Entrevista a Fredric JamesonDe http://www.uruguaypiensa.org.uy/noticia_15_1.htmlLa cultura y la política cultural radicalP...
que los organizadores hicieron un trabajo impresionante proveyendo espacio para todas estas diferentesexpresiones, pero fu...
el Partido de los Trabajadores. No sabemos cuan diferente va a permanecer de los partidos de izquierdaque encontramos en l...
__________ osification o algo así de los países soviéticos, la derecha alcanzó un poder tremendo queaún conserva. Y eso es...
Bajo esa perspectiva, ¿hacen sentido las antiguas reivindicaciones de la izquierda y cuales debiesen serla                ...
¿Cuál crees que es el rol del intelectual en el contexto del postcapitalismo y en el contexto de los nuevosmovimientos?Cre...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

6 entrevista a jameson en el foro social(2003)

263

Published on

Published in: News & Politics, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
263
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "6 entrevista a jameson en el foro social(2003)"

  1. 1. Entrevista a Fredric JamesonDe http://www.uruguaypiensa.org.uy/noticia_15_1.htmlLa cultura y la política cultural radicalPor Cristóbal Navarro, Cristian Alarcón y María Eva desde Porto Alegre, durante el Tercer ForoSocial MundialTraducida por Cristóbal NavarroEn 1984 Fredric Jameson publicaba uno de sus libros más conocidos y fundamentales: Elposmodernismo o La Lógica Cultural del Capitalismo Tardío. Ahí señalaba algo que ahora cobraimpresionante vigor conceptual: “ Pero es este el momento de llamar la atención del lector sobre algoobvio: a saber, que toda esta cultura posmoderna que podríamos llamar estadounidense, es la expresióninterna y superestructural de toda una nueva ola de dominación militar y económica norteamericana dedimensiones mundiales: en este sentido, como en toda la historia de las clases sociales , el trasfondo dela cultura lo constituye la sangre, la tortura, la muerte y el horror”En enero de 2003 Fredric Jameson estaba observando y participando en el III Foro Social de PortoAlegre.Ahora, en abril de 2003, el horror de la guerra nos llega cada día a nuestros ojos.Y todavía hoy la práctica política anticapitalista parece no captar efectivamente el caudal de teoría críticagenerada en el debate articulado sobre los conceptos de posmodernidad y modernidad. Ese debateresulta central para el desarrollo de fuerzas anticapitalistas y en él el pensamiento de Fredric Jamesonalcanza importancia proporcional a dicho debate y sus consecuencias en la práctica política de laizquierda. Así de relevante resulta el lugar de sus investigaciones, las que Perry Anderson, al escribir LosOrígenes de la Posmodernidad toma precisamente como centro y guía para la reflexión sobre el momentoactual de la cultura capitalista posmoderna, apareciendo Fredric Jameson como uno de sus principalesteóricos.En esas investigaciones se nos viene a configurar un horizonte general para la comprensión y discusiónde la posmodernidad, en tanto escenario actual de la humanidad, ilustrando de pasada, y precisamenteahí donde se oscurece políticamente a su contraparte conceptual, es decir, la modernidad, en tantoescenario y pauta cultural del pasado.Las consecuencias prácticas de dichas investigaciones teóricas comprometen a una práctica posible eirrenunciable para una izquierda que, moviéndose teóricamente desde el análisis y la comprensión delcapitalismo multinacional y financiero, llegando hasta la comprensión de la vida cotidiana capitalista y lasubjetividad en esta cultura, pretenda transformar el orden de las sociedades y desalojar al capitalismotanto de “la objetividad material del mundo” como también de “la subjetividad personal y colectiva”.A continuación la primera parte de lo conversado con Jameson, durante las intensas jornadas del tercerForo Social Mundial. Nos recibe, como buen americano, muy temprano, a las 8 de la mañana, en elcomedor de su confortable hotel. Entre café y café y en inglés la conversación va tomando forma. Nocualquier día se puede hablar de política con alguien así…¿Cómo interpretaría el desarrollo desde el primer a este tercer Foro Social Mundial (FSM), en términosdel debate y la participación?Es muy difícil decir, porque no estuve en los 2 primeros. No podría comparar, pero gente me hacomentado como el tamaño del Foro ha cambiado las cosas. Se me hizo casi imposible seguir todo lo queestaba sucediendo, porque eran demasiadas cosas y estaban relativamente alejadas unas de otras. Creo
