CURSO-TALLER
FORTALECIMIENTOPARADOCENTES
2012
CURSO-TALLER
FORTALECIMIENTOPARADOCENTES
2012
ANTOLOGÍATEMA1:
ELSNTEYSUCOMPR...
2
ÍNDICE
Documento Autor Página
Estatuto SNTE SNTE 3
10 Propuestas para Asegurar la Calidad
de la Educación Pública
SNTE 6...
3
ESTATUTO SNTE
Principios
PRIMERO.- Refrenda· a la educación corno un derecho irrenunciable de todos los
mexicanos y mexi...
4
conocer de los mismos en términos de los artículos 1º, 2º y demás relativos de la Ley
Federal de los Trabajadores al Ser...
5
cívica y una vigorosa participación y representación de los trabajadores en el escenario
político nacional e internacion...
6
De los elementos constitutivos del Sindicato
Constitución, nombre, domicilio, emblema y lema del Sindicato
Artículo 1. P...
7
b. La Comisión Administradora de la Editorial del Magisterio “Benito Juárez”.
c. El Consejo Nacional Técnico Pedagógico....
8
10 PROPUESTAS PARA ASEGURAR LA CALIDAD
DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA
PRÓLOGO
En el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Ed...
9
en el Segundo Congreso Nacional Extraordinario de nuestra organización, celebrado en
1992, quedó plasmado, en la reforma...
10
El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación seguirá laborando para que el
esfuerzo realizado, continúe, tenga...
11
DECLARACIÓN DE GUADALAJARA
UN PROYECTO EDUCATIVO EN UN PROYECTO DE NACIÓN
Septiembre de 2000.
Los maestros de México, c...
12
• Sólida y responsable organización gremial.
• Base significativa de pensamiento filosófico y de investigación educativ...
13
conocimientos y ante la irrupción de nuevos problemas de carácter societario y de
compromiso ecológico. La inclusión en...
14
al proceso educativo. El financiamiento compensatorio debe enfocarse adicionalmente
a cada institución y a cada educand...
15
detonante de la creatividad social, privilegiadamente en el medio urbano donde se
hacen más urgentes los motivos para u...
16
La nueva composición demográfica del país, así como los muchos recursos históricamente
invertidos en la educación, abre...
17
COMPROMISO SOCIAL POR LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN
1. ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ ESTE COMPROMISO?
La educación que tenemos no es...
18
2. LA EDUCACIÓN QUE TENEMOS
En el siglo XX el país avanzó considerablemente en la expansión de la cobertura del sistema...
19
• Estructuras de gestión de lenta capacidad de respuesta en las oficinas centrales y en los
planteles escolares;
• Infr...
20
de personas con capacidades diferentes, distintos grupos de edad y grupos étnicos y
culturales diversos. No se trata só...
21
2. Reiterar nuestro compromiso con la sociedad mexicana de ofrecerle una educación de
buena calidad, que permita a los ...
22
El Compromiso con una educación de calidad y equitativa implica, para el nivel básico,
abocarnos al desarrollo de “comu...
23
conocimiento y el desarrollo sustentable en la sociedad de nuestros días. Esto implicará
abordar líneas de trabajo como...
24
6. NUESTROS COMPROMISOS
Esta visión de la corresponsabilidad en la educación nacional implica que quienes impulsamos
el...
25
autoridades municipales para el mejoramiento continuo del servicio educativo, en la esfera de
sus competencias.
Las aut...
26
fomentar una actitud responsable y comprometida entre los trabajadores de la educación con
su materia de trabajo y con ...
27
una sociedad bien educada e informada y, por ende, justa y próspera. Declaramos nuestra
voluntad de fomentar la mejora ...
28
democracia en los planes y programas de estudio es una meta relevante en todas nuestras
participaciones.
Los medios de ...
29
ALIANZA POR LA CALIDAD DE LA EDUCACION.
La educación, las escuelas y el conjunto de comunidades educativas representan ...
30
Garantizar que los centros escolares sean lugares dignos, libres de riesgos, que sirvan a su
comunidad, que cuenten con...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Antologia el snte y su compromiso con la educ.

508 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
508
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Antologia el snte y su compromiso con la educ.

  1. 1. CURSO-TALLER FORTALECIMIENTOPARADOCENTES 2012 CURSO-TALLER FORTALECIMIENTOPARADOCENTES 2012 ANTOLOGÍATEMA1: ELSNTEYSUCOMPROMISO CONLAEDUCACIÓN ANTOLOGÍATEMA1: ELSNTEYSUCOMPROMISO CONLAEDUCACIÓN EDUCARESELCAMINOEDUCARESELCAMINO
  2. 2. 2 ÍNDICE Documento Autor Página Estatuto SNTE SNTE 3 10 Propuestas para Asegurar la Calidad de la Educación Pública SNTE 6 Declaración de Guadalajara “Un Proyecto Educativo en un Proyecto de Nación.” SNTE 11 Compromiso Social por la Calidad de la Educación SNTE 17 Alianza por la Calidad de la Educación SEP 29
  3. 3. 3 ESTATUTO SNTE Principios PRIMERO.- Refrenda· a la educación corno un derecho irrenunciable de todos los mexicanos y mexicanas, defiende y promueve los principios filosóficos y políticos del Artículo Tercero Constitucional, impulsa el cabal cumplimiento de la responsabilidad del Estado de impartir educación gratuita, laica y obligatoria en todo el sistema educativo nacional; promueve la asignación de recursos suficientes y crecientes a la educación; que respete y valore la riqueza multicultural y, que proporcione una educación pública de calidad, con equidad para la libertad, la justicia y el progreso. SEGUNDO.- Reivindica el derecho de la niñez, la adolescencia y la juventud a la salud, a vivir en un medio ambiente sano, en una sociedad que respete su integridad física, intelectual y emocional, así como a recibir .una formación integral que las prepare a ser ciudadanos socialmente útiles a su patria, asimismo nos pronunciamos por el combate de las causas que generan la corrupción, la drogadicción las adicciones, la prostitución infantil, el tráfico de menores y de todos aquellos fenómenos que ofendan la dignidad humana. TERCERO.- Se compromete con un proyecto educativo integral; que sustentándose en los adelantos científicos, tecnológicos, potencie el bienestar del ser humano, que impulse la participación social y que contribuya a alentar en las futuras generaciones, una cultura a favor de los derechos humanos, la equidad de género y.la inclusión, que aliente el desarrollo sustentable y calidad de vida, que fortalezca el aprecio por los valores democráticos y el respeto al estado de derecho. CUARTO.- Reivindica la corresponsabilidad de gobierno y sociedad en la consecución de la calidad educativa con equidad, el desarrollo de la ciencia, la tecnología, el arte, el deporte y la recreación. Reconoce a la cultura como una categoría esencial que forja la identidad del ser humano, Y ratifica su compromiso de formar ciudadanos éticos, cívicos y democráticos que, preservando sus valores y raíces, encaren exitosamente los desafíos que impone un mundo globalizado. QUINTO.- Es la organización de estructura nacional y unitaria de los trabajadores de la educación, que promueve la defensa y continuo mejoramiento de las condiciones económicas, sociales, laborales y profesionales de sus agremiados. Se integra por los trabajadores al servicio de la educación, dependientes de la Secretaría de Educación Pública, de los gobiernos de los estados, de los municipios, de los organismos descentralizados, jubilados y pensionados del servicio educativo de las entidades citadas; no así por lo que respecta, a lo relativo a los trabajadores al Servicio de la Educación dependientes de empresas del Sector Privado por ser incompetente este Tribunal para
