• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Antologia fundamentos epistemologicos de la investigacion  prof.  martin  jorge   chacon
 

Antologia fundamentos epistemologicos de la investigacion prof. martin jorge chacon

on

  • 1,829 views

Bueno muy bueno Filosofía Educativa

Bueno muy bueno Filosofía Educativa

Statistics

Views

Total Views
1,829
Views on SlideShare
1,827
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
15
Comments
0

1 Embed 2

http://www.slashdocs.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Antologia fundamentos epistemologicos de la investigacion  prof.  martin  jorge   chacon Antologia fundamentos epistemologicos de la investigacion prof. martin jorge chacon Document Transcript

    • SÓCRATES “Yo sólo sé que no sé nada” SócratesLa grandeza de Atenas declino durante los conflictos con Esparta. Atenas padecióderrotas, peste terremotos, hambres y luchas internas. Se multiplicaron las supersticionesen el campo de la medicina; la peste asoló la ciudad; los cultos místicos procedentes deTracia y Siria ganaron numerosos adeptos y se acusó de impiedad a filósofos, artistas ypolíticos.La sofistica había impugnado las tradicionales explicaciones míticas y religiosas, así comolas primeras explicaciones de la filosofía dogmática, reduciendo el saber a una opiniónmutable, sin valor universal. Aplicaba el mismo criterio a la vida práctica, y hacíaprevalecer el criterio del placer y la utilidad individual.A este punto había llegado la conciencia en Grecia, cuando surge en Atenas la figura deSócrates (469-399 a.c.). 1
    • Enseñaba mediante el diálogo.Sócrates hace época en la historia de la filosofía, tanto por su personalidad como por sunuevo estilo de filosofar. Era hombre sencillo, hijo de un escultor.Impulsado por su afán de saber, no escaparon a su agudo ingenio las contradicciones delos sofistas. Si bien no cobraba por enseñar su ciencia, su modo exterior de vivir seasemejaba al de los sofistas, pues como ellos pasaban el tiempo dialogando con lajuventud. Los sofistas pretendían saberlo todo pero no creían en la verdad; en cambioSócrates aparentaba ignorancia y enseñaba a quienes le escuchaban a no buscar sino laverdad.La dificultad para conocer la doctrina de Sócrates consiste en que, como él no escribió,tenemos que basarnos en las exposiciones de Platón y Jenofonte, sus discípulos. Cadauno de ellos expone sus propias ideas junto con las ideas de Sócrates.El método mayéutico: Sócrates inducía al interlocutor por medio del diálogo aconocer la verdad.Sócrates inducía a su interlocutor a meditar acerca de sus deberes, lo llevaba por mediodel diálogo a la idea de lo verdadero y lo bello, a la conciencia de lo que en cada casodebe considerarse como lo justo. Pero para lograr su propósito, se fingía ignorante, yhacía preguntas al dialogante como si quisiera aprender de él. Esto es lo que se llamaironía socrática. Con estos diálogos pretendía, sobre todo, que aquellos con quieneshablaba se dieran cuenta que no poseían la verdad.Posteriormente hacia que su interlocutor se esforzara por encontrar en sí mismo la verdad.A esta parte del método le llamó mayéutica (que significa parto), porque gracias a éstanace la verdad.La única vía válida para el conocimiento, según su doctrina, es adquirirlo por la razón o laintuición. El conocimiento debe servir para dirigir la conducta individual y la organizaciónsocial, además de purificar el alma.“Conócete a ti mismo”. La finalidad de la doctrina de Sócrates era lograr un modo de vida que llevar a servir a los demás y no oprimirlos, promover la felicidad del individuo y el bien de la sociedad a través del conocimiento de uno mismo (interiorismo).En general, Sócrates concibió el alma como entidad indivisible, inmortal e inteligente,contaminada por el cuerpo. Determinó el concepto de virtud moral como comprensiónracional, es decir, como conocimiento de lo bueno. 2
    • Para Sócrates la ignorancia es la causa del mal moral.En otras palabras, tener conceptos claros y objetivos, poseer la recta ciencia, equivale avivir moralmente; quien conoce el bien se siente, por necesidad, ligado a él. El objeto de lafilosofía socrática es el hombre como ser moral.Sócrates se dio cuenta de que la moralidad se había vuelto vacilante en el espíritu de supueblo y supo expresar lo que flotaba en su época. Estas críticas provocaron el disgustode sus contemporáneos, por lo que fue acusado de negar los dioses del Estado y decorromper a la juventud.La acusación aparentaba ser religiosa y moral, pero en el fondo era política. Los partidosde la democracia no le perdonaban haber tenido como discípulos a Critias y Cármides,aristócratas y por lo tanto detestados. Fue condenado por escasa mayoría de votos abeber la cicuta. ¿Cuál es la concepción ética de Sócrates?Varios discípulos de Sócrates fueron fundadores de escuelas filosóficas.Los cinco preludian a los estoicosDe ellas tuvo especial importancia la escuela cínica, fundada por Antístenes de Atenas,nacido en 436 a.c. Los cínicos exageraron el sentido de la virtud; su objetivo eraemanciparse en lo posible de las necesidades del mundo exterior. Sometieron el saber alfin práctico de la vida; una sola máxima sintetizaba su doctrina:“vivir según la naturaleza; soportar y abstenerse”.También cobró importancia la escuela de los cirenaicos, con Aristipo, quien pretendía sersocrático, pero lo que proponía era considerar al placer (edoné) como bien supremo. Deahí el nombre hedónicos o hedonistas que se dio a sus adeptos.Los cínicos, para liberar al individuo, destruían la familia y el Estado. Los cirenaicos, enbusca del placer, no daban autosuficiencia al hombre en cuanto ser racional. 3
    • Platón y Aristóteles Platón (427-347 a.c.)Platón, discípulo de SócratesPlatón (427-347 a.c.) es el más famoso de los amigos y oyentes de Sócrates. Pertenecíaa una familia noble de Atenas. Se llamaba propiamente Arístocles pero, según cuentan,tenía el pecho muy dilatado y una gran amplitud de espaldas, por lo que su maestro deescuela lo llamó Platón.Por la línea materna estaba emparentado con Solón; su madre era hermana de Carmidesy prima de Critias, quienes figuraban entre los jefes del partido aristocrático.Sus maestros eran famosos: Dionisio le enseño a leer y escribir; Dracón le instruyó enmúsica, Aristón en gimnasia y Teodoro en matemáticas, Hay quienes dicen que aprendió apintar, que llevó las armas, que compuso poesía. Pero la mayor influencia la recibió deSócrates, a cuyo lado estudio ocho años.La idea del alma inmortal y eterna estaba en el ámbito del pensamiento socrático yPlatón la incorporó al producto más importante de su filosofía, es decir, la teoría de lasideas.La idea del alma inmortal y eterna estaba en el ámbito del pensamiento socrático yPlatón la incorporó al producto más importante de su filosofía, es decir, la teoría de lasideas.Platón presenta sus abras y su filosofía en forma de diálogos bellísimos en los cualesencontramos toda la doctrina socrática y su propia filosofía. En el “Fedro”, uno de losdiálogos, habla de la caída del alma en el cuerpo, como resultado necesario de un pecadooriginal. En el “Timeo”, el alma aparece destinada a dar vida al cuerpo; no sólo es el 4
    • elemento pensante en medio del mundo de lo inanimado, sino también la fuente de todomovimiento.El alma es inmortal; el cuerpo es su cárcelAunque el alma está encerrada en el cuerpo, goza de vida propia y manda sobre elcuerpo. Pero no entra directamente a la eternidad con la muerte sino que pasa por unperiodo de redención y luego por otras vidas terrenas de distintas clases; de sus méritosdepende que en las sucesivas vidas vaya elevándose su condición, desde la más humildevida animal hasta la liberación del cuerpo. El alma individual tiende a huir del cuerpopara ir al refugiarse en la eternidad y contemplar las ideas que son el verdadero ser.Platón nos ilustra esto con su célebre alegoría de la Caverna, situada en el diálogo LaRepública, libro VI.Mito de la caverna“Imagínate una caverna subterránea, que dispone de una larga entrada para la luz a todolo largo de ella, y figúrate unos hombres que se encuentran ahí ya desde la niñez, atadospor los pies y el cuello, de tal modo que hayan de permanecer en la misma posición ymirando tan sólo hacia delante, imposibilitados como están por las cadenas, de volver lavista hacia atrás. Pon a su espalda la llama de un fuego que arde sobre una altura adistancia de ellos, y entre el fuego y los cautivos un camino eminente flanqueado por unmuro, semejante a los tabiques que se colocan entre los charlatanes y el público para queaquellos puedan mostrar, sobre ese muro, las maravillas de que disponen. - Ya me imagino eso- dijo. - Pues bien: observa ahora a lo largo de ese muro unos hombres que llevan objetos de todas clases que sobresalen sobre él, y figuras de hombres o animales, hechas de piedra, de madera y de otros materiales. Es natural que entre estos portadores unos vayan hablando y otros pasen en silencio. - ¡Extrañas imágenes describes –dijo- y extraños son también esos prisioneros!Los hombres prisioneros en la caverna son como el alma prisionera en el cuerpo - Sin embargo, son semejantes en todo a nosotros, observe-. Porque, ¿crees en primer lugar que esos hombres han visto de sí mismos o de otros algo que no sean las sobras proyectadas por el fuego en la caverna, exactamente enfrente de ellos? ¿Cómo –dijo- iban a poder verlo, si durante toda su vida se han visto obligados a mantener inmóviles sus cabezas?. - ¿Y no ocurrirá lo mismo con los objetos que pasan detrás de ellos?. - Desde luego. 5
    • - Si, pues, tuviesen que dialogar unos con otros, ¿no crees que convendrían en dar a las sobras que ven los nombres de las cosas? - Por fuerza. - Pero supón que la prisión dispusiese de un eco que repitiese las palabras de los pasan. - ¿No crees que cuando hablase uno con éstos pensarían que eran las sobres mismas las que hablaban. - No, ¡por Zeus! – dijo. - Ciertamente-indique-, esos hombres tendrían que pensar lo único verdadero son las sobras. - Con entera necesidad –dijo. - Considera, pues-añadí-, la situación de los prisioneros, una vez librados de las cadenas y curados de su insensatez. ¿Qué les ocurriría si volviesen a su estado natural?.Los hombres, encadenados a lo sensible, sólo conocen sombras de la verdad.Indudablemente, cuando unos de ellos quedasen desligado y se le obligase súbitamente,a torcer el cuello y a caminar y a dirigir la mirada hacia la luz se vería imposibilitado adirigir los objetos cuyas sombras percibía con anterioridad. ¿Qué crees que podríacontestar ese hombre si alguien le dijese que entonces sólo veía bagatelas y que ahora,en cambio, estaba más cerca del ser y de objetos más verdaderos? Supón además que alpresentarle a cada uno de los transeúntes, le obligasen a decir lo que es cada uno deellos. ¿No piensas que le alcanzaría gran dificultad y que juzgaría las cosas vistasanteriormente como más verdaderas que las que ahora se le muestran?Las ideas eternas, que son la verdadera realidad, deslumbran al alma cuando éstatrata de contemplarlas. - Sin duda alguna – contestó - Y si. Por añadidura, se le forzase a mirar a la misma, ¿no sentiría sus ojos doloridos y trataría de huir, volviéndose hacia las sombras que contempla con facilidad y pensando que son ellas más reales, diáfanas, que todo lo que se le muestra? - Eso ocurriría –dijo.El proceso de elevarse hasta las ideas eternas es lento y doloroso. - Y si ahora le llevasen a la fuerza por la áspera y escapada subida y no le dejasen de la mano hasta enfrentarle con la luz del sol, ¿no sufriría dolor y se indignaría contra el que le arrastrase, y luego, cuando estuviese ante la luz, no tendría los ojos 6
    • hartos de tanto resplandor, hasta el punto de no poder ver ninguno de los objetos que llamamos verdaderos?. - Es claro que, de momento, no podría hacerlo –dijo.La idea del Bien es aquella a la luz de la cual pueden contemplarse las demás ideas. - Sólo la fuerza de la costumbre, creoyo, le habituaría a ver las cosas de lo alto. Primero, distinguiría con más facilidad las sombras, y después de esto, las imágenes de los hombres y demás objetos, reflejados en las aguas; por último, percibiría los objetos mismos. En adelante, le resultaría más fácilcontemplar por la noche las cosas del cielo y el mismo cielo, mirando para ello a la luz delas estrellas y a la luna, que durante el día el sol y todo lo que a él pertenece. - ¡Cómo no! - Y finalmente, según yo creo, podría ver y contemplar el sol, no en sus imágenes reflejadas en las aguas, ni en otro lugar extraño, sino en sí mismo y tal cual es”. 1El mundo de las ideas o esencias es el mundo de lo inmutable, en tanto que estemundo sensible es el de lo mutable.El reino verdadero del ser, de lo bueno y perfecto, se halla muy lejos de este mundo. Lamisión suprema del alma es volar hacia ese lejano reino, libertar al espíritu de la inquietudy del fraude de los sentidos que no nos dan a conocer más que sombras de la verdaderarealidad. Purificarse, redimirse, saber morir, en un cierto sentido, antes de abandonar elmundo de lo terrenal; tales son las exhortaciones de Platón.El concepto de “la realidad inmaterial”, las ideas, tienen para Platón el propósito deexplicar las apariencias empíricas (las que nos proporcionan los sentidos).? ¿Cuál es la misión del hombre respecto al alma según Platón?A la pregunta: ¿Es perfecto el conocimiento y es posible que la verdadera ciencia verseacerca de aquellas cosas que son verdaderamente: es decir, aquellas que son inmutables,necesarias, eternas (las Ideas)? Platón responde que es posible mediante el esfuerzo dedesligarnos de nuestras ataduras sensibles para contemplar las ideas.El filósofo logra huir de sus ataduras corporales y es guía para los demás hombres.Filósofo es aquel que, conociendo las ideas, trata de conducir a los demás a lacontemplación de las mismas.1 PLATÓN , La República. Madrid, Aguilar, 1969.p.653-655. 7
    • Recordemos que ya Parménides y Heráclito había puesto de manifiesto sus dudas acercade los datos aportados por los sentidos: Platón reflexiona en la misma línea. Para él lossentidos son el instrumento de nuestro cuerpo: sólo nos dan a conocer sombras de laverdadera realidad, las cosas mutables de este mundo. Sólo la razón (propia del alma) nospermite conocer lo inmutable, esto es, las ideas que son la verdadera realidad. Para elloes necesario que el hombre haga un esfuerzo por desligarse de sus ataduras corporales yhuir hacia la contemplación de las ideas. Al conocimiento de los fenómenos mutables corresponde la opinión o doxa; al conocimiento de la realidad inmutable, esencial, esto es, de las ideas, corresponde la ciencia o epístemeLas ideas existen separadas de las cosas sensibles y son la unidad bajo la cual se recogela multiplicidad de ellas, y de las que toman su nombre las cosas; son por tanto,subsistentes.La mística y la ascética son la vía que conduce a las ideas.Según Platón se llega a las ideas por la demostración matemática. Con todo, consideraeste camino imperfecto, porque emplea la imagen sensible. Considera más perfecta laintuición que alcanza las cosas puramente inteligibles; pero para llegar a esta intuicióninteligible se requiere la preparación moral, que consiste en el alojamiento de las cosassensibles, el dominio de las pasiones y la preparación intelectual.Conocer es recordar.El hombre debe ascender desde las cosas sensibles hasta la suprema idea del Bien.Ahora bien, las ideas no están en las cosas, de ahí que no puedan sacarse de éstas; porello Platón supone la “preexistencia del alma” en la región de la Ideas, donde lascontemplo antes de estar encerrada en el cuerpo. Luego, todo conocimiento de ciencia enesta vida no es sino el recuerdo de los ya conocido anteriormente (anámnesis). Al método para elevarse hasta las ideas lo llama Platón dialéctica, o sea el arte de discernir.El Bien es la realidad suprema.Las ideas son eternas, necesarias; están fuera del tiempo y del espacio. Son losejemplares de las cosas (que se traducen a imitaciones imperfectas de las Ideas) y lascausas finales de las cosas. Todas las Ideas se subordinan a la suprema Idea del Bien, dela cual participan de alguna manera. 8
    • Siendo el Bien la realidad suprema, Platón considera que la mejor vida para el hombrees la consagrada a buscar el conocimiento que lo lleve a contemplar cara a cara laBelleza y la Verdad, que son a su vez manifestaciones de Bien.Como ya se dijo, Platón expuso su filosofía en forma de diálogos. De los treinta y cincodiálogos que se conocen, algunos, sin embargo, se consideran espurios o dudosos. Acontinuación mencionamos algunos de los que se consideran auténticos.Los diálogosEn el Menón se intenta demostrar cómo el aprender no es sino recodar. Sostiene que elalma es inmortal y sufre la transmigración.En el Fedro Desarrolla el concepto de la simplicidad del alma. Como algo que se mueveen si mismo y que conduce a las pasiones y a los apetitos hacia el propio fin del individuoEs aquí donde Platón ilustra su teoría acerca del alma con otra famosa alegoría.“Es, pues, semejante el alma a cierta fuerza natural que mantiene unidos un carro y suauriga, sostenidos por alas. Los caballos y aurigas de los dioses son todos ellos buenos yconstituidos de buenos elementos; los de los demás están mezclados. En primer lugar,tratándose de nosotros, el conductor guía una pareja de caballos; * después, de loscaballos, el uno es hermoso, bueno y constituido de elementos de la misma índole; el otroestá constituido de elementos contrarios y es él mismo contrario. En consecuencia, ennosotros resulta necesariamente dura y difícil la conducción”. 2En el Fedón: que trata sobre la inmortalidad del alma, plantes que la tendencia de lasabiduría, única misión de la filosofía, tropieza con un obstáculo: el cuerpo (al que Platónconsidera la cárcel del alma) y todo lo que a él se refiere.La justicia, la belleza y toda esta clase de seres (las Ideas) es lo único queverdaderamente existe. Todas las cosas de este mundo son sombras imperfectas de esasideas que son sus modelos.La meta del progreso moral, según Platón, consiste en la realización práctica de lasformas universales de la verdad, la belleza y la justicia en un Estado Ideal. En su obra la República, Platón describe en función de los principios de su filosofía, la estructura del Estado Ideal, el modo de formarlo y conservarlo: Los hombres en los que predomina la razón constituyen la clase de los gobernantes porque son los menos ligados a los placeres del cuerpo, no deben tener familia propia ni poseer bienes.2 * El más hermoso es blanco, el otro es negro(2) Ibid., Fedro,p. 275-55 9
    • Aquellos en los que predomina la valentía, la fortaleza, forman la clase de los guerreros. Los hombres en los que prevalece “el apetito”, forman la clase trabajadora, o sea la de los pastores, labriegos, artesanos, poseedores de bienes en común; trabajan para el Estado.El estado perfecto tiene un gobierno aristócrata basado en la educación.El Estado perfecto, en la opinión de Platón, estaría sometido al gobierno de unaaristocracia basada en la educación, o se en el gobierno de los mejores (“aristos”, elmejor). Según platón, la justicia social no prevalece cuando gobiernan los guerreros,porque el estado de vuelve belicoso y los ciudadanos quedan esclavizados. Si gobierna laclase trabajadora se exacerba el ansia de adquirir riqueza.La educación implica información científica, formación física y un periodo entregado a la“contemplación”, y es el medio principal para el logro de la organización en el orden social.Se puede afirmar que la virtud es el supremo bien para el individuo y también para elEstado. El Estado es, para Platón, un organismo ético.La concepción de Estado, en las Leyes, tiene influencia pitagórica.En el libro de la Leyes está contenida la modificación más importante de la filosofíaplatónica; pues seguramente, persuadido de que su Estado ideal estaba fuera de todaposible realización, retocó el plan, dándole un tinte religioso en el que tendría granimportancia el cultivo de las matemáticas; todo esto conforme a la orientación pitagórica.Bajo este nuevo enfoque, el primado del gobierno pasa a estar en manos del gobiernoreligioso.Lo bello y lo bueno se identifican.Platón elaboró también una teoría de lo bello. La esencia de lo bello consiste en ciertaproporción numérica y geométrica. Además, lo bueno y lo bello se consideran como unamisma cosa, porque lo bello es tan sólo otro aspecto de lo bueno.La Academia de Platón le sobrevivió como una escuela propiamente dicha. En laAcademia destaca la figura de Aristóteles, uno de los pensadores que más influencia hantenido a lo largo de la historia. Representa una formidable concentración intelectual detoda la ciencia griega, al conciliar las oposiciones de sus predecesores en torno alproblema del movimiento, convierte su sistema en la expresión más perfecta delpensamiento helénico, y se constituye en el maestro del futuro. 10
    • Aristóteles (384-322 a.c.)Aristóteles (384-322 a.c.) nació es Estagira, ciudad de Tracia. Tenía 46 años menos quePlatón, su maestro. Su padre, Nicómaco, fue médico cámara de Amintas, rey deMacedonia y padre de Filipo. A los diez y ocho años se traslado a Atenas y entro en laescuela de Platón, donde permaneció veinte años, hasta la muerte del maestro.Filipo de Macedonia lo llamó a su corte para que se hiciera cargo de la educación de suhijo Alejandro, quien con el tiempo pasaría a ser su protector.Alejandro le proveyó de recursos durante su permanencia en la corte de Macedonia, conlo que pudo investigar para elaborar su Historia de los animales, además de reunir unarica biblioteca. Con esos recursos también fundó su escuela, llamada el Liceo; el grupo(maestro y alumnos) recibió el nombre de peripatéticos, porque realizaban sus reunionescaminando por las avenidas (peripstoi), por donde le gustaba pasear a Aristóteles mientrasexplicaba sus lecciones.A la muerte de Alejandro, Aristóteles fue acusado de impiedad. Huyó a Calcis donde murióal año siguiente, en 322 a.c.Platón escribía para el gran público y en forma literaria. Aristóteles, al contrario, escribíapara la escuela y en forma científica. En su primera estancia en Atenas, sin embargo,siguió el ejemplo de su maestro, y también escribió diálogos literarios que escritores comoCiceron y Quintiliano equipararon con los de Platón y por los que fue conocido en laAntigüedad. Estos diálogos se perdieron más tarde con la invasión de Roma por losbárbaros. De Aristóteles ha quedado sólo un conjunto de obras de carácter técnico,sumamente abstractas, que no se dieron a conocer hasta su publicación por Andrónico deRodas años más tarde.La obra de Aristóteles abarca varios campos de estudioLas obras de Aristóteles se pueden agrupar en cuatro categorías: Las obras lógicas son recogidas con el nombre de Organon (que significa instrumento), porque ayuda a “llegar a la verdad”. 11
    • La Metafísica, a la que Aristóteles solía llamar filosofía primera, por tratar precisamente de lo que es “primero para la naturaleza” problema al cual los filósofos anteriores habían dado diversas respuestas. Aristóteles organiza una original síntesis de todas ellas. Los libros de la Naturaleza: los ocho libros de Física, a manera de lecciones en torno a la naturaleza, En los primeros cinco habla de los principios naturales, en los otros tres, del movimiento. Siguen los cuatro libros Del cielo, los cinco De la generación y la corrupción y los cuatro Meteorológicos. Las Historias de los Animales son una filosofía y anatomía comparadas. Parte de los escritos sobre la naturaleza componen la psicología, contenida en los tres libros del alma. Los libros de ética y política. La ética de Aristóteles queda expresada en: Ética a Nicómaco, la Ética a Eudemo y la Gran Ética.Con la ética estrechamente vinculados los ocho libros o partes de la Política, donde sedescriben las constituciones políticas de por lo menos 158 ciudades.El realismo afirma que la esencia está en las cosas mismas.Aristóteles, como su maestro Platón, se vincula a Sócrates; para él el objeto de la filosofíaes universal; el conocimiento cierto se distingue de la simple opinión en que ésta versasobre lo accidental (lo no esencial). A la filosofía la considera como el conocimiento de laesencia de las cosas. De aquello que es inmutable, universal y eterno. Aristóteles enseñaque las esencias están en las cosas mismas, y así en lugar del realismo exagerado* oidealismo (como el de Platón) fundó el realismo moderado.La filosofía es el conocimiento en las esencias que están en la realidad.Aristóteles no distingue la filosofía de la ciencia: la divide en teórica, práctica y poética.La filosofía teórica abraza la Física, la Matemática y la Metafísica. La filosofía práctica sedivide en Lógica, Ética, Economía y política. Finalmente la poética comprende las artesliberales, principalmente la Poesía.El problema del conocimiento: orden y verdad.Aristóteles investiga las estructuras lógicas de la ciencia, esto es, las formas y las leyesdel pensamiento. El estagirita concilia la especulación con la observación, así evita el* Por ellos se dice que Aristóteles hace una síntesis de los pensamientos de Heráclito y de Parménides. 12
    • idealismo de Platón, por un lado, y por otro, el sensualismo y empirismo exagerado deotros filósofos.Considera Aristóteles que el conocimiento intelectual es superior al sensible pero losobjetos son primeramente conocidos mediante la experiencia sensible. Del dato sensible,la inteligencia abstrae lo universal (las formas, las esencias) ya que el objeto delentendimiento es lo universal.Así mediante la abstracción, forma los conceptos con los que el sujeto conoce laverdadera naturaleza o esencia de las cosas. A partir de ellos puede poseerconocimientos ciertos (ciencia).La lógica impone orden y es instrumento para llegar a la verdad.Aristóteles encuentra el camino del investigar, conocer y probar científicamente en l mismoproceso cognoscitivo. Por ello considera a la lógica como un organon (instrumentos) de lainvestigación. Esta lógica es, por tanto, fundamentalmente epistemológica (epísteme,conocimiento científico).Su objeción principal se dirige contra la doctrina platónica de las Ideas, esto es, contra laseparación en dos mundos: el de la esencia y el de la apariencia, el ser y el devenir. Loque quiere el estagirita es restablecer la relación entre los conceptos y la realidad,así como el vínculo entre idea y apariencia. Con ello se hace posible la explicaciónconceptual de lo percibido por los sentidos. Por eso, el problema fundamental de la lógica está en descubrir la relación entre lo general (objeto de la inteligencia) y lo particular (objeto de los sentidos).Aristóteles trabajó sobre la pregunta: ¿Cómo puede probarse algo científicamente, estoes, en forma universalmente válida? Y encuentra que esto consiste en derivar loparticular de lo general (deducción).En torno al concepto de la derivación (apódexis, deducción) se concentra la teoría de laciencia de Aristóteles. La inmediata tarea de la lógica consiste en distinguir lo que esderivación o prueba y explicación. Aristóteles llama “Analítica” al tratado en el que exponeaquellas formas por medio de las cuales el pensar descubre la relación de dependenciaentre lo particular y lo general.El análisis de las funciones cognoscitivas revela que la estructura fundamental delproceso lógico reside en derivar un juicio a partir de otros conocidos (syllogismós-silogismo).Los silogismo son la expresión técnica del raciocinio natural que lleva a conclusionesafirmativas o negativas, ya sean particulares o universales.La silogística (teoría de la deducción) representa el punto esencial de la lógicaaristotélica.En cuanto a la inducción, la entiendo dablemente, a la manera de Sócrates, como métodode definición y, a su manera como método de argumentación (de proposiciones 13
    • particulares pasa a la universal). Sin embargo, la inducción no s presenta como métodopara encontrar una nueva verdad.La inteligencia se constituye en el órgano de la ciencia, al cual corresponde remontarsehasta las causas y razones de las cosas para explicarlas.El filósofo sostiene que el hombre ha llegado a la filosofía por el asombro: “el hombrecomienza a filosofar para huir de la ignorancia”. Y esto lo logra mediante la demostraciónsilogística y la definición.El sistema de Aristóteles es realista también por lo que respecta a la verdad delconocimiento, que consiste en el pleno acuerdo con la realidad. Afirmar y negar. Afirmary negar es el oficio de los juicios (o proposiciones), pero sólo habrá verdad si se niega oafirma de acuerdo con las realidad misma.Para Aristóteles el criterio de verdad es el acuerdo del conocimiento con la realidad.Los cánones supremos que dominan la lógica son los principios: El de contradicción,“Las cosas son o no son”; el de identidad, “Las cosas son”, y el de tercer excluido, “Unacosa no puede ser y no ser al mismo tiempo”. Así la lógica se basa en la metafísica, a laque Aristóteles distingue muy claramente de las demás ciencia como “la ciencia de lo quees en cuanto es”.? ¿Cuál es la teoría del conocimiento de Aristóteles?Todo el sistema aristotélico se fundamenta en su metafísica.Igual que en su teoría del conocimiento, Aristóteles concilia los sentidos con la inteligencia,en la metafísica también concilia lo ideal y lo real, pues considera que existe en un solomundo aquello que para Platón existía en do mundos: La materia y la forma. Lo mutable y lo inmutable. Lo sensible y lo inteligible. Lo particular y lo universal.Todo tiene su explicación y sentido a partir de sus principios o causas.La teoría del hilemorfismo tiene gran importancia en el sistema aristotélico.Para Aristóteles es real la cosa individual y concreta, la cual consta de materia (hylé) yforma (morfé). La materia es lo indeterminado; la determinación se logra gracias a la forma(esencial) por la que un ser individual participa de lo universal de la especie, lo mismo quelo individualiza es su materia, en tanto que el elemento universal es la forma. Así porejemplo: la esencia universal del hombre (animal racional) se individualiza, gracias a lamateria, en diversos individuos. 14
    • Universal Esencia: elemento formal Hombre Animal: género Especie Racional: diferencia específica Aristóteles Pericles Critón Etc. Individuos (cada uno con su materia)ParticularExisten cuatro tipos de causas.Por ello, todo ser tiene: Causa material (aquello de que está hecho una cosa). Causa formal (aquello que hace que este objeto sea esto y no otra cosa, el cómo es).Pero también las cosas tienen: Causa eficiente (quien hizo la cosa). Ejemplo: el carpintero respecto a la silla. Causa final (el propósito o fina para el cual está hecha la cosa). Ejemplo: la silla está hecha para sentarse.En cada ser se da algo mutable y algo inmutable.Todo ser cambia (sus en sus accidentes), pero hay algo que permanece a través delcambio (la substancia).* * Por ellos se dice que Aristóteles hace una síntesis de los pensamientos de Heráclito y de Parménides. 15
    • La substancia es lo que permanece a través de los cambios accidentalesPor ejemplo: Alejandro va creciendo, aumenta de peso, incrementa sus conocimientos,desarrolla sus habilidades, pero sigue siendo él mismo.Aristóteles admite entonces el movimiento, al que concibe en función de la potencia (oposibilidad de ser) y del acto (ser). Por ejemplo: una estatua ya está en potencia en elbloque de mármol. Estará en acto cuando el escultor le dé forma. La materia sola, sin laforma, no está en acto.Las nociones de acto y potencia explican el movimiento como un hecho real.El devenir o movimiento se dará gracias a la actividad del escultor (motor) devenir potencia actoDios es acto puro.Se llama motor a aquello que origina el movimiento (aquello que hace que la potenciapase al acto). Por ello es que para Aristóteles. Dios es Motor Inmóvil: mueve, porquehace que los seres pasen de la potencia al acto, pero no es movido por que no tienepotencia alguna y por lo tanto es Acto Puro. Mayor perfección en los Seres. Forma pura materia 16
    • El ordenamiento sistemático de las cosas singulares y de sus especies tiene un límiteinferior y uno superior. El límite inferior lo constituye la materia; el superior, la forma pura.La materia es lo susceptible de ser movido sin poseer capacidad de mover cosa alguna.Dios se mueve sin llegar a ser nunca movido. Entre una y otra están los casos singulares,todos los seres individuales: hombres, plantas, bebidas, etc.En el estudio de la ética, Aristóteles conjugó la observación, la especulación y el análisisde los hechos con la investigación de las causas, y así buscó dar fundamento científico ala ética individual, la social y la política.Aristóteles también aplica su concepción hilemórfica (materia y forma) a su teoría sobre elhombre y señala que el alma es la forma del cuerpo. Cuerpo y alma forman una únicasubstancia.3En el alma distingue tres funciones: La vegetativa (relacionada con la reproducción, nutrición y crecimiento). La sensitiva (relacionada con los apetitos y el movimiento local). La racional (que constituye el ser específico del hombre).Su naturaleza está determinada por su esencia: animal racional.Como todo ser, el hombre tiene su causa final, es decir aquello hacia lo cual estáorientada su naturaleza. Pero además el hombre es un ser racional y libre (gracias al almaracional) por lo que tiende a ese fin último en virtud de sus obras. Tal es el objeto de laética aristotélica.? ¿Cuál es el aspecto ético más importante para Aristóteles? El fin último del hombre es la felicidad que consiste en la actualización de las potencias del hombre; este convertir en acto las potencias propiamente humanas sólo se logra con la razón.La ética aristotélica es un eudemonismo racional.La felicidad (eudemonía) que es el sumo bien, se logra por al virtud; hay que distinguir lasvirtudes morales de las intelectuales o racionales.Estas últimas son las sabiduría y el arte; en tanto que las morales son la fortaleza, latemplanza, la justicia y la prudencia. La virtud es el obrar natural del hombre en superfección y consiste es decidirse por el justo medio. Por ejemplo, la valentía está entrela cobardía y la temeridad.3 Cfr. De Anima. En otras obras de juventud los considera separados. 17
    • La función de la ley es guiar hacia la virtud.La ley debe ser guía para la virtud, en la filosofía aristotélica.A diferencia de Sócrates, para Aristóteles la bondad moral no se logra con el soloconocimiento del bien, sino que se requiere el querer de la voluntad. Conocimiento yvoluntad son los dos elementos del obrar moral.En el orden social da una evolución natural: individuo, comunidad, Estado.El hombre encuentra su perfección sólo en el ámbito social. El hombre (son politikon), sersocial por naturaleza, se asocia con otros en diversas comunidades hasta dar origen alEstado.La tarea del Estado es fundamentalmente moral. La primera finalidad del Estado, su misión, es la vida “buena” como ideal de la humanidad. Su tarea fundamental es la consecución de la felicidad del hombre. Sin embargo, también debe tender a satisfacer las necesidades físicas de los individuos que conforman la sociedad.Es Estado constituye una estructura fundamental del ser del hombre (de su naturaleza oesencia).Por lo tanto, la formación del Estado es algo natural y consiste en la comunidad deciudadanos (es decir, de hombres libres).Los elementos del Estado constituyen su realidad.El Estado está constituido por individuos, familias y comunidades. Sin estos elementosaquél no existiría, aunque los contenidos no los absorbe.La ética social la determina Aristóteles en base a la familia, el matrimonio, el derecho y lapropiedad privada, como propios de la misma naturaleza del hombre.Las mejores formas de gobierno.En cuanto a las formas de gobierno que a su juicio son mejores, citaremos las siguientes:la aristocracia, que es el gobierno de pocos, los mejores; el reino, el gobierno de unosolo, la república, el gobierno de muchos. Todas estas formas de gobierno son buenas,con tal que los gobernantes miren al bien del pueblo, a la utilidad común y no al provechopersonal. 18
    • Hay malas formas de gobierno.La oligarquía y la democracia son formas de gobierno menos buenas que las anteriores.La oligarquía es el gobierno de unos pocos, que mira principalmente a la utilidad de losricos. La democracia, en cambio, es el gobierno de muchos que mira principalmente a lautilidad de los pobres y menesterosos. Ambas formas son unilaterales y, por lo mismo,menos perfectas.Toda asociación busca un beneficio.En el libro primero de la Política, dice que toda ciudad es una especie de asociación y quetoda asociación se forma buscando algún beneficio, pues el hombre no hace nada que nomire como un bien. Todas las asociaciones se proponen, pues, el logro de una ventaja,que es lograr el bien de la sociedad.Aristóteles justifica la esclavitud por considerar que va de acuerdo con la“naturaleza” de la familia y la sociedad.Respecto al problema de la esclavitud, se pregunta si es contra la naturaleza. En principio,Aristóteles cree que no es porque el fin de la familia es vivir y vivir bien. El esclavo es uninstrumento ordenado a la acción, una cosa poseída que pertenece absolutamente a suseñor. 19
    • Descartes: Los problemas del método René DescartesRené Descartes nació en Francia (1596), en el seno de una familia noble. En un afamadocolegio jesuita, La Fleche, estudió la filosofía escolástica que criticaría durante toda suvida. En ese mismo lugar se inició en el estudio de las matemáticas, que le serían de granutilidad. Continuo sus estudios en París en 1613, pero pronto los suspendió y se dedicó areflexionar por si mismo acerca de la ciencia. Mientras participaba en las guerras deHolanda y de Baviera, en los cuarteles de Neuburg, concibió, en 1619, la primera y másfundamental “revelación filosófica”, de la que se desprenderá todo su sistema: el principiodel conocimiento es el yo. Abandonó luego la milicia y volvió a París, en donde viviódedicado a la reflexión. Fue amigo de los oratorianos, grupo católico que profesaba unaespiritualidad radicalmente subjetivista. En 1628 se traslado a Holanda, donde escribió susgrandes obras: El discurso del método, Meditaciones filosóficas, Principios de la filosofía yReglas para dirigir el intelecto. Invitado por la reina Cristina de Suecia, viajó a Estocolmo,donde murió el 11 de febrero de 1650.Primera preocupación de Descartes: encontrar un método de conocimiento. El discurso del métodoMétodo significa camino a seguir. En la primera parte de su obra Descartes señala laexistencia de una crisis del conocimiento en su época y trata de encontrar un camino para“bien dirigir la razón y buscar la verdad en las ciencias “, preocupado por sentar las basesse un conocimiento humano cierto e indudable.Copérnico, Bacon y Galileo habían elaborado un método que fue valioso para algunasciencia como la astronomía y la física; Descartes, en cambio, buscará uno que puedaaplicarse a todo el saber. El objetivo de Descartes es reforzar no sólo el método de la ciencia particular, sino del conocimiento humano en general. 20
    • Para esto, Descartes extiende los principios del conocimiento científico a todo elconocimiento humano y reduce la totalidad del pensar a la ciencia. A partir de Descartes,el conocimiento válido o verdadero se identifica con la ciencia, aunque esta identificaciónha sido criticada en nuestro siglo gracias a la revalorización de otras formas depensamiento, de otras culturas que no siendo de corte “científico” corresponden, sinembargo, a captaciones válidas y profundas de la realidad. Piénsese, por ejemplo, en losaportes de la antropología moderna sobre la importancia del pensamiento mítico.Descartes hace la división entre conocimiento científico y fe.El hecho es que a partir de Descartes se produce esta identificación entre pensamientoverdadero y pensamiento científico. Al hacer esta ampliación de la ciencia. Descartesentra en conflicto con la Iglesia, que aún defiende como suyo el campo de la fe, pero elfilósofo francés elude el problema separando los dos campos; por un lado la fe, que esmás afectiva que intelectual; por otro lado, la inteligencia con su campo y su interés propio.Elimina los peligros mostrándolos fiel a la Iglesia, pero mantiene su pensamiento libre deinfluencias eclesiásticas. Descartes quiere construir el saber, la ciencia, por las fuerzasdel hombre sin recurrir a la fe.Su punto de partida es el cuestionamiento de lo adquirido por la tradición y que ya noresponde a las inquietudes del pensamiento. “Desde la niñez fui criado en el estudio de las letras y como me aseguraban que por medio de ellas se podía adquirir un conocimiento claro y seguro de todo cuanto es útil para la vida. Sentía yo un vivismo deseo de aprenderlas. Pero tan pronto como hube terminado el curso de los estudios cuyo remate suele dar ingreso en el número de los hombres doctos cambié por completo de opinión. Pues me embargaban tantas dudas y errores que me parecía que procurando instruirme, no había conseguido más provecho que el de descubrir cada vez mejor mi ignorancia”.4En este desconcierto intelectual queda claro el valor del pensamiento matemático:“Gustaba, sobre todo, de las matemáticas por la certeza y evidencia que poseen susrazones; pero aún no advertía cuál era su verdadero uso y, pensaba que sólo para lasartes mecánicas servían, extrañábame que, siendo sus cimientos tan firmes y sólidos, nose hubiese construido sobre ellos nada más elevado”.5Precisamente su obra fue intentar construir algo “más elevado”. Ve en todo viajero elprototipo del hombre que desea conocer y adquirir una experiencia. “...resuelto a nobuscar otra ciencia que la que pudiera hallar en mi mismo o en el gran libro del mundo,empleé el resto de mi juventud en viajar, en ver cortes y ejércitos “.64 Ibid, p. 1835 Ibid, p. 1846 Ibid, p. 185 21
    • La interioridad es un punto de partida para Descartes.Descartes amplia el campo experimental transfiriendo a la ciencia el elemento deinterioridad que se había empleado en el Renacimiento y que tuvo su origen en el camporeligioso. “Mas cuando hube pasado varios años estudiando en el libro del mundo ytratando de adquirir algunas experiencias, resolvíme un día a estudiar también en mimismo y a emplear todas las fuerzas de mi ingenio en la elección de la senda que debíaseguir”.7 En esta interioridad radica uno de los principios fundamentales de la filosofía cartesiana, que más que la experiencia externa utiliza la interna del sujeto que conoce.Descartes trata de formalizar la realidad por medio de las matemáticas.La filosofía cartesiana se construye, pues, a partir del yo. Recordemos que la revolucióncientífica presentaba dos caminos de interpretación de la realidad: por un lado>: laafirmación ya asentada en el siglo XVI de la experiencia sensible como principio de todo elsaber; por otro, la necesidad de la formalización de la realidad, mediante el instrumentalmatemático.Descartes opta por lo segundo, enfatizando el aspecto formal del pensamiento científico.Por su parte Johon Locke, uno de los principales representantes del empirismo,enfatizará la experiencia, dividiendo así los campos de la filosofía: el que da la primacía alos sentidos y la experiencia, y que se denomina sensualismo y empirismo y el que, conDescartes a la cabeza, enfatiza la actividad deductiva dela mente, denominadoracionalismo.Esta será una de las grandes contradicciones del pensador francés, de la que no logrósalir: el haberse alejado cada vez más del valor cognoscitivo de los sentidos hastanegarlos definitivamente.Estas dos corrientes del pensamiento –el empirismo y el racionalismo- se opondrándurante el siglo XVII y parte del XVIII. El primero afirma que un conocimiento validocientífico, es el que se obtiene a partir de la experiencia sensible afirma que losconceptos y juicios universales se obtienen a partir de la experiencia y que sólo lo quepuede ser demostrado por los sentidos tiene validez. El racionalismo, en cambio,afirma que todo conocimiento cierto es consecuencia del entendimiento, queobtiene sus principios en forma independiente, a priori, sin condiciones previas, ydeduce de estos principios conclusiones verdaderas.7 Ibid, p. 185 22
    • En la segunda y tercera partes del Discurso, Descartes lleva la crisis del conocimientohasta sus ultimas consecuencias al poner en duda todo el saber. Se va a sí mismodestruyendo todos los conocimientos heredados, inclusive se “construye su cabaña” –parausar el símil del arquitecto que tiene que derrumbar un edificio y vivir fuera de él por algúntiempo- y adopta provisionalmente los usos y costumbres de su época. La duda “universal y metódica “va destruyendo las verdades consideradas anteriormente y buscar llegar a un fundamento, “como roca” o piso firme, para iniciar una nueva construcción del conocimiento“Y no es que imitara a los escépticos, que dudan por sólo dudar y se las dan simplementede irresolutos; por el contrario, mi propósito no era otro que afianzarme en la verdad,apartando la tierra movediza y la arena, para dar con la roca viva o la arcilla”.La duda metódica no es simplemente la puesta en entredicho de aquello que rodea alpensador, sino que, como su nombre lo indica, se trata de un método de conocimiento;la inteligencia se pregunta a sí misma para profundizar cognoscitivamente la realidad. Noda nada por válido y cuestiona todo para llegar a conocimientos ciertos. Descartes propone cuatro reglas que constituyen los principios de su método y que corresponden a las características del pensamiento analítico que mencionábamos en la unidad anterior: 1. “No admitir como verdadera cosa alguna, como no supiese con evidencia que lo es; es decir, evitar cuidadosamente la precipitación y la prevención, y no comprender en mis juicios nada más que lo que se presentase tan clara y distintamente a mi espíritu, que no hubiese ninguna ocasión de ponerlo en duda”. 2. “Dividir cada una de las dificultades que examinare, en cuantas partes fuere posible y en cuantas requiriese su mejor solución”. 3. Conducir ordenadamente mis pensamientos, empezando por los objetos más simples y más fáciles de conocer, para ir ascendiendo poco a poco, gradualmente, hasta el conocimiento de los más compuestos, e incluso suponiendo un orden entre los que no se preceden naturalmente”. 4. “Hacer en todo unos recuentos tan integrales y unas revisiones tan generales, que llegase a estar seguro de no omitir nada”. 23
    • Al final de este largo recorrido, Descartes sale de la crisis para llegar a una evidencia, auna verdad segura, a la manera de un axioma matemático: “Pienso, luego existo”.Al dudar, al pensar, capta su propia existencia y, a su vez, su existencia se manifiesta enel hecho de pensar. No se trata de una existencia física, corporal, sino de una existenciafuera del especio, del tiempo y de las condiciones biológicas y naturales del ser humano.Para Descartes la premisa: “Yo pienso” es la primera verdad evidente de suexistencia. “Examiné después atentamente lo que yo era, y viendo que podía fingir que no tenia cuerpo alguno y que no había mundo ni lugar alguno en el que yo me encontrase, pero no podía fingir por ello que no fuese, sino al contrario, por lo mismo que pensaba en dudar de la verdad de las otras cosas, se seguía muy cierta y evidentemente que yo era , mientras que, con sólo dejar de pensar, aunque todo lo demás que había imaginado fuese verdad, no tenía ya razón alguna para creer que yo era, conocí por ello que yo era una sustancia cuya esencia y naturaleza toda es pensar, y que no necesita, para ser, de lugar alguno, ni depende de cosa alguna material; de suerte que este yo, es decir, el alma, por lo cual yo soy lo que soy, es eternamente distinta del cuerpo y hasta más fácil de conocer que éste, y aunque el cuerpo no fuese, el alma no dejaría de ser cuanto es”.8Este párrafo es muy importante para la historia dela filosofía. Expone en un síntesis laconcepción de lo que después se denominó el yo cartesiano, el ego, principio delpensamiento, primera verdad indudable, primera idea clara y distinta.La primera verdad indudable que descubre Descartes es el sujeto que piensa sus propiospensamientos, principios con que se afirma a sí mismo.Al comparar el pensamiento de Descartes con el de otros filósofos encontramos que, porejemplo, según Aristóteles, el sujeto se piensa a si mismo gracias a que percibe por mediode sus sentimientos el mundo que lo rodea. El conocer que se piensa tiene una condición:la percepción de las cosas. Si yo no percibiera nada en absoluto, no tendría ningunaconciencia de mi mismo, por lo que el cuerpo y los órganos sensoriales son la condicióndel pensamiento. En cambio, Según Descartes, el pensarse a si mismo es algoincondicionado, un principio autosuficiente. El hombre es lúcido por sobre todas las cosasy, afirma que, aunque no tuviera cuerpo seguiría es esa misma lucidez; según descarteses más fácil conocer el alma que el cuerpo. Al sostener lo anterior, Descartes afirma que el centro del pensamiento radica en el alma del hombre; sólo que lo afirma con tal fuerza que prácticamente deja aparte al cuerpo. Ser hombre es ser un alma individual conciente de sus pensamientos. Con ello repite lo que se expresaba en el terreno religioso, otorgándole un nuevo sentido; es el existir del hombre el que se da a nivel puramente interior, afirmación que niega la interrelación del pensar con la naturaleza y, necesariamente, la relación del los hombres entre si.8 Ibid., p. 193 24
    • ? ? ¿De que forma comprueba Descartes la existencia humana?Los individuos son individuos cerrados, partículas inteligentes. Su actividad propia espuramente mental. Todo lo exterior es un no-yo: es decir, el mundo material y los demásyoes, abarcando también al no-yo que es el cuerpo. Descartes denomina substanciapensante al mundo del yo del pensamiento, y substancia extensa al no-yo lo exterior lanaturaleza.La tesis de Descartes tiene un punto débil en su teoría. ¿Cómo se armonizan, comoentran en contacto el mundo del yo y el mundo del no-yo? ¿Cómo se relacionan el mundomaterial y el mundo subjetivo?? ? ¿Cómo se relaciona la naturaleza con el sujeto pensante?La segunda idea clara es la existencia de Dios.Para tratar de amortizar esos conceptos, el pensador recurre a la divinidad. De la verdadde su propia existencia deduce una segunda idea clara y distinta; la existencia de unpensamiento perfecto. Si el yo, al pensar, duda y concibe su existencia como imperfecta,esto significa que no se da a si mismo la existencia que percibe, porque si se diera laexistencia, se la daría total y perfecta. Y si existe, aunque su existencia sea limitada, yaque piensa imperfectamente, tiene que admitir la existencia de una existencia perfecta, esdecir, Dios.La existencia de Dios es el puente entre el yo y el no-yo porque garantiza que lo que sepiensa acerca del cuerpo, de los otros y del mundo es verdadero, dado que Dios ni seengaña ni engaña, puesto que es perfecto. Y si el yo confirma la existencia de la materia,Dios es la garantía de que el pensamiento y la realidad se corresponden.Esta segunda idea, clara y distinta –la idea de Dios- tiene un importante papel en lafilosofía cartesiana ya que garantiza que el pensamiento humano es verdadero.En este sentido, muchos autores han visto en Descartes al último de los escolásticos,puesto que acude a la autoridad divina para dar validez a la ciencia. El pensamientocientífico posterior se desprenderá de esta condición de validez, buscando justificar a laciencia por sí misma.Dios es como el aval que asegura que lo que se piensa es verdadero, pero, ¿qué es loque se piensa cuando se piensa el mundo material? Pensar no es percibir el espectáculodel mundo que nos rodea ---colores, formas, olores movimiento ---, esto es, el mundoengañoso de la experiencia sensible corporal. En ello no se encuentra la ciencia. La únicaforma de racionalizar el mundo material es considerado como una extensión, y aquítenemos la tercera idea clara y distinta. 25
    • La tercera idea clara y distinta es el mundoPodemos entender la idea de extensión acudiendo a la geometría o a su expresión enfórmulas matemáticas (Descartes es el fundador de la geometría analítica). Lasrelaciones matemáticas de los números, pesos y medidas, las fórmulas de lamecánica, son las formas con las que racionalizamos la materia. Ordenemos lo expuesto hasta ahora: 1. La duda nos lleva afirmar la primera idea clara y distinta, el fundamento de todo el pensamiento, de toda la ciencia, es decir, la idea del ego, del yo, captación simple y directa de la existencia pensante. 2. De esta primera idea se deduce la segunda: Dios existe. El pensar de una existencia imperfecta permite deducir la existencia de un ser perfecto: Dios. 3. De la existencia de Dios se deduce que los contenidos matemáticos y geométricos que pienso tienen contenidos reales. El mundo existe porque Dios, causa del pensamiento, por ser perfecto no puede engañarme. Toda la matemática de la naturaleza esta contenida en una sola idea: la extensión. Al ir desarrollando y deduciendo todos los axiomas, medidas, fórmulas matemáticas y mecánicas se construirá todo el saber del mundo, que se contiene en la idea de extensión.Prácticamente, en esas tres ideas ---Dios, el hombre y el universo material--- estácontenida toda la ciencia, todo el saber que es posible adquirir, la síntesis de lo existente.En la medida que la conciencia penetre el contenido riquísimo de estas ideas, obtendrá,por vía deductiva, toda la ciencia. Según Descartes, la tarea del hombre consiste enextraer, sin dejarse engañar por los sentidos, los conocimientos que lúcidamente sepueden demostrar.Estas ideas son innatas, no se han adquirido por vía sensible o por medio de unaabstracción de la experiencia. El cuerpo no conoce, los sentidos nos engañan. Desde queexistimos llevamos en nuestro ser todo lo cognoscible. No es por vía de experienciacomo adelanta nuestro conocimiento, sino por reflexión interna. 26
    • El universo cartesianoEl universo propuesto por Descartes establece un dualismo: por una parte, lassubstancias pensantes y por otra las substancias extensas. A las primerascorresponden Dios y los egos, cuya característica es el pensamiento, que implicaconciencia, lucidez, vida, movimiento interior, libertad; las segundas constituyen la materia,pura inconsciencia, exterioridad, máquinas extensas. Nuestro cuerpo no es más que eso,una máquina perfeccionada, un robot avanzado. Árboles, piedras, animales, astros, todoes una gran máquina geométrica, muerta, regida por leyes de choque, fuerzas deatracción y repulsión, sistema geométricos. El universo cartesiano es una gran máquina geométrica “No parecerá de ninguna manera extraño a los que sabiendo cuántos autómatas o máquinas semovientes puede construir la industria humana, sin emplear sino poquísimas piezas en comparación de la gran cantidad de huesos, músculos., nervios, arterias, venas y demás partes que hay en el cuerpo de un animal, consideren este cuerpo como una máquina que, por ser hecha de manos de Dios, esta incomparablemente mejor ordenada y posee movimientos mas admirables que ninguna otra de las que pueden inventar los hombres”.9 Según Descartes, en una parte del cerebro, la glándula pineal, está el alma, a manera de un piloto que dirige su aparato. Desde ahí controla los movimientos corporales usando al cuerpo como instrumento para transformar a la naturaleza. Consecuencias del pensamiento cartesianoEl universo geométrico-espiritual de Descartes dio un impulso definitivo a la filosofía y alpensamiento científico. En el terreno filosófico, sus continuadores, como GuillermoLeidbniez (1696-1716), Benedictus de Spinoza (1632-1677) y Nicolas Malebranche (1638-1715), ahondaron en el pensamiento de Descartes llevándolo hasta sus últimasconsecuencias.Toda la filosofía moderna es heredera del pensamiento racionalista cartesiano, por lo quea Descartes de le ha considerado como el padre de la filosofía moderna.Se relegó todo conocimiento carente de fundamentos racionalesAl justificar las reglas de la actividad racional se consideró solidamente fundamentado elpensamiento científico y continuó buscándose, con mayor seguridad, la matematización dela naturaleza. El mecanicismo, ya anunciado por Galileo y que después continuo Newton,9 Ibid., p. 200. 27
    • alcanzó un gran prestigio en todos los medios intelectuales. Explicar racionalmente lanaturaleza se consideró suficiente para entender todo lo concerniente al hombre, almundo y a la sociedad. Se abandonó por completo a la fe como medio para explicar lascosas. Todo lo que quedaba fuera del ámbito racional – científico no era aceptado; elsentimiento o la voluntad quedaron relegados.La concepción antropológica de Descartes es dualista.Descartes aportó el concepto de materia que necesitaba la ciencia y que aprovechó todala cultura postcartesiana del siglo XVIII y que aún sostienen muchos pensadores. La ideasobre el universo material, muerto, mecánico, matemático, agudizó la separación demente y cuerpo. Ser hombre no es comer, trabajar, desear, amar, tener instintos. Serhombre es ser lucidez, conciencia, libertad, interioridad, racionalidad.Ideológicamente, Descartes separa al hombre de sus condiciones materiales,considerándolo totalmente abstracto, espiritual, incorpóreo; no natural, no biológico.Desde el punto de vista de la filosofía de Descartes, la inteligencia es la que tiene el poder,el cual se ejerce sobre una materia inanimada, obscura, irracional; el poder no conocelimite no tiene por qué respetar a lo material. Este poder se manifiesta en el control dela naturaleza, de la producción y de la sociedad. Descartes no se interesa por lapolítica, pero de su teoría de desprende una racionalización contractual de las relacioneshumanas regidas por un aparato científico encargado de la explotación de la naturaleza.Del tronco cartesiano se desprenden el mecanicismo, el deísmo y el critisismo.En su época se consideró a Descartes un gran defensor del espiritualismo; pero alexagerarlo, prácticamente expulsa al alma y a la divinidad del mundo real y material. Enesta forma, Descartes impulsó el materialismo, en especial al que después se conoceríacomo materialismo mecanicistas. Por otra parte, su filosofía impulsó el deísmo,doctrina que separa al universo material y a la divinidad. Esta separación permiteconsiderar al mundo sin elementos sagrados. Dios se aleja cada vez más del terrenofilosófico, cuya finalidad sería buscar explicaciones del mundo en el mundo mismo. Kant ylos pensadores idealistas de los siglos XVIII y XIX se nutrieron con estos principioscartesianos. 28
    • Locke: Teoría del conocimiento John LockeJohn Locke antepone la experiencia para llegar al conocimiento verdadero.Al igual que Descartes, ocupado por sentar las bases del conocimiento científico perodesde un punto de vista diferente y en cierta forma contrario, John Locke (1632-1704)considera que las ideas no son innatas, sino que nacen a partir de la experiencia; laverdad de la ciencia sólo podrá lograrse acudiendo al los datos proporcionados por lossentidos y sólo será digno de crédito aquel conocimiento que pueda remontarse a laexperiencia. Este pensador se inscribe en la corriente empirista iniciada por Bacon y hasido denominado por algunos el “Aristóteles ingles”, por la amplitud del tema que estudia,por su ponderación y mesura en el tratamiento de los problemas y por el primordial valorque concede al conocimiento sensible.Conocedor y crítico de la filosofía cartesiana, John Locke estudia en Oxford y, comoHobbes, se dedica a educar jóvenes de casas nobles. Emigra a Holanda en 1683 despuésde un viaje a París y vuelve en 1689 a Inglaterra, donde radica hasta su muerte. Su obrafilosófica más importante es el Ensayo sobre el entendimiento humano. Otras de sus obrasson: Cartas sobre la tolerancia, Pensamiento sobre la Educación, Lo razonable delcristianismo tal y como ha sido transmitido por las sagradas Escrituras y Dos Tratadossobre el gobierno civil.Locke se opone a Descartes, principalmente por el valor que concede a la experienciasensible, y piensa que la mente es como una hoja en blanco y que las ideas sólo seobtienen a partir de la experiencia.Para Locke el origen de la ideas es la sensación. En su ensayo sobre el entendimiento humano, Locke analiza con detenimiento el origen de las ideas que posee la mente, haciendo ver éstas son contenidos sensibles que se han ido estructurando a partir de elementos simples, de sensaciones que poco a poco dan lugar a composiciones que denominamos ideas, y con las cuales nombramos a las cosas. 29
    • A diferencia de Descartes, la idea no nace en la mente del hombre, sino que proviene dela experiencia, ya sea externa o interna. A la externa pertenecen sensaciones como elcolor, el olor, la extensión, la forma, el movimiento. Las sensaciones externas nosentregan las cualidades de los cuerpos; pero de esta masa indiscriminada de sensacioneshay algunas puestas por los objetos –como la extensión y el movimiento-, y otras puestaspor el sujeto –como el color-, de modo que no tienen el mismo valor. Las sensaciones internas como percibir, dudar, desear, son puestas por el sujeto y están presentes en él. Poco a poco el sujeto organiza las percepciones y va obteniendo las ideas. A este proceso lo denomina Locke abstracción: 1. La abstracción implica separación. Una sensación o conjunto de sensaciones se separa de las otras. 2. Separada una sensación o conjunto de sensaciones, se identifica con otro conjunto semejante. 3. Se atribuye una sensación o conjunto de sensaciones a un sujeto que porta este conjunto.Por ejemplo, el conjunto de sensaciones que tienen como contenido hablar, caminar, tenerojos, nariz, boca, etc., que se presentan cuando percibo un hombre, se separan de unconjunto de sensaciones que aparecen cuando percibo un perro: ladrar, tener pelo,caminar en cuatro patas, etc. Ya aislado un conjunto de sensaciones de otro, al percibir aun conjunto semejante a uno ya aislado (habla, camina, tiene ojos, etc.) nos damos cuentaque el primer conjunto es similar al segundo conjunto, y así formamos una idea la dehombre.Separando e identificando sensaciones realizamos una abstracción.Notamos que cuando realizamos una abstracción estamos separando. Nos sería imposibleidentificar un hombre con otro si tomamos todas las sensaciones que nos entrega su ser –potencialmente un infinito número de sensaciones- de modo que nunca lo podríamosidentificar con otro, que también potencialmente nos entrega un número infinito desensaciones. Al separar podemos llegar a un universal el “hombre”, que es el conjuntoseparado de sensaciones que tiene similitud con otros conjuntos separados desensaciones y por medio de las cuales lo identificamos y lo aislamos de lo que no sea“hombre”.Se propone un método que va de lo particular a lo general.La mente, de este modo, puede construir. De Hecho, un número infinito de conjuntosaislados, a los que denominamos ideas. Así, por ejemplo, de “hombre” y “perro”, podemosobtener “vertebrado”, “animal”, etc. 30
    • Para Locke, es necesario estructurar ordenadamente las sensaciones.Los actos del espíritu permiten: 1) reunir varias ideas en una sola; 2) comparar,estableciendo relaciones entre ellas; 3) separar las ideas, aislándolas de las que existenjunto a ella.Sin esta estructuración por medio de la separación, la identificación y el aislamiento,quedaríamos ligados a un caos de sensaciones sin orden. En el caso de las sensacionesinternas, el proceso es semejante, sólo que quedan referidas a un sujeto, que en estecaso el yo. Esta estructuración de las ideas ¿es objetiva o subjetiva? Este problema no lo resolvió Locke del todo; pasará a formar parte de los problemas que preocuparon a la filosofía posterior (Hume, Kant). Locke aportó una doble respuesta: las cosas tienen ya una estructura, dada sobre todo por las cualidades primarias (movimiento, extensión y figura) aportadas por los objetos. Pero el sujeto aporta a esta estructuración elementos subjetivos (color, olor, etc.) denominados cualidades secundarias y que no poseen los objetos.Locke considera que en las cualidades primarias es probable que exista algo que las“soporte”, pero que, en todo caso, no es objeto de conocimiento, como por ejemplo, el yo-sujeto, soporte de las experiencias internas.Con estos elementos de análisis y explicación de la experiencia, Locke aporta elcomplemento necesario al pensamiento cartesiano para la total justificación de la cienciaes su época 31
    • Los problemas del método: Descartes .El discurso del método - El yo se concibe como pensamiento y el mundo como extensión.Los principios del método científico seextiende a todo el conocimiento humano - Para racionalizar al mundo se debe formalizar el conocimiento de la extensión.- La interioridad es el punto de partida del - Las ideas claras y distintas son innatas yconocimiento. de ellas se deduce todo el saber.- La ciencia es una construcción puramenteracional. Consecuencias del pensamiento cartesiano.- Racionalismo y empirismo son corrientesopuestas en la teoría del conocimiento. - Se generaliza la concepción mecanicista del universo.- Las reglas del método son: duda, análisis,síntesis y recapitulación. - Resurge el dualismo antropológico.- Las tres ideas claras y distintas son: yo, - El método cartesiano se impone comoDios y mundo. método crítico. Locke: Teoría del conocimiento - El origen de la ideas es la sensación. - El proceso de abstracción consiste en la organización de las percepciones. - El posible soporte de las cualidades primarias no es objeto de conocimiento. - El sujeto aporta las cualidades secundarias en la construcción del objeto del conocimiento. 32
    • Teoría del conocimiento. David HumeHume es un de los principales exponentes del empirismo inglés.Para entender la teoría del conocimiento, de David Hume, se precisa recordar que lafilosofía moderna nace con Renato Descartes (1596-1650), filosofo francés, quiendesplazó la especulación del ser con la del conocer, iniciando con ello una verdaderarevolución en la filosofía; esto es, que a partir de la reflexión del hombre puede conducirsehasta las verdades más fundamentales, para entender el mundo tanto como la propiaconciencia.El racionalismo iniciado por Descartes, fue continuado por otros filósofos, como el alemánGodofredo Guillermo Leibnitz (1646-1719) y el holandes-judio Benito Spinoza (1632-1677).Frente a esa postura racionalista se alzó otro tipo de reflexión que ponía mayor énfasis enel aspecto experimenta. El precursor de esta corriente fue el inglés Francis Bacon (1561-1626), y John Locke (1632-1704) se distingue como uno de sus principalesrepresentantes. El método que se constituye a partir de esta corriente se basa fundamentalmente en los datos que proporcionan los sentidos; la razón solamente los ordenaDavid Hume es importante en la historia de las ideas por dos motivos: Lleva el empirismo hasta sus últimas consecuencias, e Influye de manera decisiva en Kant y en muchos pensadores importantes del siglo XIX. 33
    • David Hume (1711-1776) nació en Edimburgo, Escocia. Inicialmente estudió leyes, pero sededico posteriormente a la filosofía y a la literatura. Vivió en Francia entre 1734 y 1737.Viajó por Holanda, Alemania e Italia. En 1763 pasó a Francia como secretario de laEmbajada de su país y en 1769 regresó a Edimburgo, en donde falleció en 1776.Publicó las siguientes obras: Tratado dela naturaleza humana, (3 volúmenes, 1740);Ensayos morales y políticos (1742); Ensayos filosóficos sobre el entendimiento humano(1748); que en una segunda edición tituló Una investigación sobre el conocimientohumano (1751), Investigación sobre los principios de moral (1752) y Discursos políticos yDiálogos sobre la religión natural (1757).Su obra principal es el Tratado de la naturaleza humana, cuyo primer tomo se ocupa delconocimiento, el segundo se refiere a cuestiones de moral y psicología y el tercero analizala justicia y otros temas políticos.En cuanto al conocimiento, y siguiendo la tradición de Locke, Hume se propuso analizar elorigen y clasificación de nuestras ideas; para ello establece una tesis muy importante: todohombre advierte la diferencia entre sentir y pensar.Su concepción acerca del conocimiento del fenómeno condice a Hume alinmanentismo. Según él la conciencia percibe del exterior una serie de fenómenos. Esto significa que no sabemos como son los objetos exteriores en sí mismos; únicamente conocemos lo que percibimos de ellos, es decir, el fenómeno: Todas las percepciones se reducen a “impresiones o ideas”.Hume sostiene el principio de inmanencia; esto es, que solo conocemos lasrepresentaciones, es decir solo conocemos al fenómeno.Por ejemplo: conozco mi impresión visual de una mesa, pero no conozco la mesa. Elobjeto de conocimiento es lo que conozco, es decir el fenómeno. De ahí que se diga quela teoría del conocimiento de Hume es un inmanentismo y un fenomenismo.Ahora bien, lo que el sujeto percibe (lo fenoménico) se reduce a impresiones y a ideas: Impresiones son aquellas que penetran con mas fuerza y violencia, como las sensaciones, pasiones y emociones. Las ideas son imágenes débiles de estas en el pensamiento y razonamiento. Las ideas son entonces, reproducción de una impresión anterior. 34
    • Las impresiones son sensaciones externas o sentimientos ligados a sensacionesexternas; las ideas reproducen o combinan impresiones.No existen ideas innatas todas derivan de las impresiones, pero no sabemos de dondeprovienen éstas si del objeto, del sujeto o de Dios. La razón humana no puede explicareste origen con seguridad.Las ideas pueden ser simples o compuestas: Las ideas simples son la reproducción fiel de una impresión. Las compuestas se constituyen por combinación de las ideas simples y éstas pueden ser producto de la memoria o de la imaginación. La memoria reproduce combinaciones de ideas simples a partir del modelo de combinación que nos dan las impresiones compuestas. La imaginación, en cambio, hace combinaciones caprichosas.?? ¿Cómo vinculamos los fenómenos?La conexión entre ideas es de semejanza, de contigüedad de tiempo y espacio, ycausa-efecto.Hume afirma que las ideas no existen sueltas sin conexión entre sí; prueba de elloson las lenguas humanas; las cuales no serían posibles sin una asociación de ideas. Lasideas compuestas se elaboran de acuerdo con tres clases de leyes: Ley de la semejanza. Cuando dos o mas ideas son semejantes, la presencia de una de ellas evoca a la otra; se unen y forman una idea compuesta. Ley de contigüedad en el espacio y en el tiempo. Cuando dos o mas ideas han sido percibidas en el mismo espacio y en el mismo tiempo, la presencia posterior de una de ellas evoca a la otra; se conjugan y forman una idea compuesta. Ley de causalidad. Cuando una idea es causa de otra, la presencia de la primera evoca a la segunda; se conjugan y forman una idea compuesta.Como consecuencia podemos decir que: - La objetividad de nuestras ideas depende de las impresiones que la originan. - Los contenidos de ideas que no provienen de una impresión no son reales.Estas consecuencias constituyen la base del empirismo de Hume. Otro aspectofundamental de su filosofía es el siguiente: 35
    • Para el nominalismo de Hume solo existen ideas particulares.La posición nominalista de Hume no acepta la existencia de ideas generales delante deobjetos. Por ejemplo, en relación con las figuras siguientes:La mente no puede elaborar una idea general que abarque a las tres, es decir no elaborala idea de triángulo. Ya que nuestras ideas son concretas (de lo contrario pueden llegar aser irreales), elaboramos la idea de un triángulo cada vez.Con esto, Hume rechaza la teoría de la abstracción (aristotélico tomista) y en cambioacepta la asociación como procedimiento para la elaboración de ideas:Por asociación de semejanza, de contigüedad o de causa-efecto, a partir de las ideassingulares, construimos una palabra universal (no una idea universal) que en la menteevoca alguna de las ideas que asociamos.En resumen para Hume: En la mente no hay ideas abstractas, todas son singulares, representan a un objeto. En la realidad no hay nada que sea universal. Lo único que puede ser universal es la palabra, el término. Al relacionar ideas se forman diferentes tipos de juicios Según Hume entre las ideas pueden existir relaciones que dan origen a los juicios y afirma que hay siete tipos de relaciones y por ende siete tipos de juicios: Relación de semejanza. Ejemplo: por intuición y con evidencia descubro que una idea de silla es semejante a otra idea de silla. Relación de diferencias. Ejemplo: con evidencia y por intuición descubro las diferencias entre la idea de pizarrón verde y la de puerta negra. Relación de grado cualitativo. Ejemplo: con claridad descubro la intensidad de las cualidades, como un rojo más oscuro. 36
    • Relación de proporción cuantitativa. Ejemplo: con base en la unidad numérica descubro que cinco objetos son más que cuatro Las relaciones espaciales y temporales. La relación de identidad objetiva y subjetiva . La relación de causalidad.Para Hume las ciencias verdaderas son la matemática, la lógica y la física, por eltipo de juicios que las conforman.Hume afirma que los juicios elaborados a partir de las cuatro primeras relaciones sedescubren por intuición, proporción, certeza y dan origen a ciencias analíticas verdaderas,como la lógica, la aritmética, la geometría, y en un rango menor la física.Los tres últimos tipos de relaciones no se dan en los objetos, no se obtienen por simpleintuición y no resultan evidentes; por lo cual no dan origen a juicios científicos; Hume laspone en tela de juicio y al respecto dice lo siguiente:Espacio y tiempo no tienen realidad objetiva1ª. Las relaciones espaciales y temporales no se perciben a partir de los objetos. Sinos encontramos frente a dos cuerpos contiguos; si recorremos los diferentes puntos deesos cuerpos con la vista, surge la idea de distancia que se originó por el esfuerzomuscular de mis ojos. Si además, por la imaginación prolongo la distancia al infinito,entonces surge la idea del espacio al que concibo como la condición necesaria para quehaya cuerpos.La mesa que este más próxima a usted ¿es espacial y temporal? O bien ¿usted ve lamesa en el espacio?El tiempo , en cambio, lo percibo a partir de la sucesión de los fenómenos externos einternos, por ejemplo cuando escucho una nota musical y después otra; o bien si porreflexión percibo mi estado de alegría seguido de un estado de tristeza, entonces conciboal tiempo como condición de la sucesión de los fenómenos internos y externos; espacio ytiempo no son percibidos directamente por intuición, sino a partir de la aprehensión dediversas impresiones simples que se presentan a la conciencia para que ésta las ordene. Así por espacio, los objetos coexisten y por el tiempo aparecen sucesivamente, pero espacio y tiempo no son realidades en sí, sino meros nombres.? ? ¿Podría afirmar que es usted la misma persona desde el momento en que nacióhasta la fecha? 37
    • 2ª. La relación de identidad objetiva y subjetiva se refiere a la relación entre substancia yaccidentes.No hay substancia s materiales ni espirituales.La substancia, según Hume, tampoco corresponde a algo real, porque no hay ningunaimpresión a la cual podamos referir nuestra idea de substancia. Lo que percibimos soncualidades sensibles (lo que filósofos anteriores llamaron “accidentes”).Ejemplo:Si vemos una silla y con la imaginación le quitamos una a una sus cualidades sensibles ---su color, su tamaño, su figura, su olor, etc.--- ¡no queda nada! Lo cual significa que no haysustentáculo de los accidentes; es decir, no hay substancias materiales.En el hombre no hay una identidad substancial.Lo mismo podría decirse respecto de la idea del “yo”, a la que concebimos comosustentáculo de nuestros sucesivos estados: tristeza, alegría, emoción, etc. Si quitamosuno a uno esos sucesivos estados, tampoco queda nada del “yo”. Así pues, no existen,substancias materiales ni substancias espirituales. Estas sólo son una “creencia”(creemos que existen pero no corresponden a nada real). El hombre es sólo un haz defenómenos.La substancia es un concepto que carece de valor real y objetivo, pues se encuentra fuerade la experiencia: “La idea de substancia, lo mismo que la de un modo, no es más que una colección de ideas simples que están unidas por la imaginación y poseen un nombre particular asignado a ellas, por el que somos capaces de recordar para nosotros mismos a los otros en esta colección”.Respecto a la sustancia divina (Dios), Hume afirma que no hay nada en los datossensibles para negar o afirmar su existencia por lo que se declara agnóstico.? ? Reflexione acerca de lo siguiente: Si una bola de billar empuja a otra ¿usted dirá queel movimiento de la primera es causa del movimiento de la segunda?El principio de causalidad no tiene fundamento empírico.3ª. Tampoco acepta Hume la posibilidad de percibir las relaciones de causa efecto;ejemplos: 38
    • Cuando vemos que una bola de billar se mueve, golpea a otra y la segunda inicia su movimiento, entonces “creemos” que el movimiento de la primera es causa del movimiento de la segunda. Pero no vemos el nexo casual. Cuando vemos una olla con agua sobre una ornilla, primero vemos el fuego, después las burbujas; entonces “creemos” que el fuego es causa de la ebullición.El escepticismo de Hume en cuanto al principio de causalidad, revoluciona laconcepción científica de su época. En otras palabras, cuando vemos dos fenómenos siempre unidos y sucesivos, por costumbre llamamos causa al primero y efecto al segundo, pero en realidad no hemos percibido la causalidad y de acuerdo con el fundamento empirista, el principio de causalidad debe ser desechado en las explicaciones científicas.? ? ¿Qué consecuencias tiene la negación del principio de causalidad para la concepciónde la ciencia en el siglo XVlll?A la pregunta ¿qué garantiza la necesaria conexión entre causa y efecto en losfenómenos?. Hume responde que es la “creencia” o hábito de pensar en que exista unanecesaria dependencia entre el fenómeno y el efecto. Esto constituye un gran misteriodentro de la filosofía y Hume trata de explicarlo empleando términos como: “fuerza, viveza,solidez, firmeza, fijeza superior”.10Sin embargo, encuentra un grave obstáculo al tratar de explicar porqué establecemosrelaciones entre los diversos objetos al conocerlos; es decir, porque predicamos onegamos algo de una cosa. ¿Sólo por la creencia? ¿De qué naturaleza es la “creencia”?Responde el filósofo: “... es evidente que la creencia no consiste ni en la naturaleza, nien el orden de nuestras ideas, sino en la forma de su concepción y en su afección conrespecto al espíritu”.11El propio Hume reconoce que su tesis es poco satisfactoria y más difícil explicar lanaturaleza de la creencia; lo evidente es que: La creencia es una forma que afecta al espíritu, por lo cual éste establece relaciones de conocimiento en tiempo y espacio respecto de los objetos.10 Ibid., p. 163.11 Ibid., p. 164. 39
