Raices EconóMicas Del Deterioro EcolóGico Y Social
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Raices EconóMicas Del Deterioro EcolóGico Y Social

  • 4,661 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
4,661
On Slideshare
4,058
From Embeds
603
Number of Embeds
7

Actions

Shares
Downloads
89
Comments
0
Likes
1

Embeds 603

http://mentor66.wordpress.com 582
http://www.slideshare.net 14
https://twitter.com 2
http://www.google.com.ar 2
http://webcache.googleusercontent.com 1
https://si0.twimg.com 1
http://financiarizacion.wordpress.com 1

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. RAÍCES ECONÓMICAS DEL DETERIORO ECOLÓGICO Y SOCIAL. MÁS ALLÁ DE LOS DOGMAS Naredo Pérez, José Manuel (2006) Editorial Siglo XXI, Madrid Capítulo 1: “El problema ambiental: limitaciones del enfoque económico convencional”
  • 2. Cap. 1. El problema ambiental. ¿Cómo la economía convencional se consolidó generando un medio ambiente físico inestudiado
    • Divorcio entre economía y ecología.
    • Noción de sistema económico vs economía de la naturaleza.
    • Economistas franceses del siglo XVIII (fisiócratas): idea de sistema económico.
  • 3. Ideas pioneras de producción (I)
    • Quesnay (1758): El objetivo de la economía es “acrecentar las riquezas renacientes sin menoscabo de los bienes fondo”.
    • Linneo (1744): Creencia en el crecimiento físico del planeta Tierra, lo que permite justificar el crecimiento económico en términos físicos y monetarios.
  • 4. Ideas pioneras de producción (II)
    • Finales XVIII y principios del XIX: la geodesia, la mineralogía y la química modernas desautorizan la antigua idea del crecimiento de la Tierra.
    • Economistas clásicos: el crecimiento de la población, la producción y los consumos materiales, resultaba inviable a largo plazo si la Tierra no crecía (horizonte de estado estacionario).
  • 5. Ideas pioneras de producción (III)
    • J.S. Mill, en Principles of Political Economy (1848). “Me inclino a creer que, en conjunto [el estado estacionario], sería un adelanto muy considerable sobre nuestra situación actual. Confirmo que no me gusta el ideal de vida que defienden aquellos que creen que el estado normal de los seres humanos es una lucha incesante por avanzar, y que aplastar, dar codazos y pisar los talones al que va delante, característicos del tipo de sociedad actual, constituyen el género de vida más deseable para la especie humana (…) No veo que haya motivo para congratularse de que personas que son ya más ricas de lo que nadie necesita ser hayan doblado sus medios de consumir cosas que producen poco o ningún placer, excepto como representativas de riqueza (…), sólo en los países más atrasados del mundo puede ser el aumento de la producción un asunto importante; en los más adelantados lo que se necesita desde el punto de vista económico es una mejor distribución”.
  • 6. Ideas pioneras de producción (IV)
    • Economistas neoclásicos de finales del XIX y principios del XX: vacían de materialidad la noción de producción, separando el razonamiento económico del mundo físico.
    • Producir acabará siendo “revender con beneficio”, utilizando a noción de “valor añadido” para estimar la producción en los sistemas de cuentas nacionales.
  • 7. Divorcio entre economía y ecología (I)
    • EN CUANTO AL OBJETO DE ESTUDIO
    • La ecología razona sobre el conjunto de la biosfera y los recursos naturales de la Tierra.
    • La economía razona sobre el conjunto más restringido de objetos apropiables, valorables y productibles.
  • 8. Divorcio entre economía y ecología (II)
    • EN LAS NOCIONES DE SISTEMA CON LAS QUE TRABAJAN.
    • La ecología trabaja con sistemas abiertos (en materia y energía), permanentemente desequilibrados y sujetos a la Ley de la Entropía.
    • La economía trabaja con una noción de sistema permanentemente equilibrado (toda la producción está abocada al consumo).
  • 9. Divorcio entre economía y ecología (III)
    • Así, ante la actual crisis ambiental, llama la atención que la ciencia económica convencional quiera ahora ampliar su radio de acción para abarcar el “medio ambiente”, compuesto de bienes libres o no económicos, plagado de recursos naturales y residuos sin valor.
  • 10. Economía ambiental, economía ecológica y economía institucional (I)
    • Economía ambiental: La gestión de la Naturaleza como externalidades a valorar con el instrumental de la economía convencional (precios, costes, beneficios).
    • Economía ecológica: Consideración de los procesos económicos como parte integrante de la biosfera y los ecosistemas que la componen.
  • 11. Economía ambiental, economía ecológica y economía institucional (II)
    • Economía institucional: Carácter relativo de las soluciones óptimas en la gestión de los recursos naturales. Están condicionados por la definición de los derecho de propiedad las reglas del juego del marco institucional
  • 12. Enfoque ecointegrador
    • Evitar la disociación entre planteamientos económicos y ecológicos, reconciliando en la misma raíz –eco, la utilidad propugnada por la economía con la estabilidad analizada por la ecología.
  • 13. RAÍCES ECONÓMICAS DEL DETERIORO ECOLÓGICO Y SOCIAL. MÁS ALLÁ DE LOS DOGMAS Naredo Pérez, José Manuel (2006) Editorial Siglo XXI, Madrid Capítulo 2. “Hacia una reconciliación virtual entre economía y ecología. El nuevo desarrollismo ecológico”
  • 14. Cap. 2. Hacia una reconciliación virtual entre economía y ecología: el nuevo desarrollismo ecológico
    • Pese al aumento masivo de técnicos, publicaciones y departamentos relacionados con los problemas ambientales, hasta el momento, la extracción de recursos y la emisión de residuos per cápita, sigue aumentando a escala planetaria.
    • Esta sobredosis contribuye más a mantener que a reconvertir los modelos de gestión económica imperantes
  • 15. Antecedentes de denuncia del deterioro ambiental (I)
    • 1971. Informe Meadows del Club de Roma ( Los límites al crecimiento ). Inviabilidad del crecimiento permanente de la población y sus consumos (crecimiento acumulativo) en un mundo físico limitado.
    • Década de los 80. Abaratamiento del petróleo y las materias primas, después de la crisis de 1973. Se renueva la fe en la salvación a través del crecimiento económico, envolviéndola con un nuevo término: desarrollo sostenible.
  • 16. Antecedentes de denuncia del deterioro ambiental (II)
    • Cumbre de Estocolmo (1972) y Cumbre de Río (1992).
    • En 1972 se liga el deterioro ambiental a la extracción de recursos y a las relaciones de explotación vigentes. En 1992 sólo se habla de preservar el medio mediante instrumentos económicos.
    • En 1972 se hacia una enumeración de recursos a proteger. En 1992 se plantea el objetivo del desarrollo sostenible.
  • 17. Antecedentes de denuncia del deterioro ambiental (III)
    • En 1972 se hacía de la necesidad de atajar el problema ambiental una razón de Estado, tomando a éstos como principales responsables. En 1992 se habla de normas, estudios de impacto ambiental e instrumentos económicos, relegando la responsabilidad de los Estados a su último escalón administrativo: los Ayuntamientos a través de las Agendas 21.
  • 18. El triunfo del pensamiento único (I)
    • Contexto: colapso de los regímenes socialistas del Este de Europa, el fin de la Guerra Fría en 1989, la hegemonía de poder del único polo superviviente. El Tercer Mundo pierde su existencia como tal, para integrarse entre los pobres y dominados. La voz de los Países No Alineados del Tercer Mundo, vigorosa en un mundo bipolar, se apaga paulatinamente.
  • 19. El triunfo del pensamiento único (II)
    • Ramonet (1995): “Atrapados. En las democracias actuales, cada vez son más los ciudadanos que se sienten atrapados, empapados en una especie de doctrina viscosa que, insensiblemente, envuelve cualquier razonamiento rebelde, lo inhibe, lo perturba, lo paraliza y acaba por ahogarlo. Esa doctrina es el pensamiento único, el único autorizado por una invisible y omnipresente policía de opinión”.
  • 20. El triunfo del pensamiento único (III)
    • Mundo cada vez más polarizado en lo económico y lo social. Mantener el orden exige una doble presión (militar y humanitaria) de los países ricos.
    • Aparición incluso de guerras humanitarias (Yugoslavia, Afganistán, Irak).
    • Escisión del mundo no solo en la brecha Norte-Sur, sino en el propio Norte, con bolsas de marginación y pobreza.
  • 21. El triunfo del pensamiento único (IV)
    • Hace 40 años, los países del Tercer Mundo tenían (o creían tener) proyectos de futuro, mientras que en la actualidad se han convertidos en simples náufragos de la competitividad.
