Your SlideShare is downloading. ×

Cap7 mª cruz carmen

421

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
421
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA METODOLOGÍA CUALITATIVA EN EL MARCO DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN ELABORACIÓN DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN: (B) DISEÑO METODOLÓGICO
  • 2. INTRODUCCIÓN.- Este capítulo es una continuación del anterior, en el que se abordaba el modo de elaborar las referencias teóricas sobre las cuales se construye el proyecto de investigación. En éste, se presenta un modo de elaborar la vertiente metodológica del mismo. Lo fundamental en un proyecto, es la coherencia entre las bases conceptuales que sustentan la investigación, y la estrategia metodológica que se propone para alcanzar los objetivos que se derivan de las mismas. El problema de la violencia de género, en esta investigación, interesa más como itinerario o proceso dinámico –abordable desde metodología cualitativa- que como resultado o situación estática –accesible desde metodología cuantitativa-. Sin embargo, se propone la estrategia metodológica multimétodo, combinando ambas metodologías, por la necesidad de implementar previamente una técnica de evaluación de patrones de género que permita establecer su relación con el modo en que se experimenta por quienes se reconocen en ella. Por esta razón, en el proyecto se plantean 2 estudios claramente diferenciados: (1) Construcción de la técnica de medición de patrones de género, que requiere metodologías cualitativa-cuantitativa convergentes en un proceso de triangulación (2) Relación entre los discursos producidos por las mujeres y asimilación de patrones de género En el estudio 1 se propone integrar las metodologías cualitativa y cuantitativa, apoyándose en el modelo de Teorías Implícitas, para diseñar la técnica de evaluación de patrones de género interiorizados. Las técnicas que se propone utilizar para triangular los datos son valoraciones expertas en escalas Likert de 7 puntos, y producciones discursivas de grupos de discusión. Con el resultado de estos análisis se propone construir la escala que será aplicada a una muestra aleatoria representativa de la población para su análisis psicométrico. En el estudio 2 se propone integrar las metodologías cuantitativa y cualitativa, relacionando los resultados de la escala diseñada en el estudio 1 con las producciones discursivas de los grupos de mujeres en distintas situaciones respecto a la violencia de género. Con estos dos estudios, se responde a los objetivos planteados en el proyecto, y se propone el plan detallado de actuación señalando etapas, tiempos, y miembros del equipo investigador implicados en cada una de las fases. PALABRAS CLAVE.- Estrategia metodológica Diseño y plan de trabajo Objetivos Hipótesis Variables Población y muestras Análisis de datos Etapas y resultados previsibles Cronograma 2
  • 3. DESARROLLO DEL TEMA ELABORACIÓN DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN: (B) DISEÑO METODOLÓGICO PATRONES DE MASCULINIDAD Y FEMINIDAD ASOCIADOS AL CICLO DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO 1. RESUMEN o ABSTRACT 2. ANTECEDENTES Y ESTADO ACTUAL DE LA INVESTIGACIÓN EN ESTE CAMPO Introducción Estado actual de la investigación sobre el tema Identidad y violencia de género Roles y estereotipos de género Instrumentos de evaluación de los roles de género La aproximación léxica al estudio de la identidad personal: estudios taxonómicos Relevancia científica del proyecto Programa investigador del equipo 3. BENEFICIOS DEL PROYECTO 4. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 5. ESTRATEGIA METODOLÓGICA Estrategia multimétodo El grupo de discusión 6. DISEÑO Y PLAN DE TRABAJO Objetivos Hipótesis, método, variables y muestras Hipótesis de investigación Diseño/Método de investigación Variables/Dimensiones Población/Muestras Análisis de datos Plan de trabajo: etapas y resultados previsibles Cronograma 3
  • 4. 5.- ESTRATEGIA METODOLÓGICA.- Breve introducción de los aspectos que se abordarán en esta parte del proyecto. Téngase en cuenta que en cada proyecto, la estrategia metodológica vendrá determinada por la naturaleza y objetivos de la investigación, y que la que aquí se desarrolla no es más que una propuesta a modo de ejemplo. A continuación se describirá la estrategia metodológica seguida en el Proyecto de Investigación Patrones de masculinidad y feminidad asociados al ciclo de la violencia de género, así como los objetivos concretos del mismo, especificando etapas y resultados previsibles. Se formularán las hipótesis de trabajo, se definirán las variables o dimensiones a estudiar y se delimitará y describirá la población y muestra a utilizar. También se presentarán las técnicas de recogida de información y análisis de resultados. 5.1. Estrategia multimétodo.- En este epígrafe, se justificará la estrategia metodológica que se utilizará en la investigación. La extensión o profundidad de tal justificación, dependerá del contexto en que se realiza el proyecto. Conviene tener en cuenta las características del organismo que financiará el proyecto y la tradición metodológica en el programa en que se inscribe la investigación. El objetivo general de esta investigación, las dimensiones que se pretenden analizar y el objeto de estudio, obligan a emplear una estrategia metodológica multimétodo, que convenga en un compromiso entre las orientaciones cuantitativa y cualitativa de la investigación social. No todas las observaciones son susceptibles de medición cuantitativa, más aún cuando se trabaja sobre la escurridiza cuestión de las preferencias e intereses de actores sociales y la captación de sus discursos. Además, la comparación obliga, a establecer diferenciaciones no sólo en términos de cantidad (cuantitativas) sino de cualidad (cualitativas) (Ragin, 1989). La investigación cuantitativa en educación utiliza diseños experimentales, cuasiexperimentales y no experimentales (Campbell y Stanley, 1973). Por su parte, los métodos cualitativos de investigación incluyen la teoría fundamentada en la realidad (grounded theory), la investigación etnográfica, la hermenéutica, la investigación fenomenológica, la investigación acción, etc. En términos de Abdellah y Levine (1994), la investigación cuantitativa es aquélla que se ocupa de recoger y analizar datos cuantitativos sobre variables, y la investigación cualitativa se encarga de efectuar registros narrativos de fenómenos que son estudiados en su mayoría mediante observación participante, y entrevistas no estructuradas. Este material puede ser registrado literalmente, transformado en códigos, grabado en audio o en video, etc. Para Strauss (1987), la diferencia fundamental entre ambos tipos estriba en que la investigación cuantitativa se centra en el estudio de las relaciones entre variables cuantificadas, mientras que la investigación cualitativa lo hace en contextos estructurales y situacionales. El paradigma cuantitativo se caracteriza por la concepción de la realidad asentada en el positivismo lógico, el uso del método hipotético deductivo, su carácter particularista orientado a los resultados, mantiene el supuesto de la objetividad; es el paradigma de las ciencias naturales. El paradigma cualitativo, por su parte, asume una postura fenomenológica global, inductiva, estructuralista, subjetiva, orientada al proceso y propia de las disciplinas que tienen como tema de estudio la dimensión psicosocial de lo humano. 4
  • 5. Durkheim (1978:35) advertía sobre el riesgo de confundir los hechos sociales con las formas que estos adoptan en los casos particulares y postulaba que la estadística nos ofrece el medio apropiado para aislarlos. Defendía la posibilidad de abordar los fenómenos sociales con la misma objetividad y el mismo distanciamiento respecto al objeto de estudio, que la que existe en las ciencias naturales. Weber (1982:62), en cambio, señalaba que “mientras que en la astronomía los cuerpos celestes nos interesaban en sus relaciones cuantitativas, susceptibles de medición exacta, en las ciencias sociales nos concierne la tonalidad cualitativa de los procesos…” y añade que esta comprensión requiere una tarea específicamente distinta de aquélla que pueden o pretenden resolver las fórmulas de las ciencias naturales exactas en general. A priori, ni la investigación cuantitativa ni la cualitativa es superior a su contraparte y responden a la misma lógica inferencial: ambas pueden ser igualmente sistemáticas y científicas (King, Keohane y Verba, 1994) y pueden proporcionar información igualmente útil. Además, si se integran ambos tipos de datos cuando éstos convergen, se produce un refuerzo de la validez externa de las generalizaciones. Los problemas de medición en el análisis comparado resultan familiares a cualquier investigador/a y entre sus tareas fundamentales, figura el diseño de estrategias diferentes para dar cuenta del mismo fenómeno. En particular, la estrategia de integración de métodos que se utiliza en esta investigación para la construcción del instrumento de evaluación de género es la denominada triangulación. De acuerdo con Bericat (1998), las estrategias básicas de integración multimétodo pueden resumirse en tres subtipos: complementación, combinación y triangulación. A continuación, se resumen brevemente las principales ideas: • La complementación hace referencia a las estrategias que incorporan una doble y diferenciada visión de los hechos, la cuantitativa y cualitativa, donde la una complementa la visión de la otra, sin que se produzca solapamiento alguno; representa el grado mínimo de integración de métodos. • La combinación integra subsidiariamente un método en otro, con la intención de fortalecer las conclusiones generadas por el considerado principal. • La triangulación representa el grado máximo de integración, puesto que de lo que se trata es del reconocimiento por parte de las dos aproximaciones de un mismo aspecto de la realidad social. En esta estrategia lo que se pretende es la convergencia o el solapamiento de los resultados. Los métodos se aplican de manera independiente, pero el objetivo es someter a examen el nivel de convergencia o divergencia de los resultados (Bericat, 1998). En este proyecto de investigación se recurre a la triangulación como estrategia metodológica para seleccionar descriptores de personalidad y aspectos relacionales deseables en hombres y mujeres en la taxonomía obtenida en población española (Iraegui, 1999), con diferencias significativas en deseabilidad social para ambos sexos, (Iraegui y Delgado, 2002), y del análisis del discurso procedentes de grupos de discusión sobre características diferencialmente deseables de masculinidad y feminidad. Esto permitirá la construcción de un instrumento de evaluación de género psicométricamente adecuado para la población española, con un alto grado de validez externa. Por otra parte, se recurrirá a la estrategia metodológica de la combinación para comparar significativamente, desde la perspectiva cuantitativa, la construcción de la identidad de género e identificar aspectos diferenciales en población de mujeres, y para identificar, desde la cualitativa, los procesos que determinan construcciones diferentes en las poblaciones estudiadas. 5.2. El grupo de discusión.- 5