    • El principio de causalidad no es evidente por sí mismo. La única intuición directa es lade la experiencia misma a través de los sentidos. Al percibir un fenómeno A y otro B, nopodemos demostrar que uno de los anteceda al otro; lo único posible para elentendimiento es establecer entre ambos con base en la costumbre. La causalidad tiene un valor psicológico derivado del hombre que conoce, y no un valor ontológico que obtuviésemos del objeto mismo.? ? ¿Qué relación hay entre el principio de causalidad de Hume y el de Aristóteles?Después de explicar las doctrinas de las percepciones podemos entender porque Humerompe con las teorías psicológicas anteriores al sostener un nuevo principio en elconocimiento, el asociacionismo, su doctrina de las percepciones se reduce a laasociación de ideas y al rechazo de la doctrina tradicional de la abstracción y susconclusiones inmanentistas y fenomenistas derivadas de este principio lo acercaron alescepticismo; la razón opera con seguridad tratándose de las ciencia demostrativas, perofuera de este campo resulta falible. “Por esto, todo conocimiento degenera enprobabilidad, y esta probabilidad es mayor o menor según la veracidad o error de nuestroentendimiento y según la simplicidad o complicación de la cuestión”. 12Conozco el objeto en sí, es decir el fenómeno.El escepticismo no es sólo respecto de la razón, sino también respecto de lossentidos, pues no tenemos seguridad de la “existencia en sí”, de los objetos que vemos.Además los sentidos únicamente proporcionan impresiones e imágenes más omenos fuertes de las cosas. Por lo que se refiere a las cualidades secundarias de unobjeto –su color, olor, sabor- las diferencias de percepción son más agudas y enconsecuencia el espíritu las reciba más debilitadas.El alma no existe para la razón, sólo para la moral.Por todas estas razones, la existencia del alma y su naturaleza inmaterial no pueden serprobadas. Por la razón no se puede demostrar nada relativo al alma y su inmortalidad,únicamente en el campo moral se puede expresar argumentos en su favor.12 Ibid., p. 288. 40
    • EMPIRISMO, RACIONALISMO, MODELO DE LA CIENCIA FÍSICO- MATEMATICO DE NEWTON. TEORIA DEL CONOCMIENTO (CRITICA DE LA RAZÓN PURA) PRIMER PROBLEMA SEGUNDO PROBLEMA ¿CUÁLES SON LAS CONDICIONES QUE HACEN ¿ES POSIBLE LA METAFÍSICA COMO CIENCIA? POSIBLE LA CIANCIA? La metafísica versa sobre el ser (Noúmeno) La ciencia está constituida por juicios sintéticos a priori.(Elementos empíricos y formales a priori) La metafísica como ciencia es imposibleEl objeto de conocimiento es el fenómeno. La cienciaversa sobre los fenómenos (El noúmeno o cosa en si nose conoce. Dios, alma y mundo poseen una realidad valida para elLos elementos empíricos del conocimiento nos vienen de sujeto y su conducta moral.las impresiones de la cosa en síLos elementos formales a priori Sujeto físico Orden de la necesidad Espacio y tiempo Problema HombreEstética (Hacen posible Intuición pura Yo trascendental Orden de la libertadTrascendental la matemática) YO TRASCENDENTAL CategoríasAnalítica Esquematizadas Entendimiento puroTrascendental (Hacen posible la física) ETI CA HISTORIA Y POLÍTICADialéctica Principios e ideas Desarrollo de laTrascendental (Yo, mundo y Dios) Razón pura Relaciones entre naturaleza (Orden individuos fenoménico ). Orden de la naturaleza Ley natural DERECHO Regula las relaciones Historia universal Guerra y paz entre individuos y entre los estados Orden de la libertad Ley moral Decisiones libres (Orden nouménico y sociedad y Relaciones constitución civil). entre estados actuar conforme al deber y por respeto a la ley moral REPUBLICA Ética formal UNIVERSAL Imperativo categórico Bondad (Buena voluntad forma del acto moral. 41
    • Emmanuel KantLa filosofía de la Ilustración tiene como principales exponentes a pensadores ingleses yfranceses; su influencia se extendió a otros países del mundo, dejando una profundahuella en el orden político y social. Este movimiento, así como el racionalismo y elempirismo, convergen en una nueva síntesis filosófica en la obra de Kant. No seráexagerado afirmar que a partir de Kant la filosofía alemana alcanza un desarrollo decisivo,y que muchos de los pensadores que influyeron en los inicios del siglo XIX, pertenece a lacultura germánica.El sistema de Kant inaugura una nueva época en la filosofía e inicia un estilo y enfoque enla reflexión, cuya influencia llega a nuestros días. Todos los pensadores posteriores,directa o indirectamente, tienen que partir de sus planteamientos, sea para combatirlos,para examinar problemas o soluciones propuestos, o bien para superarlos definitivamente;por ello no se puede ignorar el significado del legado Kantiano.El periodo que comprende la producción de Kant, Fichte, Schelling, Hegel y otros, seconoce con el nombre de idealismo alemán, culminación sistemática y orgánica delracionalismo que desembocó en el panlogismo * de Hegel. La reacción contra este excesointelectual es representada por: el danés Sören Kierkegaard (1813-1855), fundador del existencialismo; Karl Marx (1818-1883) y Federico Engels (1820-1895), alemanes, fundadores del materialismo dialéctico-histórico, y Otras corrientes de pensamiento, como el positivismo. La filosofía de Kant se nutre en el empirismo de Locke y Hume, el racionalismo de Leibnitz y Wolf y en el modelo de la ciencia establecido por Newton.* Todo es comprensible a través de la idea. 42
    • Emmanuel Kant (1724-1804) nació y murió en Königsberg (Prusia Oriental). Estudiódesde 1732 a 1740 en el Collegium Fridericianum, donde adquirió una formación básica. Alos 16 años ingresó en la universidad y se doctoró en filosofía en 1755. Estudiómatemáticas, ciencias sociales y el sistema de Newton, aparte de numerosas ramas de lafilosofía; su formación fue basta y completa. Durante 15 años (1755-1770) fue profesorauxiliar en la Universidad de Königsberg. En su formación intelectual recibió la influencia del romanticismo inglés, a través de Shaftesbury, y del francés, a través de Rousseau.Kant fue, juicio de sus contemporáneos, un hombre de gran honradez; nunca salió de supueblo y amaba sobre todo su propia libertad y la filosofía. Mostró simpatía por la guerrade independencia de los Estados Unidos de América y por la Revolución francesa. Creíaen Dios aunque no practicaba ninguna religión y a pesar de que no le interesaba el artecomo tal, escribió sobre esa materia obras muy importantes.El pensamiento de Kant se transformó cuando introdujo el método crítico en susistema.Su amplia producción filosófica se ha dividido en dos etapas:Periodo precrítico. Lo constituyen las obras inspiradas en la Ilustración, el racionalismo yempirismo. De 1747 a 1760 predominan los temas científicos y de 1760 a 1770 los decarácter filosófico.Periodo crítico. Etapa de transición en la cual descubre lo principio de su filosofía ydesarrolla su propio pensamiento; a partir de este periodo aparecen sus obrasfundamentales:Crítica de la razón pura (1781).Prolegómenos a toda metafísica futura (1783).Fundamentos de la metafísica de las costumbres (1785).Crítica de la razón práctica (1788).Crítica del juicio (1790).La religión dentro de los límites de la pura razón (1793).Metafísica de las costumbres (1797).Antropología desde el punto de vista pragmático (1798).La problemática del idealismo kantiano es el conocimiento, no el ser. Su sistema filosófico se conoce con el nombre de idealismo crítico, en cuanto que somete a la razón a un examen de sus propias capacidades para conocer. Esto es, se trata de convertir en problema a la razón misma en su conocer: -qué y cuánto se puede conocer. Desde este enfoque crítico habrá que buscar las condiciones que hacen posible al conocimiento. 43
    • Este sistema también recibe el nombre de idealismo trascendental. A diferencia deltérmino “trascendente” utilizado por filósofos anteriores (mismo que se refiere al ser delobjeto, independiente del sujeto de conocimiento), Kant utilizará el término “trascendental”para referirse no a los objetos sino al modo como el sujeto conoce a los objetos. Crítica de la razón puraEl sujeto y sus leyes hacen posible el conocimiento.En la Crítica de la razón pura, Kant expone su teoría del conocimiento que significó segúnél una verdadera “revolución”, porque el sujeto de conocimiento ya no será la realidadmisma, en tanto que el sujeto asumirá un papel primordial en la forma del Objeto deconocimiento (idealismo).Uno de los problemas fundamentales en la crítica es averiguar si es posible lametafísica. Este tema interesó a Kant en virtud de que considera que la razón humana esacosada por preguntas tales como: ¿Existe el alma? ¿Cuál es su naturaleza? ¿ExisteDios? ¿La substancia de las cosas es material o espiritual?, etc.El campo de estos problemas y sus soluciones es la metafísica. Para resolverlos, diceKant, será indispensable que la razón se conozca a sí misma, establezca un tribunal quela asegure en sus pretensiones legítimas y acabe con las arrogancias infundadas de lametafísica, encontrando las leyes inmutables de la razón misma. Este tribunal es la críticade la razón pura. En otras palabras, se trata de saber cuáles son los conocimientos alos que la razón puede aspirar independientemente de todo contenido de laexperiencia (lo a priori).La crítica de la razón pura resolverá la posibilidad o la imposibilidad de una metafísica.Es estatuto de la ciencia es diferente al estatuto de la metafísicaCon respecto a la ciencia, Kant no se pregunta si es o no posible, pues lo da por sentado.La pregunta que se hace al respecto , es: ¿Cuáles son las condiciones que hacenposible a la ciencia?.planteamiento acerca de la situación de la ciencia y la metafísica es el siguiente CIENCIA METAFÍSICALa ciencia va prosperando Los sistemas metafísicos se sustituyen unos a otros. En la metafísica no hay progresoLa ciencia es aceptada por todos. Los sistemas metafísicos son aceptados por algunos y rechazados por otros.La pregunta es: La pregunta es: ¿Cómo es posible la ciencia?. ¿Es posible la metafísica 44
    • Kant concilió el racionalismo y el empirismo mediante los elementos a priori y aposteriori del conocimiento.Kant considera que en todo ciencia debe existir algo a priori, (lo que no se obtiene por laexperiencia y además es necesario y universal) y algo a posteriori (lo que depende de laexperiencia): “La razón debe acudir a la naturaleza llevando en una mano sus principios,según los cuales tan sólo los fenómenos concordantes pueden tener el valor de leyes, yen la otra el experimento, pensando según aquellos principios, conseguirá ser instruida porla naturaleza”.13La existencia de ciertos principios de la razón como leyes y la realización de experimentosconforme a aquellos, ha posibilitado el gran desarrollo de la matemática y la física.Tomándolas como modelo, Kant pretende aplicar su método a la filosofía. Kant insiste en la necesidad de evitar que el conocimiento filosófico se dé exclusivamente a través de conceptos metafísicos; en cambio, pugna por aplicarle los procedimientos científicos.? ¿El idealismo Kantiano abarca el orden ontológico, gnoseológico, o ambos?Para conocer se requiere dela experiencia, pero no todo el conocimiento provienede ella. Distinción del conocimiento puro y empírico.Kant acepta el hecho de que todos nuestros conocimientos parten de la experiencia, perono todo el conocimiento se origina de ella. Esto significa que unos conocimientos son apriori y otros empíricos porque tienen fuentes diferentes: éstos (empíricos) en lossentidos y aquellos (a priori) en la razón pura. Es importante la distinción que élformula: los conocimientos se originan en la experiencia –es decir. Sin estar en posesiónde los sentidos físicos no existe posibilidad de conocer-; pero no todo el conocimientoproviene de la experiencia, lo que significa que existen otros elementos delconocimiento cuyo origen es la razón misma (a priori), que se impone a los datosrecogidos por los sentidos y los organiza. La crítica de la razón pura nos conduce aldescubrimiento de estos elementos. Lo a priori que aporta la facultad de conocer son los elementos formales del conocimiento, que Kant llamó formas a priori.13 KANT, Emmanuel. Crítica de la razón pura, Versión castellana de Manuel García Morente y Manuel FernándezNúñez, Porrúa, México, 1972, p. 13. 45
    • Estos elementos formales son: Las formas de la intuición, del especio y del tiempo (los trata en la parte de la crítica de la razón pura llamada “Estética trascendental”). Las formas del pensar o categorías (que son en la “Analítica trascendental”). Las ideas (que son tratadas en la “Dialéctica trascendental”).Kant afirma la primacía de la forma sobre la materia en el conocimiento científico.A las formas corresponde una materia, que Kant entiende como “lo dado en lasensación”, es decir, el material de las impresiones sensibles que afecta a nuestrossentidos.La materia es lo múltiple y tiene que ser ordenado por la forma a priori respecto de lamateria; el sujeto cognoscente es receptivo, la forma a priori dará unida y orden a losdatos proporcionados por los sentidos.Para saber cuáles son y cómo proceden las formas a priori, Kant busca las condicionesque posibilitan los juicios de la ciencia, para lo cual distingue entre juicios analíticos yjuicios sintéticos. Los analíticos son aquellos en los cuales el enlace del predicado es pensando mediante, v, gr: el círculo es redondo; el todo es mayor que la parte. Estos juicios son universalmente válidos y aceptados, pero no hacen progresar el conocimiento.Ejemplo: Analítico Sintético A B C es C ABC experiencia S S es ZEl triángulo tiene tres lados. La superficie del triángulo es verde. 46
    • Los juicios sintéticos a priori hacen progresar el conocimiento y son universalmenteválidos. Los juicios sintéticos son aquellos en que el enlace es pensado sin identidad, es decir, el predicado está fuera del sujeto y el enlace se hace a través de la experiencia, v. Gr.: siento que la piedra está caliente. Estos juicios si hacen progresar el conocimiento, pero no son universalmente aceptados. Al lado de los anteriores existen los juicios sintéticos a priori, caracterizados, según Kant, porque existe en ellos un elemento aportado por la razón y que no deriva de la experiencia (a priori), por ello poseen universalidad y necesidad; por otro lado, aplican un elemento de la experiencia, v. Gr.: 7+5 = 12.En este caso el concepto de 12 no se agrega mediante puro análisis, pues no forma parteni del 5 ni del 7, y a pesar de ser agregado por síntesis, completa un juicio aceptadouniversalmente.Los juicios de la ciencia son juicios sintéticos a priori. La matemática y la física están constituidas por juicios sintéticos a priori. La metafísica, si fuera posible debería poseerlos. Los juicios sintéticos a priori son los juicios científicos.? ¿Cuáles son, en su opinión, las condiciones que hacen posible a la ciencia?.Así pues; Kant no pone en duda la posibilidad de la ciencia, pues tiene como modelo losjuicios de la física-matématica de Newton. Respecto de los juicios de la metafísica Kantseñala que “la metafísica se mantendrá en pie o se derrumbará, según la solución que sedé a este problema”. 14La imposibilidad del conocimiento del noúmeno conduce a la imposibilidad delconocimiento metafísico.La metafísica, para ser ciencia, al igual que la matemática o la física debería originarse enjuicios sintéticos a priori; de lo contrario quedará como una simple disposición natural en elhombre, acosado por ciertas preguntas, a las cuales no puede responder correctamente.A la pregunta: ¿cómo son posibles los juicios sintéticos a priori?, responderá Kant en eldesarrollo de la Crítica de la razón pura.14 KANT, E. Op. cit., p. 35 47
    • Esta obra contiene tres partes fundamentales: La estética trascendental (condiciones que hacen posible la matemática) La analítica trascendental (condiciones que hacen posible la física) La dialéctica trascendental (la posibilidad de la metafísica) Estética trascendental.Las formas a priori de la sensibilidad son el especio y el tiempo.Antes de tratar las condiciones de posibilidad de la matemática, Kant hace la distinciónentre fenómeno y noúmeno, que será fundamental en su sistema: el fenómeno es el conjunto de impresiones que tenemos de la cosa, ligada por formas a priori. Es decir, es la representación de la cosa en la conciencia. Suponemos que las impresiones que recibimos provienen de algo, pero ese algo no lo conocemos; lo que conocemos son las impresiones que recibimos y que son unificantes y ordenas por las formas a priori. El fenómeno es así, el objeto de la experiencia. el noúmeno es la cosa en sí, lo que no conocemos. Es aquello cuyas impresiones recibimos. La cosa en sí no es objeto de experiencia.La estética trascendental es la ciencia de todos los principios a priori de la sensibilidad.Los objetos de estudio de la estética trascendental son el tiempo y el espacio. La palabraestética es toda aquí en el sentido de sensibilidad y no de belleza. Se trata deaveriguar cómo es posible el conocimiento sensible para que se produzca la intuición. Unacosa exterior a la conciencia entrega al sujeto una representación de la misma a través dela sensación, como impresiones tanto del mundo interior; se necesita de las formaspuras o elementos que el entendimiento pone, sobre las impresiones, ya que no seríaposible ordenas las impresiones en el espacio empírico y real si no se tiene la forma pura,a priori, del espacio; lo mismo puede decirse de los fenómenos internos que ordena el 48
    • tiempo: “ Esta forma pura de la sensibilidad de llamará también ella misma intuición pura”.Espacio y tiempo son intuiciones puras. Kant se opone a toda explicación metafísica del tiempo y el espacio, ya que si no existiesen las formas puras de estos elementos, aplicables a datos reales, no podríamos ordenar los fenómenos tanto exteriores como interiores.El espacio y el tiempo son las formas a priori que hacen posible la matemática.A partir de la noción de espacio y tiempo que mantiene Hume, Kant sostiene que: a) No se percibe el espacio gracias a las cosas corporales, sino que la percepción de los fenómenos externos (o sea de las impresiones que recibimos de las cosas corporales) es posible gracias a que el sujeto cognoscente posee la forma a priori del espacio.En otras palabras, percibimos los contornos especiales –es decir, las “figuras” –ubicadasen el espacio. Esto significa que Es espacio es forma a priori de la sensibilidad externa, anterior a la recepción de las impresiones, y hace posible la geometría. b) El tiempo no se capta en virtud de la simultaneidad y sucesión de las cosas; por el contrario, la simultaneidad o sucesión de los fenómenos externos e internos se percibe gracias a la forma a priori del tiempo. Percibimos los fenómenos externos en el tiempo y en el espacio. Por ejemplo, la ebullición del agua y la consecuente evaporación son fenómenos que percibimos en el espacio y en el tiempo.Percibimos los fenómenos internos en el tiempo más no en el espacio. Por ejemplo. Laalegría, la tristeza, etc. La simultaneidad o sucesión de fenómenos homogéneos da porresultado los números.Esto significa que El tiempo es forma a priori de la sensibilidad interna y externa, y hace posible la aritmética.Por consiguiente, El espacio y el tiempo, que son formas a priori de la sensibilidad, hacen posible la matemática. 49
    • ? ¿Qué repercusión tiene en la ciencia contemporánea la concepción de tiempo yespacio de Kant? Lógica trascendental.En esta segunda parte de la Crítica de la razón pura, Kant da respuesta a los siguientesproblemas:La lógica trascendental se divide en analítica y dialéctica. ¿Cómo es posible el conocimiento de la física? La respuesta se encuentra en la sección que lleva por nombre “analítica trascendental”. La posibilidad o imposibilidad de la metafísica. El problema será tratado en la parte de la lógica que recibe el nombre de “Dialéctica trascendental”.Para resolver estos problemas, Kant analiza en la lógica trascendental los productos apriori del entendimiento (categorías y principios) y los productos a priori de la razón (lasideas). Por lógica trascendental debe entenderse el conjunto de leyes del entendimiento y la razón, la ciencia que determina el origen, la extensión y la validez objetiva de los conocimientos a priori.La analítica trascendental se ocupa de las categorías, los esquemas y los principios.En la analítica trascendental, Kant efectúa un análisis de nuestro entendimiento a priori,tanto de su uso o aplicación como de la facultad misma del entendimiento, es decir, cómopodemos pensar correctamente un objeto. Los elementos del entendimiento se expresan através del juicio, entendido como “representación de representaciones”. Esta parte de laobra kantiana distingue entre los conceptos categorías que ordenan las intuicionesy su aplicación a os datos sensibles para obtener los juicios.El catálogo de las categorías se origina a partir del catálogo de los juicios.Kant deriva las categorías como formas a priori del entendimiento de la tradicional divisiónde las clases de juicios, que modifica conforme a su punto de vista, en la siguiente forma 50
    • CUADRO 1 JUICIOS CATEGORÍAS EJEMPLOSPor la cantidad, - singulares - unidad El plomo es un metal.según la índole delsujeto: - Particulares - pluralidad Algunos elementos son metales. - universales - totalidad Todos los metales se dilatan con el calor. - afirmativos - realidad El plomo es un metal.Por la cualidad,según la índole del - negativos - negación Algunos elementos no son metales.predicado: - infinitos - limitación Algunos elementos son no metales. - categóricos - inherentes y sustancia Todos los metales se dilatan con el calor. (sustancia y accidente)Por la relación entre sustancia accidentesujeto y predicado: - hipotéticos - causalidad y dependencia (causa y efecto) Si hay ebullición hay vaporización. - disyuntivos - comunidad (acción causa efecto recíproca entre el agente y el paciente) Todos los elementos son metales o no metales. Término de la definición que Forman un conjunto totalPor la modalidad - asertóricos - existencia e inexistencia Es posible que llueva.según la relación (el cognoscente lo ve como posible)entre el juicio y el - problemáticos - posibilidad esujeto que lo imposibilidad Está lloviendopronuncia - apodícticos (el cognoscente lo ve como real) - necesidad y contingencia El agua a nivel del mar hierve a los 100° centígrados (el cognoscente lo ve como necesario) 51
    • Así como las impresiones sensoriales, para convertirse en percepciones sensibles, deben ser informadas por las formas de la sensibilidad, las percepciones sensibles, para pasar al plano del conocer intelectual, necesitan ser superiormente informadas por las formas del pensar, que son a prioriSin las formas a priori del espíritu no se da el objeto de conocimiento.Kant pretende presentar todos los elementos a priori de entendimiento que unidos a laintuición sensible permiten elaborar un objeto auténtico de conocimiento. Sostiene la tesisde que “pensamientos sin contenidos son vacíos; las intuiciones sin conceptos sonciegas”.Lo anterior significa que es indispensable que a todo pensamiento corresponda unaintuición o dato sensible, como a toda intuición un pensamiento; es decir, deben unirsela función intelectual y la sensible para producir un conocimiento autentico.El esquema es la ley que hace caer a las impresiones en la categoríacorrespondiente.Ante el problema de determinar cómo es posible aplicar las categorías o conceptos,Kant responde mediante otro elemento intermediario entre los datos proporcionados por lasensibilidad y las formas puras de entendimiento: “Esa representación medianera ha de sepura (sin nada empírico), y sin embargo, por una parte, intelectual, y por otra, sensible. Tales el esquema trascendental“15, producto de la imaginación trascendental. El esquema esuna imagen de un concepto. Por medio del tiempo se forman los esquemastrascendentales. Por medio de las categorías esquematizadas es posible pensar de hecho los objetos de la naturaleza.Las categorías esquematizadas son la primera condición para llegar al conocimientoobjetivo de la naturaleza (objeto de la física). La segunda condición la constituyen losprincipios a priori del entendimiento puro que es fundamento de los juicios de la física.15 Op. Cit., p. 97 52
    • CUADR O 2 Sensibilidad Imaginación Entendimiento Espacio categoría Y tiempo Percepción esquema juicio sensible impresiones Cosa en síExisten principios para cada uno de los grupos de categorías.Kant clasifica los principios en cuatro grupos: 1) Axioma de la intuición, corresponde a la cantidad; explican como la ciencia de la naturaleza utiliza la matemática y la geometría. 2) Anticipaciones de la experiencia, corresponden a la cualidad; permiten la aplicación de las matemáticas a la ciencia de la naturaleza. 3) Analogía de la experiencia, corresponde a la relación; explican aspectos dinámicos de fuerza y movimientos de objetos de la naturaleza. Kant concibe tres analogías. En todo cambio de los fenómenos permanece la sustancia, la cantidad de la misma no aumenta ni disminuye. Todos los cambios ocurren según el enlace de la causa y el efecto. 53
    • Todas las sustancias, en tanto que pueden ser percibidas a la vez en el espacio, se hallan en constante influencia recíproca.16 4) Postulados del pensamiento empírico general, corresponden a la modalidad; permiten caracterizar el objeto como posible, como real o como necesario: lo que concuerda con las condiciones formales de la experiencia(tiempo, espacio y categorías) es posible; lo que concuerda con las condiciones materiales de la experiencia (sensaciones) es real; lo que se relaciona con lo real, según condiciones generales, es necesario. Formas a priori del entendimiento (categorías o conceptos funda- mentales)Tipos de unificación FenómenoQue realiza el sujeto Juicio Formas a priori de la sensibilidad (espacio y tiempo) Percepción sensible Impresiones (multiplicidad que Proviene de la cosa Cosa en sí (noúmeno)16 KANT, Emmanuel. Crítica de la razón pura, Porrúa, 1977, (nota preliminar) 54
    • Las formas a priori del entendimiento o categorías son conceptos-raíces delentendimiento, en tanto que los juicios son funciones para comparar diversidades deexperiencias dadas al entendimiento por medio de la sensibilidad. Así se llega al examende todo el sistema lógico o de conceptos que posibilitan la construcción del objetocientífico.Con esto Kant afirma que se requiere del contenido empírico para que haya verdaderoconocimiento, pero al mismo tiempo hace ver que la sensibilidad ofrece una diversidad depercepciones, en tanto que la conciencia se forma una representación unitaria delmundo.La unidad de la conciencia o yo trascendental es uno de los elementosfundamentales de la teoría kantiana Las múltiples representaciones, que son dadas en una cierta intuición, no serían mis representaciones si no coexistiesen en una autoconciencia universal, que kant llama yo trascendental. sensibilidad pura imaginación pura Yo puro o trascendental entendimiento puroAsí pues, el entendimiento reduce lo múltiple (de las representaciones dadas) bajo launidad (trascendental, objetiva) de la apercepción. Este es el principio fundamental delconocimiento humano.Podemos de acuerdo con lo anterior, establecer las siguientes conclusiones: Los juicios sintéticos a priori son posibles y válidos, en virtud de que el entendimiento los conforma según leyes objetivas (categorías y principios). La objetividad del conocimiento proviene de estas leyes mismas que son resultado de la función sintética de la conciencia. La naturaleza se nos ofrece como unidad, gracias al proceder unitario de la conciencia. 55
    • La naturaleza es, en otros términos, la regularidad de los fenómenos debida aformas a priori. En la reunión intelectiva de lo múltiple se origina no sólo la naturaleza como objeto, sino también el sujeto como conciencia del yo idéntico permanente a través de las representaciones. Conciencia del sujeto y conciencia del objeto son hechos correlativos.El modo como conocemos y el modo como el objeto es conocido constituye elconocimiento trascendental.? ¿Cuál es la condición última que según Kant hace posible la ciencia?.Otro aspecto de la analítica trascendental es el concepto de la nada en sus cuatromodalidades siguientes: CUADRO3 MODALIDAD EJEMPLO CONCEPTO VACIO SIN OBJETO Los noúmenos (ENS RATIONIS) OBJETO VACIO DE UN CONCEPTO La sobra, el frío (Nihil privatium) I NTUICIÓN VACIA SIN OBJETO Espacio y tiempo puros (Ens imsginsrium) OBJETO VACIO SIN CONCEPTO Círculo, cuadradoEl concepto de la nada, es pensado para no existir.Este concepto es importantes bajo otras condiciones para la filosofía moderna –Hegel,Nietzche, Heidegger, Sartre y otros- que inicia su especulación o sistema a partir de lanada, entendida como un concepto lógico de negación y no tanto de existencia real de lanada en sí misma, lo cual resultaría absurdo y contradictorio. En este último caso, como loseñala kant, es un concepto pensado pero no existente. 56
    • ? ¿En qué modalidad situaría usted el “mal moral”?Los objetos metafísicos no son susceptibles de estudio científico.Finalmente, en la segunda división de la lógica trascendental, llamada dialécticatrascendental, Kant examina los objetos fundamentales de la metafísica racionalista:alma, mundo y Dios, buscando aplicar el armazón lógico-empírico ya descrito y concluyeque la metafísica no es posible como ciencia, pues sus objetos de conocimiento no tienencontenido empírico; es decir, el alma, el mundo y Dios (objetos de conocimiento delametafísica tradicional) no tienen ninguna manifestación sensible; en todo caso son ideasrectoras para entender una serie de fenómenos. Así como el entendimiento tiene en laexperiencia el campo de aplicación de categorías y principios, las ideas determinan el usodel entendimiento.Las ideas nos permiten ir avanzando en la investigación de condiciones cada vez máselevadas hacia lo incondicionado. Son acicates para la búsqueda y guían el uso delentendimiento. Operan como reglas “heurísticas” que hacen tender hacia la totalidad delas condiciones.Alma, mundo y Dios deben entenderse no como objetos de conocimiento(como lo fueronpara la metafísica tradicional) sino como ideas trascendentales que hacen posible losrazonamientos:Según Kant , cuando se pretende demostrar por la razón la existencia del alma se incurreen paralogismos (razonamientos falsos) y en antinomias (contradicción entre dosargumentos válidos), tratándose de probar tesis relativas al origen y naturaleza del mundo;en el ideal dela razón, combate las pruebas tradicionales sobre la existencia de Dios. En todas estas argumentaciones, afirma, se establecen sofismas de suposición al pretender demostrar premisas que se suponen, en lugar de que se prueben.Kant hace un extenso análisis de los argumentos que sostiene la filosofía tradicional en suintento por justificar el alma, el mundo y la existencia de Dios y concluye que la razón nopuede demostrar estas supuestas realidades, pero tampoco puede demostrar suinexistencia. Por tanto, sostiene una postura agnóstica (suspensión del juicio) paraafirmar o negar algo sobre la metafísica. Dios, alma y mundo poseen una realidad subjetiva (válida para el sujeto y su conducta moral) y una realidad objetiva en el hecho de otorgar sentido a la ley moral. 57
    • En cuanto a la metafísica, afirma que no es ciencia porque su objeto de conocimiento noreúne las cualidades esenciales para ello, es decir, no se basa en datos de la experiencia,y no es posible aplicarle las formas del entendimiento para obtener un verdadero juiciosintético a priori.La teoría del conocimiento de Kant se puede resumir en las siguiente forma: Existe una realidad exterior (Kant nunca la negó, como erróneamente se le atribuye). Obtenemos una representación fenoménica de las cosas y otra parte que permanece desconocida al entendimiento (cosa en sí) o noúmeno. Importa averiguar cuáles son los pasos seguidos por el entendimiento para construir un objeto de conocimiento. Debe distinguirse entre el entendimiento y los sentidos como las dos fuentes del conocimiento. Por el entendimiento pensamos las cosas; por los sentidos nos son dadas las cosas. Es indispensable averiguar los principios de la geometría y la matemática (estética trascendental), de la física (lógica trascendental) y de la metafísica (dialéctica trascendental). Las impresiones sensibles forman el primer escalón en el conocimiento y necesitan ser ordenadas por las formas puras a priori del tiempo y el espacio que producen la intuición. El siguiente paso es aplicar a las intuiciones las categorías y obtener los juicios. Para realizar este segundo paso es necesario utilizar elementos intermediarios, como son los esquemas (reglas del tiempo), cuya naturaleza es sensible e intelectual simultáneamente, y que hacen posible la aplicación de las categorías a los objetos; la segunda condición de los juicios son los principios del entendimiento y reciben los siguientes nombres: axioma de la intuición; anticipaciones de la percepción; analogías de la experiencia y postulados del pensamiento empírico. El yo trascendental o unidad originaria, con sus leyes a priori o principios, a través de la imaginación (esquemas), aplica las categorías a las intuiciones logrando el conocimiento objetivo y trascendental. 58
    • Tema 1 Dialéctica e idealismo absoluto. J. G. Federico Hegel (Alemania, 1770.1831)La revolución francesa y la independencia de los Estados Unidos son el germen de unaserie de movimientos liberales y nacionalistas que serán representativos de la época yoriginarán la consiguiente reacción de los reyes absolutos.Al mismo tiempo, la revolución industrial conlleva transformaciones sociales que urgirán alos pensadores a armar construcciones teóricas adecuadas a su momento histórico.El pensamiento de Hegel surge en un momento crítico para la historia, no sólo europeasino mundial, porque es a finales del siglo XVIII y principios del XIX cuando las ideasliberales empiezan a lograr frutos en el terreno social y político, y tienden a ser aplicadasen lo económico.Hegel recibe influencia de las ideas de la ilustración.Jorge Guillermo Federico Hegel nació en Stuttgart, en el ducado de Württemberg(Alemania), el año 1770. Proviene de una familia protestante, sencilla, que le proporcionóuna formación sólida. 59
    • SchellingHegel estudio en el Gymnasium de Stuttgart, ahí bebió de las fuentes de la ilustración. En1788, a la edad de 18 años, ingresó en el Instituto de Teología de la Universidad deTubingen, donde conoció e hizo amistad con el poeta Hölderlin (quien compartía su pasiónpor los griegos) y con el filosofo Schelling (quien llegó a este Instituto en 1790 a la edad de16 años t elaboró completo su sistema de idealismo subjetivo antes de cumplir losveintiséis).Ningunos de ellos estaba de acuerdo con las enseñanzas frías y esquematizadas delInstituto. Los tres elaboraron con gusto el estallido de la Revolución francesa; cantaban“La Marsellesa” y pronunciaban discursos que asustaban a las autoridades del ducado.Posteriormente Hegel reaccionaría con fuerza contra los ideales de la Revolución francesapor no estar de acuerdo con el desarrollo de los acontecimientos.Tuvo dos elementos: el primero como profesor particular de una familia aristocrática deBerna; el segundo, más venturoso, en casa de un comerciante de Frankfurt.Durante este tiempo leyó y estudio a filósofos alemanes, entre ellos a Kant. Estuvotambién muy influido por Spinoza.En 1801 se reunió con su amigo Federico Schelling en Jena, en cuya universidad presentóuna tesis sobre las orbitadse los planetas, en la que defendía a Kepler contra Newton.Después de asociarse con Schelling en la publicación de artículos dentro del “DiarioCrítico de Filosofía”, termino por diferir de las ideas de su amigo y establecer las suyaspropias. Es entonces cuando escribe una de sus obras fundamentales: La Fenomenologíadel Espíritu.Durante un año editó un periódico en Bamberg; luego, durante ocho años (1808-1816),desempeñó el rectorado de un gimnasio en Nüremberg. Se casó y escribió su segundagran obra: La Ciencia de la Lógica, que se publicó en 1817.Hegel volvió entonces al medio universitario. Desempeñó una cátedra de Filosofía enHeidelberg, de 1816 a 1818, y otra en Berlín, desde 1818 hasta su muerte, en 1831. Sufama en esta universidad lo convirtió en maestro no sólo de Berlín sino de todo el mundogermánico. 60
    • El método dialéctico.Unos de los aspectos fundamentales del pensamiento de Hegel es el método, que élmismo presenta como parte esencial de su sistema.Elementos primarios de la dialéctica. Existe una tesis primaria a la que se opone una antitesis, y como resultado de esta oposición (contradicción) surge una síntesis que supera a las anteriores.En la antigüedad griega Heráclito y Platón son precursores del método dialéctico.Los términos de tesis, antítesis y síntesis, que son tan frecuentemente utilizados en laexplicación del pensamiento hegeliano, en realidad tiene su origen en la filosofía de Fichte,pero la concepción misma de la dialéctica tiene orígenes mucho más remotos. YaHeráclito de Efeso había propuesto la oposición de contrarios: el fuego contra el agua, loblanco contra lo negro, el frío contra el calor, etc., como una explicación del devenir*(cambio, movimiento), el paso de ser algo a ser otro.Platón superó el método socrático de la mayéutica con la dialéctica; ésta consiste enoponer a una proposición su contraria, para que finalmente la conclusión sea cualquierade las dos ya depuradas, o bien una tercera que sufra el mismo proceso.El pensamiento kantiano aborda la dialéctica como método.La dialéctica trascendental constituye una parte de la Crítica de la razón pura de Kant. Enella determina el puesto de la razón en el orden del conocer, afirmando que: todo nuestroconocimiento arranca del sentido, pasa al entendimiento y termina en la razón, que es lafacultad de los principios. Esto lo conduce a afirmar la autonomía de la razón en cuanto ala forma (Hegel dirá que también en cuanto a la materia).Si bien los pensadores mencionados influyen en Hegel, sin embargo, podemos decir quelas fuentes directas de donde tomó las bases de su método son Fichte y Schelling.Fichte continuó la obra de Kant...que sentaba las bases de un método de construcción apriori y partiendo de la idea kantiana de que el pensamiento es activo y que no puedecomprender más que lo que ha hecho, Fichte tuvo el mérito –a juicio del propio Hegel- deser el primero en concebir el verdadero método físico: el de la construcciónespeculativa, que parte del espíritu y progresa de negación en negación al oponerse a sucontrario (del yo al no yo) y superar la contradicción.* Recordemos que devenir significa: venir de ser una cosa y llegar a ser otra, sin que se suponga la aniquilación de laprimera. O sea que la nueva realidad supone la anterior. 61
    • Hegel supera el concepto de dialéctica de Fichte y Schelling.Schelling, el filósofo del romanticismo, extiende esto a toda la naturaleza a la que concibecomo otro respecto del sujeto, es decir, es lo objetivo. La naturaleza está sometida a unproceso evolutivo junto con el espíritu o lo subjetivo.17? Con estas influencias, ¿Cuál cree usted que sería el método dialéctico en Hegel?.Para comprender el método dialéctico se requiere entender dos conceptos claves de ladialéctica hegeliana: la totalidad y la contradicción. Concepto de totalidadLa totalidad constituye la estructura orgánica del todo.Este concepto no implica en forma simple la unidad de un todo, sino que encierra en síla síntesis de la unidad y de la negatividad. En ella el ser se afirma en su identidaddespués de haberse negado a sí mismo. “El método expresa esa estructura del todopresentada en su esencialidad pura”. 18 Concepto de contradicción.La contradicción es la relación de una cosa con su negación.El concepto de contradicción supone una oposición de contrarios o una negación.Pero ésta se da de muy diversas maneras: Lógica de la relación: “En su forma más simple, lo negativo es lo otro; la contradicción es la relación”.19 Por ejemplo: un lápiz es lo positivo y lo negativo es lo que es el lápiz, osea todo el infinito –la totalidad de las cosas menos el lápiz. Pero gracias a todo ese infinito de cosas que no son el lápiz. Éste tiene su explicación, ya que así vamos encontrando sus límites. Por eso se afirma que la contradicción; para encontrar el ser de una cosa hay que enfrentarlo a su negación. El conflicto se entiende como un antagonismo entre las cosas. Lógica de conflicto. “Las cosas, al limitarse mutuamente poniendo límites a su respectiva expansión, se hallan en relaciones de enfrentamiento o de antagonismo”. 20 Por ejemplo: un árbol para crecer necesita enfrentarse al medio ambiente, ir chocando –desde que germina la semilla- contra la tierra; posteriormente cada nuevo brote o17 GARAUDY, Roger. El pensamiento de Hegel. Barcelona, Seix-Barral, 1974, pp. 28 y 29.18 Ibid., p. 4019 Ibid., p. 4920 Ibid., p. 51 62
    • yema que salga de las ramas se tiene que enfrentar a la realidad circundante e ir creciendo lentamente, invadiendo su derredor. Así se limitan las cosas mutuamente; el árbol tiene muy claros límites (el contorno de sus ramas) y el espacio vital que lo rodea tiene sus limites hasta donde llegan los límites del árbol; estos límites tienden a expandirse, desean invadir lo “otro”, por esto se hallan en relaciones de enfrentamiento o antagonismo. Un siglo más tarde, el filósofo existencialista Jean-Paul Sartre nos dirá que la libertad del hombre como individuo llega hasta donde comienza la libertad de los demás. ? ¿Puede usted explicar con otro ejemplo la lógica del conflicto? El ser y la nada se explican en el devenir. Lógica del movimiento. “El verdadero comienzo de la Lógica de Hegel no es el concepto del ser, sino el del devenir; primera totalidad concreta, real, de la que el Ser y la Nada son dos momentos abstractos y contradictorios”.21Por ejemplo: un objetos que se va a desplazar (ser), para poder hacerlo necesita que noexista algo frente a él (nada); pero en este caso la esencia de este móvil se explica graciasa la nada que le posibilita el desplazamiento. Aunque el no ser se opone al ser, es lo únicoque puede darle explicación y sentido.La vida es una totalidad orgánica en devenir. Lógica de la vida. “ Es el conjunto animado de las relaciones internas de una totalidad orgánica en devenir”. 22Solamente en los seres vivos se ve con claridad la contradicción interna que les permiteevolucionar e irse desarrollando.Cualquiera de los seres vivos que usted imagine está deviniendo en su totalidad. Veamosun caso: un gato es una totalidad orgánica; en este momento y al siguiente ya no es lo queera en su totalidad; si tan sólo ha cambiado levemente el ambiente externo al gato (p. Ej.:el paso de una mosca), se modifica físicamente la posición del gato y también, porsupuesto, se dan cambios internos en las funciones del animal.(El gato se abraza sobre la mosca). Ha habido una modificación en la totalidad –nosolamente del gato sino todo lo que existe. Se preguntará usted: ¿Es que el simple saltode una bestia modifica la totalidad de lo que existe?.En este caso Hegel se acerca un tanto a la concepción oriental de la totalidad; si semodifica la más mínima parte de la naturaleza, se modifica toda ella.Si bien la totalidad y la contradicción clave de la dialéctica hegeliana, el método tieneciertas características que le distinguen de cualquier otro y que es importante mencionar.21 Ibid., p. 5322 Ibid., p. 55 63
    • Características del método dialéctico. Circular. La concepción hegeliana de la totalidad constituye un sistema cerrado que deviene; es decir: podemos tomar cualquier momento como principio y como fin, ya que una verdad no puede estar desligada de sus relaciones con la totalidad. Finalista. Hegel afirma que la totalidad, a la que llama “Espíritu Absoluto”, abarca en si misma a su propia finalidad. Su telos, “su para que” es ella misma. Acción. Es la característica más importante de todas, ya que sin ella perderían sentido las anteriores. La dialéctica como método no solamente debe ser comprendida sino llevada a cabo, concluir en la meta –como todo camino que supone un fin. Por tanto, la acción es inherente a la dialéctica. Más tarde, Marx pondrá mayor peso en esta característica con su concepto de paraxis.La tríada del método hegeliano es: tesis, antítesis y síntesis.Como ya vimos, la dialéctica se desarrolla siempre en tres momentos. Algunas veces en lasíntesis se encuentran implícitos y superados los dos momentos anteriores. Otras veces,sin embargo, existen en el tercer momento saltos que parecen mostrar la aniquilación dela tesis y la antítesis Así pues, la tesis es la afirmación (positiva), la antítesis es la negación de lo anterior, y la síntesis contiene y supera a las dos anteriores. TESIS: Lo universal abstracto Contradicción SÍNTESIS: Totalidad Concreta o universal Concreto. ANTÍTESIS: NegaciónHegel desea encontrar un método capaz de justificar lo real en su totalidad y, por tanto ensus contradicciones mismas. “El método no es únicamente un medio para llegar al conocimiento. El método es la razón que se reencuentra y se reconoce a sí misma a través de cualquier cosa. El método es el concepto que toma conciencia de la identidad de su significación y de realidad objetiva”. ?? Ibid., p. 57 64
    • La finalidad del método dialéctico es....La dialéctica de Hegel tiene como finalidad probar que el mundo enteramente obra delespíritu, en el sentido de que el espíritu, el que hace todas las cosas permaneciendoidéntico a sí mismo como unidad total que es. Elementos: tesis Antítesis, síntesis Orígenes: Heráclito, Platón, Kant, Fichte Y Schelling. Conceptos claves: -TotalidadDialéctica -Contradicción: ? Lógica de la relación ? Lógica del conflicto ? Lógica del movimiento ? Lógica de la vida Características del método: -circular -finalista -acción Finalidad: Probar que la vida es enteramente obra del espíritu 65
    • El idealismo absoluto.? ¿Recuerda usted cuál es el criterio de la verdad en la filosofía aristotélico-tomista?La teoría hegeliana recibe el nombre de idealismo absoluto por dos razones:- Se opone el realismo aristotélico-tomista sobre todo en lo que respecta al criteriode verdad.Además porque, según hegel, la filosofía tradicional tiene razón en afirmar que podemosconocer las cosas en sí, es decir, que el conocimiento es absoluto. Pero también, enopinión de Hegel, se equivoca al afirmar que el conocimiento se da por abstracción de lasesencias, pues de esa manera tendríamos un conocimiento de imágenes fijas, aisladas entanto que la realidad es una totalidad en devenir. Así, las esencias que son finitas no nospueden dar a conocer lo infinito.- Hegel rechaza los idealismos que estaban dominando como corrientes filosóficas densu época, e intenta superarlos: En tanto que el idealismo trascendental de Kant se mantiene en el orden del conocimiento y niega la posibilidad de conocer el noúmeno, el idealismo hegeliano identifica el orden del ser y del conocimiento y afirma la posibilidad de conocer la cosa en sí, lo concreto.Sin embargo Hegel piensa que Kant acertó al afirmar la autonomía de la razón; pero éstase da, según él, no sólo en el aspecto formal, como señalaba Kant, sino también en elaspecto material. El idealismo subjetivo, como el de Fichte, para el que las formas de conciencia y la realidad misma como son deducibles del yo, le parece a Hegel insuficiente para explicar la realidad. Lo mismo podría decirse del idealismo objetivo, como el de Schelling, para quien la realidad o naturaleza es ella misma, en el fondo, espíritu.Elementos que constituyen la teoría del idealismo absoluto. Como consecuencia puede decirse que según Hegel: - Conocemos lo absoluto y lo concreto de acuerdo con la filosofía tradicional y en contra de Kant. - Lo conocemos por intuición (en contra de la teoría aristotélica de la abstracción y de acuerdo con Schelling). - Conocemos la realidad es su devenir (y no en las esencias aisladas, como decía la filosofía tradicional. - La razón es autónoma (de acuerdo con Kant), pero no sólo en lo formal sino también en su materia. 66
    • Esto, aunado al método dialéctico, nos da una visión clara de por qué el idealismo deHegel se llama idealismo absoluto: La dialéctica es la medición por la cual los conceptosson contradictorios.Al respecto uno de sus críticos más serios, John Niemeyer Findlay, en su obra Reexamende Hegel nos dice lo siguiente.El sistema hegeliano se fundamenta en el principio de causación finalistica. “En verdad debe reconocerse que Hegel es un idealista en sentido enteramente nuevo de la palabra: Emplea de principio a fin la noción aristotélica de teleología* o causación finalistica; sostiene que la mente o el espíritu es la forma final, la meta o verdad de todas nuestras nociones y del mundo. Esa forma es implícita, au sich, en sí como el principio de un proceso real o ideal, y todo el proceso de desarrollo racional o real sirve meramente para hacerla explícita , fur sich o para sí”?El espíritu es el concepto central del idealismo absoluto.La completa teleología de Hegel significa, además que ninguna cosa del mundo ni denuestro pensamiento puede tener otro significado o función de que el de servir comocondición para las actividades del espíritu autoconsciente. “El absoluto debe ser pensado como espíritu y por si mismo activo, que se despliega incesantemente en una progresiva autodeterminación, pero sin perder la unidad de la multiplicidad, pues resuelve siempre en si mismo todos los contrarios; es él, en efecto, el que, en el fondo de todo, hace todas las cosas permaneciendo consiguientemente idéntico a sí mismo, como unidad total que es, en forma que sólo al fin del proceso es plenamente lo que es él en verdad”. ?* El término teleología significa etimológicamente: tratado de los fines, entendiendo fin como lo que sepersigue, la finalidad para la que está hecho o existe un objeto.? FINDLAY, J. N. Reexamen de Hegel. Trad. J. C. García Borrón. Grijalbo, Barcelona México, 1969, p. 15? HIRSCHBERGER, Johannes. Historia de la folofofía, II. Trad. Luis Martínez Gómez. Herder, Barcelona,1976, p. 259 67
    • En su “Fenomenología del Espíritu”, Hegel marca tres momentos de éste: Espíritu subjetivo: es la totalidad manifiesta en los individuos humanos que llega a ser autoconciencia. Espíritu objetivo: Totalidad manifiesta en lo universal: la ley, la sociedad, la naturaleza. Espíritu absoluto: Totalidad que es autoconciencia, síntesis de lo universal y lo concreto. (Se da en el arte, la religión y la filosofía).El espíritu es la totalidad, implica en sí misma tanto lo concreto como lo universal,tanto lo finito como lo infinito.Para ampliar lo que hemos expuesto citamos un argumento que propone Hegel:“Entre lo finito y lo infinito hay determinación recíproca; lo finito es finito sólo en relacióncon el deber ser, o sea, con el infinito y el infinito es infinito sólo en relación con lo finito.Son inseparables y al mismo tiempo son absolutamente “otros”, uno frente al “otro”; cadauno tiene su otro en él mismo; y así, cada uno es la unidad de sí en su “otro”, es unaexistencia en su determinación de no ser lo que es ella misma ni lo que es su otra. Estadeterminación recíproca que se niega así misma y a su negación constituye lo que sepresenta como el progreso al infinito... Este progreso, por lo tanto, es la contradicción queno ha sido resuelta, sino que siempre se expresa sólo como presente”23? ¿Podría explicar el argumento con sus propias palabras?Aclaremos ahora dos conceptos que se encuentran en relación con lo anterior:entendimiento y razón. Hegel sostiene que el entendimiento es el mismo espíritusubjetivo que está aún ligado a la inmediatez de las cosas sensibles y trata deexplicarlas, definirlas, finalmente, someterlas al reino de las leyes.El entendimiento conoce la realidad de manera fragmentada.El hombre, al tratar de explicarse la realidad, establece relaciones entre los fenómenos;estas relaciones suponen una “abstracción”, es decir, un análisis parcial, desligado de latotalidad. Así se empobrece el Espíritu, o más bien, queda anclado a un momento primitivode su desenvolvimiento.Así podemos afirmar que Hegel no subestima al entendimiento; sino que consideraque es sólo un paso necesario en un proceso que supone una continua superación.23 GARAUDY, op. Cit. p. 50 68
    • La razón es la facultad de la síntesis totalizadora o saber absoluto.En cambio, la razón intenta una “síntesis incondicionada”, trata de unificar dentro de si aúna lo negativo, a la contradicción, ya que también las cosas suponen contradicción. Llega alsaber absoluto, a la totalidad.Según Hegel, Kant dio los primeros pasos hacia el método dialéctico con lascontradicciones implícitas en las antinomias; también vislumbró de manera lejana a larazón esa síntesis totalizadora (lo finito es lo infinito y lo infinito es lo finito) en su Críticade la razón práctica, al hablar de la aceptación de la infinitud manifiesta en lo finito de laobra de arte.El saber absoluto es el fin, la dialéctica es el medio.Así pues, la finalidad el espíritu absoluto que progresa a través de la superación de lasnegaciones es el saber absoluto, mismo que será la finalidad de la historia. 69
    • Razones por las que el sistema de Hegel recibe el nombre de idealismo absoluto: - Se opone al realismo - Supera los idealismos: trascendental de Kant subjetivo de Fichte objetivo de Schelling El sistema hegeliano se fundamenta en el principio de acusación finalística y considera A la dialéctica como Medio El espíritu autoconciente, con susIdealismo tres momentos: subjetivo, objetivoabsoluto y absoluto, conforma el concepto central del sistema hegeliano. El espíritu es la totalidad que implica lo concreto y lo universal, lo finito y lo infinito. El espíritu tiene como finalidad el Saber absoluto y el medio para Llegar a esa finalidad es la dialéctica La razón (y no el entendimiento) es la facultad de la síntesis totalizadora o saber absoluto. 70
    • La historia universal es la exteriorización del espíritu en el tiempo, como la idea en tanto que naturaleza se exterioriza en el espacio La oración y el trabajo determinan el sentido de la historia. La alineación es una cualidad negativa del espíritu ; se aplica en diferentes momentos concretos El individuo está alientado cuando se separa de la totalidad. El individuo auto-alienado considera al mundo como hecho y no comoLA FILOSOFÍA DE LA HISTORIA proceso en devenir. La contradicción, en la Filosofíade la historia, Genera el progreso Dialéctico; la conclusión De éste es la libertad y la Realización de la libertad Humana es la que le da Sentido al mundo. El progreso de la historia se identifica con El progreso de la nación. La religión es necesaria para que el hombre supera la alineación. 71
    • FEDERICO HEGEL Alemania 1770-1831 Dialéctica e idealismo absoluto El método dialéctico Idealismo absoluto- Los elementos de la dialéctica son: - La teoría hegeliana recibe el nombre tesis, antítesis, síntesis. de idealismo absoluto por: a) Se opone el realismo aristotélico-- Antecedentes históricos: tomista. La dialéctica tiene sus orígenes en: Heraclito, Platón, Kant, Fichte y b) Supera los idealismos de Kant, Fichte Schelling. y Schelling.- Los conceptos principales de la - Se fundamenta en el principio de dialéctica son: causación finalística y considera a la La totalidad. dialéctica como medio. La contradicción; ésta se aplica a partir de la lógica de la relación, lógica - El concepto central del sistema es el del conflicto, lógica del movimiento y espíritu autoconsciente con sus tres lógica de la vida. momentos: subjetivo, objetivo y absoluto.- Las características del método son: circular, finalista y la acción. - El espíritu es la totalidad que implica lo concreto y lo universal, lo finito y lo- La finalidad es probar que la vida es infinito. obra del espíritu. - La finalidad del espíritu es el saber absoluto teniendo como medio la dialéctica. - La razón es la facultad de la síntesis totalizadora o saber absoluto. 72
    • FEDERICO HEGEL Alemania 1770-1831 La concepción hegeliana de la historia y el Estado La filosofía de la historia Teoría del Estado- La filosofía de la historia es la - El Estado germánico es la reflexión, la búsqueda del sentido de culminación y síntesis de la ciudad los hechos históricos. griega y el Imperio romano.- El espíritu se manifiesta bajo la forma - La unidad de la voluntad subjetiva t de Estados e individuos. de lo universa es el Estado.- La acción y el trabajo determinan el - El Estado moderno debe ser una sentido de la historia. monarquía constitucional.- La alineación es una cualidad - Hegel justifica las guerras y el negativa del espíritu y se aplica en nacionalismo. diferentes momentos concretos: - La opinión pública adquiere El individualismo está alienado importancia en relación a la fuerza cuando se separa de la totalidad. del Estado. El hombre autoalienado considera al mundo hecho y no en devenir constante.- La contradicción es un progreso dialéctico, y la conclusión de ese progreso es la libertad.- La realización de la libertad humana da sentido al mundo.- La religión es necesaria para que el hombre adquiera conciencia de la totalidad. 73
    • Tema 2 Augusto Comte Auguste ComteLa vida de Augusto Comte abarca uno de los mementos históricos más candentes no solode Francia, sino de Europa Occidental.Nace cuando el directorio se encuentra tambaleante en el poder y Napoleón Bonaparte seprepara para llevar las riendas del País; con Napoleón como representante de laburguesía francesa, se difunde en Francia el espíritu liberal y se cimentan las bases deldesarrollo industrial francés.Con Napoleón se difunde en Francia el espíritu liberal y se cimentan las bases deldesarrollo industrial.En 1815, con la derrota napoleónica, las antiguas monarquías autocráticas intentansofocar en toda Europa cualquier brote de manifestación liberal, tratando de encontrar suspropios valores: tradición, trascendencia, prohibición; todo en contra de la crítica y lafilosofía ilustrada. Esto lo intentarán llevar a cabo a través de una restauración religiosa ymoral reflejada en el ideario de la Santa Alianza; se instauran así las monarquías de LuisXVIII en Francia, de Fernando VII en España, de Alejandro I en Rusia, de FedericoGuillermo IV, en Prusia.De una economía rural a fines del siglo XVIII, Europa pasa a una economía industrialen la segunda mitad del siglo XIX.Paralelo a la restauración, se manifiesta el surgimiento y desarrollo del proletariado,producto de toda una transformación económica conocida como RevoluciónIndustrial. A fines del siglo XVIII la economía continental europea era fundamentalmenterural; no es sino hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando la economía industrial sedeja sentir. 74
    • “Las posibilidades de una sociedad y de una anacrónica civilización de terratenientessiguen siendo irrisorias en el momento en que ya a comenzado la revolución industrial. Setrata de una revolución de la que, en 1815, ya pueden discernirse su sentido y sunaturaleza, que consisten en introducir en la vida, como si quisiera desafear a esaépoca en que el Movimiento político parece herido de muerte, un movimiento económicoirresistible, una aceleración de ritmos que actuará, al menos para empezar, a favordel poder burgués”.“Si la comparamos con la civilización agrícola o rural, la civilización comercial e industriales ya de por sí una civilización de velocidad. En el segundo de esos sistemas, tanto laproducción como los intercambios y el consumo crecen a un ritmo mil veces más rápidoque en el primero. Y esta superioridad natural se verá poderosamente aumentada porla difusión de las nuevas técnicas. La nueva economía ‘burguesa’, mucho máselástica que la antigua, deja a mayo distancia a la rígida economía rural. Arrastrará enun avance común al grupo emprendedor que la organiza.24Por otra parte, para inicios del siglo XIX ya se dejaba sentir un proletariado cada vez másnumeroso que en su mayoría se encontraba en una situación de miseria y carencia.La contradicción de estas dos fuerzas, burguesía y proletariado, va a derivarnecesariamente en movimientos revolucionarios, iniciados por el elemento social máscastigado: el pueblo. Inmerso en este panorama también actúan los intereses liberalesnacionalistas y la necesidad de la burguesía por controlar el poder político europeo.En 1830 y 1848 sucesivos movimientos revolucionarios llevan a la burguesía alpoder.El primer enfrentamiento se lleva a cabo, en 1830, en varios países de Europa occidental;en Francia conduce al reinado de Luis Felipe de Orleáns quien se inclinó a favor de losintereses de la burguesía; sin embargo, las contradicciones siguieron vigentes pues no sehabían satisfecha las demandas de la pequeña burguesía, de la burguesía industrial y,sobre todo, de los trabajadores; lo que determina un nuevo estallido en 1848; fenómenoen que, por primera vez en Francia, se enfrentas abiertamente la burguesía y elproletariado; con la victoria de la primera se consolida su poder.La situación política y económica del siglo XIX determina el pensamiento de Comte.Todos estos acontecimientos económicos, políticos y sociales serán vistos por AugustoComte no como simple espectador sino de manera vivencial y serán determinantes en supensamiento, como más adelante usted apreciará.24 CROUZET, Maurice. Historia general de las civilizaciones. El siglo XVIII.W. 5. Ediciones Destino, España, 1963, p.582. 75
    • El pensamiento comteano Comte es el fundador del positivismo, que será la forma de pensamiento predominante durante la segunda mitad del siglo XIX y cuyas manifestaciones se llegan a sentirá hasta nuestros días? ¿Cuál es la fundamentación del positivismo?En su obra Discurso sobre el espíritu positivo, Comte establece las siguientes premisas: 1ª. “En su acepción más antigua más común, la palabra positivismo designa lo real por oposición a la quimérico. 2ª. Lo útil, por contraste con lo inútil. 3ª. La certeza, opuesta a la indecisión. 4ª. Lo preciso frente a lo vago. 5ª. Positivismo como lo contrario de negativo. 6ª. Lo relativo, en sustitución de los absoluto.*El positivismo se caracteriza, en primer lugar, como un empirismo.Estas premisas formuladas en orden de importancia nos van a dar las principales raíces,características y consecuencias del pensamiento positivista, porque al exigir Comte lo realen oposición a lo quimérico, pretende primero limitar el conocimiento filosófico “ a lasinvestigaciones verdaderamente asequibles a nuestra inteligencia. 25 Esta exigencia vacontra toda construcción especulativa, “contra toda elaboración a priori opuramente racional de conocimientos –en suma, en lenguaje positivista, contra todametafísica-. Con lo cual el positivismo quedaría caracterizado en primer lugar, como unempirismo”.26Comte busca darle al conocimiento un carácter científico, superando a la metafísica.En el orden del pensamiento la ruptura comteana con la metafísica tiene sus raíces enKant. Al romper con la metafísica Comte busca darle al conocimiento una base científicasuperando a la metafísica cuya imposibilidad como ciencia ya Kant había demostrado.Ahora bien, Comte dice que “la verdadera ciencia, lejos de estar formada de merasobservaciones, tiende siempre a dispensar, en cuanto es posible, de la exploración* COMTE, Augusto. Discurso sobre el espíritu positivo. TRAD. Consuelo Berges. Aguilar, Buenos Aires,1975, p.14.25 Ibid., p. 15.26 Idem. 76
    • directa, sustituyéndola por aquella previsión racional que constituye, por todos aspectos, elprincipal carácter del espíritu positivo...”27Esto lo aleja del empirismo puro para orientar a la razón como guía delconocimiento; es en este punto donde encontramos la influencia del racionalismocartesiano.? ¿Recuerda usted el “Cojito” de Descartes?La utilidad es un fin del método positivoUn segundo carácter del saber positivo es la utilidad. Para Augusto Comte elconocimiento no tiene su fin en si mismo, pues esto conduce a una “estéril curiosidad”;el conocimiento desde el punto de vista comteano consiste en el continuo mejorar deesta verdadera condición industrial y cultural. “Así, el verdadero espíritu positivoconsiste, ante todo, en ver para prever, en estudiar lo que es, a fin de concluir de ello loque será”.28 Esto enuncia la esencia misma de la idea de progreso de Comte. La condición de este progreso radica en no apartarse nunca del hombre sino volver siempre a él.El progreso es la gran ilusión del siglo, no sólo para Comte sino para otros pensadores,entre los cuales se encuentra Hegel; significa alcanzar los valores de la humanidad abase de esfuerzo. Esta es la idea nuclear de Comte que se va a traducir en la educacióndel éxito de sus pensamiento a dichos valores; de tal manera que su concepción sobre elcrecimiento y ciencia adquiere significación en el progreso que experimenta el finde la humanidad y en el que la ciencia, el medio o instrumento para llegar a él debe“concebir todas nuestras especulaciones como productos de nuestra inteligenciadestinados a satisfacer nuestra diversas necesidades esenciales, no apartándose nuncadel hombre, sino para volver mejor a él, después de haber estudiado los otros fenómenos,como indispensables de conocer, sea para desarrollar nuestras fuerzas o para apreciarnuestra naturaleza y nuestra condición”.29La tercera característica del positivismo, la postulación abstracta, sin finesprácticos, resulta contradictoriaAl postular Comte la certeza frente a la indecisión, pretendía: “la armonía lógica en elindividuo y la comunión espiritual en la especie entera, en lugar de aquellas dudasindefinidas y de aquellas discusiones interminables que había de suscitar el antiguorégimen mental”.3027 Ibid., p. 16.28 Ibid., p. 1829 Idem.30 Ibid., p. 21. 77
    • Con esta afirmación, Comte cae en la postulación abstracta sin fines prácticos y enincongruencias con su propio pensamiento.? ¿Cuál es el segundo postulado del pensamiento comteano?El cuarto postulado: lo preciso frente a lo vago es derivado del segundo postulado, ya queel pensamiento de una acción final recuerda siempre la condición de una precisiónconveniente.El positivismo analiza la historia desde otra perspectiva.Al postural lo positivo frente a lo negativo, Comte da a su pensamiento un carácterpuramente constructivo y orgánico, que se opone a la disolución y que implica unanálisis de la historia, sin explicarnos desde la perspectiva de la evolución, que deriva ensu teoría de los tres estados.Por último, señala que “lo único absoluto es que todo es relativo.” 31 Referido alconocimiento quiere decir que el estudio de los fenómenos no debe ni puede llegar a serabsoluto, “sino que debe permanecer siempre relativo a nuestra organización y anuestra situación”.32 La relatividad del conocimiento depende de la condición individual; pero como los fenómenos humanos “no son simplemente individuales, sino también, y sobre todo, sociales”, significa al mismo tiempo su subordinación “al conjunto del progreso social”. *Ello no implica escepticismo sino que es la expresión de “variaciones graduales”,sujetos a la evolución del conocimiento científico: “El espíritu positivo, en virtud de su naturaleza eminentemente relativa, puede, únicamente, representar todas las grandes épocas históricas como otras tantas frases determinadas de una misma evolución fundamental, en que cada una resulta de la precedente y prepara la siguiente según leyes invariables, que fijan su participación especial en el común adelanto”. *Sus características de realismo, utilitarismo y relativismo dan al positivismo sufuerza como pensamiento.31 Idem.32 Idem.* Idem.* Idem. 78
    • Las raíces del pensamiento comteano son: Kant, Descartres, la Ilustración, Saint-Simon y Hegel.Como podemos ver, el pensamiento comteano tiene sus raíces: en el idealismo de Kant,esencialmente en su ruptura con la metafísica; en Descartes respecto al valor de la razóncomo instrumento para llegar al conocimiento; en la filosofía ilustrada, donde se encuentrapor primera vez la idea de progreso; de Saint-Simon, su gran maestro, adquiere launificación de ciencia y progreso; y toma de Hegel la visión evolutiva de la historia.Con respecto a la problemática social, Comte hereda una serie de tesis que podemosformular así:Tesis sobre la problemática social heredadas por Comte. 1. Como unidad orgánica con leyes internas de desarrollo., la sociedad perece y se antepone al individúo. 2. La sociedad se compone de relaciones e instituciones interdependientes, de tal manera que la alteración de una de ellas repercute en el resto. 3. Las instituciones son medios positivos por lo que se satisfacen las necesidades básicas de la humanidad. 4. El hombre necesita de la religión, el ritual y el culto como soporte sagrado de la sociedad. 5. La jerarquía representa un valor esencial a lo social.Posiblemente el mayor merito de Comte consiste en ser un sintetizador delpensamiento que le precedió y conciliarlo con su momento histórico; de hecho paraél no pasaron inadvertidos los movimientos sociales de su época y comprendió laimportancia del progreso en base a los adelantos científicos.Otro aspecto importante en el pensamiento comteano es su clasificación de la ciencia enbase aun triple criterio: enumeración, distinción y complejidad. He aquí su 79
    • CLAIFICACIÓN DE LAS CIENCIAS Complejidad MATEMÁTICAS Extensión ASTRONOMÍA FÍSICA QUÍMINA BIOLOGÍA SOCIOLOGÍAEsta división corresponde a un triple ordenamiento: de menor a mayor extensión, demenor a mayor complejidad, y de primera a última en su aparición histórica.El papel predominante que otorga a la sociología, de la cual se considera padre, pues leda un carácter científico, se debe a que, según Comte, el hecho social presenta todoslos supuestos que observan las leyes o relaciones constantes, de igual manera quela física o la biología.La sociología tiene dos partes: la estática y la dinámica Señala que la sociología tiene dos partes: una estática, que estudia las condiciones que hacen posible la vida Social (las instituciones), y otra dinámica, que estudia la evolución de la sociedad y sus leyes (progreso irreversible y de ley de transformación del egoísmo en altruismo).La humanidad, centro del interés comteano.En esta última ley queda fundamentada la ética comteana, pues supone que cadaindividuo subordina su interés personal al bien de la humanidad. La humanidad llegó a setan importantes para Comte, que la edificó y pretendió fundar en torno a ella una religión. La filosofía, como disciplina de estudio, queda al margen de la clasificación antes mencionada, por considerar que su misión es elaborar la síntesis del saber científico. 80
    • ? ¿En qué radica la idea de progreso para Comte? Ley de los tres estadios.En base al progreso y a la ciencia Comte analiza el desarrollo de la Humanidad.Comte hace un análisis de la historia con la misma fundamentación de todo supensamiento: el progreso y la ciencia. De este análisis deriva la ley fundamental por la quepasa todo el pensamiento de la humanidad a través de los tiempos, y la explica tanto en elaspecto histórico como el social e individual. “La experiencia del pasado demuestra de lamanera más decisiva, que la marcha progresiva de la civilización sigue un curso natural...,una ley fundamental que rige el progreso y que determina rigurosamente los estadiossucesivos por los que tiene que pasar el desenvolvimiento general de la especie humana...Esa ley es el resultado inevitable de la tendencia instintiva de la especie humana yperfeccionarse”. 33Ley de los tres estadios Tal ley fundamental por la que toda la humanidad tiene que pasar, según Comte, establece las tres etapas o estadios siguientes: el primero es teológico y militar; el segundo es metafísico y jurídico; y el tercero es positivo, científico e industrial.Primer estadio: el teológico. Corresponde a “un tiempo en el que la inteligencia humanaestá todavía por debajo de los más sencillos problemas científicos; busca ávidamente, yde manera casi exclusiva, el origen de todas las cosas. Las causas esenciales, yaprimeras, ya últimas, de los diversos fenómenos que la impresionan, y su modofundamental de producción: en una palabra, los conocimientos absolutos”.La mayor expresión especulativa se da en el estadio teológico.En este estadio “todas las relaciones sociales, ya sean generales o especiales, sonreconocidas y exclusivamente militares. La sociedad hace de la conquista su únicafinalidad permanente”. 34La característica más pronunciada de este estadio consiste en otorgar a todos los cuerposexteriores una vida semejante a la nuestra y generalmente más fuerte y poderosa; asísurge la adoración de los astros y más tarde el politeísmo. En el pensamiento teológicose da la expresión plena de la imaginación especulativa. “Tres momentos atraviesa el33 COMTE, Augusto. Antologías; Historia de las ideas I. Tomo 2. pp. 324-325.34 COMTE, Augusto. Op. cit., p. 325 81
    • periodo teológico: a) la explicación mística...; b) antropolmórfica...; y c) la concepciónmonoteísta...”35? ¿Qué civilización pertenece a este estadio?El estadio metafísico es un vínculo mixto y de transición.Segundo estadio: el metafísico. “Su carácter general consiste en no poseer característicasbien definidas. Constituye un vínculo y es mixto y de transición”.36El estadio metafísico es crítico y difícil de superarEl estadio metafísico como el teológico, busca ante todo la explicación última de losseres, el origen de las cosas. Pero en lugar acudir a seres sobrenaturales, la humanidadlas remplaza por abstracciones personificadas; es decir, es un estadio en el que sebusca la esencia de las cosas (esto más tardará en ontologías). Según Comte, esteperiodo es de cítrica y discusión.El metafísico no es más que un estadio teológico debilitado, que impide el desarrollo delas concepciones positivas; por su carácter mediatizador, se encuentra siempre ante laalternativa de regresar al estadio teológico o impulsarlo al estadio positivo.Al pensamiento metafísico corresponde una determinación social jurídica. En su últimafrase se favorece la industria por medio de la guerra. Es un estadio crítico, pues lahumanidad corre el riesgo de viciarse en él.En el estadio positivo la humanidad renuncia a la búsqueda de lo absoluto.Tercer estadio: el positivo. Corresponde a la ciencia y la industria, y es la etapadefinitiva de la positividad racional. En ella la humanidad renuncia a la búsqueda de loabsoluto, limita sus esfuerzos al dominio de la verdadera observación y, a través de larazón, logra la única base posible de los verdaderos conocimientos adoptados a lasnecesidades reales. Las raíces históricas de esta etapa se encuentran “ en laintroducción de las ciencias positivas en Europa por los árabes y la emancipación de laclases humildes; es decir, hacia el siglo XI...”. 37En el tercer estadio se manifiesta el espíritu positivo.Lo distintivo de este estadio es sustituir todo lo inalcanzable, o la búsqueda de lasleyes, por una relación constante entre los fenómenos observados; lo importantes es35 MC. LEAN y Estenós, R. “Augusto Comte fundador de la sociología” Revista Mexicana de Sociología, Vol. XIX, No.325.36 COMTE, Augusto, Op. cit. p. 325.37 Ibid., p. 326. 82
    • darse cuenta de que no podemos observar todo a un nivel absoluto, sino relativo a nuestraorganización y a nuestra situación. El pensamiento positivo se resume en que los verdaderos conocimientos constituyen la ciencia y su adaptación alas necesidades reales da lugar a la industria.? ¿Podría usted identificar en la ley de los tres estadios las premisas del pensamientopositivo? Importancia del positivismo.? ¿Cómo sintetizaría usted el pensamiento comteano?La importancia del pensamiento positivista de Comte la podemos reconocer, como hemosvisto, en que fue la forma del pensamiento predominante durante la segunda mitad delsiglo XIX, conviviendo con el liberalismo y el desarrollo del socialismo científico; a partir deComte surge la sociología como ciencia.Influyó decisivamente en el racionalismo científico representado por Spencer (1820-1903),Renan (1823-1892) y Taine (1828-1883).El positivismo influye en el racionalismo científico, en la fenomenología y da lugar alneopositivismo.En nuestros días da lugar al neopositivismo, corriente filosófica que se caracteriza por unafuerte tendencia al empirismo, unida al interés por la lógica formal; destacan en esta líneaRudolf Carnap y Hans Reichenbach (1891-1953)Influye, asimismo, en la filosofía fenomenológica de Husserl (1859-1938), quien se declarapositivista en cuanto que quiere atenerse a los fenómenos.En el orden de la educación el pensamiento positivista influye en todo el mundo,puesto que establece las metas de la educación científica y tecnológica,predominante hasta nuestros días. 83
    • -Francia vive la Restauración (1815-1830). Aspectos histó- -Se consolida la burguesía y surge el proletariado. ricos que vive Comte -La industria en Francia se desarrolla a partir de 1830. -Lo real en oposición a lo quimérico: Comte supera la metafísica y da al conocimiento un carácter científico. -La utilidad es un fin del método positivo: La idea del progreso radica en no apartarse del hombre sino en volver siempre a él. Características del pensamiento -La certeza frente a la indecisión: Se da una Comteano contradicción entre postulados y fines prácticos. -Comte analiza la historia evolutivamente. -El estudio de los fenómenos no debe ser absoluto sino relativo. -Clasifica la ciencia bajo los criterios de:Augusto enumeración, distinción y complejidad.Comte(1798.1857) Clasificación de -La sociología tiene carácter científico por cuanto las ciencias el hecho social presenta todos los supuestos que observan las leyes o relaciones constantes. -La filosofía está fuera de toda clasificación pues debe elaborar la síntesis del saber científico. -Analiza a la humanidad en base al progreso y la ciencia. Estadio teológico: Representa la expresión plena de la imaginación especulativa. Ley de los tres estadios ? Estadio metafísico: En un vínculo mixto y de transición. Es crítico y difícil de superar. Estadio positivo o de la ciencia y de la industria. La humanidad renuncia a la búsqueda de lo absoluto. 84
