Your SlideShare is downloading. ×
Nociones de aristóteles
Nociones de aristóteles
Nociones de aristóteles
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Nociones de aristóteles

837

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
837
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. NOCIONES de ARISTÓTELES1. Lo necesario y la ciencia Existen, según el Estagirita, dos partes en el alma racional o intelectiva:una con la que percibimos las clases de entes cuyos principios no pueden serde otra manera (necesarios), y otra con la que percibimos los contingentes. A laprimera de esas partes racionales la llama “científica”, y a la segunda,“razonadora”, porque se encarga de deliberar acerca de lo contingente. Los “seres contingentes” son aquellos que pueden ser de otra manera.Son seres contingentes todos aquellos que son susceptibles de ser producidospor el ser humano, así como las acciones que realiza el ser humano, que ha dedecidir en todo momento qué hacer, cómo comportarse; siendo esta preguntael contenido de los llamados “saberes prácticos”, esto es, la Ética y la Política,que se mueven en el ámbito de la experiencia. Los “seres necesarios”, por oposición a los anteriores, son aquellosque no pueden ser de otra manera distinta de la que son, no pueden no existir,y son objeto de las llamadas “ciencias primeras” o teoréticas. Sólo podemostener conocimiento (por oposición a la opinión) de las cosas que no pueden serde otra manera, porque si lo fuesen, estarían fuera de nuestra observación y senos escaparía si existen o no. Así pues, lo que es objeto de ciencia esnecesario y, por tanto, eterno, ingénito (no engendrado) e indestructible. Todaciencia es enseñable y se puede aprender, pues es un modo de serdemostrativo. Cuando uno está convencido de algo (no cabe duda de ello) y leson conocidos sus principios, entonces puede decir que sabe científicamente. La ciencia1 (episteme), que forma parte de las virtudes intelectuales(aquellas que permiten al alma intelectiva alcanzar la verdad), es unconocimiento racional y universal (episteme) que trata de la esencia de lo real,por oposición a la opinión (doxa). Esta distinción entre la ciencia y la opinión seremonta a Platón. Aristóteles bebe de esta concepción al distinguir entre lonecesario y lo contingente. La postura aristotélica es expuesta tanto en el libroVI de la Ética Nicomáquea (que estamos comentando), como en Analíticossegundos. En ambas obras afirma que “la ciencia es el conocimiento de louniversal y de las cosas necesarias” porque es el conocimiento de la causa porla que es la cosa, y ésta no puede ser de otra manera.2. La producción y la acción Aristóteles diferencia explícitamente, en el libro VI de la ÉticaNicomáquea, dos tipos de actividades (fruto de la racionalidad práctica): la1 El concepto de ciencia también alude al conocimiento o saber en general: cualquier saber es lo que podemos considerar una “ciencia”.Es en este sentido en el que Aristóteles distingue entre tres tipos de ciencias: ciencias primeras o teoréticas, ciencias segundas oprácticas, y ciencias terceras o productivas.
  • 2. praxis y la poiesis. La praxis es aquél tipo de acción que tiene un fin interno ala propia acción. Se correspondería con las acciones éticas. La poiesis esaquél tipo de acción que tiene siempre un fin externo a la propia acción. Secorrespondería con las actividades técnicas o productivas. Asimismo, paracada tipo de actividad Aristóteles distingue un tipo de racionalidad. Laracionalidad propia de la praxis será la phrónesis o prudencia (sabiduríapráctica), mientras que la racionalidad propia de la poiesis será la racionalidadtécnica o productiva. En la acción moral, a diferencia de la actividad técnica oproductiva, el ser humano no busca fines externos que justifiquen la acción,sino que la acción quedaría justificada por sí misma. El fin de la acción es laactividad misma y no algo diferente a ella (causa eficiente y causa finalcoinciden), mientras que en la producción el fin de la actividad es algo