• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Educando para una internet más segura
 

Educando para una internet más segura

on

  • 2,296 views

Educando para una internet más segura

Educando para una internet más segura
Carmen González Madrid

Statistics

Views

Total Views
2,296
Views on SlideShare
2,250
Embed Views
46

Actions

Likes
0
Downloads
33
Comments
0

2 Embeds 46

http://menoresenlastic.fundacionctic.org 39
http://www.blogoff.es 7

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Educando para una internet más segura Educando para una internet más segura Document Transcript

    • 1er CONGRESO INTERNACIONAL MENORES EN LAS TIC         EDUCANDO PARA UNA INTERNET MÁS SEGURA     Palacio de Congresos  Recinto Ferial Luis Adaro (Gijón)  27 y 28 de octubre de 2009              PONENCIA DE Dª CARMEN GONZÁLEZ MADRID ADJUNTA AL DEFENSOR DEL MENOR EN LA COMUNIDAD DE MADRID 1 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • Introducción:    Según  la  Encuesta  sobre  Equipamiento  y  Uso  de  Tecnologías  de  Información y Comunicación en los Hogares 2009 del Instituto Nacional de  Estadística (INE), el 94,5 por ciento de los menores de entre 10 y 15 años ya  sabe usar el ordenador y un 85,1 por ciento utiliza Internet.    El 54 por ciento de los hogares españoles acceden ya a la Red, frente al 51  por  ciento  del  año  anterior.  En  total,  8,3  millones  de  viviendas  familiares  tienen  acceso  a  Internet  en  España,  lo  que  implica  un  aumento  de  más  de  medio millón de hogares respecto al año 2008.    De esos 8,3 millones de hogares con Internet, casi 7,9 millones de viviendas  tienen una conexión de banda ancha, el 51,3 por ciento de todas los hogares  españoles,  un  incremento  de  aproximadamente  1.135.000  hogares  respecto  al año anterior.    Las nuevas tecnologías de la información comprenden un entorno donde se  generan muchísimas relaciones e interacciones de las personas menores de  edad.  En  este  sentido,  son  muchos  los  derechos  que  pueden  verse  relacionados  con  este  ámbito,  como  por  ejemplo,  los  derechos  de  los  menores consumidores y usuarios; el derecho a la protección del honor, la  intimidad, la propia imagen, la integridad física  y moral, la libertad sexual  y la protección sociocultural.    Principales problemas detectados por la Institución    La  protección  de  los  menores  en  relación  con  las  tecnologías  de  la  información y la comunicación (TICS) debe operar en diferentes ámbitos  como  la  integridad  física  y  libertad  sexual  y  la  llamada  protección  sociocultural que observa al menor como destinatario de los contenidos y  de la información. Es posible, en este sentido, hablar de contenidos ilícitos  como  pudiera  ser  la  utilización  de  menores  en  material  pornográfico  y  contenidos  nocivos,  que  podrían  afectar  al  correcto  desarrollo  de  los  menores.    Las  tecnologías  de  la  información  y  la  comunicación  interactúan  más  o  menos intensamente con otros ámbitos de la vida cotidiana de los menores  2 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • de edad como es, por ejemplo el ámbito educativo, donde se ha percibido la  existencia  de  algunos  problemas  como  el  llamado  ciberbullying  o  acoso  escolar a través de internet.     El  auge  de  las  llamadas  redes  sociales  ha  influido  notablemente  en  el  binomio menores y tecnologías de la información y la comunicación, por lo  que  podría  hablarse  también  de  contenidos  que  pudieran  afectan  o  comprometer el derecho  fundamental al honor, intimidad y propia imagen  de los menores de edad.    A. Contenidos ilícitos, pornografía infantil    El  Código  Penal  español  protege  con  especial  intensidad  la  integridad  física  y  libertad  e  indemnidad  sexuales  de  los  menores.  La  pornografía  infantil, después de las estafas, es el delito que más se comete a través de la  red.  A  pesar  de  que  la  pornografía  infantil  es  preexistente  a  internet,  a  través de ésta se ha visto potenciada.     El término pornografía presenta una dificultad inicial de concreción, ya que  es  concepto  muy  subjetivo.  