    • Algunos temas de Filosofía analítica* Ludwig WittgensteinEl positivismo lógico o empírico lógico, la rama más joven de la moderna filosofíaanalítica fue, de manera conjunta, inspirada por Hume y por la nueva lógica de Russell(1872-1970)38 y Whitehead, autores de los Principia matemática. La escuela quedóformalmente instruida en la Universidad de Viena, en un seminario de Moritz Schlick(1882-1936) en 1923, y continuada ahí como el Círculo de Viena hasta 1938. Su mejormomento empezó en 1926, cuando Rudolf Carnap (1891-1970), quien había llegado aencabezar a los semanticistas39 y a los filósofos de la ciencia, se incorporó a laUniversidad. Su manifiesto de 1929 La Concepción científica del mundo: el círculo deViena, y su periódico “Conocimiento”, fundado a un año más tarde, marcaron su toma deconciencia como un movimiento filosófico.? ¿Considera que Mach es un antecedente de esta corriente? ¿Por qué?La contribución básica del empirismo lógico ha consistido en provocar una profundaalteración en cuanto a la concepción del papel que debe jugar la filosofía. De aquí enadelante, la filosofía debe ser científica; buscar menos un contenido que una función yproducir no complicadas representaciones del mundo, sino pensamientos claros.Para el empirismo lógico, la filosofía consiste en una tarea: elucidar.Esto fue mejor establecido por Ludwig Wittgenstein (1889-1951) en su Tratado Lógico-Filosófico (1922): El objeto de la filosofía es la clarificación lógica de los pensamientos. Lafilosofía no es una teoría, sino una actividad. El trabajo filosófico consisteesencialmente en elucidaciones. El resultado de la filosofía no constituye un número de“proposiciones filosóficas”, sino hacer posiciones claras.* Artículo extraído de Británica Enciclopedia , Inc.38 En esta obra se reducen los juicios matemáticos a juicios lógicos.39 Semántica. Ciencia que trata los cambios de la significación de las palabras. 85
    • Con este énfasis sobre la filosofía como pura, el empirismo lógico propuso, al mismotiempo, una serie de tesis revolucionarias:Las proposiciones metafísicas no son verificables por lo que no tienen significado. 1. Todo discurso significativo está constituido por proposiciones formales de la lógica y las matemáticas, o con proposiciones factuales de las ciencias especiales. 2. Cualquier proposición que pretenda ser factual, tiene significado solamente si puede ser verificado. 3. Las proposiciones metafísicas no caen bajo ninguna de las dos clases anteriores, pues son carentes de significado. 4. Todas las proposiciones acerca de valores morales, estéticos o religioso son no verificables científicamente y por lo tanto carentes de sentido.? ¿Qué consecuencias producen estas tesis en la ciencia?La negación radical del empirismo lógico acerca de la metafísica y los enunciados devalor, produjo escándalo al principio en los medios filosóficos.Mientras tanto B. Russell y su discípulo Wittgenstein (quien había amigado de Austria)propusieron doctrinas similares en Inglaterra, y después de que los nazis invadieronAutria, Carnap y Reichenbach (1891-1953), positivista berlinés, con muchos otros delcírculo de Viena viajaron rumbo a América; a partir de entonces, esta filosofía tuvo fuerteinfluencia en el mundo angloamericano. Los empiristas lógicos estaban interesadosprincipalmente en tres temas básicos: lógica, lenguaje y percepción.Mediante el análisis se pretende lograr claridad sobre la significación de lasexpresiones usadas en el lenguaje científico.Mientras que Russell empezó con la lógica, cambió hacia los problemas de percepción yterminó con la semántica, Carnap que había empezado con la percepción, en Laestructura lógica del mundo, cambió a los problemas de semántica, con La sintaxis lógicadel lenguaje, y termino con su Significado y necesidad.Al analizar el lenguaje ordinario, se ha llegado a elaborar estudios sobre el lenguajede la ética, la estética y la religión.Pero de estos tres temas, fue el del lenguaje el de mayor duración. Este énfasis delempirismo lógico se emparentó con su sucesor: el análisis lingüístico. 86
    • El análisis lingüístico, algunas veces llamado análisis del “lenguaje ordinario”, o también“La filosofía de Oxford”, fue el producto de dos filósofos de la primera mitad del siglo,quienes estuvieron asociados con la Universidad de Cambridge: G.E. Moore (1873-1958)y Wittgenstein.Moore hizo el examen de las aserciones de otros populares filósofos, enfocando suscríticas hacia los errores de sus contemporáneos. Su mayor interés se centró en la éticay la teoría del conocimiento; su pensamiento fue siempre realista y de sentido común, eintrodujo en la filosofía una admirable precisión y le aplico un riguroso método analítico.La pasión de Moore era la claridad y se empeñó en “conseguir todo exactamentecorrecto”, lo que sirvió de inspiración moral a una generación de jóvenes, que asistían asu cátedra en Cambridge. Wittgenstein había empezado como adjunto en el Círculo de Viena. Hubo un tiempo enel que su posición filosófica fue parecida a la de Russell y Carnap; pero al volverse mástarde escéptico respecto de los fundamentos de las matemáticas y la lógica, su interéscambió de la lógica y los sistemas de lenguaje artificiales hacia un examen crítico dellenguaje ordinario natural.Este cambio se registró principalmente en sus Investigaciones Filosóficas, obrapublicada póstumamente en 1953 que ha llegado a ser la verdadera Biblia del análisisLingüístico.En este análisis Wittgenstein mostró cómo el mundo entero del hombre está constituidopor su experiencia lingüística y sugirió que “toda filosofía es crítica del lenguaje”Wittgenstein pensó que preguntarse “¿Por qué usamos esta palabra en particular o estaexpresión?”, es la pregunta crucial de la filosofía. Desde un enfoque de la filosofía nosobre el mundo sino sobre el mecanismo del uso lingüístico, se debe resolver la mayoríade las perplejidades que han plagado al filosofar.Así la filosofía lingüística llegó a realizar una función terapéutica.El ejemplo de Wittgenstein encontró muchos seguidores en Estados Unidos y,particularmente en Inglaterra, como los filósofos Gilbert Ryle, J.L. Austin, y P. F. Strowson.El efecto de la concentración, no sobre las cosas o ideas sino sobre las palabras, hahacho cambiar –para los miembros de esta escuela- los acostubrados trabajos de ética,estética o filosofía de la región, por tratados titulados “El lenguaje de la ética”, o “Ellenguaje de la estética” o “El lenguaje de la religión”. Y estos esfuerzos son todos, entérminos de Wittgenstein, “una batalla contra el embrujamiento de nuestra inteligenciapor el significado del lenguaje” 87
    • LA CIENCIA, SU METODO Y SU FILOSOFÍA Mario Bunge. Ed. Quinto Sol.¿QUÉ ES LA CIENCIA? 1. INTRODUCCIÓNMientras los animales inferiores sólo están en el mundo, el hombre trata de entenderlo; y,sobre la base de su inteligencia imperfecta pero perfectible del mundo, el hombre intentaenseñorearse de él para hacerlo más confortable. En este proceso, constituye un mundoartificial ese creciente cuerpo de ideas llamado “ciencia” que puede caracterizarse comoconocimiento racional, sistemático, exacto, verificable y por consiguiente falible. Por mediode la investigación científica, el hombre ha alcanzado una reconstrucción conceptual delmundo que es cada vez más amplia, profunda y exacta.Un mundo le es dado al hombre; su gloria no es soportar o despreciar este mundo, sinoenriquecerlo construyendo otros universos. Amasa y premoldea la naturalezasometiéndola a sus propias necesidades: construye la sociedad y es a su vez construidopor ella; trata luego de remoldear este ambiente artificial para adaptarlo a sus propiasnecesidades animales y espirituales, así como a sus sueños: crea así el mundo de losartefactos y el mundo de la cultura. La ciencia como actividad –como investigación-pertenece a la vida social: en cuando se la aplica al mejoramiento de nuestro medionatural y artificial, a la invención y manufactura de bienes materiales y culturales, la cienciase convierte en tecnología. Sin embargo, la ciencia se nos aparece como la másdeslumbrante y asombrosa de las estrellas de la cultura cuando la consideramos como unbien por si mismo, esto es, como un sistema de ideas establecidas provisionalmente(conocimiento científico). Y como una actividad productora de nuevas ideas (investigacióncientífica). Tratemos de caracterizar el conocimiento y la investigación científica tal comose los conoce en la actualidad. 2. Ciencia formal y ciencia fáctica.No toda la investigación científica procura el conocimiento objetivo. Así, la lógica y lamatemática –esto es, los diversos sistemas de lógica formal y los diferentes capítulos de lamatemática pura- son racionales, sistemáticos y verificables, pero no son objetivos, no nosdan informaciones acerca de la realidad simplemente, no se ocupan de los hechos. Lalógica y la matemática tratan de entender ideales, estos entes, tanto los abstractos comolos interpretados, sólo existen en la mente humana. A los lógicos y matemáticos no se lesda objetos de estudio: ellos construyen sus propios objetos. Es verdad que a menudo lohacen por abstracción de objetos reales (naturaleza y sociales); más aún, el trabajo dellógico o del matemático satisface a menudo las necesidades del naturalista, del sociólogoo del tecnólogo, y es por esto que la sociedad los tolera y, ahora, hasta los estimula. Perola materia prima que emplean los lógicos y los matemáticos no es fácil sino ideal. 88
    • Por ejemplo, el concepto del número abstracto nació, sin duda, de la coordinación(correspondencia biunívoca) de conjuntos de objetos materiales, tales como dedos, poruna parte, y guijarros, por la otra pero no por esto aquel concepto se reduce a estaoperación manual, ni a los signos qué se emplean para representarlo.Los números no existen fuera de nuestros cerebros, y aún allí dentro existen al nivelconceptual y no al nivel filosófico. Los objetos materiales son numerables siempre quesean discontinuos; pero no son números; tampoco son números puros (abstractos) suscualidades o relaciones.En el mundo real encontraremos 3 litros, en el mundo de la ficción construimos 3 platosvoladores. ¿Pero quién vio jamás un 3, un simple 3?.La lógica y la matemática, por ocuparse de inventar entes formales y de establecerrelaciones entre ellos, se llaman a menudo ciencias formales, precisamente porque susobjetos no son cosas ni procesos sino, para emplear el lenguaje pictórico, formas en lasque se puede ver un surtido limitado de contenidos, tanto fácticos como empíricos. Estoes, podemos establecer correspondencias entre esas formas (u objetos formales), por unaparte, y cosas y cosas y procesos pertenecientes a cualquier nivel de la realidad, por laotra. Así es como la física, la química, la fisiología, la psicología, la economía y las demásciencias recurren a la matemática, empleándola como herramienta para realizar la másprecisa reconstrucción de las complejas relaciones que se encuentran entre los hechos yentre los diversos aspectos de los hechos; dichas ciencias no identifican las formasideales con los objetos concretos, sino que interpretan las primeras en términos de hechosy de experiencias (o lo que es equivalente, formalizan enunciados fácticos).Lo mismo vale para la lógica formal: algunas de sus partes –en particular. Pero noexclusivamente, la lógica preposicional bivalente- puede hacerse corresponder a aquellasentidades psíquicas que llamamos pensamientos. Semejante aplicación de las ciencias dela forma pura a la inteligencia del mundo de los hechos se efectúa asignando diferentesinterpretaciones a los objetos formales. Estas interpretaciones son, dentro de ciertoslímites, arbitrarias; vale decir, se justifican por el éxito la conveniencia o la ignorancia. Enotras palabras, el significado fáctico o empírico que se les asigna a los objetos formalesno es una propiedad intrínseca de los mismos.De esta manera, las ciencias formales jamás entran en conflicto con la realidad. Estoexplica la paradoja de que, siendo formales, se “aplican” a la realidad: en rigor no seaplican, sino que se emplean en la vida cotidiana y en las ciencias fácticas a condición deque se les superpongan reglas de correspondencia adecuada. En suma, la lógica y lamatemática establecen contacto con la realidad a través del puente del lenguaje, tanto elordinario como el científico.Tenemos así una primera gran división de ciencias, en formales (o ideales) y fácticas (omateriales) Esta ramificación preliminar tiene en cuenta el objeto o temas de la respectivasdisciplinas; también da cuenta de la diferencia de especie entre los enunciados que seproponen establecer las ciencias formales y las fácticas: mientras los enunciadosformales consisten en relaciones entre signos, los enunciados de las ciencias fácticas serefieren, en su mayoría a entes extracientíficos: a sucesos y procesos. Nuestra divisióntambién tiene en cuenta el método por el cual se ponen a prueba los enunciados 89
    • verificables mientras las ciencias formales se contentan con la lógica para demostrarrigurosamente sus teoremas (los que, sin embargo, pudieron haber sido adivinados porinducción común o de otras maneras), las ciencias fácticas necesitan más que la lógicaformal: para conformar sus conjeturas necesitan de la observación y/o experimento. Enotra palabras, las ciencias fácticas tienen que mirar las cosas y siempre que le seaposible, deben procurar cambiarlas delibera damente para intentar describir en quemedida sus hipótesis se adecuan a los hechos.Cuando se demuestra un teorema lógico o matemático no se recurre a la experiencia: elconjunto de postulados, definiciones, reglas de formación de las expresiones dotadas designificado, y reglas de inferencia deductiva --en suma la base de la teoría dada--, esnecesaria y suficiente para ese propósito. La demostración de los teorema no es sino unadeducción: es una operación confinada a la esfera teórica, aun cuando a veces losteoremas mismos (no sus demostraciones) sean sugeridos en alguna esferaextramatemática, y aun cuando su prueba (pero no su primer descubrimiento) puedarealizarse con ayuda de calculadoras electrónicas. Por ejemplo, cualquier demostraciónrigurosa del teorema de Pitágoras prescinde de las mediciones, y emplea figuras solocomo ayuda psicológica al proceso deductivo: que el teorema de Pitágoras haya sido elresultado de un largo proceso de inducción conectado a operaciones prácticas demediciones de tierras, es objeto de la historia, la sociología y la psicología delconocimiento.La matemática y la lógica son. En suma, ciencias deductivas, el proceso constructivo, enque la experiencia desempeña un gran papel de sugerencias, se limita a la formación delos puntos de partida (axiomas). En matemática la verdad consiste, por esto, en lacoherencia del enunciado dado con un sistema de ideas admitido previamente: por esto, laverdad matemática no absoluta, sino relativa a ese sistema en el sentido de que unaproposición que es válida en una teoría puede dejar de ser lógicamente verdadera en otrateoría. (Por ejemplo, en el sistema de aritmética que empleamos para contar las horas deldía, vale la proposición de 24 + 1 = I.) Más aún las teorías matemáticas abstractas, estoes, que contienen términos no interpretados (signos a los que no se atribuye un significadofijo, y que por lo tanto pueden, adquirir distintos significados) pueden desarrollarse sinponer atención al problema de la verdad.Considérese el siguiente axioma de cierta teoría abstracta (no interpretada): “Existe por lomenos un x tal que es F”. Se puede dar un número ilimitado de interpretaciones (modelos)de este axioma, dándose a ‘x’ y ‘F’ otros tantos significados. Si decimos que ‘S’ designapunto, obtenemos un modelo geométrico dado; si adoptamos la convención de que ‘L’designa número, obtenemos un cierto modelo aritmético, y así sucesivamente. En cuanto“llenamos” la forma vacía con un contenido específico (pero todavía matemático).Obtenemos un sistema de entes lógicos que tienen el privilegio de ser verdaderos o falsosdentro del sistema dado de proposiciones: a partir de ahí tenemos que habérnoslas con elproblema de la verdad matemática. Aun así tan solo las conclusiones (teoremas) tendránque ser verdaderas: los axiomas mismos pueden elegirse a voluntad. La batalla se habráganado si se respeta la coherencia lógica, estos es, si no se violan las leyes del sistemade lógica que se ha convenido en usar.En las ciencias fácticas, la situación es enteramente diferente. En primer lugar, ellas noemplean símbolos vacíos (variables lógicas), sino tan sólo símbolos interpretados, por 90
    • ejemplo, no involucran expresiones tales como, x es F’, que no son verdaderas ni falsas.En segundo lugar, la racionalidad ---esto es, la coherencia con un sistema de ideasaceptado previamente--- es necesaria pero no suficiente para los enunciados fácticos; enparticular, la sumisión a algún sistema de lógica es necesaria pero no es una garantía deque se obtenga la verdad. Además de la racionalidad, exigimos de los enunciados de lasciencias fácticas que sean verificables en la experiencia, sea indirectamente (en el caso delas hipótesis generales), sea directamente (en el caso de las consecuencias singulares delas hipótesis). Únicamente después que haya pasado las pruebas de la verificaciónempírica podrá considerarse que un enunciado es adecuado a su objeto, o sea , que esverdadero, y aun así hasta nueva orden. Por esto es que el conocimiento fácticoverificable se llama a menudo ciencia empírica.En resumidas cuentas, la coherencia es necesaria pero no suficiente en el campo de lasciencias de hechos: para afirmar que un enunciado es (probablemente) verdadero serequieren datos empíricos (proposiciones acerca de observaciones o experimentos). Enúltima instancia sólo la experiencia puede decirnos si una hipótesis relativa a cierto grupode hechos materiales es adecuada o no. El mejor fundamento de esta regia metodológicaque acabamos de enunciar es que la experiencia le ha enseñado a la humanidad que elconocimiento de hecho no es convencional, que si se busca la comprensión y el control delos hechos debe partirse de la experiencia. Pero la experiencia no garantizará que lahipótesis en cuestión sea la única verdadera: sólo nos dará que es probablementeadecuada, sin excluir por ello la posibilidad de que un estudio ulterior pueda dar mejoresaproximaciones en la reconstrucción conceptual del trozo de realidad escogido. Elconocimiento fáctico, aunque racional, es esencialmente probable; dicho de otro modo: lainferencia científica es una red de inferencias deductivas (demostrativas) y probables (inconcluyentes).Las ciencias formales demuestran o prueban; las ciencias fácticas verifican (confirman odisconfirman) hipótesis que en su mayoría son provisionales. La demostración escompleta y final; la verificación es incompleta y por ello temporaria. La naturaleza mismadel método científico impide la confirmación final de las hipótesis fácticas. En efecto, loscientíficos no sólo procuran acumular elementos de prueba de sus suposicionesmultiplicando el número de casos en que ellas se cumplen; también tratan de obtenercasos desfavorables a sus hipótesis, fundándose en el principio lógico de que una solaconclusión que no concuerde con los hechos tiene más peso que mil confirmaciones. Porello, mientras las teorías formales pueden ser llevadas a un estado de perfección (oestancamiento), los sistemas teóricos relativos a los hechos son esencialmentedefectuosos, cumplen, pues, la condición necesaria para se perfectibles. En consecuencia,si el estudio de las ciencias formales puede vigorizar el hábito del rigor, el estudio de lasciencias fácticas puede inducirnos a considerar el mundo como inagotable, y al hombrecomo una empresa inconclusa e interminable.Las diferencias de método, tipo de enunciados y referentes, que separan las cienciasfácticas de las formales, impiden que se las examine conjuntamente más allá de ciertopunto. Por ser una ficción seria, rigurosa y a menudo útil, pero ficción al cabo, la cienciaformal requiere tratamiento especial. En lo que sigue nos concentraremos en la cienciafáctica. Daremos un vistazo a las características peculiares de las ciencias de lanaturaleza y de la cultura en su estado actual, con la esperanza de que la ciencia futura 91
    • enriquezca sus cualidades o, al menos, de que las civilizaciones por venir hagan mejoruso del conocimiento científico.Los rasgos esenciales del tipo de conocimiento que alcanzan las ciencias de la naturalezay de la sociedad son la racionalidad y la objetividad. Por conocimiento racional seentiende: a) que está constituido por conceptos, juicios y raciocinios, y no por sensaciones, imágenes, pautas de conducta, etc. Sin duda, el científico percibe, forma imágenes (p. ej., modelos visualizables) y hace operaciones pero tanto el punto de partida como el punto final de su trabajo son ideas; b) que esas ideas pueden combinarse de acuerdo con algún conjunto de reglas lógicas, con el fin de producir nuevas ideas (inferencia deductiva). Estas no son enteramente nuevas desde un punto de vista estrictamente lógico, puesto que están implicadas por las premisas de la deducción; pero son gnoseológicamente nuevas en la medida en que expresan conocimientos de los que no se tenía conciencia antes de efectuarse la deducción. c) que esas ideas no se amontonan caóticamente o, simplemente, en forma cronológica, sino que se organizan en sistemas de ideas, esto es, en conjuntos ordenados de proposiciones (teorías). Que el conocimiento científico de la realidad es objetivo, significa: que concuerda aproximadamente con su objeto; vale decir, que busca alcanzar la verdad fáctica; que verifica la adaptación de las ideas a los hechos recurriendo a un comercio peculiar con los hechos (observación y experimento). Intercambio que es controlable y hasta cierto punto reproducible.Ambos rasgos de la ciencia fáctica, la racionalidad y la objetividad, están íntimamentesoldados. Así, por ejemplo, lo que usualmente se verifica por medio del experimento esalguna consecuencia ---extraída por vía deductiva--- de alguna hipótesis; por ejemplo: elcálculo no sólo sigue a la observación sino que siempre es indispensable para planearla yregistrarla.La racionalidad y objetividad del conocimiento científico pueden analizarse en un cúmulode características a las que pasaremos revista en lo que sigue. 92
    • 3. Inventario de las principales características de la ciencia fáctica. 1) El conocimiento científico es fáctico: parte de los hechos los respeta hasta cierto punto, y siempre vuelve a ellos. La ciencia intenta describir los hechos tales como son, independientemente de su valor emocional o comercial; la ciencia no poetiza los hechos ni los vende, si bien sus hazañas son una fuente de poesía y de negocios. En todos los campos, la ciencia comienza estableciendo los hechos; esto requiere curiosidad impersonal, desconfianza por la opinión prevaleciente, y sensibilidad a la novedad. Los enunciados fácticos confirmados se llaman usualmente “datos empíricos”, se obtienen con ayuda de teorías (por esquemáticas que sean) y son a su vez la materia de la elaboración teórica. Una subclase de datos empíricos es de tipo cuantitativo; los datos numéricos y métricos se disponen a menudo en tablas, la más importante de las cuales son la tablas de constantes (tales como las de los puntos de fusión de las diferentes sustancias). Pero la recolección de datos y su ulterior disposición en tablas no es la finalidad principal de la investigación: la información de esta clase debe incorporarse a teorías si ha de convertirse en una herramienta para la inteligencia y la aplicación. ¿De qué sirve conocer el peso específico del hierro si carecemos de fórmulas mediante las cuales podemos relacionarlo con otras cantidades? No siempre es posible, ni siquiera deseable, respetar enteramente los hechos cuando se los analiza, y no hay ciencia sin análisis, aun cuando el análisis no sea sino un medio para la reconstrucción final de los todos. El físico atómico perturba el átomo al que desea espiar: el biólogo modifica y puede incluso matar al ser vivo que analiza; el antropólogo empeñado en el estudio de campo de una comunidad provoca en ella ciertas modificaciones. Ninguno de ellos aprehende su objeto tal como es, sino tal como queda modificado por sus propias operaciones; sin embargo, en todos los casos tales cambios, son objetivos, y se presume que pueden entenderse en términos de leyes: no son conjurados arbitrariamente por el experimentador. Más aún, en todos los casos, el investigador intenta describir las características y el monto de la perturbación que produce en el acto del experimento; procura, en suma, estimar la desviación o “error” producido por su intervención activa. Porque los científicos actúan haciendo tácitamente la suposición de que el mundo existiría aun en su ausencia, aunque, desde luego, no exactamente de la misma manera. 2) El conocimiento científico trasciende los hechos: descarta hechos, produce nuevos hechos y los explica. El sentido común parte de los hechos y se atiene a ellos: a menudo se limita al hecho aislado, sin ir muy lejos en el trabajo de correlacionarlo con otros o de explicarlo. 93
    • En cambio, la investigación científica no se limita a los hechos observados: los científicos exprimen la realidad a fin de ir más allá de las apariencias; rechazan el grueso de los hechos percibidos, por ser un montón de accidentes, seleccionan los que consideran que son relevantes, controlan hechos y, en lo posible, los reproducen. Incluso producen cosas nuevas, desde instrumentos hasta partículas elementales; obtienen nuevos compuestos químicos, nuevas variedades vegetales y animales, y al menos en principio, crean nuevas pautas de conducta individual y social. Más aún, los científicos usualmente no aceptan nuevos hechos a menos que puedan certificar de alguna manera su autenticidad; y esto se hace, no tanto contrastándose con otros hechos, cuanto mostrando que son compatibles con lo que se sabe. Los científicos descartan las imposturas y los trucos mágicos porque no encuadran en hipótesis muy generales y fidedignas, que han sido puestas a prueba en incontables ocasiones. Vale decir los científicos no consideran su experiencia individual como un tribunal inapelable; se fundan en cambio, en la experiencia colectiva y en la teoría. Hay más: el conocimiento científica, racionaliza la experiencia en lugar de limitarse a describirla; la ciencia da cuenta de los hechos no aventariándolos sino explicándolos por medio de hipótesis (en particular, enunciados de leyes) y sistemas de hipótesis (teorías). Los científicos conjeturan lo que hay tras los hechos observándolos. Y de continuo inventan conceptos (tales como los de átomo, campo, masa, energía, adaptación, integración, selección, clase social, o tendencia histórica) que carecen de correlato empírico, esto es, que no corresponden a preceptos aun cuando presumiblemente se refieren a cosas, cualidades o relaciones existentes objetivamente. No percibimos los campos eléctricos o las clases sociales: Inferimos su existencia a partir de hechos experimentables, y tales conceptos son significativos tan sólo en ciertos contextos teóricos. Este trascender la experiencia inmediata, este salto del nivel observacional al teórico, le permite a la ciencia mirar con desconfianza los enunciados sugeridos por meras coincidencias; le permite predecir la existencia real de cosas y procesos ocultos a primera vista, pero que instrumentos (materiales o conceptuales) más potentes pueden descubrir. Las discrepancias entre las previsiones teóricas y los hallazgos empíricos figuran entre los estímulos más fuertes para edificar teorías nuevas y diseñar nuevos experimentos. No son los hechos por si mismos sino por su elaboración teórica y la comparación de las consecuencias de las teorías con los datos observacionales, la principal fuente del descubrimiento del nuevos hechos.3) La ciencia es analítica: la investigación científica aborda problemas circunscriptos, uno a uno, y trata de descomponerlos todo en elementos (no necesariamente últimos o siquiera reales). La investigación científica no se plantea cuestiones tales como “¿Cómo es el universo en su conjunto?”, o “¿Cómo es posible el conocimiento?” Trata, en cambio, de entender toda situación total en términos de sus componentes; intenta descubrir los elementos que componen cada totalidad, y las iriterconexiones que explican su integración. 94
    • Los problemas de la ciencia son parciales y así son también, por consiguiente sus soluciones, pero, más aún: al comienzo los problemas son estrechos o es preciso estrecharlos. Pero, a medida que la investigación avanza, su alcance se amplia. Los resultados de la ciencia son generales, tanto en el sentido de que se refieren a clases de objetos (p. ej.: lluvia), como en que están, o tienden a ser incorporados en síntesis conceptuales llamadas teorías. El análisis, tanto de los problemas como de las cosas, no es tanto un objetivo como una herramienta para construir síntesis teóricas. La ciencia auténtica no es atomista ni totalista. La investigación comienza descomponiendo sus objetos a fin de descubrir el “mecanismo” interno responsable de los fenómenos observados. Pero el descontaje del “mecanismo” no se detiene cuando se ha investigado la naturaleza de sus partes; el próximo paso es el examen de la interdependencia de las partes, y la etapa final es la tentativa de reconstruir el todo en términos de sus partes interconectadas. El análisis no acarrea el descuido de la totalidad; lejos de disolver la integración, el análisis es la única manera conocida de descubrir cómo emergen, subsisten y se desintegran los todos. La ciencia no ignora la síntesis: lo que se rechaza es la pretensión irracionalista de que las síntesis pueden ser aprehendidas por una intuición especial, sin previo análisis.4) La investigación científica es especializada: una consecuencia del enfoque analítico de los problemas es la especialización. No obstante la unidad del método científico, su aplicación depende, en gran medida, del asunto; esto explica la multiplicidad de técnicas y la relativa independencia de los diversos sectores de la ciencia. Sin embargo, es menester no exagerar la diversidad de las ciencias al punto de borrar su unidad metodológica. El viejo dualismo materia/espíritu habla sugerido la división de las ciencias en Naturwissénschaften, o ciencias de la naturaleza, y Geísteswissenschaften, o ciencias del espíritu. Pero estos géneros difieren en cuanto al asunto, a las técnicas y al grado de desarrollo, no a si en lo que respecta al objetivo, método y alcance. El dualismo razón/experiencia habla sugerido, a su vez, la división de las ciencias fácticas en racionales y empíricas, que tampoco es adecuada porque todas son a la vez racionales y empíricas. Menos sostenible aún es la dicotomía ciencias deductivas/ciencias inductivas ya que toda empresa científica ---sin excluir el dominio de las ciencias formales--- es tan inductiva como deductiva, sin hablar de otros tipos de inferencia. La especialización no ha impedido la formación de campos interdisciplinarios, tales como la biofísica, la bioquímica, la psicofisiología, la psicología social, la teoría de la información, la cibernética, o la investigación operacional. Con todo, la especialización tiende a estrechar la visión del científico individual; un único remedio ha resultado eficaz contra la unilateralidad profesional y es una dosis de filosofía. 95
    • 5) El conocimiento científico es claro y preciso: sus problemas son distintos, sus resultados son claros. El conocimiento ordinario, en cambio, usualmente es vago e inexacto; en la vida diaria nos preocupamos poco por dar definiciones precisas, descripciones exactas, o mediciones afinadas: si éstas nos preocuparan demasiado, no lograríamos marchar al paso de la vida. la ciencia torna preciso lo que el sentido común conoce de manera nebulosa; pero, desde luego, la ciencia es mucho más que sentido común organizado: aunque proviene del sentido común, la ciencia constituye una rebelión contra su vaguedad y superficialidad. El conocimiento científico procura la precisión; nunca está enteramente libre de vaguedades, pero se las ingenia para mejorar la exactitud; nunca está del todo libre de error, pero posee una técnica única para encontrar errores y para sacar provecho de ellos. La claridad y la precisión se obtienen en ciencia de las siguientes maneras: a) los problemas se formulas de manera clara; lo primero, y a menudo lo más difícil, es distinguir cuáles son los problemas: ni hay artillería analítica o experimental que pueda ser eficaz si no se ubica adecuadamente al enemigo; b) la ciencia parte de nociones que parecen claras al no iniciado; y las complica, purifica, y eventualmente las rechaza; la trasformación progresiva de las nociones corrientes se efectúa incluyéndolas en esquemas teóricos. Así, por ejemplo, “distancia” adquiere un sentido preciso al ser incluida en la geometría métrica en la física; c) la ciencia define la mayoría de sus conceptos algunos de ellos se definen en términos de conceptos no definidos o primitivos, otros de manera implícita, esto es, por la función que desempeñan en un sistema teórico (definición contextual). Las definiciones son convencionales, pero no se las elige caprichosamente: deben ser convenientes y fértiles. (¿De qué vale, por ejemplo, poner un nombre especial a las muchachas pecosas que estudian ingeniero y pesan más de 50 k?) Una vez que se ha elegido una definición, el discurso restante debe guardarle fidelidad si se quiere evitar inconsecuencias; d) la ciencia crea lenguajes artificiales inventando símbolos (palabras, signos matemáticos, símbolos químicos, etc; a estos signos se les atribuye significados determinados por medio de reglas de designación (tal como “en el presente contexto <<H>> designa el elemento de peso atómico unitario”). Los símbolos básicos serán tan simples como sea posible, pero podrán combinarse conforme a reglas, determinadas para formar configuraciones tan complejas como sea necesario (las leyes de combinación de los signos que 96
    • intervienen en la producción de expresiones complejas se llaman reglas de formación); e) la ciencia procura siempre medir y registrar los fenómenos. Los números y las formas geométricas son de gran importancia en el registro, la descripción y la inteligencia de los sucesos y procesos. En lo posible, tales datos debieran disponerse en tablas o resumirse en fórmulas matemáticas. Sin embargo, la formulación matemática, deseable como es, no es una condición indispensable para que el, conocimiento sea científico; lo que caracteriza el conocimiento científico es la exactitud en un sentido general antes que la exactitud numérica o métrica, la que es inútil si media la vaguedad conceptual. Más aún, la investigación científica emplea en medida creciente capítulos no numéricos y no métricos de la matemática, tales como la topología, la teoría de los grupos, o el álgebra de las clases, que no son ciencias del número y de la figura, sino de la relación.6) El conocimiento científico es comunicable: no es inefable sino expresable, no es privado sino público. El lenguaje científico comunica información a quienquiera haya sido adiestrado para entenderlo. Hay, ciertamente, sentimientos oscuros y nociones difusas, incluso en el desarrollo de la ciencia (aunque no en la presentación final del trabajo científico), pero es preciso aclararlos antes de poder estimar su adecuación. Lo que es inefable puede ser propio de la poesía o de la música, no de la ciencia, cuyo lenguaje es informativo y no expresivo o imperativo. La inefabilidad misma es, en cambio, tema de investigación científica, sea psicológica o lingüística. La comunicabilidad es posible gracias a la precisión; y es a su vez una condición necesaria para la verificación de los datos empíricos y de las hipótesis científicas. Aun cuando, por “razones” comerciales o políticas, se mantengan en secreto durante un tiempo algunos trozos del saber, deben ser comunicables en principio para que puedan ser considerados científicos. La comunicación de los resultados y de las técnicas de la ciencia no sólo perfecciona la educación general sino que multiplica las posibilidades de su confirmación o refutación. La verificación independiente ofrece las máximas garantías técnicas y morales, y ahora es posible, en muchos campos, en escala internacional. Por esto, los científicos consideran el secreto en materia científica como enemigo del progreso de la ciencia , la política del secreto científico es, en efecto, el más eficaz organizador del estancamiento en la cultura, en la tecnología y en la economía, así como una fuente de corrupción moral.7) El conocimiento científico es verificable: debe aprobar el examen de la experiencia. A fin de explicar un conjunto de fenómenos, el científico inventa conjeturas fundadas de alguna manera en el saber adquirido. Sus suposiciones pueden ser cautas o audaces, simples o complejas; en todo caso, deben ser puestas a prueba. El test de las hipótesis fácticas es empírico, esto es observacional o experimental. El haberse dado cuenta de 97
    • esta verdad hoy tan trillada es la contribución inmortal de la ciencia helenística. En este sentido, las ideas científicas (incluidos los enunciados de leyes) no son superiores a las herramientas o a los vestidos: si fracasan en la práctica, fracasan por entero. La experimentación puede calar más profundamente que la observación, porque efectúa cambios en lugar de limitarse a registrar variaciones: aísla y controla las variables, sensibles o pertinentes. Sin embargo, los resultados experimentales son pocas veces interpretables de una sola manera. Más aún, no todas las ciencias pueden experimentar: y en ciertos capítulos de la astronomía y de la economía se alcanza una gran exactitud sin ayuda del experimento. La ciencia fáctica es por esto empírica en el sentido de que la comprobación de sus hipótesis involucra la experiencia; pero no es necesariamente experimental y, en particular, no es agotada por las ciencias de laboratorio, tales como la física. La prescripción de que las hipótesis científicas deben ser capaces de aprobar el examen de la experiencia es una de las reglas del método científico; la aplicación de esta regla depende del tipo de objeto, del tipo de la hipótesis en cuestión y de los medios disponibles. Por esto, se necesita una multitud de técnicas de verificación empírica. La verificación de la fórmula de un compuesto químico se hace de una manera muy diferente que la verificación de un cálculo astronómico, o de una hipótesis concerniente al pasado de las rocas o de los hombres. Las técnicas de verificación evolucionan en el curso del tiempo, sin embargo, siempre, consisten en poner a prueba consecuencias particulares de hipótesis generales (entre ellas, enunciados de leyes). Siempre se reducen a mostrar que hay, o que no hay, algún fundamento para creer que las suposiciones en cuestión corresponden a los hechos observados o a los valores medidos. La verificabilidad hace a la esencia del conocimiento científico, si a sí no fuera, no podría decirse que los científicos procuran alcanzar conocimiento objetivo.8) La investigación científica es metódica: no es errática sino planeada. Los investigadores no tantean en la oscuridad: saben lo que buscan y cómo encontrarlo. El planteamiento de la investigación no excluye el azar. Sólo que, al hacer un lugar a los acontecimientos imprevistos, es posible aprovechar la interferencia del azar y la novedad inesperada. Más aún, a veces el investigador produce el azar deliberadamente. Por ejemplo, para asegurar la uniformidad de una muestra, y para impedir una preferencia inconsciente en la elección de sus miembros, a menudo se emplea la técnica de la casualización, en que la decisión acerca de los individuos que han de formar parte de ciertos grupos se deja librada a una moneda o a algún otro dispositivo. De esta manera, el investigador pone el azar al servicio del orden; en lo cual no hay paradoja, porque el acaso opera al nivel de los individuos, al por qué del orden opera en el grupo como totalidad. 98
    • Todo trabajo de investigación se funda sobre el conocimiento anterior, y en particular sobre las conjeturas mejor confirmadas. (Uno de los muchos problemas de la metodología es, precisamente, averiguar cuáles son los criterios para decidir si una hipótesis dada puede considerarse razonablemente confirmada, esto es, si el peso que le acuerdan los fundamentos inductivos y de otro orden basta para conservarla). Más aún, la investigación procede conforme a reglas y técnicas que han resultado eficaces en el pasado, pero que son perfeccionadas continuamente, no sólo a la luz de nuevas experiencias, sino también de resultas del examen matemático y filosófico. Una de las reglas de procedimiento de la ciencia fáctica es la siguiente: las variables relevantes (o que se sospecha que son sensibles) debieran variarse una cada vez. La ciencia fáctica emplea el método experimental concebido en un sentido amplio. Este método consiste en el test empírico de conclusiones particulares extraídas de hipótesis generales (tales como “Los gases se dilatan cuando se los calienta” o Los hombres se rebelan cuando se los oprime”). Este tipo de verificación requiere la manipulación, la observación y el registro de fenómenos: requiere también el control de las variables o factores relevantes; siempre que sea posible debiera incluir la producción artificial deliberada de los fenómenos en cuestión, y en todos los casos exige el análisis de los datos obtenidos en el curso de los procedimientos empíricos. Los datos aislados y crudos son inútiles y no son dignos de confianza: es preciso elaborarlos, organizarlos y confrontarlos con las conclusiones teóricas. El método científico no provee recetas infalibles para encontrar la verdad: sólo contiene un conjunto de prescripciones falibles (perfectibles) para el planeamiento de observaciones y experimentos, para la interpretación de sus resultados, y para el planteo mismo de los problemas. Es, en suma, la manera en que la ciencia inquiere en lo desconocido. Subordinadas a las reglas generales del método científico, y al mismo tiempo en apoyo de ellas, encontramos las diversas técnicas que se emplean en las ciencias especiales: las técnicas para pesar, para observar por el microscopio, para analizar compuestos químicos, para dibujar gráficos que resumen datos empíricos, para reunir informaciones acerca de costumbres, etc. La ciencia es, pues, esclava de sus propios métodos y técnicas mientras éstos tienen éxito; pero es libre de multiplicar y de modificar en todo momento sus reglas, en aras de mayor racionalidad y objetividad.9) El conocimiento científico es sistemático: una ciencia no es un agregado de informaciones inconexas, sino un sistema de ideas conectadas lógicamente entre sí. “Todo sistema de ideas, caracterizado por cierto conjunto básico (pero refutable) de hipótesis peculiares, y que procura adecuarse a una clase de hechos, es una teoría. Todo capítulo de una ciencia especial contiene teorías o sistemas de ideas que están relacionadas lógicamente entre sí, esto es, que están ordenadas mediante la relación “implica”. Esta conexión entre las ideas puede calificarse de orgánica, en el sentido de que la 99
    • sustitución de cualquiera de las hipótesis básicas produce un cambio radical en la teoría o grupo de teorías. El fundamento de una teoría dada no es un conjunto de hechos, sino, más bien, un conjunto de principios, o hipótesis de cierto grado de generalidad (y, por consiguiente, de cierta fertilidad lógica). Las conclusiones (o teoremas) pueden extraerse de los principios, sea en la forma natural o con ayuda de técnicas especiales que involucran operaciones matemáticas. El carácter matemático del conocimiento científico –esto es, el hecho de que es fundado, ordenado y coherente- es lo que lo hace racional. La racionalidad permite que el progreso científico se efectúe no sólo por la acumulación gradual de resultados, sino también por revoluciones. Las revoluciones científicas no son descubrimientos de nuevos hechos aislados, ni son perfeccionamientos en la exactitud de las observaciones, sino que consisten en la sustitución de hipótesis de gran alcance. (Principios) por nuevos axiomas, y en el reemplazo de teorías enteras por otros sistemas teóricos. Sin embargo, semejantes revoluciones son a menudo provocadas por el descubrimiento de nuevos hechos de los que no dan cuenta las teorías anteriores, aunque a veces se encuentran en el proceso de comprobación de dichas teorías: y las nuevas teorías se tornan verificables en muchos casos, merced a la invención de nuevas técnicas de medición, de mayor precisión.10) El conocimiento científico es general: ubica los hechos singulares en pautas generales, los enunciados particulares en esquemas amplios. El científico se ocupa del hecho singular en la medida en que éste es miembro de una clase o caso de una ley; más aún, presupone que todo hecho es clasificaba y legal. No es que la ciencia ignore la cosa individual o el hecho irrepetible; lo que ignora es el hecho aislado. Por esto la ciencia no se sirve de los datos empíricos –que siempre son singulares—como tales; éstos son mudos mientras no se los manipula y convierte en piezas de estructuras teóricas. En efecto, uno de los principios ontológicos que subyacen a la investigación científica es que la variedad y aun la unicidad en algunos respectos son compatibles con la uniformidad y la generalidad en otros respectos. Al químico no le interesa ésta o aquella hoguera, sino el proceso de la combustión en general; trata de descubrir lo que comparten todos los singulares. El científico intenta exponer los universales que se esconden en el seno de los propios singulares; es decir, no considera los universales ante rem ni post rem, sino in re: en la cosa, y no antes o después de ella. Los escolásticos medievales clasificarían al científico moderno como realista inmanentista porque, al descartar los detalles, al procurar descubrir los rasgos comunes a individuos que son únicos en otros respectos, al buscar las variables pertinentes (o cualidades esenciales) y las relaciones constantes entre ellas (las leyes), el científico intenta exponer la naturaleza esencial de las cosas naturales y humanas. 100
    • El lenguaje científico no contiene solamente términos que designan hechos singulares y experiencias individuales, sino también términos generales que se refieren a clases de hechos. La generalidad del lenguaje de la ciencia no tiene, sin embargo, el propósito de alejar a la ciencia de la realidad concreta: por el contrario, la generalización es el único medio que se conoce para adentrarse en lo concreto, para apresar la esencia de las cosas (sus cualidades y leyes esenciales). Con esto, el científico evita en cierta medida las confusiones y los engaños provocados por el flujo deslumbrador de los fenómenos. Tampoco se asfixia la utilidad en la generalidad: por –el contrario, los esquemas generales de la ciencia encuadran una cantidad ilimitada de casos específicos, proveen leyes de amplio alcance que incluyen y corrigen todas las recetas válidas del sentido común y de la técnica precientífica.11) El conocimiento científico es legal: busca leyes (de la naturaleza y de la cultura) y las aplica. El conocimiento científico inserta los hechos singulares, en pautas generales llamadas “leyes naturales” o “leyes sociales”. Tras el desorden y la fluidez de las apariencias la ciencia fáctica descubre las pautas regulares de la estructura y del proceso del ser y del devenir. En la medida en que la ciencia es legal, es asencialista: intenta llegar a la raíz de las cosas. Encuentra la esencia en las variables relevantes y en las relaciones invariantes entre ellas. Hay leyes de hechos y leyes mediante las cuales se pueden explicar otras leyes. El principio de Arquímedes pertenece a la primera clase; pero a su vez puede deducirse de los principios generales de la mecánica; por consiguiente, ha dejado de ser un principio independiente, y ahora es un teorema deducible de hipótesis de nivel más elevado. Las leyes de la física proveen la base de las leyes de las combinaciones químicas; las leyes de la Fisiología explican ciertos fenómenos psíquicos; y las leyes de la economía pertenecen a los fundamentos de la sociología. Es decir, los enunciados de las leyes se organizan en una estructura de niveles. Ciertamente, los enunciados de las leyes son transitorios; pero ¿son inmutables las leyes mismas? Si se considera a las leyes como las pautas mismas del ser y del devenir, entonces debieran cambiar junto con las cosas mismas; por lo menos, debe admitirse que, al emerger nuevos niveles, sus cualidades peculiares se relacionan entre si mediante nuevas leyes. Por ejemplo, las leyes de la economía han emergido en el curso de la historia sobre la base de otras leyes (biológicas y psicológicas) y, más aún, algunas de ellas cambian con el tipo de organización social. Por supuesto no todos los hechos singulares conocidos han sido ya convertidos en casos particulares de leyes generales; en particular, los sucesos y procesos de los niveles superiores han sido legalizados sólo en pequeña medida. Pero esto se debe en parte al antiguo prejuicio de que lo humano no es legal, así como a la antigua creencia pitagórica de que solamente las relaciones numéricas merecen llamarse “leyes científicas”. 101
    • Debiera emplearse el stock integro de las herramientas conceptuales en la búsqueda de las leyes, de la mente y de la cultura; más aún, acaso el stock de que se dispone es insuficiente y sea preciso inventar herramientas radicalmente nuevas para tratar los fenómenos mentales y culturales, tal como el nacimiento de la mecánica moderna hubiera sido imposible sin la invención expresa del cálculo infinitesimal. Pero el ulterior avance en el progreso de la legalización de los fenómenos no físicos requiere, por sobre todo, una nueva actitud frente al concepto mismo de ley científica. En primer lugar, es preciso comprender que hay muchos tipos de leyes (aun dentro de una misma ciencia), ninguno de los cuales es necesariamente mejor que los tipos restantes. En segundo lugar, debiera tornarse un lugar común entre los científicos de la cultura el que las leyes no se encuentran por mera observación y el simple registro, sino poniendo a prueba hipótesis: los enunciados de leyes no son, en efecto, sino hipótesis confirmadas. Y ¿cómo habríamos de emprender la confección de hipótesis científicas si no presumiéramos que todo singular es legal?12) La ciencia es explicativa: intenta explicar los hechos en términos de leyes, y las leyes en términos de principios. Los científicos no se conforman con descripciones detalladas; además de inquirir como son las cosas, procuran responder a por qué: por qué ocurren los hechos como ocurren y no de otra manera. La ciencia deduce proposiciones relativas a hechos singulares a partir de leyes generales, y deduce las leyes a partir de enunciados nomológicos aún más generales (principios). Por ejemplo, las leyes de Kepler explicaban una colección de hechos observados del movimiento planetario; y Newton explicó esas leyes deduciéndolas de principios generales, explicación que permitió a otros astrónomos dar cuenta de las irregularidades de las órbitas de los planetas, que eran desconocidas para kepler. Solía creerse que explicar es señalar la causa, pero en la actualidad se reconoce que la explicación causal no es sino un tipo de explicación científica. La explicación científica se efectúa siempre en términos de leyes, y las leyes causales no son sino una subclase de las leyes científicas. Hay diversos tipos de leyes científicas y, por consiguiente, hay una variedad de tipos de explicación científica: morfológicas, cinemáticas, dinámicas, de composición, de conservación, de asociación, de tendencias globales, dialécticas, teleológicas, etc. La historia de la ciencia enseña que las explicaciones científicas se corrigen o descartan sin cesar. ¿Significa esto que son todas falsas? En la ciencia fáctica, la verdad y el error no son del todo ajenos entre sí: hay verdades parciales y errores parciales: hay aproximaciones buenas y otras malas. La ciencia no obra como Penélope, sino que emplea la tela tejida ayer. Las explicaciones científicas no son finales pero son perfectibles. 102
    • 13) El conocimiento científico es predictivo: trasciende la masa de los hechos experiencia, imaginando cómo puede haber sido el pasado y cómo podrá ser el futuro. La predicción es en primer lugar, una manera eficaz de poner a prueba las hipótesis; pero también es la clave del control o aun de la modificación del curso de los acontecimientos. La predicción científica, en contraste con la profecía, se funda sobre leyes y sobre informaciones específicas fidedignas, relativas al estado de cosas actual o pasado. No es del tipo “Ocurrirá E”, sino más bien de este otro “Ocurrirá E’ siempre que suceda C’, pues siempre que sucede C es seguido por o está asociado con E’. ‘C’ y ‘E’ designan clases de sucesos, en tanto que ‘C’” y ‘E’” denotan los hechos específicos que se predicen sobre la base del o los enunciados que conectan a C con E en general. La predicción científica se caracteriza por su perfectibilidad antes que por su certeza. Más aún, las predicciones que se hacen con la ayuda de reglas empíricas son a veces más exactas que las predicciones penosamente elaboradas con herramientas científicas (leyes, informaciones específicas y deducciones); tal es el caso, con frecuencia, de los pronósticos meteorológicos, de la prognósis médica y de la profecía política. Pero, en tanto que la profecía no es perfectible y no puede usarse para poner a prueba hipótesis, la predicción es perfectible y, si falla, nos obliga a corregir nuestras suposiciones, alcanzando así una inteligencia más profunda. Por esto la profecía exitosa no es un aporte al conocimiento teórico, en tanto que la predicción científica fallida puede contribuir a él. Puesto que la predicción científica depende de leyes y de items de información específica, puede fracasar por inexactitud de los enunciados de las leyes o por imprecisión de la información disponible. (También puede fallar, por supuesto, debido a errores cometidos en el proceso de inferencia lógica o matemática que conduce de las premisas (leyes e información) a la conclusión (enunciado predictivo). Una fuente importante de fallas en la predicción es el conjunto de suposiciones acerca de la naturaleza del objeto (sistema físico, organismo vivo, grupo social, etc.) cuyo comportamiento ha de predecirse. Por ejemplo, puede ocurrir que creamos que el sistema en cuestión está suficientemente aislado de las perturbaciones exteriores, cuando en rigor éstas cuentan a la larga; dado que la aislamiento es una condición necesaria de la descripción del sistema con ayuda de un puñado de enunciados de leyes, no debiera sorprender que sea tan difícil predecir el comportamiento de sistemas abiertos tales como el océano, la atmósfera, el ser vivo, o el hombre. Puesto que la predicción científica se funda en las leyes científicas, hay tantas clases de predicciones como clase de enunciados nomológicos. Algunas leyes nos permiten predecir resultados individuales, aunque no sin error si la predicción se refiere al valor de una cantidad. Otras leyes, incapaces de decirnos nada acerca del comportamiento de los individuos (átomos, personas, etc.) son en cambio la base para la predicción de algunas 103
    • tendencias globales y propiedades colectivas de colecciones numerosas de elementos similares son las layes estadísticas. Las leyes de la historia son de este tipo; y por esto es, casi imposible la predicción de los sucesos individuales en el campo de la historia, pudiendo preverse solamente el curso general de los acontecimientos.14) La ciencia es abierta: no reconoce barreras a priori que imiten el conocimiento. Si un conocimiento fáctico no es refutable en principio, entonces no pertenece a la ciencia sino a algún otro campo. Las nociones acerca de nuestro medio natural o social, o acerca del yo, no son finales; “están todas en movimiento, todas son falibles. Siempre es concebible que pueda surgir una nueva situación (nuevas informaciones o nuevos trabajos teóricos) en que nuestras ideas, por firmemente establecidas que parezcan, resulten inadecuadas en algún sentido. La ciencia carece de axiomas evidentes; incluso los principios más generales y seguros son postulados que pueden ser corregidos o reemplazados. A consecuencia del carácter hipotético de los enunciados de leyes, y de la naturaleza perfectible de los datos empíricos, la ciencia no es un sistema dogmático y cerrado sino controvertido y abierto. O, más bien, la ciencia es abierta como sistema porque es falible y por consiguiente capaz de progresar. En cambio, puede argüirse que la ciencia es metodológicamente cerrada, no en el sentido de que las reglas del método científico sean finales, sino en el sentido de que e autocorrectiva: el requisito de la verificabilidad de las hipótesis científicas basta para asegurar el progreso científico. Tan pronto como ha ido establecida una teoría científica, corre el peligro de ser refutada o, al menos, de que se circunscriba su dominio. Un sistema cerrado de conocimiento fáctico, que excluya toda ulterior investigación, puede llamarse sabiduría pero es en rigor un detritus de la ciencia. El sabio moderno, a diferencia del antiguo, no es tanto un acumulador de conocimientos como un generador de problemas, por consiguiente, prefiere los últimos números de las revistas especializadas a los manuales, aún cuando estos últimos sean depósitos de verdad más vastos y fidedignos que aquéllas. El investigador moderno ama la verdad pero no se interesa por las teorías irrefutables. Una teoría puede haber permanecido intocada no tanto por su alto contenido de verdad cuanto porque nadie la ha usado. No se necesita emprender una investigación empírica para probar la tautología de que ni siquiera los científicos se casan con solteronas. Los modernos sistemas de conocimiento científico son como organismos en crecimiento mientras están vivos cambian sin pausa. Ésta es una de las razones por las cuales la ciencia es éticamente valiosa: porque nos recuerda que la corrección de errores es tan valiosa como el no cometerlos, y que probar cosas nuevas e inciertas es preferible a rendir culto a las viejas y garantizadas. La ciencia, como los organismos, cambia a la vez internamente y debido a sus contactos con sus vecinos; esto es, resolviendo sus problemas específicos y siendo útil en otros campos. 104
    • 15) La ciencia es útil: porque busca la verdad, la ciencia es eficaz en la provisión de herramientas para el bien y para el mal. El conocimiento ordinario se ocupa usualmente de lograr resultados capaces de ser aplicados en forma inmediata; con ello no es suficientemente verdadero, con lo cual no pude ser suficientemente eficaz. Cuando se dispone de un conocimiento adecuado de las cosas es posible manipularlas con éxito. La utilidad de la ciencia es una consecuencia de su objetividad: sin proponerse necesariamente alcanzar resultados aplicables, la investigación los provee a la corta o a la larga. La sociedad moderna paga la investigación porque ha aprendido que la investigación rinde. Por este motivo, es redundante exhortar a los científicos a que produzcan conocimientos aplicables: no pueden dejar de hacerlo. Es cosa de los técnicos emplear el conocimiento científico con fines prácticos, y los políticos son los responsables de que la ciencia y la tecnología se empleen en beneficio de la humanidad. Los científicos pueden, a lo sumo, aconsejar acerca de cómo puede hacerse uso racional, eficaz y bueno de la ciencia. La técnica precientífica era primordialmente una colección de recetas pragmáticas no entendidas, muchas de las cuales desempeñaban la función de ritos mágicos. La técnica moderna es, en medida creciente aunque no exclusivamente ciencia aplicada. La ingeniería es física y química aplicadas, la medicina es biología aplicada, la psiquiatría es psicología y neurología aplicadas; y debiera llegar el día en que la política se convierta en sociología aplicada. Pero la tecnología es más que ciencia aplicada: en primer lugar, porque tiene sus propios procedimientos de investigación, adaptados a circunstancias concretas que distan de los casos puros que estudia la ciencia. En segundo lugar, porque toda la rama de la tecnología contiene un cúmulo de reglas empíricas descubiertas antes que los principios científicos en los que –si dichas reglas se confirman- terminan por ser absorbidas. La tecnología no es meramente el resultado de aplicar o conocimiento científico existente a los problemas prácticos: la tecnología viva es, esencialmente, el enfoque científico de los problemas prácticos, es decir, el tratamiento de estos problemas sobre un fondo de conocimiento científico y con ayuda del método científico. Por esto la tecnología, sea de las cosas o de los hombres, es fuente de conocimientos nuevos. La conexión de la ciencia con la tecnología no es, por consiguiente, asimétrica. Todo avance tecnológico plantea problemas científicos, cuya solución puede consistir en la invención de nuevas teorías o de nuevas técnicas de investigación que conduzcan a un conocimiento más adecuado y a un mejor dominio del asunto. La ciencia y la tecnología constituyen un ciclo de sistemas interactúales que se alimentan el uno al otro. El científico toma inteligible lo que hace el técnico y éste provee a la ciencia de instrumentos y 105
    • de comprobaciones; y lo que es igualmente importante, el técnico no cesa deformular preguntas al científico, añadiendo así un motor externo al motorinterno del progreso científico. La continuación de la vida sobre la Tierradepende del ciclo del carbono: los animales se alimentan de plantas, las quea su vez obtienen su carbono de lo que exhalan los animales. Análogamente,la continuación de la civilización moderna depende en gran medida del ciclodel conocimiento: la tecnología moderna como ciencia, y la ciencia modernadepende a su vez del equipo y del estímulo que le provee una industriaaltamente tecnificada.Pero la ciencia es útil en más de una manera. Además de constituir elfundamento de la tecnología, la ciencia es útil en la medida en que se laemplea en la edificación de concepciones del mundo que concuerdan con loshechos, y en la medida en que crea el hábito de adoptar una actitud de libre yvaliente examen, en que acostumbra a la gente a poner a prueba susafirmaciones y a argumentar correctamente. No menor es la utilidad quepresta la ciencia como fuente de apasionantes rompecabezas filosóficos, ycomo modelo de la investigación filosófica.En resumen, la ciencia es valiosa como herramienta para domar lanaturaleza y remodelar la sociedad; es valiosa en sí misma, como clave parala inteligencia del mundo y del yo; y es eficaz en el enriquecimiento, ladisciplina y la liberación de nuestra mente. 106
    • ¿CÓMO SE CONSTITUYE UNA CIENCIA?Néstor A. Braunstein* Hay que aceptar una verdadera ruptura Entre el conocimiento sensible y el Conocimiento objetivo C. BACHELARD (La formación del espíritu Científico, Buenos Aires. Siglo XXI, 1972.)La respuesta a esta primera pregunta nos obliga a elegir uno de los tres caminos posibles: a) se afirma que la ciencia se constituye yendo de lo más simple a lo más complejo y que comienza por el conocimiento directo que los sentidos nos dan de las cosas. En otras palabras, que se llega al saber científico partiendo de las apariencias y por un movimiento progresivo que lleva desde lo evidente a lo desconocido. b) Se postula la existencia de una facultad especial del intelecto o del espíritu humano que le permite los fenómenos de un modo repentino y exacto, trascendiendo las engañosas apariencias que pudiesen ocultar esa esencia y c) Se sostiene que la ciencia no se apoya en las apariencias ni tampoco tiene como objetivo la búsqueda de esencias escondidas, que la ciencia se construye merced a un trabajo de producción de conceptos enfrentando a los datos de experiencia sensorial y a las convicciones espontáneas.El párrafo precedente es una presentación súper simplificada de las tres concepcionesepistemológicas (1) dominantes: al empirista o continuista: b) intuicionista o discontinuista,idealista y c) de la práctica teórica o discontinuista materialista (2).En lo sucesivo dejaremos de lado el análisis de la posición intuicionista por representar enla actualidad una actitud epistemológica superada y fundada en viejos prejuicios filosóficosque han sido derrocados, precisamente, por la constitución y el desarrollo teórico de lasciencias (3). Nos habremos de limitar, pues, a las dos concepciones vigentes en nuestrosdías: la empirista y la discontinuista materialista. Así como ha sido expuesto, el planteopuede parecer, a la vez, abstracto y simplista. Es imprescindible exponer algunosejemplos y, al mismo tiempo justificar porqué consideramos que sólo la segunda de estasconcepciones es correcta. 1) En la física: La experiencia cotidiana nos indica que los cuerpos caen porque son pesados. Si multiplicamos las experiencias y variamos sus condiciones podremos apreciar una y mil veces el mismo “hecho”: lo que es más pesado que el aire baja al* Braunstein. Néstor. A y otros. Psicología. Ideología y Ciencia. Ed. Siglo XXI México 1975 pp. 107
    • suelo, lo que es más liviano se eleva. Millones de constataciones serán inútiles para modificar o agregar algo a nuestro conocimiento fundado en los sentidos. Repetidamente sucedió así en la historia de la humanidad antes que Isaac Newton explicase la caída de los cuerpos y la apariencia que ellos tenían de ser “pesados” en función de una “fuerza de gravedad”. Este Concepto de “fuerza de gravedad” no previno de ninguna experiencia empírica personal como querría el mito (la célebre manzana) ni tampoco de una mágica inspiración: fue el resultado de la “importación” teórica de conceptos matemáticos, previamente producidos por otros científicos, a la física y de un planteo del problema de la caída de los cuerpos en términos abiertamente contradictorios con el “saber” de los sentidos. Los cuerpos no caían porque eran pesados y, al contrario, se podían entender su “ser pesados” como consecuencia de la relación que había entre la masa del cuerpo que caía, la masa de la tierra sobre la cual caía y el cuadrado de la distancia existente entre el cuerpo y el centro de la tierra. Indudablemente, no se podía alcanzar la comprensión de esta relación matemática que prescinde por completo de la apariencia de la caída por un simple proceso de incremento paulatino de los conocimientos a partir de la experiencia de cada día.2) En la astronomía: Durante milenios el hombre vio”salir” el sol por el este y “ocultarse” por el oeste. La doctrina egocéntrica de Ptolomeo parecía ser del todo indiscutible. Pero –ahora lo sabemos—la astronomía del Ptolomeo no era una ciencia, era una descripción de las apariencias. En el discurso ideológico (precientífico) que daba cuenta de los movimientos aparentes de los astros en el firmamento. Era la repetición de lo que “todos saben” en la medida que “todos” reconocen allí su vivencia de cada día o, lo que es lo mismo, en la medida en que “todos” desconocen la existencia de una estructura invisible, la del sistema solar, que permite explicar cómo se producen las apariencias que los presuntos científicos reproducen en sus libros. Y la astronomía sólo llegó a ser científica cuando Nicolás Copérnico pudo producir el concepto de la existencia de un doble movimiento simultáneo de la tierra alrededor de un eje imaginario y alrededor del sol. Estos conceptos no resultaban, claro está, de una apreciación sensorial. Copérnico no “vio” lo que “vio” con los ojos. Su teoría era el producto de una ruptura radical con las evidencias que sus ojos registraban en cada alborada y en cada crepúsculo. Su concepción “abstracta” de los movimientos reales de los astros se opuso a la fascinación de la experiencia “concreta” de los movimientos aparentes: recién entonces el firmamento fue verdaderamente inteligible.3) ¿Y en la química?: cualquiera sabe que el azúcar es blanca, dulce al paladar y se disuelve en agua. Mas cuando le preguntamos al químico qué es el azúcar, él nos dice “es casi en un 100% sacarosa”. Le contestamos: “¡Extraño nombre! Usted no nos ha contestado nada. Simplemente ha cambiado una palabra común por otra palabra menos conocida. ¿Qué es eso que usted llama sacarosa?” Y ahora ya no nos contesta nada. Toma una lapicera y dibuja estos signos extraños en una hoja de papel: 108
    • CH2OH H O CH2OH O H H OH H H OH H OH CH2OH O H OH HO H La respuesta es asombrosa: el azúcar es sacarosa y la sacarosa parece ser un jeroglífico. En ese dibujo no reconocemos ni la blancura, ni la dulzura, ni la solubilidad. Ahora queremos saber cómo llegó él a saber que el azúcar que tanto los químicos como nosotros usamos para endulzar el café es así, tan extraño. Y nos dirá que no fue mirando, ni oliendo, ni tocando, ni gustando lo que le vendía el almacenero. Alcanzó ese conocimiento trabajando teóricamente, utilizando conocimientos científicos anteriores, formulando hipótesis, poniéndolas a prueba. Todavía podría quedarnos una duda; ¿para qué sirve este difícil pasaje de lo concreto sensorial del azúcar a lo abstracto e irreconocible de la fórmula de la sacarosa? Y nuestro químico imaginario terminará con las últimas vacilaciones que nos restaban: lo abstracto de la fórmula de la sacarosa no proviene de lo dulce del sabor del azúcar; por el contrario, la dulzura del azúcar se explica por la estructura abstracta de la fórmula que él dibujó. Lo concreto del gusto se explica por lo abstracto de la fórmula insípida. Nos mostrará también en el papel que, alterando ciertos enlaces, se llega a obtener sustancias parecidas al azúcar pero con gustos distintos, que él puede planificar la preparación de otras sustancias dulces que no existen en la naturaleza antes que él las cree, etc4) En la biología: La situación no es distinta. La primera apariencia es que existen sobre la tierra múltiples especies radicalmente distintas: un pez, una paloma, un mono, un hombre, que son, a su vez, hijos de un pez, paloma, hombre. ¿Qué más natural que afirmar que esas especies existen desde siempre o desde que alguien las creó así, con esas características? Hasta hace poco más de cien años nadie hubiera discutido otra posibilidad. Recién en la segunda mitad del siglo XIX pudo afirmarse la doctrina teórica de la evolución de las especies en abierta ruptura con la evidencia de los reinos separados: animal, vegetal y mineral y de las clases, los géneros y las especies que previamente habían sido catalogados por los naturalistas. Y aun debieron pasar 100 años más hasta que hace menos de 20 años pudo demostrarse que la herencia dependía de modificaciones transmitidas en la manera de organizarse de ciertas moléculas relativamente simples: los ácidos nucleicos. ¿Qué relación, qué continuidad guarda esta explicación de la herencia por modificaciones en los ácidos ribo y desoxiribonucleícos con los datos aportados por nuestros sentidos? Claramente, ninguna. 109
    • De los cuatro párrafos anteriores podemos extraer la conclusión que ya veníaformulada desde el epígrafe de Bachelard puesto como encabezamiento delcapítulo: el conocimiento objetivo se constituye después de una ruptura con elconocimiento sensible o sensorial de los objetos. Las fórmulas de la gravedad, de lasacarosa, la estructura del sistema solar o las leyes de la evolución no son datosrecogidos por nuestros sentidos, ni encontrados en la naturaleza ni enigmasrevelados mágicamente al espíritu; son conocimientos producidos por los científicosa partir de la crítica de las apariencias y de las ideas que de modo más o menosespontáneo nos hacemos de las cosas. Crítica de lo que, desde ya, podemosdesignar como “ideología”. Pero también desde ya es necesario disipar unaconfusión. Si, siguiendoa Machery y Althusser, aceptamos que la ciencia es cienciade una ideología a la que critica y explica, no puede ser menos cierto que para quesurja el conocimiento científico es necesario que previamente haya habido unaideología a la cual criticar. La ideología es el saber precientífico, es el conocimientodel movimiento aparente, es el reconocimiento de los modos de aparición de lascosas y es el desconocimiento de la estructura que produce la apariencia. Por lotanto, es el imprescindible paso previo a la construcción de una teoría científica.Entre el saber ideológico y el conocimiento científico hay un claro corte (rupturaepistemológica) pero también hay una relación indisoluble que los liga y los implicarecíprocamente. Un término necesita del otro y, sin embargo, entre ellos, no hayarmonía sino lucha. Toda ciencia se alza críticamente contra una ideología quetenía vigencia en ese campo (recuérdese el ejemplo de las teorías de Ptolomeo yCopérnico: sin la ideología ptolomeica no hubiese podido producirse la cienciacopernicana). Para ser reconocida como tal, sin embargo, la ciencia debe desalojara la ideología. A veces termina rápidamente con ella; a veces no. Veamos a partirde los mismos ejemplos, cómo sucede esto.Cuando Newton formuló sus principios sobre la gravitación fue posible explicarmediante las mismas leyes la caída de los cuerpos y los movimientos regulares delos astros. No faltó entonces quien se sintiera molesto. Los argumentos esgrimidoscontra Newton eran de este corte: “Todos sabemos como se regulan losmovimientos de las cosas. La física es un conocimiento sencillo que se alcanza porintuición y pertenece al común de las gentes. La ruptura con la experiencia y sumatematización nos alejan de la maravillosa simplicidad de la vida.” Lógicamente,esta oposición ideológica al conocimiento científico no podía tener mucho éxito. Lafísica de Newton permitía orientar los telescopios hacia un punto predeterminado enel papel y encontrar allí un planeta desconocido, permitía resolver delicadosproblemas de balística, etc. ¿Qué realizaciones podía oponer a esto la físicaintuitiva de sus adversarios? Y, además fuera de algunos presuntos “científicos” quepasaban a la categoría de charlatanes, ¿a quién podía molestar que los físicosexplicasen los movimientos de los astros y los predijesen? Por supuesto, a casinadie.Pero fue muy distinto cuando alguien, mucho antes que Newton produjese susfórmulas, sostuvo que entre esos astros que se movían debía contarse también a latierra. El libro de Copérnico figuró durante más de 300 años en el Index de los librosprohibidos por la iglesia. Giordano Bruno fue quemado vivo por sostener esasideas. Galileo fue obligado a retractarse públicamente de sus “errores”. ¿Por qué? 110
    • Se sabe: porque la teoría heliocéntrica modifica la concepción reinante sobre elpuesto del hombre en el universo. De un mundo en el que los hombres eran centrode un espacio infinito y estaban construidos a imagen y semejanza de un Diosomnipotente que designaba sus vicarios en la tierra para que los condujeseespiritualmente como los pastores a sus ovejas y con sus autoridades realescargadas de un poder que emanaba de la gracia de ese Dios, debía pasarse a ununiverso sin centro y esta tierra sobre la que algunos reinaban tan orgullosospasaban a ser una minúscula comarca perdida en el espacio. La revolucióncientífica de Copérnico sacudía algunos de los cimientos del poder. Así se explica laferocidad de la oposición que la ideología empleó contra la ciencia astronómica. Porotra parte, esa astronomía no ofrecía, de inmediato, soluciones a problemasprácticos existentes en ese momento histórico en la producción, en el comercio o enla guerra. La astronomía copérnica no era socialmente indispensable y erapeligrosa, subversiva, para la ideología dominante.El destino de la química fue similar al de la física newtoniana. Cuando surgió, mejordicho, cuando sus conceptos fundamentales fueron trabajados por Lavoisier y porDalton, no encontró casi oposición. La química no alteraba de ninguna manera lasrelaciones de los hombres con el poder y ofrecía respuestas inmediatas ynovedosas a acuciantes problemas del trabajo y de la guerra. Había un verdaderointerés de los sectores dominantes de la sociedad en el desarrollo de la química:nuevas tinturas para los tejidos, modernos explosivos para mover montañas y paraemprender conquistas territoriales. ¿Qué resistencia podían oponer a este empujelos encantadores, esotéricos, misteriosos tratados de alquimia?.¿Fue también así para la biología? No. Las teorías de Carlos Darwin despertaronun revuelo cargado de ruido y furor. En 1930 todavía comparecían a juicio y erancondenados los maestros norteamericanos que se atrevían a difundir entre susalumnos las tesis evolucionistas. Es que la doctrina de Darwin venía también, comola astronomía heliocéntrica, a alterar el puesto del hombre en el universo y a ponerindirectamente en tela de juicio a las estructuras de la dominación. El hombre dejaba de estar separado por un abismo de los animales y pasaba a ser un parientede ellos que se había diferenciado en el curso de la historia. Ya no era más laperfección lograda en el punto de partida por un designio superior; pasaba a ser unmomento en un proceso de evolución comenzando cientos de miles de años antesy nunca acabado. La ciencia de la biología fue combatida en la medida en queatacaba las representaciones que eran necesarias para el mantenimiento del ordensocial constituido. Puede verse en este ejemplo la relación que existe entre las dosacepciones que hemos detectado hasta el momento para el vocablo “ideología”. Lasclases dominantes requieren, producen y sostienen una ideología que tiende aconservar el estado de cosas basado en la dominación: es la acepción política deltérmino. En función de sus intereses se oponen a la aparición y el desarrollo de unaciencia capaz de conmover los fundamentos del poder; en el plano teórico serecurre entonces a las representaciones “espontáneas” y “naturales”, a lasapariencias, a nociones que son incompatibles con los conceptos de la ciencia: esla acepción epistemológica de “ideología”.Sintetizando: la ideología que opera a partir de las evidencias aportadas por lossentidos se opone siempre al surgimiento de las ciencias que dan cuenta de cómo 111