  • 6. Se presenta de forma más detallada la técnica del grupo de discusión, por ser la técnica cualitativa utilizada en este proyecto, y por el peso preponderante en los dos estudios que integran la investigación. La técnica del grupo de discusión se puede definir como una “conversación cuidadosamente planeada para obtener información de un área definida de interés, en un ambiente permisivo, no-directivo. Se lleva a cabo con aproximadamente de siete a diez personas, guiadas por un moderador experto, la discusión es relajada, confortable y a menudo satisfactoria para los participantes, ya que exponen sus ideas y comentarios en común. Los miembros del grupo se influyen mutuamente, puesto que responden a las ideas y comentarios que surgen en la discusión” (Krueger, 1991). Mediante los grupos de discusión obtenemos información sobre un tema focalizado en un contexto social, donde las personas pueden considerar sus visiones en interacción con los demás. Los criterios generales que hacen que un grupo de discusión funcione y sirva para objetivos de investigación se pueden resumir en: • Tiene que estar formado, cada uno de ellos, por un número de miembros que puede oscilar entre siete y diez. Se garantiza así la diversidad de ideas y la participación de todos los componentes del mismo. • Que se cree un ambiente permisivo, que dé libertad a los individuos para expresar emociones, valores y sentimientos, que nunca reflejarían delante de una persona que manifestara su opinión ante lo que los participantes cuentan. • Que sean desconocidos entre sí: la mayoría de personas tienden a hablar más cómodamente de algunos temas frente a personas que no conocen. • Que no existan líderes, que producirían un sesgo en la discusión del grupo. Es misión del moderador eliminar su influencia si este se ha introducido de forma aleatoria en el grupo. • Que exista homogeneidad/heterogeneidad: dentro del grupo no pueden existir relaciones de poder entre sus miembros (jefe/trabajador; padre/hijo). Por otra parte, el grupo tiene que ser homogéneo en cuanto a situaciones culturales, educacionales y de ocupación. Debe quedar claro que los grupos de discusión no son, en principio, una técnica de investigación participativa, en el sentido de que su objetivo es obtener información que poseen los componentes del grupo y que necesitan los investigadores para unos objetivos ya determinados. En cuanto al diseño muestral de los grupos de discusión, debe señalarse que el mismo no es estadístico, sino estructural, es decir, en función de aquellas variables de estructura social (que son las que mediatizan los discursos) que puedan ser más importantes para el objetivo del estudio. Se asume que una persona que pertenece a un grupo determinado es intercambiable en cuanto a su discurso por otra persona de las mismas características de ese grupo. La muestra estructural pretende ir a las relaciones y no a los individuos. No importa por tanto la representatividad estadística, sino la representatividad estructural. No hay, como en el muestreo estadístico, una fórmula que se pueda aplicar que indique el número de personas a entrevistar o cuántos grupos hay que realizar. El análisis de los textos surgidos de los grupos de discusión que hace el/la investigador/a indicará a éste/a si el grupo le aporta información nueva o si, por el contrario, lo que se está diciendo ya se ha expresado en un grupo con las mismas características y no hay aportación de nuevas ideas. En el primer caso se puede plantear la realización de un nuevo grupo; en 6
  • 7. el segundo se ha llegado a lo que en la investigación cualitativa se denomina saturación del discurso. Una vez diseñados los grupos que pueden ser adecuados para los objetivos de la investigación y las características que deben tener los/as participantes en cada grupo, se deben buscar personas que posean dichas características. La selección de participantes se puede llevar a cabo mediante diferentes alternativas, desde contratar profesionales para que realicen la búsqueda hasta utilizar redes de relación: amistades, familiares, compañeros/as de trabajo o el teléfono para llamadas aleatorias. En todo caso, hay que tener en cuenta que las personas seleccionadas no deben conocer al investigador/a o a quien actuará ejerciendo la moderación en el grupo de discusión. Tampoco deben conocer los objetivos de la investigación para evitar que lleguen al grupo con una opinión pensada y un discurso preparado para satisfacer –según sus expectativas- a los investigadores. Como hemos visto, los/as participantes son seleccionados/as por tener alguna o algunas características en común que les relaciona con el tema de estudio. En nuestro trabajo serán hombres y mujeres de la población española segmentados por sexo, edad y nivel cultural. El número de grupos por segmento vendrá determinado por la saturación de información, término ya explicado. Para mejorar la participación en los grupos de discusión, se debe realizar la convocatoria de los mismos teniendo en cuenta el horario disponible de posibles participantes. Asimismo, se debe convocar con antelación suficiente, incluso con una carta de invitación. El local en el que se desarrolla el grupo de discusión ha de reunir condiciones de tipo técnico: un sitio agradable y sin ruido, una mesa suficiente para que los/as participantes puedan sentarse cómodamente y una disposición de los asientos que no determine ninguna preeminencia en las condiciones de diálogo, ni para la persona que moderará ni para ningún miembro del grupo. En el centro de la mesa se colocará de forma visible para todos los participantes la grabadora donde se recogerá toda la discusión. En el caso de esta investigación se dispone, además, de grabadora de video digital. Es deseable que el local reúna otras condiciones, referidas al grupo que se ha elegido como muestra. Primeramente, el local ha de estar separado del contexto real de la vida de los participantes. En segundo lugar, el aspecto del lugar no ha de ofrecer contradicción con los valores simbólicos del grupo. En cuanto a la dinámica del grupo, los individuos que participan acaban llevando el control del discurso a través de la interacción que se produce. La persona que modera simplemente se dedica a plantear la temática y reconducir la conversación en casos de dispersión o de liderazgo de alguno de los miembros. El guión de la reunión se trabaja previamente en el equipo de investigación, con el objeto de que la información que se obtenga sea útil para los objetivos de la investigación. La pregunta inicial que se realiza debe ser abierta y la introducción que se realice al inicio del grupo no debe determinar la respuesta ni el tipo o forma que ésta deba tener. Antes de empezar con el guión de la sesión en los grupos de discusión, se avisará a los/as participantes de que la entrevista al grupo va a ser grabada en video y en audio. Se les informará de que los datos recogidos no serán utilizados de forma pública, ni sus resultados usados con otro fin que no sea el de la investigación. Asimismo, se les pedirá que firmen un documento donde aparezcan estas aclaraciones para conseguir su consentimiento informado. La persona que modera no debe hablar ni conocer previamente a quienes participarán en el grupo. La persona que modera el grupo no ha de colocarse en ningún lugar especial. No asistirá sola a la reunión sino que lo hará acompañada por otra persona que actuará 7
  • 8. de asistente, en funciones como: recoger la firma para el consentimiento de grabación de los/as participantes, asegurarse de que la grabadora funcione bien, cambiar las pilas si éstas se terminan, darle la vuelta a la cinta cuando termine, controlar la cámara de video... y tomar anotaciones sobre el discurso no verbal que se dé en el grupo. La persona encargada de moderar inicia la reunión encendiendo la grabadora o video –si es el caso, como en esta investigación- y dando las gracias por su presencia a los/as participantes. Se inicia la presentación, teniendo en cuenta que quien modera no puede emitir juicios de valor sobre el tema, que ha de adaptar su lenguaje a las características del grupo y que tiene que mantener su autoridad moral. No debemos olvidar por otra parte, las normas éticas relacionadas con el proceso de investigación cualitativa. Aparte del consentimiento informado y del principio de privacidad y de confidencialidad, hemos de tener en cuenta que los dilemas éticos se agudizan y amplían en la investigación cualitativa, porque la interacción con personas y escenarios es posiblemente más intensa. Como afirman Rodríguez Gómez y otros (1996), las actuaciones, que desde el punto de vista ético, pueden ser más censurables son las que afectan a las relaciones que mantienen investigador/a e informantes, desde el acceso al campo hasta el lugar concedido a los significados aportados por los informantes. Rodríguez Gómez y otros (1996) señalan también que la recogida de datos (video y audio) puede plantear problemas éticos. En el caso de las grabaciones en vídeo, el problema de la confidencialidad se agrava, pues quienes participan pueden ser reconocidos con facilidad. Para Erickson (1992), el problema de la confidencialidad en las grabaciones en vídeo forma parte de un problema ético más amplio, que consiste en la exigencia fundamental de que el/la investigador/a evite la posibilidad de que se derive algún tipo de perjuicio para los sujetos participantes (situaciones comprometidas ante sus superiores, represalias administrativas, pérdida de prestigio, etc.). Según Erickson (1992), el modo de minimizar los riesgos pasaría por soluciones como no registrar en vídeo más que interacciones inocuas, borrar parte del material registrado o negociar quiénes tendrían acceso a los registros, evitando en todo caso a las personas que están en situación de tomar medidas contra los participantes o retrasando en el tiempo su acceso a las cintas. Las decisiones que en cada caso adopte el/la investigador/a ante estos problemas dependerán de un conjunto de principios éticos basados en un esquema de valores, en los códigos deontológicos y en la negociación con los/as participantes. En cuanto al papel de la persona que modera, señalar que ha de intervenir lo menos posible. Sólo lo hará cuando el grupo se calle o se encrespe, cuando el grupo derive hacia otro tema o cuando un líder monopolice la discusión. No hay un tiempo definido: la discusión suele durar entre una y dos horas, pero si la persona que modera considera que se están produciendo nuevas ideas puede hacerla durar más tiempo. Cada vez que se realice una reunión de grupo, inmediatamente después de la misma y seguida del debate y discusión mantenida, es conveniente realizar un pequeño escrito con las “intuiciones” que hayamos podido obtener del grupo, tal como recomienda Conde (1996). Conviene así mismo, representar gráficamente estas intuiciones en un esquema que reproduzca, en lo esencial, los siguientes aspectos: - Las principales fracciones del grupo con posiciones discursivas diferenciadas. - El juego de diferencias y de oposiciones que hayan podido producirse entre unas y otras fracciones. - Asignar, tentativamente, una primera denominación de cada una de las fracciones en función de lo defendido por la misma. - Anotar si la dinámica ha sido tensa, relajada, espontánea, etc. - Recoger si los debates han sido vivos, si se llega fácilmente al consenso, si las opiniones circulan fácilmente de unos a otros asistentes. 8