  4. 4. 4 conocer de los mismos en términos de los artículos 1º, 2º y demás relativos de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado. SEXTO.- Sostiene que los principios básicos que orientan su acción se sustentan en las luchas históricas de México, para obtener su libertad, asegurar la justicia social, impulsar la democracia, y preservar' la independencia y soberanía nacional. SÉPTIMO.- Se integra como un frente amplio de lucha de los trabajadores de la educación, en un marco democrático de reconocimiento a la pluralidad existente en sus filas y con respeto irrestricto a las libertades ideológicas, política, religiosa y de asociación y militancia partidaria, así como de orientación sexual e identidad genérica de sus miembros. OCTAVO.- Se reivindica como una organización sindical autónoma y con plena independencia ideológica, política y económica respecto del gobierno, los partidos políticos y las iglesias. NOVENO.- Rige su vida interna en los documentos básicos y reglamentos que emanan de los órganos nacionales de gobierno, como representantes de la voluntad colectiva en la toma de decisiones, estrategias, tácticas y líneas de acción. DÉCIMO.-Hace suyo el principio de solidaridad ente sus agremiados y con las luchas obreras, campesinas, indígenas y populares; con los desempleados y los trabajadores sindicalizados y, en general, los movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil mexicana que pugnan por la libertad, la democracia, la tolerancia, la inclusión, la justicia, la diversidad, la paz, los derechos humanos y la equidad social. DÉCIMO PRIMERO.- Se pronuncia por un derecho inalienable al empleo, al salario remunerador y el respeto absoluto de las conquistas de los trabajadores por el mejoramiento constante de" sus condiciones de vida, y por la libre determinación a participar en los procesos de cambio; así como en la formulación de las políticas públicas. DÉCIMO SEGUNDO.- Impulsa una gestión sindical eficaz y eficiente, que rinda cuentas sobre programas y metas, y por el fortalecimiento del manejo honesto, responsable transparente del patrimonio y de los recursos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. DÉCIMO TERCERO.- Concibe la equidad de género como un eje transversal y elemento indispensable del régimen democrático que garantiza igualdad entre hombres y mujeres, en el acceso a ,las .oportunidades educativas, profesionales, laborales, salariales, la de seguridad social, de bienestar, de participación política y de prosperidad económica, potenciando sus capacidades. DÉCIMO CUARTO.-. Expresa su disposición de construir alianzas con todas las organizaciones sociales y políticas, especialmente con los padres de familia, para el cumplimiento de sus objetivos y programa de acción; así como para promover la cultura
  5. 5. 5 cívica y una vigorosa participación y representación de los trabajadores en el escenario político nacional e internacional. DÉCIMO QUINTO.-· Se proclama contrario a toda forma de discriminación, explotación e intolerancia por razón de edad, sexo, religión, origen, pertenencia étnica, estado de salud, capacidades diferentes, orientación· sexual, o cualquier otra que atente contra la dignidad de las personas. DÉCIMO· SEXTO.- Inscribe su corresponsabilidad con el estado y la sociedad, en la dignificación de las condiciones de vida de los grupos vulnerables como los adultos en plenitud, personas con capacidades diferentes, niñas en situación de calle y todos aquellos que padecen los efectos de la pobreza y la marginación. DÉCIMO SÉPTIMO.- Refrenda su compromiso de los movimientos, organismos, instituciones y diferentes organizaciones de la sociedad civil, nacionales e internacionales, de impulsar luchas que dignifiquen a los trabajadores, fomentar una cultura de paz, para un desarrollo social con equilibrio ecológico, la consecución de la justicia social, la preservación de los derechos humanos, la universalización de la democracia. DÉCIMO OCTAVO;- Se declara a favor de la libre autodeterminación de los pueblos como sustento de un orden global, en un clima de respeto, paz, cooperación y desarrollo compartido entre las naciones; al mismo tiempo que reprueba cualquier forma de esclavitud, xenofobia, intolerancia y violencia; así como las prácticas terroristas y el crimen organizado.
  6. 6. 6 De los elementos constitutivos del Sindicato Constitución, nombre, domicilio, emblema y lema del Sindicato Artículo 1. Por acuerdo del Congreso Nacional de Trabajadores de la Educación, de diciembre de 1943, se constituye la agrupación nacional de trabajadores de la educación para el estudio, defensa y mejoramiento de sus intereses comunes. La agrupación de trabajadores toma el nombre de Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que podrá usar indistintamente las siglas S.N.T.E. Artículo 8. El lema del Sindicato es: "Por la Educación al Servicio del Pueblo". El emblema del Sindicato tendrá las características que en el reglamento respectivo se señalen. Artículo 10. El Sindicato tiene como objeto social y fines: I. Defender los derechos laborales, sociales, económicos y profesionales de sus miembros; II. Mantener la unidad de sus integrantes a nivel nacional y defender la autonomía sindical; III. Luchar por el desarrollo personal y el logro de las aspiraciones de sus agremiados; IV. Pugnar por el fortalecimiento del sistema educativo nacional, en apego al contenido del Artículo Tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; V. Promover y orientar la participación de la sociedad en el proceso educativo; VI. Pugnar por el mejoramiento, calidad y equidad de la educación; Artículo 128. Son órganos, organismos auxiliares y fideicomisos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, los siguientes: I. Órganos: a. La Comisión Nacional de Presupuesto b. La representación del Sindicato ante la Comisión Mixta de Escalafón II. Organismos auxiliares: a. La Biblioteca Nacional de Educación y Centro Cultural del SNTE.