    • se producen las apariencias y cuál es la oculta estructura de lo real. El enfrentamiento entre la ideología y la ciencia es transitorio y de poca importancia cuando el descubrimiento científico se refiere a las cosas que sirven de materias primas o de instrumentos en el proceso de trabajo, en otros términos, cuando la ciencia puede actuar como estímulo para el desarrollo de las fuerzas de producción. Por el contrario, la ciencia debe chocar con la violencia despiadada de las estructuras del poder cuando sus elaboraciones afectan directa o indirectamente a la representación del lugar que los hombres, los agentes del proceso de trabajo, ocupan en el mundo social, cuando las consecuencias se ejercen sobre las relaciones de producción. Es por eso que los sectores dominantes de la sociedad podían apoyar el surgimiento de la física y de la química. Y es también por eso que debían oponerse al desarrollo de una astronomía y de una biología científica. Breve exposición de marxismoLa exposición esquemática que llevamos realizada con ejemplos tomados de la física, laastronomía, la química y la biología opera como una necesaria introducción paracomprender cómo surgen, qué novedades aportan y que obstáculos debían de mododominante de aquí en más: el materialismo histórico y el psicoanálisis.Porque las oposiciones planteadas a la astronomía y a la biología resultan íntimas frente ala negativa, las prohibiciones y las deformaciones con que se pretende obstruir, degradar,tergiversar y destruir a la ciencia de las sociedades y de la historia, el materialismohistórico. ¿Cuáles son las tesis del materialismo histórico que despiertan semejanteintolerancia? ¿Qué demostraciones produjo Marx del siglo XIX que aun hoy no pueden seruniversalmente reconocidas entre las adquisiciones más preciosas alcanzadas por elentendimiento humano? ¿Qué relación guardan la magnitud de sus descubrimientos y lasdificultades con que tropiezan su enseñanza y divulgación? ¿Por qué, a más de cien añosde su primera edición El Capital es quemado en las calles de Santiago de Chile?.Las apariencias nos permiten “ver” que los hombres no viven aislados sino que estánorganizados en países, en sociedades. Que en cada una de esas sociedades vive unapoblación de 72 millones de habitantes distribuidos en una superficie de x kilómetroscuadrados. Que esos habitantes están cohesionados entre sí por lazos (a veces poroposiciones) de tipo lingüístico, racial, etc. Y que comparten ideas de nacionalidad quetienden a mantener la cohesión de ese todo social. Que existe una institución suprema, elEstado que regula y legisla sobre las actividades de la población. Que esos hombres, parasobrevivir como hombres, producen bienes en función de una división del trabajo que lesparece natural y que el Estado tiende a mantener y organizar. Que, además de dividirsetécnicamente el trabajo, existe una división social del mismo que hace que algunostrabajen en las tierras y que otros sean los dueños de esas tierras, que algunos elaborenindustrialmente los productos de la tierra mientras otros son los dueños de las fábricas,etc. Que la función del Estado, según se manifiesta explícitamente, consiste en armonizarlos distintos sectores para alcanzar estadios de bienestar creciente y que la historia puedeser vista como un tránsito gradual de las sociedades desde condiciones de miseriageneralizada hasta el modelo que supondrían las actuales potencias industrializadas conriquezas casi infinitas y marcada capacidad de despilfarro 112
    • Esto es lo que se “ve”. Son las apariencias, la ideología precientífica. Al realizar la críticade esta ideología Marx demostró que, en realidad, “hay que buscar la anatomía de lasociedad civil en la economía política”. Es decir: la clave para entender la organización dela sociedad se encuentra en el “modo de producción”, esto es, en la forma en que organizael trabajo humano dentro de ese marco social. Para producir los bienes necesarios a susupervivencia, los hombres entran en relaciones entre sí y con las materias primas y losinstrumentos con los que trabajan que son independientes de su conciencia y de suvoluntad. El conjunto de estas fuerzas productivas y de estas relaciones de producciónconstituyen la base o la infraestructura económica sobre la que se levanta el edificio de lasociedad humana tal como la vemos, con sus instituciones y sus leyes que tienden aregular las relaciones y las conductas de los grupos y de los hombres aislados. Y esteconjunto de instituciones y leyes cuya máxima manifestación visible es el aparato delEstado configura una superestructura jurídico-política que tiende a mantener el modo deproducción vigente en un momento histórico dado, previniendo y oponiéndose a todo loque puede significar una modificación radical del orden social y de las relaciones deproducción.El materialismo histórico demostró además que junto a ese aparato de leyes y organismosrepresivos se instala en cada uno de los individuos que entra en los procesos sociales unamanera de pensar y de actuar, un sistema de representaciones y comportamientoscongruentes con lo que se espera de esos individuos. Así se configura otrasuperestructura que impone la reproducción de las relaciones de producción en cadasujeto que interviene en los procesos sociales: en la instancia ideológica. En síntesis quelas sociedades humanas pueden ser comprendidas, en un principio y de modo a unimperfecto, por comparación con un edificio cuya infraestructura, base o cimiento es laproducción de bienes materiales, caracterizado por un cierto tipo de relaciones entre losagentes de la producción (p. ej.: capitalistas y asalariados); esta base integra la instanciaeconómica. 113
    • LA TEORÍA Y LOS HECHOS EN LAS CIENCIAS (PRONUNCIAMIENTO ANTIEMPIRISTA) “Es que una verdead nueva no es posible contentarse con darle su lugar, pues de lo que se trata es de tomar nuestro lugar en ella”. Jacques LacanI. LA LUCHA POR LA HEGEMONÍA EPISTEMOLÓGICA.Para entrar en materia es necesario hacer una distinción capital entre dos corrientesepistemológicas*. Una de ellas, que sin duda representa la tendencia hegemónica(dominante), sostiene la existencia de la CIENCIA; la otra tendencia, que en relación conla primera es subordinada, afirma la realidad de LAS CIENCIAS. Esta distinciónaparentemente semántica y trivial traduce concepciones epistemológicas opuestas queconviene discutir brevemente.Si sostenemos que LA CIENCIA es un cierto momento histórico, designa todo elconocimiento científico surgido hasta entonces, estamos necesariamente suponiendo queexiste “algo en común” entre las diversas disciplinas científicas que justifica plenamente suinclusión dentro del mismo contexto. Ese “algo” es sin duda el que se ha dado en llamar elmétodo científico. Precisemos, para esta corriente y digámoslo de una vez, para elempirismo lógico* , el método hipotético deductivo aplicado con rigor en cualquier área delconocimiento, permite generar conocimiento científico, para esta tendencia epistemológicalas teorías son, en el mejor de los casos, un componente más del conocimiento cuando novana especulación (volveré sobre esto más adelante). En otros términos, si para elempirismo lógico el método es, con mucho, lo más distintivo de la actividad científica,resulta de una lógica aplastante la existencia de LA CIENCIA.La otra postura epistemológica que traeré a la confrontación, al afirmar la realidad de LASCIENCIAS parte del conocimiento de que en la naturaleza existen procesoscualitativamente distintos (físicos, químicos, biológicos, psicológicos y sociales) y es laapropiación que hace el conocimiento de cada una de estas especificidades diferentes, laque da lugar al surgimiento de las diversas teorías, que a su vez determinan suscorrespondientes métodos de investigación. Aquí el método está subordinado a la teoría* La epistemología es una disciplina filosófica que se ocupa del estudio del proceso de conocimiento. Tal procesoconcluye los aspectos diacrónicos de éste, es decir las modificaciones o transformaciones que sufre el conocimiento ensu devenir; y los aspectos sincrónicos: las relaciones de los diferentes tipos y niveles de conocimiento, es necesariointentar adquirir una visión “desde fuera” del propio proceso de conocimiento donde el sujeto cognoscente se encuentrainmerso; sólo de esta manera surge la posibilidad de captar porqué el proceso de conocimiento posee una determinadaestructura que hoy día lo caracteriza (sincronía) y cómo llegó a ser lo que es (diacronía). De lo anterior se desprende quela epistemología es una disciplina en constante cuestionamiento y modificación, arena de la lucha ideológica (véaseadelante) en donde se dirimen asuntos cruciales para el conocimiento.* Se suele considerar que esta corriente filosófica, cuyos antecedentes provienen tanto del empirismo (en sus diversasescuelas) como del positivismo, surge propiamente con el llamado circulo de Viena hacía la segunda década del presentesiglo. Estos filósofos con diferentes orientaciones tenían en común su rechazo a toda filosofía de carácter especulativo yel que consideraban que el criterio de significación de cualquier proposición era su verificabilidad empírica. Se usa eladjetivo de “lógico” porque a diferencia del llamado empirismo de referencia, los empiristas lógicos presentaban granatención a la lógica y a las matemáticas. 114
    • que le asigna sus peculiaridades, a diferencia de lo que sostiene el empirismo lógico. Eneste mismo orden de ideas, las ciencias desarrollan un grado de desarrollo desigual. Enun extremo se encuentra la física, que tiene una prolongada historia con varias2revoluciones” a nivel de la teoría (la mecánica Newtoniana, la Física Relativista, laMecánica Cuántica) con otras cuantas transformaciones en la forma (métodos) y en elcontenido de lo que ha de preguntársele a la naturaleza; en el otro extremo está laBiología, que carece todavía de una teoría general de los aspectos ontogénicos de la vidaque se refiere a las formación y desarrollo del organismo considerado con independenciade la especie (no confundir con la embriología que es una teoría descriptiva de laontogenia intrauterina); tal ausencia en Biología es todavía más contrastante si advertimosque ha transcurrido más de un siglo de la publicación del origen de las especies quemarca la emergencia del evolucionismo como teoría general de los aspectos filogénicos dela vida. Si bien el empirismo lógico no niega la existencia de las ciencias como tal, al privilegiar elmétodo instaura otra concepción de lo que es el desarrollo de una ciencia, a saber: lamedida en la cual las matemáticas hayan incursionado en su campo de estudio será lamedida de su cientificidad. De acuerdo a lo anterior, las ciencias menos desarrolladas sonlas humano-sociales por las dificultades de medición que plantean y por la insipientematematización de sus conceptos; poco importa la existencia o ausencia de una teoríaexplicativa que haya accedido a la objetividad predominante (véase adelante).Otro aspecto de la corriente filosófica antiempirista, directamente relacionado con laespecificidad de cada ciencia, es el reconocer la autonomía relativa que tiene entre si; esdecir, cada ciencia tiene su propio espacio teórico y practico (metodológico) que esirreducible a otras ciencias, por más que en ciertos momentos históricos en el devenir deuna ciencia determinada, dicho espacio sea aparentemente ocupado por otras; tal es elcaso, por ejemplo, de la Física y de la Química con respecto a la Biología (biofísica ybioquímica).A esa tendencia filosófica que hemos contrapuesto el empirismo lógico, la designaréademás de antiempirista, como antirreduccionista y discontinuista, lo cual será más claro(espero) durante el desarrollo de este ensayo.Podemos entrever desde ahora, que toda actividad humana (social), y el conocimientocientífico no es la excepción, esta condicionada por una serie de influencias de diversaíndole, que traducen otras tantas tendencias sociales* y es merced al predominio de unas* Por tendencia social entenderemos a cualquier poder colectivo capas de llevar a su realización práctica diversasconcepciones, valores, representaciones, necesidades, intereses, etc. La eficacia social de cualquier concepción, teoría,etc, depende de que se haya constituido en una tendencia, es decir, que se materialice en una práctica específica que ledé propiamente existencia social. En el seno de una sociedad a cada tendencia suele corresponder una contratendencia detal manera que en todo momento existe un conflicto o lucha de tendencias (manifiesto o latente). Las relaciones entre lastendencias son característicamente desiguales, predominando unas sobre las otras, lo que lleva a primer plano larealización práctica de ciertas ideas y concepciones en detrimento de otras. El poder de una tendencia no radicaexclusivamente en la coerción física que ejerza sobre su contratendencia sino muy especialmente en la medida de suexistencia práctica, profundamente anclada en el hacer cotidiano. La fuerza del empirismo lógico no se sustenta en suspremisas teóricas que son deleznables como veremos adelante, sino por que se encuentra en estado práctico y de maneraabrumadora en la forma en que se lleva a cabo cualquier actividad científica; aparece ante la conciencia de losinvestigadores como la única forma posible de la práctica científica. 115
    • tendencias sobre otras, que las actividades sociales se desarrollan en cierta dirección y noen otra (véase adelante).II. ACERCA DE LAS CONDICIONES SOCIALES DE TODO TRABAJO.La preponderancia del empirismo lógico dentro de la filosofía en nuestros días, de lamisma manera como en su momento lo tuvieron otras orientaciones filosóficas en el cursode la historia del pensamiento, surge de una compleja interacción de tendencias socialesque determinan las características de la ideología dominante** desde que existen lassociedades divididas en clases, surge una forma de división social del trabajo que persiste,bajo modalidades cambiantes, hasta la actualidad, la polaridad: trabajo de dirección /trabajo de ejecución, que es la que es llamada división técnica del trabajo. En otrostérminos, dentro de la división del trabajo (incluida la práctica científica) encontramos dosejes de demarcación que expresan no solamente como se distribuyen las tareas de unasociedad, sino que expresan relaciones de dominio / subordinación del trabajo intelectual yde dirección (dominantes) con respecto al trabajo manual y de ejecución (subordinados).Lo anterior no designa una tajante decisión, se refiere a grados de dominio entre uno yotro extremo de cada polaridad ya que, en forma estricta, no existe quien trabajeexclusivamente con la “cabeza” o con las “manos” o el que únicamente dirija un procesode trabajo o se limite a ejecutar ciertas labores. Lo importante a retener aquí es que en laintrincada complejidad de las relaciones sociales, existe una demarcación a partir de lacual los lugares que ocupan los sujetos en el proceso de trabajo, se inscriben ya sea en lavertiente dominante (trabajo intelectual y trabajo de dirección) o bien en la subordinada(trabajo manual y trabajo de ejecución) y aún en el interior de cada uno de estossubconjuntos, se reproduce también esta relación de domino / subordinación dependiendode las combinaciones posibles.Se encuentra, por ejemplo, dentro del trabajo intelectual una tendencia creciente hacia lastareas de ejecución (véase adelante), y en el seno del trabajo manual ciertas labores dedirección.Ahora bien, todo proceso de trabajo es una forma de apropiación cognoscitiva de lanaturaleza incluido lo humano social. Por ejemplo, el que algunos procesos tengan comopropósito las confección de un zapato y otros el demostrar una partícula subatómica de laque hay altas probabilidades hipotéticas de su existencia, en nada cambia lo anterior. Eltrabajo intelectual y el de dirección ejercen mancomunadamente el control de la enormediversidad de los procesos de trabajo y es esta una de las razones de su dominancia conrelación al trabajo manual y al de ejecución. Sin embargo, el control de un proceso de** Por ideología dominante se entiende en este trabaja al conjunto de concepciones, valores y representaciones que en unmomento histórico dada han arribado la vigencia social, condicionando lo que puede y no puede decirse, y lo que puedey no puede hacerse, en una esfera determinada del acontecer social (economía, política científico técnica, educativa,etc.). Se trata de la tendencia social dominante en el ámbito de las ideas en cada una de las esferas de la práctica socialreferidas. La vigencia social ha de contemplarse como un predominio y no como un fenómeno de tipo umbral (todo onada), por lo mismo los límites de lo permisible en el decir y en el hacer se refieren al contenido del discurso y a laforma que adquieren las actividades en el interior del estado y en las diversas organizaciones de la llamada sociedadcivil. Por ejemplo, el discurso anarquista es marginal en una sociedad donde domina la ideología jurídica; al trabajo(práctica) técnico no especializado, se le cierran los espacios en una sociedad donde avasalla la ideología de laespecialización como en los países altamente industrializados; al trabajo teórico, dentro del conocimiento científico, sele dedican muy posos esfuerzos y suscita escaso interés, por la supremacía del empirismo; etc. 116
    • trabajo no es el único requisito para tener acceso a todo el conocimiento que deriva deéste.Toda actividad humana organizada supone aspectos teóricos y prácticos y la posibilidadde conocimiento surge de la fusión de ambos*. La división del trabajo en su forma actualrepresenta un obstáculo colosal y en gran medida infranqueable para que el proceso detrabajo sea, al propio tiempo, un proceso de conocimiento integral para los que en éllaboran. El trabajo intelectual y el de dirección son dominantes en el proceso de trabajo,pero su restricción a dichas funciones, les imposibilita tener acceso a ese conocimientoque es propio de las labores de ejecución y manuales. Las limitaciones que impone ladivisión del trabajo son estrictas y aún coercitivas. Todo ocurre de tal manera que a cadauno de los participantes en el proceso de trabajo, sólo le es permisible conocer desde laperspectiva del lugar que ocupa en la división del trabajo y de ahí su concepción parcial ytendenciosa de “la realidad” en que está inmerso. En la práctica científica se presentanalgunas diferencias que se analizarán posteriormente.Si con el desarrollo industrial los medios de trabajo se concentraron y se centralizarondesplazando al trabajador manual, en la actualidad asistimos a una progresivatecnificación y automatización; con el empleo creciente de las computadoras, lasdecisiones se concentran y centralizan cada vez más, puede afirmarse que el proceso dedirección es ahora el objetivo del avance tecnológico, es decir, cada vez en menor mediadla actividades de dirección de un conjunto de tareas es potestad del trabajador. Sedesplaza gradualmente a los trabajadores intelectuales de los sitios de dirección. Los otrosdirectores se han convertido en guardianes y procesadores de los datos aportados por lasmáquinas, existe un desplazamiento tendencial hacia las labores de ejecución.Este panorama de la división del trabajo se completa con el surgimiento de laespecialización que se extiende y se profundiza rápidamente hasta alcanzar todas lastareas. Es legitimo afirmar que en la actualidad, no existe una actividad humana (técnica ocientífica) por restringida que parezca, que no se considere bajo el dominio de unaespecialista. Tal situación contribuye a perpetuar una concepción atomizada y dispersa delmundo, donde germina la idea de que cada pequeño compartimiento del saber y del haceres independiente de lo demás y de aquí se deriva que lo único necesario en cuanto alconocimiento, es lo relacionado con la propia especialidad. De la misma manera, losúnicos juicios autorizados sobre ésta sólo pueden provenir de su interior. Poco importa loque se diga lo decisivo es de que lugar se dice, o lo que es lo mismo, quién lo dice. Todosucede de tal manera que una vez iniciado el camino, una vez que el sujeto está inmersodentro de un determinado subconjunto de actividades ese será el espacio de conocimientodonde se le reconozca cierta autoridad para opinar, juzgar, proponer y de maneraconcomitante, estará desautorizado para emitir juicios sobre el acontecer social. Elespecialista se ve orillado cada vez más a restringirse a su especialidad u en esa medidase encuentra, también, crecientemente incapacitado para reflexionar sobre su propiaactividad como parte de un subconjunto y menos aún, sobre la ubicación de su quehacer,en el concierto del trabajo social en su totalidad. Se ve imposibilitado para ejercer una* Como puede advertirse estoy restringiendo la noción de conocimiento a esta circunstancial en que ocurre la unión de lateoría y su práctica correspondiente; invariablemente será considerado como conocimiento parcial al que deriva, porseparado, de cada una de la polaridades de la división del trabajo 117
    • crítica “desde fuera”, que le permita advertir la ideología dominante en el seno de suespecialidad.A ese conjunto de efectos que tiene la división del trabajo sobre los sujetos que estáninmersos en cualquier proceso de trabajo, cuyas particularidades hemos especificadoarriba, lo llamaré efecto de Separación/Aislamiento. Separación porque es inherente acualquier división del trabajo el que la tarea global de un subconjunto se reparta en tareasparciales diversas. Aislamiento en varios sentidos: tendencialmente los trabajadoresmanuales tienen cerrado el acceso a las actividades intelectuales del propio proceso detrabajo y los trabajadores intelectuales están cada vez más limitados para tener laperspectiva del trabajo manual. El desplazamiento tendencial hacia la ejecución (véaseantes) desliga al trabajador (intelectual o manual) del dominio del proceso laboral,impidiéndole el desarrollo de un enfoque integral de todo el proceso y lo más importante,lo sustrae del intercambio real de experiencias del trabajo con los demás ejecutores(intelectuales y manuales).Si ahora nos percatamos de que cada polaridad de la división del trabajo y laespecialización, engendran y producen otras tantas tendencias, i recordamos que unatendencia social supone la conjunción de aspectos teóricos (concepciones, valores, etc.) yprácticos quedará claro que el afecto de Separación/Aislamiento se erige como unobstáculo formidable para que el participante de un proceso de trabajo adquiera unconocimiento más allá de la tendencia de la que forma parte; la invariante será una visióncon determinado tipo de prejuicios, debido a las diversas restricciones que le impone suubicación dentro de cierta tendencia, es decir, una visión tendenciosa del acontecer social,incluida la práctica científica. La posibilidad de un conocimiento no tendencioso, premisadel conocimiento científico (véase adelante) surge, las más de las veces, de otrosespacios diferentes al del trabajo cotidiano, es decir, es “exterior” al proceso de trabajodonde el sujeto es configurado por el efecto de Separación/Aislamiento.Como cualquier otro proceso de trabajo, el trabajo científico no escapa a las coordenadasde la división del trabajo que he apuntado arriba. Se inscribe dentro de la vertiente deltrabajo intelectual lo cual impregna la concepción del mundo de los científicos. En este tipode labor la división; trabajo de dirección / trabajo de ejecución, se encuentra atenuada, yademás, no se manifiesta con la misma intensidad, el desplazamiento tendencial hacia laejecución, como en otros procesos de trabajo. En cambio, la especialización encuentra suexpresión más acabada en la forma actual del trabajo científico y es la principaldeterminante de un efecto de Separación/Aislamiento un tanto mitigado, debido a losesfuerzos desplegados por los integrantes de cada especialidad por compartir susexperiencias. Existen diferencias entre las llamadas ciencias naturales (física, química ybiología) y las llamadas ciencias humanas (psicología, antropología, sociología, historia)que se irán señalando a lo largo de este ensayo. Baste señalar por ahora, que en lasciencias naturales (con excepción de la biología), es el sujeto que realiza lasobservaciones es, hasta cierto punto, exterior al proceso que analiza, en cambio en lasciencias humanas, el observado es parte del proceso mismo, esté o no conciente de ello,lo que le permite mayores restricciones para adquirir una investidura de objetividad en elproceso (véase adelante).De cuanto queda dicho resultará evidente el porque en todas las épocas históricas, laTeoría ha tendido a desarrollarse con independencia de la Práctica: por el efecto de 118
    • Separación/Aislamiento. Este mismo efecto de la división del trabajo, determina el accesode corrientes filosóficas antitéticas a la vigencia social (véase antes) en tanto queideologías dominantes de la práctica científica. Me refiero a la añeja y recurrente lucha detendencias entre el materialismo y el espiritualismo, entre el idealismo y el realismo; entreel empirismo y el racionalismo; en todas sus variantes y matices. Cada una de esascorrientes filosóficas ha tenido, en su momento, la hegemonía epistemológicapretendiendo aportar una visión completa y acabada de la naturaleza. Si nos detenemosun momento nos daremos cuenta que aquellas oscilaciones de la ideología dominante deel seno de la filosofía, de alguna manera ilustran que en ciertos períodos históricos,ganaban el acceso a la vigencia social las concepciones que privilegiaban, el trabajointelectual, los aspectos teóricos y las capacidades intrínsecas del sujeto cognoscente enel proceso de conocimiento (espiritualismo, idealismo y racionalismo). Las contratendencias ubicaban la primacía justamente en lo relativo a la práctica, en todo lo que essupuestamente exterior al sujeto, como el conocimiento de la materia que nos circunda(materialismo), de la realidad que nos determina (realismo), o de la experiencia que nosinforma empirismo). Es precisamente por la división del trabajo, que toda tendencia teóricahabitualmente deviene en un fin en sí mismo (la historia es muy contundente a esterespecto) y está imposibilitada en gran medida, para darse así los ajustes y lascorrecciones que necesariamente serían suscitados por su realización práctica, realizaciónque sólo puede ser parcial y distorsionada como veremos más adelante.Retomaremos ahora el hilo de nuestro desarrollo inicial afirmando que la hegemonía delempirismo lógico esta determinada por la división del trabajo con su efecto deSeparación/Aislamiento y su tendencia a la especialización. Si hoy día, la utilizacióntecnológica del conocimiento científico, se considera el desideratum de “la ciencia”; lasteorías explicativas resultan evidentemente superfluas para tal fin y en esta mismasecuencia de pensamientos, el objetivo de la práctica científica sería generar la mayorcantidad posible de información empleando una metodología rigurosa, sin reparar sobrelas consecuencias inmediatas o mediatas de los hallazgos ya que esto es labor de otrosespecialistas, y así sucesivamente.Reflexiónese, por ejemplo, sobre lo que se denomina investigación básica o investigaciónaplicada que es un ejemplo palmario de la división del trabajo y de la especialización. Lasjustificaciones de las que echan mano los empiristas (teóricos) es que la especulación sincontrol no lleva a ninguna parte y aún al retroceso, y el único control posible es lavertificabilidad de cualquier posición. Tales justificaciones parecerían demasiandocontundentes en una situación histórica caracterizada por la separación y el aislamiento delos trabajadores dedicados a las ciencias dentro de su propio proceso de trabajo y en surelación con otros procesos, por efecto de la especialización. Para utilizar la idea quemencionamos antes, el empirismo lógico se encuentra en “estado práctico” en la actividadcientífica, donde la especialización impide una visión totalizadora que es la condición delconocimiento no tendencioso (véase antes). Todo ocurre como si el empirismo lógicoviniese como “anillo al dedo” a la práctica científica y lo que ocurre es que la división deltrabajo que hemos analizado, es la que determino el surgimiento y la consolidación deesta corriente de pensamiento.De lo anterior se desprende que muy difícilmente el empirismo lógico dejará de ser laideología que subordine la práctica científica ya que las condiciones de trabajo en sustendencias actuales, lejos de debilitarlo contribuyen a su fortalecimiento. “Su presencia es 119
    • como la de la realidad misma”. Su cuestionamiento sólo puede ser esporádico ycircunstancial aunque como veremos más adelante, contamos con abundantesargumentos para intentar debilitarlo.III. ACERCA DE LOS HECHOSEn el ámbito de las ciencias, los hechos son el corolario de una práctica peculiar: lainvestigación en sentido rigurosa. Se trata de una práctica técnica*, es decir, que en suinterior se reproduce la división del trabajo y se expresa de manera notoria la avasalladoratendencia a la especialización progresiva. Toda práctica técnica supone un conjunto deacciones, dentro de una secuencia ordenada y articulada en el tiempo y en el espacio, quedesignaremos como método. El método (hipotético deductivo) es para el empirismo lógico,la piedra angular del conocimiento científico de donde deriva la idea ingenua de que elmétodo es el que le confiere toda su validez a las observaciones. Tal y como tendremosoportunidad de analizar más adelante el método es sólo un intermediario en el proceso.Sostengo de entrada que el significado de cualquier observación metódica de lanaturaleza, lo que constituye uno de los componentes del conocimiento científico, provienede la relación que guarda la observación en cuestión con ciertos conceptos o teorías; aúnmás, los hechos se consideran como tales, justamente porque existe un trastorno teóricoque los hace visibles precisamente de esa manera. Para decirlo de una manera sumaria:UN HECHO ES TODA OBSERVACIÓN CON SIGNIFICADO.Ahora bien, ¿existen observaciones sin significado?. A la luz de lo que he planteado apropósito de la ideología dominante, se puede agregar que el mundo de las ideas con suscorrespondientes prácticas, preexiste a los sujetos dentro de ciertas tendencias(dominantes o dominadas). La práctica científica no es diferente, cuando el sujeto hace suarribo, aquella se encuentra necesariamente bajo la dominancia de una determinadaideología. De lo anterior se deduce que toda observación tiene ya del observador lasnociones e ideas ya preconcebidas que ha interiorizado en el transcurso de su vida que leasigna un significado, implícito o explicito, consciente o inconsciente, a aquella. De lamisma manera toda divulgación de las observaciones recibe del lector el bagaje ideológicoque le es propio y que le confiere su significado. Aún las observaciones aparentemente sinexplicación o las que constituyen evidencias de las que no se tenía conocimientopreviamente, tienen el significado de cuestionar la explicación vigente o de serdescalificadas por el conocimiento aceptado.* En este ensayo el calificativo de técnico(a) se refiere estrictamente a todo proceso de trabajo que se realiza con unafinalidad específica. Supone una “materia prima” que puede ser un objeto material o conceptual en una situación inicialo previa; unos medios de trabajo, habitualmente una enorme diversidad de dispositivos tecnológicos, y un producto quees la materia prima trasforma en el proceso de trabajo por intermedio de los medios de trabajo. En la práctica científicala materia prima (del conocimiento) es cualquier evento o fenómeno de la naturaleza del orden físico, químico,biológico, psicológico o social: Los instrumentos de trabajo son una secuencia ordenada de acciones (el método) cuyabase de sustentación va desde la simple observación hasta los más intrincados y complejos instrumentos tecnológicos; elproceso de trasformación mediado por los instrumentos de trabajo está característicamente restringido a las ideas yconcepciones del que dirige el proceso que a su vez determina la pregunta y las opciones de respuesta (hipótesis). Elproducto de todo este trabajo son las evidencias (los hechos) obtenidos que permiten apoyar o cuestionar la hipótesis. 120
    • Analicemos algunos ejemplos provenientes de las diferentes ciencias: Cuando prevalecíala teoría de la generación espontánea de los microorganismos que sostenía queputrefacción de la materia animal o vegetal daba origen a los gérmenes, la observación deestos en los productos en descomposición constituía un HECHO (el de la generaciónespontánea de los microorganismos). En el momento en que Pasteur pudo lograr, encondiciones experimentales, aislar a las sustancias animales y vegetales del contacto conlos microbios evitó la putrefacción. De esta manera la misma observación (gérmenes) enproductos animales o vegetales en descomposición) constituía otro HECHO(lacontaminación por los gérmenes aéreos).En los siglos XVII y XVIII dominaba la doctrina del flogisto que sostenía la existencia deuna substancia (el flogisto) de la que dependían las propiedades combustibles de ciertoscuerpos. Mientras más combustibles fueran estos, más flogisto contenían. La combustiónera interpretada como la perdida del flogisto (EL HECHO). Posteriormente cuandoLavoisier comprendió y demostró que el oxígeno era el único responsable delacombustión, la misma observación (la combustión) representaba un HECHO diferente: laadición del oxígeno.En la época en que el crecimiento era la concepción hegemónica para explicar el origendelas especies, la observación de fósiles de animales o de vegetales con grandessimilitudes y diferencias escalonadas y sutiles, representaban el Hecho de la sabiduría delcreador en la armonía de las formas. Las mismas observaciones bajo el predominio delevolucionismo significaba el HECHO de los cambios graduales el origen y la evolución delas especies.A finales del siglo XIX dominaba la explicación filosófica de los sueños, por tanto elcontenido onírico (la observación) era expresión de la desorganización funcional de lasactividades mentales superiores que ocurren durante el sueño (helecho). A partir delsurgimiento de la teoría psicoanalítica, el contenido de los sueños es la expresiónprivilegiada del inconsciente del sujeto que ha sufrido una transformación merced a larepresión (el HECHO).Desde el punto de vista de la economía llamada clásica, el enriquecimiento del propietariodel capital (la observación) constituye el HECHO de que el capital es la fuente originariade la riqueza. Con la aparición del materialismo histórico la misma observacióncorresponde a un HECHO distinto: la apropiación del plusvalor generado por lostrabajadores, es la fuente de la riqueza.No considero necesario abundar más en ejemplos que estimo suficientes para explicar ysustentar nuestra posición de que todo HECHO es una observación con significado.IV. ACERCA DE LAS TEORÍAS.Para Todo aquel exclusivamente familiarizado con el discurso descriptivo, matematizado,referente a las observaciones que se llevan a acabo en todos los ámbitos del saber, eldiscurso conceptual o teórico, entraña diversos tipos de dificultades:El discurso científico y el filosófico tienen exigencias propias: utilizan palabras corrientes oexpresiones compuestas, construidas con términos de uso ordinario pero que funcionan 121
    • siempre de manera distinta de la del lenguaje cotidiano. En el uso teórico. Esto implicaprecisamente, que en él el sentido de las palabras no está establecido por su uso corrientesino por las relaciones existentes entre los conceptos teóricos en el interior de un sistema.Son estas relaciones las que confieren a las palabras que designan conceptos su sentidoteórico*.Recordemos por ejemplo “el inconsciente” de la teoría psicoanalítica; “la oxidación” en laquímica; “la variación” en el evolucionismo; “la ideología” en el materialismo histórico; “lacadena significante” en la lingüística; “el átomo” en la física; etcétera. En ocasiones resultanecesario acuñar ciertos neologismos (el lector encontrará algunos a lo largo de estetrabajo), ante el malestar de los puristas del lenguaje.La segunda dificultad es de orden práctico, la falta de contacto con el lenguaje conceptualhace arduo su entendimiento, lo cual no se relaciona con la capacidad del lector sino conel acostumbramiento, la habituación con es la lectura cuyo contenido no son las cosas, loshechos, sino los procesos, las relaciones, los niveles jerárquicos, etcétera.La última dificultad es ideológica, el predominio del empirismo lógico en el hacer científico,cuya presencia es más implícita que explícita, es decir, en general se tiene pocaconciencia de su dominio, se percibe como “la realidad misma”, de ahí su mayor fuerza.Tal predominio, tiene un efecto descalificador sobre la investigación teórica, por lo cualdicha actividad se estima como poco útil párale conocimiento cuando no innecesaria.Es una primera aproximación a las teorías habrá que diferenciar a los hechos de losconceptos y para tal propósito es menester plantear algunos ejemplos: EspacioLa velocidad es --------------, este concepto físico no es una cosa, es una relación; TiempoTampoco es un hecho. Existe por supuesto la posibilidad de matematizar la relaciónapuntada que nos daría diferentes magnitudes y nos brindaría una mayor precisióndescriptiva de los indicadores potenciales de la velocidad, pero ésta seguiría siendo unarelación, un concepto.El concepto de valencia en la química designa, rigurosamente, un atributo de loselementos y compuestos en su interrelación. Puede afirmarse que la química accede alestatuto de ciencia cuando su objeto de esta ciencia nos permiten entender y explicar talesrelaciones. La valencia, por tanto, no es una observación con significado (un hecho) sinoun concepto relacional que nos hace inteligible el porqué ciertos elementos se combinanentre sí para formar determinados compuestos y en cambios, otros no puedencombinarse. Con el advenimiento de la teoría atómica, el concepto de valencia ganóprecisión ya que se puso de manifiesto que los elementos que cedían fácilmenteelectrones de su última orbita, no se combinaban fácilmente entre sí, sino que tenían* La cita está tomada de L. Althusser. La filosofía como arma de la revolución. Cuadernos de pasado y presente.Argentina, 1968. El subrayado es del autor. 122
    • predilección por elementos que aceptaban electrones. La introducción de las matemáticasen este espacio conceptual nos hace factible anticipar y predecir cuantitativamente, ciertasreacciones pero no acrecienta su poder explicativo (véase adelante).El concepto de homeostasis que, en forma estricta, corresponde a una teoría regional,alude a la tendencia de los organismos a mantener dentro de ciertos límites (estrechos) devariación, las características del medio interno, misma que contrarresta o minimiza loscambios ocurridos en el entorno en cuanto a su repercusión en el viviente. Aquí es todavíamás evidente que la homeostasis no es una observación con significado (hecho) sino quees en virtud de su existencia en el espacio teórico de la biología, que nos permite asignarleun significado a ciertas observaciones.El poder, que en las teorías sociales implica, necesariamente, una relación dedominio/subordinación entre naciones, razas, clases sociales, grupos, etc., como otrosconceptos, el poder no es una cosa, se expresa a través de diversos hechos como: unaintervención armada una huelga exitosa, los incrementos en los precios, la caída de ungobierno, etc., y nos abre el camino hacia su inteligibilidad.Los ejemplos precedentes han pretendido esclarecer la diferencia capital que existe entrelo que constituye el aspecto más numeroso del conocimiento: la medición y el registro deobjetos o cosas en el interior de ciertas secuencias de eventos y fenómenos, que hemosenglobado bajo los términos de observaciones y hechos; y el componente conceptual quees la “substancia” con la que se conforman las teorías.Si aceptamos que el conocimiento es una forma de apropiación de la naturaleza,estaremos de acuerdo en que las teorías son precisamente la forma en que elconocimiento se apropia de los procesos en su devenir; de los sistemas; de las relacionescomplejas y de sus jerarquías; de los ordenamientos y secuencias dentro de un ciertoámbito; etc. Nuestros sentidos, por más refinamiento y ampliación que les proporcionenlos instrumentos tecnológicos, sólo nos ofrecen información dispersa e inconexa; elconcepto, como efecto del trabajo teórico, es el recurso del pensamiento para reconstruir –si vale la expresión- aquello que sólo podemos registrar aisladamente. Puede decirse queuna teoría científica (véase adelante) es el mayor nivel de objetividad posible –bajo ciertascondiciones históricas- ya que condensa en sí misma, tanto las observaciones y análisisque hayamos obtenido en las más diversas circunstanciales, como el entendimiento yexplicación de cierto tipo de eventos en sus relaciones y en su entrelazamiento. Deacuerdo a lo anterior las observaciones son los indicadores potenciales de esos procesosy relaciones complejas, que una teoría designa.Es necesario precisar enseguida que no todas las concepciones o ideas que le confierensignificado a una observación tienen el grado de elaboración de una teoría.Una teoría es un cuerpo de conceptos articulado y jerarquizado con un referente empírico.Este referente, conviene insistir, no alude directamente a las cosas u objetos tangibles;está constituido por aquellos aspectos del orden material (la radio-actividad, las reaccionesquímicas, la herencia, etc.) o del orden simbólico (el significante y el significado en ellenguaje, los sueños, la efectividad, etc) que se hacen manifiestas e inteligibles por lateoría en cuestión. En otras palabras, una teoría circunscribe un conjunto coherente derelaciones con un referente empírico específico que es lo que denominamos como 123
    • OBJETO DE CONOCIMIENTO, verbigracia: la teoría de la historia designa el devenir delas relaciones sociales en sus aspectos económicos, ideológicos y políticos. La teoría de laevolución se refiere a las relaciones filogenias de los seres vivientes y sus dos conceptoscentrales: la sección natural y la variación biológica, aluden a las relaciones interespecie eintraespecie. La teoría psicoanalítica se refiere a las relaciones (inconscientes) intrapsíquicas e interindividuales. En fin, la teoría genética designa las relaciones entregeneraciones sucesivas dentro de una especie, a través de sus conceptos de dominancia,recesividad, penetrancia, etc. Ninguna de las teorías designa cosas u objetos, sino quelos hace entendibles a través de las relaciones que los determinan y definen. Tal es elcaso de las teorías explicativas. No así el de las teorías descriptivas, como veremosdespués.V. CRITERIOS DE CIENTIFICIDAD DE UNA TEORÍA EXPLICATIVAAfirmo en principio que en tanto los conceptos principales en el interior de una teoría, noabandonan su carácter descriptivo o su alusión directa a objetos materiales, para dar pasoa conceptos relaciones que determinan y enmarcan a ciertos objetos y cosas, una teoríano ha rebasa lo que podíamos denominar como el umbral de la cientificidad. Lo anteriortiene estrecha relación con lo que vamos a considerar, como el criterio decisivo decientificidad en el seno de una teoría, y que denominaré: DESCENTRAMIENTO DE LASUBJETIVIDAD.POR DESCENTRAMIENTO DE LA SIBJETIVIDAD (en adelante: DS) de una teoría,suceso que no es total pero predominante y bajo condiciones históricas determinadas,pretendo significar el que una teoría emergente designa un conjunto coherente derelaciones, donde la categoría de sujetos se haya desplazado de su centralidad comoreferente empírico* yen cuyo núcleo explicativo no estén presentes de manera implícita oexplicita las nociones de finalidad (de un para qué), de la causa inicial, de la causa única,etc, que son atributos de las actividades técnicas de cualquier humano.Dentro de una teoría los conceptos no tienen el mismo “peso específico”; algunos sonpropiamente medulares y otros son secundarios; en otros términos, algunos conceptosson los dominantes ya sea por su mayor ámbito explicativo o por definir y especificarciertas cualidades, otros son subordinados por ser más descriptivos que explicativos. Tales el caso, por ejemplo, del concepto de selección natural en la teoría evolucionista quetiene un extenso ámbito explicativo a diferencia de los conceptos de aislamiento en lareproducción o aislamiento geográfico que son más descriptivos. Lo mismo puedeafirmarse con respecto a la teoría de la historia del concepto explicativo de lucha detendencias y el de ideología dominante de carácter más descriptivo.Ahora bien, en lo que se refiere a los conceptos dominantes de una teoría, el DS apunta ala permutación de: las cosas por las relaciones, las partes por las formas diferenciadas deun todo, lo homogéneo por la desigualdad de predominio, en suma de lo que se trata, ynunca se insistirá suficiente en este orden de ideas, conviene precisar que el DS es* La centralidad significa, estrictamente, que es con arreglo al sujeto, que se ordena y se organiza la trama conceptualpropia de una determinada teoría. Por ejemplo, cuando prevalecía la teoría egocéntrica, el sujeto constituía elequivalente al centro del universo. En el creacionismo, al sujeto se le hacia el depositario de los mayores dones, del actode la creación. El supuesto papel decisivo de los héroes en la historia en la concepción historicista descriptica, es uno delos ejemplos más contundentes de la centralidad del sujeto. 124
    • atributo de una teoría en su conjunto y no de algunos de sus conceptos aislados osacados de contexto. Por lo anterior puede afirmarse que existen teorías científicas perono conceptos científicos.Después del surgimiento de una teoría científica, sus referentes empíricos no aparecenmás como objetos, cosas, substancias o individuos, sino como reunión o nudocoexistencial de relaciones (conjunción relacional), es decir, se hacen inteligibles a travésde los diversos tipos de relaciones que los determinan y definen. La química se constituyócomo ciencia (como señalé antes) cuando su objeto de conocimiento fueron lasreacciones químicas; la purificación de una elemento en la tabla periódica sólo fue posiblecon la aplicación técnica del conocimiento derivado de las interacciones de los elementos.Los conceptos de valencia, oxidación y reducción designan ciertos tipos de relacionesentre los elementos que no permiten entenderlos y profundizar en su conocimiento. Porotra parte, a partir de la consolidación del evolucionismo por efecto de la teoríaDarwiniana, las especies no eran ya el catalogo descriptivo de animales y vegetales deestirpe Linneana, sino que eran conocibles a través de la diversidad de relaciones dedepredador / victima entre las especies, de cuya complicidad interacción dependerá supersistencia y evolución.El devenir del conocimiento en una ciencia constituida, en lo que a la teoría se refiere, esla lucha contra los residuos de subjetividad y la intromisión recurrente y pertinaz de lamisma, lucha interminable e inherente al conocimiento.¿Qué determina esta subjetividad? La subjetividad como integrante de toda concepcióndel cosmos surge que la práctica es con mucho la principal forma de apropiación de lanaturaleza. Toda práctica técnica supone acciones orientadas hacia una finalidadespecífica, lo que condiciona que las ideas dominantes en la explicación del mundo seajustamente; la causa inicial, la finalidad, etcétera; es decir, la interpretación de losaconteceres de la naturaleza cual si fuera una analogía de las actividades concientes delsujeto (con propósito, con una finalidad), y su cortejo de antropocentrismo en todas susvariantes.Debe diferenciarse estrictamente entre la finalidad que tiene una teoría de explicar unespacio de realidad y la introducción de la finalidad dentro de la aplicación de dicha teoríaque es el núcleo de la subjetividad.La forma que asume la subjetividad en el pensamiento varia de acuerdo a las diversasépocas históricas. Va desde los designios ineluctables en la naturaleza (pensamientomágico religioso) hasta la ilusión de objetividad de un observador privilegiado que puededespojarse de sus prejuicios (empirismo lógico).Existe una forma particularmente sutil de introducción de la subjetividad a propósito de locual conviene insistir en que el DS* como acontecimiento teórico predominante, se realizaen la teoría en su conjunto, no en cada uno de sus conceptos; por lo mismo, un conceptofuera de contexto, llevado a otro espacio teórico no confiere la objetividad deseada, más* La insistencia en que el DS es un suceso predominante en el seno de una teoría, es por que se pretende especificar quetal evento no puede ser total, por las condiciones sociales que hemos analizado ampliamente y que le imponen toda clasede cortapisas 125
    • bien conlleva la subjetividad de ceñir una realidad desconocida a un molde surgido en otroespacio teórico. Tal es el caso por ejemplo del Darwinismo social. De la teoría de lainformación con sus conceptos (descriptivos) del emisor, mensaje, medio, receptor,traducción, trascripción, etcétera, cuando es llevada a la biología y particularmente a lagenética. De la matematización de campos teóricos donde las relaciones no tiene que vercon la exactitud.VI. LAS CIENCIAS NATURALES Y LAS CIENCIA HUMANO-SOCIALESEl DS tiene implicaciones diferentes en cada una de las ciencia. Este acontecimientoteórico tan singular tiene un significado, un tanto distinto para las llamadas cienciasnaturales (físicas, química y biología) donde el objeto de conocimiento respectivo seencuentra en gran parte, por sí decirlo, fuera del sujeto cognoscente. Esta situaciónpeculiar de las ciencia naturales condiciona que con mucho, el obstáculo epistemológicoprincipal*, que habrá de supera al DS sea el pensamiento mágico religioso, dentro de suámbito, en diversas formas: el ordenamiento y los designios de un ser superior, elanimismo, etcétera; pero una vez surgido, el DS se abre paso, sin muchas dificultades,para consolidar la autonomía relativa de la ciencia respectiva y su vigencia social (véaseadelante). En cambio, el DS en las ciencias humanas donde el sujeto está aparentementeen el centro del objeto de conocimiento, dicho descentramiento significa ir más allá,enfrentando multitud de intereses creados (religiosos, políticos, económicos, culturales)que oponen férrea resistencia a aceptar las evidencias de la realidad excéntrica del sujeto.Esta diferencia capital entre las ciencias naturales y las ciencia humanas explica porquéesa intromisión recurrente de la subjetividad, que habíamos apuntado arriba como modode existencia de una teoría científica, es cualitativamente más intensa y poderosa en lasciencias humanas. En las ciencia naturales los aportes teóricos se traducen,principalmente en avances tecnológicos que contribuyen, mucho más, a acentuar lasrelaciones desiguales entre los grupos sociales incrementando el poder (político, militar,económico e ideológico) de las tendencias dominantes, lo cual explica las facilidades que“la sociedad” procura para el despliegue de dichas ciencias. En las ciencia humanas por elcontrario, las teorías científica apuntan por enfoques distintos, a poner de manifiesto lasdisparidad de las relaciones (sociales): entre los países; entre el Estado y la llamadasociedad civil e cada nación; en el interior del Estado (los poderes); en el interior de laorganizaciones de la sociedad civil (empresas, escuelas, instituciones de salud); en elinterior de la familia (los subsistemas parental y filial); entre la conciencia y el inconscientede cada sujeto. También las ciencias humanas permiten conocer los procesos por loscuales dichas relaciones desiguales se perpetúan: en virtud de la ideología dominante(véase antes) en cada área del saber y del hacer, que está solidariamente anclada por lainteriorización inconscientes de las ideologías dominantes, es la premisa para que ladesmovilización social, en mayor o menor grado, sea el terreno abonado para lapersistencia de la desigualdad de las relaciones humanas. Es obvio que las instituciones* Por obstáculo epistemológico, siguiendo en parte a Bachlard, me refiero a ciertos componentes de la ideologíadominante de la práctica científica, que en un momento histórico dado, son los que apuntalan con mayor fuerza lavigencia total o parcial de dicha ideología. Recuérdese por ejemplo, el concepto de éter en la Física o el de la generaciónespontánea en la Biología 126
    • jurídicas y la fuerza militar constituyen otros tantos niveles donde se preserva el orden y lalegalidad desiguales, pero es la desmovilización el principal sostén de la disparidad entrelas tendencias sociales.Resulta evidente entonces, el porqué la subjetividad arremete contra las teorías científicasde las ciencias humanas hasta hacerlas “congruentes” con la realidad social (de lastendencias dominantes, por supuesto) o en su defecto le asigna primacía a otras teoríassubjetivas que contribuyen a dar una mejor apariencia de legitimidad a la desigualdad.El DS es un acontecimiento teórico, altamente improbable como veremos después. Podríacaracterizarse como el traspaso de un cierto umbral a partir del cual, la teoría en cuestiónha accedido a una objetividad predominante o dicho en otros términos, cuando lasubjetividad remanente ha sido desplazada del núcleo explicativo. Aquí hemos introducidoel concepto de objetividad pero dentro de un espacio teórico, para contraponerlo al desubjetividad que hemos delineado a propósito des descentramiento. No debe confundirsecon la supuesta objetividad de los hechos “desnudos de ideología”, que hace recaer en elmétodo la llave de la cientificidad (empirismo lógico).Ese traspaso del umbral de la cientificidad es lo que G. Bachelard llama ruptura o corteepistemológico. Ruptura porque la teoría naciente delimita en el devenir de un área delconocimiento, el momento en que se constituye propiamente como ciencia, al designar unsistema de conceptos que produce una trasformación de los referentes empíricos (objetode conocimiento) e inaugura nuevas formas de interrogar a la naturaleza.Antes del corte epistemológico se han operado, necesariamente, modificaciones en lasteorías precedentes, pues como analizaremos más adelante, la nueva ciencia surge de lacrítica de la (s) teoría (s) que son su antecedente. Es evidente que un concepción en elpensamiento religioso o mágico no podría se, por ejemplo, el antecedente de la MecánicaNewtoniana; la materia prima teórica de la que surgió ese cuerpo conceptual coherente ysistemático, era una serie de nociones y conceptos descriptivos, considerablementematematizados, que en si mismos representaban ya una larga historia de acumulación deobservaciones y conceptos en diferentes grados de elaboración.La posibilidad de un corte epistemológico en las llamadas ciencias naturales escualitativamente diferente que en las ciencias humanas. La razón la he insinuado antes: siun acontecimiento teórico representa un profundo cuestionamiento de los interesescreados al trastocar la concepción dominante del mundo (la revolución copernicana, elevolucionismo, el materialismo histórico, el psicoanálisis), es de suyo evidente, que paraque tal suceso tenga lugar habrá de superar diversos obstáculos, en primer término, laideología dominante (véase antes) que el algún grado ha sido interiorizada(inconscientemente) por el propio iniciador de la teoría; es decir, sería impensable un corteepistemológico si en el lugar donde dicha proceso tendrá verificativo (el iniciador de laciencia), no se ha operado una ruptura con la ideología dominante respectiva. En estesentido es diferente el adquirir una visión “desde afuera” de la ideología cuando se tratadel conocimiento de procesos hasta cierto punto exteriores al sujeto (ciencias naturales),que cuando el objeto de conocimiento involucra profundamente al sujeto (cienciashumanas). Otro obstáculo es el rechazo decidido y mayoritario de las “buenasconciencias”, es decir, de los sujetos que encarnan las tendencias sociales dominantes.Este rechazo a las teorías científicas de las ciencias humanas, no es sólo durante el 127
    • período de consolidación de la teoría, como ocurre en las ciencias naturales, sino que escontinúo y pertinaz en tanto persista la desigualdad en las relaciones sociales. Si bien escierto que en las ciencias naturales como la física y la química, el corte epistemológicocuestiono en su momento la concepción del mundo, de ninguna manera trastocó, tanprofundamente, los intereses creados, ante bien, una vez fortalecidas proporcionaron losingredientes fundamentales para un vasto desarrollo técnico. A mayor abundamiento, lafísica y la química emergieron como ciencias en plena hegemonía, todo lo cual datestimonio de las diferencias existentes con respecto a las ciencias humanas cuyas“coexistencia pacífica” con aquella ideología, no parece factible.He designado con el nombre de corte o ruptura epistemológica al DS que inicia desde unpunto de vista estricto, el devenir de una ciencia. Históricamente el DS ocurrió primero conlas ciencias naturales en gran parte por las razones arriba expuestas, y posteriormente enlas ciencias humanas. La física es la primera ciencia en constituirse (Galileo yespecialmente Newton) y en su devenir ha experimentado otros acontecimientos teóricosde gran envergadura: la Física Relativista y Mecánica Cuántica. Dichos acontecimientosno pueden considerarse propiamente como DS o cortes epistemológicos ya que noinvalidan a la mecánica Newtoniana, únicamente hacen visible sus limites explicativos.Designaremos como reformulación epistemológica en el seno de una ciencia constituida,al desplazamiento de una teoría de su centralidad en la práctica científica que le es propia,por otra con mayor poder explicativo. Aquí el requisito, absolutamente capital, es que nose introduzca la subjetividad, en cualquiera de sus formas, en el núcleo explicativo, de lateoría naciente.Había mencionado antes que la división del trabajo, sobre todo en su forma actual con sutendencia a la especialización, tiene un efecto de Separación/Aislamiento sobre los sujetosen el proceso de trabajo y hace inaccesible el conocimiento desde una perspectiva notendenciosa, que es la premisa de la objetividad en el conocimiento en tanto que fusión deteoría y práctica. Tal situación nos permite comprender por qué el DS(corteepistemolígico), es un acontecimiento teórico sumamente improbable cuyafactibilidad es cada vez más remota bajo las tendencias actuales de la división del trabajoque profundizan aquel efecto tantas veces mencionado.Surge entonces la pregunta ¿cómo han sido posibles los cortes epistemológicos en lasdiversas ciencias con las formas vigentes de división del trabajo?Lo primero que me propongo analizar, antes de dar respuesta a esta interrogante, es enque han consistido esos descentramientos predominantes de la subjetividad.Sostengo que el DS es tan capital para las ciencias que las grandes revoluciones en elpensamiento universal se han caracterizado, de manera fundamental, por undesplazamiento de antropocentrismo en sus diversas modalidades, que es la formapredilecta de existencia y de recurrencia subrepticia, de la subjetividad, en el seno de lasteorías. Veamos la revolución copernicana derribó el geocentrismo. La teoría de laevolución hizo añicos el creacionismo privilegiado (el hombre como centro de la creación)mostrando que las especies (incluido el hombre), tienen orígenes comunes y que sudiferenciación filogénica (evolución) depende de la selección natural y de la variación. Elmaterialismo histórico desplazó al individuo de un supuesto papel protagónico en eldevenir histórico de las sociedades e hizo “visible” cómo el conflicto entre las tendencias 128
    • sociales opuestas anclado en la división del trabajo, es el determinante del curso de lahistoria. El psicoanálisis descentró a la conciencia de su aparente dominancia en la vidaafectiva, al hacer evidente que el proceso inconsciente (en tanto que custodio de lasrelaciones afectivas primigenias del sujeto) es el determinante y, en virtud, de sufuncionamiento aparece como el necesario trasfondo para comprender la afectividad delsujeto. La teoría de la relatividad desalojó al observador demostrando la primacía del sitiode observación.Es probable que algún lector, “furibundo empirista”, se oponga a dar el calificativo deciencias a algunas de las que hemos mencionado a propósito del DS, lo que no haría sinodemostrar la enorme eficacia que tiene la ideología dominante en la práctica científica.No es aquí el lugar para analizar uno a uno de los cortes epistemológicos cuyo significadofue el surgimiento de cada ciencia, lo que si conviene precisa; es que ningúnacontecimiento teórico de la magnitud y trascendencia de los aludidos arriba, ha ocurridodespués del segundo decenio de este siglo, lo que coincide con el arribo del empirismológico a la escena de la práctica científica. Lo anterior debe comprenderse si advertimosque durante la mayor parte de esta centuria, con el desplazamiento hacia la ejecución y latendencia hacia la especialización, el efecto de Separación/Aislamiento sobre lostrabajadores de las ciencias se ha acentuado, consolidando al empirismo lógico como laideología dominante (véase antes). Tal situación ha polarizado los esfuerzos que, casi conexclusividad, si dirige hacia la obtención de observaciones y toma aún más improbablecualquier avance substancial en la teoría.Quizá convenga precisar, antes de seguir, que el DS se ubica en el tiempo con ciertasobras del iniciador de la teoría, aunque posteriormente aparezcan ajustes y reacomodosconceptuales durante el lapso en el cual se consolida en su coherencia interna e inicia suacceso a la vigencia social*. Ahora pasaré a contestar la pregunta que había dejado sin respuesta. Sí llevamos a susúltimas consecuencias todo lo expuesto a propósito de la división del trabajo,específicamente lo que se refiere al proceso de conocimiento, habrá que afirmar que elcorte epistemológico sólo es posible cuando existe una situación de excepción, dondetenga verificativo lo que llamaré disolución conyuntual de la división del trabajo, que hagafactible el conocimiento desde una perspectiva global y no tendenciosa; una situacióndonde las polaridades trabajo intelectual / trabajo manual y trabajo de dirección / trabajode ejecución se fundan en el crisol de una visión integradora (opuesta a la visiónespecializada) y todo esto se “ubique” en un lugar preciso (ciertos sujetos ante laposibilidad de un nuevo conocimiento, es decir, potenciales indicadores de una ciencia).Uno de los ejemplos más ilustrativos es quizá el de Darwin y sus celebérrimos viajes en el“Beagle”. Él dirigió y ejecutó su trabajo de recolección manual de especimenes y estaba* Este asunto, aparentemente trivial ha sido objeto de polémicas sobre todo en el ámbito del materialismo histórico . Loque se discute es la necesidad de precisar en qué obras del iniciador de una teoría científica aparece el corteepistemológico, es decir, se ha constituido ya un cuerpo de conceptos que define un objeto de conocimiento y se haoperado en su interior un descentramiento predominante de la subjetividad. Es obvio que el autor que inicia una cienciaexperimenta en el transcurso de su vida una trasformación para romper con la ideología dominante, condición paraelaborar otra concepción del mundo. En otros términos, no en todas las obras del iniciador de una ciencia se encuentra lateoría ya constituida, sino que necesariamente, ciertas obras son el antecedente inmediato del corte epistemológico yotras materializan dicho corte. 129
    • profundamente compenetrado de las teorías de la época. Transcurrieron más de 20 añosdespués de su travesía, durante los cuales desarrollo la crítica del creacionismo mismaque desembocó en una ruptura con esa ideología dominante en la biología. Debióoperarse en su pensamiento una transformación que hizo posible el DS, lo que le permitióproducir una nueva visión del mundo. La teoría naciente tomó cuerpo, apoyándoserigurosamente en los nuevos referentes empíricos, en otras palabras, el extenso acopio deespecimenes que tan cuidadosamente había ordenado y clasificado, en virtud de laconcepción evolucionista emergente, se convirtieron en otros hechos. El resultado de eselargo período de gestación fue “El origen de las Especies”.La disolución conyuntual de la división del trabajo, se hace factible precisamente , porquese crea un nuevo espacio de la práctica científica que transitoriamente se sustrae a ladivisión del trabajo vigente; un espacio en el que surge el cuestionamiento a la ideologíadominante y donde se configura una división del trabajo organizada por la búsqueda delconocimiento y en tal virtud, la división de tareas no reproduce la especialización ni laspolaridades intelectual/manual y dirección/ejecución, que son contrarias al logro de unaperspectiva de conocimiento totalizador.Es pertinente ahora, ampliar lo que había mencionado antes, el que la práctica científica,en particular el de las ciencias naturales, entraña ciertas diferencias con respecto a otrosprocesos de trabajo. Estas diferencias eran mucho más ostensibles ante del predominiodel empirismo; en efecto, el trabajador dedicado a las ciencias laboraba en condicionesdonde las vertientes intelectual/manual tendían a fusionarse; conocía la teoría que dabacontexto a su práctica y desarrollaba diversos dispositivos con los que confrontaba lateoría. Significa entonces, que en la práctica científica lo común era la fusiónintelectual/manual en el mismo sujeto lo que proporcionaba una de las condicionesbásicas del conocimiento. Lo habitual, antes de la supremacía avasalladora el empirismo,era que el científico hiciera aportaciones teóricas como resultado de sus experiencias; a lateoría se le reconocía un lugar prominente en el conocimiento. En las condicionesactuales, en donde la especificación atomiza cada subconjunto del saber / hacer y dondecampea el empirismo, la posibilidad de surgimiento de una teoría general que construyaun avance con respecto a otra teoría precedente o que inicie el DS en otra área delconocimiento, es prácticamente nula. Se requeriría como mencione líneas arriba unadisolución coyuntural de la división del trabajo que contrarreste el efecto de laespecialización; nada más remoto. Significaría, en otros términos, que el sujeto en elproceso del conocimiento pudiese adquirir una visión global que le proporcionaría cadauna de las polaridades de la división del trabajo y la suma de las diversas especialidadesen las que se ha pulverizado el espacio de los referentes empíricos de una determinadateoría y todavía más, que haya escapado a la sujeción que impone la ideología dominante.Me refiero aquí por supuesto, a la práctica científica que se inscribe como un derivadodirecto de una teoría general como las que he mencionado antes, no aludo a aquellasprácticas que se refieren al ámbito exclusivo de la técnica, es decir, que su objetivo es elperfeccionamiento de ciertas técnicas o dispositivos tecnológicos.Para aclarar más este punto recurriré a un ejemplo. El investigador enfrascado en elconocimiento del proceso vital que dedica sus esfuerzos a descifrar la composiciónquímica de ciertos mediadores que modulan la respuesta al dolor en cierta sepa de ratas,con el consabido conjunto de dispositivos tecnológicas; se dedica a algo tan especializado(el ejemplo no es exagerado, sino representativo) que sus posibilidades para reflexionar y 130
    • aportar desde el punto de vista teórico a la comprensión del proceso vital en su conjunto yen su complejidad son para fines prácticos nulos, por más que conozca los detalles delproceso de trabajo al que dedica sus afanes. Además, el éxito de su empresa puedecontribuir a la utilización tecnológica de su descubrimiento pero dudosamente el avanceteórico de la biología que es irreducible a la bioquímica.Antes de concluir mis planteamiento acerca de la teorías, quedaría por analizar cuales sonlas consecuencias de la ruptura (corte) epistemológica en una determinada ciencia. Habríaque decir en primera instancia, que los efectos de la ruptura sólo se hacen manifiestoscuando la ciencia naciente se ha hacho vigente, es decir, cuando ha adquirido elpredominio, sobre otras concepciones, en el ámbito del conocimiento que le es propio. Loanterior significa la aceptación de sus conceptos y de los nuevos referentes empíricos queabre al conocimiento.El primer efecto de la ruptura es invalidar y aún imposibilitar* ciertos discursos que lapreceden.El segundo efecto es determinar la autonomía relativa de la ciencia naciente. Una vezsurgido un cuerpo de conceptos que circunscribe un objeto de conocimiento y haceevidentes los nuevos referentes empíricos, este espacio no puede ser ya ocupado.Además, una revolución teórica como lo es como lo es el corte epistemológico no adquierela vigencia sin ave instituido los procedimiento metódicos que cristalizan “la nueva formade interrogar a la naturaleza”. Este efecto de autonomía es el capital para comprendercómo la ausencia de una teoría general del proceso vital en el ámbito del la Biología hafacilitado la ocupación del espacio teórico por la Física (biofísica) y sobre todo por laQuímica (bioquímica) que es un ejemplo típico de reduccionismo “intentar diluir la cualidadde lo biológico en el poderoso solvente de las reacciones y de los compuestos químicos”.VII. DE LA RELACIÓN DE LAS TEORÍAS CON LOS HECHOSPuede anticiparse, a la luz de lo que se ha planteado de los condicionantes sociales detodo trabajo, que la relación de la teoría con los hechos no es un flujo bidireccionalfacilitado, sino un proceso complejo que me propongo desentrañar.Una vez surgida una teoría científica con el DS que le es propio, toda la práctica sufre unprofundo reacomodo, instituyéndose los nuevos métodos de inquirir a la naturaleza através de los referentes empíricos que han hacho su aparición. Con el surgimiento delevolucionismo, por ejemplo, los nuevos referentes empíricos eran las relaciones entre lasespecies en la filogenia (variación, especiación, aislamiento geográfico, etcétera) y en sucontemporaneidad (relación depredador / víctima).Había mencionado antes que la posibilidad del corte epistemológico tiene como punto departida, la disolución conyuntual de la división del trabajo desde la perspectiva delconocimiento. Ahora bien, tal disolución conyuntual no puede persistir mucho tiempo bajo* Aquí imposibilidad se refiere a la desaparición de ciertos discursos en el seno de la comunidad científica por supertenencia a concepciones superadas o subjetivas que han dejado de formar parte del “pensamiento actual”. Suimposibilidad radica en que ya no se piensa más a través de estos conceptos. Tal fue el caso de la generación espontáneade los gérmenes o de la teoría del flogisto de la combustión de los cuerpos. 131
    • las tendencias sociales actuales, poco a poco las circunstancias de excepción queposibilitaron el corte epistemológico sufre un reacomodo que restablece la división deltrabajo. No se trata aquí de privilegiar a lo social sino de comprender que el conocimientoes una apropiación social de la naturaleza y que es precisamente por las formas dedivisión del trabajo que dicho conocimiento aparece como atributo de unos cuantos. Por lomismo ha de comprenderse que la aplicación de una teoría a la práctica se hace encondiciones históricas concretas, bajo las forma de relación de los sujetos en el interior delproceso de trabajo, tantas veces aludidas. La aplicación de una teoría (científica) a la práctica no es ni puede ser la realización cabalde la teoría. En primer término por que las tendencias sociales dominantes son las quevan a determinar de qué manera la teoría arribará a la vigencia social, es decir, la teoría“paga un precio” que habitualmente significa modificar sus relaciones internas llevando aprimer plano los conceptos que mejor se articulan con la ideología dominante, o habrá de“guardar silencio” ante ciertos espacios que estrictamente son sus referentes. Esto esparticularmente aplicable (aunque no privativo) a las ciencia humanas. Veamos algunosejemplos:El evolucionismo Darwiniano puso el acento en que el proceso vital es el resultado de lacopresencia de las especies que en un momento dado determinan las características deaquel. Este concepto es indudablemente aceptado en el nivel teórico pero dista mucho dehaber tenido una realización práctica. Las tendencias sociales dominantes en aras deobtener aún más hegemonía no han vacilado en degradar el ambiente, extinguir diversasespecies, etcétera; sólo en tiempos recientes han surgido ciertas tendencias quereivindican aquel concepto en la práctica (los ecologistas).La teoría psicoanalítica al evidenciar la determinación inconsciente de la vida afectiva,abrió un gran espacio potencial para la prevención de cierta neurosis y enfermedadespsicosomática e hizo evidente parte del proceso a través del cual, los individuos sonsujetados por las ideologías. La realidad del hoy es que el psicoanálisis se considera untratamiento (que no prevención) necesariamente elitista (desde el punto de vista cultural oeconómico) y las tendencias dominantes han provocado cambios en la realización de losconceptos haciendo retornar al yo de la posición excéntrica donde se ubicaba al eje delnúcleo explicativo. Lo anterior permite, por ejemplo, que la apatía como expresiónindividual de la desmovilización social o cualquier malestar psicológico sean fácilmenteatribuidos al propio sujeto, desviando la atención del entorno familiar y social donde esesujeto llegó a ser lo que es. Es decir, los conceptos más subversivos desde el punto devista social, son atenuados o francamente relegados en la realización práctica dela teoría.El materialismo histórico hizo aparente la lucha de tendencias como el hilo conductor de lahistoria de cada sociedad, sin embargo los partidos políticos y en especial los que se diceninspirados en tal teoría, aspiran a eliminar el conflicto entre las tendencias sociales o lohan hecho desaparecer por decreto. Existen dos conceptos derivados del concepto derelaciones de producción (que es medular en esta teoría) cuya realización o no realizaciónen la práctica es muy ilustrativa del efecto de las tendencias sociales dominantes. Veamoslas relaciones de producción incluyen las de propiedad (jurídica) de los medios deproducción y las de control o dominio de dichos medios. La realización práctica de lasprimeras a través de su transformación a dado lugar, nada menos, que a otros sistemassociales que hicieron desaparecer las relaciones de propiedad (privada) de los medios de 132
    • producción pero dejaron intactas las relaciones de dominio de los mismos medios. Enotros términos, se hizo persistir la división del trabajo tantas veces citada, que perpetua yahonda las relaciones de domini/subordinación en el seno de una sociedad. La resultanteha sido el surgimiento de una tendencia avasalladora, los directores del proceso de trabajoque se asimila al enorme aparato burocrático del Estado propio de estas sociedades.Dentro del mismo materialismo histórico la teoría del Estado precisa la disolución gradualde éste conforme la sociedad civil se moviliza y ejerce la gestión colectiva de la vidasocial; las tendencias dominantes en los llamados países socialistas han provocado ladesmovilización de la sociedad civil en lo político con el consecuente reforzamiento delEstado, es decir, la teoría regional de lo político “guarda silencio” en el interior de losestados socialistas.El efecto de Separación/Aislamiento sobre los sujetos, en cualquier proceso de trabajo, esel principal condicionante de que por un lado, ciertos sujetos sean los soportes del trabajoteórico en el seno de una cierta constituida y otros, los más numerosos, se dediquen a loque pretendidamente corresponde al trabajo práctico. En otras palabras, la condición delconocimiento que es la fusión de cada una de las perspectivas del proceso de trabajo(intelectual, manual, dirección y ejecución) se torna inalcanzable.Una de las consecuencias de aquella situación es el surgimiento del dogmatismo a nivelde la teoría, que podríamos designar como el sostenimiento a ultranza de las posicionesteóricas del iniciador de una ciencia. El dogmatismo es prácticamente la regla como modode existencia social de las teorías. El situarse en una de las vertientes de la división deltrabajo (ubicación que no es voluntaria sino estrictamente determinada por el proceso detrabajo, pero correlativamente impide la apropiación cognoscitiva que proporciona la otrapolaridad y he aquí el terreno abonado para el dogmatismo. “Los teóricos” carecen enbuena medida de la perspectiva que proporciona la práctica y “los prácticos” se diluyen enla especialización que les impide una visión global del proceso. El dogmatismo se puederastrear desde tiempos remotos, pero es en la historia de las ciencias donde tiene mayorsignificación ya que supuestamente se trata del mundo de la objetividad. Consecuencia delo anterior es que los iniciadores de las ciencias han sido, son y serán objeto deldogmatismo. Es éste, uno de los obstáculos principales para reconocer las limitaciones,que tarde o temprano se hacen patentes en el devenir de toda teoría, para dar cuenta delas nuevas observaciones que habrán de surgir conforme avanza el conocimiento. Esimprescindible la superación del dogmatismo para dar lugar a las correcciones y losajustes que requiere la teoría y en su momento, a la reformulación epistemológica (véaseantes).A manera de síntesis de lo referido anteriormente, puede afirmarse que la forma deexistencia histórica de una teoría es como una ideología, por más que en su interior sehaya operado un descentramiento predominante de la subjetividad. Aquí, la ideología nodenota una teoría en sí misma, sino el funcionamiento específico de una teoría en lapráctica. Por supuesto, existen diferencias cualitativas entre aquellas ideologías quecorresponden a teorías científicas y las que derivan de teoría subjetivas, mismas que seharán ostensibles en lo que resta de este ensayo.Es en el nivel de ideologías donde las teorías inician ciertos reacomodos quehabitualmente corresponden a una reintroducción de la subjetividad en su núcleoexplicativo, de esta manera, la teoría se convierte en un discurso inofensivo y hasta 133
