• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
La Revolución Industrial británica
 

La Revolución Industrial británica

on

  • 2,570 views

1ª fase de la Revolución Industrial.

1ª fase de la Revolución Industrial.

Statistics

Views

Total Views
2,570
Views on SlideShare
2,570
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
19
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    La Revolución Industrial británica La Revolución Industrial británica Document Transcript

    • La Revolución Industrial IntroducciónSe denomina Revolución Industrial al conjunto de transformaciones técnico-económicas y sociales acontecidas en Europa hacia el S.XIX y que tuvieron suorigen en G.B. a mediados del S.XVIII.Según la opinión de algunos expertos, la Revolución Industrial se puede dividiren tres fases o etapas. La 1ª se desarrolló en Inglaterra entre los años 1760 y1870; la 2ª tuvo lugar entre 1870 y comienzos del S.XX en (el resto de) Europa,Japón y América. La 3ª y última es aquella que se está produciendo en laactualidad y que afecta a nuestro mundo cada vez más globalizado.La R.I. se vio condicionada por una serie de transformaciones que posibilitaronsu desarrollo. Transformaciones técnicas como el surgimiento de la máquina devapor la cual permitió que se redujera considerablemente el empleo de la fuerzade tracción tanto humana como animal, económicas como el uso de capitalcomo recurso con el fin de mejorar los sistemas de producción, y sociales talescomo la aparición de un nuevo colectivo con conciencia de grupo: elproletariado o el elevado crecimiento demográfico, que permitió que hubieseuna mayor capacidad de demanda.La R.I. marcaría el paso de las sociedades agrarias tradicionales a las modernassociedades industriales urbanas. Permitió también la sustitución de la actividadartesanal y manufacturera por la producción en fábricas con nuevas formas deorganizar el trabajo y nuevas fuentes de energía que se fueron introduciendo enel proceso productivo.Tuvo como consecuencia el aumento de la productividad y trajo consigo laalteración y control definitivo de la naturaleza por el hombre. Antecedentes Las economías preindustrialesLa mayor parte (en torno al 80 o 90%) de las sociedades preindustriales estabanformadas por población campesina ligada al trabajo agrario. Ésta vivía, bien deun escaso salario o bien de unos ingresos agrarios insuficientes para afrontar loselevados gastos (gran coste de productos alimentarios y manufactureros).Las economías preindustriales se caracterizaban por la escasez, la bajaproductividad y la desigual repartición de la renta que hacía evidente el grancontraste social predominante.
    • Las sociedades preindustriales destinaban el 80% de sus ingresos a laalimentación por lo que eran muy sensibles a las subidas de precios o a las malascosechas que provocaban, de forma inmediata, hambrunas y carestías. Eracomún que se produjeran revueltas y motines frecuentemente de losdesfavorecidos a modo de queja. Las clases más acomodadas disponían de másdel 70% de sus ingresos para consumir todo tipo de productos y de numerososcriados.La imposibilidad para ahorrar no permitía que se invirtiese en nuevas empresas.La riqueza se medía por la cantidad de tierra poseída. A más tierra, mayor nivelde renta. Las protoindustralizaciónSe denomina protoindustralización al proceso previo a la Revolución Industrialbritánica que surge en diversas regiones europeas (como Flandes, donde fueacuñado el concepto) y determina el inicio y desarrollo de la misma. En ella, lapoblación campesina combinaba su tradicional trabajo en la agricultura con laelaboración de manufacturas de tipo textil que eran vendidas por loscomerciantes en mercados distantes; con ello complementaban sus ingresos y seposibilitaba un sostenido crecimiento demográfico (mejora en la alimentación) yproductivo.La protoindustralización se dividió en tres fases o períodos: o La primera, denominada domestic system, se trataba de un proceso autónomo donde los campesinos eran dueños de sus instrumentos de trabajo y eran, además, los encargados de llevar parte de sus manufacturas a los mercados más próximos donde las intercambiaban por un precio acordado con los comerciantes. o En una segunda fase, el campesino fue perdiendo autonomía para decidir cómo y cuánto producir. El comerciante terminó controlando este proceso productivo tan disperso caracterizado por la deslocalización ya que suministraba las materias primas, proporcionaba a los campesinos los instrumentos necesarios para la fabricación/ hilar y tejer y fijaba los precios unilateralmente. Este fenómeno se conoce como putting out system. o Hacia las dos últimas décadas del siglo, esta actividad (punto anterior) era cada vez más rentable y se fue extendiendo por muchas zonas. Los problemas de suministro de materias primas y control de las familias campesinas en territorios dispersos, se resolvieron con la concentración del capital de los comerciantes o de las empresas comerciantes, y reuniendo a los trabajadores y máquinas en un mismo lugar. Se establecieron salarios por horas y se produjo una división y especialización del trabajo. Es el llamado factory system.
