• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Ca de piel
 

 

Statistics

Views

Total Views
3,589
Views on SlideShare
2,687
Embed Views
902

Actions

Likes
3
Downloads
93
Comments
0

14 Embeds 902

http://enfermeriaoncolog.blogspot.com 397
http://enfermeriaoncolog.blogspot.com.ar 221
http://enfermeriaoncolog.blogspot.mx 148
http://enfermeriaoncolog.blogspot.com.es 77
http://www.enfermeriaoncolog.blogspot.com.ar 27
http://www.enfermeriaoncolog.blogspot.com 21
http://enfermeriaoncolog.blogspot.de 2
http://enfermeriaoncolog.blogspot.ru 2
http://www.enfermeriaoncolog.blogspot.mx 2
http://enfermeriaoncolog.blogspot.ch 1
http://www.enfermeriaoncolog.blogspot.com.ar&_=1346338573218 HTTP 1
http://www.enfermeriaoncolog.blogspot.com.ar&_=1346338271656 HTTP 1
http://www.enfermeriaoncolog.blogspot.nl 1
http://www.google.com.ar 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Ca de piel Ca de piel Presentation Transcript

    • CA DE PIEL Es el crecimiento incontrolable de células cutáneas anormales. El cáncer de piel es una enfermedad producida por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel. Si se dejan sin examinar, estas células cancerosas se pueden diseminar desde la piel a otros tejidos y órganos.
      • Existen dos tipos: el tipo no melanoma y el melanoma .
      • El ca de células basales y el carcinoma escamocelular son los cánceres de piel no melanoma más comunes.
      • Otros cánceres de piel no melanomas son el sarcoma de Kaposi, el carcinoma de las células de Merkel y el linfoma cutáneo.
      • El melanoma es menos común, pero más peligroso
      • El cáncer de tipo no melanoma es el más frecuente y se denomina no melanoma porque se forma a partir de otras células de la piel que no son las que acumulan el pigmento (los melanocitos). Dentro de este tipo se encuentran todos los cánceres de piel menos el melanoma
    • Epidemiología
      • Se da más en personas de piel blanca y que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos solares, sobre todo cuando la exposición solar tuvo lugar durante la infancia y se produjeron numerosas quemaduras solares. Aunque puede aparecer en cualquier parte de la piel, es más frecuente que se presente en la cara, cuello, manos y brazos. Se calcula que se diagnostican 2 millones de casos nuevos al año en el mundo. En los últimos años, la incidencia del melanoma maligno ha aumentado espectacularmente, se ha multiplicado por 3,3 en varones y por 2,5 en mujeres, en los últimos veinte años en España. A pesar de esto, representa menos del 3% de todos los tumores y las campañas de diagnóstico precoz han permitido que la mortalidad se reduzca un 30% desde los años setenta.
      • La incidencia del cáncer de piel está aumentando en proporciones epidémicas, actualmente corresponde a un tercio del total de las neoplasias (1.000.000 casos nuevos de cáncer de piel en los EEUU).
      • En EEUU, es el cáncer más común, a tal punto que representa la mitad de todos los cánceres diagnosticados, y se espera mas de un millón de pacientes con cáncer de piel para este año.
      • Según los registros de EEUU al año se producen 66.000 nuevos casos de melanoma, siendo esta patología responsable de 28.420 muertes.
      • Si bien la incidencia del cáncer de piel ha aumentado en las últimas décadas, la mortalidad ha tendido a estabilizarse en estas zonas del planeta.
    • Factores de riesgo
      • Color de piel: los cánceres de piel son más comunes en personas de piel, ojos y cabello claros.
      • Genética: el hecho de tener antecedentes familiares de melanoma incrementa el riesgo de desarrollo de cáncer de piel.
      • Edad: los cánceres de piel no melanomas son más comunes después de los 40 años de edad.
      • Los cánceres de piel se pueden desarrollar en cualquier persona y no sólo en aquellas con estos factores de riesgos. Las personas jóvenes y sanas, incluso aquellas de ojos, cabellos y piel oscura, pueden desarrollar este tipo de cáncer.
