Your SlideShare is downloading. ×
0
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
S ctas nac93
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

S ctas nac93

418

Published on

Manual de cuentas nacionales. Naciones Unidas.Banco Mundial

Manual de cuentas nacionales. Naciones Unidas.Banco Mundial

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
418
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Sistema de Cuentas Nacionales 1993 Comisión de las Fondo Monetario InternacionalComunidades EuropeasOrganización para la Naciones Unidas Banco Mundial Cooperación y elDesarrollo Económico
  • 2. Sistema de Cuentas Nacionales 1993 Preparado bajo los auspicios del Grupo Intersecretarial de Trabajo sobre Cuentas Nacionales Comisión de las Comunidades Europeas - Eurostat Fondo Monetario Internacional Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico Naciones UnidasDepartamento de Información Económica y Social y Análisis de Política - División de Estadística Comisión Económica para Europa Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico Comisión Económica para América Latina y el Caribe Comisión Económica para Africa Banco Mundial Bruselas / Luxemburgo, Nueva York, París, Washington D.C., 1993
  • 3. Resumen Prefacio.................................................................................................................... Prólogo.................................................................................................................... Perspectivas del SCN 1993: Mirando hacia atrás y mirando hacia adelante................................................................................................................... Guía del lector ........................................................................................................ Lista de abreviaturas y acrónimos ................................................................... I. Introducción ........................................................................................................... II. Visión General........................................................................................................ Anexo al Capítulo II:Otras presentaciones de las cuentas .................................. Apéndice: cuadros 2.6 - 2.12 ................................................................................. III. Flujos, stocks y reglas contables ..................................................................... IV. Unidades y sectores institucionales ................................................................ Anexo: Extracto de la resolución de la Decimoquinta Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo, de enero de 1993, relativa a las estadísticas de empleo en el sector informal....................................................... V. Establecimientos e industrias............................................................................ VI. La cuenta de producción .................................................................................... VII. La cuenta de distribución primaria del ingreso............................................. VIII. La cuenta de distribución secundaria del ingreso ....................................... IX. La cuenta de utilización del ingreso ................................................................ X. La cuenta de capital.............................................................................................. Anexo: Formación bruta de capital fijo y costos de transferencia de la propiedad ........................................................................................................ XI. La cuenta financiera ............................................................................................. XII. Cuentas de otras variaciones de activos........................................................ Anexo: La definición y medición de las ganancias por tenencia........................ XIII. El Balance 160........................................................................................... Anexo: Definición de los activos ............................................................................ XIV. La cuenta del resto del mundo (cuenta de transacciones exteriores).... XV. Cuadros de oferta y utilización e insumo-producto .................................... XVI. Medidas de precio y volumen ............................................................................ XVII. Población e insumos de mano de obra...........................................................
  • 4. XVIII. Clasificaciones funcionales...............................................................................XIX Aplicación del marco integrado a diversas circunstancias y necesidades ........................................................................................................ Anexo A: Tratamiento de los sistemas oficiales de tipos de cambio múltiples ...................................................................................................... Anexo B: Tratamiento paralelo de los intereses en condiciones de inflación significativa ..........................................................................................XX. Matrices de contabilidad social .........................................................................XXI. Análisis y cuentas satélites ................................................................................Anexos:I. Cambios con respecto al Sistema de Cuentas Nacionales 1968 ...........................II. Relación de la cuenta del resto del mundo con la cuenta de la balanza de pagos y con la posición de inversión internacional...................................................III. Servicios de intermediación financiera medidos indirectamente. ..........................IV. Tratamiento de los seguros, seguros sociales y Pensiones. .................................V. Clasificaciones y cuentas ....................................................................................VI. Lista de las reuniones de los grupos de expertos para la revisión del Sistema de Cuentas Nacionales ....................................................................................