Por  esta  razón  se  hace  necesario  acudir  a  definiciones  como  la  que  establece  el  Protocolo  Facultativo  de  la  Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la Venta de Niños, la  Prostitución Infantil y la utilización de Niños en la Pornografía1, o bien la  Decisión  marco  2004/68/JAI  del  Consejo,  de  22  de  diciembre  de  2003,  relativa a la lucha contra la explotación sexual de los niños y la pornografía  infantil2.     El  Código  Penal  español,  dentro  de  los  delitos  contra  la  libertad  e  indemnidad sexual, dedica el artículo 189 a la pornografía infantil3.  1 Define pornografía infantil como la representación, por cualquier medio, de un niño dedicado a  actividades  sexuales reales o simuladas, o toda representación de las partes genitales de un niño con fines primordialmente  sexuales.  2  Define pornografía infantil como cualquier material pornográfico que describa o represente de manera visual a  un niño real practicando o participando en una conducta sexualmente explícita, incluida la exhibición lasciva de  los  genitales  o  de  la  zona  púbica  de  un  niño,  o  a  una  persona  real  que  parezca  ser  un  niño  practicando  o  participando en la conducta mencionada, o imágenes realistas de un niño inexistente practicando o participando  en la conducta mencionada.   3 (Redacción según Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre).  1. Será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años:  1. El que utilizare a menores de edad o a incapaces con fines o en espectáculos exhibicionistas o  pornográficos,  tanto  públicos  como  privados,  o  para  elaborar  cualquier  clase  de  material  pornográfico, cualquiera que sea su soporte, o financiare cualquiera de estas actividades.  3 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • La facilidad de transmisión de grandes volúmenes de datos hace de la red  un  canal  idóneo  para  el  intercambio  de  fotografías,  vídeos  y  material  pornográfico en el que, cada vez con más frecuencia, los niños son víctimas.     Guardando cierta conexión con lo anterior, otro tipo de delitos cometidos a  través  de  las  tecnologías  de  la  información  y  la  comunicación  que  encuentran a los menores de edad como víctimas podrían ser los delitos de  exhibicionismo, contemplados por los artículos 185 y 186 del texto penal.        B. Contenidos nocivos, protección sociocultural    La llamada protección sociocultural es un término legal que hace referencia  2. El que produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere o facilitare la producción, venta, difusión o  exhibición  por  cualquier  medio  de  material  pornográfico  en  cuya  elaboración  hayan  sido  utilizados  menores  de  edad  o  incapaces,  o  lo  poseyere  para  estos  fines,  aunque  el  material  tuviere su origen en el extranjero o fuere desconocido.  2. El que para su propio uso posea material pornográfico en cuya elaboración se hubieran utilizado menores de  edad o incapaces, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión o con multa de seis meses a dos  años.  3. Serán castigados con la pena de prisión de cuatro a ocho años los que realicen los actos previstos en el apartado  1 de este artículo cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:  1. Cuando se utilicen a niños menores de trece años.  2. Cuando los hechos revistan un carácter particularmente degradante o vejatorio.  3. Cuando  los  hechos  revistan  especial  gravedad  atendiendo  al  valor  económico  del  material  pornográfico.  4. Cuando  el  material  pornográfico  represente  a  niños  o  a  incapaces  que  son  víctimas  de  violencia física o sexual.  5. Cuando  el  culpable  perteneciere  a  una  organización  o  asociación,  incluso  de  carácter  transitorio, que se dedicare a la realización de tales actividades.  6. Cuando  el  responsable  sea  ascendiente,  tutor,  curador,  guardador,  maestro  o  cualquier  otra  persona encargada, de hecho o de derecho, del menor o incapaz.  4.  El  que  haga  participar  a  un  menor  o  incapaz  en  un  comportamiento  de  naturaleza  sexual  que  perjudique  la  evolución o desarrollo de la personalidad de éste, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año.  5.  