      • Exposición al sol y quemaduras solares: la mayoría de los cánceres de piel se presentan en áreas regularmente expuestas a la luz solar o a otro tipo de radiación ultravioleta y se considera la causa principal de todos los cánceres de piel.
      • El uso de dispositivos de bronceado como las camas solares también tienen importancia en la aparición del cáncer de piel.
      • En algunos estudios se comprobó que la inmunosupresión en pacientes trasplantados aumentaba el riesgo y la agresividad de los cánceres de piel.
      • Estas patologías se manifiestan progresivamente después de los 40 años por lo cual se recomienda un examen completo de la piel anualmente a partir de esta edad en los pacientes con riesgo.
    • Síntomas
      • Los cánceres de piel pueden tener muchas apariencias diferentes: pueden ser pequeños, brillantes o cerosos; escamosos o ásperos; firmes y rojos; en costra o sangrantes; o tener otras características. Por lo tanto, el médico debe examinar cualquier aspecto sospechoso.
      • Éstas son algunas de las características para buscar:
      • Asimetría: la mitad del área de la piel anormal es distinta de la otra mitad.
      • Bordes: irregulares.
      • Color: cambia de un área a otra con sombras de color canela, café o negra (algunas veces blanca, roja o azul).
      • Diámetro: por lo general (pero no siempre) es mayor de 6 mm (diámetro del borrador de un lápiz).
      • Cualquier tumor cutáneo que sangre o no sane
    • Pronóstico
      • El pronóstico depende de muchos factores, incluyendo el tipo de cáncer y la prontitud con que se diagnosticó. El carcinoma de células basales y el carcinoma escamocelular rara vez se diseminan a otras partes del cuerpo. Sin embargo, es más probable que se disemine el melanoma.
    • Prevención
      • La mejor forma de prevenir el daño a la piel, incluyendo
      • muchos tipos de cáncer de piel, es minimizar la exposición
      • al sol:
      • Proteger la piel del sol siempre cuando pueda, usando prendas de vestir protectoras tales como sombreros, camisetas de manga larga, pantalones o faldas largas.
      • Evitar la exposición al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m. cuando éste es más intenso.
      • Usar protector solar con factor protección solar (FPS) de al menos 30.
      • Aplicarlo por lo menos media hora antes de la exposición al sol.
      • Aplicar protector solar también durante los meses de invierno.
      • Usar espejo o procurar que alguien le ayude a mirar la espalda, los hombros y otras áreas difíciles de observar.
    • Medidas antes y durante la exposición solar
      • Evitar el uso de productos cosméticos que contengan alcohol y perfumes.
      • Elegir el protector solar adecuado, en función del tipo de piel, del lugar de
      • aplicación y de las condiciones ambientales.
      • Aplicar producto solar 30 minutos antes de tomar el sol.
      • Evitar tomar el sol entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde, en zonas de gran
      • altitud, y en lugares próximos al ecuador.
      • El agua, la nieve y la arena actúan reflejando los rayos solares y aumentando su
      • intensidad. Aún en los días nublados, hay que utilizar el protector solar.
      • Las primeras veces que se tome el sol, se deberá emplear un factor de
      • protección más elevado.
      • Hay que ingerir muchos líquidos para compensar la pérdida de líquidos debido a la
      • exposición solar.
    • No melanomas
      • Los cánceres de la piel se clasifican por el tipo de células epidérmicas involucradas:
      • Carcinoma de células basales que se desarrolla a partir del crecimiento anormal de las células en la capa inferior de la epidermis y es el tipo más común de cáncer de piel.
      • Carcinoma escamocelular que involucra cambios en las células escamosas que se encuentran en la capa media de la epidermis.
      • Otros no melanomas: Sarkoma de Kaposi
    • Carcinoma de células escamosas o epidermoide
      • Se desarrolla en las capas intermedias de la
      • epidermis y supone el 20% de todos los
      • casos de cáncer de piel.