  • 5. PREFACIOLa revisión del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN) que se presenta en este volumense ha realizado bajo la responsabilidad conjunta de nuestras cinco organizaciones.Mediante el mecanismo de un Grupo Intersecretarial, el personal de nuestrasorganizaciones ha organizado y dirigido el proceso de revisión iniciado a mediados de ladécada de 1980. El Sistema resultante lo publican conjuntamente las cincoorganizaciones.El Sistema es un conjunto completo, coherente y flexible de cuentas macroeconómicasdestinadas a satisfacer las necesidades de los analistas del sector público y del sectorprivado, y de los responsables de la política económica y la toma de decisiones. Se hadiseñado para su utilización en países con economías de mercado, cualquiera que sea suetapa de desarrollo económico, y también en países en transición a la economía demercado. El Sistema ha sido bien acogido y unánimemente aprobado por la Comisiónde Estadística de las Naciones Unidas.El proceso de revisión ha exigido la celebración de numerosas reuniones durante variosaños en las que han participado expertos en contabilidad nacional de todo el mundo. ElSistema revisado debe mucho a los conocimientos y recomendaciones de esos expertos. La revisión ha sido un gran ejercicio de cooperación a nivel mundial entre oficinas deestadísticas nacionales e internacionales, que puede servir de modelo para los futurostrabajos de colaboración en el campo del desarrollo de mejores sistemas y normasestadísticas, incluidas las cuentas nacionales. Se pretende que el SCN sea utilizado porlas oficinas de estadísticas, tanto nacionales como internacionales, y se recomienda a lospaíses que inicien lo antes posible la elaboración de cuentas utilizando el Sistemarevisado.Boutros Boutros-Ghali Michel Camdessus Jacques DelorsSecretario General Director general PresidenteNaciones Unidas Fondo Monetario Comisión de las Internacional Comunidades Europea Jean-Claude Paye Lewis T. Preston Secretario General Presidente Organización para la Banco Mundial Cooperación y el Desarrollo Económico
  • 6. PROLOGOEl Sistema de Cuentas Nacionales 1993 (SCN 1993) representa un gran avance de lacontabilidad nacional. La adopción del SCN 1993 fue recomendada unánimemente alConsejo Económico y Social de las Naciones Unidas por su Comisión de Estadística ensu vigesimoséptima sesión, celebrada en Nueva York del 22 de febrero al 3 de marzo de19931. En su resolución 1993/5, de 12 de julio de 1993, el Consejo recomienda a losEstados miembros el uso del SCN 1993 como la norma internacional para la elaboraciónde sus estadísticas de cuentas nacionales, con el fin de promover la integración de lasestadísticas económicas y otras estadísticas conexas, como una herramienta analítica, ycomo forma de presentación internacional de datos de contabilidad nacionalcomparables. El Consejo recomienda asimismo a las organizaciones internacionales quetengan en consideración el SCN 1993 y sus conceptos a la hora de revisar las normassobre campos específicos de las estadísticas económicas y que procuren hacerlascoherentes con el SCN 1993.El SCN 1993 es un paso más que se da en el proceso de evolución de la contabilidadnacional, mantiene con éxito las virtudes comprobadas del Sistema anterior2 y, a la vez,satisface el mandato de la Comisión de Estadística de actualizar el Sistema precedentede modo que se adapte a las nuevas circunstancias, de clarificarlo y simplificarlo, y dearmonizarlo de forma más completa con otras normas estadísticas internacionales.A. Nuevas características y cometido del SCNEl SCN 1993 incorpora varias nuevas características. Las más destacadas puedenresumirse en los aspectos relativos a la actualización, la clarificación y simplificación, y laarmonización.Con respecto a la actualización, hay que señalar que las economías han evolucionado enlos 25 años transcurridos desde la publicación del SCN 1968. La inflación ha sido unapreocupación central de la política económica. El papel del gobierno ha cambiado enmuchos países, particularmente en los que se hallan en proceso de transición a laeconomía de mercado. Las actividades de los servicios, especialmente los serviciosprestados a las empresas, como las comunicaciones y la informática, han adquirido unaimportancia creciente. Las instituciones y mercados financieros se han vuelto cada vezmás sofisticados, y en el campo de los instrumentos financieros han surgido numerososhíbridos. La interacción del medio ambiente con la economía se ha convertido en unapreocupación importante y creciente.El SCN 1993 ha reaccionado frente a estos y otros cambios de las instituciones y de losintereses políticos de las economías mundiales de diferentes maneras.