El  que  tuviere  bajo  su  potestad,  tutela,  guarda  o  acogimiento  a  un  menor  de  edad  o  incapaz  y  que,  con  conocimiento de su estado de prostitución o corrupción, no haga lo posible para impedir su continuación en tal  estado, o no acuda a la autoridad competente para el mismo fin si carece de medios para la custodia del menor o  incapaz, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses.  6. El ministerio fiscal promoverá las acciones pertinentes con objeto de privar de la patria potestad, tutela, guarda  o acogimiento familiar, en su caso, a la persona que incurra en alguna de las conductas descritas en el apartado  anterior.  7. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis meses a dos años el que produjere,  vendiere,  distribuyere,  exhibiere  o  facilitare  por  cualquier  medio  material  pornográfico  en  el  que  no  habiendo  sido utilizados directamente menores o incapaces, se emplee su voz o imagen alterada o modificada.  8. En los casos previstos en los apartados anteriores, se podrán imponer las medidas previstas en el artículo 129 de  este  Código  cuando  el  culpable  perteneciere  a  una  sociedad,  organización  o  asociación,  incluso  de  carácter  transitorio, que se dedicare a la realización de tales actividades.    4 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • a la protección a la que tienen derecho los menores respecto de contenidos  que puedan suponer daños en su correcto desarrollo y no sean apropiados  para su concreto grado de madurez.     Nos  referimos  con  ello  a  aquellos  contenidos  cargados  de  violencia,  pornografía  o  provocación  que  en  muchas  ocasiones  es  posible  encontrar  en  el  ciberespacio.  Se  trata  de  contenidos,  que,  sin  llegar  a  poder  ser  considerados  en  general  como  delitos,  pueden  suponer  un  importante  menoscabo en el desarrollo de los menores de edad4.    En el concreto ámbito de las TICS es posible citar, entre otros, las llamadas  páginas  pro‐ana  (proanorexia)  y  pro‐mía  (probulimia),  los  contenidos  pornográficos o aquellos que revisten una extrema dureza por su violencia  o crueldad.    El  problema  que  presentan  estos  contenidos  es  que  su  prevención  y  abordaje resulta muy dificultosa.     La  protección  del  menor  requiere,  en  todo  caso,  de  la  implicación  de  los  padres  y  educadores.  Se  hace  necesario,  en  este  sentido,  apelar  a  la  adecuada  supervisión  que  deben  ejercer  las  familias  y  los  educadores,  si  bien  debe  constituir  un  compromiso  de  primer  orden  por  parte  de  instituciones,  administraciones,  industria  y  otros  operadores  jurídicos  y  sociales  dotarlas  de  los  medios  necesarios  para  que  puedan  ejercer  este  ejercicio de responsabilidad.    Existen varias referencias legales a estos aspectos, entre otras la mención a  la  protección  sociocultural  prevista  en  la  Ley  5/1995,  de  28  de  marzo,  de  Garantías  de  los  Derechos  de  la  Infancia  y  la  Adolescencia  en  la  Comunidad de Madrid5.  4  El  Estudio  sobre  hábitos  seguros  en  el  uso  de  las  TIC  por  niños  y  adolescentes  y  e‐confianza  de  sus  padres,  elaborado  por  Inteco  (www.inteco.es)  en  2009  considera  los  siguientes  tipos  de  contenidos  nocivos  para  los  menores:   • Contenido de carácter sexual inapropiado.   • Violencia, racismo o contenidos sexistas.   • Anorexia, bulimia o cuestiones estéticas.   • Sectas o terrorismo.   • Contenido que vulnere los valores en que se educa al hijo.   • Contenido falso, inexacto o incierto.   5  Artículo 30. Actuaciones administrativas.    5 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    •   En  los  años  noventa,  el  desarrollo  imparable  de  la  red  informática  global  hizo  que  florecieran  nuevas  formas  de  criminalidad  hasta  ese  momento  desconocidas.  Ello  motivó  que  desde  el  seno  de  la  Unión  Europea  se  buscaran  soluciones  para  salvaguardar  la  seguridad  de  los  niños  y  adolescentes que acceden a Internet.     En fecha 16 de octubre de 1996, la Comisión al Parlamento Europeo publicó  el  Libro  Verde  sobre  la  protección  de  los  menores  y  de  la  dignidad  humana en los nuevos servicios audiovisuales y de información.    