• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Enseñanzas del papa francisco no 42
 

Enseñanzas del papa francisco no 42

on

  • 342 views

 

Statistics

Views

Total Views
342
Views on SlideShare
342
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Enseñanzas del papa francisco no 42 Enseñanzas del papa francisco no 42 Presentation Transcript

    • Enseñanzas del Papa Francisco. No.42
    • El 27 de febrero hablando de la lectura en la que las tribus de Israel ungen a David como su rey, explicó el significado espiritual de la unción: Sin ella “David habría sido el jefe de una empresa, de una sociedad política, que era el Reino de Israel”, habría sido un simple “organizador político”. En cambio, “después de la unción, el Espíritu del Señor” desciende sobre David y permanece con él. Y la Escritura dice: “Así David se iba engrandeciendo cada vez más, y el Señor, el Dios de los
    • La unción, acerca a los obispos y a los sacerdotes al Señor y les da la alegría y la fuerza “para llevar adelante , ayudar y vivir al servicio de un pueblo”. Dona la alegría de sentirse “elegidos por el Señor, mirados por el Señor, con aquel amor con el que el Señor nos mira, a todos nosotros”. Así, “cuando pensemos en los obispos y en los sacerdotes, debemos pensarlos así: ungidos”.
    • Cuántos obispos santos, cuántos sacerdotes santos que han dejado su vida al servicio de la diócesis, de la parroquia; cuánta gente ha recibido la fuerza de la fe, la fuerza del amor, la esperanza de estos párrocos anónimos, que no conocemos. ¡Hay tantos!: “los párrocos del campo o los párrocos de ciudad, que con su unción han dado fuerza al pueblo, han transmitido la doctrina, han dado los sacramentos, o sea la santidad”.
    • “‘¡Pero, podrán decir: padre, he leído en el diario que un obispo ha hecho tal cosa o que un sacerdote ha hecho tal cosa!’. ‘Si, también yo lo he leído, pero, dime, ¿en los diarios están las noticias de aquello que hacen tantos sacerdotes, tantos curas en tantas parroquias de ciudad y del campo, la tanta caridad que hacen, tanto trabajo que hacen para llevar adelante a su pueblo?’. ¡Ah, no! Esa no es noticia".
    • "Eh, lo de siempre: hace más ruido un árbol que cae, que un bosque que crece. Hoy pensando en esta unción de David, nos hará bien pensar en nuestros obispos y en nuestros sacerdotes valientes, santos, buenos, fieles y rezar por ellos. ¡Gracias a ellos nosotros hoy estamos aquí!”.
    • El 28 de enero dijo: “David danzaba con todas sus fuerzas delante del Señor”. Todo el Pueblo de Dios estaba en fiesta porque el Arca de la Alianza volvía a casa”.
    • La oración de alabanza de David, "lo llevó a salir de cualquier compostura y a bailar delante del Señor" con "todas sus fuerzas". ¡Esto era precisamente la oración de alabanza!.
    • Sara, después de haber dado a luz a Isaac, dice: ¡El Señor me hizo bailar de alegría!",
    • "para nosotros es fácil de entender la oración para pedir algo al Señor, también para dar gracias al Señor" o la "oración de adoración". Pero la oración de alabanza "la dejamos de lado, no nos viene espontánea".
    • Pueden decir: "'¡Pero, padre, esto es para los de la Renovación Carismática, no para todos los cristianos!' No, la oración de alabanza es una oración cristiana para todos nosotros! En la misa, todos los días, cuando cantamos el Santo. Esta es una oración de alabanza: alabamos a Dios por su grandeza, ¡porque es grande! Y le decimos cosas lindas, porque a nosotros nos gusta que sea así.
    • 'Pero, padre, yo no soy capaz... Yo debo...' ¿Pero sos capaz de gritar cuando tu equipo marca un gol y no sos capaz de cantar alabanzas al Señor? ¿De salir un poco de tu compostura para cantar esto? ¡Alabar a Dios es totalmente gratuito! No pedimos, no damos las gracias:
    • Debemos rezar "con todo el corazón" "es un acto de justicia, ¡porque Él es grande! ¡Es nuestro Dios!" David, "era muy feliz, porque volvía con el Arca, volvía con el Señor: también su cuerpo rezaba con esa danza".