    • Incapacidad del Tercer Mundo para desengancharse de las prácticas del pensamiento económico dominante.
  • 22. El triunfo del pensamiento único (V)
    • Pese a la presentación del “socialismo soviético” como proyecto de sociedad alternativa, la realidad del mismo fue la de perseguir, con graves daños sociales y ambientales, las mismas metas desarrollistas que el capitalismo.
    • El fracaso del “proyecto soviético” se muestra como prueba de la inexistencia de alternativas al capitalismo.
  • 23. El triunfo del pensamiento único (VI)
    • Realmente, el fracaso del sistema soviético mostró que no cabe construir sociedades alternativas al capitalismo siguiendo las mismas metas desarrollistas en lo económico seguidas por el capitalismo.
  • 24. Crisis ambiental y crisis de civilización
    • El deterioro ambiental y social amenazan con socavar la fe en el progreso indefinido que había prometido la civilización industrial.
    • Afirmaciones como “la muerte de las otras ideologías” y “el fin de la historia”, muestra la falta de pudor intelectual de quienes las realizan y la impunidad con que se desenvuelve el reduccionismo imperante.
  • 25. Problema ambiental y reduccionismo monetario (I)
    • La noción al uso de “medio ambiente” en la economía convencional, reflexiona estrictamente dentro del universo de los valores monetarios. Así, queda al margen un “medio ambiente inestudiado” compuesto por recursos naturales antes de ser valorados, y por residuos artificiales que perdieron su valor.
    • Instrumental teórico al uso considera sólo los costes de extracción y manejo de los recursos, pero no el de reposición, favoreciendo su deterioro.
  • 26. Problema ambiental y reduccionismo monetario (II)
    • En vez de promover enfoques que registren de modo sistemático los aspectos físicos y territoriales ligados a la gestión, se ha promovido la valoración ocasional de externalidades para incluirlas en el universo unidimensional de los valores monetarios.
  • 27. Inversión en imagen verde vs reconversión del metabolismo social (I)
    • Estevan (1998): “desde la lógica capitalista de la competencia generalizada por la búsqueda de beneficio inmediato (…) es mucho más económico ocultar un problema o alterar su aspecto que abordarlo en toda su profundidad (…) a largo plazo los procesos globales de deterioro no sólo no se frenan, sino que se aceleran. Pero serán otros equipos y personajes políticos los que tendrán que responder por ello en su día”.
  • 28. Inversión en imagen verde vs reconversión del metabolismo social (II)
    • El enfrentamiento entre “desarrollistas” y “conservacionistas” nacido a principios de los 70, se saldó a finales de las 80 con la creación del término “desarrollo sostenible”. Su éxito reside en la capacidad de contentar a todo el mundo.
    • Se invierten los términos del planteamiento originario, y el desarrollo económico deja de verse como causa del problema ambiental, para convertirse en su solución.
  • 29. Inversión en imagen verde vs reconversión del metabolismo social (III)
    • El desarrollo sostenible supone sostener el mito puro y duro del crecimiento económico, que cifra el progreso de la humanidad en el continuo aumento de los bienes y servicios obtenidos y consumidos.
  • 30. Tema 9. Sobre la ideología económica dominante.
    • 1) El comercio y las finanzas como fuentes de deterioro ecológico y polarización social.
    • 2) Claves de la aceptación de la ideología económica dominante.
    • 3) Revisión de la mitología del trabajo y de la producción.
    •  
    • Bibliografía básica:
    • *(1, 2, 3) Naredo, J.M. (2006): Raíces económicas del deterioro ecológico y social. Más allá de los dogmas , Siglo XXI, Madrid, caps. 4, 6 y 7 pp. 65-97, 113-150 y 151-174.
  • 31. RAÍCES ECONÓMICAS DEL DETERIORO ECOLÓGICO Y SOCIAL. MÁS ALLÁ DE LOS DOGMAS Capítulos 4, 5 y 6 Naredo Pérez, José Manuel (2006) Editorial Siglo XXI, Madrid
  • 32. Cap. 4. El comercio y las finanzas como fuentes de deterioro ecológico y social
    • El funcionamiento del actual sistema financiero contribuye a ampliar la capacidad de compra sobre el mundo de los ricos, mucho más allá de lo que permitiría el mero juego comercial.
  • 33. Reglas del juego económico imperantes (I)
    • Razonamiento monetario como guía suprema de la gestión (desatención de las dimensiones físicas y sociales).
    • Metáfora de la producción. El proceso económico como proceso de producción de riqueza expresada en términos monetarios.
    • Metáfora del crecimiento. El crecimiento del agregado monetario de la producción como algo inequívocamente deseable (sin considerar servidumbres y efectos no deseados).
  • 34. Reglas del juego económico imperantes (II)
    • 4) El instrumental monetario sólo registra el coste de extracción y manejo de los recursos naturales, pero no el coste de reposición, lo que perjudica las producciones renovables.
    • 5) Respecto al valor creado, las fases de comercialización y venta de recursos se llevan una parte mucho mayor que las de extracción y tratamiento.
  • 35. Acuerdos institucionales que acentúan la polarización social y territorial
    • Respaldo legal y aceptación social de derechos de propiedad desigualmente repartidos.
    • Respaldo legal y aceptación social de las relaciones laborales dependientes (quien paga manda, quien cobra obedece).
    • La actual convención social que es el dinero, ofrece a los países más ricos posibilidades de financiación que van más allá de lo que se derivaría del comercio.
  • 36. El sistema financiero actual como fuente adicional de desigualdad (I)
    • Desplazamiento sordo y paulatino en el control de las finanzas mundiales, refleja el desplazamiento de poder desde el Estado a las transnacionales.
    • Históricamente, la creación de “dinero bancario” reforzó el poder de los bancos. Actualmente, la creación de “dinero financiero” refuerza el poder de las entidades empresariales que son capaces de llevarla a cabo.
  • 37. El sistema financiero actual como fuente adicional de desigualdad (II)
    • La emisión de títulos no sólo permite captar dinero a las entidades que los emiten, sino que las propias acciones se han transmutado en moneda, no sólo como depósito de valor, sino como medio de pago en las compras y absorciones de empresas y en la remuneración a directivos y accionistas.
  • 38. El sistema financiero actual como fuente adicional de desigualdad (III)
    • Los tipos de cambio de las principales monedas dependen más de los movimientos especulativos de capital que de los intercambios mercantiles.
    • Un dato: el valor de las transacciones financieras en el mundo es 50 veces mayor que el de las transacciones comerciales.
    • Otro dato: las reservas de todos los bancos centrales del mundo equivaldrían a las transacciones de un día en el mercado de cambios de Nueva York.
  • 39. El sistema financiero actual como fuente adicional de desigualdad (IV)
    • USA: Desde lo 80 tiene el déficit comercial y corriente mayor del mundo, sin embargo la cotización del dólar se mantiene debido a la demanda de dólares originada por:
    • 1) La afluencia de capitales hacia los bancos y mercados financieros de este país.
    • 2) La cotización en dólares de las principales mercancías objeto de comercio.
    • Se produce así un fenómeno de succión del ahorro mundial.
  • 40. El sistema financiero actual como fuente adicional de desigualdad (V)
    • USA, el país más rico y poderoso de la tierra, es a la vez el más endeudado.
    • Se trata de un endeudamiento en pasivos “no exigibles”, en el sentido de que nada cabe exigir a sus emisores si sus cotizaciones se resienten.
    • Este poder y riqueza están estrechamente ligados al privilegio de ser el banco del mundo.
  • 41. Diferencias del modelo de dominación actual frente al colonial (I)
    • Se ha comparado el creciente intervencionismo militar de USA y su capacidad para cambiar interesadamente gobiernos de otros países, con el modelo de dominación colonial de hace un siglo.
    • Sin embargo, entre ambos hay marcadas diferencias.
  • 42. Diferencias del modelo de dominación actual frente al colonial (II)
    • Modelo de dominación colonial (comercial):
    • La metrópoli instala administraciones coloniales para extraer productos primarios.
    • Las ganancias derivadas eran reinvertidas en parte en infraestructuras de transporte en las colonias para ampliar los flujos comerciales.
    • Flujo de población desde la metrópoli hacia la colonia.
    • Los residuos y deterioros apenas trascienden del nivel local en que se generan
  • 43. Diferencias del modelo de dominación actual frente al colonial (III)
    • Modelo de dominación actual (financiero):
    • Despliegue de sucursales por parte de las transnacionales. Controlan el mundo operando con dinero financiero que ellas mismas emiten. No hacen falta administraciones coloniales, sino Estados permeables al negocio.
    • Poder de las transnacionales sobre los Estados. Se plasma en la existencia de paraísos fiscales, que permiten escapar a la regulación de los Estados.