  2. 2. que los organizadores hicieron un trabajo impresionante proveyendo espacio para todas estas diferentesexpresiones, pero fue difícil hacer conexiones entre unas y otras. Me parece que la mayoría del trabajoserio en contextos como este se realiza tras bambalinas, con la gente se conociéndose. No creo queocurra en los eventos públicos, y estos han tendido a ser un conjunto de slogans y discursos políticos sinmucho contenido.¿Mucha propaganda y no tanto contenido…..?Propaganda, la gente hace sus puntos, los cuales generalmente ya sabemos de antes, sin dar nada muynuevo. No sé como será en los talleres (workshops). Ojalá ahí circule material más interesante, que hayamás discusión. Estoy seguro que en los casos de reportes de grupos que son menos conocidos, cuyasposturas son menos conocidas, se elaboraron materiales muy interesantes, pero no creo que ese sea elcaso de la discusión masiva. Al menos en los debates públicos que yo fui no hubo nada demasiadonuevo. Creo que lo otro interesante de esto, que estoy seguro que diferencia mucho a este Foro de losdos anteriores, es la guerra (la invasión de USA a Irak). Es decir, la inminencia de esta guerra hizo que,de repente, discusiones que en los años anteriores se enfocaron en política interna, economía, etc.,tendieron a transformarse en demostraciones anti-guerra. Eso es muy importante, pero nos lleva en unadirección muy distinta a los temas económicos y sociales.¿Le complació la participación social, de movimientos sociales….?Creo que América Latina estuvo muy bien representada y tal vez partes de los otros continentes, pero nocreo que todo el mundo haya estado representado, lo cual igual no es posible. Hubo muchas ONG´s, seexcluye a los partidos políticos y entiendo la lógica de eso. Me parece que probablemente los gruposmilitantes que tenían cosas que hacer estuvieron todos muy bien representados aquí. No creo que nadieque haya querido venir fuera excluido.¿La exclusión de los partidos políticos debilita al movimiento o lo fortalece?Es muy difícil saber eso. Creo que hoy en día los partidos políticos son muy débiles, así que de serincluidos tendríamos solo unos pocos, muy ruidosos y no necesariamente numerosas representaciones,así que quizás sea bueno que no hayan venido. Por otro lado, de alguna forma todos estos movimientostiendan hacia la política en algún punto, por lo que no se puede hacer una separación absoluta entre lasorganizaciones políticas y sociales. Espero que estos grupos avancen hacia lo político, pero nonecesariamente en términos de líneas políticas específicas. Creo que hubo una discusión, que no sécomo se resolvió, sobre emitir una declaración unánime contra la guerra al final del Foro. Estoy deacuerdo con los que pensaban que eso no era una buena idea. Sabemos que estamos todos contra laguerra, pero declaraciones unánimes como esas se contraponen al espíritu de este tipo de encuentros.¿Has notado diferencias entre los movimientos sociales presentes en este Foro y los que conocíasantes?La verdad no tuve mucho contacto con los distintos movimientos sociales. Ciertamente había de todo tipo,por ejemplo vi carteles a favor del Esperanto. Aparentemente todos quienes quisieron estuvieronrepresentados, pero no vi la lista de los presentes, por lo que no creo conocer demasiado la diversidad deestos movimientos, simplemente por que no estuve involucrado en la forma precisa.