    • 'Pero ¿cómo va mi oración de alabanza? ¿Sé alabar al Señor o cuando rezo el Gloria o rezo el Santo lo hago solamente con la boca y no con todo el corazón?' ¿Qué me dice David, danzando aquí? Y Sara ¿bailando de alegría? Cuando David entra en la ciudad comienza otra cosa: ¡una fiesta!"
    • "La alegría de la alabanza nos lleva a la alegría de la fiesta. La fiesta de la familia". Cuando David entra en el palacio, la hija del rey Saúl, Mical, lo reprende y le pregunta si no le da vergüenza haber bailado de esa forma delante de todos, él que es el rey. Mical, entonces: "despreció a David".
    • ¿cuántas veces nosotros despreciamos en nuestro corazón a personas buenas, gente buena que alaba al Señor como le viene, así espontáneamente, porque no son cultos, no siguen las actitudes formales? ¡Pero, Mical lo despreció! ¡Y dice la Biblia que Mical quedó estéril durante toda la vida por esto!
    • ¿Qué quiere decir la Palabra de Dios aquí? ¡Que la alegría, que la oración de alabanza nos hace fecundos! Sara bailaba en el momento grande de su fecundidad, a los noventa años!
    • La fecundidad que nos da la alabanza al Señor, la gratuidad de alabar al Señor. Ese hombre o esa mujer que alaba al Señor, que reza alabando al Señor, que cuando reza el Gloria se alegra de decirlo, cuando canta el Santo en la Misa se alegra de cantarlo,
    • "aquellos que se cierran en la formalidad de una oración fría, medida, quizá terminan como Mical: en la esterilidad de su formalidad". Por ello, imaginemos a David que danza "con todas las fuerzas delante del Señor y pensemos qué bello es hacer la oración de alabanza".
    • hará bien repetir las palabras del Salmo 23: "Puertas, levanten sus dinteles, levántense, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria! ¿Y quién es ese Rey de la gloria? ¡Es el Señor, el fuerte, el poderoso, el Señor poderoso en los combates!”
    • El 29 de enero dijo refiriéndose al sacramento de la confirmación: “es importante tener cuidado de que nuestros niños, nuestros muchachos tengan este sacramento, la Confirmación debe ser entendida en continuidad con el Bautismo, al que está
    • Estos dos sacramentos, junto con la Eucaristía, constituyen un único evento salvador que se llama la ‘iniciación cristiana’, en el que somos insertados en Cristo Jesús muerto y resucitado, y nos convertimos en nuevas criaturas y miembros de la Iglesia”.
    • Confirmación significa “unción”, “confiere un crecimiento de la gracia bautismal: nos une más firmemente a Cristo; completa nuestro vínculo con la Iglesia; nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe, para confesar el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de su cruz”.
    • Por supuesto, es importante ofrecer a los que reciben la Confirmación una buena preparación, que debe tener como objetivo conducirlos a una adhesión personal a la fe en Cristo y despertar en ellos el sentido de pertenencia a la Iglesia”.
    •  Cuando acogemos al Espíritu Santo en nuestros corazones, y lo dejamos actuar, Cristo se hace presente en nosotros y toma forma en nuestra vida; a través de nosotros, será Él, a través de nosotros será el mismo Cristo quien orará, perdonará, infundirá esperanza y consuelo, servirá a los hermanos, estará cerca de los necesitados y de los últimos, creará comunión y sembrará la
    • “¡Piensen en lo importante que es esto: que es a través del Espíritu Santo, que viene Cristo para hacer todo esto en medio de nosotros y para nosotros! Por esta razón, es importante que los niños y jóvenes reciban este Sacramento”.