  • 9. - Subrayar los temas más significativos, y sobre todo, los significantes que parezcan más relevantes para el objeto de la investigación. - Señalar las diferencias más significativas del grupo en función de otros realizados (caso de que no sea el primero). - Escribir sobre posibles aspectos de la dinámica (gestual, lapsus, momentos de acaloramiento, etc.) que corren el riesgo de perderse en la transcripción. - Registrar todos aquellos aspectos del grupo, incluida la fase de la contactación, que se consideren relevantes. Transcripción de las grabaciones de los grupos.- Cuando los datos se han registrado utilizando medios audiovisuales, la transcripción es un paso necesario para su interpretación. No se dispone todavía de sistemas o reglas de transcripción estándar, pero sí algunas recomendaciones que tienen en cuenta los/as investigadores/as: transcribir todo el discurso y con la exactitud que requiera la pregunta de investigación, transcribir dejando un amplio margen en el texto para poder realizar anotaciones, y transcribir de forma literal y lo más fiel posible. Flick (2004) hace referencia a algunos consejos que ofrecen los/as investigadores/as cualitativos en un sistema de transcripción para el discurso hablado: - manejabilidad (para quien transcribe) - legibilidad, capacidad para ser interpretada (por quien analiza y por el ordenador) - sencillo de escribir, de leer, de aprender y de buscar La grabación del caso, la documentación del contexto, la toma de notas auxiliares y la transcripción de las discusiones, convierten la realidad en material documental, material de una manera específica. “El principio epistemológico de comprensión se puede realizar analizando lo más posible las presentaciones o el desarrollo de las situaciones desde el interior. Por tanto, la documentación tiene que ser lo bastante exacta para revelar estructuras en esos materiales, y tiene que permitir enfoques desde perspectivas diferentes. La organización de los datos tiene el propósito principal de documentar el caso en su especificidad y estructura. Esto permite al investigador reconstruirla en su gestalt y analizarla y descomponerla para su estructura: las reglas conforme a las cuales funciona, el significado que subyace a ella. las partes que la caracterizan. Los textos producidos así construyen la realidad estudiada de una manera específica. y la hacen accesible como material empírico para los procedimientos de interpretación” (Flick, 2004:191). Por último señalar que en la actualidad existen varios programas informáticos que, si bien no realizan por sí solos la transcripción, sí pueden ayudar a que el trabajo sea menos engorroso y más fácil. En esta investigación utilizaremos el programa Soundscriber para la transcripción de audio y el Transana para la de video. Al final conviene releer la transcripción con la grabadora o ver de nuevo la grabación de video para ver si hay errores (caso de que transcriba otra persona). Análisis de datos.- El análisis del discurso del que vamos a hablar, afirma Conde (1996), es un proceso de escucha, de lectura, de reflexión, de comprensión, de imaginación y de interpretación a partir de un texto dado, de un trabajo “conversacional” producido por un grupo de personas en el marco de una investigación específica concreta. En este marco, el análisis de discurso puede entenderse como un continuo camino de ida y vuelta, en el que las primeras “intuiciones” que surgen en las dinámicas de grupo y en la lectura de los textos deben ser continuamente validadas. El proceso de validación de las primeras intuiciones originadas en los grupos y en la lectura de los textos da lugar a la transformación de los mismos; y así, las dimensiones analíticas se combinan con las 9
  • 10. interpretativas; las diacrónicas con las sincrónicas y las sintagmáticas con las paradigmáticas hasta construir un modelo de interpretación unitaria del texto (Conde, 1996). El análisis del discurso significa una tarea de reconstrucción del sentido del texto que exige leerlo, tomarlo e interpretarlo en su “totalidad”. Antes de cualquier tipo de análisis temático, de contenido o de categorías, como suele ser habitual, la lectura del texto debe dar pie a una intuición primera que debe presidir el análisis. Para Conde (1996), existen cuatro momentos fundamentales en este proceso de ida y vuelta, de la interpretación a la explicación, de la intuición al texto. Momentos que temporalmente se desarrollan de forma parcialmente simultánea, pero en los que se puede señalar una cierta lógica temporal: - Análisis de las posiciones discursivas básicas de los grupos. Intuición de las mismas e ida a los textos para avalarlas, o para transformarlas. Quién habla y desde qué posición habla. - Análisis de las configuraciones simbólicas básicas que organizan los textos. Intuición de las mismas e ida a los textos para avalarlas o para transformarlas. De qué se habla, qué es lo que está en juego en lo que se habla, qué se quiere decir con lo que se dice. - Análisis de la configuración semántica de los discursos. Elaboración de las mismas y trabajo textual intenso para su estructuración sistemática. Cómo se habla, de qué forma se habla, cómo se organiza el habla. - Elaboración del texto que da cuenta, que reconstruye los discursos analizados. Trabajo de escritura, de puesta en forma de lo analizado e interpretado. También en este momento, la propia escritura exige ir a los textos de los grupos. La tarea de este “momento” del “análisis del discurso” se centra sobre todo en encontrar el lazo de unión entre el contexto histórico y social de los grupos (entrevistas) y los textos producidos por éstos. En la práctica se centra en encontrar el “nudo de relaciones sociales” (en el sentido amplio de la expresión e incorporando al mismo la dinámica histórica) que puede dar cuenta de los textos grupales. Es como si quisiéramos responder a la pregunta ¿en nombre de quién habla el grupo?, ¿quién/es hablan? Para realizar el análisis del discurso procedente de los grupos de discusión, actuaremos en dos fases. En una primera fase trataremos de detectar las posiciones discursivas y las configuraciones simbólicas de los textos, las pautas del análisis desarrolladas por el enfoque hermenéutico según el modelo de Conde (1996). En una segunda fase recurriremos al esquema analítico de Miles y Huberman y utilizaremos una herramienta informática para facilitar el trabajo de analistas cualitativos (CAQDAS), ya que se enfrentan a un gran volumen de datos. Fase 1ª del análisis cualitativo (Conde, 1996).- I. Tareas relativas al análisis de las posiciones discursivas.- El análisis comienza en el propio diseño de la investigación. En las hipótesis que subyacen en éste existe ya una primera intuición de los “discursos” que se podrían producir en la investigación. a) Preparación del trabajo de lectura Se deben leer los textos de los grupos y de las entrevistas según un orden preestablecido, que permita observar una posible sistematización de posiciones y diferencias entre los mismos:  Según el diseño de la posición social o de algún otro de los parámetros utilizados para diseñar los grupos 10
  • 11.  Según la “primera intuición” de posiciones discursivas explicitadas en las dinámicas de grupo realizadas Caso de que no exista dicha intuición, se tratará de ordenar los textos en la medida que se vayan leyendo, de forma que cada texto de grupo se relacione de alguna manera con el resto de textos que se van leyendo. b) Lectura literal del texto La lectura literal del texto de un grupo es lo más difícil de realizar como tarea: • Exige cambiar fórmulas habituales de lectura • La lectura literal del texto exige inicialmente dar a cada expresión igual valor, todas son importantes, sean aparentemente obvias o no. Habitualmente se comete el error de despreciar lo aparentemente “obvio”, lo que nos parece más lógico o evidente sobre el tema que estamos investigando. También existe otra tendencia a leer expresiones distintas a las que realmente se han utilizado, sustituyendo la expresión literal por otra que nos parece próxima, o que quiere decir lo mismo. Hay que tratar de evitar dichos errores y leer con atención la totalidad del texto. • En la medida que se lee (y se relee) el texto, su lectura nos sugiere asociaciones o simplemente nos parece importante lo que allí se señala. • Dichas anotaciones, por tanto, pueden adoptar formas muy diversas. Cada investigador/a acaba creando su propio código. Subrayar de distinta forma, circular, señalar vectores de tensión entre unos y otros verbatims, sugerir análisis o interpretaciones, realizar gráficos, etc. II. Búsqueda de estilos o variedades discursivas diferentes.- Debemos intentar: • Observar y analizar si algunas de las aproximaciones grupales (temas, formas expresivas, cadenas argumentales, etc.) tienden a ser producidas por algún sector de asistentes con características similares. Por ejemplo en este caso Hombres y/o Mujeres, asistentes con una u otra trayectoria socio-profesional o con diferentes intervalos de edad (Síntoma de la existencia de fracciones grupales y posibles discursos diferenciales). • Observar y analizar si algunas de las aproximaciones grupales (formas expresivas, cadenas argumentales, etc.) pueden indicar la existencia de ciertas formaciones culturales o simbólicas que se expresan en dichas variedades argumentales (Síntoma de la existencia de formaciones o matrices simbólicas que subyacen en las mismas). • Intentar organizar una sistemática, una clasificación, un orden que pueda dar cuenta de las diferencias observadas (La organización de dicha sistemática debería tener en cuenta los criterios de diseño grupal inicial y los objetivos de la investigación). • Intentar buscar ejes y/o sistemas de polaridades que pueden dar cuenta de dicha sistemática (“Ejes semánticos”). III. Primeras intuiciones preanalíticas.- Las citadas tareas pueden llegar a suponer unas primeras “intuiciones preanalíticas” o conjeturas que pueden ayudar a comenzar el trabajo de elaboración del texto, a iniciar el análisis de las perspectivas discursivas de las posiciones diferenciales que subyacen en el texto que vamos leyendo. Ahora bien, si bien no existen reglas para hacer conjeturas válidas, hay métodos para hacer válidas las conjeturas que hacemos. IV. Primeras relecturas intencionales del texto.- En caso de que la lectura del texto sugiera una interpretación, una cierta intuición o conjetura de lo que parece estar en juego en el mismo, lo más adecuado es realizar una 11