¿Dónde situarías al Foro Social Mundial en el modelo Modernismo/Postmodernismo?Creo que esto es definitivamente un evento postmoderno, precisamente por lo que hablábamos de que nogira entorno a una línea, conclusión o estrategia unánime, o algo por el estilo. Eso es muy característicode los fenómenos postmodernos en general. Ellos son orientados alrededor de la multiplicidad,heterogeneidad y demás. Ahora, qué estilo de política sale de eso, no lo sé. Asumo que sería lo que yollamo política de alianzas (alliance politics). Esto es, diversos grupos uniéndose en ocasiones históricas,porque tienen un enemigo común, más que una organización singular y monolítica. Creo que es un errorpensar que los partidos más viejos eran tan monolíticos como hemos llegado a pensarlos. Los partidossocialistas del siglo 19 eran grandes ensamblajes de distintos tipos de culturas, etc. Y sería buenorecapturar algo de eso.Pienso que a la larga debe haber algo como un partido político, de lo contrario ninguna de estas energíasnos conduce a nada y estas energías se disipan.¿Qué cosas diferentes debiese tener ese partido para ser exitoso?Bien, es muy difícil saber lo que tiene que ser distinto, porque, de cierto modo, en nuestro sistema elproceso electoral se impone a sí mismo. Claro que acá tenemos el ejemplo de Lula, y este partido nuevo -
  3. 3. el Partido de los Trabajadores. No sabemos cuan diferente va a permanecer de los partidos de izquierdaque encontramos en la historia. Creo que eso es la pregunta que todos tienen sobre el PT:¿Es solo otropartido socialdemócrata o va a mantener su originalidad?¿Qué crees tú al respecto?No creo que tenga nada demasiado nuevo que decir. Lula fue elegido en una ola de tremendo apoyopopular, pero con el consentimiento del empresariado. Ahora hay una especie de tregua socialgeneralizada, un entendimiento en torno a este experimento. Pero tarde o temprano tiene que haber unconflicto de clases, porque los intereses de los grandes empresarios no son los de la mayoría de la gente.Llegará un momento en que Lula tendrá que optar entre opciones realmente divisivas. Ahí se verá…¿Confrontación violenta…?No al principio, pero como ustedes los chilenos saben, llega un momento en que la violencia hace suentrada. Ese es el caso de Venezuela. A menos que uno de los lados capitule estos conflictos tarde otemprano derivan en enfrentamientos que pueden ser muy serios.Además está el rol de los Estados Unidos en todo esto. Sabemos que están ciertamente involucrados enVenezuela, la CIA, como lo estuvo en Chile. Uno asume que están observando a Lula muy de cerca.¿Porqué en un contexto postmoderno, en que por ejemplo el estado no juega el mismo rol que antes, lospartidos políticos serían una solución?Creo que en general uno no debe pensar a la política centrada en un solo tema (issue), sino como endesarrollo, e incluyendo cada vez más temas. Por ejemplo, creo que una de las cosas peligrosas de lapolítica de un movimiento antiguerra, tomando como ejemplo la guerra de Vietnam, es que de repente,cuando la guerra termina el movimiento político desaparece. Es muy importante que un movimientopolítico no solo saque su energía de temas particulares, pero que produzcan desarrollo político que lotrascienda, y sea más grande e inclusivo. Cuando hablamos de postmoderno, claro que son palabrasculturales aplicadas a la política, estamos hablando de una situación donde muchos más distintos tipos depersonas están involucradas. Por ejemplo, creo que acá en Brasil hay una gran presencia de sectoresque nunca habían sido incluidos en el proceso político que están siendo incluidos ahora. Así, cuando unohabla de las diferencias en los movimientos postmodernos, uno está hablando de todos esos grupos, loscuales están involucrados en formas distintas. Pero algo debe unirlos, y deben estar moviéndose enalguna dirección. No creo para nada que el estado-nación haya perdido su poder. El sistema mundialactual está basado en nuevas relaciones entre los estados-nación, pero ellos siguen ahí. Tienen susfuerzas armadas, su policía y demás. Ahora tienen que lidiar con fuerzas armadas y policíasinternacionales, pero no creo que puedas zafar de eso. Cuando el orden económico es amenazado pormovimientos populares el sistema reacciona y hay violencia. La violencia siempre viene desde la derecha.La violencia viene del sistema que es amenazado por la izquierda, porque no se suicida ni capitula. Lagente con privilegio (people with priviledge) tiene mucho más dinero, dinero para comprar mercenarios,tecnología, etc., y usan eso. Por eso un movimiento político no puede limitarse a tener demandasrazonables, como seguros de salud, sino que tiene que además incluir resistencia a la resistencia queesas cosas generarán, las amenazas desde el sistema.