  7. 7. 7 b. La Comisión Administradora de la Editorial del Magisterio “Benito Juárez”. c. El Consejo Nacional Técnico Pedagógico. d. Programa Editorial del Magisterio. e. El Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA). III. Asociaciones Solidarias: a. La Fundación para la Cultura del Maestro A.C. IV. Fideicomisos a. Fideicomiso de la Vivienda Magisterial (VIMA). b. El Fondo de Retiro de los Trabajadores de la Educación. c. Operadora de Centros Recreativos de los Trabajadores de la Educación. Además de todos aquellos que, para alcanzar los objetivos del Sindicato, sean creados por el Comité Ejecutivo Nacional y sean rectificados por el Consejo o Secretariado Nacionales. SNTE. Estatuto. Editorial del Magisterio. Noviembre, 2011. P.p. 1-4, 43,44 y 109
  8. 8. 8 10 PROPUESTAS PARA ASEGURAR LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA PRÓLOGO En el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación nos hemos dado a la tarea, desde 1989, de replantearnos el sentido de nuestra vocación social y materia de trabajo: la educación. Hemos profundizado nuestro compromiso con la educación pública y con el pueblo de México, para responder mejor a lo más importante: lo humano, en la trascendental misión de la formación integral de los niños y los jóvenes, portadores de la esperanza y el afán por un México mejor. Los sistemas educativos contemporáneos están obligados a afrontar los predica- mentos del mundo actual: un planeta que se debate entre la innovación tecnológica y la permanencia de agraviantes rezagos sociales; entre el avance democrático y la emergencia de nuevas formas de marginación; entre el progreso y el ecocidio; entre la liberalización del mercado y la agudización de inequidades; entre una educación para ricos y otra para pobres. Los maestros estamos convencidos de que una educación pública de calidad: es un instrumento irremplazable para la vida democrática y para la equidad; un medio insustituible para favorecer la movilidad social y una herramienta de justicia y libertad. Esta convicción nos ha llevado a discutir intensamente al interior del SNTE y a participar activamente de las inquietudes de la sociedad -con la que hemos compartido preocupaciones y propuestas-, sobre la situación y los retos de la educación nacional, frente a los desafíos que plantea el ámbito universal de nuestro tiempo y, antes que nada. sobre su carácter como una manifestación profundamente humana para el enriquecimiento intelectual de las personas, para desarrollar su sensibilidad, para favorecer el entendimiento entre los hombres y los pueblos, para su liberación social, para el beneficio de las presentes y las futuras generaciones. Los maestros de México hemos asumido este compromiso porque la educación ha sido y seguirá siendo una de las vocaciones más profundas del pueblo. y porque en la historia de nuestro país la educación pública ha desempeñado un papel fundamental en la defensa de los principios y valores de la patria, de su soberanía e independencia nacionales, del mejoramiento socioeconómico y cultural de la población, del fortalecimiento de la convivencia democrática, de las posibilidades de un desarrollo productivo justo socialmente y armónico con la naturaleza. Convencidos del papel trascendental de la educación y asumiendo nuestra responsabilidad,
  9. 9. 9 en el Segundo Congreso Nacional Extraordinario de nuestra organización, celebrado en 1992, quedó plasmado, en la reforma estatutaria aprobada, la celebración del Congreso Nacional de Educación -en dos ocasiones por gestión sindical- como órgano deliberativo del gremio para analizar el sistema educativo mexicano y las políticas públicas en la materia y formular propuestas desde el aula, desde la perspectiva de los maestros. Para la realización, en noviembre de 1994, del Primer Congreso Nacional de Educación, los maestros organizados en el SNTE destinamos recursos de nuestras cuotas sindicales, porque estamos conscientes de la importancia de que los trabajadores de la educación reflexionemos sobre la situación que guarda nuestra materia de trabajo y de que ejerzamos nuestro derecho a participar en el diseño de la política educativa, entregando experiencia y conocimientos, ofreciendo opiniones razonadas, alternativas viables y propuestas fundamen- tadas. Estas Diez propuestas para Asegurar la Calidad de la Educación Pública que presentamos al Gobierno de la República y a la sociedad mexicana, son el resultado de los trabajos de análisis y deliberación de nuestro Primer Congreso Nacional de Educación. Para llegar a ellas, llevamos a cabo una intensa movilización que incluyó amplios debates en cada escuela, más de 14,000 asambleas delegacionales y 5 congresos seccionales en todos los estados de la República, hasta concluir en la reunión nacional en la que participaron más de 11,000 delegados efectivos y fraternales. Para llegar a ellas, realizamos también Diez DiálogosTemáticos con diferentes grupos representativos de la sociedad, en los que se analizaron cuestiones sustantivas para el mejoramiento de la educación nacional. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ofrece estas Diez Propuestas para Asegurar la Calidad de la Educación Pública como una aportación de las maestros de México a los programas de gobierno y al debate de la sociedad; una iniciativa abierta. al análisis, al diálogo, a la crítica enriquecedora de la comunidad educativa, los padres de familia, los estudiantes, las organizaciones sociales y de todos aquellos interesados en la superación del sistema educativo mexicano. Diez Propuestas para Asegurar la Calidad de la Educación Pública es una contribución de los maestros de México, que hacemos con emoción ante una responsabilidad social: servir al país en un momento decisivo, de la historia nacional. Subyace en estas páginas el esfuerzo no solo de las últimas semanas y meses, sino de muchos años de los maestros, pero no sólo de nosotros. Múltiples voces de pedagogos, estudiosos de distintas disciplinas, comunicadores, intelectuales, escritores se sumaron para construir esta propuesta que traduce el amor a México de los trabajadores de la educación. A todos ellos nuestro profundo reconocimiento. y nuestro más sentido agradecimiento.
  10. 10. 10 El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación seguirá laborando para que el esfuerzo realizado, continúe, tenga frutos y nos permita llevar a cabo, en año y medio y en cumplimiento de los Estatutos del SNTE, nuestro Segundo Congreso Nacional de Educación, con planteamientos y propuestas que enriquezcan las que hoy presentamos, porque la realidad evoluciona de manera constante, como compromiso, permanente del magisterio con el mejoramiento de la educación nacional y contribución al beneficio de México y de los mexicanos. Profra. Elba Esther Gordillo Secretaria General del SNTE PROPUESTAS: i. Los fines y objetivos de la educación en los albores del nuevo milenio. ii. Los cambios en la educación básica: preescolar, primaria y secundaria. iii. La vinculación de la educación con el sector productivo del país. iv. La equidad: condición para la educación pública de calidad. v. El reto de la pluralidad cultural y étnica a la educación pública, laica, nacional y democrática de calidad. vi. Los medios de comunicación masiva como factores de la educación. vii. La nueva gestión de los planteles escolares. Un sentido distinto de la administración de la educación pública. viii. La formación de los maestros mexicanos, la calidad de su trabajo docente y su evaluación. ix. La federalización de la educación básica. x. El compromiso nacional para el financiamiento de la educación. SNTE. 10 Propuestas para asegurar la calidad de la educación pública. Noviembre, 1994. P.p. 3-5
  11. 11. 11 DECLARACIÓN DE GUADALAJARA UN PROYECTO EDUCATIVO EN UN PROYECTO DE NACIÓN Septiembre de 2000. Los maestros de México, conscientes de los problemas que como país vivimos, en donde las diferencias regionales y los rezagos se convierten en la más seria limitación para un avance equilibrado y sustentable; de la imperiosa necesidad de lograr una pertinente inserción en el proceso de globalización que vive el mundo; de que es imprescindible revalorar el sentido y objetivos de lo público para entenderlo no como algo opuesto a lo privado, sino como el recurso más importante de que la sociedad dispone; de que el cambio de gobierno presenta una inmejorable oportunidad para definir las prioridades que como país tenemos y las vías para cumplir con ellas; y de estar dispuestos a honrar la responsabilidad que como educadores asumimos, reunidos en Guadalajara, hacemos la siguiente declaración: PRIMERO: Es la educación una de las vías privilegiadas para lograr el avance sostenido, equilibrado, sustentable y justo de una nación, por lo que debe ser la más alta prioridad. SEGUNDO: La educación que otorga el Estado a través del sistema educativo, es la mejor vía para sentar las bases de equidad y justicia a las que todo mexicano tiene derecho. TERCERO: Los profundos cambios que como sociedad hemos experimentado, reclaman de un replanteamiento profundo e integral de la educación y del sistema educativo nacional, que tenga como objetivo hacer de la calidad de la educación la mejor vía para la redistribución del ingreso nacional. CUARTO: Este replanteamiento habrá de sustentarse en el reconocimiento de que el sistema educativo tiene fortalezas y debilidades. Entre las fortalezas están: • Cobertura geográfica en todo el territorio. No hay ningún espacio del país que no tenga, por lo menos, un establecimiento destinado a la educación pública o que directamente impacte. • Recursos humanos con experiencia y con distintos grados de calificación. • Oferta educativa diversificada. • Avances relevantes en el proceso de federalización. • Amplia estructura jurídica y normativa.
