Uploaded on

IGUALDAD, COHESIÓN SOCIAL Y POLÍTICAS SOCIALES Martín Hopenhayn Director División de Desarrollo Social, CEPAL Seminario Internacional Sistemas de protección social integral: experiencias y …

IGUALDAD, COHESIÓN SOCIAL Y POLÍTICAS SOCIALES Martín Hopenhayn Director División de Desarrollo Social, CEPAL Seminario Internacional Sistemas de protección social integral: experiencias y perspectivas Quito, 2 de agosto de 2011

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
322
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide
  • En esta slide se puede observar el peso muy reducido del empleo de los sectores de alta productividad (Minería, Energía y sector financiero). Si tomamos el conjunto del período (1990-2008) podemos observar que el peso en el empelo de los sectores de alta productividad queda casi constante (se incrementa en apenas un 0,2%), mientras que cae de manera importante (tres puntos porcentuales más del total del empleo) en los sectores de mediana productividad (Industria y transporte) y se incrementa bastante (2,9 puntos porcentuales más del total del empleo) en los sectores de baja productividad (Agricultura, Construcción, Comercio y Servicios comunales y personales). No es un panorama muy alentador: en el largo plazo (1990-2008) se incrementa la cantidad de trabajadores (y probablemente de empresas) que están en sectores de baja productividad y esto se da a expensas de los sectores de media productividad (es decir que aumenta el dualismo).
  • Mientras en el primer quintil solo el 23% de hombres y el 26% de mujeres de 20 a 24 años han completado secundaria, en el quinto quintil dicho nivel ha sido alcanzado por el 81% de los hombres y el 86% de las mujeres en dicha edad (promedio 18 países). Esto, en circunstancias en que completar alta secundaria es el umbral necesario para luego tener trayectorias laborales con claras posibilidades de salir de la pobreza o no caer en ella. Mientras en promedio total el 49% de los hombres y el 55% de las mujeres de 20-24 años han completado alta secundaria, en zonas rurales tal logro solo alcanza al 26% de los hombres y al 31% de las mujeres, y entre jóvenes indígenas de ese grupo etario, solo alcanza al 22% de los hombres y el 20% de las mujeres (único grupo en que las mujeres todavía ostentan logros menores que los hombres). Todo lo anterior ilustra con dramática elocuencia la reproducción intergeneracional de la exclusión y la desigualdad.
  • Mientras en el primer quintil solo el 23% de hombres y el 26% de mujeres de 20 a 24 años han completado secundaria, en el quinto quintil dicho nivel ha sido alcanzado por el 81% de los hombres y el 86% de las mujeres en dicha edad (promedio 18 países). Esto, en circunstancias en que completar alta secundaria es el umbral necesario para luego tener trayectorias laborales con claras posibilidades de salir de la pobreza o no caer en ella. Mientras en promedio total el 49% de los hombres y el 55% de las mujeres de 20-24 años han completado alta secundaria, en zonas rurales tal logro solo alcanza al 26% de los hombres y al 31% de las mujeres, y entre jóvenes indígenas de ese grupo etario, solo alcanza al 22% de los hombres y el 20% de las mujeres (único grupo en que las mujeres todavía ostentan logros menores que los hombres). Todo lo anterior ilustra con dramática elocuencia la reproducción intergeneracional de la exclusión y la desigualdad.