  • 44. Diferencias del modelo de dominación actual frente al colonial (IV)
    • 3) La dominación financiera necesita apoyarse en un potente apalancamiento militar. La buena marcha de la globalización económica imperante reclama también una globalización militar como dos caras de una misma moneda (700 bases militares y despliegue de soldados de USA a lo largo y ancho 60 países, amén de las guerras preventivas contra enemigos que pueden estar en cualquier parte).
  • 45. Diferencias del modelo de dominación actual frente al colonial (V)
    • 4) En el caso de la dominación financiera, se ha invertido la dirección del flujo de población. El enorme diferencial de rentas que separa a los países del centro y de la periferia (difundida a escala planetaria por los medios de comunicación) ha impulsado ingentes flujos migratorios (refugiados económicos) hacia los países ricos.
  • 46. Diferencias del modelo de dominación actual frente al colonial (VI)
    • Conclusión: El sistema hegemónico de dominación financiera está llamado a sufrir las consecuencias de su propio éxito: millones de fugitivos de toda condición quieren escapar a las ataduras jerárquicas y a las servidumbres colectivas propias de las sociedades tradicionales, cuyas culturas se desprecian en una euforia de individualización sin precedentes.
  • 47. Cap. 5. Perspectivas, conclusiones y recomendaciones
    • El capitalismo hegemónico hace un uso oportunista de las ideas liberales.
    • Las utiliza para solicitar la libertad de explotación de los recursos, la desregulación financiera para crear “dinero financiero” y la privatización de las propiedades públicas para poder adquirirlas.
    • Pero ignora que el ejercicio de la libertad se facilita mediante unas reglas del juego aplicables a todos.
  • 48. Sobre posibles alternativas (I)
    • Huerta de Soto (1998): “el verdadero sistema de banca libre ha de venir ineludiblemente acompañado por el restablecimiento del coeficiente de reserva del 100% de las cantidades recibidas en forma de depósitos a la vista, y cuya violación inicial es el origen de todos los problemas bancarios y monetarios que han dado lugar al sistema bancario actual, fuertemente intervenido y controlado por los Estados”.
  • 49. Sobre posibles alternativas (II)
    • Nota: Los mal llamados movimientos antiglobalización.
    • Atribuir a la protesta “antisistema” la etiqueta de “antiglobalización” es un engaño manifiesto: hay una globalización de los depredadores, pero también otras de los derechos humanos y la solidaridad cantada desde antiguo por La Internacional: ambas no caben en un mismo saco.
  • 50. Sobre posibles alternativas (III)
    • La masiva creación actual de “dinero financiero” demanda de los Estados y los organismos internacionales un intervencionismo más potente del que reclamaba la creación de “dinero bancario”, para evitar que los daños de las crisis afecten a los bastiones del capitalismo transnacional, que curiosamente enarbola la bandera liberal para seguir ampliando sus negocios.
  • 51. Sobre posibles alternativas (IV)
    • La única forma de evitar dicho intervencionismo (que socializa pérdidas y privatiza beneficios), pasaría por limitar la creación de “dinero bancario” y sobre todo de “dinero financiero”.
    • Opciones:
    • Reimplantar el patrón oro u otros más desmaterializados.
    • Dar más posibilidades a la creación de ambos, a la vez que crear un Banco Mundial de control neutral.
  • 52. Conclusiones y recomendaciones (I)
    • No cabe corregir de forma significativa el “problema ambiental” sin modificar las reglas del juego que orientan la evolución del comercio y las finanzas y sin cuestionar la mitología del crecimiento que las ampara.
    • Necesidad de replantear el sistema financiero mundial, con nuevas reglas e instituciones, con nuevos puntos de vista que vayan más allá de los intereses de los actuales grupos y países beneficiarios.
  • 53. Conclusiones y recomendaciones (II)
    • En cuanto al comercio internacional y su relación con el medio ambiente, no debe limitarse a la mera prohibición o regulación. Es preciso desarrollar un sistema de contabilidad energética global que recoja costes de reposición.
  • 54. Cap. 6. Claves de la aceptación de la ideología económica dominante
    • Si no es difícil comprender lo que está pasando, ni proponer medios para reorientar esta situación, ¿qué impide que la mayoría de la población tome conciencia e impulse el cambio?.
    • Marcuse (1964): la sociedad industrial moderna es cada vez más “irracional como totalidad”, pues “su pomposa racionalidad, que propugna la eficiencia y el crecimiento, es en sí misma irracional”.
  • 55. La selección social de las ideas (I)
    • ¿Qué hace que triunfen y se mantengan inmunes a la crítica determinadas ideas y otras se vean arrinconadas?.
    • ¿Cuáles son los mecanismos que gobiernan la selección social de las ideas y planteamientos triunfantes?.
  • 56. La selección social de las ideas (II)
    • Roitman (2004) “Los orígenes del social-conformismo”. Estamos en presencia de un cambio que apunta a “eliminar la centralidad del ciudadano político como articulador de relaciones sociales de poder [lo que da] paso a una ciudadanía social-conformista (…) cuatro son las transformaciones que marcan la pauta para mantener dicho cambio: 1) pérdida de la centralidad de lo político; 2) desarticulación de las formas de pensar; 3) desconcierto teórico; 4) desaliento de la conciencia crítica”.
  • 57. La servidumbre voluntaria (I)
    • ¿Por qué la gente no se rebela contra un statu quo plagado de relaciones de dependencia a las que los individuos normalmente se someten?.
    • Hoy día, más que por el temor a la represión mediante la fuerza bruta, es por la dependencia económica.
  • 58. Los cantos de sirena del lujo consumista (I)
    • Modernos medios de transporte y comunicación:
    • 1) Aumentan posibilidades de desplazamiento de personas y mercancías.
    • 2) Aumenta la emisión y recepción de mensajes que contribuyen a universalizar deseos de emular patrones de vida y de consumo.
    • Resultado: Nueva era del consumo.
  • 59. Los cantos de sirena del lujo consumista (II)
    • Los medios de comunicación difunden una realidad virtual, para que muchas personas se evadan de su cruda realidad, asumiendo como propios valores ajenos.
    • Illich (2003): Se impulsa “una inyección de percepciones y de pensamientos que destruye la inmunidad de todas las poblaciones del planeta frente a los valores de la sociedad de consumo”.
  • 60. Los cantos de sirena del lujo consumista (III)
    • Nueva moral: Los voraces apetitos de poder y dinero, antes proscritos, se consideran como algo normal.
    • El deseo de probar suerte en este nuevo marco, provoca la deserción masiva del medio rural, que tradicionalmente había albergado a la mayor parte de la población planetaria con una intendencia austera y adaptada al medio.
  • 61. Los cantos de sirena del lujo consumista (IV)
    • El éxodo rural contribuyó a engrosar un gran ejército de reserva de trabajadores en busca de empleo, que hundió las retribuciones y condiciones de trabajo logradas en los países cuna de la revolución industrial.
    • Tawney (1921): El nuevo crédito, “a los fuertes les promete libertad absoluta en el ejercicio de su fuerza y a los débiles la esperanza de que algún día lleguen a ser fuertes”.
  • 62. El persistente triunfo de la razón simple y parcelaria
    • Ciertas aproximaciones pretendidamente científicas a la realidad, al centrarse en determinados aspectos, desprecian implícitamente otros que no sacan a la luz.
    • El triunfo de determinado enfoque depende de la importancia que la sociedad y sus núcleos de poder otorguen a su representación de la realidad.
    • La importancia del reduccionismo pecuniario propio de la economía convencional, se vincula con la importancia del dinero en nuestra sociedad.
  • 63. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(I)
    • Soria y Puig (1979): “la ciencia, inicial asidero de los que se enfrentaban a la religión, se transformó en el sustitutivo laico de la misma.
    • Extensión de la fe en la ciencia como llave del progreso y el bienestar, por encima de las antiguas religiones y mitos.
    • Se libera de cualquier cortapisa moral el manejo del poder y la riqueza, dando rienda suelta al afán de acrecentarlos.
  • 64. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(II)
    • Pensamiento moderno: emancipación de lo político y lo económico de las antiguas reglas morales, identificando con el bien el poder y la riqueza, y con la virtud el afán de acrecentarlos.
    • Maquiavelo (1513): En lo político, equipara el poder a la virtud.
    • Mandeville (1729) y Smith (1776): En lo económico, “la fábula de las abejas” y “la mano invisible” (egoísmo individual y beneficio comunitario).