  12. 12. 12 • Sólida y responsable organización gremial. • Base significativa de pensamiento filosófico y de investigación educativa. Entre las debilidades: • Excesiva rigidez. • Verticalidad, carente de opciones laterales y terminales suficientes y pertinentes. • Formalista, incapaz de reconocer nuevas vías para acceder a la educación. • Desvinculado de la dinámica y fenomenología social. • Ineficiente, en cuanto a sus objetivos, contenidos y metas. • Acrítico, con muy inadecuado sistema de evaluación. • Descapitalizado. • Rebasado en cuanto a la generación de paradigmas y aun conocimientos. QUINTO: Si bien se requiere un replanteamiento de la educación y del sistema educativo en su conjunto, ello deberá realizarse a partir de ratificar sus fundamentos esenciales: Obligatoriedad, gratuidad y laicismo. La obligatoriedad permite que la educación sea parte relevante del patrimonio de cada individuo y el mejor recurso de movilidad social. La gratuidad genera las bases de equidad de oportunidades que sustentan el espíritu de justicia e inclusión social. El laicismo define el espacio en que la intervención del Estado es pertinente y hace de la tolerancia y el respeto sus fundamentos. SEXTO: La revisión de la educación y del sistema educativo debe buscar: • Asumir los complejos y profundos cambios que la sociedad ha experimentado, a efecto de que esté en capacidad de servirla. • Efectuar una revisión de la organización del sistema para que cada nivel educativo realice dos objetivos: Cumpla con los fines educativos y de conocimiento que tiene definidos, incrementando significativamente su calidad, y permita que el avance que cada individuo logre se traduzca en la adquisición de capacidades que enriquezcan su desempeño económico y social así como su desarrollo personal. • Reconocer en la flexibilidad, un recurso capaz de traducirse en ventajas en el proceso educativo que potencialice el valor que cada ciclo escolar de suyo tiene, maximizando la inversión social en la educación. • Realizar una profunda revisión de los contenidos educativos, a efecto de identificar la currícula que resulta pertinente, en un ambiente de explosiva generación de
  13. 13. 13 conocimientos y ante la irrupción de nuevos problemas de carácter societario y de compromiso ecológico. La inclusión en la currícula de los valores que nos permitan dignificar al ser humano y preservarnos como sociedad, merecerá la mayor de las prioridades. • Entender que la adecuada inversión en capital humano que los procesos de globalización reclaman, sólo será trascendentes en la medida que la formación del individuo sea integral, teniendo en el centro al desarrollo humano. • Tomar plena conciencia de que la era que vivimos se significa por el tremendo impacto que los medios de comunicación tienen en la educación de los individuos, y hacer de la comprensión, uso y aprovechamiento de la tecnología, uno de los ejes de la educación que en este tiempo se reclama. • Vincular a la educación y al sistema educativo con el entorno familiar, social, económico y productivo en el cuál está inmerso. La vinculación debe no sólo aportar a la calidad educativa sino ser factor esencial para la corresponsabilidad que de la sociedad se reclama. Sin la participación comprometida de la familia, así como la entrega disciplinada y consistente de los individuos, la educación carecerá de los impulsos esenciales para lograr su transformación. • Reducir las diferencias que existen entre la prestación del servicio educativo en el medio rural e indígena con respecto al urbano y en términos de género, considerando las condiciones y características de cada espacio geográfico, los intereses y percepciones que en él se tienen y las particularidades del educando y la sociedad. • Fortalecer los sistemas de evaluación, a efecto de lograr un mayor aprecio por la educación pública y ubicar las deficiencias y sus causas, para que las medidas correctivas sean más oportunas y eficientes. La pertinencia y objetividad de los sistemas de evaluación incrementarán, no sólo la calidad educativa, sino la confianza social en la educación pública. • Acercarles recursos financieros crecientes, no sólo desde el espacio del gobierno, sino de la sociedad, ello a través de programas específicos que, sin romper con el principio de la gratuidad, si generen un flujo de recursos compatibles con el potencial social y el tamaño del reto. El presupuesto destinado a la educación deberá estimular al sistema en su conjunto, mejorar la infraestructura educativa y dotar de los materiales didácticos
  14. 14. 14 al proceso educativo. El financiamiento compensatorio debe enfocarse adicionalmente a cada institución y a cada educando de acuerdo a su desempeño. El trabajo escolar, el apoyo a la formación en áreas estratégicas y prioritarias y el sistema de becas, pueden constituir las vías para el sostenimiento de los estudiantes con menores recursos. • Aprovechar e impulsar programas de desarrollo social que tengan como objetivos mejorar las condiciones de nutrición de los educandos; en la medida que la vinculación social se amplíe, esta vía encontrará los mejores resultados. • Hacer del federalismo educativo una vía para enriquecer los contenidos, corresponsabilizar a más actores en el proceso, vincular al sistema con sus referentes geográficos, sociales y aun naturales, y acercarle más recursos materiales y financieros; todo ello preservando en el marco del federalismo educativo el sentido de unidad e identidad nacionales. • Hacer de la coordinación intrasectorial un recurso privilegiado en la tarea de adecuar el sistema educativo al nuevo tiempo que el país vive. El entender al sistema como partes inconexas, o aun buscar fraccionarlo como aparente modo de eficientarlo, le restarían calidad y contribuiría a acrecentar una idea burocrática de la educación por sobre la integridad que debe prevalecer. • Cada una de las partes que integran el sistema educativo deberá fortalecerse y reformularse para cumplir mejor con sus objetivos y para aportar a la eficiencia y armonía del sistema en su conjunto. La complementariedad que cada parte del sistema debe aportar, será un recurso de una enorme valía con costos marginales desde el punto de vista financiero. En el sistema tecnológico de educación media superior y superior, aprovechamos cabalmente el federalismo educativo, buscando la armonía del sistema educativo nacional como un todo, a partir de preservar el papel de la SEP como la instancia responsable de dar coherencia al conjunto. • Hacer de la escuela, de cada una de ellas, el eje de la educación. La calidad de la educación deberá edificarse desde la base, desde cada escuela hacia el sistema en su conjunto. La escuela debe recuperar su papel central no sólo en el aspecto formativo, sino como motivante de la acción del entorno social; la escuela debe volver a ser
  15. 15. 15 detonante de la creatividad social, privilegiadamente en el medio urbano donde se hacen más urgentes los motivos para una sana vinculación social. • Reconocer en el maestro el impulso y soporte del proceso educativo y tomar la decisión de invertir en él como condición para revalorar a la educación, mejorando sustancialmente su calidad de vida así como el marco normativo en el que desempeña su actividad y su seguridad social aún después de concluir su vida profesional activa. Es necesario en este sentido, aprovechar el enorme potencial de la experiencia de los maestros jubilados. Invertir en el maestro debe considerar ofrecerle una formación actualizada; los medios para que su formación permanente, corresponda con la Era del conocimiento que vivimos; la posibilidad de estimular su mejoramiento académico y salarial en función del desempeño individual de cada uno y de los apoyos que ahí reciba; elevar significativamente el nivel de su salario y propiciar un amplio reconocimiento social a la tarea magisterial. • Revalorar la actividad que realizan los trabajadores de apoyo y asistencia a la educación a través de la creación de la carrera administrativa, como requisito indispensable para lograr la calidad en la prestación de un servicio educativo de excelencia. SÉPTIMO: El reto educativo es de tal magnitud, que el planteamiento adecuado de lo que de él se espera, requerirá de un amplio proceso de discusión entre aquellos que en él intervienen o que de ello se interesen, a efecto de que las decisiones a todos involucren y comprometan. Antes que decir las reformas, el proceso de planeación deberá abrirse el espacio que la dimensión de la tarea reclama. OCTAVO: Siendo la educación una de las más relevantes políticas públicas, su construcción corresponde al gobierno y en su operación deberá concurrir la sociedad en su conjunto. El SNTE asumirá la tarea que le toca y ejercerá el derecho que le corresponde entendiendo que el proceso educativo reclama de un compromiso bilateral, adecuadamente consensado. El pasado mes de abril llevamos a cabo nuestro Tercer Congreso Nacional de Educación. Resultado de esta gran movilización es la propuesta educativa del SNTE que, en correspondencia a la bilateralidad y en la preocupación por mejorar la calidad de la educación pública, estamos en disposición de presentar al Ejecutivo federal electo.