  • 12. segunda lectura “intencional” del texto para observar si evidencia un “sentido” que, en líneas generales, pueda ser coherente con la primera intuición. Caso que eso no ocurra, es decir, que dicha intuición no sature todo el texto sino sólo una parte del mismo, conviene repensar dicha intuición y generar “conjeturas” más amplias con las que se trata de realizar el mismo procedimiento. V. Primeras hipótesis sobre las perspectivas discursivas, sobre las posiciones de discurso puestas en juego.- La relectura del texto, teniendo en cuenta las primeras intuiciones analíticas, puede conducir a la búsqueda más sistemática de las posiciones sociales desde las que se producen los discursos. Es decir, desde qué posiciones sociales, de rol, de género, de situación, en una palabra desde qué nudo de relaciones sociales (en el sentido amplío de la expresión) se produce el discurso. Hay que tener en cuenta que estas hipótesis sobre el nudo de relaciones sociales desde las que se produce el discurso, guarda una estrecha relación con las hipótesis del diseño de los grupos. Asimismo, estas hipótesis sobre las posiciones desde las que se elaboran los discursos son previas y anteriores a la búsqueda de una sistematicidad “interna” de los propios textos, ya que los mismos contenidos temáticos pueden ser abordados de modo muy diferente desde una u otra posición social de discurso. Asimismo, hay que tener cuidado en no confundir “la posición discursiva” con un subconjunto fijo de asistentes al grupo o “fracción grupal”. En general, una cierta fracción grupal tiende a producir el discurso desde una cierta posición, pero “fracción” y “posición” no son equivalentes. Por ejemplo, una fracción de mujeres de un grupo puede constituir la fracción de “amas de casa” del grupo y otro sector de mujeres la de “ocupadas fuera del hogar”. Sin embargo, la posición discursiva, la perspectiva discursiva asociada al rol “ama de casa” puede ser utilizada igualmente por la fracción de “ocupadas” fuera del hogar. El ideal de construcción de estas hipótesis es acceder a un nivel de estructuración que permita producir un espacio de configuración de los discursos a partir del conjunto de relaciones existentes entre la totalidad de posiciones discursivas puestas en juego en los textos. Acceder a este ideal puede conllevar, sin embargo, múltiples tareas de lectura y de relectura de los textos grupales transcritos. VI. Análisis e interpretación de las configuraciones simbólicas de los textos.- El análisis sistemático de los textos y su confrontación con las primeras intuiciones preanalíticas, la toma en consideración de los contextos del texto (posiciones sociales desde las que se producen los discursos), como de las propias variedades del “habla” particular con que es dicho cada discurso nos debe conducir a lo que Conde (1996) denomina el establecimiento de la “configuración simbólica” que subyace en los textos y en los discursos que se empiezan a entrever en dichos textos. Esto significa contestar a las preguntas ¿de qué se habla?, ¿qué está en juego en lo que se dice?, ¿qué se nos quiere decir con lo que se dice? Para contestar a estas preguntas Conde afirma que hay que: - Observar y analizar cómo se ha producido la dinámica del grupo/entrevista. Si ha sido relajada, tensa, transparente, con ocultaciones de posiciones, etc. - Observar dónde aparece los momentos de mayor tensión, de mayor carga emocional. - Observar y analizar los estilos discursivos dominantes en las reuniones (formas expresivas, monólogos o diálogos...). - Observar cuáles son los ejes o dimensiones subyacentes en la dinámica conversacional. 12
  • 13. - Observar y analizar las situaciones y los momentos en que el grupo empieza a sentirse a gusto (caso que lo haga). - Observar cómo se enuncian, los textos desde las distintas posiciones discursivas: o Formas expresivas utilizadas (pronombres personales, fórmulas colectivas, formas impersonales...). o Expresiones verbales significativas de unas y otras posiciones discursivas. o Temáticas preferentemente abordadas desde cada posición discursiva. o Espacios de encuentro y de desencuentro entre las distintas posiciones expresadas en los grupos. o Atención especial a las variedades expresivas de los grupos. o Conjunto de tareas entre las que el estudio de las variedades terminológicas, lingüísticas, expresivas, significantes de los textos ocupa una tarea primordial, así como el juego de tensiones asociadas a los mismos (Ritmo y melodía con la que se enuncia el habla). En la configuración simbólica se produce un momento de importante inflexión en el análisis del discurso. Hasta ahora, el análisis se apoyaba ante todo en el contexto de la producción de los discursos. Sobre quiénes eran los que hablaban, desde qué posición hablaban... Contexto conocido o inferido a partir de la lectura de los textos. En el momento de la configuración simbólica, el análisis incorpora el contexto al propio espacio que se trata de configurar, de forma que la clave es ya el propio texto y las dimensiones simbólicas que lo organizan. Se pasa a analizar de qué hablan y cómo lo hablan los grupos. En base a lo anterior, se trata no sólo de organizar un texto sino el conjunto de textos de la totalidad de la investigación. A partir de aquí se realiza la configuración semántica de los discursos. En este momento del análisis se trata, ante todo, de ordenar y estructurar de forma sistemática el conjunto de temas, de significantes, de expresiones, de contenidos, que constituyen un determinado “discurso”. Una vez llegado a este nivel, conviene realizar las siguientes tareas: • Análisis temático. Señalar los textos que se refieren a las diversas temáticas que surgen, en especial, las referidas a los objetivos de la investigación. • Preselección de ciertos “verbatims” que pueden ejemplificar y condensar ciertas posiciones o argumentaciones ante los citados temas por parte de las distintas posiciones discursivas. • Observar y analizar si hay alguna secuencia o cadena en los temas tratados en los grupos por las distintas posiciones discursivas. • Observar y analizar si las distintas posiciones discursivas realizadas abordan y tratan temas similares o diferentes. • Observar y analizar cómo y cuándo surgen (contexto de aparición) los elementos centrales que constituyen implícita y explícitamente los objetivos de la investigación. • Observar y analizar las cadenas argumentales y semánticas que se desarrollan en torno a un tema y/o que llevan de un tema a otro, principalmente los relativos a los objetivos. • Observar y analizar las formas expresivas utilizadas para hablar, referirse al fenómeno/s que se está investigando. • Observar y analizar si hay “términos” o “expresiones” particulares que condensen una determinada forma o estilo discursivo. • Observar los ámbitos en los que se produce más acuerdo/desacuerdo o conflicto grupal. • Observar y analizar los consensos o acuerdos grupales y los conflictos. Fase 2ª del análisis cualitativo.- Para dar respuesta a las preguntas anteriormente formuladas, seguiremos una serie de etapas u operaciones que constituyen un proceso analítico básico o común a la mayoría 13
  • 14. de las investigaciones que trabajan con este tipo de datos, basándose en el esquema general de Miles y Huberman (1994): a) reducción de datos; b) disposición y transformación de datos; y c) obtención de resultados y verificación de conclusiones. a) Reducción de datos.- Consiste en la selección y condensación de la información y se realiza bien anticipadamente (al elaborar el marco teórico, definir de las preguntas, seleccionar los participantes y los instrumentos de recogida de información), o cuando el investigador los resume o esquematiza una vez recolectados. Las tareas de reducción de datos constituyen procedimientos racionales que consisten en la categorización y codificación, identificando y diferenciando unidades de significado. b) Disposición y transformación de datos.- Una disposición supone conseguir un conjunto ordenado de información, normalmente presentada en forma espacial, abarcable y operativa que permita resolver las cuestiones de la investigación. Cuando además la disposición conlleva un cambio en el lenguaje utilizado para expresarlos, se habla de transformación de datos. Uno de estos procedimientos son los gráficos o diagramas, que permiten presentar los datos y observar relaciones y estructuras profundas en ellos. Miles y Huberman (1994) contemplan el diseño de matrices donde se pueden plasmar distintos tipos de información (textos, citas, abreviaciones o figuras simbólicas) y distintos formatos. Para esta tarea utilizaremos los programa informáticos Nudist 6.0 y Decisión Explorer de análisis cualitativo de datos, que no puede reemplazar la capacidad del investigador/a que mostramos anteriormente, pero sí ayudar en fases instrumentales del análisis tales como: marcado y codificación del texto, relación de categorías y sujetos, elaboración de tipologías y perfiles, o recuento, búsqueda y recuperación de unidades codificadas. Este programa informático NUDIST como señalan Gil Flores y Perera Rodríguez (2001) soporta los procesos de categorización deductiva e inductiva, incluso ambas. Esta habilidad posibilita que podamos diseñar a priori un sistema de categorías desarrollado a partir de teorías existentes o establecidas en base al objeto de la investigación, o bien hipótesis o constructos que se han ido incorporando durante la recogida de la información. Una de las características de este programa es que estas categorías las podemos agrupar y organizar de forma jerárquica. Esto permite al investigador/a observar las relaciones que existen entre los múltiples conceptos o categorías tratadas, compararlas mediante operadores específicos (booleanos, contextuales, negativos, inclusivos, exclusivos) para esbozar conclusiones relativas a los temas de investigación. Sus resultados se pueden exportar al programa Decisión Explorer para visualizar el mapa conceptual correspondiente. c) Obtención y verificación de conclusiones.- Llegar a conclusiones implica ensamblar de nuevo los elementos diferenciados en los procesos anteriores para construir un todo estructurado y significativo. En las conclusiones se tratan los resultados, los productos de la investigación y la interpretación que las personas implicadas hacen de los mismos. Los resultados avanzarán en la explicación, comprensión y conocimiento de la realidad, y contribuirán a la teorización o intervención sobre la misma. En nuestro caso, intentaremos identificar y deconstruir aspectos de la identidad de género asociados a la violencia de género para proponer áreas de intervención en el ámbito socioeducativo dirigidas a la prevención de la violencia de género. Para asegurar la calidad de este proceso de análisis cualitativo se tendrán en cuenta los siguientes criterios: 14