  • 65. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(III)
    • Malthus (1820): “Todos los moralistas (…) nos han enseñado a preferir la virtud a la riqueza (se ha supuesto siempre que diferían esencialmente por sí mismas, pero si la virtud constituye la riqueza ¿cómo interpretar todas las admoniciones morales que nos exhortan a abandonar la segunda para dedicarnos a la primera? ¿Por qué repetir que no hay que dirigir nuestra ambición hacia la riqueza si la virtud es la riqueza?”.
  • 66. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(IV)
    • Después de lo anterior, desde hace tiempo se postula en política y economía que el fin justifica los medios: la eficiencia en el logro de poder o de riqueza nos dice si los medios son buenos o malos (con independencia de los daños sociales o ambientales que ocasionen).
  • 67. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(V)
    • Lévy (1987): Se propaga y difunde entre la gente una vulgata “que nos instala en un pensamiento flácido, obsesivamente modesto, que hace de su eminente debilidad un estandarte, de la incertidumbre su última palabra y del minimalismo todo su programa [en definitiva un pensamiento cuyo] extremado relativismo desemboca en un idiotismo generalizado”.
  • 68. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(VI)
    • En la era de la globalización económica y ecológica, este mensaje banalmente llamado postmoderno, sirvió para desautorizar cualquier juicio sobre la totalidad que evidenciara la irracionalidad e inviabilidad global del sistema socioeconómico que se venía imponiendo en el mundo como algo único e inevitable.
  • 69. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(VII)
    • Mientras la postmodernidad recorta y relativiza las certidumbres científicas en general, la economía de los modelos o econometría se presenta como economía cuantitativa, presuponiendo en ella una certidumbre similar a la de las ciencias cuantitativas que trabajan con magnitudes físicas vinculadas al Sistema Internacional de Unidades.
  • 70. Incidencia social y enseñanzas del relativismo “postmoderno”(VIII)
    • La economía convencional trabaja con pseudomedidas de pseudomagnitudes (producción, consumo, inversión) fruto de convenciones ajenas al Sistema Internacional de Unidades, cerrando la toma de decisiones en el terreno de los valores monetarios.
  • 71. Los poderosos acostumbran a decidir al margen de la gente (I)
    • En la toma diaria de decisiones, los grados de libertad o incertidumbre que suelen abrir los enfoques multidimensionales no acostumbran a cerrarse a través de la participación informada, directa y transparente de los interesados, sino mediante presiones opacas de los más poderosos.
  • 72. Los poderosos acostumbran a decidir al margen de la gente (II)
    • Para los autores calificados de postmodernos, la verdad aparece ligada a un sistema de representación que subraya ciertos aspectos de la realidad. De ahí que la relevancia de la verdad se vea mediatizada por la relevancia de dicho sistema y por su capacidad de integración con otros.
  • 73. Los poderosos acostumbran a decidir al margen de la gente (III)
    • Einstein (1949): “un enunciado lógicamente correcto adquiere su verdad del contenido de verdad del sistema al que pertenece”, a la vez que el contenido de verdad de un sistema depende “de grado de certeza y completitud con el que pueda coordinarse con la totalidad de la experiencia”.
  • 74. Los poderosos acostumbran a decidir al margen de la gente (IV)
    • La economía convencional circunscribe su coherencia al universo aislado y unidimensional de los valores pecuniarios, postulando crecimientos ilimitados que resultan inviables a la luz de las ciencias de la naturaleza.
    • Sin embargo, ¿por qué el discurso de la economía convencional sigue siendo tan poderoso? Debido al poder de los intereses que los respaldan, que junto a los medios de comunicación, amplifican e ignoran mensajes.
  • 75. Los poderosos acostumbran a decidir al margen de la gente (V)
    • Un enfoque abierto y transdisciplinar, ya no sirve para proponer un solo óptimo, sino que sirve para iluminar los principales intereses y conflictos ligados a la toma de decisiones. Se trata de identificar un abanico de soluciones razonables o de escenarios posibles, que oriente la toma de decisiones mediante un proceso de participación social bien informada.
  • 76. El lenguaje vehicula la ideología y alimenta el conformismo (I)
    • Lakoff y Johnson (1980): Metáforas de la vida cotidiana .
    • La mayor parte de nuestro sistema conceptual está estructurado metafóricamente, permaneciendo normalmente indiscutida.
    • Gran parte de lo que percibimos como regularidades naturales, son regularidades coherentes con metáforas de nuestro sistema conceptual.
  • 77. El lenguaje vehicula la ideología y alimenta el conformismo (II)
    • 3) Las metáforas nuevas tienen capacidad de crear nuevas percepciones de la realidad.
    • 4) Los poderosos consiguen imponer sus metáforas para avalar decisiones y acciones concretas. Ejemplo: la metáfora que equipara el terrorismo (11 septiembre) con la guerra, da licencia para emprender nuevas guerras (Afganistán, Irak).
  • 78. El lenguaje vehicula la ideología y alimenta el conformismo (III)
    • 4 cont.) El pueblo tiene que enfrentar una amenaza externa, enemigos que los medios muestran con turbantes en la cabeza, hostiles y ajenos al país, a sus valores y patrones de comportamiento.
    • Para asegurar la propia supervivencia hay que vencerlos o eliminarlos, y para ello hay que sacrificarse y unirse al Presidente. Dicotomía radical: nosotros y el enemigo. Ello justifica avalar la privación de libertad, la tortura y el asesinato sin recurrir a juicio.
  • 79. El lenguaje vehicula la ideología y alimenta el conformismo (IV)
    • 5) Así, nos encontramos ante una verdad relativa, pero que la mayoría de la gente toma como absoluta.
    • 6) La categorización identifica objetos o experiencias destacando ciertas propiedades y ocultando otras.
    • 7) En la sociedad de la información y la comunicación se cosifican las ideas, que se asumen acríticamente, sin percibirlas.
  • 80. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (I)
    • Función mistificadora (deformadora) del lenguaje como instrumento de reproducción social al servicio del poder.
    • Joly (1864). Diálogos en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu . Según Maquiavelo, el principal secreto para perpetuar el gobierno despótico bajo imagen democrática “consiste en debilitar el espíritu público (…) pues los pueblos, al igual que las personas, se contentan con palabras (…) les basta con apariencias; no piden más”.
  • 81. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (II)
    • Marcuse (1964. One-dimensional man ): En la sociedad actual unidimensional se “altera la relación entre lo racional y lo irracional (…) haciendo que el reino de lo irracional se convierta en el ámbito de lo realmente racional”.
    • Para Marcuse el problema estriba en la incapacidad de la teoría crítica para denunciarla así como en la escasa capacidad de la sociedad hacia las posibles críticas.
  • 82. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (III)
    • Hoy, la construcción del lenguaje es mucho más sutil de la aplicada antaño en los departamentos de propaganda de regímenes dictatoriales, con sus slogans, símbolos y censuras.
    • Podemos hablar de señales orientadoras marcadas por poderes políticos y empresariales dominantes a través de presupuestos de apoyo a determinadas líneas de investigación o publicación, y no a otras, así como contratos y nombramientos que son resultado de negocios e influencias.
  • 83. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (IV)
    • Marcuse (1968. Aggresiveness in advance industrial society ). Tanto la manipulación del lenguaje como la represión de las reacciones críticas y reivindicativas de las personas se operan, en suma “por el funcionamiento normal del proceso social, que asegura la adaptación y sumisión (miedo a perder el trabajo o el estatus, ostracismo, etc); no se necesitan especiales medidas coercitivas respecto a la mente (…) las tendencias y fuerzas “normales” terminan por imponerse incluso si los artífices de la política no son conscientes de ellas”.
  • 84. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (V)
    • Predicción de Orwell:
    • - Que se llamen “socialistas” partidos que trabajan a favor del capitalismo.
    • Que se llamen “democráticos” gobiernos despóticos.
    • Que se llamen “libres” a las elecciones manipuladas.
    • Que se tilden de “neoliberales” intervencionismos marcadamente autoritarios.
    • Que se califiquen de “humanitarias” acciones militares tremendamente destructivas.
    • Que se denominen “ecológicos” productos y prácticas agrícolas, industriales y constructivas que se apoyan en el deterioro de los ecosistemas existentes.
  • 85. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (VI)
    • Así, las hipotéticas virtudes de la democracia se ven eclipsadas por el monopolio más o menos consensuado del poder que ejercen los partidos políticos y empresas (ambos organizaciones centralizadas y jerárquicas), controlando entre ambos el sector de los medios de comunicación.
    • La democracia al uso, al apoyarse en el sufragio puede denominarse formalmente representativa, pero no participativa, ya que los representados no acostumbran a participar directamente en la toma de decisiones
  • 86. El uso del lenguaje como instrumento de dominación (VII)
    • Necesidad de esforzarnos en comprender los significados propios de cada contexto histórico, evitando interpretarlos desde las categorías actuales de pensamiento como si de algo universal se tratara. Sólo así podremos concebir otras categorías diferentes de pensamiento.
