Power amor vida o muerte

1,230 views
1,237 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,230
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Power amor vida o muerte

  1. 1. Me llamo José de Espronceda. Nací el 25 de marzo de 1808 y fallecí el 23 de mayo de 1842. Yo era de la época del romanticismo y escribí muchas obras. Las más conocidas son “El Estudiante De Salamanca” y “ El Pelayo”
  2. 2. Soy Gustavo Adolfo Bécquer, nací en Sevilla en 1836 y he fallecido en Madrid en1870, pertenecí al Romanticismo. Aunque tenía fama, conseguí el prestigio que hoy en día tengo tras mi muerte. Una de mis obras es “Volverán las oscuras golondrinas”
  3. 3. Soy Rubén Darío, soy nicaragüense nací en Metapa en 1867 y he fallecido en 1916, pase mi niñez en León, me criaron mis tíos abuelos, Bernarda y Félix. Una de mis obras es “Que el amor no admite cuerdas reflexiones “ Publiqué mi primera obra en el periódico “El Termómetro” poco después de cumplir los 13 años. 13 años.
  4. 4. Fui el máximo representante del modernismo en España. Soy, posiblemente, el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en España. Soy llamado príncipe de las letras castellanas. Otras de mis obras son “Margarita” y “Amo más”
  5. 5. Soy Antonio Machado. Nací el 26 de julio de 1875 y fallecí el 22 de febrero de 1939. Compuse muchas obras, entre las cuales destacan “Soledades” y “Campos De Castilla”
  6. 6. Me llamo Juan Ramón Jiménez Mantecón, nací en Moguer, Huelva, el 23 de diciembre de 1881 y fallecí en Puerto Rico el 29 de mayo de 1958. Fui un poeta español, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956 por el conjunto de mi obra
  7. 7. Volverán las oscuras golondrinas En tu balcón los nidos a colgar, Y, otra vez, con el ala a sus cristales Jugando llamarán. Pero aquellas que el vuelo refrenaban Tu hermosura y mi dicha a contemplar, Aquellas que aprendieron nuestros nombres... ésas... ¡no volverán! Volverán las tupidas madreselvas De tu jardín las tapias a escalar, Y otra vez a la tarde, aún más hermosas, sus flores se abrirán; Pero aquellas cuajadas de rocío Cuyas gotas mirábamos temblar Y caer, como lágrimas del día... ésas... ¡no volverán! Volverán del amor a tus oídos Las palabras ardientes a sonar; Tu corazón de su profundo sueño tal vez despertará; Pero mudo y absorto y de rodillas, Como se adora a Dios ante su altar, Como yo te he querido... desengáñate; ¡así no te querrán!
  8. 8. El tema de este poema es la evocación de mis momentos vividos y mi amada para recordarme que nadie la querrá como yo. El poeta recuerda a la amada distintos momentos de cuando estaban enamorados y eran felices, como el vuelo de las golondrinas jugueteando entre ellos; o la contemplación en su jardín de las gotas de rocío en las flores de las madreselvas. Las golondrinas volverán otra vez, las madreselvas florecerán otra primavera y tal vez ella se vuelva a enamorar, pero, de la manera incondicionada como el poeta la ha amado será muy difícil que eso le vuelva a ocurrir.
  9. 9. Soy Juan Meléndez Valdés. Nací el 11 de Marzo de 1754 en Badajoz y morí en Francia en 1817 Era de familia hidalga; mi padre era Juan Antonio Meléndez Valdés y mi madre María de los Ángeles Díaz Cacho, y tuve numerosos hermanos Juan Meléndez Valdés
  10. 10. ODA VII DE LO QUE ES AMOR Pensaba cuando niño que era tener amores vivir en mil delicias, morar entre los dioses. Mas luego rapazuelo Dorila cautivome, muchacha de mis años, envidia de Dïone, que inocente y sencilla, como yo lo era entonces, fue a mis ruegos la nieve del verano a los soles. Pero cuando aguardaba no hallar ansias ni voces que a la gloria alcanzasen de una unión tan conforme, cual de dos tortolitas que en sus ciegos hervores con sus ansias y arrullos ensordecen el bosque, probé desengañado que amor todo es traiciones y guerras y martirios y penas y dolores.
