Enseñanzas del Papa Francisco.
No. 58
semana 19-25 de mayo
El 19 de mayo dijo:
Los dones de fortaleza y
consejo del Espíritu Santo
ayudan a afrontar los
acontecimientos diarios con
...
…El Apóstol tenía “su corazón firme en el Espíritu
Santo, ese don que Jesús nos ha enviado”;
por tanto, “si queremos encon...
...Preguntémonos ¿cómo es mi corazón?
¿Es un corazón que parece un bailarín,
que va de aquí para allá, que parece una mari...
“¿Es un corazón valiente?
o ¿es corazón que tiene tanto miedo y trata siempre de
esconderse?
¿A qué cosa le presta atenció...
“Nos hará bien pensar que
nosotros tenemos un hermoso
don que nos ha dejado Jesús:
este Espíritu de fortaleza,
de consejo,...
El 20 de Mayo dijo sobre el Evangelio: “les doy mi paz”,
una paz completamente distinta a la que da el mundo.
…La paz mund...
“¡La paz de Jesús es una Persona, es
el Espíritu Santo! El mismo día de su
Resurrección, Él viene al Cenáculo y
su saludo ...
El trabajo del cristiano es custodiar esta paz.
“Es una paz grande, una paz que no es mía,
es de otra Persona que me la re...
Esta paz se recibe con el Bautismo y con la
Confirmación,
pero sobre todo se recibe como un niño recibe un
regalo –
sin co...
“Si ustedes tienen esta paz del
Espíritu, si tienen al Espíritu
dentro de ustedes y tienen
conciencia de esto, que no se
t...
“Que no se turbe el corazón de ustedes:
y ésa es la paz de Jesús. La presencia del Espíritu hace
que nuestro corazón esté ...
El 20 de Mayo dijo: “Sin la oración asidua,
el pastor está expuesto al peligro de avergonzarse del
Evangelio y de acabar d...
Hay una “legión” de “tentaciones de oscurecer el
primado de Dios y de Cristo” y que van
“desde la tibieza que desemboca en...
pasando por la prisa pastoral, la acidia que lleva al
desagrado como si todo fuera un peso,
hasta el “acomodarse en la tri...
Para evitar estas tentaciones, los exhorto a no cansarse
de buscar al Señor porque Él es
“el principio y el fundamento que...
“Si queremos seguirlo no hay otro
camino. Recorriéndolo con Él,
nos descubrimos pueblo,
hasta reconocer con estupor y
grat...
“También el replegarse de los que buscan en el pasado las
seguridades perdidas y la pretensión de los que quieren
defender...
Frente a estas tentaciones el antídoto más eficaz es
“la experiencia eclesial” y la Eucaristía, “cuya fuerza de
cohesión g...
“Servir al Reino comporta vivir descentrados de sí
mismos, dispuestos al encuentro que es, en fin,
el camino para reencont...
El 21 de mayo dijo en su Audiencia General de este
miércoles:
…El don de ciencia. Cuando se habla de ciencia,
el pensamien...
Pero la ciencia que viene del Espíritu Santo no se limita al
conocimiento humano: es un don especial que nos lleva a
perci...
Cuando nuestros ojos son iluminados por el Espíritu
Santo, se abren a la contemplación de Dios, en la belleza
de la natura...
El 22 de mayo dijo: …“La vocación cristiana es esto:
permanecer en el amor de Dios. Es decir, respirar,
vivir con ese oxíg...
“¿Cómo es su amor?”,
Cristo dijo que así
“como el Padre me amó, también
yo los he amado a ustedes”.
“Un amor que viene del...
“En ese sentido, la paz
y el amor no vienen del
mundo,
“sino que vienen del Padre
y de Jesús,
que nos exhorta a
permanecer...
El 22 de mayo dijo:
…“La paz, el amor y la alegría
“son tres palabras que nos
deja Jesús, con el don del
Espíritu Santo:
E...
“En la oración, le pedimos al Señor:
¡custodia tu don!
Le pedimos la gracia que el Señor custodie al Espíritu
Santo que es...
El 24 de mayo dijo en el Estadio de Aman en Jordania:
En el Evangelio la promesa de Jesús a sus discípulos:
"Yo le pediré ...
…“El Evangelio de este domingo, y también este
lugar, nos invitan a meditar sobre el Espíritu Santo,
sobre su obra en Cris...
En el momento del bautismo, el Espíritu se posa
sobre Jesús para prepararlo a su misión de salvación,
misión caracterizada...
…Las diversas intervenciones del
Espíritu Santo forman parte de
una acción armónica, de un único
proyecto divino de amor.
...