    • Beaud y Dostaler (1993): La creciente parcelación temática y grupuscular está “transformando el mundo de los economistas en una especie de Torre de Babel, en la que son raros aquellos que escuchan a otros y donde sólo una ínfima parte del discurso emitido es entendido”.
  • 87. Tema 10. Perspectivas para una sociedad sostenible
    • 1) Revisión de la mitología del desarrollo.
    • 2) Revisión del desarrollo económico español.
    •   
    • Bibliografía básica:
    • *(1, 2) Naredo, J.M. (2006): Raíces económicas del deterioro ecológico y social. Más allá de los dogmas , Siglo XXI, Madrid, caps. 8 y 9, pp. 175-230 y 231-258.
  • 88. RAÍCES ECONÓMICAS DEL DETERIORO ECOLÓGICO Y SOCIAL. MÁS ALLÁ DE LOS DOGMAS Capítulos 8 y 9 Naredo Pérez, José Manuel (2006) Editorial Siglo XXI, Madrid
  • 89. Cap. 8. Revisión de la mitología del desarrollo
    • La palabra desarrollo comenzó a aplicarse en biología en el último tercio del siglo XVIII para designar la evolución mejorante que acompaña a animales y plantas hasta que alcanzan su plena potencialidad.
    • Durante la segunda mitad del sigo XX, el término desarrollo se ha utilizado para revitalizar la fe en el progreso económico sin poner en cuestión el status quo capitalista.
  • 90. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (I)
    • Presidente de USA, Truman (1949). Programa internacional de desarrollo: “el viejo imperialismo –la explotación para beneficio del extranjero- no tiene ya cabida en nuestros planes. Lo que pensamos es un programa de desarrollo basado en los conceptos de un trato justo y democrático (…) que contribuya a la mejoría y el crecimiento de las áreas subdesarrolladas”.
  • 91. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (II)
    • Desarrollo-subdesarrollo. Tras la anterior proclama, de la noche a la mañana, 2.000 millones de personas se volvieron subdesarrolladas. Dejaron de ser lo que eran en toda su diversidad, para convertirse en un espejo invertido de otros, que los envía al final de la cola y que reduce la definición de su identidad a los términos homogeneizantes de una pequeña minoría.
  • 92. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (III)
    • Con la ayuda de la globalización televisiva (divulgadora de patrones de vida y de consumo de las metrópolis del capitalismo), se consiguió que la mayoría de la población planetaria se acabara sintiendo subdesarrollada.
    • Una población que había adaptado secularmente sus exigencias a las limitaciones del entorno sin sentirse generalmente pobre e indigna, comenzó a renegar de sus modos de vida.
  • 93. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (IV)
    • Illich. El Homo economicus se transmutó masivamente en Homo miserabilis por obra y gracia de las nuevas insatisfacciones que generaron las promesas del desarrollo sembradas a raíz de la posguerra mundial.
    • Rostow (1960. Las etapas del crecimiento. Un manifiesto no comunista ). Tipología para clasificar a los países en la senda supuestamente universal del crecimiento económico.
  • 94. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (V)
    • Rostow. Todos los países, por muy subdesarrollados que sean, pueden entrar en una fase de despegue si obran juiciosamente, y lanzarse a un crecimiento rápido que les permita acortar distancias con los países ricos o desarrollados.
    • Este mensaje tuvo un efecto ideológico devastador, al eclipsar proyectos de vida diferentes que podían albergar países como India, China o la URSS.
  • 95. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (VI)
    • Esta mitología superó con éxito las matizaciones de las que fue objeto durante las últimas décadas: desarrollo integrado, endógeno e incluso humano.
    • Cuando ya todos los países quedaron atados al único carro del desarrollo, se sustituyó la calificación de países subdesarrollados por la más ambigua de países “en vías de desarrollo” y más recientemente por la de países emergentes (suponiendo que tratan de emerger del pozo ya innombrable del subdesarrollo).
  • 96. Génesis y culminación de la mitología del desarrollo (VII)
    • Las limitaciones que la escasez de recursos y el exceso de residuos ponían a la viabilidad del crecimiento ilimitado, se respondió forzando la meta del desarrollo con el calificativo de sostenible.
    • La meta del desarrollo sostenible vino así a camuflar el antiguo conflicto entre desarrollistas y conservacionistas, propiciando un nuevo desarrollismo ahora calificado de sostenible.
  • 97. El divorcio entre aproximaciones económicas y ecológicas (I)
    • Necesidad de relacionar las variables monetarias con el trasfondo físico y territorial que las soporta, desvelando así imágenes y consecuencias que subyacen tras la denominación común del desarrollo: saber si el desarrollo de los ricos es exportable al resto del mundo, o bien es insostenible su generalización espacial y su prolongación temporal.
  • 98. El divorcio entre aproximaciones económicas y ecológicas (II)
    • Toda la población mundial no puede reproducir hoy, a su nivel actual, los mismos patrones de vida de los países ricos. Sus exigencias en recursos, residuos y territorio desbordarían los límites planetarios:
    • Generalizar el consumo de energía fósil de Alemania, requeriría 5 planetas para digerir residuos.
    • Holanda, requeriría un territorio 16 veces superior al suyo para abastecerse de recursos y digerir sus residuos.
  • 99. El divorcio entre aproximaciones económicas y ecológicas (III)
    • Hubert (1974). Si por desarrollo se entiende el crecimiento de algo que tenga que ver con el mundo físico, es seguro que no podrá mantenerse permanentemente, siendo en este caso la expresión desarrollo sostenible una contradicción in terminis o combinación de términos contradictorios.
  • 100. El divorcio entre aproximaciones económicas y ecológicas (IV)
    • Al contemplar los procesos de desarrollo desde el prisma exclusivo de la producción, se pierde de vista que lo que llamamos producción es principalmente adquisición.
    • Adquisición mediante la mera extracción de recursos naturales no renovables y esquilmo de los renovables.
    • Adquisición mediante el poder colonial primero, y después mediante la imposición de reglas comerciales y el sistema financiero.
  • 101. El divorcio entre aproximaciones económicas y ecológicas (V)
    • Quedan al margen, como resultado, un medio ambiente físico y otro financiero, inestudiados por la economía habitual de la producción.
    • ¿Cómo han arreglado sus cuentas monetarias los países desarrollados para alcanzar la actual situación de privilegio económico?
    • Especializándose en las tareas más valoradas del proceso económico en relación al coste físico.
    • Utilizando las reglas del juego financiero en su favor.
  • 102. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (I)
    • Desde antiguo se constata que el comercio entraña la dominación de los que ocupan las últimas fases de elaboración y comercialización de los productos sobre los abastecedores de materias primas.
  • 103. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (II)
    • Luis Ortiz (1557), contador de Castilla. Intercambio desigual de España que succionaba el oro y la plata traídos de América. “Es vergüenza y grandísima lástima ver lo que burlan los extranjeros de nuestra nación, que cierto y en otras nos tratan peor que a indios (…) España exporta sus materias primas, lana, sedas, hierro, cochinilla de indias, y el extranjero las trabaja, crea manufacturas. España vuelve a importar esas manufacturas entre veinte y cien veces más caras”.
  • 104. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (III)
    • El proceso general de valoración y facturación de costes se inicia con la actividad extractiva o recolectora, que toma los recursos naturales a precio cero para poner en venta un producto primario. A partir de aquí se produce una creciente asimetría entre valoración monetaria y coste físico en la cadena de procesos que van hasta la venta final.
  • 105. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (IV)
    • La naturaleza no cobra nada por los recursos naturales, aún cuando los mismos sean rarezas de la corteza terrestre, cuya fabricación por la industria humana acarrearía un coste físico de reposición que es medible.
    • Regla del notario (en relación con el ejemplo del último proceso en la actividad constructora, la formalización de la venta, con una elevada valoración monetaria pero escaso coste físico en comparación con procesos previos de la actividad constructiva): asimetría creciente entre valoración monetaria y coste físico que implica el proceso (curva cóncava hacia el eje de abcisas).
  • 106. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (V)
    • La asimetría entre valoración monetaria y coste físico que recoge la “regla del notario” deriva de dos tipos de asimetría:
    • 1) Uno derivado lógico de la termodinámica y la economía estándar. Para que un proceso de producción sea económicamente viable la revalorización unitaria que se opera entre el precio de los recursos y el del producto, debe superar el coste físico por unidad de producto.
  • 107. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (VI)
    • 2) Otro, fruto de condicionantes ideológicos e institucionales. El que imprime la tendencia marginalmente creciente de esta revalorización.
    • Como reflejo de lo anterior, se observa también una jerarquía en la valoración del trabajo humano, que va en sentido inverso a la penosidad del mismo.