  11. 11. castellanas.Mi nombre es Félix Rubén García Sarmiento, pero soy conocido como Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 - León, 6 de febrero de 1916), fui un poeta nicaragüense, máximo representante del modernismo literario en lengua española. Soy posiblemente el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico. Soy llamado príncipe de las letras .
  12. 12. Rubén Darío La princesa está triste La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave sonoro, y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor. El jardín puebla el triunfo de los pavos reales. Parlanchina, la dueña dice cosas banales, y vestido de rojo piruetea el bufón. La princesa no ríe, la princesa no siente; la princesa persigue por el cielo de Oriente la libélula vaga de una vaga ¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China, o en el que ha detenido su carroza argentina para ver de sus ojos la dulzura de luz? ¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes, o en el que es soberano de los claros diamantes, o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz? ¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa quiere ser golondrina, quiere ser mariposa, tener alas ligeras, bajo el cielo volar; ir al sol por la escala luminosa de
  13. 13. VENUS En la tranquila noche, mis nostalgias amargas sufría. En busca de quietud bajé al fresco y callado jardín. En el obscuro cielo Venus bella temblando lucía, como incrustado en ébano un dorado y divino jazmín. A mi alma enamorada, una reina oriental parecía, que esperaba a su amante bajo el techo de su camarín, o que, llevada en hombros, la profunda extensión recorría, triunfante y luminosa, recostada sobre un palanquín. «¡Oh, reina rubia! –díjele-, mi alma quiere dejar su crisálida y volar hacia ti, y tus labios de fuego besar; y flotar en el nimbo que derrama en tu frente luz pálida, y en siderales éxtasis no dejarte un momento de amar». El aire de la noche refrescaba la atmósfera cálida. Venus, desde el abismo, me miraba con triste mirar.
  14. 14. “Las Vidas” PABLO NERUDA “¡Ah de la Vida!” QUEVEDO “Caminante no hay Camino” A.MACHADO “En paz” AMADO NERVO “No volveré a ser joven” JAIME GIL DE BIEDMA
  15. 15. Mi nombre es Francisco de Quevedo. Nací en Madrid el 14 de septiembre de 1580 y morí a los 64 años en Ciudad Real. Soy un escritor del Siglo de Oro
  16. 16. ¡AH DE LA VIDA! "¡Ah de la vida!"... ¿Nadie me responde? ¡Aquí de los antaños que he vivido! La Fortuna mis tiempos ha mordido; las Horas mi locura las esconde. ¡Que sin poder saber cómo ni a dónde la salud y la edad se hayan huido! Falta la vida, asiste lo vivido, y no hay calamidad que no me ronde. Ayer se fue; mañana no ha llegado; hoy se está yendo sin parar un punto: soy un fue, y un será, y un es cansado. En el hoy y mañana y ayer, junto pañales y mortaja, y he quedado presentes sucesiones de difunto.
  17. 17. COMENTARIO AH DE LA VIDA El autor se sorprende de la rapidez con que ha envejecido y de cómo le ha abandonado la salud; cae en la cuenta de que la vida ha pasado sin que él lo advirtiera, y de que está próxima su muerte. El tema, frecuente en Quevedo y común en la época en la que escribe, es el tópico literario del tempus fugit, la fugacidad de la vida. Aparece claramente expresado en el título del poema: “Represéntase la brevedad de lo que se vive y cuán nada parece lo que se vivió”.
  18. 18. Soy Antonio Machado. Nací el 26 de Julio de 1875 en Sevilla. Soy uno de los miembros más representativos de la Generación del 98. Morí el 22 de Febrero del 1939 en Colliure.