  • 7. Presenta una cuenta separada para registrar la revalorización de los activos, una consecuencia clave de la inflación. Asimismo, divide las ganancias por tenencia registradas en ganancias debidas a variaciones del nivel general de precios y ganancias debidas a variaciones de los precios relativos. Define el agregado consumo final efectivo de los hogares, el gobierno y las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares. Este agregado arroja nueva luz sobre la actividad del gobierno. Describe el tratamiento de los servicios cuando sus características peculiares afectan a su registro en las cuentas. Establece criterios para la delimitación del sector de las sociedades financieras y para la clasificación de los instrumentos financieros a la luz de las numerosas innovaciones introducidas en este campo. Ha abierto la puerta a la contabilidad del medio ambiente a través de la definición de la frontera de los activos, de la clasificación de los activos, y de otras vías.En lo que se refiere a la clarificación y simplificación, el SCN 1993 pretende ser aplicablea economías cada vez más complejas o a economías que están cambiando en otrosentido, pero aspira a simplificar el trabajo del contable económico. En primer lugar,reconoce la gran variedad de condiciones y ordenamientos institucionales que puedenencontrarse en los países desarrollados y en los países en vías de desarrollo, así comoen las economías emergentes de mercado. En segundo lugar, ofrece un razonamientoconceptual del tratamiento aplicado, de modo que los contables económicos pueden, porextensión, decidir sobre el tratamiento de las nuevas condiciones y ordenamientosinstitucionales. Las características de la propia publicación que tratan de ayudar a loscontables nacionales y a otros lectores se describen más adelante en la sección "Guía dellector".Además de este enfoque general, el SCN 1993 aclara varias cuestiones concretas.Identificando los principios, reduce la aparente complejidad de un sistema tan completocomo éste. Por ejemplo: Identifica las reglas contables - los principios de valoración, el momento del registro y la agrupación por agregación, neta y bruta - en un capítulo separado. Expresa con claridad que la ilegalidad no es por sí misma un motivo para la exclusión de las cuentas.
  • 8. Recomienda un tratamiento para los impuestos del tipo al valor agregado que se han introducido en algunos países desde el SCN 1968. Recomienda un tratamiento a aplicar en el caso de los sistemas oficiales de tipos de cambio múltiples. Recomienda la utilización de índices anuales en cadena para elaborar un conjunto integrado de medidas de precio y de volumen coherente con los conceptos y principios contables del SCN (y la utilización de índices de base fija cuando las medidas de volumen tienen que ser aditivamente consistente).Finalmente, el SCN 1993 incorpora una armonización del SCN y otras normasestadísticas internacionales más completa que en el pasado. El resultado, para 1993, esobvio especialmente en lo referente a la balanza de pagos, ya que, mientras se trabajabaen la revisión del SCN propiamente dicho, el Fondo Monetario Internacional estabarevisando su Manual de Balanza de Pagos. Los futuros lectores advertirán que, no sólolas definiciones, sino también pasajes en los que se describen los conceptos, coincidencon frecuencia en ambos textos. Las futuras publicaciones del Fondo mostrarán la mayorarmonización existente entre el SCN y las estadísticas de finanzas públicas y financierasdel Fondo. El SCN y la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU, Rev. 3) sehan aproximado en el sentido de que las definiciones de los tipos de actividad y de lasunidades estadísticas son las mismas. Con respecto a la población y a las medicionesrelacionadas con ellas, el SCN y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) utilizaránla misma frontera de producción y las mismas definiciones clave, por ejemplo la definiciónde empleo. Además, el SCN 1993 recoge y hace uso de la distinción entre los sectoresinformal y formal, por lo que cuando la OIT haya completado el trabajo sobre los criteriosde distinción entre ambos sectores, éstos podrán utilizarse junto con otros desgloses delSCN.Por supuesto, en una