“En segundo lugar,
el Espíritu Santo unge…
Con la unción del Espíritu,
la santidad de Jesucristo
se imprime en nuestra
hum...
“Por tanto, es necesario realizar gestos de humildad, de
fraternidad, de perdón, de reconciliación.
Estos gestos son premi...
Es lo que nos pide Jesús en el Evangelio:
"Si me aman, guardarán mis mandamientos. Yo le pediré al
Padre que les dé otro P...
Y, finalmente, el Espíritu envía. Jesús es el Enviado,
lleno del Espíritu del Padre. Ungidos por el mismo Espíritu,
tambié...
La paz no se puede comprar: es un don que hemos de
buscar con paciencia y construir "artesanalmente" mediante
pequeños y g...
Queridos amigos, el Espíritu Santo descendió sobre Jesús en
el Jordán y dio inicio a su obra de redención para librar al
m...
A Él le pedimos que prepare nuestros corazones al encuentro con
los hermanos más allá de las diferencias de ideas, lengua,...
El 25 de mayo en Belén, dijo en su homilía:
«Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en
pañales y acostado e...
El Niño Jesús, nacido en Belén, es el signo que Dios dio a los
que esperaban la salvación, y permanece para siempre como
s...
También hoy los niños son un signo.
Signo de esperanza, signo de vida, pero también signo
"diagnóstico" para entender el e...
Dios nos repite también a nosotros, hombres y mujeres del siglo
XXI: «Y aquí tenéis la señal», buscad al niño…
El Niño de Belén es frágil, como todos los recién nacidos.
No sabe hablar y, sin embargo, es la Palabra que se ha
hecho ca...
En nuestro mundo, que ha desarrollado las tecnologías más
sofisticadas, hay todavía por desgracia tantos niños en
condicio...
Todavía hoy muchos niños son explotados, maltratados,
esclavizados, objeto de violencia y de tráfico ilícito.
Demasiados n...
Y nos preguntamos:
¿Quiénes somos nosotros ante Jesús Niño?
¿Quiénes somos ante los niños de hoy?
¿Somos como María y José...
¿O somos más bien indiferentes? ¿Somos tal vez retóricos
y pietistas, personas que se aprovechan de las imágenes de los
ni...
«Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño…».
Tal vez aquel niño llora. Llora porque tiene hambre,
porque tiene frío, p...
En un mundo que desecha cada día toneladas de alimento y
de medicinas, hay niños que lloran en vano por el hambre
y por en...
En una época que proclama la tutela de los menores,
se venden armas que terminan en las manos de niños
soldados; se comerc...
«Y aquí tenéis la señal». El Niño Jesús nacido en Belén,
todo niño que nace y crece en cualquier parte del mundo,
es signo...
De este diagnóstico franco y honesto,
puede brotar un estilo de vida nuevo,
en el que las relaciones no sean ya de conflic...
Oh María, Madre de Jesús,
tú, que has acogido, enséñanos a acoger;
tú, que has adorado, enséñanos a adorar;
tú, que has se...
El 25 de mayo dijo a niños refugiados que lo escuchaban:
“leí lo que tenían escrito en los carteles. Entendí los que
estab...
“no dejen nunca que el pasado les determine la vida.
Miren siempre adelante. Trabajen y luchen por lograr las
cosas que us...
“la violencia se vence con la paz. Con la paz,
con el trabajo, con la dignidad de llevar la patria adelante”.
“muchas grac...
El 25 de mayo dijo: ....Jerusalén significa
"ciudad de la paz". Así la quiere Dios y así desean que sea
todos los hombres ...
…Ofrezco mi casa en el Vaticano para acoger este
encuentro de oración. Tantas personas construyen la paz
con gestos pequeñ...
Construir la paz es difícil, pero vivir sin paz es un tormento.
Todos los hombres y mujeres de esta tierra, en el mundo
en...
El 25 de mayo también dijo refiriéndose al Holocausto
judío: es una “tragedia que se ha convertido en símbolo de
hasta dón...
“Pido a Dios que no suceda nunca más un crimen semejante,
entre cuyas víctimas se cuentan también muchos cristianos y
otra...
El 25 de mayo al celebrar los 50 años del histórico
encuentro de Pablo VI y el Patriarca ortodoxo
Atenágoras en Jerusalén,...
El mismo día en la basílica del Santo
Sepulcro dijo en un sentido discurso:
…Es una gracia extraordinaria estar
aquí reuni...
Este anuncio, confirmado por el
testimonio de aquellos a
quienes se apareció el Señor
Resucitado, es el corazón del
mensaj...
Lo que nos une es el fundamento de la fe,
gracias a la cual profesamos juntos que Jesucristo,
unigénito Hijo del Padre y n...
