Principios Biblicos 2
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Principios Biblicos 2

on

  • 5,320 views

Mayordomia

Mayordomia

Statistics

Views

Total Views
5,320
Views on SlideShare
5,314
Embed Views
6

Actions

Likes
1
Downloads
168
Comments
2

3 Embeds 6

http://www.slideshare.net 3
http://iasdcentralbog.blogspot.com 2
http://65.55.177.205 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Principios Biblicos 2 Presentation Transcript

  • 1. CÓMO ADMINISTRAR EL DINERO PRINCIPIOS BÍBLICOS DERIVADOS DE LUCAS 16:10-15
  • 2. INTRODUCCIÓN
    • En la actualidad la economía parece ser preocupación no sólo de los hombres de negocios, sino también de las naciones. Abundan libros, cursos y seminarios sobre el tema. Pero el mejor libro sobre cómo administrar el dinero es la Biblia, con más de 2000 versículos acerca del uso del dinero y las posesiones materiales.
  • 3. Principio No. 1
    • "Los malos administradores de lo poco serán malos administradores de lo mucho"
    • En el v. 10 se nos dice: "El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto".
  • 4.
    • ” No tengo suficiente para adminis-trarlo bien; si me gano el Kino enton-ces tendría un buen capital para ad-ministrar". Bueno, ése no es el prin-cipio bíblico. La Biblia: si somos fieles en lo poco, también seremos fieles en lo mucho, pero si no somos fieles con lo poco que tenemos, tam-poco seremos fieles con lo mucho: Un principio clave para administrar bien el dinero que el Señor nos da.
    Algunos argumentan
  • 5. FRASE DE TESORERO
    • "Debemos cuidar las pequeñas
    • cantidades que gastamos , porque las grandes cantidades se cuidan solas". Es verdad. Muchas veces gastamos unos pocos pesos aquí y allá y cuan-do nos ponemos a ver qué se ha hecho el dinero, nos damos cuenta que hemos gastado cientos y miles de pesos.
  • 6. PREGUNTA FRECUENTE
    • ” ¿ Por qué Dios no me bendice a mí igual que a Fulano? Yo soy tan
    • bueno como él.
    • Bueno, tal vez Ud. no ha demostrado ser digno de bendiciones materiales de Dios. Tal vez no puede administrarlos bien; o quizás Dios, al permitir que Ud. sea pobre, le está ahorrando muchos problemas grandes . Si no hemos sido fiel en lo poco, entonces Dios no puede confiarnos lo mucho.
  • 7. ILUSTRACIÓN
    • Hace unos años en una iglesia había un joven bastante pobre. Era fiel, asistía siempre a las reuniones de culto y participaba activamente en la iglesia. Un día recibió una herencia. Su vida cambió como de la noche a la mañana. No volvió a la iglesia y se dedicó a malgastar el dinero con sus amigos, lejos de los caminos del Señor.
  • 8. ¿ Por qué sucedió esto?
    • ¿ Por qué el Señor lo permitió? Tal vez le dio una oportunidad a ese joven y él no la aprovechó. También para mostrarnos a nosotros una lección objetiva de este principio: Que si somos malos administradores de lo poco, seremos también malos administradores de lo mucho.
  • 9. Principio No. 2
    • "La infidelidad en el dinero de Dios, le priva de mayores oportunidades espirituales".
    • "Pues si en las malas riquezas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?
    • Lo verdadero quiere decir lo importante, lo eterno, lo que realmente tiene valor. Lo verdadero no es el dinero, pues eso es temporal; lo verdadero son las cosas espirituales que Dios nos ofrece .
  • 10. Correlación espiritual/material
    • Un comerciante no confiaría nuevas
    • oportunidades a un socio que se ha mostrado indigno de su confianza; del mismo modo, las grandes oportunidades espirituales también se nos pasarán si no demostramos que somos fieles en los fundamentos espirituales.
    • Si no somos fieles en las cosas básicas de la vida espiritual, ) cómo vamos a esperar mayores oportunidades espirituales? Lo espiritual no se puede desligar de lo material.
  • 11. Religión y vida diaria
    • Algunos piensan: mi religión es para el día sábado; durante la semana eso no tiene nada que ver con mis
    • transacciones financieras ni con mi vida cotidiana. Pero sabemos que en la realidad la fe cristiana tiene que permear todos los aspectos de la vida , incluyendo nuestras posesiones y nuestro dinero.
