1 White Paper InnovacióN En ComunicacióN  Hacia DóNde Va L
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

1 White Paper InnovacióN En ComunicacióN Hacia DóNde Va L

on

  • 1,579 views

MC Dilo creó en diversas redes sociales los grupos “Innovación en comunicación”, para generar un punto de encuentro entre profesionales donde desarrollar nuevas herramientas de comunicación, ...

MC Dilo creó en diversas redes sociales los grupos “Innovación en comunicación”, para generar un punto de encuentro entre profesionales donde desarrollar nuevas herramientas de comunicación, analizar tendencias y soluciones.
Dado el interés de las aportaciones de los miembros de estos grupos, MC Dilo ha creado la iniciativa “White Papers”, Informes periódicos que recogen las opiniones de los miembros de estos grupos de Innovación en Comunicación, sobre temas de interés para nuestro sector.
Este primer White Paper, recoge diversas respuestas de los expertos ante la pregunta: ¿Hacia dónde va la comunicación?

Statistics

Views

Total Views
1,579
Views on SlideShare
1,575
Embed Views
4

Actions

Likes
0
Downloads
13
Comments
0

1 Embed 4

http://mcdilo.blogspot.com 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

1 White Paper InnovacióN En ComunicacióN  Hacia DóNde Va L 1 White Paper InnovacióN En ComunicacióN Hacia DóNde Va L Document Transcript