empresa tan vasta ha sido imposible satisfacer las definiciones y lostratamientos preferidos por todos los países en todos los temas. En la Comisión deEstadística se han manifestado reservas en varios temas: el tratamiento de los gastos eninvestigación y desarrollo como gastos corrientes y los de la exploración minera comogastos de capital; la exclusión de los alquileres correspondientes a los edificios que sonpropiedad y están ocupados por el gobierno y las instituciones sin fines de lucro quesirven a los hogares; el tratamiento del armamento como gastos corrientes; el grado dedetalle con que se presentan las cuentas de producción de los hogares; la necesidad dedistinguir entre el consumo final efectivo y el gasto de consumo final; y la falta deidentificación de las subvenciones a los "consumidores". No obstante, la Comisión opinaque se ha logrado un equilibrio satisfactorio y que el borrador representa adecuadamente
  • 9. un consenso general sobre la mayoría de las cuestiones. (Véase más adelante ladescripción del temario de investigación en la sección "Perspectivas del SCN 1993:mirando hacia atrás y mirando hacia adelante").La adopción de un SCN actualizado, simplificado y más claro, y con una armonizaciónmás completa es uno de los sucesos más importantes en el campo de la estadísticaoficial en los últimos 25 años. Que se atribuya tanta importancia a su adopción se debe ala amplitud de su cobertura y al alcance de su aplicabilidad. En relación con estascaracterísticas, se pueden hacer cuatro grupos de observaciones para destacar el papelque le corresponde desempeñar al SCN.(a) El SCN ofrece una visión global de una economía Muestra el comportamiento económico de los sujetos de la economía, sus interrelaciones y los resultados de su actividad económica. Completa la integración de los balances, proporcionando así una representación de todos los recursos a disposición de la economía. Consolida la información sobre algunos elementos importantes de la economía - por ejemplo, la población y la fuerza de trabajo, las mediciones de precio y de volumen y las paridades de poder de compra - que previamente se hallaban separados.(b) Se espera que el SCN 1993 sirva de manera prácticamente universal como guía de las cuentas nacionales Desde el principio del proceso de revisión, ha sido deseo expreso de los países en desarrollo que se diseñe un marco aplicable a la vez a los países desarrollados y a los países en vías de desarrollo. A principios de la década de 1990, la mayoría de los países de economía planificada que previamente habían utilizado el Sistema de Balances de la Economía Nacional (con frecuencia denominado Sistema del Producto Material o SPM) manifestaron su intención de pasar al SCN. Durante todo el proceso de revisión se han hecho esfuerzos para armonizar los conceptos y definiciones del SPM y del SCN, y en los años finales del mismo se ha procurado especialmente incluir explicaciones y aclaraciones que podrían facilitar el paso de dichos países al SCN.(c) El SCN 1993 reconoce la necesidad de flexibilidad Incorpora la flexibilidad como un medio para facilitar las comparaciones internacionales y fomentar el uso del SCN en economías que difieren mucho entre sí, dado que las exigencias analíticas y la disponibilidad de datos serán las que dicten los distintos centros de atención de la política estadística nacional. Uno de los aspectos de la flexibilidad consiste en que el SCN 1993 ofrece un sistema de clasificación y un marco contable que pueden utilizarse a diferentes niveles de detalle. El informe 1993 propone cómo utilizar las cuentas satélite para presentar