  • 108. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (VII)
    • Salvo que se establezcan marcos institucionales correctores, la “regla del notario” beneficia a empresas, países y personas que se ocupan de las fases finales de gestión y comercialización, acentuando los desequilibrios “norte-sur”, “ciudad-campo”, “ricos-pobres”.
  • 109. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (VIII)
    • Los mecanismos comerciales y financieros tienden a ordenar el territorio en núcleos de atracción de población, capitales y recursos, frente a áreas de apropiación y vertido. Los mecanismos financieros acentúan la función de atractores de capitales que ejercen los primeros, permitiéndoles ampliar su capacidad de compra sobre el mundo.
  • 110. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (IX)
    • Así, el desarrollo es un “bien posicional” que se logra al encaramarse los países, ciudades o empresas en los tramos de mayor valoración por unidad de coste físico de la “curva del notario”, reforzados por su posición dominante en lo financiero.
    • Sin embargo, esos tramos o fases se apoyan en actividades previas de extracción y elaboración primaria que han de ser realizadas por “otros”. Por tanto, no todos pueden encaramarse a la vez.
  • 111. Asimetría entre valoración monetaria y coste físico (X)
    • Los países ricos o desarrollados se muestran cada vez más deficitarios en términos físicos, siendo la evolución de este déficit un buen indicador de la posición de los países en la senda del “desarrollo” seguida en la segunda mitad del siglo XX (por el contrario, el excedente físico del comercio exterior de un país denota, paradójicamente, su pobreza o subdesarrollo).
  • 112. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (I)
    • El dinero y el sistema financiero suelen estar vinculados al poder, no sólo porque son instrumentos útiles para el ejercicio “normal” del mismo, sino porque su establecimiento mismo es fruto de la intervención del poder político.
    • La desigual capacidad que poseen los países para emitir pasivos no exigibles que sean aceptados por el sistema financiero internacional, amplifica las desigualdades entre ricos y pobres.
  • 113. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (II)
    • Esta capacidad de emitir pasivos no exigibles está en relación con el poder económico (político y militar), y arrastra la paradoja de que los más ricos y poderosos sean a la vez los más endeudados.
    • USA es el principal emisor de dinero papel, dinero bancario y dinero financiero. Esta emisión de pasivos por entidades residentes en USA ha venido superando el importe de la adquisición de activos financieros del resto del mundo, hasta hacer de este país un deudor neto al que nadie reclama su deuda, al estar compuesta sobre todo por pasivos no exigibles.
  • 114. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (III)
    • Se genera así una burbuja financiera, cuyo valor crece a tasas muy superiores al incremento de las variables reales, mediante un proceso de emisión y revalorización de activos que, en general, mantiene escasa relación con el sustrato físico que, en teoría, debería respaldarlos.
  • 115. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (IV)
    • Soddy (1926. Wealth, virtual wealth and debt ). Ante la discrepancia entre el crecimiento de las magnitudes económicas reales y las financieras, se está cayendo un error al confundir la vara de medir la riqueza (el dinero) con la propia riqueza material y, de esta manera, la expansión de la deuda con el crecimiento de la riqueza.
  • 116. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (V)
    • Daly (1995): “el dinero es una forma de deuda de la comunidad o de la nación, poseída por el individuo y debida por la comunidad (…) El valor del stock total de dinero no es determinado por el stock de riqueza en existencia (…) sino de una manera curiosa, por la riqueza que los individuos piensan que existe pero que en realidad no existe: es lo que F. Soddy llamó riqueza virtual”.
  • 117. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (VI)
    • Hilferding (1910): El valor bursátil de las acciones es un capital ficticio. Anque las bolsas de valores permitan convertirlo en dinero mediante la venta de acciones, esto sólo puede ocurrir para fracciones muy pequeñas del total de acciones emitidas: cuando se trata de generalizar esta conversión, se produce el desplome de las cotizaciones, lo que evidencia su carácter de capital ficticio.
  • 118. El universo financiero como fuente adicional de desigualdad (VII)
    • La expansión creciente del dinero y de los activos financieros líquidos, lleva a una presión de la capacidad de compra sobre los recursos naturales o territoriales, que contribuye a elevar sus precios y a generar burbujas inmobiliarias.
    • La escalada de precios del suelo y la vivienda acentúan la brecha social entre los propietarios y el resto de la población, cuyas posibilidades de acceso a estos bienes se ven cada vez más recortadas. Juego económico de suma cero.
  • 119. Consecuencias de la regla del notario y de la economía financiera (I)
    • Finalidad última de las empresas: producir dinero en forma de beneficios.
    • Medio más directo de conseguir lo anterior:
    • 1) Convencer a los ahorradores para que se lo entreguen comprando los pasivos (a ser posible no exigibles) que las empresas emiten.
    • 2) Utilizar esos pasivos para pagar compras de empresas o activos ya existentes que se estiman sujetos a revalorización.
  • 120. Consecuencias de la regla del notario y de la economía financiera (II)
    • Normalmente, los procesos de ampliación empresarial por compra o absorción de empresas se operan sin pagos en metálico. Las acciones de la compañía se han erigido hoy en la principal moneda (como depósito de valor y como medio de pago).
    • Los grandes grupos industriales se están convirtiendo en enormes bancos de negocios cuya actividad principal pasa por la emisión de acciones y otros pasivos con los que financiar compraventa de sociedades. Las actividades de fabricación pasan a un segundo plano.
  • 121. Consecuencias de la regla del notario y de la economía financiera (III)
    • Lo anterior diferencia a las empresas entre las que pueden crear directamente dinero financiero, y aquellas que tienen que obtener dinero ordinario mediante la producción de bienes y servicios. Tercera fase de la acumulación capitalista.
    • Primera fase de acumulación primitiva de capital: derivada de la expropiación y mercantilización de patrimonio sujeto a formas de propiedad precapitalistas.
  • 122. Consecuencias de la regla del notario y de la economía financiera (IV)
    • Segunda fase de acumulación capitalista mediante plusvalías. Extraídas de la producción mediante el trabajo y la venta de mercancías.
    • Tercera fase de acumulación capitalista. Realizada por un reducido grupo de enormes empresas transnacionales, a base de crear dinero en sentido amplio, para comerciar con el patrimonio vinculado al capitalismo tradicional y al desmantelamiento del sector público.
  • 123. Consecuencias de la regla del notario y de la economía financiera (V)
    • Además de los mecanismos de adquisición y desposesión indicados, existen otros que facilitan la creciente apropiación de valor de las empresas dominantes: utilización de marcas creadas o adquiridas para acaparar mercados.
  • 124. Consecuencias de la regla del notario y de la economía financiera (VI)
    • En resumen, tradicionalmente la expansión del capitalismo dependía de la función exportadora de la industria y del saldo favorable de la balanza comercial de los países. Ahora su expansión depende de la capacidad mediática de las empresas transnacionales domiciliadas en ellos (y por ende de la fortaleza de las monedas en que cotizan) para atraer el ahorro mundial mediante la creación de dinero financiero.
  • 125. La especie humana como patología terrestre
    • Los patrones actuales de ordenación del territorio son el derivado implícito de las reglas del juego económico imperantes: su carácter universal es el reflejo del universalismo capitalista que nos invade.
    • Las reglas del juego económico imperantes están en contradicción con las que caracterizan el comportamiento de la biosfera, por lo que cabe considerar a la especie humana como una patología terrestre.
  • 126. Patologías del crecimiento (I)
    • En el marco de la actual globalización económica, el crecimiento promueve la masiva explotación de la biosfera, la corteza terrestre y la atmósfera (utilización de los suelos de mejor calidad agronómica para usos extractivos, urbano-industriales, implantación de infraestructuras, reducción de la superficie de ecosistemas naturales, avance de la erosión, incendios y pérdida de cubierta vegetal).
  • 127. Patologías del crecimiento (II)
    • Hern (1990). Analogía entre los procesos cancerígenos y la incidencia de la especie humana en el territorio.
    • Crecimiento rápido e incontrolado. Pese a contar con una demografía estable, el trepidante crecimiento de la urbanización viene espoleado por el afán de lucro de promotores y gran parte de los compradores, animado por un marco institucional que privilegia la adquisición de vivienda como inversión.
  • 128. Patologías del crecimiento (III)
    • cont) España está a la cabeza de viviendas secundarias y desocupadas, por lo que se crea un patrimonio sobredimensionado y de escasa calidad, contribuyendo a inflar la burbuja especulativa.
    • Además, la ocupación por usos urbano-industriales indirectos (vertederos, actividades extractivas, embalses, infraestructuras de transporte), lo hace a un ritmo superior al de la propia edificación directa.
