• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Derecho agrario
 

Derecho agrario

on

  • 1,222 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,222
Views on SlideShare
1,222
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
12
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Derecho agrario Derecho agrario Document Transcript

    • Derecho Agrario.Antecedentes y clasificación.Introducción.El Derecho Agrario es la rama del Derecho que contiene las normas reguladoras de lasrelaciones jurídicas concernientes a la agricultura; su finalidad es atender los siguientesaspectos: problemas de la tenencia de la tierra, diversas formas de propiedad y laactividad agraria.El Derecho Agrario se localiza dentro del Derecho Social, siendo su ideal, resolvercuestiones de esta índole. La propiedad de la tierra ha sido desde los inicios de lahumanidad, motivo de constantes conflictos. Los hombres luchan por poseer territorios;las últimas conflagraciones han llevado como finalidad, en esencia, la expansión.Tradicionalmente se ha considerado a la tierra como el bien más preciado; la riqueza vacasi siempre en relación directa con la tierra que se tenga.Antecedentes.México, a través de su devenir histórico, ha tenido varios sistemas de posesión de latierra, desde los arbitrarios e ilimitados del periodo colonial, hasta los de beneficio socialde los pueblos precortesianos. En efecto, en esas fechas, encontramos un sistema depropiedad de la tierra alejado del fin mercantil, pues estimaban que la misma deberíaposeerla quien la trabajara personalmente.La conquista trajo un nuevo estado de cosas, basado en un concepto de propiedadprivada ilimitada, donde el dueño la podía disfrutar y explotar. Con ese criterio, durante laColonia, se presentaron sinnúmero de abusos en perjuicio de la población indígena; ellatifundio civil y eclesiástico proliferó de manera incontrolable. Junto con la tierra sevendía a los hombres, de hecho se vivió una esclavitud.La guerra de Independencia no cambió radicalmente las cosas; el latifundio eclesiásticosiguió creciendo y hubo necesidad de las Leyes de Reforma para desamortizar los bienesdel clero, aunque lamentablemente al subastarse los bienes religiosos, sólo pudieroncomprarlos quienes tenían dinero, y fue así como se incrementó notoriamente el latifundiocivil, el cual llegó a su máxima expresión durante la dictadura de Porfirio Díaz.Para 1910, la situación en el campo era insostenible. Hambre, enfermedades e ignoranciaahogaban a las grandes masas campesinas, quienes encontraron en la lucha armada unmedio para solucionar sus disyuntivas.
    • La Revolución mexicana se institucionalizó a través de la Constitución de 1917, la cualcambió las características liberales individualistas observadas en la de 1857, por unsistema social humanista, donde los principales postulados lo constituyeron el artículo 3referente a la educación; el 123 donde trata de los derechos de los trabajadores y elartículo 27 que habría de establecer para México una nueva estructura de propiedad,partiendo del principio de que la propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro delos límites del territorio nacional, corresponde originariamente al país, mismo que hatenido y tiene el derecho de trasmitir el dominio de ellas a los particulares, estableciendola propiedad privada.Con este señalamiento constitucional, quedaba claro que la propiedad privada laconstituye sólo la nación, misma que puede hacer con esos bienes lo más adecuado,teniendo en cuenta el interés público. A partir de 1917, se terminó con la idea de que ennuestra República, la propiedad privada se erige por los medios de: ocupación, conquistao prescripción, en adelante la dueña absoluta de las tierras y aguas de nuestro país, serála propia patria mexicana.En este origen, la regulación constitucional agraria se inclinaba por afirmar la funciónsocial de la propiedad de la tierra; de modo que la propiedad privada, lejos de ser underecho fundamental del individuo, es un derecho emanado de la ley, reconocido porésta; por el cual se le permite usar, disfrutar y disponer de una cosa, con las limitaciones ymodalidades que la misma normatividad señala; además, se impide la propiedad privadasobre ciertos bienes, entre otros, las sustancias del subsuelo.Esta regulación, tenía por objeto, atendiendo a los principios del sistema económico mixtoen que se sustenta la Carta Magna del 1917, establecer un aliciente para las masasdesvalidas del país, haciéndoles renacer la confianza en la justicia social, derivando en unjusto reparto de la riqueza. Con este objetivo, quedaba proscrito disponer de la propiedadcon plena autonomía de la voluntad, sin limitaciones, debiéndose tenerse en cuenta elinterés público, que bajo la ideología de la Carta Magna, se liga al alcance de la justiciasocial.Con la promulgación de la Constitución Política mexicana en 1917, se abrió en el mundola corriente político-jurídica, conocida como constitucionalismo social, que en el ámbito dela propiedad agraria, se traduce en el contenido del artículo 27, mismo que contempla trestipos de propiedad: nacional, privada, y social.