    • El 29 de enero dijo: La fe se conoce en cuanto está unida al amor, en cuanto el amor mismo aporta luz. La comprensión de la fe nace cuando recibimos el gran amor de Dios que nos transforma interiormente y nos da ojos nuevos para ver la realidad”,
    • Sin embargo, si es la verdad del amor, si es la verdad que se desvela en el encuentro personal con el Otro y con los otros, entonces se libera de su clausura en el ámbito privado para formar parte del bien común... En lugar de hacernos intolerantes, la seguridad de la fe nos pone en camino y hace posible el testimonio y el diálogo con todos”.
    • El 31 de enero dijo: Un pecado grave, como por ejemplo el adulterio, disminuido a un “problema de resolver”. La elección que cumple el rey David. David se encapricha de Betsabé, mujer de Urías, un general suyo, se la trajo y envió al marido al frente de batalla, causándole la muerte y de hecho perpetrando un asesinato.
    • Sin embargo, adulterio y homicidio no lo impresionan tanto. “David se encuentra ante un gran pecado, pero él no lo percibe como un pecado”. “No le viene a la mente pedir perdón. Aquello que le viene a la mente es: ‘¿Cómo resuelvo esto?’”.
    • “Todos somos pecadores y todos estamos tentados y la tentación es el pan nuestro de cada día. Si alguno de nosotros dijese: ‘Pero yo jamás he tenido tentaciones’, o eres un querubín o eres un poco tonto, ¿no? Se entiende… En la vida es normal la lucha y el diablo no está tranquilo,
    • “Pero el problema más grave en este pasaje no es tanto la tentación y el pecado contra el noveno mandamiento, sino cómo reacciona David. Y aquí David no habla de pecado, habla de un problema que debe resolver. ¡Esto es una señal! Cuando el Reino de Dios viene a menos, cuando el Reino de Dios disminuye, uno de los signos es que se pierde el sentido del pecado”.
    • Cada día, rezando el “Padre Nuestro”, pedimos a Dios “Venga Tu Reino” , lo que quiere decir “crezca Tu Reino”. Cuando en cambio se pierde el sentido del pecado, “el sentido del Reino de Dios” y en su lugar, surge una “visión antropológica súper potente”, aquella por la cual “yo puedo todo”.
    • “¡La potencia del hombre en lugar de la gloria de Dios! Éste es el pan de cada día. Por eso la oración de todos los días a Dios ‘Venga tu Reino, crezca tu Reino’ , porque la salvación no vendrá de nuestras picardías, de nuestras astucias, de nuestra inteligencia para hacer negocios. La salvación vendrá de la gracia de Dios y del entrenamiento diario que hacemos de esta gracia en la vida cristiana”.
    • Recordando la célebre frase de Pío XII: “el pecado más grande de hoy es que los hombres han perdido el sentido del pecado”,
    • Urías, el hombre inocente mandado a la muerte por culpa de su rey. Urías, se convierte entonces en el emblema de todas las víctimas de nuestra inconfesable soberbia.
    • “Les confieso, cuando veo estas injusticias, esta soberbia humana, también cuando veo el peligro de que a mí mismo me suceda esto, el peligro de perder el sentido del pecado, me hace bien pensar en los tantos Urías de la historia, en los tantos Urías que también hoy sufren nuestra mediocridad cristiana, cuando nosotros perdemos el sentido del pecado, cuando nosotros dejamos que el Reino de Dios disminuya”.
    • Estos, “son los mártires de nuestros pecados no reconocidos. Hoy nos hará bien rezar por nosotros, para que el Señor nos dé siempre la gracia de no perder el sentido del pecado, para que el Reino no disminuya en nosotros. También llevar una flor espiritual a la tumba de estos Urías contemporáneos, que pagan la cuenta del banquete de los seguros, de aquellos cristianos que se sienten seguros”.
    • Ser Iglesia “no significa gestionar, sino salir, para ser misioneros, para llevar a la gente la luz de la fe y la alegría del Evangelio. No nos olvidemos de que el impulso de nuestro compromiso de cristianos en el mundo no es la idea de la filantropía o de un humanismo vago, sino un don de Dios, que es el de la filiación divina que recibimos en el Bautismo. Y este don es a la vez una tarea. Los hijos de Dios no se esconden, aportan, más bien, al mundo la alegría de su
    • la Santa Iglesia siempre tiene necesidad de purificación. Y eso significa que siempre debemos estar comprometidos con nuestra purificación, en el Sacramento de la Reconciliación".