  • 15. - Credibilidad (en lugar de validez interna, está orientada al valor de verdad de la investigación): se trata de contrastar las creencias y preocupaciones del investigador/a con las diferentes fuentes de las que se han obtenido los datos. Para ello es recomendable realizar un trabajo prolongado en un mismo contexto, una observación persistente, triangulación, recogida de material referencial, control de los participantes establecer la corroboración o coherencia textual. - Transferibilidad: (se corresponde con la validez externa en la investigación cuantitativa). Se refiere al grado en que los sujetos investigados son representativos del universo al cual pueden extenderse los resultados obtenidos (Ruiz Olabuénaga, 2003:66). Para conseguirlo es conveniente realizar: muestreo teórico/intencionado buscando maximizar el objeto y la amplitud de la información recogida, y con ello, sacar a la luz los factores más necesarios para comparar dos contextos y estudiar su semejanza. - Dependencia: (es equivalente a la fiabilidad en los estudios cuantitativos) hace referencia a la estabilidad de los datos. En esta investigación utilizaremos la Réplica paso a paso, análogo a la fiabilidad de "las dos mitades" en los tests. El equipo de investigación se divide y trata con fuentes de datos que han sido también divididas en mitades. Teniendo en cuenta el desarrollo en espiral de los diseños naturalistas, los equipos deben comparar frecuentemente sus resultados. Estas sesiones deben estar documentadas adecuadamente. - Confirmabilidad: (corresponde a la objetividad). Es esencial en la investigación y equivale a captar la realidad de la misma forma que lo haría alguien sin prejuicios ni llevado por intereses particulares. Se basa en la neutralidad de los datos producidos, no en la neutralidad del investigador/a. Para conseguir la confirmabilidad se debe realizar triangulación y un ejercicio de reflexión para revelar a la audiencia los supuestos epistemológicos subyacentes, que llevaron a plantear las preguntas de una forma determinada y a presentar los resultados de una forma concreta. - Autenticidad educativa, demostración de que a lo largo de la investigación se ha incrementado la capacidad de entender las perspectivas y planteamientos ajenos. - Justicia o equidad (fairness): Se recogen las diferentes realidades de modo equilibrado. Para Lincoln (1995) estos criterios para valorar el rigor en la investigación cualitativa implican una reflexión del compromiso de la investigación con la justicia, implicando tanto a participantes como al investigador/a, la participación abierta y democrática del conocimiento más que la concentración del conocimiento de la investigación en manos de una elite privilegiada, favoreciendo, estimulando, y posibilitando la acción social (Orellana, 2002). 15
  • 16. 6. DISEÑO Y PLAN DE TRABAJO.- 6.1. Objetivos Objetivo general Identificar y proponer líneas de intervención sobre patrones de la identidad de género asociados a la violencia de género Objetivos específicos: 1. Construir un instrumento de evaluación de identidad de género (masculinidad y feminidad), psicométricamente adecuado para la población española. El instrumento de evaluación deberá responder a las siguientes características:  Evaluación externa: desarrollar un sistema de evaluación que sea generalizable a muestras amplias.  Evaluación indirecta: con base en un producto fácilmente generado por los sujetos.  Evaluación objetiva: cuyos resultados puedan ser independientes de la experiencia del evaluador.  Tratamiento optimizado: en la medida de lo posible, de corrección y valoración automática 2. Comparar la construcción de la identidad de género, e identificar aspectos diferenciales, en poblaciones de mujeres2 :  inmersas en la relación de maltrato  liberadas de la relación de maltrato  relación sin maltrato (población normativa) 3. Identificar los procesos que determinan construcciones diferentes en las poblaciones estudiadas. 4. Proponer áreas de reestructuración cognitiva dirigida a la deconstrucción de los aspectos de identidad de género asociados al ciclo de la violencia de género. 5. Proponer áreas de intervención en el ámbito escolar y social dirigidas a la prevención de la violencia de género. 6.2. Hipótesis, método, variables y muestras.- 6.2.1. Hipótesis de investigación.- 1. Los constructos masculinidad-feminidad, por su carácter de elaboraciones culturales, compartirán descriptores encontrados en otros países occidentales, pero presentarán manifestaciones propias en la cultura española. 2. Las relaciones en las que emerge la violencia de género mostrarán patrones de feminidad (mujer) y masculinidad (varón) más rígidos que en la población normativa. 3. En los discursos de los grupos de mujeres: 3.1. Emergerán patrones de género más estereotipados en el discurso de mujeres inmersas en el ciclo de la violencia, que en las mujeres que no sufren maltrato (grupo normativo), o que afrontan el maltrato sin reproducir el ciclo de la violencia de género 3.2. Emergerá un discurso asociado a la deconstrucción de patrones rígidos de masculinidad y feminidad en el grupo de mujeres que se han liberado de una relación de maltrato 2 Para el estudio con mujeres inmersas en el ciclo de la violencia de género, se ha solicitado la colaboración de asociaciones federadas de Asistencia a Víctimas de Violencia de Género, que prestan asistencia psicológica y jurídica a mujeres. Se adjunta al proyecto fotocopia de la carta de respuesta. 16
  • 17. 4. Los patrones identificados serán susceptibles de intervención terapéutica y preventiva. 6.2.2. Diseño/Método de Investigación.- Mediante el uso de la metodología cuantitativa obtendremos una “fotografía” razonablemente precisa de los descriptores de personalidad y aspectos relacionales con diferencias significativas en deseabilidad social para hombres y mujeres. Pero, a pesar de que con esta metodología podemos realizar un análisis extensivo y obtener una descripción bien delimitada para construir la escala de feminidad/masculinidad, creemos que su exceso de concisión, la limitación por lo que respecta a la profundización en los procesos y la visión estática que proporciona de los mismos, hace aconsejable el uso también de la metodología cualitativa Uno de los propósitos del estudio que se presenta, es trascender las respuestas estereotipadas obtenidas con las escalas debido a que con frecuencia la cuantificación acostumbra a simplificar algunos aspectos sustantivos que se pretenden analizar. Además, los fundamentos teóricos, epistemológicos y las características técnicas de la metodología cualitativa, la hacen no únicamente pertinente para desarrollar exhaustivamente esta investigación, sino que la convierten en una herramienta privilegiada para acceder a los procesos, acciones, procedimientos y prácticas que se pretenden describir e interpretar. La posibilidad de una profundización comprensiva e interpretativa mayor de las dimensiones a estudiar, así como su análisis específico y pormenorizado, aconseja también la utilización de un enfoque cualitativo. Aunque exigen la concentración en ámbitos delimitados contextualmente y no permiten una universalización o extensión generalizada – para eso utilizaremos la investigación cuantitativa -, hacen posible un estudio más detallado. Y ello es posible por dos razones: • la utilización de métodos cualitativos tiene como característica principal el análisis y la interpretación del significado que las personas dan a sus acciones y a las acciones de los demás • la utilización de métodos cualitativos requiere del trato directo, en los contextos particulares de relación y de diálogo, con las personas que interactúan en los entornos concretos y participan en y de los procesos que se pretenden analizar. En situaciones como las planteadas en este estudio, en que los contextos a investigar están claramente definidos (mujeres inmersas en el ciclo de violencia de género), y la población implicada en la intervención es limitada, un planteamiento meramente extensivo no permitiría la realización de un análisis minucioso como el que propone el enfoque intensivo. Por estas razones teórico-metodológicas y pragmáticas, se considera pertinente la utilización de métodos cualitativos para identificar y proponer líneas de intervención sobre patrones de la identidad de género asociados a la violencia de género. Arnal y otros (1992:53) afirman que el método se traduce en un diseño que refleja el plan de trabajo del investigador/a. El diseño describe con detalle qué se debe hacer y cómo realizarlo. Tiene la función de clarificar y especificar las ideas y tareas que hay que hacer. A continuación presentaremos los diseños metodológicos que guían esta investigación, pero antes de concretar las diferentes metodologías empleadas en el proyecto, conviene recordar que el mismo consta de dos Estudios: 1. Estudio 1: se diseñará una escala de Rol de Género, ya que sólo se dispone de traducciones que se han mostrado inadecuadas en los análisis psicométricos. Siguiendo la línea de investigación actual, se utilizará la taxonomía del léxico de personalidad propia de nuestro país, utilizando muestras estratificadas por sexo, edad y nivel cultural. 17
  • 18. 2. Estudio 2: a partir del instrumento validado, se estudiarán las diferencias entre muestras de mujeres que no sufren violencia de género, mujeres maltratadas no inmersas en el ciclo de la violencia de género, y mujeres maltratadas inmersas en el ciclo de la violencia de género. Las muestras serán seleccionadas igualando variables socioculturales. Esta comparación se realizará mediante metodología cuantitativa (estudios de resultado) y metodología cualitativa (estudios de proceso). A partir de los resultados, se analizarán las áreas que permitan discriminar patrones de género asociados al ciclo de la violencia de género para proponer áreas de reestructuración cognitiva, a nivel de intervención y a nivel de prevención. A) DISEÑO DEL ESTUDIO CUANTITATIVO.- El diseño de investigación de carácter cuantitativo nos permitirá establecer el marco de referencia para hacer pruebas adecuadas de las relaciones existentes entre las variables. Nos dice, en cierto modo, qué observaciones hemos de efectuar, cómo hacerlas y la manera de analizar sus representaciones cuantitativas (Kerlinger, 1981: 214). Así pues, el diseño nos muestra las direcciones que debemos seguir para efectuar la observación y el análisis; por ejemplo, nos sugiere cuántas observaciones hay que realizar, qué variables son activas (susceptibles de manipulación) o atributivas (susceptibles de clasificación), qué tipo de análisis estadístico debemos usar, las posibles conclusiones que se pueden extraer del mismo, etc. Vamos a exponer en este apartado el modo de elaborar este “plan de actuación”. Dentro de la perspectiva cuantitativa, este estudio se enmarca en el diseño no experimental o ex-post-facto, y dentro de esta modalidad de diseños, se ha optado por realizar un estudio descriptivo y correlacional. Al emplear esta metodología no podemos manipular ni controlar las variables ya que el fenómeno acontece de forma natural, por lo que sólo podemos registrar sus medidas. Dentro de la investigación no experimental disponemos de diferentes diseños para llevar a cabo un trabajo empírico: a) Comparativo-causales: permiten planificar estudios para descubrir relaciones causa-efecto entre variables b) Descriptivos: en este tipo de estudios, como señalan Arnal y otros (1992: 175) se pretende describir un fenómeno, analizar su estructura y buscar relaciones entre las características que lo definen. En este ámbito están incluidos: 1. los estudios de desarrollo, cuyo objetivo es conocer los cambios que se producen en los sujetos con el transcurso del tiempo. 2. el método de encuesta, orientado a describir una situación 3. el método observacional, que se caracteriza porque la información se recoge directamente tras la observación de los sujetos. c) Correlacionales: se utilizan para determinar la relación entre variables y detectar la variabilidad de una variable que ha sido explicada por otra. En esta investigación se aborda un estudio descriptivo por encuesta empleando técnicas de análisis basadas en la correlación. Con esta metodología de investigación, queremos dar respuesta a nuestros objetivos tanto en términos descriptivos como de relación entre variables, tras una recogida de información sistemática, según un diseño previamente establecido que asegura el rigor de la información obtenida. La utilización de la metodología por encuesta tiene ventajas en las siguientes situaciones (Buendía y otros, 1997): 18
