• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
¿Enfermedades o Cuerpos Enfermos?
 

¿Enfermedades o Cuerpos Enfermos?

on

  • 2,485 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,485
Views on SlideShare
2,481
Embed Views
4

Actions

Likes
0
Downloads
18
Comments
0

1 Embed 4

http://www.slideshare.net 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    ¿Enfermedades o Cuerpos Enfermos? ¿Enfermedades o Cuerpos Enfermos? Presentation Transcript

    • ¿Enfermedades o Cuerpos Enfermos? Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor República Bolivariana de Venezuela La Universidad del Zulia Consejo de Profesores Jubilados Con la colaboración del Abog. Alejandro René Morales Loaiza Maracaibo, 10 de junio de 2008
    • Introducción
      • En esta disertación nos acercamos nuevamente a un tema complejo y difuso que habremos de analizar multidisciplinariamente. Se hace la salvedad de que en esta oportunidad no será abordado con el rigor científico que caracteriza las notas citadas. Esta reflexión que hoy se comparte con ustedes se ha hecho partiendo de la condición de ciudadano común y de hombre comprometido con la profesión de fe católica cristiana, así como la de un ser humano que en su ciclo existencial quiere coadyuvar a mejorar la vida en este planeta, desde cualquier tribuna que la providencia nos conceda.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Precisiones Conceptuales
      • Enfermedad. (Del lat. infirmĭtas, -ātis ). f. Alteración más o menos grave de la salud. || 2. Pasión dañosa o alteración en lo moral o espiritual. La ambición es enfermedad que difícilmente se cura. Las enfermedades del alma o del espíritu. || 3. Anormalidad dañosa en el funcionamiento de una institución, colectividad, etc. || ~ avanzada. f. La que ha alcanzado un cierto grado de irreversibilidad. || ~ azul. f. Med. Estado de cianosis permanente, que se produce en los niños que padecen algunas enfermedades congénitas del corazón o de los grandes vasos. || ~ carencial. f. La producida por carencia de determinadas vitaminas en la comida. (....).
      • Fuente: Diccionario de la Real Academia Española.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Precisiones Conceptuales
      • Enfermedad, cualquier estado donde haya un deterioro de la salud del organismo humano. Todas las enfermedades implican un debilitamiento del sistema natural de defensa del organismo o de aquellos que regulan el medio interno. Incluso cuando la causa se desconoce, casi siempre se puede explicar una enfermedad en términos de los procesos fisiológicos o mentales que se alteran.
      • La comprensión de las enfermedades depende de una descripción clara de los síntomas, los cuales son manifestaciones de los procesos vitales alterados. Pueden variar desde relatos subjetivos de dolor, como cefalea o dolor de espalda, a hechos objetivos, como inflamación o erupción.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Precisiones Conceptuales
      • Los síntomas generales consisten en cambios en la temperatura corporal (como fiebre), fatiga, pérdida o aumento de peso, y dolor o hipersensibilidad de los músculos u órganos internos. Un estudio más profundo puede poner de manifiesto procesos tales como la presencia de microorganismos patógenos, que se detectan mediante el cultivo en medios con nutrientes especiales; fracturas óseas que se descubren a través de la exploración radiológica; la existencia de cambios en la composición de las células de la sangre; o la observación al microscopio de un crecimiento de células cancerosas en un tejido extirpado quirúrgicamente.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Precisiones Conceptuales
      • Con el aumento del uso de las pruebas de laboratorio en las exploraciones físicas de rutina que se realizan a personas aparentemente sanas, los médicos diagnostican cada vez con más frecuencia enfermedades que carecían de síntomas manifiestos para el paciente. Por ejemplo, la hipertensión se puede detectar en fases precoces antes de que produzca lesiones importantes en el corazón o en los vasos sanguíneos. Otro tipo de patología que se detecta en alrededor del 10% de todas las personas exploradas, y que por lo general no produce síntomas, es el prolapso de la válvula mitral, en el cual una válvula del corazón no funciona adecuadamente.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Precisiones Conceptuales
      • En apariencia, la mayor parte de las personas con un prolapso de la válvula mitral están sanas, pero en algunas ocasiones esta patología puede ser una manifestación en el seno de una enfermedad autoinmune. El desarrollo y el aumento del empleo de pruebas cada vez más sensibles plantea la necesidad de hacer un uso más cuidadoso del término enfermedad.