  • 10. conceptos adicionales a, o diferentes de, los del marco central. Muestra cómo ciertas clasificaciones alternativas, en el marco de una matriz de contabilidad social, mejoran la aptitud de las herramientas para el análisis de la pobreza y de otras preocupaciones sociales.(d) El SCN refuerza el papel central de las cuentas nacionales en la estadística Las cuentas nacionales sirven como marco para los sistemas estadísticos y como punto de referencia para establecer normas sobre estadísticas relacionadas. Por un lado, la armonización, por ejemplo entre el SCN y la balanza de pagos, hace un uso eficiente de los recursos estadísticos, tanto de los países como de las organizaciones internacionales. Además, eleva la potencia analítica de estadísticas destinadas en principio a muy diversos usuarios. La potencia analítica fue una de las principales preocupaciones al abrir la puerta del SCN al medio ambiente, y a medida que se han desarrollado los trabajos se ha reconocido cada vez más la utilidad de una contabilidad económica y medioambiental integrada. Por otro lado, el SCN constituirá la base para la elaboración de cuentas nacionales referidas a grupos de países, tal como se ha puesto de manifiesto mediante la coherencia de la versión revisada del sistema de cuentas de las Comunidades Europeas con el SCN.B. AgradecimientosEl Sistema de Cuentas Nacionales 1993 es el resultado de un proceso que ha sidonotable por su amplitud y apertura. El proceso, que ha durado más de una década y haexigido una cuantiosa aplicación de recursos, se ha desarrollado bajo los auspicios delGrupo Intersecretarial de Trabajo sobre Cuentas Nacionales (GITCN), constituido porEurostat (la Oficina Estadística de las Comunidades Europeas), el Fondo MonetarioInternacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico(OCDE), la División de Estadística (UNSD) y las Comisiones Regionales de la Secretaríade las Naciones Unidas, y el Banco Mundial. Los importantes logros alcanzados se handebido a la estrecha colaboración entre las cinco organizaciones miembros del GITCN y alas contribuciones, tanto en efectivo como en especie, de las organizaciones del GITCN,de otras organizaciones internacionales, regionales y no gubernamentales, de algunospaíses y de numerosos expertos en contabilidad nacional y en otros campos relacionadoscon ella originarios de todas las regiones del mundo.Entre 1982 y 1985, el GITCN celebró varias reuniones para identificar los temas,agruparlos para su discusión y organizar el posterior proceso de revisión, y las distintasorganizaciones miembros del GITCN celebraron diversas reuniones de expertos paraexaminar los temas. Entre 1986 y 1989, se llevó a cabo una reunión del grupo de
  • 11. expertos sobre la estructura del SCN, y siete reuniones del grupo de expertos sobre áreastemáticas concretas (véase el anexo VI). El patrocinio y la financiación se distribuyeronentre las cinco organizaciones miembros del GITCN. Un núcleo de cinco expertos encontabilidad nacional participó en todas las reuniones del grupo de expertos sobre áreastemáticas para asegurar la coherencia y la continuidad de las decisiones tomadas endiferentes campos. Esos expertos fueron los siguientes: Carol Carson (Estados Unidosde América); Jagdish Kumar (India); Heinrich Lützel (Alemania); Pablo Mandler(Argentina), y André Vanoli (Francia). Durante todo el proceso de revisión, además deproporcionar las labores de secretaría de las diferentes reuniones y seminarios del grupode expertos, los profesionales de las organizaciones miembros del GITCN se reunieronfrecuentemente para discutir los temas más importantes y para realizar propuestas yrecomendaciones. Las personas que participaron en la mayoría de esas reunionesfueron: Derek Blades (OCDE), Datuk Ramesh Chander (Banco Mundial), Anne Harrison(OCDE), Peter Hill (OCDE), Brian Newson (Eurostat), Kevin OConnor (FMI) y Jan vanTongeren (UNSD).En 1989 se creó el Grupo de Expertos para la Coordinación del SCN. Estaba compuestopor el núcleo de cinco expertos mencionados anteriormente, más los expertos siguientes,que habían participado en las ocho reuniones anteriores del grupo de expertos: EneaAvondoglio (Argentina); Jack Bame (Estados Unidos de América); Adriaan Bloem(Países Bajos); Uma D. R. Choudhury (India); Youri Ivanov (Rusia); Moffat Nyoni(Zimbabwe); Colin Pettigrew (Reino Unido), y René Rakotobe (Madagascar). Entre 1989y la primera mitad de 1991, este Grupo de Expertos se reunió cinco veces para revisar laprimera serie de borradores de los capítulos y para examinar las cuestiones pendientes.En conjunto, 65 expertos de 36 países participaron en una o más de estas reuniones,representando a todas las regiones y con experiencia en un gran número de camposespecializados como la balanza de pagos, las finanzas públicas, el dinero y la banca, lasestadísticas laborales, el análisis