  • 1º WHITE PAPER DEL GRUPO INNOVACIÓN EN COMUNICACIÓN: ¿HACIA DÓNDE VA LA COMUNICACIÓN? -Opiniones de expertos del sector- Junio de 2009
  • Introducción En los últimos años la comunicación en las empresas se ha transformado radicalmente. Las nuevas tecnologías y el cambio de mentalidad de las audiencias, obliga a responsables de comunicación, marketing, RRPP y Recursos Humanos a proponer, implantar y desarrollar herramientas y estrategias nuevas e innovadoras cada día para lograr diferenciarse en un mundo cada vez más globalizado. En este sentido, la agencia de comunicación y marketing MC Dilo creó en diversas redes sociales los grupos “Innovación en comunicación”, grupos que pretenden descontextualizarse de la comunicación tradicional y generar un punto de encuentro entre profesionales donde desarrollar nuevas herramientas de comunicación, analizar tendencias y soluciones, evaluar el sector y generar contactos acordes a una misma creencia: la comunicación es uno de los pilares para la gestión correcta de una compañía. Estos grupos abiertos, cuentan con miembros de distintas ramas del secor (Periodistas, Directores de Comunicación, Analistas, Profesores, Investigadores, Asesores 2.0, Consultores de agencias de comunicación, Directores de RRHH…) que aportan sus visiones sobre la comunicación, sus tendencias y novedades. Dado el interés de las aportaciones de los miembros de estos grupos, MC Dilo ha creado la iniciativa “White Papers”, Informes periódicos que recogen las opiniones de los miembros de estos grupos de Innovación en Comunicación, sobre temas de interés para nuestro sector. Este primer White Paper, recoge diversas respuestas de los expertos ante la pregunta: ¿Hacia dónde va la comunicación?
  • ¿Hacia dónde va la comunicación? Cesáreo Martín Ortega Director Creativo Grupo Comunicating COMUNICACIÓN Y VERACIDAD En un mundo tan cambiante carente de líneas definidas y/o líderes claros, es difícil delimitar un sólo rumbo para las líneas comunicativas eficaces. Quiero pensar que entre todos seremos capaces de marcar un rumbo eficaz que genere valor añadido a las acciones y que nos permita continuar ejerciendo las consultorías de comunicación. En primer lugar, quiero marcar las diferencias que separan al marketing, a la publicidad, a las relaciones públicas y a la comunicación, pues en los últimos tiempos parece que todo el mundo hace Comunicación, cuando quieren decir marketing, relaciones públicas o publicidad, como si estas actividades fueran semejantes o, en último término, iguales. Hay un aspecto que para mí separa indefectiblemente todas estas facetas de trabajo y que es, como no podía ser menos, un término que está en cierto deshuso: la veracidad. Y no quiero referirme aquí a las medias verdades, o a las verdades aparentes, o a las verdades... Cuando se hace una acto de comunicación con un periodista, la veracidad y su posible contraste y garantía de certidumbre es la base futura de trabajo con ese contacto. No conozco en el marketing, ni en la publicidad, ni tampoco en las relaciones públicas una obligación semejante. Todos ellos funcionan con aspectos que tienen que ver más con las sensaciones, emociones, actitudes, necesidades o comercialización. La información, elemento primordial de la consultoría de Comunicación, nunca debe encerrarse en envoltorios preciosos, sino que ha de enmarcarse en los contextos adecuados, en los tiempos pertinentes y manteniendo una estrategia general que permita sentar una imagen de los clientes adecuada a los valores reales y diferenciadores sin caer en la tergiversación o en la mojigatería. La imagen de un cliente no es vendible, no es un producto más de una empresa o institución. La imagen se adapta desde una realidad indiscutible. Como conclusión para el inicio de este debate, quiero centrar la discusión en la mezcla de dos aspectos fundamentales que se resumen en: - Debemos reivindicar el término Comunicación para las acciones que se realizan directamente con los medios de comunicación en su vertiente periodística, y con los periodistas exclusivamente. Sólo la información es comunicación. El marketing, la publicidad y las relaciones públicas serán otra cosa, pero nunca lo mismo. - Debemos reivindicar la veracidad en los actos comunicativos como un elemento indispensable que nos dará solvencia y confianza en el desarrollo de nuestro trabajo. El marketing, la publicidad y las relaciones públicas no necesitan mostrar la veracidad de sus afirmaciones.