  • 129. Patologías del crecimiento (IV)
    • 2) Indiferenciación de las células malignas. Clara similitud con el predominio planetario de un único modelo constructivo al que podríamos llamar estilo universal.
    • 3) Metástasis en diferentes lugares. Encaja con el modelo el boga de la conurbación difusa, que separa las distintas funciones de la ciudad, por contraposición a la ciudad histórica, más compacta y diversa.
  • 130. Patologías del crecimiento (V)
    • 3. cont) La extensión de la metástasis en el cuerpo humano se produce a través de los canales linfáticos, mientras que en el territorio son las grandes infraestructuras de transporte (autovías, tren de alta velocidad y aeropuertos) las que facilitan su degradación por el hecho de hacerlo más accesible.
  • 131. Patologías del crecimiento (VI)
    • 4) Invasión y destrucción de los tejidos adyacentes. Las tendencias indicadas no ayudan a mejorar los asentamientos y edificios anteriores, sino que los engullen y destruyen. Se condena a la demolición para acrecentar el volumen construido. España es líder europeo en destrucción de patrimonio inmobiliario.
    • El porcentaje de viviendas anteriores a 1940 es mayor en Alemania que en España, a pesar de que la primera fue arrasada por la II Guerra Mundial.
  • 132. Patologías del crecimiento (VII)
    • Margalef (2004): Estamos asistiendo a un cambio de fase, pasando de un mar de ruralidad o naturaleza poco intervenida con algunos islotes urbanos, a un mar metropolitano con enclaves de campo o naturaleza.
  • 133. Patologías competitivas (I)
    • Patologías competitivas: cuando el enfrentamiento se impone sobre la cooperación y la extracción depredadora sobre la producción renovable.
    • El fenómeno de la simbiosis impulsó la evolución de la vida en la tierra desde formas simples a ecosistemas complejos.
    • La simbiosis y el reciclaje requieren de un alto grado de diversidad biológica, para que los residuos de unos puedan ser recursos para otros.
  • 134. Patologías competitivas (II)
    • Sin embargo, en el ámbito económico, hoy aceptamos con normalidad que la competitividad es la que rige su funcionamiento.
    • El metabolismo de la civilización industrial, a diferencia del de la biosfera, se caracteriza por no cerrar los ciclos de materiales, y por simplificar la diversidad de los ecosistemas.
  • 135. Patologías competitivas (III)
    • Existe una tendencia a ordenar el territorio bajo el modelo depredador-presa: por un lado, núcleos atractores de capital, población y recursos, por otro, áreas de apropiación y vertido.
    • Si nos fijamos en los intercambios comerciales y financieros
  • 136. Patologías competitivas (III)
    • Existe una tendencia a ordenar el territorio bajo el modelo depredador-presa: por un lado, núcleos atractores de capital, población y recursos, por otro, áreas de apropiación y vertido.
    • Si nos fijamos en los intercambios comerciales y financieros, se observa un flujo desde el resto del mundo hacia los países ricos (igual que hay un flujo de baja entropía desde la presa hacia el depredador).
  • 137. Patologías competitivas (IV)
    • Así, podemos reiterar que el desarrollo es un fenómeno posicional, en el que los países ricos trascienden las posibilidades que les brindan sus propios territorios y sus ahorros, para utilizar recursos y sumideros a escala planetaria.
    • Y esto es relativamente nuevo, pues hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, la dependencia de los países ricos de materias primas del resto del mundo era bastante limitada (carbón, hierro). Luego vinieron, el incremento del consumo per cápita y el desplazamiento hacia el petróleo y el gas natural.
  • 138. Patologías competitivas (V)
    • La metáfora depredador-presa se pone de manifiesto en las palabras del vicepresidente y consejero-delegado del principal grupo bancario español (Sáenz, 2005): “las fusiones entre iguales (…) son escleróticas por no crear valor”, mostrándose partidario de las adquisiciones denominadas “darwinianas” porque “esas son las buenas, las que crean valor”.
  • 139. Patologías competitivas (VI)
    • La figura del empresario tradicional con finalidad productiva se ha desplazado hacia los especialistas de la competitividad y las finanzas, cuyas prácticas parecen más inspiradas en Maquiavelo que en Smith.
    • Margalef (1992): En el modelo depredador-presa, ambas poblaciones muestran una evolución demográfica diferente:
    • 1) La esperanza de vida de las presas suele ser menor que la de los depredadores.
  • 140. Patologías competitivas (VII)
    • 2) En las presas, la probabilidad de supervivencia cae desde edades tempranas, mientras que en los depredadores se mantiene alta hasta edades avanzadas.
    • 3) Las presas son mucho más prolíficas que los depredadores, y además se reproducen durante la mayor parte de su vida, mientras que los depredadores lo hacen sólo en intervalos más limitados.
  • 141. Patologías competitivas (VIII)
    • En el último cuarto del siglo XX, las curvas de supervivencia y de natalidad por edades de la población de los países ricos y pobres se ajustaban a las típicas de depredadores y presas.
    • Además, la polarización social y territorial también tiene lugar dentro de los propios países y ciudades (segregación espacial que amenaza con romper el espacio de vida colectivo, de libertad, de apertura y de civismo que es la ciudad).
  • 142. Patologías competitivas (IX)
    • Margalef (1992): La fracción cada vez mayor de recursos que reclaman las funciones de transporte, gestión, servicios defensivos y de control administrativo, ideológico y policial-militar, marca la decadencia del sistema, a la vez que reduce la fracción de recursos que se plasma en ganancias de información o de disfrute de la vida.
  • 143. Perspectivas de la metáfora del desarrollo (I)
    • Basar la opulencia de los núcleos atractores de capitales y recursos sobre la explotación y el deterioro del resto del mundo, trae consigo fenómenos de exclusión, odio y enfrentamiento social que probablemente socavarán el actual modelo mucho antes que se produzca el colapso ambiental.
    • 1) El sistema imperante es fuente de inestabilidad económica. La compra-venta de acciones, empresas, inmuebles, terrenos,… acentúa burbujas especulativas con inevitables desplomes y daños sociales.
  • 144. Perspectivas de la metáfora del desarrollo (II)
    • 2) El sistema imperante es fuente de inestabilidad social. Al apoyar la riqueza de las personas, los barrios, las ciudades y los países sobre la analogía del modelo depredador-presa, es un caldo de cultivo que alimenta la conflictividad social.
    • El afán de escapar a su condición de presas mueve a numerosas personas a emigrar hacia las metrópolis del capitalismo, para mejorar su posición en la cadena de creación de valor.
  • 145. Perspectivas de la metáfora del desarrollo (III)
    • La crisis del Estado del Bienestar, que paliaba la pobreza que segregaba la máquina económica en funcionamiento, está dando paso a la expansión de un estado represivo-penal, como mutación previsible en un marco de creciente polarización económica y social.
  • 146. Caracterización multidimensional del fenómeno del desarrollo (I)
    • Panorama comercial: relación de intercambio favorable frente al resto del mundo.
    • Panorama financiero: atrae capitales del resto del mundo emitiendo pasivos no exigibles.
    • Panorama físico: deficitario en recursos (y excedentario en residuos) frente al resto.
    • Panorama demográfico: atrae población del resto del mundo.
    • DESARROLLADO = DEPREDADOR
  • 147. Indicadores clave de la crisis social y ecológica generada por el desarrollo
    • Creciente incidencia de la especie humana sobre los recursos y sumideros planetarios.
    • El transporte, la comercialización y el mantenimiento del orden (control, policía, tribunales, cárceles, armamentos) reclaman una fracción creciente de los recursos.
    • El coste ecológico se dispara mientras la calidad de vida se derrumba: el tiempo se dedica sobre todo a transporte, trabajo, intendencia, TV.
    • Polarización y marginación social a todos los niveles: la creciente fractura social observada en los países ricos impide la integración de los inmigrantes.
  • 148. Pistas para trascender las metáforas de “producción” y “desarrollo”
    • MENTALES: Aplicar metáforas y enfoques que evidencien:
    • El lado oscuro del desarrollo abriendo el cajón de sastre de la producción de valor, para orientar la gestión contando con una participación social informada de las dimensiones físicas y sociales.
    • Las frustraciones que genera la “competitividad”, el “individualismo posesivo” y “el trabajo dependiente” para promover actividades más gratificantes y solidarias.
    • La confusión que genera el uso “ceremonial” de las instituciones y el lenguaje.
    • 2) INSTITUCIONALES: Revisar:
    • Las reglas y las instituciones que orientan la valoración mercantil , para hacer que tengan en cuenta los costes físicos y sociales.
    • Las reglas e instituciones que gobiernan el sistema financiero , para limitar y controlar socialmente la creación de dinero en sentido amplio (emisión de pasivos no exigibles).