    • legitimador de las tendencias sociales dominantes. Son estas tendencias profundamenteenraizadas en la división del trabajo, las que determinan la nueva fisonomía de la teoríavigente.No existe, por tanto, la explicación “pura” de una teoría científica a su práctica. Todarevolución teórica es en un principio sólo un discurso conceptual que se abre paso paraconfigurar la práctica que le es propia, de acuerdo a la división del trabajo históricamentedada. Es únicamente a consecuencia de la práctica específica en que toma materialidad(bajo condiciones que hemos discutido), que deviene en la ideología dominante de susreferentes y es a partir de entonces, que su presencia al ser “la confirmación contundentede lo real y lo evidente”, deja de ser necesaria en el discurso y sólo subsiste en “estadoprácticas”, de manera imperceptible.¿Qué puede decirse del método como vinculo entre la teoría y los hechos?. Para elempirismo lógico que desestima las teorías, el método es el ingrediente fundamental delconocimiento científico. De acuerdo a esta concepción dominante en los trabajadores delas ciencias y más particularmente en los dedicados a las ciencias naturales, resulta obvioque si las teorías no tienen ninguna significación para la ciencia “todo el peso de laresponsabilidad” en cuanto a la objetividad de las observaciones, tiene que recaer en elmétodo.Si abandonamos el enfoque empirista, nos daremos cuenta que el método es un conjuntoorganizado de tareas con una finalidad específica (una práctica técnica). Con él se tiene lapretensión de reproducir (metódicamente), de manera cabal, la teoría que es la que le dasu configuración específica y esto, como hemos visto anteriormente, sólo ocurre demanera parcial por lo que dicha pretensión es a todas luces insuficiente. Como todapráctica técnica (el método no existe más que en su aplicación), el método estádeterminado por la división del trabajo y en él encuentra la especialización unos de susdesarrollos más exhaustivos, predominantemente en las ciencia naturales. El método es,de alguna manera, un intento fallido por aminorar las consecuencias del efecto deSeparación/Aislamiento sobre los trabajadores en este caso de las ciencias. Existe otroingrediente del método que es preciso analizar y es el de los instrumentos tecnológicosque participan en el proceso (me refiero, casi con exclusividad, a las ciencia naturales).Estos instrumentos “cristalizan” las relaciones sociales propias de la división del trabajo ycontribuyen a su perpetuación. La tecnología coadyuva decisivamente a atomizar cadaproceso de trabajo, diversificando la especialización y ampliando el efecto deSeparación/Aislamiento tantas veces aludido, lo cual impide el acceso al conocimiento delproceso global, facilitando la intromisión del empirismo lógico como filosofía “espontánea”del científico. Por lo anterior, resulta ingenua, la idea de la neutralidad de los instrumentostecnológicos, lo que ha sido objeto de amplios debates en la ciencia de la historia. Estosinstrumentos apuntalan de tal manera las formas vigentes de la división del trabajo, quepuede afirmarse que en la actualidad representan el ingrediente dominante en el ritmo y ladirección de la especialización, particularmente en la práctica científica de las cienciasnaturales.Para recapitular diré que el método no es ni puede ser la reproducción cabal de una teoríacientífica, ni mucho menos la piedra de toque de la cientificidad, lo cual no obsta para quese constituya en la mejor vía de acceso a los referentes empíricos que una ciencia hace 134
    • aparentes, de donde puede surgir el cuestionamiento al pode explicativo de la teoría deque se trate (véase adelante).Con lo dicho hasta aquí se puede comprender que la relación de una teoría científica consus hechos, es un proceso complejo que necesariamente debe atravesar las condicionessociales propias de toda actividad humana, mismas que le imponen diversas limitaciones ydirecciones que ha sido preciso explotar para ubicar el lugar de la teoría y de susreferentes empíricos (hechos).A continuación haré una mayor aproximación a esas relaciones de la teoría con loshechos; dejaré de lado deliberadamente los condicionantes sociales para intentaraprehender el contexto estrictamente epistemológico en que tales relaciones ocurren.La relación que existe entre los hechos y las teorías, no es la supuesta verificación queaquellos harían de estas como criterio de verdad como hemos visto la cientificidad de unateoría no depende de su constatación empírica sino de alcanzar un grado predominantede objetividad. Una teoría científica es de naturaleza explicativa y de suyo se comprendeque un sistema de conceptos que hace posible la explicación de todo un conjunto deeventos del orden material o del orden simbólico (véase antes), puede apoyarse o no porlas observaciones pero no verificarse para ser aceptada o rechazada.Quizá sea aquí el momento de hacer una distinción entre teoría e hipóstasis que suelenconfundirse desde la óptica empirista. Ya he precisado lo que se entiende por teoría. Lahipótesis es una formulación DESCRIPTIVA acerca de cómo acontecen ciertos eventos(observaciones), por lo que la reproducción metódica de los mismos permite aceptar orechazar la hipótesis. La causalidad es la única noción “explicativa” que admite elempirismo lógico por lo que constituye el núcleo de toda hipótesis. Se trata de unacausalidad lineal, unidireccional y mecanicista que permite, en el mejor de los casos,eslabonar una cadena de eventos, pero su introducción al interior de una teoría científica,como hemos analizado antes, es la quinta esencia de la subjetividad.Una teoría puede ser científica o no, con amplio o restringido poder explicativo, pero no seconfirma o se rechaza por los hechos, el creacionismo por ejemplo, no se confirma o serechaza por los hechos. El creacionismo por ejemplo, no rechazó por que los hechos locontradijeran; para su desplazamiento como concepción dominante, fue necesario elsurgimiento de otra teoría (el evolucionismo), que instauró otros referentes empíricos lasrelaciones entre las especies en la filogenia y a través de la selección natural. Fue eldiscurso evolucionista el que permitió rechazar el discurso creacionista y no los hechos,simplemente éstos eran otros muy distintos.Existe otra razón por la cual la constatación empírica no es un criterio de cientificidad deuna teoría, la cual hemos analizado de manera extensa en líneas anteriores y es porquetoda verificación empírica, por más rigurosa que sea la metodología utilizada, constituyeun proceso de trabajo con la división que le es propia, incluida por su puesto laespecialización. Tales circunstancias impiden la realización cabal de la teoría en lapráctica, además de que restringen (ya analizamos en qué grado) y condicionan la“originalidad” de las preguntas que pueden ser planteadas. Toda interrogantes que sehace el investigador de su contexto ciertos referentes por lo que no puede constituirse enel juez inapelable de la cientificiadad, aunque como veremos más adelante, puede 135
    • contribuir, indirectamente, a nuevas formulaciones conceptuales o a la emergencia deteorías.Paras entender mejor la relación de la teoría con los hechos propongo distinguirrigurosamente entre lo que llamaré por una lado, poder explicativo y por el otro vigenciaexplicativa de una teoría. Aquí ya no nos ocuparemos de los atributos de cientificidad deuna teoría que fueron desarrollados previamente.El poder explicativo designa la cualidad de una teoría de proporcionar la inteligibilidad deuna espacio de realidad, a través de los referentes empíricos que hace aparentes. Esacualidad no sólo hace alusión a los límites del espacio de realidad que constituye suámbito de conocimiento sino, fundamentalmente, a las características de la explicación ydel entendimiento que aporta de dicho espacio. Veamos algunos ejemplos:Cuando prevalecía el pensamiento religioso como concepción dominante del mundo nohabía límites del espacio de realidad de estas teorías ya que incluían todos los espaciosposibles, sin embargo el entendimiento tan superficial que proporcionaban de dichosespacios dio lugar al surgimiento de otras teorías que si bien tenían un menor ámbito deconocimiento permitían un entendimiento más profundo.La física Newtoniana cuyo referente son las relaciones mecánicas entre los cuerposestáticos o dinámicos, permite explicar el comportamiento de dichos cuerpos en un ámbitode movimiento restringido a velocidades lejanas a la luz, por lo mismo tiene un menorpoder explicativo que la Física relativista ya que ésta incorpora además otras relacionesentre ciertos objetos (partículas elementales y cuerpos celestes) cuya velocidad puedeincluir todo el espectro conocido.El espacio de realidad de la teoría genética deja de lado las relaciones del organismo conel entorno, por lo que es total mente insuficiente para comprender (explicar) los efectos delmedio ambiente sobre el organismo.La teoría de la evolución circunscribe un espacio de realidad de las relacionesinterespecie, tanto a través de la filogenia (el ancestro común, los cambios graduales, laespeciación) como en su coexistencia en épocas determinadas (supervivencia del másapto) que incluyen las relaciones intraespecie, de ahí su amplio poder explicativo.El materialismo histórico tiene como referentes a las relaciones entre las diversasformaciones sociales (sociedades) a través de la historia (los cambios y revolucionessociales); a las relaciones que en una época dada tiene distintas naciones entre sí(ejemonía/subordinación) y las relaciones en el interior de cada formación social (entre elEstado y la sociedad civil, entre los poderes del estado, en el seno de la sociedad civil,etcétera). En cambio el funcionalismo se restringe estrictamente a las relaciones socialesen el interior de la sociedad civil.El poder explicativo de una teoría es puesto en tela de juicio cuando se muestrainsuficiente ante observaciones que no pueden ser explicadas o bien que contradicen loque la teoría sostiene. Ambas situaciones de cuestionamiento del poder explicativo de unateoría, ocurren precisamente cuando se le confronta con observaciones que desbordan loslímites de los referentes empíricos que le son propios, aquí, algunos ejemplos, las 136
    • observaciones que dieron sustento al concepto de la velocidad de la luz como unaconstante universal, que a su vez fue la base de la famosa fórmula E=MC ², pertenecían aun espacio de realidad diferente al de la mecánica clásica. Las excepciones al conceptode dominancia en la teoría genética surgieron de la medicina que era un ámbito diferentede “los guisantes de Mendel”. La teoría de inconsciente Freudiano se hizo posible porquediversas observaciones que se dejaban de lado en la neurología-fisiológica porconsiderarlas irrelevantes, al ser recuperadas bajo otra perspectiva fueron justamente lasque mostraron la insuficiencia explicativa de las ideas dominantes de la época. Estosejemplos ilustran que además de las teorías, existen otros espacios de conocimientos queno tienen el mismo grado de elaboración, pero que son base de otras concepciones dedonde surgen “otros hechos” que ponen en evidencia la insuficiencia explicativa de lateoría de que se trate.Tanto la insuficiencia en el poder explicativo de una teoría como su falta decorrespondencia con las observaciones constituyen el estímulo inicial que puede llevar alsurgimiento de otra teoría.La vigencia explicativa de una teoría alude a una situación histórica en la cual, una teoríapuede ser explicación aceptada (vigente) por la comunidad científica o por el contrario,haber sido rechazada, admitida sólo por la minoría o aún desconocida por esta mismacomunidad (sin vigencia). El mayor poder explicativo y la vigencia explicativa suelencoincidir en las llamadas ciencias naturales, en cambio en las ciencias humanas, debido ala eficacia específica de la ideología dominante en el espacio teórico correspondiente (decada ciencia) se puede presentar dos tipos de situaciones:Por un lado su desplazamiento por otras teorías; poco importa si en estas ultimas se hareintroducido al sujeto como categoría fundadora, o si su poder explicativo es menor. Sonlas tendencias sociales dominantes las que harán prevalecer unas o otras. Tal es el casodel materialismo histórico en las sociedades occidentales desplazado por el funcionalismo,o el del psicoanálisis desplazado por el conductismo.Por otro lado, la realización de una teoría en la práctica puede ocasionar profundosreacomodos conceptuales que la hacen inocua y explotable por las tendencias socialesdominantes (la situación del materialismo histórico en los llamados países socialistas y ladel psicoanálisis en el seno de las que se hacen llamar sociedades psicoanalíticas, quereivindican la primacía del yo en la teoría).La vigencia explicativa de una teoría depende, conviene insistir de las tendencias socialesdominantes, en este sentido es necesario advertir que los aportes de las ciencia naturalesson rápidamente capitalizadas por aquellas, lo que les permite incrementar su hegemonía.La vigencia explicativa de una teoría en esta esfera de la ciencias, se modifica en formaestricta cuando surge otra teoría (con mayor poder explicativo) que la desplaza de sucentralidad. Sin embargo, el inicio de toda ciencia (corte epistemológico) tienehabitualmente un largo periodo de latencia para instalarse en la vigencia explicativa.La revolución copernicana, por ejemplo, en su tiempo resultaba profundamente subversivapara las tendencia dominantes (la ideología religiosa y el clero) como hoy día resultan lasciencia humanas. La vigencia de las ideas de Copérnico llegó muchos años después,cuando fue aceptable para las ideas dominantes de época. Otra situación que puede 137
    • ocurrir es que la teoría sea claramente insuficiente en su poder explicativo y retener suvigencia entre poder explicativo y vigencia al no existir otra teoría que la supere. En lasciencias humanas, la relación entre poder explicativo y vigencia explicativa es mucho máscompleja como ya apuntamos arriba. De lo anterior se desprende que la vigenciaexplicativa expresa la relación entre las teorías y es dependiente de las tendenciassociales dominantes; en cambio, el poder explicativo proviene de la relación de la teoríacon el espacio de realidad que es su referente.Ahora pasaré a considerar en mayor detalle el proceso de verificación. Ya habíamencionado que lo que se verifica son las hipótesis no las teorías. ¿Cuál es entonces elpapel de la verificación en el conocimiento?. En principio es necesario comprender que amejores condiciones de verificación, es decir a un mayor control de las circunstancias,equivale una mayor restricción y mayor distorsión del espacio de realidad lo que supone asu vez, mínima representatividad con respecto a los referentes empíricos de la teoría. Deaquí se desprende una contradicción lógica aparentemente insalvable, entre una teoríaexplicativa y la observación de sus hechos. En efecto, los hechos reproducidosmetódicamente, que es el núcleo de todo experimento, limitan a tal grado el espacio derealidad que resultan demasiado insignificantes para una teoría con amplio poderexplicativo, y por lo mismo su vinculación no parece factible; como si los hechos sólopudiesen relacionarse con otros hechos y las teorías consigo mismas. No hay talcontradicción. Toda teoría científica está integrada por diversos conceptos que tienen demanera predominante alguno de los dos ingredientes siguientes: poder explicativo (noconfundir con el poder explicativo de una teoría) y poder descriptivo que se encuentran enrelación inversa (a mayor poder explicativo menor poder descriptivo y viceversa). En lateoría de la evolución, por ejemplo, el concepto selección natural es más explicativo que elde variación que tiene más poder descriptivo. En la teoría genética el concepto dominanciaes más explicativo que el de mutación. En la teoría psicoanalítica, con respecto a lossueños, el concepto de represión es más explicativo que el de contenido manifiesto. En elmaterialismo histórico, el concepto de relaciones de producción es más explicativo que elde relaciones de distribución. Además, los conceptos explicativos incluyen otros conceptosderivados cada vez más descriptivos que especifican y delimitan con mayor precisión elobjeto de conocimiento. Así la selección natural incluye la selección sexual, el aislamientogeográfico, las relaciones depredador / víctima entre las especies, que tienen mayor poderdescriptivo. Es precisamente de los conceptos derivados con mayor poder descriptivo deuna teoría, de donde se desprenden las hipótesis, lo que hace posible que lasobservaciones sean los indicadores (remotos) del poder explicativo de una teoría en“regiones restringidas” de sus referentes empíricos.Sin embargo, insistiré, aún los conceptos con gran poder descriptivo no son cosas. Unejemplo particularmente significativo es el concepto del receptor tan en boga hoy día.Pensamos en los llamados receptores para insulina; sucede que se le da ese nombre aciertas estructuras bioquímicas que se encuentran en la superficie de determinadascélulas con alta afinidad fisicoquímica por la insulina; sin embargo, ocurre que si losniveles de insulina se elevan, estos receptores parecen disminuir su número en lasuperficie celular, lo que en aras de explicar las observaciones nos llevaría a llamarlos“efectos” de algunas de las acciones de la insulina en la célula en cuestión. ‘Cómo resolveresta contradicción de designarlas receptores o efectores que parece irresoluble?. Elproblema radica en “cosificar” el concepto receptor o efector (típico disparate de factura 138
    • empirista), lo que ocurre es que la estructura bioquímica mencionada tiene relaciones dereceptor y de efector con otra estructura bioquímica, en este caso la insulina.Hasta aquí se han mencionado las principales implicaciones de la verificación en unateoría explicativa. Toca su turno a las teorías descriptivas. En lo que se ha dado en llamrbiomedicina contamos con dos ejemplos particularmente significativos: la teoría de lasenfermedades y la teoría celular. Ambas están compuestas de conceptos predominantesdescriptivos y su ámbito (descriptivo) a diferencia de las teorías explicativas creceacumulativamente conforme la tecnología se incorpora al estudio de sus referentes. Lasobservaciones no cuestionan a una teoría descriptiva sino que se incorporan a ella. Estasteorías no procuran la explicación y el entendimiento de los eventos o fenómenos sino sudescripción cada vez más exhausta. De lo anterior puede adelantarse que en las teoríasdescriptivas no hay ni puede haber, descentramiento de la subjetividad o rupturaepistemológica, tampoco requieren de conceptos que cohesionen el ámbito deobservaciones (objeto de conocimiento. Véase antes), y de la misma manera no tienenporqué interesarse en diferenciar las cualidades físicas, químicas o biológicas de susreferentes. En el empirismo, cualquier observación de cualquier género, encuentraacomodo. Otra característica de las teorías descriptivas es la introducción creciente de lasmatemáticas* en su ámbito. En este sentido la matematización de una teoría posibilita laverificación precisa, pero de ninguna manera le confiere a una teoría poder explicarlo,acrecienta su poder descriptivo.Aún en las ciencias naturales y más particularmente en la Física, son los conceptos deenergía, masa, espacio, tiempo, etc., y sus relaciones, lo explicativo; la introducción de lasmatemáticas posibilita su constatación empírica, amplia su poder descriptivo pero noagrega un ápice a su poder explicativo.Si bien hemos dicho que la descripción matematizada proporciona precisión y exactitud enlas observaciones, algo muy diferente es pretender que las intervenciones que el hombrehace en la naturaleza por mediación de la tecnología sólo requieran de las descripcionesmatematizadas. Es precisamente por la carencia de teorías explicativas que le dencontinente a las acciones tecnológicas, que éstas son de alcances restringidos y confrecuencia provocan efectos no deseados o francamente contraproducente. Un casoparticularmente significativo es el de la introducción de la tecnología química en el ámbito* Las matemáticas son otro ingrediente del empirismo lógico que no habíamos analizado. Las matemáticas constituidaspor toda una serie de teorías regionales, representan un continente teórico, donde los conceptos tienen un carácter muypeculiar: carecen de referentes empírico específicos (propios); la coherencia de sus conceptos se basan en estructuraslógico-formales. Puede afirmarse que la técnica como actividad humana se inicia, justamente, cuando las matemáticas seincorporan a las prácticas sociales. La posibilidad de las mediciones precisas, permitió la organización del trabajoindividual y colectivo. Las matemáticas constituyen la teoría de la técnica por excelencia. Esta situación privilegiada delas matemáticas en la esfera de la técnica fue aprovechada por los empiristas lógicos quienes la ubicaron como la únicateoría válida en el conocimiento científico. Esto se entiende fácilmente si advertimos que las matemáticas permiten unacertificación cada vez más precisa ya que incrementan el poder descriptivo de cualquier observación y a su vez dichasdescripciones matematizadas proporcionan mayor precisión y exactitud en las intervenciones metódicas que se ponganen juego. Lo anterior aunado a la ausencia de validez que le asigna el empirismo lógico a las teorías explicativas,completa el escenario para que esta ideología dominante de la práctica científica reconozca exclusivamente a las teoríasmatemáticas como los soportes de la cientificidad. Un ingrediente adicional de la matematización es la predicción. Seentiende de suyo que la mayor precisión y exactitud de las mediciones permite identificar cierta regularidad operiodicidad en los eventos de cualquier género, facilitando su predicción futura. La predicción contiene grandesimplicaciones para la técnica pero no explica el cómo y sobre todo el porqué, de los eventos o fenómenos. 139
    • de lo biológico. Sobre este particular prevalece una concepción reduccionista que sostieneque la descripción química de la vida explica la biología; no hay tal explicación. Ladescripción exhaustiva desde el punto de vista químico de la diversidad de reacciones ensu ordenamiento para formar cadenas y secuencias, en su comportamiento manipuladoque permite retardar, acelerar o invertir la dirección de la reacción, etc., de ningunamanera nos proporciona el porqué del proceso vital. En cualquier intervención química,nuestro marco de referencia son las teorías químicas y en ausencia de una teoría generaldel proceso vital, nuestra comprensión de los efectos y alcances biológicos de laintervención es mínima.Veamos algunos ejemplos: la utilización de los antibióticos en medicina, representó sinduda un avance en la lucha contra las enfermedades, infecciones, pero hoy día, haprovocado tal modificación en el entorno bacteriano del hombre que los gérmenesinfectantes incrementan su resistencia y en ocasiones su virulencia, impulsando unacarrera que parece interminable entre la velocidad con que los gérmenes se hacenresistentes (por efecto del uso de los antimicrobianos) y la de la industria químico-farmacéutica para sintetizar y probar nuevos antibióticos y desde luego, adquirir mayoresganancias. El uso de las vacunas que es una estrategia más biológica que química (yaque promueve una respuesta activa del organismo), a pesar de sus limitaciones, puedeafirmarse que sus resultados son superiores, ya que no coinciden directamente en elentorno bacteriano, sino que modifican al organismo haciéndolo menos susceptible.El uso de los plaguicidas ha provocado graves desequilibrios ecológicos e infición delmedio ambiente; en cambio, las estrategias biológicas como la producción de insectos condeterminadas características para el control de diversas plagas, representa una maniobra,quizá más costosa a corto plazo, pero definitivamente superior a la larga, en cuanto a lapreservación del entorno.El empleo creciente de los alimentos industrializados, adicionados de substanciasquímicas con fines de conservación y estabilización, es hoy en día una amenaza deenvenenamiento lento y progresivo para los consumidores, lo que ha generado diversasreacciones en aquellos países donde la sociedad civil se ha movilizado en diversosórdenes, tendientes al consumo de los productos naturales o la utilización de sustanciasmenos tóxicas, y la búsqueda de nuevos procedimientos de conservación.Queda algo fundamental por analizar antes de concluir este apartado, se trata de larelación de una teoría explicativa con el conjunto de su objeto de conocimiento. Hasta aquíme he detenido en la relación de las teorías con sus referentes, toca su turno ahora a larelación de aquellas con el proceso que hacen aparente y al que le dan su nombre (elproceso evolutivo, el proceso inconsciente, el proceso histórico). Es en este sentido quelas teorías tienen un carácter anticipatorio y por ende, potencialmente transformador, conrespecto a los procesos que designan. Lo anterior significa que las teorías científicas, yesto es particularmente aplicable a las ciencias humanas, al hacer aparentes lasrelaciones que determinan a los procesos cuya especificidad las define como tales,posibilitan la transformación de su objeto de conocimiento, es decir, de los procesos quedefinen. Esta posibilidad es absolutamente privativa de las teorías explicativas. Porejemplo, el conocimiento de las relaciones que determinan el proceso inconsciente, nosdaría la posibilidad de transformarlo al modificar dichas relaciones. De la misma manera el 140
    • conocimiento del proceso histórico y de las relaciones sociales que lo determinan, haríafactible su transformación si se cambian las relaciones sociales.Ya se ha discutido ampliamente, que el ambiente social es el que habrá de determinar laforma de existencia, en “estado práctico”, de cada una de las teorías científicas, lo que leimpone severas restricciones a aquella posibilidad transformadora. Estas graveslimitaciones nos permite explicar, siguiendo los ejemplos previos, el porqué la teoríapsicoanalítica (que desentraña el proceso inconsciente por el cual los individuosintroyectan las ideologías dominantes, se someten a la autoridad, aprenden a reprimir susdeseos, etc), lejos de haber dado lugar a profundas modificaciones en la familia, laescuela, las instituciones represivas, lo que permitirá el desarrollo de un procesoinconsciente diferente (transformado), se restringe hoy en día a una técnica terapéuticaelitista, como mencioné antes.El materialismo, sí ha dado lugar a ciertas transformaciones sociales (históricas); sinembargo, el predominio abrumador de una tendencia (el partido hecho Estado), quedesigno a sí misma como depositaria de esta teoría, y pretendió abolir “por decreto” lalucha de tendencias como motor de la historia, restringió enormemente el potencialtransformador de la teoría. Lo que ocurrió fue una disminución de la desigualdadeconómica en las relaciones de dominio / subordinación derivadas de la división deltrabajo, y se acrecentó la disparidad entre el Estado y la sociedad civil, todo lo cual hemosanalizado en líneas anteriores. Es decir, la supuesta transformación del proceso social fueapenas una modificación parcial. De cualquier manera, es de la mayor importanciacomprender las implicaciones que tiene la existencia de una teoría, explicativa (científica),en cuanto a que representa la única posibilidad de conocer y por consiguiente detransformar, diversos tipos de relaciones (humanas) que hoy día impiden el avance delconocimiento como una forma de apropiación social.VIII. DE LA TRASCENDENCIA DE LOS HECHOS PARA LA TEORIA Antes de seguir, estimo necesario precisar nuestra posición con respecto al papel de lateoría y la práctica en el conocimiento científico. El conocimiento no es un problemateórico ni un problema práctico (metodológico), es el resultado de la fusión de una teoríacientífica con su práctica; la teoría representa la posibilidad de objetividad en elconocimiento debido al descentramiento predominante de la subjetividad, y la prácticadeterminan la forma de existencia social de la teoría y es la fuente de observaciones queen potencia pueden hacer evidente la insuficiencia explicativa de la teoría. Sin práctica nohay conocimiento posible, pero sin teoría explicativa: no hay contexto, jerarquías en lasobservaciones, acceso a la objetividad y posibilidad de transformación del objeto deconocimiento. De lo dicho se desprende que la práctica tiene primacía sobre la teoría en elconocimiento; pero entiéndase bien que primacía sobre la teoría en el conocimiento; peroentiéndase bien que primacía, de ninguna manera significa exclusividad.Regresando ahora al tema específico que nos ocupa en este apartado, insistiré una vezmás, en que cuando una teoría se instala en la vigencia merced al interjuego detendencias sociales, gradualmente se acepta como la realidad misma; se diluyepaulatinamente de la práctica científica cotidiana que le es propia, el reconocimiento de sucarácter teórico (sistema de conceptos), perdiéndose de vista que más tarde o mástemprano, nuevas observaciones habrán de mostrar sus insuficiencias explicativas y lanecesidad de algunos reacomodos intrateóricos que permitan dar cuenta de las nuevas 141
    • evidencias. Lo anterior ocurre en virtud de la división del trabajo que condiciona un devenirindependiente de la teoría y la práctica, y da lugar a lo que he denominado dogmatismo,que constituye el principal obstáculo para el científico ubique sus observaciones dentro delproceso de conocimiento, como un ir y venir de la teoría a los hechos y formularle a laexplicación vigente ciertos desafíos.Sin dejar de reconocer la situación restrictiva que enfrenta toda ciencia, puede afirmarseque aquellas observaciones que se realizan bajo el ámbito explicativo de conceptos quese aceptan como indiscutibles (dogmatismo), son las que menos contribuyen al avance delconocimiento teórico puesto que no están diseñadas para poner a prueba el poderexplicativo de la teoría; es decir, son poco significativas* para la teoría en cuestión.Por otra parte, para captar mejor en qué consisten las observaciones altamentesignificativas para la teoría, recurriré a algunos ejemplos: el célebre experimento deMichelson y Morley en 1887 se diseño con el objeto de detectar “el viento del éter” cuyaexistencia predecía la teoría física vigente. Los resultados de este experimento objetaronla existencia del éter (concepto descriptivo que venia desde Newton), lo que cuestionóhasta sus cimientos a la Física Newtoniana; al propio tiempo permitió concebir a lavelocidad de la luz como una constante universal lo dio lugar, junto con otras evidencias,al surgimiento de la Física Relativista. Es decir, los datos aportados por Michelson yMorley tuvieron una enorme significación en el ámbito teórico de la física al poner en dudael concepto de éter e iniciar al surgimiento de otra teoría que desplazó a la teoría físicavigente, en otras palabras, dio lugar a una reformulación epistemológica.También en el terreno de la física, el estudio de la radiación térmica de los cuerposcalientes y el descubrimiento de la radioactividad, tuvieron gran significación en el espaciode la teoría. Hicieron evidente la insuficiencia explicativa de la mecánica clásica, creandolas condiciones propias para la emergencia de la mecánica cuántica.El descubrimiento del oxigeno por Priestley al que llamó “aire desflogistizado”, fue de grantrascendencia para la teoría química ya que dio pie a que Lavoisier revolucionase laquímica, desterrando a la teoría del flogisto de su vigencia explicativa, en la combustión delas substancias.En el ámbito de la teoría genética donde los conceptos de dominación y recesividadexplican las leyes de la herencia; aquellas observaciones que mostraban la insuficienciaexplicativa de la dominancia (ciertas generaciones en el seno de una familia el rasgoheredado no se presentaba y reaparecía en otras), tuvieron gran significación biológica loque dio lugar a reacomodos y ajustes intrateóricos, como el concepto descriptivo de“penetrancia” (una penetrancia variable, explicaría porqué ciertos rasgos dominantes,* Me refiero aquí a la trascendencia de los hachos con respecto a los conceptos, es decir, a la medida en la cual puedenhacer evidente o no (esto depende de que el dogmatismo prevaleciente se debilite, y permita ubicar las nuevasobservaciones dentro de un espacio en transición –el de los hechos deficientemente explicados- en vez de descalificarlaso invalidarlas) la insuficiencia explicativa de una teoría, ya que de lo que se trata es el avance del conocimiento en tantoque unión de teoría y práctica. Es necesario distinguir entre la significación en el ámbito del conocimiento empírico quedependen, en última instancia, de la teoría matemática de las probabilidades (significación estadística), y la significacióno trascendencia de ciertos hechos en el ámbito del conocimiento teórico de la ciencia considerada, que es, lo que nosconcierne aquí. 142
    • estarían ausentes en algunos individuos, sin embargo, los trasmiten a sus descendientes),que restableció el poder explicativo de la teoría.Como consecuencia de los efectos de la división del trabajo que reiteradamente hemosseñalado antes, en la mayoría de los ejemplos mencionados fueron unos sujetos queaportaron las observaciones discrepantes de la explicación, hasta entonces aceptada, yotros los que pudieron superar los obstáculos epistemológicos (bastiones de la ideologíadominante) y llevar a cabo la crítica de la teoría vigente. Lo anterior es condición parainiciar un corte epistemológico (descentramiento predominante de la subjetividad), produciruna profunda reformulación del espacio teórico de una ciencia ya constituida o aportardeterminados ajustes a una teoría vigente, tal y como lo ilustran los ejemplos descritos.Se desprende de lo antes dicho que el hecho de que exista una teoría vigente en unaciencia determinada, no impide que en la práctica relacionada con dicha ciencia, serebasen los límites explicativos de la teoría haciendo visible su insuficiencia (la prácticatiene primacía sobre la teoría). Tales objeciones, sólo pueden tomar cuerpo, cuando haocurrido ya una cierta organización de las observaciones “disidentes” para construir unasólida evidencia. En otros términos, el cuestionamiento al poder explicativo de la teoríavigente requiere haberse constituido en una tendencia que influya en el ámbito científicocorrespondiente. Se entiende entonces que el principal estímulo al avance en la teoría loconstituye la falta de correspondencia entre los hechos y la teoría vigente. En este sentido,aportar observaciones que ayuden a consolidar una teoría como explicación vigente,equivale a cuestionar el poder explicativo que una teoría caduca que está en vías perdersu vigencia, y ambas situaciones, son avances en el conocimiento teórico, es decir, setrataría de hechos altamente significativos.Un efecto específico de las tendencias sociales dominantes sobre la ciencias, es elobtener de ellas recursos para mantener su predominio ya se a escala mundial, regional oen interior de una sociedad. Para comprender de qué manera ese efecto, condiciona a latrascendencia y la repercusión de los hechos en las teorías, es necesario, una vez más,diferenciar entre las ciencias naturales y las humanas.Las ciencia naturales han proporcionado conjuntamente con las matemáticas la mayorparte de la tecnología actual, por lo cual poco importa a los intereses dominantes si es unau otra teoría la que arriba a la vigencia; dicha situación le confiere mayor autonomía a lapráctica científica de las ciencia naturales, de las tendencias sociales actuantes. Loanterior representa en el nivel de los hechos, que el reconocimiento de su significación conrespecto a la teoría ha de atravesar por espacios menos conflictivos, a diferencia de lo queacontece en las ciencia humanas.En las ciencia humanas, donde el descentramiento de la subjetividad apunta de unamanera o de otra, a elucidar a través de qué procesos las relaciones sociales desiguales(tendencia dominante / tendencia dominada) se reproducen en el interior de cada sujeto,se perpetúan y ahondan en las sociedades actuales y lo que es más importanteatentatorio, cómo pueden atenuarse dichas relaciones desiguales o más aún, como invertirla correlación de fuerzas; resulta obvio que los intereses dominantes, intentarán impedir, atoda costa, la vigencia plena de las teorías amenazantes. Lo anterior se lleva a cabo através de la promoción o simplemente con la ausencia de cortapisas para el surgimiento ydesarrollo de otras teorías (subjetivas), que no cuestionen sus intereses, o bien, porquecondicionan de tal manera la realización práctica de teorías científicas, que resultan 143
    • inocuas. Todo esto expresa la menor autonomía de las ciencias humanas con respecto alconcierto de tendencias sociales actuales. Esta autonomía tan restringida, implica que loshechos significativos en las ciencia humanas son difícilmente reconocibles, por lo que surepercusión en las teorías respectivas, constituye un evento muy ocasional, que de diluyeen la “espesa maleza ideológica”.Es precisamente por la acumulación de hechos significativos, que se hacen evidentesciertos resquicios en el poder explicativo de una teoría, de esta manera de hace patente lanecesidad de los ajustes y de las correcciones conceptuales; sin embargo, llega unmomento en que a pesar de las diversas modificaciones que se han introducido, elconjunto creciente de evidencias muestra la grave insuficiencia explicativa de aquélla, loque provoca una situación peculiar en el ámbito del conocimiento al que se refiere la teoríaen cuestión: las nuevas observaciones parecen incomprensibles y su significado esconsecuentemente, equívoco; a esta situación se le ha denominado crisis epistemológica,es decir, todo un sistema de conceptos (conocimientos) con sus referentes empíricos, seresquebraja creando un vacío teórico. La crisis epistemológica tal y como se ha descrito esprácticamente privativa de la ciencias naturales; en las ciencia humanas el proceso adoptadistintas manifestaciones (véase antes). Estas crisis no es otra cosa que el momentohistórico donde el poder explicativo de la teoría aun vigente, se muestra claramenteinsuficiente ante las nuevas observaciones, lo que constituye el antecedente de profundosreacomodos intrateóricos que la modifican substancialmente, o bien de la emergencia deotra teoría con mayor poder explicativo que habrá de desplazarla. El proceso ocurre más o menos de la siguiente manera: la práctica (científica), como unaforma de apropiación de la naturaleza, “se adelanta” a la teoría incursionando en ámbitosque en sentido estricto ya no forman parte de los referentes empíricos de la teoría encuestión; surgen entonces, observaciones que objetan (contradicen) el poder explicativodela teoría vigente; tales observables se suceden cada vez con mayor frecuencia y de lamisma manera, hacen cada vez más evidente la falta de correspondencia de la teoría conel conjunto de nuevas observaciones; dicha situación que en sí misma representa ya unacrisis epistemológica, puede ser inicialmente resuelta en el campo teórico con laintroducción de ciertas modificaciones en los conceptos. Sin embargo, esta secuencia serepite hasta desembocar en una crisis de mayor envergadura que suele ser el antecedentedela reformulación epistemológica (véase antes).En las ciencia humanas, cuya vigencia está supeditada al conflicto de tendencias socialesopuestas, la crisis es poco manifiesta (aunque de hecho ocurre), subyace como trasfondo,y en su lugar puede aparecer un endurecimiento del dogmatismo o bien, se refuerzan lasteorías preñadas de subjetividad que son el vector a través del cual, las tendenciasdominantes acrecientan su hegemonía en el ámbito de la práctica científicacorrespondiente, lo que contribuye a perpetuar las relaciones sociales desiguales.De lo anterior podemos derivar que el conocimiento teórico se desarrolla en una formadiscontinua, por crisis; de una teoría caduca NO surge gradualmente aquélla que habrá desuperarla sino existe una verdadera ruptura entre una y otra, como ha sido demostradopor la historia de la ciencia. Esta discontinuidad que es la forma de desarrollo delconocimiento teórico, ocurre también entre el conocimiento empírico (observaciones) y lasteorías, esto significa que no hay una vía recta y expedita que permita la repercusióndirecta e inmediata de las observaciones en la teoría. La división del trabajo que 144
    • mencionamos en la primera parte de este ensayo, es un formidable obstáculo que impidela continuidad entre la práctica y la teoría; lo excepcional e improbable deldescentramiento de la subjetividad es el mejor testimonio de esta discontinuidad.Resulta por tanto, ingenua y claramente falsa la afirmación de que la observaciónsistematizada de los hechos es una primera etapa del conocimiento que se continúa, enforma sucesiva y articulada, con la formulación de conceptos, de leyes y finalmente deteorías, como sostiene numerosas obras dedicadas al llamado método científico. Es está,una de tantas ilusiones empiristas.Si bien es cierto que la acumulación de evidencias en contra del poder explicativo de unateoría es condición de su transformación o de su superación por otra teoría (pérdida de lavigencia explicativa); el surgimiento de una teoría nueva se lleva a cabo a través de lacrítica de la teoría precedente, es decir, la teoría que está en franca declinación es lamateria rima sobre la cual, el trabajo teórico producirá la teoría que habrá de superarla.Aquí algunos ejemplos: el heliocentrismo surgió de la crítica al geocentrismo; elevolucionismo tuvo que romper con el creacionismo y el fijismo, y el materialismo históricoemergió de la crítica a la economía clásica inglesa, la filosofía alemana y el socialismofrancés.Existe otro nivel de relación de los hechos con la teoría, particularmente aplicable a lasciencia humanas, que tienen lugar cuando a través de la realización práctica de la teoríaexplicativa en cuestión, se ha intentado una transformación de su objeto de conocimiento,es decir, del proceso que la teoría designa (véase antes). Tal es el caso. Por ejemplo, delpsicoanálisis después de la “cura psicoanalítica” o del materialismo histórico después deuna cambio impropiamente llamado “socialista”. En ambos ejemplos, no se trata deobservaciones que apoyen el poder explicativo de las teorías, sino su poder transformadorde los procesos inconsciente e histórico, respectivamente, tal y como analizamos líneasarriba. La significación de las evidencias provenientes de una objeto transformado (aunqueparcialmente por las enormes restricciones que le imponen las tendencias socialesdominantes), es cualitativamente distinto del provenientes de un objeto no transformado, yrepresenta una de los criterios supremos de que, efectivamente, el descentramientopredominante de la subjetividad, se ha operado en el interior de dichas teorías(científicas); todo lo cual nos permite distinguirlas de las teorías subjetivas que aparecenen escena es virtud de las ideologías dominantes. Es necesario percatarse que las transformaciones parciales del objeto de conocimiento,ejemplificadas en el párrafo que antecede, se han llevado a cabo sin el concurso de lasmatemáticas. Lo anterior nos permite captar las profunda diferencias existentes entre lasciencias naturales y las ciencias humanas con respecto a las matemáticas, pues mientrasen las primeras contribuyen decisivamente a incrementar su poder descriptivo mas no supoder explicativo (véase antes); en las segundas tienen una restringida utilidad descriptiva.Por cuanto queda dicho, se comprende, y nunca se insistirá suficiente en este punto, quela introducción de las matemáticas en el espacio teórico de las ciencias es el puente deunión con la técnica, pero de ninguna manera puede erigirse como criterio de cientificidaden las ciencias naturales y menos aún, en las ciencias humanas. 145
    • IX. EPILOGOHe intentado a lo largo de este ensayo ubicar la importancia relativa de los hechos y de lasteorías en el conocimiento.Como toda actividad social, la práctica científica está determinada por la división deltrabajo que hoy prevalece en el mundo moderno. Ha sido necesario, por tanto, analizarcon detalle las características de esa división del trabajo, que constituye un obstáculogigantesco para lograr, al propio tiempo, el acceso a un conocimiento no tendencioso y larealización cabal de una teoría científica en su práctica. Es precisamente el tipo derelación de los sujetos en el proceso de trabajo, a través de la división intelectual/manual ydirección/ejecución, a lo que se agrega la especialización progresiva, lo que determinó elsurgimiento y la consolidación del empirismo lógico como corriente epistemológicadominante en la práctica científica.He dedicado buena parte del espacio disponible a desentrañar las características másdistintas de las teorías explicativas que son las responsables de las transformaciones quela humanidad ha experimentado en la visión de sí misma y del mundo, lo que ha dadolugar a cambios substanciales en el hacer cotidiano, sobre todo en el último siglo.Hemos introducido conceptos como descentramiento de la subjetividad y corteepistemológico, para especificar el inicio de una ciencia en tanto que teoría que “descubre”nuevos referentes al conocimiento. He acuñado el concepto de reformulaciónepistemológica, para indicar el desplazamiento de una teoría científica de la vigenciaexplicativa, por otra con mayor poder explicativo.Se ha propuesto designar como disolución coyuntural de la división del trabajo, a lascircunstancias de excepción que posibilitan un conocimiento integrar y no tendencioso, yque son la premisa del corte epistemológico.He insistido, en varias oportunidades durante el desarrollo de este trabajo, en la diferenciacapital que existe entre las ciencias naturales y las ciencias humanas.Las ciencias naturales se “materializan” en el desarrollo tecnológico por lo que sonfácilmente asimiladas por las tendencias sociales dominantes y esto les procura,paradójicamente, mayor autonomía en su devenir. Las ciencias humanas en cambio, sonla arena de enfrentamiento de las tendencias sociales justamente porque cuestionan, dediversas maneras, la disparidad existente entre las tendencias antitéticas; el resultado esque las ciencias humanas están sujetas en su devenir a los avatares de lo social y lo queacontece es que las teorías explicativas, que representan un descentramientopredominante de la subjetividad, son desplazadas por teorías subjetivas o son modificadasen grado tal, que su realización práctica resulta inofensiva o más aún, contribuye aapuntalar la desigualdad entre tendencias.Si nos restringimos exclusivamente al espacio teórico, lo propio de las teorías explicativases el descentramiento creciente de la subjetividad como proceso discontinuo, en aras deacrecentar su espacio de realidad con el concurso imprescindible de las observacionesque como indicadores, cuestionen el poder explicativo de la teoría vigente. Lo anterior 146
    • constituye una situación propiciadora para reacomodos intrateóricos con fines decorrección y ajuste o de una reformulación epistemológica.El cuestionamiento al poder explicativo de una teoría pone en evidencia su mayor o menorinsuficiencia explicativa, pero no la convierte en falsa o verdadera, en refutada oconfirmada, que son atributos de las hipótesis.Las teorías explicativas son las únicas que proporcionan la posibilidad transformadora delobjeto de conocimiento: tal eventualidad en las ciencias naturales ha representado unacrecentamiento de la disparidad entre tendencias, sobre todo en el nivel internacional. Enlas ciencias humanas la posibilidad de transformación representa, justamente, lamodificación de la desigualdad.Lo propio de las teorías descriptivas es la acumulación de información cuyo corolario es eldesarrollo de la tecnología.Se ha responsabilizado a la “ciencia” no sin cierta razón, de buena parte de los males y delos peligros que enfrenta la humanidad hoy día. El avance tecnológico, cruel ironía, hacefactible la desaparición de la vida en este planeta. Como dice Koestler, el nuevo calendariose inicia en 1945.El dominio abrumador del empirismo lógico en las concepciones de los trabajadoresdedicados a las ciencias y a sus aplicaciones, hacer creer a los legos, que la producciónde tecnología es la única resultante posible de la actividad científica.Parafraseando e epígrafe diré que si la humanidad está muy lejos de haberle asignado unlugar a las teorías explicativas (al desconocer su importancia para el conocimiento) menostodavía ha encontrado su lugar en ellas. Los trabajadores dedicados a las cienciasnaturales, merced al predominio abrumador del empirismo lógico, ubican su quehacerindependientemente del suceder en otras ciencias, particularmente las ciencias humanas.En virtud de la división del trabajo, ignoran que lo social es el nivel que determina lasmodalidades de hacer en cada época histórica incluyendo la práctica científica. Por efectode la ideología dominante, se oculta ante sus ojos la influencia decisiva de las tendenciassociales en su concepción del mundo, en su haber cotidiano y en la utilización técnicainmediata o mediata de sus descubrimientos. Son las ciencias humanas, la posibilidad decomprender su labor dentro del concierto de multitud de procesos de trabajo en suinterrelación. Sin embargo, la fuerza del empirismo es tal, que para buena parte de los“científicos naturales”, las verdaderas ciencias humanas no son tales pues no han sidopenetradas por la matematización en todos sus resquicios, e ignoran que la explicación nopuede nunca diluirse en la descripción.La llamada libertad de investigación es otra ilusión empirista que pierde de vista todo elpeso de los condicionantes sociales que se encuentran anclados en el inconsciente delsujeto.Todos formamos parte de ciertas tendencias sociales, voluntaria o involuntariamente,consciente o inconscientemente, y esta pertenencia es la que determina en gran medida,nuestro hacer y nuestro pensar; sólo un esfuerzo adicional, excéntrico a nuestro trabajo 147
    • cotidiano puede facilitarnos el acceso a otra visión del mundo, a otra perspectiva delconocimiento.Si los científicos no han encontrado su lugar en las teorías ¿qué puede esperarse de lasociedad en su conjunto?. En efecto, distamos mucho de haber encontrado nuestro lugaren el concierto de las especies, tal como lo ilustran las profundas modificaciones, las másde las veces involuntarias, que hemos provocado en el delicado equilibrio de la vida. ¿Dequé otra manera pueden interpretarse las vastas regiones arrasadas, el envenenamientodel ambiente fisicoquímico y biológico, etc., que ha puesto en serio peligro la vida en suconjunto?. Por otra parte, estamos muy lejos de haber encontrado nuestro lugar comointegrante de grupos y clases dentro de las relaciones sociales; la búsqueda de lahegemonía condiciona las relaciones desiguales de dominio / subordinación entre lasnaciones, entre las clases sociales, entre los grupos, lo que perpetúa situaciones talescomo: la miseria, el sometimiento, la ignorancia, etc., que episódicamente se reviertencontra el orden que sanciona y mantiene dicha desigualdad.Poco importa si le vamos a llamar ciencia a lo explicativo o a lo acumulativo, lotrascendente es darnos cuenta que las teorías explicativas representan la única posibilidadpara comprender las intrincadas interrelaciones de los seres vivientes, incluidos loshumanos. Sólo un entendimiento profundo de cómo el mundo fisicoquímico, biológico,psicológico y social del que formamos parte ha llegado a ser lo que es, puede proporcionarque nuestras acciones, conscientemente organizadas, apunten hacia la preservación de lavida en su totalidad que es la premisa de la permanencia de la vida humana. Sólo lagestión colectiva de la vida social a través de la movilización de la comunidad en todos losórdenes, puede lograr un viraje en la producción y el uso de la tecnología, para que en vezde constituirse en el obstáculo formidable que hoy día impide salvaguardar la ida yaminorar las relaciones de desigualdad entre los pueblos se erija como coadyuvante delsurgimiento de nuevas relaciones del hombre con la naturaleza y consigo mismo, cuyotrasfondo sea una profunda solidaridad y respeto por todos y cada uno de los integrantesdel mundo viviente. 148
    • MITOS, UTOPÍAS Y MODERNIZACIÓN EDUCATIVA Dr. Guillermo Hernández Orozco1.- EL DESEMPEÑO MAGISTERIALLa modernización educativa del País, se encuentra ligada a los desempeños que losmaestros tengan en su vida cotidiana escolar, más allá de los discursos, de los nuevosproyectos que se implanten, para adaptar el pensar y hacer de los maestros en nombre dela modernización.Modificar la cotidianidad del maestro en la escuela es mucho más difícil, más complejoque hacer planes, proyectos, diseñar modelos de modernizaciones educativas.Cada maestro nacemos insertos en una cotidianeidad de clase. De ello tomamos losvalores, las aspiraciones y casi inexorablemente el rol que desempeñaremos en la vida.Mamamos, junto con la leche materna, la cultura de nuestro grupo social de pertenencia ycon él construimos nuestro propio espacio; aleación múltiple de lo particular y lo social.La construcción de la cotidianeidad produce al maestro, aleación de elementoscontradictorios entre sí, los cuales no participan en la misma proporción, ni con igualpeso,. Son relaciones asimétricas por esencia.La realidad social donde crecemos, donde nos desempeñamos los maestros, es unarealidad plural. Cada maestro tiene su expresión personal de desempeño escolar, adiferencia de que con el análisis de una hoja se puede conocer todos los árboles de esaespecie, no sucede así con los maestros, conociendo el desempeño de uno, no se puedesaber el de los demás.Como el personal heterogéneo que constituye el magisterio, sólo en la definición, sólo enel discurso, sólo en el modelo que se diseñe, existirá la homogeneidad, la igualdad dedesempeños.Únicamente la materia petrificada, sin vida, conserva su estructura igual, sin cambios. Larealidad escolar es un espacio social, vivo, contradictorio e inmodelizable.2.- LA MODERNIZACIÓN ES UN MITO. EN QUE CONSISTE:El mito es el deseo de alcanzar un ideal que n la realidad misma es imposible conseguir.Por ejemplo que todos los maestros sean como deben ser y no como son, es decir queposean los atributos que en el discurso del modelo de formación de maestros se lesasigna, utilizando las palabras estelares: reflexivos, críticos, comprometidos con surealidad, transformadores; modernos.El mito es una realidad síquica, porque la estructura interpretativa del sujeto la ha idoconstruyendo; hasta servir de criterio, de lente con que mira su realidad, sirviéndose dereferente para juzgar su entorno, es una realidad imperfecta siempre al ser contrastada 149
    • con el mito materializado en un modelo; que en este caso es el de modernización delmagisterio.El mito es realidad síquica que no se queda en el pensar, si no que se materializa en laacción, en la conducta del maestro; así se piensa y se actúa en consonancia con el mito.Aprendiendo un pensar mítico, no queda más opción que ponerlo en práctica: Pensarmíticamente.El mito de la modernización educativa es una conciencia colectiva, todos los maestroscreen en los mismos supuestos, tienen las mismas esperanzas, creen en el mismoproyecto. Es una conciencia colectiva estandarizada. ORIGEN:El mito surge ante la pérdida de fe en alcanzar utopías, modelos que poco a poco pierdenel hechizo de la actualidad, de lo novedoso, de la modernidad.La pérdida del hechizo, hace que los maestros lo deslegitimen y de esa manera se pierdael consenso en el poder curativo total del modelo en ejecución, al constatar que los malesque aseguraban curarían; aún se perpetúa e incluso se agravan en algunos aspectos:calidad, deserción, eficiencia terminal, transformación, mejor calidad de vida,analfabetismo, conformidad, imposibilidad de “puesta al día”, etc., hace que se busquenuevo médico, nueva medicina, nuevo proyecto de modernización educativa. Otro mito.Ante la imposibilidad de aceptar la realidad como es, se culpa a los métodos. A loscontenidos, a los maestros de ser los causantes de los males.La solución consiste en cambiar el modelo y que la realidad siga igual, es decir, crear otromito para sustituir el anterior. Devolver la esperanza mítica a la persona.El mito de la modernización se origina por fuerzas inconscientes, que al no encontrarexplicaciones fáciles, opta por dar una explicación simple, creando un nuevo modelo, frutodel deber ser y de la pérdida de la memoria. Se convierte en un ser ahistórico.El mito también se origina ante la amenaza externa que pone en peligro la estabilidadlaboral o existencial del maestro. Si lo que hacemos: educación, no tiene calidad, estamosdescalificados y alguien descalificado no tiene derecho de nada. Está en entredicho.Es necesario que la persona se inserte en el proyecto de modernización para que sereivindique, que se religitime, se recalifique o se queda fuera del convoy magisterial.El desencanto de no haber alcanzado el deber ser del anterior modelo, en el tiempoestipulado, en las condiciones existentes, produce pérdida de fe, pero el maestro no puedevivir sin esperanzas, sin perseguir utopías, por eso es necesario crear otras nuevas, paramantenerlo en movimiento, en persecución de liebres inatrapables. 150
    • CARACTERÍSTICA.Los modelos de modernización educativa, de desempeño magisterial son “camaleónicos”,según cada tiempo, cada política educativa predominante, cada grupo en el poderprevaleciente. En nombre de la nación, la justicia, la ciencia, la cultura, etc., adopta elnuevo color, los nuevos métodos, las nuevas estrategias, modalidades, prioridades, en fin:el nuevo modelo que como los camaleones se adaptan a circunstancias, cambian de color;mientras que la realidad permanece igual; es el modelo que cambia. El camaleón es elmismo.La modernización es adoptada ante la amenaza: ¡camaleón que no cambia de piel, eslagartijo! Y nadie quiere serlo.La modernización educativa es una relación mágica sujeto-objeto, entre maestros yeducación, entre educación y sociedad, donde se espera que con seguir el rito suceda elmilagro. Consultar a los padres, maestros, grupos representativos, etc., luego hacer unproyecto de modernización “científicamente” sólido, después ponerlo en marcha y por finhay que esperar el milagro.Un mito, una utopía, no puede ser refutada racionalmente, en la medida ñeque coincidecon las convicciones del grupo, ya que es el lenguaje de su acción.Tampoco puede ponerse en operación cualquier modelo, hasta que forme parte, hasta quehaya consenso de grupo. Hasta que los maestros “quieran” la modernización.El hombre se dedica a construir mitos cuando los anteriores se desgastan, cuando pierdensu hechizo se desligitiman. Por ello periódicamente es absolutamente indispensable crearnuevos modelos que generen esperanzas ante el desencanto, ante el fracaso de losanteriores.La modernización educativa es una utopía construida con andamiajes de mitos, pararegresar la esperanza de una sociedad desencantada que no comprende la complejidadde la realidad, y ante la imposibilidad de alcanzar verdades, transformar realidades, formarhombres nuevos, mejorar la calidad, cultura, ciencia, solidaridad prometida, se cambia laestrategia para renovar utopías.Se apologiza el futuro con amnesia del pasado. La modernización siguiente sí producirá elmilagro anhelado. El futuro como desconocido es seductor 151
    • COMPARACIÓN DE PARADIGMAS EDUCATIVOS EL PARADIGMA DE ENSEÑANZA EL PARADIGMA DE APRENDIZAJE Misión y propósitos> Proporcionar / transmitir instrucción > Producir aprendizaje> Transferir conocimientos del personal académico a > Fomentar en los estudiantes el descubrimiento y los estudiantes construcción del conocimiento> Impartir cursos y programas > Crear entornos de aprendizaje de gran poder> Mejorar la calidad de la enseñanza > Mejorar la calidad del aprendizaje> Dar acceso a un estudiantado diverso > Hacer posible el éxito para estudiantes muy diversos Criterios de éxito> Insumos, recursos > Productos de aprendizaje y éxito estudiantil> Calidad del nivel de los estudiantes de primer > Calidad de los estudiantes que egresan ingreso> Desarrollo y expansión del curiculum > Desarrollo y expansión de tecnologías de aprendizaje> Cantidad y calidad de los recursos > Cantidad y calidad de los resultados> Crecimiento de la matrícula y de los subsidios > Crecimiento y eficiencia del aprendizaje agregado> Calidad del personal académico y de la enseñanza > Calidad de los estudiantes y del aprendizaje Estructuras de enseñanza /aprendizaje> Atomística: las partes anteceden al todo > Visión holística: el todo antecede a las partes> El tiempo se considera constante y el aprendizaje > El aprendizaje se considera constante y el tiempo variable variable> Clases de 50 minutos, cursos de tres unidades > Entorno de aprendizaje> Todas las clases se inician y terminan al mismo > El entorno está listo cuando el estudiante lo está tiempo> Un maestro, un salón de clases > Cualquier experiencia de aprendizaje que funcione> Disciplinas y departamentos independientes > Colaboración interdisciplinaria e interdepartamental> Cobertura del programa > Resultados específicos de aprendizaje> Evaluación al final del curso > Evaluaciones antes, durante y después del curso> Calificaciones otorgadas por el maestro que > Evaluaciones externas del aprendizaje impartió> Evaluación privada > Evaluación pública> El grado equivale a horas-crédito acumuladas > El grado equivale al conocimiento y las habilidades demostradas 152
    • Teorías del aprendizaje> El conocimiento existe “afuera” > El conocimiento existe en la mente de las personas y se conforma de acuerdo con las experiencias individuales> El conocimiento se presenta en “trozos” > El conocimiento se construye, se crea, que los profesores suministran se “consigue”> El aprendizaje es acumulativo y lineal > El aprendizaje es un entrenamiento de marcos de referencia interactivos> Se ajusta a la metáfora de almacén de > El aprendizaje se ajusta a la metáfora de conocimientos cómo se aprende a andar en bicicleta> El aprendizaje se centra en el maestro y > El aprendizaje se centra en los depende de él estudiantes y depende de éstos> Se requieren maestros “en vivo” y > Se requieren estudiantes “activos” pero estudiantes “en vivo” no maestros “en vivo”> El grupo y el aprendizaje son > El aprendizaje y sus entornos son competitivos e individuales cooperativos, colaborativos y apoyadores> El talento y la habilidad son escasos > El talento y la habilidad abundan Productividad y financiamiento> Definición de productividad: costo por > Definición de productividad: costo por hora de instrucción por estudiante unidad de aprendizaje por estudiante> Financiamiento por horas de instrucción > Financiamiento por resultados de aprendizaje Naturaleza de los papeles que se desempeñan> Los académicos son esencialmente > Los académicos esencialmente diseñan conferencistas ámbitos y métodos de aprendizaje> La planta académica y los estudiantes > La planta académica, los estudiantes y actúan independiente y aisladamente otros miembros del personal trabajan en equipo> Los profesores clasifican y seleccionan > Los profesores desarrollan la a los estudiantes competencia y el talento de cada estudiante> El personal sirve/apoya a la planta > Todo el personal se considera como académica y al proceso de instrucción educadores que producen el aprendizaje y el éxito de los estudiantes> Cualquier experto en su campo puede > Fortalecer el aprendizaje es retante y enseñar complejo> Autoridad en línea jerarquía: actores > Gobierno compartidor; trabajo en equipo independientes 153
    • Bravo, Víctor “Teoría y realidad en Marx, Durkheim y Weber”. Juan Pablos Editor, S.A, México, 1979.TEORÍA Y REALIDAD EN MARX, DURKHEIM Y WEBERIntroducciónEs costumbre abordar el análisis teórico metodológico de un discurso científico sobre losocial, en torno de una serie de apartados donde se procura determinar, entre otros, lafilosofía de su autor y la concepción que ofrece de la realidad; los supuestos oproporciones teóricas en los que descansa el planteamiento racional; el proceso de laconstrucción del objeto de estudio; el mecanismo que permite la elaboración decategorías; la lógica que sustenta la explicación; el papel que desempeña la verificación ola prueba de hipótesis, etc. La ventaja de un trabajo similar es obvia; al tocar esos diversostemas, presenta una visión auténticamente totalizadora del pensamiento del autor. Sinembargo, fijar la atención en uno de los puntos anteriores suscita el interés académico desubrayar su importancia, y de pie para un estudio detallado del tema.Es así como con estas páginas se pretende examinar, exclusivamente el proceso de laconstrucción del objeto de estudio de tres clásicos del pensamiento sociológico: EmileDurkheim, Max Weber y Karl Marx. Ahora bien, con el fin de simplificar la presentación, esconveniente recurrir a una lógica reconstruida que haga fácil una exposición donde,respectivamente, se formule la problemática para cada autor y que a la par, posibilite unalectura comparativa. Para lograrlo, una solución comúnmente utilizada consiste en dividirel tema en un número determinado de subtemas que, en este caso, sean expuestos a laluz de los tres diferentes pensadores. De esta manera, se optó por cuatro subaparatos,cuya selección se debió a un criterio esencialmente personal: a través de su análisis,según nuestro entender, se cubre gran parte del tema que nos incumbe. Ellos son:La construcción del objeto de estudio como técnica de ruptura con respecto alconocimiento de sentido común.El papel de la realidad y de la teoría en la construcción del objeto de estudio.El papel de la construcción del objeto de estudio en el proceso de adquisición deconocimiento científico.La construcción del objeto de estudio en relación con lo que el autor entiende porsociología.Por último, señalamos que, para apoyar las diferentes conclusiones, haremos particularhincapié en tres monografías: El suicidio de Durkheim; La ética protestante y el espíritu delcapitalismo de Weber, y El 18 brumario de Luis Bonaparte, de Marx. 154
    • I. Durkheim: la construcción empiristaLa construcción del objeto de estudio como técnica de ruptura con respecto alconocimiento de sentido común.Más que cualquier otro autor, Durkheim es ampliamente conocido por su insistencia endistinguir, por un lado, las prenociones de sentido común y la ideología, y por el otro, elconocimiento rigurosamente científico. En su opinión, el investigador debe lucharconstantemente contra el conocimiento vulgar y los valores ideológicos que no tienen lugaren un discurso científico. Así, Durkheim declara que el procedimiento del objeto deestudio, debe constituir una herramienta de toque en esa lucha.“El (sociólogo) debe alejarse de esas falsas evidencias que dominan el pensamientovulgar, debe definitivamente desprenderse del yugo de esas categorías empíricas que lacostumbre termina volviendo tiránicas. Si de vez en cuando la necesidad le obliga arecurrir a ellas. Que lo haga teniendo conciencia de su poco valor, de manera que nuncase les considera dignas de tener un rol en la doctrina (científica)”. (Duekheim, 1967, pág.32)*.La forma de resolver este problema consiste, dice Durkheim, en tratar de los hechossociales, y, por ende, de los objetos de estudio de la sociología, como cosas definidas porcaracterísticas externas.“La primera regla y la más fundamental es la de considerar a los hechos sociales comocosa (...). en efecto, es cosa todo lo que se encuentra dado, todo lo que se ofrece o, mejordicho, se impone a la observación . Tratar de los fenómenos como cosas, es considerarlosen cualidad de datos que constituyan el punto de salida de la ciencia (...).Necesitamos entonces considerar a los fenómenos sociales en sí mismos, desprendidosde los sujetos conscientes que los representan hay que estudiarlos desde fuera, comocosas exteriores.” (Durkheim, 1967, pp. 15-28).El autor no pretende asignar un status ontológico al objeto de estudio de la sociología “afin de reducir las formas superiores del ser a las inferiores”, sino que insiste, simplemente,en una definición previa y objetiva del objeto de investigación. Así, en el consejo de “trataral objeto de estudio como cosa externa”. Es más conveniente subrayar “tratar”, que “cosa”.Aplicando sus premisas, podemos ver cómo el propio Durkheim utiliza las primeraspáginas de El Suicidio, para descartar una primera serie de definiciones poco objetivas delo que entenderá por suicidio, para construir una que sí considere al fenómeno como cosaobjetiva “Se llama suicidio, todo caso de muerte que resulta directa o indirectamente de unacto positivo o negativo, llevado a cabo por la víctima misma, la cual sabía que eseresultado se produciría.” (Durkheim, 1973, pág. 5).Durkheim cree que con esa definición objetiva del tema de su estudio se rompe,efectivamente, con las prenociones. Su concepto engloba, no sólo lo que la gente vulgar* En este trabajo, las referencias a las obras de Durkheim corresponden a las ediciones francesas indicadas en labibliografía general. 155
    • entiende por suicidio, sino también la conducta del capitán que prefiere hundirse con subarco antes que manifestar cobardía, o la del samurai que se abre las entrañas por habersido deshonrado, o finalmente la de las mujeres hindúes que se arrojan al fuego al morirsu marido. Lo mismo se suicidad los que mueren heroicamente, que los decepcionadospor asuntos amorosos o financieros.Ahora bien, con la única premisa de contar con una definición objetiva del tema de estudio,¿logra Durkheim romper con el conocimiento de sentido común?. Para responder,conviene aclarar lo que entenderemos por conocimiento de sentido común. Al respecto,Bachelard señala dos características de este tipo de saber. La primera y la más obvia, serefiere a su imprecisión. Sin rigor, el conocimiento de sentido común no puede fijar loslimites de su sapiencia ni establecer tampoco la prueba empírica de sus diferentesconclusiones. Durkheim, conocedor de las ciencias exactas, sabía que gran parte deldespegue y del éxito de esas últimas, había sido fruto de un trabajo sistematizador,mediante el cual se descarta todo pseudosaber vulgar o metafísico, sin apoyo en larealidad concreta. Trasladando esa experiencia al campo de la sociología, el mismo autorconfiaba en que, con definiciones objetivas, se lograría un resultado similar. El sociólogosalvaría el obstáculo epistemológico de su familiaridad con el universo social, generadorde prenociones falsas y de las condiciones para guardarles fe. En ese sentido, la premisade tratar de los hechos sociales como cosas definidas por características externas, esaltamente valiosa, ya que precisa y sistematiza el conocimiento de lo social. Más que unadefinición objetiva del objeto de estudio, Durkheim pugna por definiciones operacionales.Sin embargo, Bachelard menciona, como segunda característica del conocimiento delsentido común, que no puede evolucionar por servirse del empirismo como única filosofíade base. “Para ser absolutamente claro, dice el autor, creemos poder romper con esepostulado, más o menos explícito, que pretende reducir todo conocimiento a la sensación”(Bachelard, 1949, pág. 103). Más aún, puesto que la realidad concreta para proporcionarinformación, tiene que haber sido cuestionada, no es factible pretender definir los hechossociales como cosas externas, sin la ayuda de una teoría o de valores que indiquen suscualidades exteriores dignas de consideración. El empirista que, siguiendo a Durkheim,proyecta limitarse a los hechos, oculta intuiciones teóricas, por lo que su discurso se tornaideológico, o no deja de ser conocimiento de sentido común. El menosprecio del papel delsujeto del conocimiento en la construcción del objeto de estudio, ha valido a Durkheimnumerosas críticas. Así, Rex no valida en afirmar: “La principal desventaja de laexplicación que ofrece Durkheim está en su sesgo antiteórico que se manifiesta en suinsistencia de que los hechos sociales sean considerados como cosas, en su tesisempirista de que los conceptos de tipo son promedio, y en su renuncia a admitir lanecesidad de alguna hipótesis teórica previa a la labor de clasificación...” (Rex, 1971, pág.28).La construcción del objeto de estudio en relación con lo que el autor entiende porsociología.Más refiriéndose a los hechos sociales, Durkheim no sólo insiste en contar con sudefinición operacional que resulta obvia cuando se les considera como cosas, sino quetambién añade los calificativos: “externas” y “exteriores”. De esa manera, y desde elmomento mismo de la construcción del objeto de estudio, el autor confiere tarea legal a lasociología, en tanto que desingulariza a su objeto de conocimiento. En El Suicidio,podemos ver cómo Durkheim no se conforma con la definición objetiva que más arriba 156
    • presentamos, sino que a partir de ella busca otra que represente menos al fenómenoindividual, y más colectivo. En seguida, propone la tas de suicidios. Este nuevo objeto deconocimiento colectivo, no es una simple suma de fenómenos individuales eindependientes; por el contrario, representa un hecho diferente y sui generis que tiene suunidad y su individualidad, su naturaleza propia que, además, es del todo social. El nuevofenómeno no podrá ser explicado a través del comportamiento individual, sino únicamentedel social. (Durkheim, 1973, pág. 8).Así pues, y ya como una consecuencia del procedimiento de la construcción del objeto deestudio, la sociología de Durkheim aparece desicologizada e interesada, exclusivamente,en los fenómenos sociales generales, en contraste con los individuales o singulares. esadisciplina, al igual que las ciencias exactas, pretenderá establecer leyes generales queexpliquen lo tangible, lo exterior.El papel de la realidad y de la teoría en la construcción del objeto de estudio.La mayoría de los autores que califican a Durkheim de empirista, basan su juicio en la solalectura de Las reglas... De esa manera, la opinión es fácilmente justificable, puesto que enesa obra el autor menciona la utilidad de la teoría sólo al final del proceso de investigación,cuando es cuestión de interpretar causalmente las relaciones establecidas por simplecorrelación. Pero resta preguntarse cómo opera concretamente Durkheim en El suicidio.¿Cómo construye sus objetos de estudio?. Antes de responder, conviene señalar que si laconstrucción de todo objeto de estudio es siempre el resultado de un diálogo entre elsujeto y la realidad vale decir, como veremos, que el autor inclina el proceso al lado de larealidad; así se confirma la postura empirista de Durkheim. Sin embargo, es necesarioahondar en el tema, pues no entenderíamos de dónde surgen los suicidios egoístas,altruistas y anómicos, sin los elementos teóricos propuestos en La división...Comenzaremos recordando que el propio autor rechaza en el primer capítulo del libro II Elsuicidio, todo intento por constituir los tipos de suicidios a través de sus consecuencias. Elproceso, dice, debe ser invertido. Hay que partir de las causas para obtener así unaclasificación etiológica que, posteriormente, se complemente con una morfológica. Peroentonces cabe preguntar: ¿quién determina las causas y cómo se interpretan?. Larespuesta se encuentra en La división...., donde Durkheim establece los tipos de cohesión“orgánica” y “mecánica”. Así, al sentar correlaciones estadísticas de las personas quecarecen de mareos sociales integradores (extremo de la cohesión orgánica) y de aquellasque se encuentran exageradamente integradas (extremo de la cohesión mecánica), llega alos suicidios normales, egoísta y altruista. Finalmente, las crisis económicas que, en elprimer capítulo del libro La división..., son la causa ocasional de que habla de una divisiónanómica del trabajo, le inducen a construir el tercer tipo de suicidio que también denominaanómico.Creemos que el párrafo anterior basta para ilustrar la importancia de los elementosteóricos durkheimianos en la construcción de sus objetos de estudio. Resta decir que, parael autor, esos mismos elementos sólo representan un interés orientador. Gulan alsociólogo a través de la realidad concreta, donde un trabajo sistemático hace brotar laverdad mecánicamente de la superficie. Dicho en otras palabras, la teoría no tienen por fin 157
    • el conformar los datos, los objetos de estudio, sino tan sólo la de agruparlos, para luegocorrelacionarlos e interpretarlos. Durkheim es calificado de empirista.El papel de la construcción del objeto de estudio en el proceso de la adquisición deconocimiento científico.En este apartado, pretendemos exponer algunas ideas sobre la importancia cognoscitivadel objeto de estudio y de su construcción, en los respectivos discursos científicos de lostres autores que hemos seleccionado ¿Cuál es su función? ¿Responde a una tareaexplicativa, o más bien verificativa? ¿Investiga Durkheim el fenómeno social del suicidio,para obtener mayor conocimiento, o para comprobar una teoría previa?.En realidad, sería difícil de dar una respuesta tajante al párrafo anterior. Gracias a suinvestigación empírica, Durkheim llegó a resultados efectivamente novedosos. Determinóque el fenómeno social del suicidio no puede ser explicado a través de laspredisposiciones psicológicas de sus actores, sino sólo por la existencia de fenómenossociológicos determinantes a los que denominó corrientes “suicidogéneas”. En ellas, sedebería buscar el origen de las tasas de suicidio independientemente del parecerindividual. Asimismo, estableció dos tipos de suicidio (el egoísta y el altruista) cuyas tasasrelativamente constantes no debían prestarse a inquietud. Por el contrario, descubrió queel suicidio anómico cuya tasa mostraba una tendencia a incrementarse, era un síntomapatológico de las sociedades modernas. Los individuos manifestaban una dificultad cadavez mayor, para integrarse en la sociedad.Sin embargo, todos esos resultados, aunque novedosos, habían sido ya planteadosteóricamente en La división... Como es sabido, el autor sentó en su tesis doctoral, loselementos teóricos que habrían de enmarcar al conjunto de su obra posterior. A partir delanálisis sobre la relación entre el hombre y la sociedad, llegó a la conclusión de que eranecesario considerar al individuo como producto de la sociedad, y no a esta última, delindividuo. De ahí dedujo que la sociología debería ocuparse del estudio del todo y no desus partes; de los fenómenos sociales determinantes, y no de las acciones individualesdeterminadas. En esa misma obra, estableció los dos tipos de cohesión social que atan alhombre a la sociedad; la cohesión orgánica y la mecánica. Finalmente, destacó laexistencia de una división anómica del trabajo, particularmente relacionada con lasociedad moderna, donde los órganos que producen cohesión tienden a perder contactoentre ellos, dificultando así la integración individual en el todo social.De esa forma, no es arriesgado afirmar que el objeto de estudio durkheimiano cumple,esencialmente el objetivo de verificar la teoría. Ejecuta una tarea limitada de agrupaciónde datos, de manera que la realidad pueda ser expuesta o interpretada, de acuerdo con elpensamiento del investigador. El autor de El suicidio, señala acertadamente Aron, se hallainteresado en exhibir hasta qué punto los individuos se veían determinados por lasociedad; si seleccionó el tema del suicidio, fue porque en apariencia, no hay nada máspersonal que el hecho de quitarse la vida. Si se pusiera de manifiesto que el fenómenoestaba determinado por la sociedad, quedaría establecida definitivamente la primacía de lasociedad sobre el individuo (Aron, 1967, pág. 331).Ahora bien, es obvio que en ese quehacer, la realidad termina por desempeñar un papelpasivo que no induce a verdaderas reformulaciones teóricas; dicha en términos marxistas; 158
