Monografía
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Monografía

on

  • 254 views

 

Statistics

Views

Total Views
254
Views on SlideShare
254
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Monografía Monografía Document Transcript

  • Monografía: Banco Nación y Moneda Argentina. Alumna: Micaela Ygich. Curso: 5°B. Materia: Economía. Profesora: Alicia Barba
  • Índice: 1……………………………………………………. Introducción. 1………………………………………… Principios del banco central 2…………………………….. Trayectoria Internacional. 4…………………………Perfiles de la entidad. 5 ………………………….. Autoridades. 6…………………………………..Plan estratégico. 8………………….Casa Central. 8……………..La manzana del banco central. 9…………………..Primer edificio. 9…………………………..Construcción e inauguración. 10……………………………….Diferentes sucursales. 12………Introducción / Moneda Argentina. 12………………Historia de La moneda Argentina. 16…………………….Peso Argentino. 17……………… Conclusión. 18……………………. Bibliografía.
  • Índice 5…………………….Pequeña imagen del Banco Nación. 9…………….Fotos de diferentes sucursales. 11……………….. Fotos de diferentes sucursales. 13…………………..Fotos de la evolución de la moneda. 15…….Fotos del peso argentino. View slide
  • Introducción Los bancos centrales cumplen un rol fundamental dentro del sistema financiero y de la economía. Son responsables de funciones tales como la emisión monetaria y la regulación del crédito. Se sirven de una serie de herramientas que son aplicadas con total independencia y en base a los objetivos perseguidos por la institución, pero de acuerdo a los grandes objetivos de política económica de un país. Los bancos centrales modernos se destacan por la persecución de tres metas claras: la estabilidad de precios, el crecimiento a largo plazo y la estabilidad del sistema financiero. Principios del Banco Nación El Banco de la Nación Argentina fue fundado en 1891por iniciativa del presidente Carlos Pellegrini, como un medio para resolver los embates de una devastadora crisis económica que afectaba, en especial, al sistema bancario existente en ese momento. De capital enteramente estatal, en pocos años abarcó en su giro a toda la geografía nacional y se convirtió en el mayor banco comercial argentino. Su objetivo principal es el de ejecutar la función de agente financiero del Gobierno Federal y, como tal, recibe depósitos oficiales y realiza pagos por cuenta y orden de la Nación. Durante toda la centuria participo activamente en los principales acontecimientos de la vida económica del país. Tuvo una actitud descollante en la asistencia al sector rural, a tal punto que contribuyó decisivamente a que la República Argentina se convirtiera en una potencia mundial en el segmento de los agros negocios. Otra prioridad del Banco ha sido la atención de las pequeñas y medianas empresas, como así también a las parcelas de la población menos favorecidas que cuentan con sus servicios, inclusive en las localidades alejadas de los grandes centros y de escasa relevancia económica. A la par de esos compromisos y a tono con las innovaciones que se fueron produciendo en las últimas décadas en la operatoria bancaria, la entidad ha diversificado sus líneas de actuación para ingresar en nuevos segmentos del mercado, especialmente en áreas no tradicionales, cambiando su manejo hacia prácticas más asociadas con el mismo, en armonía con las tendencias globales. Sensibles a los cambios que se fueron produciendo en las relaciones económicas entre las naciones, el Banco proyectó su quehacer más allá de las fronteras y luego de habilitar sucursales en los países hermanos de América Latina (Bolivia, Brasil, Chile, Panamá, View slide
  • Paraguay y Uruguay) se hizo presente en los centros financieros de mayor nivel internacional (Estados Unidos de América, Reino Unido, Francia, España y Japón). La solidez y confiabilidad que alcanzó en la opinión pública, de la que es testimonio la reciente elección por una importante encuestadora como la marca del siglo en el sector a nivel nacional, constituyen valiosos atributos que le garantizan una participación destacada en la actividad bancaria argentina. Trayectoria Internacional Banco Nación en el mundo El Banco de la Nacion Argentina desarrolla su actividad internacional, tanto comercial como financiera, apoyado en una red integrada por 14 sucursales operativas en 9 países y dos oficinas de representación: Caracas (Venezuela) y Porto Alegre (Brasil), que adaptándose a las exigencias de cada mercado donde participa constituyen el instrumento fundamental en el desarrollo de negocios internacionales y de comercio exterior. Esta estructura permite satisfacer una serie de objetivos básicos como son: Apoyar el perfil de negocios del banco, mejorando e incorporando productos que satisfagan la demanda de servicios bancarios y financieros internacionales por parte de nuestros clientes. Facilitar y promover un mayor crecimiento en la actividad del banco como instrumento para el desarrollo del Comercio Exterior. Sostener y promover la actividad en el exterior de los sectores exportadores argentinos mediante apoyo y asesoramiento constante a los mismos en sus negocios internacionales, respaldando su presencia en ferias y exposiciones en el exterior, especialmente a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes). Consolidar e incrementar las relaciones y negocios con bancos corresponsales que posibiliten la concreción de negocios y la ampliación de las fuentes de recursos en condiciones y precios competitivos. La red de sucursales y representaciones en el exterior, en función de su ubicación geográfica se reparten en dos grupos bien definidos:
  • Hemisferio Norte Las Filiales ubicadas en EEUU. (Nueva York y Miami), España (Madrid), Panamá y Grand Cayman, actúan con un perfil de banca mayorista, con funciones diferenciadas de acuerdo a las características de cada plaza, que en conjunto conforman un sistema integrado que posibilita el desenvolvimiento de una amplia gama de operaciones y servicios internacionales. El perfil de estas Sucursales está dirigido, por un lado, a potenciar los créditos en respaldo a las exportaciones de productos argentinos y, por el otro, a la obtención de fuentes de financiamiento con entidades bancarias de primera línea. Nuestra oficina de representación en Caracas (Venezuela) se ocupa de la promoción del comercio bilateral entre Argentina y dicho país. De esta manera, la Representación participa y apoya a las misiones comerciales argentinas y brinda asesoramiento sobre la amplia gama de servicios que ofrece nuestra Institución, en particular los referentes a comercio exterior: créditos documentarios, cartas de créditos StandBy, cobranzas documentarias, líneas de créditos vinculadas con el comercio exterior, descuentos, transferencias, forfaiting, etc. También la representación brinda asesoramiento a particulares y empresas, tanto de Argentina como de Venezuela dentro de su ámbito de actuación, que deseen realizar distintas clases de negocios e inversiones. Hemisferio Sur Las Sucursales en Sudamérica, Brasil (San Pablo y Río de Janeiro), Uruguay (Montevideo), Paraguay (Asunción, Concepción, Encarnación y Villarica), Chile (Santiago de Chile) y Bolivia (Santa Cruz de la Sierra), así como también nuestra representación ubicada en Porto Alegre (Brasil), tienen por misión, principalmente, atender la operatoria doméstica y de comercio exterior intrarregional, siendo una herramienta sustancial para apoyar la actividad comercial de la Argentina en la región, complementada con una activa participación en el aspecto promocional del comercio exterior en nuestro país, por medio
  • de la participación del Banco de la Nación Argentina en ferias y exposiciones sectoriales en los distintos países del área, acompañando el accionar de empresarios argentinos que desarrollan y expanden sus actividades en dichos países. De esta manera la red de sucursales en Sudamérica, conforma un instrumento de importancia para la implementación e integración de los negocios en el MERCOSUR. En todos los casos el personal de nuestras casas en el exterior cuenta con experiencia profesional en cada mercado y está a disposición de los clientes y de todos los empresarios vinculados a los negocios internacionales para brindar su asesoramiento sobre todos los aspectos relacionados con los posibles negocios que estos pretendan desarrollar, cumpliendo así con los objetivos fundamentales del Banco como medio idóneo para el fomento y desarrollo de las actividades comerciales y financieras globales con el resto del mundo. Perfiles de la Entidad Desde su creación, el Banco de la Nación Argentina Contribuye al desarrollo de los sectores productivos del país, prestando asistencia financiera a las micro, pequeñas y medianas empresas, cualquiera fuere la actividad económica en la que actúen. Promueve y apoya el comercio con el exterior, especialmente, estimula las exportaciones de bienes, servicios y tecnología Argentina. Pone a disposición de las empresas productoras de bienes y servicios créditos para inversiones y capital de trabajo, otorgando además, financiamiento y garantías a la actividad de comercio exterior. También orienta su actividad a las personas físicas a través de préstamos personales e hipotecarios para la vivienda y productos interrelacionados.