  • Como es de esperar por la inserción progresiva en el mercado laboral a lo largo de la vida adulta, los retornos por nivel educativo logrado en términos de ingresos laborales (medido en dólares PPA 2000), son siempre mayores en adultos (30 y más años) que en jóvenes (15 a 29 años). Sin embargo, es posible que esto se viva como discriminación entre jóvenes. Por otro lado, en cada nivel o logro educativo, el retorno en ingresos laborales siempre es menor en mujeres que en hombres. Esta brecha de discriminación se ha mantenido con rigidez, si bien hay mayor convergencia entre quienes han completado educación universitaria. Como se puede observar en el gráfico, el mayor salto en retornos laborales a logros educativos se da cuando se pasa de terciaria incompleta a terciaria completa (cinco o más años de educación superior), con un incremento esperable en ingresos laborales cercano al 80%. Lo dramático es que por cada 27 jóvenes de 25 a 29 años del quinto quintil que logra este nivel, solo 1 en el primer quintil lo hace. De allí que un gran desafío para romper la reproducción intergeneracional de la desigualdad es asumir un rol activo, desde el Estado, en proveer una educación pública universitaria de calidad, que incorpore progresivamente a egresados del ciclo secundario provenientes de sectores sociales más bajos, que hasta ahora han tenido acceso muy restringido a la educación terciaria.
  • Aunque la tendencia a la desprotección ha tendido a disminuir su ritmo, se prevé que continúe, afectando en mayor medida a los trabajadores informales, los de menores ingresos, los rurales, los jóvenes y las mujeres. Es necesario por lo tanto llevar adelante políticas que generen empleos formales para los trabajadores que tienen que soportar la carga de dependientes sin acceso a los sistemas de protección social.
  • LA VULNERABILIDAD DE LA ESTRUCTURA SOCIAL DE LA REGIÓN SE VE SOLO EN LOS PERFILES DE INGRESOS, SINO EN LA COMPOSICIÓN DE LA POBLACIÓN VULNERABLE Y POBRE Y SUS RASGOS PRINCIPALES. HAY UNA VERDAD QUE HOY DEBE CONCENTRAR NUESTROS DESVELOS Y ESFUERZOS: LA POBREZA Y LA VULNERABILIDAD EN LA REGIÓN TIENEN CARA DE NIÑAS, NIÑOS Y MUJERES. Y ESTA PAUTA SE AGRAVA –ESTO ES SE VUELVE MAS MARCADA- CON EL TIEMPO. LA EXPLICACIÓN DE ESTE PERFIL DE LA VULNERABILIDAD SE ENCUENTRA EN LOS CAMBIOS EN LAS FAMILIAS Y EN LA PERISTENCIA DE PAUTAS PATRAIRCALES EN EL MERCADO, EN LOS DISPOSITIVOS D PROTECCIÓN SOCIAL DEL ESTADO Y EN LA PROPIAS FAMILIAS EN LO QUE RESPECTA A LA DIVISIÓN SEXUAL DEL TRABAJO Y AL STATUS DE LA MUJER. ESTO AFECTA LA POSIBILIDAD DE INSERCIÓN EN EL MERCADO DE TRABAJO PRECISAMENTE ENTRE LAS MUJERES CON MENORES INGRESOS Y CON MÁS NIÑOS.
  • Mientras en promedio para 6 países de ALC el Gini baja 3.8% luego de impuestos y transferencias, para el promedio de 15 países de Europa baja 32.6%.
  • La diferencia en cuanto a los niveles de presión tributaria entre los países de la OCDE y los de América Latina puede explicarse principalmente por la baja carga tributaria sobre las rentas y el patrimonio en la región, ya que el nivel de impuestos al consumo es similar. Si bien la recaudación del impuesto a las sociedades es parecida (alrededor del 3% del PIB), hay disparidades significativas en materia de impuesto a la renta: 0,9% del PIB en AL frente a 8,9% del PIB en la OCDE. Dado que el impuesto a la renta personal es el más progresivo de los impuestos (es decir, el de mayor impacto redistributivo dentro de la estructura tributaria), es posible inferir que la estructura tributaria de los países latinoamericanos es más regresiva que la correspondiente a las economías desarrolladas, lo que afecta negativamente la distribución del ingreso. Dos razones básicas de la escasa recaudación directa en la región: La estrecha base imponible, y Los altos niveles de incumplimiento. Ambas razones son consecuencia del trato preferencial, por ejemplo a las rentas de capital en el caso del impuesto a la renta, y de las “lagunas” tributarias características de los sistemas impositivos de la región, que dan lugar a “gastos tributarios” de considerable magnitud.