    • La Revolución Industrial británica El factor demográfico (Revolución demográfica)A partir de 1850, se inició en G.B. un crecimiento continuado de la poblaciónmotivado por distintos factores. La considerable disminución de la mortalidady el continuo crecimiento de la natalidad fueron quizás los más importantes.Europa experimentó también un crecimiento de más de 400 millones a lo largode todo el siglo. Se produjo un aumento de la población urbana debido aléxodo rural de muchos campesinos que ofrecían su mano de obra en lasfábricas.Otras causas directas que permitieron este crecimiento exponencial fueron lamejora de la alimentación (aumento de la producción agraria), los avancesmédicos y la mejor higiene entre la población. Esta subida demográfica resultóser un factor esencial en el progreso económico e industrial, ya que el aumentode la población se traducía en un incremento de la demanda de productos.El factor demográfico no fue el único determinante en el procesoindustrializador. Fue el caso de Irlanda, cuya población tras verse duplicada,decidió emigrar de forma masiva. Sin embargo, este factor era importante:posibilitaba el aumento de la demanda y con esto, la intensiva fabricación. Las transformaciones agrarias (Revolución agraria)Los cambios en la agricultura en G.B. a lo largo del S.XVIII fueron tansignificativos que se puede hablar de una auténtica revolución agrícola queprecedió a la industrial y contribuyó a hacerla posible.Se sustituyó el barbecho (sistema de cultivo caracterizado por la división porparte del campesino del terreno en tres partes que se van alternandoperiódicamente. Una de ellas se deja sin cultivar con el fin de que se produzcauna recuperación de los nutrientes del suelo) por el sistema Norfolk ocuatrienal basado en la rotación de cultivos (sistema de cultivo que sediferencia del barbecho en que el terreno queda dividido en cuatro partes y enlugar de dejar parte de la tierra sin cultivar, se introducen forrajes y nabos conel fin no sólo de que se produzca una pronta recuperación del suelo, sinotambién, de alimentar al ganado).Se ampliaron las tierras de cultivo mediante el drenaje de zonas húmedas y lareducción de algunas zonas de bosque, a la vez que se intensificaba laespecialización ganadera (carne y leche) introduciéndose nuevos cultivos.La tecnología agrícola fue mejorando y se produjo una mecanización de lastareas. Se innovó en las técnicas agrarias y en fabricación de aperos de
    • labranza tradicionales como el arado. Se introdujeron nuevas máquinas como lassembradoras o trilladoras mecánicas. Todo ello propició un aumento de laproductividad del trabajo agrícola (hasta el 90%). La producción de excedentespermitió exportar productos agrarios (cereales) y ganaderos, además dealimentar a las crecientes poblaciones.Se aprobaron las llamadas leyes de cercamiento (Enclosure Acts) por las cualesel Parlamento Británico favorecía la concentración, delimitación y privatizaciónde la propiedad agraria, e incluso de las tierras comunales. Esta transformaciónde la propiedad permitió la constitución de empresas agrarias rentablesorientadas al mercado y regentadas por grandes propietarios. Perjudicó a lospequeños propietarios y jornaleros quienes se vieron obligados a vender sustierras y emigrar a los nuevos barrios industriales.En conclusión, las transformaciones agrarias contribuyeron de 3 formas a que sedesarrollara el proceso industrializador británico: a) alimentando a la población,b) permitiendo un aumento de la capacidad de demanda y c) suministrando partedel capital necesario para financiarlo. Las transformaciones en la economía capitalista: La acumulación del capitalTras la Gran Depresión (1873- 1896) se produjo un proceso de concentraciónempresarial y financiera con el fin de eliminar la competencia, y crearmonopolios en determinados mercados