  19. 19. CAMINANTE NO HAY CAMINO Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar. Nunca persequí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón. Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse… Nunca perseguí la gloria. Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar… Hace algún tiempo en ese lugar donde hoy los bosques se visten de espinos se oyó la voz de un poeta gritar “Caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Golpe a golpe, verso a verso… Murió el poeta lejos del hogar. Le cubre el polvo de un país vecino. Al alejarse le vieron llorar. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Golpe a golpe, verso a verso… Cuando el jilguero no puede cantar. Cuando el poeta es un peregrino, cuando de nada nos sirve rezar. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Golpe a golpe, verso a verso.
  20. 20. ¡Hola! Me llamo Pablo Neruda y nací el 12 de Julio de 1904 en Parral (Chile). Soy un poeta al que consideran entre los mejores y los más influyentes de mi siglo (XX). Morí el 23 de Septiembre de 1973 en Santiago de Chile.
  21. 21. LAS VIDAS Ay qué incómoda a veces te siento conmigo, vencedor entre los hombres! Porque no sabes que conmigo vencieron miles de rostros que no puedes ver, miles de pies y pechos que marcharon conmigo, que no soy, que no existo, ¿ue sólo soy la frente de los que van conmigo, que soy más fuerte porque llevo en mí no mí pequeña vida sino todas las vidas, y ando seguro hacia adelante porque tengo mil ojos, golpeo con peso de piedra porque tengo mil manos y mi voz se oye en las orillas de todas las tierras porque es la voz de todos los que no hablaron, de los que no cantaron y cantan hoy con esta boca que a ti te besa.
  22. 22. Soy Amado Nervo, nací en México el 27 de agosto de 1870 . Fui miembro de la academia mejicana de la lengua. Pertenezco al movimiento del modernismo. Fallecí en Uruguay (1919)
  23. 23. EN PAZ Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje las mieles o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas. ...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno! Hallé sin duda largas las noches de mis penas; mas no me prometiste tan sólo noches buenas; y en cambio tuve algunas santamente serenas... Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!
  24. 24. Soy el escritor Jaime Gil de Biedma. Nací en Barcelona el 13 de Noviembre de 1929. Soy uno de los autores más importantes de la Generación del 50, también fallecí en Barcelona en 1990.
  25. 25. NO VOLVERÉ A SER JOVEN Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde - como todos los jóvenes, yo vine a llevarme la vida por delante. Dejar huella quería y marcharme entre aplausos - envejecer, morir, eran tan sólo las dimensiones del teatro. Pero ha pasado el tiempo y la verdad desagradable asoma: envejecer, morir, es el único argumento de la obra.
  26. 26. Vida, eres como una viña: atesoras la luz y la repartes transformada en racimo. el que de ti reniega que espere un minuto, una noche, un año corto o largo, que salga de su soledad mentirosa,
  27. 27. ●En esta oda a la vida , Pablo Neruda hace referencia principalmente a la vida . Realiza múltiples símiles , metáforas y personificaciones que compara elementos de la naturaleza con el tema principal del poema que es la vida , y en este caso , utiliza la metáfora atribuyendo cualidades humanas a los elementos de la naturaleza . ●Ej : ``eres como una viña: atesoras la luz y la repartes ´´. ``La vida nos espera a todos los que amamos el salvaje ´´. Oda a la vida
  28. 28. Juegas todos los días con la luz del universo. Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua. Eres más que esta blanca cabecita que aprieto como un racimo entre mis manos cada día.
  29. 29. Qué es tu vida, alma mía?, ¿cuál tu pago?, ¡Lluvia en el lago! ¿Qué es tu vida, alma mía, tu costumbre? ¡Viento en la cumbre! ¿ QUÉ ES TU VIDA, ALMA MÍA ?