  • El gasto público social creció fuertemente entre 1990 y 2008, en términos absolutos (de 445 dólares a 880 dólares por persona) y relativos (de 12,3% a 18,4% del PIB). Esto es clave, pues el aumento de gasto sociales fundamental para apoyar ciierre de brechas en distintas etapas del ciclo de vida. La mayor inversión en áreas sociales ha significado que la gravitación del gasto social dentro del gasto público total también se haya incrementado (de 44% a 65% del último). Sigue habiendo una gran heterogeneidad entre países tanto en los niveles de gasto como el esfuerzo presupuestario (gasto como porcentaje del PIB). El gasto que más aumentó fue en seguridad y asistencia social, seguido por Educación. Esto es auspicioso en la medida que educación y asistencia social son los sectores que más se orientan al ciclo infanto-juvenil. Seguridad social, claramente, financia “la otra punta del tiempo”. El área de Salud, en tanto, perdió participación en el presupuesto social. Pero es esperable que, a futuro, esta partida cobre mayor importancia debido al envejecimiento poblacional y los altos gastos de salud en la población de adultos mayores.
  • Medido por coeficiente de Gini, el período 2002-2009 muestra una clara tendencia a una mejora en la distribución del ingreso, salvo en los casos de Guatemala, República Dominicana y, en medida marginal, Costa Rica. En cambio la República Bolivariana de Venezuela, Argentina y Brasil son los países con mayores mejoras distributivas en promedio para este conjunto de años (2002-2009), si bien hay que considerar que las encuestas no necesariamente coinciden exactamente con estos años, y para el caso argentino solo se considera el área urbana.
  • Esto implica quitar a unos para dar a otros, para que todos ganen inter-temporalmente.
  • Se trata de reponer y re-articular un Estado con injerencia en la orientación del desarrollo con visión de largo plazo y con real capacidad de asignar recursos y cumplir funciones de redistribución y regulación, con una ruta clara hacia la igualdad . Esto, en el marco de nuevas relaciones con la sociedad y el mercado , con el sistema de representación y la base de constitución de los actores sociales. Se trata de construir ciudadanía .
  • Se trata de reponer y re-articular un Estado con injerencia en la orientación del desarrollo con visión de largo plazo y con real capacidad de asignar recursos y cumplir funciones de redistribución y regulación, con una ruta clara hacia la igualdad . Esto, en el marco de nuevas relaciones con la sociedad y el mercado , con el sistema de representación y la base de constitución de los actores sociales. Se trata de construir ciudadanía .
  • Se trata de reponer y re-articular un Estado con injerencia en la orientación del desarrollo con visión de largo plazo y con real capacidad de asignar recursos y cumplir funciones de redistribución y regulación, con una ruta clara hacia la igualdad . Esto, en el marco de nuevas relaciones con la sociedad y el mercado , con el sistema de representación y la base de constitución de los actores sociales. Se trata de construir ciudadanía .

Transcript

  • 1. IGUALDAD, COHESIÓN SOCIAL Y POLÍTICAS SOCIALES Martín Hopenhayn Director División de Desarrollo Social, CEPAL Seminario Internacional Sistemas de protección social integral: experiencias y perspectivas Quito, 2 de agosto de 2011
  • 2. ¿Por qué la hora de la igualdad?
    • Venimos de un modelo que se asocia a dos décadas de concentración de la riqueza con pobres rendimientos en crecimiento y productividad. La inflexión positiva en la última década hace pensar que es posible el desarrollo con más igualdad y menos pobreza (equilibrios macro, margen fiscal, democracia).
    • Hay mayor “protagonismo de lo social” en las agendas reflejado en aumento del gasto social, la expansión de la protección social solidaria, mayor presencia de los derechos sociales en la agenda política.
    • La crisis consagra un punto de inflexión en cuanto al rol activo del Estado, y la década pasada un punto de inflexión en cuanto al rol activo de la política.
