• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Reflexiones de Anthony de Mello
 
  • 4,046 views

 

Statistics

Views

Total Views
4,046
Views on SlideShare
3,322
Embed Views
724

Actions

Likes
0
Downloads
28
Comments
0

4 Embeds 724

http://blog.agirregabiria.net 713
http://www.blogger.com 6
http://desdeaquiyo.wordpress.com 3
http://feeds.feedburner.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Reflexiones de Anthony de Mello Reflexiones de Anthony de Mello Presentation Transcript

    • Como oraba Mahatma Gandhi Anthony De Mello
    • ¿Qué es lo que te hace reaccionar: la realidad o lo que tú supones sobre ella? Lo malo de los ideales es que, si vives con arreglo a todos ellos resulta imposible vivir contigo.
    • La gente no desea la verdad. Desea promesas tranquilizadoras. Cuando el zapato encaja, te olvidas del pie; cuando el cinturón no aprieta, te olvidas de la cintura; cuando todo armoniza, te olvidas del “ego”. Entonces, ¿de qué sirven tus austeridades?
    • ACEPTACIÓN ¿Cómo podría ser un gran hombre…como tú? ¿Y por qué ser un gran hombre? Ser simplemente un hombre ya es un logro bastante grande .
    • Había dos monjes que vivieron juntos durante cuarenta años y nunca discutieron. Ni siquiera una vez. Un día, uno le dijo al otro: “¿A usted no le parece que ya es hora de que discutamos por lo menos una vez?” El otro monje dijo: “Está bien, comencemos! LA PAZ
    • ¿Sobre qué discutiremos?” “Qué le parece este pan?”, respondió el primer monje. “Está bien, vamos a discutir sobre el pan. ¿Cómo haremos?”, preguntó el otro monje. Contestó el primero: “Ese pan es mío, me pertenece.” El otro replicó: “Si es así, tómelo.”
    • LA ORACIÓN Un muchacho va al encuentro de un gran maestro sofista. Y le dice al maestro: “Maestro, mi confianza en Dios es tan grande que ni siquiera até mi camello allá afuera. Lo dejé a la providencia de Dios, al cuidado de Él.” Y el maestro sofista dijo: “Vuelva y ate su camello al poste, ¡loco! No es necesario molestar a Dios con algo que usted mismo puede hacer.”
    • Un rabino que sirvió fielmente a Dios durante toda su vida, un día le dijo a Dios: “Señor, he sido un devoto adorador y obediente de la Ley. He sido un buen judío, pero ahora estoy viejo y necesito ayuda: ¡Señor, déjame ganar la lotería para tener una vejez tranquila!”
    • Y rezó, rezó, rezó… Pasó un mes, y dos, cinco, un año entero, tres años se fueron. Un día el hombre, desesperado, dijo: “¡Dios, resuélvete!” y Dios le respondió: “¡Resuélvelo tú! ¿Por qué no compras el billete?”
    • ¿Cómo alcanzaré la vida eterna? Ya es la vida eterna. Entra en el presente. Pero ya estoy en el presente… ¿o no? No. Por qué no? Porque no has renunciado al pasado. Y porqué iba a renunciar al pasado? No todo el pasado es malo… No hay que renunciar al pasado porque sea malo si no porque está muerto. VIDA ETERNA
    • ¿Dónde debo buscar la iluminación? Aquí… ¿Y cuándo tendrá lugar? Está teniendo lugar ahora mismo. Entonces, ¿por qué no la siento? Porque no miras. ¿Y en qué debo fijarme? En nada. Simplemente mira. ¿Mirar qué? Cualquier cosa en la que se posen tus ojos. ¿Y debo mirar de alguna manera especial? PRESENCIA
    • No. Bastará con que mires normalmente. Pero, ¿es que no miro siempre normalmente? No. ¿Por qué demonios…? Porque para mirar tienes que estar aquí, y casi siempre no lo estás.
    • EN BUSCA DE LA ILUMINACIÓN Un maestro prometió a un discípulo que había de revelarle algo mucho más importante que todo cuanto contienen las escrituras. Cuando el discípulo, tremendamente impaciente, le pidió que cumpliera su promesa, el maestro le dijo:
    • “ Sal afuera, bajo la lluvia, y quédate con los brazos y la cabeza alzados hacia el cielo. Esto te proporcionará tu primera revelación” Al día siguiente, el discípulo acudió a informarle: “Seguí tu consejo y me calé hasta los huesos… y me sentí como un perfecto imbécil” “ Bueno” dijo el maestro, “ para ser el primer día, es toda una revelación, ¿no crees?”
    • Oración, amor, espiritualidad, religión, significan desprenderse de las ilusiones. Cuando la religión lleva a hacer eso, ¡óptimo!, ¡óptimo! Cuando se desvía de eso, es una enfermedad. Una vez que las ilusiones son abandonadas, el corazón deja de estar obstruido, se instaura el amor. Entonces hay transformación. Y solamente entonces, sabes quién es Dios …