o, en su defecto, obtener la mayor partede los mismos.La concentración empresarial presentó formas diferentes, destacando: o El cartel (convenio o acuerdo entre empresas (del mismo tipo) fabricantes de un determinado producto, para reducir o eliminar la competencia mediante el acuerdo de los precios o el reparto de los mercados (clientela)). o El trust (fusión de dos o más empresas, dedicadas bien a la misma actividad (fusión horizontal) o bien, a las distintas fases de un proceso productivo (fusión vertical)). o El holding (sociedad financiera que controla varias empresas puesto que posee la mayor parte de sus acciones. El holding era el método más empleado por la banca para acceder al mundo industrial). El poder de algunos trusts era incluso superior al de los propios gobiernos, por lo que algunas potencias industriales promulgaron leyes antitrust, evitando así posibles monopolios.El proteccionismo es un nacionalismo económico que defiende los productos delpaís frente a la competencia extranjera y consistía, entre otras cuestiones, enelevar los aranceles aduaneros. La competencia y rivalidad tanto de lasdistintas economías nacionales como de las potencias, llevó a que los gobiernosdefendiesen la producción y las industrias nacionales mediante medidasproteccionistas. Todos los países agrarios, a excepción de G.B. emplearon esta
    • política en el sector agrario aunque, poco a poco, se fueron ampliando estasbarreras a otros sectores. Desarrollo del comercio Papel del comercio internacionalSe produjo un crecimiento de la demanda exterior tanto de Europa continentalcomo de las posesiones en ultramar. Gran Bretaña exportaba tejidos de lana alresto de puertos europeos a un precio inferior. Las relaciones comerciales conlas colonias constituía una importante actividad: las compañías inglesascompraban productos tropicales (té, café, tabaco, etc.), que reexportaban a paíseseuropeos.En la segunda mitad del S.XVIII, el sector textil comenzó a producir tejidos dealgodón que se vendían en todo el mundo a ricos y pobres, con independenciadel clima. Nació una gran industria de consumo, inclusive cuando la materiaprima (algodón) no se producía en G.B.El desarrollo del comercio exterior contribuyó a acelerar el procesoindustrializador británico ya que proporcionó nuevas materias primas (algodón yhierro); amplió la demanda de productos industriales en las colonias y paísesempobrecidos; creó un excedente económico y una acumulación del capital quepermitieron financiar las fases venideras de la revolución. Industrias y fábricasLas nuevas fábricas significaron una concentración de capital y de trabajo. Elaumento de la producción y el consumo se vio motivado por el crecimientopoblacional, los cambios en la agricultura, el volumen del comercio y la mejorade los transportes. Surgieron nuevas formas de energía y producción y nuevasformas de relacionarse económica y socialmente. La industria textil fue laque se desarrolló en primer lugar. Dentro de ésta, sobresalía la industriaalgodonera, la cual marcó las primeras pautas del proceso industrializadorbritánico. Comenzó a establecerse el factory system por el cual se sometía a lostrabajadores a la disciplina del salario y del horario. La manufacturatradicional quedó centralizada en las fábricas. Sector textil La lana y el algodónLa producción lanera tradicional creció durante el S.XVIII. A los productores/comerciantes/artesanos no les interesaba la competencia extranjera de los tejidosde algodón y consiguieron que el Parlamento promulgara una serie de decretos,que no se levantarían hasta 1774, que prohibían el uso de tejidos de algodónpuro, pintados o estampados. Fue precisamente esta negativa de importar telasprovenientes de India, lo que precipitó el desarrollo de la industria nacionaldel algodón puesto que se empezaron a producir todos estos tejidos en la propia