C. Protección de la intimidad, ciberbullyng    En relación con el derecho a la intimidad, el honor y la propia imagen de los  menores,  tanto  Internet  como  otras  tecnologías  de  la  información  debe  observar  las  mismas  restricciones  que  se  prevén  para  la  difusión  de  información de menores a través de otros medios de comunicación social a  través fundamentalmente de la Ley Orgánica 1/1982, de Protección Jurídica  del Derecho al Honor, Intimidad y Propia Imagen y del artículo 4 de la Ley  Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor.  El auge de las llamadas redes sociales (Facebook, Tuenti…) y la posibilidad  de  albergar  en la red fotografías y vídeos ha dado lugar a un significativo  número de quejas que dan cuenta de posibles vulneraciones de este derecho  fundamental.    D. Telefonía móvil    Un importante y creciente número de consultas y quejas que se tramitan en  esta  Institución  están  relacionados  con  diferentes  aspectos  del  uso  del   teléfono  móvil  por  parte  de  los  menores  de  edad  y  los  diferentes  problemas  surgidos  como  son  el  excesivo  coste  del  consumo;  la  falta  de  información  en  las  tarifas  aplicadas;  omisiones  sobre  las  condiciones  y  derechos  de  los  consumidores  en  los  contratos;  ausencia  de  controles  específicos;  excesivo  afán  de  lucro  de  las  empresas  operadoras;  las  1.  Las  Administraciones  Públicas  de  la  Comunidad  de  Madrid  deben  velar  por  la idoneidad  de  las  condiciones  socioculturales  de  los  menores,  según  su  momento  evolutivo,  a  fin  de  que  alcancen  el  desarrollo  de  su  personalidad, así como una plena integración educativa, cultural y social.    2. El Consejo de Gobierno de la Comunidad elaborará el Reglamento de Protección Sociocultural del Menor, en el  que se regularán las condiciones concretas de aplicación de las normas establecidas en el presente capítulo.  6 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • campañas  de  marketing  vía  SMS;  la    proliferación  de  timos;  altas,  bajas  y  elevada tarificación de servicios Premium, etc.    La  telefonía  móvil  ha  pasado  a  ocupar  un  lugar  fundamental  en  nuestras  vidas; estamos enfrentándonos  a una situación sin precedentes en lo que  se refiere a uso de la tecnología de la información y comunicación compleja  en un sector de la población tan joven. A pesar de los efectos beneficiosos,  como  es  un  mayor  control  parental  de  los  hijos,  es  necesario  admitir  que  existen dificultades de los padres para vigilar el uso que hacen sus hijos de  los teléfonos móviles.    En  esta  relación  se  ven    implicados  los  menores  usuarios,  los  padres  y  educadores  como  responsables  directos  de  la  educación  mediática  y  tecnológica, y las empresas operadoras que ven en este sector del público  un objetivo claro para sus productos.    El  principal  problema  que  surge  en  las  reclamaciones  a  las  compañías  operadoras, en caso de facturas elevadas, es que la contratación del teléfono  se ha realizado por el propio progenitor mayor de edad al que se entiende,  por tanto, responsable del uso que se haga del mismo. Así, partiendo de la  premisa de que el contrato principal con la operadora es válido al cumplir  los  requisitos  del  artículo  1261  del  Código  Civil  –consentimiento,  objeto  y  causa‐,  el  reclamante  debe  probar  que  desde  el  teléfono  no  se  han  realizado  las  llamadas  o  no  se  ha  solicitado  el  servicio  en  cuestión,  situaciones difíciles de corroborar por el consumidor.       Cuestión diferente es si el contrato de telefonía celebrado con la compañía  operadora  se  ha  suscrito  directamente  por  un  menor  de  edad.  En  este  sentido,  el  artículo  1263  del  Código  establece  que  los  menores  no  emancipados  no  pueden  prestar  consentimiento,  por  lo  que  podrían  ser  anulados (artículo 1300 CC).     Se  ponen  así  en  evidencia  los  problemas  derivados  de  la  contratación  servicios  premium  o  de  tarificación  adicional  por  parte  de  los  menores  usuarios  de  sus  teléfonos,  sin  ser  conscientes    de  sus  consecuencias  y  de  las características de este tipo de prestaciones.     Así,    se  puede  comprobar  que  en  el  mercado  existen  gran  número  de  7 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • anuncios  de  estos  servicios  en  todo  tipo  de  revistas,  y  especialmente  en  las  dirigidas  específicamente  a  jóvenes  y  adolescentes,  como  las  de  carácter  musical  o  de  videojuegos,  así  como  en  otros  medios  de  comunicación como la televisión.    