  16. 16. 16 La nueva composición demográfica del país, así como los muchos recursos históricamente invertidos en la educación, abren los márgenes capaces de hacer viable la prioritaria tarea de actualizar el sistema educativo nacional. De cara al nuevo milenio; teniendo como referente los enormes cambios que el país y el mundo han experimentado; conscientes de que el sistema educativo reclama de una profunda revisión; de que, junto con un gran despliegue del Estado, es imprescindible el esfuerzo de la sociedad en su conjunto y de cada individuo en lo particular: el magisterio de México asume su responsabilidad, consciente de que lo que en la educación hagamos hoy, será la base de la sociedad a la que aspiramos en los próximos 50 ó 100 años; de que el proyecto educativo es, en esencia, el proyecto de nación. FRATERNALMENTE "POR LA EDUCACIÓN AL SERVICIO DEL PUEBLO". COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL COMITÉ NACIONAL DE ACCIÓN POLÍTICA. COMITÉ NACIONAL DE VIGILANCIA. COMITÉ NACIONAL ELECTORAL. CONSEJALES DE LA XIII SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO NACIONAL SNTE. Declaración de Guadalajara. Septiembre, 2000.
  17. 17. 17 COMPROMISO SOCIAL POR LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN 1. ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ ESTE COMPROMISO? La educación que tenemos no es aún la que necesitamos para construir el país que queremos: un México democrático, libre, justo y próspero; orgulloso de su cultura ancestral y a la vez competente para participar en la comunidad internacional contemporánea. No obstante los avances educativos de México durante el siglo anterior, el contexto económico, político y social en que se inicia el siglo XXI nos plantea retos sin precedentes. Para afrontarlos, tenemos que dar un salto cualitativo y, así, lograr que la educación se consolide como el motor del cambio al que aspiramos todos. Una vía privilegiada para impulsar el desarrollo armónico e integral del individuo y de la comunidad es contar con un sistema educativo de buena calidad. Para mejorar la educación pública y privada en todos sus niveles y modalidades debemos crear una cultura nacional que la identifique como el medio fundamental para lograr la libertad, la justicia y la prosperidad individual y colectiva. En este propósito, es indispensable aprovechar las valiosas aportaciones que han hecho nuestros investigadores y expertos en materia educativa. Otra importante acción que incide en el mejoramiento de la calidad es la innovación de los esquemas de participación social en torno a las instituciones educativas. Se trata de que todos sumemos esfuerzos para fortalecer su papel como agentes del cambio. De que todos participemos en un ambiente de respeto y corresponsabilidad en el que se valore la contribución de todas las organizaciones de la sociedad, tanto del sector público como del privado y del social. Con la suscripción del COMPROMISO SOCIAL POR LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN damos un paso concreto para hacer realidad la premisa de que la educación es asunto de todos. Éste es un compromiso del más alto interés nacional en el que los firmantes asumimos responsabilidades individuales y comunes para transformar la educación en México. El compromiso se enmarca en el Programa Nacional de Educación 2001- 2006, el cual tiene entre sus principios buscar los más amplios consensos en la sociedad para lograr una educación con mejor calidad y que sea equitativa. Así, el Compromiso constituye una medida coadyuvante para el cumplimiento de los objetivos y acciones que en el propio Programa se establecen.
  18. 18. 18 2. LA EDUCACIÓN QUE TENEMOS En el siglo XX el país avanzó considerablemente en la expansión de la cobertura del sistema educativo. Muestra de ello es que mientras el siglo pasado inició con una sociedad mayoritariamente iletrada, el actual comienza con una proporción de analfabetas menor al diez por ciento, la mitad de los cuales son mayores de cincuenta años. La expectativa de escolaridad promedio para los niños que este año comenzaron la primaria es de más de once grados, lo cual contrasta con las expectativas de menos de un grado que había en 1900, de uno en 1921 y de 2.6 grados en 1960. Asimismo, en las últimas décadas, el país conoció un importante avance de las instituciones de investigación y desarrollo tecnológico, con especial relevancia en el campo de las ciencias de la educación. Es indudable que, para varias generaciones, esos logros generaron oportunidades de desarrollo personal y de movilidad social. También lo es que el sistema educativo actual requiere de mejores condiciones tecnológicas y pedagógicas para responder a las necesidades de las nuevas generaciones y de la base productiva, así como a las condiciones del entorno internacional. Los procesos que implica la globalización pueden marginar a millones de personas en México si no fortalecemos a fondo nuestra educación. En la actualidad, nuestro sistema educativo presenta, en diferentes medidas, fallas de articulación; rigidez en los programas de estudio; insuficiente diversificación de las instituciones; repetición y deserción; falta de aprovechamiento; problemas de cobertura; así como desigualdades entre los estados, las regiones y los diversos sectores sociales. En la baja calidad de nuestra educación intervienen, entre otros, los siguientes factores: • Enfoques concentrados en la enseñanza, que pasan por alto las necesidades de aprendizaje del alumno; • Desiguales niveles de pertinencia y relevancia de los contenidos de los programas respecto a las expectativas de las familias, así como de los sectores productores de bienes y servicios; • Existencia de profesores con perfiles inapropiados para el adecuado desempeño de su función; • Débil motivación de la comunidad educativa hacia la innovación; • Falta de instrumentos de evaluación integral y, en general, un avance insuficiente en la cultura de rendición de cuentas; • Formas de administración predominantemente burocráticas y verticales;
  19. 19. 19 • Estructuras de gestión de lenta capacidad de respuesta en las oficinas centrales y en los planteles escolares; • Infraestructura insuficiente para el buen desarrollo de la tarea educativa; • Insuficiencia de recursos económicos públicos y privados destinados a la educación; • Poco interés y escasa participación social en actividades de apoyo a la educación, la investigación y la cultura. 3. LOS RETOS QUE ENFRENTAMOS En este contexto, el gran eje para la transformación educativa en México es mejorar la calidad y atender prioritariamente los problemas de falta de equidad, para hacer posible que todos los mexicanos aprendan para la vida y a lo largo de toda la vida. Sólo así se crearán las oportunidades para que cada quien realice sus aspiraciones y logre una vida digna, productiva y solidaria. Para avanzar en este sentido, requerimos contar con un sistema de educación cimentado en los valores humanos universales. Un sistema que sea pertinente, integrado, diversificado, flexible, innovador y dinámico; coordinado con la sociedad en su conjunto, con el sistema de ciencia y tecnología, con el sector cultural y con el aparato productivo. La transformación de nuestro sistema educativo supone cinco retos principales: • La transición demográfica, que implica un crecimiento mayor de la población en edad laboral frente a la población dependiente. Las próximas tres décadas presentarán una ventana de oportunidad para el desarrollo del país, pero sólo si impulsamos a tiempo estrategias eficaces para la formación de recursos humanos. Tenemos que aprovechar el “bono demográfico” antes de que se intensifiquen las presiones para atender las exigencias de una población que comienza a envejecer. • La transición política, que demanda la afirmación de una identidad nacional cada vez más incluyente, así como el fortalecimiento de los valores propios de la democracia: la solidaridad, el respeto, la participación social y la rendición de cuentas en el ámbito escolar y de cara a la sociedad. • La transición social, que nos exige resolver con la mayor urgencia las desigualdades entre los grupos sociales, las regiones geográficas y los géneros, que caracterizan la realidad nacional. Ello implica la responsabilidad de atender plenamente las necesidades educativas
  20. 20. 20 de personas con capacidades diferentes, distintos grupos de edad y grupos étnicos y culturales diversos. No se trata sólo de promover la igualdad de oportunidades, sino de otorgar un trato pertinente a los desiguales, con políticas compensatorias de diferenciación positiva a favor de los más rezagados. • La transición económica, que trae consigo la intensificación creciente de los flujos de intercambio económico y financiero, y también del conocimiento. La economía global creará oportunidades para avanzar en el desarrollo de nuestro país, siempre que logremos capacitar a los mexicanos para que puedan insertarse en un mercado de trabajo cada vez más competitivo, y para que aprovechen las ventajas de la innovación tecnológica y del desarrollo científico. • La transición cultural, que reclama ciudadanos con las actitudes y las aptitudes necesarias para adaptarse a un contexto de cambio acelerado en todos los órdenes, y conscientes de la necesidad de fortalecer la identidad nacional. En este sentido, la educación debe estimular una actitud emprendedora y fomentar una actividad creadora para que los mexicanos podamos utilizar la multitud de medios ahora disponibles para adquirir conocimientos de todo tipo. En suma, la educación debe preparar a los mexicanos para que puedan aprender a lo largo de la vida. 6 4. NUESTRA VISIÓN COMÚN Enfrentar los retos que plantea el desarrollo del país demanda una visión del quehacer educativo sustentada en la corresponsabilidad entre la sociedad y los distintos órdenes de gobierno. La educación es una función social que nos concierne a todos, pues a todos nos atañen sus limitaciones y sus logros. Para asegurar que el Compromiso Social se convierta en el compromiso de todos por la calidad de la educación, es necesario establecer tanto los propósitos y principios comunes, como las responsabilidades específicas de quienes lo suscribimos. Los propósitos y los principios que habrán de guiar esta suma de voluntades en apoyo a la gestión del sistema educativo son: 1. Ratificar nuestro absoluto acuerdo con lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, respecto al carácter público, obligatorio, laico y gratuito de la educación que imparte el Estado. La vigencia de estos principios es el fundamento de una educación democrática.