  • Autoridades Presidente: Juan Carlos Fabrega. Vicepresidente: Enrique Arceo. Vicepresidente segundo: Esteban Alejandro Acerbo. Directora: Patricia Susana Fadel. Director: Ángel José De Dios. Directora: Cecilia Fernández Bugna. Director: Juan Ignacio Forlon. Directora: Silvia Gallego. Gerente General: Raúl Duzevic. Sindico: José Antonio Caceres Monie. Banco Central
  • Plan Estratégico del Banco Nación 2009-2013 Rol de la empresa El 27 de enero de 1966, el Congreso de la República aprobó la Ley 16000 por la cual creaba el Banco de la Nación. Días después el Poder Ejecutivo, bajo la firma del Presidente de la República, Fernando Belaúnde Terry la pone en vigencia, culminando así un largo proceso cuyos antecedentes históricos datan del siglo XIX, pero que recién a partir de 1914, surge verdaderamente la preocupación de crear un Banco que centralice las actividades operativas, económicas y financieras. El Banco de la Nación encuentra sus antecedentes inmediatos en el año 1905, durante el gobierno de don José Pardo, en el que se crea la Caja de Depósitos y Consignaciones, mediante la Ley N° 53 del 11.02.05. Esta Institución amplió sus actividades en 1927 cuando se le encargó a través de la Ley 5746 la administración del Estanco del Tabaco y Opio, así como la recaudación de las rentas del país, derechos e impuestos del alcohol, defensa nacional y otros. Finalmente, en diciembre del mismo año se le encarga la recaudación de la totalidad de las rentas de toda la República. El Decreto Supremo N° 47, del 9 de agosto de 1963, estatiza la Caja de Depósitos y Consignaciones, declarándola de necesidad y utilidad pública. Mediante este dispositivo se recupera para el Estado las funciones de recaudación de las rentas fiscales y la custodia de los depósitos administrativos y judiciales. Tal estatización se realizó cuando la Caja contaba entre sus accionistas con diez Bancos: Crédito, Popular, Internacional, Wiese, Comercial, Continental, Gibson, De Lima, Unión y Progreso. Las funciones que se le asignaron al Banco de la Nación fueron las siguientes: 1. Recaudar las rentas del Gobierno Central y de las entidades del Subsector Público independiente y de los Gobiernos Locales cuando así se conviniera con éstos. 2. Recibir en forma exclusiva y excluyente depósitos de fondos del Gobierno Central y
  • del Subsector Público, con excepción de los Bancos Estatales y del Banco Central Hipotecario. 3. Hacer efectivas las órdenes de pago contra sus propios fondos que expidan las entidades del Sector Público Nacional. 4. Recibir en consignación y custodia todos los depósitos administrativos y judiciales. 5. Efectuar el servicio de la deuda pública. El 12 de junio de 1981, en el segundo gobierno de Fernando Belaúnde Terry, se promulgó la Ley Orgánica Decreto Legislativo N° 199 y se ampliaron las funciones del Banco: 1. Recaudar los tributos del Sector Público Nacional. 2. Efectuar en forma exclusiva por cuenta y en representación del estado, operaciones de crédito activas y pasivas con Instituciones Financieras del país y del exterior. 3. Recibir en forma exclusiva los depósitos de los fondos de todo el Sector Público Nacional y Empresas del Estado, con excepción de las Empresas Bancarias y Financieras Estatales. En 1994, durante el gobierno de Alberto Fujimori Fujimori, con el Decreto Supremo N° 07–94EFEstatuto del Banco, se modificaron las funciones, las mismas que serán ejercidas sin exclusividad respecto de las Empresas y Entidades del Sistema Financiero. 1. Brindar servicios de pagaduría de acuerdo a las instrucciones que dicte la Dirección General del Tesoro Público. 2. Brindar servicios de recaudación por encargo de los acreedores tributarios. 3. Efectuar por delegación, operaciones propias de las subcuentas bancarias del Tesoro Público. 