  • 3.
    • I.
    • FACTORES DETERMINANTES DE LA DESIGUALDAD Y SUS RETOS A LA COHESIÓN SOCIAL
  • 4. Deudas multifacéticas que se refuerzan entre sí
    • El desafío de la igualdad implica enfrentar deudas históricas y vigentes que minan la cohesión social (inclusión y sentido de pertentencia):
        • Peor distribución del ingreso
        • Heterogeneidad productiva como fábrica de desigualdad estructural
        • Desigualdad en desarrollo de capacidades y conocimientos
        • Desigualdad en el mundo del trabajo y de la protección social
        • Discriminación racial, étnica, de género y generación
        • Una fiscalidad con muy escaso efecto redistributivo de la riqueza
        • Todo lo anterior tiende a la reproducción intergeneracional de las desigualdades y a mermar la cohesión social.
  • 5. América Latina tiene la distribución del ingreso más concentrada del mundo América Latina (18 países) y otras regiones del mundo: coeficiente de concentración de Gini, CIRCA 2006/a. Fuentes: CEPAL, en base a tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países y World Income Inequality Database (WIID). [http://www.wider.unu.edu/research/Database/en_GB/database/]. Notas : /a. Los datos regionales son promedios simples. En el cálculo se considero la última observación disponible en cada país para el período 2000-2006
  • 6. Traba de la cohesión y la desigualdad: El empleo se concentra en sectores de baja productividad: alta informalidad, precariedad, bajos ingresos laborales, lo que genera fuertes brechas salariales (países seleccionados) Fuente: Elaboración propia en base a: CEPAL (2009), Series históricas de estadísticas económicas 1950-2008 y OIT (2009)/Laborsta ( http:// laborsta.ilo.org / ). Para ese cálculo se ha utilizado la PEA sectorial de la OIT (que ha sido corregida por la tasa de desempleo sectorial de la misma OIT). 1990 1998 2003 2008 SECTORES DE ALTA PRODUCTIVIDAD 7,9 7,0 7,3 8,1 SECTORES DE MEDIA PRODUCTIVIDAD 23,1 20,7 19,7 20,0 SECTORES DE BAJA PRODUCTIVIDAD 69,0 72,3 73,0 71,9 TOTAL 100,0 100,0 100,0 100,0
  • 7. FÁBRICA DE DESIGUALDAD Y FRAGMENTACIÓN : LA BRECHA DE PRODUCTIVIDAD POR TAMAÑO DE LAS EMPRESAS Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Nota: El cuadro cuantifica el porcentaje de la productividad de cada tipo de empresa respecto a su contraparte de mayor tamaño (grandes). Los datos de productividad y la clasificación del tamaño de empresa, abarcan solo al sector formal de la economía y se basan en la información difundida por las instituciones de fomento de cada país (véase Ferraro y Stumpo, 2009). PRODUCTIVIDAD RELATIVA RESPECTO A LAS GRANDES EMPRESAS DE LOS DISTINTOS AGENTES Microempresas Pequeñas empresas Medianas empresas Grandes empresas Argentina 24 36 47 100 Brasil 10 27 40 100 Chile 3 26 46 100 México 16 35 60 100 Perú 6 16 50 100 Alemania 67 70 83 100 España 46 63 77 100 Francia 71 75 80 100 Italia 42 64 82 100
  • 8. Otra de las caras duras de la desigualdad es el desarrollo de capacidades para la inclusión social y la sociedad del conocimiento Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los países. a Las cifras respecto a jóvenes indígenas y no indígenas refieren a 8 países, y corresponden a 2007. AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): CONCLUSIÓN DEL NIVEL SECUNDARIO SUPERIOR ENTRE JÓVENES DE 20 A 24 AÑOS SEGÚN CONDICIÓN DE NIVEL DE INGRESO PERCÁPITA Y SEXO, ALREDEDOR DE 2008 a (En porcentajes)
  • 9. El eslabonamiento educación-empleo reproduce y, eventualmente, amplía las inequidades sociales, lo que afecta negativamente el sentido de pertenencia Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países, circa 2008. AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): INGRESOS LABORALES MENSUALES DE LA POBLACIÓN OCUPADA DE 15 A 29 AÑOS, DE 30 A 64 AÑOS Y DE 15 AÑOS Y MÁS, SEGÚN EL NIVEL EDUCATIVO ALCANZADO a (En porcentajes y dólares de 2000 ppa)
  • 10. Precariedad, desprotección. En el 2006, el acceso a la seguridad social entre los ocupados en AL llegó a un 37.3%, y entre los ocupados informales urbanos alcanzó apenas a un 19.6%. AM É RICA LATINA (16 PA Í SES): OCUPADOS a AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL, ALREDEDOR DE 2006 Fuente : CEPAL (2008). Panorama Social de Am é rica Latina 2008. a Trabajadores ocupados de 15 a ñ os y m á s que declararon ingresos laborales. En el caso de Argentina y Rep ú blica Bolivariana de Venezuela, asalariados. Promedio simple.