      • Las enfermedades se pueden clasificar según su localización (hueso, corazón, hígado), historia natural (aguda o crónica), curso (progresivo o intermitente), u otros criterios. Dos de las formas más útiles de clasificación son aquellas que se realizan atendiendo a la causa de la enfermedad (etiología) o al proceso biológico que resulta afectado. (Fuente: Enciclopedia Virtual Encarta 2005).
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • El Arte de No Enfermarse – Dr. Dráuzio Varella
      • Si no se quiere enfermar … HABLE DE SUS SENTIMIENTOS.
      • "Emociones y sentimientos que son escondidas, reprimidas, terminan en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores lumbares, dolor en la columna. Con el tiempo la represión de los sentimientos degenera hasta el (sic... debería decir "en") cáncer. Entonces, vamos a sincerar, confidenciar (sic), compartir nuestra intimidad, nuestros " secretos ", nuestros errores... El diálogo, el hablar, la palabra, es un poderoso remedio y una excelente terapia".
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • A las personas que no son comunicativas, que son introspectivas, que viven escondidas dentro su propio caparazón y que son incapaces de manifestar la tristeza, la alegría o el sentimiento o remoción que viven, sufren muchísimo. Este sufrimiento por demás innecesario puede aliviarse y de hecho es fácil hacerlo. Basta con que el sujeto que esté viviendo esta situación vaya abriéndose un poquito hacia el resto de la personas. Compartiendo las cosas buenas y también las no muy buenas. Ello le permitirá no solamente en los momentos de dificultad llevar con menos peso los problemas. En el caso de las situaciones de felicidad o de alegría también debemos compartirlas porque al hacerlo experimentamos esa especie de aprobación, reconocimiento y  solidaridad de nuestro prójimo.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Por otra parte es muy conveniente hablar de las cosas, situaciones y realidades que estamos viviendo, sobre todo si se acepta que nuestros pensamientos y emociones, lo mismo que los sentimientos pueden generar efectos en nuestra salud. Siempre que me ha tocado abordar este tema bien en conversaciones personales o en charlas, conferencias o seminarios, me valgo del siguiente ejemplo: Si usted le dice muy temprano en la mañana a su vecino que lo percibe muy pálido, con ojeras, con aspecto enfermizo, aunque no sea verdad tal situación, ya ese ser humano anidó en su mente la semilla de la incertidumbre respecto de su salud.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Ese sujeto pensará: " si yo me siento bien y pasé muy buena noche ¿por qué me dijo mi vecino que me veo como enfermo?" Si usted además de esa actitud, ha acordado con algunas otras personas, que le digan a su vecino lo mismo que usted le manifestó temprano en la mañana, tenga la certeza de que esa persona cuando regrese a su casa lo hará, pero en condiciones de salud inferiores o peores a aquellas que tenía cuando salió en la mañana para ir su trabajo. Ese sujeto cuando la segunda persona le manifestó que se veía enfermo, relacionó esa percepción con aquella que el vecino le hizo en la mañana muy temprano.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Resultado: esta persona colocó valor agregado a las pseudo percepciones de su vecino, el cual únicamente para molestarlo o jugarle una broma le manifestó que no lo veía bien, o que lo notaba con aspecto enfermizo; una segunda percepción de otra persona introdujo el sentimiento de temor a una presunta enfermedad, considerando que el sentimiento partió de la emoción.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Si la víctima de esta broma hubiese manifestado sus sentimientos: miedo , miedo por pensarse enfermo, miedo por encontrarse en peligro su vida, tal vez hubiese descubierto que su estado de salud era perfectamente sano, amén de que evidencia con tal actitud que es una persona a la cual no se le puede influir tan fácilmente. Moraleja: No creer todo cuanto se nos diga, comunicar a otros lo que nos molesta es una manera de prevenir estas situaciones y caminar por el sendero de una vida feliz.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • El Arte de No Enfermarse – Dr. Dráuzio Varella
      • "Si no se quiere enfermar … NO VIVA SIEMPRE TRISTE:
      • El buen humor, la risa, el reposo, la alegría, recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive. "El buen humor nos salva de las manos del doctor". La alegría es salud y terapia".