  21. 21. 21 2. Reiterar nuestro compromiso con la sociedad mexicana de ofrecerle una educación de buena calidad, que permita a los niños y niñas mexicanos alcanzar los más altos estándares de aprendizaje, sin distinción de género, etnia o condición social. El mismo compromiso asumimos de fortalecer la calidad de los servicios educativos de los niveles medio superior y superior, así como de los programas especiales para adultos. 3. Ratificar el respeto a los derechos laborales y profesionales de los trabajadores de la educación en todos sus niveles y modalidades. 4. Conjugar adecuadamente los enfoques centrados tanto en el aprendizaje como en la enseñanza, para que el alumno aprenda a aprender, aprenda para la vida y a lo largo de toda la vida. 5. Formar ciudadanos que aprecien y practiquen los derechos humanos, así como la paz, la responsabilidad, el respeto, la justicia, la honestidad y la legalidad. 6. Transformar los centros educativos en comunidades de aprendizaje. 7. Abatir el déficit de espacios escolares y adaptar sus instalaciones y equipo a cada orientación pedagógica pertinente, así como abrirlos a la comunidad para que se conviertan en espacios de articulación social. 8. Formar docentes que propicien la capacidad de aprendizaje independiente de los educandos, que incorporen el uso de las tecnologías más adecuadas en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, y que eduquen con valores mediante el ejemplo cotidiano. 9. Actualizar en forma permanente al magisterio en el uso de las tecnologías educativas y en las orientaciones pedagógicas vigentes. En este propósito, las instituciones habrán de propiciar la participación de los investigadores y los especialistas del ramo. 10. Garantizar, según establece la Ley General de Educación, los mecanismos de participación social para mejorar la calidad educativa en todos los niveles, con especial énfasis en la orientación a los padres de familia. 11. Conformar organismos participativos para evaluar integralmente el proceso educativo, que consideren los diferentes contextos y las diversas situaciones socioeconómicas de los alumnos, así como la diversidad de los recursos institucionales. 12. Propiciar el incremento de los recursos económicos destinados al Sistema Educativo Nacional. 5. TAREAS EN LA EDUCACIÓN
  22. 22. 22 El Compromiso con una educación de calidad y equitativa implica, para el nivel básico, abocarnos al desarrollo de “comunidades comprometidas con el aprendizaje”. Estas comunidades tienen, entre otras, las siguientes características: una visión clara y compartida de los objetivos educativos; organización colegiada del trabajo; concentración del esfuerzo en la mejora continua de la calidad; mayores márgenes de autonomía para la organización y administración de recursos; profesores empeñados en servir de ejemplo de disciplina, respeto y creatividad; participación de los padres de familia para hacer de cada hogar un centro de aprendizaje e involucrar a las familias en las actividades de la escuela; supervisores que facilitan la mejora de la práctica docente, mediante la formación de grupos de aprendizaje y procesos de auto evaluación. La transformación de nuestras escuelas en “comunidades comprometidas con el aprendizaje” requiere impulsar un conjunto de cambios en rubros fundamentales, como los siguientes: • Aprovechamiento del tiempo de aprendizaje. Supone ampliar y hacer uso óptimo del tiempo de la jornada escolar; enriquecer el currículo incorporando actividades que podrían ser el desarrollo del gusto por la lectura, la educación física y artística, así como el aprendizaje de un segundo idioma y de la computación. • Adecuadas condiciones de trabajo. Suponen un ambiente escolar saludable y seguro en el que alumnos, profesores y directivos puedan desarrollar todo su potencial creativo; un ambiente en el que dispongan de infraestructura digna, equipamiento suficiente, material de apoyo y acceso a la tecnología. Los profesores requieren además contar con grupos reducidos de alumnos, oportunidades de actualización y superación profesional permanente, así como reconocimiento y estímulos. • Transformar la gestión. Supone un proyecto escolar con objetivos de enseñanza y de aprendizaje ambiciosos y mensurables que orienten y articulen el trabajo cotidiano; que propicien el desarrollo de las habilidades y competencias de gestión y organización del trabajo educativo, así como la formación pedagógica de los directivos. El sustento de una comunidad comprometida con el aprendizaje son los directores con liderazgo, los supervisores con un alto nivel académico y los maestros que atienden de manera eficaz y con pedagogías y didácticas diferenciadas a sus alumnos. Por lo que se refiere a la educación media superior, deberemos consolidar la reforma integral del currículo y lograr que éste responda de mejor manera a los requerimientos del
  23. 23. 23 conocimiento y el desarrollo sustentable en la sociedad de nuestros días. Esto implicará abordar líneas de trabajo como las siguientes: • Construir esquemas eficaces para el reconocimiento interinstitucional de créditos, la movilidad estudiantil y el intercambio de estudiantes. • Generalizar los enfoques educativos centrados en el aprendizaje. • Propiciar el uso intensivo de las tecnologías de la información y de la comunicación en los programas educativos. • Multiplicar los esfuerzos para disminuir el rezago acumulado en la infraestructura de las escuelas. • Contar con un programa de actualización y formación de profesores que incorpore los avances de la ciencia, las humanidades, la tecnología y las innovaciones de la educación orientada al aprendizaje y la formación en competencias laborales. • Lograr que las escuelas cuenten con planes de desarrollo para mejorar su funcionamiento y la calidad de sus servicios. • Fortalecer los mecanismos de cooperación entre las instituciones, para favorecer un mejor aprovechamiento de los recursos humanos y de la infraestructura disponible. En el caso de la educación del nivel superior, trabajaremos para la consolidación de un sistema en el que las instituciones participen en redes estatales, regionales y nacionales de cooperación e intercambio académico, que les permitan fortalecer sus capacidades institucionales y ofrecer servicios educativos de mayor calidad con equidad. Además, fomentaremos la creación de programas educativos flexibles, que faciliten la movilidad de los estudiantes del nivel técnico superior universitario, así como de la licenciatura hacia el posgrado; además, los programas deberán garantizar la formación integral del estudiante mediante el aprendizaje continuo, y el desarrollo de su creatividad y espíritu emprendedor. En síntesis, una formación apropiada en lo científico y en lo humanístico. En forma paralela, es necesario ampliar y fortalecer los cuerpos académicos de las instituciones, así como su infraestructura de apoyo a las tareas de docencia e investigación, de acuerdo con su perfil y sus programas integrales de desarrollo. En este recuento de tareas urgentes en la educación, ocupa un lugar preponderante la relacionada con la atención de los habitantes con rezago educativo, es decir los 32 millones de mexicanos mayores de 15 años que no cuentan con la educación básica completa.11