  • 19. a) Cuando se quieren generalizar los resultados a una población definida. b) Es una importante alternativa cuando no es posible acceder a la observación directa por circunstancias contextuales. c) Es una metodología indicada para recoger opiniones, creencias o actitudes porque, si bien los/as encuestados/as pueden no decir lo que piensan realmente, al menos manifiestan lo que desean que el investigador sepa de ellos. Esta es la razón de su utilización para obtener informaciones subjetivas de un gran número de sujetos. En el proceso de la investigación por encuesta se establecen tres fases de desarrollo, que hemos tomado como referencia en el diseño de la investigación que presentamos (Buendía y otros, 1997: 121): 1. Teórico-conceptual: planteamiento de objetivos y/o problemas e hipótesis de investigación 2. Metodológica: selección de la muestra y de las variables objeto de estudio; confección del cuestionario piloto y su formulación definitiva 3. Estadística-conceptual: codificación y análisis de datos para obtener resultados a partir de los cuales se podrán realizar generalizaciones, e integrar en el marco teórico de partida las conclusiones elaboradas. 19
  • 20. Fases de la Investigación por encuesta adaptado de Buendía y otros (1997:121) 20 Teoría de Partida Definición de objetivos Recogida de Información Establecer Definir Definir Dimensiones características características Muestrales contextuales Redactar Cuestiones Seleccionar Muestra Elección Método de encuesta Diseñar el tipo de Escala Encuesta Piloto Preparar carta Presentación Características técnicas-Modificaciones de la encuesta encuestacuestionario Encuesta Principal Codificación y sistematización de la Información Tabulación y Análisis Redacción de Conclusiones INTEGRACIÓN EN EL MARCO TEÓRICO
  • 21. B) DISEÑO DEL ESTUDIO CUALITATIVO.- Como señala Rodríguez Conde (1999) desde el paradigma interpretativo, el diseño, sea implícito o explícito, se identifica con un plan de acción que permite pasar de las cuestiones iniciales a una interpretación de las respuestas que ciertos individuos o grupos sociales dan a esas cuestiones. Si hay algo común a los diferentes enfoques cualitativos es el continuo proceso de toma de decisiones a que se ve sometido el investigador. En el modelo naturista el plan de investigación es abierto, flexible y emergente. La observación y el análisis de la realidad aportan suficiente información para delimitar qué investigar y la planificación del proceso (Colás, 1994). El plan en el modelo crítico es espiral y dialéctico y debe ser pactado por todos/as los/as participantes. Se genera a través del diálogo y el consenso. La característica fundamental del diseño cualitativo es su flexibilidad – la no linealidad-, su capacidad de adaptarse a cada momento y circunstancia, siguiendo los cambios que se producen en la realidad estudiada, emerge al tiempo que se recogen los datos, se realiza el análisis preliminar, y pasa a describirse de modo más exhaustivo el contexto. En términos generales, las características del diseño cualitativo son: • Es holístico. Adopta visión amplia/global de la situación • Es contextualizado. Se centra en las relaciones dentro de un sistema, contexto o cultura determinados • Hace referencia a lo personal e inmediato, exige una relación cara a cara • El diseño cualitativo se interesa por la comprensión de un escenario social concreto, no necesariamente en hacer predicciones sobre el mismo • Exige que el/la investigador/a permanezca en el lugar de estudio durante un largo tiempo • El/la investigador/a debe desarrollar una teoría o modelo de los que ocurre en la situación social • Requiere que el investigador se constituya en el instrumento de investigación. El investigador debe tener la habilidad suficiente para observar y agudizar su capacidad de observación y entrevista cara a cara • El análisis de la información requiere al menos tanto tiempo como el consumido en el escenario • Exige un continuo análisis de la información • Incorpora el consentimiento informado y la responsabilidad ética • Describe las posibles desviaciones propias del investigador y sus referencias ideológicas • Requiere el análisis conjunto de datos Como afirma Anguera (1995:520) “el diseño de la investigación es emergente y en cascada, ya que se va elaborando a medida que avanza la investigación”. La situación que genera el problema, da lugar a un cuestionamiento continuado, y a una reformulación constante, en función de la incorporación de nuevos datos. “Esta filosofía de diseños no estándar flexibiliza el estudio de forma acorde con la propia realidad y los datos que se obtienen, lo cual le aporta un infinito número de posibilidades. Además, este tipo de diseños permite una adecuación a las múltiples realidades, a los contextos específicos y a las interacciones entre investigador y contexto. Un diseño previo prefijado relegaría la realidad vivencia" Anguera (1995:520). 21
  • 22. Diseño de la investigación cualitativa METODOLOGÍAS CUALITATIVAS Estrategia Realidad Marco teórico Decisión sobre el OBJETIVO Muestreo intencional Recogida de datos cualitativos en contextos naturales Análisis cualitativo de datos continuado Resultados primeros del estudio de casos Necesidad de refinamiento DISEÑO EMERGENTE . Fuente: Anguera (2001) III Seminario de Actualización en investigación sobre discapacidad (SAID): Metodologías Cualitativas: características, proceso y aplicaciones. 6.2.3. Variables/Dimensiones.- ESTUDIO 1.- Construcción de Escala de Masculinidad y Feminidad desde las dos metodologías planteadas, en ambas serán:  Masculinidad: atribuciones de personalidad y atribuciones relacionales, que la sociedad (tanto mujeres como varones) considera significativamente más deseables para varones que para mujeres.  Feminidad: atribuciones de personalidad y atribuciones relacionales, que la sociedad (tanto mujeres como varones) considera significativamente más deseables para mujeres que para varones. ESTUDIO 2.- Patrones de Masculinidad y Feminidad en muestras de mujeres en diferentes situaciones respecto al ciclo de la violencia:  Estudio Cuantitativo: • Variable Independiente  Situación respecto a la violencia de género: (a) dentro del ciclo (b) superado el ciclo (c) fuera del ciclo • Variable Dependiente  Puntuaciones de Masculinidad y Feminidad • Variables controladas: nivel sociocultural  Estudio Cualitativo: análisis de los discursos de los grupos de mujeres (a) dentro del ciclo (b) superado el ciclo y (c) fuera del ciclo, para describir e interpretar las diferencias que permitan discriminan patrones diferenciales de género entre estos tres grupos. 6.2.4. Población/Muestras.- (a) ESTUDIO 1.- Construcción de Escala de Masculinidad y Feminidad 22
  • 23. ESTUDIO CUANTITATIVO Público objetivo Población general mayor de edad. Se tomará un tamaño de 1.200 sujetos para que la muestra sea probabilística en esta población, tomando la fórmula genérica propuesta por Cea D ´Ancona (1998: 170) en poblaciones finitas a partir de datos de Instituto Nacional de Estadística Tipo de estudio Estudio cuantitativo a través de entrevista telefónica mediante cuestionario estructurado Muestra 1.200 entrevistas distribuidas en 7 grandes áreas geográficas de forma proporcional a la población. Las áreas a incluir son:  Madrid  Cataluña/Aragón/Baleares  Comunidad Valenciana/Murcia  Andalucía/Extremadura/Islas Canarias  Centro excluido Madrid  Noroeste  Noreste, Rioja  La muestra se estratificará por área geográfica y tamaño de hábitat (núcleos urbanos y núcleos rurales)  Se establecerán cuotas por sexo (50%/50%) y por 4 grupos de edad (18-25; 26-40; 41-55; más de 55 años) de forma proporcional al universo  El error estándar para el total de la muestra es ± 2,89% en el caso más desfavorable de p=q=0,5 para un margen de confianza del 95% (2σ) Ámbito geográfico Estatal Longitud de cuestionario Aproximadamente 10-12 minutos de duración (Estimamos que si todas las preguntas son cerradas y de respuesta dicotómica o en escala el número de preguntas estaría en 70 aproximadamente) ESTUDIO CUALITATIVO Para los grupos de discusión del estudio cualitativo, sobre la misma población, se utilizará muestreo acumulativo y secuencial hasta llegar a la saturación, que garantice la representatividad del discurso-significados. Las estrategias graduales de muestreo se basan en su mayor parte en el muestreo teórico. Las decisiones sobre la elección y reunión del material empírico (casos, grupos, instituciones, etc.) se toman en el proceso de recoger e interpretar los datos. Este proceso de recogida de datos está controlado por la teoría emergente. Es necesario que la estrategia de muestreo se realice sobre un segmento concreto de la población general: sólo serán posibles candidatos a participantes los individuos que reúnan las características del perfil de los sujetos de estudio, previamente definido; es 23
  • 24. decir, no se buscan muestras representativas en sentido estadístico, con capacidad de inferencia a la población general, sino opiniones de personas diferentes que representen la opinión de su grupo de referencia, y que permitan conocer, analizar e interpretar diferentes perspectivas. Taylor y Bogdan (1986) señalan que, aunque todos los llamados escenarios y personas son dignos de estudio, es preciso elegir qué estudiar, a quién y dónde. Se necesita por lo tanto establecer un sistema de selección de los individuos, aunque no dirigido por la idea de representatividad, sino por la potencialidad en la información que pudieran aportar al estudio, es decir, un sistema de muestreo flexible y secuencial, adaptable a cada momento y circunstancia. (b) ESTUDIO 2.- Patrones de Masculinidad y Feminidad en muestras de mujeres: Población: Mujeres Muestras: Estratificadas3 para ambos estudios (cuantitativo y cualitativo): • Mujeres inmersas en el ciclo de violencia de género: mujeres que reciben asistencia pero permanecen en la relación de maltrato • Mujeres liberadas del ciclo de la violencia de género: mujeres que reciben o han recibido apoyo, y han salido de la relación de maltrato • Mujeres sin experiencia de maltrato (grupo normativo) 6.2.5. Análisis de datos.- (a) ESTUDIO 1.- Construcción de Escala de Masculinidad y Feminidad.- Cuantitativa: A partir de la selección de descriptores sobre deseabilidad social de masculinidad y feminidad, se construirá una escala tipo Likert que posteriormente será aplicada a la muestra representativa de la población española cuyas características se acaban de exponer. Tras la aplicación de esta escala se determinarán las diferencias significativas en deseabilidad social, de la taxonomía española de términos descriptivos de la personalidad y términos relacionales. El análisis estadístico se realizará mediante las siguientes técnicas aplicadas con el programa SPSS (Hair y otros, 2001):  MANOVA: para la selección de descriptores con diferencias significativas en la atribución de deseabilidad para varones y mujeres: • VI1 (Sexo del evaluador/a) VI2 (Sexo del sujeto evaluado) • VD1: deseabilidad social de términos-rasgo valorada en escala Likert de 7 puntos • VD2: deseabilidad social de términos-relacionales valorada en escala Likert de 7 puntos  ANÁLISIS DE ÍTEMS: análisis psicométrico de los descriptores seleccionados en el paso anterior, mediante el programa ITEMAN: • Índices de homogeneidad corregida superiores a 0,30 • Índices de discriminación de Crocker y Algina superiores a 0,20 • Índice de fiabilidad Alfa de Cronbach  ANÁLISIS FACTORIAL: para el análisis de validez de las dimensiones masculinidad-feminidad 3 El acceso a la población de mujeres víctimas de violencia de género se realizará a través de Asociaciones de Asistencia que han mostrado interés por esta investigación como se constata en el documento que se adjunta al proyecto. 24