Cada uno de nosotros, todo bautizado en Cristo,
ha resucitado espiritualmente en este sepulcro,
porque todos en el Bautism...
Acojamos la gracia especial de este momento.
Detengámonos con devoto recogimiento ante el sepulcro
vacío, para redescubrir...
El Buen Pastor, cargando sobre sus hombros todas las
heridas, sufrimientos, dolores, se ofreció a sí mismo
y con su sacrif...
¡No nos dejemos robar el fundamento de nuestra
esperanza! ¡No privemos al mundo del gozoso anuncio de
la Resurrección! Y n...
Ciertamente, no podemos negar las divisiones que
todavía hay entre nosotros, discípulos de Jesús:
este lugar sagrado nos h...
Somos conscientes de que todavía
queda camino por delante para
alcanzar aquella plenitud de
comunión que pueda expresarse
...
..Peregrinando en estos santos Lugares, recordamos en nuestra
oración a toda la región de Oriente Medio, desgraciadamente
...
Cuando cristianos de diversas confesiones sufren juntos,
unos al lado de los otros, y se prestan los unos a los otros
ayud...
Santidad, querido Hermano, queridos hermanos todos,
dejemos a un lado los recelos que hemos heredado del pasado
y abramos ...
En este camino nos sentimos sostenidos por la oración que el
mismo Jesús, en esta Ciudad, la vigilia de su pasión,
elevó a...
Y cuando la desunión nos
hace pesimistas,
poco valientes,
desconfiados, estamos todos
bajo el manto de la Santa
Madre de D...
En twitter dijo:
Quien escucha atentamente la Palabra de Dios
y reza de verdad, siempre pregunta al Señor:
¿Qué quieres de...
¡Ven, Espíritu Santo! Ayúdanos a superar nuestro egoísmo.
Quien se deja guiar por Dios nunca queda decepcionado ni
pierde el camino.
Vivir con fe significa poner toda nuestra vida
en manos de Dios, especialmente en los
momentos más difíciles.
Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia:
que contienen diapositivas, vida de Santos,
Evangelio del Domingo, e...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Enseñanzas del papa francisco no.58

678 views
470 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
678
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
77
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Enseñanzas del papa francisco no.58

  1. 1. Enseñanzas del Papa Francisco. No. 58 semana 19-25 de mayo
  2. 2. El 19 de mayo dijo: Los dones de fortaleza y consejo del Espíritu Santo ayudan a afrontar los acontecimientos diarios con un corazón firme, sin miedo a testimoniar a Jesucristo, como fue el admirable compromiso evangelizador de San Pablo, cuyo corazón “está siempre firme y en continuo movimiento”...
  3. 3. …El Apóstol tenía “su corazón firme en el Espíritu Santo, ese don que Jesús nos ha enviado”; por tanto, “si queremos encontrar firmeza en nuestra vida, debemos ir a Él….
  4. 4. ...Preguntémonos ¿cómo es mi corazón? ¿Es un corazón que parece un bailarín, que va de aquí para allá, que parece una mariposa... que hoy le gusta eso… y va para allá? ¿que está siempre en movimiento? ¿Es un corazón que se asusta de los acontecimientos de la vida?, ¿que se esconde y tiene miedo de dar testimonio de Jesucristo?”
  5. 5. “¿Es un corazón valiente? o ¿es corazón que tiene tanto miedo y trata siempre de esconderse? ¿A qué cosa le presta atención nuestro corazón? ¿Cuál es el tesoro al cual está apegado nuestro corazón? ¿Es un corazón firme en las criaturas, en los problemas que todos tenemos? ¿Es un corazón firme en los dioses de cada día? O ¿es un corazón firme en el Espíritu Santo?”…
  6. 6. “Nos hará bien pensar que nosotros tenemos un hermoso don que nos ha dejado Jesús: este Espíritu de fortaleza, de consejo, que nos ayuda a ir hacia adelante, en medio de los acontecimientos de cada día. Hagamos este ejercicio hoy de preguntarnos cómo es nuestro corazón ¿es firme o no? Y si es firme ¿dónde está firme, en las cosas o en el Espíritu Santo?”.
  7. 7. El 20 de Mayo dijo sobre el Evangelio: “les doy mi paz”, una paz completamente distinta a la que da el mundo. …La paz mundana abarca características que nos muestran que no es definitiva, como la del poder que termina con un golpe de estado, la de Herodes que acaba cuando los Magos le dicen que ha nacido el Rey de Israel, la de la vanidad que se tambalea según la persona se sienta apreciada o insultada. “Sin embargo la paz que nos da Jesús es el Espíritu Santo”.