    • “La familia, que se encuentra en el corazón de la Iglesia evangelizadora. La base sobre la cual se puede construir una vida familiar armoniosa es, sobre todo, la fidelidad matrimonial. Por desgracia, en nuestro tiempo vemos que la familia y el matrimonio en los países del mundo occidental, sufren una profunda crisis interna”.
    • Acerca de los párrocos dijo: la parroquia, “gran campo que el Señor nos ha confiado para que sea fructífero con el trabajo pastoral. Los sacerdotes y párrocos deben ser cada vez más conscientes de que su tarea de gobernar es un servicio profundamente espiritual. El párroco dirige siempre la comunidad parroquial, contando con la ayuda y al mismo tiempo con la valiosa contribución de los distintos compañeros de trabajo y todos los fieles laicos”.
    • “Hay muchas personas que están en búsqueda, aunque no lo admitan. Todo el mundo está llamado; cada uno es enviado. Y no está dicho que el lugar de la llamada sea solo el centro parroquial... la llamada de Dios puede llegar en cualquier lugar de la vida cotidiana”.
    • “Hablar de Dios, llevar a los hombres el mensaje de amor de Dios y de la salvación en Jesucristo, para todos los hombres, es el deber de todo bautizado. Y esa tarea abarca no solo el hablar con palabras, sino todo el actuar y el hacer. Precisamente en nuestro tiempo, cuando parece que nos convertimos en ‘pequeño rebaño’ estamos llamados como discípulos del Señor, a vivir como una comunidad que es la sal de la tierra y la
    • El 1 de febrero dijo a miembros del camino Neocatumenal: El Espíritu de Dios siempre llega antes que nosotros. Esto es importante: ¡El Señor siempre nos precede! Piensen en Felipe, cuando el Señor lo envía por aquel camino en el que encuentra un administrador sentado en su carruaje. El Espíritu llegó primero: él leía al profeta Isaías y no entendía, pero el corazón ardía. Así, cuando Felipe se le acerca, él está preparado para la catequesis y para el Bautismo.
    • ¡El Espíritu siempre nos precede! ¡Dios siempre llega antes que nosotros! Incluso en los lugares más remotos, incluso en las culturas más distintas, Dios esparce por doquier la semilla de su Palabra.
    • Evangelicen con amor, lleven a todos el amor de Dios. Digan a los que encuentren por los caminos de su misión que Dios ama al hombre tal como es, aun con sus limitaciones, con sus errores, con sus pecados. Y por eso ha enviado a su Hijo para que Él tomara nuestros pecados sobre sí. Sean mensajeros y testimonios de la infinita bondad
    • El 2 de febrero dijo acerca de la Presentación del niño en el Templo: Aquel fue también un encuentro dentro de la historia del pueblo, un encuentro entre los jóvenes y los ancianos: los jóvenes eran María y José, con su recién nacido, y los ancianos eran Simeón y Ana, dos personajes que frecuentaban el Templo”.
    • “el evangelista Lucas, acerca de la Virgen y de San José repite por cuatro veces que querían hacer aquello que estaba prescrito por la Ley del Señor. No una acción de fachada, no es por cumplir la regla, ¡no! Es un deseo fuerte, profundo, lleno da alegría. Es aquello que dice el Salmo: ‘Tendré en cuenta tus caminos. Mi alegría está en tus preceptos… Tu ley es toda mi alegría’”.
