad nocional, consiste en ser ingénito y en engendrar. El Padre es origen sin origen y pura paternidad, lo que lo caracteriza es la autodonación de la sustancia divina al Hijo, pues el Padre, ingénito, sin origen, engendra al Hijo que recibe de él su misma sustancia, además es Padre porque engendra y engendra porque es Padre, de modo que el Hijo es llamado consustancial, porque posee, como recibida, la misma sustancia que el Padre posee como plenitud de autodonación; por lo tanto la propiedad nocional del Hijo es "ser-engendrado" es decir, recibir la sustancia y la vida divinas (la theiótes), pero no para sí mismo sino para expresarla como existencia entregada, juntamente con el Padre, en la expresión de ambos. Hay que señalar que el dar (del Padre) y el recibir-para-dar (del Hijo) como las dos caras de la misma moneda que es la divinidad única, por lo tanto la potencia que el Padre tiene para engendrar, la tiene el Hijo para ser engendrado y esa misma potencia, como el ir y volver del amor al amor, la poseen Padre e Hijo y, recíprocamente, eso mismo lo posee el Espíritu Santo como Don: resplandor, gloria y expresión de ambos. Ahí encontramos, por tanto, una cuarta propiedad nocional, propia de las personas del Padre y del Hijo: ambos emanan o espiran el Don divino del Espíritu (espiración activa). Además el Espíritu Santo es distinto-en-comunión, porque no es ni engendrador ni engendrado, pero es emanado como amor expresado por el Padre y por el Hijo, pero su propiedad nocional es la de la espiración pasiva. Es el Espíritu emanado del Dios-Espíritu, y su característica propia es ser Don mutuo, emanación distinta de ese foco unitario de autodonación que es el Padre y el Hijo (o el Padre por el Hijo). El Espíritu sale del Padre y del Hijo para proyectarse, junto con todos aquellos que le han recibido, hacia el Hijo Jesús, reconocido y amado en sí mismo y en todos los hermanos; y, más allá de todo límite, el Espíritu vuelve, inspirando en su brisa suave a todo el Pueblo de Dios, a toda la humanidad, hacia el Padre de las luces, en quien no hay sombra ni oscurecimiento porque todo en él es transparente energía capaz de llegar toda a todos. Por eso, los hombres caminamos por gracia en pos de Jesús, en la luz del reconocimiento y del amor espiritual hacia el sol sin ocaso del Padre.-Rovira, Belloso Josep. [en línea ] Dirección URL:< http://www.mercaba.org/DIOS%20CRISTIANO/P/personas_divinas.htm >. [Consulta: 9 de noviembre de 2010].ApropiacionesLas propiedades nocionales: el termino propietas fue introducido en relación con la personas (Tertuliano), las propiedades o nociones, deducidas de las relaciones de origen, son notas por medio de las cuales conocemos a cada una de las personas divinas, y, por tanto no son comunes a las tres, sino que solo pueden aplicarse de una de las personas. Las apropiaciones: consiste en atribuir una obra ad dextra o un determinado atributo que es común a los tres, que es común a una persona con la preferencia a las otras.-Exposición Juna Alberto Casas.EncarnaciónInteligencia “desde arriba” desde la fe en términos de pre-existencia y desde la comprensión ontológica de la realidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, por la que se elaboran los conceptos de ousía hypóstasis, de naturaleza o de esencia y persona, así como los de “procesiones” y “relaciones”. De este modo la cristología a desarrollado en esta óptica “descendente” o se la “encarnación” es decir la unión hipostática, donde se da la unión de dos naturalezas, la divina y la humana en la única persona divina del Verbo.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 572-573.InspiraciónAtraer el aire exterior e introducirlo en los pulmones. Aspirar-espirar. -Inspirarse Tomar ideas de una persona o cosa para la producción artística: se inspiraba en el canto de los pájaros para componer sus melodías.-Dicho de Dios: Iluminar el entendimiento de alguien y mover su voluntad. Producir en una persona los sentimientos, ideas, deseos, etc que lo mueven a crear algo, como un verso, una melodía, un cuento, una nueva teoría.-Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.Ads by Google"Master Medio Ambiente"Doble Titulación Europea ¡Becas hasta 50% Ultimas Plazas!ProtologíaProtos (primero) logos (saber); doctrina que estudia las afirmaciones dogmáticas relativas a los orígenes, al principio (protolología y escatología); la protología implica una etiología, causas y el significado último; búsqueda de sentido a la luz del pasado; presente y futuro a la luz de de los orígenes; pasado, realidad dinámica y operante. El lenguaje protológico remite al lenguaje escatológico principio y fin referidos a las acciones de Dios. El Dios de la promesa y de la alianza ha sido luego reconocido como creador universal. La formulas protológicas son realizadas a la luz de la fe (Esjaton=el Reino de Dios ha hecho irrupción por Cristo=protón).-Milano, A. “trinidad” En: Diccionario telogico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 563-564.-E C. Rava, Protología [en línea]. Dirección URL: <http://www.mercaba.org/VocTEO/P/protologia.htm>. [consulta: 08de octubre de 2010].Circumincessio/ perijóresisCada persona existe en la medida en que camina (incedere) hacia la otra en proceso circular (circum), de modo que Dios es un camino en el que cada persona se dirige sin cesar a la otra, en donación total. Así, en Dios hay un itinerario (circumicessio), que lleva al Padre y al Hijo por el Espíritu y viceversa, pero no es un eterno retorno siempre igual, nunca completo, en el itinerario de Dios es un proceso culminado. -Es la coexistencia, cohabitación e interpenetración que existe entre la tres personas divinas, a causa de las relaciones entre ellas. Allí se da una total circulación de vida y de amor con una co-igualdad entre ellos perfecta, sin que haya ninguna superioridad o anterioridad. Este sería nuestra utopía social, de una conveniencia de igualdad, respetadas las diversidades, viendo la relación plena entre las comunidades más distintas.- La perichóresis o circumincesio: la mutua inhabitación de las personas divinas: están en las otras personas, estar presente todo entero en el otro, “yo estoy en el Padre, quien me ve a mí ve al Padre”, la trinidad vive en la persona, sin mezclarse, inhabitar= habitar en, que yo con todo lo que soy habito en la otra persona. Concilio de Florencio dice: a causa de esta unidad el padre está todo entero en el Espíritu y en el Hijo y asi sucesivamente e inversamente…porque el uno inhabita en el otro, no hay subordinación, están en igualdad de condiciones, igualdad.Esta perichóresis se realiza y se manifiesta en la historia Rm 1, 4 y 8, 11. La inhabitaciónde las personas divinas respete el orden. Nosotros participamos de la vida del Padre y del Hijo por el Espíritu.-Pikaza, Xavier. Dios en una danza. -Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).InhabitaciónSon las misiones invisibles que constituyen la inhabitación por la gracia en el alma de los justos, o sea la santificación de la creatura. Es también la habitación del Padre en el alma de los justos santificándolos, pero sin que nadie lo envié, mientras que el Hijo y el Espíritu Santo habitan en cuanto enviados; de modo que el Hijo es el Verbo que espira amor y es enviado para que perfeccione la inteligencia del justo con sabiduría a fin de que prorrumpa en amor.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, P.581.PadreLa revelación del Padre nos podemos aproximar a ella por los relatos en los evangelios, donde Jesús llama a Dios siempre Padre (Abbá), el padre es de una infinita bondad y misericordia que ama a los ingratos y los malvados (Lc 6,35); la relación de Jesús con el Padre revela una cierta distancia y diferencia junto con una profunda intimidad.Al Jesús designar a Dios Padre, es porque se siente Hijo suyo (Mt 11,25-27); en Jesús se revela también el Hijo al actuar como el Hijo de Dios. Él representa al Padre en el mundo y lo hace visible en su bondad y su misericordia “se hace iguala Dios” (Jn 5,18). Con Jesús el Padre se presenta como el mismo que el Hijo, una realidad de comunión y participación reciproca.El Padre es insondable porque es un misterio, pero el hijo unigénito que está en el ceno del Padre, es él quien nos lao ha dado a conocer (Jn 18;6,46;4,12; Tim 6,16 ).El Padre es aquel que eternamente es, aun cuando do hubiera ninguna creatura. Él es Padre no porque creó sino porque “generó” al Hijo y al Espíritu Santo. El padre es el último horizonte de todo, aquel que todo lo origina y todo lo contiene, aunque los Tres son co-iguales, co-eternos, co-amorosos, aunque en la persona del Padre es donde se muestra todo el carácter abismal de misterio.-Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).HijoEl Hijo es la expresión absoluta del Padre. Ese Hijo eterno fue enviado por el Padre y se encarnó por la fuerza del Espíritu Santo. El sentido más radical de su encarnación consiste en hacer participar de su filiación a todas las creaturas, el verbo por su encarnación verbificó a todo el universo. El Hijo es la imagen del Padre, engendrado a partir la autoconciencia del Padre y por otra parte, es una imagen que tiene su propia subsistencia personal y su propia conciencia, esta conciencia y subsistencia que no hay que pensar como separadas del Padre, ya que el Padre tiene en él la perfecta manifestación de su propia realidad. Dios no fuese Padre y no tuviese, como Padre un Hijo, Dios no tendría conciencia de su propio ser, ni podría automanifestarse, sino que sólo podía existir con una existencia inconsciente e indefinida al modo panteísta. La consciencia y la personalidad del Padre no pueden existir sin la consciencia y la personalidad del Hijo, y viceversa, de modo que entre ellas se condicionan mutuamente. -Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).Espíritu SantoAparece como el amor divino y subsistente que cierra el círculo dinámico intradivino y abre a la divinidad para manifestarse en la creación y en la redención. EN el N.T. el término espíritu hace referencia a la tercera persona como la divinidad en cuanto tal y a la segunda persona. Para Jn 4, 24 “Dios es Espíritu”; 2 Cor 3,17 “el Señor es Espíritu”. También el Espíritu es entendido como conexión, vinculo, unidad, como cópula de la trinidad, es decir el Espíritu santo en la comunión del Padre y del Hijo, es el Espíritu de cada uno de los dos, ya que procede del Padre y del Hijo en virtud de su generación por el Padre. El Espíritu procede juntamente del amor que el Padre y del Hijo tiene por su propia amabilidad y del amor mutuo que los une.- Dios no se manifiesta plenamente a través de su propia autoconciencia expresada en el Hijo, sino que también quiere expresarse como gozo en la existencia de la relación interpersonal. El Espíritu está al servicio de la Palabra y del Hijo amado; el Espíritu es signo de la unión perfecta entre el Padre y el Hijo, como tercer portador de la infinitud divina, en el Espíritu surge la plenitud de la vida de la Trinidad, en él permite que se hable de Dios como portador de vida. La unión entre el Padre y el Hijo es tan perfecta, que él puede ser considerado como espíritu común de ambos, es un amor que trasciende plenamente el amor de pareja. El Espíritu no es como un tercero en la línea de sucesión que pudiera dar lugar a ulteriores personas.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pp. 582-583.--Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).FilioqueEs la comprensión del Hijo como aquel de quien procede el Espíritu Santo, de modo que si el Espíritu Santo no procediese también del Hijo (filioque), no sería posible hablar de generación, ni de la distinción entre el Hijo y el Espíritu.“El Espíritu que procede del Padre por el Hijo o del Padre y del Hijo” (Tertuliano). “El Espíritu no procede sólo del Padre o del Hijo, sino de los dos” (Agustín). Es la creencia que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo como su amor sempiterno. -El Espíritu es del Padre por el Hijo (a Padre filioque), así como el Hijo se reconoce en el Padre por el amor del Espíritu.- Milano, A. “trinidad” En: Diccionario teológico Interdisciplinar. Vol. IV. Salamanca: Sígueme 1983, Pág. 582.-Boff, Leonardo. “Trinidad”. En: Revista Pasos N. 48 (Jul-Agos 1993).<br />

×