  8. 8. “¡La paz de Jesús es una Persona, es el Espíritu Santo! El mismo día de su Resurrección, Él viene al Cenáculo y su saludo es: ‘La paz esté con ustedes. Reciban al Espíritu Santo’. Ésta es la paz de Jesús: es una Persona, es un regalo grande. Y cuando el Espíritu Santo está en nuestro corazón, nadie puede arrebatarnos la paz ¡nadie! ¡Es una paz definitiva!”.
  9. 9. El trabajo del cristiano es custodiar esta paz. “Es una paz grande, una paz que no es mía, es de otra Persona que me la regala, de otra Persona que está dentro de mi corazón y que me acompaña toda la vida. ¡Me la dio el Señor!”.
  10. 10. Esta paz se recibe con el Bautismo y con la Confirmación, pero sobre todo se recibe como un niño recibe un regalo – sin condiciones, con el corazón abierto, poniendo de relieve que hay que custodiar al Espíritu Santo, sin enjaularlo, pidiéndole ayuda a este ‘gran regalo’ de Dios.
  11. 11. “Si ustedes tienen esta paz del Espíritu, si tienen al Espíritu dentro de ustedes y tienen conciencia de esto, que no se turbe el corazón de ustedes ¡Estén seguros! Pablo nos decía que para entrar en el Reino de los Cielos es necesario pasar por tantas tribulaciones. Pero todos, todos nosotros, tenemos tantas ¡todos! Más pequeñas... más grandes”.
  12. 12. “Que no se turbe el corazón de ustedes: y ésa es la paz de Jesús. La presencia del Espíritu hace que nuestro corazón esté en paz. ¡No anestesiado, no! Consciente, en paz: con esa paz que sólo da la presencia de Dios”.
  13. 13. El 20 de Mayo dijo: “Sin la oración asidua, el pastor está expuesto al peligro de avergonzarse del Evangelio y de acabar disolviendo el escándalo de la cruz en la sabiduría mundana”.
  14. 14. Hay una “legión” de “tentaciones de oscurecer el primado de Dios y de Cristo” y que van “desde la tibieza que desemboca en la mediocridad, que esquiva renuncias y sacrificios”,
  15. 15. pasando por la prisa pastoral, la acidia que lleva al desagrado como si todo fuera un peso, hasta el “acomodarse en la tristeza que, mientras apaga cualquier expectativa y creatividad, nos hace incapaces de entrar en las vivencias de nuestra gente y comprenderlas a la luz de la mañana de Pascua”.
  16. 16. Para evitar estas tentaciones, los exhorto a no cansarse de buscar al Señor porque Él es “el principio y el fundamento que envuelve de misericordia nuestras debilidades y nos renueva” y es lo más precioso “que estamos llamados a ofrecer a nuestra gente, so pena de dejarla a merced de una sociedad de la indiferencia, cuando no de la desesperación”.
  17. 17. “Si queremos seguirlo no hay otro camino. Recorriéndolo con Él, nos descubrimos pueblo, hasta reconocer con estupor y gratitud que todo es gracia, incluso las fatigas y las contradicciones del vivir humano si se viven con el corazón abierto al Señor”. Sin embargo, hay otras tentaciones que desfiguran al pastor, como son “la dureza del que juzga sin involucrarse y el laxismo de los que consienten sin hacerse cargo del otro... la ambición que genera corrientes, el sectarismo”.
  18. 18. “También el replegarse de los que buscan en el pasado las seguridades perdidas y la pretensión de los que quieren defender la unidad negando la diversidad, humillando así los dones con los que Dios sigue haciendo joven y bella a su Iglesia”.
  19. 19. Frente a estas tentaciones el antídoto más eficaz es “la experiencia eclesial” y la Eucaristía, “cuya fuerza de cohesión genera fraternidad, posibilidad de acogerse, perdonarse y caminar juntos”. Amar “con dedicación generosa y total a las personas y las comunidades” y acompañar con amplitud “el crecimiento de una corresponsabilidad laica”.
  20. 20. “Servir al Reino comporta vivir descentrados de sí mismos, dispuestos al encuentro que es, en fin, el camino para reencontrar lo que somos realmente: anunciadores de la verdad de Cristo y de su misericordia” …
  21. 21. El 21 de mayo dijo en su Audiencia General de este miércoles: …El don de ciencia. Cuando se habla de ciencia, el pensamiento va inmediatamente a la capacidad del hombre de conocer siempre mejor la realidad que lo circunda y de descubrir las leyes que regulan la naturaleza y el universo.
  22. 22. Pero la ciencia que viene del Espíritu Santo no se limita al conocimiento humano: es un don especial que nos lleva a percibir, a través de la creación, la grandeza y el amor de Dios y su relación profunda con cada criatura.