      • Aparece en áreas que han estado expuestas
      • al sol, como la parte superior de la nariz,
      • orejas, frente, labio inferior y dorso de las
      • manos. Puede darse también en zonas de la
      • piel que hayan estado en contacto con
      • productos químicos, sometidas a radiación .
      • Síntomas
      • Suele presentarse un abultamiento rojo y duro. Puede tener
      • un aspecto, escamoso, o sangrar y desarrollar una costra
      • que nunca cura. A medida que aumenta de tamaño va
      • teniendo forma nodular y, en ocasiones, presenta una
      • superficie verrugosa. Al final, se convierte en una úlcera
      • abierta y crece dentro del tejido subyacente.
      • A través del sistema linfático, puede extenderse a cualquier
      • parte del cuerpo, aunque esto sucede muy pocas veces. Es
      • un tumor con tendencia a crecer y a recaer en el mismo
      • sitio, una vez extirpado. Pero no tiende a esparcirse.
    • C arcinoma de células basales
      • Es el tipo más común de cáncer de piel no
      • melanoma. Alrededor del 75% de todos los tumores
      • cancerosos de la piel son carcinomas de células
      • basales. Afecta a la capa inferior de la epidermis,
      • formada por células basales. Y suele darse en
      • aquellas zonas que han estado expuestas al sol,
      • como la cabeza y el cuello. Su crecimiento es lento
      • y rara vez se extiende a otras partes del cuerpo por
      • lo que es menos agresivo que el carcinoma de
      • células escamosas. Aunque no por esto hay que
      • dejar de tratarlo, ya que si no se hace, con el
      • tiempo, se extenderá a los tejidos circundantes.
      • El aspecto que presenta es un pequeño abultamiento con una apariencia suave y brillante. Pero también puede tener forma de cicatriz, siendo firme al tacto. Generalmente se desarrolla de forma lenta aunque la velocidad varía de uno a otro. No es infrecuente que vuelva a aparecer una vez que la persona ha sido tratada. Del 35% al 50% de las personas diagnosticadas, desarrollarán un nuevo cáncer de piel en un plazo de cinco años a partir del primer diagnóstico.
    •  
      • Esta pápula lisa, color carne, perlada, verrugosa y sin escamas es un carcinoma de células basales que se ha presentado en un área de la cara comúnmente expuesta al sol: la frente.
      • Aquí se muestra un carcinoma de células basales cerca de la punta de la nariz. Esta lesión tiene bordes perlados y ligeramente protuberantes y es seguro que sangrará con facilidad si sufre un trauma.
      • Este cáncer de piel es un carcinoma de célula basal de 5 a 6 centímetros de diámetro, rojo (eritematoso) y con bordes bien definidos (demarcados), salpicados de pigmento pardo. Se encuentra localizado en la espalda del paciente.
      • El típico cáncer de célula basal de la piel aparece como nódulos pequeños, perlados, en forma de cúpula con vasos sanguíneos visibles (telangiectasias).
      • El carcinoma de células basales es más frecuente en las áreas de la piel que se han expuesto al sol o a la radiación. Aquí se observa la típica lesión con bordes prominentes, enrollados y perlados y centro ulcerado, en la espalda de una persona que previamente recibió tratamiento de radiación para el acné.
    • Estadios del Cáncer no Melanoma
      • Etapa 0 : el carcinoma de células escamosas in situ, o enfermedad de Bowen, es la etapa inicial del carcinoma de células escamosas. Este cáncer sólo afecta a la epidermis.
      • Etapa I : el cáncer no tiene más de dos centímetros y no hay ganglios linfáticos ni otros órganos afectados.
      • E tapa II : el cáncer tiene más de dos centímetros pero no se ha extendido a ganglios linfáticos ni a otros órganos.
      • Etapa III : el cáncer se ha propagado a tejidos profundos adyacentes, como son huesos, músculos o cartílagos, y/o a los ganglios linfáticos regionales. No hay afectación de órganos distantes.
      • Etapa IV : el cáncer puede tener cualquier tamaño y se ha extendido a órganos como el cerebro o los pulmones.