insumo-producto, las encuestas de hogares, lasmatrices de contabilidad social y la contabilidad del medio ambiente. Estos expertos,además de los ya mencionados, fueron: Hans Adler (Canadá), H. G. Akhniotis (Chipre),Peter Al (Países Bajos), Odd Aukrust (Noruega), Michael Beekman (Países Bajos), KeithBlackburn (Australia), Cornelius van Bochove (Países Bajos), M. de Cartagena (Ecuador),Shirley Carter (Reino Unido), Margaret Costa (Brasil), Jean Courty (Francia), J. C.Dawson (Estados Unidos de América), Pierre Demangel (Congo), Barbara Dunlop(Australia), Bernardo Ferrán (Venezuela), Alfred Franz (Austria), Rodolfo R. Fuentes(Cuba), M. E. Gómez-Luna (México), Alan Heston (Estados Unidos de América), AkinariHorii (Japón), Piroska Horvath (Hungría), P. Jayasundera (Sri Lanka), R. P. Katyal(India), Y. Kurabayashi (Japón), Kishori Lal (Canadá), Marion Libreros (Colombia), JoséLópez Pereda (Cuba), Devi Manraj (Mauricio), Salvador Marconi (Ecuador), M. Mouyelo-Katoula (Congo), M. van Nieuwkerk (Países Bajos), Igor Pogosov (antigua URSS), KarinPolenske (Estados Unidos de América), Graham Pyatt (Reino Unido), Boris Ryabushkin
  • 12. (antigua URSS), Jacob Ryten (Canadá), K. Saleh (Indonesia), Gyorgy Sandor (Hungría),Stephan Schlosser (Checoslovaquia), Bogdan Sculz (Canadá), John Shadlow (PapuaNueva Guinea), Vaska Spasova (Bulgaria), Erkki Tassia (Finlandia), Bent Thage(Dinamarca), Seppo Varjonnen (Finlandia), Stewart Wells (Canadá), C. Wibulswasdi(Thailandia), John F. Wilson (Estados Unidos de América), Liu Xiaofan (China), SergioZamora (Chile) y D. Zmanay (Mauricio).La Comisión de Estadística, en su vigésimosexta reunión de 1991, examinó un primerconjunto de 14 capítulos en borrador y tres anexos también en borrador basados en lasrecomendaciones de estas reuniones del grupo de expertos. La mayoría de ellos fueronpreparados por Peter Hill (por encargo de la OCDE). André Vanoli preparó el capítulorelativo a la visión general y los capítulos sobre aplicaciones y cuentas satélite.Se organizaron reuniones técnicas adicionales por parte de las cinco comisionesregionales de las Naciones Unidas (CEPA, CEPE, CEPAL, CESPAP y CESPAO),Eurostat, OCDE, grupos profesionales como la Asociación Internacional para laInvestigación del Ingreso y la Riqueza (IARIW) y el mismo GITCN. La mayoría de lasreuniones organizadas por el GITCN fueron acogidas por las organizaciones miembros;las otras reuniones lo fueron por las oficinas de estadísticas nacionales de la antiguaUnión Soviética, Zimbabwe y México. Las últimas reuniones fueron el SeminarioInterregional sobre la Revisión del SCN, celebrado en octubre de 1992, y la sexta reunióndel Grupo de Expertos para la Coordinación del SCN, que se celebró a la vez que elSeminario. El Seminario Interregional ofreció la oportunidad de que más de 80 expertosnacionales, regionales e internacionales de todo el mundo expresaran sus opinionesacerca del borrador final del SCN antes de su consideración en la reuniónvigesimoséptima de la Comisión de Estadística.Durante los últimos y críticos años del proceso de revisión, de 1989 a 1993, el GITCN sevio favorecido por la coordinación y apoyo a la gestión prestado por Carol Carson, de laOficina de Análisis Económico de Estados Unidos (USBEA). Con la ayuda de BrianGrove, también de la USBEA, coordinó y siguió las numerosas revisiones de los distintoscapítulos y anexos y facilitó las frecuentes comunicaciones entre todas las partesimplicadas o interesadas en el proceso de revisión.En el proceso de revisión final, de 1991 a 1993, Peter Hill se encargó de la redacción delos nuevos borradores y de las revisiones del capítulo I, de los capítulos IV al X, de lasección del capítulo XII que se ocupa de la cuenta de revalorización y del capítulo XVI.André Vanoli se encargó de la redacción de los nuevos borradores y de las revisiones delos capítulos II y XIX y de las tres primeras secciones del capítulo XXI. Otroscolaboradores en esta fase final de redacción y revisión fueron los siguientes: CarolCarson, ayudada por Stephanie Howell (también de USBEA), la mayor parte de los