    • Uno de los gobiernos posrevolucionarios, que más destacó por atender el problemaagrario, fue el del general Lázaro Cárdenas (durante el sexenio 1934-1940) quien tuvo lafirme voluntad y la actitud combativa, para llevar los beneficios de la Revolución Mexicanaa las mayorías.En materia agraria, el general Cárdenas no sólo repartió gran cantidad de tierras (casi 18millones de hectáreas), sino además, consideró indispensable crear un nuevo sistemaeconómico agrícola, para lograr la liberación económica absoluta del trabajador delcampo. Con esta última finalidad, se crearon centrales de maquinarias en cada entidadfederativa, con los bancos de crédito, se logró una sola central de asociación de todos loscampesinos del país, denominada Confederación Nacional Campesina (CNC), asimismose les dio preferencia a los ejidatarios en los sistemas de riego.Los gobiernos poscardenistas continuaron repartiendo tierras a los campesinos, asimismoregularizaron la tenencia de la tierra, en particular, la pequeña propiedad; por otra parte,tanto los créditos agrarios como la inafectabilidad (imposibilidad de afectar la pequeñapropiedad), se incrementaron.Después del abundante número de actos legislativos en materia agraria, dados entre losaños 1920-1942; se crea nueva legislación de importancia hasta el año de 1971, con laLey Federal de Reforma Agraria, promulgada durante el régimen echeverrista.Por medio de este ordenamiento, se busca impulsar la modernización de la actividadagrícola; aunque no se lograron muchos objetivos propuestos, como la industrializacióndel ejido. Aspectos de interés, son la creación de la Unidad Agrícola Industrial para lamujer campesina, heredera de las Ligas Femeniles del gobierno de Lázaro Cárdenas.La Ley Agraria del año de 1992, publicada bajo el régimen del presidente Carlos Salinas;sostiene como principal postulado el fin del reparto agrario. Por tanto, prevé la creación deinstituciones jurídicas futuras, que tengan por objeto permitir un crecimiento productivo enel campo.Esta ley introduce un nuevo régimen jurídico para la materia, que mantiene comocaracterísticas primordiales las siguientes: - Dado el fin del reparto de tierras, la ley debe reconocer expresamente la propiedad ejidal y comunal actual de los núcleos de población. - Se otorgan mayores libertades a la asamblea ejidal, para ejercer el derecho de propiedad sobre las tierras comunes.
    • - Se otorgan mayores libertades a los individuos para efectuar contratos que permitan el uso o usufructo de su parcela por algún tercero.La legislación agraria actual, tiene como finalidad principal aumentar la productividad delcampo, buscando la capitalización del sector rural, estableciendo condiciones propiciaspara la inversión y el otorgamiento de créditos. Con ello, se puede considerar que sesustituye el régimen de propiedad social instaurado en 1917, por uno más favorable a lapropiedad privada, según el proyecto de desarrollo impulsado por el programa neoliberal,para el cual, el problema agrario ya no se concentra en el reparto de tierras, sino en laurgente necesidad de mecanizar la producción e industrializar la actividad agrícola.Hay muchas cuestiones que atender en la materia. Resulta lamentable que México nocuente con soberanía alimentaria, en el sentido de que la producción nacional no resultesuficiente para satisfacer las necesidades de la propia población, lo que obliga a tener queimportar granos básicos como maíz, trigo y fríjol, mismos que con una política dedesarrollo adecuada para nuestro campo, se podrían producir tanto para satisfacer elconsumo interno como para exportar.De igual forma, las condiciones de vida de los pobladores del campo continúan siendopaupérrimas. Sobre todo en el caso de los pueblos y comunidades indígenas, puedeafirmarse que muchos de ellos subsisten en circunstancias análogas a las de principiosdel siglo pasado. Es necesario atender esas conflictivas, un auténtico reclamo de justiciasocial.Clasificación.El carácter prevalentemente público y privado del Derecho agrario depende de cada país.Este tema ha variado en cuanto se objetiviza, con los antecedentes históricos, lascaracterísticas etno-sociológicas y las necesidades de cada pueblo en las distintasépocas por las que este haya atravesado. La clasificación de las normas agrarias varíaconforme al país en que se hace, en nuestro país estos preceptos generalmente se lesclasifico entre las normas de carácter público.El derecho agrario no puede ser clasificado uniformemente en todos los países, ni auncuando estos pertenezcan al mismo sistema jurídico, y es que el tipo de propiedad, ladivisión y aprovechamiento agrícolas, etc. Establecidos por los sistemas jurídicossingulares difieren de un país a otro conforme las peculiaridades reales que apuntan lascaracterísticas topográficas, raciales, históricas, políticas y sociales de cada nación. Cadapaís ha resuelto sus problemas rurales de diferentes maneras: y así, sus normas agrariasresultaron diferentes y con distinto contenido. Por lo cual, la clasificación de las normasdifiere sensiblemente de acuerdo con las características especiales que contienen, almedio que rigen y de la forma de la cual se revistieron.
    • Bibliografía.LÓPEZ BETANCOURT, EDUARDO. Artículo “El Derecho Agrario en México”, La Jornada,Guerrero. México, 2010.CHÁVEZ PADRÓN, MARTHA. El Derecho Agrario en México. Ed. Porrúa. México, 1982.