  • 25. Cualitativa: Las producciones discursivas obtenidas en los grupos de discusión serán analizadas para determinar la deseabilidad social, para hombres y mujeres, de la taxonomía española de términos descriptivos de la personalidad y términos relacionales: • GD 1-5 Grupos Mujeres / GD 6-10 Grupos Hombres • Análisis de resultados mediante el Programa NUDIST ESTUDIO 1.- CONSTRUCCIÓN DE UN INSTRUMENTO DE EVALUACIÓN DE IDENTIDAD DE GÉNERO (MASCULINIDAD Y FEMINIDAD), PSICOMÉTRICAMENTE ADECUADO PARA LA POBLACIÓN ESPAÑOLA Descriptores de personalidad y aspectos diferenciales Triangulación de resultados Selección de descriptores Selección de descriptores Análisis cuantitativ o 25 Encuesta sobre deseabilidad social/dimensiones de masculinidad–feminidad (escala Likert) Grupos de discusión Deseabilidad social/dimensiones de masculinidad–feminidad Análisis cualitativo Aplicación muestral a nivel nacional Construcción de la escala Análisis psicométricos ESCALA
  • 26.  Inmersas en el ciclo de violencia de género  No inmersas en el ciclo de violencia de género  Que no sufren violencia de género (B) ESTUDIO 2.- Patrones de Masculinidad y Feminidad asociados al ciclo de la violencia de género Cuantitativa:  MANOVA • VI: grupo de pertenencia: mujeres inmersas en el ciclo, liberadas del ciclo y sin experiencia del ciclo • VDs: Masculinidad y Feminidad atribuida mediante las puntuaciones en la escala  ESCALAMIENTO MULTIDIMENSIONAL: para la comparación de la configuración de las atribuciones en las 3 muestras de mujeres Cualitativa: Grupos de discusión con mujeres:  Grupos de discusión: • GD 01-05 Mujeres no violencia de género • GD 06-10 Mujeres ciclo violencia de género • GD 11-15 Mujeres no ciclo violencia de género  ANÁLISIS DE DATOS CUALITATIVOS mediante sistema de categorías con ayuda del programa NUDIST ESTUDIO 2.- COMPARAR LA CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD DE GÉNERO E IDENTIFICAR ASPECTOS DIFERENCIALES EN POBLACIONES DE MUJERES MALTRATADAS MEDIANTE ESCALA Y MEDIANTE GRUPOS DE DISCUSIÓN Muestras Mujeres GRUPOS DE DISCUSIÓN (Análisis cualitativo) 26 APLICACIÓN DE LAS ESCALAS (Análisis cuantitativo) IDENTIFICADIÓN DE ASPECTOS DIFERENCIALES IDENTIFICADIÓN DE ASPECTOS DIFERENCIALES
  • 27. 6.3. Plan de trabajo: etapas y resultados previsibles.- ___________________________________________________________________ I. Construir un instrumento de evaluación de roles de género psicométricamente adecuado para población española __________________________________________________________________ ETAPA ACTIVIDADES RESULTADOS 1 Revisión y actualización bibliográfica desde la elaboración del proyecto Actualización documental. 2 Formación de jueces y procesamiento de datos para la selección de descriptores de personalidad y aspectos relacionales con diferencias significativas en deseabilidad social para hombres y mujeres Evaluación interjueces de la deseabilidad social diferencial de los términos. 3 Análisis de resultados y Selección de descriptores de personalidad y aspectos relacionales evaluados por jueces Obtención de Listado de descriptores de aspectos de personalidad y relacionales 4 Grupos de discusión sobre características seleccionadas referidas a personalidad y aspectos relacionales. Estratificación de la muestra: sexo, edad, nivel cultural Identificación de la representación de “feminidad” y “masculinidad” en población española 5 Triangulación de resultados cualitativos y cuantitativos: Selección de descriptores de personalidad y aspectos relacionales Extracción de ítems para subescalas de masculinidad y feminidad para población española 6 Construcción de escalas de feminidad / masculinidad: aplicación muestral a nivel nacional y análisis psicométricos. Obtención de escalas de masculinidad y feminidad para población española. DIFUSIÓN DE RESULTADOS 27 Detección de las diferencias en la representación y en el proceso de construcción de la “feminidad y masculinidad” de las muestras estudiadas PROPUESTAS DE INTERVENCIÓN PSICOTERAPEÚTICAS EDUCATIVAS PREVENTIVAS
  • 28. ___________________________________________________________ II. Comparar la construcción de la identidad de género e identificar aspectos diferenciales en poblaciones de mujeres maltratadas mediante escalas (METODOLOG __________________________________________________________________ ETAPA ACTIVIDADES RESULTADOS 7 Aplicación de las escalas de masculinidad y feminidad a muestras de mujeres: • inmersas en ciclo de la VG • no inmersas en ciclo de la VG • mujeres que no sufren VG Obtención de diferencias en los constructos feminidad y masculinidad, relacionadas con el ciclo de la violencia de género 8 Análisis de categorías en las que se obtienen diferencias significativas entre las poblaciones estudiadas Identificación de aspectos diferenciales de la identidad de género. DIFUSIÓN de resultados ___________________________________________________________________ III. Comparar la construcción de la identidad de género e identificar aspectos diferenciales en poblaciones de mujeres maltratadas mediante grupos de discusión (METODOLOGÍA CUALITATIVA) __________________________________________________________________ ETAPA ACTIVIDADES RESULTADOS 9 Grupos de discusión con mujeres: - inmersas en el ciclo de la VG - liberadas del ciclo de la VG - mujeres que no sufren VG Obtención de datos sobre los procesos de construcción de la masculinidad y la feminidad 10 Análisis de las construcciones y procesos diferenciales en las diferentes muestras Identificación de aspectos diferenciales ___________________________________________________________________ IV. Comparar la construcción de la identidad de género e identificar aspectos diferenciales en poblaciones de mujeres maltratadas mediante grupos de discusión __________________________________________________________________ ETAPA ACTIVIDADES RESULTADOS 11 Análisis de las diferencias en la representación y en el proceso de construcción de la “feminidad” y “masculinidad” de las 3 poblaciones estudiadas - Proponer áreas de reestructuración cognitiva dirigida a la deconstrucción de los aspectos de identidad de género asociados al ciclo de la violencia de género - Propuestas de intervención: terapéutica, educativa y social Conclusiones generales y propuestas de intervención desde distintos ámbitos. DIFUSIÓN DE RESULTADOS 12 Resultados, Conclusiones y Elaboración del informe final. Realización de la Memoria de Investigación. 28
  • 29. DIFUSIÓN DE RESULTADOS 29
  • 30. 6.4. Cronograma.- Etapas Tiempos Participantes Calendario CONSTRUCCIÓN DE ESCALA DE GÉNERO Enero 2004 – Abril 2005 1ª Revisión y Actualización Bibliográfica desde la elaboración del proyecto 3 meses Todo el equipo investigador Enero – Marzo 2004 2ª Selección de descriptores de personalidad y aspectos relacionales con diferencias significativas en deseabilidad social para hombres y mujeres: • Formación de jueces • Procesamiento de datos 4 meses Experta en metodología cuantitativa y análisis psicométricos Experta en categorización y lenguaje Becaria en formación de metodología y género Técnico Administrativo Contratado Enero – Abril 2004 3ª Selección de descriptores de personalidad y aspectos relacionales con diferencias significativas en deseabilidad social para hombres y mujeres: • Análisis de resultados • Selección de descriptores 2 meses Experta en metodología cuantitativa y análisis psicométricos Experta en categorización y lenguaje Mayo – Junio 2004 4ª Grupos de discusión sobre aspectos de personalidad y relacionales diferenciales en deseabilidad social para hombres y mujeres. • Selección participantes • Desarrollo de los grupos de discusión • Transcripción de sesiones • Establecimiento de categorías 5 meses Experta en metodología cualitativa y análisis de contenido Becario de la Unidad de Investigación Empresa de Trabajo de Campo Enero - Mayo 2004 5ª Selección de descriptores de personalidad y aspectos relacionales a partir de los resultados de grupos de discusión • Análisis de resultados • Selección de descriptores 3 meses Experta en metodología cualitativa y análisis de contenido Becario de la Unidad de Investigación Experta en géneros argumentativos Junio – Agosto 2004
  • 31. 6ª Construcción de la Escala • Consistencia intercodificadores • Estratificación de la muestra • Aplicación de la escala • Análisis psicométrico de ítems. • Fiabilidad y validez. 8 meses Todo el Equipo Investigador Empresa de Trabajo de Campo Septiembre 2004 – Abril 2005 IDENTIFICACIÓN DE ASPECTOS DIFERENCIALES EN POBLACIONES DE MUJERES MALTRATADAS. Mediante Escalas Mayo 2005 – Enero 2006 7ª Aplicación de escalas de masculinidad y feminidad a muestras diferenciales en cuanto a la violencia de género • Muestreo estratificado • Aplicación de escalas • Procesamiento de datos 6 meses Experta en metodología cuantitativa y análisis psicométricos Experta en categorización y lenguaje Becaria en formación de metodología y género Técnico Administrativo Contratado Mayo – Octubre 2005 8ª Análisis de las categorías en las que se obtienen diferencias significativas entre las poblaciones estudiadas • Análisis cuantitativo • Difusión de resultados 3 meses Todo el equipo investigador Noviembre 2005 – Enero 2006 IDENTIFICACIÓN DE ASPECTOS DIFERENCIALES EN POBLACIONES DE MUJERES MALTRATADAS. Mediante Grupos de Discusión Mayo 2005 – Enero 2006 9ª Grupos de Discusión con mujeres diferenciales en cuanto a la violencia de género: • Selección participantes • Desarrollo de los grupos de discusión • Establecimiento de categorías • Procesamiento de datos • Análisis de resultados 6 meses Experta en metodología cualitativa y análisis de contenido Becario de la Unidad de Investigación Experta en géneros argumentativos Psicoterapeuta Experta en Violencia de Género Técnica/o Administrativa/o Contratado Mayo – Octubre 2005 10ª Análisis de las construcciones y procesos diferenciales. • Análisis cualitativo • Difusión de resultados 3 meses Todo el equipo investigador Psicoterapeuta Experta en Violencia Noviembre 2005 – Enero 2006 31