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Respecto de no vivir triste, la experiencia y la vida nos enseñan que la alegría y el buen humor son emociones y situaciones de vida que pueden asumirse con mayor facilidad que aquellas vinculadas con la tristeza, la depresión, el complejo de culpa, etc. Por ello, para reírse se necesitan menor cantidad de músculos que aquellos que se requieren para estar serio. Esta verdad que nos ofrece la naturaleza humana, y más específicamente la anatomía del ser humano deja colar por el sedal o tamiz la circunstancia de que es conveniente, benéfico y saludable reír antes que llorar, y mantenerse de buen humor frente a las diversas vicisitudes que el destino pudiera colocarnos en nuestra existencia.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • No se justifica ni resulta positivo y favorable andar por la vida con cara de cobrador insistente y desmedido, pues esto nos traerá que las personas con las que nos relacionemos también asuman esa actitud. Recordemos la Ley de la semejanza: "Lo semejante atrae lo semejante". Si usted trata a los demás con acidez, por lo general recibirá lo mismo a cambio. Existe una expresión con la cual me he vinculado de manera muy estrecha y que en los diversos estadios y lugares comunes de mi vida he utilizado, y que con mucho gusto se la suministro a mis espectadores, para que puedan emplearla sin pago de impuesto alguno: "Dale a la vida una sonrisa, para que la vida a su vez te sonría".
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • El Arte de No Enfermarse – Dr. Dráuzio Varella
      • "Si no se quiere enfermar … CONFÍE.
      • Quien no confía no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relacionamiento. La desconfianza es falta de fe en ti, en los otros y en Dios.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Dentro de las diversas acepciones que nos ofrece el Diccionario de la Real Academia Española sobre el vocablo CONFIAR, me permito transcribir el que más se ajusta a la noción de confianza a la que alude el Dr. Varella: "Depositar en alguien, sin más seguridad que la buena fe y la opinión que de él se tiene, la hacienda, el secreto o cualquier otra cosa". De esta forma ya entonces se puede afirmar sin equívoco alguno que la naturaleza humana se caracteriza en su esencia por la bondad en cada uno de los integrantes de la raza humana, y por excepción la maldad se hace presente en su vida.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Es decir, las personas son buenas por naturaleza y malas por excepción, por ello no podemos ir por este mundo desconfiando hasta de nuestra propia ropa interior, pues si así lo hiciéremos, estaríamos condenados a vivir en una perpetua infelicidad, si es que a eso se le puede llamar vida. Por otro lado nuestra coexistencia sería imposible, por lo cual finalmente también nos sentenciarían al aislamiento, toda vez que nuestras conductas y actitudes de desconfianza no las toleraría la mayoría de los integrantes de una sociedad; seríamos el "Elmer Gruñón" de los cómics norteamericanos. En conclusión: vivir feliz es mejor que vivir triste y malhumorado, USTED ELIGE.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • El Arte de No Enfermarse – Dr. Dráuzio Varella
      • "Si no se quiere enfermar … NO VIVA DE APARIENCIAS.
      • Quien esconde la realidad finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón, etc., está acumulando toneladas de peso. Una estatua de bronce con pies de barro. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz. Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • En América Latina, quienes hemos nacido con la tropicalidad que caracteriza este lado del continente, tenemos un antiquísimo refrán que viene como sortija al meñique en esta reflexión: "Mucha bomba y poco chicle" , para referirnos a aquellas personas que van de lugar en lugar alardeando de que tienen esto o aquello, de que son esto o aquello, de que son felices, de que todo lo tienen, de que son los número uno, de que son ejemplo de virtud y de justicia, etc. Desafortunadamente para este tipo de personas: "Deseos no preñan" , en otras palabras, no basta con que yo quiera tener, poseer o ser feliz. El lector avieso dirá "Pues entonces este conferencista se equivocó, si dijo en láminas anteriores que la alegría o la tristeza dependían de mi elección ¿Cómo ahora me dice que no basta con que yo elija?" .