4. Actuar como Agente Financiero del Estado. 5. Actuar por cuenta de otros Bancos o Financieras, en la canalización de recursos. 6. Participar en las operaciones de comercio exterior del Estado. 7. Otorgar facilidades financieras al Gobierno Central, y a los Gobiernos Regionales y Locales, en los casos en que éstos no sean atendidos por el Sistema Financiero Nacional. 8. Las facilidades financieras que otorga el Banco no están sujetas a los límites que establece la Ley General de Instituciones Bancarias, Financieras y de Seguros. 9. Brindar Servicios de Corresponsalía. 10. Brindar Servicios de Cuentas Corrientes a las Entidades del Sector Público Nacional y a Proveedores del Estado. 11. Recibir depósitos de ahorros en lugares donde la banca privada no tiene oficinas.
  • Casa Central La casa central del Banco de la Nación Argentina es uno de los edificios más representativos que rodean la Plaza de Mayo, sitio fundacional de Buenos Aires y sede de grandes acontecimientos de la historia del país. Diseñada por el prestigioso arquitecto Alejandro Bustillo con una combinación de estilos clásicos en clave monumentalista, la casa central ocupa una manzana entera y fue inaugurada en 1944. 1580-1888: La manzana del Banco Nación La manzana ocupada por el edificio central del Banco Nación es una de las más antiguas de Buenos Aires, ya que en la fundación de la ciudad en 1580,Juan de Garay reservó la mitad para sí mismo y la otra para su hijo homónimo. En 1585 se construyó la primera capilla que tuvo Buenos Aires, antes de que en 1593 se asignara para la Catedral su esquina actual en San Martín y Rivadavia. Luego de esto, y quizás como consecuencia del camposanto que tuvo esta primera capilla, la manzana del actual Banco Nación fue conocida durante siglos como el Hueco de las Ánimas, ya que era un gran terreno sin construir, aunque la Aduana funcionó allí fugazmente en 1603, y más tarde fue Seminario y luego Consulado. Mientras la esquina de Rivadavia y 25 de Mayo continuaba siendo el Hueco de las Ánimas, sobre la esquina de Reconquista el Cabildo comenzó a construir en 1804 el Coliseo Estable de Comedias, cuya obra fue suspendida por las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807, y luego de la muerte de su constructor Tomás Toribio quedó abandonada desde 1810 hasta 1832, cuando un incendio destruyó el edificio inconcluso. Recién en 1855, comenzó en la esquina de Reconquista y Rivadavia la construcción del primer Teatro Colón, uno de los primeros edificios monumentales en Buenos Aires, diseñado por el ingeniero Charles Pellegrini e inaugurado en 1857. Esta sala de espectáculos donde se interpretaba ópera subsistió hasta el año 1888, en que el Estado Nacional impulsó una ley para construir un nuevo Teatro Colón, y adquirió el viejo edificio de Plaza de Mayo para destinarlo al recién fundado Banco Nacional. Instalado en lo que era la sala del ex-teatro, el banco operó en una época de euforia en la especulación financiera, que condujo inevitablemente a una profunda crisis conocida como el Pánico de 1890, luego de la cual entró en quiebra y debió ser refundado en 1891, con el nombre de Banco de la Nación Argentina. Mientras, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires había construido su nueva sede sobre la ochava de 25 de Mayo y Rivadavia, y en el resto de la manzana existían una serie de edificios en donde hasta principios del siglo XX abundaban los prostíbulos que atendían