  24. 24. 24 6. NUESTROS COMPROMISOS Esta visión de la corresponsabilidad en la educación nacional implica que quienes impulsamos el Compromiso Social asumamos compromisos específicos: La Secretaría de Educación Pública ratifica su compromiso de elevar en forma permanente la calidad del sistema educativo nacional. Cumplirá eficazmente la función rectora y coordinadora de la educación, por medio de una estructura redefinida y con dimensiones reducidas, que dé una mayor racionalidad a los procesos de gestión educativa. Procurará que la solución de problemas y la toma de decisiones en el proceso educativo ocurran en las instancias del sistema más cercanas a cada comunidad escolar. Dedicará especial atención y apoyo a los estudiantes de las comunidades indígenas, de acuerdo a las condiciones propias de su cultura. Dará alta prioridad a la formación y el desarrollo profesional de los maestros; definirá contenidos educativos relevantes y de alcance nacional para la educación básica, mediante mecanismos que propicien una mayor participación de las entidades federativas; establecerá estándares de aprovechamiento para evaluar los aprendizajes; impulsará la expansión y desarrollo de las instituciones que imparten la educación media superior y superior en sus diversas modalidades; creará mecanismos de planeación y administración que permitan orientar la asignación de los recursos públicos con un sentido de equidad, y mediante criterios transparentes con base en los indicadores de la demanda y del desempeño institucional. Asimismo, la Secretaría de Educación Pública reitera el carácter prioritario de las acciones económicas y sociales destinadas a favorecer la permanencia de la población vulnerable en el sistema educativo. Las autoridades educativas de los gobiernos federal y estatales asumimos el compromiso de fortalecer el federalismo educativo, para responder a las diversas condiciones que prevalecen en los contextos local y regional; asimismo, impulsaremos la organización escolar que propicie la construcción de una comunidad educativa en torno a cada escuela. Esto implicará, cuando sea el caso, romper la verticalidad y el exceso de normas en el sistema educativo, el cual ha de abrirse más a la participación de los grupos sociales pertinentes. Promoveremos la innovación, la mejora continua del servicio, la evaluación integral de los procesos educativos y la rendición de cuentas. De igual forma estimularemos la participación amplia de las
  25. 25. 25 autoridades municipales para el mejoramiento continuo del servicio educativo, en la esfera de sus competencias. Las autoridades del gobierno federal y de las entidades federativas refrendamos nuestro compromiso de mejorar las condiciones laborales, salariales y de desarrollo humano y profesional de los trabajadores de la educación, conforme a nuestra capacidad y disposición presupuestaria. Los legisladores nos comprometemos a seguir impulsando con responsabilidad nuestra tarea para garantizar el derecho de los mexicanos a tener una educación de buena calidad. Estamos comprometidos con mejorar los niveles de inversión a la educación hasta destinar cuando menos el ocho por ciento del PIB. Participaremos también en tareas para apoyar un sano federalismo educativo e impulsaremos el desarrollo eficaz de un nuevo sistema de evaluación de la calidad educativa. Mantendremos estrecha cercanía con el trabajo de los centros educativos, con el fin de conocer la realidad de los educandos y de los educadores y, así, estar en condiciones de establecer las asignaciones presupuestarias que se requieren para obtener mejores resultados en las instituciones educativas públicas del país. Finalmente, y a partir de las reformas que hemos introducido para mejorar la educación preescolar ampliando y fortaleciendo el sistema de educación pública, continuaremos con las transformaciones jurídicas que demanda la educación media y superior, así como de todos aquellos aspectos que han de elevar los índices de equidad y eficacia de la enseñanza en nuestro país. El magisterio y los trabajadores de la educación, conscientes de que somos la guía en el proceso de la enseñanza y del aprendizaje, asumimos sin condiciones el compromiso de que los educandos, aun aquellos con limitaciones, puedan lograr el mejor éxito escolar. Se trata de que trabajemos en colaboración con las instituciones de educación superior y los diversos centros de investigación y desarrollo tecnológico de excelencia, para poner al día nuestros conocimientos disciplinarios y nuestra formación pedagógica. Para ello deberemos optar por una trayectoria de actualización intelectualmente estimulante, en el marco de los programas institucionales. El SNTE, convencido de la necesidad de llevar a cabo una profunda transformación en el sistema educativo, asume el compromiso de impulsar una nueva cultura laboral orientada hacia la mejora de la calidad, de las formas de organización y gestión escolar; así como de
  26. 26. 26 fomentar una actitud responsable y comprometida entre los trabajadores de la educación con su materia de trabajo y con el derecho de los mexicanos a contar con una educación de buena calidad y equitativa. Comparte, además, con las organizaciones sociales interesadas en la educación, el principio de corresponsabilidad para mejorar el funcionamiento de los servicios y las tareas inherentes. Se compromete a impulsar acciones para alentar la capacitación permanente del magisterio; a fomentar la innovación desde la comunidad educativa e incidir en el fortalecimiento de los perfiles de los responsables de la docencia, la dirección, la supervisión y la jefatura de sector, impulsando medidas para que el acceso a estos cargos sea mediante exámenes de ingreso al servicio y las promociones de los docentes y los directivos se lleven a cabo por medio de concursos de oposición. El SNTE tiene la clara convicción de que es necesario cambiar para estar en condiciones de impulsar la transformación educativa que demandan los mexicanos. Para ello, profundizaremos entre los agremiados una cultura sindical democrática, participativa, propositiva y respetuosa de los derechos individuales y colectivos. Nuestra relación con las autoridades educativas será respetuosa, clara, transparente y propositiva, privilegiando la construcción de acuerdos. Las universidades, los institutos tecnológicos y demás instituciones afiliadas a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y a la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), manifestamos nuestro compromiso y disposición para ofrecer programas educativos de buena calidad y realizar nuestras tareas de docencia, investigación y difusión cultural en forma articulada y coordinada con las autoridades educativas y con todas las instancias públicas y particulares que coincidan con nuestros propósitos de lograr que el sistema de educación superior en México sea promotor y creador de innovaciones, rinda cuentas de su desempeño y atienda la demanda de educación con equidad, solidez académica y pertinencia curricular. Asimismo, buscaremos la eficiencia en la organización y el uso de los recursos que recibe de la sociedad y de los particulares. Nuestra disposición es plena y no tiene más límites que el respeto a los ordenamientos normativos y al régimen jurídico que rige a cada institución. Las instituciones de educación media superior que suscribimos el Compromiso Social estamos conscientes de que podemos contribuir de manera decisiva en la construcción de
