Your SlideShare is downloading. ×
0
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
La competencia literaria
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La competencia literaria

9,298

Published on

Síntesis de la Lectura de Apreciación Literaria del Bloque I "competencia literaria"

Síntesis de la Lectura de Apreciación Literaria del Bloque I "competencia literaria"

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
9,298
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
96
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La competencia literaria
    Cervera Borrás Juan
    1
  • 2. El niño y la literatura infantil
    • La literatura infantil tiene presencia efectiva en las aulas.
    • 3. Esto propicia dos cambios sustanciales en la educación lingüística y literaria:
    • 4. El segundo es el desplazamiento de la adquisición de conocimientos literarios por el contacto con los textos.
    • 5. El primero afecta a la sustitución paulatina de la literatura de adultos por la infantil en la Educación General Básica, ahora Primaria.
    2
  • 6. 3
  • 7.
    • En estas circunstancias se empieza a hablar de la competencia literaria del niño y de la formación del lector literario.
    • 8. Lo cierto es que los dos primeros objetivos, dependen en gran medida de actitudes voluntarias del profesorado. El tercer objetivo requiere más estudio critico y conocimiento de la teoría de la literatura infantil.
    4
  • 9. ¿Qué es la competencia literaria del niño?
    • Dos principios que la condicionan:
    Ninguno de los tres objetivos señalados constituye la competencia literaria infantil.
    Habrá que ver si la expresión competencia literaria, aplicada a los niños, tiene el mismo significado o funciones que cuando se le aplica al adulto.
    5
  • 10. Para Pozuelo las teorías de la competencia literaria pueden reducirse a dos:
    Para Bierwish como para Van Dijo, la competencia literaria no es innata sino adquirida.
    6
  • 11. Antonio Mendoza reconoció dos niveles de competencia literaria: uno primario, próximo al conocimiento intuitivo, y otro, de aprendizaje y adquisición socio-cultural.
    En todo caso al referirnos al niño, quizá lo más expresivo sería llamarla competencia ingenua sin implicar matiz peyorativo alguno.
    7
  • 12. En la competencia literaria existen:
    Aquí es donde se confirma la condición de adquirida y no innata de la competencia literaria.
    8
  • 13. Si la competencia literaria tiene carácter adquirido, el niño la habrá alcanzado gracias a su relación con el ambiente literario que lo rodea.
    El reconocimiento del valor literario está más vinculado al descubrimiento de diferencias entre unos textos y otros que a su valor objetivo.
    El texto más fácil de reconocer por parte del niño será el poético, más exactamente, el que está en verso, por el ritmo y por la rima, independientemente de su significado y calidad.
    Con la prosa, -en el cuento, en el teatro- las dificultades serán mayores para descubrir la presencia de la literatura.
    9
  • 14. Una tercera definición de Riffaterre, contribuye a esclarecer el concepto de competencia literaria.
    Un texto no sólo se apoya sobre su competencia: también contribuye a producirla.
    Consiste en la familiaridad del lector con los sistemas descriptivos, con los temas, con las mitologías de su sociedad, y, sobre todo, con otros textos.
    10
  • 15. RECEPCIÓN Y PRODUCCIÓN
    11
  • 16. Desde el punto de vista receptivo, se requiere, la aceptación del texto literario por parte del niño como receptor más que destinatario.
    Algo que puede despertar tanto interés que merezca la atención de su lectura o de su juego (competencia cognitiva)
    12
  • 17. El niño se apropia y hace suyos textos de canciones que le sirven para jugar y para danzar; los aprende, se ejercita fonéticamente y los disfruta.
    La competencia lingüística pasiva se le supone al niño y esta se vera acrecentada por la competencia literaria.
    13
  • 18. La programación de los contactos
    Las exigencias de la programación de perseguir la adecuación entre textos y niños, ha de atender dos cosas:
    • El desarrollo psicológico del niño.
    • 19. La estructura de los propios textos.
    14
  • 20. En cuanto a la adecuación entre el texto y el desarrollo psicológico del niño:
    • La literatura infantil ha de dar respuesta a las necesidades intimas del niño.
    • 21. El criterio que reconoce si un texto cumple con esta función, es la aceptación por parte del niño.
    15
  • 22. La estructura de los textos