  23. 23. Cuando nuestros ojos son iluminados por el Espíritu Santo, se abren a la contemplación de Dios, en la belleza de la naturaleza y en la grandiosidad del cosmos, y nos llevan a descubrir cómo cada cosa nos habla de Él, cada cosa nos habla de su amor. ¡Todo esto suscita en nosotros gran estupor y un profundo sentido de gratitud!...
  24. 24. El 22 de mayo dijo: …“La vocación cristiana es esto: permanecer en el amor de Dios. Es decir, respirar, vivir con ese oxígeno. Vivir gracias a ese aire. Permanecer en el amor de Dios, con esto cierra la profundidad de su discurso sobre el amor”.
  25. 25. “¿Cómo es su amor?”, Cristo dijo que así “como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes”. “Un amor que viene del Padre. La relación de amor entre Él y el Padre es la relación de amor entre Él y nosotros. Y a nosotros nos pide que permanezcamos en este amor que viene del Padre.”
  26. 26. “En ese sentido, la paz y el amor no vienen del mundo, “sino que vienen del Padre y de Jesús, que nos exhorta a permanecer en su amor” que “nos lleva a cumplir los mandamientos”.
  27. 27. El 22 de mayo dijo: …“La paz, el amor y la alegría “son tres palabras que nos deja Jesús, con el don del Espíritu Santo: El gran olvidado de nuestra vida ¿eh?”. “Tendría ganas de preguntarles ¿Cuántos de ustedes le rezan al Espíritu Santo?... Es el gran olvidado… Y Él es el don, el don que nos da la paz, que nos enseña a amar y que nos llena de alegría”.
  28. 28. “En la oración, le pedimos al Señor: ¡custodia tu don! Le pedimos la gracia que el Señor custodie al Espíritu Santo que está en nosotros. Que el Señor nos dé esta gracia: custodiar siempre al Espíritu Santo en nosotros. Ese Espíritu que nos enseña a amar, nos llena de alegría y nos da la paz”.
  29. 29. El 24 de mayo dijo en el Estadio de Aman en Jordania: En el Evangelio la promesa de Jesús a sus discípulos: "Yo le pediré al Padre que les envíe otro Paráclito, que esté siempre con ustedes". El primer Paráclito es el mismo Jesús; el "otro" es el Espíritu Santo.
  30. 30. …“El Evangelio de este domingo, y también este lugar, nos invitan a meditar sobre el Espíritu Santo, sobre su obra en Cristo y en nosotros, y que podemos resumir de esta forma: el Espíritu realiza tres acciones: prepara, unge y envía.
  31. 31. En el momento del bautismo, el Espíritu se posa sobre Jesús para prepararlo a su misión de salvación, misión caracterizada por el estilo del Siervo manso y humilde, dispuesto a compartir y a entregarse totalmente.
  32. 32. …Las diversas intervenciones del Espíritu Santo forman parte de una acción armónica, de un único proyecto divino de amor. La misión del Espíritu Santo consiste en generar armonía –Él mismo es armonía– y obrar la paz en situaciones diversas y entre individuos diferentes. La diversidad de personas y de ideas no debe provocar rechazo o crear obstáculos, porque la variedad es siempre una riqueza. Por tanto, hoy invocamos con corazón ardiente al Espíritu Santo pidiéndole que prepare el camino de la paz y de la unidad”.
  33. 33. “En segundo lugar, el Espíritu Santo unge… Con la unción del Espíritu, la santidad de Jesucristo se imprime en nuestra humanidad y nos hace capaces de amar a los hermanos con el mismo amor con que Dios nos ama”.
  34. 34. “Por tanto, es necesario realizar gestos de humildad, de fraternidad, de perdón, de reconciliación. Estos gestos son premisa y condición para una paz auténtica, sólida y duradera. Pidamos al Padre que nos unja para que seamos plenamente hijos suyos, cada vez más conformados con Cristo, para sentirnos todos hermanos y así alejar de nosotros rencores y divisiones, y amarnos fraternamente.
  35. 35. Es lo que nos pide Jesús en el Evangelio: "Si me aman, guardarán mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que les dé otro Paráclito, que esté siempre con ustedes".
  36. 36. Y, finalmente, el Espíritu envía. Jesús es el Enviado, lleno del Espíritu del Padre. Ungidos por el mismo Espíritu, también nosotros somos enviados como mensajeros y testigos de paz. ¡Cuánta necesidad hay de este testimonio nuestro de paz!