  • 11. Los niños y las mujeres siguen siendo más vulnerables a la pobreza. De hecho su peso en la pobreza se incrementa entre 2002 y 2008 AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): COCIENTE ENTRE LAS TASAS DE POBREZA DE NIÑOS Y MUJERES Y LAS DEL RESTO DE LA POBLACIÓN, ALREDEDOR DE 2002 Y 2008 a/ Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a/ Países ordenados según la variación anual de la tasa de pobreza. El período 2002 corresponde a la encuesta más reciente disponible entre 2000 y 2002, y el período 2008, a la más reciente disponible entre 2004 y 2008. b/ Área metropolitana. c/ Área urbana. Niños entre 0 y 14 años / Personas de 14 años y más Mujeres / Hombres (con edades entre 20 y 59 años)
  • 12. Efecto redistributivo de impuestos y transferencias es mucho mayor en Europa que en la región: pacto fiscal para la cohesión social AMÉRICA LATINA Y EUROPA (PAÍSES SELECCIONADOS): DESIGUALDAD DEL INGRESO ANTES Y DESPUÉS DEL PAGO DE IMPUESTOS Y TRANSFERENCIAS, 2008 (En porcentajes de variación del coeficiente de Gini) Fuente : Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de Goñi, López y Servén (2008).
  • 13. Hay margen para aumentar el impuesto a la renta en la región AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE Y OCDE: COMPARACIÓN DE LA RECAUDACIÓN DEL IMPUESTO A LA RENTA (En porcentajes) Fuente : Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de datos oficiales de los países, "Revenue Statistics of OECD Member Countries” (OECD) 2008, y WEO-Oct.2008(FMI). Nota : Las cifras de la OCDE cubren el gobierno general, al igual que las de la Argentina, el Brasil Chile, Costa Rica, el Estado Plurinacional de Bolivia y el Uruguay.
  • 14.
    • II.
    • SEÑALES AUSPICIOSAS
  • 15. La pobreza retoma su descenso después del año de la crisis AMÉRICA LATINA: EVOLUCIÓN DE LA POBREZA Y LA INDIGENCIA a/, 1980 – 2010 Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a/ Estimación correspondiente a 18 países de la región más Haití. Las cifras colocadas sobre las secciones superiores de las barras representan el porcentaje y número total de personas pobres (indigentes más pobres no indigentes). Porcentaje de personas Millones de personas
  • 16. Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), base de datos sobre gasto social. El gasto público social en América Latina ha incrementado su participación en el gasto público total y también como porcentaje del PIB AMÉRICA LATINA (21 PAÍSES): GASTO PÚBLICO TOTAL Y GASTO PÚBLICO SOCIAL COMO PORCENTAJE DEL PRODUCTO INTERNO BRUTO REGIONAL. PROMEDIO PONDERADO (En porcentajes)
  • 17. Luego de dos décadas de concentración, tenemos una inflexión positiva-moderada en términos distributivosdesde 2002 en América Latina AMÉRICA LATINA (18 PAÍSES): COEFICIENTE DE GINI DE LA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO, 2002 – 2009 a Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de tabulaciones especiales de las encuestas de hogares de los respectivos países. a El año de la encuesta utilizada difiere entre países. El período 2002 corresponde a la encuesta más reciente disponible entre 2000 y 2002, y el período 2009 a las encuestas disponibles entre 2006 y 2009. b Área urbana.