    Si admitimos que los textos que le sirven al niño son aquellos que acepta, valdrá la pena analizarlos y deducir cuales son sus características.
    El intento de estudiar la obra literaria requiere que, se adopten formulas que salvaguarden la libertad del niño y garanticen la igualdad de oportunidades para los libros.
    16
  • 23. El niño es receptor de cantidad de literatura que no fue concebida ni destinada para él. (literatura ganada por o para el niño).
    El niño valora un texto de manera distinta que el adulto.
    El niño con su campo de referencia reducido y su escasa experiencia, tropezará con palabras, frases y situaciones que entenderá en su estricta literalidad.
    17
  • 24. La actitud selectiva del lector
    Desarrollo de la capacidad del lector para escoger sus lecturas.
    El lector habitual, no especializado, el no profesional de la literatura o de la cultura, busca los libros por el tema por el asunto, por el contenido mas que por el estilo u otros planteamientos de carácter literario. Y siempre se mueve por algún conocimiento del libro previo a la lectura: la información de otro lector, el historial del autor, las características de la colección en que se incluye la lectura de una critica, propaganda, etc.
    Los niños hacen lo mismo, pero con razones mas limitadas. Admiten con frecuencia el consejo del mediador sea padre, profesor u otro compañero. Pero, en cualquier caso lo temático pesa mas que lo literario.
    A las personas, y a los niños sobretodo les encantan las historias.
    Los libros aparecen seleccionados por temas, con su ficha bibliográfica y una sinopsis argumental.
    La literatura infantil necesita de la información y critica temáticas.
    18
  • 25. Criterios y gustos; adultos y niños
    El niño a través de la lectura camina hacia las respuestas de algunas de sus necesidades intimas y hacia su formación como lector y tal vez como lector literario.
    El adulto como un guía: información, orientación, evaluación; aprendizaje, comprensión y juicio….. Situación dialéctica permanente. Como todo tiene un limite.
    Las funciones de información y orientación son complementarias en manos del adulto y actúan conjuntamente sobre el niño. El limite empezara a marcarlo el niño a medida que crezca su autonomía lectora y se reforzara al ritmo en que mejore su comprensión.
    Con el tiempo se producirá el corte del cordón umbilical mediante el cual el niño ha estado pendiente del adulto. Los gustos de los adultos no coinciden con los de los niños, sus criterios sobre la literatura no marchar a la par. Sus discrepancias en gustos son notorias.
    Spink y Blyton: Los niños necesitan visitar el mundo soñado de los niños confiados que se preocupan de los demás y del perro.
    La literatura infantil es la única que les produce placer a los niños, para ellos es como si no existiera otra.
    Que el niño encuentre en la literatura lo que lamentablemente le falta en la vida. Le permite tener un conocimiento mas profundo de la gente , de lo que es habitual en la vida real.
    La literatura infantil ha de conducir a los lectores a la literatura.
    19
  • 26. Competencia Literaria, iniciación literaria y producción.
    COMPETENCIA: se quiera identificar con el de iniciación en edad temprana, hay que reconocer con MIGNOLO que no puede identificarse la competencia lingüística, que se efectúa tan pronto y de modo “inconsciente”
  • 27. El niño entiende a su manera el hecho literario, y para él esta comprensión le sirve, aunque no sepa explicarlo ni definirlo. Este fenómeno de comprensión intuitiva y adquirida forma parte de la competencia Literaria.
    Cuando se dice que la competencia literaria implica una función receptiva y otra productiva, hemos de entender que esta construcción es asimétrica.
  • 28. La diferencia entre la capacidad de recepción y la capacidad de producción queda patente cuando el niño juega con un texto, ósea que recibe el texto y produce a partir de él. Sin embargo es incapaz de crear un texto semejante.
    Es importante que el niño se ejercite en la expresión y producción oral, en la práctica de la dramatización, fomentar los juegos de raíz literaria, favorecer los contactos con la poesía y la canción, mantener la conexión con la narrativa.
  • 29. Dando respuesta a la pregunta, la más tentativa seria que los niños de la Educación Infantil y primaria no entran en contacto con la literatura infantil- la competencia es adquirida- en la práctica no entran en contacto con ningún otro tipo de literatura, salvo el labeo y al audiovisual-dramática o narrativa. Que les ofrece la televisión y el video.