distinto aella, esto es, el producto; aunque ambas, la producción y la acción, tienen encomún el referirse a lo que puede ser de otra manera (contingente) y no a lonecesario. Por tanto, una acción bien hecha es ella misma el fin, a diferencia dela producción. Practicar un arte es considerar cómo puede producirse algo que escontingente (es susceptible de ser o de no ser) y cuyo principio está en quien loproduce (causa eficiente) y no en lo producido (causa final). Dentro de losseres contingentes (que pueden ser de otra manera), encontramos el objetoproducido y la acción que lo produce, esto es, el ámbito de la producción, quees distinta de la acción. El arte (techne) es el modo de ser productivo (unavirtud productiva) acompañado de la razón verdadera. Téchne indica, no el artedel artista, sino una actitud para producir, una “disposición productivaacompañada de razón verdadera”. El fin de la política es para Aristóteles la acción, y no el conocimiento,pues éste es un medio para realizar rectamente las acciones, pero no es el fin.A través de la acción es como nos hacemos virtuosos, siendo ésta, por tanto, elobjeto de la ética y la política. En el terreno de la acción, el Estagirita afirmaque actúan solo la causa eficiente y la causa final.3. Prudencia y moderación La prudencia (phrónesis) es la sabiduría práctica, una virtud intelectualo dianoética que permite al ser humano deliberar correctamente. El rasgodistintivo del hombre prudente ser capaz de deliberar y de juzgar de unamanera conveniente sobre las cosas que pueden ser buenas y útiles para élque deben contribuir en general a su virtud y a su felicidad. Así, la prudenciaserá un modo de ser racional (virtud intelectual), verdadero y práctico, respectoa lo que es bueno para el hombre. Es la virtud de la parte racional del almaencargada de formar opiniones, pues ambas (la opinión y la prudencia) tienenpor objeto lo contingente, a diferencia de la racionalidad teórica.
  • 3. La moderación es un término medio respecto de los placerescorporales. El hombre moderado es aquel que es guiado por la recta razón(prudencia y término medio), por lo que no ama más esos placeres que ladignidad. Los apetitos del hombre moderado deben estar en armonía con larazón, porque el fin de ambos es lo bueno. La recta razón es la que determinael justo medio de las virtudes morales y es obra de la sabiduría práctica(phrónesis) o prudencia. Pero el límite o norma de esta recta razón es lacontemplación, obra de la filosofía (sophía). Por tanto, la moderación es para Aristóteles algo que salvaguarda laprudencia, por lo que debe añadírsele a ésta, porque un hombre que nocontenga los placeres (que no sea moderado), se encontrará cegado a la horade deliberar acerca de lo bueno, labor que corresponde a la prudencia. Lamoderación, por tanto, preserva a la prudencia de la perturbación que el placery el dolor ocasionan en los juicios referidos a la actuación, de los que se ocupala prudencia. Las virtudes morales se rigen por la pauta ética del “justo medio”:la virtud está en el término medio entre dos extremos deficientes, uno porexceso y otro por defecto. Por tanto, la moderación será lo que permita al serhumano alcanzar el resto de las virtudes. En resumen, la prudencia y moderación constituyen dos caras (una delplano de las virtudes morales y otra del plano de las virtudes intelectualesprácticas respectivamente) para el dominio de los impulsos del deseo irracionaldel ser humano, situados en el alma sensitiva que, si bien no es racional, sí“escucha” los dictados de la razón y puede ser guiada por ella a través de lacostumbre. La obra del hombre, afirma Aristóteles, se lleva a cabo por laprudencia y la virtud moral, porque la virtud hace que el fin propuesto sea recto,y la prudencia hace rectos los medios para este fin. Así, sobre todo la virtudmoral de la moderación, hace recto el fin que se propone el hombre en suacción, mientras que la prudencia se ocupa de los medios. La personaprudente, por tanto, es aquella que elige adecuadamente.

×