  • 18. Factores que inciden en este giro en positivo de reducción de pobreza y la desigualdad
    • Crecimiento económico sostenido durante 6 años con mayor generación de empleo que en la década precedente (desciende desempleo de 11.1 a 7.4% entre 2002 y 2008).
    • Aumento significativo de los ingresos laborales y baja del desempleo.
    • Impacto positivo de programas sociales, sobre todo de transferencias y protección social no contributiva, en reducción de la pobreza.
    • Políticas contra-cíclicas en tiempos de crisis consagran amortiguadores frente a la vulnerabilidad.
    • Aumento de tasa de participación femenina, en algunos países más que en otros, también en hogares de menores ingresos.
    • Efecto de tendencia demográfica de menor número de hijos por mujer, lo que reduce tasas de dependencia también en hogares pobres.
  • 19. A no dormirse en los laureles…
        • Seguimos siendo todavía la región con la peor distribución del ingreso en el mundo
        • Si bien aumentaron los ingresos salariales, las brechas de productividad se mantienen incólumes, con baja inversión sectores de baja productividad
        • Difícil atacar la reproducción intergeneracional de la desigualdad si no se aborda con mucha energía la desigualdad en logros y aprendizajes en la educación formal
        • La revolución digital es una oportunidad, pero no una garantía de reducir brechas en acceso a información, conocimiento, redes sociales, visibilidad pública
        • Si retorna la inflación, lo hace con desigualdad, castigando a los de menores ingresos
        • La protección social sigue segmentada en acceso y calidad, si bien hay reformas importantes, pero falta avanzar hacia un universalismo, centrado en derechos, con umbrales mínimos y con progresividad .
  • 20.
    • III. LA IGUALDAD Y LA COHESIÓN SOCIAL EN LA PERSPECTIVA DE LA POLÍTICA Y LAS POLÍTICAS
  • 21. La visión sistémica de la CEPAL en la progresión hacia mayor igualdad
    • Una macro anti-volatilidad, con instrumentos contracíclicos/estabilizadores automáticos, que promueva la inversión productiva, mitigue riesgos y fomente el financiamiento inclusivo.
    • Una política en el ámbito del desarrollo productivo y de la convergencia productiva que reduzca la heterogeneidad estructural y vaya a la “médula” de la fábrica de segmentación y desigualdad.
    • Políticas laborales activas para incrementar la tasa de participación, la negociación entre actores, el empleo de calidad y la protección ligada al mundo del trabajo.
    • Políticas educativas para nivelar el campo de juego en desarrollo de capacidades.
    • Políticas de protección social no contributiva con impacto fuerte en reducción de pobreza y vulnerabilidad.
    • Pacto fiscal para atacar la desigualdad con instrumentos tributarios y de gasto social.
  • 22.
    • Minimalismo y compensatorio en lo social
    • Criterio pro-cíclico
    • Papel central del mercado en la asignación de bienes y servicios.
    • Descentralización gestión.
    • Privatización (regresivo)
    • Ampliación del gasto social impacto distributivo vía transferencias y pisos universales.
    • Criterio contra-cíclico
    • Rol regulador y activo del Estado para garantizar acceso y avanzar en calidad de bienes públicos
    • Descentralización de recursos, coordinación y nueva gestión.
    • Derechos (progresivo)
    Modelo “ochentero” Modelo Propuesto CAMBIO DE LAS POLÍTICAS SOCIALES
  • 23.