    • La actual teoría de la propiedad , para desacralizarla y justificarla sólo atendiendo a sus posibles funciones.
    • Las redes de protección social y de contratación laboral para asegurar la autonomía individual evitando situaciones de extrema pobreza y/o explotación.
  • 149. Conclusión (I)
    • El principal problema que frena la posible reorientación mental e institucional de nuestra sociedad hacia horizontes ecológica y humanamente más saludables, no es tanto la ausencia de alternativas como el afán de no poder ni querer verlas al tener la mente embotada por la mitología imperante.
  • 150. Conclusión (II)
    • El avance de los nuevos enfoques e instrumentos ha de apoyarse en una toma de conciencia generalizada de los engaños que conlleva la actual mitología del desarrollo, de la producción, del consumo y del trabajo.
    • Toma de conciencia que necesita de nuevas metáforas y percepciones, que despierten nuevas voluntades y metas en personas que no quieren jugar el papel de presas ni de depredadores.
  • 151. Conclusión (III)
    • Se trata de restablecer la verdadera razón de ser de la gestión económica, haciendo que el objetivo que presida la reconversión del actual metabolismo económico sea la mejora conjunta de la calidad de vida y de su ambiente, y no el mero aumento de ciertos agregados monetarios.
  • 152. Cap. 9. Revisión del desarrollo económico español: claves del enriquecimiento de la economía española y su imposible generalización
    • Hasta la primera mitad de los años 50 del siglo XX, la economía española venía abasteciendo al resto del mundo con sus productos primarios. En tonelaje, las exportaciones eran mayores que las importaciones.
    • En los años 60, esta situación se invierte en términos físicos.
  • 153. La regla del notario y la economía española (I)
    • Años 50: el carbón nacional, la hidroelectricidad y los derivados de la fotosíntesis todavía tienen una importancia determinante en el autoabastecimiento de energía.
    • En lo sucesivo, a la vez que aumentaba la dependencia exterior de nuevas fuentes de energía fósil, también presenta déficit en términos físicos de productos agroalimentarios y recursos minerales.
  • 154. La regla del notario y la economía española (II)
    • A mediados de los 50, el valor medio de la tonelada importada doblaba al de la exportada. Durante los años 60 se comienza a invertir esta situación, sufragando su déficit físico exterior con una relación de intercambio favorable.
  • 155. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (I)
    • Tradicionalmente, la balanza de servicios (turismo) ha paliado el déficit en la balanza de mercancías.
    • Sin embargo, en los últimos años, el déficit corriente se fue haciendo cada vez más abultado y sistemático, compensándose ahora por la atracción de capitales del resto del mundo.
  • 156. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (II)
    • 1985-1995: Entrada de capitales en forma de inversiones de empresas transnacionales deseosas de tomar posiciones en un nuevo país de la UE, así como por movimientos especulativos atraídos por los altos tipos de interés.
  • 157. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (III)
    • Entre 1996 y 2005, el déficit de la balanza corriente se multiplica por tres. Este hecho, en la época de la peseta hubiera requerido devaluaciones, más ahora, bajo el paraguas del euro este déficit se financia en buena medida con cargo a pasivos no exigibles.
    • En los últimos tiempos, España ha pasado de ser un país comprado por los extranjeros a erigirse en comprador del resto del mundo: inversiones directas y en cartera en la UE y América Latina.
  • 158. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (IV)
    • Los países desarrollados se endeudan emitiendo pasivos no exigibles o pasivos que son comprados por el resto del mundo como depósitos de valor o inversión segura, pero sin llevar aparejado el control de las entidades que los emiten.
    • Los países pobres acostumbran a endeudarse recurriendo a préstamos o pasivos exigibles, o a recibir inversiones que arrojan contrapartidas de propiedad y control de determinadas actividades.
  • 159. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (V)
    • El creciente endeudamiento de la economía española da la vuelta a los postulados al uso de los manuales de economía.
    • Ahora, los hogares ya no aportan financiación neta al sistema, para que el sistema bancario la canalice hacia las empresas.
    • El fuerte endeudamiento de los hogares se deriva en buena parte de su sobredimensionada inversión en vivienda.
  • 160. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (VI)
    • Así las necesidades de financiación neta de hogares, empresas y administraciones públicas definen un endeudamiento creciente de la economía española respecto al resto del mundo.
    • El milagro del desarrollo es que ese endeudamiento creciente ya no pone en peligro la confianza en la moneda.
  • 161. España pasa a ser atractora de capital y compradora del resto del mundo (VII)
    • Cada vez quedan más lejos las formas tradicionales de inversión directa en forma de fábricas de nueva planta, primando la apropiación de activos preexistentes frente a la creación de elementos patrimoniales nuevos.
    • El sobredimensionamiento del negocio inmobiliario (10% en España frente a un 5% en otros países ricos), constituye un rasgo bien característico del desarrollo español de los últimos tiempos, lo que lo sitúa en las antípodas de la desmaterialización.
  • 162. España se convierte en atractora de población (I)
    • El inicio del desarrollo enfrió el intenso crecimiento demográfico que se venía experimentando hasta la década de los 60.
    • Desde principios de los 70, la natalidad cae a los niveles más bajos del mundo.
    • Sin embargo, la población ha aumentado en los últimos años por los flujos migratorios, pues como país desarrollado, España se ha convertido en atractor de población del resto del mundo.
  • 163. Aquelarre inmobiliario, bulimia económica y desastre ambiental (I)
    • La bulimia (el consumo desmesurado de recursos) de la economía española, se ve arrastrado por un capitalismo agresivo y un individualismo posesivo, que en España se proyecta en mayor medida en actividades con grandes requerimientos materiales e incidencias territoriales: el negocio inmobiliario y la construcción de viviendas e infraestructuras (financiadas estas últimas con fondos europeos).
  • 164. Aquelarre inmobiliario, bulimia económica y desastre ambiental (II)
    • El negocio inmobiliario culmina con la adición de varios ceros al valor de los terrenos por el hecho de hacerlos urbanizables, teniendo los políticos la llave de este negocio.
    • El hecho de que España tenga el menor porcentaje de viviendas de alquiler de toda España, tiene la otra cara en un mayor número de familias atadas a la propiedad y al endeudamiento inmobiliario, extendiéndose el virus de la especulación inmobiliaria por todo el cuerpo social.
  • 165. Aquelarre inmobiliario, bulimia económica y desastre ambiental (III)
    • Rasgo diferencial del presente boom inmobiliario: mayor afán de comprar viviendas como inversión, unido a la mayor presencia de compradores extranjeros.
    • La crisis bursátil de los últimos años unido a las sucesivas rebajas de los tipos de interés ha sido desastrosa para el territorio español, pues ha reforzado el huracán de dinero presto a invertirse en ladrillos (exceso de grúas y escasez de árboles en el paisaje).
  • 166. Aquelarre inmobiliario, bulimia económica y desastre ambiental (IV)
    • El problema ecológico del presente boom inmobiliario no sólo se deriva de sus exigencias directas en materiales, energía y territorio, sino que tras de sí fomenta un estilo de vida mucho más exigente en recursos y pródigo en residuos.
    • Se da la paradoja de que España ha cubierto sobradamente el “déficit” de viviendas en relación a la población, pero no las necesidades de vivienda de un alto porcentaje de la población debido a la escasa promoción de viviendas sociales.
  • 167. Aquelarre inmobiliario, bulimia económica y desastre ambiental (V)
    • Esta situación exige políticas que propicien:
    • La rehabilitación frente a la construcción nueva.
    • Una arquitectura acorde con el entorno, frente al estilo universal imperante.
    • La vivienda como bien de uso frente a la vivienda como inversión.
    • La vivienda social frente a la vivienda libre.
    • La vivienda de alquiler frente a la vivienda en propiedad.
    • Lo que ocurre es que este cambio amenazaría los negocios inmobiliarios en curso, contribuyendo a desinflar la burbuja.
  • 168. La imposibilidad de globalizar el desarrollo (I)
    • Los mecanismos que han posibilitado el desarrollo de la economía española no son generalizables en el contexto planetario.
    • Desde los años 60, la economía española ha experimentado espectaculares incrementos en la utilización de todo tipo de recursos naturales (totales y per cápita), que lejos de moderarse, se han acentuado en los últimos años. La descomunal construcción de viviendas e infraestructuras explica en gran medida esta tendencia.
  • 169. La imposibilidad de globalizar el desarrollo (II)
    • Todo lo anterior, unido a la escasa sensibilidad de nuestros políticos hacia cuestiones ecológico-ambientales hacen de España la “auténtica peña ultrasur antiecológica de la Unión Europea, y no sólo por su ubicación geográfica” (Estevan, 2002).