¿Qué piensas del presente estado del pensamiento crítico de la izquierda?Creo que tú lo dijiste antes. Hay mucha incertidumbre de cómo idear articular una política que se opongaa la globalización como un todo y al sistema mundial como un todo, más que un estado-nación particular.Pienso que la historia de la política fue la historia de política dentro de un estado nación y ciertosmovimientos internacionales, como el movimiento comunista de ______. Pero ahora hay un grado deintegración entre los diversos estados-nación, que la gente no sabe como manejar. Creo que estamosrecién inventando un nuevo tipo de política que está saliendo de este Foro Social Mundial. Cosas comoSeattle y las demostraciones en contra de la globalización son los primeros signos de los intentos deinventar un nuevo tipo de política, para lidiar con esta nueva situación, pero no creo que la izquierda tengasu estrategia para estas cosas todavía.Al nivel de la ideología, todos parecen convencidos de que nada existe ni funciona que no sea el libremercado. Obviamente, ante eso la izquierda no tiene posiciones que tomar, más allá del reformismo y deponer trabas (restraints) al libre mercado. La lucha por esas trabas puede ser muy productiva, pero debehaber alguna sensación de que otras cosas son posibles, además del libre mercado neoliberal o como sequiera llamar. Lo otro es que tal vez la izquierda no se haya dado cuenta hasta qué punto la política estambién una cuestión de lenguaje. A esto le llamo, no es un término mío, lucha discursiva (discursivestruggle), porque me parece que una de las formas en que la derecha ganó con Reagan y Thatcher y sunuevo sistema, desde 1980, fue esa. La derecha venía muy débil y desarticulada después de los 60,después del fracaso de la guerra de Vietnam, etc., y la izquierda que había era muy poderosa en esosdías. Y de repente con Reagan y Thatcher, la desmarxificación (demarxification) en Europa y también la
  4. 4. __________ osification o algo así de los países soviéticos, la derecha alcanzó un poder tremendo queaún conserva. Y eso es porque tuvieron éxito en desacreditar todo el lenguaje de la izquierda:nacionalización, socialismo, todas esas cosas. La derecha ganó esa lucha discursiva, y creo que solo conel comienzo de Seattle y el movimiento antiglobalización la izquierda ha comenzado a forjar un lenguajeque pueda competir con el de la derecha. Creo que eso es una parte muy importante de este proceso.¿Cómo crees que podemos crear un lenguaje nuevo, inventar un nuevo discurso?Es muy difícil saber como eso pasa. Mucha gente probó muchas cosas distintas y de repente el discursode la antiglobalización hizo click. Recuerdo que hace un par de años leí un artículo en el New York Timesen el que hablaba de un hombre de negocios que decía: “esta gente que está hablando de laglobalización es algo muy malo para nosotros”. Comprendió que el solo usar la palabra globalización eraaterrador para ellos, porque quería decir ponerle nombre al sistema. Hay un momento famoso en los 60americanos cuando uno de los líderes del movimiento estudiantil dijo: “debemos ponerle nombre a estesistema”. Hasta ahí había sido un movimiento anti-guerra y en ese momento estaba al borde deconvertirse en un movimiento anti-capitalista. Ponerle nombre al sistema es muy importante y creo que lamisma palabra globalización es poderosa.Por eso creo que cuando Mitchell Levy dice que no queremos estar en contra de la globalización, claroque entiendo lo que quiere decir, que todos somos parte de la globalización, pero este es un sloganefectivo. No lo debemos abandonar. Así como tampoco otras formas de lenguaje que se desprenden deesto. En un lugar como este (el Foro) la gente intercambia todas estas cosas, e intentan ver e inventarqué tipos de lenguaje emergen de este proceso.