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • No, estimado amigo, el confundido es usted. Cuando yo me refiero a elegir, me refiero a elegir con certeza o verdad, no a una elección oportunista, no querida, no deseada o simplemente una elección originada en la apariencia. También hemos dicho que la bondad y la verdad son características esenciales del Ser Humano. Ahora, si yo pregono una alegría que no tengo, una riqueza que no poseo, o una virtud que no me hace ejemplo de nada; amigo y amiga: LO QUE SOY ES UN HIPÓCRITA, un cualquier fariseo de la historia bíblica.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • De allí que no es lo mismo ser que estar, ni querer poseer a poseer. Vivir conforme a lo que tenemos aspirando a tener más. Vivir teniendo una enfermedad pero aspirando a ser sano. Vivir con ciertas situaciones de infelicidad, pero aspirando a ser feliz. Todo ello va creando en el ser humano una propensión a obtener en el éxito, éxito que repito no se logra con la apariencia, sino con la fe, la alegría, el buen humor, la conciencia y, como decimos en Maracaibo, la ciudad que me vio nacer: "A Dios rogando, pero con el mazo dando".
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • El Arte de No Enfermarse – Dr. Dráuzio Varella
      • "Si no se quiere enfermar … ACÉPTESE.
      • El rechazo de sí mismo, la ausencia de autoestima, hace que nos volvamos ajenos de nosotros mismos. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable. Quienes no se aceptan a sí mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, competitivos, destructivos. Aceptarse, aceptar ser aceptados, aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • El conglomerado social está integrado de una manera variopinta, hay personas chiquitas o grandes de estatura, negros, blancos, morenos, amarillos, rojos de piel, así como pobres y ricos, de pelo ensortijado, liso y chicharrón, de dientes salientes, sin dientes o con una dentadura simétrica, gente de labios gruesos, finos y semifinos, flacos y panzones, solteros, casados y viudas, etcétera. Estoy seguro amigo lector, que nadie está al cien por ciento satisfecho con su condición social, su tez, su profesión de fe, su familia, sus ojos, etc., porque siempre habrá un qué, un porqué, un cómo, un para qué y un cuando.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Pero alegrémonos, porque esta diferencia o discrepancia es lo que nos da la fuerza suficiente para emprender nuevos retos, para tomar como aliciente esa aparente diferencia o vacío para motivarnos al desarrollo de nuevas actividades, o el cumplimiento de misiones que nos vamos imponiendo. Hay que aprender a aceptarse como uno es, y los que somos creyentes en Dios concluimos que, si nacimos con determinadas características físicas, de una familia de la cual a veces no queremos formar parte, si hemos desarrollado nuestras actividades en un barrio, en un suburbio o en una urbanización que nunca nos gustó, o la profesión que ejercemos no nos genera suficiente para la renta y que para colmo tampoco nos gusta ¡No te quejes!
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Porque Dios tiene para cada una de sus criaturas un programa o proyecto de vida, que tú no conoces, pero que sabes que existe. Entonces Dios, que es omnisciente, omnipresente y omnipotente, lo puede todo, lo ve todo y lo sabe todo, y como nosotros no conocemos nuestro futuro, tenemos que aprender a vivir con nuestras limitaciones y pequeños desacuerdos con nosotros mismos, amándonos como amamos al prójimo y con seguridad vamos a ser felices. Recuerda que al primero a quien debes gustarle es a ti mismo.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Piensa por un momento que si tú no le tienes afecto a tu propia persona y tu propia personalidad ¿Qué quedará para los demás? Ojo … dejamos a salvo las situaciones que tienen que ver con conductas y actitudes amorales, inmorales y desviadas, y en este campo caen todas aquellas personas que viven dentro de las perversiones, conductas anómicas, y todas aquellas relacionadas con la ilicitud y las faltas a la moral, a las buenas costumbres, al derecho y a la justicia.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • El Arte de No Enfermarse – Dr. Dráuzio Varella
      • "Si no se quiere enfermar … BUSQUE SOLUCIONES.
      • Personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas. Prefieren la lamentación, la murmuración, el pesimismo. Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad. Una abeja es pequeña, pero produce lo más dulce que existe. Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo tiene en la energía negativa que se transforma en enfermedad.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Respecto de esta acotación atribuida al Dr. Dráuzio Varella, debe afirmarse que no se debe tomar como una verdad absoluta; ya en láminas anteriores me referí a la situación de que este tema por ser tan complejo requiere de un estudio más profundo, más razonable a los efectos de evitar que puedan ocasionarse más daños que beneficios en la práctica de esas actitudes que aconseja el mencionado Varella. Por ello se hace el compromiso de dedicarnos en el futuro no muy lejano al abordaje de esta temática partiendo de los estudios de investigación realizados por la Asociación Andaluza de Investigación sobre Enfermedades Psicosomáticas. Estudio este que también se cuestiona en virtud de las múltiples argumentaciones en contra ofrecidas por especialistas de la materia.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Pero en líneas generales, lo cierto es que el ser humano no puede vivir eternamente pensando en que todo le va a salir mal, en que su vida es un caos, en que nada le sale bien, es decir, y en ello habremos de permitirnos parafrasear a nuestros coterráneos maracaiberos, al pensar que "Tengo tanta mala suerte que si participo en una rifa (sorteo en el que mediante el aporte de una pequeña cantidad de dinero se juega un premio) en la cual nadie pierde y los premios consisten en noventa y nueve ollas para cocinar y un cuchillo, seguramente me gano el cuchillo". Este ejemplo muestra de manera dramática la situación de la persona que vive bajo el influjo del pesimismo y de la negatividad, esas personas cuya negatividad es tan acentuada y rimbombantemente manifestada que, en lugar de volver en sí, vuelven en NO.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • El ejemplo de la abeja citado por Varella es contundente, una abeja es pequeñita y sin embargo lo que produce hace tan feliz a la Humanidad que la abeja misma ni sabe cuántos afectos tiene en la raza humana. Ahora, si nosotros comenzamos a pensar en un determinado sentido, créalo usted, amigo lector, con el tiempo usted será lo que ha pensado, y obtendrá lo mismo. Va otro ejemplo: Observe la mayoría de los líderes y gente connotada del Socialismo, Marxismo Ortodoxo y Marxismo Científico, la mayoría de ellos ha pensado tanto en Marx y en Lenin, que la mayoría son tipos barbados y transfigurados en el rostro de estos hombres a quienes se les conoce como precursores de esa ideología borrascosa.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Lo mismo sucede con algunos otros personajes, piense usted en el buen  Jesús, Nuestro Señor, hay personas que quieren ser como él, quieren parecerse a él, quieren actuar como él, a la larga su cuerpo, sus rasgos y hasta su pelambre nos dará la idea de alguien que se parece a las imágenes de Jesucristo que se exhiben en los diferentes templos y sitios en donde se practican los actos de fe.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Comentario
      • Y así los ejemplos pueden multiplicarse para poder afirmar que el pensamiento se convierte en acción cuando vivimos bajo su influencia, y si el pensamiento es negativo, nuestras acciones también serán negativas; si son negativas las acciones, las reacciones y consecuencias también serán negativas. Generalmente el pensamiento negativo se transforma en enfermedad, dentro de las cuales pueden mencionarse la depresión, la ansiedad, y otras que hoy se conocen con el nombre de enfermedades psicosomáticas.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración para Tiempos de Enfermedad
      • Señor Jesús: te alabamos y te bendecimos y te damos gracias, Señor, en esta mañana. Gracias Señor porque tú eres nuestra protección. Tú eres nuestra alegría, nuestra paz y nuestra salud. Mi estado natural es el estar bien, saludable y fuerte, porque así fui creado para ser. Desde lo profundo de ese ser, el constante fluir de la vida divina busca verterse a través de toda parte de mi cuerpo: renovándola y sanándola completamente. No abrigo pensamientos de preocupación ni temor porque sé que ellos pueden rápidamente convertirse en sentimientos de tensión que impidan el fluir de la vida sanadora de Cristo en mi ser.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración para Tiempos de Enfermedad