    • Otros tipos menos frecuentes
      • Sarcoma de Kaposi
      • se origina en la dermis aunque también puede darse en los
      • órganos internos. Suele desarrollarse en personas enfermas
      • con SIDA y en niños y jóvenes del África ecuatorial. Antes
      • sólo la solían presentar ancianos de origen europeo
      • mediterráneo.
      • Puede aparecer como una peca rosada, roja o púrpura de
      • forma redondeada u ovalada, en cualquier parte del cuerpo
      • aunque es más frecuente en la cara.
      • También puede aparecer como una mancha de color
      • violáceo o pardo oscuro en las piernas o en los dedos de los
      • pies. Suele aumentar su profundidad ocasionando una
      • úlcera sangrante.
    • Otros tipos menos frecuentes
      • Linfoma cutáneo
      • Se produce cuando los linfocitos de la piel (células del
      • sistema inmunológico) se vuelven malignos. La dermis
      • contiene un número considerable de linfocitos. El tipo más
      • común de éstos, es el linfoma cutáneo de células T o
      • micosis fungoide.
      • Se desarrolla durante varios años, de forma muy lenta. En
      • los estadios iniciales, se puede notar picor en la piel y
      • presentar zonas oscuras y secas.
      • Esta enfermedad puede extenderse a través de los vasos
      • linfáticos a otros órganos como el pulmón, hígado, etc.
      • Cuanto más pronto se realice el diagnóstico, más
      • posibilidades hay de curación
    • Melanoma
      • Se presenta en los melanocitos. Es menos común,
      • pero más peligroso.
      • Puede extenderse fácilmente a otras partes del
      • cuerpo a través de la sangre o del sistema
      • linfático. Si se diagnostica pronto, su pronóstico
      • es mejor. Se puede presentar a partir de lunares
      • ya existentes, o como una formación nueva,
      • pequeña y pigmentada, que aparece en una zona
      • de la piel normal. Habrá que consultar con el
      • médico siempre que se note un cambio en el
      • tamaño, forma o color de un lunar. O un lunar que
      • está hinchado o que duele al tocarlo o que exuda
      • o sangra.
      • En los hombres suele aparecer en el tronco y en las mujeres, es más frecuente en la parte inferior de las piernas. Estas personas suelen tener la piel clara. Puede aparecer en personas de piel más oscura, en manos, planta de los pies, y debajo de las uñas. En algunos casos muy poco frecuentes, puede aparecer
      • en otros tejidos como el intestino o el interior del ojo . El melanoma representa un 4% de todos los tipos de cáncer de piel. Pero, por su malignidad, es responsable de aproximadamente, un 79% de las muertes por cáncer de piel.
      • Puede aparecer en piel normal o comenzar como un lunar u otra área
      • que haya cambiado de apariencia. Algunos lunares presentes al nacer
      • pueden convertirse en melanomas.
      • Existen cuatro tipos principales de melanoma:
      • Melanoma de extensión superficial: es el tipo más común. En general
      • plano e irregular en forma y color, con sombras variables de negro y marrón
      • Puede ocurrir a cualquier edad o en cualquier parte del cuerpo y es más
      • común en personas de raza blanca.
      • Melanoma nodular: generalmente empieza como un área elevada de
      • color azul-negro oscuro o rojo-azulado, algunos no tienen ningún color.
      • Melanoma lentigo maligno: generalmente aparece en las personas de
      • edad avanzada. Ocurre más comúnmente en la piel dañada por el sol en la
      • cara, el cuello y los brazos. Las áreas de piel anormal generalmente son
      • grandes, planas y de color marrón con áreas de color café.
      • Melanoma lentiginoso acral: es la forma menos común de melanoma.
      • Generalmente ocurre en las palmas de las manos, las plantas de los pies o
      • por debajo de las uñas (más común en personas de raza negra).
      • En muy pocas ocasiones, los melanomas aparecen en la boca, el iris del ojo o en la retina en la parte posterior del ojo. Se pueden descubrir durante exámenes dentales u oculares. Aunque es muy raro, el melanoma también puede desarrollarse en la vagina, el esófago, el ano, las vías urinarias y el intestino delgado.