Otra problemática creciente se refiere a la falta de control por parte de los  titulares de estos servicios a la hora de restringir la contratación y el acceso  a  los  mismos  de  los  menores,  cuando  se  trata  de  prestaciones  dirigidas  únicamente a usuarios adultos, y la falta de información sobre los requisitos  necesarios  para  solicitar  la  baja  de  estos  servicios  y  ejercitar  el  derecho  de  desconexión.    Con  el  fin  de  hacer  frente  a  los  problemas  señalados  en  las  quejas  de  los  usuarios,  se  dictó  la  Orden  ITC/308/2008,  de  31  de  enero,  por  la  que  se  dictan instrucciones sobre la utilización de recursos públicos de numeración  para  la  prestación  de  servicios  de  mensajes  cortos  de  texto  y  mensajes  multimedia.     Según  se  dispone,  los  titulares  de  los  números  deben  proporcionar  gratuitamente  al  usuario,  mediante  uno  o  más  mensajes  anteriores  al  suministro  de  la  prestación,  su  nombre,  denominación  social,  número  de  teléfono de contacto, la naturaleza del servicio, la forma de darse de baja y  el precio total del servicio a recibir, incluyendo impuestos, indicará el precio  de los mensajes a recibir y las cuotas periódicas aplicables y, finalmente, la  invitación  a  confirmar  el  servicio  –en  caso  de  falta  de  respuesta  se  entenderá como una renuncia a recibir el servicio‐.    Los  operadores  tienen  la  obligación  de  garantizar  el  derecho  de  desconexión  de  estos  servicios,  implantando  los  mecanismos  necesarios  para  su  efectividad.  Por  otra  parte,  deben  adoptar  procedimientos  armonizados para las altas y bajas de sus abonados. Estos procedimientos  se han de acordar en el marco del código de conducta cuya elaboración se  prevé en esta Orden.    El Código de Conducta de los SMS Premium, aprobado el 29 de junio de  2009, con un cierto retraso respecto al plazo inicialmente previsto, garantiza  que la publicidad de estos servicios sea legible y obliga a los prestadores a  enviar  mensajes  informativos  al  usuario  con  el  precio  del  servicio  y  la  8 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • identificación de su responsable.    Asimismo,  incorpora  normas  específicas  para  la  especial  protección  de  los  menores  y  referidas  a  concursos  y  a  servicios  de  suscripción,  entre  las  primeras  se  encuentran:  establecimiento  de  horarios  específicos  para  la  publicidad  y  el  funcionamiento  de  servicios  dirigidos  a  menores  y  a  adultos, en línea con la regulación de los espacios televisivos; regulación de  las  publicaciones  en  que  puede  aparecer  publicidad  de  servicios  para  menores o adultos.    Papel de la Defensoría y cooperación con otros agentes intervinientes    Conforme a lo establecido por la ley 5/1996, de 8 de junio, del Defensor del  Menor  en  la  Comunidad  de  Madrid,  corresponde  a  esta  Institución  la  supervisión  y  orientación  de  las  Administraciones  Públicas.  Así,  en  el  ejercicio  de  su  actividad  el  Defensor  del  Menor  recomienda,  sugiere,  recuerda derechos o advierte medidas que revierten en la mejor observancia  de los derechos de las personas menores de edad.    Otra función importante en la actividad de este Comisionado Parlamentario  consiste en divulgar y promover los derechos de la infancia, así como la de  conocer la forma en la que los menores ejercen sus derechos y también, sus  deberes, y la comunidad los respeta.    Anualmente publicamos diversos estudios e investigaciones entre los que se  encuentran  varios  referidos  a  las  cuestiones  que  aquí  estamos  tratando:  “Menores e Internet”, “Menores y Telefonía Móvil”, “El Agente Encubierto  en  Internet”,  todos  ellos  disponibles  a  través  de  nuestra  página  web  (www.defensordelmenor.org).    Asimismo,  hemos  elaborado  dos  guías  dirigidas  a  padres,  educadores  y  a  los propios menores, relacionadas con el uso de las nuevas tecnologías: “E‐ legales” y “Por un uso responsable de las nuevas tecnologías”.    El Defensor del Menor también realiza propuestas de carácter normativo, a  algunas de las cuales me referiré brevemente al abordar la actividad de esta  Institución el los distintos ámbitos citados.    