      • La vida de Dios dentro de mí, es la que me sana y mantiene fuerte, estable, saludable y radiantemente vivo. Alabo el constante fluir de la vida divina que sana mi mente y mi cuerpo. Tomo tiempo para descansar en la vida, en esa vida de Dios. Gozarme en su vida y dejar que ella siga su curso perfecto a través de mí. La vida de Dios penetra mi ser, mi mente, mi espíritu, mi cuerpo restaurados y renovados. Sáname ¡Oh Señor! y seré sano, sálvame y seré salvo: porque tú eres mi alabanza. Amén y amén.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Éste vídeo que bajo el título de: "DEJO ACTUAR A DIOS" está íntimamente ligado con nuestra forma de conducirnos, con nuestra manera de actuar y de pensar. En definitiva con nuestras actitudes y a aptitudes. Refleja el desiderátum de nuestra existencia: actuar conforme a lo que pensamos y creemos sin importar lo que Dios haya dispuesto en relación a la actividad, situación o hechos que exigen nuestra participación. Es el combate entre nuestro raciocinio y las enseñanzas o mandatos contenidos en la sagrada escritura, expuestos por los profetas y precisados en sus límites y en sus interpretaciones por el hijo de Dios, Rey de Reyes, señor de señores y príncipe de la paz: Jesús de Nazaret, Jesús Cristo, el verbo encarnado, el hijo del hombre.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Dejar actuar a Dios se traduce en la necesaria subordinación de parte nuestra a sus designios, a sus preceptos, a sus valores ético-cristianos, a la adecuación a un sistema de valores que no puede localizarse ni circunscribirse a una época determinada. Más bien se trata de enmarcar nuestra conducta, nuestras actitudes, nuestros pensamientos, nuestras ideas a ese marco referencial abstracto, quien no por serlo: carezca de contenidos.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Estos últimos los encontramos en la palabra de Dios estructurados a modo de prohibiciones, licencias o permisos, parábolas, historias, paradigmas, hechos, los cuales son de impretermitible cumplimiento en tanto y en cuanto son cánones, mandatos, preceptos cimentados en la naturaleza humana, en su esencia, en su razón de ser, en el acto creador del hombre parte de Dios. No existen por ello valores, patrones de conducta, formas de pensamiento, ni criterios sustantivos y adjetivos o axiológicos cambiantes o sujetos a la moda. Ese precisamente es el problema que afecta a la humanidad desde su nacimiento. Eva desobedeció una orden directa de Dios. Esta desobediencia en parte ocurrió por la manipulación que sobre ella ejerció la serpiente.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Pero esto no la exime de responsabilidad, en virtud de que ella tuvo el raciocinio, el libre albedrío, el libre arbitrio de tomar la decisión en el sentido de comer o no del grupo del árbol prohibido. Es simplemente una cuestión de si o no. Lastimosamente algunas ciencias y bueno entrecomillar la voz: ciencias, debido a que muchas de ellas vinculadas con el estudio de la mente, la conducta y condición humana "le han vendido a sus compañeros y colegas del mundo científico" la existencia de las llamadas zonas grises.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Precisamente esta zonas grises son las que han fomentado e incluso desarrollado las conductas desviadas, anómicas que se manifiestan en la llamadas perversiones sexuales, conductas criminales, actitudes psicóticas, ilícitas y cargadas de un profundo contenido anormal. Me perdona quien lee éstas líneas, sino me tomó el espacio para desarrollar y precisar lo que se entiende por anormal. Lastimosamente el espacio corto y lo más importante para presentar el contenido de éste vídeo, son las razones por las cuales debemos dejar actuar a Dios en nuestros asuntos.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Ya tendremos tiempo, cuando el escenario permita de abordar los criterios que definen y diferencia no normal de lo anormal. Finalmente dejar actuar a Dios te nuestra vida es doblar la cerviz, permitir que sea el propio Dios a través de su enseñanza contenido de la Biblia, quien nos guíe en toda nuestra existencia por los diversos caminos que debemos transitar. Del mismo modo que nos auxilie con su discernimiento, sabiduría, justicia, caridad, solidaridad, tolerancia y equilibrio en nuestras actuaciones y también en las omisiones.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • Oración-Vídeo: Dejo actuar a Dios
      • Ojalá que éste vídeo genere abundantes frutos y que desborde en cada uno de quienes lo ven, infinitos dones materiales y espirituales. Que Dios les bendiga y que la virgen madre María, madre de Dios y madre nuestra, en su advocación de María de la Chiquinquirá guarden todos sus caminos.
      Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008
    • ¡Muchas Gracias! Prof. Dr. Mervy Enrique González Fuenmayor Abog. Alejandro René Morales Loaiza Mervy Enrique González Fuenmayor © 2008