¿Cómo se puede pensar una teoría de cambio en el contexto cultural señalado por ti, en el cual soloexiste el libre cambio?Eso es parte de la dialéctica de este proceso y esa es la primera forma de empezar a pensar en esto.Aquí hay un proceso singular (single) que dice que está produciendo diferencia, variedad y diversidadabsoluta. Como un mercado que muestra toda una gama de cosas diferentes, pero sin embargo sontodas iguales. Esto es el porqué creo que los slogans que la izquierda ha tenido hasta ahora, slogans dediversidad y diferencia, son peligrosos. Porque esos son también los slogans del mercado. El mercadoquiere clientes diferentes, quiere crear distintos tipos de bienes para toda esta gente distinta. Creo quetienes razón, hay una paradoja en todo esto y creo que tenemos que identificarla cada vez que aparezca.No creo que podamos hacerla desaparecer pensando (I don´t think there´s a way of thinking it away). Esclaro que no queremos volver a un mundo singular simplificado, pero además debemos decir que lasdiferencias del libre mercado son una ilusión. En la tradición americana hemos llegado a entender queuna forma efectiva de hablar de ello es en términos de Disney y Disneyworld (Disneyfication), la creaciónde diferencias de imitación (imitation diferences) de todo tipo, por la publicidad, por la producción debienes, etc. Es importante insistir en ello, en la naturaleza ilusoria de esas diferencias. Pero es muchomás difícil hablar en términos positivos.¿Pero crees que es posible pensar una teoría del cambio, poder crear de forma práctica o intelectual, unateoría del cambio en este contexto?Creo que lo importante es cambiar del énfasis en las cosas al énfasis en la praxis humana, al trabajomismo. Me parece que este es uno de los problemas que levanta una sociedad computacional. El trabajose vuelve invisible y es como si toda esta tecnología hiciera las cosas y como si nosotros no estuviéramosen la fuente (source) de esta producción. La gente se siente muy débil (powerless) porque sienten que lascosas están a cargo. Así, me parece importante recapturar ese sentido (sense) de producción humana, decontrol humano sobre las cosas, de que esta sociedad no es natural de (is not natural of)... A Brecht legustaba el slogan de que debíamos insistir en que el estado de las cosas no es natural sino histórico,porque si es natural dura para siempre y no hay nada que puedas hacer al respecto, pero si es histórico lagente lo hizo y por ende puede hacer algo distinto en vez. Pero eso es muy difícil de hacer, me parece.¿Cuál diría que es la configuración cultural del capitalismo y el neoliberalismo hoy?Creo que es simplemente una tremenda producción de mercancías culturales (cultural commodities)alrededor del mundo. Toda producción cultural puede ser mercantilizada (commodified) tarde o temprano,sin importar su fuente. Así, hay aparatos muy poderosos que están ahí para transformar cualquier cosaque pueda ser vendida en mercancía. Me parece que esto le pasa muy seguido a la música, dondepequeños sellos hacen cosas no mercantilizadas y luego son compradas por sellos más grandes que losmarketean. No creo que haya forma de escapar de este proceso, porque es parte de la mercantilizaciónen sí, pero da una nueva forma a todas estas cosas. Creo que nunca habíamos sentido la fuerza delproceso de mercantilización tan fuerte como en estos años, donde la globalización necesita estatremenda red de instancias mercantilizadas. Una vez más, me parece que uno debe continuar señalandoesto, que la gente imagine que no es natural o normal vivir en esta tremenda red de cosasmercantilizadas. Hay un proceso incipiente de conocimiento y resistencia que viene del solo hecho desaber eso, de estar conciente de ello. Pero no es tan fácil salir de ello.