    Esbozo de repuestas.
  • 30. Formación Literaria Vs Competencia Literaria
    “El niño normalmente desarrollado de cinco a seis años, todavía no sabe leer, ni escribir, ni conoce la gramática, pero sabe hablar su lengua materna por medio de la creatividad y por imitación” este es el grado de competencia literaria que puede tener.
  • 31. LA FORMACIÓN LITERARIA
    Se inicia con el estudio de la literatura que aclara y justifica la competencia literaria anterior, seguida por contactos y por intuición.
    A la literatura infantil le esta faltando estudio y crítica, para hacer frente a su abundancia real y a su posible mediocridad.
  • 32. La literatura infantil y el pensamiento
    Literatura infantil: portadora de o reflejo de determinadas formas de pensar, incluso de alguna ideología concreta.
    Si el proceso de pensamiento se le dificulta al adulto mayor complejidad será para un niño.
    Literatura vista con intención didáctica, la cual puede llegar a obstaculizar la verdadera apreciación por la lectura
    26
  • 33. La obra literaria no debe ser instrumentalizada, ni puesta al servicio de ideologías, ni siquiera como parte de materia de estudio.
    Al perderse la intención literaria se convierte en didáctica literaria.
    La mejor forma de juzgar a la poesía es a través de el grado de integración y la intensidad artística.
    Todo texto esta expuesto a la ineludible necesidad de producir un excedente de comunicación no pretendido.
    27
  • 34. La recepción literaria a cualquier edad depende directamente de las operaciones mentales que el lector es capaz de efectuar, estimuladas por el contacto con el contexto.
    Para el niño es aun más difícil, es probable que ni siquiera capta lo que quiere decir el texto.
    Al valorar el pensamiento del contenido en una obra literaria para niños tal vez se deban establecer dos planos:
    La interpretación de la literatura del texto : en cierta fijeza
    Se deja abierta a otras interpretaciones: expuesta a muchas variables, en la que interviene la imaginación del niño, su contacto y conocimientos anteriores.
    28
  • 35. La recepción de la la huella histórica
    ¿El niño podrá ser capaz de captar la huella histórica del texto?
    Todo tendrá relación si sabe ubicar en el tiempo, en este caso se le dificulta establecer un hecho cronológico. Lo antiguo es pasado y basta.
    Dentro del pasado se valoran dos realidades: - Obras del pasado aun presentes y otras más cercanas al tiempo.
    29
  • 36. Tres de las operaciones que pueden intervenir en la supuesta recepción histórica
    Datación: de cuentos tradicionales al niño no le interesan. Las formulas cuentísticas de érase una vez – produce en el la expresión genérica de distanciamiento inconcreto. (son solo antiguas sin más). La datada manifestación de cuentos o libros se vuelve desconocido.
    Intertextualidad: aparece en obras actuales y representa sello alusivo al pasado o connotador (significación) del presente, tendrá mayor eficacia si son representados. Le llamamos entonces a la competencia intertextual al reconocimiento que constituye superar en la memoria del niño la huella de la lectura.
    30
  • 37. Alineación: con alguna corriente o movimiento del pensamiento ha de resultar más problemática para el niño, ya que se incluyen obras para contrastar el interés.
    La interpretación histórica de la literatura infantil: interpretación ajena al niño, se incurre a dos variaciones improcedentes.
    Pensar en estructurar la historia de la literatura infantil paralelamente a la del adulto
    Interpretación sesgada afecta sobre todo a los cuentos tradicionales.
    31
  • 38. Cuestión nunca bien resuelta del nacimiento de la literatura infantil
    • Siglo XVII: el niño es escolarizado, dando lugar a publicaciones didácticas. Los cuentos de Perrault, es la primera muestra de literatura infantil escrita.
    • 39. Siglo XVIII: incremento de una literatura eminentemente moral. Objetivo es el niño como ser autónomo, pero controlado por un adulto.
    • 40. Siglo XIX: la literatura da mas apertura a la fantasía con menos intención didáctica y moral. Para que la literatura intente acercarse al niño, debe pasar por una serie de fases y tentativas que habrá que tomar como referente.
    32
  • 41.
    • No podemos decir que el material para niños es literatura infantil, pues no se encuentra en relación con el proceso por el que transita un niño.
    • 42. Hay que reconocer las dificultades inherentes para la periodización (sin orden cronológico) y la clasificación ()de la literatura infantil.
    33

×