9 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • Mantenemos  frecuentes  reuniones  de  coordinación  con  expertos  de  la  protección a la infancia, con expertos de las telecomunicaciones y también,  con representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como  son  las  brigadas  y  unidades  de  delitos  tecnológicos  de  la  Policía  y  la  Guardia  Civil.  Asimismo,  se  han  alcanzado  importantes  acuerdos  y  convenios  de  colaboración  con  la  industria  de  Internet,  con  fabricantes  de  software y hardware, con operadores de telefonía móvil, representantes de  portales y redes sociales, etc.    A. Pornografía infantil     Además de las actuaciones puntuales de denuncia al Ministerio Fiscal de  aquellos  supuestos  de  contenidos  de  pornografía  infantil,  en  uso  de  la  competencia  de  proponer  mejoras en la normativa vigente para garantizar  la  protección  de  los  derechos  de  la  Infancia,  desde  este  Comisionado  Parlamentario se han sugerido varias reformas normativas, como son, por  ejemplo,  la  consideración  como  delito  de  la  apología  del  abuso  sexual  infantil o la actuación del agente encubierto en Internet.    Durante el ejercicio 2008 se han remitido al Ministerio de Justicia diversas  propuestas de modificación normativa, principalmente desde el ámbito del  Derecho Penal, que, atañen a los delitos cometidos a través de la red y que  tienen  por  víctimas  a  los  menores  de  edad,  como  es  el  caso,  entre  otras  variadas  cuestiones,  del  llamado  grooming  que  viene  a  definir  una  nueva  táctica  con  la  que  los  pedófilos  tratan  de  contactar  con  sus  potenciales  víctimas.     En  este  caso,  como  en  el  ciberbullying,  no  se  trata  de  un  nuevo  delito  derivado de la revolución tecnológica, sino de una forma evolucionada de  cometer un delito preexistente.    Dado que en 2008 se suscitó en España un vivo debate en la sociedad acerca  de  la  adecuación  de  nuestra  legislación  jurídico  penal  sobre  protección  de  los  menores  de  edad,  frente  a  comportamientos  delictivos  de  naturaleza  sexual,  al  tiempo  de  proponer  modificaciones  en  relación  con  los  delitos  contra  la  libertad  e  indemnidad  sexuales  de  los  menores,  se  aprovechó  la  ocasión  para  abordar  algunos  aspectos  referidos  a  los  delitos  de  esta  naturaleza que se cometen a través de las tecnologías de la información y la  10 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • comunicación,  todo  ello  desde  la  conclusión  de  que  es  necesario  seguir  avanzando  en  la  adecuación  de  nuestro  ordenamiento  jurídico  a  las  exigencias  que  demanda  la  protección  del  eslabón  más  frágil  de  nuestra  sociedad, la infancia.    B. Contenidos nocivos    Mediante la firma de acuerdos se han intentado reforzar los compromisos  con la industria de internet, especialmente con los Proveedores de Servicios  de  Internet  (ISPs)  para  proceder  a  una  retirada  ágil  de  los  contenidos  nocivos.     Una  cuestión  de  esencial  importancia  que  atañe  a  la  protección  sociocultural  de  los  menores  es  la  adopción  de  compromisos  de  autorregulación  o  políticas  de  contenidos  de  los  proveedores  de  servicio,  velando porque aquéllos sean lo más adecuados y lo menos nocivos posible  para el sector de usuarios menores de edad.    En  este  sentido,  se  convoca  periódicamente  la  Comisión  de  Seguimiento  del  “Protocolo  para  el  uso  adecuado  y  seguro  de  las  TICs  por  niños  y  adolescentes”, firmado el 28 de febrero de 2007 en la Sede de la Asamblea  de  Madrid  con  las  empresas  representativas  del  sector  de  las  telecomunicaciones,  como  Apple,  HP  España,  IBM,  Microsoft,  ONO,  Orange,  Siemens,  Telefónica,  T‐Systems  y  Vodafone  que  asumieron  el  compromiso de trabajar conjuntamente para proteger a los menores frente  al acoso y al uso indebido de internet y las nuevas tecnologías.    Este  tipo  de  encuentros  favorece  el  intercambio  de  información  entre  los  diferentes  miembros  y  entidades  representadas  así  como  el  estudio  y  la  adopción de estrategias comunes para proteger a los menores de edad en el  uso  de  las tecnologías  de  la  información  y  la  comunicación  y  fomentar  un  uso responsable de las mismas.     