  • Luis Antonio MENA Auberni Director de A1editorial http://a1editorial.wordpress.com . PERIODISMO Y COMUNICACIÓN: DIFERENCIAS Y RELACIONES Durante los años que me dediqué al periodismo, entre otras tareas como publicidad, relaciones institucionales, un poco de locución, algo de marketing, comunicación y demás, noté una generalizada confusión de conceptos en torno a estas palabras. Como docente en un instituto logré definirlos correctamente, desde mi punto de vista personal y profesional. Tarea de informar. En principio, considero conveniente reafirmar que el periodismo y la tarea profesional del periodista es la de INFORMAR. Así de simple y directo. Y así también de importante y extraordinaria actividad. Me atrevo a afirmar que el periodismo como pura actividad informativa, no tiene relación con la comunicación, que es un “proceso” de intercambio de informaciones, ni tampoco con la actividad de los comunicadores sociales, aunque éstos se vuelquen en algún momento a la tarea de periodistas. La información. Sostengo y anticipé en nota anterior que “La información es o se trata de datos, signos y/o elementos que, convenientemente ordenados o estructurados naturalmente o por el raciocinio del ser humano, configuran un mensaje”. En todo lo que existe en la Naturaleza y también en el intelecto humano hay información. También que sería sinónimo de vida, porque con el intercambio de información genética durante las relaciones en los reinos animal y vegetal (o artificialmente en laboratorios científicos) se generan nuevas vidas con su propia información constitutiva o mensaje genético, como es el ADN. Considero tan importante el concepto puro o estricto de información, que desde sus características matemáticas, físicas, químicas y algunas otras que desconozco, tendría relación directa con la Gran Obra Divina o surgimiento del universo y la vida. El periodismo. La difusión, expansión y complementación de informaciones tienen efectos multiplicadores y generan nuevas informaciones o “mensajes” de diversos tipos en todo el mundo. Influyen en las reacciones de la naturaleza o en las conductas de los seres vivientes, los que a su vez retroalimentan y generan nuevas informaciones. De tantas y tan diversas informaciones que surgen, el periodismo utiliza sólo un porcentaje de ellas para procesarlas y difundirlas (las más importantes, impactantes,
  • novedosas o que influyen en la opinión pública), lo que pasa a denominarse “informaciones periodísticas”. Ética Profesional. El periodista realiza un manejo profesional de esas informaciones: las busca o recoge de diversas fuentes, investiga, evalúa su importancia y trascendencia, redacta según los distintos géneros periodísticos, edita y difunde a través de los medios de “difusión” (no de comunicación, como es erróneo denominar). El manejo profesional de la información por parte del periodista implica una función esencial y trascendental, propia de la Deontología Periodística o Etica Profesional: “Informar con sentido de la verdad, y tendencia a la objetividad”. Veracidad y objetividad. Digo “con sentido de la verdad”, porque nunca nadie logra poseer la verdad pura; pero es fundamental estar en su búsqueda permanente, aunque resulte eterna. Y también con “tendencia a la objetividad”, porque cuando un periodista redacta una nota, por más que aparente ser muy objetiva y estar basada en hechos reales y concretos, siempre agrega su carga subjetiva con el uso de distintas palabras, un común y quizás inadvertido adjetivo, e incluso con el uso discrecional de los simples y aparentemente insignificantes signos de puntuación. Según el género periodístico en que trabaje, el periodista profesional debe procurar una “tendencia a la objetividad”, aunque nunca se la consiga en su totalidad. En menor grado y con diversas características, también se aplica a las notas de opinión, comentarios, editoriales u otras por el estilo. (Ver también en mi teoría sobre “Derecho a la información. Réplica, respuesta y/o rectificación”, al comienzo de este blog). ¡Viéndola desde esta perspectiva, acaso no resulta sorprendente, importante y extraordinaria la tarea periodística? La comunicación. Sabemos que la comunicación es un “proceso” de intercambio de informaciones de uno o varios emisores, con otro u otros receptores. Esos procesos se realizan de modo personal y directo o a través de medios como los teléfonos, Internet y otros. Es un proceso de ida y vuelta de mensajes directo y casi inmediato, que en inglés se conoce como “feed back”. Los medios como diarios, periódicos, revistas, radiodifusoras, televisión, no son de comunicación. Se deberían denominar correctamente como medios de difusión, cuyos objetivos serían de “informar”, “entretener” y, aunque algunos lo nieguen, también de “formar”. A diferencia de los comunicadores sociales, EL PERIODISTA NO COMUNICA. En sentido estricto, sólo INFORMA “con sentido de la verdad y tendencia a la objetividad”. Y según la calidad con que investiga, busca, procesa la información y la transmite, se reconoce su capacidad y valor profesional.