    • lo concreto pierde su riqueza de contradictoriedad y multiplicidad de significado. Endefinitiva, lo empírico atrae a Durkheim, sólo en tanto que pueda ser interpretado por suselementos teóricos previamente formulados y definitivamente estáticos.Nos propusimos examinar en estas páginas, primero el proceso de la construcción delobjeto de estudio en Durkheim y, posteriormente, extraer del análisis las diversasconclusiones que situaron epistemológicamente al autor como empirista. Sin embargo,para abordar el estudio del mismo mecanismo, en la obra de Weber, conviene invertir elprocedimiento. En virtud, no es posible concebir lo que significa para Weber un objeto deestudio, sin antes tener en mente las premisas metodológicas del autor y lo que entiendepor sociología.II. Weber: la construcción relativistaLa construcción del objeto de estudio en relación con lo que el autor entiende porsociología.La noción que tiene Weber de sociología sólo se puede entender considerando el debateintelectual que sacudió la Alemania de finales del siglo XIX. La polémica, en la queprincipalmente participaron Dilthey, Windelband, Rickert y Weber, surgió como la reacciónque produjo el enfoque enteramente positivista de los primeros sociólogos, encabezadospor Comte y Durkheim.Dilthey sostenía que el hombre no era simple naturaleza, por lo que los métodos usadospor las ciencias nomotéticas no podían aplicarse para dar cuenta de la acción y delpensamiento humano. Sin embargo, reconocía necesario encontrar generalidades oconceptualizaciones en la vida histórica que fueran similares a las leyes de las cienciasnaturales. Haciendo hincapié en el carácter singular de los procesos históricos, Diltheyenfatizó unilateralmente combinaciones de fenómenos aislados, más o menos definidos,para formular configuraciones culturales que denominó “tipos”. Estos serían los objetos deestudios de las ciencias del espíritu o de la historia, que se lograrían sólo por medio de lacomprensión interna sintética.Windelband y Rickert combatieron esa postura epistemológica que dividía la realidad endos sectores autónomos; para ellos, el sabio intentaba conocer tanto las relacionesgenerales o “leyes”, como el fenómeno en su singularidad.Finalmente, Weber sostuvo que no podía establecerse clasificación alguna de las ciencias,conforme a los criterios de distintos objetos “realidades” o sujetos “métodos”. El autorafirmó que sólo podía argüirse de una diferencia de intereses: la meta de las ciencias de lacultura consiste en la explicación del fenómeno singular, ya sea con el auxilio de leyesgenerales, ya sea gracias a la comprensión; en tanto que el fin de las ciencias de lanaturaleza se identifica con el establecimiento de leyes.“Establecer leyes y factores sólo constituiría para nosotros la primera de varias tareas quenos conduciría al conocimiento al que aspiramos. La segunda tarea, completamente nuevae independiente, a pesar de basarse en esa tarea preliminar, sería el análisis y laexposición ordenada de la agrupación individual e históricamente dada de tales factores yde su importante y concreta colaboración, dependiente de aquella; pero, ante todo, 159
    • consistiría en hacer inteligible la causa la causa y la naturaleza de dicha importancia. Latercera sería remontar la más lejos en lo pasado las distintas particularidades individualesde tales agrupaciones y ofrecer una explicación histórica a partir de constelacionesanteriores, igualmente individuales. Por último, una posible cuarta tarea consistiría en laevaluación de las posibles constelaciones en lo futuro” (Weber, 1971, pág. 41).De este último se desprende que el problema sustancial de Weber fuera el de desarrollarcategorías que, a manera de objetos de estudio permitieran tanto su investigacióncorrelacional mediante la aplicación de las leyes del método generalizante, como que a suvez aseguraran la unicidad de los objetos singulares. Para Weber el tipo ideal cumple esafunción.“(El tipo ideal se) obtiene mediante la acentuación unilateral de uno o varios puntos devista y mediante la reunión de gran cantidad de fenómenos individuales,difusos ydiscretos, que pueden darse en mayor o menor número o bien faltar por completo, y quese suman a los puntos de vista unilateralmente acentuadas a fin de formar un cuadrohomogéneo de ideas.” (Weber, 1971, pág. 61)Ahora bien, si es cierto que el objeto de estudio en Weber toma la forma de unaconstrucción típico-ideal, no toda construcción similar es objeto de estudio. Como Parsonsafirma, fue el doctor Von Schelting quien, por primera vez, señalara dos categorías muyheterogéneas de conceptos incluidos por Weber con el término del tipo ideal: losconceptos individualizadores y los generalizadores. (Parsons, 1968, pág. 742).Por lo que respecta a los conceptos individualizadores se tiene dos subcategorías. Por unlado, los individuos históricos concretos que constituyen los objetos de estudio del análisiscausal, como el capitalismo burgués racional moderno de La ética... La construcciónmental de tales individuos históricos pretende preparar y organizar el material concretopara el análisis causal. Por otro lado la subcategoría de conceptos individualizadores essemejante a la primera en su función lógica; empero, ya no se dan elementos de hechossociales, sino ideas tales como la teología calvinista, queso bien puede existir realmenteen un documento, es ideal en cuanto al grado de concientización que de ella tienen lascalvinistas. Como dice Parsons; el problema de sus relaciones es precisamente elproblema de a obra sociológica concreta de Weber.Estos tipos ideales individualizadores son, pues, los objetos de estudio de la sociologíaweberiana. Existen, sin embargo, otros tipos que el doctor Von Shelting califica degeneralizadores y que Weber incluye con la categoría de posibilidad objetiva. Estosúltimos se relacionan con la prueba empírica, por lo que permiten asegurar el caráctergeneralizador de hipótesis de los primeros años.Así, por ejemplo, en La ética..., Weber muestra, por medio de un desarrollo idealtipicogeneralizador, que debido a la paradoja de las “consecuencias inesperadas” es“posiblemente objetivo” que la teología calvinista haya ejercido influencia causl sobre eldesarrollo del capitalismo: teoría calvinista --- profesionalismo ascético --- secularización(consecuencia inesperada) ---profesionalismo laico --- espíritu del capitalismo (Weber,1969). De esto se desprende la validez de los dos tipos ideales u objetos de conocimientointelectualmente construidos: la ética protestante y el espíritu del capitalismo (Cf. Pág.27). 160
    • El papel de la realidad y de la teoría en la construcción del objeto de estudio.La definición de tipo ideal propuesta por Weber alude a “la reunión de gran cantidad defenómenos individuales”, etc. Cabe entonces preguntar si el autor proporciona una teoríaen la que se reúnan sistematizados los criterios que permitan decidir sobare los puntos devista por acentuar a los fenómenos individuales por reunir. Al respecto, Weber es formalcuando niega la existencia de “una teoría determinada. Sin embargo, su parecer nocoincide con el sesgo antiteórico de Durkheim, sino que responde a la concepciónweberiana de la realidad.Como es sabido, Weber manifestó constantemente modestia intelectual ante la realidad ala cual suponía infinita e inconmensurable para el entendimiento humano. En su opinión,representaba un absurdo pretender que una solo teoría, como el materialismo histórico,pudiera dar cuenta del conjunto de todos los hechos. Más aún, cualquier teoría por máscompleta que fuera, no nada más sería un punto de vista adicional, sino que ademásdebería concentrar su tarea tan sólo en un aspecto de la infinita realidad. Esta postura nopuede ser confundida con la del empirista que descarta la importancia de los elementosracionales en función de los fenómenos concretos. Weber advirtió siempre la utilidad delconcepto representativo; pero señaló que con relación a lo real representado, la distanciaentre ambos era infinita.¿Qué relación guarda entonces el objeto de estudio o tipo ideal individualizador con larealidad?. Para responder conviene, junto con Weber aclarar que “(esos tipos ideales sibien no constituyen una representación de lo real, desean conferir a la representaciónunos medios expresivos unívocos (...). De antemano queremos subrayar la necesidad deque los cuadros de pensamiento que aquí conceptuamos de <<ideales>>, en sentidopuramente lógico, sean rigurosamente separados de la noción del <<debe ser>> o<<modélico (...). Son cuadros mentales, no son la realidad histórica, y mucho menos larealidad auténtica, como tampoco son, en modo alguno, formas de esquemas en loscuales se pudiera incluir la realidad como ejemplar”. (Weber, 1971, págs. 60-65). De esamanera, los objetos de estudio weberianos difieren definitivamente de los durkhemianos.Si los últimos contenían la verdad absoluta “extraída objetivamente de la superficie de larealidad”, intelectual y científicamente; pero sólo de modo fragmentario.La importancia del sujeto del conocimiento en la construcción del objeto de estudio,aparece cuando, precisamente, es cuestión de seleccionar la parcela de la realidad porinvestigar. Esto, puesto que la sociología weberiana se ocupa de fenómenos singularescuyo interés no puede determinar una única macroteoría. Contrariamente a Marx, Weberpiensa que el devenir es en sí diferente de una sola significación en él no se encuentra elcriterio que centre el interés y la curiosidad del investigador ni tampoco da razones paraciertos fenómenos como fundamentales, y algunos otros como secundarios. En definitiva,el sociólogo opta por un tema de investigación, y construye su objeto de estudio, siempreen función de un sistema personal de elementos referenciales, que si bien puedeconstituirse en una teoría, no dejan de representar un punto de vista inicial valorativo.Weber denomina “relación con los valores”, al vínculo entre el investigador y su sistemareferencial. Este nexo no guarda parentesco alguno con juicios de valor sobre lo bueno olo malo, lo bello o lo feo; su función consiste en determinar el proceso de la construccióndel objeto de estudio ante la infinita e inagotable realidad. “Si se quiere precisar el papel 161
    • de la relación con los valores, es necesario considerar estos puntos diferentes: a)determina la selección del tema por tratar, es decir, permite separar un objeto de larealidad difusa; b) una vez elegido el tema, orienta la selección entre lo esencial y loaccesorio; en otros términos, define la individualidad histórica o la unidad del problema,define la individualidad histórica o la unidad del problema, al superar la infinidad de losdetalles, elementos o documentos; c) al actuar así, es la razón de la puesta en relaciónentre los diversos elementos y la significación que se les confiere; d) indica, igualmente,cuáles son las relaciones de causalidad que se han de establecer y hasta dónde ha deproseguir en la regresión causal; e) por último, puesto que no es una evaluación y exigeun pensamiento articulado a fin de que haya el control y la comprobación de la precisiónde las proposiciones, aparta lo que es simplemente vivido o vagamente sentido”. (Freund,1967, págs. 52-53).Del análisis precedente, resulta que la construcción del objeto de estudio weberiano esproducto de un diálogo entre el sujeto y lo real concreto. Sin embargo, al postular larealidad como infinita e inagotable, y al sujeto como provisto de un sin número de marcosreferenciales, Weber no puede ser calificado de “racionalista aplicado”. Las múltiplesposibilidades que abre el autor, conducen irremediablemente al relativismo o conocimientomosaical.Construcción del objeto de estudio como técnica de ruptura con respecto al conocimientode sentido común.Al igual que Durkheim, Weber admite la existencia de dos tipos de conocimientoclaramente diferenciables: el de sentido común y el científico. Sin embargo, difiere encuanto a sus respectivos orígenes y fronteras de validez. El conocimiento de sentidovulgar, según Weber, se apoya esencialmente en la experiencia vivida y en la intuición:ambos hechos, por ser personales y vagamente específicos, delimitan un conocimientoparticular, individual, incomunicable e incontrolable. Al ser la realidad infinita e inagotable,el conocimiento de sentido común corresponde, de seguro, una de sus parcelas; sinembargo; es diferente del otro, sólo porque no pretende apegarse a los cánonesuniversales del saber científico. Para Weber: “es y seguirá siendo cierto que en el campode las ciencias sociales toda demostración metodológicamente válida, si pretende haberlogrado su finalidad, tiene que ser admitida como correcta, incluso por un chino”. (Weber1971. pág.17). De esta manera, el conocimiento de sentido común puede convertirse encientífico únicamente a condición de someterse a los imperativos de la transformaciónconceptual, de la comprobación y de los otros mecanismos de prueba.La gran diferencia entre Weber y Durkheim, se hace notable en lo relacionado con laideología. Durkheim no solamente niega toda validez al conocimiento del sentido común,sino que, además, encuentra sus orígenes, tanto en las prenociones como en la ideología.Si Weber concuerda en lo relacionado con las prenociones que son producto de la simpleexperiencia vivida, discreta en lo tocante a la ideología. Como señalamos en el apartadoanterior, el autor opina que la ideología constituye una característica esencial de lanaturaleza humana, por lo que no sólo enmarca el conocimiento vulgar, sino incluso elcientífico: “la ausencia de ideología y la objetividad científica no tienen ningún parentescointerno”. (Weber, 1971, pág.20). 162
    • De esa forma, la construcción del objeto de estudio debe tener dos funciones. Por un lado,especificar el sistema de valores o ideología que caracteriza al sujeto de conocimiento, y,por el otro , ejecutar una tarea conceptual de manera de romper con el saber rutinario,personal e intuitivo. Como se ha venido insistiendo, el tipo individualizador cumple las dosfunciones, debido a la insistencia weberiana de que conforme un cuadro homogéneo deideas. Una vez especificada su relación con los valores, el investigador cuenta con lacomprensión y ciertos elementos teóricos que le permiten establecer las relaciones lógicasen el interior del tipo. Estas deben constituir un todo interconectado, sin elementosaislados o contradicciones.Al comparar la postura weberiana con la durkhemiana, se advierte el mayor realismo de laprimera. Pretender ignorar la ideología del investigador es absurdo. Sin embargo, alaceptar que el sociólogo maneje cuantos sistemas de valor le convengan, Weber sólologra romper con un sentido común, más no con el personal. Aunque científicamentecomunicable, la “sociología” weberiana termina por darnos tantas interpretaciones de unfenómeno, como sociólogos existen.El papel de la construcción del objeto de estudio en el proceso de adquisición deconocimiento científico.Para abordar el análisis de la función del objeto de estudio weberiano o tipo idealindividualizador, de antemano conviene descartar dos posibilidades: la explicativa y laverificativa. En efecto, el tipo no puede explicar ya que contrariamente a un modelo, nopretende captar la realidad infinita e inagotable. Se concentra tan sólo en ciertos aspectos,exagerándolos a fin de dar forma a un esquema coherentemente relacionado. Este relativoalejamiento de la realidad empírica impide, asimismo, que el tipo se construya paraverificar una de las múltiples teorías que permite el pensamiento weberiano, siendo así, laúnica función del tipo es la que el propio autor indicara: “Si bien no es una hipótesis, deseaseñalar el camino para la formación de hipótesis”. (Weber 1971, pág. 61). El procedimientopara alcanzar esa meta consiste en considerar la imagen ideal como simple instrumentometodológico, para compartirlo así con la realidad empírica.“Para la investigación histórica se plantea la tarea de determinar en cada caso particular,la proximidad o lejanía entre la realidad y el tipo ideal (...) tiene más bien el significado deun concepto limite, puramente ideal el cual se mide la realidad a fin de aclarardeterminados elementos importantes de su contenido empírico con el cual se lescompara”. (Weber, 1971 págs. 61-65).Ahora bien, surge una duda que, llevada al contexto de La ética..., se podría formular de lasiguiente manera; ¿Es posible que los objetos de estudio de la investigación se reduzcana los escritos de Franklin y a los predicamentos de Lutero que conforman los tipos idealesdel espíritu del empresario capitalista y de la ética protestante? La respuesta esobviamente afirmativa; pero conviene distinguir objeto de estudio y tema de investigación.Los objetos son los dos tipos ideales señalados, en tanto que el tema es el problema desus vínculos causales. Como lo señalamos en un apartado anterior, Weber comprara esasimágenes ideales con el desarrollo histórico concreto para obtener como posible hipótesisde interpretación histórica, la de la influencia causal del protestantismo sobre el desarrollodel capitalismo. 163
    • Así pues los objetos de estudio weberiano son simples instrumentos metodológicos delmétodo comparativo que no guardan relación alguna con el proceso de acumulación deconocimiento científico. En sí mismos, ni constituyen un intento explicativo, ni unoverificativo. Como señala Weber; “La construcción de tipos ideales no interesa como finsino exclusivamente como medio”. (Weber 1971, pág. 63).Por último restan por cuestionar los criterios que validan la utilidad de los tipos idealesindividualizadores. La pregunta es relevante, puesto que se tiene la tendencia aconsiderarlos eternamente fructíferos. Se dice que no existe posibilidad concreta derechazarlos debido a que la realidad empírica no tiene por qué corresponder con ellos.Pensamos que tal aseveración es falsa por no tener en cuenta el criterio fundamentalweberiano de la posibilidad objetiva. Refiriéndose precisamente a este problema el autorapunta: “¿Qué significado tienen tales conceptos de tipo ideal para una ciencia empíricatal como la queremos practicar nosotros? (...). Se trata de la construcción de relacionesque a nuestra fantasía le parecen suficientemente motivadas y, en consecuencia,objetivamente posibles, y que a nuestro saber nomológico le parecen adecuadas”. (Weber1971, pág. 63). Mouzelis , en su crítica del tipo ideal de burocracia, se apoya en esteapartado que da a conocer dos criterios de validez para cualquier tipo idealindividualizador. El primero o criterio de la posibilidad objetiva, exige que el tipo idealconstruido pueda ser empíricamente posible. Esto no implica que la realidad lo ofrezca ensu total pureza, sino que no entre en contradicción con ninguna de las leyes enunciada porel conjunto de las ciencias empíricas. El segundo o criterio de la motivación, señala que eltipo ideal debe resultar de un adecuado nivel de significación, es decir, que debe tenersentido para cualquier lector, producirle la impresión de su consistencia y admisibilidad(Mounseliz, 1973, pág. 53). Así la moderna teoría de las organizaciones ha determinado lainconsistencia del tipo ideal weberiano de la burocracia. Investigaciones recientes hanconducido a establecer leyes, a través de las cuales es posible asegurar que no existe unaposibilidad objetiva de encontrar la racionalidad del tipo weberiano.III. Marx: construcción y praxisLa construcción del objeto de estudio como técnica de ruptura con respecto al sentidocomún.Lo mismo Weber y Durkheim, ya anteriormente, Marx sugería la posibilidad de lograr unconocimiento objetivo de la realidad a través de una adecuada construcción del objeto deestudio, sin embargo, pensaba que la meta no se alcanzaría aplicando sistemas teóricosque, no obstante explicitados, contemplaran unívocamente la realidad; como tampocomerced a la simple, aunque sistemática, observación empírica directa. Los dos métodosdifieren de la ciencia como el error del conocimiento: el marxista ortodoxo los denominaideológicos (Moore, 1972, pág. 21). El primero que conduce al misticismo, consiste en eldominio de las ideas, representaciones y conceptos, sobre el mundo real. Conlleva a unaconstrucción del objeto de estudio cuya relación con la realidad carece de objetividad.Ubica, como punto de partida de la construcción, un conjunto de abstracciones que dehecho debieran resultar de la realidad y no del pensamiento subjetivo. Por lo que toca aeste método, Engels escribe: “Los esquemas lógicos no pueden referirse sino a formas depensamiento, pero aquí no se trata sino de las formas de ser, del mundo externo; y elpensamiento no puede jamás obtener e inferir esas formas de sí mismo, sino sólo delmundo externo. Con lo que se invierte enteramente la situación: Los principios no son el 164
    • punto de partida de la investigación, sino su resultado final, y no se aplican a la naturalezay a la historia humana, sino que se abstraen de ellas; no son la naturaleza, ni el reino delhombre los que se rigen según los principios, sino que éstos son correctos en la medidaen que concuerdan con la naturaleza y con la historia”. (Engels, 1969,págs. 67-68).El segundo procedimiento, que se apoya en una pretendida observación objetiva y directade la realidad, conduce al fetichismo. Implica conceder validez eterna a los vínculoscausales establecidos en lo presente. La relación entre el objeto de estudio y la realidad,cuando mucho solamente presenta una objetividad pasajera, histórica. En cuanto a lasmercancías, tal como las entiende la economía burguesa, Marx escribe:“(Como objeto útil, una mesa se hace de madera); pero en cuanto comienza acomportarse como mercancía, la mesa se convierte en un objeto físicamente metafísico(vale decir fetiche. VBA). No sólo se incorpora sobre sus patas encima del suelo, sino quese pone de cabeza frente a todas las demás mercancías, y de su cabeza de maderaempiezan a salir antojos mucho más peregrinos que si de pronto la mesa rompiese abailar por su propio impulso...Lo que aquí reviste a los ojos de los hombres la formafantasmagórica de una relación entre objetos materiales, no es más que una relaciónsocial concreta, establecida entre los mismos hombres”. (Marx, 1961. Cap.I sec. 4).De esa manera, el marxismo confiere validez a un objeto de estudio únicamente cuandosu construcción a partir de la realidad, logra hacer a un lado toda prenoción ideológica. Poresta razón conviene tener una idea clara de lo que este pensamiento entiende porideología. Como es sabido, Marx contempla el desarrollo de la historia a través delconflicto, por superar, entre clases dominantes y dominadas. La dominación quehistóricamente se le justifica basada en determinadas condiciones materiales, tambiénhace uso de filosofías encaminadas a presentar, como eternamente válidas las relacionesde subordinación. Para ello, las clases dominantes se sirven de aparatos que como elEstado, la Iglesia y la Escuela, difunden ideas, doctrinas y creencias: conjuntosuperestructura, que Marx denomina ideología. Tres conclusiones son, entonces,importantes para el proceso marxista de la construcción del objeto de estudio. a) Tener presente que el conocimiento que proporciona, si se desea objetivo, no puede ser eterno, ahistórico. “Afirmando que las relaciones actuales (de la producción burguesa) son naturales, los economistas dejan entender que esas son las relaciones en las que se crea la riqueza y se desarrollan las fuerzas productivas de conformidad con las leyes de la naturaleza. Entonces independientemente de la influencia del tiempo. Son leyes eternas que siempre deben determinar la sociedad. De esa manera. Hubo historia, pero ya no la hay”. (Marx, 1961, págs. 129-130). b) La construcción del objeto de estudio debe, pues resultar de un método histórico que además considere el conflicto determinado por condiciones materiales, entre las clases dominantes y dominadas. “nuestro presente objeto es, antes que nada, la producción: Individuos que producen en sociedad, entonces una producción de individuos socialmente determinada. Tal es naturalmente el punto de salida (...). Cuando entonces 165
    • hablamos de producción, se trata siempre de la producción de una fase determinada de la evolución social, de la producción de individuos que viven en sociedad”. (Marx, 1961. págs. 254-256). c) Por último, el método el cual se construye el objeto de estudio, debe tener en cuenta el punto de vista que realmente con lleva a la superación del conflicto entre las clases. Momento supremo, en el que la ideología desaparecerá por innecesaria y permitirá acceder al conocimiento realmente objetivo. En otros términos, el objeto de estudio auténticamente válido debe inducir a una praxis revolucionaria. “El mero conocimiento, aunque sea más amplio y profundo que el de la economía burguesa, no basta para someter fuerzas sociales al dominio de la sociedad. Para ello hace falta ante todo una “acción “social. Y cuando esa acción esté realizada, cuando la sociedad por medio de la toma de posesión y el manejo planificado de todos los medios de producción, se haya liberado a sí misma y a todos sus miembros de la servidumbre en que hoy están respecto de esos medios de producción (...) cuando el hombre, pues, no se limite a proponer, sino que también disponga, entonces desaparecerá el último poder ajeno que aún hoy se refleja en la religión, y con él desaparecerá también el reflejo religioso mismo, por la sencilla razón de que ya no habrá nada que reflejar”. (Engels, 1969, pág. 353).En este apartado creemos haber delineado los criterios de objetividad, a los que seencuentra sujeta la construcción del objeto de estudio marxista. Sin intentar emitir un juiciosobre la coherencia de los diferentes argumentos, resta que el autor someta el proceso arequisitos de difícil. Comprobación. En efecto, el objeto de estudio no sólo debe ser unacrítica de la ideología dominante, sino además contribuir a una praxis revolucionaria. Pero¿cómo determinar, a corto o a mediano plazo, si la praxis en cuestión contribuyerealmente al advenimiento de la sociedad sin clases? Cuestión fundamental que es causade continuos desacuerdos en el seno de la comunidad marxista. Las diferentesconsecuencias prácticas, que subyacen del tal o cual explicación de un fenómenoconcreto, han ocasionado que los marxistas se identifiquen, más por el método queemplean, que por las conclusiones concretas a las que llegan. Es a través de ese método,vale decir del materialismo histórico, que el objeto de estudio brota de un diálogo efectivoentre el sujeto de conocimiento y la realidad concreta. En el próximo apartado daremos aconocer algunas indicaciones al respecto, mayor detalle rebasaría los límites del trabajo.El papel de la realidad y de la teoría en la construcción del objeto de estudio.El materialismo dialéctico parte, para la construcción del objeto de estudio, de la cuestiónfundamental: ¿qué es la realidad? Empero, puesto que las cosas no se presentandirectamente y que no se posee la facultad de penetrar inmediatamente en la esencia deellas, es menester dar un rodeo para poder conocerlas. En este rodeo, las situacioneshistóricas concretas u objetos concretos, son el punto de partida del análisis; perotambién, su punto de llegada como totalidad explicada y objeto de conocimiento.“Lo concreto es concreto porque es la síntesis de numerosas determinaciones, entonces launidad de la diversidad. Es por ello que lo concreto aparece en el pensamiento como elproceso de la síntesis como el resultado y no como el punto de salida, aunque él sea el 166
    • verdadero punto de salida y por consiguiente, el punto de salida de la intuición y de larepresentación”. (Marx, 1961, págs. 254-256).En la construcción del objeto de estudio o totalidad pensada, el análisis marxista distinguediferentes planos en una realidad concreta: a) el de las acciones y actitudes de los actoresindividuales; b) el de las acciones y movimientos colectivos; y finalmente c) el de losprocesos globales históricos, estructurales. La construcción del objeto de estudio sólo selogra a través de la determinación de los vínculos dialécticos que establecen entre sí esosnivelesRefiriéndose, por ejemplo, al estudio específico de El 18 brumario... resulta claro apreciarcómo el propio Marx distingue esos niveles de la realidad y sus respectivos vínculosdialécticos en su afán por captar la esencia de una situación histórica concreta.“Sobre las diversas formas de propiedad y sobre las condiciones sociales de la existenciase levanta toda una superestructura de sentimientos, ilusiones, modos de pensar yconcepciones de vida diversas y plasmadas de un modo peculiar. La clase entera la crea yla forma derivándolas de sus bases materiales y de las relaciones socialescorrespondientes. El individuo suelto, a quien se le imbuye de la tradición y la educaciónpodrá creer que son los verdaderos móviles y el punto de partida de su conducta” (Marx,1971, pág. 254).Es importante subrayar que en el proceso de la construcción del objeto de estudio, elmarxismo establece un verdadero diálogo entre sujeto y la realidad a fin de relacionar aesas dos distancias y conformar al objeto de conocimiento. Este proceso dista mucho delidealismo, en el cual la cuestión de fondo no es: ¿qué es la realidad?, sino: ¿cómo puedeser conocida la realidad?. De ahí que en la construcción del objeto de estudio idealizado,intervenga apriorísticamente la teoría, atribuyendo mística e idealmente cualidades a larealidad concreta.“(En el materialismo) el método de elevarse de lo abstracto a lo concreto no es para elpensamiento sino la manera de apropiarse lo concreto, de reproducirlo bajo la forma de unconcreto mental. Pero esto no es de ningún modo el proceso de la génesis de lo concretomismo (...) el sujeto real mantiene, antes como después, su autonomía fuera de la mente,por lo menos durante el tiempo en que el cerebro se comporta únicamente de maneraesculativa, teórica”. (Marx, 1961 págs. 254-256).Volviendo al caso de El 18 brumario..., resulta ilustrativo el párrafo precedente, porque noshace darnos cuenta de que Marx no sólo contempla cómo los procesos estructurales yglobales condicionan las acciones y los movimientos colectivos, sino que éstos a su vezcondicionan las actitudes individuales. En realidad, el autor también da cuenta de vínculosinorgánicos en los que se presenta un divorcio entre la actitud de ciertos individuos y susrespectivas fracciones de clase, o entre los proyectos históricos de esas últimas y lascondiciones estructurales globales que impiden su desarrollo. Si solamente se tomara enconsideración el primer aspecto, se llegaría, como subraya Kosik, a una falsa totalidad que“deja a un lado la riqueza de la realidad, es decir, su contradictoriedad y multiplicidad designificados, para abarcar exclusivamente los hechos concordantes con el principioabstracto”. (Kosik, 1967, pág. 71). 167
    • Por último, importa referirnos a la propiedad genético-dinámica del objeto de estudiomarxista. Este, que hemos identificado con la totalidad pensada, no puede serconsiderado como un todo estático, definitivo, que a partir de una primera construcciónefectiva, baste con llenar de contenido en lo futuro. La indagación de cómo nace latotalidad, debe ser complementada con una investigación de las fuentes internas de sudesarrollo y movimiento. De esta manera, el objeto de estudio marxista tomaconstantemente nuevas formas. Los supuestos que fueron su origen se manifiestaninmediatamente como resultados de su propia realización y reproducción; dejan de ser lascondiciones de su surgimiento histórico para transformarse en los resultados y en lascondiciones de su futura existencia histórica.El objeto de estudio marxista coincide con los postulados epistemológicos bachelardianos.Su construcción no se apoya “en el realismo que es definitivo ni en el idealismo que esprematuro (...), sino en un racionalismo concreto, aplicado, solidario, con nuevasexperiencias particulares y precisas”. (Bachelard, 1949, pág. 8), su función no consiste encaptar o capturar la realidad, sino en traducirla mentalmente respetando su desarrollo, supropia transformación.El papel de la construcción del objeto de estudio en el proceso de adquisición deconocimiento científico.Más que en cualquier otro discurso científico, es en el marxismo donde la construcción delobjeto de estudio se identifica plenamente con una labor cognoscitiva. A través delmaterialismo dialéctico, el investigador construye la totalidad pensada, que no es sino elreflejo de la totalidad concreta, de sus fenómenos complejos y contradictorios, vale decir,de su propia dialéctica.Sin embargo, el concepto de conocimiento, en el marxismo, implica algo más que unasimple tarea estática de raciocinio. No se limita a deducir la teoría de la práctica, son queademás utiliza la teoría para la transformación revolucionaria del mundo. Frente al carácterlimitado del objeto de estudio weberiano, el cual no pretende servir guía en la actividadpráctica, contrastada la totalidad pensada. Esta debe, pues cumplir dos funciones: explicarla diversidad y contradicción de los acontecimientos que se producen en la sociedad ydeterminar las acciones revolucionarias más adecuadas. El conocimiento que ofrece esteobjeto de estudio, no puede delimitarse a interpretar el mundo, sino que debetransformarlo.La importancia que reviste la acción práctica derivada de la construcción del objeto deestudio marxista, ya fue señalada en un apartado anterior. Es su carácter auténticamenterevolucionario el que, en última instancia, determina el criterio de su validez. En estesentido, la aplicación del método adecuado aparece como simple premisa intelectual,subjetiva, es decir, del sujeto cognoscente, cuyo objeto de estudio debe reflejar ladialéctica objetiva del mundo que lo rodea, a fin de contribuir acertadamente a sudesarrollo. Dialéctico y objetivo de la naturaleza, para señalar así la influencia práctica dela sociedad sobre el mundo material.La construcción del objeto de estudio en relación con lo que el autor entiende porsociología. 168
    • Resta por ver si a través del análisis que hemos efectuado de la construcción del objeto deestudio en el marxismo, podemos inducir lo que esta disciplina entiende por sociología. Alrespecto, un primer punto que conviene señalar, se refiere a la imposibilidad de hablar desociología marxista en el sentido durkhemiano o comtiano. En efecto, el postuladodurkhemiano que considera los hechos sociales como cosas externas determinadas porfenómenos sociales, no sólo tiene por consecuencia la de descartar las explicacionesreduccionistas, sicologizantes, del discurso sociológico. En realidad, lo que pretenden lospositivistas del siglo XIX, es un conocimiento científico parcelario que, limitándose a loshechos del orden social existente, permita la corrección y el mejoramiento de la sociedad,sin cuestionar por ello la esencia misma de ese orden (Marcuse, 1971, pág. 344). Por elcontrario, el objeto de estudio marxista muestra una visión totalizadora, cuya construcciónno se limita a los fenómenos sociales externos. Como se vio, brota de una tripleconsideración de las esferas económicas, sociales e individuales. Por esta razón, señalaacertadamente Marini: “Considerando (como) ciencia especial aquella que tiene un objetode estudio, un marco teórico propio y un método propio, no existe en rigor, una sociologíamarxista: existen tan sólo problemas sociológicos que el marxismo, en tanto que ciencia,estudia ... (Para ello se sirve) de un enfoque totalizador de la realidad social que pone enprimer lugar el estudio de las condiciones objetivas en las cuales los hombres hacen sehistoria, y que se dan como objetivo servir a la transformación radical de esascondiciones”. (Marini, 1974, pág.20).De la misma manera, el marxismo tampoco puede equipararse con la empresa weberiana.En el materialismo dialéctico, la construcción del objeto de estudio no tiene, por únicoobjetivo, un mayor conocimiento de la realidad singular. Por el contrario, se interesa, sobretodo, en la transformación de la realidad total mediante las leyes que broten del estudioconcreto. La estabilidad y constancia de las relaciones que caracterizan la ley marxista, semanifiestan en su verificabilidad si se vuelven a presentar las mismas condicionesconcretas objetivas, que enmarcan la situación singular. La dinámica revolucionaria de lamisma ley, resulta de su carácter negativo que hace resaltar a la vista lascontradictoriedades sobre las que descansan las diferentes regularidades del objeto deestudio singular. Así pues, la construcción del objeto de estudio en el marxismo confierecarácter legal a esa disciplina. La orienta a descubrir las leyes contradictorias del ordensocial actualmente existente.IV. ConclusionesEn las páginas anteriores resalta, como conclusión fundamental, la dificultad de llevar acabo un estudio comparativo sobre lo que Durkheim, Weber y Marx, entienden porconstrucción del objeto estudio. De hecho, los tres autores no sólo diferencian en susrespectivos discursos científicos en cuanto a los procedimientos de la construcción delobjeto, sino también en lo tocante a su definición misma y al papel que desempeña. Elresultado no debe asombrar, por el contrario, debe señalar definitivamente las basesmetodológicas de lo que los sociólogos entenderemos por sociología. Por lo que atañe anosotros, terminaremos nuestro trabajo recapitulando sintéticamente las orientaciones delos tres pensadores con relación a los cuatro subtemas de que se ha tratado en estaspáginas.Refiriéndose a la construcción del objeto de estudio como herramienta de toqueencaminada a romper con las prenociones vulgares e ideológicas, Durkheim planteó el 169
    • problema de la objetividad absoluta de la sociología. Pensó que con definicionesoperacionales, empíricas, se lograría tal objetividad. En realidad, el autor sólo consiguesistematizar la investigación, al descartar la influencia de prenociones vagas o imprecisas.Sin embargo, no es concluyente respecto a la ideología. Considerar al hecho social comocosa externa, requiere de un marco referencial que indique las características exteriorespor enfatizar. Por su parte Weber, consciente de tal problema, advirtió que la construccióndel objeto de estudio no pretendía sino excluir del discurso científico las prenocionesvulgares que son producto de la experiencia vivida. En cambio, aclaró que la tarea eraesencialmente subjetiva. Dependía de un sistema valorativo, seleccionado de entre unaposible infinidad. Una vez que fuera explicitado el sistema en cuestión, empezaría laobjetividad del trabajo científico, la cual era indispensable pero posible sólo en el períodoposterior a la construcción del objeto de estudio. La posición de Weber es, sin duda, másrealista; sin embargo, se advierte que es del todo subjetiva. Aludir a una multitud demarcos referenciales que permiten llevar a cabo la tarea, no supera el subjetivismo: eneste caso, nos conduce al relativismo. Anteriormente, Marx había señalado que laobjetividad en la construcción del objeto de estudio, solamente se lograría empleando elmétodo dialéctico materialista. El procedimiento superaría toda influencia ideológica, alevitar los excesos superficiales, empíricos, del fetichismo y los mentales, teóricos, delmisticismo epistemológicos bachelardianos es correcta; empero, el autor somete la validezde u objeto de estudio a un criterio de difícil comprobación, cuando lo vincula con elcarácter necesariamente revolucionario de sus implicaciones prácticas.Comparando el procedimiento de la construcción del objeto de estudio a un diálogo entrela teoría y la realidad concreta, vimos cómo Durkheim inclinaba el mecanismo al lado de larealidad. Su construcción empirista del objeto, limita la función de la teoría a una labororientadora. Guía al investigador en la realidad concreta, de suerte que le permita agrupardatos superficiales que sin ser reelaborados, son directamente correlacionados einterpretados. Por el contrario, el objeto de estudio weberiano sí corresponde a un diálogoefectivo. Los datos empíricos que conforman el tipo ideal individualizador, no representa larealidad misma. Son exageraciones mentales, unilaterales, coherentementeinterrelacionadas. Sin embargo, la tarea weberiana adolece de un relativismo sin límite,puesto que el autor se refiere, tanto a una realidad infinita sin coherencia propia, como auna multiplicidad de elementos teóricos que hacen posible reconocerle coherenciasubjetiva. Es finalmente en el marxismo, donde la construcción del objeto de estudioaparece como un diálogo específico entre el sujeto y la realidad concreta. Como fueseñalado, la totalidad pensada no es sino el resultado o el vínculo, entre la dialécticasubjetiva del investigador y la dialéctica objetiva.El análisis del papel del objeto de estudio en el proceso de adquisición de conocimientocientífico, posibilitó fijar la función esencialmente verificativa de los objetos de estudiodurkhemianos. Aunque empirista, el autor tan sólo se interesa, paradójicamente, en losdatos que pueden ser interpretados por su teoría, la cual es así verificada. De esa manera,el conocimiento durkhemiano se refiere al orden social existente y a su mantenimiento.Sus objetos de estudio se relacionan con regularidades sociales o a ciertas patologías,que pueden ser corregidas sin alterar el orden en cuestión. Por lo demás, el examen delos tipos ideales weberianos, los catalogó con el carácter de instrumentales. En opinión delautor, el conocimiento científico de la realidad ni es total ni absoluto, así, los tipos idealesnos sirven para establecer, tanto la parcela de la naturaleza que se pretende investigar;como las posibles hipótesis que se obtienen cuando se compara el esquema mental con la 170
    • realidad concreta. Por último, se sentó que el conocimiento perseguido por las totalidadespensadas del marxismo, sino además, contribuir a su transformación. En el marxismo, elobjeto de estudio no es meramente un producto racional que trate de explicar o verificardeterminada teoría. Por el contrario, responde a una necesidad práctica de transformar larealidad.En lo referente al concepto de ciencia sociológica de los diferentes autores se establecióque la construcción del objeto de estudio durkhemiano, concebía la disciplina por todoslados legal. Las características exteriores que como hecho social, debe agrupar unconjunto de fenómenos singulares, terminan por desindividualizar al objeto mismo. Esteinterés por su contenido generalizador y debe ser sometido al estudio de las leyes que lodeterminan. Por el contrario, al enfatizar la singularidad de sus tipos idealesindividualizadores, Weber combate la concepción positivista de sociología. El fenómenoque estudia el investigador interesa por sí mismo a las leyes, no representa sino uninstrumento mediato para su mejor entendimiento que también puede lograrseinmediatamente por la “comprensión”. Finalmente, la disciplina marxista que difieretotalmente de la weberiana, se asemeja a la positiva en que el objeto de estudio interesapor las leyes generales que se extraen de su examen. Sin embargo, las leyes no sóloestablecen las regularidades del orden social existente, sino sobre todo, lacontradictoriedad en la que dicho orden reposa, con el fin posterior de alterarlo. En estatarea, la disciplina marxista no se limita a la esfera de lo social, sino que amplia suhorizonte a las condiciones objetivas que enmarcan, tanto al mundo social, como alindividual. 171
    • LOS PARADIGMAS DE LA CIENCIA León Olive Ana Rosa Pérez RansanzEn una cultura como la nuestra, donde la ciencia ocupa un lugar preponderante, la manerade ver y entender el mundo está fuertemente impregnada por concepciones que lasteorías científicas nos ofrecen de la realidad. Pero así como las visiones del mundo varíande acuerdo con los diferentes momentos históricos y en función de las distintas culturas.Las concepciones científicas de la realidad --tanto física como social—también hancambiado. La necesidad de comprender la dinámica de la ciencia surge de motivacionesque abarcan desde cuestiones muy prácticas, como el interés en dirigir el rumbo de lainvestigación que se realiza en ciertas áreas, hasta motivaciones puramente teóricas,como elucidar la naturaleza y el alcance del conocimiento humano.¿Cómo podemos dar cuenta del cambio científico?. Al indagar sobre este problemadebemos preguntarnos que es lo que varia: los resultados de las ciencias, sus supuestosprevios, sus formas de razonamiento o sus métodos de prueba; ¿o es que puedencambiar todos ellos? También debemos preguntarnos por qué hay variaciones en laciencia y cuáles son los factores que los provocan, ¿se trata de factores que provienensólo del campo científico, o también pueden influir algunos de tipo social, psicológico,ideológico, económico, etc., que son externos a la empresa científica ¿ Otra cuestión quese plantea es sobre la forma como ocurren estos cambios, ¿se presentan según el modeloclásico de acumulación gradual de información o el de revoluciones científicas propuestopor Thomas Jun o según otro modelo? Éstas son algunas de las preguntas másimportantes que se plantea la filosofía contemporánea del conocimiento y la ciencia.En la década de los sesenta se propusieron varias teorías como alternativas de laconcepción de la ciencia hasta entonces dominante, el empirismo lógico. A pesar de queKarl Popper, en su libro de 1935, había destacado la importancia del desarrollo históricode las teorías en relación con el problema de su justificación y de la racionalidad delcambio científico. La concepción que imperó hasta los años cincuenta en la mayoría de losanálisis sobre la ciencia fue la del empirismo lógico. Las propuestas de N. R. Hanson. PaulFeyerabend, Stephen Toulmin y, sobre todo, de Thomas Jun, se opusieron a la imagenempirista de la ciencia por considerar que no correspondía a lo que es la práctica real, ni ala manera como ésta se ha desarrollado históricamente. Para los empiristas lógicos, elúnico aspecto relevante del desarrollo científico era el de la incorporación de viejas teoríasen otras más comprensivas, de acuerdo con su modelo acumulativista.Sin duda, el libro de Thomas Jun, La estructura de las revoluciones científicas, publicadoen 1962, marcó el punto de partida tanto de una nueva imagen de la ciencia como de otraforma de hacer filosofía de la ciencia. En esta obra se articularon, por primera vez, unaserie de tesis acerca de la empresa científica que conforman una concepción globalalternativa a la tradicional –tanto la empirista como la popperiana--, ubicando el problemadel cambio científico en el centro de las discusiones. La concepción tradicionalconsideraba que el objetivo de una teoría sobre la ciencia era la formulación de el métodoque garantizaría la obtención del genuino conocimiento. Jun enfrentó esta concepción con 172
    • numerosos casos de la historia de la ciencia que no se ajustaban a alguna de esaspropuestas metodológicas (ni inductivistas ni deductivistas). Esto tuvo como resultado uncambio radical en la manera de entender lo que es “metodología” (se abandonó la idea deque existía una única manera correcta de hacer ciencia). Y en lugar de ellos se asumióque los métodos de las ciencias también cambian y se desarrollan. Otra consecuenciamuy importante fue que se transformó la concepción de los que significa analizar eldesarrollo de la ciencia, dando lugar con ello a nuevas metodologías para el análisis de suhistoria.El modelo labriano se ha tomado como el principal punto de referencia para la elaboraciónde otros que intentan explicar el cambio y desarrollo científicos; destacan los de ImreLakatos, Larry laudan, Wolfgang Stegmuller, Dudley Shapere y Mary Hesse.El modelo de Kuhn:El modelo kuhniano establece una serie de etapas sucesivas en el desarrollo de unadisciplina científica. Comienza con una llamada “preparadigmática”, en la cual coexistendiversas “escuelas” que compiten entre sí por el dominio en un cierto campo de lainvestigación. Entre éstas existe muy poco (o ningún) acuerdo con respecto a lacaracterización de los objetos de estudio, los problemas que hay que resolver y su ordende importancia, los métodos y procedimientos más adecuados, etc. Lo característico enella es que la investigación que realizan los grupos en competencia no logra producir uncuerpo acumulativo de resultados. Este periodo de las escuelas termina cuando el campode investigación se unifica bajo la dirección de un mismo conjunto de supuestos básicos,que Kuhn llama “paradigma”. Los investigadores llegan a estar de acuerdo con que uno delos enfoques competidores es tan prometedor que abandonan los demás, y aceptan éstecomo base de su propia investigación. Esta transición, que ocurre una vez en cadadisciplina científica y es, por tanto, irreversible, crea el primer consenso alrededor de unaparadigma y marca el paso hacia la ciencia madura.Kuhn utiliza el término “paradigma” básicamente en dos sentidos: 1) como logro orealización concreta y 2) como conjunto de compromisos compartidos. El primero serefiere a las soluciones exitosas y sorprendentes de ciertos problemas, las cuales sonreconocidas por toda la comunidad pertinente. Estas aplicaciones funcionan comomodelos a seguir en las investigaciones subsecuentes. Es segundo sentido de“paradigmas” se refiere al conjunto de métodos, criterios y generalizaciones (leyes) quecomparten quienes han sido entrenados para continuar el trabajo de investigación, sepodría decir que paradigma es, en este sentido, el conjunto de presupuestos básicos queestablecen, entre otras cosas, los intereses por los que se construyen las teorías y lo quese espera de ellas (qué problemas deben resolver y a que campo de fenómenos debenaplicarse), también instituyen sus compromisos antológicos (qué entidades y proceso sepostulan como existentes) y meteorológicos (a que criterio se deben ajustar las teoríaspara su evaluación).La relación entre estas dos interpretaciones se puede ver como sigue: paradigma comoconjunto de compromisos compartidos (segundo sentido) es aquello que presupone aquienes modelan su trabajo sobre ciertos casos paradigmáticos (primera interpretación). 173
    • La adopción de un paradigma marca el inicio de un etapa de “ciencia normal”, estaconsiste, básicamente, en una actividad de resolución de problemas (enigmas), y a travésde ella el paradigma dominante se va haciendo cada vez más preciso y mejor articulado.La etapa de ciencia normal es conservadora: el objetivo no es la búsqueda de novedades,ni en el nivel de los hechos ni el de la teoría. Se trata de estirar al máximo, tanto enalcance como en precisión, el potencial explicativo del paradigma dominante. El científiconormal, tal y como lo describe el filosofo Ian Hacking, es premiado “por hace más de losmismo” y cada vez mejor. Este periodo también es acumulativo: dado que el paradigmamismo no se cuestiona, es decir, que el conjunto de supuestos básicos permaneceinalterado y, por tanto, se trabaja todo el tiempo bajo las mismas reglas del juego, losresultados se producen todos en la misma dirección y son claramente acumulables. Cadavez son más y mejores. El sentido y la medida del progreso, dentro de cada periodo deciencia normal, es totalmente claro.El papel que juegan los paradigmas en tanto logros concretos o ejemplares (primersentido) es central en el desarrollo de la investigación normal. Cuando los científicos deencuentran con nuevos problemas reconocen su semejanza con los casos ejemplares ylos resuelven de manera análoga. Además, las nuevas generaciones aprenden elsignificado de los conceptos básicos de su disciplina mediante el entrenamiento queadquieren al resolver los problemas paradigmáticos, que por lo general se encuentran enlos libros de texto. Estos ejemplares son el puente entre la experiencia y la teoría;muestran cómo ver y manipular la naturaleza desde una cierta perspectiva teórica. Elcuerpo de conocimientos de una disciplina no está contenido solamente en enunciados yreglas formulados explícitamente, sino sobre todo en sus ejemplares paradigmáticos. Deesta manera, los paradigmas, en sus dos interpretaciones son la guía imprescindible de lainvestigación en los periodos de ciencia normal.Contrariamente a sus propósitos, la investigación normal –con su creciente especializacióny con su constante afán de extender los límites de su campo de aplicación conduce alplanteamiento de problemas (anomalías) que se resisten a ser resueltos con lasherramientas que proporciona el paradigma vigente. Si bien es cierto que la adecuaciónentre un paradigma y la “naturaleza nunca es total o perfecta –ya que siempre y desde unprincipio existen problemas pendientes de solución-, el surgimiento de ciertas anomalíashace pensar que algo anda mal a nivel profundo, y que solo un cambio en los supuestosbásicos en el paradigma mismo, hará posible encontrar una solución. Esta etapa en dondese cuestiona la eficacia y corrección del propio paradigma que ha guiado la investigaciónnormal es la de “crisis”.Con ella comienza la “ciencia extraordinaria”, esto es, la actividad de buscar y proponerteoría alternativas que implican un rechazo o modificación de los supuestos básicos delparadigma vigente. Este punto es fundamental, ya que por más anomalías o discrepanciasque se descubran, los científicos nunca abandonan una paradigma dominante a menosque exista uno alternativo, que al ofrecer una nueva manera de ver las cosas y plantearlos problemas permita la solución o explicación de las anomalías.La razón de ello estriba, entre otras cosas, en el hecho de que mucho de los problemasque durante algún tiempo se consideran anomalías llegan a ser resueltos sin abandonar elparadigma establecido; evidencia que parece refutar un paradigma existente que se logra 174
    • explicar, las más de las veces, mediante ajustes menores que dejan intactos sussupuestos básicos.Cuando se cuenta con un paradigma alternativo que se muestra exitoso frente a lasanomalías que habían puesto en crisis al dominante se produce una revolución. El cambiode un paradigma a otro se da a través de ella, Kuhn utiliza el termino “revolución” porque,de acuerdo con su modelo, la situación que se produce entre los defensores del viejoparadigma y los proponentes del nuevo es análoga a la situación que se genera durantelas revoluciones políticas y sociales.Con esta tesis Kuhn se opone totalmente a los modelos clásicos (empiristas ypopperianos) de elección de teorías. Al describir el cambio de paradigmas –o de teoríasque pertenecen a paradigmas distintos- como una revolución está negando que laelección de teorías (o paradigmas) sea una cuestión que se pueda resolver aplicando unalgoritmo. No existen criterios de prueba lógica o apelación a la evidencia que seansuficientes para resolver las disputa según Kuhn las diferencias que surgen entre loscontendientes durante una revolución científica puede llegan a ser tan profundas, queimpidan llegar a cualquier acuerdo acerca de lo que cuenta como argumento decisivo afavor de alguno de los paradigmas en competencia.Los cuerpos de conocimiento separados por una revolución, es decir, insertos enparadigmas diferentes, son muy difíciles de comparar, y puede llegar a ser el caso de queno exista una medida común de su éxito, esto es, puede llegar a ser inconmensurables.Un cambio de paradigma es análogo, dice Kuhn, a uno gestáltico, donde los mismosobjetos se ven bajo una óptica distinta. Se trata de una transición a una nueva forma dever el mundo, Kuhn incluso llegar a afirmar que los científicos que adoptan un nuevoparadigma experimenta una especie de conversión y que “después” de una revolución loscientíficos en un mundo diferente”.Planteadas así las cosas resulta que el desarrollo a través de paradigmas sucesivos no esacumulativo. Un nuevo paradigma crea otros problemas y, a menudo algunas de la viejascuestiones son archivadas u olvidadas. Dentro de un nuevo paradigma las viejassoluciones pueden dejar de ser importantes o, incluso, inteligibles. Esta visión noacumulativa del desarrollo científico, junto con la tesis de que no existen criterios deevaluación que estén por encima de los paradigmas (transparacigmáticos), constituyen asu vez las aportaciones más revolucionarias de Kuhn frente a la manera tradicional deentender la ciencia.De esta manera, el modelo de desarrollo científico propuesto por el estable que cuandouna cierta disciplina científica se ha consolidado como tal –es decir, una vez que hasuperado la etapa preparadigmatica- para entonces, una y otra vez, a través de lasecuencia ciencia normal-crisis-revolución-nueva ciencia normal.Inconmensurabilidad y relativismo.Veamos con más detenimiento por que la lucha entre paradigmas rivales no es el tipo decompetencia que pueda resolverse por medio de pruebas. Las razones que ofrece Kuhn,tomadas en conjunto, son las responsables de que las tradiciones de investigaciónseparadas por una revolución resulten inconmensurables en la estructura de las 175
    • revoluciones científicas se describe esta situación de inconmensurabilidad como aquelladonde los proponentes de paradigmas en competencia fracasan necesariamente alintentar establecer una comunicación completa. En este caso se plantean preguntas queno se pueden contestar siguiendo los criterios que se aplican durante la ciencia normal.Una de las razones es que cuando aprende un paradigma, el científico adquiere al mismotiempo teoría, métodos y normas. Casi siempre en una mezcla inseparable. Por tanto,cuando cambian los paradigmas, hay normalmente transformaciones importantes en loscriterios que determinan la legitimidad tanto de los problemas como de las solucionespropuestas”. Dos perspectivas que difieren en que es un problema y que una solucióntendrán que chocar al discutir los méritos de sus respectivos paradigmas, puesparadigmas diferentes manejan normas de procedimiento distintos.Esto se puede ilustrar con el problema de las casa de la fuerza de atracción entrepartículas. La mecánica newtoniana se topó al principio con una fuerte resistencia debidoa que a diferencia de las teorías aristélica y cartesiana, no ofrecía respuesta a esteproblema, ni se lo planteaba siquiera. Así, al aceptarse la teoría de Newton se dejo de ladouna cuestión; sin embargo la relatividad general pretende, nuevamente haberle dado unarespuesta. Esto indica que los criterios de legitimidad para los problemas y de correcciónpara las soluciones cambian de un paradigma a otro a lo cual Kuhn llama “lainconmensurabilidad de las normas”.Otra de las razones por las que la elección de paradigmas no se puede decir utilizando loscriterios internos de cada uno de los que están en conflicto es que como ninguno resuelvetodos los problemas que define, y como no hay dos paradigmas que dejen sin resolverexactamente los mismos problemas, en el debate surge siempre la pregunta acerca decual de los dos paquetes de problemas es más importante resolver, y ésta es justamenteuna cuestión de valores que “solo puede contestarse en términos de criterios que seencuentran totalmente fuera de la ciencia normal, y es ese recurso o criterios extremos loque de manera más obvia hace que los debates paradigmaticos sean revolucionarios”.Además de las normas y los valores se encuentra en juego otro elemento fundamental: lavisión de la naturaleza que proporciona el paradigma. Aquí entra la conocida tesisKuhniana de que un cambio de paradigmas lleva consigo una variación en la redconceptual a través de la que se ve el mundo Kuhn, junto con Hanson, ataca fuertementela epistemología que está en la base de la concepción clásica de la ciencia. No es posiblecontar con un lenguaje neutral de observación por la razón de que, como afirmaba PierreDubem, tanto las operaciones de laboratorio como las mediciones están determinadas poralguna teoría; para que algo cuente como dato tiene que estar inmerso en un marcoconceptual general, que le da un lugar en un mundo ya subdividido de cierta manera.Los paradigmas dan forma a la vida científica no sólo en el aspecto normativo, sinotambién en el cognitivo. Al funcionar como vehículos de las teorías científicas, indican quecantidades contiene o no la naturaleza, que eventos y procesos tienen lugar y como secomportan. Toda esta información ofrece un mapa cuyos detalles son clucidados en lainvestigación normal. Dado que la naturaleza es demasiado compleja y variada comopara estudiarla al azar, este mapa conceptual resulta tan indispensable como laobservación y la experimentación para el desarrollo de la investigación. Pero, lo másnotable, que había pasado desapercibido para muchos, es que este mapa es la mismacondición de posibilidad de la observación y experimentación científicas. 176
    • En este aspecto de la inconmensurabilidad es en opinión de Kuhn el fundamental. Es larazón por la cual “quienes proponen paradigmas en competencias practican susprofesiones en mundos diferentes”. Así, por ejemplo, un mundo contiene cuerpos quecaen hacía su lugar natural pero cuya caída ha sido obstaculizada; donde el otro modocontiene péndulos que podrían repetir su movimiento una y otra vez hasta el infinito; en unmundo las soluciones son compuestos, es el otro, mezclas; uno está inmerso en unamatriz plana del espacio, el otro en una matriz curva, etc., “Al practicar en mundosdiferentes los dos grupos de científicos ven cosas diferentes cuando miran desde el mismopunto en la misma dirección.Estas diferencias: entre paradigmas rivales, entre normas de procedimiento, valores ypercepciones del mundo –que según Kuhn son necesarias e inevitables-, son las razonespor las que no se puede partir de premisas comunes en el debate entre paradigmas, porlas cuales son inconmensurables. No se puede probar en el sentido fuerte de demostrar,que uno es mejor que otro. La elección no se puede hacer con base en unaargumentación que todos acepten porque, simplemente, no hay acuerdo sobre los puntosde partida; los defensores de cada uno inevitablemente argumentan de manera circular enla defensa que utilizan los elementos que les ofrece su mismo paradigma. En losargumentos circulares resultantes se demostrará que cada uno satisface, en relaciónconsigo mismo los criterios que el dicta y que falla con respecto a los establecidos por suoponente. Esto indica, según Kuhn, el carácter incompleto de contacto lógico que imperaen los debates paradigmáticas. Ahora bien, si pudiera existir una plataforma común lo suficientemente amplia como parapermitir que la elección se hiciera clara para todos, eso querría decir que existía porencima de los paradigmas una estructura para dirigir las diferencias. Sin embargo, en elmodelo Kuhniano esto es imposible no existe ninguna instancia transparadigmaática a lacual poder apelar en los periodos revolucionarios precisamente por eso lo son. La existencia de una instancia semejante significaría que, a fin de cuantas, no hay másque una única manera correcta de hacer ciencia, como han supuesto los filósofos clásicos,tanto los empiristas lógicos como los popperianos, “si no hubiera más que un conjunto deproblemas científicos, un mundo en el que poder ocuparse de ellos y un conjunto denormas para su solución, la competencia entre paradigmas podría resolverse por medio dealgún proceso más o menos rutinario, como contar el número de problemas resueltos porcada.Dado que sólo existen los paradigmas en conflicto, y que ninguna de las partes aceptatodos los supuestos que necesita la otra para desarrollar su argumentación, parece que noqueda otro camino que buscar: La persuasión: aunque cada una de las partes en conflictopuede esperar convertir a la otra a su manera de ver su ciencia y sus problemas, ningunade ellas podrá esperar probar su argumento la competencia entre paradigmas no es el tipode la batalla que resolverse por medio de pruebas. Como en el fondo el debate es acercade los supuestos básicos de cada paradigma, cada parte busca persuadir a la otra deaceptar ésos.El análisis de la inconmensurabilidad hace resaltar el papel central que juega la noción deparadigma, o marco conceptual general, en el análisis de la actividad científica y de su 177
    • desarrollo. En la actualidad, prácticamente ningún filosofo de la ciencia pondría en duda laidea de que los científicos necesariamente desarrollan su investigación dentro de algúnmarco conceptual general, en el análisis de la actividad científica y de su desarrollo. En laactualidad, prácticamente ningún filósofo de la ciencia pondría en duda la idea de que loscientíficos necesariamente desarrollan su investigación dentro de algún marco conceptualgeneral. El problema surge justamente cuando se trata de determinar en qué sentido ymedida “somos prisioneros atrapados en el marco general de nuestra teoría, nuestrasexpectativas, nuestras experiencias anteriores, nuestro lenguaje.Encontramos todo tipo de respuestas. Los más optimistas, Karl Popper, afirman quesomos prisioneros sólo en un sentido metafórico, ya que “si lo intentamos, en cualquiermomento podemos escapar de nuestro marco general. Indudablemente nosencontraremos de nuevo en otro marco general, pero será uno mejor y más espacioso; yel todo momento, de nuevo, podremos escapar de él”. Otros autores, como Kuhn,consideran que existen serias dificultades, tanto prácticas como de principio, paratransmitir de un marco a otro y, por lo tanto, para poder comparar y evaluar esquemasdistintos. Por último, encontramos autores radicales, como Paul Feyerabend, para quienesel cambio de marcos que supone siempre un cambio en los compromisos básicos no sepuede realizar mediante una discusión crítica de las alternativas, puesto que no existe unparadigma o marco conceptual básico, es decir un sistema de referencia fijo y único quenos sirva de guía a través de todos los giros de la historia del pensamiento. La noexistencia de este tribunal superior implica para Feyerabend, la presencia de un abismoinsalvable entre los distintos marcos teóricos.Al enfrentarnos a esta gama de posiciones tan distintas con respecto a la fuerza con quenos atrapan los marcos conceptuales, nos damos cuenta de que lo que está en juego sondiferentes concepciones acerca del cambio científico, de su naturaleza, posibilidad ymaneras como se realiza o es realizable. Este ámbito de problemas sobre el cambio demarcos y la comparación y elección de teorías constituye el escenario donde aparece contoda su fuerza en la filosofía actual de la ciencia, la cuestión de la inconmensurabilidad, yjunto con ella se presenta su inseparable acompañante: el relativismo.Las discusiones acerca de la inconmensurabilidad, en todos los campos culturales, danresultado especialmente intensas y apasionadas debido a que , en el fondo, lo que se estáponiendo en cuestión es la existencia de lago (sea Dios, la razón, la filosofía o la ciencia)que satisfaga nuestro deseo de principios últimos, de fundamentos firmes y estables sobrelos cuales poder justificar nuestro pensamiento y acciones.Justamente lo común a todos los tipos de relativismo es la negación de que exista unainstancia superior de apelación. Según la clase particular de relativismo que se defiendase negará que exista algo por encima de los distintos marcos conceptuales, juegos delenguaje, formas de vida, sociedades culturas, etc. Esto implica, en opinión de losrelativistas que la diversidad existente, por ejemplo entre marcos conceptúales esirreducible; al no existir una básico que contenga estándares genuinamente universales,no hay manera alguna de hacer que los esquemas alternativos sean conmensurables; deesta manera, las polémicas en torno de la inconmensurabilidad se han vuelto el campo debatalla en donde los enfrentamientos entre relativistas y no relativistas son más directos yviolentos. 178
    • La discusión sobre el relativismo, que originalmente se había centrado alrededor de lascuestiones morales, políticas y, en general, sociales, se ha extendido a la naturalezamisma del conocimiento científico. La disputa, por ejemplo, acerca del relativismo moral yla naturaleza de la moralidad se desarrolló durante mucho tiempo con la convicción de queal menos en la ciencia (especialmente en las naturales) sí podríamos contar con criteriosprecisos y permanentes de objetividad, verdad racionalidad y progreso. La tesis de lainconmensurabilidad hace justamente que se tambalee esta seguridad, que se revisenesas nociones y se analice el sentido y la medida en que depende de los destinos marcosconceptuales.El problema de la racionalidad “Decir que, en materia de elección de teorías, la fuerza dela lógica y de la observación no pueden en principio ser compulsivas, ni es descartar a lalógica o la observación, ni es insinuar que no haya buenas razones para defender unateoría más que otra”.El especticismo de Kuhn en relación con la posibilidad de que existan, o que deban existir,procedimientos fijos, ahistóricos y universales, para poner a prueba y evaluar teoríasrivales –escepticismo debido, sobre todo, a la no existencia de un lenguaje neutral deobservación- lo lleva a postular un modelo distinto, no algorítmico, para la elección deteorías. Este modelo trata de dar cuenta de la racionalidad científica aunque, ciertamente,de la entendida de una manera distinta de la noción tradicional.El ataque de Kuhn a la idea de un algoritmo para la comparación y elección de teoríasconstituye una embestida a los pilares de la imagen tradicional de la ciencia,especialmente a su noción de racionalidad. Para los filósofos científicos clásicos, la noexistencia de criterios precisos, unívocos y universales abría las puertas a la subjetividad,al relativismo y la irracionalidad, Kuhn rebate este presupuesto de la imagen tradicionalcambiando la noción de racionalidad: sustituye el modelo de reglas por uno de razones, ycambia las razones concluyentes por las modestas razones, esto es, deja de exigirargumentos competentes (porque está convencido de que es imposible darlos en vista dela inconmensurabilidad), y se queda con argumentos de plausibilidad que el llama depersuasión.Este debilitamiento de la idea clásica de racionalidad obedece, en el fondo a la necesidadde dar cabida como hechos relevantes en el desarrollo científico, a los desacuerdosprofundos, a los elementos de conflictos presentes en la historia de la ciencia. Podemosdecir, entonces, que el propósito de Kuhn es hacer inteligible el desacuerdo racional en laelección de teorías, más desacuerdo no implica irracionalidad; pueden ser perfectamenteracionales aunque no se puedan resolver la reglas precisas, si existiera, o pudiera existir,el algoritmo de elección tan deseado y buscado por los filósofos, o bien no existirían losdesacuerdos o en caso de existir, serían irracionales. Es por esto que escribe Kuhn:“Pasar de la confianza en un paradigma a la confianza en otro es una experiencia deconversión que no se puede forzar. La resistencia prolongada, no supone una violación delos estándares científicos, sino que es indicativo de la naturaleza de la propia investigacióncientífica”.En suma, uno de los logros centrales del trabajo de Kuhn ha sido mostrar la necesidad deadoptar una noción de racionalidad científica más flexible e históricamente orientada. Estanueva concepción socava la idea tradicional de que la razón humana es universal y 179
    • omnipotente: capaz de liberarse a sí misma de todo prejuicio suficiente para trascendernuestro contexto cultural y horizonte histórico y para obtener un conocimiento incorregibledel mundo que no depende de ningún supuesto previo.Hemos visto así que las ideas Kuhnianas, surgidas del análisis del desarrollo científico,muestra la diversidad histórica y social de las comunidades científicas mismas. Pero,además bajo la influencia de esta concepción muchos filósofos y científicos hanreconocido que hay otras formas de ver el mundo, y de tener experiencia y conocimientode él, las cuales pueden diferir de las nuestras y no por ello ser erróneas, sino presuponerformas distintas de racionalidad. Esto ha llevado a una concepción de la racionalidad quepermite una mejor comprensión y un tratamiento más adecuado de muchos de los grandesproblemas del mundo actual. Por mencionar sólo algunos criterios tres ejemplos: 1) Las discusiones actuales, dentro del campo de la política en torno de los nacionalismos y movimientos separatistas, tiene de tras el doble problema del concepto de identidad nacional y de la racionalidad de las decisiones políticas alrededor de los separatismos. La noción de identidad nacional y, en general, de identidad colectiva está ligada con los aspectos cognoscitivos que entre otros contribuye a la conformación de las identidades colectivas. A la vez, todos estos aspectos forman parte de los marcos conceptuales a disposición de las comunidades étnicas o nacionales. 2) En países como México y muchos otros de Latinoamérica, la discusión sobre el relativismo cultural, gnoseológico y moral no tiene solo interés teórico y puramente filosófico, sino que se vuelve de la mayor relevancia en virtud de la presencia de comunidades indígenas con visiones del mundo y formas de vida distintas. La repercusión de esta problemática para la antropología y las políticas indigenistas es enorme, pues obviamente éstas tienen que tomar en cuenta la diversidad cultural, que no puede ignorar los problemas del relativismo tanto gnoseológico como moral. La posición que se adopte ante este problema determinará el tipo de políticas que se consideren legítimas. 3) La toma de decisiones en torno de políticas de investigación científica y tecnológica así como su aplicación, requiere formas de evaluar los sistemas técnicos y de juzgar acerca de la racionalidad de su aplicación. Estas deben considerar las implicaciones morales y políticas de esas decisiones. De esta manera la racionalidad no se limita a ser instrumental de medios afines, sino que involucra fuertemente los valores y metas de la comunidad afectada por la tecnología. Sin ir más lejos piénsese en los problemas ambientales.A raíz del trabajo de Kuhn queda claro que ningún componente de la empresa científica esinmutable o absoluto, se trate de criterios de evaluación, creencias a cerca del mundo,procedimientos experimentales, herramientas formales, percepciones, datos, intereses ,etc. Todo en la ciencia está sujeto a cambio: los tres ejemplos anteriores ponen de relieveque lo mismo ocurre en esferas que están más allá de la actividad científica.Los paradigmas, marcos conceptuales o visiones del mundo juegan un papel central en lavida social en los diversos campos del conocimiento, la moral, la política y el arte. 180
    • EL MARCO TEÓRICO EN LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA“De lo que propiamente se trata de la vinculación de las investigaciones empíricas oproblemas de importancia teórica central”. Theodor W. Adorno.INTRODUCCIÓN.Este ensayo se inscribe en torno a la problemática que plantea la elaboración de un marcoteórico para la investigación científica de la realidad social, en general, y de un aspectoparticular de ella: la educación.Sea de manera implícita o expresa, a toda investigación que pretenda ser científica (esdecir, que intenta verificar en los hechos una o más hipótesis) le corresponde unaparticular marco teórico, para satisfacer tres necesidades básicos: para elegir y precisar unobjeto de estudio, para definir el método más adecuado para su investigación y paraanalizar e interpretar los resultados.El “marco teórico” consiste en un modelo o paradigma epistemológico, compuesto decategorías y conceptos abstracto-formales, mediante el cual se ubica a un objeto deestudio, empírico y singular, en sus dimensiones cada vez más comprehensivas de loparticular a lo común que comparte con sus semejantes, a lo general o característico delgenero al que pertenece, y a lo universal o la totalidad del concepto que lo involucra.Más importante aún: la obtención de datos, las descripciones y tipologías, no son sino lasmaterias primas para que la razón pueda interpretar, explicar y comprender la realidad.Esto, a su tiempo, es un medio tan sólo para lograr el fin supremo del trabajo científico:predecir los fenómenos y transformar el mundo. Y nada de ello puede lograrse sindesarrollar el pensamiento Teórico.En síntesis en el proceso de investigación científica que aspira a demostrar, de maneralógico. racional, y verificar en lo hechos, empíricamente, la verdad de un saber, en esteproceso, el marco teórico debe cumplir una doble función: restituir su totalidad al objeto –que se ha abstraído o aislado, y simplificado para posibilitar su estudio—y sobre todo,brindar una interpretación de los hechos, un explicación que permita comprender la verdadde su conocimiento.O en palabras de Karl Marx, el marco teórico debe ser el vínculo que conduzca al ascensode lo simple a lo complejo y de lo abstracto a lo concreto.Tras el análisis científico de un objeto de estudio, “de lo concreto representado, llegaría aabstracciones cada vez más sutiles, hasta alcanzar las determinaciones más simples...lasrelaciones abstractas determinadas”. Entonces, merced a un marco teórico adecuado, hayque “reemprender el viaje de retorno, a fin de elevarse de lo abstracto a lo concreto”. 181