  37. 37. La paz no se puede comprar: es un don que hemos de buscar con paciencia y construir "artesanalmente" mediante pequeños y grandes gestos en nuestra vida cotidiana. El camino de la paz se consolida si reconocemos que todos tenemos la misma sangre y formamos parte del género humano; si no olvidamos que tenemos un único Padre del cielo y que somos todos sus hijos, hechos a su imagen y semejanza…
  38. 38. Queridos amigos, el Espíritu Santo descendió sobre Jesús en el Jordán y dio inicio a su obra de redención para librar al mundo del pecado y de la muerte.
  39. 39. A Él le pedimos que prepare nuestros corazones al encuentro con los hermanos más allá de las diferencias de ideas, lengua, cultura, religión; que unja todo nuestro ser con el aceite de la misericordia que cura las heridas de los errores, de las incomprensiones, de las controversias; que nos envíe, con humildad y mansedumbre, a los caminos, arriesgados pero fecundos, de la búsqueda de la paz. Amén.
  40. 40. El 25 de mayo en Belén, dijo en su homilía: «Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre». Es una gracia muy grande celebrar la Eucaristía en el lugar en que nació Jesús. Doy gracias a Dios y a vosotros que me habéis recibido en mi peregrinación.
  41. 41. El Niño Jesús, nacido en Belén, es el signo que Dios dio a los que esperaban la salvación, y permanece para siempre como signo de la ternura de Dios y de su presencia en el mundo. «Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño…».
  42. 42. También hoy los niños son un signo. Signo de esperanza, signo de vida, pero también signo "diagnóstico" para entender el estado de salud de una familia, de una sociedad, de todo el mundo. Cuando los niños son recibidos, amados, custodiados, tutelados, la familia está sana, la sociedad mejora, el mundo es más humano…
  43. 43. Dios nos repite también a nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI: «Y aquí tenéis la señal», buscad al niño…
  44. 44. El Niño de Belén es frágil, como todos los recién nacidos. No sabe hablar y, sin embargo, es la Palabra que se ha hecho carne, que ha venido a cambiar el corazón y la vida de los hombres. Este Niño, como todo niño, es débil y necesita ayuda y protección. También hoy los niños necesitan ser acogidos y defendidos desde el seno materno.
  45. 45. En nuestro mundo, que ha desarrollado las tecnologías más sofisticadas, hay todavía por desgracia tantos niños en condiciones deshumanas, que viven al margen de la sociedad, en las periferias de las grandes ciudades o en las zonas rurales.
  46. 46. Todavía hoy muchos niños son explotados, maltratados, esclavizados, objeto de violencia y de tráfico ilícito. Demasiados niños son hoy prófugos, refugiados, a veces ahogados en los mares, especialmente en las aguas del Mediterráneo. De todo esto nos avergonzamos hoy delante de Dios, el Dios que se ha hecho Niño.
  47. 47. Y nos preguntamos: ¿Quiénes somos nosotros ante Jesús Niño? ¿Quiénes somos ante los niños de hoy? ¿Somos como María y José, que reciben a Jesús y lo cuidan con amor materno y paterno? ¿O somos como Herodes, que desea eliminarlo? ¿Somos como los pastores, que corren, se arrodillan para adorarlo y le ofrecen sus humildes dones?
  48. 48. ¿O somos más bien indiferentes? ¿Somos tal vez retóricos y pietistas, personas que se aprovechan de las imágenes de los niños pobres con fines lucrativos? ¿Somos capaces de estar a su lado, de "perder tiempo" con ellos? ¿Sabemos escucharlos, custodiarlos, rezar por ellos y con ellos? ¿O los descuidamos, para ocuparnos de nuestras cosas?
  49. 49. «Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño…». Tal vez aquel niño llora. Llora porque tiene hambre, porque tiene frío, porque quiere estar en brazos… También hoy lloran los niños, lloran mucho, y su llanto nos cuestiona.
  50. 50. En un mundo que desecha cada día toneladas de alimento y de medicinas, hay niños que lloran en vano por el hambre y por enfermedades fácilmente curables.
  51. 51. En una época que proclama la tutela de los menores, se venden armas que terminan en las manos de niños soldados; se comercian productos confeccionados por pequeños trabajadores esclavos. Su llanto es acallado: deben combatir, deben trabajar, no pueden llorar. Pero lloran por ellos sus madres, Raqueles de hoy: lloran por sus hijos, y no quieren ser consoladas.
  52. 52. «Y aquí tenéis la señal». El Niño Jesús nacido en Belén, todo niño que nace y crece en cualquier parte del mundo, es signo diagnóstico, que nos permite comprobar el estado de salud de nuestra familia, de nuestra comunidad, de nuestra nación.
  53. 53. De este diagnóstico franco y honesto, puede brotar un estilo de vida nuevo, en el que las relaciones no sean ya de conflicto, abuso, consumismo, sino relaciones de fraternidad, de perdón y reconciliación, de participación y de amor.