  • También es importante para evaluar su grado de PROFESIONALISMO y su ETICA, la pureza e independencia personal e intelectual con respecto a sectores de poder político, económico, gremial, empresarial, religioso u otros. La obligación y responsabilidad del periodista auténticamente profesional es para con la sociedad y la opinión pública, aunque dependa laboralmente de una línea editorial o política empresarial determinada. Rodrigo Mora Investigador de Comunicación La verdad es que no se hacia donde va la comunicacion creo que depende de los factores que influyen sobre ella como el emisor, mensaje, receptor (idea muy simple aparentemente). No estoy de acuerdo en enmarcar a la comunicacion como algo PURO y que no se puede mezclar con marketing, publicidad, o relaciones públicas. Creo en que la COMUNICACION puede ser tomada como ciencia y/o arte, por lo que se complementa perfectamente con toda disciplina. Es mas, creo que la Comunicacion es un camino que si se recorre con amor puede dar soluciones eficientes y eficaces a los problemas de nuestras sociedades. Bernabé Aguirre Carrasco Instructor del Taller Crea-MYPE News Joven Kpacitat El profesor Bernabé nos aportó el Brainstorming de los distintos tipos de oratoria, y sus fines y valores, dell Taller Olmype, que adjuntamos a continuación:
  • Cristina Millán neXTbook webmistress http://nextbook30.blogspot.com Últimas tendencias de comunicación El concepto de comunicación en Internet está evolucionando cada día, se hace más interactivo, los usuarios toman la palabra (y vaya si la utilizan!!) Simplificando, ocurre algo así: Web 1.0 es una red que permite leer. Web 2.0 es una extensión, que permite leer y escribir, concediendo a los usuarios un papel activo. Web 3.0 podría extender este papel permitiendo que la gente además de leer y escribir pueda realizar asociaciones con algún sentido entre contenidos de los sitios web. Estos cambios obligan a un replanteamiento de las técnicas tradicionales de marketing y publicidad, exigen un esfuerzo de adaptación y de imaginación por parte de los profesionales de la comunicación: aparecen nuevos canales y nuevos interlocutores, el medio se amplía y se diversifica; las técnicas de mercadotecnia evolucionan, tomando caminos sorprendentes. Cuando leí el manifiesto Cluetrain (la declaración de intenciones del movimiento 2.0) me pareció una revelación, especialmente después de una larga experiencia laboral como asalariada. Describe la realidad del medio empresarial tal cual lo he conocido, e invita a soñar en un sistema de mercado diferente, y quizá mejor. Como botón de muestra, trascribo al azar algunas de mis tesis favoritas: [49] los organigramas funcionaron en la vieja economía en que los planes podían entenderse completamente desde el tope de las empinadas pirámides administrativas y se podían pasar detalladas órdenes de trabajo desde arriba. [51] los estilos administrativos de “control de mando”, surgen de, y refuerzan la burocracia, las luchas de poder y una cultura general de paranoia. [52] la paranoia mata la conversación. Esa es su meta. Pero la falta de una conversación abierta mata a las empresas. [53] existen dos conversaciones llevándose a cabo. Una dentro de la empresa. Otra con el mercado. [54] En general, ninguna de estas conversaciones va muy bien. Casi invariablemente, la causa del fracaso puede encontrarse en las ideas obsoletas de “control de mando”. [66] como mercados, como empleados, estamos hastiados de obtener nuestra información por control remoto. ¿Por qué necesitamos reportes anuales impersonales y estudios de mercado de tercera mano para presentarnos unos a otros? [67] Como mercados y como trabajadores, nos preguntamos ¿por qué no escuchas? Pareciera que hablas un idioma distinto.
  • [68] el lenguaje inflado y pomposo que utilizas -- en la prensa, en tus conferencias-- ¿qué tiene que ver con nosotros? [69] quizás impresiones a tus inversionistas. Tal vez impresiones a la bolsa de valores. No nos impresionas a nosotros. [77] este nuevo mercado nos parece mucho mejor. De hecho, nosotros lo estamos creando. [73] estás invitado, pero es nuestro mundo. Quítate los zapatos y déjalos junto a la puerta. Si quieres comerciar con nosotros, ¡baja de tu camello! [75] si quieres que te dirijamos la palabra, dinos algo. Que sea algo interesante para variar. [94] para las corporaciones tradicionales, las conversaciones interconectadas parecen un mar de confusión. Pero nos estamos organizando más rápido que ellas. Tenemos mejores herramientas, más ideas nuevas, y ninguna regla que nos detenga. Genial, pero ¿cómo cristalizan estas ideas en el mundo real? Hoy muchas empresas conocidas están haciendo un esfuerzo para incorporarse a la moda 2.0, no tanto por convencimiento como por miedo a lo que pudiera pasar en caso de circular información descontrolada sobre ellas o sobre sus productos. En el caso de las grandes corporaciones, empieza a surgir la figura del Community Manager (qué ironía, los mismos Consultores que preconizan la sencillez y la naturalidad inventan términos grandilocuentes para definir su posición). Este Manager es muchas veces un joven simpático, agregado al Departamento de Comunicación, que pasa por foros y redes sociales explicando las bondades de su marca, y sobornando a los participantes más activos con pequeños regalos. Paralelamente, la empresa invierte otra millonada en Internet, en crear sus propios blogs, poner vídeos corporativos en Youtube --que sólo ellos son capaces de ver hasta el final--, diseñar wikis laberínticos, abrir solitarias