  • tanto a los marineros que venían del puerto como a los empleados bancarios de la City financiera. Completando la manzana hoy ocupada totalmente por el Banco Nación, sobre la esquina de Bartolomé Mitre y Reconquista existía la casa matriz del Banco Británico de América del Sud, construida en el terreno donde en tiempos coloniales estaba la casa de Juan Martin Pueyrredon. 1888-1939: Primer edificio Una vez adquirido para el Banco Nacional, el viejo Teatro Colón fue mínimamente reformado para sus nuevas funciones, pero se colocaron conjuntos escultóricos sobre la cornisa de la fachada para brindar una nueva imagen al edificio. Pero esta primera sede resultó insuficiente a medida que la institución crecía y se fortalecía luego de la crisis, y progresivamente el Banco fue comprando los demás edificios de la manzana y anexándolos al antiguo teatro, de tal forma que en 1910 tuvo la posibilidad de encargar al arquitecto Adolf Buttner una remodelación total de las fachadas, que mediante una mansarda agregada buscó unificar las fachadas heterogéneas bajo una imagen común. En 1916 la Bolsa de Comercio inauguraba su nueva sede en la Avenida Alem, y así la manzana completa iba pasando al poder del Banco Nación, proceso que se concretó en 1925. Así, en 1926 la institución tuvo una primera propuesta para la construcción de su definitiva casa central, un proyecto y concurso trunco que avanzó lentamente y quedó en la nada. Recién diez años después la idea volvió a cobrar fuerza, en el período de fuerte intervencionismo estatal de la presidencia de Agustín P. Justo, ya que el prestigioso arquitecto Alejandro Bustillo comenzó a bosquejar propuestas para el edificio hacia 1936. Dos años más tarde, el Banco Nación formaba una Comisión Asesora Técnica presidida por Bustillo que revisó los planos ejecutados por la Oficina de Arquitectura de la institución. Bustillo no tuvo un mero rol de consulta, si no que trabajó intensamente en el proyecto, que denota su muy personal estilo, e incluso encargó la construcción de una maqueta en yeso para analizar las proporciones del proyecto y su pretenciosa estructura. 1939-1955: Construcción e inauguración A medida que la figura de Bustillo iba ganando peso en las decisiones proyectuales, el diseño del futuro edificio fue volviéndose una cuestión personal, de tal forma que logró imponer sus puntos de vista e ideas al Directorio del Banco Nación. Dentro de ellas estuvo la realización de la construcción por etapas. Luego de sorteadas las licitaciones y demoras burocráticas, el 17 de septiembre de 1940, una vez demolida la antigua Bolsa de Comercio y demás edificios, el presidente del banco Jorge Santamaría colocó la piedra fundamental de la nueva casa central, con una pala realizada en plata por la Casa Mappin & Webb.
  • La construcción fue de una escala inédita para la ciudad, tratándose solo de la primera etapa de la obra, que englobaba el 60% del edificio, exceptuando el sector que daría a la calle Reconquista. Para cerca de 100.000 m2 se dibujaron 1.500 planos y en la obra se utilizaron 480.000 kg. de hierro y bronce y se invirtieron m$n 2.500.000 en mármoles, granito y piedras traídas de Córdoba y San Luis, actuando un total de 128 empresas subcontratistas. El 21 de julio de 1944 era inaugurada, durante la dictadura de la Revolución del 43, la primera etapa del nuevo Banco de la Nación. El edificio ya ostentaba su imponente pórtico sobre la ochava de Rivadavia y 25 de Mayo, y sus fachadas revestidas en piedra traída de Balcarce, junto con su mansarda de bronce. Una vez terminado este sector solo faltaba el cuarto de manzana correspondiente a la esquina de Rivadavia y Reconquista, donde antes había estado el primer Teatro Colón. La segunda y última etapa de la obra fue paralizada durante los siguientes años, hasta que fue encarada en 1950 durante la presidencia de Juan Domingo Perón, y aunque representaba el 40% del edificio, demoró los siguientes cinco años, de tal forma que la casa central del Banco de la Nación estuvo terminada para 1955. En 1966 quedó inaugurado en el primer piso el Museo Histórico y Numismático, y en 1971 comenzó a funcionar en la planta baja la Galería de Arte “Alejandro Bustillo”. Por otra parte el Banco Nación vivió su pionero proceso de instalación de computadoras entre 1964 y 1977, cuando comenzaron a operar, instaladas en el último piso. Distintas Sucursales Banco Nación Resistencia Banco Nación Bahía Blanca