    • Construir un sistema, que permita restituir al objeto de estudio en un todo concreto, “lasíntesis de (sus) múltiples determinaciones”, y descubrir la “unidad de lo diverso” que locompone, lo explica y hace comprensible (esquema 1).Así, por ejemplo, la investigación científica de una objeto de estudio tan inmenso ycomplejo como la educación, requiere tanto de las ciencia naturales como de las sociales.Sin embargo, las funciones biológicas durante la enseñanza-aprendizaje conforman tansolo el substrato material para que tenga lugar fenómenos de mayor trascendencia para laeducación: los de índole psicológica, didáctica y pedagógica, en sus primeras instancias.Más, en última instancia toda acción educativa constituye un acto de transmisión,asimilación y reproducción de la cultura; del saber y la praxis humanos desarrollados conla historia. Y mediante una didáctica crítica, también puede ser creativa y transformadorade los individuos, de la sociedad y de la naturaleza. Siendo la educación, por ende, unproceso bio-psico-social: es ante todo un proceso sociohistórico y su estudio competeprincipalmente a las ciencias sociales (esquema 2).En tal sentido, cuando un proyecto investigativo en torno a la educación es susceptible devincularse a una Teoría acerca de la sociedad y su historia y sólo entonces se estableceuna posibilidad real para trascender un conocimiento superficial, aislado, singular, único eirrepetible.Mediante la Teoría sociológica e histórica, cualquier conocimiento científico sobreeducación –-por más empírico y específico que sea—puede ser relevante y trascendente;en la medida que contribuya a la explicación y comprensión del proceso educativo en sutotalidad concreta. Y más aún si coadyuva a predecir las tendencias de su desarrollohistórico y a definir una praxis para su transformación.Sin embargo, estamos todavía lejos de lograr si quiera un consenso en este respecto. Sonaún muy frecuentes las investigaciones con un abstracto empirismo que prescinden yhasta se oponen a toda teorización. Abundan, así mismo, las de tipo positivista yfuncionalista que postulan como fundamento suficiente y adecuado a las teorías parcialeso marcos teóricos que se limitan sólo a algunos aspectos de la educación por separado(funcionalismo sociológico, psicología conductista, didáctica, etc.); rehuyendo y hastacombatiendo el ideario epistemológico que busca el conocimiento concreto de todo objetode estudio: la unidad de lo diverso y la síntesis de múltiples . 182
    • Esquema 1: El ascenso de lo abstracto a lo concreto-Síntesis demúltiples ESPIRITUALdeterminaciones COMPLEJO-Unidad de lo CONCRETOdiverso -Rica totalidad REPRESENTADO -Reproducción y Apropiación de A -Lo real, la realidad S la realidad con N -Representación plena, I sus múltiples A pero caótica del conjunto N relaciones L -Intuiciones y representaciones T -Proceso histórico I E real S S FALSO Método I I Método S científico S S ABSTRACTOcientífico CORRECTO - Conceptos o determinaciones más simples - Relaciones generales abstractas determinantes SIMPLES Esquema 2: La educación como proceso global TODO - CONCRETO Proceso Histórico Natural -Económico -Didáctico BiológicoCienciasSociales EDUCA- -Social -Pedagógico Orgánico Ciencias CIÓN Naturales -Político -Psicológico Fisiológico 183
    • I.- La “ausencia” de un marco teóricoA punto de alcanzar el siglo XXI, sigue siendo frecuente el diseña y la realización deinvestigaciones educativas y de otras, en las que no se plantea de manera explicita elmarco teórico que las sustenta.Es la sociología empírica estadounidense la principal promotora de ellas, desde elmomento que decidió concentrar sus esfuerzos en el desarrollo de técnicas y tecnologíaspragmáticas par la investigación.Una oferta ya muy prolija de instrumentos –como el test o la encuesta, hasta complejossistemas estadísticos y computacionales--, han popularizado su simpleaplicación; aúncareciendo de un problema para investigar propiamente planteado y haciendo inútil, o porlo menos un estorbo, la reflexión acerca de sus implicaciones conceptuales y teóricas.Tachando toda teoría como meras especulaciones filosóficas y con una separacióndrástica y tajante entre filosofía y ciencia –incluyendo la epistemología--, lasinvestigaciones empiristas se reducen y circunscriben a lo observado o experimentado demanera inmediata. Así sólo puede accederse a un conocimiento singular, único eirrepetible; inevitablemente superficial y, en consecuencia, intrascendente.Puesto que su resultado es un factum brutum, un cúmulo de informaciones y datos que nopueden ser generalizados ni teorizados; tal empirismo abstracto es un materialismo vulgar,que proporciona una visión muy limitada y deforme de la realidad o, más bien, depequeños trozos de ella.La inhibición y hasta el impedimento que provoca en el desarrollo teórico, hace imposibleel conocimiento de lo general y de lo universal, que están contenidos en toda cosa singulary en cualquier fenómeno particular. Y al rechazar a la filosofía, esta “ciencia” la condena ala metafísica, la escolástica y la teología.Por lo demás, tal concepto y desuso de la Teoría constituye, de hecho, una definiciónteórica; en tanto precisa una postura concreta en el campo epistemológico e implica unametodología, también, para realizar investigaciones sociológicas empíricas.De tal manera, toda investigación científica involucra, ineludiblemente, una teoría. Ycuando no se explicita es porque no resiste la crítica epistemológica, porque no se tienesuficiente conciencia de ella o... se ignora.II.- Necesidad de la Teoría para investigarLo teórico y lo empírico –los hechos, las cosas reales—no son intercambiables, nireducibles uno al otro. De la simple sumatoria de cosos singulares y particulares no surgelo general y universal. Ni las características y determinaciones de éstos se encuentrancompletamente en cada caso específico. Se trata de niveles o dimensiones diferentes dela realidad concreta y del pensamiento. 184
    • El conocimiento empírico está limitado a las cosas y hechos estudiados, es parcial y finito.Y dados la inmensidad y los constantes cambios del mundo y el universo, jamás podráabarcarlos completamente o de manera absoluta.En cambio, el pensamiento teórico es generalizador y totalizador, tiende hacia lo universaly el infinito. Se sustenta en las comprobaciones y verificaciones empíricas, pero no selimita a ellas, las trasciende.Por consiguiente, la Teoría ha de elaborarse en sí. A partir de conocimientos particulares,limitados y fragmentados; debe inferir lo genérico y edificar una totalidad, con validezuniversal. Ello implica necesariamente un grado de “especulación” epistemológica;requiere de la intuición, de la imaginación y hasta de la fantasía. Precisa del planteamientode hipótesis y aún su aceptación provisional, en tanto no puedan ser verificadas demanera empírica.No obstante, la Teoría es indispensable para la investigación científica. Desde elplanteamiento de un problema y el diseño para su investigación, hasta el análisis de losresultados, su explicación y comprensión. Para todos los momentos del proceso científicoen necesaria la Teoría.Para descubrir la importancia de un objeto y la necesidad de su estudio. Paracontextualizarlo en el todo del que forma parte. Para ordenar, hacer inteligible y racional elconjunto de datos y conocimientos existentes acerca del objeto y distinguir, así, losfenómenos de la esencia.Para poder formular adecuadamente las hipótesis y diseñar el método idóneo parasometerlas a prueba. Para ordenar, analizar e interpretar los resultados obtenidos. Paradescubrir y formular las leyes científicas.En fin, para trascender la singularidad del objeto, generalizando su conocimiento ydescubrir sus aspectos universales; abarcando, así, todos los niveles o dimensiones delser de un objeto y de su conocimiento.Quien se ocupa, en particular, de la investigación educativa tiene dos grandes opciones:recurrir a alguna de las teorías “parciales” –según el carácter del objeto y el enfoque quese desee dar al proceso investigativo—o a una Teoría general y totalizadora.III.- El marco teórico “parcial”Ante un objeto de estudio tan vasto y complejo como es la educación, no sólo es posiblediferenciar en él los aspectos y fenómenos biológicos de los socio-históricos: sino tambiénlos elementos internos que componen sendas partes.Desde las ciencias biológicas, la neurología, la fisiología, etc., proporcionan conocimientosparticulares acerca del aprendizaje, por ejemplo, susceptibles de llegar a confirmar teoríasparciales sobre los fenómenos educativos. 185
    • A su vez, el saber de las ciencias sociales en torno a la educación se disgrega y especificaen teorías, métodos y técnicas de investigación particulares de la psicología, pedagogía,economía, sociología, historia, etc.Como resultado de ello, se han conformado diversas teorías parciales, que involucranaspectos y fenómenos separados, aislados, abstractos, de la educación. Ejemplos típicosde esto son las teorías educativas de la psicología conductista o de la genética de Piaget;o las teorías sociológicas de la educación funcionalista (Durkheim) y estructural-funcionalista (Parsons).Siguiendo esta línea epistemológica, se han llegado a plantear teorías aún másreduccionistas; como las del aprendizaje y la personalidad, o de la estratificación ymovilidad sociales. Y debido a su carácter pragmático, han desarrollado las metodologíascorrespondientes o “modelos” de investigación; casi siempre de corte estadístico-computacional.Y si bien las teorías parciales desarrollaron una clara superioridad científico-investigativo,frente al empirismo abstracto y ateórico: implican limitaciones, sesgos y errores, en cuantoa la construcción de un cabal y objetivo conocimiento de la educación.Una teoría parcial sólo puede brindar un conocimiento parcial de la realidad. Analiza unobjeto de estudio al interior de un “sub-sistema” abstracto y casi nunca considera susrelaciones con otras instancias y fenómenos. O cuando sí se consideran, como en el casode llamada “teoría de sistemas”, sólo se toman en cuenta las relaciones inmediatas; deacuerdo a una concepción esquemática y simplista de la sociedad.Sin una referencia adecuada del contexto o el todo donde se ubica realmente el objeto deestudio, se hipostasian o exageran categorías y conceptos; hipertrofiándolos,absolutizándolos y eternizándolos, al perder su temporalidad histórica.Algunos ejemplos de este error epistemológico –como la pretensión de construir teoríasparciales tan abstractas que “pueden” utilizarse ante cualquier situación concreta eindependientemente del tiempo histórico--. Han sido señalados por Claire Selltiz. Tal es elcaso de la “teoría de la frustración-agresión”. Que no sólo pretende explicar los fenómenosde violencia social, mediante un marco teórico de la psicología; sino que éste puedeaplicarse ¡a cualesquiera sociedad y tiempo histórico!Así, por ejemplo, “conforme a esta teoría, la agresión de los romanos contra loscristianos... los casos de linchamiento de negros por los blancos del sur de EstadosUnidos... o la acción agresiva de un niño contra un hermano menor... son explicables enlos mismos términos” (sic). Es decir. “con la ayuda de los conceptos de frustración,agresión, inhibición y desplazamiento”.Con todo, las teorías parciales terminan confundiendo sus ideologías con la realidadconcreta; constituyendo, así, un idealismo epistemológico que, lejos de alcanzar laobjetividad, la mistifican bajo un halo “científico”. Inevitablemente, la parcialidad se tornasubjetividad e idealismo. La concreción, el conocimiento cabal de un objeto, quedacoartada sin remedio. Y con ella, una verdadera teorización. 186
    • En los mejores casos, cuando logra salvarse cierta objetividad científica, la susodicha“teoría” parcial no es sino la particularización o, cuando más, la generalización de laexperiencia singular, única e irrepetible. Y aún entonces es inevitable un desarrollo teórico.IV.- Empirismo y subdesarrollo teóricoLas investigaciones que sólo se basan y limitan a nociones puramente empíricas – y hastadel sentido común--, no logran trascender la forma exterior, sensible, aparente y accidentaldel objeto de estudio; esto es, sus aspectos fenoménicos.No puede advertirse, con tal proceder, que el fenómeno (como el movimiento aparente delsol alrededor de la tierra) es, con mucha frecuencia una manifestación invertida de larealidad; como la imagen de un espejo.Esta limitación o privilegio de lo fenoménico es lo que ha llevado a hipostasiar o exagerarlos aspectos cuantitativos de la realidad: despreciando y hasta ignorando sus cualidades.Asimismo, al considerar como central o esencial del proceso científico a la cuantificación yla medición, a los datos y su manipulación estadística; son las técnicas e instrumentos losque acaban definiendo y dirigiendo la investigación. No sólo se relegan, con ello, laconceptualización, el razonamiento y la teorización; sino también las cuestionespropiamente metodológicas, en el sentido de la epistemología.Cuando se parte de una técnica (estadística) y/o de un instrumento (test, encuesta, etc.),en vez del correcto planteamiento de un problema de investigación deducido por algunateoría, la realidad y el objeto de estudio tienen que “adecuarse” a aquellos; quedando asípredeterminados y distorsionados en un círculo vicioso, que muestra la “verdad” del objetoy la eficiencia del “método”, en la medida que lo estudiado se ciñe a la técnica-instrumentocon lo cual se abordó.Aún cuando se pretende dar alguna explicación de los fenómenos investigados, se cae ental desviación. El concepto y la demostración de la causalidad, por ejemplo, se limitan alas “variaciones concomitantes” que muestran la regresión lineal o la correlaciónestadística.Cualquier determinación que no sea directa e inmediata y no se represente en algúnteorema, queda anulada sin consideración alguna. Toda determinación en última instancia(como la ejercida sobre los fenómenos didácticos por factores ideológicos, políticos oeconómicos), es desechada a priori.Otras anomalías en la investigación, también importantes, ocurren cuando se niega lavalidez científica de la Teoría, la epistemología y la filosofía en general; como es laconfusión entre lo subjetivo y lo objetivo, el fenómeno y la esencia, la abstracción y latotalidad.En las técnicas tan comunes de la sociología empírica, como la entrevista y la encuesta,se toma como “objetiva” la información y los datos proporcionados por sujetos individuales.No se consideran los fenómenos subconscientes y de hecho, ningún control es del todo 187
    • eficaz contra la desmemoria, los prejuicios ideológicos, mortales o políticos, el desinterés,la mentira deliberada y hasta actitudes perversas de la persona entrevistada oencuestada. Sin más, la opinión pública se asume si se tratara de hechos objetivos.De tal manera, al limitarse o privilegiar la investigación de los fenómenos y sin la precisadistinción ni, por ende, correlación entre lo subjetivo y lo objetivo: las investigacionesempiristas confunden fenómeno y esencia, subsumen a ésa en aquel o ignoran porcompleto las cuestiones esenciales.Si bien tan énfasis en lo empírico se opone y previene especulaciones metafísicas yescolásticas; al evadir la diferenciación e interrelación de esencia y fenómeno, de loobjetivo y subjetivo, se obstaculiza un conocimiento preciso, exacto y verdadero del objetode estudio.Es decir, no puede dar lugar a la construcción de un conocimiento realmente objetivo, deun concreto espiritual o del pensamiento; ni a su diferenciación respecto al objeto realestudiado. De tal confusión o pretendida igualdad entre el pensamiento y la realidad,deriva un inevitable idealismo.Esta es la paradoja esencial del empirismo: al negarse todo recurso teórico y al aferrarse alos puros hechos, termina mistificando la realidad y con una postura idealista frente a ella.Finalmente –sin acceso real a lo general y, menos aún a lo universal, la definiciónempirista de categorías y conceptos en los restringidos márgenes de lo singular-particular,es frecuentemente tautológica y en círculos viciosos al coartar o impedir las operacioneslógicas del silogismo y el juicio, la deducción análisis y síntesis, etc., que requieren detodos los niveles y dimensiones del razonamiento para ser eficaces.Pues aunque el empirismo no niega la existencia de la totalidad, la subsume en loparticular o la entiende como la simple sumatoria de singulares y, ante todo, rechaza laposibilidad científica de su verificación en los hechos, en la realidad empírica.Con todo, el ascenso inductivo desde las investigaciones empíricas, hacia laconceptualización y la teorización, redunda en descripción y tazonomías más o menoselaboradas, objetivas y útiles para el desarrollo científico; pero no pueden llegar aconstituir una Teoría propiamente dicha.V.- Lo complejo, la totalidad y lo concreto“La verdad es el todo”. Este apotegma es una pieza clave en la dialéctica de Hegel.Ninguna porción de la realidad natural o social puede ser comprendida en si misma. Susinterrelaciones con otras cosas y fenómenos también conforman su propio ser y lodeterminan. Y ellas sólo pueden investigarse en el contexto que involucra el objeto deestudio.¿Cómo entender el aprendizaje del alumno sin la enseñanza del maestro? ¿Es posibleabordar su interrelación al margen de la institucionalidad en que tiene lugar? ¿Puede 188
    • concebirse alguna institución educativa ajena a la sociedad civil y el Estado? ¿Acasoexiste algún tipo de educación que prescinda de la sociedad y carezca de un desarrollohistórico?Toda teoría parcial provee un conocimiento también parcial del objeto estudiado. Y talsaber no sólo requiere ser completado, sino también superado; al contrastarse frente a losmúltiples aspectos y fenómenos que determinan a todo objeto real; al pasar de la parte altodo, de lo simple a lo complejo, de lo abstracto a lo concreto.La simple suma de los conocimientos parciales no los hace totalizadores, ni concretos;porque el todo no es igual a la mera sumatoria de sus partes. La totalidad es lo más realexistente, pero no se reduce ni se limita a lo fáctico o empírico. Los hechos no sonidénticos a ella, aunque tampoco existe más allá de los hechosEs obvia la imposibilidad de un conocimiento científico absoluto del universo, del mundo osiquiera de la sociedad. Mas ello no implica un escepticismo insalvable como el de karlPopper, cuando plantea: “Todo conocimiento es necesariamente de aspectos abstractos ynunca podremos comprender la estructura ‘concreta’ de la realidad social en sí misma”.No debe concebirse al todo como algo dado, estático, inmutable y determinado de una vezpara siempre; sino de manera materialista, histórica y dialéctica. Por ejemplo, como lodefine Kkarel Kosik:“...Como un todo que posee su propia estructura, que se desarrolla, que se va creando. Latotalidad no significa todos los hechos. Totalidad significa: realidad como un todoestructurado y dialéctico, en el cual puede ser comprendido racionalmente cualquierhecho...” El conocimiento de la realidad consiste, no en la sistemática adición de unoshechos a otros, y de unos conceptos a otros; sino en un proceso de concretización, queprocede del todo a las partes y de las partes al todo; del fenómeno a la esencia y de laesencia al fenómeno; de la totalidad a las contradicciones y de las contradicciones a latotalidad. Y precisamente en este proceso de correlación en espiral, en el que todos losconceptos entran en movimiento reciproco y se iluminan mutuamente, se alcanza laconcreción”.Lo complejo y la totalidad concreta deben estudiarse científicamente como tales. Todoanálisis para diferenciar y correlacionar los diversos aspectos de un objeto social(económicos, sociológicos, ideológicos, políticos, etc.) como la educación, debe contenerlos factores y medios necesarios para conducir, de manera metódica y orgánica, a susíntesis.Esto se manifiesta en el marco teórico, mediante la diferenciación de las categoríasuniversales y generales, respecto de los conceptos particulares y nociones singulares quedesignan a la realidad inmediata. Se trata de niveles epistemológicos tan distintos, queson irreductibles entre sí. No son intercambiables. Lo cual no obsta para que constituyanuna totalidad orgánica o concreta.Empero, se trata de una totalidad concreta que, como la define Kosik, se opone a unatotalidad vacía, abstracta y mala. Es contraria a un “todo como la totalidad de loselementos y hechos más simples” (racionalismo de Descartes a Wittgenstein): a lo que 189
    • “formaliza al todo y afirma el predominio y la prioridad del todo sobre las partes” (Schlling,Spann); y también a un estructuralismo que antepone “un todo ya preparado, que se llenade contenido”, a la conceptualización marxiana de la totalidad histórica.Las categorías y conceptos de orden teórico-científico no son algo dado, ni un dato, ni loinmediatamente perceptible, observable, etc. Son abstracciones lógicas, del pensamiento,ideales, pero de la realidad. Y por ello deben adecuarse a la naturaleza del objeto. Resultasimplemente absurdo que los hechos y fenómenos sociales o históricos pretendanexplicarse, por ejemplo, mediante concepciones psicológicas.En consecuencia, como corresponde una realidad objetiva a cada categoría y conceptoteórico-científico; con del todo válidos únicamente para el tipo de sociedad (feudal,capitalista, socialista, etc.) y el tiempo histórico concretos donde se han originado.Es científicamente inconcebible un idéntico marco teórico para investigar la educacióncontemporánea, que la de siglos o milenios atrás. O la educación actual en una formacióneconómico-social capitalista y otra socialista. Aún cuando se trate de los “mismos”conceptos, al referirse a situaciones sociales e históricas diferentes, las realidades quedesignan y su función en el marco teórico son, lógicamente, distintas.Una investigación de la realidad requiere de conceptos empíricos que se correspondencon la singularidad y la particularidad del objeto de estudio. Pero en tanto forma parte deun género y de un universo, sólo las categorías generales y universales de la Teoríapueden completar y concretar su conocimiento.Y sólo mediante el recurso de una Teoría general o totalizadora puede descubrirse ycomprenderse ese vínculo entre el objeto y su contexto, de la parte con el todo; a fin deacceder a su conocimiento concreto, que una lo diverso y sintetice orgánicamente lasmúltiples determinaciones de su ser en la realidad.VI.- Las Teorías totalizadorasEn sentido estricto, una verdadera Teoría científica es aquella que posibilita elconocimiento objetivo, cabal y concreto de un objeto; desde su singularidad yparticularidad, hasta lo genérico y universal. Por ende, sólo a las Teorías generales ototalizadoras corresponde, en rigor, tal designación.Y sólo mediante su recurso puede ascenderse realmente de lo simple y abstracto, a locomplejo y concreto; y resolverse con eficacia el problema de la vinculación de lasinvestigaciones empíricas –singulares y particulares—con la totalidad real y los problemascentrales de su conocimiento científico.Una verdadera Teoría hace necesaria, factible y comprensible la diferenciación entre ser yconciencia, idea y realidad; entre lo real o concreto representado y lo concreto espiritual ode pensamiento.Para conformar un concreto espiritual, como en un marco teórico, debe comprenderse elorden, la estructura orgánica en la que se interrelacionan las categorías y conceptos 190
    • referentes: al objeto de estudio. Y de nueva cuenta, sólo una Teoría totalizadora puederesolver este problema.Entonces, en lugar de una drástica diferencia y tajante separación entre ciencia y filosofía,debe hacerse un uso explicito. Conciente y crítico del método filosófico; en tanto queepistemología y antagónico, por ende a cualesquiera metafísica, escolástica y teología.Puesto que la finalidad de la investigación científica es traducir el ser y el movimientoaparente de las cosas, en su ser y movimiento reales, se precisa de la filosofía científica oepistemología para diferenciar fenómeno y esencia, demostrando sus verdaderasrelaciones.Como señalará Marx, si fenómeno y esencia no existieran en la realidad (según plantea elempirismo abstracto) o si no fueran contradictorias y coincidieran directamente (comoasume el positivismo y el funcionalismo); toda ciencia sería innecesaria.Una Teoría totalizadora, pues, al combinar adecuadamente filosofía y saber empírico,brinda organicidad a categorías, conceptos y nociones, reconoce su carácter histórico yhace factible, comprensible y verificable la objetividad y la concreción del pensamientocientífico.Obviamente que, frente a la gran cantidad de teorías parciales, no abundan las Teoríasgenerales o totalizadoras. Quizá únicamente tres merezcan tal denominación.Respecto a la materia inorgánica y la energía, el universo inanimado, Albert Einsteinelaboró la “Teoría de la relatividad”.En cuanto a los seres vivos, su origen, diversificación y desarrollo natural, Charles Darwinconcretó la “Teoría de la evolución”.Y en el caso de la sociedad y su historia, muchos científicos reconocen el mérito de KarlMarx. Como escribió Maurice Duverger (un sociólogo no marxista). “el marxismo haelaborado la primera teoría general de las ciencias sociales, la primera ‘cosmogonía’sociológica. Y continúa siendo la única; es criticada, pero no sustituida”. O de acuerdo aAntonio Gramsci: no se debe “considerar a Marx como unidad en una serie de grandeshombres de ciencia. Error fundamental: ninguno de los demás ha producido unaconcepción original e integra del mundo”.La investigación educativa no es excepción. Con todas las críticas ciertas, que se hanhecho a las concepciones economicistas y estructuralistas de la “Teoría de lareproducción” (Bordieu, Passeron, Baudeloi, Establet, etc.) y gracias, principalmente, a losaportes de Gramsci y sus seguidores; ninguna otra corriente en las ciencias sociales hasido capaz de construir y desarrollar un conocimiento científico acerca de la educación,que sea más amplio, cabal, profundo, objetivo, orgánico y, en una palabra, concreto, queel materialismo histórico-dialéctico.Y lo que es aún más importante: únicamente el marxismo brinda una comprensióncientífica del desarrollo histórico y sus tendencias; tanto de la sociedad en general, comode todas sus instancias, incluida la educación. Por eso constituye una auténtica guía parala acción transformadora y revolucionaria en toda actividad humana. 191
    • Ética de la investigación educativa LYA E. SAÑUDO GUERRA M ESA 2 192
    • Introducción Existe un incremento muy importante en los últimos diez años de bibliografíaque se refiere a la investigación en las ciencias humanas, especialmente a lainvestigación educativa. Gran parte de ellos se perciben como una serie decompilaciones de métodos y procedimientos prestados de otras ciencias. Son muypocas las publicaciones que tratan la problemática de la ética de la investigación. Eneste sentido son varias las preocupaciones. ¿Cuál es la especificidad de lainvestigación educativa? ¿Qué es lo educativo de la investigación educativa? ¿A dóndeva y de qué manera, la investigación educativa? Como cualquier acción humana ¿cuáles su componente valoral? ¿Cuáles son los cuidados pertinentes a los seres humanos,muchos de ellos vulnerables, como participantes en la investigación educativa? Lo que distingue la investigación educativa de otro tipo de investigación, essu uso y relevancia en la práctica educativa. De acuerdo con Nixon y Sikes, no es sólopensar en conocimiento útil y relevante sino que “lo educativo” requiere de una másholística comprensión. “La investigación educativa está cimentada,epistemológicamente, en los fundamentos morales de la práctica educativa. Son suspropósitos epistemológicos y morales los que subrayan la utilidad y la relevancia dela investigación educativa que importa” (2003:2) La utilidad y la relevancia no sóloimplican impacto e influencia, involucra una reconceptualización radical acerca delo que educativamente se define como útil y relevante, ya que es potencialmentepeligroso desarrollar fines que no valen la pena educativamente. La investigacióneducativa, no es sobre educación, sino investigar con un propósito educativo,requiere de preguntar a los prácticos que debe ser educativo de la investigación.(Nixon y Sikes, 2003) No es sólo sobre la escuela donde sería necesario actuar, sinopreguntarse por la mejora de la sociedad en su conjunto, pero debe ser iluminadapor los trabajos de los investigadores. El triángulo: teoría, práctica e investigación.(Olivé, 2003) Carr (2003) argumenta que la investigación educativa está en crisis de dosmaneras. Una en saber para qué se hace la investigación educativa y cómo se“miden” 1 sus logros; y, la ausencia innegable de un acuerdo interno de lo que lainvestigación educativa es. Cualquier análisis del estado de la investigación educativarequiere un nivel diferente de autoconciencia y vigilancia metodológica que permitaa los investigadores ser más críticos acerca de las preconcepciones que guían sucomprensión de lo que tratan de lograr. El tipo de indagación educativa actual está constituida por una concepciónenfáticamente metodológica, es decir, una ciencia aplicada que contiene una visióndel cambio educativo como fin. Esto, menciona Carr (2003), trae como consecuenciaque la educación debe ser vista como una actividad moralmente deseable con finesque lleven a la transformación cultural y social, por ende, la investigación educativadebe volver a preguntarse sobre la sociedad que quiere constituir. Otra consecuenciaes la reorientación de la actual percepción de que la investigación educativa esirrelevante con resultados frecuentemente contradictorios, buscando la posibilidadde que integren en un todo que responda de manera significativa a las preguntassobre el papel de la educación en la nueva sociedad. Finalmente, otra consecuenciaes lograr cuestionar el rol de la investigación educativa actual en la educacióninstitucionalizada a través de la recuperación histórica, pensando en latransformación del conocimiento práctico educativo.1 Las comillas son de la autora, ya que Carr menciona el término “medir” de manera genérica. En elsentido estricto los hechos educativos se conocen desde la perspectiva comprensiva y por lo tanto noson susceptibles de ser medidos cuantitativamente. 193
    • McCulloch (2003) refuerza la idea de Carr estableciendo que una historia de lainvestigación educativa ayuda a cuestionar los supuestos y los valores que se hanincorporado en el discurso educativo contemporáneo. A través de esta recuperación ysistematización de hechos, se lograría, en primer lugar, conformar la ciencia de laeducación necesaria, acumular el conocimiento. En segundo lugar, extender la ideade que la investigación educativa es una inversión que se dirige a mejorar la cualidadde la educación institucional. En tercer lugar incrementar investigaciones rigurosas yrelevantes; rigurosas para el logro de la teoría y el conocimiento y la relevanciarelacionada con la demanda de los prácticos en la mejora de los productos. Unahistoria de la investigación educativa, permitiría, también, informar sobre eldesarrollo de la comunidad de investigadores más reflexiva, autocrítica conciente desus limitaciones a la luz de la experiencia, que responda a los retos y cambioscontemporáneos a través de la evaluación de las lecciones del pasado. “Unacomunidad como esa requiere conocer su propia historia para determinar sus metasy propósitos para el futuro” (McCulloch, 2003:20) La investigación educativa, como acción humana contiene un componente queala determina y este es el componente ético. “Ser ético es parte de un proceso deplaneación, tratamiento y evaluación inteligente y sensible, en el cual el investigadorbusca maximizar los buenos productos y minimizar el riesgo y el daño” (Sieber,2001:25) En este sentido, la investigación educativa puede considerarse como buena,si las repercusiones producidas logran afectar la practica y se incrementa elconocimiento en la teoría educativa. La responsabilidad de los investigadores educativos, haciendo un símil con lainvestigación psicológica (que incluye investigación educativa del ámbito psicológico)puede clasificarse en cuatro grupos: responsabilidad hacia la ciencia (hacerinvestigación que amplíe el conocimiento o profundice su entendimiento), con laeducación y a la sociedad (determinar como los resultados son difundidos y usados),con los estudiantes en formación (contribuir a la educación de los aprendices oasistentes en la investigación) y, con los participantes en la investigación. (Smith,2001) Distingue cinco principios morales que guían su propuesta ética: respeto porlas personas y su autonomía, beneficio y no su daño, justicia, confianza y, fidelidad eintegridad científica. Los investigadores respetan a los participantes como personasvaliosas que tienen el derecho autónomo de decisión sobre su inclusión o no en lainvestigación. En cuanto al principio del beneficio, el investigador debe planear yoperar la investigación maximizando los beneficios para los participantes y minimizarel posible riesgo, sobre todo asegurarse que no toma las decisiones pensando en subeneficio sino en el de los participantes. Este principio es uno de los más complejos yambiguos en su aplicación, ya que el cálculo del costo-beneficio frecuentemente nopuede ser calculado previamente y a veces uno no es de la misma naturaleza que elotro. Desplegar esta problemática, comprenderla y tratar de generar posiblescursos de acción son los propósitos de este texto, a partir de lo anterior se estableceel marco donde se ubican las presentes ideas. Las consideraciones éticas que aquí sedescriben, aunque pueden ser usadas para la investigación educativa en general,están pensadas más específicamente para la investigación cualitativa ya que laambigüedad y la incertidumbre en la que esta se mueve presenta mayores dilemaséticos qué resolver. A diferencia de las ciencias naturales, en el ámbito de lasciencias sociales y humanas se busca comprender las acciones, para lo cual serequiere interpretar el significado de las acciones sociales en función de motivossubjetivos o bien de reglas intersubjetivas. “Una de las características fundamentalesde las metodologías comprensivas o hermenéuticas es que la descripción einterpretación de las acciones y obras de los hombres necesariamente tiene que 194
    • hacerse desde el lenguaje, la cultura, las normas sociales y morales de las personasbajo estudio. Este requisito plantea un serio problema ético con relación al respeto yvaloración de esa cultura y esa moralidad propia de las personas que estudiamos”.(Velasco, 2003:257) En general se pretende profundizar acerca del componente ético en lainvestigación educativa. Es claro que “ningún documento puede anticiparse a todoslos asuntos éticos que se pueden presentar, tampoco hay maneras fáciles deentender totalmente todas las implicaciones de un asunto ético dado.” (Sales andFolkman, 2001:xii) 2 Sin embargo, el intento de recuperar y sistematizar las ideas quelas experiencias que en este rubro se encontraron van a permitir contar con undocumento útil que genere la discusión entre las comunidades de investigadoreseducativos, que propicie la toma de decisiones en esta actividad y que finalmentecolabore para resolver los dilemas a los que diariamente se enfrenta el investigadoreducativo.1. La ética de la investigación educativa Antes de continuar es necesario establecer la definición de ética, ya que ha sidousada y desgastada a lo largo de muchos años de preocupaciones teóricas y prácticas.La palabra “ética” viene del griego ethos que significa <<carácter>>, <<forma devida>>, y la palabra “moral” procede del latín mores que significa <<costumbres>>.Ambos términos se refieren al mismo hecho, a la acción del ser humano y suconvivencia con otros seres humanos, “debe aprender a vivir en paz y concordia conlos otros. Para ello, ha de hacer suyos una manera de ser, unas costumbres, unosprincipios, normas o deberes. La vida en común tiene que ser necesariamente unavida conformada por unas reglas”. (Camps, 2003:160) Se tiende a designar con el nombre de “moral” una doctrina moral concreta,mientras que se reserva el término “ética” para designar la “filosofía de la moral”.De acuerdo a Camps (2003:161) Se prefiere “utilizar el término “ética” a “moral” esporque éste último se asocia más con una moral doctrinaria en tanto “ética” tieneuna connotación de universalidad, de moral laica que vale para todos”. En este mismo marco, se define como “principio” una pauta general que inspirala acción. Los términos regla, norma o deber, en cambio, indican algo más concreto ymás vinculado a la acción. El valor, entonces, es un atributo otorgado al ser que, almismo tiempo, orienta la acción. (Camps, 2003:161) Cualquier indagación científica con participación de investigación humananecesariamente involucra cuestiones éticas, pero casi siempre “resolver el problemaético es una parte integral de una largo y con frecuencia, altamente ambiguorompecabezas que debe ser resuelto en el mismo proceso de la investigación.”(Sieber, 2001:13) En este sentido, Huberman y Miles (1994) consideran que no es posible centrarsesólo en la calidad del conocimiento que se produce, como si la descripción de loshechos fuera lo que más importante. Debemos siempre considera la condición de seracciones correctas e incorrectas como investigadores cualitativos, en relación conlos sujetos cuyas vidas se están estudiando, con los colegas, y a quienes se respondeen este trabajo. Es en la práctica cotidiana del investigador donde se presentan lamayor parte de los dilemas éticos que resolver, y es en ese momento donde más2 La traducción al español de las citas en inglés se realizaron por la autora en beneficio de una lecturamás fluida. 195
    • información y más apoyo debe tener el investigador. “Una perspectiva ética en lasdecisiones de la investigación involucra de manera inherente una tensión entre eljuicio responsable y la aplicación rígida de las reglas. (Smith, 2001:3) Son estas dos posturas, de manera muy reducida, las que han sido objeto dediscusión entre los filósofos dedicados a la ética y entre los investigadores. Velasco (2003) las describe como cientificista y la otra anticientificista. Lasconcepciones cientificistas consideran que el conocimiento científico de las accionesy organizaciones sociales permite deducir los fines racionales que los seres humanosdeben elegir y las maneras de procurarlos, deploran la influencia creciente de lasciencias en el ámbito de las decisiones éticas y políticas, pues tal influenciarepresenta una amenaza a la libertad de los individuos y los ciudadanos. A estatendencia Camps (2003) la llama la fundamentación empírica y los pensadores noaceptan la ley moral desvinculada de la experiencia. Los filósofos utilitaristas –Jeremy Bentham y John Stuart Mill- consideran que una ética como la kantiana no esadecuada para resolver conflictos prácticos ni nos da criterios suficientes paraperfeccionar la legislación. Para los anticientificistas como Kant, el juicio moral sobre los actos humanos esresultado de una facultad humana, la razón práctica, que nada tiene que ver con elconocimiento científico. “Lo que haya que hacerse según el principio de la autonomíadel albedrío, es facilísimo de conocer sin vacilación para el entendimiento másvulgar; lo que haya que hacerse bajo la presuposición de heteronomía del mismo, esdifícil, y exige conocimiento del mundo. La ética kantiana es, una éticadeontológica, esto es una ética fundada en los deberes que se derivan unívocamentede principios éticos universales. Juicio de lo que haya que hacer no debe ser tandifícil que no sepa aplicarlo el entendimiento más común y menos ejercitado, hastasin conocimiento del mundo. (Velasco, 2003:264) De acuerdo a este autor la tarea de la ciencia jamás puede proporcionar normas eideales obligatorios, de los cuales puedan derivarse normas para la práctica. “Laelección de ciertos valores es un asunto de decisión personal que no puede sersuplantado por toda la evidencia empírica que las ciencias puedan aportar. El optarpor un determinado ideal político o ético queda siempre al margen de lo que el saberobjetivo de las ciencias puede ofrecer.” (Velasco, 2003:264) Camps (2003) llama a esta tendencia, la fundamentación racional, y estableceque el deber ser no se deduce del ser. Lo peculiar de la ley moral es que, aunque nose cumpla ni se verifique, debemos seguir asumiéndola como ley, ya que es un apriori, una norma o una obligación que no se deriva de la experiencia ni se reduce asituaciones de hecho. Para estos teóricos no son los “hechos empíricos los quedeterminan el juicio moral, sino algo más –una emoción, un sentimiento- que noslleva a reprobar o rechazar ciertas acciones y actitudes”. (Camps, 2003:167) Entonces, el deber ser no se deduce del ser, de los hechos, porque el deber ser ola ley moral la llevamos inscrita en la razón. Forma parte de la racionalidad humanael imponerse leyes o imperativos morales. La razón humana es una razón legisladora,no sólo trata de entender o interpretar la realidad, sino de imponerle una norma alcomportamiento humano. 196
    • Las normas éticas son asumidas por la conciencia individual, que es autónoma ylas normas éticas nos las imponemos libremente a nosotros mismos. (Camps, 2003)Las decisiones éticas y políticas tienen su propio ámbito de autonomía. Este ámbitocorresponde a lo que Max Weber llama ética de la convicción. Sin embargo MaxWeber no es un defensor del decisionismo radical de los políticos, ni considera que laética de la convicción sea la única que deban profesar los políticos. Por el contrarioWeber considera que una persona madura tiene que conjugar de manera equilibradaen cada decisión la ética de la convicción en sus valores con la ética de laresponsabilidad por las consecuencias de sus acciones y decisiones. (Velasco,2003:265) Esta ética necesariamente ésta informada por el conocimiento científico que nospermite prever las posibles consecuencias de las decisiones y acciones, así comoevaluar las posibilidades de realización de los fines a través de determinados medios.Sin embargo, la manera de lograr un equilibrio adecuado entre la ética de laconvicción y la ética de la responsabilidad no puede estar respaldada porconocimiento científico alguno, ni por principios éticos o reglas de lección racional.La capacidad de lograr una decisión equilibrada entre las dos éticas proviene, comodice Weber, de la madurez de las personas. Esta madurez es, a mi manera de ver, laexpresión de la virtud que en la tradición de la ética aristotélica se conoce comoprudencia. Continua Velasco (2003) reflexionando de que se trata más bien de una correctaopinión sobre cómo hay que juzgar o actuar en cada situación concreta. Esta correctaopinión es resultado de una deliberación en la que se conjugan principios, valores ycompromisos éticos con consideraciones fácticas de la situación concreta. La existencia de compromisos de los científicos con un conjunto de valorescompartidos por la comunidad científica en un paradigma es una condición necesariapara ubicar los problemas éticos en el centro del análisis de la racionalidadcientífica. No es la ciencia en sí misma la que determina el actuar ético sino elacuerdo entre los científicos, ya que como dice Camps (2003:224), complementandolas ideas de Velasco, es necesario “configurar un marco conceptual y argumental queayude a plantear las cuestiones y consensuar respuestas racionales y sensatas”. La ética y la política no pueden separarse. Aunque hablemos de ética parareferirnos a los principios o fines últimos de la vida humana, como la justicia, lalibertad o la solidaridad, nos damos cuenta de que la mayoría de dichos finesnecesitan de la política para hacerse realidad. (Camps, 2003:164) Las preguntas son ¿Con cuál de las teorías éticas debemos quedarnos? ¿Sonincompatibles entre sí o pueden complementarse? De alguna manera se articulan dando consistencia e historicidad a los principioséticos útiles a la investigación educativa. Camps explica que existen una serie deprincipios que hay que preservar a toda costa y en cualquier parte y otra cosa es lainterpretación que hagamos luego de esos principios para la solución de situacionesprácticas. “Ahí, en la interpretación, se darán discrepancias y seguramente habráque aceptar opiniones divergentes, confiando en que el diálogo acaberesolviéndolas”. (2003:173) Los valores éticos, como los demás valores, han de tenerun contenido común, absoluto; y al mismo tiempo tiene un componente relativo enel que hay que lograr la unanimidad. “Para eso, para poder tomar decisionescolectivas desde la discrepancia, está la democracia, que es también un valor”.(Camps, 2003:173) 197
    • Una decisión colectiva es una ley moral, por lo que es en general,paradójicamente, una ley autónoma: nos la imponemos libremente nosotros mismos.Y esta cualidad está en la ética de la investigación educativa que está asumidalibremente por los investigadores y los prácticos, en la que se aceptan la normas quese consideran dignas de las aceptadas. Es en ese espacio libre, vacío e incierto, entrelos principios generales y las situaciones concretas de la práctica del investigadordonde son útiles. De hecho la “norma moral no se impone desde fuera de laconciencia: la conciencia la asume porque la acepta como buena o válida”. (Camps,2003:178) Se imbrican las normas éticas del sujeto y de su comunidad. Ser persona implicauna relación práctica con uno mismo como sujeto de nuestras intenciones y denuestros intereses. Implica, además, un tipo de conciencia, la autoconciencia, queresulta de la dimensión social de la mente y el reconocimiento recíproco. Un serautoconsciente (no necesariamente dotado de lenguaje) puede formar estadosmentales de segundo orden (creencias y deseos sobre creencias y deseos, bien suyoso de otros). Esto le permite ponerse en el lugar del otro, hacer planes de futuro ylograr la intervención de los demás de la obtención de sus deseos y expectativas.Mantiene una comunicación intencional con los demás. Puede pensar en si mismo enrelación con sus interlocutores y manifestar emociones complejas, fruto de lainteracción afectiva con ellos.(Velayos, 2002:73) Todo ello hace a un investigador de la educación especialmente vulnerable a lacomunicación con sus colegas porque no se trata sólo de una integridad individual osocial sino de una identidad intencional de una acción colectivamente decidida queimplica participantes humanos. Un daño ejercido a una persona es, por tanto, undaño ejercido a sus intereses y deseos autoconscientes. Ser ético no se refiere nada más a hacer elecciones éticas en respuesta asituaciones particulares, sino más bien a comprometerse en un todo como persona,como educador, como investigador, en un proceso donde se trata de expresar algosobre sí mismo, un estilo de vida. En un sentido importante, se ocupa del equilibrioque conseguimos entre nuestros valores personales, respetando la justicia y lamoralidad, y los valores sociales que se deben. (Kuschner,2002:182-183) Igualmentecomprender y resolver la tensión existente entre los valores compartidos en uncontexto globalizado y los valores éticos propios de la cultura propia. Las normasmorales y los valores que regulan las acciones y las interacciones humanas se debenestablecer de común acuerdo entre los seres humanos, eso permite que varíen deuna época a otra y de un contexto a otro. (Olivé, 2003) La ética, entonces, se actualiza y observa en la acción, en todas las accionesincluyendo las que se refieren a loas acciones de indagación. Existe una “nuevasituación de las relaciones entre la ciencia y la moral”. (Mialaret, 2003:19) Es claro,después de todas las reflexiones anteriores que las consecuencias del trabajocientífico ya no son neutrales, la ciencia con conciencia. La justicia en la investigación es difícil de lograr en una sociedad actualmenteinjusta. Implica, por un lado, la distribución de la justicia en la apropiadadistribución de los beneficios, del poder (por ejemplo, entre el participante y elinvestigador), entre los grupos vulnerables, género, entre otros; y por el otro, losprocedimientos justos, que en cada una de las fases de la investigación se asegureque se utilizan los procedimientos adecuados para lograr la justicia. En cuanto a laconfianza, es la base de la relación entre investigador y participante, el primeroexplicita sus obligaciones, como la confidencialidad, el segundo debe conocer que es 198
    • lo que experimentará y sus consecuencias. Finalmente, en cuanto a la fidelidad y laintegridad científica, el investigador está comprometido con la ciencia y la sociedaden descubrir y comunicar la verdad, la integridad y la confianza no están abiertos alcompromiso. (Smith, 2001) De acuerdo con lo anterior Olivé (2003) afirma que la ciencia y la tecnología noestán libres de valores, ni son éticamente neutrales, y más aún, que los científicos ytecnólogos pueden adquirir responsabilidades morales por la propia naturaleza de sutrabajo. (Olivé, 2003:207) Tener creencias con bases razonables, implica tener unaresponsabilidad moral y el deber de elegir entre cursos de acción posibles. Así el investigador educativo debe estas consciente de las responsabilidades queadquiere en función de los problemas que va a para investigar, de las posiblesconsecuencias del proceso, y de los medios que se eligen para lograr los propósitos.(Olivé, 2003) Parafraseando a Gómez-Heras (2002) el investigador, en cuanto agente moral,asume la cognición racional, decisión libre, autonomía normativa, autodeterminaciónde su trabajo, es decir, construye un mundo moral responsable conociendo,deliberando, eligiendo y decidiendo en la práctica el curso de las acciones deindagación. Como afirmación y síntesis, se pueden retomar las ideas de Olivé (2003).Entonces, estos investigadores, como agentes intencionales tienen la capacidad derepresentarse conceptualmente la realidad sobre la cual desean intervenir paramodificarla y mejorarla. Como ya se analizó, son capaces de tomar decisiones ypromover la realización de ciertos estados de cosas en función de susrepresentaciones, intereses, valoraciones, deseos y preferencias, también soncapaces de hacer seguimientos de sus acciones, y en su caso de corregir susdecisiones y sus cursos de acción a través de la investigación. Estos sistemas deproducción del conocimiento científico son sistemas de acciones intencionales de losque surgen problemas éticos en torno a las intenciones de los agentes, los fines quepersiguen, los resultados que de hecho se producen (intencionalmente o no), asícomo en torno a los deseos y valores de esos agentes. (Olivé, 2003:188) Los sistemas de producción, como acciones intencionadas contienen en sí mismasla tensión provocada por la ética asumida y generada individualmente y la éticainstitucional, externa y decidida en conjunto con la comunidad de investigadores.Antes de analizar ambas vertientes es importante conocer la ética contenida en laspolíticas internacionales y nacionales como las que se pueden asumir comoheterónomas. 2. Definición ética en la política internacional de la investigación educativa Camps entiende que el buen político es el que sabe combinar ambas éticas: elque tiene principios pero, al mismo tiempo, se hace responsable de las decisionesque toma y de las acciones que emprende. Tiene principios, pero adaptables a lascircunstancias. (2003:178) En la ética de la política, un intento de mediar entre el realismo de Maquiavelo yla utopía de Kant podría ser Weber, con su famosa distinción entre una “ética deprincipios” kantiana, y una “ética de la responsabilidad” que sería el complementode los principios, constituye el esquema teórico más adecuado para analizar la 199
    • relación entre las decisiones políticas y la ética. Un político, viene a decir Weber, nosólo debe tener principios, sino que ha de responder de las decisiones que toma y darcuenta de las consecuencias de lo que hace. (Camps, 2003) Se define a la políticacomo el “arte de lo posible”, ya que toma conciencia de un evento de largo alcancepara la humanidad. (Gómez-Heras, 2002:13) Como primera declaración política que es fundamental para comprender en sufundamento la ética en la investigación es la “Declaración de los DerechosHumanos.” Representan los valores universalizables ya que describen elcomportamiento deseables en todo el mundo. La podemos considerar como lacompilación de principios éticos fundamentales. El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó yproclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, Considerando que lospueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechosfundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en laigualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promoverel progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de lalibertad. Este documento es fundamental para la investigación educativa y se reproducenalgunos de sus párrafos como los más relevantes el propósito de este trabajo.“Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos lospueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como lasinstituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante laenseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, pormedidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento yaplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembroscomo entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.Artículo 1Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotadoscomo están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos conlos otros.Artículo 5Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos odegradantes.Artículo 12Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, sudomicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Todapersona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.Artículo 171. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.Artículo 19Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derechoincluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibirinformaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, porcualquier medio de expresión. 200
    • Artículo 271. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de lacomunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en losbeneficios que de él resulten.2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materialesque le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticasde que sea autora. Los derechos humanos dice Olivé (2003) son derechos que las sociedadesmodernas han reconocido a todas las personas, por el sólo hecho de pertenecer a laespecie humana. Son universalizables porque se reconoce que todos los sereshumanos deben disfrutar de ellos. Pero no son absolutos, es decir, no son atributosinmutables de las personas, su reconocimiento debe hacerse con base en razonessusceptibles de discusión. Por eso no sorprende que los derechos humanos hayanvenido a la existencia en la modernidad, y constantemente sean redefinidos yampliados. Especialmente referidos a la investigación científica, aunque más orientado ala definición de “ciencia” y de su alcance se encuentra la Declaración del Círculo deViena. Después de 1920, en la ciudad de Viena se formó un famoso grupo deacadémicos, conocido como "Círculo de Viena". El Círculo de Viena produjo un buennúmero de tesis epistemológicas, entre las que cabe destacar el criterio dedemarcación: lo que distingue al conocimiento científico de otros es suverificabilidad con respecto a los hechos constatables, que constituye el criterioespecífico de demarcación entre ciencia y no ciencia; y, la inducción probabilísticaque implica la producción de conocimiento científico que comienza por los hechosevidentes susceptibles de observación, clasificación, medición y ordenamiento. Dadoque un conjunto de todos los datos de una misma clase escapa a las circunstancias detiempo / espacio del investigador, el proceso de generalización de observacionesparticulares tiene que apoyarse en modelos de probabilidad. Su impacto a la ética en las acciones de investigación es importante ya queintenta la unificación de la ciencia. Todo conocimiento científico estará identificadomediante un mismo y único patrón. En sentido epistemológico y metodológico, no sediferencian entre sí los conocimientos científicos adscritos a distintas áreas. Ya desdelas primeras declaraciones del Círculo de Viena, hubo críticas de corte racionalista alas tesis empírico-inductivas de esa escuela. El más importante representante deestas críticas, el filósofo austriaco Karl Popper, publica su famosa Lógica de lainvestigación científica en 1934, cuando las tesis de Viena están en pleno desarrollo.Popper empezó a ser verdaderamente considerado a partir de 1960, convirtiéndose,probablemente, en el filósofo de la ciencia que mayor influencia ha tenido en lasinvestigaciones y metodologías de numerosos científicos. Sin embargo, en las interpretaciones empírico-inductiva y en la racionalista,hay dos elementos comunes: uno es la concepción analítica de la ciencia y el otro essu escasa atención al contexto socio-histórico que condiciona el conocimientocientífico.Contra estos dos elementos comunes habrá, a partir de 1970, una sólida reacción quecomienza con Khun, continúa con Feyerabend y sigue con la llamada Escuela deFrankfurt, cuyas tesis van más allá de una epistemología y cuya manifestación máselaborada es la Teoría de la acción comunicativa, de Habermas.La tesis esencial del enfoque socio-histórico plantea que el conocimiento científicocarece de un estatuto objetivo, universal e independiente, sino que varía endependencia de los estándares socio culturales de cada época histórica. Khun 201
    • sostiene que las tesis científicas cambian en virtud de las crisis y pérdidas de fe enun determinado paradigma científico, y que esto depende mucho más de variablessocio históricas que de los procesos del conocimiento en sí mismos. Feyerabenddefiende una versión más radical, y afirma que, dado que no existe el método, cadacual puede usar el que quiera (principio del "todo vale" y postulación del "anarquismoepistemológico"). Y La Escuela de Frankfurt no es anti-racionalista, aunque síantianalítica y socio histórica, partiendo de los conceptos marxistas de "dialéctica" y"materialismo histórico". De la misma manera es evidente la repercusión ética en lasacciones científicas. El círculo de Viena representa la objetividad y sostiene laneutralidad de la ciencia y la escuela de Frankfurt incorpora los criterios históricosde las ciencia. A partir de estos se generan otras declaraciones, constituidas la mayoría enpolíticas, en este caso en Estados Unidos, para la investigación en las cienciashumanas. El Interdisciplinary Social and Behavioral Sciences Working Group, elNational Research Council, el Association for the Accreditation of Human ResearchProtection Programs (AAHRPP), y el American Association for the Advancement ofScience (AAAS). Especialmente para la investigación educative, en ese mismo país se cuentacon The Ethical Standards of the American Educational Research Associationdesarrollados en junio de 1992, adoptados por la American Educational ResearchAssociation (AERA). Los estándares éticos fueron revisados en 1996 by en 2000.Presenta un código de ética con categorías como: responsabilidades en el trabajo decampo, los participantes (poblaciones, instituciones educativas, el público), lapropiedad intelectual, edición y publicación de productos de investigación, usuarios,y formación de estudiantes e investigadores. Por otro lado, aunque no es un documento de la investigación educativa elesfuerzo de las políticas para la investigación animal “Elementos Esenciales ParaInvestigación Animal, Una Guía Para La Investigación Personal”, proporcionado por elCentro de Información del Bienestar Animal Departamento de Agricultura de EstadosUnidos Americanos Biblioteca Nacional de Agricultura, Segunda Edición Por B. T.Bennett, M.J. Brown y J. C. Schofield. Fue revisado en octubre 1994 y traducido porla Universidad Autónoma de Nuevo León, México (enero 2000). Su mérito e4s que esun documento construido a través de la discusión de colegas y constantementerevisado, establece las normas deseables para el tratamiento ético de lainvestigación con animales. Este manual fue desarrollado a partir en la Universidad de Illinois en Chicagopara estudiantes graduados que deseaban aprender más sobre el uso de los animalesen el área de investigación, La responsabilidad más importante se relaciona con elPrincipio del Investigador quien debe de tener un conocimiento de los reglamentosdel trabajo, estar familiarizado con los factores que afectan la selección, adquisicióny mantenimiento de los animales experimentales y estar al tanto de las cuestioneséticas y sociales involucradas con el uso de animales en la investigación biomédica. En otro orden de ideas, en la revisión bibliográfica se identificarondocumentos que tenían como propósito tomar una postura crítica con respecto a laaplicación rígida e inflexible de los diversos códigos y reglamentos. Tal es el caso deJensen (1981) que describe 53 errores del Comité de Ética de la AsociaciónAmericana de Psicología (APA por sus siglas en inglés). 202
    • 3. Los principios de la acción en la investigación educativa Encuadradas en las anteriores y a veces de manera paralela a ellas, es posibleempezar a prefigurar una serie de principios de acción que puedan ser útiles para elejercicio de una ética de la investigación educativa. Para esto es necesario distinguirdiferentes dimensiones de responsabilidad y alcances de responsabilidad. En unprimer momento se pueden identificar normas éticas que tienen que ver con decidira corto plazo, el alcance de esta dimensión es lo inmediato. Para esto, la propuestade Giró (2002), puede ser útil. En un segundo momento, las decisiones y la conciencia van más allá delrespeto directo del actor o participante, o las decisiones metodológicas en elprotocolo, o en el campo, que son las responsabilidades de la primera generación.Tienen que ver con las repercusiones a mediano plazo, en donde el alcance, lasdecisiones y el impacto son de mayor envergadura, por ejemplo de tipo institucional.Esta constituye la segunda generación. La tercera generación, es aquella que estámás allá del alcance, de la vista o más allá del tiempo presente. Cada generación no sólo debe preservar las ventajas de la cultura y de lacivilización, y mantener intactas las asociaciones justas que han sido establecidas,sino también, realizar en cada periodo una cantidad considerable de acumulación decapital real. “Este principio de ahorro debe asegurar a cada generación que recibiráde las anteriores y transmitirá a las posteriores la parte que, justamente, lecorresponde”. (Giró, 2002:106) Cada generación recibirá la parte que le correspondey, hará su parte para que también la reciban quienes le seguirán. (Giró, 2002:107) Si la primera y segunda generación presuponen como sujetos de derecho aindividuos o a grupos sociales, en torno de la libertad y la igualdad, la tercerageneración de derechos se referirá a la solidaridad en la progresión histórica y en laapmpliación de los derechos. (Giró, 2002) La primera generación presupone al sujeto y a su grupo inmediato, es aquídonde se cuidan valores como la justicia, equidad, respeto a la autonomía, entreotros. En la segunda generación manifiesta los derechos de los grupos, lascomunidades y las instituciones En la tercera generación la titularidad de losderechos ya no será individual, ni tan sólo de grupo, sino que afecta a la totalidad delos seres humanos, a la calidad futura de la vida humana a la que tendrán acceso lasgeneraciones venideras. a la humanidad entera. Hoy el individuo y las colectividadesresultan insuficientes para responder a agresiones que, por afectar a toda lahumanidad, sólo pueden ser contrarrestadas a través de derechos cuya titularidadcorresponda, solidaria y universalmente, a todos los hombres. (Giró, 2002:96) Los principios y las guías pueden identificar lo que es éticamente deseable yqué es claramente inaceptable, pero hay un gran espacio en el que los investigadorestienen sus propias decisiones. Estas decisiones pueden ser éticamente responsablescuando son hechas con la base en una apreciación éticamente sensible a lasconsideraciones que son relevantes (Smith, 2001:3)3.1 De la primera generación Los principales asuntos éticos van desde los más tempranos: la relevancia delestudio, las propias competencias como investigador, el consentimiento informado,anticipación del costo-beneficio). Hasta los que ocurren en el desarrollo de proyectos 203
    • como daño y riesgo, relación con los respondientes, privacía / confidencialidad / anonimato e intervención, y los prominentes más actuales como la calidad de la investigación, autoría y uso de los resultados. Tratar con estos asuntos éticosefectivamente incluye precaución, negociación, y trade-offs entre los dilemas éticos, además de la aplicación de las reglas. (Miles y Huberman, 1994)De los sujetos que investigan 1. Los investigadores tienen el derecho a ser reconocido y tener el derecho de autor de sus productos de investigación. 2. Debe reconocer sus competencias y limitaciones. 3. No debe ser discriminado en el reclutamiento, en el ámbito laboral y en el profesional por género, orientación sexual, discapacidades físicas, estado civil, nacionalidad, raza, entre otras. 4. Debe declinar participar en investigaciones que le provoquen conflictos de intereses. (AERA, 2000)De los sujetos investigados 1. Respeto por la privacidad y la confidencialidad. son el corazón de la conducta de la investigación ética con los sujetos participantes. (Folkman, 2001) 2. Estos principios se derivan de otros como el derecho de autonomía, al beneficio y el de confianza. 3. La privacidad tiene dos grandes aspectos. El primero tiene que ver con el derecho del sujeto de elegir qué información, en qué tiempo y circunstancias, que actitudes, creencias, conductas y opiniones quiere compartir. El segundo se refiere al derecho de la persona de no dar la información que no quiere compartir. 4. La confidencialidad tienen que ver con acuerdos acerca de los que los investigadores u o0tros responsables pueden hacer con los datos. Compartir los datos con otros colegas o los organismos que financian la investigación es parte del proceso de investigación, por lo que las condiciones en que esto debe ser hecho debe formar parte del acuerdo. La confidencialidad puede se manejada parcialmente, de manera que si a través de la investigación se tiene noticia de delitos contra niños o niñas o contra ancianos, enfermedades infecciosa u contagiosas, u otras de mayor envergadura se tienen la posibilidad de manejarlos con discrecionalidad. En algunos países existen normas que obligan a los investigadores a denunciar estos hechos con condiciones especiales. 5. El acuerdo de privacidad y confidencialidad discutido y escrito en el consentimiento informado debe satisfacer la necesidad de privacidad del sujeto y al mismo tiempo permitir el curso de la investigación. El investigador debe estar conciente que cualquier violación puede tener serias repercusiones a los participantes. 6. Los investigadores tienen responsabilidades éticas con el reclutamiento de participantes. Los principios de autonomía, respecto de las personas, los beneficios y la justicia deben ser los principios que el investigador debe tener en cuenta en el proceso de la selección de los sujetos de la investigación. La posibilidad de coerción o sólo la apariencia de coerción debe ser cuidadosamente evitada cuando se busca su cooperación. Los investigadores deben 204
    • eliminar la inducción coercitiva a la participación, pero al mismo tiempo, deben ofrecer facilidades para participar en el proceso, sobre todo si son de grupos vulnerables o menores de edad. De ninguna manera deben se contactados los niños y niñas sin el consentimiento de sus padres. ( Scott-Jones, 2001) 7. Excepto que existan razones metodológicas para lo contrario, en los grupos que constituyan los sujetos de la investigación deben estar considerados en forma balanceada el género, grupos étnicos y categorías sociales. Es recomendable consultar a los administradores, maestros y otros para realizar una selección justa. Sin embargo, el investigador sigue siendo responsable por las acciones y consecuencias que estas decisiones tengan. (Scott-Jones, 2001) 8. Los investigadores educativos “deben estar concientes de los derechos, dignidad y bienestar de los sujetos participantes y como parte de esto deberán hacerles saber el tipo de estudio en el que se están involucrando”. (Fischman, 2001:35) 9. El consentimiento informado incluye una explicitación clara de los propósitos, procedimientos, riesgos y beneficios del proceso de investigación, igualmente las obligaciones y compromisos de ambos: sujetos participantes e investigadores. Este proceso está basado en el principio de autonomía de los participantes y de la protección de aquellos que por diversas razones no pueden asumirla. “El consentimiento informado debe ser voluntario, informado y dado por un sujeto competente. La responsabilidad del investigador es garantizar que ese consentimiento se obtenga antes de incluir al participante en el proyecto de investigación “. (Fischman, 2001:36) 10. Este proceso es una negociación entre el investigador y el potencias sujeto participante o el representante legal. Requiere una clara y apropiada comunicación entre ambos en la cual el sujeto puede decidir colaborar en la investigación después de haber sido ampliamente informado de todos los aspectos relevantes del estudio.Del proceso de investigación 1. Es imposible eliminar al investigador de ningún tipo de investigación o de ninguna etapa del proceso de investigación (...) ni es posible alejarlo de la influencia de diferentes experiencias en sus creencias, valores y visión del mundo, incluyendo nociones qde lo que constituye una práctica moral de la investigación educativa.(Sikes y Goodson, 2003:34) 2. La investigación cualitativa reconoce la individualidad de los sujetos como parte constitutiva de su proceso indagador. Ello implica que las ideologías, las identidades, los juicios y prejuicios y todos los elementos de la cultura, impregnan los propósitos, el problema, el objeto de estudio, los métodos y los instrumentos. Forman parte incluso de la selección de los recursos y de los mecanismos empleados para hacer la presentación y divulgación de los resultados y de las interpretaciones del estudio. 3. El reconocimiento recíproco entre las personas es el elemento vital sin el que una persona no podrá llegar al conocimiento de la verdad de las proposiciones y a la corrección de las normas. A partir de aquí se construye una teoría de los derechos humanos y una teoría de la 205
    • democracia participativa. Además, se perfila una noción de "autonomía" sumamente fructífera en varios campos de la vida social. El punto de llegada es el de los individuos que, por su competencia comunicativa, tienen derecho a participar, en pie de igualdad, en la deliberación y en la decisión de las normas a las que han de someterse15.4. No hay reglas definidas para estudiar esas condiciones en todos los casos. Cada estudio particular debe explorarlas para el asunto concreto.5. Es necesario incluir en dicho proceso de análisis a ciudadanos con capacidad y disposición de reflexión y comunicación que comprendan los valores sociales, las prioridades, la vulnerabilidad y las inquietudes de los sujetos potenciales del estudio. O sea, la pluralidad es otra condición deseable en los grupos evaluadores. Así como esta condición es atendida en la investigación cualitativa, debe ser también incorporada en el método que se utiliza para construir los juicios éticos.6. Valor social o científico. Para que una investigación sea ética debe tener valor, lo que representa un juicio sobre su importancia social, científica o clínica; debe plantear una intervención que conduzca a mejoras en las condiciones de vida o en el bienestar de la población, o que produzca conocimiento que pueda abrir oportunidades de superación o de solución a problemas, aunque no sea en forma inmediata. El valor social o científico debe ser un requisito ético, entre otras razones por el uso responsable de recursos limitados (esfuerzo, dinero, espacio, tiempo) y para evitar la explotación. Esto asegura que las personas no sean expuestas a riesgos o a agresiones sin la posibilidad de algún beneficio personal o social.7. Validez científica. Una investigación valiosa puede ser mal diseñada o realizada, por lo cual los resultados son poco confiables o carecen de eficacia. La mala ciencia no es ética. En esencia, la validez científica de un estudio en seres humanos es en sí misma un principio ético. La investigación que usa muestras injustificadas, métodos de bajo poder, que descuida los extremos y la información crítica, no es 206
    • ética porque no puede generar conocimiento válido. La búsqueda de la validez científica establece el deber de plantear un propósito claro de generar conocimiento con credibilidad; un método de investigación coherente con el problema y la necesidad social, con la selección de los sujetos, los instrumentos y las relaciones que establece el investigador con las personas; un marco teórico suficiente basado en fuentes documentales y de información; un lenguaje cuidadoso empleado para comunicar el informe, que debe ser capaz de reflejar el proceso de la investigación y que debe cultivar los valores científicos en su estilo y estructura; un alto grado de correspondencia entre la realidad psicológica, cultural o social de los sujetos investigados con respecto al método empleado y a sus resultados. 8. Selección equitativa de los sujetos. La selección de los sujetos del estudio debe asegurar que estos son escogidos por razones relacionadas con las interrogantes científicas. Una selección equitativa de sujetos requiere que sea la ciencia y no la vulnerabilidad -o sea el estigma social, la impotencia o factores no relacionados con la finalidad de la investigación- la que dicte a quien incluir como probable sujeto. La selección de sujetos debe considerar la inclusión de aquellos que pueden beneficiarse de un resultado positivo. 9. Proporción favorable del riesgo-beneficio. La investigación con personas puede implicar considerables riesgos y beneficios, cuya proporción, por lo menos al principio, puede ser incierta. Puede justificarse la investigación sólo cuando: los riesgos potenciales para los sujetos individuales se minimizan; los beneficios potenciales para los sujetos individuales y para la sociedad se maximizan; los beneficios potenciales son proporcionales o exceden a los riesgos. El concepto de "proporcionalidad" es metafórico. Las personas por lo general comparan los riesgos y los beneficios por sí mismas para decidir si unos exceden a los otros. Este requisito incorpora los principios de no-maleficencia y beneficencia, reconocidos por largo tiempo como los fundamentales en la investigación clínica. 10. Condiciones de diálogo auténtico. La posición central del diálogo en la investigación cualitativa hace necesario atender específicamente este aspecto particular, tanto en la evaluación de proyectos como en las investigaciones ya realizadas. La idea de "la esfera pública", en el sentido de Habermas, es un recurso conceptual que puede ayudarnos. Define un escenario de las sociedades modernas en el que la participación política se realiza por medio de la palabra.(APA, 2001) 207
    • De los sujetos que se investigan 1. No pueden tomarse a las personas sólo como objetos de estudio, sino que debemos reconocerlas precisamente como personas con derechos bien definidos, incluyendo desde luego el respeto a sus formas de vida, a su autonomía y a su privacidad. (Velasco, 2003:254) 2. Aún a través de técnicas de obtención de datos que no involucran una clara manipulación de las personas, como pueden ser las entrevistas y los cuestionarios, es éticamente necesario que los sujetos involucrados otorguen su consentimiento para que podamos obtener y usar la información requerida para fines de nuestra investigación. 3. consentimiento inform ado 4. Las personas involucradas deben tener información clara de la investigación que se está realizando, de sus objetivos y posibles implicaciones y, con base en esta información, decidan voluntariamente colaborar en la investigación. 5. Además del consentimiento explícito de las personas que son estudiadas, es importante preservar en lo posible el anonimato de los individuos involucrados para respetar su privacidad e intimidad. (Velasco, 2003:254)3.2 De la segunda generación El hombre vive dentro de una comunidad, la cual pertenece a una sociedad.Se tiene que enseñar a los sujetos a practicar, cultivar y propagar los valores de lasociedad más amplia a la cual pertenece la comunidad. (Mialaret, 2003:21)De la institución del investigador, de la comunidad.... 1. Es importante determinar si las restricciones o requerimientos de los fondos que financian la investigación afectan la validez o algún aspecto ético de la investigación. Los fondos inadecuados pueden comprometer la validez o la seguridad de la investigación (Sieber, 2001) 2. Los beneficios de hacia la comunidad pueden ser el conocimiento mismo resultado de la investigación, pero como eso se logra a mediano plazo, es necesario ofrecer a la comunidad algo más inmediato. La sensibilidad a las condiciones de la comunidad, la buena comunicación, la consideración y la cortesía son importantes. Los beneficios pueden incluir también referencias y sistematización de información local como bibliografía, servicios, desarrollar redes, establecer nuevas definiciones y soluciones a problemas presentados. (Sieber, 2001) 3. El respeto indispensable hacia los sujetos implica ser sensible hacia las preferencias como grupo, determinar qué es lo apropiado para este caso e indagar con los participantes cómo es que prefieren ser designados(Miles y Huberman, 1994). 4. Conseguir y mantener negociaciones y relaciones favorables en todos los contextos y situaciones que le permitan acceder a todas la pluralidad de situaciones(Miles y Huberman, 1994). 5. Para que una persona esté ante un conflicto de intereses, esta 208
    • persona debe estar en una posición de confianza con respecto a otra persona (o institución) en la que se requiere que él emita un juicio a favor de esa persona (o institución). (Martínez, 2003:285)De la institución como entorno investigado. 1. Las investigaciones pueden incluir una serie de acuerdos con los stakeholders que pueden explicitar cuestiones éticas referidas a la fidelidad y la integridad de la ciencia. 2. El investigador debe asumir el compromiso y mantenerlo durante el proceso. 3. Algunos acuerdos tienen que ver con los administradores que permiten que la investigación se lleve a cabo en la institución y con los estudiantes o maestros involucrados. (Sieber, 2001) 4. Antes de iniciar, el investigador debe obtener de la institución donde realiza la investigación. Tendrán suficiente información acerca del proyecto y se ceñirán a él hasta su término. (APA, 2001)3.3 De la tercera generación Existe un grupo de derechos humanos que se denominan de la <<tercerageneración>>. Es la tercera generación de derechos, teniendo en cuenta que la<<primera generación>> fue la de los derechos civiles y políticos – derechos de lalibertad-, la <<segunda generación>> fue la de los derechos sociales –derechos de laigualdad-. A estos últimos derechos se los llama los <<derechos de la solidaridad>>.(Camps, 2003:237) Significado amplio del término generaciones futuras que remita aaquellos seres humanos con quienes no tendremos contacto directo. (Giró, 2002:84)De las generaciones futuras 1. Características concretas del hombre que es objeto de nuestra acción. (Giró, 2002::85) 2. Nuestra capacidad de modificación de la naturaleza, la interior y la exterior, ha alcanzado tal envergadura que cualquier acción que emprendamos, por efecto de las sumas de las acciones anteriormente realizadas por la humanidad, tendrá unas consecuencias imprevisibles en un futuro no inmediato, ante el que, sin embargo, deberemos de responder. 3. Introducir en nuestro comportamiento ético una dimensión de futuro. (Giró, 2002:86) 4. Destrucción del mito de una ciencia y una tecnología neutras con relación a las consideraciones morales. (Giró, 2002:87) 5. Las consecuencias de estas decisiones van a afectar ineludiblemente a la calidad de la vida humana. (Giró, 2002:87) 6. Las obligaciones hacia las generaciones futuras no se pueden fundar en la reciprocidad, de la misma manera que tampoco se puede fundar en la reciprocidad, do ut des, el respeto por los derechos de los niños, los enfermos terminales o los seres humanos con serias discapacidades mentales. Y superado por el principio de responsabilidad. (Giró, 2002:89) 7. La certeza de que nuestras acciones van a conformar, cada vez con mayor intensidad, el futuro. 8. La obligación de no deteriorar los bienes que poseemos y, en 209