  • 32. de Género RESULTADOS Y PROPUESTAS DE INTERVENCIÓN Febrero – Noviembre 2006 11ª Análisis de las diferencias en la representación y en el proceso de construcción de la “feminidad” y “masculinidad” de las poblaciones estudiadas mediante ambas metodologías. • Análisis discriminante de los aspectos de masculinidad y feminidad asociados a la pertenencia o no pertenencia al grupo de víctimas de la violencia de género • Análisis de aspectos de masculinidad y feminidad asociados a la violencia de género relacionados con estereotipos presentes en los medios de comunicación y en los modelos educativos. • Propuestas de Intervención: o Psicoterapéuticas o Educativas o Preventivas 7 meses Experta en metodología cuantitativa y análisis psicométricos Experta en categorización y lenguaje Experta en metodología cualitativa y análisis de contenido Experta en géneros argumentativos Psicoterapeuta Experta en Violencia de Género Febrero – Julio 2006 12ª Resultados, conclusiones y elaboración del informe final 3 meses Todo el equipo investigador Agosto – Octubre 2006 32
  • 33. RESUMEN-SÍNTESIS.- En este capítulo se desarrolla la estrategia metodológica prevista en el proyecto de investigación para el cual se solicita financiación. Se presenta y justifica la estrategia multimétodo requerida para alcanzar los objetivos propuestos, de modo que el equipo evaluador pueda valorar la coherencia del método del plan previsto. En este caso, se presenta de forma más detallada la técnica del grupo de discusión, sobre la cual descansa la vertiente cualitativa del método en esta investigación. En el diseño del plan de trabajo, se define el objetivo general del proyecto y los objetivos específicos que se desprenden del mismo. Los objetivos específicos, concretan y operativizan el objetivo general propuesto, que puede desbordar los propios límites del estudio para referirse a su contribución en la mejora de una situación social –en este caso, la intervención en la prevención de la violencia de género-. La investigación pretende proponer pautas de intervención a partir de los resultados generados, y estas pautas de intervención –en este caso preventiva- son recogidas también en el proyecto, en forma de objetivos del mismo. Las hipótesis de investigación –cuando las hubiere, como en este caso- se restringen específicamente a los resultados previstos a partir del análisis de los datos. Fueron generadas a partir del marco teórico en el que se planteó el problema de investigación. Su razón de ser en el proyecto, es guiar el análisis de los datos, y ser confirmadas o rechazadas para asentar nuevos conocimientos sobre el objeto de investigación. En el marco del proyecto permiten al equipo evaluador ponderar el dominio o competencia del equipo en el tema que se propone investigar. La justificación del método y de las técnicas propuestas para la investigación, tiene como finalizad presentar al equipo evaluador del proyecto una argumentación razonada de la pertinencia para el problema abordado. No se trata de una revisión exhaustiva y detallada sobre cada una de las técnicas, ni de las metodologías, sino de una presentación coherente en el marco del proyecto para las personas evaluadoras del mismo. Respecto a las variables y/o dimensiones a estudiar, conviene incluir la técnica concreta que se prevé utilizar para recoger la información de cada una de ellas. En esta proyecto concreto, se incide en la técnica del grupo de discusión por las razones señaladas anteriormente. La población y muestras a utilizar se detallan para cada uno de los estudios, cuando hubiere más de uno en una misma investigación, como en este caso. Si se usa metodología combinada, como también es el caso, se señalan las muestras de cada uno de los métodos. Y aunque puede sufrir modificaciones a lo largo de la investigación, conviene indicar las técnicas de análisis previstas para los diferentes datos que serán recogidos a lo largo del proceso. Las modificaciones posteriores pueden deberse a que el trabajo de campo no pudo ser realizado en el modo previsto, debiendo modificar las estrategias de recogida de datos; pero debe existir, en cualquier caso, una planificación previa y lo más ajustada posible a lo razonablemente previsible. En algunos casos –como el que se presenta aquí-, cuando el acceso a las muestras requiere de la mediación de grupos u organismos, se recomienda realizar previamente el contacto con ellos, e incluir carta de compromiso que ratifique la accesibilidad a los datos. El plan de trabajo debe detallar lo más posible las distintas etapas del proyecto, con los resultados previsibles para cada una de ellas y la difusión de resultados parciales. El cronograma facilita esta planificación, a través de los tiempos estimados que variarán en función de la dedicación de los miembros del equipo al proyecto. La concreción del modo en que cada miembro del equipo participará del proyecto, permitirá estimar al equipo evaluador la contribución de cada miembro y la justificación de su participación. 1
  • 34. LECTURAS RECOMENDADAS.- - Hair, J.F.; Anderson, R.E.; Tatham, R.L. & Black, W. (2001) Análisis Multivariante. Madrid: Prentice Hall. PARA PENSAR Y PROFUNDIZAR.- 1. Elaborar el diseño metodológico del proyecto de investigación planteado en el capítulo anterior, siguiendo las indicaciones propuestas en este capítulo. 2. Revisar una investigación publicada en una revista científica sobre un tema de interés y proponer un proyecto de investigación para replicarla, con las indicaciones propuestas en este capítulo. 3. Revisar una investigación publicada en una revista científica sobre un tema de interés y proponer un proyecto de investigación para abordar el mismo problema con una perspectiva diferente. GLOSARIO.- (no veo claro si procede en este capítulo, pero incluyo alguna) Estrategia metodológica.-Metodología o metodologías propuestas para desarrollar la investigación planteada. La estrategia metodológica puede integrar metodologías diversas: cualitativa y cuantitativa. En el desarrollo del proyecto se irán abordando los elementos a tener en cuenta. Diseño y plan de trabajo.- Planificación del proceso de investigación, abordando cada uno de los elementos a tener en cuenta, y detallando el modo en que se ejecutará, los recursos requeridos, el personal implicado en la ejecución y los tiempos previstos para ello. Objetivos.-Finalidad de la investigación o resultados que se pretenden alcanzar sobre el objeto de estudio. Los objetivos se plantean como metas a lograr con la investigación y cubren necesidades surgidas al revisar los conocimientos sobre el objeto de estudio. Todo el diseño de la investigación se articula sobre estos objetivos y tiene su razón de ser en ello. Hipótesis.- Las hipótesis son respuestas tentativas al problema de investigación planteado, y son enunciadas como el resultado previsible para cada uno de los objetivos enunciados. Se fundamentan en conocimientos previos del tema o deducciones lógicas a partir de la revisión del problema a investigar. Variables de la investigación.- Dimensiones objeto de estudio. A partir del constructo objeto de la investigación, se determina qué aspectos o dimensiones del mismo serán abordadas de modo cuantitativo o cualitativo y los instrumentos de recogida de datos para este abordaje. Conviene definir las variables de modo semántico y por la función 2
  • 35. que cumplen dentro del diseño. En este caso, pueden ser abordadas como variables independientes y dependientes, controladas, etc... Población y muestras.- La población se define como el conjunto de individuos a los cuales se puede generalizar los resultados de la investigación. La/s muestra/s de la/s que se extraen los datos debe/n ser subconjunto/s representativo/s de la población, por lo que sus características quedan determinadas por ella. Para asegurar esta representatividad se usan los diferentes métodos de muestreo, debiendo especificar en el proyecto cuál de ellos se utilizará. Análisis de datos.- Se refiere a las técnicas concretas de análisis que se prevé utilizar en la investigación. En el proyecto debe quedar recogida la técnica a aplicar en cada uno de los análisis previstos y si es posible, y se conoce, la herramienta de análisis si la hubiera, por ejemplo el programa informático. Etapas y resultados previsibles.- Planificación de las sucesivas fases de ejecución del proyecto, con los resultados esperados en cada fase. Cuanto más detallada sea la planificación, más facilita al equipo evaluador hacerse una idea de la viabilidad del proyecto. Conviene incluir la difusión de resultados que se prevé realizar en cada momento, a medida que se espere generar resultados parciales –si los hubiera-. Cronograma.- Secuenciación temporal de las diferentes etapas del proyecto. Conviene señalar en cada fase, qué miembros del equipo participarán en ella, justificando de este modo su inclusión en el grupo investigador. El cronograma debe ser realista, en función de la dedicación de los diferentes miembros del equipo al proyecto. BIBLIOGRAFÍA GENERAL.- - Abdellah, FG y Levine E. (1994) Preparing Nursing Research for the 21st. Century. Evolution. Methodologies, Challenges. New York: Springer. - Anguera, M.T. (1995). Tratamiento cualitativo de los datos. En M.T. Anguera; Arnau; R. Martínez; J. Pascual, y G. Vallejo (Ed.): Métodos de investigación en psicología. Madrid: Síntesis. - Anguera, M.T. (2001) III Seminario de Actualización en investigación sobre discapacidad (SAID): Metodologías Cualitativas: características, proceso y aplicaciones. Salamanca. - Arnal, J.; Del Rincón, D. y Latorre, A. (1992) Investigación educativa: fundamentos y metodologías. Barcelona: Labor S.A. - Bericat, E. (1998) La integración de los métodos cuantitativo y cualitativo en la investigación social. Barcelona: Ariel Sociología. - Buendía, L.; Colás, M.P. y Hernández, F. (1997) Métodos de investigación en psicopedagogía. Madrid: McGraw Hill. - Campbell, D. T. y Stanley, J. C. (1973) Experimental and cuasiexperimental design for research. Chicago: Rand McNally. - Cea D´Ancona, M.A. (1998) Metodología Cuantitativa: Estrategias y Técnicas de Investigación Social. Madrid: Síntesis. 3
  • 36. - Colás, M.P. (1994) “La metodología cualitativa”. En Colás, M.P. y Buendía, L.: La Investigación Educativa. Colección Ciencias de la Educación. Sevilla: Ediciones Alfar. - Durkheim, E. (1978) Educación y Sociedad. Buenos Aires: Tauro - Gil, J. y Perera, V. (2001): Análisis informatizado de datos cualitativos. Sevilla: Kronos - Iraegui, A. (1999) La aproximación psicolingüística al estudio de la personalidad: una propuesta taxonómica. Tesis Doctoral no publicada. Salamanca: Universidad Pontificia. - Iraegui, A. y Delgado, C. (2002) "Deseabilidad Social del Léxico de la Personalidad en Español: diferencias en función de las categorías lingüísticas y el género". En Temas de Psicología (IX) 221-237. Salamanca: UPSA. - Kerlinger, F. (1981) Enfoque conceptual de la investigación del comportamiento. México: Editorial Interamericana. - King, G.; Keohane, R.O. y Verba, S. (1994) Designing social inquiry: Scientific inference in qualitative research. Princetown, New Yersey: Princetown University Press - Krueger, R. (1991). El grupo de discusión. Guía práctica para la investigación aplicada. Madrid. Pirámide. - Miles, M.B. y Huberman, A. (1994). Qualitative data analysis: an expanded sourcebook. Newbury Park, CA: Sage. - Ragin, C. (1989) The comparative method: moving beyond qualitative and quantitative strategies. Berkeley, Los Angeles, London: California University Press. - Strauss, A.L. (1987) Qualitative analysis for social scientists. Cambridge University. - Taylor, S. & Bogdan, R. (1986) Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Barcelona: Paidós. 4

×