  5. 5. Bajo esa perspectiva, ¿hacen sentido las antiguas reivindicaciones de la izquierda y cuales debiesen serla nuevas?Una de las formas que un tipo de resistencia siempre tomó fueron las diferencias nacionales. Es decir, laoposición de una cultura nacional a esta cultura internacional de Hollywood y las mercancíasnorteamericanas. No veo forma alguna de evadir eso. Me parece un proceso muy saludable, aún cuandocada país capitalista está también ocupado produciendo sus mercancías. Sin embargo creo que seconsiguen cosas cuando una cultura nacional se resiste a este tipo de internacionalización. En cuanto auna cultura política específica, no estoy seguro de cuan exitoso ha sido eso últimamente. Creo que huboalgo así a comienzos del siglo XX, pero no sé si las formas han evolucionado de manera tal queconstituyan hoy alguna cultura política mundial (world political culture). Quizás la habrá y, una vez más,creo que este tipo de Foro internacional es un lugar donde algo como eso puede empezar a suceder.¿Y las reivindicaciones como nacionalizar la industria y otras, tienen sentido hoy o sería hora de empezara pensar en otras nuevas?Creo que eso depende mucho del país, de la industria. Por ejemplo, si hablamos de cultura nonecesariamente se nacionaliza, pero los gobiernos nacionales podrían apoyar cultura, como producciónde cine, de forma más enérgica de lo que lo hacen. Esa es una forma de resistir la presión internacional.Y a los monopolios internacionales no les gusta eso, lo que es un signo de que ciertos países han podidodesarrollar su propia cultura de forma relativamente exitosa. Por otra parte, pensando en Hollywood, esmuy difícil forzar al público nacional a que guste de sus propias películas nacionales. Las películas deHollywood son muy populares en el mundo y esta es la fuente (source) de este poder. Eso debe sertomado en cuenta. Me parece que estados individuales pueden tener una política de apoyar desarrollolocal autónomo.En cuanto a la nacionalización en una escala económica más grande, creo que eso depende mucho deltipo de economías que están involucradas y de la naturaleza del negocio local (local business). En elpasado, ciertos empresarios locales (local businessmen) han sido aliados en intentos progresistas deautonomía nacional. En otros países empresarios locales han sido aliados de los monopoliosinternacionales. Eso es un asunto histórico que depende del país, pero obviamente cualquier tipo deautonomía que un país logre asegurar es positiva.¿Para conseguir esa autonomía el énfasis debe estar en el estado o en la sociedad civil?Creo que estas dos cosas cambian al mismo tiempo. Si tienes un gobierno realmente popular de masas,entonces decir que el estado está haciendo eso no parece lo mismo, porque la gente (people) estáinvolucrada en el estado y el estado expresa a los movimientos populares. Hay estados que son muchomás abiertos a los movimientos populares y apoyan una dirección. En ese caso no es el estado. El estadopasa a ser un vehículo para los deseos de la gente, pero obviamente el estado tiene su propia estructura,está siempre allí. Me parece que la reacción ante el marxismo ha sido hacia un anarquismo para el cual elestado y el poder siempre son malos. Eso es un error. El estado puede ejercer un contrapoder muypositivo para la situación mundial, pero, insisto, depende de la situación.¿Cuál dirías que es el posible impacto del FSM?Creo que esto se está haciendo notar en el mundo. Creo que junto a las demás demostracionesantiglobalización, es otra indicación visible de que mucha gente está insatisfecha con esta cultura, con laestructura internacional de las cosas como son. No creo que tenga consecuencias inmediatas, perosignifica que los gobiernos monopólicos tienen que tomar en cuenta y lidiar con que hay niveles de lapoblación, y en particular jóvenes, que no se inclinan simplemente por seguir el sistema ni obedecer susdictámenes. Creo que puede comenzar a erguirse como una advertencia a la estructura de poderinternacional. Cómo evolucione después de eso?... no creo que se deba subestimar la situación nacional.Creo que la gente vuelve y en sus específicas realidades nacionales pasan cosas distintas. Es bastanteclaro que aquí en Brasil hay cosas que, de momento, son posibles que no lo son en Chile. Venezuela esotra situación interesante, que no es ninguna de esas dos. No me parece que se pueda predecir unresultado único (single outcome) de esto, pero pone al sistema de globalización al corriente de esto, deque hay resistencia andando (ongoing resistence) a todo este sistema.