    • Si buscamos una mayor espiritualidad en nuestra vida, debemos ser honestos para con el hombre y con el dinero de Dios.
  • 12. Principio No. 3
    • La infidelidad en las posesiones de otros, le privará de posesiones propias.
    • "Si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? (V. 12) ¿Cómo vamos a tener posesiones propias si no hemos mostrado ser fieles con las posesiones de otras personas? En esto a veces fallamos. Tal vez bastaría mirar ese detalle en nuestra vida y comprender por qué las bendiciones del Señor no nos llegan en la abundancia que Él quiere.
  • 13. Ejemplo 1
    • Supongamos que Ud. alquila un departamento, pero durante un año o dos, durante su estancia en ese apartamento, Ud. no lo cuidó en ab-soluto, lo deja todo sucio, destruye las paredes, las alfombras, lo rompe todo y dice: " Bueno, como no es mío, yo no me voy a preocupar por eso".
  • 14. Otro ejemplo
    • Un joven saca el automóvil de su padre, y lo primero que hace cuando ya está fuera de la vista del dueño es meter el acelera-dor hasta el fondo y dice: "jQué auto, có-mo corre!" y tal vez estropea el motor o las llantas, si es que no lo choca. Pero dice: " ( Qué importa, como no es mío.” Si no somos cuidadosos con las posesiones de otros, Dios no podrá confiarnos sus posesiones, y así nos vamos a privar de posesiones propias.
  • 15. Principio No. 4
    • No se puede estar entregado a Cristo y ser impulsado por el amor al dinero.
    • "Ningún siervo puede servir a dos señores: porque o aborrecerá al uno y amará a otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas".
    • Satanás, tentando a Jesús, le prometió que le iba a entregar todos los reinos de la tierra si Jesús lo adoraba. El le respondió: Mateo 4: 10
  • 16. No podemos servir a nadie más que a nuestro Dios
    • No podemos servir a las riquezas, ni a las cuentas bancarias. Cada uno de nosotros tiene que tomar decisiones. Algunas las hacemos automáticamente. Pero en otras hay factor determinante para llegar a una decisión sabia; ) Cuál es su factor determinante en el proceso de hacer sus decisiones? ) Es el dinero?
  • 17. ¿Está usted siendo fiel a Cristo?
    • ¿Pero en general podemos decir que el dinero no debería de ser el factor determinante de nuestras decisio-nes, sino que la voluntad de Dios debe ser el factor determinante de toda decisión que hagamos .
    • ¿Está usted siendo fiel a Cristo? ) 0 siendo fiel al dinero?
  • 18. Principio No. 5
    • Los que dan un énfasis indebido al dinero, se burlan de los principios bíblicos y tratan de justificar sus acciones.
    • v. 14,15: Los fariseos eran los más religiosos de esos días, pero era una religión de apariencia nada más. Apariencias exteriores que parecían buenas, pero en su interior eran como trapos sucios, sepulcros blanqueados.
  • 19. El Señor no criticaba la apariencia
    • El Señor criticaba su apariencia interior, su moti-vación. Nosotros debemos dar una buena apariencia delante de los hombres, pero una apariencia que sea producto de lo que tenemos en el corazón.
    • Una mala motivación (ganancias desho-nestas), nos lleva a ignorar las Escrituras y trataremos de justificarnos delante de los hombres, pero no delante de Dios.
    • Con nuestra mala fe, podremos engañar a los hombres, pero no podemos burlar a Dios.
  • 20. II. EL CORRECTO ENFASIS DE NUESTRA VIDA
    • ) Dónde está el énfasis de su vida? ) En qué gasta usted el dinero que Dios le da? ) Está su fe reflejada en su talonario de cheques?
    • ) Ofrece excusas cuando Dios le pide apo-yo financiero para su obra diciendo: "Se-ñor, tú sabes que no tengo dinero para a-poyar tu obra; Tú sabes que tengo mu-chas deudas que pagar o tengo que hacer esto o lo otro?
  • 21. ) Cómo sé si mi dinero es aceptado delante de Dios?
    • ) Qué siente en el momento cuando se recogen los diezmos las ofren-das? ) Siente gozo o remordimiento? ) Siente interés o indiferencia? ) Pue-de Dios confiarle muchas bendicio-nes materiales?; ) Ha demostrado ya que es un buen administrador del di-nero?
  • 22. III. LA ACTITUD DE DIOS HACIA EL DINERO