A  lo  largo  de  las  reuniones  que  se  han  ido  manteniendo  se  han  sumado  representantes de diversas instancias con competencias en la materia, como  ha  sido  el  caso  de  la  Brigada  de  Investigación  Tecnológica  de  la  Policía  Nacional y del  Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil;  toda vez  que sus aportaciones y puntos de vista contribuyen muy positivamente en  11 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • la consecución de los objetivos del Protocolo.     C. Telefonía móvil    Como consecuencia del uso generalizado de la tecnología de la información  y  comunicación  por  parte  de  los  menores  de  edad  y  los  problemas  dimanantes  de  la  misma  esta  Institución  ha  publicado  en  fecha  muy  reciente un Informe sobre “la telefonía móvil en la infancia y adolescencia.  Usos, influencias y responsabilidades”.     Asimismo,  hemos  promovido  acuerdos  entre  los  principales  operadores  nacionales,  como  el  que  dio  lugar  al  Código  de  Conducta,  al  que  más  adelante me referiré.    En  esta  materia  también  se  han  remitido  propuestas  por  parte  de  esta  Institución,  así,  nos  hemos  dirigido  en  varias  ocasiones  a  la  Secretaría  de  Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI)  dándole traslado de aquellos aspectos sobre los que principalmente nos han  mostrado  su  preocupación  los  ciudadanos  en  relación  a  esta  materia  y  realizando  una  serie  de  observaciones  de  cara  a  la  elaboración  del  Código  de Conducta sobre SMS Premium.    El menor como delincuente    Un  menor  de  edad  también  es  capaz  de  cometer  todos  los  delitos  anteriormente  mencionados  y,  a  partir  de  los  14  años,  es  posible  exigirle  responsabilidad  penal  según  la  Ley  5/2000,  de  Responsabilidad  Penal  del  Menor.     Corresponde  al  Ministerio  Fiscal  y  a  la  Jurisdicción  de  menores  la  instrucción y enjuiciamiento de los menores infractores y la imposición, en  su caso, de las medidas correctoras adecuadas.    Ejemplos  de  conductas  punibles  que  pueden  cometer  los  menores  en  el  ámbito  de  las  nuevas  tecnologías  son,  los  delitos  contra  la  intimidad  (art.  197  CP),  el  llamado  daño  moral  (173  CP),  como  puede  ser  la  grabación  y  posterior difusión a través  de la Red de  una agresión, los delitos contra la  propiedad intelectual (270 CP), o las amenazas, injurias y calumnias.  12 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    •   Acuerdos  de  autorregulación  en  Telefonía  Movil.  Contenido  y  seguimiento de resultados    El  6  de  febrero  de  2007,  los  principales  operadores  europeos  de  telefonía  móvil  firmaron  un  Acuerdo  Marco  auspiciado  por  la  Comisión  Europea,  para fomentar un uso responsable y seguro de la telefonía móvil por parte  de  los  menores.  En  el  mismo  se  comprometían  a  establecer  Códigos  de  Autorregulación Nacionales antes de febrero de 2008.    Como  consecuencia  de  ello,  a  finales  de  2007,  se  firmó  un  Código  de  Conducta  entre  todas  las  compañías  de  telefonía  móvil  y  el  Defensor  del  Menor de la Comunidad de Madrid.     Entre los requerimientos de este Acuerdo, estaba el tratamiento que se daba  a  los  contenidos  para  adultos  que  el  operador  suministraba,  en  ofrecer  mecanismos  de  control  de  acceso  a  todos  aquellos  contenidos  que  podían  ser  dañinos  para  los  menores,  así  como  a  fomentar  la  educación  y  la  concienciación en el uso responsable del teléfono móvil y a la colaboración  con  los  Cuerpos  y  Fuerzas  de  Seguridad  del  Estado  para  denunciar  todos  aquellos contenidos ilícitos que se detectasen en nuestras redes.    Además  de  acordar  una  serie  de  prácticas  comunes  para  potenciar  el  uso  responsable de los nuevos servicios y contenidos móviles por parte de uno  de  los  sectores  más  vulnerables  de  la  sociedad,  los  firmantes  se  comprometieron a implantar las previsiones contempladas en el Código de  Conducta en un plazo de 9 meses.    La Comisión de Seguimiento de la Implantación del Código ha mantenido  reuniones  periódicas  durante  2008  para  lograr  los  objetivos  fijados  en  el  documento.  