  • Banco Nación Junín (Buenos Aires) Banco Nación Trelew (Chubut) Banco Nación La Plata (Buenos Aires)
  • Moneda Argentina Introducción La moneda Argentina comenzo muchos años anteriores de 1881 con el trueque, luego aparecio un valor conocido como “dinero mercancia” con el cual se pagaba realmente lo que se compraba. En 1881 se unificaron las monedas en Argentina y a partir de alli su nombre fue cambiado 5 veces. Con el paso del tiempo la moneda Argentina perdio13 ceros gracias a la inflación de los ultimos 40 años. 1 peso del año 2008 equivale a10 billones de pesos moneda nacional de 1968. Esto quiere decir que si no se hubiera cambiado la moneda para comprar lo que hoy se adquiere con 1 peso, se necesitarian10 billones de pesos de aquellos que circulaban hace 40 años. Le siguieron las monedas formadas en plata y oro, hasta que llegaron los billetes que eran usados como certificados de existencia de un deposito en un banco. Cuando los billetes comenzaron a usarse para pagar las mercancias los bancos empezaron a crear billetes oficiales y aparecio el dinero fiduciario. La historia de la Moneda Argentina En el año 1881 se unificaron las monedas en Argentina y a partir de ese entonces han cambiado cinco veces su nombre y a medida que pasó el tiempo perdió nada más ni nada menos que 13 ceros. Pero esta historia no empezó en 1881 sino mucho antes con el trueque,
  • luego apareció un valor conocido como „dinero mercancía‟ con el cual se pagaba realmente lo que se compraba. Le siguieron las monedas acuñadas en plata y oro, hasta que por fin llegaron los billetes, que no eran usados como en la actualidad sino que eran certificados de existencia de un depósito en un banco. Cuando empezaron a usarse en forma habitual para pagar sus mercancías los bancos empezaron a realizar emisiones por cantidades fijas; fue cuando aparecieron los billetes oficiales y apareció el dinero fiduciario (que se diferenciaba de las moneadas de la época por tener un valor únicamente representativo). A continuación te damos un detalle cronológico de los cambios que se fueron produciendo en el sistema monetario argentino: 1573 La Real Casa de la Moneda de Potosí empezó a acuñar monedas en Hispanoamérica, conocidas como „macuquinas‟ ya que se fabricaban a golpe de martillo. 1773 Se acuñaron monedas con el perfil de los monarcas. Aparecieron también las primeras medidas de seguridad para su falsificación y se empezaron a realizar mediante la utilización de máquinas de acuñación. 1813 Desde Potosí (de donde había llegado triunfante Manuel Belgrano) se acuñaron las primeras monedas de Argentina, según lo dispuesto por la Asamblea General Constituyente. Estas monedas en vez de tener el rostro del rey empezaron a llevar la leyenda „En Unión y Libertad‟ (en la actualidad se le rinde homenaje en las monedas de 1 peso). 1815 Desde Potosí se llevaron los cuños a Córdoba en donde se instaló la primera casa de monedas de Argentina. Luego de un tiempo todas las provincias tenían sus casas de monedas. 1822 Fue creado el Banco de Buenos Aires que era depositario de los ingresos sociales. Este Banco pudo emitir billetes que eran fabricados en Inglaterra, los mismos incluían los rostros de la independencia americana y más tarde leyendas políticas (a favor del gobierno de Rosas). 1824 En la provincia de La Rioja se empezaron a acuñar monedas de oro y plata, las mismas contaban con un diseño similar al de Potosí. Tenían el nombre de Provincias Unidas para poder circular en todo el país. 1881 El peso quedó establecido como la unidad monetaria de la República Argentina (que