    • contrapartida, la necesidad de mejorarlos a través de nuestra actividad humana. Dejarles en herencia una tierra mejorada ó al menos, no desmejorada. 9. La obligación de legarles la misma cantidad de bienes que hemos recibido de la naturaleza ó, al menos, la proporción suficiente para el desarrollo humano en condiciones de dignidad. No agotar los yacimientos naturales. 10. la obligación de transmitirles esta cantidad suficiente de bienes con la misma calidad con que nosotros los hemos encontrado. mantener intacta la pureza de los recursos naturales. (Giró, 2002:103) 11. La apropiación será legitima si no empeora la situación de bienestar de los demás, o si no les provoca una perdida neta. 12. La contemplación de la posibilidad de compensar a los individuos perjudicados en caso de que la primera variante no se cumpla. (Giró, 2002:104)Del uso social de los resultados de la investigación 1. Algunos acuerdos explicitan los derechos de los datos y de autor. 2. Si la investigación es financiada por algún organismo, el acuerdo determina los productos que deben ser entregados y las propuestas que deben ser llevadas a cabo. 3. Cada vez es más frecuente que se le pida al investigador que entregue y comparta los datos de la investigación. Este caso debe ser cuidadosamente estudiado para no transgredir el principio de anonimato. (Sieber, 2001) 4. La investigación sobre asuntos delicados frecuentemente provoca la mala interpretación y es posible que el investigador no pueda prevenir reacciones de este tipo. Temas como los aspectos privados de las personas, cuando involucran el control social, temas políticos o religiosos o cuando tocan los intereses de personas poderosas. En estos caso el investigador debe tener consideración especial en la manera en que interpreta y reporta los resultados, minimizando el posible daño. Es posible también acudir a fuentes como autoridades, colegas, consejeros legales, o comités de ética. Cuando no es posible disminuir o eliminar las reacciones negativas ante los resultados, entonces se debe anticipar y eliminar el daño a los participantes de la investigación, los miembros de la comunidad, la institución y la sociedad. (Sieber, 2001) 5. El texto científico de estar libre de juicios de evaluación acerca de los sujetos estudiados, es importante tomar en cuenta, en la redacción una perspectiva de género, preferir los términos que son inclusivos o neutrales y referirse a las diferencias humanas sólo cuando sean relevantes para el estudio(Miles y Huberman, 1994). 6. No perder la mención de la persona como tal, la redacción debe realizarse con los términos respetuosos, neutrales e inofensivos, que de ninguna manera se perciban como peyorativos. Igualmente no debe usarse un grupo como parámetro para juzgar a otro grupo(Miles y Huberman, 1994). 7. La redacción del texto científico debe reconocer la participación de los sujetos de la investigación eliminando los términos que den la impresión de que los sujetos son pasivos. Como parte de la investigación ellos mismos pueden describir sus condiciones referirlas 210
    • en sus términos(Miles y Huberman, 1994). 8. El término “sujetos” es usado sólo cuando no se refiere a un grupo específico o no se tiene el consentimiento de los participantes de ser referidos(Miles y Huberman, 1994). 9. El conocimiento no implica exactamente poder. Es el uso del conocimiento lo que da poder. En todo proyecto se debe aclarar hasta dónde el investigador se encuentra comprometido a apoyar el uso de sus resultados. Esto sirve para delimitar los asuntos conceptuales, focalizar el análisis de datos y para estrechar las estrategias analíticas que siguen. (Miles y Huberman,1994) 10. Hablar explícitamente con las personas involucradas acerca del reconocimiento de méritos que deben darse en una publicación es una conducta éticamente responsable. (Martínez, 2003:295) 11. No divulgar sin consentimiento información confidencial. (Martínez, 2003:282) 12. El problema del crédito a un trabajo intelectual es un tema muy difícil, y en la actualidad los nuevos sistemas de comunicación y publicación están complicando las cosas todavía más. (Martínez, 2003:287) 13. Tiene que ejercer su juicio en muchas ocasiones sin poder recurrir a reglas pertinentes que determinen su situación. Muchas veces tiene que decidir qué hacer para lograr un cierto resultado, o para equilibrar diferentes tipos de objetivos o expectativas. (Martínez, 2003:279)3.4 Los dilemas críticos en la ética de la investigación educativa La mayor parte de las investigaciones tienen potencialmente el riesgo degenerar conflictos, estos permiten al investigador comprender sus responsabilidadesa la ciencia, a la sociedad, a los estudiantes y a los participantes del proceso de lainvestigación (Smith, 2001) Los investigadores encontrarán que a veces es difícilseguir un principio ético sin violar algún otro, en esas situaciones, la meta es diseñarla solución más razonable. Lo que todos o la mayoría quieren o desean no siemprecoincide con lo justo y bueno. (Camps, 2003:171) Es una situación de tensión entre elbeneficio o riesgo individual y el beneficio o riesgo social o del uso del conocimiento. 211
    • Bibliografía:Arnsperger y Van Parijs (2002) Ética económica y social. Teorías de la sociedad justa.Barcelona,Paidós, pp. 150.Banks, Sara (1997) Ética y valores en el trabajo social, Barcelona, Paidós, pp. 208Bennett, Brown y Schofield (1994) Elementos Esenciales Para Investigación Animal. Una Guía Para La Investigación Personal, (segunda edición) proporcionado por el Centro de Información del bienestar Animal, Departamento de Agricultura de Estados Unidos Americanos, Biblioteca Nacional de Agricultura. Traducción dentro del convenio entre La Biblioteca Universitaria Raúl Rangel Frías UANL y The National Agriculture Library USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos Americanos). http://.www.nal.usda.gov/awic/index.htlm.Bilbeny, Norbert (2002) Por una causa común. Ética para la diversidad Barcelona, Gedisa, pp. 187.Camps, Victoria, (2003) Perspectivas éticas generales en Ibarra y Olivé (Eds.) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 159-180Camps, Victoria, (2003) Ética para las ciencias y técnicas de la vida en Ibarra y Olivé (Eds.) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 159-180Carr, Wilfred (2003) Educational research and its histories, in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 6-17.Eyde, Lorraine D. (2001) Other responsibilities to Participants. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp. 61-74Fischman, Marian (2001) Informed Consent In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp.35-48.Folkman, Susan (2001) Privacy and Confidentiality. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp.49-58.Gadamer, Hans-Georg (1977) Verdad y método, tomo I, Salamanca, Ediciones Sígueme, pp. 697.-------------- (1992) Verdad y método, tomo II, Salamanca, Ediciones Sígueme, pp.429.Gibbons et al. (1997) la nueva producción del conocimiento. La dinámica de la ciencia y la investigación en las sociedades contemporáneas, Barcelona, Pomares- corredor, pp. 235.Giró, Jordi (2002) Del amor al prójimo al amor al lejano. Derechos, obligaciones y responsabilidad hacia las generaciones futuras en Gómez-Heras (Coord.) Ética en la frontera, Madrid,Biblioteca Nueva. pp. 83-122.Gómez-Heras (Coord.) (2002) Ética en la frontera, Madrid, Biblioteca Nueva. pp. 315.-------------- (2002) Propuestas de Fundamentación de la ética del medio ambiente en Gómez- Heras (Coord.) Ética en la frontera, Madrid, Biblioteca Nueva. pp. 13-46.House y Howe (2001) Valores en evaluación e investigación social, Madrid, Morata, pp. 198.Ibarra y Olivé (Eds.) (2003) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI,pp. 333Ibarra, Andoni, (2003) El universo de la ciencia y la tecnología en Ibarra y Olivé (Eds.) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 25-112Inglis, Fred (2003) Method and Morality: Practical Politics and the Science of Human Affairs, in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge,inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 118-133.Kuschner, Saville (2002) Personalizar la evaluación, Madrid, Morata, pp. 228López Cerezo, José A. (2003) Ciencia, técnica y Sociedad en Ibarra y Olivé (Eds.) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 113-158. Martínez, Sergio, (2003) Ética de científicos y tecnólogos en Ibarra y Olivé (Eds.) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 277-300. 212
    • McCulloch, Gary (2003) Towards a social history of educational research, in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 18- 31.McGue, Matthew (2001) Authorship and Intellectual Property. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp.75-96.Mialaret, Gastón (2003) Mundialización y educación. Reflexiones personales y generales, Innova /UdeG, México, pp.42.Miles and Huberman (1994) Qualitative Data Analysis, California, Sage, pp. 338. Morin, Edgar (2002) Introducción a una política del hombre, Barcelona, Gedisa, pp. 18------- (1999) Los siete saberes necesarios para la educación del futuro, México, UNESCO, pp. 108.Nixon, Walker and Clough (2003) Research as a Thoughtful Practice, in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 86- 104.Olivé, León, (2003) Ética aplicada a las ciencias naturales y a la tecnología en Ibarra y Olivé (Eds.) Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 181- 224.Pérez Tamayo, Ruy (2003) Ética médica profesional en Ibarra y Olivé (Eds.)Cuestiones éticas en ciencia y tecnología en el siglo XXI, Madrid, OEI, pp. 301-324.Pring, Richard (2003) The virtues and vices of an educational researcher, in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 52-67.Paechter, Carrie (2003) On goodness and utility in educational research, in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 105- 117.Román Maestre, Begoña (2002) Ética y situaciones de riesgo, en Gómez-Heras (Coord.) Ética en la frontera, Madrid, Biblioteca Nueva. pp. 123-148.Sales and Folkman (Eds.) (2001) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA,pp. 213.Sales and Lavin (2001) Identifying Conflicts of Interest and Resolving Ethical Dilemas. In Sales and Folkman(Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA,pp.109-128.Sañudo, Lya (1998) Valores en la Educación, Revista Sinéctica, No.12, enero-junio, Guadalajara,ITESO, pp. 40-50.Sañudo, Lya (1999) Impacto social de la investigación educativa, Revista de la Universidad del Valle de Atemajac, No. 35, septiembre-diciembre, Guadalajara, UNIVA, pp.27-36.Scott-Jones, Diane (2001) Recruitment of Research Participants. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp. 27-34.Sieber, Joan E. (2001) Planning Research: Basical Ethical Decision-Making. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp. 13- 26.Sikes and Goodson (2003) Living research: thoughts on educational research as a moral practice,in Sikes, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University Press, pp. 32-51.-------, Nixon and Carr (2003) (Eds.) The moral foundations of educational research: Knowledge, inquiry and values, England, McGraw-Hill Education / Open University 213
    • Press, pp. 141.Smith, Brewster (2001) Moral Foundations of Research With Human Participants. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp. 3-10.Tangney, June (2001) Training. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics in Research With Human Participants, Washington, APA, pp.97-106.Velasco, Ambrosio, (2003) Ética en las ciencias sociales y humanas en Ibarra y Olivé (Eds.)Velayos Castelo, Carmen (2002) La ética y el animal no humano en Gómez-Heras (Coord.) Ética en la frontera, Madrid, Biblioteca Nueva, pp. 47-82.Publication Manual of the American Psychological Association, Fifth Edition, Washington, DC, APA,pp. 439Programa Específico sobre la Integración y el Fortalecimiento del Espacio Europeo de laInvestigación (2002-2006), Diario Oficial de las Comunidades Europeas. Declaración sobre la Ciencia y el Uso del Saber Científico en la Conferencia Mundial sobre la Ciencia para el Siglo XXI: Un Nuevo Compromiso en Budapest, Hungría del 26 de junio al 1 de julio de 1999, UNESCO / Consejo Internacional para la Ciencia (ICSU).Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada y proclamada el 10 de diciembre de 1948 en la Asamblea General de las Naciones Unidas.APA´s Ethical Principles of Psychologist and Code of Conduct. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics Research with Human Participants, appendix A. pp. 129-160.The Belmont Report. In Sales and Folkman (Eds.) Ethics Research with Human Participants,appendix C. pp. 195-206.Ethical Standards for the Reporting and Publishing of Scientific Information. In Publication Manual of the American Psychological Association, appendix C, Washington DC, APA pp. 387- 396.University Standards for the Protection of Human Research Participants of the University of Alberta,Canada, http://wwww.psych.ualberta.ca/research/ethicssolicit.htlm.Ley para la protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, decreto de 29 de mayo de 2000, Diario Oficial de la federación.Ethical Standards of AERA, American Educational Research Association, http://.www.aera.net/humansubjects/index.htlm. 214
    • Cinta Moebio N°31:1-13, marzo 2008EPISTEMOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN SOCIAL EN AMÉRICALATINA. DESARROLLOS EN EL SIGLO XXISOCIAL RESEARCH EPISTEMOLOGY IN LATIN AMERICADr. Julio Mejia (jvmena@terra.com.pe) Facultad de Ciencias Sociales, UniversidadNacional Mayor de San Marcos (Lima, Perú)AbstractThis article aims at giving an account of the emergence of new epistemological proposalsof social sciences in Latin America. Particularly, it reflects the progress of the prospect ofcomplexity in social research in our continent. It also discusses the nature of the socialknowledge that has been built in Latin America.Keywords: epistemology, complexity, social knowledge, eurocentrism, social research.ResumenEl artículo pretende dar cuenta de la emergencia de nuevas propuestas epistemológicas delas ciencias sociales en América Latina. En particular, se recogen los avances de laperspectiva de la complejidad en la investigación social de nuestro continente. Asimismo,se discute sobre el carácter del conocimiento social que se viene construyendo enLatinoamérica.Palabras clave: epistemología, complejidad, conocimiento social, eurocentrismo,investigación social.1. IntroducciónActualmente se vienen operando profundos cambios que afectan todos los aspectos de lasociedad y el conocimiento. Las ciencias sociales se encuentran en un proceso de revisióny cuestionamiento de los fundamentos y propuestas teóricas, en particular del propio logoscientífico de la modernidad (1).Desde una configuración más amplia Immanuel Wallerstein puntualiza que las cienciassociales tienen grandes limitaciones en el estudio de la realidad social que nocorresponden a la problemática del mundo contemporáneo. Se trata de desarrollar nuevosfundamentos epistemológicos, de impensar las ciencias sociales y no de repensar lasciencias sociales dado que muchas categorías y suposiciones constituyen barreras en laconstrucción del conocimiento social, con la esperanza de estimular la creación de unnuevo paradigma a largo plazo (Wallerstein 1999). Las ciencias sociales se han cerrado a 215
    • la comprensión de la vida social y los métodos de estudio son más bien un obstáculo paraacceder a la realidad, se trata de abrir el conocimiento ante las nuevas posibilidades(Wallerstein 1996).Los fundamentos epistemológicos de las ciencias sociales se encuentran en un proceso derevisión apuntalados desde el área de las ciencias naturales, en especial en las disciplinasfísico-matemáticas que influyen decididamente en las ciencias sociales: la teoría decatástrofes y la teoría del caos, la teoría de las estructuras disipativas de Prigogine, laautoorganización de Von Foerster, la teoría sinergética de Haken y la teoría autopoiéticade Maturana cuestionan las premisas del modelo de la ciencia moderna. Las cienciasnaturales desarrollan una concepción fundada en un futuro indeterminado, los equilibriosson más bien las excepciones, la autoorganización como un proceso complejo de larealidad y, por lo tanto, la racionalidad de la complejidad implica que los fenómenos seenfrentan a un conjunto de sucesivas alternativas, no a determinismos preestablecidos quegobiernan el mundo (2), lo que el Premio Nobel de química llya Prigogine (1997)denomina El fin de las certidumbres.Nos encontramos frente a una crisis de las bases del conocimiento científico, incluido elsocial y filosófico, que engloba a las formas de producir pensamientos en la modernidad.En América Latina la crisis del conocimiento social se plantea como una crisis de lapropia subjetividad positivista moderna, desatada como parte de la mutación de todo unperíodo histórico: aquel asociado a la modernidad europea, cuyo agotamiento envuelvetambién los fundamentos epistemológicos que sustentaron los modelos de conocimientoeuropeos impuestos en todo el mundo desde el siglo XVI. En ese sentido, nos enfrentamosa una crisis de las ciencias sociales y de la propia construcción del conocimientocientífico.En este artículo inicial intentamos dar cuenta de las repercusiones de la crisis de lasciencias sociales y de la emergencia de nuevas respuestas epistemológicas en esta partedel continente. En particular, se destaca el desarrollo de un paradigma emergente que estátransformando las formas de hacer investigación social en América Latina.Revisar la epistemología de la investigación social tiene raíces propias. En América Latinaha sido subrayado por diferentes autores que vienen tratando el tema. Por un lado, estánlos trabajos que se desarrollan por influencia de Humberto Maturana, que acentúan elesfuerzo teórico desde la perspectiva sistémico/constructivista (3) y, por otro lado, sedestacan los estudios de Pablo González Casanova y Boaventura de Sousa Santos, que demanera más general y no exenta de contradicciones vienen impulsando la denominadacorriente de la colonialidad del poder (4). Hitos fundamentales en el desarrollo de unaepistemología de la investigación social fundada en la racionalidad de la complejidad(Wallerstein 2001).Por esta razón, en la primera parte se discuten las bases cognoscitivas de la investigaciónsocial, asimismo, se recogen los avances del pensamiento de la complejidad que seproduce en América Latina. La segunda parte desarrolla los aportes metodológicos deldiseño de la investigación social de América Latina, especialmente en lo concerniente alos cambios que se proponen en el proceso de conocimiento. Finalmente, en el niveltecnológico se examina la forma cómo se hace la investigación, se subrayan lasherramientas más apropiadas para llevar a cabo la producción de conocimiento desdenuestras propias especificidades y realidades. 216
    • 2. Epistemología de la investigación social en América LatinaDespués de muchos años de influencia de los estudios culturales (5) y las teoríaspostmodernas en las ciencias sociales, especialmente en el área de las humanidades, enparticular en filosofía y literatura, se viene desarrollando con mucha fuerza un cambioepistemológico en la investigación social de América Latina sustentado en el paradigmade la complejidad (6).En efecto, los estudios culturales han impulsado el giro hermenéutico, una cierta libertadfrente al rigor epistemológico en la construcción de los conceptos. La producción deconocimientos pone énfasis en la inducción, el análisis comienza desde la misma realidad,de lo local, rescatando los vínculos de los sujetos y las estructuras sociales; de esta forma,se cuestiona el universalismo de las ciencias sociales positivistas que dejan de ladoespacios particulares de la sociedad de América Latina (Castro-Gómez 2001). Dentro deese marco, el paradigma de la complejidad abre la posibilidad de comprender las difícilesrelaciones entre sujeto y sociedad en nuestro continente, donde cada sujeto es una parte dela sociedad y la propia sociedad está inscrita en los individuos, por medio de su lenguaje ycultura que emergen del fondo de los tiempos y de la originalidad. Conocimiento queimplica el desarrollo de una lógica dialéctica donde todo está relacionado con todo,explicando que las sociedades se autoproducen, se reproducen a sí mismas, se regulan detal manera que conservan su estructura de organismo y, a la vez, se autotransforman; sonsistemas abiertos que necesitan de su entorno para seguir existiendo, evolucionan, sedesarrollan y tienen el potencial intrínseco de superarse a sí mismas para crear nuevasestructuras y nuevos modelos de comportamientos.Entender las transformaciones de la realidad social de nuestro continente demanda unpensamiento que trata con la incertidumbre y que es capaz de comprender su organizacióntransformativa.La riqueza de la discusión que se viene desarrollando en América Latina ha puesto derelieve su particularidad. El modelo de investigación social se fundamenta en el rescate dela rigurosidad epistemológica. Pablo Gonzáles Casanova lo denomina "Las nuevasciencias", Boaventura de Sousa lo nombra como "posmodernismo de oposición",siguiendo las huellas de Immanuel Wallerstein, quién señala: "lo que es esencial poner derelieve en los estudios de la complejidad es que de ningún modo rechazan el análisiscientífico, sólo el determinismo newtoniano" (2004:194) positivista. Desarrollar un nuevoparadigma epistemológico de la investigación social no es posible dentro de los marcosdel positivismo. En América Latina más bien se observa el intento por construir unapropuesta emergente dentro de otras posibilidades que pasamos a examinar en susaspectos centrales.Cambiar los comportamientos epistemológicos de la investigación socialEn las últimas décadas el objeto de las ciencias sociales sufre un proceso de mutacióncada vez más definido. Siguiendo el influjo de llya Prigogine, Pablo González-Casanova(2004:124) señala que la "complejidad obliga a cambiar los comportamientosepistemológicos" de la investigación de las ciencias sociales, ya no se trata de la búsquedade certidumbres, de leyes determinantes, ahora la ciencia define el proceso deinvestigación como "una acción en busca de posibilidades" creativas.En otro contexto, Niklas Luhmann a inicios de la década del sesenta ya planteaba una ideasimilar señalando que el fin del conocimiento social es "hacer comprensible la acción 217
    • como posibilidad", y no el establecimiento de la acción según regularidades inalterables ydeterministas (1973:40).La sociedad es un sistema muy complejo, es una dialéctica de interrelaciones entre losindividuos con la totalidad social y la totalidad social con los individuos, y a medida quepasa el tiempo, la constante es la emergencia de nuevas realidades. Asimismo, se haabierto un período histórico donde priman el cambio, las transformaciones sociales y losaspectos aleatorios, los estados de equilibrio social son más precarios. La realidad es unmundo en proceso de construcción, donde los actores sociales con sus múltiplescombinaciones aleatorias, sus incertidumbres, conductas contradictorias y hastacomportamientos alógicos tienen un papel activo en el desarrollo del mundo real.En ese sentido, la previsibilidad del futuro de la sociedad definido de antemano por unreducido número de leyes ha dado paso al examen de la realidad social como unaactividad más de exploración y de indagación de lo emergente, de la búsqueda de loinesperado, de lo imprevisible y la novedad. El fin del conocimiento es la búsqueda de lacomprensión de la realidad como una realidad construida. Es importante anotar que no esla dinámica social que nos lleve a cualquier dirección, las alternativas son resultado de loslímites creados por las acciones presentes de los propios sujetos sociales donde se eligenlos nuevos caminos. Prigogine señala que se trata de posibilidades entre posibilidades.En esa dirección, el conocimiento ya no aparece como la comprobación de una naturalezainmutable de leyes eternas, sino se muestra como comprensión de alternativas posibles.Estudiar la sociedad es el reconocimiento de sus posibilidades creativas.Rupturas epistemológicas que fundan la investigación socialOtra cuestión sustantiva del proceso de redefinición de los fundamentos de las cienciassociales que viene ocurriendo en América Latina es lo que atañe a la concepción de las"rupturas epistemológicas que fundan la investigación social" (Ibáñez 1986:25).Boaventura de Sousa Santos lo define como un proceso de doble ruptura epistemológica,que sin dejar de lado la superación del sentido común y el rigor académico de la primeraruptura, apuesta por un desarrollo de la primera ruptura epistemológica para llevar elconocimiento social hacia un nuevo sentido común emancipador. La segunda rupturaepistemológica significa la transformación del propio conocimiento científico y de supotencial en un movimiento en espiral que revierte en un nivel superior al sentido común(De Sousa Santos 1989).En efecto, Gastón Bachelard (1973) define la ruptura epistemológica positivista, asemejanza de las ciencias naturales, como una dinámica de superación y negación delconocimiento cotidiano, el que se define como prejuiciado, ilusorio y superficial, parapoder llegar al conocimiento profundo, verdadero y objetivo de la realidad, mediante unproceso de conquista, ruptura y verificación. Boaventura de Sousa Santos desarrolla laidea de una segunda ruptura epistemológica, apoyándose en la firmeza científica delmomento anterior, que demanda la necesidad de un reencuentro de las ciencias socialescon otras formas del saber y la misma transformación en nuevo sentido comúnemancipador.El reencuentro del conocimiento científico con los otros saberes busca incorporarexperiencias y conocimientos sociales silenciados, marginados y desacreditados de lospueblos, que en la epistemología positivista suponía una práctica negativa. Elconocimiento científico traza una dialógica, una comunicación entre expresiones distintas, 218
    • no su eliminación, y un reconocimiento de las otras formas de conocimiento comoexpresiones de creatividad que fueron subordinadas por la razón europea como parte delproceso de conquista y dependencia de América Latina. Orlando Fals-Borda destaca quelas culturas de América Latina vienen desarrollando desde hace siglos un conocimientomuy rico en su interrelación con el ambiente natural y plantea una endogénesiscognoscitiva que puede construirse a partir de las iniciativas de las poblaciones múltiplesde América Latina que acumularon ingentes cantidades de sabiduría de las sociedades queles pertenecen, la que mejor conocen el medio ambiente, la conducta y organización socialde los que forman parte, se trata -como dice- de la recuperación de "la savia de nuestrascivilizaciones ancestrales" (2003:82).De la misma forma, Aníbal Quijano (1990) subraya que la reactivación de losmovimientos sociales desde fines de los noventa, incluyendo al propio sector indígena,expresa no sólo un conjunto de protestas contra la globalización y el neoliberalismo, sino,sobre todo, han inducido un regreso a un primer plano de las propuestas, losconocimientos y las esperanzas de un imaginario social distinto; espacios sociales en losque la razón eurocéntrica es cuestionada y emergen formas diversas de la razón histórica.Un nuevo paradigma formula la urgencia de acceder a estos conocimientos especiales ysistematizarlos con la contribución de las culturas y movimientos sociales propios deAmérica Latina.También, relacionado a lo anterior, la segunda ruptura epistemológica conlleva lanecesidad de la promoción de un nuevo sentido común emancipador, en un mundo cadavez más globalizado y de cambios tecnológicos acelerados. Se trata de la reinvención delsentido común con el potencial cognoscitivo para los pueblos en su búsqueda de la verdad,bondad y justicia social. Ilya Prigogine lo define como un momento que implica que laciencia deje de lado su pretensión de extra-territorialidad teórica y se reconozca comoparte integrante de la cultura de la sociedad, como una forma de acercarse a la experienciaconcreta de los hombres y su entorno, por consiguiente el futuro societal significa cadavez más el desarrollo de nuevas tecnologías y el sentido común necesitará paracomprenderlo y adecuarse a él de "instrumentos conceptuales y tecnológicos que puedaproporcionarle la ciencia" (1990:45).Sistemas sociales autopoiéticosHumberto Maturana denomina a las sociedades de manera específica como "sistemasautopoiéticos", sistemas que tienen una organización que les define una identidad propia(autos) y tienen una estructura que es capaz de producirse (poien), es decir, las sociedadesson "sistemas que se producen a sí mismos continuamente" (2002:92), son contrarios a lasunidades alopoiéticas que no dependen de ellas mismas y su propia producción interna seencuentra subordinada al exterior. Punto de inflexión para las ciencias sociales deAmérica Latina, desde entonces las sociedades se van a definir en forma radicalmentedistinta a los sistemas estáticos y mecanicistas.Identidad y cambio, permanencia y desintegración son partes inherentes del mismo ser delsistema social. La identidad del sistema se relaciona con la organización, y el cambio conla estructura, aspectos de un mismo proceso, nunca separables. La identidad se define porla organización del sistema que permanece continua y relativamente estable. Laorganización es el conjunto de interrelaciones que se configuran entre las unidades queestablecen una identidad determinada. Los sistemas tienen una dinámica que supone"cambio de estado" permanente que asegura su permanencia y estabilidad, las sociedades 219
    • se reproducen continuamente como tales mediante procesos de desarrollo, los sistemassólo pueden existir en condiciones de perturbación y evolución constante. Los sistemas sedesintegran cuando se producen "cambios estructurales" y su dinámica interna se cancela,las sociedades se transforman radicalmente cuando pierden su identidad. La organizaciónsistémica opera mediante su estructura, por las cualidades específicas de sus componentesy las interrelaciones que se construyen en el proceso sistémico.La totalidad sistémica se autoorganiza de modo retroactivo/recursivo que posibilita laautonomía y organización del sistema; en una dinámica autocreativa el efecto nutre a lacausa, en forma viceversa, y, de tal manera que la resultante del proceso se transforma enel causante y este causante se convierte en la resultante. Lo retroactivo/recursivo esgenésico porque une y asocia las unidades en una organización, es la pauta que todo lovincula, las unidades y procesos que forman este tejido se vuelven sobre sí mismos enespirales creativos, de una causalidad compleja. La dinámica retroactiva significa que loscomponentes del sistema sean causa y efecto en forma sucesiva, en tiempos diferentes,donde la consecuencia retroactúa estimulando, disminuyendo o modificando la causa quelo está produciendo. La espiral retroactiva posibilita ir de la dinámica dispersa,desordenada y contradictoria a un sistema interrelacionado, por ejemplo, el aumento de laviolencia en las sociedades contemporáneas aparece como resultado de un conjunto defactores, luego establece su propia autonomía y se transforma en relación causal de otroshechos del sistema. Asimismo, la dinámica retroactiva se desarrolla en una organizaciónrecursiva, donde un mismo hecho es al mismo tiempo causa y efecto para el procesosistémico. La organización de la totalidad permite la generación de un tejido deinteracciones en forma de espiral recursiva en los cuales los efectos son a la vez causas delproceso sistémico, por ejemplo, la relación individuo y sociedad: las personas producen lasociedad, pero al mismo tiempo la totalidad social con su cultura genera a los sujetos. Ensuma, dicho proceso retroactivo/ recursivo es el que produce el sistema en forma cíclica,ininterrumpida y permite su regeneración permanente.Las sociedades como sistemas autopoiéticos no sólo se autoorganizan, generan su propiared de interacciones que los transforma como una totalidad social, sino en formasimultánea se autoproducen, tienen la capacidad de configurar el flujo de susindividualidades que lo componen. Es decir, las individualidades del sistema dejan de serexclusivamente unidades, se convierten en elementos respecto a la disposición delsistema. En ese sentido, la unidades tienen cualidades que responden a sus propiashistoricidades, de la forma como se han ido interrelacionando al sistema y, a la vez, tienenpropiedades que adquieren de la organización global. Las personas poseen rasgossingulares propios que lo hacen estar en la sociedad y, de la misma manera, la sociedadestá presente en cada sujeto, mediante el lenguaje, la cultura y sus normas sociales.Por otro lado, las sociedades son sistemas autónomos y autocreados, lo que no quiere decirque no tomen en cuenta las interacciones con el mundo exterior, más bien forman unaunidad cerrada y abierta de vinculaciones. El sistema autopoiético tiende a producir suspropias unidades funcionales y las interacciones que delimitan su organización en unproceso simultáneo, distinguiéndose de otros sistemas y del medio en el que se realiza. Laautocreación es un rasgo muy particular del sistema autopoiético, se refiere a la capacidadde construirse y reproducirse a sí mismo, que depende sólo de sus propias estructurasinternas y no de entidades externas. Este sistema societal es cerrado en cuanto a ladinámica de las relaciones que lo producen, pero es abierto en cuanto al intercambio demateria y energía. La organización autopoiética es un "sistema cerrado" porque las 220
    • interacciones instructivas que permiten su creación y desencadenan el cambio es unacualidad intrínseca, el sistema crea su propio "determinismo estructural" interno, queprocesa y define las interrelaciones con el contexto, es tocado solamente por aquellosagentes externos que su estructura admite. El sistema controla las interaccionesinstructivas que mantienen su estructura a pesar de las influencias y variaciones delcontexto (Maturana 2003:171, Maturana 2004:53-57). Los sistemas sociales autopoiéticosson organizacionalmente cerrados, se construyen y autoproducen a sí mismos, y, al mismotiempo, son abiertos, pues exigen de interrelaciones permanentes con respecto delecosistema.En esa perspectiva, con la teoría de a autopoiesis, elaborada desde la propia realidad deAmérica Latina, viene estableciendo fundamentos teóricos sólidos para comprender lamultiplicidad de fenómenos de la sociedad contemporánea en una totalidad sistémica.Dinámica que supone ir más allá de la división entre los distintos planos de la realidad,entre lo moderno y lo premoderno, entre lo occidental y lo andino, entro lo avanzado y loatrasado, con la posibilidad de establecer en la construcción de las disciplinas científicasun sentido unitario de la vida social.Reflexividad socialLas ciencias sociales tienen un carácter reflexivo, es decir, el conocimiento social, enprincipio, da cuenta de la realidad y, a la vez, influye en ella misma, la constituye eincluso la modifica. De allí que Pablo González Casanova señale que las ciencias socialesson "reflexiones para la acción" (2004:88) y Humberto Maturana plantee que "nuestroacontecer de vida tiene lugar sin importar nuestras explicaciones, pero su derrotero sevuelve dependiente de nuestras explicaciones en tanto que ellas pasan a formar parte deldominio de existencia en el cual conservamos la organización y adaptación a través denuestras derivas estructurales" (1997:169). En ambos autores la reflexividad tiene unaimportancia central en las ciencias sociales. Definen que la teoría social que no sea capazde tomar en consideración la influencia de los cambios que introduce en la sociedad, seautocontradice. Para James Coleman (1990) la teoría no sólo tiene que tener consistencialógica sino, que además, se le tiene que exigir consistencia reflexiva.La epistemología clásica en las ciencias sociales establecía un proceso lineal del acto deconocimiento. Concepción que viene desde la Ilustración, que escinde el sujeto delconocimiento social y su objeto de estudio. El sujeto del conocimiento actúa como unainstancia pasiva, contemplativa y receptiva, únicamente recoge las características de larealidad, de manera pura, no influye en el objeto y tampoco es influido por el mismo.Divorcio radical entre ambas dimensiones del proceso cognoscitivo, que produce no sólouna completa cosificación del objeto social, el que aparece como algo exterior y material,sino, además, conlleva la opacidad del sujeto, lo despoja de cualquier atisbo desubjetividad en la construcción teórica del objeto, queda castrado sin capacidad de generarsentido en el objeto social. El resultado, unas ciencias sociales que mediante teorías,modelos, esquemas cognoscitivos sólo dan cuenta de la sociedad.El conocimiento reflexivo, propugna no sólo el estudio y explicación de la sociedad, sinotambién señala cómo lo conforma y transforma a la misma. Ahora, lo central es conocer ycomprender el conocimiento social y los efectos que genera en la sociedad. Esto implicaque se tiene que elaborar otro conocimiento social que estudie la influencia de lasdisciplinas sociales en la realidad. En esta perspectiva, la reflexión de cómo las cienciassociales afectan a la sociedad se incorpora al conocimiento, sobre todo se reconoce su rol 221
    • fundamental en la formación del pensamiento social, lo que define a las ciencias socialescomo unas ciencias de segundo orden.Por consiguiente, las ciencias sociales son ciencias de segundo orden que tienen necesidadde un conocimiento nuevo, que tome en cuenta las implicancias del conocimiento delprimer orden en el mundo social. El conocimiento de la sociedad no es sólo un acto deaprehensión de las características de la realidad exterior, de la forma como se manifiestaen la naturaleza. Más bien, el conocimiento social por su carácter reflexivo supone,además de conocer el objeto existente, que dicha realidad social se constituya y modificapor acción de la teoría social en el mismo proceso cognoscitivo. Ello implica que elmundo social no es sólo una estructura definida, sino también es producto y componentede una dinámica de estructuración del propio conocimiento. Luhmann la define como unapropiedad de autorreferencialidad de la sociedad (1991:480).En esta perspectiva, el reproche mayor que se hace a las ciencias sociales es que no hanexaminado las repercusiones de su propio conocimiento en la realidad social. Es decir, dequé forma los diagnósticos clásicos realizados por Marx, Durkheim, Weber, etc.,cambiaron el propio curso de las sociedades y cuánto del objeto social se modificó poracción de la teoría social. Ahora, se le exige al conocimiento social en América Latinaque, además de reflejar la sociedad, señale cómo lo influye, cómo complejiza la realidaden un proceso de interacción dialéctica. Cuando la sociología proyecta su luz sobre elobjeto que estudia, el objeto se desplaza y modifica su contenido (7).Superación del conocimiento eurocéntricoLas raíces de la crisis del conocimiento en América Latina quizás se puedan explicar porlos conceptos de eurocentrismo y colonialidad del saber que se vienen discutiendo conmucha profundidad en esta parte del mundo, en especial por los aportes de Aníbal Quijano(1997, 2001). La trayectoria histórica de las ciencias sociales en América Latina ha sidoprincipalmente eurocéntrica. Tanto el origen como la mayor producción teórica de estasdisciplinas se localiza en Europa. El eurocentrismo consiste en la forma de comprender larealidad de América Latina según las características y desarrollo particular de Europa. Seexplica la realidad de nuestro continente a partir de categorías que fueron elaboradas paradar cuenta el mundo europeo, concepción que se transforma en una visión de alcance yvalidez universal. Es una perspectiva del conocimiento que se elabora desde el siglo XVIsobre los fundamentos de la colonización mundial.La colonialidad del saber se refiere a las relaciones de poder, a la prolongacióncontemporánea de la dependencia que sustenta la modernidad en América Latina. Noobstante que el colonialismo político fue cancelado, las relaciones en la cultura, enespecial de la producción del conocimiento entre Europa y América Latina, sigue siendode dependencia. La colonialidad del saber, que se impone a América Latina y al mundosubdesarrollado, es el otro aspecto complementario del proceso de la consolidación delparadigma positivista hegemónico de la producción del conocimiento en la modernidad(Castro-Gómez 1999).Los fundamentos epistemológicos centrales del eurocentrismo se desarrollan sobre lasbases de la colonización del mundo. El eurocentrismo se impone como la únicaracionalidad de validez universal en la producción de conocimientos y se construye sobreel desplazamiento y deslegitimación de otros modos de generación de saberes existente enAmérica Latina. La razón eurocéntrica hunde sus raíces en el sometimiento y represión de 222
    • otras fuentes de conocimientos y racionalidad. El eurocentrismo, es decir, la produccióndel conocimiento en América Latina se desarrolla como parte de la colonialidad del poder,su cuerpo teórico se instituye principalmente sobre la concepción de relaciones desuperioridad/inferioridad entre europeos (junto a los criollos) y nativos de América Latinasegún la idea de la raza. Desde hace quinientos años la idea de la clasificación racial de lapoblación se constituyó como parte del sistema de dependencia mundial y en la másprofunda forma de dominación intersubjetiva.La perspectiva eurocéntrica tiene su fundamento en el dualismo radical entre sujeto/objetoen la producción del conocimiento, que viene desde la Ilustración y de las propias basesdel paradigma positivista. Separación absoluta que define a la realidad social como"cosas", es decir, como hechos aislados, inmóviles y arrelacionados, dentro de unaconcepción ahistórica. En esta visión eurocéntrica, por primera vez el cuerpo es percibidoestrictamente como objeto-naturaleza y separado radicalmente del sujeto-razón; en esesentido, se mistifican las categorías y el cuerpo se concibe como raza, un hecho natural, y,de esa forma, algunas razas están más próximas a la naturaleza, por lo tanto, son másprimitivas e inferiores que otras que se acercan más al sujeto-razón y, por consiguiente,son más civilizadas y superiores (Quijano 1999). La colonialidad del poder es una relaciónde dominación étnica y cognoscitiva de América Latina, no sólo se sometió por la fuerza ala población indígena, sino que se buscó cancelar las formas nativas de conocimiento,tratando de que acojan como propia la perspectiva cognitiva europea. Este modo depercibir la realidad fue impuesto y admitido como el principio racional del mododominante de producción del conocimiento, con ello se funda la colonialidad del saber enAmérica Latina.La construcción de un paradigma emergente del conocimiento social en América Latinaexige una crítica y superación del eurocentrismo como uno de los aspectos centrales delpositivismo. Aunque las ciencias sociales son parte integrante del sistema de conocimientomundial, son pocas las veces que América Latina ensaya propuestas teóricas que recojansu propia singularidad. Las perspectivas expuestas por José Carlos Mariátegui, VíctorRaúl Haya de la Torre, en los años veinte; la teoría de la dependencia y la teología de laliberación, en los años sesenta; y, recientemente, la teoría de la colonialidad del saber y elpensamiento autopoiético abren un conjunto de posibilidades para intentar desarrollar unaperspectiva teórica desde esta parte del continente.3. Renovación de la investigación socialPara este período de transición paradigmática Boaventura de Sousa propone un desarrollode la investigación social emergente que tiene que abrirse, principalmente, a la búsquedade nuevas situaciones y posibilidades creativas de la realidad humana. Plantea que lanueva investigación social, para América Latina en general, sea un "Conocer desde el Sur"que vaya "contra la ortodoxia epistemológica" de los estándares metodológicos de lapráctica positivista de conocimiento. Propuesta de estudio que es resultado de laexperiencia de un trabajo investigatorio mundial realizado en seis países (Sudáfrica,Brasil, Colombia, India, Mozambique y Portugal) y que abarcan los ámbitos másimportantes de la problemática social contemporánea (8).De Sousa Santos elabora una concepción de la investigación social abierta a todas lasposibilidades que la realidad pueda ofrecer. En ese sentido, desarrolla una investigaciónsocial que "no tiene un cuadro teórico estructurado", "no dispone de un conjunto dehipótesis de trabajo" y "menos términos de referencia". Al contrario del modelo teórico 223
    • que define conceptos a priori, el estudio de la sociedad implica un conocimiento cabal dela pluralidad de investigaciones sobre un determinado tema, que actúan más como"orientaciones" y guías para acercarse a la realidad social. En correspondencia con loanterior, no se formula una metodología definida de antemano, los procedimientosmetodológicos se construyen de acuerdo a la naturaleza del objeto de estudio y se vanelaborando según el desarrollo de la investigación. Se trata de un discurso contra la rigidezde la investigación y la predeterminación conceptual de la realidad, se enfatiza en lanecesidad de partir de la propia experiencia, explorar las alternativas y hacer surgir lo nodado, de tal forma que la realidad societal aparezca en toda su complejidad. Lainvestigación trata de abordar la realidad tal como ella viene ocurriendo, minimizando elpapel de las categorías y teorías previas. Asimismo, la investigación busca observar losfenómenos in situ, en su medio natural, tal como son vividos en su autenticidad yespontaneidad por las personas (9).En suma, la teoría es "construida de manera colectiva, de abajo hacia arriba", aquí elproceso de investigación social se fundamenta en el contexto del descubrimiento. Lalógica del contexto del descubrimiento se caracteriza por el predominio de la construcciónde hipótesis y teorías a partir de la observación de los hechos sociales. Este procedimientoreleva la observación de los aspectos de la vida social y, luego, trata de encontrar e inferirpautas que indiquen principios teóricos generales. El énfasis en el proceso deldescubrimiento de la investigación social tiene como antecedente la crisis de la idea de lajustificación o de la teoría, a consecuencia del duro cuestionamiento realizado por Popper,Lakatos y Kuhn.En esa misma dirección, desde un ángulo más epistemológico Marcelo Arnold (2004,2006), influenciado por Niklas Luhmann y Humberto Maturana, propone para AméricaLatina un modelo de investigación sistémico/constructivista para "abordar fenómenossociales complejos" según "procedimientos inductivos" y criterios "básicamentecualitativos", que permitan transitar de la indagación tradicional dirigida a estudiar"objetos" hacia la de observar sujetos que, a su vez, son observadores.El renovado interés en las ciencias sociales en los últimos años ha cuestionado duramenteel modelo hipotético-deductivo como dominante en el proceso de investigación social,más bien se desarrolló la alternativa del modelo conceptual-inductivo, modelo deinvestigación que privilegia una lógica que se define por los siguientes elementos:observación => datos => hipótesis => teoría. La investigación social pone mayor énfasisen el contexto del descubrimiento de nuevos conocimientos a partir de la observación delos hechos. En este sentido, el proceso de investigación conceptual-inductivo destaca laimportancia de la observación, la inducción y lo cualitativo de la realidad social. Laobservación es el punto de partida del proceso investigatorio, lo signa, dirige y establece.La observación es el medio que permite acercarnos al mundo social de manera objetiva yposibilita la obtención de la información para describir y explicar los fenómenos delmundo social.El desarrollo de una nueva propuesta de investigación tiene su base en el paradigma de lacomplejidad y en el predominio del descubrimiento en la investigación social. En efecto,el modelo conceptual-inductivo está interesado en subrayar la particularidad del objetosocial, el papel de la acción humana y la subjetividad de las motivaciones, juicios, valores,justificaciones y propósito de los actores sociales. Giddens (10) señala que las cienciassociales desarrollan una doble hermenéutica porque interpretan la realidad social que ya 224
    • está interpretada por los propios sujetos que son parte del objeto de estudio. Lainvestigación social observa sujetos que son activos, que realizan interpretaciones de sumundo; hay dos interpretaciones, la de actores sociales y la interpretación especializada dela investigación científica. Wallerstein, siguiendo a Max Weber, dirá que esto genera en lainvestigación social un reencantamiento del mundo, que implica la integración de larealidad fáctica con el significado, que se reconozca que hay una unidad entre lanaturaleza y lo humano, y reclama un conocimiento social de carácter valorativo, es decir,un conocimiento verdadero y, al mismo tiempo, bueno y bello (Wallerstein 1996:81).4. Formas prácticas de hacer investigación socialEl desarrollo de las ciencias sociales en los últimos años se caracteriza por el énfasis en unparticular estilo de estudio y entendimiento de la experiencia humana, estilo que aboga poracceder a hombres y mujeres concretos, que permite recuperar los saberes propios deAmérica Latina, de pueblos subalternizados y sometidos al silencio cognoscitivo comoresultado del proceso de conquista y expansión de la dependencia. Desde esa perspectiva,principalmente, se destacan los aportes técnicos y prácticos de investigación social paraAmérica Latina hechos por Walter Mignolo en su propuesta de historia oral y por PabloGonzález Casanova en el desarrollo de la alternativa de investigación acción-participativa,que revelan toda su potencialidad en el contacto con la vida real, con las vivenciaspersonales y las circunstancias sociales, que apuntan al desarrollo de un conocimientobasado en la gestación de un saber emergente.Lo central del aporte de Walter Mignolo en la historia oral de vida es su dimensióntestimonial que permite alejarnos de un estilo de análisis donde el investigador tiene laprioridad en la decisión de los temas y problemas a explorar, en cambio se sustenta en elmutuo reconocimiento y la reflexión conjunta sobre la experiencia e intención del "sujetocognoscente" y los "sujetos a ser conocidos". En este sentido, el testimonio se convierte enuna especial forma de producción de conocimiento que incorpora lo nativo, lo específico,lo moderno y lo general en igualdad de condiciones, sin negar a ninguna de las partes, másbien ambas dimensiones se revelan y explican mutuamente, desapareciendo la diferenciaepistemológica entre estudioso y interlocutor. La historia oral es una manera de acercarnosa la problemática, la explotación, marginación y desvalorización de una cultura, y lo quees más importante, se trata de un pensamiento que revela toda su potencialidad a partir delcontacto con la vida real, la vivencia personal, las circunstancias y el medio natural. Ensuma, se trata de la búsqueda de una forma de conocimiento original centrada a partir dela propia realidad, desde sus mismos actores, en un proceso de reencuentro yreapropiación de los saberes pertenecientes a América Latina, que de alguna formaoriginaron la utopía de una racionalidad liberadora, convirtiéndose en uno de los mayoresretos de esta parte del mundo a inicios del siglo XXI (Mignolo 2001).Pablo González Casanova desarrolla la investigación-acción participativa como principalforma investigatoria de su propuesta para América Latina, y lo señala en el subtítulo de sulibro "De la academia a la política". La investigación-acción participativa es una forma dedesarrollar la investigación y una metodología de intervención social por medio de la cualla población participa activamente, en forma conjunta con el investigador, en el análisis dela realidad y en las acciones concretas para modificarla. Es una forma de acción. Elanálisis de la realidad es un modo de intervención y se orienta con la finalidad expresa detransformar la realidad desde dentro por la propia población, que ya no es consideradasólo como objeto de estudio, sino sujeto activo de la misma. La relación tradicional de 225
    • sujeto-objeto se desarrolla a una relación sujeto-sujeto no sólo cognoscitivo, sinofundamentalmente de transformación y creación de la realidad social. La investigación-acción participativa es un medio de movilización social, es una herramienta que genera untejido social, crea nuevas estructuras sociales y formas de integración en la comunidadpara que la población participe, se comunique, estudie su realidad y resuelva losproblemas (11). La investigación-acción participativa desarrolla un esfuerzo común de laspersonas en la toma de conciencia acerca de la realidad de la que forman parte yautoconciencia de sus problemas, críticos de sus posibilidades y alternativas, confiados ensu potencial creador y más activos en la transformación de sus propias vidas. La poblaciónes el propio sujeto de la actuación y modificación social.Como la investigación social en América Latina se orienta a observar lo que losobservados indican y describen lo más conveniente es la utilización principalmente deprocedimientos y técnicas desarrollados en los últimos años por la antropología ysociología cualitativa (Arnold 2004: 16-25). De modo más específico, se puede consultarpara América latina a Martínez (2004) y Tarrés (2001).En estas condiciones, la investigación social enfrenta un problema fundamental queproviene de la doble vertiente que configura el paradigma emergente en América Latina,pone en evidencia la exigencia de un conocimiento humano, que se asiente en lacreatividad, libertad y sensibilidad de los sujetos sociales, y, de modo complementario, elreclamo al rigor, sistematicidad y criticidad como criterios de cientificidad. Lainterrelación de ambos niveles de una misma unidad ha destacado en los últimos años eldesarrollo de las metodologías participativas, que precisamente se caracterizan por suesfuerzo de poseer estos rasgos: ser sensibles a lo humano y, al mismo tiempo, tener queaplicar procedimientos rigurosos para lograr los conocimientos que mejor den cuenta de larealidad de América Latina.5. ConclusiónExaminamos la posibilidad de renovación epistemológica de las ciencias sociales desdelos aportes de un pensamiento emergente en América Latina. Dentro de un contextocrítico del conocimiento en América Latina, los modelos teóricos y los métodos de lasciencias sociales ya no son los más apropiados y las interrogantes que se formulan ya nopermiten reproducir niveles significativos de la realidad y ofrecer una imagen adecuada dela sociedad. El desarrollo de una nueva perspectiva epistemológica de la investigaciónsocial todavía se encuentra en un proceso de transición, aunque asentada sobre losfundamentos de la racionalidad de la complejidad.El desarrollo de un paradigma epistemológico de la investigación social en AméricaLatina es uno de los requisitos centrales para generar un conocimiento propio de lasociedad en nuestro continente; en particular, se recogen los avances de la perspectiva dela complejidad en la investigación social. Proceso que significa recuperar nuestra tradiciónde pensamiento, de elaboración de una perspectiva teórica y de construcciónepistemológica siguiendo un camino latinoamericano, sin dejar de lado los avances de laciencia mundial.Quizás uno de los rasgos más saltantes de la emergencia de una epistemología de lasciencias sociales es su relación con el desarrollo de un pensamiento crítico en AméricaLatina, con la preocupación por el conocimiento de los límites de la sociedad actual y lasposibilidades de configurar un orden más humano y justo. La gestación de una 226
    • epistemología de la investigación social no sólo ofrece una perspectiva muy original sino,fundamentalmente, traza un vínculo muy estrecho con la práctica social.Notas(1) El presente trabajo es una versión revisada de la ponencia presentada en el XXVICongreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología, Guadalajara, México, agostode 2007.(2) Mayntz 2002, Wallerstein 1999. Desde el ángulo de América Latina son importanteslos trabajos de Martínez 1993 y De Sousa Santos 2003.(3) Los aportes de Humberto Maturana a los estudios de la complejidad han permitidouna colaboración muy intensa entre las "ciencias duras", especialmente la biología y lasciencias sociales en lo que se denomina la "Escuela Chilena". Es importante destacar eltexto de Osorio (2004).(4) Perspectiva muy amplia que viene desarrollándose por impulso de Aníbal Quijano,Orlando Fals Borda, Walter Mignolo, Edgardo Lander, entre otros. En especial podemosdestacar el libro de Lander (2000).(5) Los estudios culturales son núcleos académicos de los países desarrollados y de lospaíses de la periferia, y de los países de occidente y oriente, aunque representan prácticasintelectuales que existían y existen independientemente en América Latina de las que sedan en las naciones de habla inglesa. Ver Mato (2001).(6) En especial dado su impacto en América Latina el trabajo de González Casanova(2004). También puede consultarse el especial sobre Complexidade de la RevistaSociologías 15 del 2006, Rodríguez y Arnold (2007), De Sousa Santos (2006), Martínez(1999). También son importantes los aportes de Cinta de Moebio. Revista deEpistemología de Ciencias Sociales, Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad deChile.(7) Cabe anotar que estos rasgos no son exclusivos del conocimiento social, tambiénfueron desarrollados por la física. En la física mecánica sujeto y objeto se encuentranseparados, mientras que la física cuántica el objeto, las partículas altamente sensibles delmundo atómico, son alterados por el sujeto al estudiarlo. El sujeto se hace reflexivo, véaseIbáñez (1990:34-35).(8) Investigación realizada entre 1996 y 2000 por el centro de Estudios Sociales de laFacultad de Economía de la Universidad de Coimbra. Proyecto en el que colaboraron 75investigadores en un trabajo colectivo sobre democracia participativa, sistemasalternativos de producción, multiculturalismo, justicia y ciudadanía culturales, lucha por labiodiversidad entre conocimientos rivales, nuevo internacionalismo obrero. A publicarseen siete libros, cada uno de más de 500 páginas (De Sousa Santos 2004).(9) En esta misma dirección es importante el trabajo de Martínez 1999.(10) Giddens (1993:80-82). También puede consultarse Luhmann, quien define lainvestigación social como una operación de segundo orden, consistente en observar larealidad social como objeto distinguible y, a la vez, tiene que comprender la distinción 227
    • utilizada por los sujetos. Puede consultarse su artículo "¿Cómo se puede observarestructuras latentes?" (Luhmann 1995: 65).(11) En América Latina recibe un impulso decisivo en la década del sesenta. Paulo Freirédesarrolla la concepción de la educación popular que se basa en conceptos de laperspectiva participativista y de compromiso con los sectores populares en las cienciassociales. Orlando Fals Borda llevó esta forma de investigación participativa a losdiferentes niveles de la intervención social. El objetivo es que la población y losprofesionales intervengan desde el inicio hasta los resultados alcanzados. El SimposioMundial sobre Crítica y Política en Ciencias Sociales, de Cartagena, Colombia en 1977, esel punto de partida para su lanzamiento a nivel mundial (Villasante 1994: 403).BibliografíaArnold, 2004. Introducción a las epistemologías sistémico/constructivista. En: Osorio, F. (Ed). Ensayos sobre socioautopoiesis y epistemología constructivista. Santiago: Ediciones Mad. pp. 7-15Arnold, M. 2006. Fundamentos de la observación de segundo orden. En: M. Canales (edit.) Metodologías de investigación social. Introducción a los oficios. Santiago: LON Ediciones, pp. 321-348.Bachelard, G. 1973. La formación del nuevo espíritu científico. Madrid: Siglo XXI.Castro-Gómez, S. 1999. Ciencias sociales, violencia epistémica y el problema de la "invención del otro". Programa Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación de la Organización de Estados Iberoamericanos. www.campus- oei.org/salactsi/castro1.htmCastro-Gómez, S. 2001. Apogeo y decadencia de la teoría tradicional: una visión desde los intersticios. Programa Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación de la Organización de Estados Iberoamericanos. www.campus- oei.org/salactsi/castro2.htmColeman, J. 1990. Foundations of social theory. Harvard: Harvard University Press.De Sousa Santos, B. 1989. Introdugao a suma ciencia posmoderna. Río de Janeiro: Graal.De Sousa Santos, B. 2003. Crítica de la razón indolente. Contra el desperdicio de la experiencia. Bilbao: DESCLÉE.De Sousa Santos, B. 2004. Democratizar la democracia. Los caminos de la democracia participativa. México: FCE.De Sousa Santos, B. 2006. Conhecimento prudete para urna vida decente. Um discurso sobre as ciencias revisitado. Sao Paulo: Cortez Editora.Fals-Borda, O. 2003. Ante la crisis del país. Ideas-acción para el cambio. Bogotá: El Áncora Editores / Panamericana Editorial.Giddens, A. 1993. Las nuevas reglas del método sociológico. Crítica positiva de las sociologías interpretativas. Buenos Aires: Amorrortu. 228
    • González-Casanova, P. 2004. Las nuevas ciencias y las humanidades. De la academia a la política. Barcelona: Anthropos.Ibáñez, J. 1986. Más allá de la sociología: el grupo de discusión. Madrid: Siglo XXI.Lander, E. (Comp.) 2000. La colonialidad del saber: eurocéntrismo y ciencias sociales. Perspectivas latinoamericanas. Buenos Aires: CLACSO/UNESCO.Ibáñez, J. 1990. Nuevos avances en la investigación social, la investigación de segundo orden. Barcelona: Anthropos Suplementos N9 22.Luhmann, N. 1973. Ilustración sociológica y otros ensayos. Buenos Aires: Sur.Luhmann, N. 1991. Sistemas sociales. Lineamientos para una teoría general. México: Universidad Iberoamericana - Alianza.Luhmann, N. 1995. ¿Cómo se puede observar estructuras latentes? En: P. Watzlawick El ojo observador. Contribuciones al constructivismo. Barcelona: Gedisa.Mato, D. (comp.). 2001. Estudios latinoamericanos sobre cultura y transformaciones sociales en tiempos de globalización. Buenos Aires: CLACSO.Maturana, H. 1997. La realidad: ¿objetiva o construida? II Fundamentos biológicos del conocimiento. Barcelona: Anthropos.Maturana, H. 2002. Transformación en la convivencia. Santiago: Dolmen Ediciones.Maturana, H. 2003. El sentido de lo humano. Santiago: Editorial J.C. Sáez.Maturana, H. 2004. Del ser al hacer. Los orígenes de la biología del conocer. Santiago: Editorial J.C. Sáez.Martínez, M. 1993. El paradigma emergente. Hacia una nueva teoría de la racionalidad científica. Barcelona: Gedisa.Martínez, M. 1999. La nueva ciencia. Su desafío, lógica y método. México: Trillas.Martínez, M. 2004. Ciencias y arte en la metodología cualitativa. México: Trillas.Mayntz, R. 2002. Modelos científicos, teoría sociológica y el problema macro-micro. REÍS 98: 65-78.Mignolo, W. 2001. Descolonización epistémica y ética. La contribución de Xavier Albo y Sivia Rivera Cusicanqui a la reestrucutración de las ciencias sociales desde los Andes. Ponencia presentada en la 3ra Reunión del Grupo de Trabajo de CLACSO "Cultura y Poder" realizada en Caracas del 29 de noviembre al 01 de diciembre de 2001.Osorio, F. (Ed.). 2004. Ensayos sobre socioautopoiesis y epistemología constructivista. Santiago: Ediciones MAD.Prigogine, I. 1997. El fin de las certidumbres. Madrid: Taurus. 229
    • Prigogine, I. y Stengers, I. 1990. La nueva alianza. Metamorfosis de las ciencias. Madrid: Alianza Universidad.Quijano, A. 1990. Notas sobre los problemas de la investigación social en América Latina. Revista de Sociología 7.Quijano, A. 1997. Colonialidad del poder, cultura y conocimiento en América Latina. Anuario Mariateguiano 9:113-122.Quijano, A. 1999. Qué tal raza. Debate 48: 141-152.Quijano, A. 2001. Colonialidad del poder, globalización y democracia. Utopías, nuestra bandera: revista de debate político 188: 97-123.Rodríguez, D. y Arnold, M. 2007. Sociedad y teoría de sistemas. Santiago: Editorial Universitaria.Tarrés, M.L (Coord.). 2001. Observar, escuchar y comprender. Sobre la tradición cualitativa en la investigación social. México: FLACSO.Villasante, T. 1994. De los movimientos sociales a las metodologías participativas. En: Delgado, J. y Gutiérrez, J. (Coord.). Métodos y técnicas cualitativas de investigación en ciencias sociales. Madrid: Síntesis, pp. 399-422.Wallerstein, I. 1996. Abrir las ciencias sociales. México: Siglo XXI y Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades UNAM.Wallerstein, I. 1999. Impensar las ciencias sociales. México: Siglo XXI y Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades UNAM.Wallerstein, I. 2001. Conocer el mundo, saber el mundo: el fin de lo aprendido. Una ciencia para el siglo XXI. México: Siglo XXI y Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades UNAM.Wallerstein, I. 2004. Capitalismo histórico y movimientos antisistémicos. Un análisis de sistemas-mundo. Madrid: Akal. 230
    • La idea: nace un proyecto deinvestigaciónHERNÁNDEZ De Sampieri, Roberto; Fernández Collado, Fernando y Baptista Lucio, Pilar (1997). Metodología de la investigación. McGraw-Hill. México PROCESO DE INVESTIGACIÓN Primer paso CONCEBIR LA IDEA A INVESTIGAROBJETIVOS DE APRENDIZAJEQue el alumno:1) Sea capaz de generar ideas potenciales para investigar desde una perspectiva científica.2) Conozca las fuentes que pueden inspirar investigaciones científicas.SÍNTESISEl capítulo plantea la forma como se inician las investigaciones: mediante ideas.Asimismo se habla de las fuentes que inspiran ideas de investigación y la manera dedesarrollarlas, para así poder formular planteamientos de investigación científica. 1.1. ¿CÓMO SE ORIGINAN LAS INVESTIGACIONES? Las investigaciones se originan en ideas. Para iniciar una investigación siempre se necesita una idea; todavía no se conoce el substituto de una buena idea. Las ideas constituyen el primer acercamiento a la realidad que habrá de investigarse. 231
    • Fuentes de ideas de investigación Existe una gran variedad de fuentes que pueden generar ideas de investigación, entre las cuales podemos mencionar las experiencias individuales, materiales escritos (libros, revistas, periódicos y tesis), teorías, descubrimientos producto de investigaciones,conversaciones personales, observaciones de hechos, creencias y aun presentimientos. Sin embargo, las fuentes que originan las ideas no se relacionan con la calidad de éstas. El hecho de que un estudiante lea un artículo científico y extraiga de él una idea de investigación no implica que ésta sea mejor que la de otro estudiante que la obtuvo mientras veía una película o un juego de béisbol en la televisión. Estas fuentes pueden generar ideas, cada una por separado o conjuntamente. Por ejemplo, alguien puede versucesos de violencia en los estadios de fútbol al asistir a varios partidos y de ahí comenzara desarrollar una idea para efectuar una investigación. Después puede platicar su idea con algunos amigos y precisarla un poco más o modificarla; posteriormente puede leer información al respecto en revistas y periódicos hasta que llegue a consultar artículos científicos sobre violencia, pánico colectivo, muchedumbres, psicología de las masas, eventos deportivos masivos, etcétera. Lo mismo podría suceder con el caso del sexo, la liberación de la mujer, la drogadicción, las relaciones familiares, la amistad, los anuncios publicitarios en radio y otros temas. Cómo surgen las ideas de investigación Una idea puede surgir donde se congregan grupos (restaurantes, hospitales, bancos,industrias, universidades y otras muchas formas de asociación) o al observar las campañas para legisladores y otros puestos de elección popular —alguien podría preguntarse: ¿sirve toda esta publicidad para algo?, ¿tantos letreros, carteles y bardas pintadas tienen algún efecto en los votantes?—. Igualmente, las ideas pueden generarse al leer una revista de divulgación popular (por ejemplo, al terminar un articulo sobre la política exterior norteamericana, alguien puede concebir una investigación sobre las actuales relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica), al estudiar en casa, al ver la televisión o asistir al cine (la película “Annie Hall” o “Dos Extraños Amantes”, del director Woody Alíen, podría sugerirle a alguna persona una idea para investigar algún aspecto de las relaciones heterosexuales), al charlar con otras personas, al recordar algún suceso vivido, etcétera. Vaguedad de las ideas iniciales La mayoría de las ideas iniciales son vagas y requieren analizarse cuidadosamente paraque sean transformadas en planteamientos mas precisos y estructurados. Como mencionan Labovitz y Hagedorn (1976), cuando una persona desarrolla una idea de investigación debe familiarizarse con el campo de conocimiento donde se ubica la idea. Por ejemplo, una joven al reflexionar acerca del noviazgo puede preguntarse: ¿qué aspectos influyenpara que un hombre y una mujer tengan un noviazgo cordial y satisfactorio para ambos?, y 232
    • decide llevar a cabo una investigación que estudie los factores que intervienen en la evolución del noviazgo. Sin embargo, hasta este momento su idea es vaga y debeespecificar diversas cuestiones tales como si piensa incluir en su estudio todos los factores que pueden influir en el noviazgo o solamente algunos de ellos, si va a concentrarse en novios de cierta edad o de varias edades, si la investigación tendrá más bien un enfoque psicológico o más bien sociológico. Para que continúe desarrollando su investigación esnecesario que se introduzca dentro del área de conocimiento en cuestión. Deberá platicar,con investigadores en el campo, sobre las relaciones interpersonales (psicólogos clínicos, psicoterapeutas, comunicólogos, psicólogos sociales, por ejemplo), buscar y leer algunos artículos y libros que hablen del noviazgo, conversar con varias parejas de novios, ver algunas películas educativas sobre el tema y realizar otras conductas similares para familiarizarse con su objeto de estudio: el noviazgo. Una vez que se haya adentrado en el tema, estará en condiciones de precisar su idea de investigación. Necesidad de conocer los antecedentes Para adentrarse en el tema es necesario conocer los estudios, investigación y trabajos anteriores. El conocer lo que se ha hecho con respecto a un tema ayuda a: 1) No investigar — de la misma manera— alguna cuestión que ya ha sido estudia- da muy afondo (“pretender descubrir la rueda”). Esto implica que una buena investigación debe ser novedosa, lo que puede lograrse ya sea tratando un tema no estudiado, profundizando en uno poco o medianamente conocido o dándole un enfoque diferente o innovador a un problema aunque ya haya sido examinado repetidamente (por ejemplo, la familia es un tema muy estudiado; sin embargo, si alguien la analiza desde una perspectiva diferente —digamos la manera en que se presenta en las telenovelas mexicanas—, le está dando a su investigación un enfoque novedoso).2) Estructurar más formalmente la idea de investigación. Por ejemplo, una persona al ver un programa televisivo donde se incluyan escenas con alto contenido de sexo (lospersonajes muestren conductas sexuales, aparezcan actos sexuales, etc.), puede interesarse por llevar a cabo una investigación en torno a este tipo de programas. Sin embargo, no sabe cómo abordar el tema, su idea es confusa y no se encuentra estructurada; consulta entonces diversas fuentes bibliográficas al respecto, platica con alguien que conoce latemática y analiza más programas con contenidos sexuales; y una vez que ha profundizado en el campo de estudio correspondiente, puede esbozar con mayor claridad y formalidadlo que desea investigar. Vamos a suponer que decide centrarse en un estudio de los efectos que dichos programas tienen en la conducta sexual de cierto tipo de televidentes — digamos los adolescentes— o enfocar el tema desde otro punto de vista (investigar si hay o no una cantidad considerable de programas con alto contenido sexual en la televisiónvenezolana, por qué canales y en qué horarios se transmiten, qué situaciones muestran este 233
    • tipo de contenido, en qué forma lo hacen). Y así su idea ha sido precisada en mayor medida. 3) Seleccionar la perspectiva principal desde la cual se abordará la idea de investigación (psicológica, sociológica, antropológica, comunicológica). En efecto, aunque los fenómenos del comportamiento humano son los mismos, pueden ser analizados en diversas formas según la disciplina dentro de la cual se enmarque fundamentalmente la investigación. Por ejemplo, si se estudian las organizaciones básicamente desde el punto de vista comunicológico, el interés se centraría en aspectos tales como las redes y flujos de comunicación en las organizaciones (quién se comunica con quién, con qué propósitos y qué resultados se obtienen), los medios de comunicación, los tipos de mensajes que se emiten, la sobrecarga de información, la distorsión y la omisión de la información. Por otra parte, si se estudian más bien desde una perspectivasociológica, la investigación se ocuparía de aspectos tales como la estructura jerárquica en las organizaciones, los perfiles socioeconómicos de sus miembros, la migración de los trabajadores de áreas rurales a zonas urbanas y su ingreso a centros fabriles, las ocupaciones y otros aspectos. Si se adopta un enfoque principalmente psicológico se analizarían otros aspectos como los procesos de liderazgo, la personalidad de los miembros de la organización, la motivación en el trabajo. Y si se utilizara un encuadrefundamentalmente mercadológico de las organizaciones, se investigarían —por ejemplo— cuestiones como los procesos de compra-venta, la evolución de los mercados, las relaciones entre empresas que compiten dentro de un mercado. Desde luego, la mayoría de las investigaciones, a pesar de que se ubiquen dentro de un enfoque particular, no pueden evitar —en mayor o menor medida— tocar temas que se relacionan con distintos campos o disciplinas (por ejemplo, las teorías de la agresión social desarrolladas por los psicólogos han sido utilizadas por los comunicólogos para investigar los efectos que la violencia televisada tiene en la conducta de los niños que seexponen a ella). Por ello, cuando se comenta el enfoque seleccionado se habla de “enfoque principal o fundamental” y no de “enfoque único”. La elección de una u otra perspectiva tiene importantes implicaciones en el desarrollo de un estudio. También es común que se efectúen investigaciones interdisciplinarias que abordan un tema utilizando varios enfoques. Investigación previa de los temasEs evidente que, cuanto mejor se conozca un tema, el proceso de afinar la idea será máseficiente y rápido. Desde luego, hay temas que han sido más investigados que otros y, en consecuencia, su campo de conocimiento se encuentra más estructurado. Estos casos requieren planteamientos más específicos. Podríamos decir que hay: a) temas ya investigados, estructurados y formalizados (sobre los cuales se pueden 234
    • encontrar documentos escritos y otros materiales que reportan los resultados de investigación y/o análisis anteriores);b) temas ya investigados pero menos estructurados y formalizados (sobre los cualeshay investigación hecha pero pocos documentos escritos y otros materiales que reporten esta investigación; el conocimiento puede estar disperso o no ser accesible. De ser así, habrá que buscar las investigaciones no publicadas y acudir a medios informales como expertos en el tema, profesores, amigos, etcétera); c) temas poco investigados y poco estructurados (los cuales requieren un esfuerzo para encontrar lo que se ha investigado aunque sea escaso), y d) temas no investigados. Cómo generar ideas Dankhe (1986) menciona diversos criterios que inventores famosos han sugerido para generar ideas de investigación productivas, entre las cuales destacan: a) Las buenas ideas intrigan, alientan y excitan al investigador de manera personal. Al elegir un tema para investigar y más concretamente una idea, es importante que ésta nos resulte atractiva. No hay nada más tedioso que trabajar en una investigación que no nos interesa. En la medida en que la idea estimule y motive al investigador, éste se compenetrará más en el estudio y tendrá una mayor predisposición para salvar los obstáculos que se le presenten. b) Las buenas ideas de investigación “no son necesariamente nuevas pero sínovedosas” —como se mencionó antes—. En muchas ocasiones es necesario actualizar o adaptar los planteamientos derivados de investigaciones efectuadas en contextos diferentes (otras culturas, edades de las personas, condiciones ambientales, épocas).c) Las buenas ideas de investigación pueden servir para elaborar teorías y la solución de problemas. Una buena idea puede conducir a una investigación que ayude a formular, integrar o probar una teoría o a iniciar otros estudios que, aunados a la investigación, logren constituir una teoría. En otros casos, las ideas dan origen a investigaciones que ayuden a resolver problemas. Por ejemplo, un estudio que se