  • 13. apartados de introducción, incluida la historia del SCN; Cor Gorter (Países Bajos, comoconsultor de Eurostat), en estrecha colaboración con Brian Newson (Eurostat), el capítuloIII; Keven O´Connor (FMI), el capítulo XI; Helen Stone Tice (USBEA), en estrechacolaboración con Carol Carson, la sección del capítulo XII que se ocupa de la cuenta deotras variaciones del volumen de activos y el capítulo XIII; Jack Bame (como consultor delFMI), el capítulo XIV; Erling Flottum (Noruega, como consultor de Eurostat), en estrechacolaboración con Brian Newson, el capítulo XV; Ralph Turvey (Reino Unido, comoconsultor de la OCDE), el capítulo XVII; Dereck Blades (OCDE), el capítulo XVIII; StevenKeuning (Oficina Central de Estadística de los Países Bajos), el capítulo XX; Jan vanTongeren (UNSD), la sección del capítulo XXI sobre contabilidad medioambiental;Cristina Hannig (UNSD), en estrecha colaboración con Jan van Tongeren, el anexo I;Mahinder Gill (FMI), ayudado por Jack Bame, el anexo II; Anne Harrison (OCDE), losanexos III y IV.Las clasificaciones y la mayoría de las cuentas, tablas y figuras que describen el Sistemaen los capítulos y anexos han sido desarrolladas por André Vanoli y Jan van Tongeren,ayudados por personal de UNSD. Jan van Tongeren, ayudado por personal de UNSD,preparó asimismo una lista de términos del SCN como punto de partida para el índice.Se distribuyeron, para su comentario entre más de 200 expertos de todo el mundo,numerosos informes de apoyo y documentos técnicos preparados para las reuniones delgrupo de expertos por el personal de las organizaciones miembros del ISWGNA y porotras personas, así como informes de las reuniones y borradores de trabajo de loscapítulos. Sus comentarios constituyeron contribuciones valiosas en diferentes fases delproceso de revisión, particularmente durante las etapas finales.En los últimos años del proceso, y como respuesta a las cartas del GITCN en las que sepedía ayuda financiera para diversas tareas relacionadas con el programa de revisión,Alemania, Australia, Austria, Canadá, los Estados Unidos de América, Francia, Noruega,Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia y Suiza hicieron contribuciones en efectivo y enespecie. Estas aportaciones complementaron las importantes contribuciones en efectivoy en especie hechas por las cinco organizaciones miembros del GITCN y permitieron queel proceso avanzara en diversas tareas críticas.En la última fase del proceso de revisión, el GITCN abordó varias e importantescuestiones políticas. Los directivos que representaron a las organizaciones miembros delGITCN en esta fase fueron Yves Franchet (Eurostat), John McLenaghan (FMI), LouisKincannon (OCDE), William Seltzer (UNSD) y Datuk Chander (Banco Mundial).Participaron asimismo en una o más reuniones del grupo de expertos los siguientesmiembros y consultores de las organizaciones internacionales: Roberto B. Ibarra (Centro
  • 14. de Estudios Monetarios Latinoamericanos, CEMLA); René Rakotobe (CEPA); GeorgeSzilagyi (CEPE); A. Raúl García Belgrano (CEPAL); Meng Kow Loh, Jagdish Kumar(CESPAP); Kotb Salem (CESPAO); Piero Erba, Alain Chantraine, D. Glatzel, Hugo K.Locker, J. Roman, R. Salvat, Werner Thon (Eurostat); Ralf Hussmans (OIT); Arie Bouter,Warner Dannemann, Mahinder Gill, Jonathan Levin, Chandrakant Patel, Samuel Pizer(FMI); Lourdes Urdaneta-Ferrán (Instituto Internacional de Investigación y Formación parael Progreso de la Mujer, INSTRAW); J. E. Chapron, I. Divoy, Jeff Owens, Erwin Veil(OCDE); Y. R. Cho, B. Dissmann, S. Lyakh, G. Robyn, M. Usui, T. Yamada (ONUDI);Lazslo Drechsler, Vladimir Drjuchin, Guadalupe Espinosa, Cristina Hannig, Y.Kurabayashi, Curtis McSween, Irene Tsao, Viet Vu (UNSD); Ernest Lutz, John O´Connor,M. Ward (Banco Mundial).La publicación final de la versión inglesa del SCN 1993 fue coordinada, con laintervención de las organizaciones miembros del GITCN, por Robert Johnston, de UNSD,en estrecha colaboración con Jan van Tongeren y Cristina Hannig. La Oficina deServicios de Conferencias, el Departamento de Información Pública, la División deAsuntos Económicos y Sociales y la Secretaría de Servicios y Oficina de ServiciosGenerales de la Secretaría de las Naciones Unidas colaboraron en el proceso deproducción prestando importantes servicios de apoyo, diseño y edición.Finalmente, debe mencionarse a los numerosos profesionales de todas lasorganizaciones miembros del GITCN