    • “¿Y qué dice San Lucas de los ancianos? Subraya que estaban guiados por el Espíritu Santo. De Simeón afirma que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel y que el Espíritu Santo estaba en él; dice que el Espíritu Santo le había prometido que no moriría antes de ver al Mesías del Señor; y lo hizo al final dirigiéndose al templo
    • “En resumen, estos dos ancianos ¡están llenos de vida! Están llenos de vida porque son animados por el Espíritu Santo, dóciles a su acción, sensibles a sus llamados… Y he aquí el encuentro entre la Santa Familia y estos dos representantes del pueblo santo de Dios. En el centro está Jesús. Él es quien lo mueve todo, y atrae a unos y otros al Templo, que es la casa
    • También en la vida consagrada “se vive el encuentro entre los jóvenes y los ancianos, entre observancia y profecía. ¡No las veamos como dos realidades que se contraponen! Dejemos más bien que el Espíritu Santo anime ambas, y la señal de esto es la alegría: la alegría de observar, de caminar en una regla de vida; y la alegría de estar guiados por el Espíritu, jamás rígidos, jamás cerrados, siempre abiertos a la voz de Dios que nos habla, que abre, conduce, nos invita a
    • Antes del rezo del Ángelus, refiriéndose a lo mismo, dijo: Esta ofrenda de sí mismos a Dios “concierne a todos los cristianos, porque todos estamos consagrados a Él por medio del bautismo. Todos estamos llamados a ofrecernos al Padre con Jesús y como Jesús, haciendo de nuestra vida un don generoso, en la familia, en el trabajo, en el servicio a la Iglesia, en las obras de misericordia”.
    • “Sin embargo, los religiosos, los monjes, los laicos consagrados que, con la profesión de los votos, pertenecen a Dios de manera plena y exclusiva, viven esta consagración de un modo particular”.
    • Así entendida y vivida “la vida consagrada se nos presenta como es realmente: ¡un don de Dios! Cada persona consagrada es un don para el pueblo de Dios en camino.
    • Hay mucha necesidad de estas presencias, que fortalecen y renuevan el compromiso de la difusión del Evangelio, de la educación cristiana, de la caridad hacia los más necesitados, de la oración contemplativa; el compromiso de la formación humana y espiritual de los jóvenes, de las familias; el compromiso por la justicia y la paz en la familia humana”.
    • “La Iglesia y el mundo necesitan este testimonio del amor y de la misericordia de Dios. Por esto es necesario valorar con gratitud las experiencias de vida consagrada y profundizar en el conocimiento de los diferentes carismas y espiritualidad”.
    • “Debemos orar para que muchos jóvenes respondan su ‘Sí’ al Señor cuando los llama a consagrarse totalmente a Él para un servicio desinteresado a los hermanos”.
    • “Por todos estos motivos, como ha sido ya anunciado, el año 2015 estará dedicado de manera especial a la vida consagrada. Encomendemos desde ahora esta iniciativa a la intercesión de la Virgen María y de San José, que, como padres de Jesús, fueron los primeros en ser consagrado a Él, y a consagrar sus vidas a Él”.
    • En sus palabras posteriores al rezo del Ángelus, dijo: “Extiendo mi saludo y mi aliento a las asociaciones, movimientos y a los centros culturales que participan en la defensa y promoción de la vida. Me uno a los Obispos italianos en reiterar que ‘todo hijo es el rostro del Señor, amante de la vida, don para la familia y para la sociedad’”.
    • “Que cada uno en su propio papel y en su propio campo, se sienta llamado a amar y a servir a la vida, aceptarla, respetarla y promoverla, especialmente cuando es frágil y necesita atención y cuidados, desde el seno materno hasta su fin en esta tierra”.
    • En twitter dijo: Queridos jóvenes, no se conformen con una vida mediocre. Déjense seducir por lo que es verdadero y bueno, por Dios.
    • No me imagino un cristiano que no sea capaz de sonreír. Demos testimonio gozoso de nuestra fe.
    • Nadie se salva solo. La dimensión comunitaria es esencial en la vida cristiana.
    • A veces estamos tristes a causa de nuestros pecados. No nos desanimemos: Cristo ha venido a liberarnos. Él es nuestra paz.
    • Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia: que contienen diapositivas, vida de Santos, Evangelio del Domingo, . etc Escribe a: unidosenelamorajesus@gmail.com . con el título suscripciones .Servicio Gratuito .Que Dios te llene de bendiciones Y que permanezcamos unidos en el amor .a Jesús