  30. 30. Hay cementerios solos, tumbas llenas de huesos sin sonido, el corazón pasando un túnel oscuro, oscuro, oscuro, como un naufragio hacia adentro nos morimos, como ahogarnos en el corazón, como irnos cayendo desde la piel del alma.
  31. 31. Hay cadáveres, hay pies de pegajosa losa fría, hay la muerte en los huesos, como un sonido puro, como un ladrido de perro, saliendo de ciertas campanas, de ciertas tumbas, creciendo en la humedad como el llanto o la lluvia.
  32. 32. Yo veo, solo, a veces, ataúdes a vela zarpar con difuntos pálidos, con mujeres de trenzas muertas, con panaderos blancos como ángeles, con niñas pensativas casadas con notarios, ataúdes subiendo el río vertical de los muertos, el río morado, hacia arriba, con las velas hinchadas por el sonido de la muerte, hinchadas por el sonido silencioso de la muerte.
  33. 33. A lo sonoro llega la muerte como un zapato sin pie, como un traje sin hombre, llega a golpear con un anillo sin piedra y sin dedo, llega a gritar sin boca, sin lengua, sin garganta. Sin embargo sus pasos suenan y su vestido suena, callado como un árbol. Yo no sé, yo conozco poco, yo apenas veo, pero creo que su canto tiene color de violetas húmedas, de violetas acostumbradas a la tierra, porque la cara de la muerte es verde, y la mirada de la muerte es verde, con la aguda humedad de una hoja de violeta y su grave color de invierno exasperado
  34. 34. Pero la muerte va también por el mundo vestida de escoba, lame el suelo buscando difuntos; la muerte está en la escoba, en la lengua de la muerte buscando muertos, es la aguja de la muerte buscando hilo. La muerte está en los catres: en los colchones lentos, en las frazadas negras vive tendida, y de repente sopla: sopla un sonido oscuro que hincha sábanas, y hay camas navegando a un puerto en donde está esperando, vestida de almirante.
  35. 35. Morir soñando, sí, mas si se sueña morir, la muerte es sueño; una ventana hacia el vacío; no soñar; nirvana; del tiempo al fin la eternidad se adueña. Vivir el día de hoy bajo la enseña del ayer deshaciéndose en mañana; vivir encadenado a la desgana ¿es acaso vivir? ¿y esto qué enseña?
  36. 36. ¿Soñar la muerte no es matar el sueño? ¿Vivir el sueño no es matar la vida? ¿A qué poner en ello tanto empeño?: ¿aprender lo que al punto al fin se olvida escudriñando el implacable ceño -cielo desierto- del eterno Dueño?
  37. 37. Tierra le dieron una tarde horrible del mes de julio, bajo el sol de fuego. A un paso de la abierta sepultura, había rosas de podridos pétalos, entre geranios de áspera fragancia y roja flor. El cielo puro y azul. Corría un aire fuerte y seco. De los gruesos cordeles suspendido, pesadamente, descender hicieron el ataúd al fondo de la fosa los dos sepultureros...
  38. 38. Y al reposar sonó con recio golpe, solemne, en el silencio. Un golpe de ataúd en tierra es algo perfectamente serio. Sobre la negra caja se rompían los pesados terrones polvorientos...
  39. 39. El aire se llevaba de la honda fosa el blanquecino aliento. ?Y tú, sin sombra ya, duerme y reposa, larga paz a tus huesos... Definitivamente, duerme un sueño tranquilo y verdadero.
  40. 40. Naci en Sevilla en 1836.Fui un poeta y narrador del Romanticismo. Fue después de mi muerte en 1870 cuando alcancé mi fama .
  41. 41. Fui un poeta y dramaturgo español del siglo de oro, máximo exponente de la corriente literaria conocida como culteranismo o gongorismo
  42. 42. Fui un poeta chileno, considerado entre los mejores y más influyente de mi siglo

×