    • G.B. debido a que los obreros, poco a poco, fueron adquiriendo la destreza hindúen la fabricación de los mismos. Las máquinas de hilar y tejerLa mecanización de la producción textil fue un proceso lento, aunque presentónovedades en la técnica y producción de tejidos.En 1733, John Kay inventó el telar de lanzadera volante con el que se tejíamás cantidad en menos tiempo. El hilo de lana se seguía elaborando manual ytradicionalmente. Pronto se creó un desequilibrio entre la nueva manera de tejery la antigua manera de hilar. El hilo comenzó a escasear y a encarecerse.En 1765, J. Hargreaves presentó la spinning jenny, una pequeña máquina dehilar sencilla y manual. Realizaba el mismo trabajo que seis u ocho hiladorescon la vieja rueca manual y producía hilo por sí misma. Hacia 1788 había enG.B. alrededor de 20.000 de estas máquinas dedicadas a la producción dealgodón.Catorce años después, Crompton inventaba otra máquina de hilar denominadamule (cruce entre la jenny, que producía un hilo más fino, y la water frame,que lo hacía más resistente y en mayor cantidad.Finalmente, Cartwright, patentó en 1785 el telar mecánico. Permitió solventarel desequilibrio predominante en la industria textil, que exigía aumentar elnúmero de tejedores. Años después, junto con algunos fabricantes, creó unafábrica con 400 telares mecánicos movidos por máquinas de vapor.Los nuevos telares contribuyeron a la desaparición de la industria doméstica y alnacimiento del factory system. La introducción de la máquina de vapor, resultómuy positiva para las fábricas industriales de tal forma que, paralelamente,también se mecanizaron otros procesos textiles (estampado o teñido). En 1830ya había más de 100.000 telares notablemente perfeccionados. Sectores siderúrgico y minero La energía y la máquina de vaporEl uso de energías distintas a la humana (eólica, animal o hidráulica) es uno delos rasgos esenciales de la industria moderna. La máquina que determinó el pasode la industria manufacturera a la fabril, fue sin duda la máquina de vapor(1781). Fue inventada por James Watt y hasta la época, era la innovación másdestacada en el campo de la energía. Tiene su origen en las explotacionesmineras. Su difusión fue lenta al principio: en 1800, solo había 110 (instaladas)distribuidas por G.B. Se fue generalizando progresivamente y diez años despuésya se habían fabricado unas 15.000 unidades que movían las máquinas de lasfábricas.
    • El hierro y la hullaLa nueva energía del vapor exigía un mayor consumo de carbón, y las nuevasmáquinas demandaban más hierro y acero. Desde principios de siglo, el carbónhabía sustituido a la madera para fundir y trabajar el hierro. La asociación entreel carbón y el hierro fue característica de los primeros procesos deindustrialización. Las fundiciones y las nuevas industrias siderúrgicas se fueronconcentrando cerca de las minas de carbón en los Midlands y en el sur de Gales.La industria siderúrgica desempeñó un importante papel en la industrializaciónbritánica. La continuidad de dicha industria, dependía directamente de ladisponibilidad de carbón y hierro y del desarrollo (económico y tecnológico) deambos sectores. En 1830 se produjo una masiva demanda de carbón y hierro enlas islas debido a la instalación del tendido del ferrocarril. Revolución de los transportesLa Revolución Industrial no hubiera sido posible de no producirse una auténticarevolución de los transportes, ligada a la utilización de la máquina de vapor en eltransporte terrestre (ferrocarril) y marítimo (buques de vapor). Inicialmente enG.B., las mercancías eran trasladadas por medio de un sistema de canalesinteriores navegables y caminos que habían fortalecido el mercado interiorentre Inglaterra, Gales y Escocia.La transformación se produjo con la llegada del ferrocarril puesto quemultiplicaba la velocidad del transporte terrestre. Al período comprendido entre1835 y 1900 se le conoce como “era del ferrocarril”. La invención fue obra delinglés Stephenson el cual logró en 1814, que una locomotora con 30 toneladasde peso circulara a una velocidad de 7 Km/hora. Su primera aplicación se dio enel transporte de hulla en las zonas mineras.La red británica fue pionera en el mundo. Hacia 1850, ya estaban enfuncionamiento las principales líneas que unían Londres con el resto de ciudadesy centros industriales. Fue a partir de mediados de siglo cuando se construyeronredes ferroviarias en EEUU y el resto de Europa. El tendido del ferrocarril pusoen marcha recursos económicos y humanos de elevada dimensión. Laconstrucción de ferrocarriles pasó a ser además de un sector potentísimo, unode los componentes esenciales de la tríada capitalista junto con las fábricas ylos bancos. El ferrocarril se convirtió poco a poco en un instrumentoimprescindible de unión para los mercados y naciones. Todo era ahora másaccesible.La aplicación del vapor a la navegación, permitió la construcción de buques demayor tonelaje, así como el aumento del volumen de comercio internacional yel abaratamiento de precios del transporte. Los canales de Suez (1869) yPanamá (1914) fueron dos grandes proyectos creados ante la necesidad deacortar el tráfico interoceánico.