oficinas en Second Life.. con un impacto final pobre sobre los internautas. ¿Dónde encontrar los conocimientos y la imaginación necesarios para destacar en la inmensidad de la red 2.0? En cuanto a la PYME, una vez más, no tiene medios para competir. No hablo del enjambre de autónomos y microempresas tecnológicas ilusionados con la idea de alzarse en la cresta de la creciente ola 2.0. Me refiero a los pequeños comerciantes, que subsisten con márgenes de beneficio estrechos, gracias a clientes y productos de toda la vida. En el mejor de los casos, ya pagaron hace años una pequeña Web en Internet, que en realidad no ha traído ninguna ganancia económica concreta. Y ahora les dicen que está obsoleta, que hay que invertir más dinero, y ¡ya el colmo! que existen nuevos y misteriosos canales que piden familiaridad con Internet y algunos conocimientos del medio, una enorme dedicación de tiempo, y que traerán aún más competencia, precios más económicos y una oferta más amplia de productos al alcance del consumidor. ¿En quién pueden confiar para asesorarles sin abusar de su desconocimiento? ¿Cuánto costará? Y si hoy dan la espalda a Internet y no hacen nada, ¿qué pasará mañana?
  • Maria de Andrés Directora de Comunicación de MC Dilo www.mcdilo.es http://mariadeandres.blogspot.com La comunicación corporativa tradicional, conforme la hemos conocido durante años, ya se transformó con la aparición de la web 2.0 y sus nuevas herramientas, que empezaron a mezclarse con las offline para configurar el nuevo panorama. Los trabajadores de la comunicación tuvimos que aprender casi de forma intuitiva y autónoma cómo manejarnos en este nuevo "mundo" interactivo, cambiar nuestras estrategias, aprender nuevas formas de comunicación e interacción, ampliar nuestras audiencias, relacionarnos con los nuevos intermediarios, y todo ello, sin perder el hilo ni descuidar las fórmulas de toda la vida. Pero pese a estos cambios, la base de la comunicación corporativa sigue siendo la misma: Debemos llegar a nuestras audiencias y transmitirles nuestros mensajes. Debemos trabajar en nuestra Reputación corporativa, (la percepción que tienen de la empresa las distintas audiencias o públicos objetivos, es decir: la valoración y el resultado de la suma de sus acciones en todo lo relacionado con la “gestión” con las acciones relacionadas con la “transmisión” de la misma) Las herramientas que utilicemos para ello, deberán ser las más adecuadas a caso, ya sean herramientas “tradicionales”, (prensa, radio, TV…) o 2.0 (Blogs, redes sociales, foros, etc.) En este sentido, considero que lo que ha cambiado en la comunicación es la forma de tratarla, no el fondo. La comunicación lineal (de la empresa a la audiencia) se ha convertido ahora en bidireccional (la audiencia también participa de esta conversación), y como profesionales debemos aprender a escuchar la audiencia, entenderla e interactuar con ella a través de sus mismas plataformas. ¿Hacia dónde vamos ahora? Pensando en el futuro, en la llegada de la 3.0, el aumento de la participación de las audiencias en la comunicación, creo que la comunicación efectiva se dirige hacia una comunicación cada vez más segmentada, y más personalizada para cada una de las audiencias, en una comunicación cada vez más veraz, más transparente y participativa, y hacia la creación de valor y vínculos personales y/o emocionales con nuestras audiencias.
  • Eudald Aymerich Jou Director y fundador de Monmar Comunicació www.monmar.net http://monmarcomes.wordpress.com ¿Hacia dónde va la comunicación? Ante una etapa de crisis económica y de incertidumbre como la actual, la mayoría de medios siguen desorientados y en búsqueda de un modelo de negocio que les permita sobrevivir después de haber agotado el actual: han perdido publicidad (mucha), audiencia y peso específico, y se han visto forzados a reducir sus plantillas o a cerrar a causa de la profunda recesión mundial. Quien se lo iba a decir sólo un par de años atrás, cuando sus beneficios florecían a rebufo del sector de la construcción que parecía no tener límite de crecimiento y de unos bancos que daban dinero a todo el que lo pedía, sin casi preguntar el nombre. Pero, lo dicho, llegó la crisis y, con ella, la consolidación de Internet como un gran canal de comunicación al que nadie podía permitirse el lujo de ignorar pero que tampoco venía a sustituir el papel de las empresas periodísticas, claramente a la baja y fundamentadas en infraestructuras muy costosas. A día de hoy el fenómeno sigue creciendo y es todavía temprano para aventurarse a sacar conclusiones; lo que está claro es que ya no hay marcha atrás y la red seguirá aumentando a pasos agigantados su importancia como canal de difusión y espacio interactivo donde los lectores tienen un papel mucho más activo. En el caso de los profesionales, gabinetes de prensa, agencias de comunicación, etc. queda claro que si queremos ser competitivos hemos de adaptar nuestra oferta a las necesidades del nuevo mercado y afrontar el renovarse o morir, más vigente ahora que nunca.