      • El melanoma puede diseminarse con mucha rapidez. Aunque es menos común que otros tipos de cáncer de piel, su tasa está en constante aumento y es la causa principal de muerte por enfermedades de la piel.
    • Estadios del Cáncer melanoma
      • Etapa 0 : el melanoma es in situ, es decir, se encuentra en la epidermis.
      • Etapa I : el melanoma todavía es un tumor de bajo riesgo. Tiene menos de un milímetro y
      • medio y se encuentra localizado en la piel sin afectación ganglionar.
      • Etapa II : su grosor es mayor de un milímetro y medio. Todavía está localizado en la piel,
      • sin afectación ganglionar.
      • Etapa III : el melanoma se ha extendido a los ganglios linfáticos cercanos a la piel
      • afectada.
      • Etapa IV : el melanoma se ha propagado a zonas distantes de la piel afectada, a órganos y/o ganglios
      • distantes.
    • Pronóstico por estadios
      • Para la etapa I el índice de supervivencia para cinco años es de más del 90%. Para las etapas II y III, los índices son alrededor del 80% y del 50% respectivamente. En la etapa IV, el índice de supervivencia a cinco años disminuye entre un 20% y 30%, aunque todos los casos suelen ser mortales a largo plazo.
    • Pronóstico
      • El éxito del tratamiento depende de muchos factores, tales como el estado general de salud del paciente y de si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos u otros órganos.
      • Si se detecta a tiempo, algunos melanomas se pueden curar. Los tumores más profundos tienen una mayor probabilidad de reaparecer. Si el cáncer de piel tiene una profundidad de más de 4 mm o los ganglios linfáticos tienen cáncer, existe un alto riesgo de diseminación de dicho cáncer a otros tejidos y órganos. Si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos, existe una mayor probabilidad de que el melanoma vuelva a aparecer.
      • Para los pacientes con melanoma que se ha diseminado más allá de la piel y de los ganglios linfáticos cercanos hacia otros órganos, el tratamiento es más difícil. En este punto, el melanoma generalmente no tiene cura.
      • El melanoma es un tumor maligno de la piel que afecta las células cutáneas que producen pigmento (melanina). El riesgo de melanoma aumenta con la edad, pero con frecuencia afecta a personas jóvenes y, de otra manera, saludables. El melanoma es la primera causa de muertes por cáncer en mujeres entre 25 y 30 años de edad.
      • El melanoma es un tumor maligno de la piel que afecta a las células cutáneas que producen pigmento (melanina). El riesgo de melanoma aumenta con la edad; sin embargo, a menudo afecta a jóvenes que parecieran saludables. Éste es un tipo de cáncer agresivo que puede diseminarse rápidamente.
      • El melanoma maligno es el tipo más peligroso de cáncer de piel. Entre las características típicas de los melanomas están: bordes irregulares, múltiples colores, crecimiento rápido y susceptibilidad a las heridas con sangrado. Cualquier lunar que experimente estos cambios debe ser examinado inmediatamente por un médico.
      • El melanoma maligno es el tipo de cáncer de piel más peligroso. Los melanomas debajo de la uña son de coloración azul o negra azulada. Este tipo de malignidad es de fácil diseminación.
      • Se puede observar la presencia de colores múltiples en este melanoma típicamente tiene los colores rojo, blanco y azul (de azul a negro). Esta es la apariencia característica de un melanoma .
      • Este melanoma en el cuello tiene varios colores y un área de pigmentación muy oscura en el centro. Sus bordes son irregulares y parece ser de más de 0,5 cm de tamaño. El pronóstico del melanoma se define mejor de acuerdo con su profundidad en el momento de la resección.
      • Cáncer de piel melanoma Los estadios localizados del melanoma tienen unas posibilidades elevadas de ser curados con cirugía. El empleo de ésta para los diseminados se utilizará con intención paliativa, es decir, para disminuir los síntomas. Cirugía La lesión primaria debe ser extirpada, incluyendo piel, tejido celular subcutáneo y aponeurosis. Como para realizar el diagnóstico se habrá realizado una biopsia escisional, deberá cortarse por la cicatriz con un margen amplio, entre dos y tres centímetros. Para los melanomas menores de 0,76 mm., será suficiente extirpar un margen de 1 cm. Cuando hay ganglios afectados, deberán ser extirpados. Esto se realizará cuando se evidencie una inflamación de los ganglios.