  54. 54. Oh María, Madre de Jesús, tú, que has acogido, enséñanos a acoger; tú, que has adorado, enséñanos a adorar; tú, que has seguido, enséñanos a seguir. Amén.
  55. 55. El 25 de mayo dijo a niños refugiados que lo escuchaban: “leí lo que tenían escrito en los carteles. Entendí los que estaban en inglés y el Padre (traductor) me tradujo los que estaban en árabe. Comprendo lo que me están diciendo, el mensaje que me están dando”.
  56. 56. “no dejen nunca que el pasado les determine la vida. Miren siempre adelante. Trabajen y luchen por lograr las cosas que ustedes quieren. Pero sepan una cosa, que la violencia no se vence con la violencia”.
  57. 57. “la violencia se vence con la paz. Con la paz, con el trabajo, con la dignidad de llevar la patria adelante”. “muchas gracias por haberme recibido y pido a Dios que los bendiga. Y a ustedes les pido que recen por mí. Muchas gracias”.
  58. 58. El 25 de mayo dijo: ....Jerusalén significa "ciudad de la paz". Así la quiere Dios y así desean que sea todos los hombres de buena voluntad. Pero desgraciadamente esta ciudad padece todavía las consecuencias de largos conflictos. Todos sabemos que la necesidad de la paz es urgente, no sólo para Israel, sino para toda la región.
  59. 59. …Ofrezco mi casa en el Vaticano para acoger este encuentro de oración. Tantas personas construyen la paz con gestos pequeños. Muchos sufren y soportan pacientemente tantos intentos de construirla, y todos, especialmente aquellos que se han puesto al servicio de sus propios pueblos, tenemos el deber de hacernos instrumentos y constructores de paz, ante todo, a través de la oración.
  60. 60. Construir la paz es difícil, pero vivir sin paz es un tormento. Todos los hombres y mujeres de esta tierra, en el mundo entero, nos piden que llevemos delante de Dios su ardiente aspiración por la paz...
  61. 61. El 25 de mayo también dijo refiriéndose al Holocausto judío: es una “tragedia que se ha convertido en símbolo de hasta dónde puede llegar la maldad del hombre cuando, alimentada por falsas ideologías, se olvida de la dignidad fundamental de la persona, que merece respeto absoluto independientemente del pueblo al que pertenezca o la religión que profese”.
  62. 62. “Pido a Dios que no suceda nunca más un crimen semejante, entre cuyas víctimas se cuentan también muchos cristianos y otras personas. Sin olvidar nunca el pasado, promovamos una educación en la que la exclusión y la confrontación dejen paso a la inclusión y el encuentro, donde no haya lugar para el antisemitismo, en cualquiera de sus formas, ni para manifestaciones de hostilidad, discriminación o intolerancia hacia las personas o los pueblos”.
  63. 63. El 25 de mayo al celebrar los 50 años del histórico encuentro de Pablo VI y el Patriarca ortodoxo Atenágoras en Jerusalén, el Papa Francisco y el Patriarca Bartolomé I sostuvieron un encuentro privado en el que firmaron una declaración conjunta.
  64. 64. El mismo día en la basílica del Santo Sepulcro dijo en un sentido discurso: …Es una gracia extraordinaria estar aquí reunidos en oración. El Sepulcro vacío, ese sepulcro nuevo situado en un jardín, donde José de Arimatea colocó devotamente el cuerpo de Jesús, es el lugar de donde salió el anuncio de la resurrección: "No tengan miedo, ya sé que buscan a Jesús el crucificado. No está aquí: ha resucitado, como había dicho. Vengan a ver el sitio donde yacía y vayan aprisa a decir a sus discípulos: ‘Ha resucitado de entre los muertos’" (Mt 28,5-7).
  65. 65. Este anuncio, confirmado por el testimonio de aquellos a quienes se apareció el Señor Resucitado, es el corazón del mensaje cristiano, trasmitido fielmente de generación en generación, como afirma desde el principio el apóstol Pablo: "Lo primero que les transmití, tal como lo había recibido, fue esto: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras, que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras" (1 Co 15,3-4).
  66. 66. Lo que nos une es el fundamento de la fe, gracias a la cual profesamos juntos que Jesucristo, unigénito Hijo del Padre y nuestro único Señor, "padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos" (Símbolo de los Apóstoles).
  67. 67. Cada uno de nosotros, todo bautizado en Cristo, ha resucitado espiritualmente en este sepulcro, porque todos en el Bautismo hemos sido realmente incorporados al Primogénito de toda la creación, sepultados con Él, para resucitar con Él y poder caminar en una vida nueva (cf. Rm 6,4).