  • circuló hasta el año 1970) y se creó la Casa de la Moneda de la Nación, lugar en donde se acuñaron los argentinos de oro y los patacones de plata, en ambos casos con el escudo argentino en el adverso y la efigie de la libertad en el reverso. La efigie fue diseñada por el artista francés Eugene Oudiné y se convirtió en un tema clásico en las monedas y forma parte, además, del logotipo del Banco Central de este país. 1900 Mediante la impresión de billetes con la alegoría del progreso quedó sentada a unificación de la emisión monetaria. Las placas con las que se realizaban estos billetes fueron traídos de Europa. Recién en el año 1951 se realizaron billetes de producción netamente nacional (el billete con la alegoría de la Justicia Social). 1970 En este año queda establecida la unidad monetaria Peso Ley 18188 que equivalía a 100 pesos moneda nacional. En esta línea monetaria se emitió el billete de 1.000.000 pesos ley que es el billete de mayor valor nominal de la historia de Argentina. 1983 Mediante un Decreto firmado por el Poder Ejecutivo (número 22.707) se estableció el Peso Argentino que equivalía a 10.000 pesos ley. Para poder hacer más fácil el reconocimiento del dinero los billetes de valores equivalentes llevaban tonos parecidos. 1985 Empezó a circular el Austral, que equivalía a 1.000 pesos argentinos. En este caso se diseñaron los billetes con retratos de residentes argentinos en los anversos y la alegoría del progreso en los reversos. 1992 El Decreto Presidencial 2128 cambio nuevamente la denominación del sistema monetario de este país, pasando a llamarse nuevamente Peso. El sistema rige hasta la actualidad.
  • Imágenes evolución de la moneda, desde 1881-actualidad:
  • Peso Argentino El Peso Argentino (símbolo: $a) fue la moneda vigente en la Argentina en el período 1983-1985. Fue creada mediante el Decreto 2270 y entró en vigencia el 1° de junio de 1983. Cada Peso Argentino equivalía a 10.000 $ (Peso Ley 18.188). A diferencia del anterior cambio de moneda, esta vez no hubo resellado de billetes. Sin embargo, la inflación en este periodo siguió en ascenso y en junio de 1985, es reemplazada por una nueva moneda, el Austral.
  • El peso argentino fue creado mediante el Ley 22.270 durante el gobierno de Raúl Alfonsín, y desde 1983 reemplazó al peso Ley 18.188. Cada peso argentino equivalía a 10.000 pesos Ley 18.188, y a diferencia del anterior cambio de moneda no hubo resellado de billetes. La inflación en el período 1983-1985 siguió en ascenso y en 1985 el peso argentino fue reemplazado por una nueva moneda, el austral. Cuando el austral reemplazó al peso argentino, cada austral era equivalente a 1000 pesos argentinos. Se emitieron monedas de 1, 5, 10 y 50 centavos. En 1984 se emitieron las de 1, 5 y 10 pesos argentinos. En 1985, las de 5, 10 y 50 pesos argentinos. Conclusión: Investigar sobre nuestra Moneda y nuestro Banco, me hizo dar cuenta que esto está relacionado con la inflación. Desde la primera moneda del año 1881 hasta el paso actual, han desaparecido 13 ceros y estos nos demuestra que la moneda tuvo una devaluación importante a lo largo del tiempo. Y que el Banco Nación es uno de los lugares más importantes de nuestro país y ayuda mucho al sistema financiero. El rol que cumplen los bancos, son muy importantes ya que se destacan tres metas claras: la estabilidad de precios, el crecimiento a largo plazo y la estabilidad del sistema financiero.
  • Bibliografía -1:1 BA Banco de la Nación Argentina. -Ficha de Catálogos. -Alejandro Busillo: sus obras en Argentina. -www.Precidencia.gov.ar -Galería De Imágenes de Bancos Nacionales. -www.bna.com.ar - http://www.taringa.net/posts/offtopic/8132199/Historia-de-la-monedaargentina.html -http://www.billetesargentinos.com.ar/