Asimismo,  elaboró  un  informe  anual  recogiendo  los  aspectos  más  importantes  de  la  implantación  del  Código  así  como  la  revisión  del  contenido del mismo para incorporar las mejores prácticas seguidas en los  países de nuestro entorno y adecuar su contenido del mismo a los objetivos  perseguidos en cada momento.     Posteriormente, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, quien  ha  estado  realizando  un  seguimiento  exhaustivo  de  los  avances  en  su  13 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • implantación, del que se da constancia en el Informe “La telefonía móvil en  la infancia y adolescencia”.    Así, por parte de las compañías se afirma que desde la firma del código ha  habido  una  toma  de  conciencia  en  las  propias  empresas  y  en  todos  sus  trabajadores sobre la situación de los menores y el uso de la telefonía móvil.  En  muchos  casos  se  han  incorporado  nuevas  medidas  o  mejorado  las  ya  existentes en este ámbito.     Una  de  ellas,  consistirá  en  homogeneizar  el  tratamiento  que  se  da  a  los  contenidos  de  adultos,  es  decir,  establecer  una  serie  de  obstáculos  para  impedir el acceso de los menores a determinadas imágenes eróticas a través  del Terminal.     En  la  actualidad  existe  una  categorización  de  los  contenidos  para  adultos,  eminentemente  pornográficos,  a  los  cuales  los  menores,  hasta  la  fecha,  pueden acceder sin ninguna limitación.    El Decreto Ley que obliga a todos los ciudadanos a identificarse cuando se  adquiere  un  Terminal  móvil  permite  que  los  terminales  adquiridos  por  menores  no  permitan  a  éstos  acceder  a  este  tipo  de  contenidos,  mientras  que  en  el  caso  de  los  adultos,  no  existe  tal  restricción  aunque  cabe  la  posibilidad de que se aplique si el móvil va a ser utilizado por un menor.    Sin embargo las operadoras no reconocen ninguna responsabilidad cuando  se baja un tono o se accede a contenidos publicitados en alguna revista ya  que se consideran como meros intermediarios.    En  la  actualidad,  el  gran  reto  es  sumar  a  este  Código  de  conducta  a  las  empresas consideradas como “proveedores de contenidos” que son las que,  en  definitiva,  pueden    enviar  contenidos  no  deseados  a  los  menores  o  invitar  a  niños  y  adolescentes  a  participar  en  determinados  juegos  destinados a los adultos.    Principales retos    La  protección  del  menor  requiere  de  la  implicación  de  los  padres  y  educadores,  haciendo  de  Internet  un  espacio  de  navegación  conjunta  en  14 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org
    • familia.    Se  hace  necesario  apelar  a  la  adecuada  supervisión  que  deben  ejercer  las  familias y los educadores para prevenir el acceso a este tipo de contenidos,  dadas las graves repercusiones que pudieran revestir.     Se  debe  afianzar  y  asegurar  que  los  niños  realizan  un  uso  correcto  de  Internet. Para ello sería recomendable que los padres asumieran también las  responsabilidades  oportunas  en  este  asunto,  por  ejemplo,  fijando  y  consolidando  medidas  de  seguridad,  revisando  las  páginas  web  que  se  visitan (historial), ubicando el ordenador en una zona del hogar que esté a  la  vista  de  los  padres  o  tutores,  estableciendo  reglas  firmes  sobre  el  uso,  buscando un momento adecuado para poder navegar con sus hijos y, sobre  todo,  intentando  que  el  niño  no  anteponga  el  ordenador  u  otros  instrumentos similares a sus relaciones interpersonales.    Desde  el  Defensor  del  Menor  se  percibe  un  compromiso,  cada  vez  mayor,  tanto  por  parte  de  las  familias  como  de  otros  agentes  sociales,  como  el  educativo, preocupados por un uso responsable de las tecnologías por parte  de los menores de edad.    Es  igualmente  loable  la  percepción  de  la  implicación  de  muchos  ciudadanos,  de  muchos  internautas,  que  denuncian  situaciones  perjudiciales para nuestros menores, colaborando así con la actividad de las  autoridades.    Madrid. 23 de octubre de 2009 15 C/ Beatriz de Bobadilla, 14 - 2ª planta (28040 Madrid) Tfno.: 91-563.44.11 – Fax: 91-561.81.73 - E-mail: defensor@defensordelmenor.org - www.defensordelmenor.org