    • Protección social centrada en el trabajo (male-breadwinner)
    • Economía del cuidado a solucionar por familias en esquemas de distribución de roles por género
    • Protección social en un mundo laboral restringido: del plano contributivo al solidario (universalismo básico); conciliación trabajo no remunerdo y remunerado
    • Estado, familia y mercado ante los desafíos de la economía del cuidado con cambios demográficos y de género
    Modelo tradicional Modelo revisado CAMBIO DE LAS POLÍTICAS SOCIALES
  • 24. Objetivos/Agenda
    • Redistribución directa de ingresos desde sistemas no contributivos para construir un sistema básico de ingresos parciales garantizados (niños, familias, adultos mayores y desempleados del sector formal e informal en edad activa)
    • Acceso a aseguramiento solidario en salud, considerando brechas y transición epidemiológica
    • Igualación hacia arriba del acceso y el logro educativo, y de aprendizajes pertinentes.
    • Creación de una red y una oferta pública de calidad de cuidados dirigidos a la primera infancia y el adulto mayor, con efectos múltiples.
    • El mundo del trabajo: políticas pasivas y activas, fortalecimiento de actores, mayor equidad en la apropiación de los excedentes de productividad, mayor convergencia en productividad.
  • 25. El pacto fiscal requiere de acuerdos entre distintos agentes públicos y privados
    • Una plataforma compartida que correlacione los cambios en la carga y la estructura tributaria con el destino que el espacio fiscal generado tendrá en las políticas públicas
    • Una agenda pública clara, acordada para mejorar la transparencia del gasto público, su eficiencia y eficacia y la institucionalidad pública a su cargo
    • Una ruta de reprogramación gradual del gasto social donde la recomposición intra e intersectorial muestre, a la luz de la evidencia disponible, un impacto redistributivo más extenso , mayor cohesión social y externalidades más generalizadas en materia de equidad y productividad
  • 26.
    • El contenido: el papel activo y proactivo del Estado mediante las políticas públicas en las áreas planteadas (macroeconomía, convergencia productiva y territorial, empleo, protección y promoción social, fiscalidad)
    • La apuesta: la reposición de las políticas con vocación de igualdad, pero también de la política (igualdad de derechos, ciudadanía plena para todos, visión compartida de largo plazo, en suma, la política como espacio de orientación del desarrollo)
    • La dinámica : construcción de pactos sociales (fiscales, laborales, de protección social) como fuente de legitimidad y viabilidad y como mecanismo de cohesión social.
    Para concluir: contenido, apuesta y dinámica de la propuesta
  • 27.
    • No hay sentido de pertenencia genuino sin espacios y sujetos de participación ampliada.
    • La participación como dialéctica entre visibilidad pública e influencia en instancias deliberativas de políticas públicas.
    • La participación como dialéctica entre la contraprestación desde la ciudadanía y control ciudadano de la acción pública-estatal.
    • La participación como medio y fin de la cohesión social.
    Apéndice 1: la participación como medio y fin de la cohesión social
  • 28.
    • Género: Distribución de roles en la producción y reproducción social, de la provisión a la forma en políticas de cuidado, la deconstrucción del homo economicus, de la política a lo político
    • Generación: Los nuevos mapas cognitivos, la naturalización de la sociedad-red, de la estabilidad a la movilidad, de la política a lo político.
    • Etnicidad: El peso de la identidad colectiva, la reconsideración del bienestar y la calidad de vida, el descentramiento del modelo de desarrollo, de la política a lo político.
    Apéndice 2: Retos a la política social desde el cruce entre igualdad y diferencia
  • 29. IGUALDAD, COHESIÓN SOCIAL Y POLÍTICAS SOCIALES Martín Hopenhayn Director División de Desarrollo Social, CEPAL Seminario Internacional Sistemas de protección social integral: experiencias y perspectivas Quito, 2 de agosto de 2011