  27. 27. 27 una sociedad bien educada e informada y, por ende, justa y próspera. Declaramos nuestra voluntad de fomentar la mejora continua de la calidad en todos los programas educativos que ofrecemos. Asumimos con especial interés las políticas orientadas a vincular la buena calidad con la equidad social, económica y pedagógica. Los padres de familia somos, junto con los maestros, los más interesados y los más directamente implicados en la educación de nuestros hijos. Conscientes de nuestras obligaciones, asumimos el compromiso de estar cerca de la escuela; complementar y reforzar en el hogar el esfuerzo de los maestros; fortalecer permanentemente nuestra formación como padres de familia e integrarnos a la comunidad escolar. En correspondencia, los padres de familia ejerceremos el derecho a participar en el proceso educativo, a estar permanentemente informados del desempeño escolar de nuestros hijos y, sobre todo, a demandar que nuestros hijos reciban una educación de buena calidad. Los intelectuales, científicos y creadores artísticos agrupados en las asociaciones firmantes, reconocemos nuestra responsabilidad formadora con los niños y jóvenes de nuestro país. Nuestra aportación a este Compromiso Social por la Calidad de la Educación se dará en diferentes ámbitos de la acción educativa: el diseño de mejores prácticas para la enseñanza de las ciencias y las artes; la investigación sobre el tema educativo; la formación y actualización del magisterio; el impulso a la ciencia y la tecnología, entre muchos otros. Los empresarios estamos conscientes de que el futuro de México se está formando en las aulas. Por ello, en el marco de la legislación vigente, al suscribir el Compromiso Social nos hacemos corresponsables del esfuerzo educativo nacional mediante nuestra participación en programas para elevar la calidad, contribuir a la equidad, fomentar vínculos de las instituciones educativas y los centros de investigación con el mundo del trabajo; impulsar el desarrollo de la ciencia y la tecnología, y promover programas de desarrollo y certificación de competencias laborales. Las organizaciones sociales que suscribimos el Compromiso Social nos comprometemos a formar redes de apoyo en torno a la tarea educativa, entre otros, en los siguientes campos: la promoción de la salud de los educandos; el apoyo a los niños de la calle y a los niños migrantes; el otorgamiento de becas y otros beneficios para el bienestar; la atención de alumnos con necesidades educativas especiales; la prevención de la adicción a drogas y la violencia. La inclusión de la perspectiva de género y la formación para la vida ciudadana y la
  28. 28. 28 democracia en los planes y programas de estudio es una meta relevante en todas nuestras participaciones. Los medios de comunicación firmantes nos comprometemos a reforzar la participación informada de los diversos actores en el quehacer educativo; a promover el debate serio y responsable para avanzar en la concreción de una visión de consenso sobre la calidad de la educación; a difundir las mejores prácticas educativas y las mejores manifestaciones de la cultura; a realizar trabajos de investigación periodística que ayuden a la comprensión de los problemas del sector; a divulgar los resultados de la evaluación educativa y contribuir en campañas para fomentar el hábito de la lectura, para la prevención de las adicciones y contra la violencia, entre otras muchas acciones de apoyo a la educación que están a nuestro alcance. 7. NATURALEZA Y SENTIDO DEL PRESENTE COMPROMISO El propósito de este Compromiso es dar impulso a un proceso de amplia participación de la sociedad en la tarea educativa. Queremos sustituir la práctica de los acuerdos meramente retóricos por un compromiso de trabajo efectivo entre todos los sectores interesados en elevar la calidad de la educación. Se trata de crear un amplio consenso respecto a los términos de la colaboración que se requiere para impulsar las adecuaciones que nos permitan alcanzar la educación que deseamos. Los acuerdos generales de este Compromiso habrán de concretarse en convenios específicos, los cuales se formalizarán a partir de ahora y de manera permanente. A partir de la firma del COMPROMISO SOCIAL POR LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN, los suscriptores nos comprometemos a hacer nuestro mayor esfuerzo para ampliar de manera permanente nuestras realizaciones en favor de la educación en México. Los compromisos suscritos en este documento serán sujetos de seguimiento por las partes, para verificar su cumplimiento. Para estos fines se constituirá un Consejo integrado por representantes de los sectores que lo suscriben, el cual presentará reportes periódicos sobre los avances realizados. En la ciudad de México, a los ocho días del mes de agosto de 2002. Alianza por la Calidad de la EducaciónSNTE. http://www.sAnte.org.mx/compromisos Consultado el 9 de febrero de 2012.
  29. 29. 29 ALIANZA POR LA CALIDAD DE LA EDUCACION. La educación, las escuelas y el conjunto de comunidades educativas representan ámbitos privilegiados donde se concretan cotidianamente las relaciones entre el Estado y la sociedad para cumplir con objetivos individuales, comunitarios y nacionales. Quienes suscribimos esta Alianza, el Gobierno Federal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, consideramos impostergable impulsar una transformación por la calidad de la educación del Sistema Educativo Nacional. El objetivo central de la Alianza es propiciar e inducir una amplia movilización en torno a la educación, a efecto de que la sociedad vigile y haga suyos los compromisos que reclama la profunda transformación del sistema educativo nacional. Es imperativo hacer de la educación pública un factor de justicia y equidad, fundamento de una vida de oportunidades, desarrollo integral y dignidad para todos los mexicanos. La Alianza concibe al federalismo educativo como el espacio en que los diferentes actores habrán de participar en la transformación educativa y de asumir compromisos explícitos, claros y precisos. Con esta Alianza emprendemos un proceso de trabajo corresponsable para dar respuesta a las necesidades y demandas que se articulan en torno a cada plantel escolar. Proponemos avanzar en una agenda de compromisos que, en conjunto, articulen una estrategia clara e incluyente para hacer de la educación una Política de Estado efectiva, capaz de transformar y poner al día el sistema educativo. Con este propósito, realizamos amplias consultas y formulamos propuestas y compromisos reflejados en el Plan Nacional de Desarrollo, el Programa Sectorial de Educación y el Cuarto Congreso Nacional y Segundo Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que dan sustento a las acciones que llevaremos a cabo en materia educativa. Teniendo claro el mandato del Artículo tercero constitucional y ubicando con precisión los retos que habremos de enfrentar en todos los espacios del Sistema Educativo Mexicano, quienes suscribimos esta Alianza desarrollaremos las acciones que se describen a continuación y que se dividen en 5 ejes y 10 procesos: Eje 1. Modernización de los centros escolares
  30. 30. 30 Garantizar que los centros escolares sean lugares dignos, libres de riesgos, que sirvan a su comunidad, que cuenten con la infraestructura y el equipamiento necesarios y la tecnología de vanguardia, apropiados para enseñar y aprender. 1. Infraestructura y equipamiento 2. Tecnologías de la información y la comunicación 3. Gestión y participación social Eje 2. Profesionalización de los maestros y las autoridades educativas Garantizar que quienes dirigen el sistema educativo, los centros escolares y quienes enseñan a nuestros hijos sean seleccionados adecuadamente, estén debidamente formados y reciban los estímulos e incentivos que merezcan en función del logro educativo de niñas, niños y jóvenes. 4. Ingreso y promoción 5. Profesionalización 6. Incentivos y estímulos Eje 3. Bienestar y desarrollo integral de los alumnos La transformación de nuestro sistema educativo descansa en el mejoramiento del bienestar y desarrollo integral de niñas, niños y jóvenes, condición esencial para el logro educativo. 7. Salud, alimentación y nutrición 8. Condiciones sociales para mejorar el acceso, permanencia y egreso oportuno Eje 4. Formación integral de los alumnos para la vida y el trabajo La escuela debe asegurar una formación basada en valores y una educación de calidad, que propicie la construcción de ciudadanía, el impulso a la productividad y la promoción de la competitividad para que las personas puedan desarrollar todo su potencial. 9. Reforma curricular Eje 5. Evaluar para mejorar La evaluación debe servir de estímulo para elevar la calidad educativa, favorecer la transparencia y la rendición de cuentas, y servir de base para el diseño adecuado de políticas educativas. 10. Evaluación SEP. http://alianza.sep.gob.mx Consultado el 9 de febrero de 2012.

×