  68. 68. Acojamos la gracia especial de este momento. Detengámonos con devoto recogimiento ante el sepulcro vacío, para redescubrir la grandeza de nuestra vocación cristiana: somos hombres y mujeres de resurrección, no de muerte. Aprendamos, en este lugar, a vivir nuestra vida, los afanes de la Iglesia y del mundo entero a la luz de la mañana de Pascua.
  69. 69. El Buen Pastor, cargando sobre sus hombros todas las heridas, sufrimientos, dolores, se ofreció a sí mismo y con su sacrificio nos ha abierto las puertas a la vida eterna. A través de sus llagas abiertas se derrama en el mundo el torrente de su misericordia.
  70. 70. ¡No nos dejemos robar el fundamento de nuestra esperanza! ¡No privemos al mundo del gozoso anuncio de la Resurrección! Y no hagamos oídos sordos al fuerte llamamiento a la unidad que resuena precisamente en este lugar, en las palabras de Aquel que, resucitado, nos llama a todos nosotros "mis hermanos" (cf. Mt 28,10; Jn 20,17).
  71. 71. Ciertamente, no podemos negar las divisiones que todavía hay entre nosotros, discípulos de Jesús: este lugar sagrado nos hace sentir con mayor dolor el drama. Y, sin embargo, cincuenta años después del abrazo de aquellos dos venerables Padres, hemos de reconocer con gratitud y renovado estupor que ha sido posible, por impulso del Espíritu Santo, dar pasos realmente importantes hacia la unidad.
  72. 72. Somos conscientes de que todavía queda camino por delante para alcanzar aquella plenitud de comunión que pueda expresarse también compartiendo la misma Mesa eucarística, como ardientemente deseamos; pero las divergencias no deben intimidarnos ni paralizar nuestro camino. Debemos pensar que, igual que fue movida la piedra del sepulcro, así pueden ser removidos todos los obstáculos que impiden aún la plena comunión entre nosotros. Será una gracia de resurrección, que ya hoy podemos pregustar.
  73. 73. ..Peregrinando en estos santos Lugares, recordamos en nuestra oración a toda la región de Oriente Medio, desgraciadamente lacerada con frecuencia por la violencia y los conflictos armados. Y no nos olvidamos en nuestras intenciones de tantos hombres y mujeres que, en diversas partes del mundo, sufren a causa de la guerra, de la pobreza, del hambre; así como de los numerosos cristianos perseguidos por su fe en el Señor Resucitado.
  74. 74. Cuando cristianos de diversas confesiones sufren juntos, unos al lado de los otros, y se prestan los unos a los otros ayuda con caridad fraterna, se realiza el ecumenismo del sufrimiento, se realiza el ecumenismo de sangre, que posee una particular eficacia no sólo en los lugares donde esto se produce, sino, en virtud de la comunión de los santos, también para toda la Iglesia.
  75. 75. Santidad, querido Hermano, queridos hermanos todos, dejemos a un lado los recelos que hemos heredado del pasado y abramos nuestro corazón a la acción del Espíritu Santo, el Espíritu del Amor (cf. Rm 5,5) y de la Verdad (cf. Jn 16,13), para marchar juntos hacia el día bendito en que reencontremos nuestra plena comunión.
  76. 76. En este camino nos sentimos sostenidos por la oración que el mismo Jesús, en esta Ciudad, la vigilia de su pasión, elevó al Padre por sus discípulos, y que no nos cansamos, con humildad, de hacer nuestra: "Que sean una sola cosa… para que el mundo crea" (Jn 17,21).
  77. 77. Y cuando la desunión nos hace pesimistas, poco valientes, desconfiados, estamos todos bajo el manto de la Santa Madre de Dios. Cuando en el alma cristiana haya turbulencias espirituales, bajo el manto de la Santa Madre de Dios encontraremos paz. Que ella nos ayude en este camino.
  78. 78. En twitter dijo: Quien escucha atentamente la Palabra de Dios y reza de verdad, siempre pregunta al Señor: ¿Qué quieres de mí?
  79. 79. ¡Ven, Espíritu Santo! Ayúdanos a superar nuestro egoísmo.
  80. 80. Quien se deja guiar por Dios nunca queda decepcionado ni pierde el camino.
  81. 81. Vivir con fe significa poner toda nuestra vida en manos de Dios, especialmente en los momentos más difíciles.
  82. 82. Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia: que contienen diapositivas, vida de Santos, Evangelio del Domingo, etc. Escribe a: unidosenelamorajesus@gmail.com con el título suscripciones. Servicio Gratuito. Que Dios te llene de bendiciones. Y que permanezcamos unidos en el amor a Jesús.

×