      • Biopsia de ganglios centinelas : Consiste en averiguar qué ganglio es el que se drena fluido linfático a la zona del melanoma y analizarlo. Se inyecta una sustancia, coloreada o con un componente radioactivo, en la zona del melanoma. Al cabo de un tiempo, se podrá observar coloreado o con el compuesto radioactivo aquel ganglio que haya absorbido la sustancia y que será el que pueda contener mayor número de células cancerosas, si el cáncer se ha extendido. Localizado el ganglio, se toma una muestra y se analiza. Si presenta células cancerosas, se extirpará. También se extirparán los ganglios linfáticos restantes de esa zona. Si se ha evidenciado la existencia de metástasis en otros órganos, puede realizarse una cirugía aunque no tenga como objetivo la curación. A veces la extirpación de metástasis en otros órganos, aumenta el tiempo de vida del paciente o, por lo menos, mejora los síntomas que éste presenta.
      • Carcinoma de células escamosas La escisión es la técnica que se suele emplear en este tipo de tumores; no obstante, cuando son muy superficiales, también se ha demostrado la efectividad de la terapia fotodinámica. Para los tumores que se han extendido a otras zonas, tanto en los carcinomas basales como en los carcinomas de células escamosas, se empleará los tratamientos mencionados anteriormente a modo general.
      • Carcinoma de células basales
      • Terapia fotodinámica: Producto tópico que actúa como
      • fotosensibilizador (el ácido aminolevulínico). Este
      • producto es captado por las células tumorales en unas dos o
      • tres horas. Luego se somete al paciente a una luz láser
      • especial (8 minutos) para destruir las células tumorales
      • Sensibilizadas. Este procedimiento se debe repetir aprox al
      • mes. Con este tratamiento se cura en más del 95% de los
      • casos sin dejar cicatriz.
      • Para el tratamiento de tumores de gran tamaño, tumores
      • localizados en determinadas áreas críticas y tumores que
      • han reaparecido después de otros tratamientos, la técnica
      • que mayor índice de curación presenta para estos tumores
      • es la cirugía de Mohs.
    • Cirugía
      • La mayoría de los carcinomas de células basales y de células escamosas se curan mediante cirugía menor. Escisión simple : se extirpa el tumor y una porción de tejido circundante.
      • Criocirugía : se utiliza nitrógeno líquido para congelar y así destruir las células malignas. En la actualidad sólo está indicada en las queratosis actínicas (lesiones precancerosas). Cirugía de Mohs : para tratar el cáncer de piel no melanoma (sobre todo el cáncer basocelular de la cara) consiste en extraer capas individuales de tejido canceroso y examinarlas una por una bajo un microscopio para valorar si está suficientemente extirpada, tanto en superficie como en profundidad.
      • Cirugía por láse r: se utilizan los rayos láser para vaporizar las células cancerosas. Esta técnica se emplea en el carcinoma de células basales muy superficiales y en el carcinoma de células escamosas in situ. Cirugía de ganglios linfáticos : si los ganglios cercanos al cáncer están inflamados habrá que extirparlos mediante cirugía. Hoy día se emplea la técnica del ganglio centinela en muchos casos de melanoma.
      • Radioterapia Es un tratamiento local, ambulatorio. En sí, el tratamiento dura unos minutos. No es doloroso. Se utiliza en aquellos pacientes que no pueden someterse a cirugía por su estado general (por ej. Ancianos). Así el segundo tratamiento de elección sería la radioterapia. Puede curar aquellos tipos de cáncer que se encuentre en estadios bajos o retrasar el crecimiento de aquellos tumores más avanzados. Puede utilizarse como ayuda al tratamiento de cirugía, para asegurar que no quede ninguna célula cancerosa. También se puede utilizar para radiar las metástasis en otros órganos.