    • En nuestra Biblia hay más versículos sobre el uso del dinero que sobre la fe y la oración . En ellos Dios nos revela cuál es el resultado de tener un amor por el dinero y nos presenta los peligros y los males que ese amor por las riquezas acarrea al hombre, y nos da el enfoque correcto de lo que debe ser el poseer bienes materiales.
  • 23. Eclesiastés 5:10
    • "El que ama el dinero, no se hartará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto".
    • Se nos está diciendo que el dinero nunca saciará nuestras vidas , ni pue-de darnos verdadera felicidad, ni paz, ni amor.
    • En 1 Tim. 6:10 Pablo nos advierte
  • 24. Listado de males: su raíz es el amor al dinero
    • En nuestra sociedad, ) cuál es el pro-pósito de la pornografía ? Hacer di-nero . ¿ De la venta de alcohol ? Ha-cer dinero. ) De las drogas? Hacer dinero . ) De la prostitución? Hacer dinero . .
    • Proverbios 23:4,5
  • 25. "Si fuera rico, ¿qué cosas no haría?”
    • Dios nos dice a través de su Palabra" "No te afanes por hacerte rico". Como meta de tu vida, no pongas el hacer dinero.
    • Un sábado de mañana, la maestra de la clase le pre-guntó al hijo del primer anciano: Y tú, ¿vas a ser pastor? El niño respondió: "No, ni loco. Yo quiero ser un profesional para ganar mucho dinero".
    • Como padres debemos enseñar a nuestros niños las verdades que Dios nos ha dado en su Palabra y que las prioridades espirituales deben estar primero y no el hacer mucho dinero.
  • 26. Principios que Pablo dio a Timoteo
    • Debemos aprenderlos y enseñarlos a nuestros hijos. 1 Timoteo 6:17-19: "...que no pongan su confianza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando así buen fundamento para lo porvenir, que echen mano de la vida eterna ". .
  • 27. La verdadera seguridad
    • Notemos que el Señor nos dice que el porvenir seguro no está en tener muchas riquezas, sino en hacer el bien, dar generosamente, poniendo nuestra prioridad en anhelar la vida eterna.
    • Nosotros también deberíamos recor-darlo cada día y así también enseñar-lo y recordárselo a nuestros hijos
  • 28. ¿Qué hará Dios cuando así actuemos?
    • Jesús dice que Dios añadirá todas las o-tras necesidades básicas : comida, casa, ropa, etc. Cuando así lo hagamos esta-remos asegurando el futuro de nuestros hijos y los estaremos librando de "mu-chos males". Debemos enseñarles ese precepto que el Señor nos da a nosotros: que "la raíz de todos los males es el amor al dinero".
  • 29. La prioridad del cristiano
    • Enseñémosles que nuestra prioridad en la vida debe ser amar y servir a Dios con todo nuestro corazón y entonces El nos dará lo demás, en abundancia, en la medida que seamos fieles y sabios administradores. Si no lo hacemos, el dinero será entonces no una bendición como Dios quiere que sea, sino una maldición.
  • 30. El Señor nos llama a la reflexión
    • 1 Timoteo 6: 6,7: "Porque nada he-mos traído a este mundo y nada podemos sacar."
    • Si no podemos sacar, si no lo podemos llevar con nosotros, ¿por qué gastamos tanta energía, tanto esfuerzo, tanta preo-cupación por amontonar riqueza aquí?
    • ¿ A qué nos llama el Señor a reflexionar? Que el dinero no debe ser la meta, sino una necesidad.
  • 31. CONCLUSIÓN
    • Lucas 16:15: Los fariseos, al amar las riquezas, se habían olvidado de Dios.
    • Cuando obramos como ellos, nosotros también comenzamos a olvidarnos de Dios y a pensar: "Ya no necesito de Dios porque tengo suficiente dinero en el banco". Nos olvidamos poco a poco de Dios; de que nos bendijo y de que nos dio todo lo que tenemos, comenzamos también a ser malos administradores, mayordomos infieles.
    • Como consecuencia, nuestro dinero nos llevará a la destrucción y a la perdición.
  • 32. LLAMADO
    • Yo le invito hoy a reconsagrar su vida al Señor . A reconocer que ha fallado en ser buen mayordo-mo, pero que Dios está dispuesto a perdonarlo y darle una nueva oportunidad.
    • Sólo tenemos que dar tres pasos : i) Reconocer que hemos pecado, ii) confesar al Señor nuestra culpa y iii) aceptar al Señor Jesucristo como nuestro Salva dor, dejando que él guíe nuestra vida.
    • Así administraremos nuestros bienes de acuerdo a la voluntad del Señor, porque cuando permiti-mos que guíe nuestra vida El derramará bendi-ciones sobre nosotros hasta que sobreabunde.
    • ( Hágalo hoy, mañana puede ser demasiado tarde!