¿Y la existencia de esa resistencia bajo el slogan “Otro Mundo Es Posible” hace a este movimientoreformista o revolucionario?Creo que aún no sabemos. Esas dos cosas están presentes en los diversos grupos que están acá.Algunos desean cosas muy específicas para reformar al capitalismo internacional. Eso no es malo. Meparece que eso también debe ser empujado (pushed), pero no apuntan a cambiar el sistema. Por otrolado, la gente que realmente quiere cambiar el sistema tiende a no saber todavía como es el otro sistemahacia el cual quieren cambiar. Y eso carece de cierta fuerza. Así, ambas cosas deben desarrollarse.Estamos en una etapa muy temprana de todo este proceso. Eventualmente, el conflicto que describesentre reformismo y revolución se vislumbra. Esa es una tensión inevitable, pero de muy largo plazo.
  6. 6. ¿Cuál crees que es el rol del intelectual en el contexto del postcapitalismo y en el contexto de los nuevosmovimientos?Creo que el rol del intelectual es siempre pararse justo al lado de las situaciones inmediatas del procesopolítico e intentar hacer las conexiones entre todas ellas, ver como se relacionan. Una de las ventajas delmarxismo es entender que todo es un sistema y que las cosas están interrelacionadas. Me parece que elintelectual es alguien que debiese insistir en mostrar interrelaciones, que la gente que estáinmediatamente involucrada no necesariamente ve. No veo como esa función pueda desaparecer.Por otra parte, siempre ha habido mucho anti-intelectualismo en la izquierda y la gente ha sentido que losintelectuales han intentado ostentar un cierto poder de conocimiento (power of knowledge) sobre losmovimientos sociales. No creo que eso sea necesario, porque los movimientos hoy no hacen caso de lascosas con las que no están de acuerdo, por lo que creo que el poder de los intelectuales está muyexagerado.Igual me parece que los intelectuales tienen un rol que jugar en recordar a la gente de las interrelacionesde estas cosas, especialmente ahora que con el orden internacional las interrelaciones son máscomplicadas que nunca.Más personalmente, ¿por qué viniste acá?Vine porque me parece que este es un evento político muy importante y quería ver como operaba y quéestaba aconteciendo acá. Este es, sin dudas, uno de los lugares cruciales en que esta nueva forma endesarrollo de oposición a la globalización se está llevando a cabo. Entiendo que no es aún algototalmente organizado y articulado, pero quería ver cómo era. No vine a dar ninguna lección, sino aobservar las fuerzas existentes y ver hasta qué punto se han articulado.¿El rol de las vanguardias es menos importante ahora? ¿Debiesen los intelectuales pasar más tiempo enla calle y con las bases o en las bibliotecas, como antes?Es difícil decir. Creo que los intelectuales tienden a estar involucrados más íntimamente con gruposindividuales. En ese sentido probablemente si pasan más tiempo en la calle, pero creo es un error insistirtanto en una inmersión completa en los movimientos populares o en una contemplación abstractacompletamente de afuera. Debemos saber de lo que estamos hablando, pero también debemos tener unacierta distancia de esas cosas que los involucrados no necesariamente tienen. No creo en la idea deFoucault, es decir, hay intelectuales específicos y muchos grupos producen su propio tipo deintelectuales, pero también hay espacio para ver las cosas de una cierta distancia. Me incomoda tenerque sugerir que alguna de las dos ideas es la adecuada. Cada uno tiene su propia política que estádeterminada por sus propias situaciones.

×